Está en la página 1de 37

ÍNDICE

ÍNDICE.................................................................................................................................................. 1
DEDICATORIA ...................................................................................................................................... 2
INTRODUCCION ................................................................................................................................... 3
REFORMA UNIVERSITARIA .................................................................................................................. 4
I. ANTECEDENTES DE LA REFORMA UNIVERSITARIA .................................................................. 4
1.1. El movimiento de enseñanza libre ................................................................................. 4
1.2. La reforma universitaria latinoamericana ..................................................................... 9
II. LA REFORMA: IMPLEMENTACIÓN DE LA NUEVA LEY UNIVERSITARIA ...................................... 19
2.1. Ejes de la Reforma .............................................................................................................. 20
2.2. Cambios adicionales producto de la Ley Universitaria ...................................................... 27
CONCLUSIONES ................................................................................................................................. 34
BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................................................... 36
DEDICATORIA

Dedicado al esfuerzo de los estudiantes, que desvelan la


tranquilidad del mundo de los sueños. Porque hay hombres
que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año
y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy
buenos. Pero hay los que luchan toda la vida. Esos son los
imprescindibles.
INTRODUCCION

El Sistema Universitario Peruano ha experimentado cambios importantes en los


últimos años. La demanda y la oferta por educación superior universitaria han
crecido y se han diversificado, principalmente por la expansión de la clase media y
por la existencia de un marco institucional que facilitó el crecimiento de la oferta
privada de universidades. Sin embargo, esta expansión del sistema universitario se
dio sin contar con mecanismos que permitan evaluar y asegurar la calidad en la
provisión del servicio educativo.

En este contexto, el Estado peruano inició un proceso de reforma de aseguramiento


de la calidad de la educación superior e implementó cambios significativos en el
marco normativo, entre los que destaca la nueva Ley Universitaria - Ley N° 30220 -
aprobada en julio del 2014. Este esfuerzo del Estado peruano está en línea con los
esfuerzos emprendidos en otros países de la región, como Chile y Colombia, los
cuales han llevado a cabo acciones orientadas a mejorar el control de la calidad de
sus sistemas de educación superior. Adicionalmente a estos procesos de reforma
emprendidos en diferentes países, se suman algunas tendencias globales que
plantean retos de adaptación e innovación en el sistema educativo, tales como la
internacionalización de la educación superior y el uso de nuevos formatos y
tecnologías en la oferta educativa.

Así en el presente trabajo se analizan las principales características del sistema


universitario peruano previo a la reforma, los principales cambios introducidos por
la nueva Ley Universitaria, así como también las funciones de los principales actores
del nuevo marco institucional, se analizan las tendencias de la internacionalización
de la educación superior, tanto en América Latina como en el Perú, y su rol dentro
del proceso de aseguramiento de la calidad, que es parte central de la reforma
universitaria; y finalmente las conclusiones del estudio.
REFORMA UNIVERSITARIA

I. ANTECEDENTES DE LA REFORMA UNIVERSITARIA

1.1. El movimiento de enseñanza libre

En la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del siglo XX, relacionado con
la generalización de la democracia por medio de la conquista del sufragio
universal, emergió una corriente educativa que replanteaba las tradicionales
relaciones de autoridad en la educación y la enseñanza, para poner el acento
en el protagonismo del estudiante.

La Institución Libre de Enseñanza en el mundo hispanoamericano, fue


creada en Madrid en 1876 por un grupo de profesores universitarios de
pensamiento liberal y humanista bajo la dirección de Francisco Giner de los
Ríos, quien impulsaría una dinámica de reforma educativa a partir de la idea
de libertad de cátedra de renovación cultural y pedagógica.

El ideario pedagógico de la Institución Libre de Enseñanza apostó por una


escuela neutra, tolerante y abierta a la realidad exterior. Un centro sin
separación entre primaria y secundaria, con enseñanza cíclica y en régimen
de coeducación, donde la actividad personal y la experiencia creativa del
alumno, utilizando diversas fuentes de aprendizaje, constituía el eje del
trabajo escolar.

Y a comienzos del siglo XX, los estudiantes universitarios de América Latina


comenzaron a crear sus propias organizaciones. Aparecieron los centros de
estudiantes y las federaciones universitarias que los agruparon. Estas
organizaciones estudiantiles adoptaron un esquema de asociativo y de
acción similar al de los sindicatos, recurriendo incluso en forma sistemática
a la "huelga estudiantil".
La Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), fundada en
1906, fue la primera organización nacional en aparecer. En la Universidad
Nacional de La Plata, en Argentina, se realizó una moderada reforma
universitaria en 1905.1

En la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, en Perú, se


decretó la primera huelga estudiantil que no cesó hasta conseguir que la
universidad cusqueña deslinde con las persistentes condiciones coloniales y
se vea libre del imperio de docentes conservadores 1909. 2

a) La influencia de la filosofía Krausista

Las ideas Krausistas llegaron a España a partir de la década de los


sesenta; es decir en el siglo XIX de la mano de Sanz del Río, quien según
Puelles Benítez en 1980 adoptó esta oscura filosofía por ser consecuente
con su motivación interna, la de satisfacer las necesidades intelectuales
de su país y ser susceptible de una aplicación práctica; asimismo Sanz
del Río consideraba necesaria la posibilidad de llevar a la práctica los
principios Krausistas que pedagógicamente se resume en:

 El Karusismo asumía algunas tesis kantianas y hegelianas, que


pretendían ir más allá; hasta la finalidad práctica de los ideales y
valores de la convivencia y hermandad de los hombres y de los
pueblos (social y política) con vistas a una auténtica
transformación de la comunidad (…) potenciación de una esfera
educativa (escuela, universidad), libre, es decir independiente de
la iglesia y del estado.3

1
http://www.reformadel18.unc.edu.ar.
2
http://pavelvaler.blogspot.pe/2013/03/unsaac-321-anos-la-reforma.html.
3
CAPITAN DÍAZ, A. “Historia de la Educación en España. Pedagogía Contemporánea”. Madrid. Editorial
Dykinson. 1994. Pág. 137.
 El krausismo, creía en la educación como instrumento para la
transformación de las sociedades, al mismo tiempo que postulaba
a favor de un acercamiento del ser humano a la naturaleza; al igual
que en la institución libre de enseñanza para la comunidad
institucionista, la escuela y la vida eran inseparables4. Tan
inseparables y condenadas a entenderse como hoy deberían ser
las escuelas con el mundo, la vida, que las rodea.

En razón del párrafo anterior Sanz del Río y sus colegas perdieron su
cátedra en 1867 durante el suceso que es conocido como la (primera)
cuestión universitaria al ser acusado, entre otros motivos, de impartir
doctrinas perniciosas impresas en libros prohibidos. Y a pesar de que
Sanz del Río recuperó su cátedra tras la septembrina (1968), estos
sucesos condicionarán el futuro de los principales fundadores de la
institución libre de enseñanza, pues tras la instauración borbónica de
1875 ellos también volverán a ser expulsados de sus cátedras, algunos
por segunda vez, bajo la conocida como “segunda cuestión universitaria”.

Hoy en día, afortunadamente, no existen posibilidades reales de que


pudiera existir una nueva cuestión universitaria en nuestras aulas. Sin
embargo, la libertad de cátedra no se encuentra libre de disputa; es
discutida y discutible. Podríamos mencionar algunas controvertidas
asignaturas en las que los profesores se mueven continuamente por
terreno pantanoso, y en las que sus actuaciones han de ser cuidadas
hasta el extremo para no ser tildadas de partidistas o dogmáticas.

b) La esencia pedagógica de la institución libre de enseñanza

4
BOETSCH, L. “Algunas semejanzas entre La Educación Progresiva y La pedagogía de la Institución Libre de
Enseñanza”. En A.A. V.V. En el Centenario de la Institución Libre de Enseñanza. Madrid. Editorial Tecnos. 1977.
Pág. 143.
Las discrepancias entre los ideales pedagógicos de algunos catedráticos
universitarios como Giner de los Ríos, Salmerón y Azcárate, y la
normativa propuesta en 1875 por el Ministro conservador de fomento
Orovio (en la que prohibía cualquier ataque contra dogma católico, y
requería la obligación de presentar los programas de enseñanza),
provocaron que los profesores mencionados fueran separados de sus
cátedras en la que fue conocida como la “segunda cuestión universitaria”.

De esta forma, en 1876, se fundó la institución libre de enseñanza como


una institución educativa laica y privada cuyos orígenes, tal y como
aciertan a resumir Ballester y Perdiguero, hicieron que sus primeras
preocupaciones se dirigieran a la enseñanza universitaria siendo la
Institución Libre de Enseñanza, en primer lugar un centro de enseñanza
universitaria5, denominada como institución por no poder utilizar, otros
términos, pues estaba prohibido términos como Instituto o Universidad
aunque con la posterior creación del Instituto - Escuela en 1918 pudieron
resarcirse de este punto.

La Institución Libre de Enseñanza es completamente ajena a todo espíritu


e interés de comunión religiosa, escuela filosófica o partido político;
proclamando tan sólo el principio de la libertad e inviolabilidad de la
ciencia, y de la consiguiente independencia de su indagación y exposición
respecto de cualquier otra autoridad que la de la propia conciencia del
Profesor, único responsable de sus doctrinas.6

5
BALLESTER, R. y PERDIGUERO, E. “Salud e instrucción primaria en el ideario regeneracionista de la Institución
Libre de Enseñanza. Dynamis: Acta hispanica ad medicinae scientiarumque historiam illustrandam”. 1998.
Pág. 26.
6
JIMENEZ LANDI, A. “La Institución Libre de Enseñanza y su ambiente. Periodo Para universitario”
Madrid: Ministerio de Educación y Cultura. 1996. Art. 15°.
Por otro lado, también se defendía, la libertad de cátedra del Profesor,
quien era el único responsable de sus doctrinas. Conociendo los orígenes
de la ILE no es difícil entender este punto así como la gran importancia
que la figura del maestro tuvo en la institución. Tal y como nos señala
Antonio Molero; (…) para Giner, la persona del maestro lo es todo en
educación.7

Es así que aunque hoy defendamos la tarea del estudiante sobre la del
profesor, no podemos negar la importancia de la figura del docente. Una
importancia que la ILE siempre defendió aun admitiendo el
paidocentrismo que comparte con el movimiento de la Escuela Nueva y
que, hoy en día, podría servirnos para recuperar el prestigio y autoridad
que el docente parece perder con el paso de los años y la creciente
influencia de las nuevas tecnologías y los medios de comunicación.

Por otro lado, durante este tiempo (…) no era obligatoria la asistencia,
tampoco había libros de texto, salvo los indispensables, no se organiza el
contacto docente sobre la exposición magistral, dogmática e inflexible,
sino sobre los diálogos constantes y permanentes de alumnos y profesor
ungidos por el amor a la ciencia que cultivan. Había críticas, apuntes,
observaciones, todo un conjunto armonioso y razonado de actos donde
se permite al espíritu captar realidades y reflexionar sobre lo captado.8

Los docentes de esta época tenían la metodología ecléctica metodología


docente que se extrae de los propios fines de la ILE plasmados en la
Memoria de la Institución, y que Jiménez Landi nos cita palabra por
palabra:

7
MOLERO PINTADO, A. “El modelo del maestro en el pensamiento de la Institución Libre de Enseñanza.
Revista interuniversitaria de formación del profesorado”. 1987. Pág. 9.
8
MOLERO PINTADO, A. “La Institución Libre de Enseñanza: un proyecto de reforma pedagógica”. Madrid.
Biblioteca Nueva. 2000. Págs. 39 al 40.
(…) De los cuatro métodos de enseñanza más generalmente conocidos,
a saber, el de enseñanza individual, el de enseñanza simultánea, el de
enseñanza mutua y el de enseñanza mixta, puede decirse que ninguno
de ellos se sigue exclusivamente en nuestra escuela (…) ni el expositivo,
ni el puramente interrogativo, ni el eurístico, ni el socrático, se han
empleado tampoco de un modo exclusivo; pues que en la práctica se
expone, se hace recitar, descubrir, e inventar al mismo tiempo, y el
maestro ha de tener a su disposición todos los métodos, pasando de uno
a otro según las necesidades del momento.9

1.2. La reforma universitaria latinoamericana

1.2.1. El libre grito de córdoba

La Reforma Universitaria de 1918, llamada también como la


Reforma Universitaria de Córdoba, Reforma Universitaria de
Argentina, Grito de Córdoba, o simplemente Reforma Universitaria,
fue un movimiento de proyección latinoamericana para
democratizar la universidad y otorgarle un carácter científico, que
se inició con una rebelión estudiantil en la Universidad Nacional de
Córdoba de Argentina que se extendió entre marzo y octubre de
1918, durante el cual se produjeron violentos enfrentamientos
entre reformistas y católicos.

Su fecha simbólica es el 15 de junio de 1918, momento en el cual


los estudiantes irrumpieron en la Universidad para impedir que se
consumara la elección del rector que sostendría la situación tal
como estaba hasta entonces y declararon una segunda huelga
general. Tuvo su pico culminante el 9 de septiembre cuando la
Federación Universitaria de Córdoba asumió la dirección de la

9
JIMÉNEZ LANDI. Ob. Cit. 1996. Pág. 328.
Universidad y el gobierno ordenó al Ejército reprimir la ocupación.
Durante el curso del conflicto y a pedido de los estudiantes, el
presidente Hipólito Yrigoyen intervino dos veces la Universidad
para que se reformaran los estatutos y se realizaran nuevas
elecciones de sus autoridades.

Es así que la revuelta estudiantil cordobesa tuvo su expresión en


el célebre Manifiesto liminar de la Federación Universitaria de
Córdoba, redactado por Deodoro Roca y titulado "La Juventud
argentina de Córdoba a los Hombres Libres de Sudamérica", que
finaliza diciendo: La juventud ya no pide. Exige que se le reconozca
el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio en los cuerpos
universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de
soportar a los tiranos. Si ha sido capaz de realizar una revolución
en las conciencias, no puede desconocérsele la capacidad de
intervenir en el gobierno de su propia casa.

El movimiento se extendió de inmediato a las demás universidades


del país, impulsado principalmente por el movimiento estudiantil
organizado en la recién creada Federación Universitaria Argentina
(FUA), y a varias universidades de América Latina, produciendo
reformas en los estatutos y leyes universitarias, que consagraron
la autonomía universitaria, el cogobierno (que estableció la
participación de los estudiantes en la gestión de las universidades),
la extensión universitaria, la periodicidad de las cátedras, los
concursos de oposición y la gratuidad de la enseñanza
universitaria. Desde un inicio la Reforma Universitaria se percibió
a sí misma como un movimiento político - pedagógico permanente,
de vocación latinoamericana y antiimperialista. Muchas de esas
reformas tardaron décadas en ser establecidas y otras aún
permanecen como objetivos a alcanzar.10

La Reforma Universitaria dio origen a una amplia tendencia del


activismo estudiantil, aún existente, integrada por agrupaciones de
diversas vertientes ideológicas, que se definen como reformistas.
La utopía juvenil del 18 anticipó en medio siglo al "Mayo francés"
de 1968 y otros movimientos juveniles de la década de 1960.

1.2.2. La rebelión estudiantil en córdoba

a) La primera huelga y el comité pro reforma

La chispa que desencadenó la Reforma Universitaria se produjo


en septiembre de 1917, cuando la Universidad de Córdoba aprobó
un nuevo reglamento para el internado estudiantil en el Hospital
Nacional de Clínicas.

Los internos del Clínicas expresaron su desacuerdo con el


reglamento, declarándose en huelga, pero la Universidad
respondió suspendiendo a los huelguistas por dos años y
disolviendo el internado nocturno, razón por el cual el malestar se
agravó entre el estudiantado, cuando se aprobó un reglamento
conocido como la "Ordenanza de los Decanos", aumentando la
carga horaria y de materias para la carrera de Ingeniería.11

En marzo, luego del receso de verano y con la vuelta de los


estudiantes a la ciudad para iniciar las clases el 1 de abril, el
descontento se generalizó. El 7 de marzo el Consejo Superior

10
Ley N° 11.156 de 1921. conocida como conocida Ley de Alquileres.
11
Un malestar que empezó en 1917. La Voz del Interior (republicada por la UNC). 10 de marzo de 2008.
tomó otra medida mal recibida por el estudiantado, al modificar el
sistema de calificaciones.

Es así que la acumulación de quejas sacó a los estudiantes a la


calle el 10 de marzo de 1918, en una marcha que partió de la
antigua plaza General Paz y realizó una primera parada frente al
Club Social, frecuentado por las autoridades universitarias, donde
los estudiantes gritaron consignas como ¡Que renuncien! o ¡Abajo
los inútiles!. Luego fueron a la facultad de Ingeniería, donde
expresaron su repudio a la "Ordenanza de los Decanos",
finalizando en la Plaza Vélez Sarsfield.12

La marcha dio lugar a la formación de un Comité Pro Reforma, con


delegados de las tres facultades (Medicina, Derecho e Ingeniería),
que amplió el reclamo estudiantil exigiendo una reforma de los
estatutos que incorporara a los docentes al gobierno universitario,
tal como ya se había establecido en la UBA; sin embargo, el 20 de
marzo el Consejo Superior rechazó el reclamo estudiantil y el día
30 se realizó una nueva marcha en la que cantaron La Marsellesa.

La adhesión a la huelga fue total y las clases no pudieron ser


iniciadas y el mismo 1 de abril los líderes del Comité Pro Reforma
se hicieron presentes en el Rectorado con el fin de presentar al
Consejo Superior de la universidad el documento en el que se
sostiene que la reforma universitaria que propone obedece a la
necesidad de ponerse a tono con los tiempos; ya que en aquel
entonces se consideraba al régimen universitario entonces vigente
como "antiguo", "aristocrático" y de un "anacronismo irritante", que
al igual que lo que sucedía en el país debía ser "batido en retirada
por el principio de la soberanía popular". Luego de cuestionar el

12
Lucas (10 de marzo de 2008). El primer chispazo de la Reforma. La Voz del Interior.
régimen cerrado de elección de las autoridades universitarias por
las "academias" integradas por miembros vitalicios, propone la
necesidad de que los cargos universitarios sean renovados
periódicamente.

En una de las primeras formulaciones del cogobierno tripartito, el


documento sostiene que la Asamblea Universitaria tiene que estar
integrada por representantes de los profesores, estudiantes y
egresados, elegidos periódicamente por cada uno de los claustros.

Con respecto a la elección del rector, el documento realiza una


interpretación amplia de la legislación entonces vigente (Ley
Avellaneda Nº 1597 de 1885), dando un alcance a la palabra
"facultades" trasladaba el poder de elegir al rector, de las
"academias" al cuerpo de profesores titulares y suplentes. Para
dar mayor garantía a todas las elecciones debían realizarse por
voto secreto.

Con respecto al gobierno de las facultades, proponía suprimir las


academias y crear "consejos directivos" elegidos por el
profesorado. Los decanos debían ser elegidos por una asamblea
de todo el profesorado. El documento trata también al régimen de
designación del profesorado, al que considera "punto principal en
la Reforma Universitaria", proponiendo que la selección se realice
mediante concursos de oposición. Finalmente el documento
propone adoptar un sistema de "docencia libre", en la que los
estudiantes pudieran elegir libremente a los profesores con los que
desearan cursar.13

13
DEL MAZO, Gabriel. “Memorial de anhelos y exposición de cargos. El Comité Pro Reforma Universitaria ante
el Ministerio de Instrucción Pública y Consejo Superior de la Universidad”. La Reforma Universitaria. Tomo I.
El movimiento argentino (1918-1940). La Plata: Ediciones del Centro de Estudiantes de Ingeniería de La Plata.
1941. Págs. 9 al 17.
Ante la continuidad de la huelga y los airados reclamos del
estudiantado, el Consejo Superior dispuso clausurar la universidad
por tiempo indeterminado, admitiendo solo el ingreso de los
"académicos".

b) Fua, fuc intervención y primera reforma

El 11 de abril de 1918 se creó la Federación Universitaria


Argentina (FUA), integrada por delegados de las cinco
universidades argentinas (Tucumán, Santa Fe, Córdoba, La Plata
y Buenos Aires), eligiendo como presidente a Osvaldo Loudet y
como secretario Julio V. González. Ese mismo día la FUA pidió
una entrevista con el presidente Hipólito Yrigoyen quien los recibió
de inmediato.

Los estudiantes le informaron al presidente la situación del


conflicto estudiantil, principalmente en Córdoba y le expresaron
que "no querían que se cambie algún artículo sino que querían una
nueva Universidad”. Yrigoyen por su parte les aseguró que "su
gobierno pertenecía al espíritu nuevo, que se identificaba con las
justas aspiraciones de los estudiantes y que la Universidad debía
nivelarse con el estado de conciencia alcanzado por la República.
A continuación dispuso intervenir la Universidad de Córdoba y
nombrar interventor a José Nicolás Matienzo, con la orden de
reformar los estatutos para permitir la participación de los
docentes en el gobierno y llamar a elección de autoridades
universitarias.
Posteriormente el 16 de mayo el Comité Pro Reforma se
transformó en la Federación Universitaria de Córdoba (FUC).

c) El estallido de 15 de junio de 1918

El interventor Matienzo, luego de comprobar diversas


irregularidades, declaró vacantes los cargos de rector de la
Universidad y decanos de las facultades y dispuso un nuevo
sistema para la elección de las autoridades por parte de la
totalidad de los docentes, reemplazando la elección por docentes
vitalicios.

El 15 de junio de 1918 fue el día de la elección y del estallido. La


lucha estudiantil había conseguido que los profesores integraran
por primera vez la Asamblea Universitaria que debía designar al
rector. El candidato reformista apoyado por los estudiantes era
Enrique Martínez Paz, mientras que el candidato de los sectores
tradicionales era Antonio Nores, miembro de la asociación ultra
conservadora conocida como Corda Frates. Hubo dos votaciones
y ninguno obtuvo mayoría absoluta. En la tercera votación la
mayoría de los profesores modificaron su voto y apoyaron a Nores,
que ganó por 24 votos a 13. Los más de mil estudiantes que
esperaban el resultado afuera, se consideraron traicionados e
irrumpieron con furia en el salón donde sesionaba la Asamblea
para echar a empujones a los profesores, al rector, a los policías
y a los guardaespaldas, rompiendo las ventanas, los muebles y los
cuadros de los obispos que habían sido rectores desde 1613.

Más de mil estudiantes, dos tercios del total que cursaba en la


Universidad, suscribieron con su firma el acta declarando la
huelga. Los estudiantes tomaron los edificios de la Universidad y
exigieron la renuncia de Nores. En el Hospital de Clínicas, los
estudiantes se subieron al frontispicio y colocaron una bandera de
la FUC; una histórica foto del momento que simbolizaba el
movimiento. Los estudiantes apuntaron contra las estatuas del
obispo Trejo, fundador de la universidad y el desconocido profesor
García, para derribarlas, colocando un cartel que decía “Sobran
estatuas, faltan pedestales”. El rector electo llamó a la policía y el
conflicto se transformó en batallas campales. El 16 de junio la FUA
pidió al gobierno que interviniera nuevamente la Universidad de
Córdoba.

El 17 de junio la confrontación llegó a un punto tal que el rector


Nores estaba dispuesto a masacrar a los estudiantes que
ocupaban la universidad y exigían su renuncia; por lo que, Nores
llamó a la policía, ordenándole que detenga a los dirigentes
estudiantiles, pero estos escaparon por la ventana, donde fueron
protegidos por la multitud estudiantil y como consecuencia al día
siguiente la FUA declaró la huelga general estudiantil en todo el
país durante cuatro días (del 19 al 22 de junio), en solidaridad con
la lucha de los estudiantes cordobeses y en repudio a la amenaza
de masacrar a los huelguistas y la negativa del rector Nores a
renunciar.

d) Manifiesto liminar

El Manifiesto está dedicado a explicar a la opinión pública las


causas profundas y morales de la revuelta y la irrupción estudiantil
en el salón en que se estaba realizando la elección de rector, para
evitar así que se consume. Se inicia haciendo referencia a la
herencia colonial, poniendo el objetivo en "las libertades que
faltan" y proyectando el movimiento a todo el continente.
Asimismo, denuncia luego el régimen universitario "anacrónico",
alejado de la ciencia, autoritario y "fundado en el derecho divino
del profesorado". Cuestiona el sistema de gobierno universitario y
postula su democratización mediante la incorporación de los
estudiantes y reclama un gobierno estrictamente democrático y
sostiene que el demos universitario, la soberanía, el derecho a
darse el gobierno propio radica principalmente en los estudiantes.

La FUC sostiene un nuevo concepto pedagógico basado en la


"vinculación espiritual entre el que enseña y el que aprende" y el
"amor a los que aprenden", muy diferente del espíritu "cuartelario"
imperante.

e) Primer congreso nacional de estudiantes. Las bases

El 21 de julio se inauguró en el Teatro Rivera Indarte el Primer


Congreso Nacional de Estudiantes de la FUA, mientras la ciudad
ardía y vivía un clima revolucionario, con violentos
enfrentamientos entre reformistas y católicos antirreformistas.

El Congreso tuvo una gran importancia porque discutió y elaboró


una formulación integral del ideario y proyecto reformista. En el
mismo se aprobó el documento titulado "Bases para la nueva
organización de las universidades nacionales", estableciendo los
principios sobre las que debía realizarse la reforma universitaria y
un proyecto de Ley Universitaria que las implementaba.14
Sintetizando la propuesta del congreso de estudiantes en 10
bases reformistas:

14
DEL MAZO, Gabriel. Ob. Cit. Págs. 42 al 44.
 Participación estudiantil en el gobierno universitario
(cogobierno por tercios de profesores, estudiantes y
graduados).
 Participación de graduados en el gobierno universitario.
 Asistencia libre.
 Docencia libre (libertad académica, cátedra paralela, nota
1 cátedra libre, nota 2 derecho a optar entre cátedras).
 Periodicidad de la cátedra (con designación por
concurso).
 Publicidad de los actos universitarios.
 Extensión universitaria (y creación de universidades
populares).
 Ayuda social a los estudiantes.
 Sistema diferencial para la organización de las
universidades.
 Orientación social de la universidad.
II. LA REFORMA: IMPLEMENTACIÓN DE LA NUEVA LEY UNIVERSITARIA

En el Perú, recientemente se inició un proceso de Reforma Universitaria con el


objetivo de mejorar la calidad de la educación superior. Este proceso se inició en el
2008, cuando el Tribunal Constitucional señaló que la actividad educativa
universitaria debe contar con la permanente supervisión y fiscalización del Estado,
y lo exhorta a adoptar las medidas institucionales que reformen el sistema de la
educación universitaria en el país15.

Así, en el año 2012, se prohibió la creación y el otorgamiento de autorización para


el funcionamiento de nuevas universidades y filiales por un periodo de cinco años16
con el objetivo de replantear la política de educación superior universitaria y elaborar
una nueva legislación que garantice la calidad de la educación.

En 2014 se aprobó la nueva Ley Universitaria (Ley N° 30220), cuyo objetivo es


ordenar el mercado de educación superior universitaria, en lo que se refiere a la
universidad pública, la universidad privada sin fines de lucro y la universidad privada
con fines de lucro. Para ello, la ley sugiere un modelo de universidad para el país,
que se rige por los siguientes principios:

- Búsqueda y difusión de la verdad

- Calidad académica

- Autonomía

- Libertad de cátedra

- Espíritu crítico y de investigación

- Democracia institucional

- Meritocracia

15Sentencia recaída en el expediente Nº 00017-2008-PI/TC.


16Ley Nª 29971, “Ley que establece la moratoria de creación de universidades públicas y privadas por un
período de cinco años”, publicada el 21 de diciembre de 2012.
- Pluralismo, tolerancia, diálogo intercultural e inclusión

- Pertinencia y compromiso con el desarrollo del país

- Afirmación de la vida y dignidad humana

- Mejoramiento continuo de la calidad académica

- Creatividad e innovación

- Internacionalización

- El interés superior del estudiante

- Pertinencia de la enseñanza e investigación con la realidad social.

- Rechazo a toda forma de violencia, intolerancia y discriminación

- Ética pública y profesional

Para lograrlo, la ley brinda un marco normativo para la creación, el funcionamiento,


la supervisión y el cierre de las universidades, y busca promover la mejora continua
de la calidad de los servicios provistos por las instituciones universitarias.

2.1. Ejes de la Reforma

2.1.1. Nuevo arreglo institucional

A diferencia del modelo anterior, en el nuevo modelo se reconoce que es el Estado


quien debe “garantizar que el servicio público de la educación universitaria se preste
en la cantidad necesaria y con un nivel de calidad aceptable, para salvaguardar la
fe pública de los usuarios de este servicio”17. Por ello, se inició un proceso de
restructuración de las entidades involucradas en la educación superior universitaria
que empezó con el cierre de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) y de su
Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades
(CONAFU).

17Ministerio de educación: “Política de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior Universitaria”,


2015 (pág. 21)
Se estableció un nuevo arreglo institucional en el cual el MINEDU asumió la rectoría
de la Política de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior
Universitaria; y es a esta institución a la que le corresponde dirigir, regular,
coordinar, supervisar y evaluar la política de aseguramiento de la calidad de la
educación superior y la educación técnico-productiva18.El MINEDU ejerce esta
función a través de la Dirección General de Educación Superior Universitaria
(DIGESU), responsable de dirigir, regular, promover, efectuar el seguimiento y
evaluar las políticas para el desarrollo y aseguramiento de la calidad de la educación
universitaria19

Además, se creó la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria


(SUNEDU) y el SINEACE (Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y
Certificación de la Calidad Educativa) entró en reorganización. SUNEDU es un
“Organismo Público Técnico Especializado adscrito al Ministerio de Educación, con
autonomía técnica, funcional, económica, presupuestal y administrativa, para el
ejercicio de sus funciones” (Ley No 30220, Artículo 12).

La finalidad de la SUNEDU es supervisar la calidad del servicio brindado por las


universidades. Entre sus funciones principales está verificar el cumplimiento de
condiciones básicas de calidad por parte de las universidades para poder autorizar
su funcionamiento. También es responsable de fiscalizar si los recursos públicos y
los beneficios tributarios otorgados a las universidades son destinados hacia fines
educativos. Además de las funciones mencionadas, debe administrar el Registro
Nacional de Grados y Títulos, y está facultada para imponer infracciones y
sanciones.

Con respecto al SINEACE, como se mencionó, este se creó en el 2006 como un


organismo público descentralizado adscrito al Ministerio de Educación (Ley N°

18 Artículo 3 del Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Educación (Decreto Supremo N°
015--2015). En lo que se refiere a educación superior universitaria, el MINEDU, ejerce esta función a través de
la Dirección General de Educación Superior Universitaria, la Dirección General de Formación Técnico-
Productiva y Superior Tecnológica Artística, y la Dirección Nacional de Desarrollo Docente.
19 Artículo 38 del Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Educación (Decreto Supremo N°

015--2015).
28740) con el objetivo de asegurar que las instituciones educativas cumplan
requisitos de calidad. El SINEACE se concibió como un conjunto de organismos,
normas y procedimientos estructurados e integrados funcionalmente, destinados a
definir y establecer los criterios, estándares y procesos de evaluación, acreditación
y certificación, a fin de asegurar los niveles básicos de calidad que deben brindar
las instituciones educativas20.

2.1.2. Sistema de aseguramiento de la calidad

Su objetivo es lograr que las universidades cumplan con condiciones básicas de


calidad, y que además puedan superarlas continuamente en la búsqueda de la
excelencia académica. El Sistema de aseguramiento de calidad (SAC) se basa en
cuatro pilares establecidos por el Ministerio de Educación: i) licenciamiento como
garantía de condiciones básicas de calidad, ii) acreditación para la mejora continua,
iii) información confiable y oportuna, y iv) fomento para mejorar el desempeño.

i) Licenciamiento como garantía de condiciones básicas de calidad


El licenciamiento es un procedimiento obligatorio por el cual el Estado
evalúa el cumplimiento de condiciones básicas de calidad (CBC) por parte
de las universidades, como requisito para otorgar una licencia que las
habilita a prestar servicios educativos y a dar grados y títulos. Incluye la
revisión constante del cumplimiento de las CBC y el establecimiento de
sanciones en caso alguna institución provea el servicio por debajo de
dichos estándares.

Con respecto a las CBC, la Ley Universitaria (artículo 28 de la Ley


N°30220), señala que estas deben incluir los siguientes aspectos:

1. La existencia de objetivos académicos


2. Previsión económica y financiera de la universidad
3. Infraestructura y equipamiento adecuados

20 Artículo 3 de la Ley N° 28740.


4. Líneas de investigación a ser desarrolladas
5. Disponibilidad de personal docente
6. Servicios educacionales complementarios básicos
7. Existencia de mecanismos de mediación e inserción laboral
8. Transparencia de universidades

El licenciamiento puede ser de dos tipos: Licenciamiento Institucional y


Licenciamiento de Programas. El primero autoriza el funcionamiento de
la universidad para ofrecer el servicio educativo universitario. La licencia
se le otorga a la universidad, detallando sus filiales y la relación de
programas que puede ofrecer. La licencia es de carácter temporal y
renovable, con una vigencia mínima de seis años.
Por su parte, el Licenciamiento de Programas consiste en aprobar o
denegar las solicitudes de licenciamiento de programas conducentes a
grado académico y título profesional. Para ello, la SUNEDU elaborará
CBC específicas aplicables a programas y diseñará procedimientos
específicos para cada programa. Para solicitar la autorización de
funcionamiento de nuevos programas, las universidades deben contar
con la Licencia de Funcionamiento Institucional.

ii) Acreditación para la mejora continua


La acreditación es un proceso voluntario por el cual se evalúa a una
institución en función de sus propósitos, más un conjunto de estándares
previamente definidos y que debe dar garantía pública de que las
universidades satisfacen sus propósitos (SUNEDU, 2015)21.

Así, mientras que el licenciamiento es una condición necesaria para iniciar


operaciones, el proceso de acreditación permite mostrar que existen
avances sobre aquellas condiciones básicas de calidad y, más aún, que

21 Perú, Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria - SUNEDU (2015). El modelo de


licenciamiento y su implementación en el Sistema Universitario Peruano. Lima, SUNEDU, p. 17.
la mejora de la calidad es permanente. Solo las instituciones o programas
de educación superior que cuenten con la autorización de funcionamiento
podrán solicitar la evaluación externa con fines de acreditación, o el
reconocimiento de la acreditación otorgada por entidades acreditadoras
nacionales o internacionales.

iii) Información confiable y oportuna


La política reconoce como soporte principal del SAC la información sobre
actores, insumos, procesos y resultados de la prestación del servicio
universitario. El mercado de educación superior universitaria presenta
importantes asimetrías de información que impiden que potenciales
alumnos tomen decisiones óptimas y que autoridades y la sociedad
realicen un seguimiento a los resultados de las instituciones educativas.

Diversos países que cuentan con sistemas de aseguramiento de la


calidad universitaria implementan como un componente importante
sistemas de información. Chile, por ejemplo, creó en el 2007 el Sistema
Nacional de información de la Educación Superior (SIES), Colombia
cuenta desde el 2009 con el SNIES (Sistema Nacional de Información de
la Educación Superior) y, desde el 2013, en Argentina se impulsa el
Sistema de Información para la Evaluación y el Mejoramiento Institucional
(SIEMI).

Los sistemas de información requieren de distintos elementos clave. Uno


de ellos lo conforman los proveedores de información, la cual debe
provenir principalmente de las universidades, pero también del mercado
laboral (empresas y demás empleadores) y, a partir de sus experiencias,
de los estudiantes. Adicionalmente, son parte fundamental la
recopilación, procesamiento y control de calidad de la información.
Para contar con información confiable y oportuna la política considera dos
lineamientos. Por un lado, implementar un sistema integrado de
información ágil y accesible de la educación superior universitaria y, por
otro, promover la transparencia y rendición de cuentas, a través de una
continua vigilancia académica e institucional por parte de la sociedad.
Con respecto a la implementación del sistema de información, la Política
considera el desarrollo de cuatro acciones estratégicas:
- Organizar, poner a disposición y fomentar el uso del sistema integrado
de información que permita hacer público el desempeño de la universidad
y la excelencia académica del sistema universitario.
- Establecer mecanismos para fomentar la entrega, por parte de las
universidades, de la información vinculada a los indicadores del Sistema
Integrado de Información.
- Garantizar el fácil acceso y uso del sistema de información por la
comunidad académica, y los miembros del Sistema Universitario.
- Establecer infracciones y sanciones para garantizar la entrega oportuna,
por parte de las universidades, de la información vinculada a los
indicadores del Sistema Integrado de Información.

Con respecto a la información oportuna que deberán entregar las


universidades, esta está relacionada al número de matriculados,
egresados, disciplinas y programas académicos, personal docente, pagos
exigidos a los alumnos, proyectos de investigación, becas y créditos
disponibles y otorgados, estados financieros, ejecución presupuestal,
inversiones, entre otros22.

iv) Fomento para mejorar el desempeño


Un sistema que busca impulsar la mejora continua de la calidad y que a
su vez exige el cumplimiento de condiciones básicas debe ir acompañado

22 Artículo 11 de la Ley Universitaria, Ley N° 30220: “Trasparencia de las universidades”


de mecanismos de promoción y fomento, que ayuden a las instituciones
a cumplir con estos objetivos.

Considerando esto, el pilar de fomento busca facilitar el acceso y ampliar


la cobertura, para promover la investigación y la internacionalización de
la educación, y para facilitar la articulación de los actores involucrados en
el SAC y mejorar su funcionamiento.

En este pilar, la política contiene siete lineamientos y 26 acciones


estratégicas. Los lineamientos son los siguientes:
1. Organización integral de los actores involucrados en la educación
superior Universitaria.
2. Acceso a estudios universitarios de pregrado y posgrado de calidad,
sin ningún tipo de distinción.
3. Alianzas entre el Estado, la universidad, el sector productivo y la
sociedad civil organizada para lograr una formación integral, tanto
profesional como en valores, que aporte al desarrollo del país.
4. La universidad contribuye a la solución de problemas del país, a través
de la investigación, en el marco de una sociedad igualitaria, inclusiva y
democrática.
5. Formación de redes de universidades con criterios de calidad,
responsabilidad social e internacionalización.
6. Los recursos públicos, que se otorga a la universidad, se utilizan de
manera eficiente y con responsabilidad.
7. Incentivos adecuados para la mejora constante del Sistema de
Educación Superior Universitaria.

Por su parte, las acciones incluyen la creación de estrategias de apoyo


económico a estudiantes (becas y créditos educativos); mecanismos de
fomento de capacidades, infraestructura y equipamiento para el
desarrollo de la investigación; mecanismos en materia de
internacionalización como la homologación de programas académicos y
acuerdos de reconocimiento de títulos; herramientas e indicadores para
mejorar la ejecución de recursos públicos, instrumentos de gestión que
faciliten la articulación de todos los actores involucrados en la educación
superior, entre otras.

2.2. Cambios adicionales producto de la Ley Universitaria

2.2.1. Gobierno universitario en la universidad pública

El capítulo VII trata sobre el Gobierno de la Universidad (GU). Este capítulo consta
de 23 artículos que detallan los miembros, reglas, atribuciones, requisitos,
remuneraciones, naturaleza, instalación, funcionamiento, y causantes de vacancia
de las distintas instancias que conforman el GU. El GU debe ser ejercido por las
siguientes instancias (Art. 55): (i) la Asamblea Universitaria (ii), el Consejo
Universitario, (iii) el Rector, (iv) los Consejos de Facultad y (v) los Decanos.

La Asamblea Universitaria (AU) es un órgano colegiado que representa a la


comunidad universitaria, se encarga de dictar las políticas de la universidad y está
constituida por el rector, quien la preside, los vicerrectores, decanos de las
facultades, director de escuela de posgrado, representantes de los docentes de las
diversas facultades, de los estudiantes de pregrado y posgrado, de los graduados y
un representante de los trabajadores administrativos.

Por su parte, el Consejo Universitario (CU) es el órgano máximo de gestión,


dirección y ejecución académica y administrativa de la universidad. Está integrado
por el rector, quien lo preside, los vicerrectores, un cuarto del total de decanos, el
director de la escuela de posgrado, los representantes de estudiantes regulares y
de los graduados (Art. 58).

Asimismo, el Consejo de Facultad (CF) es el órgano de gobierno de la facultad. La


conducción y su dirección corresponden al decano, y, además de este, lo integran
representantes de los docentes y de los estudiantes regulares.
Tal vez el hito más importante de la ley, en lo que se refiere a Gobierno Universitario,
es que la elección de autoridades se hace a través del voto universal. Así, para la
elección del rector y los vicerrectores en universidades públicas se debe tener una
lista única que es elegida por un periodo de cinco años, por votación universal,
personal, obligatoria, directa, secreta y ponderada por todos los docentes ordinarios
y estudiantes matriculados con una distribución determinada (ver Art. 66). La
elección es válida si participan en el proceso más del 60% de docentes ordinarios y
40% de estudiantes matriculados. Como se verá más adelante, este aspecto es uno
de los más valorados por los entrevistados, quienes consideran que a través del
voto universal se democratiza el gobierno universitario de las universidades públicas
y se reduce el riesgo de manejos políticos y corrupción dentro de la universidad.

Otro tema relevante en el gobierno de la universidad pública es el presupuestal. En


el capítulo XI de la ley, hay cinco artículos en los que se detallan temas sobre
recursos económicos, patrimonio universitario, sistema de presupuesto y control,
asignación presupuestal y contribución pública. Los recursos económicos son
provenientes del tesoro público, donaciones, recursos propios obtenidos por la
universidad, los recursos por operaciones oficiales de crédito externo con aval del
Estado, por cooperación técnica y económico- financiera nacional e internacional,
servicios de sus centros preuniversitarios, posgrado o cualquier otro servicio
educativo, etc. (Art. 110).

2.2.2. Gobierno universitario en universidad privada

Las universidades privadas, sea con fines de lucro o sin fines de lucro, también
deben regirse según la Ley No. 30220 en conjunto con el Estatuto de cada
universidad.

En el capítulo XII de la ley se presentan 9 artículos donde se detallan la definición,


bienes y beneficios, inafectación y exoneración tributaria, programas de reinversión,
facultades, prohibición, régimen de gobierno, etc.; a las que están sujetas las
universidades privadas.
Así, la ley explícitamente permite la participación del sector privado en el mercado
de educación superior universitaria: “toda persona natural o jurídica tiene derecho a
la libre iniciativa privada para constituir una persona jurídica, con finalidad de realizar
actividades en la educación universitaria”.

Una universidad privada puede constituirse bajo forma societaria, en caso tenga
fines lucrativos y, en caso no los tenga, bajo la forma asociativa (Art. 115). Para la
promoción de la inversión privada en educación, “la reinversión de excedentes para
el caso de universidades privadas asociativas (sin fines de lucro) y utilidades para
el caso de universidades privadas societarias (con fines de lucro) se aplica en
infraestructura, equipamiento para fines educativos, investigación… así como para
la capacitación y actualización de docentes, becas…”, etc. Ambas deben presentar
un informe anual de reinversión de excedentes o utilidades a la SUNEDU y SUNAT
para efectos de verificación del cumplimiento con la ley.

2.2.3. Docentes

La ley desarrolla el tema de docentes en el capítulo VIII. Este capítulo consta de 18


artículos en los que se detallan las funciones, requisitos de ejercicio, admisión,
promoción, periodos de evaluación, régimen de dedicación, deberes, derechos,
sanciones, suspensión, cese, destitución, remuneraciones, etc. Los Docentes
tienen como funciones la investigación, el mejoramiento continuo y permanente de
la enseñanza, la proyección social y gestión universitaria, en los ámbitos que les
corresponden.

Existen docentes ordinarios: principales, asociados y auxiliares y docentes


extraordinarios (eméritos, honorarios, etc.) y contratados. (Art. 79). Para cada tipo
de docente existen requisitos que son obligatorios poseer, entre los requisitos se
establece que, para el ejercicio de la docencia universitaria, como docente ordinario
y contratado es obligatorio poseer el grado de maestro para la formación en el nivel
de pregrado, el grado de Maestro o Doctor para maestrías y programas de
especialización y el grado de Doctor para la formación a nivel de doctorado.
Los docentes extraordinarios pueden ejercer la docencia en cualquier nivel de la
educación superior universitaria y sus características son establecidas por los
Estatutos de cada universidad.

Un punto importante es que el art. 83 establece que toda institución universitaria,


sin importar su condición de privada o pública, debe tener por lo menos el 25% de
sus docentes a tiempo completo.

Respecto al régimen de dedicación de los docentes, el art. 85 menciona que los


profesores ordinarios pueden ser a dedicación exclusiva (el docente tiene como
única actividad remunerada la que presta a la universidad), a tiempo completo (su
permanencia es de 40 horas semanales en el horario fijado por la universidad), a
tiempo parcial (cuando su permanencia es menos de 40 horas semanales). Cada
universidad norma las condiciones del servicio del docente y las incompatibilidades
respectivas, de acuerdo con la Constitución Política del Perú, la presente Ley y su
Estatuto.

En lo que se refiere a las remuneraciones en universidades públicas, estas se


establecen por categorías y provienen del tesoro público. Aunque no se definen
escalas salariales, se hace mención a una posible homologación con el sueldo de
otros trabajadores públicos. Además, se permite pagar una asignación adicional por
productividad. Para las universidades privadas, los salarios se rigen por lo
establecido, además, en el Estatuto de cada universidad.

2.2.4. Incentivos tributarios en la universidad privada

De acuerdo a la Constitución de 1993 (Artículo 19º), las universidades, institutos


superiores y otros centros educativos gozaban de inafectación de todo impuesto
directo e indirecto que afecte los bienes, actividades y servicios propios de su
finalidad educativa y cultural. Es decir, se trataba de un supuesto de “Inmunidad
Tributaria”. Sin embargo, las universidades privadas que generaban utilidades si
estaban sujetos al impuesto a la renta23.

El Decreto Legislativo 882 (1996), estableció que, si bien las universidades privadas
se encontraban sujetas al impuesto a la renta, estas tenían derecho a un crédito
tributario por reinversión. El crédito tributario consistía en que las “Instituciones
Educativas Particulares, que reinviertan total o parcialmente su renta en sí mismas
o en otras Instituciones educativas particulares constituidas en el país, tenían
derecho a un crédito tributario por reinversión equivalente al 30% del monto
reinvertido” (Artículo 13 del D.L N°882). Además, se dispuso que el crédito tributario
estuviera condicionado a inversiones en infraestructura y equipamiento exclusivos
para fines educativos y de investigación, y para becas de estudios. Así mismo, el
dinero invertido no tenía que ser necesariamente de las utilidades de ese mismo
ejercicio, ya que también podían recibir el crédito por reinversión, aunque tuviesen
pérdidas tributarias24.

La Ley Universitaria (Ley Nº 30220) mantuvo que las universidades privadas que
generen utilidades se encuentren sujetas al impuesto a la renta. Pero también creó
un crédito tributario por reinversión. Así, la Ley Universitaria dispuso que:

- Los excedentes que generan las universidades privadas societarias


consideradas utilidades están afectos a las normas tributarias del Impuesto
a la Renta. Los programas de reinversión son supervisados por la SUNAT y
por la SUNEDU para verificar que estos contribuyan de modo efectivo al
desarrollo académico de la institución (Artículo 116).
- Las universidades privadas societarias que generan utilidades se sujetan al
régimen del Impuesto a la Renta, salvo que reinviertan dichas utilidades, en
la mejora de la calidad de la educación que brindan, caso en el que pueden
acceder a un crédito tributario por reinversión equivalente hasta el 30% del
monto reinvertido (Artículo 119).

23 José Luis Sánchez: “Aspectos tributarios en la nueva ley universitaria – Ley No 30220”, 2014
24 Ídem.
A partir de los artículos de creación de los créditos tributarios establecidos antes y
después de la Ley Universitaria, es posible notar dos diferencias principales.
Primero, la Ley Nº 30220 establece que el crédito tributario se otorga siempre que
se haya generado utilidades. En el marco anterior se podía acceder al crédito
tributario por reinversión a pesar de que la institución educativa particular hubiere
generado pérdida tributaria. Segundo, la Ley Nº 30220 señala que las utilidades
deben ser reinvertidas en la mejora de la educación que brindan las mismas
universidades privadas. El beneficio establecido en el marco anterior permitía que
la reinversión se de en otras instituciones educativas particulares.

Posteriormente a la Ley Universitaria (Ley Nº 30220), se publicó el Decreto Supremo


N°006-2016-EF (enero 2016), en el que se aprobaron normas reglamentarias
relativas al crédito tributario por reinversión, referidos a la vigencia, el cálculo del
monto reinvertido, los requisitos, entre otros. Entre las características que se
mencionan destacan:

- Vigencia: tres años contados a partir del 1 de enero de 2015, de conformidad


con la Norma VII del título preliminar del Código Tributario.
- Ser universidad privada societaria.
- Reinvertir utilidades en siete campos: infraestructura, equipamiento para
fines educativos, investigación e innovación en ciencia y tecnología,
capacitación y actualización de docentes, proyección social, apoyo al deporte
de alta calificación y programas deportivos, así como en la concesión de
becas para estudiantes con bajos recursos económicos y que tengan alto
rendimiento académico o deportivo.
- El monto de reinversión en proyección social, apoyo al deporte de alta
calificación y programas deportivos, así como a la concesión de becas, no
puede ser mayor al 20% del monto de reinversión aplicado en infraestructura,
equipamiento para fines educativos, investigación e innovación, capacitación
y actualización de docentes.
- Contar con la acreditación institucional integral o acreditación institucional
internacional reconocida por el SINEACE (según la ley Nº 28740).
- Presentar a la SUNAT el programa de reinversión aprobado por la SUNEDU
dentro de los plazos fijados.
- Presentar el informe anual de reinversión de utilidades en el ejercicio
siguiente de la reinversión. Debe contener la siguiente información:
o Las cantidades, características y valor de los bienes adquiridos y
servicios contratados.
o El número de becas otorgadas, precisando su valor e incluyendo
información de los beneficiarios.
o El monto del crédito tributario por reinversión correspondiente al
ejercicio.
CONCLUSIONES

 A partir de la Institución Libre de Enseñanza es que se deja de lado el espíritu


e interés de comunión religiosa, escuela filosófica o partido político;
proclamando tan sólo el principio de la libertad e inviolabilidad de la ciencia,
y de la consiguiente independencia de su indagación y exposición respecto
de cualquier otra autoridad que la de la propia conciencia del Profesor.
 A diferencia de la libre enseñanza la reforma universitaria latinoamericana o
en el libre grito de córdoba la juventud exige que se le reconozca el derecho
a exteriorizar ese pensamiento propio en los cuerpos universitarios por medio
de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos, motivo por el
cual propone cambios en estatutos y leyes universitarias, que consagraron la
autonomía universitaria, el cogobierno, la extensión universitaria, la
periodicidad de las cátedras, los concursos de oposición y la gratuidad de la
enseñanza universitaria.
 A diferencia del modelo anterior, en el nuevo modelo se reconoce que es el
Estado quien debe garantizar la calidad de los servicios de educación
superior universitaria, y no debe dejar dicha labor a las mismas universidades
(quienes se auto regulaban a través de la ANR). Por ello, se estableció un
nuevo arreglo institucional en el cual el MINEDU asumió la rectoría de la
Política de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior
Universitaria.

 Un primer cambio en el marco institucional fue la disolución de la ANR y la


creación de la Superintendencia Nacional de Educación Superior
Universitaria (SUNEDU), cuya finalidad es supervisar la calidad del servicio
brindado por las universidades. Entre sus funciones principales está verificar
el cumplimiento de condiciones básicas de calidad para autorizar su
funcionamiento, fiscalizar si los recursos públicos y los beneficios tributarios
otorgados a las universidades son destinados hacia fines educativos,
administrar el Registro Nacional de Grados y Títulos, e imponer infracciones
y sanciones en casos de incumplimiento.
 La Política de Aseguramiento de la Calidad de la Educación, presentada por
el SUNEDU, como eje de su rectoría para los próximos 5 años, considera el
desarrollo de un Sistema de Aseguramiento de la Calidad (SAC) cuyo
objetivo es lograr que las universidades cumplan con condiciones básicas de
calidad, y que puedan superarlas continuamente. El SAC se basa en cuatro
pilares: i) licenciamiento como garantía de condiciones básicas de calidad, ii)
acreditación para la mejora continua, iii) información confiable y oportuna, y
iv) fomento para mejorar el desempeño.
BIBLIOGRAFÍA

 BALLESTER, R. y PERDIGUERO, E. “Salud e instrucción primaria en el


ideario regeneracionista de la Institución Libre de Enseñanza. Dynamis: Acta
hispanica ad medicinae scientiarumque historiam illustrandam”. 1998.
 BOETSCH, L. “Algunas semejanzas entre La Educación Progresiva y La
pedagogía de la Institución Libre de Enseñanza”. En A.A. V.V. En el
Centenario de la Institución Libre de Enseñanza. Madrid. Editorial Tecnos.
1977.
 CAPITAN DÍAZ, A. “Historia de la Educación en España. Pedagogía
Contemporánea”. Madrid. Editorial Dykinson. 1994.
 DEL MAZO, Gabriel. “Memorial de anhelos y exposición de cargos. El Comité
Pro Reforma Universitaria ante el Ministerio de Instrucción Pública y Consejo
Superior de la Universidad”. La Reforma Universitaria. Tomo I. El movimiento
argentino (1918-1940). La Plata: Ediciones del Centro de Estudiantes de
Ingeniería de La Plata. 1941.
 JIMENEZ LANDI, A. “La Institución Libre de Enseñanza y su
ambiente. Periodo Para universitario” Madrid: Ministerio de Educación y
Cultura. 1996.
 MOLERO PINTADO, A. “El modelo del maestro en el pensamiento de la
Institución Libre de Enseñanza. Revista interuniversitaria de formación del
profesorado”. 1987.
 MOLERO PINTADO, A. “La Institución Libre de Enseñanza: un proyecto de
reforma pedagógica”. Madrid. Biblioteca Nueva. 2000.
 José Luis Sánchez. “Aspectos tributarios en la nueva Ley Universitaria – Ley
No 30220”, 2014.
 Ley N° 30220 - Ley Universitaria.
 Ley N° 28740 – Ley del sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y
Certificación de la Calidad Educativa.
 Ley Nª 29971 - Ley que establece la moratoria de creación de universidades
públicas y privadas por un período de cinco años, publicada el 21 de
diciembre de 2012.
 Política de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior
Universitaria 2015 - Ministerio de educación.
 Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Educación -
Decreto Supremo N° 015--2015.
 Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria - SUNEDU
(2015) - El modelo de licenciamiento y su implementación en el Sistema
Universitario Peruano.
 http://www.reformadel18.unc.edu.ar.
 http://pavelvaler.blogspot.pe/2013/03/unsaac-321-anos-la-reforma.html.