Está en la página 1de 8

ARTICULO 1

TÚNELES VIALES EN COLOMBIA: INGENIERÍA DEL TÚNEL DE DAZA,


NARIÑO
Artículo escrito por el periodista Cristian Burgos para 360° en concreto.

En noviembre de 2012 se inauguró uno de los proyectos viales más importantes del sur del
país: el Túnel de Daza. La obra hace parte de la Concesión Rumichaca – Pasto – Chachaguí,
en Nariño, y es una de las estructuras más modernas en su tipo. El Túnel de Daza comunica la
carretera Panamericana y ha significado una gran descongestión en el tráfico de la capital
nariñense.

El túnel tiene 1.710 m de longitud, dos carriles para circulación vehicular de 3,85 m cada
uno, dos bermas a cada lado de los carriles de 0,30 m cada una, y dos andenes para
mantenimiento y emergencias de 1,0 m. Pueden circular cargas de hasta 4,9 m de alto.

Según el ingeniero Germán Rueda, director del proyecto, el método constructivo del proyecto
fue el de perforación y voladura: “luego de excavado cada avance (entre 0,30 y 2,5 metros,
según la calidad del terreno encontrado), lo soportamos con arcos tipo celosía (vigas
formadas con varillas de acero unidad con soldadura), concreto lanzado con una bomba”.
Este concreto fue tratado con aditivos químicos para hacerlo manejable y acelerar el
fraguado, y con fibras sintéticas para mejorar sus características mecánicas.

Una vez terminada la excavación, el túnel se impermeabilizó para impedir la entrada de flujos
de agua y, posteriormente, se le dio un acabado con concreto lanzado.

En su construcción se utilizó un concreto de fraguado rápido y una resistencia a la


compresión a los 28 días de 25 MPa. El concreto fue preparado en el túnel a partir de
cemento a granel (mantenido en silos). “El tamaño máximo del agregado era de 10 cm, y lo
preparamos con un asentamiento entre 12 y 15 cm. Con adición de fibras obtuvimos una
capacidad de absorción de energía de 800 julios”.

La instalación de los sistemas de funcionamiento, todos ellos con los más altos estándares
europeos, es otro de los puntos a resaltar en la obra. Según el ingeniero Rueda, se instaló un
sistema eléctrico que consta de 2 subestaciones (una en cada portal, y una tercera en el
interior); un sistema de ventilación longitudinal con 12 ventiladores de “chorro”; un sistema
contra incendio compuesto por un tanque de 30.000 galones, bombas y conexiones para
bomberos en el interior del túnel, cada 70 m.

Por otra parte, para garantizar total seguridad dentro de la estructura, se instaló un sistema de
supervisión y control compuesto por cámaras de televisión que constantemente recogen
imágenes enviadas a un operador en un cuarto de control, situado en el exterior del portal
norte. “Se instalaron anemómetros que miden la velocidad del aire; luminosímetros que
miden la intensidad de la iluminación en el exterior y se ajusta acorde a la cantidad de
lámparas encendidas en los primeros metros (175 m) del túnel; medidores de luminancia para
medir la opacidad dentro del túnel; medidor de CO2 que regula automáticamente los
ventiladores.

Por último, el túnel de Daza cuenta con un sistema de apantallamiento que protege todos los
sistemas de rayos y descargas electromagnéticas, además de un sistema de alumbrado de
última generación.

FICHA TÉCNICA
Ubicación: sector de Daza, Pasto, Nariño. Variante Rumichaca-Pasto-Aeropuerto
Año de construcción: 2009-2012
Volumen de concreto suministrado: 30000 m3 aprox.
Constructor: Consorcio Constructores Viales de Nariño.

ARTICULO 2

Vía al Llano abre hoy un túnel único en América Latina


Presidente Santos inaugura nuevo tramo entre Puente Quetame y Naranjal.

La tecnología usada en este túnel de 4,3 Km. de longitud y con una galería inferior que lo
atraviesa de lado a lado, está a la vanguardia en América.

Por: Redacción EL TIEMPO

14 de septiembre 2016, 10:38 p.m.

Cuando en enero de 2011 se firmó el acta de inicio de obras de un tercio de la doble calzada
de la vía al Llano que va entre Cáqueza y Guayabetal, muy pocos fueron los que apostaron
convencidos de que sus hijos y nietos podrían ver los trabajos en este corredor vial.

Hoy la realidad muestra otra cara. Con seis meses de anticipación, como lo anuncia la
Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes), se entrega hoy un segundo tramo del tercio de
la doble calzada que está en obra dotado de la más alta tecnología, ajustada a rigurosos
estándares internacionales que se rigen por la directiva europea 54C para garantizar la
seguridad de los usuarios.

Y si en el primer tramo entregado el año pasado fueron siete túneles y 13 puentes que ya
generan un ahorro de 15 minutos en el trayecto a Bogotá, lo que hoy se entrega podría causar
una disminución en tiempos de viaje de unos 10 minutos adicionales, especialmente con el
túnel Renacer, que tiene una longitud de 4.333 metros y los más selectos sistemas de
seguridad con galerías de escape y un túnel que lo atraviesa por debajo de lado a lado.

Así, los usuarios de la vía al Llano hoy son los más privilegiados porque están siendo testigos
de los significativos avances de la ingeniería colombiana.

Dicho por expertos ingenieros españoles que trabajan en la obra, las obras de la vía al Llano
no tienen nada que envidiarles a otros países del mundo porque tienen los más altos
estándares de calidad y tecnología.

No en vano el diseño de este tercio de doble calzada recibió el Premio Nacional de Ingeniería
otorgado en el 2010 por la Sociedad Colombiana de Ingenieros a Coviandes, EDL Ltda. y
CEI S.A.

Por tal razón, bajo los lineamientos modernos de la ingeniería encargada de construir vías y
mejorar la movilidad y que hablan de reducir la vulnerabilidad de los usuarios ante la
ocurrencia de fenómenos naturales, bajar los índices de accidentalidad y lograr leves
impactos ambientales, bajos costos operacionales y un monitoreo en tiempo real, el nuevo
tramo hoy es motivo de orgullo y un gran ejemplo para mostrar.

Las nuevas obras que se le entregan al usuario

El nuevo tramo al que hoy se le da la apertura de tráfico tiene cuatro túneles y 10 puentes que
suman 15,5 kilómetros, incluyendo intersecciones y retornos para conectar zonas veredales y
el casco urbano de Puente Quetame.

Los vehículos que viajan en sentido Bogotá-Villavicencio se encontrarán con tres túneles
nuevos que son el túnel 4 o ‘Sáname’, con 253 metros de longitud; el túnel 5, ‘Hoya Baja’,
que tiene una extensión de 242 metros, y el túnel 6 o ‘Guacapate’, el cual cuenta con una
extensión de 1.258 metros y una galería de evacuación para casos de emergencia de 227
metros.

De igual forma, los usuarios que viajan en sentido Villavicencio-Bogotá estrenarán ‘La Joya
de la Corona’, el túnel Renacer, de 4,3 Km. y que cuenta con dos sistemas de evacuación para
casos de emergencia.

El primero es un túnel o galería de escape de 300 metros ubicado lateralmente en la mitad de


su longitud y el segundo, una galería inferior que va a todo lo largo de sus 4.333 metros,
como otro túnel subterráneo habilitado para permitir el paso de vehículos de mantenimiento,
asistencia y socorro. Esto lo convierte, según el ingeniero Enrique Segura, en el primer túnel
en Latinoamérica con estas características.

Los parámetros de diseño de la nueva calzada permitirán reducir tiempo de recorrido en unos
25 minutos debido a que la calzada nueva será cerrada (sin accesos), con intersecciones a
desnivel para acceder a los municipios y a nivel para retornar o acceder a las veredas,
formando así un par vial con la vía existente.

'El túnel pasó sobrado las pruebas'

Con la suficiencia que le da su amplia trayectoria y experiencia construyendo, evaluando la


seguridad y los sistemas electromecánicos de los túneles en el mundo, Manuel Alberto
Abella, director de infraestructura de túneles de la empresa española Aprodinfra, dice que los
túneles de la doble calzada de la vía al Llano y especialmente el Renacer, “pasan la prueba y
la pasan sobrada”.

Explicó que vigila y supervisa que se cumplan con los parámetros internacionales, la
directiva europea 54C, y que es posible que en Colombia no se haya hecho eso hasta ahora y
que es una garantía del buen hacer y de la preocupación por establecer unos parámetros serios
y responsables en la operación de los túneles por parte de la operadora Coviandes.

“Vine a vigilar lo que se hizo en el túnel y a ver cómo se va a operar y para ello analizo la
documentación de seguridad y de riesgos y un manual de operación y un plan de
autoprotección para evaluar qué riesgos tengo, con qué los voy a atender”, explicó el
ingeniero.

Agregó que cuenta con un programa súper detallado para verificar todo el sistema del túnel.
“Son tres túneles completos que tienen las normas internacionales de seguridad, llevan el
estándar europeo bien cumplido y no tiene nada que envidiar a ninguno de los túneles que se
hacen en Europa, nada es nada”, indicó.

Abella precisó que es un túnel perfectamente dotado, bien construido y que tiene unos
operadores muy válidos. También dijo que el túnel cuenta con una tecnología que es
escalable e integrable que se puede reemplazar y mantenerla actualizada para que no quede
obsoleta. “Hay un criterio de integralidad y de homogeneidad y en estos túneles los mensajes
a transmitir son: el tema de cumplimiento, de envergadura de obra complejidad, tecnología y
seguridad y hemos cumplido con todo esto”, dijo.

Reiteró que los servicios de emergencia, bomberos y especialmente la Policía tienen que estar
involucrados y que es fundamental la presencia policial y el cumplimiento de las reglas de
juego en la carretera.

Alta inversión para dar seguridad

Según el ingeniero español Enrique Segura, subgerente de operación de los túneles e


integración vial de Coviandes, no se ahorró ningún esfuerzo para darles todas las condiciones
de seguridad y reducción de riesgos a los usuarios.
Segura precisó que los sistemas (Intelligent Transport Systems) o ITS y electromecánicos en
el proyecto de la doble calzada de la vía al Llano suponen algo más del 25 por ciento del
costo total del proyecto, (1,9 billones de pesos), siendo la única carretera en el mundo en
alcanzar este porcentaje de inversión en los sistemas de seguridad, por la tecnología usada.

“En promedio una obra civil de carretera invierte en los sistemas de seguridad el 15 por
ciento y no hay nada que envidiarle a la vía al Llano. Los sistemas de seguridad están
garantizados y se utiliza la última tecnología”, dijo.

Explicó que los criterios de diseño fundamentales de una vía buscan brindar un máximo de
seguridad y garantizar la continuidad del servicio y que el nuevo tramo de vía está diseñado
para ser tanto unidireccional como bidireccional, que está proyectada para durar unos 30 años
y que a medida que pase el tiempo es posible actualizarla y tenerla a la par con la
modernidad.

ARTICULO 3

TÚNELES EN COLOMBIA: UNA INFRAESTRUCTURA EN DESARROLLO


“La construcción de un túnel es una solución a un desafío o un problema específico. En
muchos casos ese reto, es un obstáculo que deberá sobrepasar.”

Colombia es un país en el cual la mayoría de los núcleos urbanos están situados en zonas de
montaña, razón por la cual sus habitantes requieren utilizar vías que discurren entre valles y
montañas para sus desplazamientos.
Para mitigar estos largos viajes se han venido incrementando en los últimos años el diseño y
la construcción de túneles carreteros, que se definen como obras maestras y que tiene como
objetivo principal reducir pendientes longitudinales en las carreteras.

Pero la construcción de túneles ha ido mucho más allá, se ha convertido en un pilar


fundamental de la malla vial nacional con más de 40 km de túneles que se construyen en la
actualidad.
¿Cómo ha sido este avance de los túneles en Colombia?

Durante las últimas décadas el país ha realizado obras subterráneas de gran magnitud,
especialmente en la construcción de centrales hidroeléctricas y sistemas de acueductos.

Hasta los años 90 el sector hidroeléctrico estaba desarrollando grandes proyectos que
requirieron como parte integral de los diseños la construcción de túneles viales y su posterior
uso para desplazamiento de las poblaciones vecinas. Entre los casos más representativos los
proyectos el Chivor y Guavio.
También se destacan la construcción los túneles de Quebrada Blanca en la carretera Bogotá –
Villavicencio, la Llorona en la vía Medellín – Turbo, los de Rio negro en la Carretera
Medellín – Bogotá, los túneles de Buenaventura – Buga y los túneles de Manizales –
Medellín.

Colombia, en los últimos 20 años se ha convertido en una potencia latinoamericana de


túneles carreteros.

En los últimos años se han construido los túneles de Buenavista de 4,5 km y el de San
Jerónimo en Antioquia de 4,6 km, túnel Piloto de la línea 8,6 km, túnel de Sumapaz de 4,6
km vía Bogotá Girardot, entre otros.

No podemos olvidar los proyectos hidroeléctricos que han representado un crecimiento al


conocimiento de la construcción de túneles en Colombia, los proyectos hidroeléctricos Porce
II y Porce III representan un aporte valioso a la infraestructura subterránea por sus aspectos
técnicos y constructivos, son una muestra del conocimiento y la experiencia que hoy en día
tiene la ingeniería Colombiana después de muchos años de trabajo en el campo de la
construcción de túneles.

En la actualidad se están desarrollando más proyectos de túneles carreteros donde se


destacan:
Los 4 túneles en la ruta del Sol
Los 22 túneles vía Buenaventura – Buga que suman 8,8 km de túnel
Los 19 túneles vía Bogotá Villavicencio

El túnel de la línea de 8,6 km localizados en la vía Ibagué y Armenia Autopista la Montaña


con 6 túneles con una longitud aproximada de 15 km

El futuro los túneles del megaproyecto Loboguerrero – Mulalo aproximadamente 12 km de


túnel
Hoy en día los proyectos de construcción de túneles carreteros en Colombia, se han
convertido en obras maestras donde se integra la planeación, la tecnología, la calidad, la
experticia de la mano de obra y el cuidado del medio ambiente.

Preguntas
¿Cuáles son los proyectos de túneles que están desarrollando en Colombia?
¿Cuál es el túnel carretero más antiguo en Colombia?

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de


carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario
solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no
comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.
ARTICULO 4

Túneles en Colombia, con estándar de talla mundial


Ejemplos como el Túnel de Occidente, en Antioquia, demuestran que sí es posible realizar
grandes obras con calidad internacional.

TÚNEL DE BUENAVISTA, EN LA VÍA ENTRE BOGOTÁ Y VILLAVICENCIO.


FINANZAS POR: NOVIEMBRE 21 DE 2013 - 08:27 P.M.
El conductor que por primera vez atraviesa el Túnel de Occidente, que conecta a Medellín
con Santa Fe de Antioquia, después de pagar casi 15 mil pesos de peaje, se encuentra con el
más moderno túnel de América Latina.

Esta obra de 4,6 kilómetros de longitud, inaugurada el 20 de enero de 2006, ofrece altos
estándares de seguridad y servicios para los usuarios que incluye 42 cámaras de televisión,
800 bombillas y 220 kilómetros (km) de cableado eléctrico.
Adicionalmente, ofrece modernos sistemas de ventilación e iluminación y uno contra
incendios que consiste en tanques de agua que almacenan 142.000 litros de líquido.

Cuando se ingresa al túnel, el usuario tiene la posibilidad de experimentar el nivel avanzado


de comunicaciones dentro de la obra, que ofrece una emisora en la frecuencia 106.9 FM y
que durante unos 6 minutos, lo que se demora un carro en atravesar la construcción, a 60
kilómetros por hora (kph), brinda información relacionada con la seguridad, el estado de la
vía y otros datos.
Desde cada uno de los extremos, dos salas de mando monitorean lo que sucede dentro del
túnel y lo informan a través de la emisora, en caso de que un vehículo esté varado, haya un
accidente o se presente un incendio, entre otras contingencias, con el fin de solucionarlas a la
mayor brevedad.

Con esta obra, la distancia que antes existía entre Medellín y Santa Fe de Antioquia, de 74
km, quedó reducida a 52 km, y ahorra hasta una hora de camino, pues el promedio de
velocidad se incrementó y ahora es más constante.
Este proyecto, que registra un flujo promedio diario de 4.800 vehículos, pretende darle un
impulso turístico a la región y, aún más importante, es fundamental para el avance que tendrá
el Puerto de Urabá, incluido en el Plan de Desarrollo Nacional.

Para cruzar el túnel, los conductores deben tener en cuenta algunas normas, como no
adelantar vehículos, mantener una velocidad constante de 60 kph en condiciones normales,
guardar una distancia de 70 metros con el vehículo de adelante, no arrojar basuras, no dar
reversa, no detenerse (a menos que sea por alguna emergencia, en las zonas de escape), no
pitar, no hacer giros en U, no darle combustible a otro vehículo, movilizarse con luces bajas y
no hacerle reparaciones al carro a lo largo del trayecto.
OTROS TÚNELES: Muchas de las vías que han sido mejoradas en la historia reciente del
país, por ejemplo las dobles calzadas, incorporan túneles como parte de la reducción de las
distancias y el incremento de la velocidad promedio en las carreteras; tal es el caso del túnel
de Buenavista, en la vía entre Bogotá y Villavicencio, una obra de 4,5 km de longitud que
entró en operación a finales de los años 90.

Al igual que en el Túnel de Occidente, la velocidad promedio es de 60 kph, y cuenta con dos
carriles de 3,67 metros cada uno, ocho bahías de parqueo de 45 metros de longitud y 16
espacios para realizar llamadas de emergencia.

El Túnel de Sumapaz, por su parte, se construyó a la par con la ampliación de la doble


calzada que conduce de Melgar a Bogotá (en ese sentido opera el túnel de dos carriles) y
desvía el tráfico que anteriormente pasaba por la zona de Boquerón y por el punto conocido
como La Nariz del Diablo, que ahora lleva el tráfico de manera unidireccional en sentido
Bogotá – Melgar (Tolima).

La obra de 4.173 metros de longitud, ubicada entre la población de Boquerón y la cabecera


municipal de Melgar, entró oficialmente en operación en el 2011 y redujo en 20 minutos el
tiempo de recorrido entre Bogotá y Girardot, luego de dos años de trabajos y casi 200 mil
millones de pesos de inversión.

A su entrada, el túnel despliega paneles electrónicos con información y mensajes preventivos


sobre el estado de la ruta y, una vez adentro, ofrece señalización con las rutas de evacuación
en caso de emergencia, que se complementan con más de 2.100 bombillas.

Para disipar los gases que emiten los vehículos, cuenta con 20 ventiladores; además, un
sistema de 166 megáfonos se utiliza para impartir instrucciones a los usuarios en caso de
emergencia, lo cual se suma a un circuito cerrado de televisión encargado de detectar
incidentes gracias a 47 cámaras dentro del túnel y tres a la entrada y salida del trayecto.

Al igual que en el Túnel de Occidente, en el dial 90.1 FM los usuarios obtienen información
sobre la vía. También incluye servicio de grúa, ambulancia y apoyo de la Policía de
Carreteras, 40 hidrantes internos y cinco externos, cinco bahías de parqueo en caso de
emergencia y 41 nichos de emergencia con teléfonos de línea directa con el puesto de mando.

SERVICIO EN CARRETERA: En general, las vías concesionadas del país ofrecen –sin
costo para el usuario– vigilancia, control y apoyo de la Policía de Carreteras, servicio de
ambulancia 24 horas, equipos de inspección y monitoreo de la vía, servicio de grúa y puestos
SOS, es decir, bahías con teléfonos que conectan directamente con el puesto de control.

Otras, como las Autopistas del Café, despliegan los tambos, zonas de descanso con servicio
de cafetería, teléfono y baños.