Está en la página 1de 3

¿Qué es la teoría de la Gestalt?

Written by Lorella

Nuestros lectores y todos los apasionados de diseño ya saben como detrás de cualquier
trabajo creativo e inmediato, en realidad hay todo un mundo de mecanismos que tienen
que ver con la psicología humana y con el funcionamiento de nuestro cerebro. ¿Que es
lo que hace, por ejemplo, que un cartel sea correcto (en el sentido de que comunique
algo) mientras otro sea incorrecto y no eficaz?¿Porque una tarjeta de visita logra llamar
la atención y proporcionar la idea que deseamos de nosotros, mientras otra acabará
perdiéndose entre todas las demás tarjetas olvidadas? La teoría de la Gestalt nos puede
ayudar a entender estos mecanismos.
Como hemos dicho, detrás de cualquier trabajo creativo – ya sea para imprenta o para la
web – siempre hay un plan y una idea para nada secundarios al trabajo final. Piénsense
por ejemplo a la famosa psicología de los colores que explica como escoger las
tonalidades en base al mensaje que queremos vehicular, al público al que nos dirigimos
y a la idea que queremos que estos tengan de nosotros. O a como combinar
correctamente los colores, otro asunto que lleva estudiándose siglos y que, por ello, no
hay que desatender. Estos son temas que ya hemos tratado en nuestro blog; con ellos, y
con otros que vamos desarrollando en estos días, tiene mucho ver este artículo: se trata
de la Gestalt, un término alemán que da el nombre a una teoría que puede ser muy útil
para todos los diseñadores, ya sean profesionales o principiantes.
Vamos entonces a ver que es esta teoría y para que sirve. ¿Listo? ¡Empezamos!

Teoría de la Gestalt: ¿qué es?


La palabra Gestalt viene del alemán y significa literalmente “forma” pero en general
puede traducirse también como “representación”. La Psicología de la Gestalt es una
corriente de la psicología moderna, surgida en Alemania a principios del siglo XX, y
cuyos exponentes más reconocidos han sido los teóricos Max Wertheimer, Wolfgang
Köhler, Kurt Koffka y Kurt Lewin. El pensamiento holístico sobre el que se funda la
teoría se resume en la afirmación: “el todo es siempre más que la suma de sus partes”.
Esta frase revela exactamente los principios de la teoría de esta corriente: es decir,
descubrir porque el cerebro humano tiende a interpretar un conjunto de elementos
diferentes como un único mensaje, y como nuestra mente agrupa las informaciones que
recibimos en categorías mentales que nosotros mismos hemos establecido. En el ámbito
de las artes gráficas, este estudio de la percepción es fundamental a la hora de analizar
como el ojo humano lee un determinado esquema, como distingue las formas y los
elementos que lo componen y la unidad del mensaje y del significado. Según la teoría
de la Gestalt, por lo tanto, el núcleo de fondo corresponde al todo, al conjunto, mientras
los elementos individuales que lo componen no tienen alguna importancia o significado
por si solos.
La Gestalt y el proyecto gráfico
El estudio psicológico de la percepción de un mensaje tiene por supuesto una gran
importancia en ámbito gráfico: si sabemos como formular un mensaje, cuales elementos
emplear, como disponerlos en el espacio a disposición, lograremos comunicarlo mejor y
más eficazmente a nuestra audiencia.
La teoría de la Gestalt se compone de varios factores que ahora vamos a ilustrar.
La relación entre figura y fondo
El cerebro humano suele percibir y escindir de manera inmediata un objeto de un fondo
en cualquier contexto visual. El fondo es todo lo que no se percibe como figura, es decir
todos aquellos elementos al margen del objeto principal. Para que se pueda apreciar la
figura aparte del fondo, es necesario que los dos elementos sean bien definidos y
separados entre ellos: el cerebro no puede interpretar un objeto como figura o fondo al
mismo tiempo. El ojo reconoce una figura sobre un fondo, sin embargo figura y fondo
pueden funcionar como fondo y figura respectivamente.

El cierre
Este es uno de los principios más interesantes, en nuestra opinión. Esta ley afirma que
los seres humanos tienden a completar la forma y el significado de conformidad con el
todo. Se produce cuando un objeto está incompleto o es un espacio que no está
completamente cerrado y nuestra mente añade los elementos faltantes para completar
una figura. En diseño, lograr que se intuyan determinadas formas es esencial para
vehicular un mensaje al destinatario de la comunicación. Uno de los ejemplos más
representativos de este principio es el panda de la WWF.

Simplicidad, continuidad, proximidad


Con simplicidad se entiende la capacidad del cerebro de identificar signos y objetos en
su forma más sencilla y elemental, destacando lo que realmente importa. El individuo
organiza sus percepciones a través de rasgos simples y regulares sintetizándolos en un
significado único.
A este concepto están estrechamente vinculados los de continuidad y proximidad: la
mente humana, en efecto, tiende a percibir elementos continuos aunque estén
interrumpidos entre sí. Los estímulos que están próximos tienden a percibirse como
formando parte de la misma unidad. Por lo que concierne la proximidad, ésta tiene que
ver con la distancia y con la tendencia de nuestro cerebro a interpretar objetos contiguos
o secuenciales como una unidad.

Semjanza
El principio de semejanza explica la capacidad de nuestro cerebro de agrupar los
elementos similares en una entidad. En efecto, hay una tendencia natural a poner en
relación los elementos parecidos o iguales. Pueden ser, por ejemplo, similar en forma,
color o dimensión. La percepción de similitudes no sólo nos ayuda a asumir la relación
de elementos entre sí, sino que también implica una estructura basada en un patrón
emergente.

Destino común y simetría


El concepto de destino común consiste en el principio según el cual uno o más objetos
distintos, que parecen moverse en la misma dirección y a la misma velocidad, se
perciben como un grupo.
Este principio tiene mucho que ver con el de la simetría, que afirma que las imágenes
simétricas son percibidas como iguales, como un solo elemento, en la distancia.

Principio de la región común


Por los mecanismo de organización perceptual, los elementos que están dentro de la
misma región de espacio se agrupan.

En resumidas cuentasComo hemos visto, todas estas características


confirman la tesis “el todo es siempre más que la suma de sus partes”. Por si solos, los
elementos carecen de significado, mientras una vez unidos y agrupados, juntamente
forman un significante. La teoría de la Gestalt es entonces muy importante para
cualquier diseñador que quiere crear una comunicación simple, inmediata y original a la
vez, a través de su arte. No se tiene que dejar nada al azar, todo contribuye al resultado
(y éxito) final. Tener en cuenta estos principios os puede ayudar a la hora de desarrollar
vuestros exitosos proyectos.

Las leyes de la Gestalt

Dentro de la teoría de la Gestalt se han ido formulando leyes que explican los principios por
los que dependiendo del contexto en el que nos encontremos percibimos ciertas cosas y no
otras. Estas son las leyes de la Gestalt, que fueron propuestas en un inicio por el
psicólogo Max Wertheimer, cuyas ideas fueron desarrolladas y reforzadas por Wolfgang
Köhler (en la imagen) y Kurt Koffka.
La ley más importante y que nos da una mejor idea sobre la lógica por la que se rige la
generación de percepciones como un todo es la ley de la buena forma, según la cual lo que
percibimos con mayor exactitud y rapidez son aquellas formas más completas pero, al
mismo tiempo, más simples o simétricas.Más leyes y principios de la Gestalt
Otras leyes de la teoría de la Gestalt son:

 La ley de la figura-fondo: no podemos percibir una misma forma como figura y a la vez
como fondo de esa figura. El fondo es todo lo que no se percibe como figura.

 Ley de la continuidad: si varios elementos parecen estar colocados formando un flujo


orientado hacia alguna parte, se percibirán como un todo.

 Ley de la proximidad: los elementos próximos entre sí tienden a percibirse como si


formaran parte de una unidad.

 Ley de la similitud: los elementos parecidos son percibidos como si tuvieran la misma
forma.

 La ley de cierre: una forma se percibe mejor cuanto más cerrado está su contorno.

 Ley de la compleción: una forma abierta tiende a percibirse como cerrada.