Está en la página 1de 1

Sistemas Coloidales

Sistema conformado por dos o más fases, normalmente una fluida (líquido) y otra
dispersa en forma de partículas generalmente sólidas muy finas, de diámetro muy
pequeño. La fase dispersa es la que se halla en menor proporción. Para que
tengan las propiedades de un sistema coloidal, las partículas de la fase dispersa
deben tener diámetros por encima de un cierto límite y por debajo de otro límite
determinado.

 Emulsiones: sistema donde la fase dispersa y la fase continua son líquidas.


Los dos líquidos diferentes que no se puedan mezclar, es decir, que sean
inmiscibles entre sí. Gran parte de las emulsiones se hacen entre el agua y el
aceite, u otras grasas de uso común, como es el caso de la mayonesa, la
mantequilla y la margarina.
 Soles: suspensiones de partículas sólidas en un líquido, cuyas características
físicas más notables son la plasticidad y la viscosidad. Por agitación, un sol
puede derivar en un gel. Los geles son idénticos a los soles en su composición
química, pero diferentes en cuanto aspecto y propiedades, ya que son sólidos,
pero elásticos.
 Aerosoles: Los aerosoles se definen como sistemas coloidales con partículas
líquidas o sólidas muy finalmente subdivididas, dispersadas en un gas. Hoy en
día el término aerosol, en lenguaje general, es sinónimo de un envase metálico
con contenido presurizado, aunque se habla de aerosoles atmosféricos.
 Geles: sistema coloidal donde la fase continua es sólida y la dispersa es
líquida. Los geles presentan una densidad similar a los líquidos, sin embargo
su estructura se asemeja más a la de un sólido. El ejemplo más común de gel
es la gelatina comestible.
 Espuma: La fase continua puede ser líquida o sólida y la fase dispersa un gas.