Está en la página 1de 47

INDICE

CAPITULO I RECEPTACION .................................................................................................. 3


1. DESCRIPCION LEGAL .................................................................................................... 3
1.1. VERBO RECTOR ....................................................................................................... 4
2. BIEN JURIDICO ................................................................................................................. 5
3. TIPICIDAD OBJETIVA ...................................................................................................... 5
3.1. SUJETO ACTIVO ....................................................................................................... 5
3.2. SUJETO PASIVO ....................................................................................................... 6
4. TIPICIDAD SUBJETIVA ................................................................................................... 7
5. ANTIJURICIDAD ................................................................................................................ 8
6. CULPABILIDAD ................................................................................................................. 9
7. CONSUMACION Y TENTATIVA ..................................................................................... 9
8. FORMAS AGRAVADAS DE RECEPTACION ............................................................ 10
9. JURISPRUDENCIA ......................................................................................................... 13
CAPÍTULO II ESTAFA ............................................................................................................ 15
1. DESCRIPCIÓN LEGAL .................................................................................................. 15
2. BIEN JURIDICO ............................................................................................................... 16
3. TIPICIDAD OBJETIVA .................................................................................................... 17
3.1. SUJETO ACTIVO ......................................................................................................... 23
3.2. SUJETO PASIVO ......................................................................................................... 23
4. TIPICIDAD SUBJETIVA ................................................................................................. 23
5. ANTIJURIDICIDAD .......................................................................................................... 23
6. CULPABILIDAD ............................................................................................................... 24
7. CONSUMACION Y TENTATIVA ................................................................................... 24
8. ESTAFA Y APROPIACIÓN ILÍCITA ............................................................................. 25
9. AGRAVANTES ................................................................................................................. 25
10. JURISPRUDENCIA ..................................................................................................... 29
CAPITULO III ............................................................................................................................ 31
CASOS DE DEFRAUDACION .............................................................................................. 31
1. ESTAFA PROCESAL...................................................................................................... 32
1.1. Bien Jurídico ............................................................................................................... 33
1.2. Tipicidad Objetiva ...................................................................................................... 33

1
1.2.1. Sujeto Activo ................................................................................................... 34
1.2.2. Sujeto Pasivo ................................................................................................... 34
1.3. Modalidad Típica .................................................................................................... 34
1.4. Tipo Subjetivo del Injusto .................................................................................... 35
2. ABUSO DE FIRMA EN BLANCO ................................................................................. 35
2.1. Bien Jurídico ........................................................................................................... 36
2.2. Tipicidad Objetiva .................................................................................................. 36
2.2.1. Sujeto Activo ................................................................................................... 36
2.3. Modalidad Típica .................................................................................................... 37
3. DEFRAUDACION MEDIANTE ENGAÑO EN LAS CUENTAS O GASTOS .......... 37
3.1. Bien Jurídico ........................................................................................................... 38
3.2. Tipo Objetivo ........................................................................................................... 38
3.2.1. Sujeto Activo ................................................................................................... 38
3.2.2. Sujeto Pasivo ................................................................................................... 38
3.3. Modalidad Típica .................................................................................................... 38
4. ESTELIONATO ................................................................................................................ 40
4.1. Bien Jurídico ........................................................................................................... 41
4.2. Tipo objetivo ............................................................................................................ 41
4.2.1. Sujeto Activo .................................................................................................. 41
4.2.1. Sujeto Pasivo ................................................................................................... 41
4.3. Modalidad Típica .................................................................................................... 42
4.4. Penalidad .................................................................................................................. 46
BIBLIOGRAFIA ........................................................................................................................ 47

2
CAPITULO I
RECEPTACION

1. DESCRIPCION LEGAL

El código penal en su artículo 194 establece que “El que adquiere, recibe
en donación o en prenda o guarda, esconde, vende o ayuda a negociar
un bien de cuya procedencia delictuosa tenía conocimiento o debía
presumir que provenía de un delito, será reprimido con pena privativa
de libertad no menor de uno ni mayor de 4 años y con 30 a 90 días –
multa.”

Según Ramiro SALINAS SICCHA, “El fundamento político criminal de tipificar


este delito radica en fines de prevención general positivo, toda vez que con
ello se pretende frenar la comisión de delitos futuros, pues resulta evidente
que el receptador al facilitar el aprovechamiento de los bienes obtenidos, por

3
la comisión de un delito precedente, se constituye en el promotor, animador
e incentivador de delitos consiste en la sustracción de bienes ajenos.”1

1.1. VERBO RECTOR

El verbo rector del tipo base según el artículo 194 del código penal es
ADQUIRIR, RECIBIR, GUARDAR, ESCONDER, VENDER y AYUDAR (a
negociar).

El Dr. Ramiro SALINAS SICCHA, sobre el particular, expresa “Se entiende


por guardar, el hecho fáctico de custodiar, conservar o cuidar un bien que
pertenece a un tercero, Es decir, el agente, sabiendo que el bien, proviene
de un delito, lo recibe en custodia, con la finalidad de hacer que su verdadero
propietario no pueda encontrarlo (…)”2

Por otro lado Alonso PEÑA CABRERA FREYRE, sobre el particular que “(…)
el precepto “guardar o esconder” el bien de procedencia delictuoso, por el
primer verbo rector, comprenderemos todos aquellos actos destinado a
colocar el bien en localización determinada, a fin de que no sea detectado,
desplazarlo a un espacio físico donde no puede ser descubierto por tercero,
incluido la policía (…)” agrega luego que “(…) se asimila el término esconder
con ocultar. La ocultación equivale a esconderlos, aunque siguen siendo de
quien los entregó (…) situarlo en un lugar que sólo éste conoce (…)”3.

Luis Alberto BRAMONT ARIAS, por su parte expresa “Guardar, equivale a


recibir en depósito un bien con el fin de custodiarlo, asumiendo la obligación
de devolverlo cuando lo pida del depositante (…)”4.

1
SALINA SICCHA, Ramiro. “Derecho Penal Parte Especial”. 6° edición. Editorial Iustitia SAC. Lima – Perú.
2015. Pág.1140.
2
SALINAS SICCHA, Ramiro. Derecho Penal Parte Especial. 3° Edición. Edit. Grijley. Lima-Perú. 2008. Pág.
1038.
3
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Derecho Penal. Parte Especial. Tomo II. Edit. IDEMSA. Lima. Perú.
Pág. 308 y 309.
4
BRAMONT ARIAS TORRES, Luis Alberto. Manual de Derecho Penal. Parte Especial. Edit. San Marcos. 1°
Edición 1994. Pág. 256.

4
2. BIEN JURIDICO

Alonso PEÑA CABRERA FREYRE sostiene que el Código Penal establece


que “(…) lo que ha de tutelar el tipo penal previsto en artículo 194, es la
propiedad de los bienes, pero de forma conexa, quiere decir esto, incidiendo
en la cadena delictiva, evitando con ello, la comercialización de los bienes de
procedencia ilícita.”5

Del mismo modo, BAJO FERNANDEZ citado por Alonso PEÑA CABRERA
hace referencia que “(…) la creación del delito de receptación no solo se
explica por las lesiones del bien jurídico, sino por una consideración político
criminal consistente en la peligrosidad que encierra el comportamiento del
receptor como promoción de futuros delitos contra los bienes.”6

Por otro lado el Dr. Ramiro SALINAS SICCHA, hace referencia que “(…) el
bien jurídico que se pretende proteger con el delito de receptación es el
patrimonio y más directamente el derecho de propiedad que tenemos todas
las personas sobre nuestros bienes muebles.”7

3. TIPICIDAD OBJETIVA

3.1. SUJETO ACTIVO

De acuerdo a la posición que toma el Dr. Alonso PEÑA CABRERA


sostiene que en principio el sujeto que comete el delito de receptación
puede ser cualquier persona sin embargo “(…) el receptador no puede
ser aquel que haya intervenido sea como autor sea como participe en el
hecho punible antecedente, de no ser así se estaría penalizando
injustamente los actos posteriores a un delito, que en definitiva no pueden
ser objeto de punición.”8

5
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ibíd. Pág. 508.
6
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ibíd. Pág. 508.
7
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1149.
8
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ibíd. Pág. 509

5
En esa línea de ideas el Dr. Ramiro SALINAS SICCHA sostiene que el
“Agente, actor o sujeto activo del delito en hermenéutica jurídica puede
ser cualquier persona con la única condición de que realice efectué
alguna de las conductas simbolizadas con los verbos rectores del tipo
penal 194 del Código Penal, siempre y cuando no sea el mismo
propietario del bien.”9 Del mismo modo señala que “(...) para ser sujeto
activo del delito de receptación, la persona natural no debe haber
participado material o intelectualmente en la comisión del delito
precedente como autor ni cómplice (…)”10

En tal sentido ambos autores que fue materia de investigación sostienen


que el sujeto activo tiene o debe ser ajeno al delito previo.

3.2. SUJETO PASIVO

En cuanto al sujeto pasivo el delito de receptación Ramiro SALINAS


SICCHA sostiene que “(…) será cualquier persona natural o jurídica que
tenga el título de propietario o poseedor legítimo del bien objeto del delito
precedente.”11

Del mismo modo, Alonso PEÑA CABRERA sostiene que “(…) será aquel
titular del bien (propietario y/o poseedor legítimo), que fuese desposeído
por obra del hecho punible antecedente, quien ve más remota sus
posibilidades de recuperar el objeto, al alejarse más de su esfera de
custodia, pudiendo tener la calidad de persona natural o de persona
jurídica.” De mismo modo, explica que “(…) por tales motivos el sujeto
pasivo será la “colectividad”, lo cual incide también en el aspecto
procesal, pues la mayoría de los casos para las agencias de persecución
no es factible identificar a la víctima del delito anterior.”

9
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1153.
10
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1153.
11
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1153

6
4. TIPICIDAD SUBJETIVA

“Un tipo penal así concebido, requiere de un conocimiento efectivo y actual


de la gente, en cuanto a la procedencia delictuosa (ilícita) del bien que
adquiere o ayuda a negociar, pues de no ser así estaríamos penalizando
meras conductas imprudentes. Dicho así: el dolo del autor debe cubrir un
conocimiento certero de que los bienes muebles que ingresan a su esfera de
custodia, son de procedencia delictiva, sin necesidad de que ellos suponga
con exactitud cuál ha sido el delito cometido, así como sus circunstancias y
otros pormenores (…) el hecho de que la venta se efectúa sin entregar boleta
de pago o sin factura, no necesariamente debe llevar a dicha cognosibilidad,
en el sentido de que dicha modalidad de transferencia caracteriza a quienes
estilan defraudar a la hacienda fiscal; o también en el caso, que quien vende
sus pertenencias aún bajo precio por estarse en un estado de necesidad.”12

Del mismo modo PEÑA CABRERA citando a GONZALES RUS señala que
“(…) el conocimiento debe ser anterior o coetáneo a la acción, pues la
receptación no existe una figura de “adquisición de buena fe con posterior
tráfico a conciencia del origen delictivo” (…)”.13

Por otro lado PEÑA CABRERA expresa que “en resumidas cuentas, el
legislador ha optado por una forma del tipo subjetivo, que por su ambigüedad
y poca claridad, puede resultar lesiva al principio de culpabilidad y al principio
de legalidad pudiendo dar lugar a resoluciones que pueden colindar con un
marco de irracionabilidad (…) finalmente, ha de decirse, que este delito no
exige la presencia de un elemento subjetivo de naturaleza trascendente,
como el ánimo de lucro, que se ha sido incluido en otras legislaciones (...)” 14

James REATEGUI SÁNCHEZ sostiene que “(…) en el delito de receptación


el elemento subjetivo se encuentra constituido por el conocimiento cierto o la
presunción de que el bien procede de un delito anterior y la voluntad de

12
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ibíd. Pág. 516 – 517.
13
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ibíd. Pág. 517.
14
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ibíd. Pág. 517.

7
aprovecharse de tales efectos (…) por ello la configuración del tipo subjetivo
se establece en dos niveles. En el primero, se ubica el conocimiento de la
comisión de un delito contra los bienes (...) En el segundo nivel se ubica el
aprovechamiento, incluye cualquier tipo de utilidad que la cosa puede
reportar al sujeto activo (…)”15

Ramiro SALINAS SICCHA señala que “(…) el delito de receptación regulada


en el numeral 194 del C.P. es solo de comisión dolosa, BRAMOT ARIAS Y
GARCIA CANTISANO enseñan que resulta criticable el que, para la
configuración del delito, sea suficiente la simple presunción que el bien
proviene de un delito, puesto que en la gran mayoría de los casos podría
realizarse tal presunción, lo que elimina cualquier garantía para los
ciudadanos. JAVIER VILLA STEIN, también considera que el delito de
receptación recogido en nuestro Código Penal es solo de comisión dolosa.”16

Alfonso SERRANO GOMEZ realiza una diferencia entre el delito de


receptación y el delito de encubrimiento en la cual señala que “La diferencia
entre la receptación y el encubrimiento está en que aquella solo es posible
en los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, mientras que
el encubrimiento lo es también en otros delitos. En la receptación se actúa
con ánimo de lucro, mientras que este ánimo no se da en el encubrimiento.”17

5. ANTIJURICIDAD

SALINAS SICCHA sostiene que “La conducta objetiva y subjetiva de


receptación será antijurídica cuando el agente o receptador actúe sin que
medie alguna causa que haga permisible aquella conducta. Si por el contrario
en el actuar del agente concurre una causa de justificación prevista en el

15
REATEGUI SÁNCHEZ, James. “Tratado de Derecho Penal Parte Especial”. Volumen 1.Editorial Legales.
2016. Pág. 646.
16
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1169
17
SERRANO GOMEZ, Alfonso. “Derecho Penal Parte Especial”. Editorial DYKINSON.S.L. 7° edición. 2002.
Pág. 530.

8
artículo 20 de nuestro Código Penal, estaremos ante una conducta típica,
pero no antijurídica.”18

6. CULPABILIDAD

SALINAS SICCHA sostiene que “(…) la acción de receptación típica y


antijurídica podrá ser imputable o atribuida personalmente a su autor,
siempre en cuando se verifique que aquel es imputable pudo actuar evitando
la comisión del delito y al momento de actuar conocía perfectamente la
antijurídica de su conducta. Es posible que el agente pueda alegar
positivamente la concurrencia de un error de prohibición.”19

7. CONSUMACION Y TENTATIVA

Para Ramiro SALINAS SICCHA “(…) el delito se consuma o perfecciona en


el mismo momento en que el receptador tiene o entra en posesión inmediata
sobre el bien mueble que sabe o debe presumir proviene de un delito
precedente, teniendo la posibilidad real o potencial, en tal situación de hacer
actos de disposición (...) en los supuestos que el agente conoce que el bien
proviene de un hecho delictuoso precedente, es posible que aquellas
conductas del actor se queden en grado de tentativa.”20

MENESES GONZALES citado por James REATEGUI SANCHEZ sostiene


que “(…) sí existe la tentativa en el caso de la receptación en cadena, es
decir, la receptación de la receptación, siempre que se trate del mismo bien
procedente del delito originario; pero no opera en la receptación sustantiva.
La receptación sustantiva es aquella figura que involucra dentro de su
alcance a toda las personas que, siendo conocedores de la acción criminal
anterior ejecutada por otra persona, recibe un bien proveniente de una

18
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1155.
19
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1156.
20
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1156.

9
operación legal como es el caso compraventa que es llevado acabo con ello
que se consiguió en el delito precedente.”21

Por otro lado, Alfonso SERRANO GOMEZ señala que “La consumación se
produce en el momento en el que el sujeto, que actúa con ánimo de lucro,
consigue que pase a su poder el objeto del delito y está en situación de
disponer del mismo. También cuando se presta ayuda suficiente y efectiva a
los responsables del delito para que se aprovechen de los efectos del mismo,
o ayuden a la ocultación. Es posible la tentativa.” 22

8. FORMAS AGRAVADAS DE RECEPTACION

ARTÍCULO 195.- RECEPTACIÓN AGRAVADA

“La pena será privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de seis


años y de sesenta a ciento cincuenta días multa si se trata de vehículos
automotores, sus autopartes o accesorios, o si la conducta recae sobre
bienes que forman parte de la infraestructura o instalaciones de transporte
de uso público, de sus equipos o elementos de seguridad, o se prestación
de servicios públicos de saneamiento, electricidad, gas o
telecomunicaciones.

La pena será privativa de libertad no menor de seis ni mayor de doce años


si se trata de bienes provenientes de la comisión de los delitos de robo
agravado, secuestro, extorsión y trata de persona”.

El autor James REÁTEGUI SÁNCHEZ expresa que “La novedad del artículo 195
es precisamente la incorporación legal agravatoria del primer párrafo, en el
sentido que si el bien en términos generales cuya procedencia es ilícita, se trata,
en primer lugar, de vehículos automotores, sus autopartes o accesorios, la pena
se incrementa de cuatro a seis años de privación de libertad y con sesenta a
ciento cincuenta días, multa. En segundo lugar, y siguiendo en el primer párrafo,
observamos otro grupos de bienes donde aquí el agraviado en realidad seria el

21
REATEGUI SÁNCHEZ, James. Ibíd. Pág. 653.
22
SERRANO GOMEZ, Alfonso. Ibíd. Pág. 530.

10
Estado, porque aquí la conducta recae sobre bienes que forman parte de la
infraestructura o instalaciones de transporte de uso púbico, de sus equipos o
elementos de seguridad, o de prestación de servicios públicos de saneamiento,
electricidad, o telecomunicaciones. Definitivamente, aquí existe una
pluriofensividad en la conducta infractora por la que sería correcta la agravación
en este punto.”23

1. Cuando el objeto del delito es un vehículo automotor, sus autopartes o


accesorios.

Ramiro SALINAS SICHA, sostiene que “(…) antes se refería a partes importantes
de un vehículo. Que según entendemos es lo mismo, pues puede tratarse del
motor, chasis, carrocería, caja de cambios, timón, dirección, asiento, etc. Es
decir, todos aquellos autopartes o accesorios que forma parte de un vehículo.”24

2. Cuando el objeto de la receptación recae sobre bienes que forma parte


de la infraestructura o instalaciones de trasporte público, de sus equipos
o elementos de seguridad.

Se configura cuando el agente adquiere, recibe en donación, vende o ayuda a


negociar bienes que hayan integrado o complementado la infraestructura o
instalaciones de uso público, tales como eclisas o tira fondos o elementos de
seguridad de las carreteras como por ejemplo, barandas metálicas o paneles de
señalización. El agravante se fundamenta en la gravedad de los hechos que no
solo afectan el patrimonio de la nación y las posibilidades de desarrollo, sino que
termina afectando directamente las políticas de reducción de la pobreza,
afectando la seguridad y la vida de las personas al dañar las carreteras, vías
ferroviarias como aeropuertos opuestos.

3. Cuando el objeto de la receptación recae sobre bienes que forman parte


de la infraestructura o instalaciones de empresas dedicadas a la
prestación de servicios públicos de saneamiento, electricidad, gas o
telecomunicaciones.

23
REÁTEGUI SÁNCHEZ, James. Tratado derecho penal – parte especial. Editorial Legales Instituto. Lima-
Perú. 2016. Pág. 656.
24
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1150.

11
Se configura cuando el agente adquiere, recibe en donación, vende o ayuda a
negociar bienes que hayan integrado o complementado la infraestructura o
instalaciones de empresas dedicadas a la prestación de servicios públicos de
saneamiento, electricidad, gas o telecomunicaciones, tales como medidores,
tapas de buzones, pozos, casetas, alambres, postes de alumbrado público, etc.

“Claro está, solo podemos estar ante esta figura del injusto agravado de
receptación cuando se trata de objetos materiales (físicos), aprehensibles de ser
apoderados (…) por su lado, los equipos telecomunicaciones tienen que ver con
la infraestructura física a través de la cual se desplaza la información desde la
fuente hasta el destino, y con base en esa infraestructura se ofrecen a los
usuarios los diversos servicios de telecomunicaciones.”25

4. Así mismo, se configura una circunstancia agravante del delito de


receptación cuando el agente adquiere o recibe en donación o en prenda,
guarda, esconde vendo o ayuda a negociar un bien de cuya procedencia
tenía conocimiento o se debía presumir que provenía del delito de
secuestro o extorción o del delito de trata de personas.

Aparece la agravante cuando el agente, por ejemplo, guarda los bienes que
saben que han sido conseguidos por la comisión del delito de robo agravado,
extorción, secuestro o del delito de trata de personas.

8.1. SUJETO ACTIVO26

Agente, actor o sujeto activo del delito en hermenéutica jurídica puede ser
cualquier persona con la única condición de que realice o efectué alguna de las
conductas simbolizadas con los verbos rectores del tipo penal 194 del código
penal, siempre y cuando no sea el mismo propietario del bien.

Para ser sujeto activo del delito de receptación, la persona natural no debe haber
participado material o intelectualmente en la comisión del delito precedente como
autor ni como cómplice, pues de lo contrario se trataría de un copartícipe en el

25
PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ibíd. Pág. 527.
26
SALINA SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1153.

12
hecho anterior sin posibilidad de subsumir su conducta en el precepto ahora
estudiado. El sujeto debe ser ajeno al delito previo.

8.2. SUJETO PASIVO27

Víctima o sujeto pasivo del delito será cualquier persona natural o jurídica que
tenga el título de propietario o poseedor legítimo del bien objeto del delito
precedente.

9. JURISPRUDENCIA

Exp. N°619-1995

Así tenemos la resolución superior del 21 de diciembre de 1998, en el cual de la


Sala Penal de la Corte Superior de Apurímac, ante la negativa del procesado
sostiene: “aun cuando dice que no sabía de la procedencia ilícita de dichos
semovientes, pero al no haber comprado con las formalidades de costumbre en
esta zona, cual es la adquisición mediante un contrato de venta, denominado
carta de venta con intervención de la autoridad comunal, es de presumirse que
sabía de la procedencia delictiva de los animales, tanto más que al día siguiente
de modo inmediato a su vez lo vendió los animales a José Orosco Cruz…en
consecuencia a cometido el delito de receptación previsto en el artículo ciento
noventa y cuatro del Código Penal pues la intención del acusado era de adquirir
el producto del robo de ganados y negociarlo posteriormente a fin de evitar la
captura de los autores del latrocinio originario.”28

Exp. N° 5367-98

Resolución Superior del 29 de Mayo “Si bien el procesado manifiesta no haber


tenido conocimiento que el bien que adquirió fuera objeto de hurto, sin embargo,
el exiguo pago hecho por el mismo, más aun el no haber exigido la factura

27
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1153.
28
Exp. N°619-1995, en Sede de Jurisprudencia N°4, 2000, p.260. Citado por SALINAS SICHA, Ramiro. Pág.
1144.

13
correspondiente, permiten concluir que se ha llegado a establecer el delito de
receptación.”29

Exp. N° 3223-98-Lima
Según la resolución del 21 de setiembre de 1998 da cuenta de un caso real que
sirve para graficar el delito de receptación por recibir en prenda o recibir en
prenda o recibir para guardar un bien de procedencia ilícita. Aquella resolución
que indica: “ que se ha establecido que los procesados Retis Acosta y Velarde
Montañas recibieron por parte del procesado Alva Rocha, los útiles de escritorio
, para que los guardaran por un tiempo y que luego este les recogería; y que con
respecto a los procesados Bravo Ayala y Tiburcio López, se ha establecido
también que el procesado Alva Rocha les empeño los útiles de escritorio por la
suma de ochenta y noventa nuevo soles respectivamente, conductas que
configuran el delito de receptación, en tanto que las primeras recibieron en
depósito los bienes con el fin de custodiarlos y los segundos recibieron en prenda
dichos bienes, por parte de su co-procesado Alva Rocha, los mismos que era
posible resumir que provenía de un delito anterior.”30

29
Exp. N° 5367-98, en ROJAS VARGAS, 2000, P.358. Citado por SALINAS SICHA, Ramiro. Pág.1144
30
Exp. N° 3223-98-Lima, en ROJAS VARGAS/ BACA CABRERA /NEIRA HUAMAN, 1999, P.299. Citado por
SALINAS SICHA, Ramiro. Pág. 1147.

14
CAPÍTULO II
ESTAFA

1. DESCRIPCIÓN LEGAL

Art. 196. Estafa

El que procura para sí o para otro un provecho ilícito en perjuicio de


tercero, induciendo o manteniendo en error al agraviado mediante engaño,
astucia ardid u otra forma fraudulenta será reprimida con pena privativa de
libertad no menor de uno ni mayor de seis años.

James REÁTEGUI señala que “El Título V del actual Código peruano de 1991,
(…) no solo trata el delito de estafa. Sino también regula otros cuatro supuestos
especiales de defraudación, pero en forma atenuada en cuanto a su sanción. En
este sentido, los supuestos típicos descritos en este rubro podrán ser clasificados
teniendo como base un supuesto de defraudación genérico y cuatro supuestos

15
especiales de defraudación. La genérica será la estafa (art. 196) y las especiales,
las tipificadas en el art. 197 del Código Penal. Este enfoque exige, para la
configuración de los supuestos especiales, y en primer lugar, de la presencia de
todos los elementos básicos de la defraudación genérica (estafa).”31

1.1. VERBO RECTOR

En cuanto al artículo de la estafa se verifica en la realidad concreta


cuatro verbos que son engaño, astucia, ardid u otra forma fraudulenta.

2. BIEN JURIDICO

El patrimonio de las personas se constituye en el bien jurídico que se pretende


proteger con el tipo penal art.196. “De manera específica se protege la situación
de disponibilidad que tiene las personas sobre sus bienes, derechos o cualquier
otro objeto siempre que tal situación tenga una protección jurídica de relevancia
económica”32. Por ello, la estafa es la disposición patrimonial perjudicial tomada
por un error determinado mediante ardides, tendientes a obtener un beneficio
indebido.

Por otro lado, “el delito de estafa se encuentra regulada dentro del capítulo
correspondiente a los delitos contra el patrimonio se deduce que el bien jurídico
protegido es el patrimonio en función de las personas afectadas que pueden
verse mermadas, producto del engaño y de la defraudación incurrida por el autor.
Así lo ha entendido nuestra doctrina penal”.33

Peña Cabrera Freyre sostiene “No hay objeción en la doctrina especializada, que
el delito de Estafa ataca el patrimonio de una persona la suma de valores que se

31
REATEGUI SÁNCHEZ, James. Tratado de Derecho Penal Parte Especial. Volumen 1.Editorial Legales.
2016. PÁG. 663
32
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1178
33
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 658

16
ve mermada, luego de la acción engañosa provocada por el autor, que genera el
desplazamiento del acervo patrimonial a su esfera de custodia. De ningún modo,
el art. 196, ha de tutelar el derecho a la verdad ni la buena fe de los agentes del
mercado, en virtud de su contenido etéreo carente de base material”34

3. TIPICIDAD OBJETIVA

Por otra parte, en cuanto a la tipicidad objetiva el delito de “estafa se configura o


se verifica en la realidad concreta cuando la gente haciendo uso del engaño
astucia o ardid u otra forma fraudulenta induce o mantiene en error al sujeto
pasivo con la finalidad de hacer que este, en su perjuicio se desprenda de su
patrimonio o parte de él y le entregue en forma voluntaria en su directo beneficio
o de un tercero”35.

La configuración de estafa requiere la secuencia sucesiva de sus elementos o


complementos; esto es requiere primero el uso del engaño por parte del agente,
acto seguido se exige que el engaño haya inducido o servido para mantener en
error a la víctima y como consecuencia de este hecho la victima voluntariamente
y en su perjuicio se desprenda del total o parte de su patrimonio y lo entregue al
agente en su propio beneficio ilegitimo o de terceros. “En concreto, la figura de
estafa no es la suma de aquellos componentes sino exige un nexo causal
sucesivo entre ellos, comúnmente denominado relación de causalidad ideal o
motivación. Si en determinada conducta no se verifica la secuencia de aquellos
elementos, el injusto penal de estafa no aparece. Aquí no funciona el dicho
matemático el orden de los sumandos no altera la suma. Si se altera el orden
sucesivo de sus elementos, la estafa no se configura.”36

Así pues, SICCHA citando en tanto el recordado profesor Peña Cabrera, definía
a la “(…) estafa como la conducta engañosa con ánimo de lucro, propio o ajeno

34
REATEGUI SÁNCHEZ, James. Pág. 659.
35
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1163.
36
SALINA SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1163.

17
que, determinado un error en una o varias personas, les induce a realizar un acto
de disposición consecuencia del cual es un perjuicio en su patrimonio o de un
tercero.”37

Debemos tener en cuenta que este injusto penal, tiene ciertos elementos
particulares que deben aparecer de manera secuencial dentro del desarrollo de
la conducta por parte del agente.

A. Engaño, astucia, ardid u otra forma fraudulenta.

B. Inducción a error o mantener en él.

C. Perjuicio por disposición patrimonial.

D. Obtención de provecho indebido para sí o para un tercero.

Es por ello, que los elementos deben concurrir secuencialmente, donde el


engaño idóneo y eficaz precedente o concurrente a la defraudación,
maliciosamente provocado por el agente del delito y proyectado en la víctima,
que puede consistir en usar nombre fingido, atribuirse poder, influencia o
cualidades supuestas, aparentar bienes, créditos, comisión, saldo en cuenta
corriente, empresa, negociaciones imaginarias o cualquier otro engaño
semejante; lo cual debe provocar un error en el sujeto pasivo, viciando su
voluntad, cimentada sobre la base de dar por ciertos los hechos, simulados por
el agente del delito. Todo esto, provoca el asentamiento a un desprendimiento
patrimonial que se materializa con el desplazamiento de los bienes o intereses
económicos de parte dela víctima, sufriendo así una disminución de sus bienes,
perjuicio o lesión de sus intereses económicos. Pasando aquellos bienes o
intereses al patrimonio del agente o a poder de un tercero, quienes se
aprovechan e enriquecen indebidamente.

37
Ibíd. Pág. 1165

18
A. Engaño, astucia, ardid u otra forma fraudulenta.

Pues para la consumación de este delito de estafa debe mediar necesariamente,


siempre la artimaña, el árbitro falso y el encubrimiento de la verdad.

Por ello, se tiene como primer elemento de la estafa el uso del engaño, astucia,
ardid u otra forma fraudulenta por parte del autor o sujeto activo, teniendo la
finalidad de falsear la realidad. Así, los mecanismos fraudulentos utilizados por
el agente son engaño, astucia, ardid, artificio, truco, embuste argucia, es por ello
que aquí importa el mecanismo por el cual el sujeto activo se desenvuelve para
sacar provecho, haciendo que el mismo agraviado entregue sus bienes, falsea
la realidad o mejor dicho, le presenta una realidad distinta a la real.

En cuanto al engaño, SALINAS SICCHA, la define “como la desconfiguración de


lo verdadero o real capaz de inducir a error a una o varias personas, (…) designa
la acción o efecto de hacer creer a alguien, con palabras o de cualquier otro
modo, algo que no es verdad.”38

Por otra parte, la astucia es la simulación de una conducta, situación o cosa,


fingiendo o imitando lo que no se es, lo que no existe o lo que se tiene con el
objeto de hacer caer en error otra persona.

Ardid, es el medio o mecanismo empleado hábil y mañosamente para lograr que


una persona caiga en un error.

En cuanto a otras formas fraudulentas, estas pueden ser artificio, truco,


embuste, argucia. Siendo así, que el artificio es la deformación mañosa dela
verdad con el fin de hacer caer en error, incluyéndose en artífico la idea de
engaño, pero también la del arte puesto en juego para que el engaño triunfe.

Debemos tener en cuenta que no se requiere cualquier tipo de engaño para que
se configure este delito, sino que el tipo de engaño, artificio, ardid o argucia para
estar ante el elemento que exige el delito de estafa. Se requiere lo que los
españoles llaman engaño bastante que en nuestra legislación significa, un
engaño idóneo para producir el error e inducir al sujeto pasivo a desprenderse

38
SALINA SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág.1167.

19
de parte o del total de su patrimonio. Entendiéndolo, así mecanismo idóneo,
relevante y suficiente para que la víctima caiga o se mantenga en error.

B. Inducción a error o mantener en él.

Después de verificarse que el agente ha hecho uso del engaño u otra forma
fraudulenta corresponderá al operador jurídico verificar si aquel engaño ha
provocado en la víctima un error o en su caso le ha mantenido en un error en el
que ya se encontraba la víctima.

De esta forma, SALINAS SICCHA define al “(…) error es la falsa representación


de la realidad concreta. Una falsa apreciación de los hechos. Una representación
que no corresponde a la realidad de las cosas. Una desviación de la verdad. Un
juicio falso de las cosas. O un falso conocimiento.”39 El error para que tenga
relevancia en el delito de estafa debe de haber provocado o propiciado por la
acción fraudulenta desarrollada por el agente. El error debe surgir
inmediatamente a consecuencia del acto fraudulento. Si no hay acción
fraudulenta de parte del agente, es imposible hablar de error y menos de estafa.

La falsa representación de una realidad concreta por parte del agraviado debe
haber sido consecuencia inmediata del acto fraudulento exteriorizado por el
agente, por ello señalamos que debe verificarse la relación de causalidad entre
el mecanismo fraudulento y el error tal como lo refiere SALINAS SICCHA.

Por ello, es que este delito se configura cuando sabiendo el agente que una
persona tiene un falsa representación de la realidad, realiza algún acto
fraudulento con capacidad suficiente para hacer que aquella no salga de su error
y de ese modo se desprenda de su patrimonio. Exige que el agente en su actuar
engañoso determine la continuación de la falsa representación de la realidad.

39
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1170

20
Por ello, el agente debe realizar acciones positiva para evitar que la víctima
supere o salga de error, incluso se puede tomar en cuenta que el silencio cuando
está en la obligación normal de poner en evidencia pues en este caso se estaría
cometiendo el mismo delito pero por omisión.

De esta misma forma, SALINAS SICHA citando a Roy FREYRE "(…) que
tenemos un error inducido cuando el actor promueve intencionalmente, haciendo
surgir la falsa representación impresa no la mente del agraviado y error
mantenido cuando la falsa representación ya preexistente en la mente de la
víctima."40

C. Perjuicio por disposición patrimonial.

Una vez que se verifico el error provocado por el engaño utilizado por el agente,
se verificará si el error originó que la víctima se desprenda en su perjuicio de
parte o total de su patrimonio.

Así debe entenderse, por disposición patrimonial "Como el acto por el cual el
agraviado desprende o saca de la esfera de su dominio parte o total de su
patrimonio y lo desplaza y lo entrega voluntariamente al agente. (...) La víctima
a consecuencia del error fraudulento, en su directo perjuicio, hace entrega o pone
a disposición del agente su patrimonio. (...) Pues si no hay desprendimiento o,
mejor dicho, entrega de bienes, derechos reales o de crédito de parte de la
víctima al agente, así este haya actuado cuando engañosamente y provocado
un error evidente, el delito de estafa no se configure."41

Por ello, que el desprendimiento patrimonial origina automáticamente perjuicio


económico de la víctima, esto es, disminución económica de su patrimonio. No
hay desprendimiento patrimonial sin perjuicio para el que lo hace. Y menos habrá

40
SALINA SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1171.
41
Ibíd. Pág. 1172.

21
perjuicio sin desprendimiento patrimonial por parte, de la víctima. Pues el agente
busca perjudicar a la víctima haciéndole que se desprenda de su patrimonio y se
lo entregue a su favor o de un tercero.

D. Provecho indebido para sí o para un tercero

De verificarse que efectivamente a consecuencia del error provocado por algún


acto fraudulento, hubo desprendimiento patrimonial de parte de la víctima,
corresponderá al operador jurídico verificar si con tal hecho, el agente o un
tercero ha obtenido provecho ilícito. Este provecho es el fin último que busca el
agente al desarrollar su conducta engañosa, al punto que si no logra tal provecho
para sí o para un tercero, la estafa no se consuma, quedándose en su caso, en
grado de tentativa.

Según Roy FREYLE, citado por Ramiro SALINAS SICHA, menciona lo siguiente:
“El prejuicio que se origina con el desprendimiento o desplazamiento de sus
bienes a la esfera de dominio del sujeto activo o de un tercero origina que este
al entrar en posesión de aquellos bienes y disponerlos como a bien tenga,
obtiene un provecho ilícito o no debido. El hecho concreto de quedarse con los
bienes entregados por su víctima y disponerlos como si fuera su dueño
constituye el provecho ilícito. Es ilícito o indebido, puesto que no le corresponde.
Es un provecho que normalmente no hubiese logrado. Aquel provecho no debe
tener causa justificadora.”42

“De ahí que si una persona induciendo a error por medio del engaño recupera
un bien de su propiedad que el depositario era renuente a devolver, a pesar de
estar vencido el término estipulado, no comete estafa.”43

42
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1173.
43
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1174.

22
3.1. SUJETO ACTIVO44

Sujeto activo, agente o actor del delito de estafa puede ser cualquier persona
natural. No se exige alguna cualidad, condición o calidad especial en aquel.

3.2. SUJETO PASIVO45

Sujeto pasivo o víctima puede ser cualquier persona. Basta que haya sido la
perjudica en su patrimonio con el actuar del agente. En tal sentido, podemos
afirmar de modo categórico que si bien es cierto que entre el engaño del actor y
el desprendimiento perjudicial de la víctima debe existir un nexo de causalidad,
también es verdad que nada exige que la misma víctima del embaucamiento lo
sea también del daño económico, pudiendo ser un tercero.

4. TIPICIDAD SUBJETIVA

Ramiro SALINAS SICHA, expresa que la tipicidad subjetiva “(…) es una


conducta típicamente dolosa. No es posible la comisión culposa. El agente actúa
con conocimiento y voluntad de realizar todos los elementos típicos objetivos con
la finalidad de obtener un provecho ilícito. Esta última intención conduce a
sostener que aparte del dolo, en el actuar del agente se exige la presencia de
otro elemento subjetivo que viene a constituir el ánimo de lucro. Este elemento
subjetivo aparece de modo implícito en el tipo penal (…) si por el contrario, el
agente con su actuar no busca lucrar o, mejor dicho, no busca obtener un
beneficio patrimonial indebido, el delito no aparece.”46

5. ANTIJURIDICIDAD

“La conducta típica objetiva y subjetiva será antijurídica cuando no concurra


alguna causa de justificación. Habrá antijuridicidad cuando el agente con su
conducta obtenga un beneficio patrimonial que no le corresponde. Si por el

44
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1178.
45
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1178.
46
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1178.

23
contrario, se llega a la conclusión de que el autor obtuvo un beneficio patrimonial
debido a que le correspondía, la conducta no será antijurídica, sino permitida por
el derecho.”47

6. CULPABILIDAD

“Una vez que se ha determinado que la conducta es típica y antijurídica,


corresponderá verificar si el actor es imputable, es decir, le puede ser atribuida
penalmente la conducta desarrollada. También se verificara si el agente tuvo
oportunidad de conducirse de acuerdo a la ley y no cometer el delito, y finalmente
se verificará si aquel, al momento de actuar tenía pleno conocimiento de la
antijuridicidad de su conducta.”48

7. CONSUMACION Y TENTATIVA

“El delito de estafa se perfecciona o consuma en el mismo momento en que el


agente obtiene el provecho económico indebido. Esto es, se consuma una vez
que el sujeto activo incrementa su patrimonio con los bienes o servicios, recibido
de parte de su víctima (…) Al ser un delito de resultado y de actos sucesivos es
factible que la conducta del agente que puede en el grado de tentativa. Si el
agente con su conducta aún no ha llegado a obtener el provecho económico
indebido que persigue y es descubierto estaremos ante supuestos de
tentativa.”49

47
Ibíd. Pág. 1179.
48
Ibíd. Pág. 1179.
49
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1180.

24
8. ESTAFA Y APROPIACIÓN ILÍCITA

“Un solo hecho jamás puede ser a la vez estafa y apropiación ilícita. Son delitos
totalmente excluyentes. Donde concurren los elementos de estafa no concurren
los elementos de la apropiación ilícita ni viceversa. No puede haber ni siquiera
concurso aparente de leyes en un hecho concreto. (…) La estafa se separa de
la apropiación ilícita principalmente por la concurrencia del elemento “engaño”
causante del desprendimiento patrimonial por parte de la víctimas: si el acto de
desprendimiento se realiza por el titular del bien o derecho inducido por el
engaño del agente, habrá estafa; en tanto que por el contrario, si quien recibió
en depósito, comisión, etc. Cualquier bien mueble se atribuye por si la propiedad
del mismo, habrá apropiación ilícita.”50

9. AGRAVANTES

Por la Ley N°307651 publicada en el peruano el 19 de agosto de 2013, se ha


incorporado al código penal el artículo 196-A, el cual recoge varias circunstancias
que de presentarse en la estafa, esta se transforma en agravada. En efecto el
citado numeral tiene el siguiente contenido:

La pena será privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años, y


con noventa a doscientos días- multa, cuando la estafa:

1. Se comete en agravios de menores de edad, personas con discapacidad,


mujeres en estado de gravidez (embarazo) o adulto mayor.

2. Se realiza con la participación de dos o más personas.

3. Se cometa en agraviado de pluralidad de víctimas.

4. Se realiza con ocasión de compra- venta de vehículos motorizados o


bienes inmuebles.

50
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1180.
51
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ibíd. Pág. 1174.

25
5. Se realice para sustraer o acceder a los datos de tarjetas de ahorro o de
créditos, emitidos por el sistema financiero o bancario.

De modo que el delito de estafa se agrava, es decir, la conducta del agente es


más reprochable penalmente y por tanto, es merecedor de mayor pena cuando
se verifica las siguientes circunstancias:

9.1. Estafa en agravio de menores de edad.

La agravante se configura cuando el agente comete la estafa en agravio de


menores de edad.

La circunstancia agravante se materializa cuando el agente dirige los actos


engañosos en contra de un menor. El término “agravio” implica, no solo el
desmedro o merma patrimonial, sino también un direccionamiento de la violencia
o la amenaza que afecte directamente al menor.

El agente debe conocer o darse cuenta que está ejecutando la estafa en perjuicio
de un menor de edad. Sino no conocía ni había la posibilidad de conocer tal
circunstancia, es posible la concurrencia de un error de tipo que se resolverá
aplicando las reglas del artículo 14 del Código Penal.

9.2. Estafa en agravio de discapacidad.

Se agrava la estafa cuando la víctima es discapacitada. Se configura cuando el


agente comete la estafa sobre una persona que sufre de incapacidad física,
mental o sensorial.

Se justifica la agravante toda vez que la agente se aproveche de la especial


debilidad de aquellas personas, sabiendo perfectamente que no opondrán
alguna clase de resistencia y, por lo tanto, no ponen en peligro el logro de su
finalidad, que es obtener un provecho patrimonial por medio de la conducta
engañosa.

26
9.3. Estafa en agravio de mujeres en estado de gravidez.

También se agrava la conducta delictiva de estafa y, por tanto, el autor o autores


y participes merecen mayor pena cuando la víctima se encuentra en estado de
gestación, la agravante aparece cuando la víctima-mujer de la estafa se
encuentra en estado de gestación, es decir, esperando que se produzca el
nacimiento de un nuevo ser que lleve en su vientre. Una mujer se encuentra en
estado de embarazo desde el momento mismo en que se produce la anidación
del nuevo ser en el útero de la madre hasta que se inicia los intensos dolores
que evidencian el inminente nacimiento. El agravante se justifica por la propia
naturaleza del periodo que atraviesa la agraviada.

9.4. Estafa en agravio de adulto mayor.

La agravante aparece cuando la víctima de estafa es un adulto mayor que de


acuerdo al artículo 2 de la citada Ley, se entiende como tal a todo aquel que
tiene 60 a más años de edad, sin duda puede ser varón o mujer.

La acción engañosa debe ser directa y en contra del sujeto pasivo adulto mayor
y de ello debe resultar una consecuente merma de su patrimonio. Si la conducta
engañosa fue dirigida contra otras personas y solo resulto mermado el patrimonio
del adulto mayor la agravante no se verifica. También es posible que el agente,
por error, actué con la firme creencia de que su víctima no es un adulto mayor,
en el caso es factible invocarse el error de tipo previsto en el numeral 14 del
Código Penal.

9.5. Con el concurso de dos o más personas.

Esta agravante quizá sea la más frecuente en la realidad cotidiana. Los sujetos
que se dedican a estafar, lo hacen acompañados con la finalidad de facilitar la
comisión de su conducta ilícita, pues la pluralidad de agentes merman o
aminoran en forma rápida las defensas que normalmente tienen la víctima sobre

27
sus bienes radicando en tales supuestos el fundamento político criminal de la
agravante.

El concurso debe ser en el hecho mismo de la conducta engañosa; no antes ni


después, y ello solo puede suceder cuando estamos frente a la coautoría. En
esta línea no opera la agravante cuando un tercero actúa como cómplice,
tampoco cuando un tercero induce o instiga al autor para que estafe a
determinada persona.

9.6. Estafa en agravio de pluralidad de víctimas.

Se verifica la agravante cuando el agente por un solo acto engañoso o por varios
actos fraudulentos (delitos continuados por ejemplo) perjudica a muchas
personas. Basta verificar una pluralidad de sujetos pasivos de la estafa para
calificarla como agravada.

9.7. Con ocasión de compraventa de vehículos motorizado.

Se materializara la circunstancia agravante cuando el agente utilice el engaño


en la compra o venta de cualquier vehículo motorizado. Se excluye de la
agravante los vehículos que no funcionan a motor.

9.8. Con ocasión de compraventa de bienes inmuebles.

Se verificará la agravante cuando el agente hace uso del engaño en la compra


o venta de cualquier bien inmueble. Busca proteger a miles de peruanos que son
perjudicados en sus expectativas patrimoniales por los estafadores. La
agravante se justifica aparte de hacer que la víctima se desprende de su
patrimonio, esta se queda hasta sin vivienda.

28
9.9. Estafa para sustraer o acceder a los datos de tarjetas de
ahorro de crédito.

La agravante se verifica cuando el agente utiliza los actos engañosos para


sustraer o acceder a los datos de tarjetas de ahorro y crédito que tiene la víctima,
con el objeto final de sustraer los dineros existentes en las agencias bancarias y
financieras. La agravante se justifica debido a que el agente aparte de utilizar el
engaño hace uso de otros mecanismos o actos fraudulentos para defraudar a
sus víctimas.

10. JURISPRUDENCIA

RESOLUCION N° N3344- 2003

En la ejecutoria suprema del 14 de setiembre del 2004 cuando la sala penal


permanente argumento: “el delito de estafa se entiende consumado cuando el
sujeto pasivo, al ser inducido o mantenido en error por el sujeto activo, realiza el
acto de disposición patrimonial que provoca el daño en el patrimonio, esto es, se
consuma con el perjuicio a partir del cual el desvalor del resultado adquiere su
plenitud.”52

El Código Penal hace mención a una jurisprudencia en la cual expresa que: “El
sentenciado Gallo Torres dio en venta al agraviado Torres Carrasco el ómnibus
marca Ford, de placa de rodaje numero VE, guion uno cero siete seis, sin contar
con la autorización del legítimo propietario, que en este caso viene a ser el actual
encausado Alván Rojas, razón por la que la Décima Primera Sala Penal dela
Corte Superior de Justicia de Lima mediante resolución de fecha veintiocho de
diciembre de mil novecientos noventicinco condenó al referido acusado Gallo
Torrez al quedar demostrado la ilicitud del contrato de compraventa suscrito
entre el citado sentenciado y el referido agraviado, y no existiendo prueba alguna
que demuestre que el propietario del vehiculo, el encausado Alvan Rojas, haya

52
R. N° N3344- 2003- Ayacucho. En san Martín castro, 2006, p.498. citado por SALINAS SICHA, Ramiro.
Pág. 1181.

29
participado coludido con Gallo Torrez para la venta del indicado bien patrimonial,
la única venta válida entonces resulta ser la realizada posteriormente por el
mismo propietario directamente a l agraviado Torrez Carrasco, de tal forma que
mal puede sostenerse que durante la celebración de este nuevo acto jurídico el
encausado Alván Rojas haya creado un riesgo jurídicamente desaprobado para
la lesión del patrimonio del agraviado. Torrez Carrasco máxime acuñado ambas
partes estuvieron de acuerdo en los términos del contrato, sin que infiera de él
que la disposición patrimonial efectuada, por el referido agraviado que ente caso
es a través del pago por la compra del indicado vehículo, haya sido a
consecuencia de un error inducido por el citado encausado, por lo que estando
de acuerdo a la moderna teoría de la imputación objetiva, no puede imputarse
objetivamente el resultado a quien con su acción no ha creado para el bien
jurídico ningún riesgo jurídicamente desaprobado por lo que es del caso absolver
al referido encausado Alván Rojas.”53

53
Corte suprema. Sala penal. R. N. N° 1767- 1997.Lima. AVALOS RODRIGUES, Constante Carlos/ Robles
Briceño, Meri Elizabeth. Modernas Tendencias Dogmáticas en la Jurisprudencia Penal de la Corte
Suprema. Gaceta Jurídica, Lima, 2005, P. 272. Citado en el Código Pena.

30
CAPITULO III

CASOS DE DEFRAUDACION

Ramiro SALINAS SICCHA manifiesta que “Los diversos supuestos delictivos en


conjunto reciben el nombre de defraudación, aparece tipificadas en el artículo
197 del Código Penal del modo siguiente:”54

La defraudación será reprimida con pena privativa de libertad no menor de


uno ni mayor de cuatro años y con sesenta a ciento veinte días multa
cuando:

1. Se realiza con simulación de juicio o empleo de otro fraude procesal.

2. Se abusa de firma en blanco, extendiendo algún documento en perjuicio


del firmante o tercero.

3. Si el comisionista o cualquier otro mandatario, altera en sus cuentas sus


precios o condiciones en sus contratos, suponiendo gastos o exagerando
los que hubiera hecho.

54
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. cit. Pág. 1182.

31
4. Se vende o grava, con bienes libres, los que son litigiosos o están
embargados o gravados y cuando se venden, grava o arrienda como
propios los bienes ajenos.

Pasemos a exponer en que consiste cada uno de los casos especiales de


defraudación:

1. ESTAFA PROCESAL

Articulo 197.- “ La defraudación será reprimida con pena privativa de


libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años y con sesenta a ciento
veinte días multa cuando:

Se realiza con simulación de juicio o empleo de otro fraude procesal”55

El inciso primero del artículo 197 prevé que hay defraudación cuando se realiza
con simulación de juicio, o empleo de otro fraude procesal. Es decir, este delito
de defraudaciones se configura cuando el agente con la finalidad de obtener un
provecho económico indebido, simulando juicio u otro fraude procesal hace caer
en error a la víctima y logra que esta se desprenda de su patrimonio y le pase a
su dominio. De esa forma, la modalidad delictiva se puede concretizar o traducir
en la realidad concreta de dos formas: por simulación o por fraude procesal.

Por simulación, se entiende la representación de una cosa fingiendo lo que no


es en la realidad. En tal sentido, habrá simulación de juicio cuando el agente
hace aparecer o finge un juicio o proceso judicial. En la realidad no hay proceso
válido. Pero se finge uno para hacer caer en error a la víctima y hacer que este
se desprenda de su patrimonio.

No les falta razón a BRAMONT ARIAS TORRES y GARCÍA CANTIZANO56


cuando afirman que aquí existe un montaje del sujeto activo para engañar al
tercero mediante el aprovechamiento del respeto, autoridad y credibilidad que

55
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. cit. Pág. 1183.
56
BRAMON ARIAS TORRES/ GARCIA CATIZANO, 1997, P.357. citado en SALINAS SICCHA, Ramiro.
Derecho penal parte especial. Editorial Iustitia, 6ta edición. Lima-Perú. Pág. 1183.

32
otorga la justicia, más el engaño no esa referido al juez, sino directamente al
tercero.

Fraude procesal es todo engaño o ardid que alguna o ambas partes en un


proceso contencioso desarrollan para obtener una ventaja indebida, esto es, una
ventaja que en situaciones normales no lo lograrían. Aquí se sorprende a la
autoridad jurisdiccional con el fin que dé la razón a quien no le corresponde o en
su caso, le dé más de lo que realmente le corresponda.

El supuesto delictivo se configura cuando se el agente que participa dentro de


un proceso (civil, penal, laboral o administrativo) hace uso del engaño para
sorprender a la autoridad jurisdiccional y de esa forma obtener ventaja
patrimonial ilícita en perjuicio de terceros.

1.1. Bien Jurídico

Alonso Raúl PEÑA CABRERA afirma “(…) que las defraudaciones, son
modalidades específicas de Estafa, para Raúl Peña Cabrera, son modalidades
específicas de Estafa, hemos de convenir que el bien jurídico tutelado sea el
mismo; el patrimonio considerado desde una visión global, que se ve afectado
mediante la conducta que el legislador ha comprendido en el inc. 1 del artículo
197° del C.P. Siendo preciso añadir algo más, en esta modalidad se expresa
una forma de mayor gravedad, para que el agente puede hacerse ilícitamente de
un patrimonio ajeno, al utilizar a la Administración de Justicia. (…) Induce a error
al magistrado, para que resuelva a su favor; por tales motivos la conducta
prohibida también atenta contra el bien jurídico antes anotado.”57

1.2. Tipicidad Objetiva

Alonso Raúl PEÑA CABRERA58 menciona que la tipicidad objetiva está


compuesta por el sujeto activo y sujeto pasivo.

57
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. Cit. Pág. 559.
58
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. ob. cit. Pág. 560.

33
1.2.1. Sujeto Activo

Puede ser cualquier persona a condición que emplee un juicio simulado u otro
fraude procesal, para hacer de un patrimonio ajeno de forma ilícita, es decir, el
agente logra la disposición patrimonial mediante el dictado de una resolución
jurisdiccional.

1.2.2. Sujeto Pasivo

Siguiendo la pauta del delito de Estafa, el sujeto pasivo será el titular del
patrimonio, sobre quien recaen los efectos perjudiciales de la conducta
antijurídica; sin embargo, en algunos casos, puede que el engaño, por lo tanto el
error lo sufra una persona ajena al titular del patrimonio.

1.3. Modalidad Típica

El autor BAJO FERNÁNDEZ menciona “(…) que habrá una estafa procesal; (…)
cuando el juez es inducido tanto de forma directa como cuando lo es de forma
indirecta a través de la inducción al adversario procesal que determina
necesariamente el acto de disposición, (…) habrá estafa procesal cuando media
colusión entre las partes, es decir, cuando las partes se ponen de acuerdo para
engañar al juez en perjuicio de tercero.” 59

“En la doctrina nacional se señala que aquí existe un montaje del sujeto activo
para engañar al tercero mediante el aprovechamiento del respeto, autoridad y
credibilidad que otorga la justicia, más el engaño no está referido al Juez, sino
directamente al tercero.”60

59
BAJO FERNÁNDEZ. citado por PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 561.
60
BRAMONT ARIAS TORRES. “Manual de Derecho Penal. Parte especial. Citado por PEÑA CABRERA,
Alonso Raúl. Ob. Cit. Pág. 357.

34
1.4. Tipo Subjetivo del Injusto

Alonso Raúl PEÑA CABRERA menciona que “La figura delictiva en cuestión sólo
resultada reprimible a título de dolo, conciencia y voluntad de realización típica;
el agente dirige su conducta engañosa, a que la parte procesal contraria o el
juez; asuman un hecho que no se condice con la realidad, con ello, lograr que la
resolución judicial ordene un acto de disposición patrimonio y, así poder verse
beneficiado de forma ilegítima. Basta con el dolo eventual.”61

Aparte del dolo, no se condiciona la verificación del tipo subjetivo a la


concurrencia de otro elemento, si bien se dijo en la estafa, que se habla del ánimo
de lucro, éste en realidad se encuentra ínsito en el dolo del autor.

2. ABUSO DE FIRMA EN BLANCO

Artículo 197. “la defraudación será reprimida con pena privativa de libertad
no menos de uno ni mayor de cuatro años y con sesenta a ciento veinte
días multa cuando

Se abusa de firmas en blanco, entendiendo algún documento en perjuicio


del firmante o de tercero.

Ramiro SALINAS SICCHA nos menciona que en “El inciso segundo del artículo
197 señala que hay defraudación cuando se abusa de firmas en blanco,
extendiendo algún documento en perjuicio del firmante o de tercero. Es decir, el
supuesto delictivo se configura cuando el agente o actor haciendo uso de la firma
estampada en un papel en blanco por determinada persona, abusivamente
extiende o redacta un documento en perjuicio patrimonial de aquella o de un
tercero.”62

“Por su parte, ANGELES, FRISANCHO Y ROSAS afirman que se da la


defraudación de firma en blanco, cuando el autor recibe de la víctima un

61
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. Cit. Pág. 564.
62
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1184.

35
documento firmado en blanco que le es entregado voluntariamente y con una
finalidad determinada, pero que el tenedor abusando de ello, llena el documento
insertando declaraciones u obligaciones de carácter patrimonial perjudiciales
para el firmante o un tercero.”63

“En cuanto al elemento subjetivo, se tiene que se trata de una conducta


netamente dolosa, no cabe la comisión culposa o imprudente “El tipo descrito
requiere, de parte del sujeto activo, conciencia y voluntad de defraudar,
abusando de la firma en blanco y que este comportamiento se traduzca en un
perjuicio efectivo de carácter patrimonial en la esfera del otorgante.”64

2.1. Bien Jurídico

Alonso Raúl PEÑA CABRERA expresa que “Al igual que en las modalidades
delictivas antes enseñadas, el bien no jurídico no puede ser más que el
patrimonio, desde una consideración unitaria, que de verse menoscabada como
consecuencia de la perpetración de la conducta, cuando el agente logra
quebrantar la confianza depositada por la víctima, para hacerse ilegítimamente
de un beneficio económico o de otra índole.” 65

2.2. Tipicidad Objetiva

El autor Alonso Raúl PEÑA CABRERA subdivide la tipicidad objetiva en66:

2.2.1. Sujeto Activo

No considero que pueda ser cualquier persona, pues tal como se desprende de
la redacción normativa de esa modalidad de defraudación, se exige una

63
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1185.
64
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1186.
65
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 565.
66
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 566.

36
particularidad relación con el sujeto pasivo, una vinculación comercial, financiera,
empresarial, laboral, etc.

2.2.2. Sujeto Pasivo

Será sólo el firmante, el signatario del documento con la firma en blanco, que se
lo extiende al autor, para que éste lo llene conforme a su voluntad; a su vez se
exige, que éste sea vea perjudicado en su acervo patrimonial, producto de la
perpetración del hecho típico.

2.3. Modalidad Típica

El autor Alonso Raúl PEÑA CABRERA expresa que “La materialización del
comportamiento en análisis, supone en primer lugar la extensión por parte del
firmante de una hoja en blanco, en virtud de la cual, el agente tiene la obligación
de llenarla en determinado sentido. La perpetración de este injusto determina la
existencia previa de una relación de confianza entre el sujeto activo y el sujeto
pasivo; una relación comercial, nacida tiempo atrás.”67

3. DEFRAUDACION MEDIANTE ENGAÑO EN LAS CUENTAS O GASTOS

Articulo 197.- “la defraudación será reprimida con pena privativa de libertad
no menor de uno ni mayor de cuatro años y con sesenta a ciento veinte
días-multa cuando:

Si el comisionista o cualquier otro mandatario, altera en sus cuentas los


precios o condiciones de los contratos suponiendo gastos o exagerando
los que hubiera hecho.”

67
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 566.

37
3.1. Bien Jurídico68

Siguiendo el patrón denominador de los injustos ya examinados, en el marco del


artículo 197, la modalidad delictiva en cuestión ha de tutelar el patrimonio como
“universita iuris”, en cuanto a un menoscabo real de la integridad patrimonial del
sujeto pasivo, como consecuencia de los actos fraudulentos que en su perjuicio
cometen los comisionistas o cualquier otro mandatario.

3.2. Tipo Objetivo69

3.2.1. Sujeto Activo

No puede ser cualquier persona, la descripción típica exige una cualidad


específica, comisionista, mandatario o administrados de bienes ajenos; el
legislador ha optado por una fórmula abierta, que deberá ser valorada por el
juzgador caso por caso, a las relaciones comerciales que puedan darse entre el
autor y su víctima.

3.2.2. Sujeto Pasivo

Resulta ser en este caso el comitente, el mandante o cualquier otra persona,


vinculada comercial y legalmente, con el sujeto activo, vinculación que debe dar
lugar a una serie de derechos y obligaciones para ambas partes.

3.3. Modalidad Típica

“El inciso tercero del articulo 197 prevé que hay defraudación si el comisionista
o cualquier otro mandatarios, altera en sus cuentas los precios o condiciones de
los contratos, suponiendo gastos o exagerado los que hubiera hecho. Esto es,
se configura la defraudación cuando el agente o autor que actúa como

68
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 570.
69
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 571.

38
mandatario, dolosamente altera en sus cuentas los precios o condiciones de los
contratos firmados por el mandatario y terceros en favor del mandante,
suponiendo o exagerando los gastos. Este tipo de defraudación hace necesario
que entre el agente y la víctima exista de por medio un contrato de mandato, en
el cual el agente será necesariamente el mandatario y la victima del mandante.
Si no existe esta relación contractual es imposible que se configure el delito.”70

Ramiro SALINAS SICCHA71afirma que de la redacción del contenido del hecho


punible se verifica que en la realidad concreta, pueden presentarse hasta en
cuatro formas.

a. Cuando el agente altera en sus cuentas los preciosos suponiendo


gastos no realizados.

Este supuesto punible se configura cuando el mandatario (agente) en su informe


altera o falsea los precios, suponiendo gastos que en la realidad no se han
efectuado. El mandatario no ha realizado gasto alguno, sin embargo,
dolosamente en su informe o en sus cuentas lo hace aparecer con la finalidad
firme de defraudar al mandante, obteniendo un beneficio patrimonial indebido.
De acuerdo a ley, el mandante deberá pagar o cubrir tales gastos.

b. Cuando el agente altera en sus cuentas los precios exagerando los


gastos efectuados.

Este supuesto delictivo se presenta cuando el mandatario altera o falsea el


informe, exagerando o aumentando los gastos normalmente efectuados. Esto es
el agente con la finalidad de obtener un provecho económico que no le
corresponde, aumenta los gastos efectuados. Aquí se entiende que el
mandatario canceló o realizó pagos por gastos menores, pero en el informe en

70
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1187.
71
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1188.

39
forma fraudulenta consigna montos mayores por concepto de los gastos
realizados.

c. Cuando el agente altera las condiciones de los contratos suponiendo


gastos no efectuados.

Aquí de ninguna manera se refiere a las alteraciones de las condiciones del


contrato firmado por el mandatario y el mandante. Se refiere a los contratados
firmados en su gestión por el mandatario y terceros a favor del mandante. De tal
modo, se configura la defraudación cuando el mandatario con la finalidad de
solicitar que el mandante los reembolse logrando de esa forma obtener un
provecho económico ilícito, altera o falsea las condiciones de los contratos
firmados con terceros para hacer aparecer gastos no efectuados en la realidad

d. Cuando el agente altera las condiciones de los contratos exagerando


los gastos efectuados.

Este supuesto se configura cuando el mandatario con la finalidad de defraudar


al mandante y de esa forma obtener un provecho ilícito, falsea o altera las
condiciones de los contratos firmando con terceros aumentando los gastos
normalmente realizados.

En todos los casos, la suposición de gastos tiene lugar cuando simula la


existencia de pagos realizados, los mismos que en realidad no han ocurrido, por
ejemplo, gastos de mantenimiento, de personal, etc. La exageración de gastos
existe cuando realmente ha habido gastos, pero estos se aumentan de manera
deliberada.

4. ESTELIONATO

Artículo 197.- “La defraudación será reprimido con pena privativa de


libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años y con sesenta a ciento
veinte días multa cuando:

40
Se vende o grava, como bienes libres, los que son litigiosos o están
embargados o gravados y cuando se vende, grava o arrienda como propios
bienes ajenos”

4.1. Bien Jurídico

Alonso Raúl PEÑA CABRERA expresa que “La doctrina mayoritaria entiende,
que los engaños a que se hace referencia el precepto en comentario constituyen
una defraudación contra el patrimonio aprovechando de la buena fe de la víctima,
quien adquiere los bienes en la creencia de que se encuentran sin ningún tipo
de restricción y son de propiedad absoluta del sujeto activo.”72

4.2. Tipo objetivo73

4.2.1. Sujeto Activo

El autor de este supuesto puede ser el propietario, el poseedor no propietario, el


arrendatario, el subarrendatario, el mero tenedor de hecho, el precario, el deudor
prendario, el deudor hipotecario, el acreedor prendario; etc.

4.2.1. Sujeto Pasivo

Víctima, será todo aquella perjudicada en su acervo patrimonial, consideramos


que debe será sobre quien recayó el engaño, el error y en tal virtud se decidió
por aceptar la contratación, no aquella que sabía perfectamente de la situación
legal del inmueble. Lo dicho no obsta a que puedan ser identificados sujetos
pasivos directa e indirectamente afectados.

72
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 575.
73
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. cit. Pág. 577.

41
4.3. Modalidad Típica

El autor Alonso Raúl PEÑA CABRERA manifiesta que “La materialización de


este injusto típico, requiere de la realización de actos concretos por un lado y de
otro, omisivos al ocultar cierta información; todos ellos orientados a poner en
venta o gravamen de bienes libres, estando afectados a un litigio, embargados
o gravados.” 74

Según Ramiro SALINAS SICCHA75 El legislador nacional en el inciso cuarto del


articulo 197 ha regulado la defraudación que con mayor frecuencia se ventila en
los estrados judiciales como es el estelionato. (…) el delito se configura cuando
el agente o autor con la finalidad de obtener un provecho económico indebido en
perjuicio de su víctima, dolosamente vende o grava, como bienes libres, aquellos
bienes que son litigiosos o se encuentran embargados o gravados, o también
aparece el delito cuando dolosamente vende, grava o da en arrendamiento como
bien propio aquel que pertenece a otra persona: “subjetivamente, se realiza el
tipo, cuando el agente, a sabiendas de la situación jurídica de los bienes, dispone
voluntariamente de ellos, induciendo a error al agraviado”.

El objeto material del delito puede ser bienes muebles o inmuebles.

En realidad, el estelionato puede traducirse a través de los siguientes


comportamientos dolosos.

a. Vender como bienes libres los que son litigiosos.

Un bien mueble o inmueble es litigioso cuando sobre él ha surgido una


controversia judicial a fin de determinar quién tiene el derecho de propiedad o su
posesión legítima. PEÑA CABRERA prefiere entender que el bien es litigioso por
encontrarse en juicio en el que se discute a quién le pertenece su domino o cuál
es su condición. Por su parte, Roy Freyre enseña que bienes litigiosos son
aquellos sobre los cuales se ha suscitado una cuestión, ya sea respecto a su

74
PEÑA CABRERA, Alonso Raúl. Ob. Cit. Pág. 577
75
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1189.

42
propiedad o posesión, discutida en un proceso judicial pendiente de sentencia
que tenga autoridad de cosa juzgada.

En este supuesto delictivo se configura cuando el agente o actor da en venta a


un tercero el bien como si estuviera libre de disposición, ocultando
fraudulentamente que se encuentra en litigio. El delito se configura cuando el
agente vendedor oculta al comprador que el bien objeto de venta tiene la
condición de litigiosa. Si, por el contrario, tal condición es avisada al comprador
y, pese a ello, este paga el precio, el delito no se configura, pues el comprador
asume el riesgo.

Sujeto pasivo del comportamiento será tanto al comprador como la persona con
quien estaba en litigio el vendedor para determinar la propiedad o posesión del
bien:

“el delito de defraudación en su modalidad de venta de bienes en litigio, exige


como uno de los elementos subjetivos del tipo, el accionar doloso del sujeto
activo, quien deberá inducir en error al agraviado, presentándole como libre un
bien sujeto o gravamen o que sea objeto de un proceso judicial.”76

Se consuma o perfecciona en el instante en que el agente-vendedor recibe de


parte del comprador el precio pactado por el bien, pues con ello habrá
conseguido un provecho económico indebido en perjuicio de los agraviados.

b. Vender como bienes libres los que están embargados.

Se entiende como bien embargado aquel sobre el cual pesa una medida de
embargo dictada por autoridad competente. Bienes embargados – enseña Roy
FREYRE son los afectados por una medida judicial dictada en proceso civil,
penal, agrario, laboral, coactivo, etc., con la finalidad de garantizar o efectivizar
los resultados de un juicio o procedimiento administrativo.

La defraudación se configura cuando el agente dolosamente y con la única


finalidad de obtener un provecho económico ilícito, da en venta un bien mueble

76
FREYRE, Roy, 1983, p. 202. Citado en SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1190.

43
o inmueble sin poner en conocimiento del comprador que aquel se encuentra
embargado por orden judicial u orden de autoridad competente. El acto
fraudulento por el cual se hace caer en error a la víctima para desprenderse de
su patrimonio, se traduce en el ocultamiento que el bien se encuentra
embargado; pues si lo hubiese sabido, quizá no hubiese comprado el bien. Por
el contrario, si el comprador sabe que el bien se encuentra embargado y pese
ello lo compra, el delito no se perfecciona. Es lícito comprar bienes embargados,
asumiendo el comprador la obligación.

Sujetos pasivos serán tanto el comprador como la persona en cuyo favor se trabó
el embargo.

El delito doloso se perfecciona en el instante en que el agente obtiene el


provecho indebido, recibiendo el precio pactado por el bien. Si antes de recibir el
precio pactado, aquel es descubierto, la conducta será punible en grado de
tentativa.

c. Vender como bienes libres los que están agravados.

Son bienes gravados todos aquellos sobre los que, a consecuencia de un acto
jurídico celebrado entre su propietario y un tercero, pesa un derecho real de
garantía previsto en nuestra normativa civil como prenda, hipoteca, usufructo,
anticresis, etc.

El comportamiento delictivo se configura cuando el agente-propietario del bien


da en venta ocultando al comprador-víctima que sobre aquel pesa un derecho
real de garantía establecido de acuerdo a las formalidades previstas en nuestro
Código Civil. Esto es, por ejemplo, el vendedor entrega en venta un inmueble sin
enterar o poner en conocimiento al comprador-víctima que el mismo se
encuentra hipotecado de acuerdo a las formalidades de ley.

Las víctimas serán el comprador engañado, así como la persona natural o


jurídica a favor de la cual aparece gravado el bien. El delito doloso se perfecciona
en el momento en que el vendedor-agente recibe el precio pactado, pues en ese
momento habrá obtenido el provecho indebido en perjuicio de los agraviados.

44
d. Gravar como bienes libres los que son litigiosos.

Este tipo de conducta delictiva se configura cuando el agente sabiendo que el


bien se encuentra en litigio para determinar su propietario o su poseedor legítimo,
le entrega en garantía real para garantizar una obligación a otra persona sin
enterarlo de tal situación. Es decir, aparece cuando el agente sin poner en
conocimiento que el bien tiene la condición de litigioso le entrega a su víctima en
hipoteca si es inmueble o prenda si es mueble.

e. Gravar como libres los que están embargados.

El supuesto punible se configura cuando el agente o actor entrega en garantía


real un bien que se encuentre embargado por autoridad competente. Aquí el
agente en forma dolosa y con el único propósito de obtener un beneficio
patrimonial indebido, oculta al tercero que recibe el bien, que sobre esta pesa o
recae una medida de embargo.

f. Gravar como viene libres los que están ya gravados.

El delito aparece cuando el agente sin poner en conocimiento que el bien ya se


encuentra gravado a favor de otra persona, le entrega a su víctima en garantía
de una nueva obligación contraída. Po ejemplo, estaremos ante este supuesto
cuando el agente, sin poner en conocimiento que el bien ya se encuentra
hipotecado a un tercero, le da de nuevo en hipoteca a la víctima.

g. Vender como propios los bienes ajenos.

Este supuesto delictivo se configura cuando el agente sin tener derecho de


disposición sobre el bien por pertenecerle a otra persona, le da en venta a su
víctima como si fuera su verdadero propietario. Aquí el agente se hace pasar
como si fuera el propietario del bien que entrega en venta a su víctima, logrando
de ese modo que este en la creencia que está comprando al verdadero
propietario, se desprenda de su patrimonio y le haga entrega en su perjuicio. La

45
hipótesis delictiva se perfecciona o consuma en el instante en que el agente
recibe el precio pactado por la venta.

h. Gravar como propios los bienes ajenos.

El delito se configura cuando el agente entrega en garantía de una obligación un


bien cuyo propietario es otra persona. Esto es, el autor engañando a sus víctimas
que es el propietario del bien que no le pertenece.

i. Arrendar como propios los bienes ajenos.

Arrendamiento es el contrato nominado por el cual el arrendador se obliga a


ceder temporalmente al arrendatario el uso de un bien por cierta renta convenida.
En tal sentido, esta conducta delictiva se configura cuando el agente engañosa
y dolosamente, haciéndose pasar como propietario del bien, cede
temporalmente a su víctima su uso, a cambio de que esta le pague una renta, la
misma que se convierte un provecho económico ilícito para el agente, toda vez
que no le corresponde por no ser propietario o poseedor legítimo del bien
entregado en arriendo.

Agraviados serán el arrendatario sorprendido así como el verdadero propietario


o poseedor legítimo. El delito se consuma o perfecciona cuando el sujeto activo
logra su objetivo, cual es obtener un provecho patrimonial indebido.

4.4. Penalidad

Ramiro SALINAS SICCHA expresa que “El sujeto activo de cualquiera de los
supuestos delictivos analizados será merecedor de una pena privativa de libertad
no menor de uno ni mayor de cuatro años, y unida a ella, la pena limitativa de
derechos consistente en sesenta a ciento veinte días-multa.”77

77
SALINAS SICCHA, Ramiro. Ob. Cit. Pág. 1194.

46
BIBLIOGRAFIA

 SALINA SICCHA, Ramiro. “Derecho Penal Parte Especial”. 6° edición. Editorial Iustitia SAC. Lima
– Perú. 2015.

 SALINAS SICCHA, Ramiro. Derecho Penal Parte Especial. 3° Edición. Edit. Grijley. Lima-Perú.
2008.

 PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Derecho Penal. Parte Especial. Tomo II. Edit. IDEMSA.
Lima. Perú.

 BRAMONT ARIAS TORRES, Luis Alberto. Manual de Derecho Penal. Parte Especial. Edit. San
Marcos. 1° Edición 1994.

 REATEGUI SÁNCHEZ, James. “Tratado de Derecho Penal Parte Especial”. Volumen 1.Editorial
Legales. 2016.

 SERRANO GOMEZ, Alfonso. “Derecho Penal Parte Especial”. Editorial DYKINSON.S.L. 7° edición.
2002.

47