Está en la página 1de 1

Según el historiador peruano José Antonio del Busto Duthurburu en la España medieval, a

partir del Siglo XV, afloran distintos tipos de escribanos, los cuales son imagen1

a.
Escribano Real: imagen2
b.
Escribano de Número: el cual actúa en una ciudad determinada.
c.
Escribano de Cabildo imagen3: quien actúa en un Ayuntamiento o municipio.
d.
Escribano de Cámara: quien se desempeña a nivel judicial, en las Salas de Justicia,
Chancillerías, Audiencia y Juzgados.
e. Escribano de Provincia: que son dos para cada alcalde de Corte.
Imagen4
Durante la época del virreinato, en el Perú, al implantarse el poder español en estas tierras,
comienzan a aplicarse las normas españolas. Los Escribanos participaban de los actos
jurídicos celebrados por los españoles en el incipiente virreinato. Fue costumbre el
otorgamiento de poder, los testamentos y las compra venta de bienes imagen7.

Los escribanos eran nombrados por el corregidor, eligiendo a un sujeto de reconocida


probidad y, en caso de no encontrar alguno, el mismo corregidor era el llamado a
realizar la función del escribano1. Imagen8 Sin embargo, Patricio Hidalgo Nucheras
sostiene que: el escribano necesitaba el título (Fiat o Notaría), despachado en nombre del
Rey por el Consejo de las Indias, dichi titulo concedía el grado de escribano real y habilitaba
para optar a una plaza de escribano, bien en la Casa Real —escribano de Corte—, bien en
una ciudad o pueblo —escribano Público—.al respecto En el Título VIII del Libro V de la
Recopilación de Leyes de Indias de 1680 podemos leer las siguientes: imagen5

1. No podían ser nombrados por los virreyes. Audiencias ni cualquier otra autoridad
indiana (ley 1).
2. Ninguno podía actuar como escribano del número si no tenía título para ello; sin
embargo, sí podrían hacerlo aquellos escribanos reales que hubieran ejercido como
del número antes del 15 de octubre de 1623 (ley 2).
3. Debían ser examinados y aprobados por las Audiencias de sus distritos y tener
licencia para ejercer. Además, debían sacar (fiat y notaría) despachada por el Consejo
de Indias (ley 3).
4. Los que no pudieran desplazarse a la Audiencia por su lejanía se examinarían ante
el Gobernador, con dos letrados, o el teniente letrado más cercano (ley 4).

En ese sentido, podemos inferir que el escribano Francisco García de Urteaga ingresó a la
escribanía bajo la modalidad de nombramiento por el Consejo de Indias, que le otorgaba el
titilo de tal, a nombre del Rey, quien en es entoces seria el Rey Felipe V. imagen6

1
Moisés GOLDEZ CORTIJO, José en Historia del Derecho Notarial en el Perú. Pág. 09.zx<zz