Está en la página 1de 1

Horacio Silvestre Quiroga Forteza (Salto, Uruguay, 31 de diciembre de 1878 – Buenos

Aires, Argentina, 19 de febrero de 1937) fue un cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo. Fue
el maestro del cuento latinoamericano, de prosa vívida, naturalista y modernista.1 Sus relatos,
que a menudo retratan a la naturaleza bajo rasgos temibles y horrorosos, y como enemiga del
ser humano. Fue comparado con el estadounidense Edgar Allan Poe.
La vida de Quiroga, marcada por la tragedia, los accidentes y los suicidios, culminó por
decisión propia, cuando bebió un vaso de cianuro en el Hospital de Clínicas de la ciudad
de Buenos Aires a los 58 años de edad, tras enterarse de que padecía cáncer de próstata.2

temibles y horrorosos, y como enemiga del ser humano. Fue comparado con
el estadounidense Edgar Allan Poe.
La vida de Quiroga, marcada por la tragedia, los accidentes y los suicidios, culminó por
decisión propia, cuando bebió un vaso de cianuro en el Hospital de Clínicas de la ciudad
de Buenos Aires a los 58 años de edad, tras enterarse de que padecía cáncer de próstata.2

Biografía
Horacio Silvestre Quiroga Forteza nació el 31 de diciembre de 1878 en la ciudad uruguaya
de Salto, en el oeste del país, sobre el río Uruguay. Fue el segundo hijo del matrimonio de
Prudencio Quiroga, vicecónsul argentino, y Pastora Forteza. Por parte paterna descendía del
caudillo riojano Facundo Quiroga. Su padre falleció cuando él contaba tan solo dos meses,
cuando tras una jornada de caza, al bajar de la embarcación se le disparó accidentalmente la
escopeta, delante de su esposa que le recibía con Horacio en brazos.
En 1891 la viuda se casó con Ascencio Barcos, que fue un buen padrastro con el chico pero
sufrió un derrame cerebral en 1896 que le dejó semiparalizado y mudo. Se suicidó
disparándose en la boca con una escopeta manejada con el pie justo cuando Horacio, de 18
años, entraba en la habitación.3