Está en la página 1de 8

Lugar afectado [ Betroffener Ort ] (1922)

Descripción y análisis de la obra de arte: Creado en los primeros años de Bauhaus de Klee,
esta pieza muestra una escena de signos y símbolos ambiguos sobre un fondo de morados
modulados y naranjas. Las diversas tiras de color insinúan un horizonte, su énfasis
horizontal contrarrestado solo por la flecha pintada con audacia, que sugiere abruptamente
algo tan ordinario como una señal de tráfico. Al igual que las muchas gradaciones de color,
la flecha genera movimiento, lo que obliga al ojo del espectador al centro de la imagen. La
influencia en Klee de las naturalezas muertas cubistas, como las de Picasso y Braque, es
claramente aparente: Klee sugiere un motivo pintado de la naturaleza y también lo cancela,
como para recordarnos que no es una ventana sino un tipo de sistema de signos abstracto
.

Tinta, lápiz y acuarela sobre papel; tiras superior e inferior con acuarela y tinta, montadas
sobre cartón - Zentrum Paul Klee, Berna

Paul Klee: "objetos no descompuestos en el espacio" (1929)

Varios objetos, formas y figuras yacían sin vida y abandonados, orientados hacia el
rectángulo negro colocado en la parte superior central de la pintura. Klee parece comentar
la noción de espacio euclidiano tridimensional y las restricciones correspondientes
impuestas por las reglas de la perspectiva lineal de un punto. El efecto "magnetizante" o
"tóxico" del punto de fuga ubicado en algún lugar del rectángulo negro hace imposible la
composición de los elementos en algo significativo.Como lo sugieren las banderas rojas
adheridas a dos de los objetos, todo parece estar a punto de desvanecerse o aspirarse
dentro de este amenazante agujero negro.

Pinta mundos que tienen sus propias leyes naturales, donde se desarrolla una existencia
paralela y donde la imaginación hace posible la convivencia de los elementos. Otras veces,
estos mundos contienen personajes creados con magia y simbolismo. La vida discurre por
sí misma dentro de sus obras.

Sorprendidos por nuestra mirada, sus personajes no se detendrán y continuarán su


misteriosa vida intentando mantener el espacio que en la obra el artista les otorgó.

Las formas y los colores juegan a componer la diversidad bilógica de esta naturaleza
imaginada. La luz y la armonía que genera, son sin duda, los que gobiernan este universo
de colores y líneas.

Elementos imprescindibles del Estilo pictórico de Klee

Estos son los elementos gráficos más importantes desde mi punto de vista:
Los detalles de sus mundos creados. Producen un fuerte deseo de acercarse y verlos más
de cerca. Estos detalles le dan vida y credibilidad a un mundo pictórico que parece que tiene
vida propia y en movimiento. No solo son horas de trabajo delicado, estos detalles son
pruebas de una sensibilidad profunda por las cosas pequeñas.

Fusión y armonía los de colores. Radiaciones y gamas cromáticas completas.

La línea como dibujo, creadora de formas, textura y elemento gráfico expresivo por si
mismo.

Los tonos y la degradación. Elementos muy estudiados en función del conjunto.

La dimensión espacial y las proporciones. La negación de la profundidad permite la


integración y la sensación mágica.

Sinopsis

Paul Klee, pintor, grabador y dibujante suizo de nacionalidad alemana, se asoció


originalmente con el grupo expresionista alemán Der Blaue Reiter , y posteriormente
enseñó en la Bauhaus , la escuela de arte alemana de gran influencia durante el período de
entreguerras. Sin embargo, el diverso cuerpo de trabajo de Klee no puede categorizarse de
acuerdo con un solo movimiento artístico, o "escuela". Sus pinturas, que a veces son
fantásticas, infantiles o ingeniosas, sirvieron de inspiración para la Escuela de Nueva York y
para muchos otros artistas del siglo XX.

Ideas claves

Klee fue fundamentalmente un trascendentalista que creía que el mundo material era solo
una entre muchas realidades abiertas a la conciencia humana. Su uso del diseño, el patrón,
el color y los sistemas de signos en miniatura, todos hablan de sus esfuerzos por emplear el
arte como una ventana a ese principio filosófico.

Klee fue músico la mayor parte de su vida, a menudo practicando el violín como preparación
para pintar. Naturalmente, vio analogías entre la música y el arte visual, como en la
naturaleza transitoria de la ejecución musical y los procesos de pintura basados en el
tiempo, o en el poder expresivo del color como algo similar al de la sonoridad musical. En
sus conferencias en la Bauhaus, Klee incluso comparó el ritmo visual en los dibujos con los
ritmos estructurales y de percusión de una composición musical del maestro de
contrapunto, Johann Sebastian Bach .
Klee desafió los límites tradicionales que separan la escritura y el arte visual mediante la
exploración de un nuevo lenguaje expresivo y en gran medida abstracto o poético de
símbolos y signos pictóricos. Flechas, letras, notación musical, jeroglíficos antiguos o
algunas líneas negras que representan una persona u objeto aparecen con frecuencia en su
trabajo, mientras que rara vez exigen una lectura específica.

Klee admiraba mucho el arte de los niños, que parecían crear sin modelos o ejemplos
previos. En su propio trabajo, a menudo se esforzaba por lograr una simplicidad similar, a
menudo empleando colores intensos inspirados por un viaje temprano al norte de África, y
por el dibujo lineal a la manera no estudiada de un artesano de todos los días.

Klee experimentó constantemente con las técnicas artísticas y el poder expresivo del color,
en el proceso a menudo rompiendo las reglas tradicionales o "académicas" de la pintura al
óleo sobre lienzo. Klee también aplicó pintura de maneras inusuales, como la pulverización
y el estampado durante sus años en la Bauhaus. Manteniendo su trabajo dentro del reino
de lo "ordinario", Klee también pintó en una variedad de materiales cotidianos, como
arpillera, panel de cartón y muselina.

Arte más importante

Lugar afectado [ Betroffener Ort ] (1922)


Creada en los primeros años Bauhaus de Klee, esta pieza muestra
una escena de signos y símbolos ambiguos sobre un fondo de
morados modulados y naranjas. Las diversas tiras de color
insinúan un horizonte, su énfasis horizontal contrarrestado solo
por la flecha pintada con audacia, que sugiere abruptamente algo
tan ordinario como una señal de tráfico. Al igual que las muchas
gradaciones de color, la flecha genera movimiento, lo que obliga
al ojo del espectador al centro de la imagen.La influencia en Klee
de las naturalezas muertas cubistas, como las de Picasso y Braque,
es claramente aparente: Klee sugiere un motivo pintado de la
naturaleza y también lo cancela, como para recordarnos que no es
una ventana sino un tipo de sistema de signos abstracto .

Lee mas ...

Paul Klee Artworks en foco:


La descripción general de Paul Klee continúa a continuación

Biografía

Infancia

Paul Klee nació de un padre alemán que enseñaba música en la facultad de profesores de
Berne-Hofwil y una madre suiza entrenada como cantante profesional. Animado por sus
padres musicales, tomó el violín a los siete años. Sus otros pasatiempos, dibujar y escribir
poemas, no se fomentaron de la misma manera. A pesar de los deseos de sus padres de que
siguiera una carrera musical, Klee decidió que tendría más éxito en las artes visuales, un
campo en el que podía crear en lugar de solo tocar.

Entrenamiento temprano

La formación académica de Klee se centró principalmente en sus habilidades de


dibujo.Estudió en un estudio privado durante dos años antes de unirse al estudio del
simbolista alemán Franz von Stuck en 1900. Durante sus estudios en Munich, conoció a Lily
Stumpf, una pianista, y la pareja se casó en 1906. Apoyó el trabajo de Lily como instructora
de piano. Los primeros años de Klee como artista, incluso después del nacimiento de su hijo,
Felix, en 1907.
Klee permaneció aislado de los desarrollos del arte moderno hasta 1911, cuando conoció
a Wassily Kandinsky , Franz Marc y August Macke de Der Blaue Reiter . Participó en la
segunda exposición de Blaue Reiter en 1912 y vio allí el trabajo de otros artistas de
vanguardia como Robert Delaunay , Pablo Picasso y Georges Braque .Klee visitó el estudio
de Delaunay en París ese mismo año. Sus experimentos con la abstracción comenzaron
aproximadamente en esta época.

El viaje de Klee a Túnez en 1914 cambió su relación con el color."Color y yo somos uno",
declaró en sus diarios. "Soy pintor." Viajando con August Macke y Louis Moilliet , dibujó y
pintó paisajes de acuarela de Túnez, Hammamet y Kairouan. Después del regreso de Klee,
creó varios trabajos abstractos basados en sus acuarelas tunecinas.

---------------------------------------------------

La biografía de Paul Klee continúa

Legado

El legado artístico de Klee ha sido inmenso, incluso si muchos de sus sucesores no han
mencionado abiertamente su obra como una fuente o influencia aparente. Durante su vida,
los surrealistas encontraron la yuxtaposición aparentemente aleatoria de textos, signos
abstractos y símbolos reductivos de Klee, que sugieren la forma en que la mente en estado
de sueño recombina objetos dispares de la vida cotidiana y así logran nuevas ideas sobre
cómo el inconsciente ejerce poder incluso sobre la realidad .

En el arte europeo después de la década de 1940, artistas como Jean Dubuffet continuaron
haciendo referencia al arte de los niños como una especie de ideal expresivo e indocto. La
reputación de Klee creció considerablemente en la década de 1950, momento en el cual,
por ejemplo, los expresionistas abstractos pudieron ver su trabajo en exposiciones en
Nueva York.El uso de signos y símbolos de Klee interesó particularmente a los artistas de la
Escuela de Nueva York, especialmente a aquellos interesados en la mitología, el
inconsciente y el primitivismo (así como también el arte de la formación propia y la de los
niños). El uso de Klee del color como medio expresivo de la emoción humana por derecho
propio también atrajo a los pintores de Color Field , como Jules Olitski y Helen
Frankenthaler . Finalmente, los artistas estadounidenses que maduraban en las décadas de
1960 y 1970, como Ellsworth Kelly, tenían una deuda con Klee por su teoría del color
pionera durante el período Bauhaus.

Hay pocos artistas plásticos que hayan influenciado tanto el mundo del diseño
gráfico como Paul Klee (Quizás solo su amigo Kandinski o Piet Mondrian). Su trabajo como
profesor de la Bauhaus le permitió desarrollar un cuerpo teórico estudiando la forma y el
color, sobre la que basó sus enseñanzas y también el desarrollo de su obra.

El diseño debía ser simple, sin ornamentaciones superfluas. Las formas geométricas y los
colores pasan entonces a primer plano, fabricando una gramática de la composición, cuyas
reglas se deben explorar mediante la experimentación. La interacción entre forma y color es
la base de todo estudio previo, desde esta perspectiva.

Para Paul Klee el color puede, además, ser usado como un elemento expresivo, pero
también de composición y cinético. Es curioso como este pintor que dedicó gran parte de
su obra al color, partió de casi cero, ya que en sus inicios consideraba el color como un
atributo accesorio y decorativo. Sólo tras un viaje a un país de intensa luz y sensaciones
como Túnez se atrevió a escribir: “Soy un pintor”

El color como movimiento.

Actualmente en el Zentrum Paul Klee de Berna, nació en sus alrededores


(Münchenbuchsee), donde se reúne la colección más importante de su obra, podemos
encontrar una interesante exposición temática “Imágenes en movimiento”, centrada en los
estudios sobre cinética desarrollados por el autor, en varios apartados que recogen
aspectos distintos del mismo.

 La muestra recoge el temprano interés del autor por la danza, que sirvió de impulso artístico
a varias de sus obras, incluida su colaboración en montajes de danza en la Bauhaus, que
podemos también conocer gracias a recreaciones actuales que se pueden ver en video.
 Caminar, correr, saltar… los movimientos humanos y de animales en desplazamiento
también merecen su estudio, el equilibrio, el ritmo y la lucha contra la gravedad o los efectos
de esta en el movimiento son elementos presentes en parte de su obra.

 Las flechas son los elementos gráficos que mejor le parecen expresan esta necesidad de
movimiento, indicando dirección, pero también fuerza o velocidad de los elementos. Un
elemento que no solo indica movilidad física, sino también emocional.

Paul Klee, Genii (Figures from a Ballet), 1922, 122, pen, watercolour and pencil on paper on
cardboard, 24 x 16,4/15,9 cm, Zentrum Paul Klee, Bern

 Las fuerzas naturales también son origen de movimiento, y los procesos vitales son
procesos dinámicos que pueden representarlo, así como las leyes naturales que nos hablan
de la fuerza gravitatoria o de la fuerza centrífuga.

 El Equilibrio y el balanceo de los objetos está presente en sus creaciones. Un equilibrio que
puede extraerse de la forma el color o la composición. Los efectos de los objetos al
balancearse, intentando recuperar este equilibrio y sus derivadas espirituales.
Paul Klee, Centrifugal Forces, 1929, 267, watercolour on paper on cardboard, 24,5 x 23,5
cm, Zentrum Paul Klee, Bern

 Los objetos rodantes, como expresión natural del movimiento, como elemento gráfico, de
fuerza similar al de la flecha. Los ciclistas como símbolos de este movimiento sobre ruedas.
También como elemento de movimiento mental y emocional.

 El color y sus interacciones para generar movimiento. Sus estudios del color, esferas y
círculos de color, las mezclas, degradados, composiciones, que sirven para crear efectos
dinámicos y de movimiento en la composición.

El edificio también se mueve

No podemos terminar este artículo sin hacer referencia al edificio de Renzo Piano , el
Zentrum Paul Klee, donde se desarrolla la exposición. En este caso los colores son neutros,
quizás para no interferir con la intensidad de la obra que contiene, y el movimiento viene
determinado por las líneas que marcan y lo definen como una ola que se desplaza por la
ladera. Una interacción de formas que hubieran agradado a un artista tan interesado por la
expresión de lo dinámico.