Está en la página 1de 14

Expediente :

Especialista : I. Arias.
Escrito : 01-2018.
Sumilla : Interpongo Querella.

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO PENAL UNIPERSONAL DE LA


PROVINCIA DE EL COLLAO – SEDE JUDICIAL ILAVE.

ALBINO ZAPANA CUEVA, con DNI


,01335942 con domicilio real en la……,
Distrito de Ilave, Provincia de El Collao
departamento de Puno, señalo domicilio
procesal en el Jirón José Gálvez N° 207,
de la provincial de El Collao - Ilave, a Ud.,
respetosamente, digo:

I.-NOMBRE Y DIRECCIÓN DOMICILIARA DEL QUERELLADO.

La presente querella la interpongo en contra de:

a) SANTOS APAZA CARDENAS, a quien se le deberá notificar en su


domicilio ubicado en el ……………. De esta ciudad de ilave, provincia de El
Collao, Departamento de Puno, con las notificaciones que recaiga de la
presente querella, y.

II.-PETITORIO.

De conformidad con lo dispuesto por el primer y tercer párrafo del articulo


132º del código penal; concordante con los artículos 107º, 108 y 459 del
Codigo Procesal Penal; SOLICITO se me constituya como querellante
particular en la presente acción penal privada (QUERELLA) que interpongo
en contra de SANTOS APAZA CARDENAS, POR LA COMISIÓN DE
DELITO CONTRA EL HONOR – EN SU CONTRA DE DIFAMACION
AGRAVADA POR MEDIO DE LA PRENSA, por haberme lesionado mi
honor a través de un medio de comunicación en prensa escrita; y se
tiene como:

1.- COMO PRETENSIÓN PENAL: Se le sancione con pena privativa de la


libertad de tres años (pena efectiva) y con trescientos sesenta y cinco días –
multa al querellado SANTOS APAZA CARDENAS y;

2.- COMO PRETENSION CIVIL: Se fije una reparación civil ascendiente a


la suma de S/. 100.000 soles……… .

III.- FUNDAMENTOS DE HECHO.

PRIMERO: RELATO CIRCUNSTANCIADO DEL HECHO PUNIBLE.

Señor Juez, el querellado es una persona que ocupa el alto cargo de Alcalde
de la provincia de El Collao –Ilave elegido mediante elección popular,
SANTOS APAZA CARDENAS, por la comisión del delito contra el Honor,
en su forma de Difamación Agravada por medio de la prensa, en perjuicio
de mi honor y reputación, por haberme atribuido hechos, cualidades y
conductas deshonrosas e ilícitas en la prensa escrita denominado: “SIN
FRONTERAS Tu diario regional”, publicada el día 11 DE SETIEMBRE
DE 2016.

El querellado, con absoluto menosprecio a la veracidad de la información,


refirió lo siguiente:

”Santos Apaza asegura que quieren desestabilizar y convertir a la capital


aymara en un campo abierto para sus negocios

“el patrón de prostíbulos” promueve revocatoria

De acuerdo a la denuncia de la provincia de la provincia de El Collao, Santos


Apaza Cárdenas; el patrón de los burdeles en ilave, Albino Zapana Cueva, es
quién está detrás de la revocatoria y se asoció con un dirigente y un
periodista de esta ciudad para desestabilizar al municipio y convertir a la
capital aymara en un campo abierto para sus negocios.

Para prueba, ofrecido dos audios y testimonios que ubican a Albino Zapana
en una reunión llevada a cabo el día jueves nada menos que con Fredy
Copaja y Jorge Olivera, regidor de oposición

¿Y qué hacían juntos? Pues challando el kit de revocatoria, lo cual no tendría


nada de malo o cuestionable; Zapana Cueva es conocido por manejar dos
prostíbulos, uno muy cerca del centro y otro por el peaje de Ilave, además
de una discoteca que tiene más de tres nombres.

Y no solo eso, sino que el aludido, tambien se desempeño en la Gobernación


Provincial de El Collao y fue funcionario de la anterior gestión municipal.

Según, explica Santos Cárdenas, el patrón de los prostíbulos de Ilave, usa el


nombre de su cuñado Héctor Mucho Yávar, como el propietario del local, por
eso, Hábeas Corpus planteado en contra del municipio (por cerrar uno de los
locales del “patrón”) fue interpuesto por Héctor Mucho Yábar.

Lo que llama la atención es que interpone tal recurso basándose en


permisos expedidos cuando él era funcionario del municipio.

Con todo ello, explica el burgomaestre de la comuna edil, lo que estaría


buscando es imponerse ante el municipio y lograr que la ciudad de Ilave sea
un campo fértil para sus negocios nada positivos. “

El atentado contra mi honor, que configura el delito de difamación agravada


se puede verificar en la portada y la pagina 20 del diario “SIN FRONTERAS
Tu diario regional“en fecha 11 de setiembre de 2016, se adjunta el diario
escrito (anexo…) en calidad de medio probatorio la misma que deberá ser
debidamente merituada por su Despacho.

SEGUNDO.- Señor Juez, el querellado SANTOS APAZA CARDENAS,


basándose en argumentos que no se sujetan a la veracidad y realidad, con
evidente animo difamatorio con las mentiras, acusaciones falsas, calificativos
y frases ofensivas, que se han proferido contra mi persona, con las que trata
de crearme una mala imagen, convenida y de repudio ante la sociedad; asi
como su clara intención de perjudicarme; me causo daño moral de
incalculable valor, y buena reputación de padre de familia, empresario con
una trayectoria intachable ya que el querellante soy un empresario muy
conocido y de buena reputación ante la sociedad, el querellado con una
actitud irresponsable, mediante el diario “SIN FRONTERAS Tu Diario
Regional” que tiene miles de seguidores declaro que soy el “Patrón de
Prostíbulos” en la ciudad de Ilave y que estaría promoviendo su
revocatoria a fin de tener un campo abierto para mis negocios, sin tomar
ningún sustento ni fundamento probatorio solo con el ánimo de dañar mi
honor y con la finalidad de hacerme quedar mal ante los ciudadanos de
Ilave y la sociedad.

TERCERO.- Que, el querellado, además refirió que el recurrente estaría


detrás de su revocatoria, que me asocie con un dirigente y un periodista
para desestabilizar el municipio, de igual manera que tengo dos prostíbulos
además de una discoteca y estaría uno de mis supuestos locales a nombre
de mi supuesto cuñado de nombre Hector Mucho Yabar, que me he
aprovechado de mi cargo cuando trabaje en la municipalidad todos estos
hechos siendo en su totalidad falsos, el señor antes mencionado no es mi
cuñado ni familiar del suscrito, y que nunca expedí autorización alguno
cuando preste servicios en la municipalidad para las actividades que el
menciona y profiriéndome en todo momento como el “Patrón de los
Prostíbulos” declaraciones claramente con la intención de dañar mi honor
y mi reputación como persona y sobre todo ante la sociedad.

CUARTO.- Que, no bastándole esos comentarios en una de las imágenes


que publica el diario “SIN FRONTERAS Tu Diario Regional” aparece una
dama a quien desconozco y el señor querellado afirma que es mi esposa
quien estaría agrediendo al Gerente de Comercialización, lo que me ha
generado daños y perjuicios irreparables a nivel individual, familiar y ante la
sociedad, llegando al punto de casi divorciarnos por culpa de estos
comentarios vertidos por el querellado, llevando hasta el momento una
relación resquebrajada con mi esposa desde el momento de estas
aseveraciones mal intencionadas de que es mi esposa y por lo proferido que
soy el “patrón de los prostíbulos” conductas que han lesionado mi honor,
reputación y mi familia; en este caso, el querellado Santos Apaza Cardenas
actuando temerariamente y con dolo antes de los hechos en varias
oportunidades fui al municipio a solicitar de manera formal que me
otorgasen copias de las habilitaciones urbanas…………… de la Municipalidad
provicnial de El Collao, que nunga me otorgaron y por ese motivo tuvo que
recurrir a la justicia mediante el Habeas Data, siendo favorable hacia mi
persona por lo que siempre tuve represalias…..………………….con lo que
demuestro que su actuar difamatorio, el querellado a tenido plena voluntad
que con estas expresiones a un medio de comunicación que tiene alcance
regional iba a generarme un daño mayor contra mi honor, lo cual revela su
actuar doloso de manera consciente y voluntaria

QUINTO.- Señor juez, el querellante pueda que alegue que vertió dichos
comentarios por ser funcionario público en este caso Alcalde de la provincia
de El Collao - Ilave, y que está en el cumplimiento de sus obligaciones, pero
esta no constituye una excusa absolutoria, tampoco una causal de atipicidad
ya que en este caso los calificativos inciden en plano estrictamente personal,
que nada tiene que ver con el ejercicio de su actividad de funcionario
público y es evidente que ha procedido con pleno conocimiento y conciencia
de la falsedad de sus afirmaciones y del potencial perjuicio que mediante un
medio de comunicación de alcance regional iba a generarme un daño mayor
contra mi honor, todo lo cual revela su actuar doloso, de manera consciente
y voluntaria, por lo que la conducta desplegada por el querellado se adecua
perfectamente a todos los elementos objetivos y subjetivos del tipo penal
del delito contra el honor en la modalidad de difamación agravada, por
medio de la prensa en este caso por medio de la prensa escrita.

SEXTO.- Para que se perfeccione este delito basta que con dolo o intención
consciente de difamar se haga a un individuo o persona una imputación de
hechos determinados capaces de exponer al desprecio u odio público, como
sucede y sucedió con el querellante. Es evidente que el querellado, ha
procedido con pleno conocimiento y conciencia de la falsedad de sus
afirmaciones, con animus difamandi, de manera consciente y voluntaria, por
lo que la conducta desplegada por el querellado, se adecua perfectamente a
todos los elementos objetivos y subjetivos del tipo penal delito contra el
honor en la modalidad de difamación agravada, por medio de la prensa
escrita que tiene alcance regional, sin respetar el derecho consagrado y
protegido constitucionalmente, por lo que no hay razón o causal de
justificación que lo exima de responsabilidad penal. Que, a mayor
abundamiento, el mayor contenido del injusto penal, se alcanza en la
difamación con la utilización de los medios de comunicación social, pues es
evidente que dichas vías de comunicación permiten con facilidad que la
noticia se propale a un mayor números de receptores, en consecuencia la
difamación importa una mayor reprobación jurídico social, por cuanto la
lesevidad del bien jurídico adquiere una mayor intensidad1

SETIMO.- finalmente señor Juez posterior de haber proferido, mediante la


prensa escrita sobre esta conducta difamatorio, el querellante en la sola
intención de dejar reparar el problema, conforme al artículo 7º de la
constitución política LE REMITÍ UNA CARTA NOTARIAL AL
QUERELLADO, en fecha 13 de setiembre de 2016, donde le hice alcance
de la magnitud del daño que se me estaba causando por la difamación
detallada y narrada en el relato circunstanciado del hecho punible,
requiriendo al querellado se sirva a aclarar y rectificar los cargos
difamatorios contra mi persona en el mismo medio de comunicación escrita
y esperando a que rectifique en fecha 14 de setiembre de 2016 se adjunta
el diario (anexo………….), pero como es de esperarse de una persona que no
tiene reparos de destruir honras y hogares pese a que la Constitución
Política le obliga a rectificarse, hizo caso omiso a este pedido, ya que no le
dio la importancia que merecía dicho documento notarial.

Este antecedente, demuestra que el querellado, está orientado a afectar el


honor de las personas, violando con ello la Constitución y la ley, sin medir
las consecuencias de sus actos, sin verificar la veracidad de sus
afirmaciones.

FUNDAMENTACIÓN DE LA PRETENSION PENAL Y CIVIL:

1
VILLA STEIN, Javier (1998) Derecho Penal. Parte Especial, Delitos contra el honor, la familia y la libertad,
pagina 47, editorial San Marcos Lima 1998.
LA PRETENSION PENAL, lo justifico por cuanto contamos con elementos de
prueba suficientes que acreditan la magnitud del delito de DIFAMACION
AGRAVADA CONTRA EL HONOR.

LA PRETENSION CIVIL, lo justifico en lo siguiente:

Señor Juez, el querellado ha lesionado mi honor, ocasionándome daño moral


de incalculable valor, puesto la difamación agravada acontecido en fecha 11
de setiembre de 2016, el querellante como es de público conocimiento, mi
persona es empresario y con buena reputación de padre de familia, los
comentarios proferidos a través del Diario “SIN FRONTERAS Tu diario
regional”, por el querelllado, causaron un irreparable daño a mi honor, buena
reputación y moral, pues estos fueron maliciosos y trascendieron en la
sociedad, con el evidente ánimo de perjudicar mi dignidad como persona,
poniendo en juicio mi honorabilidad como persona y la intachable trayectoria
con la que cuento en la ciudad de ilave, y lo que es más grave difamándome
en una prensa escrita que tiene miles de seguidores a nivel regional, pues,
aprovechando y abusando por el cargo que ostenta el querellado en su
condición de ALCALDE PROVINCIAL DE LA PROVINCIA DE EL
COLLAO, con total libertinaje arremetió en contra del recurrente, sin
siquiera mediar algún tipo de probabilidad de inocencia del recurrente
acusándome ante la opinión pública con hechos falsos e improbadas,
violando mi derecho fundamental establecido en al artículo primero de la
Constitución Política del Estado, que señala ” la defensa de la persona
humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del
estado “, concordante con el inciso siete del artículo segundo de la
constitución que señala ” al honor y a la buena reputación, a la intimidad
personal y familiar así como a la voz y a la imagen propias “. Por lo que,
actualmente, sufro del detrimento de mi honor, por el daño moral causado;
por ello, señor Juez, por tratarse del honor, éste no sería cuantificable, no
estimable en términos numéricos con una adecuada precisión, sin embargo,
estimo conveniente un determinado monto por haber lesionado un bien
jurídico subjetivo de enorme valor en la sociedad, además de tener en
cuenta que, el querellado en ningún momento tuvo el ánimo de retractarse
a través del referido medio de comunicación pese a la CARTA NOTARIAL
enviada al querellado solicitándole se retractara de la difamación.
En ese orden de ideas y siendo el querellante titular de un derecho subjetivo
de alto valor como lo es el honor y por la depresión severa en la que me
encuentro actualmente es que el querellado debe resarcir los daños
causados, además de haberse ido en contra de normas de carácter
constitucional y penal.

RESPECTO DE LA RESPONSABILIAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL (DAÑO


MORAL) derivado de la difamación ocasionada por el querellado, reúne
todos los aspectos o requisitos de la responsabilidad civil para su
procedibilidad, conforme lo establece nuestra norma adjetiva civil, artículos
1984° y 1985°:

En cuanto a LA ANTIJURICIDAD, claramente el querellado con la conducta


desplegada en contra del recurrente, conducta que no está amparada por el
derecho, ha vulnerado normas de carácter constitucional 2 y penal3

Por ello la conducta antijurídica típica dio origen a la obligación legal de


indemnizar al querellante.

Respecto de DAÑO CAUSADO, esta corroborado con los medios probatorios


ofrecidos a su despacho el menoscabo ocasionando al querellante, respecto
de mi derecho subjetivo al honor, originándome desde el momento de la
difamación agravada DAÑO EXTRAPATRIMONIAL (daño moral), además el
daño se acrecienta aun mas por la cantidad inmensa de miles de seguidores
que tiene el diario “SIN FRONTERAS Tu diario regional”, por tanto, el daño
producido, no tiene retroceso y por ende soy merecedor de la tutela legal.

En cuanto a la RELACION DE CAUDALIDAD, debo referir que los hechos


denunciados en mis fundamentos de hecho, fueron la causa que produjo el
daño a mi honor y moral, daño que efectivamente jamás hubiera existido si
el querellado hubiera actuado de manera diligente, tales actos contrarios al
derecho tuvieron como consecuencia un enorme daño moral al querellante.

2
Constitucion Politica del Peru, Articulo 2, numeral 7: TODA PERSONA TIENE DERECHO A: “Al honor y a la
buena reputación, a la intimidad personal y familiar, asi como a la voz y a la imagen propia.
Toda persona afectada por afirmaciones inexactas o agraviadas en cualquier medio de comunicación social
tiene derecho a que este se rectifique en forma gratuita, inmediata y proporcional, sin perjuicio de las
responsabilidades de ley.
3
Código Penal, articulo 132, tercer párrafo: “Si el delito se comete por medio del libro, la prensa u otro
medio de comunicación social, la pena será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años y
de ciento veinte a trescientos sesenticinco días-multa.
Entonces existe probada relación de causalidad entre la conducta antijurídica
y el daño causado- relación causa efecto-.

Finalmente, de los factores de atribución , que para el caso en particular


adopta el sistema subjetivo de responsabilidad extracontractual , construido
principalmente por la culpa (dolo) del autor del delito, o el bien llamado
“animus difamandi” , que como bien lo tengo mencionado, el querellado
actuó bajo animo deliberado de causar daño al querellante (actuó con
intención de efectivamente dañar mi honor ante la sociedad y
consecuentemente mi moral), dicha afirmación será contrastado mediante la
inversión de la carga de la prueba de la culpabilidad conforme fluye
claramente del mismo artículo 1969 de nuestra norma adjetiva civil, cuando
dispone: “aquel que por dolo o culpa causa un daño a otro está obligado a
indemnizarlo. El descargo por falta de dolo o culpa corresponde a su autor”,
sumado a ello los medios probatorios ofrecidos por el querellado.

Por lo señalado en los puntos anteriores, solicito que oportunamente se le


condene al querellado, al pago de una Reparación Civil ascendente a la
suma de s/. 100.000.00 mil Soles (cien mil soles) a favor del querellante.

VI.- FUNDAMENTACION JURIDICA

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL EN LA SENTENCIA NÚMERO 2790-


2002-AA/TC, “el derecho a la buena reputación están estrechamente
vinculados con la dignidad de la persona, derecho consagrado en el artículo
1° de la Carta Magna; su objetivo es proteger a su titular contra el escarnio
o la humillación, ante sí o ante los demás, e incluso frente al ejercicio
arbitrario de las libertades de expresión o información, puesto que la
información que se comunique en ningún caso puede resultar injuriosa o
despectiva”.

“El delito de difamación consiste en atribuir a una persona un hecho,


cualidad o conducta que perjudique o menoscabe su honor o reputación,
ante varias personas, reunidas o separadas, de forma que pueda difundir la
noticia. En este sentido constituye delito el publicar comunicados de prensa
en los medios de comunicación, en los que se utiliza frases que difaman a la
víctima”4.

DE NUESTRA NORMATIVIDAD PENAL

El artículo 132º del Código Penal establece:

“El que, ante varias personas, reunidas o separadas, pero de manera


que pueda difundirse la noticia, atribuye a una persona, un hecho,
una cualidad o una conducta que pueda perjudicar su honor o
reputación, será reprimido con pena privativa de la libertad no mayor de
dos años y con treinta a ciento veinte días - multa.

Si la difamación se refiere al hecho previsto en el artículo 131º, la pena


será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de dos años y con
noventa a ciento veinte días - multa.

Si el delito se comete por medio del libro, la prensa u otro medio de


comunicación social, la pena será privativa de libertad no será
menor de uno ni mayor de tres años y ciento veinte a trescientos
sesenta y cinco días - multa”.

La conducta del querellado encuadra en el tipo penal de difamación


agravada por el contenido agraviante de la ofensa y por el medio empleado
que tipifica el artículo 132º del Código Penal.

En el presente caso se verifican:

a) Los elementos de la parte objetiva del tipo penal de difamación agravada:

- El querellado tiene la calidad de autor directa de la figura de difamación


agravada, pues a través de medios de comunicación como es en este caso
mediante una prensa escrita diario “SIN FRONTERAS Tu diario regional” me
ha ofendido lesionado mi honor, mi prestigio y reputación.

- El querellado me ha imputado a través de un medio de comunicación como


es prensa escrita, un comportamiento, atribuyéndome hechos, cualidades o

4
Ejecutoria Superior de la Sala Mixta de la Corte Superior de Ucayali del 22 de diciembre de 1998, Exp. N°
345-97.Academia de la Magistratura, serie de jurisprudencia 4, Lima, 2000, p.137.
conductas que han lesionado mi honor los cuales han sido señalados en los
fundamentos de hecho de la presente querella.

- El querellado al haberme imputado conductas falsas y al haber utilizado en


la difusión de la ofensa un medio de prensa está incursa en una
circunstancia agravante por el contenido delictivo de la ofensa y por el
medio empleado.

b) En cuanto a la verificación del elemento de la parte subjetiva del tipo


penal de difamación agravada, tenemos:

El dolo, el cual se verifica al comprobar que el autor conozca que con sus
expresiones va a lesionar el honor de la persona y pese a tal conocimiento
las comunique.

La jurisprudencia nacional ha establecido que para la configuración del delito


de difamación necesariamente debe mediar el dolo, que implica el
conocimiento y voluntad de la realización del tipo objetivo 5 .

Es decir, la querellada quiere que se difunda un hecho, cualidad o conducta


falsa que puede, como efectivamente ha sucedido, perjudicar mi honor y
reputación.

JUSTIFICACAN LA PRETENSION CIVIL

El artículo 1322 del Código Civil establece:

“El daño moral, cuando él se hubiera irrogado, también es susceptible de


resarcimiento”

El Artículo 1983 del Código Civil establece:

“El daño moral es indemnizado considerando su magnitud y el menoscabo


producido a la víctima o a su familia”.

El Artículo 1985 del Código Civil establece:

“La indemnización comprende las consecuencias que deriven de la acción u


omisión generadora del daño, incluyendo el lucro cesante, el daño a la
persona y el daño moral, debiendo existir una relación de casualidad
5
Ejecutoria Suprema del 28/08/97; Exp. 4400-97; Especial de Derecho Penal. Gaceta jurídica, Tomo 61; p. 97
adecuada entre el hecho y el daño causado. El monto de la indemnización
devenga intereses legales desde la fecha en que se produjo el daño”.

VII.- MEDIOS PROBATORIOS.

Los medios de prueba que ofrezco como sustento de la querella, son los
siguientes.

1. Diario “SIN FRONTERAS Tu Diario Regional”, de fecha 11 de


setiembre de 2016, con el que se acredita el agravio que configura el
delito agravada en el cual el querellado infiere hechos y cualidades
negativas respecto de mi persona.
2. CARTA NOTARIAL remetida al querellado, en fecha 13 de setiembre
de 2016, donde expresamente el querellante le solicita al querellado
se rectifique de sus versiones difamantes, sin embargo hizo caso
omiso a este pedido, ya que no le dio la importancia que merecía
dicho documento notarial.
3. Diario “SIN FRONTERAS Tu Diario Regional”, de fecha 12 de
setiembre de 2016, en donde no se rectifica el querellado.
4. Diario “SIN FRONTERAS Tu Diario Regional”, de fecha 14 de
setiembre de 2016, luego de enviarle la Carta Notarial en donde hace
caso omiso a este pedido, el querellado.
5. Copia de solicitud de habilitación urbana……………..

VIII. ANEXOS.

1-A. Copia del DNI del recurrente.

1-B. Diario “SIN FRONTERAS Tu Diario Regional”, de fecha 11 de setiembre


de 2016.
1-C. CARTA NOTARIAL remetida al querellado, en fecha 13 de setiembre de
2016

1-D. Diario “SIN FRONTERAS Tu Diario Regional”, de fecha 12 de setiembre


de 2016

1-E. Diario “SIN FRONTERAS Tu Diario Regional”, de fecha 14 de setiembre


de 2016

1-F. Copia de solicitud de habilitación urbana……………..

1-G. Arancel judicial por ofrecimiento de pruebas.

1-G. Tres cedulas de notificación.

1-H. Copias de la demandada y sus anexos en números suficiente para


anoticiar a la entidad demandada.

POR LO EXPUESTO:

A Ud, señor Juez pido a usted que admita a trámite mi demandada y en la


etapa procesal correspondiente se declare fundada mi demanda.

PRIMER OTROSI DIGO.- Señor Juez, estando a lo dispuesto en el artículo


80 del Código Procesal Civil, en mi calidad de interesado otorgo y delego al
Abogado que autoriza el presente escrito las facultades generales de
representación a que se refiere el artículo 74° del Código Procesal Civil.
Designo como mi domicilio personal el indicado en el exordio del presente
escrito; declarado, asimismo, estar instruido de la representación y
delegación que otorgo y de sus alcances.

Ilave, 19 de Junio de 2018.