Está en la página 1de 2

¿QUÉ ES EL METRADO?

(CONSTRUCCIÓN)
Se define así al conjunto ordenado de datos obtenidos o logrados mediante
lecturas acotadas, preferentemente, y con excepción con lecturas a escala, es
decir, utilizando el escalímetro. Los metrados se realizan con el objeto de
calcular la cantidad de obra a realizar y que al ser multiplicado por el respectivo
costo unitario.

En todo proyecto llega el momento en el que debemos hacer el metrado de los


elementos que se han diseñado.

La precisión de dicho cálculo dependerá si estamos en la etapa de


prefactibilidad, factibilidad o en alguna etapa posterior.

También es conocido por todos los que se han visto en esa situación, que los
tiempos con que se dispone para realizar los cálculos de metrado con miras a
formular una propuesta o estimar costos en general son, por norma general,
muy cortos.

En esos casos lo que suele hacerse es trabajar en función a ratios. Un ejemplo


clásico es el que tenemos con el concreto armado y sus partidas
encofrado/desencofrado y acero de refuerzo, donde en base a la primera de las
cantidades mencionadas se le aplica un factor (ratio) a fin de obtener
aproximadamente las dos restantes. Sin embargo esto que suele ser
relativamente sencillo en algunas obras, pueden resultar ser un reto en otras
donde la geometría de los elementos a metrar no es regular.

RECOMENDACIONES PREVIAS PARA REALIZAR UN BUEN METRADO


Se debe efectuar un estudio integral de los planos y especificaciones técnicas
del proyecto, relacionando entre sí los planos de Arquitectura, Estructuras,
Instalaciones Sanitarias y Eléctricas para el caso de Edificación.

Se debe utilizar en lo posible, la relación de partidas y sus unidades respectivas


según lo normado en el Reglamento de Metrados para Obras de Edificación
(D.S. NQ 013-79-VC del 26.04.79).

Precisar la zona de estudio o de metrado y trabajos que se van a ejecutar. El


orden para elaborar el metrado es primordial porque nos dará la secuencia en
que se toman las medidas o lecturas de los planos, enumerándose las páginas
en las cuales se escriben las cantidades incluyéndose las observaciones
pertinentes. Todo esto nos dará la pauta para realizar un chequeo más rápido y
poder encontrar los errores de ser el caso.

Es recomendable pintar con diferentes colores los elementos o áreas que se


están metrando para que de esta manera se pueda simplificar el chequeo
respectivo.

Así por ejemplo, en el caso de muros de cabeza se puede pintar de color rojo y
los muros de soga de color verde o las columnas de 25 x 25 de color azul y las
columnas de 25 x 35 de color amarillo; ello conllevara a tener un espectro
visual de los elementos que se están cuantificando.