Está en la página 1de 4

Escuela de psicología

Ayudantía fenomenología

Conceptos de Kenneth Gergen


(Análisis N°3)

Nombre: Jimmy Herrera

Curso: Sección 2

20 de junio de 201
Exogenismo y Endogenismo

Gergen propone el construccionismo social, lo que él busca es explicar como las


personas logran describir, explicar y dar cuenta del mundo en el que viven. En tanto,
este construccionismo se comprende en relación con el empirismo y el racionalismo,
a los que él llamará “perspectiva exogénica” (empirismo) y “perspectiva endogénica”
(racionalismo), la primera, propondrá que el conocimiento es una copia de la
realidad, mientras que la segunda depende de procesamiento internos en cuanto al
organismo que los organiza, es decir, no copiar la realidad para hacerla entendible.

En cuanto a la relación de estos dos conceptos que tomará Gergen, es importante


señalar que fueron grandes aportes para la investigación psicológica, por ejemplo,
los conductistas daban importancia al ambiente por lo que eran exogenistas, y los
gestaltistas a las organizaciones perceptuales que son inherentes al hombre por lo
que eran endogenistas, por esto, la psicología cognitiva posee una perspectiva
endogenista, es decir, el accionar humano depende en cierto modo del mismo
procesamiento cognitivo, el mundo tal como es conocido más que del mundo como
es realmente.

Es importante destacar que el mundo en el que vivimos en este presente se tiñe por
como construimos la realidad según Gergen, y los términos con los cuales se
comprende el mundo se hace a través de artefactos sociales, es decir, productos
de intercambios entre la gente, que se encuentran históricamente situados en este
presente, por eso, el proceso de entender no se produce por la propia naturaleza,
sino, por las propias personas, que están en activo y cooperativo funcionamiento
dentro de la misma realidad, por ejemplo, el amor o un niño varían según la época
histórica en la que vivamos, y construyen la realidad de manera totalmente diferente.
Por otro lado, el grado de comprensión que prevalece sobre otro grado de
comprensión no depende fundamentalmente de la validez empírica de la propia
perpesctiva en cuestión, sino, que de los propios procesos sociales en los que nos
movemos diariamente, negociación, comunicación, conflictos, etc, mediante a eso,
interpretar una conducta como la “envidia”, el “enojo”, o el “coqueteo” puede resultar
ser sugerida, afirmada o totalmente abandonada por las propias relaciones sociales
que transcurren a lo largo del tiempo, gracias a esta propensión de Gergen, se nos
abre paso para una epistemología social. Continuando, en tanto a las formas de
comprensión negociadas, existen una conexión con muchas actividades sociales, y
al ser así, funcionan como modelos sociales para sostener y apoyar otros, pero a la
misma vez, descartando otros, al alterar algunas descripciones o explicaciones
amenazamos ciertas acciones pero también invitamos otras, ej: las metáforas que
usamos en psicología resultan ser conexiones con los modelos sociales para
sostener o apoyar otros; “los hombres son una máquina”, “la mente es totalmente
infantil" “una mujer multifuncional”, etc.

Gergen, en base a estos dos conceptos, es capaz de situar la realidad como un


componente netamente humano, creando una disyuntiva para poder separar el
sujeto-objeto, queriendo separar el conocimiento como representación mental, por
eso dice que, el conocimiento no es algo que la gente tiene en su cabeza, sino que
es aquello que se llena de la interacción social como tal, y hace de este un tipo de
“junta” en el que los hombres crean realidades, destacando esencialmente, el
lenguaje como una actividad compartida. Si relacionamos este lenguaje con la
realidad Chilena, somos capaces de comprender, como la población y las masas
que distribuyen información son capaces de generar reflejos incuestionables de
nuestra propia realidad, pues son una interacción social que deja nuestros propios
relatos en el olvido, y así mismo, aceptamos esta mirada exogenista y olvidamos la
que es puramente tal como endogenista, nuestras narraciones pueden o no
suceder, las palabras y pensamientos que decidimos decir, son aquel muestra de
cómo nos hacemos válidos a través del lenguaje, sin embargo, esta mirada
exogenista, posee la cualidad de que a través de mi propia experiencia (emociones,
sentimientos, pensamientos, reflexiones, etc), hacen de mi realidad la manera más
sana de vivir en el mundo que nos situamos, sin cuestionamientos ni problemas
existenciales, sin embargo olvidando, lo esencial que nos construye como tales, eso
“es”, porque debería haber sido, y aun así, sigue estando ahí, siendo en cada
momento y en cada espacio que nos situamos, eso es, lo que Gergen olvida, aquello
que “es” en la medida que existe, una realidad humana, que no supera la mente
oculta en la que estamos siendo cada día.