Está en la página 1de 7

Tipos de tratamientos superficiales en fijaciones

Dentro de este grupo, podríamos distinguir 4 tipos de revestimientos:


 Tratamientos electrolíticos:
Los tratamientos electrolíticos son tratamientos superficiales en fijaciones en los que mediante un proceso de electrólisis
se depositan finas láminas de un metal (recubrimiento) sobre una pieza receptora (fijación). En estos tratamientos, el
metal de recubrimiento más utilizado es el Zinc. Estos tratamientos no están recomendados para tornillería de alta
calidad (superior a 8.8) porque existe el riesgo de fragilización por hidrogenización.
 Tratamientos químicos:
Los tratamientos químicos se llevan a cabo dotando de un recubrimiento al tornillo habitualmente por inmersión o
pulverización. En función del material utilizado en el recubrimiento, dotaremos al tornillo de resistencia a la corrosión o
bien, de resistencia al desgaste. Estos tratamientos superficiales en fijaciones estánrecomendados para tornillería de alta
calidad ya que no existe riesgo de fragilización. Uno de los tratamientos químicos más conocido es el GEOMET.
 Tratamientos mecánicos:
Los tratamientos mecánicos son tratamientos superficiales en fijaciones que se llaman así por su aplicación, ya que son
aplicados por impacto sobre la superficie a tratar. En estos tratamientos se utiliza normalmente zinc, estaño o aluminio
en polvo, que se adhiere a la tornillería al impactar contra ella. Los tratamientos mecánicos tampoco producen
fragilización, por lo que también son recomendables para tornillería de alta calidad, aunque no es muy frecuente.
 Tratamientos en caliente:
Como tratamiento en caliente se conoce a la aplicación de zinc fundido sobre tornillería. Este tratamiento superficial en
fijaciones, aporta una gran resistencia frente a ambientes muy corrosivos; sin embargo, debido a que otorga un
recubrimiento de un micraje muy elevado, no se puede aplicar en fijaciones de pequeñas dimensiones.

El perfil de la superficie es fundamental para el resultado del revestimiento, ya que mejora la adherencia aumentando la
superficie de contacto y proporcionando un excelente anclaje a diferentes abrasivos de protección. Los perfiles de la
superficie variarán dependiendo del tipo y del tamaño de las partículas abrasivas, así como de la técnica utilizada. Es muy
importante conseguir la profundidad correcta del perfil y el espesor correcto de la capa de producto. Los diagramas de la
derecha ilustran la importancia de un perfil de superficie correcto. Para más información sobre perfil de superficie,
póngase en contacto con el ingeniero de Henkel de su zona. El perfil de superficie proporciona un anclaje excelente, lo
que hace que la adherencia del recubrimiento sea máxima. El espesor del recubrimiento es suficiente. El perfil de
superficie es incorrecto y proporciona un anclaje deficiente que provocará fallos de adherencia. Recubrimiento
insuficiente. Los picos de la superficie pueden quedar expuestos al óxido y la contaminación.

La correcta preparación de la superficie es el factor que más influye en el buen resultado de cualquier tratamiento
superficial. Sin un perfil y una limpieza de superficie adecuados, los sistemas de revestimiento fallarán enseguida.

Limpieza de la superficie

Los contaminantes químicos no visibles, como cloruros y sulfatos, atraen la humedad a través de los sistemas de
revestimiento y provocan un fallo prematuro. Es de fundamental importancia limpiar las impurezas químicas de todos los
sustratos con un Limpiador y Desengrasante industrial. Las aplicaciones de Composites Reforzados Loctite® requieren un
perfil de superficie de 2,5 a 3 SP (página 18).

Loctite® 7840 – Limpiador y Desengrasante

sin disolventes, atóxico y no inflamable, diluido con agua. Elimina la grasa, el aceite y las taladrinas.

Loctite® 7063 – Limpiador y Desengrasante

limpiador de evaporación rápida ideal para eliminar grasas y contaminación antes de aplicaciones de unión, revestimiento
y sellado con adhesivos. Compatible con metal, vidrio, caucho, la mayoría de los plásticos y superficies pintadas.
Los Composites Reforzados Loctite® Hysol®

reparan, reconstruyen y restauran permanentemente máquinas y equipos dañados sin necesidad de calor ni de
soldadura. Técnicamente avanzados y fabricados con una experiencia del producto y de su aplicación de más de 50 años,
la gama incluye formulaciones en masilla o vertibles, para aluminio y acero.

• Baja contracción
• Se puede taladrar, aterrajar o mecanizar después del curado
• Excelente adherencia a metal, cerámica, madera, vidrio y algunos plásticos
• Excelente resistencia a productos químicos agresivos
• Posibilidad de elección entre cargas de acero dulce, aluminio o no metálicas
• Crean reparaciones duraderas

En la fabricación de cuadros de bicicleta, el acero ya ha pasado su época dorada y hoy es un material que puede identificar
a las bicicletas clásicas o bicicletas de gama bajísima, de niño, o en el otro extremo, para bicis muy exclusivas, en su mayoría
fabricadas a mano por artesanos, como pueden ser las bicicletas de Keirin Japonesas. El Cromoly, la que fue variante
moderna del acero, a pesar de que ha durado algo más, también podemos decir que ha sido absorbido por el tiempo y la
tecnología.
Por otro lado está el titanio pero este suele quedar descartado por su precio, es un elemento ideal en relación resistencia-
peso, pero vale 10 veces más que el aluminio. Es por esto que suele verse más en componentes, a pesar de que todos
conocemos algún cuadro tope de gama de este material, sobretodo en bicicletas de Rally y Enduro.
El carbono o mejor dicho, los composites de fibra de carbono, se están popularizando a pasos agigantados y cada vez se
ven más cuadros y componentes. Pero sigue siendo excesivamente caro, pues no existe maquinaria capaz de aplicar las
fibras junto con el epoxi, es un trabajo que debe hacerse a mano. En las bicicletas de carretera suele ser ya un material
habitual pero las solicitaciones que debe soportar un cuadro de carretera son muy inferiores a las de un cuadro de
MTB. Parece ser que es el futuro, pues se ve cada vez más en las altas gamas.

Sillín Selle Italia de carbono


El magnesio, aparte de encontrarse, por ejemplo, en las botellas de las horquillas, no ha logrado asentarse pues, entre otras
cosas, es un material que no se puede soldar y esto es un impedimento muy importante.
Actualmente, la inmensa mayoría de los cuadros de bicicleta, así como otros muchos componentes, se fabrican
en aluminio. Este es el material por excelencia en la industria de la bicicleta, y es difícil que sea desbancado dadas sus
cualidades.
El Aluminio:

Detalle del aluminio puro sin tratar


Las características básicas del aluminio son conocidas por todos: es un metal blanco, con un brillo bastante característico,
ligero, relativamente blando, con una gran conductividad térmica y eléctrica y una muy buena resistencia a la
corrosión. Además constituye aproximadamente un 8% del total de la corteza terrestre, lo que lo convierte en el metal
más abundante de la superficie terrestre.

El aluminio puro no se utiliza en la mayoría de las aplicaciones industriales, pues las propiedades mecánicas (dureza y
resistencia fundamentalmente) que tiene no son demasiado interesantes. Es por esto que aparecen las aleaciones de
aluminio, es decir, aluminio mezclado con pequeñas cantidades de otros elementos, como cinc, magnesio, cobre, silicio,
etc. Estos elementos se añaden en cantidades normalmente muy pequeñas y dentro de unos márgenes muy estrictos. Sin
embargo, son suficientes para que las propiedades (de resistencia, tenacidad, ductilidad, resistencia a la fatiga y a la
corrosión) cambien, en algunos casos de forma muy notoria.
Tipos de aluminios y clasificación:
Las aleaciones de aluminio se clasifican según el aleante mayoritario, es decir, aquel elemento que está en mayor
cantidad, aparte del aluminio. Siguiendo esto se agrupan las aleaciones en 8 grupos o series, identificadas por cuatro
cifras, desde la 1xxx hasta la 8xxx. O, como se dice normalmente, de la "mil" a la "ocho mil”.

La primera cifra es la que identifica el aleante mayoritario. Los1xxx son aluminios de alta pureza, con un mínimo de un
99%. Se usan en aplicaciones en las que las características mecánicas no sean las más importantes, y si otras como
resistencia a la corrosión o conductividad eléctrica. Del resto de las series, las que más nos interesan son:
 Los 2xxx van aleados con cobre, lo que mejora mucho su resistencia mecánica. En bicicletas no se usan mucho, porque
resulta difícil hacer formas complejas.
 Los 6xxx son con magnesio y silicio. Los típicos 6161 ó 6063 de muchos cuadros son de este grupo, básicamente porque se
conforma fácilmente y tiene buenas propiedades mecánicas.
 Los 7xxx están aleados mayoritariamente con cinc. En esta serie, el más típico en bicicletas es el 7005. Los aluminios de
esta serie tiene magníficas propiedades mecánicas, aunque el conformado no es, en general, tan bueno como los 6xxx. El
7075, por ejemplo, tiene una extraordinaria resistencia, pero no se utiliza para los complicados tubos del cuadro, sino que
solo se usa para formas más o menos simples como manillares o platos. La resistencia a la corrosión es, en general, peor
que otras series, aunque para una bici no suele ser realmente un factor importante.
El resto de las series no tienen importancia para la industria de la bicicleta, sino que se usan en otras aplicaciones

Tubos de aluminio de diferentes diámetros


En cualquier caso, es importante recordar que un número mayor no significa que sea un material "mejor", porque por
ejemplo, un 2024T6 es superior en cuanto a resistencia mecánica al 6061T6 y al 7005T6. Hay que citar también que algunas
marcas usan aluminios propios con procesos de fabricación exclusivos de la marca y que muchas veces ni revelan. Los
chicos de Koniec hemos tenido la suerte de trabajar con una de estas marcas, Orbea, y hemos conocido el proceso de
fabricación único y exclusivo. Aparte de que un aluminio propio es una herramienta publicitaria e incluso inspira confianza
y garantías, os podemos asegurar que siempre hay un trasfondo de calidad y pasión por la bicicleta.
Habitualmente, las aleaciones más utilizadas en cuadros de bicis son la 6061 y la 7005, dejando siempre
aparte las aleaciones exclusivas creadas por algunos fabricantes. En estado T6 ambos tienen propiedades
mecánicas muy similares.

Todas las aleaciones de aluminio, incluyendo las que llevan escandio, tienen una densidad casi igual. Se logra un cuadro
más ligero no porque la aleación pese menos, sino porque poniendo menos material se logra lo mismo. Así que por aquí
tampoco hay diferencias apreciables.

Cuando un cuadro rompe (por defecto o por abuso) lo suele hacer por las zonas cercanas a las soldaduras, que son las
zonas más críticas aunque estén bien hechas. La calidad de estas soldaduras y los tratamientos térmicos posteriores
serán, por lo tanto, lo que más va a definir el comportamiento y la resistencia del cuadro. Para conocer la calidad del
trabajo no nos sirve con saber el tipo de aleación, la calidad está en las soldaduras. Por ello, aparte de otros temas como
acabados, un cuadro fabricado con el mismo tipo de aleación e incluso con tuberías del mismo fabricante, puede tener
muy distinta calidad y, por lo tanto, muy distinto precio.
En la elección por parte de una marca de un tipo de aleación u otra entran muchos factores que no siempre son
estrictamente técnicos, tales como precios, stocks, disponibilidad geográfica, facilidades o instalaciones de que se dispone
para hacer unos u otros tratamientos térmicos, etc.
Los tratamientos térmicos posteriores:
Muchas de las aleaciones pueden ser tratadas térmicamente para mejorar sus cualidades. Siguiendo con la nomenclatura,
el tratamiento térmico se indica a continuación del número de la aleación, con una T y un número detrás, que indica el
proceso que ha seguido
El más habitual es el T6. Es importante saber que este es el tratamiento térmico habitual de las aleaciones para cuadros de
bici, y que con él las propiedades mecánicas mejoran notablemente. Estos tratamientos se hacen siempre después de
soldar y alinear el cuadro, por lo que también sirven para eliminar las tensiones creadas durante la fabricación y que, de no
eliminarse, darían lugar a fallos prematuros. Aunque el tipo de tratamiento térmico sea el mismo, los tiempos,
temperaturas, etc. de tratamiento varían según cada aleación, y están optimizados para lograr en cada caso las mejores
características.

Cuadros recién soldados y preparados para ser tratados superficialmente


Como ya hemos dicho el tratamiento más óptimo para es el T6 del que podemos distinguir las siguientes variables.

El cuadro de la bicicleta y muchas otras partes, como los radios de las ruedas, el manillar y las partes cromadas, aunque
no estén sometidas a fricción, están igualmente expuestas a los agentes atmosféricos y corrosivos.
Para limpiar y proteger todas estas partes, utiliza Svitol durante las operaciones de mantenimiento de la bici.
En primer lugar, lava la bici con un detergente (por ejemplo, Super Shampoo Arexons), luego utiliza Svitol para eliminar
los restos de suciedad más difícil, como grasa y alquitrán.
Después utiliza Svitol para prevenir problemas, para detener los procesos corrosivos en marcha y proteger la bici de la
oxidación. Basta con aplicar una pequeña cantidad

Descripción

Lubrica, elimina las fricciones, desatasca, elimina la humedad, previene la oxidación y protege todas las superficies
metálicas. Gracias a su exclusiva multifuncionalidad, Svitol Lubrificante es el producto ideal para miles de usos, desde la
industria a la reparación de vehículos, de la casa al jardín, del deporte a la náutica, del trabajo al bricolaje.

La válvula de 360º permite dispensar el producto en todas las posiciones incluso con la válvula dada la vuelta. Todo el
producto está fabricado en Italia y garantiza un rendimiento excelente y una calidad profesional en todas sus funciones.

LUBRICA: sus aceites sintéticos, aditivos antidesgaste y modificadores de la fricción reducen el coeficiente de fricción, y
confieren al producto unas propiedades óptimas contra el desgaste y el deterioro.

 Carga de engranaje 80 kg.


 Carga de soldadura 260 kg (prueba SRV)
 Huella (40 kg x 1 h - IP 239) 0,32 kg

DESBLOQUEA: posee una gran capacidad humectante que le permite penetrar en la estructura del óxido, ablandarlo y
desintegrarlo gracias a su elevada capilaridad y baja tensión superficial.

 Tensión superficial (ASTM D971) 25mN/m


 Llave dinamométrica, resistencia al destornillamiento
 Pernos no tratados 37 kg/cm
 Pernos tratados 19 kg/cm

PREVIENE LA OXIDACIÓN Y PROTEGE: Forma una capa protectora fuertemente fijada al metal, que detiene y previene la
formación de óxido y herrumbre, preservando las superficies mecánicas de la corrosión durante mucho tiempo.

REPELE LA HUMEDAD: Elimina la humedad, impide la fuga de corriente, restablece la conductividad eléctrica.

 Capacidad dieléctrica 52 Kv.

ELMINA LA OXIDACIÓN/LIMPIA: Elimina la grasa, el alquitrán y los residuos de combustión. No contiene disolventes
clorados ni propulsores nocivos para la capa de ozono.
AÑO DEL BUEN SERVICIO AL
CIUDADANO

INGENIERIA DE MATERIALES
Ing. De superficies
Tipos de tratamientos superficiales
en fijaciones (bicicleta)

PROF.: Ing.: Daysi Gonzales

Integrantes:
FABRIZIO J. AGUILAR GERONIMO
Gamarra Delgado Frank
Taca Chura Rogelio
Huamani Huamani Dennis

2018