Está en la página 1de 1

JUSTIFICACIÓN DEL APRENDIZAJE Y CONOCIMIENTO DE ANÁLISIS DE VALOR GANADO PARA

EL INGENIERO CIVIL

El estado Peruano la norma G030 en su artículo 29 señala que “el Profesional


Responsable de Obra debe tener Título Profesional de Arquitecto o de Ingeniero Civil colegiado y
contar con un certificado de habilitación profesional vigente”. Por otro lado las normas de los
gobiernos regionales amplían un poco más en cuanto a las responsabilidades del residente de
obra. Por ejemplo el gobierno regional de Moquegua en su directiva 007—2007-
GOB_REG_MOQ/GRI-SGO señala que el residente de obra “es responsable directo de la
ejecución física y del control financiero de los gastos de la obra desde su inicio hasta su
culminación”. Así mismo la contraloría general de la republica establece que el residente de obra
es el principal responsabilidad técnica y financiera de la ejecución de proyectos a su cargo.

En la gran mayoría de casos el responsable o residente de obra es ingeniero civil, el cual


debe de controlar los aspectos técnicos y financieros de una obra. La responsabilidad técnica se
refiere a la ejecución adecuada de la obra, siguiendo lo señalado en el expediente técnico y en
acuerdo con las buenas practicas ingenieriles. Si hubiera alguna mala práctica que ponga en
riesgo la calidad o el alcance de la obra, esta será responsabilidad del residente de obra. En
cuanto a la responsabilidad financiera esta se refiere al uso adecuado de los recursos del estado,
salvaguardando que se cumpla con los objetivos de los proyectos de inversión con un adecuado
control de costos mediante la gestión del presupuesto. Esto significa que los sobrecostos
injustificados, adquisiciones de insumos injustificados que no aporten al logro de los objetivos
del proyecto, entre otros serán materia de proceso civil y/o penal al residente de obra.

Por otro lado el mercado actual exige que el ingeniero civil para desenvolverse como
residente de una obra por contrata deba tener control de los aspectos técnicos y financieros
antes mencionados. La empresa constructora como toda organización con fines de lucro busca
obtener una utilidad mediante una actividad, en este caso la ejecución de obra. Por ello las
exigencias del mercado solicitan que el ingeniero civil tenga conocimientos de gestión del
aspecto técnico y gestión de costos, un ingeniero que no cuente con estas capacidades se
encontrara en clara desventaja frente a los demás profesionales de la rama, limitando sus
posibilidades de acceder a puestos de trabajo en el sector privado y mucho menos crecimiento
profesional.

En este contexto es necesario que el profesional que desempeña la ingeniería civil como
residente de obra tanto por administración directa como por contrata tenga los conocimientos
y herramientas para realizar la adecuada gestión técnica y financiera de un proyecto u obra civil.
Actualmente la herramienta más difundida, con mejores resultados y más solicitada por el
mercado es el Análisis de valor ganado. Esta herramienta jugara un rol fundamental en el
desempeño de la labor de residente de obra ya que en principio permitirá tener control sobre
la obra y evitar la comisión de errores técnicos y/o financieros que podrían desencadenar en
procesos civiles y/o penales en el caso de obras por administración directa o sobrecostos y
atrasos en el caso de obras por contrata.

Finalmente señalar que el uso de esta herramienta ha dado resultados más que
satisfactorios en el ámbito público como privado, hecho que no se puede negar y por lo cual su
difusión es de carácter obligatorio para la mejora de la práctica de la profesión de ingeniería
civil.