Está en la página 1de 2

ENSAYO LITERARIO

DISCURSO DE MARIO VARGAS LLOSA

Autor: Mario Vargas Llosa

En este discurso el autor Mario Vargas Llosa dedica unas palabras tras recibir el Premio Rómulo
Gallegos, el 4 de agosto de 1967, en la ciudad de Caracas-Venezuela, en su discurso hablo
sobre la función del escritor latinoamericano, la difícil vida que tiene los escritores
latinoamericanos, el gran rol de la literatura en la sociedad, y del alineamiento ideológico del
autor en relación a la revolución cubana.
En el discurso se habla mucho sobre el escritor latinoamericano, como es que ha vivido y ha
escrito en condiciones difíciles, todo porque en nuestras sociedades mataron en el la vocación
de ser escritor. Una vocación muy hermosa, absorbente y que necesita una entrega total.
La vocación de ser escritor no era admirada por la sociedad, esta era apenas tolerada. La
literatura no le daba de vivir a los escritores, solo ellos eran productores disminuidos y ad-
honorem.Por estas razones el escritor latinoamericano ha debido separar su vocación de su
acción diaria, debió dedicarse a otros oficios que no le dejaban seguir con su deseo de escribir,
y que a menudo las personas despreciaban a su conciencia y sus convicciones. Gracias a estas
cosas los escritores se han frustrado y algunos han desertado de su vocación o muchos la han
traicionado, dedicándose a la literatura a escondidas y a medias.
Mario Vargas Llosa, también habla sobre como en los últimos años las cosas empiezan a
cambiar. Muy lentamente se insinúa que en los países latinoamericanos habrá poco a poco un
clima más hospitalario para la literatura y por estas cosas se ve como empiezan a aparecer más
escritores.
Nadie que está satisfecho es capaz de escribir, ya que la vocación literaria nace del desacuerdo
de un hombre con el mundo, de las deficiencias y escorias de su alrededor. La literatura puede
morir pero nunca será conformista.
Es muy importante que las personas comprendamos que entre más duros y terribles sean los
escritos de un autor contra su país, más intensa será la pasión que lo una a él, porque en la
literatura la violencia es una prueba de amor.
Nuestra realidad americana, hace que el escritor viva descontento, una sociedad donde la
injusticia es ley, el paraíso de ignorancia, desigualdades y hay condenación económica cultural
y social. Pero a pesar de esto dentro de diez, veinte o cincuenta años, habrá llegado así como a
Cuba la hora de la justicia social. En estos años en que se comienza a aceptar la literatura,
América Latina debe también saber la amenaza que hay y el duro precio que tendrá que pagar
por la cultura. Mario Vargas Llosa habla como es su vocación ha hecho de él y los escritores, los
profesionales del descontento, los rebeldes sin causa.
Finalmente Mario Vargas Llosa agradece, que le otorguen el premio, pero también habla sobre
como otros autores tienen más méritos que él, Y él dice que la única manera de agradecer es
siendo más leal a la vocación de escritor que él nunca sospecho que le daría tanta satisfacción.
En mi opinión Mario Vargas Llosa tiene mucha razón, la vocación del escritor es muy bella y esta
debe ser considerada y no despreciada.

Intereses relacionados