Está en la página 1de 23

Universidad de los Andes

Facultad de Medicina
Escuela de Medicina
Extensión San Cristóbal

Arevalo Nefra
Collazos Stefani
Garcia Orlany
Ruiz Karla
Mangiola Vielli

San Cristobal, Mayo 2010


TABLA: Una tabla es un cuadro que consiste
en la disposición conjunta, ordenada y
normalmente totalizada, de las sumas totales
obtenidos en la tabulación de los datos,
referentes a las categorías de una variable o
de varias variables relacionadas entre sí.
En ella, culmina y se concreta definitivamente
la fase clasificatoria de la investigación
cuantitativa.
•Imprimir cada tabla a doble espacio y en
hojas diferentes.
•Las tablas deberán ser numeradas.
•Cada columna llevará un título escueto o
abreviado. Para las notas a pie de página se
utilizarán los símbolos siguientes, en el orden
que se muestra: *, H, I, ', **, &, **, HH, II,
• Serán identificadas las medidas estadísticas
de dispersión tales como la desviación
estándar y el error estándar de la media.
• Si se utiliza información de cualquier fuente ,
es preciso expresar el agradecimiento
correspondiente.
• Incorporar solamente las tablas que son
relevantes para la compresión del trabajo.
Un gráfico es la representación de datos,
generalmente numéricos, mediante líneas,
superficies o símbolos, para ver la relación que
esos datos guardan entre sí y facilitar su
interpretación.
La representación gráfica permite establecer
valores que no han sido obtenidos
experimentalmente, es decir, mediante la
interpolación (lectura entre puntos) y la
extrapolación (valores fuera del intervalo
experimental).
El objetivo básico de un gráfico es transmitir
la información de forma tal que pueda ser
captada rápidamente, de un golpe de vista,
un gráfico debe ser ante todo sencillo y claro,
a pesar de su aspecto artístico, ya que se
elabora para ser incluido en un trabajo
científico.
Se usa fundamentalmente para representar
distribuciones de frecuencias de una variable
cualitativa o cuantitativa discreta y,
ocasionalmente, en la representación de series
cronológicas o históricas. Uno de los ejes sirve para
inscribir las frecuencias, ya sean absolutas o
relativas (%), y el otro para la escala de clasificación
utilizada.
Se usa para representar las frecuencias
observadas en clasificaciones dobles, es decir,
cuando son dos los criterios de clasificación,
para variables cualitativas o cuantitativas
discretas.
Su objetivo es la representación de las
frecuencias relativas (%) observadas en
clasificaciones dobles, es decir, cuando son
dos los criterios de clasificación, para
variables cualitativas o cuantitativas
discretas.
 Se emplea para ilustrar muestras agrupadas en intervalos.
 Está formado por rectángulos unidos a otros.
 La altura de cada rectángulo es proporcional a la frecuencia
del intervalo respectivo.
 Se utiliza cuando se estudia una variable continua, como
franjas de edades o altura de la muestra.
Edad de iniciación
del consumo de
tabaco.
 La muestra es representada por un circulo y cada una de las
clases que la componen por un sector de este.
 El gráfico circular presenta el resultado total que equivale, al
100%. La suma de todos los ítems o clases incluidos debe
totalizar 100%.
 Se usa en los casos en los que los datos son cualitativos,
como por ejemplo nivel de estudios.

Consumo de Tabaco

Muestra:
4949 personas / 100%
Según las Normas de Vancouver.

• Las figuras de 127 x 178 mm, no superiores a 203 x 254 mm.

• Las letras, números y símbolos serán claros y uniformes en


todas las figuras.

• Los títulos y las explicaciones detalladas se incluirán en las


leyendas de las figuras y no en las mismas ilustraciones.
• Las figuras serán numeradas consecutivamente según su
primera mención en el texto.

• Si se usan fotografías de personas,


es importante que las mismas NO
puedan ser identificadas o de lo contrario
las fotos deberán ir acompañadas de un
permiso escrito para el uso de
las mismas.
• Las fotografías tomadas a través de un microscopio deberán
tener indicadores internos de escala. Los símbolos, flechas o
letras empleados en este tipo de fotografías contrastarán
claramente con el fondo.

Mp: marcador de peso de 100 bp


Paciente: esporas aisladas de paciente
Ec: esporas de cultivo de e.cuniculi
Esporas de cultivo de e. intestinalis
Figura 2. Determinación mediante PCR de la especie del microsporidio aislado del
paciente.
• Dentro del cuerpo del trabajo, las tablas,
figuras y los resultados deberán ser
presentados en un orden lógico.
• Y se destacarán o resumirán sólo las
observaciones relevantes.
Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida en Niños
Institucionalizados en el Hospital Nacional de Mpilo (Zimbabwe)
Resumen
• Se realizó un estudio descriptivo, longitudinal y
prospectivo.
• Desde abril de 2005 hasta marzo de 2006.
• La casuística estuvo constituida por todos los niños
hasta 12 años, atendidos en la Clínica de Infecciones
Oportunistas perteneciente a este centro hospitalario y
donde previamente se les diagnosticó la afección
durante su ingreso.
• Se analizaron las variables.
• Donde se halló que el grupo más afectado tenía entre 18
meses a 4 años, con mayor incidencia en el
sexo femenino.
• Se le asocian también procesos infecciosos.
• Principales causas de muerte.
Resultados:
Tabla 1: Pacientes con SIDA según edad y sexo.

SEXO MASCULINO FEMENINO TOTAL


Edad No. % No. % No. %

-18 2 0.8 2 0.8 4 1.6


meses
18 - 4 24 9.6 82 32.8 106 42.4
años
5-8 35 14.0 56 22.4 91 36.4
años
9 - 12 17 6.8 32 12.8 49 19.6
años
Total 78 31.2 172 68.8 250 100.0
.

Tabla 2: Pacientes con SIDA según vías de contagio

Vías de Vertical Sexual Total


transmisión
EDAD N° % N° % N° %
-18 meses 4 1,6 - - 4 1.6
18 - 4 años 106 42,4 - - 106 42.4
5-8 años 83 33,2 8 3.2 91 36.4
9-12 años 39 15,6 10 4.0 49 19.6
TOTAL 232 92,8 18 7.2 250 100.00

•Al evaluar las enfermedades asociadas que presentaron los


pacientes, se observó que predominó la candidiasis bucal, con episodios
a repetición, seguida por la neumonía bacteriana y las diarreas
persistentes.
• Aspectos nuevos y relevantes, conclusiones

• Evitar repetir material

• las conclusiones y los objetivos del estudio deben estar vinculadas

• Evitar relizar afirmaciones y conclusiones que no estén respaldadas

• Evitar declaraciones sobre los beneficios económicos y gastos

• Evitar reclamar prioridad y aludir a un trabajo que no esta terminado

• Nuevas hipótesis justificadas

• Limitaciones y recomendaciones
Estudio sobre valores de glicemia e insulina basal, e índices de sensibilidad
insulinica en escolares y adolescentes normales de 6 a 18 años

Los valores reportados de insulina sérica, independientemente de su


estado nutricional muestran valores entre 3,52 y 9,17µU/ml (6,7 ) y de
insulina basal (3,84 ± 0,33 µU/ml) no mostraron diferencia por estado
nutricional ni edad, pesar de que se ha descrito una disminución
fisiológica de la sensibilidad insulinica durante la pubertad (19) . Los
niños podrían estar predispuestos genéticamente a tener una mayor
sensibilidad a la insulina (6).

Las referencias nacionales de HOMA en niños y adolescentes


venezolanos sanos presentan valores medios de 1,7 (0,07) y 1,49 (0,44)
y algunas diferencias por sexo (7,8). Los valores encontrados en este
estudio resultaron inferiores en escolares, sin diferencias por sexo ni
estado nutricional de los evaluados. Como la literatura nacional e
internacional (3, 17, 18, 20) establece para el índice un valor por encima
de 2 y cercano a 3 como un valor límite para definir
insulinorresistencia, el índice no permitió su asociación con la
resistencia insulínica en la muestra
evaluada.
Por otro lado, el índice de QUICKI tiene una buena correlación con el
clamp euglicémico hiperinsulinémico y tiene la ventaja que predice el
riesgo de presentar una diabetes mellitus tipo 2, mejor que el HOMA y la
insulina en ayuno, lo que permite un diagnóstico más biológico de esta
condición. En la muestra el índice se mantuvo en un valor que fluctuó
discretamente y que está alrededor de 0,40 entre escolares y
adolescentes, independientemente de su estado nutricional.

Sin embargo, es importante resaltar que al mantenerse por encima del


valor precitado, permite descartar la resistencia insulínica en el grupo
evaluado.
Se insiste en la necesidad de realizar estudios para establecer niveles de
normalidad tanto de insulina como del resto de los índices referidos y
formular una propuesta que sirva como punto de partida para la
búsqueda de un consenso nacional, que desarrolle una definición
pediátrica de sensibilidad insulínica, aceptada por la mayoría. Estos
datos pretenden aportar valores que pudieran servir para
comparaciones con otros escolares y adolescentes sanos en Venezuela.

Referencias:
1. Muniyappa R, Lee Sihoon, Chen Hui, Quon