Está en la página 1de 174
Dr. ALBERT ELLIS & DR. ROBERT A. HARPER Una nueva guia para una vida racional Prefacio de Melvin Powers EDICIONES O8EUSCO {rnd ees ett ng eye, Canin Gee, Me den cp meas inate hee nel foci Pte ag ten i i Rei ‘ia oie Css ‘opp bi on it ste a pi eee AGRADECIMIENTOS ‘Agradecemos la inestimable colaboraciéa del dactor Raymond J CCovsni, Frances Harper Corbet, Rhods Winter Russell y Brookiag “Tarum, que lyeron el borador original del manuscito de ete Libro 1 que hicieron vlioroscomentarion cxtcos y sugetencas. Tambin Agradecemos a Robere H. Moore su extsorinaiacolaboracin en It ‘lic revisada libro la deatacada dstrbucin de alent del ei- tor, Melvin Powers, que ha hecho de Ia Neng ara aa wide ai tal un perenne best-fle durante mchos aos Ia efcss gestion de Janee L. Wolle, dieceora eects, y Dominic DiMawia,dsezor eje- ‘utvossocido, de Inset Alber lis de Terapia Racional Emote ‘vo-Condactul (TREC)' de Nueva York, que promocionara eficsz- Tnente el Libro entre los peofeionales de a stad mental el gran pblio. "Nuestra mis sincera gatcud « tos lls y« ouesros muchos socidos. Si embargo, la responsabilidad de todo lo que aparece ea libro sigue siendo dels autores. TTRBC ce cnn copie 4 REBT (Reta Bae Baer Thay warn) PREFACIO| Hace aos, después de dos décnas queméndome ls pest con la lecera ce manusritos que pecendianatesorar todas las vides que est libro rine pose, me enconer co el rigial de Gate pra se ide rain, una gema que se a conver en un clésco ene eam- pode a peicologia, ‘Si dispone usted dea snceridd ye rigor ccs para evar a ‘abo un autendliis, ese eo pede se el més importante gu haya lei. ¥ le set de gean ayuda a cdo aquellr que no pucden prgtt Joealeos bonortioe que supe un ztamieneo iaividal Esty plenamentesatisfecho de dese que ates abor, he vendo sun mill cen mil ejemplares de as das ediciones que he publiado. Muchos lectores me han dad las gracias por haber pesto a su disp scin exe ibeo, me han contdo lo much que lex ha ayuda ens ides, Sin lugar dds, xa nueva ediin vas resulcar especialmente ‘alia para los lecores de oy en a, que enen que afontar rts sia precedates en sa vida dai, “Todos aquellos qu yan leido gran caaidad de eos ibeos eu rics e inspinids sin contepuirwaor resultados duraderos preczéa cipciamente eta Not gl rane vida racial: pes, sung sin hacer promens, es cepar de ayudar asus lectres mas que todos los ends bes june a el primer captulo de este exsordinato libro, los doctores Alber lis Rebere A. Harper manfiestan In esperanza de que el lec- toc o sq Ia conan de que venimas a ofeerle el misma men ° ‘sje lado de “todo puede convetteen bonito y hemosa"; menss- je-qu, quia, ya haga impo que usted deus por consderco de ‘cao valor practic». Debio In uriizacién de erminos como eretvidad, flied, aww, madre y relied prions, os auoces temen que la gente les acse de aad a libro mas ly larga ist de libros que pro- rmetenhacele« un sc, fla, pederoso y emecionalmente mado, tod ello de fran nk iy ofp. ?era'no eenen por qué preocuparse, Los decors Bllisy Harper smanifiean una reftexcantehumildad en von época de rms dog- smdvicas de vida, y ven quel flicidad perdurabe sigue sland tn fvasiva como un ayo de lana. Como prucha de ets convey han ‘aldo el apa qu at del fide «BL rechaz seis deses- peradamenteinflize.;Quéenfoque més aia! ‘De echo, habo qe pea estos dos eminentes psicélogos que hi cieran ua lies sobre la TeapiaRaciooal Brotve-Conduceual qu ellos practcan, y 00 se decideron a excebic ot una soa palabea hasta que osiatieson que realmente psa ela de aya par ers persons Losarores sigue ceyendo queen casos raves, resulta desable una ‘erpiaintensiva individual, pero haa legado al condusign de que ua lio de xa caractritias pode ser degra uid para cero por ‘cena de personas capaces de evar cabo una evaluscién bonesta de stimismas, "No encontrar oto libro como &t, donde no se emples Is jens hubiralmene relacionada con le psicoogia ola pique, y pos- blemencersule el mejor iba de psicoteapa para legos que alguien ayn extito jai A as personas emcionalinence rastornads, es puede fee as respoesas que buses, y puede hacer que se sent mejor coasigo mismas y que lleves su vida de un modo mds efcz Tos autores elzan wh méeedo singulae para peoyecar su sls. ions problemas comiines. A sefalan que ls ponas ques en ten incapaceseinseguras sufren, por ejemplo, de la crenci iracio- ta in. 2: La dr de qe ee gue rare empleo compte, caper retios os doctores Bis y Harper ura die de ests ideas para mos- tia el aleance de au peicoterapia con sluciones sumamente sues 1 valions ue zeflejan so ase experiencia como terapeatas, Ambot 10 disponen de una dilaeda experiencia y de gran multcud de historias ‘Se caos, comados desis propio archives, prs apoyar sus sugezeacis (Con est, 20 slo hacen mis interesante et libro, sno que ambit potencan la confanca ene leer en lo refrete sas tcnea uger- ‘is, ques han demorerado muy eicces en a pectica clinics "Bs probable que muchos Iscroresrecierden al doctor Ellis como sexélogo campo en el qu a evade acabo un valioskima rabsjo, qe lov rticoroclen compara con el dl oto Els, Havelock, un pionero elas avestgaciones emule. Sos ibroren este crap han hecho ma- thisimo bien, patculstment la hor e ber las pesonas e os ‘entimientos de clpa ques devivan desu entora. El doctor Harper tiene unor ancecedenespareidos,y dispone emis de conociientos en lor campos dels antroplog I socio Iogl, doe disciplinassopementarias muy desebles en psicologi. Ha ‘elie con el doco Ellis con anverioridad ya ajo en oxos Tibrs del den del erapia recionl En est edicin dela Nan pd are ana ide rac igual que en la edicign original, lor docrores Elis y Harper analizan mninucio- ‘Stent los piaeples problemas emoconales que lo sees hurnanas sclen padecer, Presetan sus eas de una forma beillaney glolia- ‘ara —ean brillane, de hecho, ue creo que el lector encontart mls respusstas de lt que hubiers podido obtener en un encuenteo cara tear. ¥ digo eto a peste de as excuse dele sores, qe, éricamen- ‘een ls limiacones dein espa xen susecia. Tn primer lug, este ibe no results an exasperane como tntas vistas peronaley a reapeues que ulin un mé&odo pasivo y no Aliecivo, todavia en boga entre muchos picslogos y psiquats. Tin este tipo de cesapin, todas Ins preguntes se reponden con un Canter “Las doctors Bilis y Harper dejan claro que su prfcica oo ena eel campo dl epsicoanlit ortdoxo,. al que espera, peo co que discrepams de todo crazéns. Ea lugar de mancenet el eradi- ‘ional silencio feudiano, amb terapeuas, ea la primera parce del tratamiento, iadican déade parece que «ln persona emocionalmente slterads. no acaba de fancions. Sus méeadoe van dteramene al néeleo del problems, y diferen ‘en gran medida de a mayorfa de loe rameter ortodoxe, nos tae a amieatos interminable en los que el lence nus sabe muy bien ‘ae se eacuenrs. A mi modo de entender, agu, junto cn I tee ia de grupo, se hull cerament el sentido quel picorerapis toms 1M, r ge pretende hacer una conteibucin real a una slad de amplio sleance, ‘Me gusta comenar con mis deal muchas de las mugnicas técnica que se explora em ee libro, pero me disode el mero hecho ‘de que ls aucore as describe la perfeciga por sf nismos "Te deseo lose en a lero de un libro que hen leido ys ns , Ahi cimbié todo! (Puede creel? Desde entones, me he compara de un mado muy diferente, y ico sis senao, ase donde puedo saber, Sean se he condide de wn forma sn cho mis acionl dead que ere pase le legal conan, aun eennd, téenicamente, ranto él como mi libo estan equivocados en cierto modo. Pusto que no exist anguns persona bosch, sino ube po na que bebe con fecuenca oe comport como sestuvira bebe, Y aie wes loo; no somos mis que personas que nos amporana de forma disparatada Catsdo wilsamos ermino® como bre 0 hn, Icemos geaenlizacionesexcesives chapucers, Damos « entender «que una pena que bebe demasiado sone ast y hades, que una persons que se comport de forms dispacstada sew «coe ota inaitablement de ete modo lo! A los eborichs espe- de pss I borrchera —a veces, prt sempre. Y Ios eco se pueden diese pam comport de un med macho ms ent En cuslquie cso el leo de How Li wit « Netra empex6 a veralgo contd claridad: que no esperemos que las peronas que suelen ‘comport como si hbiern bebido estén completamente sbi i ‘esptemos que los gues comport fecventement deforma dispar taal gan sensramence, A mis clientes les uel deci quel camino hacia el inieno est pavimenesdo con expectativas poco cali, 2 ero hbo oto caso aia mds expecacular Un antigo cleat mo (de RAH), Bob, se pass aio y medio en el hospi con un dsgnésico ‘de eaquzoeia paranoide. Desde, estuvoerbejando pus la sociedad ‘rant inc aio, To hiaoextsordinariamente bien. No slo se ct 6 de familia sino que ambidn ayud6 cosiderablemente «ors ‘cas peesons con tastoros ero Bob coda ena problems, Durante un par de afosestuvo sin hablar con ss pate (que, como es de espe, tenian sus propios problemas de personalidad). A punt estuvo también de diverse desu mujer, Seabtena deform snsoss de entabla ualquer conver ‘cin con oer peony de hablar de cuestionsfcimas 0 semba- ‘azouts> con ela. En mochos aspects, actuaba constantement It efensiva ycon mal ealance. ero shiz a i: varias semanas después de enconerarse con el srsiculoiulado «An ImpolieInerview with Albet Elise en It r= vista iconoclasta The Rea, yes localiza algunos de os piacipales teabsos qe, sabre Terapia Racoal Emasivo-Conductua, habia pubic ‘doen dstnts revista especial, Bob pss por algunos cambios ‘dehamoey de mentiided com nunca anes me habia ocuridos. De tepence, desebrié algo may secillo:eLa gente las cosas no nos po~ ‘voc los disgustos. Nor disgstames nosotros mismos, por rer que los dems ns pucdn disgusts ote «fémulaantinelicidad> fundamental, que e como alae ob, cis excrordnariament vida. Casi de inmediao,vlvié a Imblar con sus puts, empea6 ile micho mejor con su mujer ¥ ‘empea6 a abla on la gente de costs que, durante af hab abs tenido de comentr oe temo Bolo alo consiguiédesbloqusr su pensamieno y su manera de scat sino que tabi se lana hablae con lor dems, a eepartie Foleo, ecibie cares y realizar malted de coss que levaron = un sescein en cadent» de interés por vivi deforma acon. Después de slo res meses de terapi, Bob peosiguié con sus leceuas sobre "TREC y empex6 a pensar que, silos grandes estas edirancoen- ta de que sus enoos nose los provcsn lor dems sna ellos mises, Sposran hacer grandes poogstaoe hai ls pa mondial. Teng rn © ao en esto, ests indadable que Bob cotsiguié aprender «pensar efor cect, y shor leva na vida ms productivay equi 2% ‘As pues, used eambién pa haceso, Pus lee ot hablar de ua noe ide, apicara con devs as manera de pens y actu, yloger unos cambios sorpreadenes en su propa vide Claro at ue ‘bo todos pode o quercn hacero, Pero muchos pode, y algunos queen, Quer used? a historia nos ofece algunos ejemplos norabes de persons que coasiguiern cambiar yayudaron a cambios deans gracias a to suvder menal.Zenén de Citi, po ejemplo, que vv ene siglo a, fond la escura de Most gritga de los estoicos. H soo griego Epicure, el fio Epiceero, el emperidor romano Marco Aursio judi halandés Baruch Spinoza. tos, y ots desacados pensdores ‘acionales, desputs de conoce las enefansas de otorpensadores ai mis enciguos (Hesilco y Deméerit,ente oe) de llega a prof das epeculaciones por s mismos, doptaon con estsismo unas filo sofas radicalmence diferentes «tus creenciss originales, Pero lo mis importante, por lo que respect l tema que estamos tratando, consis te en que sini ea lols, actaeron de acuerdo con els. Todo et, dese cunt, sa ls venesjs de lo que, en I actual, Iamaciames psicoterapia. Por sues, bay que ate que se eta de peesonsexcepcionales en hiscoia del humana, Pero veron 1a Tur de la ran, y In uiizaroa par vivie den modo ms sensito. Ast pus, puede cambiar realmente Ia base de la personalidad como coascuenca de algo que nos una psicoterapa intensiva? La ‘mayor pare dels euordades en ete campo dicen rocundameate gue no. Ast Sigmasd Freud, Oxo Ren, Wilhelm Reich, Carl Roges y Hany Sack Sullivan sosenan frmemente que deben dare cies ‘condiciones erspécicas personales al larg de wn perodo de tem po pars que llegue a dasse un cambio en la bate de I personalidad Pero sus opiniones no constieuyen una eidencia slid de a necesdad de unstespia prolonged, Codes curse psi? Las personas con aleracions de peso- alidd soln tener problemas tn atugidos yt antiguos que hace ‘necearia una psicoterapia pesistnte. Peo ero significa que sen pr vaya a suceder as. Pueden dare profundos cambios deaties de comportamieneos apis de méliples estadosy experiencia, Pace de haber una mejora emocinal en la medi en que nn peta con problemas atraviese, da mad oe, por experiencia vies signifi * ‘avs, « aprends slgo nuevo & partic de las experenias de ota, ‘ eaice un sutoadisis sine, «habe con un terspeoracomperente Por tanto, no vars a desescmat a aucoceapa orcas de limitciones, pes pd se eins. No cae dda de que preismas det suaniisie prn cali cambio bisico de personalidad. Pos, as ‘undo un pein iba una competence ayuda tepéutic, sno rea- ian ado propio anise, un andi persistence y conten, 00 ended mis que mejocissupesficies y poco dunderas. Come sole ‘mor explicr«nuctzos clients depicoceapia y rientcin matimo- fal, nests ineericiones en TREC les aydaedn jor, peincipal- ‘mete, gris «I que ellos ha con lo que nooo ls deci Pars corer: aunque un teapeuta puede ensefarea pensar me jor, en ningin momento van poder pease por usted. Aun cutndo uta aconsejale lo que debe hacer enna src dad de a vida, Y oungue puede beneficate usted con ello, el erpeutacendes que oneeguir que usted pense por mismo, pus, de otro mado, ao dee de depends de € i ln TREC, parcicuarmence, animamos a nuestos lentes aque Ingan estate jerccioe ene ssn y ssi. Le asignamos cates, ‘om la asucida de riesgo, ls imaginacign racional emociay adi Coin de creencis iracionaes. Tumba les ensefamos tcnicas de tuogestién,enrenamiento de habilidadesy todos de teforsamien- to. La TREC implica, por consighent, certs dois de morocerspia. Y esto nos tat haves uo de ls bjetiospecipales que nos le- ‘6 escribir ere libro, pes tenemos la esperanza de que peda lege {muchas persons que nunca an recibid ayuda ersten, Tambien tenemor Is esperinsa de que sev como Lectura suplementaria part Corlor aquellos que sf que an recbido alguna eran ‘Una yar ves, en nesta pctica profesional de picoteapia y de covenraci familiar y matin, los clientes ps pregunta: “Qué podemos ler, que os pueda serve de ajuda eens svanzamor et a picoterapia? :Dispone usted de alguna relacin de Tecra de apoyo al abajo que viosaealzar con usted? "Y novotoe les sogerimos algo de materi inluimes al inal de ee ib algunas efteacias al especo Sin embargo, dado que sootzs hacemos un tipo conreo de t= ramieneo (TREC), y dado qv Is mayor parte del macerial de autoya- 25 4s inclaye alo parcalmente algunas desu principio, hemos escrito (revs) el presente volumen pars el piblico en gent. Par los ‘nape, ratamos extesamente dea Terapia Raronal Emaivo-Coa- ducal en aueseras abe profsionales, como Ren 7 mie sio- aap, The Prac of Rational Ente Baber Thea y Ba, Dag sud Mae Enduring Brif Toray. ass aquellos que guieran obeenee de ete libro una ayuda pero- tal especfeatendremos que adverles, una ver ms, lo siguiente: ing libro, ni siquera Ee, pide resolver todos sus problemas ‘emocionales. Un libeo nunca pode sustiui a una acencién personal bade, dado que cada pesona sempre es un caso nico, Sin embargo, tu buen Lito puede complementar bien ozfora aera ‘An ots advestencia, Reeuerde qe cd idioma rene ss limi cione. Por el hecho de que aosotos, al igual que ots esriores del ‘campo de a salad mental wilicemos expresiones como acretividade, silica, eatoc, madres» y«teslocn de problemas», no agit In onelsin de que venimos a oftecee el mismo mensaje dulzén de ‘oda pucde conver en bonito yhermason; mensaje ue, qui, ya Iga empo que usted considers y desetis, Ena saperficl, algo as dels cee que decimos pueden sonar a «pensamiento postivo>, {vamoe-e-orarporsl-mayerbiew imo, a esoiimo tgideo 4 otor ‘eos utdpicos. ;Decididament, no! Prue ler los principio de a ‘tinflicdad que preseeamos en ese Iibeoy, ego intent peasat accu eegin elle. Pango «proc. jExperimentel “AS pues, len con aencign nvesteassugeencas yen indulgence con nests limiarones jy can ls suas peopssl— A despcho de To buenas que pda reste ls norma de vide que plasteaos, ue de que las encuene seni, pero no files, No supongn gue, po el Inecho de labe edo y comprendido auestas sugeencas, és le van ‘cambiar milagrmente. Para cambietodaia ceded ante usted la ‘norm earn de very ciexionare 0 Veo patron de compore: tmienocoa Tos que se perjudia as mismo, y sprender nuevas formas Se pena, perc sei yarrar dean modo ssc. ‘Bueno, quel piense used bien! %6 Cariruto 2 Usted siente normalmente del mismo modo que piensa Lo que dice usted, doctor Harper, parece en principio plausible y senso, °Y me encentara que la gece fuscionaa de un mode tan sea- tila come dice que lo hace! Per, Fxneamente lo que ute y el doc- tor Elis aman su teoia dela Teapia Raciooal Emotivo-Condccual ‘me ena ando uno se mete un poco en ela muy spedticial,atip~ sicoanaitic y como extra de las pias de a revista de la escla de psicologia de cémo-elevase-n-lare-trande-e-loscordones-de- losaapaos. El qe dj eso, el doctor B. assis una conferenca que impr un grupo de educadores, a quienes les hablbs de a TREC. ¥ no sndaba del odo descaninado Alguns de aves ideas sobre a TREC lemon cieraumente supericials. Y te oponen decdidamente + los puns de vista del psicoudlissecodowo —aunque coinciden en ‘econ as ensedanaa de Alfed Adler, Karen Herne, Hoey Stack Sux liven, Erich Fromm, Eric Bere y oro alzeas que inciden en la spscologia dl egos. ‘Sin embargo, pude ever alegetme por la eeprimenda de aquel fico; no pore penars que podria hace cmbide opin, pues ‘sco alguien pute declogusst lor prejuicio de wn psicoreapeta ‘life? y ampaco porque siniera que at ue poaeto en sus, ‘no porgue penabs quests objeiones me pein demestae al ‘esto de la audincia uno de ls principio fundamentals de la TREC. “Used ae opanes esr panto de visa —dije— de que ls sen- timieoros amano venen a coincir on los pensamienen,y cee gue 2 FP no ex posible cmbiar ls emocionesaleerads, cuando yo he dicho que sfque se pase, cambiandoprincipalmene el propio pensimiento, He ‘apes side? “Si. evans lsededor de un siglo de allangos experimencales ¥ elfsicos que demuestan lo coatato, Quin enga ui. Pero supongamos que nos olvidamos de 0 por un moment y not concentramos en Is historia de los limos as tances. So en or timos instentes, micnrasyo dab Is charia sobre ‘TREC. Tuvo usted algunas seatimienosintensos, 00? (Claro gue Io ove! Sent que sted er un poco idiot y que m0 Aebeca Segui dciende rovers, “Excelente —dije, mientras el resto de In eudiecia ellaba di ‘vetida inset. Peto uated rmbidn euvo ot emocdn justo antes ‘eleva par hablar en mi conte, cesroy en lo et? Que yo cave ots emocién..? 7A qué clase de emocin se sefere “Bueno, yo dir que a juzes porn clevacin la desig del on0 des vx mientras tublabe, sted debia sentir tn poco desnsicdad sot el hecho de poaese de pie ea medio de toda esta gent yexpesat {en vor sls opiniones en cones mia Estoy equivocad en en? "Men... —mi antagonist acl durante unos segunds, mien ‘a a sons cmplices de ls personas del udiencia se ponan de ri parte. No. Sapongo que no est del odo equivacad, Sent algo de ansiedad justo antes de hablar y durine Is primer parce de lo que ‘dij pero ahora no sen aside "De scverdo. actamente ln que imaginabs. Ax pay, novo sted ds emociones mientras yo hablsbe enoj y ansiedad.¥abors, jst en ‘eee momento, pec que ao sen nada de vedo 0. Comecto? "Sin dada Nome siento ansono i enfacad, aunque quid sea to un poco de Kstima por used, por incentar mantener na posicn insostenble 7 Taebé! Una vex mis as sons le epee ena, Quiz examinemos el sentimiento de lstims por mi un poco mds tarde, Peo volvamos poe un momenta I anseday el ea- Fado. 2M equivocal suponer qu, por detds desu efido, habia une ‘aden de sentencis de pode: «Be ior de Harper, es oto cre ‘no clega suo, His, no hacen mds qu dei waters Acaso nadie 8 leva impedie que sign sbucicadooas co wads ests baba, eo une reunin de carkte ientficle “—sExactamente!:Cémo lo adivin6? —Y, una vex més coro de risa le ho seni respaldad, Por mi pare, pose —itneiciéncnica De cualquier maner, usted cavo ess penst- micas al pensar a een, Noesten tis de la Terapia Racio- tal Emotive-Conductual sstieneexctamente ett: queen us pent ‘menos, «El doctor Harper no sl dice baba, sno que, dems, no ‘hdr bacetion, se encuenra el verdadero origen de eu enfid, Por ot fare, en este momento, creemos que ys 20 es enfadado, porque {ited hu sosticido el pensamiento original por ore barante dferen- te, esther «Ob, bueno, sel doctor Harper se cee estas toners, i fl pobre diablo quiere seguir creyéadol, se ata de su peoblema» ‘Y este nuevos pensamientos, sfiemamos el decor Eli y yo, see cosntan en el ncn de a acca estado emocional, que sted descri- be con toda evacirad ail ero, como slstzay “Ancs de que mi oponene piers decir nas me, intervino otra persona dea ae “Saponiendo que eed en lo cierto respecto als oeigens de los searimientos de enado y de kia del cto B, equ para co In sad? De acuerdo co las eos dela Terapia Racionl Emotvo-Con- ducal —respondi—, la ansiedad se Te desencadené del siguiente ‘modo. Miners yo lublaba, y micas se incitaba «sf mismo el ‘fd icine lo mal que me ea conduciend yo(y que no de ‘a acer ex), decor B, eambign se exavo diciendo algo parecido 2st! «Slo espera a que Harpe haga una pasa! Vas aver! Lo que le voy decir demenerrd lo dina que (lo iaeigeate que Soy Yo al ponero en evideniadelante de tos). Ahora vas we a que seme, cuanto cenge cain de incevene. Y desputs —suget a cont rnucie—, el dactor B.peasé en diversas Fass pur iniie Su inet ‘enciGn, schazindo algunas de elas con mpider; pea en oras qe podean fasion, ysiguiG buscando ors an mejores con las que des- ‘tomar mis puntos de wists. Sin embargo, no slo intents seunit le ‘mejor serie de fsesy sentencas qe poo izar cont mi, s00 ‘qe tambigasguisdiigndone sf neo: «Qué pense las demas » petonss qu hy en asl? Pensa que me comport de forma tan fstdpida como Harpe? (Se dejan persuaic por su carisma? -Peass- in que estoy closo de su éxito y de de Ellis coa los clenesy con sus libres? Reale, hago bien sbrendo ni boca conta ? Propengo lahipéesi ede que estas ventencias astogentradas pot el doe- oe Ble evar a sence ansoso. Acie, dactor Bs. No eat del too equivocado —accedié mi oponeate, cn cer to tinge rjza de embaaa en sv rostro—. Peo, gas n0 D0 dei ‘mos toes csis como és antes de poneraos de pie para hablar de cualquier cosa en piblico? Cierament, Is inmenss mayors lo hacemos —convine con cordilidad—. ¥, came, ulizoaqut sus crenciss incericiads solo ome cempl, porque lustan lo que, vewalmence, hacemas codes. ero exo precisamente ies mi punto de vista: qu die que no dsjumos de decienos ese tipo de cots, ns sentimosansoss ances de tabla en pablice. Precuenterente, aos demos, en primer liga i ime equneco e me acer In cara de verienzn dente de toda eta gente», yen segundo luge, y mucho més impercance, «jo mdi omer ua eeor as y que Se me cyera a caa de vergcnzadeante ‘codes. Silo ices, sera cereiblely. Pogo debido precamente ‘ge tenemos eras creel extasrofitas,empezsmns aia 80- Sloss casi de inmedito. Peo si padideamos dcinos sola primera sennencia: Si mae equivoco, see va eaee la can de vergiemm delan- te de toda esta gente», y nos dijéwmos algo bastante diferente en lugar de la segunda sencencia, algo como por ejemplo: (Bueno! Si ‘cometo un ero y se me ae In car de vergbenss, 10 me va = puta, pero rmpoco iene or qué resulta vibe, Si creéramos ene file- Sofa, pedcticamente nunc aos sentitamosansiosos, “Par, auponendo que usted, doctar Harper, eté en lo certo respect a imo generé sv ansiedad tl doctor B. —volvi6 a preguntat mismo educador de ances, cedeno expla su posterior desapar- ia, en ls teminas desu teri de a TREC? “May seni. Tras hacer acopo de suficientecomje como pars ble, despcho de esa snsiedad auogeneraa, el doctor B. se dio nent de que, aunque la stung le habia resuleado en part sone junc, aquelo ne eel fin del mundo, y aa die habla sucdido To peor quel out fue descbrir qu yo me habia mancenidoen pie 30 ante su aslo y que algunas personas de la audienca estaban de mi pts, aunque cabin habia lgunas de la suya. De moda que cambis su crencias iteririzadas pr algo precio exo: «Oh, buen, Hs et sigue sin entende lo que digo, sigue sn ver us eros ¥algu- os otros esti de su pure. Maldicio!Siempe hy alguien que se dsj embsocar tendea que hsberlo sues. Espersé el momento ‘oportuae, segueé moseando mi descuerd consis estpids puntos vita, sana no convenzo a oaie mds, siempee pode mostat to lasimoeo que resulta el doctor Harper con so posturas. Con ext sverascrencis, unis ceenciasan-ateorzsdoas, el doctor B. ha oceegudo dispar la anuiedad que, peviamente ee habia geneado a mismo, pars emperars seni, como con rod nati express sims que enfide. Corea? ‘Mi oponente vail de nuevo un momento y,desputs, espa: Salo puedo deity epeir queso tiene ran en pare, Pero tevin no me convence del todo ONT yo espera cvencele. Slo queria ulin su propio jem plo para indicia sted aque aporear alguna ides aicional,y pare ‘nimar ala andiencia a qu hcier lo mismo. Quiz a Terapia Racio- ‘al Earive-Conductual a, come dice, algo supedicialy hue. Yo ‘lo pido que wieder, los edcadores, eden una oportunidad hones ts, par que comprueben ustedes mises si fncios ono. Hasta donde puedo saber, nunca legut a convencer ami oponea te de la solider de Ia TREC. Pero muchas personas de In aan comenzaro a dase cuenta de que ls emociones humanasw paren por are de magia, y que wo surgen de nucstrs acesidadesy dstos Incontciene, sino que sugen cai sempre diretamente de pens: menos, actcudeso creencis, y que por reg ger podem cam- biatuscotablemente madificxnda nuts pensaiento ‘Caundo comenzamos a rflesonat ya exribie acer de a Teri Racionl Emotvo-Conductil (TREQ, en I segunda mitad de In dé cade de los cincuenea, no pudimos recut ms que aun escso mate Sal de inveeigacin para vexpldat In den de que las personas 00 3 Aisgstan por ls buenas, sino que digutan «1 ismasconvenciéa ose devoeameate en el punto B, de crs ceeacia racials acer (4d Ko gue les ocure (las expesincinn ution as dversdedes de us vides) en el panto A. El campo de la psccogta cognitive, por a ro ‘entoncesen sus primers etadios, estaba compuesto por piclogos poco comune, como Magda Arma y RudelfArabeim, qu, yea los “sent, wefan ql emeciones ean estechament liad l pe ‘simiento, Desde entonces, ceatenres —s,cenenares— de erioe de invesigacign an dado soporce a este descbrimiento. Mejor ai, rede mil estos publiados hasta el momento haa demostado gue fi as personas emecionalmenrealteradas se les enseBa «cambiar os croencias ieacionales (TB) con las que se prjudian as mises, mej- ran signifcarivamente su senimento us comportamientas Batre Toe experimentadores que an levadoscxbo exon estado se encuen- uaa Aaron Beck, Howard Baslow, Jery Defeabache, Raymond DiGiaseppe, Windy Deyn, ene Fikia, Albee Ells, Mervin Gold- fred, Howard Kesinove, Acood Lazar, Richard Laxarus, Donald Meichenbaum, Paul Woods y ots ‘Sein ets invertigadores, tenemos shor evidencias considers bles de que lor sre himanos tention por regs general del mismo ‘modo en que pensimos —y también que normalmence pensamoe del ‘modo en qu sentimnos La ei sca dela TREC, al igual quel de Ja mayor pate de lors TerapinsCopntivo-Condcrasles (TCC) que Jasiguieron un dada despues de us iniciosen 1955, sstiene qu los sere humasos tienen unos objecives y vals biscos (©), y que, cusn- Ao eats se Frseran 0 Bloque, ls personas se comport co f= cueacin —aunque no sipre—de forma consractiva y de fcmades- tractva (periudicndose» 3 miss) de acuerdo con estas ABC de ‘rssomna emocionsle y comporamentale: © (Objetivos y valores.) Sepuie vivo y sense exzoablemente feliz osatisfecho 1) consigo mismo, 2) ens rlaciones co los dems 3) en cuanto «lo que produce y lo que consigue, 4) sien- bo cxgialycreaiv, 5) disfruando de actividades isicas,emo- ‘Sooaesy menses. AY GEsperienciasactivadoras o adversidades.) Acooteimientes, nchenton, experiencia 0 pentmienor que interiren con ole Impidea sleamzr sus objetivos (0). Ejemplos facasur en obje- ‘FA cospodea igs AcivingBxpineso Adve (7) 32 el sivos importantes se eatado mal por los dems; verse privado de placer; ena enferme 0 minusvlid, (Creencias, iss yGlostas acerca dels (A) sdversidades.) 1B* (Croencia irracionales acecs de ls adverse. Bxigencia intensa de que ao ecuran en absoluco) Bjemplos: «jE mde alge dy racasa en mi tabs se ua exe po los. «fla ence ca dea tetame injustament y hacese dil por ellos «/Tine que dejar e lover, pars que yo pueda conci- at con prt de ven! Seria alcatel que no y seeale el mximo paca avi slo Irnvés de experiencia altamente emnociva? :Acato lor novelas ls dramatrgor a orificar algunos de us propos excses vem ‘os, no suelen dfn aides de qu ao poems decir qu estamos sealmente «viva» a meno que visemes en ext mont mus que lees dade Ia mis profunda deprsin hasta la dicha mania, ps luego volver «cer en ls congas de Ia desespercin? “Oh, venga ya! ¢No estan exagerando? Si, probablemente. Pero, yas, no exagers ambi? No. No me digan que en sus propas vidas comport siem- recon sangre fa, si perder los estribos en nigga momento, sia sexsi nanes ninguna pen, ning lo, i alepri,m eufra sa se ‘ie mda % -—Fspecamos ao comporetnos a. ¥ podemos conseguir la dela cin jurda de ods nesta eps, Sits, amigos ycompabas de tabjo del pasado y del presente para demostraro. Perm, caaso alguien ha dicho que un pensamiento ricional y bien organiza es ‘compatible cn uaa emotvidad iteasa? “AL menos sens aero, ¥, basta el moment, wstedes, os era peutasriconales, no ban hecho nada por demortar lo conto (Cn van fate nest mpeesin de que a acionalidad nos hace Sdemasiad frioe “—Nesotos no tenemos por qué refit ss hipseesis. Usted supo- ‘5 gue por el mero hecho de que la sao pada iter en una emo- le incens ( admivimos deididamence que sf que pat), in que bloqueal. {Cnc y cro demos eo? “Un buen planceamiento —suclen admii las personas que nos pregunean-—. Fl rasonamiento me nesarional ene que intederisen ‘un Secimienco teas, per cis no sulesucedes ai? “No, no siempre sucede 50 HI rzosamienc bloquen noemal- mente lat emocones insu © perjdicnles pars uno misma. De Ihecho,sosoeras somenemoe qe, dado que el sentimiento va ido ‘ensimiento, cuanto mi pense gene de forma rina, menoe probable habe de que generen y mantenga Seatimients perie ‘cies. “Bnconers, ustedes esta admitendo pricticaente musta acu ‘acidn —suceninervenit ls pesonas que aos cusiona en ete pa to Acaban de admitie que el pensamienco racional de «un lado las emaciones intense, “Noda de ao! Usted ba suscitido de ora legion a plaben, nent ie nosotros hemor tilizado, por nuestra palabras «in- sanas>y epesfudiciales» Pezo qué cosa mis total ¢Acaso no significa lo mismo? No necrsariamente. Una emocién intense puede tener Ingae ‘uando consigue algo importante y valoso para sf mismo Ast, puede ‘que dese amar inteneamente encoora aba petona con un cae Terrins qe le agraden y amar intensamente Quis tabi expe se su amor de uns forma bastante contractva, ertando a a pectons tuna con cri ygandndos su compat. Y sus sentiments oro fo quis Ie leven tabs con mis ahnco, a serie poems 04 ha 36 cer ote contsproduetivas, Por el conteco, el amor peudicil © ‘esordenado edie que elves consecuencas de ese tipo Ast pes, steer airman qe, aunque las emociones dsordens- dhs son en gran medida incompaibes con el pensamiencoeacionl, las emocines sans sf que soa comparibes con la racionalidad, Co- Scuenemos que el pesamientaricionl leva sormalmente sn increment en ls emocionesplacenteas. Pes ls inén humana, $i se util del modo apropiad, le permite ala persons mininiza los Sentimientospejudiiles,y, por encima de rod, el pico 0 ia ee ‘dsordenade. Con psteriosdad eaderin a apaccet enenciss y mo- ‘ones mis placentes- Toco ls emocions 0 placentas, cme unt jena oun pest intense, nos pueden lear» la consccucida de aque Ils cous que queremas en la vide; pues, cuando la wrilizamcs como indicos de que algo no ha id bien yconvien corregil, nos perm ten ima las experiencia indeseabls (coma el facazo oe ech 2a) qoe nos leva a entra dlidsy spessdumbrados May inverse Peo exo 0 deja de se hipesi,y ustedes no tenen mis remedio que sustentao Esato. ¥ vamos a peesentar una considemblecatidad de datos clinics, eperimentles, pesoale y de oto tipo ea el esto de pi- fis de ee libro, Peo le eidenciss més importantes so las que weed ve puede propacionr a sf mismo. = Qui? :¥o? Si Used: Side verdad quiere vers nests tora on vais, conserve por todos los mods su esepicise; peo, devez en cuando, deforms experimental y dése tabi la oportunidad de per ¢ ‘ral escoe punto de vss raconales. Teme alguna desu desde ‘hus (entimientos de vrgUenz,depesén 0 enoj qe le estén causan- ‘bo estegs) y pongs proba, de verdad pong a prucb, algunos de fries méadoe cogntives, emacionales y compotamentles pre ‘educi es sentimientes, No aept lo que esas dciendo por un ‘stn de fe, Panga proc seta eas. Vir qué resuleadas coo sigue Parecesazonable. Qui lo itene De anverdo,entonce. Veumos i podemos respaldae nests ‘wore del pesnmienorscionl y de una sone emodvidad 37 Al legac aqut,esbonamnos aomalmente algunas de as ides bsi- cs dela Terapia Raciooal Erotive-Condctual acerca de le pense tienosy Is emociones. ‘os sentimientashumanos urgen en gran medida del pensamien- to, Sinica eco que usted puede (o debe) coatoat rade su emo- ‘ones 2 revé de arn? No exactamente ‘Como ser humana, cuatro process bisios le permitensobrevivie, ser fli: 4, Percibe 0 sient ve, sabores, hele, sen, oy) 2 Siete se emaciona (ama, eis, teme, Se sinte contento © este. 3, Se muewe a aca (caming, come, nad repay eg). 4, Razonao pense (recuerda, imagina,especul, concluye, resuel- ve problems. [Noralmence, sted experimenta estas cuatro process bisicos de forma cnjunta.Tomems, poe ejmpla, la pecepcn. Cuando pee be rene algo (por ejemplo, cuando ve una mannan), end tam- bin ¢ pensar en ello (pens en comérsl) cen algunos seatimientas al especto (a deen ono la dest y ace alo al espcto a toma oa ej. ‘De forma pec se mueve oat (pongamos qu coge un pa 4a, ambien peribiet lo que hace (poe ejemplo, verve cagienda el palo) pensar lo que hace (imagin lo ue podria hacer cone plo em particulary tend alguna emocin al espect le grads). ‘Oxo mis 5 piensien slg (por ejemplo, en un curiam), en der simulncamente »pecbil velo; = eri algo sobre leese- ‘ona fvorsle o desfivorblementl: ya actoe de scerdo con ello (omar el lpi y ponerse a sci. or demo, iene wna moc al respect de algo (pongames poe cx que ons oma persona) ender ambi a perils reas, of Jas, coals); «pensar en lls corals, planearsecéao evita), 178 tomar alg tipo desc al espero (hui dees persona). ‘Ast pes, funconamos de forms hols (percibiend,acruando, pensandoy siniend simuleéncamente). Nuestros cuatro modes his ta de elacin con ol mundo we Bunconan por separ, comenzando 38 cad uno de ellos donde ls ots lo dejan. Se superponen todos entre Soy denoan specoe diferentes de nuestra exsencia Ass el pensimienco, ademis de los cambios bielcrieasconstan- es que conllevsen el cerebro, y de abu el recuerdo, el wprendiaje ln teaocion de problemas, supane ambi (en cietta medida = ‘ne que super neesciamente) deerminades comporemieaos se Sotiales, moericesy emocionles. Por tanto en garde dei ragamence, como solemos haces, Jones pienst en este rompectbees>,podiamos decir mis coperetmente que "Jones peribe-actia-sientey-pensa en este compecabenss. Sin em argo, dco que ls mocwos de Jones sespacto al rompecabeaas quad se ‘cenit principals en reolvero, alo sian en vero, ani- puliclo sets, podemos deie que piensa en el rompecabera, st faces menein epecifia a qu tbe pacibe, sti y scare con tela- Cin a. Pero haiamos bien en no olvidar que Jones (come cuuier ‘cs peson) 0 dispoe ealmente de a hubilidad de siiomes pensar fate rompecsbeas salve duzsoe lapses de uno o dos segunds. rapt: Dado que dsponemos de esto procesce wales bcs, 1 dado ue no podeaos separ el pensumiento del perepci, I ac- (in yc sentimieno, cpor qd le hemos de dar tanta importanca tla TREC? Rest: Pot as zones qu en bree expondremos. Per sealers en primer Inger que ls emociones, ds que les pensamients, consti- ‘yen el principal problema de lava humana en nuestros tempos. (Con anterior al compete con el resto dels animales, ls humans tenis ln neceided de ver, de moverns y de pensar mejoe de lo que locas los animales, one fin de aregorarmo la supervveaca. Ps, en La actualdad,despds de invenar las lentes pac a wis el radar, ‘Lavin, lr ordenaore oer asteuments y objecs que poencian la perepcén, cl movimiento y el pensamienco, los sexes humanos nsinames Ia ira y busamosotos munds que conquita. Sin embargo, en el campo emocionl hemos heco muy pos pro- rest, A despecho de ls sorprendentesprogresne Fiiosrealzades, Seuimos motcindo una exasamadure emoconal 0 tna Ficidad eo mayor que ls de lo siglasaneroes. De hecho, en muchos a5- Prete actuimoe de un modo mis infil, exravaguate 9 ated ‘mocinalmente de lo que nus aces lo habtames hecho, 39 Hemos hecho algunos progress, por supuest. Ea el campo del agotsio y ia psicoterapia se ha dado un considerable wance ea ‘omprensin dels tastornos emocionles, Enel campo de a biog rica, la wclizacién de femacos, la verpia fia, los métodos nearo- sicolgicos y ous enieas se fda «nuestro conocimientos bre ‘timo se geneen las personas sus props tastoros y qué pademos hacer para que ecupeen su equiibioemocional ‘Sin emburgo, auestaasigatarapendienre sigue estado todavia en contol o ene eambio de as emeciones, yen elconsiguience alivio que se eansmite fmis- mo, nel momencoen que empiacea vers compeender yds lss ‘crencis itaconales que scompafan 2 sit vntimientos malsinoe tomard conciencia de los pensimientos «incoscientes, potencande ‘enormementesucapacidad pura cambiaryredacie ss erator ‘Peemfasnos insist ana vex misen gue gra pce del que lt smamos emi proviene de deveeminado tipo de pessamieno: un pea- siento parcial y leno de peeuiioso temendamenteeralustiv. {Lo que habiculmenceeiquetamos como pntaion et compuesto por ua valorcén relarvamente tranquil de una scwci, un al sis despasionado desu elementos yun conlusin axonable acerca deco, ‘Ast pues, cuando usted pense cranquilamence, puede ver un xo- ode pan, ver que dene un poco de mobo yeeconae qu una a= Sin en que cis pan con moose po enfermo, Pot lo. que guitar 1a parte mohosay se comeri el resto. Sin embargo, si piensa ysiente sptadamene, quiz observe el mismo woz de pan y reuede lo des “ godale 0 pesiudicial que sues aquella experiencia previa can el mobo, que le ho sente nfusrs, yee «la basua todo el pan, con To que pasted harbre TE este caso, cmd seemociona, pens tanto como cusndo piensa forma sen eae pan, Pero ulin un i de pensamiento dfrete, ‘pensandoen lo mal que lo eaten aqua experiencia anterior, pensan~ Joe un modo percal excesivamente generlinadre nei. Cuando pienss despasionadamente, ois ls mayor canted de informacion “isponibledefrnasacional (po ejemplo Informacion de que el pan on mobo eacarea uno desagradibesconteruencia que porelcon- tai el pn eno contene mobo es buen). Pero cuando pens y se mocions deforma rendre, slo wlza uaa parce de la informacién ‘ponible dade que el pan con mobo tiene consecuenciasdesgrada- blesy poe anton hay que comer), Penst n significa no sentir emociones; ila emotivided significa ‘que uno no pense, Cuando pins, tender «velo edo de un modo thenos pasa cas cde or epereniasaneioes que cuando muss- fie semecionale, De a que emplee més informacién entre la dis- ponble y que genealice min. Y lego pode actus de un modo mis exible, ala bora de tomar decisions, rapt: No seria mejor que miraran dinde pisan? Antes stablestan una division cuddrple del comportamiento bumano.en ipercibir,atuan, ponaar y sentir, y abora nos bablan de personas pensantes» 9 de personas semcionaless, come si nunca antes Iubieran ecb Tar dstinciones que ban becho Reyca (Exaco! No exsten pessoas exclsivameate pensantes emocionals, dado que tdaey cada wna percibe,ectan,piensan y Sienen simoltdneameate. Sin embargo, usimedo la erminologia previa ay persona que peribe, acca, pwn ysienten; mientras (Ge hay ox que peribe,acan, piensa sine, Ess lima ute Tran un ip de pensuniento diferente al de as primesas,y de ahi que ‘sentn prdminantmente. Mienes los ors, con un modelo cognit- vo més tanqulo y menos prjudicial, pinsan prbwinarionent. No Usante, tds las pesonas pienso y fe emoconan, a megos que se encuenten en extado decom ‘ero lo mie imporesnte enti ea esta: que codes sentimos, pero muchos tenemos seninientor malsnos Ia mayoe pure dl tiempo, 4