Está en la página 1de 1

El contraste de luz en la pintura

lunes, 02 julio 2012 » Alfabetividad visual » 3 Comentarios


La luz puede ser representada en pintura en sus muy diversos grados de
intensidad. Cuando la luz tiene un grado intenso y brillante, cercano al color
blanco, es una luminosidad fuerte. Si el fondo o los elementos de alrededor son
más oscuros, se percibe que tienen un grado de luminosidad más suave o débil.
Entonces es cuando existe contraste en la pintura debido a la diferencia de
luminosidad entre los elementos. Y por lo tanto, no se trata de un cuadro con un
tono general similar, sino que los contrastes entre luces fuertes y débiles generan
un ritmo visual y un atractivo estético muy importante.

El famoso claroscuro de la pintura barroca, por ejemplo, son pinturas con fuertes
contrastes de luz.
Pero existen muchos ejemplos en la historia de la pintura con contrastes de luz de
mayor o menor intensidad. En esta entrada presento algunas famosas obras como
buenos ejemplos en lo que es la creación de contrastes de luces. Hay que fijarse
en cómo es pintada la luz en relación a las figuras y al espacio y el sentido y
significado que toma la obra gracias a esa forma de iluminar.