Está en la página 1de 1

Jlrlieulos Generales per judicar al verdadero

de la unidad" (n. 24).

VISION ESPLENDIDA
progreso

DEL FUTURO

Esto no quiere decir que quede


Lo que Pauto YI Llama "Verdadero excluida la discusión acerca de
los dogmas de la fe entre católicos
y cristianos separados; por el
Ecumenismo" contrario, precisamente en un exa-
men común, teológico, objetivo y
Algunos pasajes de la alocución presentada por Paulo VI en la sereno de la verdad revelada y
audiencia general del 22 de enero de 1969.
vivida fielmente en la tradición
genuina de la enseñanza ecle-
STAMOS celebrando la Semana y católicos, parece convertirse así
E por la Unidad de Todos los
Cristianos en .la única fe y en la
en el obstáculo insuperable para
la restauración de la unidad; el
siástica puede verse cuál es el pa-
trimonio doctrinal cristiano esen-
cial, qué parte de él hay que enun-
única iglesia, según el supremo Credo supone ciertamente exigen- ciar auténticamente y al mismo
deseo de Cristo (Juan 10: 16; 17: cias muy severas y graves, pero tiempo en términos diferentes, pe-
11 21 23) y conforme a los anhe- la solución de las dificultades que ro sustancialmente iguales y com-
lo~ d~l re~iente concilio ecuménico, se derivan de ello no puede con- plementarios,- y cómo es posible
donde se declaró abiertamente que sistir, so pena de pagarlo con y, a 'la postre, exitoso para todos,
"el restablecimiento de la unidad la incomprensión de la realidad y el descubrimiento de la identidad
entre todos los cristianos es uno con la traición a la causa, en de la fe, de la libertad en la va-
de los principales fines del con- sacrificar la fe, en la ilusoria ,riedad de expresiones, de que pue-
cilio" (Decr. "Unitatis redint.", n. creencia de que, para lograr la da felizmente derivar la unión para
1). unidad baste la caridad; es decir, ser celebrada en un solo corazón
baste la práctica empírica, des- y una -sola alma (Hech, 4: 32).
Ei. DIFICIL CAMINO DEL ECUMENISMO pojada de escrúpulos dogmáticos
y de normas disciplinarias (Decre- Pero este examen compromete,
Tan lógica y oportuna parece to citado, n. 11). Los episodios ante todo, la responsabilidad de
en nuestros días esta idea ecumé- de la llamada "intercomUnión" teólogos y estudiosos calificados
nica que por todas partes encuen- [participación eucarística mixta de y luego la del magisterio eclesiás-
tra 'admiradores y partidarios. católicos y protestantes], registra- tico y no puede resultar fácilmen-
Procuremos, hijos queridísimos, dos en los últimos meses, se ins- te del debate de opiniones a cual-
no comprometer el camino y el criben en esta línea, que no es la quier nivel.
éxito de una causa tan importante buena y que lealmente debemos Os alegrará saber que ese exa-
como es la del verdadero ecume- reprobar. Recordemos el con- men sobre diversos aspectos del
nísmo, con procedimientos super- cilio, el cual "exhorta a los fieles ecumenismo se está realizando ya
ficiales, apresurados y contrapro- a abstenerse de cualquier ligereza y no es de extrañar que exija cau-
ducentes. Se advierten, en efecto, o celo imprudente que puedan tela, tiempo, graduación.=
fenómenos peligrosos y perjudicia-
les en el ímprovísarín entusiasmo
-'
por la reconciliación entre católicos
y cristianos separados. Hay que
prestar atención a algunos aspec- Los Principios que Respaldan los
tos de esta incauta precípítacíón
ecuménica para que no se pierdan
en el equívoco, la indiferencia y
Requerimientos -Bíblicos
el falso írenísmo, tantos buenos Por Joe Engelkemier
deseos y venturosas posibilidades. Tercer artículo de la serie sobre "Las Modas Impúdicas que nos Asedian".
Por ejemplo, aquellos a quienes
todo lo que hay en el campo de
los hermanos separados les parece 'ENserieEL segundo
notamos
artículo de esta
la necesidad de
que preparase un pequeño escrito
acerca del vestido. Con gran dis-
estupendo y, en cambio, encuen- cérrrímíento escribió una joven
tran enojoso y censurable todo conformar "nuestra indumentaria
con los requerimientos bíblicos" de 16 años: "El único propósito
lo del campo católico, no se hallan de la moda es llamar la atención
ya en situación de promover eficaz al respecto (Joyas de los Testimo-
nios, tomo 1, pág. 600). Comenta- al propio yo".
y útilmente la causa de la unión. En contraste con esto, el Salva-
Como observaba con irónica tris- mos el hecho que la Biblia exige
que el vestido sea decoroso, pu- dor dijo: "Yo no busco mi gloria"
teza uno de los mejores ecume- (·Juan 8: 50). Estas palabras del
nístas contemporáneos, precisa- doroso y modesto (1 Tim. 2: 9).
Veamos ahora el principio que Maestro sugieren el principio bá-
mente protestante: "El mayor pe- sico sobre el cual descansan "los
ligro para el ecumenismo está en respalda esos requerimientos.
El motivo al cual la moda casi requerimientos bíblicos" referentes
que los católicos se entusiasmen a la indumentaria. Se aplican tan-
por aquello que nosotros hemos re- siempre apela es "la vanidad in-
herente a la naturaleza humana", to 'a los hombres como a las mu-
conocido como perjudicial, aban- jeres. ·-í .•..,.J
donando al mismo tiempo todo la vanidad que dice: "Miradme;
admiradme" Ud., pág. 599). "Los desfiles de modas para
aquello que nosotros hemos descu- hombres pronto remplazarán las
bierto como importante" (Bouyer). El corazón irregenerado también anticuadas extravagancias de las
Es ésta una actitud servil, nada se gloríaen "la exhibición del mujeres", escribió a comienzos del
ventajosa, ni digna. Lo mismo cuerpo" (Testimonies, tomo 2, pág. año pasado un columnista del
podríamos decir de otra postura, 243). Aquí también la causa es Herald Examiner de Los Angeles.
hoy muy difundida, que pretende "la vanidad inherente a la natu- "El cabello largo es el primer
restablecer la unidad a expensas raleza humana". indicio de nuestra nueva enferme-
de la verdad doctrinal. El Credo Cierta vez le pedí a una clase dad", escribió. "Apenas el hombre
que nos hace y define cristianos de Biblia de escuela secundaria se da cuenta de la belleza de sus
4 LA REVISTA ADVENTISTA