Está en la página 1de 59

Licda. Magda de González, Th. M.

Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

GRAMATICA CASTELLANA
¿QUÉ ES LA GRAMATICA?
Gramática es “el arte y la ciencia de escribir y hablar correctamente” o “el conjunto de
normas (reglas o leyes) que rigen a un idioma, para expresarse correctamente”. Sin embargo,
en el presente texto, ya que estudiamos la gramática aplicada al estudio bíblico, la veremos
como: “El estudio que rigió la escritura del Texto Sagrado”. Es decir, no estudiamos la gramática
con el objeto de hablar o escribir bien. La estudiamos para poder entender las Escrituras
Sagradas en una forma correcta. Saber cómo los autores bíblicos la usaron para escribir el Texto
Sagrado y dar a entender sus pensamientos a sus lectores o receptores. El propósito, pues, de su
estudio será analizar de tal modo las palabras bíblicas, que podamos discernir cuál es el
propósito de las mismas.

En este punto vale la pena hacer notar que, como todos sabemos, el texto bíblico no fue
escrito originalmente en castellano. Todas las versiones castellanas son solamente
“traducciones” del texto Hebreo, Arameo y Griego. Debido a esto, al hacer el análisis gramatical
en castellano no podemos fiarnos totalmente de las conclusiones. Para estar seguro de
que nuestras conclusiones son valederas, deberemos chequear con el idioma original.

¿Por qué estudiar, entonces, la gramática castellana y aplicarla al estudio bíblico sino
podemos sacar conclusiones definitivas?: 1) Porque muchas de las conclusiones que saquemos
sí serán valederas. 2) Porque la metodología que emplearemos será muy similar a la que se
emplea al estudiar el texto en su idioma original. Por eso nos facilitará el estudio posterior del
mismo.

¿POR QUE ESTUDIAR LA GRAMATICA CASTELLANA?


La mayoría de las personas encuentra tedioso el estudio de la gramática. Esto se debe a que
no le encuentran ni utilidad ni relación con su problemática diaria. Sin embargo, cuando el
cristiano se da cuenta que Dios se reveló a nosotros a través de un libro, su perspectiva es
diferente.

Si Dios se hubiera revelado a la humanidad de una forma específica a través de las estrellas,
tendríamos que estudiar arduamente la Astronomía para conocer qué nos quiso decir y cuál es
Su Plan para nosotros hoy. De igual manera, si lo hubiera hecho a través de una planta,
tendríamos que sumergirnos en el mundo de la Botánica para entender Sus profundos
pensamientos.

Pero Dios no se reveló a través de estas cosas en una forma específica. Se reveló en una
forma específica a través de un Libro: La Biblia. Es por eso que estudiamos arduamente la
gramática. Ella rigió la manera de escribir el Libro Sagrado. Los autores bíblicos tenían en mente
sus reglas y bajo ellas escribían lo que el Espíritu les indicaba.

1
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana
Para comprender completa y correctamente lo que los autores bíblicos querían comunicar
a todas las generaciones venideras, debemos analizar sus escritos gramaticalmente. Después de
hacerlo, completaremos nuestro estudio con un análisis del contexto textual, histórico,
geográfico, cultural y teológico. Pero el análisis gramatical será un elemento básico
de gran ayuda.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE LA GRAMATICA EN


EL ESTUDIO DE LA BIBLIA?

La gramática nos da suficiente información para hacer la mayor parte del trabajo de
observación del texto bíblico. Como todos sabemos el estudio inductivo de la Biblia se ha
dividido tradicionalmente en tres etapas: OBSERVACION, INTERPRETACION Y
APLICACIÓN. De estas tres etapas, la observación es la que sirve de fundamento de las otras
dos. Si un estudiante es un buen observador de un pasaje, lleva muchas posibilidades de ser un
buen intérprete de las verdades del mismo.

El estudio gramatical del texto le indicará al estudiante:


a) De qué asuntos habla el pasaje (Sustantivos y Pronombres)
b) Cómo son los asuntos de los que habla el pasaje (Adjetivos y Artículos)
c) Cuáles son las Acciones que relata el pasaje (Verbos)
d) Cómo, Cuándo, Dónde y Por Qué se realizaron esas acciones en el pasaje (Adverbios y
Verboides)
e) Cómo se relacionan las palabras, las frases, las proposiciones y oraciones dentro del pasaje
(Conjunciones y Preposiciones)
f) Qué implica cada acción de la que se habla en el pasaje (Accidentes Gramaticales)
g) Cuáles son las ideas principales y subordinadas del pasaje (su estructura); es decir, a qué
le dio más importancia el autor (diagrama gramatical)

LAS LENTES O DISCIPLINAS GRAMATICALES


MÁS IMPORTANTES EN EL ESTUDIO BIBLICO

A pesar que la gramática común y corriente incluye algunas disciplinas tales como la
Ortología (para la correcta pronunciación de las palabras) y la Ortografía (para la correcta
escritura de las palabras), en este curso sólo nos concretaremos en las siguientes:

LA SEMANTICA:
Viene del Griego  = semilla.
Por medio de esta disciplina o lente gramatical Clasificaremos cada palabra, en relación
al universo de éstas, del grupo al que pertenece. Esto nos servirá de base para los
siguientes análisis.

2
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Los diez grupos semánticos posibles a los cuales tienen que pertenecer cada una de las
palabras en castellano son:
1. Sustantivo
2. Adjetivo
3. Artículo
4. Pronombre
5. Verbo
6. Adverbio
7. Verboides
8. Preposición
9. Conjunción
10. Interjección

Si usted es capaz de clasificar correctamente cada palabra del texto bíblico, ya puede saber
de qué asuntos habla el pasaje (Sustantivos y Pronombres); cómo son los asuntos de los que
habla el pasaje (Adjetivos y Artículos); cuáles son las acciones que relata el pasaje (Verbos);
cómo, cuándo, dónde y por qué se realizaron esas acciones en el pasaje (Adverbios y
Verboides); cómo se relacionan las palabras, las frases, las proposiciones y oraciones dentro
del pasaje (Conjunciones y Preposiciones).

LA MORFOLOGIA:

Viene del Griego  = Forma. Por medio de esta disciplina o lente gramatical podemos
analizar la forma, los cambios que sufren las palabras en las oraciones del texto
bíblico, a lo que se le llama: “accidentes gramaticales”. Esto es sumamente importante
para interpretación correcta del texto.
Si usted es capaz de analizar los accidentes gramaticales (el cambio de forma de las
palabras) de cada palabra del pasaje que está estudiando, podrá descubrir una gran riqueza de
significado, en cada sustantivo (singular o plural), artículo (femenino, masculino o neutro),
adjetivo (demostrativo, posesivo, etc.), pronombre (personal, relativo, etc.) y verbo (persona,
tiempo, modo, voz).

LA SINTAXIS:

Viene del Griego  (con) y  (labor, trabajo). A través de este lente gramatical podremos
descubrir la relación o funcionamiento que tiene cada palabra, frase o proposición dentro
del texto bíblico. Esto es sumamente importante para trazar un buen bosquejo.
Cuando usted sea capaz de hacer un Diagrama Estructural del pasaje que está estudiando,
podrá saber cuál o cuáles fueron las ideas principales que estaban en la mente del autor y cuál
o cuáles las secundarias. Esto lo capacitará para predicar la pura esencia de cada pasaje y no
“perderse en las ramas o detalles sin importancia”.

3
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL USO DE LAS TRES LENTES EN EL PROCESO DE OBSERVACION

El paso básico para tener un provechoso estudio bíblico es observar el texto. Observar el
texto no es más que verlo detenidamente, tratando de que ningún detalle se nos escape, ya
que, a veces, esos detalles resultan de suma importancia para la interpretación correcta.

Se podría decir que hay dos niveles de observación. Uno es bastante rutinario y superficial.
Este lo practican quienes no cuentan con la herramienta gramatical. Es bastante útil, pero no
completo.

El segundo nivel de observación es mucho más profundo y técnico. Este lo ponen en práctica
quienes se han esforzado por dominar la Gramática. Los resultados son bastantes certeros,
especialmente si se complementan con las otras técnicas de estudio bíblico (estudio del contexto
textual, histórico, geográfico, cultural y teológico del pasaje).

Ya que este estudio busca precisamente que el estudiante pueda alcanzar este segundo nivel
de observación, veremos a continuación cual es el procedimiento a utilizar.

1) Clasifique cada palabra del texto en su correspondiente grupo (Lente Semántico). Esto le
dará una idea clara de lo que contiene el pasaje. Ahora tome una hoja aparte y escriba todo
lo que observe en su clasificación. Es preferible que cada cosa que escriba sea clara, precisa
y que tenga las características de una oración completa (sujeto y predicado). Esto ayudará a
que, en un futuro, usted entienda y utilice sus descubrimientos. Si hay alguna observación
de la que usted no esté muy seguro, escríbala en forma de pregunta para resolverla al pasar
a la interpretación del texto.

2) Analice los accidentes de cada sustantivo, adjetivo, artículo, pronombre y verbo del pasaje
(Lente Morfológico). Tome una hoja aparte y escriba todo lo que observe. Recuerde: sus
observaciones deben ser claras y precisas y en forma de oraciones completas. Formule
preguntas si es necesario.

3) Haga un diagrama estructural del pasaje (Lente Sintáctico). Escriba en una hoja aparte
sus observaciones. Escriba sus preguntas, luego las resolverá.

4
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

UTILIZANDO EL LENTE SEMÁNTICO


EN EL ESTUDIO BIBLICO

EL SUSTANTIVO
Dícese del nombre con que se designan las personas, animales o cosas por su esencia y no por
lo que se dice de ellas.

Clasificaremos dentro de este grupo semántico todas las palabras que nombran: personas,
animales o cosas. Al clasificar estaremos obteniendo los personajes, asuntos, lugares, etc.,
que se mencionan en el Pasaje.

Los Sustantivos pueden ser Comunes cuando nombran algo sin diferenciarlo de los de su
misma especie (hombre, caballo, país). Pueden ser Propios cuando sí los diferenciamos de los
de su misma especie (Carlos, Rocinante, El Salvador).

También pueden ser Concretos cuando tienen la característica de poder ser tocados o vistos.
Los Abstractos, por el contrario, no se pueden ver o tocar (fe, esperanza, amor).

Al estudiar la Biblia también nos ayudará darnos cuenta si un sustantivo es Primitivo o


Derivado, es decir, si es la palabra donde se originaron otras o si es una que nació de otra.
(Sustantivo Primitivo = caballo; Sustantivos Derivados = caballería, caballeriza, etc.).

Ayuda mucho darse cuenta también si el Sustantivo es Individual o Colectivo, es decir, si


se usa para denominar un conjunto de una misma especie o no (Individual = arma,
soldado, abeja, etc.; Colectivo = arsenal, ejército, enjambre, etc.).

También podemos observar si hay Sustantivos Simples (no son combinaciones) calle, papel,
pluma. Compuestos (de dos sustantivos o combinado con otro tipo de palabras, como:
Bocacalle, Pisapapeles, Portaplumas).

Luego de identificar cuáles son los sustantivos y de observar a qué subgrupos pertenecen,
debemos hacer las observaciones basándonos en las siguientes y otras preguntas:

a) ¿Cuántos personajes se nombran y cuáles son?


¿De cuáles de ellos se dan sus nombres propios y de cuáles no?

b) ¿Cuáles lugares se nombran y cuáles no?


¿De cuáles de ellos se dan sus nombres propios y de cuáles no?

c) ¿Cuáles animales o cosas se nombran y cuáles no?

d) Si hay derivados, ¿de qué palabras se derivan?

e) Si hay compuestos, ¿de qué palabras se componen?

5
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL ADJETIVO
Se clasifican en este grupo todas las palabras que Señalan o Califican al Sustantivo. Si el
Sustantivo nos indica cuáles son los asuntos de los que se hablan en un pasaje; los adjetivos, nos
dirán quiénes y cómo son esos asuntos. Esto es muy importante de conocer.

1. A los adjetivos que señalan (no califican) al sustantivo se les llama: Determinativos o No
descriptivos. Dentro de este grupo existen subgrupos de adjetivos los cuales son:

a. Adjetivos Demostrativos. Estos pueden indicar posición del sustantivo: este, ese,
aquel (sus femeninos y plurales).

b. Adjetivos Numerales. Estos pueden señalar cantidad u orden de los sustantivos:


Cardinales dicen la cantidad (tres, cuatro, etc.); Ordinales dan la idea de orden
(séptimo, octavo, etc.). Los Partitivos dan la idea de división (medio, un cuarto, un
octavo…). Los Colectivos dan la idea de agrupación (decena, centena, millar) y los
Distributivos son los que reparten entre varios (dio sendos premios a los ganadores).
Nota: Sendos significa Uno cada uno; Uno para cada uno.

c. Adjetivos Posesivos. Estos señalan relación de posesión o familiaridad del sustantivo: mi,
tu, su, nuestro/a, vuestro/a (sus plurales).

d. Adjetivos Interrogativos. Estos sirven para interrogar al sustantivo: ¿qué?, ¿cuál?,


¿cuáles?, ¿cuánto/s?, ¿cuántas?

e. Adjetivos Exclamativos. Estos expresan admiración por el sustantivo: ¡qué!,


¡Cuánto/s!, ¡Cuánta/s!

f. Adjetivos Indefinidos. Éstos mencionan sin distinguirlos de los demás: algún, ningún,
todo (sus femeninos y plurales).

Algunos ejemplos de Adjetivos Determinativos:

“Todo el que cayere sobre aquella piedra” (Lc. 20:18) (Adj. Det. Dem.)

“. . .Que es el primer mandamiento con promesa” (Ef. 6:2) (Adj. Det. Num.)

“Mas nuestra ciudadanía está en los cielos. . .” (Fil. 3:20) (Adj. Det. Pos.)

“…La paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento” (Fil. 4:7) (Adj. Det. Ind.)

“¿Qué señal habrá de tu venida?” (Lc. 21:7) (Adj. Det. Interr.)

6
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

2. Los Adjetivos que califican, indican la cualidad (lo que distingue) del Sustantivo. A estos
se les llama Calificativos o Descriptivos. Dentro de este grupo también se desprenden
otros grupos:

a. Los Adjetivos Gentilicios son los que indican origen del sustantivo: Viroleño, Americano,
Salvadoreño.

b. Los Adjetivos Epítetos son los que hablan de una cualidad invariable del sustantivo con
el fin de dar énfasis a la misma: Negra Oscuridad, Blanca Nieve, Rojo Carmesí.
Pero la mayoría de los adjetivos calificativos simplemente manifiestan el color, el tamaño,
la calidad y la condición del sustantivo.

Hay Adjetivos Calificativos que tienen tres grados de Descripción o Calificación: Positivo
(bueno); Comparativo (mejor que); Superlativo (lo mejor de todo).

Algunos ejemplos de adjetivos calificativos son:


“Habrá grandes terremotos. . . y grandes señales. . . ” (Lc. 21:11)
“No temáis, manada pequeña. . .” (Lc. 12:32)

La posición del adjetivo varía en relación al sustantivo. Sin embargo el orden común es el
siguiente:

Los Determinativos irán antes del Sustantivo:


Este hombre, dos tablas, quinto mandamiento, mi ciudad, ¿Qué Dios?, ¡Cuánta riqueza! Sin
embargo, la Biblia a veces alterará este orden para dar énfasis al adjetivo.
Ejemplo: “…el cuerpo de la humillación nuestra” (Fil. 3: 21)

Los Calificativos irán por lo regular después del Sustantivo:


Hombre corintio, ciudad antigua, niños instruidos. Sin embargo, la Biblia, aveces alterará este
orden para dar énfasis al adjetivo.
Ejemplo: “…todos bendigan su santo nombre” (Sal. 145: 21).

Nota: El adjetivo calificativo puede ir acompañando al sustantivo después del verbo “ser” o
“estar”. Ejemplos: Dios es bueno. Los apóstoles fueron sabios. Mis hijos están angustiados.
El orden normal es:
Sustantivo + Ser o Estar + Adjetivo Calificativo. Sin embargo, la Biblia algunas veces alterará
este orden para enfatizar el adjetivo: “vana es la ayuda” (Sal. 108:12). “Grande es Jehová” (Sal.
145: 3)

Adjetivo Sustantivado: Muchas veces en español se utilizan los adjetivos como si fueran
sustantivos. Ejemplo: Los buenos vinieron. El borracho no es sabio. Cuando la Biblia hace esto
debemos fijarnos que lo que pretende es subrayar la cualidad permanente del sustantivo. El
adjetivo sustantivado, pues, indicará una cualidad como estilo de vida.

7
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Ejemplos:

“No se levantarán los malos en el juicio. . . Jehová conoce el camino de los justos. . . la senda
de los malos perecerá.” (Sal. 1:5, 6).

“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él.” (Jn. 8:31)

“Guardaos de los mutiladores del cuerpo.” (Fil. 3: 2c)

“Ningún fornicario o inmundo o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo
y de Dios.” (Ef. 5:5)

Después de haber identificado los sustantivos del pasaje que estemos estudiando,
debemos preguntarnos:

1. ¿Cuál de los sustantivos de este pasaje llevan adjetivos determinativos? ¿Qué indica su
presencia?

2. ¿Cuáles de los sustantivos de este pasaje no llevan adjetivos determinativos? ¿Qué indica su
ausencia?

3. En cada caso, ¿Por qué lleva adjetivo determinativo este sustantivo? ¿Qué tipo de adjetivo
determinativo lleva? ¿Qué indica?

4. ¿Cuáles de los sustantivos de este pasaje llevan adjetivos calificativos?

5. ¿Qué cualidades de los sustantivos parece querer subrayar el autor de este pasaje?

6. ¿Cuáles adjetivos del pasaje se usan como si fueran sustantivos? ¿Qué indican?

8
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL ARTÍCULO
Se clasifican dentro de este grupo semántico las palabras que siempre acompañan (se
anteponen) al Sustantivo e indican su género y número; y lo vago o definido de su
significado para quien habla o escribe. Su número es limitado en castellano: un, una, unos,
unas; el, la, las, lo, los.

Únicamente dos subgrupos existen en esta clasificación semántica:


Los Artículos Definidos (determinados) y los Indefinidos (indeterminados).
Los Definidos son: el, la, lo, los, las.
Los Indefinidos son: un, una, unos, unas.

Definido: declarar con exactitud y claridad una cosa.


Determinado: distinguirlo de entre otros.
Indefinido: sin distinguirlo de otros.

La importancia de los artículos radica en que:


1. Cuando la Biblia menciona un sustantivo sin artículo, por lo regular, está tratando de enfatizar
el significado, contenido o naturaleza del sustantivo.
Ejemplos:
“(Jehová) te envíe ayuda. . .” (Sal. 20:2). Nótese que el sustantivo “ayuda” no tiene artículo.
Eso muestra que el énfasis del deseo recae sobre la calidad o naturaleza del sustantivo
“ayuda”.
Si el versículo dijera: “(Jehová) te envíe la ayuda”, colocándole el Artículo Definido, se
querría decir que el que escribe tiene en mente una ayuda específica y conocida.
Por otro lado, si el versículo se leyera: “(Jehová) te envíe una ayuda” o sea si se le hubiera
colocado el Artículo Indefinido, se entendería que el escritor está pensando en “cualquier
ayuda”.

2. Cuando la Biblia menciona un sustantivo con Artículo Indefinido quiere decir, por lo
regular, que este sustantivo es cualquiera dentro de los de su clase. El Señor Jesús inició muchas
veces sus relatos con: “un hombre. . .” Con esto entendemos que lo importante es que era
hombre. Era cualquiera dentro de su especie.

3. Cuando la Biblia menciona un sustantivo con Artículo Definido quiere decir, por lo
regular, que el objeto o persona es ya conocido por quien lee o escucha. Veamos por ejemplo en
el Salmo 20: 1 “Jehová te oiga en el día de conflicto”. El sustantivo “día” está acompañado del
artículo definido “el”. Es decir, el salmista se está refiriendo a una circunstancia específica y
conocida por el lector.
No da el mismo sentido colocándole el Artículo Indefinido: “Jehová te ayude en un día de
conflicto”.
Tampoco quiere decir lo mismo si no tiene artículo: “Jehová te oiga en día de conflicto”.
Practique a descubrir artículos en varios textos y a analizar el porqué de su presencia o ausencia,
definición o indefinición.

9
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL PRONOMBRE
Es la parte de la oración que hace las veces del nombre o lo determina (distingue de otro).
Dicho de otra forma, son todas las palabras que tienen las características de poder reemplazar
al sustantivo.
Lo más importante al querer descubrir un pronombre, es fijarse detenidamente quién o qué es
el antecedente del mismo. Es decir, a quién o qué está sustituyendo. Esto evitará malas
interpretaciones.

Existen seis clases de pronombres:


1) Pronombres Demostrativos (explicar, dar a conocer):
Éste, ése, aquél; esto, eso, aquello; éstos, ésos, aquéllos; ésta, ésa, aquélla; éstas,
ésas, aquéllas; (funcionan como sustantivos).
Tal, tales, tanto (s), tanta (s) (éstos pueden funcionar como: sustantivos, adjetivos o
adverbios)

2) Pronombres Personales:
Yo, me, mí, conmigo, nosotros(as), nos.
Tú, te, ti, contigo, vosotros (as), os.
Él, ello(a), ellos(as), se, sí, consigo.
Lo, los, la, las, le, les.

3) Pronombres Posesivos: (éstos señalan posesión o pertenencia)


Mío(a), mi, míos(as), mis.
Nuestro(a), nuestros(as).
Tuyo(a), tu, tuyos(as), tus.
Suyo(a), su, suyos(as), sus.

4) Pronombres Relativos: (Son los que se relacionan, no con las personas del coloquio, sino
con el hilo del que habla).
Que, quien(es), cual(es), cuanto(os), cuanta(as), cuyo(a), cuyos(as), cuando.

5) Pronombres Interrogativos y Exclamativos: Todas las formas de los Relativos


(excepto cuyo, que siempre es relativo) se convierten en Interrogativo y Exclamativo cuando se
tildan. Éstos pueden funcionar como sustantivos, adjetivos o adverbios.
¿Qué? ¿Quién? ¿Cuál? ¿Cuánto? etc. ¡Cuánta! ¡Qué! ¡Cuánto! etc.

6) Pronombres Indefinidos:
Alguien, nadie, ninguno, alguno, uno, otro.
Algo, nada, todo, mucho, bastante.
Más, menos, poco, demasiado.
Cada, demás, cierto, varios, mismo.
Siempre, nunca, jamás.
Cualquiera, quienquiera, dondequiera.

Al estudiar un pasaje, identifique los pronombres y, luego, aplíqueles las siguientes preguntas:
a) ¿Qué clase de pronombres son éstos?
b) ¿Por qué se utilizan estos pronombres en lugar de los sustantivos?
c) ¿A qué sustantivo reemplaza cada uno de estos pronombres?
10
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL VERBO
Son las palabras que indican acción, pasión, estado o movimiento atribuidos a una persona,
animal o cosa.
Nota: se debe tener mucho cuidado de no confundirlos con los verboides, los cuales se parecen
pero no desempeñan la misma función.
Existen varias clases de verbos:

1. Verbos Transitivos.
Estos son los verbos que indican una acción transmisible. Es decir, que hay algo o
alguien (sustantivo) sobre quien recae la acción. Ejemplo: Veo, ponemos, escribes, golpeas…
Dicho de otra manera, es el verbo que se construye con objeto directo sobre quien recae la acción
(veo hojas, escribes cartas, golpeas puertas, etc.). Una característica de estos verbos es que se
pueden pasar a la voz pasiva.
Ejemplos bíblicos:
a. “El uno al otro daba voces...” (Is. 6:3). El verbo transitivo recae sobre “voces”. Eso es lo
dado.
b. “...Que yo declaré las señales y milagros” (Dn. 4:2). El verbo transitivo recae sobre
“señales y milagros”. Estos son los declarados.
Nota: A veces el verbo transitivo no llevará algo o alguien sobre quien recae la acción
explícitamente, pero si se sobreentiende sigue siendo transitivo.
Ejemplo: “Habla, porque tu siervo oye”. (1 Sm. 3:10).

2. Verbos Intransitivos.
Estos son los verbos que denotan un estado o acción intransmisible. Es decir, que
no hay algo o alguien (sustantivo) sobre quien recae la acción. Estos verbos no llevan objeto
directo y no pueden pasar a la voz pasiva. Ejemplo: He sido, salimos, puedes…
Ejemplos bíblicos:
a. “Hasta que entró delante de mí” (Dn. 4:7). No hay una cosa o alguien sobre quien recaiga
la acción de “entrar”.
b. “Y los que no morían, eran heridos de tumores” (1 Samuel 5:12).
c. “Jehová permanecerá para siempre” (Sal. 9:7). No hay algo o alguien sobre quien
recaiga la acción de “permanecer”.

3. Verbos Copulativos.
Éstos son los verbos que sirven para unir dos palabra o conceptos. Éstos pueden
ser: un sustantivo con un adjetivo, con un pronombre o con otro sustantivo. Un
pronombre con un adjetivo o con un sustantivo.
Ejemplo: Soy, estamos, habréis estado, permanecen, quedaron…
Ejemplos bíblicos:
a. “…Esta es la obra de Dios” (Juan 6:29)
b. “Yo soy el pan de vida” (Juan 6:48)
c. “Daniel…quedó atónito…” (Daniel 4:19)

11
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

3. Verbos Impersonales.
Se llaman así, porque no se le puede atribuir su acción a nadie en especial sino a
la naturaleza, al tiempo o a la gente en general.
Ejemplos: llovió, nevará, hace calor, se murmura, temblaba, era tarde…
Ejemplos bíblicos:
a. “Todo esto aconteció.” (Mateo 1:22)
b. “…Porque era como la hora décima.” (Juan 1:39)

4. Verbos Auxiliares.
Estos son los verbos que actúan como auxiliares de otros. Generalmente son los
verbos: Haber, ser, estar. Estos sirven para formar los tiempos compuestos de la voz activa
y todos los tiempos de la voz pasiva.

Ejemplo:
No he terminado (tiempo compuesto de la voz activa) verbo + Verboide.
No fue visto (tiempo compuesto voz pasiva) verbo + Verboide.
He dado. Fue ultrajado. Quisimos servir y otros. En todos estos casos el verbo auxiliar lleva
todas las características del verbo, y el verbo principal se convierte en Verboide.
Ejemplos bíblicos:
a. “Has puesto Tu gloria sobre los cielos” (Salmo 8:1b)
b. “Sean juzgadas las naciones…” (Salmo 9:19b)
c. “Los malos serán trasladados al Seol” (Salmo 9:17)
Nota: Debe tener cuidado con la conjugación del verbo defectivo: hay, hubo.

6. Verbos Pronominales.
Estos son los verbos que para poder conjugarse necesitan un pronombre (de ahí
su nombre). Estos se clasifican en:
a. Pronominales Reflejos. (Reflejarse)
Son los que siempre se construyen con un verbo reflexivo. Es decir que son exclusivamente
reflexivos.
Ejemplo: Arrepentirse, atreverse, me baño, se peina…
b. Pronominales Cuasi reflejos. (Casi reflejarse)
Estos pueden construirse como reflexivos o no reflexivos.
Ejemplo: se fue a dormir, fue a dormir, se quedó, te mejores…
c. Pronominales Recíprocos. (Uno a otro)
Estos tienen la particularidad de indicar reciprocidad. Estos deben ser transitivos y tener un
sujeto en plural o sujeto compuesto (dos o más).

Ejemplo:
 Los hermanos se quieren mucho.
 Mejor nos vemos mañana.
 Los dos se escriben con frecuencia.
 Madre e hija se quieren mucho.
12
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Ejemplos bíblicos:
 “Nos alegraremos todos nuestros días” (Salmo 90:14). Pronominal Reflejo.
 “Por amor a Cristo me gozo en mis debilidades” (2 Corintios 12:2). Pronominal Cuasi
reflejo.
 “Que os améis unos a otros” (Juan 13:34). Pronominal Recíproco.

7. Frases o expresiones verbales.


Estas se componen o se forman de los verbos: ser, estar, haber, más Verboide en
infinitivo, gerundio y participio, para agregar ciertas alteraciones a la significación
del verboide. El verbo auxiliar que encabeza estas frases verbales pierde total o
parcialmente su significado propio.
Estas se pueden agrupar en las tres categorías siguientes:
a. Verbo auxiliar más infinitivo: No seas mal pensado. Deben de ser las doce.
b. Verbo auxiliar más gerundio: Estaba leyendo la carta. Está costando lo mismo.
c. Verbo auxiliar más participio: He dicho que no y punto. El caso está resuelto.
Nota:
El orden normal respecto al verbo es: Sustantivo + Verbo + Adjetivo o complemento. Cuando
ese orden se altera, se está tratando de dar fuerza al elemento que va en primer lugar.
Ejemplos bíblicos:
a. “Cuan grandes son sus señales.” (Daniel 4:3); énfasis en “grandes”.
b. “…Dispuesto estoy a ir contigo.” (Lucas 22:33); énfasis en “dispuesto”.
c. “Bendito sea Jehová.” (Salmo 31:21); énfasis en “bendito”.
Al estudiar un pasaje, descubra también los verbos y luego aplíqueles las siguientes preguntas
para extraer observaciones objetivas:
1. ¿Cuántos verbos hay en el pasaje? ¿Cuáles son?
2. ¿Quién efectúa cada una de las acciones indicadas por los verbos?
3. Si hay verbos transitivos, ¿sobre quien recae la acción de los mismos?
4. Si hay verbos copulativos, ¿qué elementos unen?
5. Si hay verbos pronominales recíprocos, ¿a quién se refieren?
6. ¿Hay verbos impersonales?

Nota: La palabra date es un verbo + pronombre

TIEMPOS DEL VERBO:


Presente: Tiempo en el cual está cuando sucede algo. Ejemplo: Yo amo, tú amas, él ama.
Pretérito Imperfecto: Tiempo que indica haber sido presente la acción del verbo
coincidiendo con otra acción ya pasada. Ejemplo; Yo amaba, tú amabas, él amaba.
Pretérito Perfecto: Tiempo que indica ser ya pasada la significación del verbo.
Ejemplo: Yo amé, tú amaste, él amó.
Pretérito Pluscuamperfecto: Tiempo que indica que una cosa estaba hecha o podía estarlo,
cuando otra se hizo. Ejemplo: Yo había amado, tú habías amado, él había amado.

13
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

VERBO:
NÚMERO, PERSONA, MODO, TIEMPO

NÚMERO.
Es la forma que toma el verbo para indicar la relación que tiene con un sujeto. Los números
son dos: singular, que habla de uno, como yo amo; y plural, que habla de muchos, como
nosotros amamos.

PERSONA.
Son seis, tres para el singular y tres para el plural. Las del singular son: yo, tú, él o ella; y las del
plural, nosotros, vosotros, ellos o ellas. Además son terceras personas todos los nombres y
pronombres.

MODO.
Del latín modus, manera. Hay en los verbos cinco modos o maneras de significar como está
presentada la afirmación marcada por ellos. Estos son:

El indicativo, que indica, afirma de una manera positiva que una cosa es, que ha sido o que
será. Ejemplo: Dios es eterno; mi padre ha venido a verme; mi hermana irá a Madrid.

El imperativo, de imperare, mandar, que expresa un mando, una prohibición o una súplica.
Ejemplo: Toma una silla.

El subjuntivo, de sub, debajo, y de jungere, juntar, que expresa el deseo, la duda, el temor, la
posibilidad o la necesidad y que se une a un verbo precedente por medio de la conjunción que.

El condicional, de conditio, condición, que marca que una cosa sería o que habría sido
mediante una condición. Ejemplo: Aníbal habría entrado en Roma si no se hubiera detenido
en Capua.

El infinitivo, de in, que ofrece una idea contraria, de negación, y de finitus, acabado, que
expresa la acción o el estado de una manera general o indeterminada. Ejemplo: Triunfar o
morir es el grito de los valientes.

Modos personales. Llámense así los cuatro primeros porque están sujetos a las diferencias
de las personas.

Modo impersonal. Es el infinitivo, calificado así porque expresa siempre la acción, haciendo
abstracción de las personas, a las que no está sujeto.

14
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

TIEMPO.
Los modos encierran tiempos, esto es, inflexiones que designan el momento de la cosa de que
se habla y que es presente, pasado, o futuro. Estos tiempos se dividen en simples y compuestos.
Tiempos simples. Son los que sin necesidad de auxiliar, se expresan con una sola palabra sin
contar el pronombre. Ejemplo: (él) teme.
Tiempos compuestos. Son los que necesitan de los auxiliares para expresar su significación.
Ejemplo: (él) ha temido.

EL INDICATIVO, contiene ocho tiempos que son:

El presente, que indica que la acción se ejecuta en el momento actual Ejemplo: yo amo.

El imperfecto o pasado relativo, que marca que la acción se ejecutaba al mismo tiempo
que otra. Ejemplo: Yo le hablaba cuando Usted llegó.

El pretérito definido o pasado definido, que marca que la acción se ha ejecutado en


tiempo que ha pasado. Ejemplo: Yo le encontré el año pasado.

El pretérito indefinido o pasado indefinido, que marca que la acción se ha ejecutado en


un periodo que dura todavía, o bien en una época indeterminada. Ejemplo: He contestado hoy
a su carta. He sentido la desgracia que le ha sucedido.

El pretérito anterior o pasado anterior, a lo que ha pasado, o una época anterior a la que
dura todavía. Ejemplo: Así que hube conocido sus malas intenciones, dejé de verle.

El pluscuamperfecto, que indica una época anterior a otra anterior también al momento
presente. Ejemplo: Yo había salido de casa cuando vino a visitarme.

El futuro, que indica una época venidera. Ejemplo: Nos reuniremos cuando Dios quiera.

El futuro anterior, que indica una época venidera, anterior a otra también venidera.
Ejemplo: Yo habré tenido muchas cosas que decir a ustedes antes de que vuelva.

EL IMPERATIVO
No contiene más que un tiempo que marca una época presente. Ejemplo: Páguele Usted al
instante. Algunas veces este tiempo indica una época futura. Ejemplo: Véale Usted mañana.

EL CONDICIONAL
Contiene dos tiempos:
El presente, que indica que la acción se hubiera ejecutado a no ser por un obstáculo presente.
Ejemplo: Yo la perdonaría si no fuese tan insolente.
El pasado, que marca que la acción se hubiera ejecutado si tal condición hubiese existido.
Ejemplo: Yo le habría amparado sí hubiese sido menos vicioso.

15
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL SUBJUNTIVO

Contiene seis tiempos:

El presente, que marca una época presente y a veces futura. Ejemplo: Yo deseo que venga.

El imperfecto, que marca una época pasada y a veces futura. Ejemplo: yo no podía esperar
que ella me engañase con sus falsas promesas. Sería muy conveniente que viniese.

El pretérito o perfecto, que marca una época pasada y algunas veces futura. Ejemplo: ¿Por
qué habrá querido Dios que la haya encontrado? No le digáis nada antes que yo la haya
visto.
El pluscuamperfecto, que marca una época pasada y algunas veces futura. Ejemplo: Mas
hubiera valido que yo no hubiese nacido. Ejemplo: Yo desearía que tú le hubieses preguntado.

El futuro imperfecto duda de su propia acción por cuyo motivo le llama Avendaño
dubitativo. Ejemplo: Si viniere, como espero, la vería.

El futuro perfecto duda como el imperfecto. Ejemplo: No dirá de ella eso el que la hubiere
visto.

EL INFINITIVO
Contiene dos tiempos:

El presente, que marca una actualidad relativa al verbo que precede. Ejemplo: Experimento
un placer en oír declamar.

El pasado, que marca una cosa cumplida relativamente al Verbo que precede. Ejemplo: yo
creía haber hecho bastante por ti.

16
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL VERBOIDE
A este grupo pertenecen las palabras que tienen forma de verbo pero que no poseen los
atributos de un verbo (: algo o alguien que se parece, pero no lo es). Especialmente carecen
de “persona gramatical”; es decir, de una persona, animal o cosa a quien se le atribuye la acción.
Esencialmente, los verboides se utilizan para complementar el sentido del verbo.

El Verboide es una palabra que indica acción, pasión, estado, movimiento, pero no se le atribuye
a alguien o algo; por lo tanto no está conjugado.

Hay tres clases de verboides en castellano:

1. Los Infinitivos: son los que por regular complementan al verbo indicando condición
(estado) o propósito (ánimo de hacer una cosa). Terminan en: ar, er, ir.
Ejemplo: Comenzar, correr, dormir…

Ejemplos bíblicos:
a. “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido sino para servir” (Marcos 10:45)
b. “Me he consumido a fuerza de gemir” (Salmo 6:6)
c. “Jehová se ha hecho conocer en el juicio que ejecutó” (Salmo 9:16)

2. Los Gerundios: son los que por regular complementan al verbo indicando manera, modo
o forma de hacer o decir alguna cosa o acción. Terminan en: ando, endo, iendo.
Ejemplo: Cantando, leyendo, comiendo, etc.

Ejemplos bíblicos:
a. “Se levantarán los reyes de la tierra…diciendo” (Salmo 2:2)
b. “Meditad en vuestros corazones estando en vuestra cama” (Salmo 4:4b)

3. Los Participios: son los que se utilizan para complementar la acción de algunos tiempos y
modos del verbo. A veces se utilizan también como adjetivo. Terminan en: ado, ido, to, so,
cho.
Ejemplo: Paseado, comido, escrito, hecho, frito, dicho, impreso, etc.

Ejemplos bíblicos:
a. “Porque has mantenido mi derecho y mi causa” (Salmo 9:4)
b. “Dios ha esparcido los huesos del que puso asedio contra ti” (Salmo 53:5b)
c. “Bendito sea Jehová que oyó la voz de mi ruego” (Salmo 28:6)

Al detectar los verboides en un pasaje pregúntese:


a. ¿Qué tipos de verboides hay aquí?
b. ¿A qué tipos de verbos complementan cada uno de ellos?
c. ¿En qué manera complementan cada uno de ellos al verbo?

17
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EL ADVERBIO
El adverbio expresa una cualidad o describe circunstancias de las palabras que acompañan
como atributo.

El adverbio es la parte invariable de la oración cuya función es:


a. Modificar al verbo o Verboide, indicando la manera, el momento o el sitio donde se ejecuta
la acción. Algunos de ellos niegan o afirman la acción del verbo.
b. Modificar al adjetivo calificativo, añadiendo “sabor” a la cualidad.
c. Modificar a otro adverbio.

Algunos ejemplos de adverbios que modifican verbos o verboides son:


a. “Hoy estarás conmigo…” (Lucas 23:43)
b. “Si callas absolutamente …” (Ester 4:14)
c. “Pero él publicando, estando lejos …” (Jonás 1:4)

Algunos ejemplos de adverbios que modifican a adjetivos calificativos son:


a. “Se puso muy triste porque era muy rico” (Lucas18:23)
b. “Es más fácil pasar un camello…” Lucas 18:25)
c. “Hubo una tempestad tan grande…” (Jonás 1:4)

Un ejemplo de adverbio que modifica a otro adverbio sería:


“¡Cuan difícilmente entrará en el reino los que tienen riquezas…!” (Lucas 18:24)

Los adverbios pueden pertenecer a diferentes subgrupos dependiendo lo que indiquen


respecto al verbo; principalmente así:

a. Adverbios de tiempo: Cuando, ahora, hoy, ayer, anteayer, mañana, anoche,


entonces, siempre, nunca, ya, antes, después, pronto, tarde, mientras, luego, aún,
todavía, antaño, hogaño, ahorita, tardísimo, temprano.
Ejemplo: “Pronto les hará justicia.” (Lc. 18:8)

b. Adverbios de lugar: Aquí, allí, ahí, acá, allá, arriba, abajo, encima, debajo,
delante, detrás, dentro, adentro, fuera, adelante, atrás, enfrente, cerca, lejos, donde,
adonde.
Ejemplo: “Para irse lejos de la presencia de Jehová” (Jonás 1:3)

c. Adverbios de modo: Como, así, tal, cual, aprisa, adrede, bien, mal, despacio,
lentamente,
Ejemplo: “Se alegró grandemente” (Jonás 4: 6)

d. Adverbios de negación: No, tampoco, jamás, nunca.


Ejemplo: “Nunca se apartará de tu boca” (Josué 1:8)

18
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

e. Adverbios de afirmación: Sí, también, cierto, claro, ciertamente,


verdaderamente, efectivamente, certísimo.
Ejemplo: “Verdaderamente, éste era Hijo de Dios.” (Lucas 27:54)

f. Adverbios de duda: Quizá, quizás, acaso, posiblemente, probablemente, talvez.


Ejemplo: “Quizá él tendrá compasión de nosotros” (Jonás 1:6)

g. Adverbios de cantidad: Tanto, tan, cuanto, cuan, mucho, poco, demasiado,


harto, bastante, muy, menos, casi, apenas, nada, algo, recién, reciente.
Ejemplo: “Que no haya de recibir mucho más.” (Lucas 18:30)

h. Adverbio relativo: Como.


Ejemplo: “No soy como los otros hombres” (Lucas 18:11)

i. Adverbios interrogativos y exclamativos:


Ejemplo: “¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios…!” (Lucas 18:24)

j. Adverbios de orden:
Antes, después, sucesivamente, primeramente, posteriormente.
Ejemplo: “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores…” (Romanos 8:37)

Nota: Todas las palabras terminadas en “mente” precedida por la forma femenina del adjetivo
son adverbios. Mente, significa: forma de o modo de.

Nota: El adverbio allí, se refiere a un lugar físico; y el adverbio ahí a una circunstancia, algo
abstracto.

Aún. Es un adverbio que equivale a todavía, es decir puede sustituirse por esta palabra. En este
caso deberá escribirse con tilde.
Ejemplo: Los niños aún están en la escuela.

Aun. Cuando equivale a también, hasta, incluso, ni siquiera, se deberá escribir sin tilde.
Ejemplo: En la reunión serán citados los que llegaron tarde, aun los puntuales.
Elena no saludó a su novio, ni aun lo miró.

Al estudiar los adverbios de un pasaje pregúntese:

a. ¿Cuántos adverbios hay aquí, a qué verbo, verboide o adjetivo modifican?

b. ¿A qué subgrupo pertenece cada uno de ellos?

c. ¿Qué información especial añaden estos adverbios, es decir, por qué no fueron
omitidos?

19
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

LA PREPOSICIÓN
Se clasifican dentro de este grupo las palabras que relacionan dos elementos con la idea básica
de dirección. Hay un número limitado de preposiciones en castellano. Ellas son:

A: Lugar, tiempo, modo, instrumento, pertenencia…


Ante: Delante o en presencia de…
Bajo: Situación inferior, sujeción…
Cabe: Junto a, cerca de.
Con: Compañía, medio, instrumento.
Contra: Oposición, contrariedad.
De: Propiedad, posesión…
Desde: Principio de lugar o de tiempo.
En: Tiempo, lugar, modo…
Entre: Situación o estado, cooperación entre dos o más personas.
Hacia: Determina dirección de movimiento. Lugar físico y figurado. Tiempo.
Hasta: Término de tiempo, de lugar.
Para: Destino, fin, motivo, tiempo, relación.
Por: Agente (voz pasiva), fin, lugar, tiempo, modo, precio, causa.
Pro: a, a favor de.
Según: Relación de conformidad.
Sin: Privación o carencia de algo, excepción, exclusión.
So: Debajo de, bajo.
Sobre: elevación, proximidad, cercanía.
Tras: Lugar, orden.

1. Las preposiciones “a” y “de” pueden ir unidas al artículo “el”, formando nuevos términos:
“al” y “del”. Al fenómeno de unir dos términos como éstos, se le llama “contracción”. Al
clasificarlos semánticamente, considérense ambos elementos por separados.

2. Algunas de estas preposiciones pueden ir acompañando, en forma de prefijo, a ciertos


sustantivos, verboides, verbos, adjetivos, etc.
Ejemplo: Entresacado, entredicho, traspuso, traspasó, bajorrelieve.

3. Existen también conjuntos de palabras que pueden hacer las veces de preposiciones. Se les
llama frases preposicionales: debajo de, detrás de, por encima de, desde dentro de,
etc.

Note las preposiciones en el siguiente párrafo en el libro de Hechos:

20
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana
“Y con otras muchas palabras, testificaba y los exhortaba, diciendo: “Sed salvos de esta
perversa generación.” Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos
con otros, en el partimiento del (de + el) pan y en las oraciones…Y tomándole por la mano
derecha le levantó; y al (a + el) momento se le afirmaron los pies y tobillos.”
(2:40, 42; 3:7).

Al interpretar las preposiciones se debe tomar en cuenta que no siempre significan lo


mismo en castellano.
La preposición “a”, por ejemplo, puede significar: lugar, tiempo, modo, instrumento,
pertenencia, etc.

Decimos por ejemplo:


“Vine a la escuela” (lugar).
“Vine a las dos” (tiempo).
“Vine a gatas” (modo).
“Vine a caballo” (instrumento).

La preposición “de”, puede significar posesión, pertenencia o propiedad, relación


familiar, material, lugar, tiempo, modo, instrumento, origen, asunto.

Se dice, por ejemplo:


“Casa de Manolo”, “hijo de Manolo”, “casa de madera”, “muerto de un tiro, “casa de
antaño”, “casa de Santa Ana”, “trabajamos de puntillas”.

Por eso se debe de analizar antes de llegar a una conclusión acerca de la relación de las dos
palabras que une la preposición.

Al estudiar las preposiciones de un pasaje, pregúntese:


a. ¿Qué palabras une cada una de estas preposiciones?
b. ¿Qué tipo de relación establecen entre las palabras que unen?

21
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

LA CONJUNCIÓN (Que enlaza o une con. Del Latín COM = con. JUNGO = juntar).
Se incluyen dentro de este grupo las palabras que unen palabras, frases, proposiciones,
oraciones, párrafos, cláusulas completas estableciendo relación de igualdad o importancia
(coordinación) o desigualdad o dependencia (subordinación o menor importancia).

Las conjunciones pueden ser clasificadas en:

A. Coordinantes: son las que unen elementos de la oración de función igual o equivalente y
oraciones independientes, las que al quedar unidas por la conjunción, son proposiciones
coordinadas.
Ejemplos:
1. Las Copulativas: son las que unen dos a más elementos homogéneos estableciendo un
simple enlace para indicar un orden: y, e, ni, que.
Se emplea “y” mayormente en el lenguaje coloquial. Se emplea “e” cuando la palabra siguiente
comienza con “i” o hi, para evitar cacofonía.
La conjunción “ni” equivale a “y no”. La conjunción “que” une para enlazar.

2. Las disyuntivas: son las que indican contradicción u opción entre dos o más
posibilidades; además, unen dos términos sinónimos o equivalentes: o, u.
La conjunción “o” es para alternar u oposición. Se usa “u” cuando la otra palabra comienza con
“o” u “ho”.

3. Las adversativas: son las que oponen (contraponen) dos elementos y establecen una
objeción o diferencia: pero, mas, sino, empero, aunque, sino que, antes bien,
y otras). Se usan para dar énfasis o fuerza a lo que se dice (si va al principio), excepto:
con todo, a pesar de, no obstante, más bien, salvo, sin embargo, menos.

4. Las distributivas: Más que conjunciones son palabras correlativas que funcionan
como un nexo cuando se hace referencia alternativamente a varias oraciones elementos:
ora…ora, ya…ya, sea…sea, bien…bien, o…o, etc. (Indican distribución o
alternancia).

5. Las explicativas: Son las que unen proposiciones que expresan lo mismo, pero de
distinta forma: o sea, esto es, es decir, mejor dicho, es más.
Ej. Se fue al otro mundo, es decir, se murió.

B. Subordinantes: son las que establecen desigualdad, no equivalencia o dependencia entre


dos elementos.
Entre ellas están:
1. Las causales: Son las que expresan causa, es decir, que uno de los elementos es el
motivo o razón de ser de otro: porque, pues, que, como que, ya que, de que,
como quiera, puesto que, por razón de que, con que, en vista de que, a
causa de que.

22
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

2. Las consecutivas o ilativas: Son las que relacionan dos elementos de modo que el
segundo es el resultado del otro. Dicho de otra manera que se sigue a otra cosa
inmediatamente (seguimiento lógico): luego, con que, por lo tanto, así pues, así
que, por tanto, por consiguiente, pues, y otras más.

3. Las concesivas (que conceden): Son las que indican que hay una objeción para que
se realice lo expresado: por más que, aunque, a pesar de que, pese a que, si
bien, aun cuando, siquiera, bien que.

4. Las condicionales. Son las que denotan que un elemento depende del otro en algún
grado: con tal que, si, a condición de que, en caso de que, en el caso de que,
siempre que, ya que.

5. Las completivas: Se llaman así cuando se emplean como conjunciones y van


encabezando las proposiciones subordinadas: que, si.

6. Las finales: Son las que expresan finalidad o intención: para que, a que, por que, a
fin de que, a fin de, con el fin de que, con objeto de…

Ejemplos bíblicos:

“Pedro y Juan subían juntos al templo” (Hechos 3:1ª).


Aquí la conjunción copulativa una dos elementos colocándolos al mismo nivel.

“Porque David no subió a los cielos” (hechos 2:34).


Aquí la conjunción causal une dos párrafos, denotando que el 2º (v. 34), es la razón de 1º (v.
33).

“Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o
estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”
(Mateo 6:24).

Aquí la conjunción “porque” une la sentencia “ninguno puede servir a dos señores” con
la razón “o aborrecerá al uno y amará al otro”
La conjunción “o” está uniendo “aborrecerá…otro” con “estimará…al otro.”
La conjunción “y” une “aborrecerá” con “amará.”
La conjunción “y” está uniendo a “servir a Dios” con “servir a las riquezas.”

Al estar estudiando las conjunciones de un pasaje, pregúntele al texto:


a. ¿Qué tipo de conjunciones hay aquí? ¿Qué elementos une cada una?
b. ¿Qué tipo de relación establece cada conjunción?
c. ¿Cuál fue el propósito por el que se le colocó aquí?

23
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

LA INTERJECCIÓN
Pertenecen a este grupo todas las expresiones de ánimo, angustia, temor, frío, calor,
desagrado, tristeza, asombro, burla, admiración, dolor, etc.: uy, ah, uf, bah, ay, oh.

Hay dos clases de interjecciones, las propias y las impropias.

A. Las propias: Son las que expresan estado de ánimo:


¡Ay!: expresa dolor, pena, angustia.
¡Oh!: expresa admiración, asombro (sorpresa).
¡Uh!: expresa burla, reprobación.
¡Eh!: expresa molestia, enojo.

B. Las impropias: Son las que pueden ser otra cosa como Sustantivos, adjetivos, adverbios…
¡Fuera! Expresa alegría.
¡Bravo! Expresa aprobación
¡Bah! Expresa desprecio
¡Hurra! Expresa exclamación
¡Ajá! Expresa conformidad
¡Ojalá! Expresa deseo
¡Cuidado! Llamado de atención
¡Olé! Expresa ánimo
¡Maldición! Expresa enojo
¡Uf! Expresa cansancio
¡Puaj! Expresa asco
¡Anda! Expresa incredulidad
¡Ja! Expresa risa
¡Pobre de él! Expresa amenaza

Ejemplos bíblicos:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas!” (Mateo 23:14)


Aquí la interjección denota lamento y maldición.

“¡Oh Jehová, cuánto se han multiplicado mis enemigos!” (Salmo 3:1)


La interjección indica asombro.

“¡Oh Jehová, Señor nuestro, cuán grande es Tu Nombre en toda la tierra!” (Salmo 8:1)
Aquí la interjección da a entender la admiración que el autor le tenía a Dios.

“¡Ensancharon contra mí su boca, dijeron: Ea, ea, nuestros ojos lo han visto!” (Salmo 35:15)
Su significado es de burla.

24
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

TRABAJANDO EL ÁREA DE LA SEMÁNTICA

El adjetivo sustantivado tiene dos funciones:


1. Subrayar la cualidad del sustantivo.
2. Dejar por sentado que esa cualidad o característica es permanente como un modo de vida.

Salmo 119:3, 4 “Pues no hacen iniquidad Los que andan en sus caminos. 4 Tú encargaste que
sean muy guardados tus mandamientos”.

Iniquidad habla de maldad, es una actitud; es opuesta a los mandamientos.

 Sacar los PRONOMBRES de Lucas 19:1-10 y su antecedente (Persona, animal o cosa


a la que se está sustituyendo).

“Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. 2 Y sucedió que un varón
llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, 3 procuraba ver quién era Jesús; pero
no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. 4 Y corriendo delante, subió a
un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. 5 Cuando Jesús llegó a aquel
lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es
necesario que pose yo en tu casa. 6 Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso. 7 Al ver
esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador. 8
Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los
pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. Jesús le dijo: Hoy
ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. 10 Porque el Hijo
del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”.

Quien: Sustituye a Jesús.


Le: Sustituye a la persona vista (Zaqueo).
Le: Sustituye a la persona que habla (Jesús).
Yo: Sustituye a la persona que de Jesús.
Él: Sustituye a la persona que de Zaqueo.
Le: Sustituye a la persona que de Jesús.
Esto: Sustituye la llegada de Jesús a la casa de Zaqueo y cómo éste lo recibe.
Algo: Sustituye cualquier daño sufrido por Zaqueo.
Alguno: Sustituye a cualquier persona agraviada por Zaqueo.
Lo: Sustituye a la persona agraviada.
Le: Sustituye a Zaqueo.
Él: Sustituye a Zaqueo.
Lo: Sustituye a las personas perdidas.

25
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

 Sacar los PRONOMBRES del Salmo 20:1-9 y su antecedente (Persona, animal o


cosa a la que se está sustituyendo).
“Jehová te oiga en el día de conflicto; El nombre del Dios de Jacob te defienda. 2 Te envíe ayuda
desde el santuario, Y desde Sion te sostenga. 3 Haga memoria de todas tus ofrendas, Y acepte
tu holocausto. Selah 4 Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo. 5
Nosotros nos alegraremos en tu salvación, Y alzaremos pendón en el nombre de nuestro Dios;
Conceda Jehová todas tus peticiones. 6 Ahora conozco que Jehová salva a su ungido; Lo oirá
desde sus santos cielos Con la potencia salvadora de su diestra. 7 Estos confían en carros, y
aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria. 8
Ellos flaquean y caen, Mas nosotros nos levantamos, y estamos en pie. 9 Salva, Jehová; Que el
Rey nos oiga en el día que lo invoquemos.

Te: Sustituye a la persona a quien David dirigió el salmo.


Nosotros: Sustituye a las personas que escriben o hablan.
Nos: Sustituye a las personas que escriben o hablan.
Éstos: Sustituye a las personas de quien se habla (los que confían en carros).
Aquellos: Sustituye a las personas de quien se habla (los que confían en caballos).
Nosotros: Sustituye a las personas que hablan (Los que confían en Jehová).
Ellos: Sustituye a las personas de quien se habla (los que son vencidos).
Nosotros: Sustituye a las personas que hablan (los que son victoriosos).
Nos: Sustituye a las personas que hablan.
Nos: Sustituye a las personas que hablan.
Lo (le): Sustituye a la persona de quien se está hablando (Jehová).

Aplicaciones:
1. Los que confían en Dios jamás serán vencidos ni humillados.
2. Los que confían en sus propios recursos serán vencidos y humillados.
3. El que confía en sí mismo ha traicionado al Señor.
4. Maldito el hombre que confía en otro hombre.

1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres,
Jesucristo hombre”
El artículo indefinido UN tiene dos funciones:
1. Un: uno entre varios de la misma especie.
2. Un: uno en sentido de singularidad, no de indefinición.
Mediador: Sólo los adjetivos calificativos pueden sustantivarse.
Mediador: Este adjetivo califica la función de Jesucristo
Mediador: Es una característica permanente. Siempre es el puente (y el Único) entre Dios y el
hombre.

26
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Sacar los sustantivos y adjetivos del Salmo 119:5-8 y hacer sus observaciones:
“¡Ojalá fuesen ordenados mis caminos Para guardar tus estatutos! 6 Entonces no sería yo
avergonzado, Cuando atendiese a todos tus mandamientos. 7 Te alabaré con rectitud de corazón
Cuando aprendiere tus justos juicios. 8 Tus estatutos guardaré; No me dejes enteramente.

Sustantivos: Ojalá. Caminos. Estatutos. Mandamientos. Corazón. Juicios. Estatutos.


Adjetivos: Mis. Tus. Tus. Rectitud. Tus. Justos. Tus.

OBSERVACIONES:
1. Cuatro sustantivos son abstractos; tres son concretos.
2. Ojalá es un sentimiento de deseo.
3. La palabra CAMINOS indica dirección.
4. Estatutos. Mandamientos y Juicios son de origen divino; deben obedecerse.
5. Estatutos y Mandamientos son revelación divina.
6. Juicios indica son revelación divina.
7. Juicio indica proceso judicial.
8. Los adjetivos TUS, indican posesión.
9. El adjetivo RECTITUD indica que no se inclina a un lado u otro por conveniencia.
10. El adjetivo JUSTO indica que obra con justicia; que da según merece.
11. El sustantivo CORAZÓN habla de sentimiento, emociones.

Sacar los sustantivos y adjetivos de Mateo 28:18-20 y hacer 10 observaciones:


“Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto,
id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del
Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy
con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”.

Sustantivos: Jesús. Potestad. Cielo. Tierra. Discípulos. Naciones. Nombre. Padre. Hijo.
Espíritu Santo. Cosas. Días. Fin. Mundo.
Adjetivo: Toda.

OBSERVACIONES:
1. Hay 14 sustantivos, esto enseña que se habla de 14 asuntos.
2. Cuatro de los sustantivos son nombres propios (Jesús. Padre. Hijo. Espíritu Santo).
3. Los 4 sustantivos son de origen divino
4. Diez sustantivos son abstractos y 4 son concretos.
5. Tres mencionan a las tres Personas de la trinidad.
6. Dos sustantivos mencionan a toda la creación.
7. Dos sustantivos (día y fin) hablan de lapso de tiempo.
8. El sustantivo NACIONES habla de la humanidad.
9. El sustantivo MUNDO habla de nuestro planeta.
10. El sustantivo NOMBRE (que es individual simple) se usa para mencionar a las tres Personas
de la trinidad.

27
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

11. El sustantivo POTESTAD está determinado por el adjetivo TODA que señala totalidad.
12. El sustantivo POTESTAD no está acompañado por el artículo, lo que enfatiza el significado
del mismo.
13. Los cuatro adjetivos son indefinidos.
14. Los 11 artículos son definidos, esto demuestra que son conocidos por los lectores.
15. Dos verbos están en imperativos; son órdenes.

OBSERVACIONES:
1. Toda potestad: Indica el nivel de autoridad.
2. Me: a mí.
3. Es dada: Indica que esa autoridad ha sido otorgada por alguien que tiene esa autoridad. Él
no la tomó por sí mismo.
4. En el cielo y en la tierra: Indica el lugar donde puede ejercer esa autoridad (universo).
5. Por lo tanto: Por esa razón o causa.
6. Id y Haced: Yo los envío. Es mi mandato hacia ustedes de hacer.
7. Discípulos: Adeptos, seguidores.
8. A todas las naciones: La humanidad completa.
9. Bautizándoles: La manera en que darán testimonio que han creído, aceptando lo que
ustedes les comunicaron y les siguen.
10. Enseñándoles: Manera de comunicar el mensaje.
11. Que guarden: Obedezcan, observen.
12. Todas las cosas: Indica cantidad, totalidad, número.
13. Que os he mandado: Lo que yo les enseñé y mandé a enseñar a otros.

Busque los sustantivos y adjetivos del Salmo 119:1, 2 y diga a qué subgrupo
pertenecen:

“Bienaventurados los perfectos de camino, Los que andan en la ley de Jehová.


2 Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan”

Camino: Común Abstracto Primitivo Simple


Ley: Común Concreto Primitivo Simple
Jehová: Propio Abstracto Primitivo Simple
Testimonios: Común Concreto Primitivo Simple
Corazón: Común Abstracto Primitivo Simple

Observaciones:
1. Camino indica dirección.
2. Los sustantivos ley, Jehová, testimonios, son de origen divino.
3. Jehová es nombre propio.
4. Ley, testimonios, hablan de mandamientos.
5. Corazón habla de sentimientos.

28
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

ADJETIVOS
Perfectos: es un adjetivo sustantivado.
Que: es un adjetivo no descriptivo, relativo.
Sus: es un adjetivo determinativo posesivo.

Sacar los SUSTANTIVOS de Esdras 7:9, 10

“Porque el día primero del primer mes fue el principio de la partida de Babilonia, y al primero
del mes quinto llegó a Jerusalén, estando con él la buena mano de Dios. 10 Porque Esdras había
preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel
sus estatutos y decretos”.

Día: Nombre de cosa; indica un lapso de tiempo.


Mes, mes: Nombre de cosa; indica un lapso de tiempo.
Principio: Nombre de un lapso o etapa de tiempo (final – intermedio).
Partida: Nombre de una etapa de tiempo.
Babilonia: Nombre de un lugar o ciudad.
Jerusalén: Nombre de un lugar o ciudad.

Mano: Nombre de un miembro del cuerpo.


Dios: Nombre de una persona.
Esdras: Nombre de una persona.
Corazón: Nombre de una cosa (órgano – sentimientos ‘abstracto’).
Ley: Nombre de una cosa.
Jehová: Nombre de una persona.
Israel: Nombre de un lugar (nación – país).
Estatutos, decretos: Nombre de cosa.

Observaciones al sustantivo:
1. Día. Mes. Principio. Partida: éstos son sustantivos que hablan de tiempo.
2. Babilonia, Jerusalén, Israel: son sustantivos de lugar.
3. Babilonia, Jerusalén, Israel, Jehová, Dios, Esdras: son sustantivos propios.

¿Para qué sirve separar los sustantivos en forma semántica?: Para observar
objetivamente lo que el autor tenía en mente al escribir.

Nota:
Objetivo: lo que se puede demostrar.
Subjetivo: es la opinión, los sentimientos de quien lo expresa.
Inductivo: es estudiar los detalles para llegar a una conclusión.
Deductivo: es dar una conclusión y por ello se dan los detalles.

29
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Enseñanza del pasaje de Esdras 7:9, 10


1. Esdras pudo salir de Babilonia y llegar a Jerusalén en cuatro meses porque la buena mano de
Dios lo protegió.
2. Dios protegió a Esdras porque él había dispuesto su corazón (su ser total, lo interno) para
investigar intensamente la ley de Jehová.
3. Dios protegió a Esdras porque también había dispuesto su corazón a obedecer la ley de
Jehová.
4. Dios lo protegió porque además enseñaría la ley de Jehová a todo Israel.

Esdras 7:10
“Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla,
y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos”.

Esdras tuvo éxito en su ministerio…

Porque
(Dispuesto)
Esdras había preparado su corazón (su ser interno, sus sentimientos)

Para
Inquirir la ley
De Jehová

Y
Para
Cumplir la (ley)

Y
Para Sus estatutos

Enseñar y

(Sus) decretos

En Israel

1. En la cultura judía corazón es sinónimo de todo su ser: sentimientos, emociones, anhelos.


2. Para poder profundizar mi relación con Dios debo disponer mi corazón (todo mi ser) a
inquirir (investigar con intensidad, profundamente, con esmero) y obedecer su bendita
Palabra. Debe ser en lo interno, no sólo en lo externo, apariencia o superficial; no sólo vestimenta
sino un cambio de vida.
3. Esdras además de estudiar lo que Dios dice, él había propuesto obedecer esa Palabra.
4. Esdras no sólo quiso quedarse con lo que conocía sino que se propuso enseñarla.
5. En el tiempo de Esdras no era costumbre el estudiar la Palabra de Jehová, mucho menos
obedecerla, la costumbre era olvidarse de ella porque estaban vueltos a sí mismos.

30
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Clasificación semántica del salmo 119:33, 34


“Enséñame, oh Jehová, el camino de tus estatutos, Y lo guardaré hasta el fin. 34 Dame entendimiento,
y guardaré tu ley, Y la cumpliré de todo corazón”.

SUSTANTIVOS
Jehová: Nombre Propio - Abstracto - Primitivo - Simple
Camino: Nombre común - Abstracto - Primitivo - Simple
Estatutos: Nombre común - Concreto - Primitivo - Simple
Fin: Nombre común - Abstracto - Primitivo - Simple
Entendimiento: Nombre común - Abstracto - Derivado - Primitivo - Simple
Ley: Nombre común - Concreto - Primitivo - Simple
Corazón: Nombre común - abstracto - Primitivo – Simple

Observaciones
1. Jehová, Ley, Estatutos: Son de origen divino.
2. Estatutos, Ley: Tienen relación con mandamientos.
3. Jehová: Nombre de una persona.
4. Camino: Indica una dirección
5. Fin: Indica un límite.
6. Corazón: Nombre de un órgano del cuerpo (figuradamente habla del centro de su ser:
emociones, anhelos, sentimientos).
7. Entendimiento / Corazón: Tiene que ver con actitudes.
8. Hay cuatro sustantivos: Estos hablan de cosas abstractas.
9. Fin: Nombre de un lapso o etapa de tiempo.
10. Estatutos y ley: Son sustantivos concretos.

ADJETIVOS:
Tu. Tus: Adjetivo determinativo posesivo.
Todo: Adjetivo determinativo indefinido.

Juan 4:24
“Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”.

Observaciones:
1. Cuatro sustantivos son abstractos. Viendo el contexto, no importa el lugar pero sí la forma de
adorar. No se debe presumir del lugar, lo material, lo físico. Lo importante es lo espiritual, lo
que hay en el corazón.
2. Dos sustantivos son propios (Dios y Espíritu) y dos comunes (espíritu, verdad).
a. Dios es el Nombre universal, general del Creador. Jesús no dijo Jehová, el Nombre dado a los
israelitas.
b. Espíritu, está en todas partes; contrapuesto al lugar, lo físico. Dios es Espíritu, está en todas
partes.
3. El sustantivo que se repite es Espíritu y espíritu.
a. Dios es Espíritu.
b. Mi espíritu debe encontrarse con Él, eso es lo que le agrada.
c. El versículo habla de esa búsqueda de Dios Espíritu, con el espíritu del hombre.
4. Hay un adjetivo que manifiesta que es un asunto que lo califica como necesario; que es que lo
adoren en espíritu y en verdad.
31
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Sacar los sustantivos de 2 Timoteo 2:15


“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué
avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”.

Al estudiar un pasaje se debe seguir tres pasos: 1) Observar, 2) Interpretar, 3) Aplicar.

SUSTANTIVOS
Diligencia: Representa una actividad con esmero. (Nombre de una acción abstracta).
Obrero: Representa una actividad con esmero. (Nombre de un oficio).
Dios: Es de origen divino. (Nombre de una Persona).
Palabra: Es de origen divino. (Nombre de la Revelación de Dios).
Verdad: Es de origen divino. (Nombre de una virtud).

La observación es el área objetiva:


1. Los sustantivos Diligencia, Dios y Verdad son abstractos.
2. Los sustantivos Diligencia y Obrero hablan de una actividad cotidiana.
3. Los sustantivos Dios y Verdad se relacionan en su origen.

Cuando entramos a la interpretación entramos al área subjetiva.

Mateo 6:31-33

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis
necesidad de todas estas cosas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y
todas estas cosas os serán añadidas”.

1. Clasificación y sub clasificación semántica completa (desde sustantivo hasta conjunción).


2. Veinte observaciones completas (deben ser objetivas y en oraciones completas).
3. Tres verdades enseñadas por el pasaje.

OBSERVACIONES:
1. Sustantivos: Los sustantivos PADRE, REINO y JUSTICIA son de origen divino. Son
abstractos.
2. Adjetivo: GENTILES, es un adjetivo sustantivado, lo que denota una cualidad permanente.
3. Artículos: El artículo LOS es definido y enseña que la palabra gentiles es conocida para los
oyentes y se refiere a todos.
El artículo EL es definido lo que significa que los oyentes conocen del reino de Dios; también
está en singular lo que enseña que sólo hay un reino de Dios.

32
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

4. Pronombre: OS es un pronombre que sustituye a los que están oyendo; y es a ellos que se
dirige la enseñanza.
El pronombre QUE como esta tildado está interrogando.

5. Verbos: Los verbos COMEREMOS, BEBEREMOS, VESTIREMOS están en tercera persona


plural, esto enseña que los oyentes están involucrados.
El verbo BUSCAD es transitivo e imperativo, está dirigido a los oyentes.
El verbo SABE indica que el Padre celestial conoce las necesidades de los suyos.

6. Adverbios: El adverbio NO es de negación; enseña que los oyentes no deben hacer lo que
hacen los gentiles.

7. Conjunción: La conjunción Y es copulativa; enseña que Dios y justicia son de igual


importancia.

OTRAS OBSERVACIONES
a. Como hay 8 sustantivos, esto enseña que hay ocho cosas importantes en el pasaje.
b. Cuatro sustantivos son de origen divino, lo que enseña que Dios está bastante involucrado en
las necesidades de los suyos.
c. Hay tres sustantivos propios (PADRE, REINO y DIOS).
d. Hay tres adjetivos determinados, indefinidos y se repiten.
e. Hay dos adjetivos posesivos.
f. El sustantivo COSAS se refiere a las necesidades físicas según el contexto.
g. Hay solamente un adjetivo sustantivado que muestra un estilo de vida.
h. El adjetivo VUESTRO tiene relación con el sustantivo PADRE.

ENSEÑANZA:
1. Los oyentes no deben afanarse por sus necesidades físicas, pues Dios las conoce y Él proveerá
lo que necesiten (comida, bebida y vestuario).
2. Para evitar afanarse por las cosas materiales es necesario buscar en primer lugar el reino de
Dios (lo espiritual); Él se encargará de proveer lo material.
3. El Señor Jesús manda que sus seguidores que no deben afanarse por lo material, hacerlo sería
desobediencia (pecado).
4. Los discípulos de Jesús deben buscar en primer lugar, antes que todo, el reino de Dios; es,
pues, una orden (desobedecer sería pecado).
5. Jesús dice que el Padre conoce las necesidades de los que le siguen; desconfiar sería falta de
fe. Esto enseña que obedecer al Señor necesita de fe.
6. Sólo los que no conocen a Dios se afanan, sus discípulos no.

33
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

UTILIZANDO EL LENTE MORFOLÓGICO


EN EL ESTUDIO BÍBLICO

El lente morfológico ve, como se dijo al principio, a las palabras poniendo especial atención a su
forma. Las palabras en castellano van variando de acuerdo a los matices distintos que se les
quiera impregnar. Por ejemplo: si queremos hablar de una sola “mesa”, no le hacemos
variaciones a la palabra, pero si queremos referirnos a varias de ellas, la variamos diciendo:
“mesas”. A estas variaciones se les llama Accidentes Gramaticales. Dicho de otra forma, la
morfología es el estudio de las variaciones que sufren las palabras para expresar el pensamiento
del autor.

Cinco de los grupos semánticos pueden ser afectados por accidentes


gramaticales.
El Sustantivo
El Artículo
El Adjetivo
El Verbo
El Verboide (el participio)
El Pronombre

Cuatro de los grupos semánticos no pueden ser afectados por accidentes


gramaticales.
El Adverbio
La Preposición
La Conjunción
La Interjección

Los Accidentes Gramaticales del Sustantivo


El sustantivo en castellano puede ser afectado por dos accidentes gramaticales: el género y
el número. El género gramatical indica si el sustantivo es una palabra femenina o
masculina. Por eso, al analizar el género de un sustantivo sólo tenemos dos opciones: femenino
o masculino.
Ejemplos:
Los sustantivos de Juan 3:16 Son: manera, Dios, mundo, Hijo, vida. Analizados
morfológicamente, según su género, estos sustantivos son:
Manera: femenino
Dios: masculino
Mundo: masculino
Hijo: masculino
Vida: femenino

34
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Las observaciones que podríamos extraer de este análisis de la forma de los


sustantivos de este pasaje son:
1. Hay tres sustantivos de género masculino y dos de género femenino.
2. Tanto el sustantivo Dios como Hijo, que son nombres de Dios, tienen género masculino.
3. Los tres sustantivos que tienen que ver con personas son de género masculino.
4. Los dos sustantivos que tienen que ver con cosas tienen género femenino.

El número gramatical indica si el sustantivo está solo o acompañado de otros de su especie.


Por lo tanto, tenemos sólo dos opciones: singular (uno) o plural (más de uno).

Ejemplos:
Los sustantivos de Juan 3:16 tienen los siguientes números:
Manera: singular
Dios: singular
Mundo: singular
Hijo: singular
Vida: singular.

Las observaciones que podríamos extraer de este análisis morfológico son:


1. Todos los sustantivos de este pasaje están en singular.
2. El sustantivo “Dios” está en singular ya que se habla aquí del único Dios verdadero.
3. El sustantivo “mundo” está en singular ya que se trata de la totalidad de la gente que habita
en el planeta. Por ser aquí un sustantivo colectivo, no puede estar en plural.
4. El sustantivo “Hijo” está en singular ya que se habla de la Persona de Cristo, que es en
naturaleza, el único Hijo Eterno de Dios.
5. El sustantivo “vida” está en singular indicando que es un tipo de vida abarcador. Si estuviera
en plural perdería fuerza e importancia y estaría en contra de la doctrina bíblica.

Los sustantivos también pueden ser afectados por los sufijos que pueden indicar aumento
(vidaza, mundón); disminución (vidita, mundillo o mundito, manerita); desprecio (viducha,
mundacho), golpe (manotazo, portazo); oficio (cantor, carpintero). Estos últimos deben ser
clasificados semánticamente como adjetivos sustantivados. Al encontrarlos en la Biblia, vale la
pena notarlo y encontrar por qué se utilizan.

Ejemplos:
Apocalipsis 2: 17: “Al que venciere…le daré una piedrecita blanca.”
II Timoteo 3: 6: “…llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados.”
Hechos 19: 24: “Demetrio, que hacía de plata templecillos de Diana.”

Los sustantivos pueden estar compuestos por dos o tres palabras. Esto es bueno notarlo a la
hora de estudiar el texto bíblico para dar una mejor interpretación y sentido.

Ejemplos:
Un sustantivo + adjetivo: “perniquebrada”, “pelirrojo”.
Dos verbos: “vaivén”.
Verbo + sustantivo: “matahombres”, “abrepozos”.
Preposición + otra palabra: “sinvergüenzaza”, “entredicho”, “entretenimiento”.

35
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Notas Importantes Acerca del Género y Número del Sustantivo.


1. Hay sustantivos que no sufren de variación morfológica al transformarse en masculino o
femenino. En lugar de esto, se valen de otro sustantivo totalmente distinto.
Ejemplos:
Masculino – toro. Femenino – vaca
Masculino – yerno. Femenino – nuera

2. Hay otros sustantivos que no sufren variación morfológica al transformarse en masculino o


femenino. En lugar de esto, se valen de una variación en el artículo o en el adjetivo. A este caso
se le llama “género común”.
Ejemplos:
Masculino – el joven. Femenino – la joven
Masculino - estupendo artista. Femenino – estupenda artista

3. Existen sustantivos que no pueden variar morfológicamente y para los que no existe otra
palabra que sea su femenino o masculino. A éstos se le agrega el adjetivo “macho” o “hembra”.
Se le llama a este caso “género epiceno”.
Ejemplos:
Masculino – lagartija macho. Femenino – lagartija hembra
Masculino - tiburón macho. Femenino – tiburón hembra

4. También en castellano hay sustantivos que tienen “género ambiguo” ya que pueden ser
femeninos o masculinos, dependiendo del artículo o adjetivo con que se les desee acompañar.
Es cuestión de cómo el hablante quiera expresarse.
Ejemplos:
Masculino – el mar. Femenino – la mar (da el mismo sentido)
Masculino – el sartén. Femenino – la sartén (da lo mismo)
Se debe tomar en cuenta que los sustantivos de género ambiguo son escasos. Hay muchos
sustantivos que sí alteran su significado al colocárseles artículos o adjetivos femeninos o
masculinos.
Ejemplos:
La orden y el orden (no son lo mismo)
La cura y el cura (no tienen el mismo sentido)

5. Hay sustantivos que no tienen variación morfológica de número. Se dicen y escriben igual en
singular que en plural.
Ejemplos:
Singular – la crisis. Plural – las crisis
Singular – el bíceps. Plural – los bíceps

36
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Los Accidentes Gramaticales del Adjetivo


Los adjetivos, por ser palabras que acompañan al sustantivo, son afectados por los mismos
accidentes gramaticales: Género y Número. Importante es notar que éstos siempre
concuerdan en estos dos accidentes con los sustantivos que señalan o califican.
Ejemplo:
Los adjetivos de Juan 3:16 son:
Tal: femenino o masculino, singular
Unigénito: masculino, singular
Eterna: femenino, singular
Cada uno de estos adjetivos concuerda en género y número con los sustantivos: “manera”,
“Hijo” y “vida”. De ellos podríamos extraer las siguientes observaciones morfológicas:
1. El adjetivo “tal” puede ser femenino o masculino. Toma el género femenino porque
acompaña al sustantivo femenino “manera”.
2. El adjetivo “Unigénito” es compuesto: Uni = uno, único; génito = nacido.
3. El adjetivo “Unigénito” subraya aún más el hecho, ya observado en el número singular de
“Hijo”, de que Jesucristo es la única Persona que proviene directamente del seno del Padre (Juan
1:18). Este no podría estar en plural porque contradeciría la misma naturaleza de la palabra.
4. El adjetivo “eterna”, que califica al sustantivo “vida”, concuerda con este género y número.
 Los adjetivos pueden ser modificados también por sufijos, indicando: procedencia o
grupo (tesalonicense, corintio, nicolaíta, aarónico) o antepasado (González, en la
Biblia: abiezreita, recabitas).
 Los adjetivos pueden también ser compuestos de otras palabras: “reformado”,
“malsano”, “bienvenido”.

Los Accidentes Gramaticales del Artículo.


Los artículos, por ser palabras que acompañan al sustantivo, son afectados por los mismos
accidentes gramaticales: Género y Número. Importante es notar que éstos siempre
concuerdan en estos dos accidentes con los sustantivos que acompañan.
El género del artículo presenta una leve variación a la del sustantivo y adjetivo. Además de
poder ser femenino o masculino, el artículo puede ser neutro (sólo en singular). Este
género neutro se utiliza con adjetivos sustantivados masculinos: lo bueno, lo puro, lo amable
(vea Filipenses 4:8).

Los Accidentes Gramaticales del Verbo.


Los verbos castellanos son afectados por cinco accidentes gramaticales: persona, número,
modo, tiempo, voz. Esto, en la interpretación bíblica tiene gran importancia ya que representa
una gran riqueza para la comprensión del texto.

37
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

1. La Persona
Persona es una variante (desinencia) del verbo, para saber quien ejecuta la acción del verbo. A
la persona se le pregunta: ¿Quién ejecuta la acción? Sólo tiene tres posibilidades: primera,
segunda o tercera. Así:
La primera es la que habla: Yo.
La segunda es la que escucha: Tú.
La tercera es de la que hablan: Él

2. El Número
El Número enseña sobre la cantidad de personas que ejecutan la acción del verbo. Sólo tiene dos
posibilidades: Si es uno: Singular. Si son dos o más: Plural.

3. El Modo
Tiene que ver con la manera con que se concibe la acción en la mente del que habla o escribe.
Si la concibe (entiende o comprende) como un hecho real (negativo o positivo), utiliza el modo
indicativo. Si la concibe como un deseo, propósito o algo posible, utiliza el modo subjuntivo.
Será antecedido por un “que” o un “para qué”.
Si la concibe como un ruego, súplica o una orden, utiliza el modo imperativo. Y si la concibe
como una posibilidad remota o lejana, que depende de otra acción, utiliza el modo potencial.
Siempre su terminación será: “ia”.
Así que en el modo del verbo hay cuatro posibilidades: indicativo, subjuntivo, imperativo
y potencial.
Nota: En el potencial (en español) no hay pasado ni futuro; sólo presente.
Ejemplo:
Los verbos de Juan 3:16
Verbos Persona Número Modo
Amó 3ª. Singular Indicativo, es un hecho real
Ha dado 3ª. Singular Indicativo, es un hecho real
Cree 3ª. Singular Indicativo, es un hecho real
Pierda 3ª. Singular Subjuntivo, es un propósito
Tenga 3ª. Singular Subjuntivo, es un propósito

Observaciones a la luz de estos tres accidentes gramaticales


1. Todos los verbos están en 3ª. Persona porque el que escribe no interviene en la acción.
2. Todos los verbos están en número singular porque sólo intervienen personas en lo
individual).
3. Hay tres hechos reales en el versículo: que Dios amó, que Dios ha dado, y todo aquel
que cree.
4. Hay dos propósitos en el versículo: que el que cree no se pierda, sino que tenga vida
eterna.
5. Dios y sólo Él realiza la acción de amar.
6. El hombre y sólo él realiza la acción de creer, no perder y tener.

38
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

4. El Tiempo
Este accidente tiene que ver con el cuándo de la acción. Tiene tres posibilidades mayores:
pasado, presente, futuro. Al tiempo se le pregunta: ¿Cuándo se realizó, se realiza o se
realizará la acción? Existen en castellano los subtiempos, es decir, distintos matices de pasado,
presente y futuro.

5. La Voz
Este tiene que ver con la acción del sujeto: como paciente o como agente. Cuando el sujeto
realiza la acción es voz activa (Tomás interrogó). Cuando el sujeto es paciente de la acción, es
voz pasiva (Tomás fue interrogado). La voz pasiva siempre usará “ser + participio” o
“haber + ser + participio”.

ANALISIS MORFOLOGICO
Génesis 1:1-5
‘‘En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía; y las
tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las
aguas. Y dijo Dios: sea la Luz; y fue la Luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó la luz de
las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana
un día ’’.
Verbos:
Creó: 3ª Persona Singular Pasado Indicativo Activo
Estaba: 3ª Persona Singular Pasado Indicativo Activo
Sea: 3ª Persona Singular Presente Indicativo Activo
Observaciones:
Creó: Es uno solo el autor de la creación. No fueron Moisés ni sus oyentes los que crearon; fue
alguien ajeno a ellos quién fue el responsable de la creación.
Estaba: Moisés habla de la tierra como algo individual, algo particular.

El Sustantivo, El Adjetivo y El Artículo tienen dos accidentes gramaticales: Género y Número.


El Género puede ser: Masculino o Femenino. Sólo el Artículo posee género Neutro.
El Número puede ser: Singular o Plural.
Sólo el Pronombre Personal posee el accidente Persona.

Sustantivos Dios y Luz


Observaciones:
1. Los dos sustantivos están en singular.
2. Los dos sustantivos tienen género distinto.
3. Moisés se está refiriendo a Un solo Dios.
4. Moisés se está refiriendo a la Luz en término general como una sola.

Artículo La.
Hay concordancia entre “La” y “Luz”; ambos están en femenino singular.
Verbos:

39
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana
Dijo : 3ª Persona Singular Pasado Indicativo Activa
Sea : 3ª Persona Singular Presente Subj. / Imp. Activa
Fue : 3ª Persona Singular Pasado Indicativo Activa

OBSERVACIONES:
1. Dios realizó la acción de decir individualmente.
2. No fueron el autor ni los oyentes quienes realizaron la acción de decir. Fue Dios quien dijo.
3. La acción de decir se realizó antes del relato.
4. La acción de decir es concebida por Moisés como un hecho real, no como una posibilidad ni
orden.
5. Dios es el sujeto de la acción de decir, no objeto de la misma.

a. No fue Moisés ni los oyentes quienes realizaron la acción de expresar sea, fue Dios quien lo
dijo.
b. Ya que sea está en singular, enseña que Dios dijo que sea una Luz individual no plural.
c. La Orden sea está dirigida a la luz. Esa orden fue dada por Dios para que Ella existiera. Por
esa razón la luz apareció de la nada.
d. La creación de la Luz fue un acto de Dios. Ella fue creada por la Palabra de Dios.

1. Doce de los trece verbos en este pasaje están en pasado, esto enseña que se trata de una
historia.
2. Uno de los trece verbos de este pasaje está en Presente Universal.
3. Los adjetivos, desordenada y vacía, nos enseñan como se encontraba la tierra antes que Dios
creara las otras cosas.
4. Todos los artículos son definidos. Si éstos son definidos, enseña que los sustantivos a los
cuales señalan o califican eran conocidos para el autor, como para los oyentes.
5. Los verbos, dijo, sea, vio, separó, llamó, se le atribuyen a Dios. Fue él quien realizó esas
acciones.
6. El sustantivo, luz, está acompañada del artículo singular, La, se está refiriendo a una luz
específica y única.
7. El adjetivo, buena, califica a la Luz; lo que Dios creó es bueno.
8. El verbo, llamó, se atribuye a Dios; fue Él quien puso el nombre a la luz día y a las tinieblas
noche.
9. El verbo, fue; el artículo, la; y el adjetivo, un; enseñan que fue Dios, quien llamó así a
ese período de tiempo.

a. El artículo el que acompaña al sustantivo principio, es definido. Esto enseña que éste
principio es conocido por el autor y los receptores.
b. El sustantivo principio está en singular. Esto indica que el autor tenía en mente un único
principio.
c. El verbo creó está en singular, indica que hubo una sola creación de los cielos y la tierra.
d. El sustantivo cielos está en plural, indica que existen varios cielos.
e. El sustantivo tierra está en singular, indica que existe una sola tierra.
f. El sustantivo Dios está en singular, eso nos enseña que existe un solo Dios creador de los
cielos y la tierra.

40
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

TRABAJANDO EL ÁREA MORFOLOGICA

FILIPENSES 3:14

“Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”.

FILIPENSES 3:14 SEMÁNTICO MORFOLÓGICO


Prosigo Verbo Transitivo 1ª. Sing. Pres. Activo Indicat.
A Preposición
La Artículo Definido Femenino - Singular
Meta Sustantivo Común - Abstracto - Individual Femenino - Singular
Del Preposición + Artículo Definido Masculino - Singular
Supremo Adjetivo Descriptivo Masculino - Singular
Llamamiento Sustantivo Común - Individual - Abstracto Masculino - Singular
De Preposición
Dios Sustantivo Propio - Individual - Abstracto
En Preposición
Cristo Sustantivo Propio - Individual - Concreto
Jesús Sustantivo Propio - Individual - Concreto
Al Preposición + Artículo Definido
Premio Sustantivo Común - Concreto - Individual

La Preposición, la Interjección, el Adjetivo y la Conjunción son invariables.

S. P. I. A. = Sustantivo, Propio, Individual, Abstracto.


S. C. I. A. = Sustantivo, Común, Individual, Abstracto.
S. P. I. C. = Sustantivo, Propio, Individual, Concreto.
S. C. I. C. = Sustantivo, Común, Individual, Concreto.

A la meta = frase adverbial


Al llamamiento = frase adverbial

41
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

UTILIZANDO EL LENTE SINTÁCTICO


EN EL ESTUDIO BÍBLICO

Además de estudiar la Biblia por medio del lente semántico, el estudiante bíblico debe ser
capaz de hacerlo por medio del lente sintáctico. ¿Por qué? Porque esto le dará una perspectiva
global de lo que el pasaje quiere decir. Y porque, además, le permitirá ver detalles que se le han
pasado por alto.
El lente sintáctico es el que ve el texto como conjunto de palabras interrelacionadas y atiende
a la función que cada una tiene dentro de un gran cuerpo. Es decir que la sintaxis analiza las
funciones que cada palabra realiza dentro de la oración gramatical. Debemos saber que en el
texto bíblico cada palabra tiene su función. Por eso el estudio sintáctico tiene como unidad
básica, no la palabra, sino la proposición.

La Proposición.
Es un conjunto de palabras con sentido en sí mismas, pero que carece de autonomía; éstas
están lógicamente ordenadas y cada una giran alrededor de un verbo implícito (no expresado,
escrito o hablado) o explícito (expresado, escrito o hablado). En una oración gramatical puede
haber varias proposiciones. Al unir las proposiciones se forman las oraciones y, al unir las
oraciones, se forman los párrafos.
Al estudiar la Biblia, por lo regular, tomamos un párrafo. Por eso al aplicarle el lente
sintáctico, lo que primero hacemos es dividir ese párrafo en proposiciones.
¿Cómo se pueden separar las proposiciones? Ya que todas las palabras de una
proposición giran alrededor de un verbo, lo primero que debemos hacer es identificar los verbos
explícitos e implícitos.* Después de hacerlo, identificaremos qué palabras giran alrededor de
cada verbo, es decir, cuáles palabras acompañan o trabajan en conjunto con cada verbo.

Ejemplos:
Sal.19:1: “Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia las obras de sus
manos”.
¿Cuántos verbos implícitos o explícitos hay? Dos: cuentan y anuncia.
¿Cuántas proposiciones hay? Si hay dos verbos, hay dos proposiciones.
¿Qué palabras giran alrededor de cada uno de los verbos? Las palabras que giran
alrededor del verbo cuentan son “Los cielos…la gloria de Dios.” Las palabras que giran
alrededor del verbo anuncian son: “El firmamento…las obras de sus manos.”
Por lo tanto las dos proposiciones que forman el pasaje son:
1. Los cielos cuentan la gloria de Dios.
2. El firmamento anuncia las obras de sus manos.

* Se le llama verbo implícito a aquel verbo que no aparece en el texto pero que se puede
sobreentender fácilmente.

42
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana
Ejemplo: “Bienaventurados los pobres” es una proposición cuyo verbo está implícito: “son”.
La proposición se entiende como “Bienaventurados son los pobres” pero, es tan obvio el sentido
que el autor bíblico no vio necesidad de escribirlo. Sin embargo, para hacer el estudio sintáctico
debemos suplir todos los verbos implícitos a fin de separar correctamente las proposiciones.

Salmo 20:1, 2: “Jehová te oiga en el día de conflicto; el nombre del Dios de Jacob te defienda.
Te envíe ayuda desde el santuario, y desde Sión te sostenga.”

¿Cuántos verbos explícitos o implícitos hay? Cuatro: oiga, defienda, envíe y


sostenga.
¿Cuántas proposiciones hay? Si hay cuatro verbos, hay cuatro proposiciones.
¿Qué palabras giran alrededor de cada uno de los verbos? Las palabras que giran
alrededor del verbo oiga son: “Jehová te…en el día de conflicto.” Las palabras que giran
alrededor del verbo defienda son: “El nombre del Dios de Jacob te…”. Las palabras que giran
alrededor del verbo envíe son “Te…ayuda desde al santuario”. Las palabras que trabajan en
conjunto con el verbo sostenga son: “Desde Sión te…”.
Por lo tanto, las cuatro proposiciones que forman el pasaje son:
1. Jehová te oiga en el día de conflicto.
2. El nombre del Dios de Jacob te defienda.
3. Te envíe ayuda desde el santuario.
4. Desde Sión te sostenga.

Salmo 20:7: “Estos confían en carros, y aquellos en caballos; mas nosotros en el nombre de
Jehová nuestro Dios tendremos memoria.”

¿Cuántos verbos explícitos o implícitos hay? Tres: confían, confían y tendremos.


¿Cuántas proposiciones hay? Si hay tres verbos, hay tres proposiciones.
¿Qué palabras giran alrededor de cada uno de los verbos? Las palabras que giran
alrededor del verbo confían son: Estos…en carros.” Las palabras que giran alrededor del
segundo verbo confían son:”Aquellos en caballos.” Las palabras que trabajan en conjunto con el
verbo tendremos son: “nosotros en el nombre de Jehová nuestro Dios… memoria.”
Por lo tanto, las tres proposiciones que forman este pasaje son:
1. Estos confían en carros.
2. Aquellos (confían) en caballos. *
3. Nosotros en el nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria.

Practique esto en casa con todo el Salmo 20.

* El verbo confían de la segunda proposición se sobreentiende fácilmente pero, se colocó el verbo entre
paréntesis ya que en el texto está implícito.

43
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

DISTINTAS FUNCIONES DENTRO DEL ÁREA DEL SUJETO


Sujeto tácito es el que no se expresa pero que se sobreentiende por la forma que adopta el verbo
o por el contexto.
En el área del sujeto pueden surgir las siguientes funciones (en algunas proposiciones sí, en otras
no):

NÚCLEO DEL SUJETO: Palabra que expresa la idea de la cual el verbo afirma algo.
Esta función es la principal en toda esta área. Es la palabra clave sobre la cual giran o trabajan
todas las demás. Ya que el área del sujeto contiene de qué se habla en la proposición, el núcleo
es el corazón del asunto. El núcleo del sujeto es el nombre o sustantivo que debe concordar con
el verbo del predicado en número y persona.
Ejemplo:
En el sujeto: “Los hombres de bien”, el núcleo es la palabra “hombres” porque alrededor de
ella giran las demás.
En el sujeto: “Una mentira con grandes verdades.” La palabra que funciona como núcleo es
“mentira”. El resto de las palabras del sujeto sirven para agregar detalles acerca del núcleo.
Esta importante función sólo puede ser desempeñada por el sustantivo o una palabra
sustantivada (pronombre, adjetivo, verboide, adverbio). Ninguna palabra no sustantivada
puede ejecutar esta importante labor.
Algunas veces el núcleo del sujeto no aparecerá escrito en la proposición. Sin embargo, sí existe
en la mente del autor. Probablemente lo omitió porque es demasiado obvio o para darle más
énfasis al resto de la proposición. Cuando no está escrito, el núcleo se llama desinencial (ya
que puede deducirse de la desinencia del verbo).
Una clave para detectar rápidamente tanto el área del sujeto como el núcleo es preguntarle al
verbo: ¿Quién ejecuta la acción? O ¿De quién se habla?
Subraye el núcleo del sujeto en los siguientes ejemplos:
“Tus ojos” (Jr. 34:3)
“Todos los príncipes” (Jr.34:10ª)
“Todo el pueblo” (Jr.34:10b)
“Vuestros padres” (Jr.34:14)

Algunas veces el Núcleo del Sujeto será doble o triple (o más que eso); pueden ir separados
por comas o unidos por conjunciones coordinantes (y, e, ni, o). En este caso se debe abrir la línea
horizontal del diagrama para que se puedan colocar allí todos los núcleos al mismo nivel de
importancia. Vea los siguientes ejemplos y colóquelos en su lugar.

Neh.1: “Yo y la casa de mi padre…”


Yo _
Y (verbo)
La casa _
De mi padre

44
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Josué 24:15 “Yo y mi casa…”

Yo _
Y (verbo)
Mi casa__

Romanos 8:38, 39: “Ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo
presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada…”
Ni
La muerte
La vida
Ángeles
Principados
Potestades podrán separar / nos
Lo presente
Lo por venir
Lo alto
Lo profundo
Ninguna…

A continuación observe algunos núcleos del sujeto con palabra sustantivada:

Con pronombre:
Yo Soy el pan de vida (Juan 6:35)
Tú la sabes toda (Salmo 139:4b)
Ellos confían en caballos (Salmo 20:7)

Con adjetivo sustantivado:


El impío caerá por su impiedad (Prv.11:5)
Los entendidos resplandecerán (Dn.12:3)
El justo florecerá como la palmera (Sal.92:12)

Con verboide:
Enviarme agradó al rey (Neh.2:6b)
Oír la reprensión es mejor que… (Ecl. 7:5)

45
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

MODIFICADOR DIRECTO:
Este se une al núcleo del sujeto directamente sin usar preposiciones y su función sirve para
añadir información acerca del mismo. Además es importante notar que el M. D. concordará en
género y número con el Núcleo del Sujeto. Las palabras que puedan fungir u ocupar el cargo de
modificadores directos son: Los adjetivos y los artículos.
Note los modificadores directos en los siguientes ejemplos:
“La ley de Jehová” (sal.19:7)
“Todos los Príncipes” (Jr.34:10ª)
“Vuestros padres” (Jr.34:14)
“Tus ojos” (Jr.34:3)

Diagrame los sujetos anteriores para practicar la colocación de cada una de sus partes.

MODIFICADOR INDIRECTO:
Esta función también tiene el objetivo de proveer más información acerca del núcleo del sujeto.
Se diferencia del modificador directo en que ya no se trata de una palabra modificadora sino de
una frase modificadora o adjetival. Por lo regular, los modificadores indirectos empezarán
con una preposición e irán seguidos de sustantivos y adjetivos. Pero algunas veces irán sin
preposición al inicio.
Esta frase nos da detalles del núcleo del sujeto, le acompaña una preposición (de, con, sin, en).
Para descubrirla se pregunta o se dice: qué, quiénes, el cual, lo cual, la cual.
Los siguientes sujetos tienen el modificador indirecto subrayado. Nótelo:
“La ley de Jehová” (Sal.19:7)
“Este libro de la ley” (Josué 1:8)
“El creyente en Cristo”

APOSICIÓN:
Esta función es muy escasa, pero se puede encontrar en algunos textos. Su trabajo es también
dar más información sobre el núcleo, pero se distingue de las anteriores funciones en que éste
es un equivalente al núcleo. Es decir, que si quitáramos de la oración, el núcleo, la aposición
haría que la proposición se comprendiera igualmente porque es como su hermano gemelo. Esta
función es, pues, desempeñada por frases que muy frecuentemente inician con un artículo. (La
función de aposición se puede encontrar también en el área del predicado, pero lo más frecuente
es encontrarla en el área del sujeto).
La aposición tiene el efecto de poner consecutivamente sin conjunción dos o más sustantivos
que denotan una sola persona o cosa. Ésta puede ir antes o después del núcleo, pero nunca en
ambos lados. Va encerrado entre dos comas.
Note en los siguientes versículos las aposiciones al núcleo del sujeto.
“Anani, uno de mis hermanos…” (Neh.1:2)
“El profeta Jeremías” (Jr.34:6)
Busque la aposición de Jeremías 34:4 y Juan 6:27.

46
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

VOCATIVO (no pertenece ni al área del sujeto ni del predicado):


El vocativo sirve para invocar, llamar, o nombrar a la persona (o cosa personificada) a quien se
dirigen las palabras de la proposición. Técnicamente, no pertenecen exactamente al área del
sujeto porque es un elemento bastante independiente; pero, para facilitar su estudio, lo
colocaremos en el área de la proposición.
Vea, en los siguientes ejemplos, cómo palabras y frases pueden nombrar a la persona o personas
a quien es dirigida la proposición:
“Oh, Jehová, Señor nuestro, tu nombre…” (Sal.8:1)
“Oh Altísimo, (yo)…” (Sal.9:2)
“Oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, yo…” (Neh.1:5)

Practique diagramar los sujetos de los ejemplos arriba citados, al dorso de la hoja. No olvide que
todas estas funciones: núcleo, modificador directo, modificador indirecto, aposición
y vocativo, pertenece al área del sujeto. Por lo tanto se colocarán al lado izquierdo de la línea
perpendicular de nuestro diagrama.

DISTINTAS FUNCIONES DENTRO DEL ÁREA DEL PREDICADO


Al igual que en área del sujeto, en la del predicado no encontramos siempre las mismas funciones
ni tampoco encontramos siempre todas las funciones. Sin embargo, las estudiaremos todas a fin
de identificarlas y diagramarlas correctamente.

NÚCLEO:
También en esta área, la función del núcleo es la más importante. Alrededor de ella giran todas
las demás funciones. Esta función puede ser desempeñada únicamente por un verbo. Éste se
coloca inmediatamente después de la línea perpendicular que traspasa la horizontal de nuestro
diagrama.
Como se vio en la explicación sobre separación de proposiciones, algunas de ellas pueden llevar
un verbo sobreentendido o desinencial. Cuando éste es el caso siempre se debe escribir el
verbo entre paréntesis. Vea los siguientes ejemplos de diagramación del núcleo del predicado.

Busqué (Sal. 34:4ª)

Oyó (Sal. 34:4b)

(es) bienaventurado (Stg. 1:12ª)

47
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

CIRCUNSTANCIAL:

La/s palabra/s que modifica/n directamente a la acción del verbo se llaman “circunstancial”.
Su nombre viene del hecho que expresan la manera o las circunstancias en que el verbo se realiza
(tiempo, modo, voz, propósito, etc.). Esta función es desempeñada especialmente por los
adverbios y frases adverbiales. Los verboides pueden funcionar como circunstanciales
ya que complementan la idea de acción del verbo. Debido a su íntima relación con el núcleo, se
colocan exactamente debajo del mismo. Así:

Subían (Hch. 3:1)


Juntos

Servid (Sal.100:2)
Con alegría

Permanece (Jn.6:56)
En mí

Dijo (Hch.3:4)
Fijando

PREDICATIVO:
Esta es una función que se encuentra exclusivamente con los verbos intransitivos. Es
desempeñada por un sustantivo o un adjetivo que tiene la capacidad de modificar tanto al
núcleo del predicado como al del sujeto. Este sustantivo o adjetivo que hace la función de
predicativo puede ir acompañado por sus propios modificadores (artículos o adjetivos). Se
coloca inmediatamente después del verbo sin separarlos sin ninguna línea.
Ejemplos:

Serán comida (Jr.34:20)

Son tus siervos (Neh.1:10)

Estoy cansado (Is.1:14c)

OBJETO DIRECTO:
Al contrario de la función anterior (predicativo), esta función del objeto directo se da sólo cuando
el núcleo del predicado es un verbo transitivo. Esto se debe a que, precisamente, el objeto
directo es la persona, animal o cosa sobre quien recae directamente la acción del
verbo. Por eso, sólo puede ser desempeñada por sustantivos o palabras sustantivadas.
Éstas también pueden ir acompañadas de sus propios modificadores (artículos o adjetivos). Para
hacer más sencilla la búsqueda del objeto directo, pregúntese: ¿Qué es lo dado, comido,
cubierto, etc. (dependiendo del verbo)? (Cuando el objeto directo es sustantivo propio irá
introducido por la preposición “a”).

48
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

El objeto directo se coloca después del núcleo separándolo de éste con una línea perpendicular
que no traspase la horizontal. Fíjese en los siguientes ejemplos:

En Nehemías 4:11 la cuarta proposición dice: “concede buen éxito ahora a tu siervo”. La
pregunta para detectar el objeto directo es: ¿Qué es lo concedido? Porque ese es el verbo. La
respuesta es: “buen éxito”.
Se diagramaría así:

(Tú) concede buen éxito

En Nehemías 1:9, la segunda proposición dice: “y guardaréis mis mandamientos”.


Preguntándonos ¿qué es lo guardado? descubriremos el objeto directo: “mis
mandamientos”. El diagrama quedaría así:

(Vosotros) guardaréis mis mandamientos

La primera proposición del Salmo 141:3 dice: “Pon guarda a mi boca, oh Jehová”. ¿Qué es lo
puesto? “guarda”. ¿Cómo se diagrama entonces?:

(Tú) pon guarda

OBJETO INDIRECTO:

Esta es la función desempeñada por la persona, animal o cosa que recibe indirectamente la
acción o beneficio del verbo. Se debe tener cuidado de no confundirlo con el objeto directo. El
objeto indirecto irá siempre introducido por la preposición “a”. Se coloca después del objeto
directo (si lo hay), separándolo de éste con una línea oblicua ( / ). Si no hay objeto directo, se
deja el espacio que le correspondería.

En el Salmo 141:3, visto arriba, distinguimos tanto el objeto directo como un indirecto. ¿Quién
recibe indirectamente la acción de Dios de poner guarda?: “la boca”. El diagrama completo
sería:

(Tú) pon guarda / a mi boca

Nehemías 2:7, en su tercera y cuarta proposición dice: “que se me den cartas para los
gobernadores al otro lado del río, para que me franqueen el paso.” Después de buscar el objeto
directo de cada proposición (¿qué es lo dado?: “cartas”; ¿qué es lo franqueado?: “el paso”), nos
preguntamos ¿quién recibe indirectamente la acción de dar y franquear? o ¿quién es el
beneficiario de estas acciones? La respuesta, en ambos casos es: “me” (pronombre que
sustituye a Nehemías). Diagramaremos así entonces:

49
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

den cartas / me
_para
_los gobernadores
_al otro lado del río

_para que
(ellos) franqueen el paso / me

Nehemías 1:8, en su segunda proposición dice: “diste a Moisés”. Si nos preguntamos ¿qué es
lo dado?, no lo encontraremos en esta proposición. Lo dado es “la Palabra” pero eso se
encuentra en la proposición anterior. Así que, en esta proposición no hay objeto directo pero sí
hay objetos indirectos, es decir, quien recibe el beneficio de la acción de dar: “a Moisés”.

(Tú) diste / a Moisés. (Se ha dejado el espacio del objeto directo).

COMPLEMENTOS:

Muchas veces el objeto directo, el objeto indirecto, el predicativo y el circunstancial son


modificados por palabras o frases adjetivales. Esto sucede cuando el autor desea aclarar,
ampliar o calificar los conceptos principales. Si es una sola palabra la que modifica a estas
funciones, la colocamos a la par de los mismos. Si es una frase la colocamos debajo de ellos. Así:
Complemento al objeto directo: Jeremías 34:3c

Tus ojos verán los ojos


_del rey
_de Babilonia

Complemento al objeto indirecto: Ecl. 1:13


Dios dio este penoso trabajo / a los hijos
_de los hombres

Complemento al predicativo: Juan 6:48


Yo soy el pan
_de vida

Complemento al circunstancial:
Jesús vino
_a Galilea
_de los gentiles
(Note que sólo las frases se colocan debajo)

50
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

EJERCICIOS:
Diagrame las siguientes proposiciones del Salmo119:33-35.

Oh Jehová

(tú) enséñame el camino


de tus estatutos

(Yo) guardaré lo
Hasta el fin

(Tú) da entendimiento me

(Yo) guardaré tu ley

(Yo) cumpliré tu ley


_de todo corazón

(Tú) guía me
_Por la senda
_de tus mandamientos

En ella (yo) tengo mi voluntad

51
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Salmo 96:10

“Decid entre las naciones Jehová reina”.

(Vosotros) decid Jehová reina


Entre las naciones

Para encontrar el objeto directo se le pregunta al verbo qué es lo que debo decir: Jehová reina.

Salmo 105:15
“(Él) dijo no toquéis a mis ungidos ni hagáis mal a mis profetas”.

Primer paso: Dividir las proposiciones


(Él) dijo: - No toquéis a mis ungidos
- Ni hagáis mal a mis profetas

Segundo paso: Hallar el núcleo del sujeto y del predicado

(Él) Dijo No toquéis a mis ungidos No hagáis mal a mis profetas


S. P. P. S. P. S.

(Él) Dijo (Vos.) No toquéis a mis ungidos NI (Vos.) Hagáis mal a mis profetas

(Vosotros) No toquéis A mis ungidos

(Él) Dijo Ni

(Vosotros) Hagáis mal a mis ungidos

52
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Juan 3:16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo
aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Porque

Dios Amó al mundo

De tal manera

Que
(Dios) Ha dado A su Hijo unigénito

Para que No pierda se

Todo aquel Mas

Tenga vida eterna

Que Cree
En Él

El núcleo del sujeto es la palabra más importante del área del sujeto
El modificador directo va antes y después del núcleo del sujeto
El modificador indirecto va debajo del núcleo del sujeto. Es una frase adjetivada y lleva los nexos:
de, en, por…

SINTAXIS

ÁREA DEL SUJETO

Vocativo

(Aposición) (Aposición)
(Modificador Directo) (Núcleo del Sujeto) (Modificador Indirecto)

ÁREA DEL PREDICADO

(Núcleo del Pred.) (Pred.) (Pab. Compl.) (Obj. Dir.) (Plb. Compl.) (Obj. Ind.) (Plb. Compl.)
(Circunstancial) (Frase Compl.) (Frase Compl.) (Frase Compl.)

53
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

Los Nexos Entre Proposiciones.


En castellano, las proposiciones se pueden unir de varias maneras: a) por un nexo lógico y
no gramatical; b) por un nexo gramatical coordinante o c) por un nexo
gramatical subordinante.
Esta unión de ideas o proposiciones se va dando de acuerdo a los propósitos del autor. Al decir,
por ejemplo: “Yo vengo; tú vienes” el autor está tratando de colocar las dos ideas en un mismo
nivel de importancia. No ha usado nexo gramatical sino yuxtapuesto una a la otra. El sentido de
una estructura así es: tan importante es el hecho que yo vengo como que tú vienes. A esta
relación lógica, sin uso de nexo gramatical se le llama YUXTAPOSICIÓN.

Cuando el autor quiere dejar sus ideas en el mismo nivel de importancia puede usar también un
nexo gramatical coordinante. De esta manera hilará, contrapondrá o colocará en
divergencia sus proposiciones.

Por ejemplo:
“Yo vengo y tú vienes.” (Hilando ideas)
“Yo vengo, pero tú vienes.” (Contraponiéndolas)
“Yo vengo o tú vienes.” (Colocándolas en divergencia)
A esta relación entre proposiciones que usa nexo gramatical coordinante se le
llama COORDINACIÓN.

Si la intención del autor fuera colocar las ideas de manera que una dependiera de la otra, usaría
otro tipo de nexo gramatical: El nexo subordinante (es decir, una conjunción subordinante).
Entonces escribiría:
Por ejemplo:
“Yo vengo, por lo tanto, tú vienes.” (Relación de conclusión)
“Yo vengo si tú vienes.” (Relación de condición)
“Yo vengo para que tú vengas.” (Relación de propósito de alteración del modo del verbo)
En todos estos casos la idea es que el hecho que yo vengo es primario o más importante que el
hecho que tú vengas. A la relación entre proposiciones que usa nexo gramatical
subordinante se le llama: SUBORDINACIÓN. Además de las conjunciones
subordinantes, también los adverbios relativos y pronombres relativos pueden servir como
nexos subordinantes. Ejemplos: “Yo vengo cuando tú vienes”; “Yo vengo lo cual es un
incentivo para que tú vengas.”

Importancia de los nexos entre proposiciones para la interpretación.


Al interpretar Las Escrituras, el estudiante encontrará que es de mucha importancia notar estas
relaciones en las proposiciones. Note el sentido de la yuxtaposición entre las siguientes
proposiciones:

“En Dios solamente está acallada mi alma;


De Él viene mi salvación.
Él solamente es mi roca y mi salvación;
Es mi refugio,
No resbalaré mucho.” (Salmo 62:1, 2)

54
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

SANTIAGO 1:2, 3
“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.”

CLASIFICACIÓN Y SUBCLASIFICACIÓN SEMÁNTICA.


SUSTANTIVOS
Hermanos: Común Concreto Primitivo Individual Simple
Gozo: Común Abstracto Primitivo Individual Simple
Pruebas: Común Abstracto Primitivo Individual Simple
Prueba: Común Abstracto Primitivo Individual Simple
Fe: Común Abstracto Primitivo Individual Simple
Paciencia: Común Abstracto Primitivo Individual Simple

ADJETIVOS
Míos: Determinativo Posesivo
Vuestra: Determinativo Posesivo
Sumo: Calificativo
Diversas: Calificativo

ARTÍCULO
La: Definido

PRONOMBRE
Os: Personal

VERBOS
Tened: Transitivo
Halléis: Transitivo
Produce: Transitivo

VERBOIDES
Sabiendo: Gerundio

PREPOSICIONES
Por, En, De

CONJUNCIÓN
Que: Coordinante

55
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

OBSERVACIONES SEMÁNTICAS
1. Los sustantivos abstractos “gozo”, “pruebas”, “fe” y “paciencia” afectan al sustantivo
hermanos.
2. El sustantivo abstracto “fe”, es una virtud que los receptores de la carta poseían en sus vidas.
3. El artículo definido la, indica que el sustantivo prueba, era conocido por los receptores de
la carta.
4. El adjetivo sumo está calificando el grado de gozo que los receptores de la carta deben
tener.
5. El adjetivo vuestra, está señalando que el sustantivo fe pertenece a los receptores.
6. El adjetivo míos, señala que el sustantivo hermanos, nos habla de la familiaridad existente
entre el escritor y los receptores de la carta.
7. El adjetivo diversas, señala que el sustantivo pruebas, pueden ser de diferentes clases.
8. El pronombre os, indica que eran los receptores quienes se hallaban en las pruebas.
9. El adverbio de tiempo cuando, señala que en cualquier lapso de tiempo de la vida de los
receptores de la carta, podrían experimentar pruebas en sus vidas.
10. El verbo tened, es transitivo, su acción cae en el adjetivo sumo y el sustantivo gozo.

ANÁLISIS MORFOLÓGICO

VERBOS PERSONA NÚMERO TIEMPO MODO VOZ


Tened: 2 Plural Presente Imperativo Activa
Halléis: 2 Plural Presente Subjuntivo Activa
Produce: 2 Singular Presente Indicativo Activa

SUSTANTIVOS GÉNERO NÚMERO


Hermanos: Masculino Plural
Gozo: Masculino Singular
Pruebas: Femenino Plural
Prueba: Femenino Singular
Fe: Femenino Singular
Paciencia: Femenino Singular

ADJETIVOS
Mío: Masculino Plural
Sumo: Masculino Plural
Diversas: Femenino Plural
Vuestra Femenino Plural

ARTÍCULOS
La: Femenino Singular

PRONOMBRES
Os: M/F Plural 2ª persona

56
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

OBSERVACIONES MORFOLÓGICAS
1. El sustantivo “hermanos” está el plural, esto enseña que son varias las personas a las que
se está dirigiendo el autor.
2. El sustantivo “pruebas” está en plural, esto indica que son varias las pruebas por las que
pasarían los receptores de la carta.
3. El verbo “tened” está en imperativo, esto enseña que el autor está dando una orden a los
receptores de la carta.
4. El verbo “tened” está en plural, se entiende que los que reciben este mandato son todos los
lectores de la carta.
5. El verbo “tened” está en presente, eso indica que la orden debe ser acatada desde ese
mismo instante.
6. El verbo “tened” está en 2ª persona, esto compromete a cada lector de la carta.
7. El verbo “tened” está en voz activa, esto enseña que serán los receptores quienes ejecutarán
la acción.
8. El verbo “halléis” está en futuro, esto enseña que las pruebas serán una realidad en la vida
de los receptores.
9. El verbo “produce” está en voz activa, esto indica que son las pruebas las que realizan la
acción de producir paciencia.
10. El verbo “produce” está en modo indicativo, enseña que para el autor es un hecho real.

SEPARACIÓN DE PROPOSICIONES Y AREAS


1. Hermanos míos tened por sumo gozo.
2. Cuando os halléis en diversas pruebas.
3. Sabiendo que las pruebas de vuestra fe producen paciencia.

1. Hermanos míos, tened por sumo gozo.


Sujeto: hermanos míos.
Núcleo: (vosotros)
Predicado: tened por sumo gozo.

Cuando
2. Os halléis en diversas pruebas.
Sujeto: (vosotros)
Núcleo: (vosotros)
Predicado: os halléis en diversas pruebas

Sabiendo que
3. La prueba de vuestra fe produce paciencia.
Sujeto: la prueba de vuestra fe produce paciencia.
Núcleo: Prueba
Predicado: produce paciencia.

57
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

OBSERVACIONES DEL ESTUDIO SINTÁCTICO


1. Hay tres proposiciones, esto indica que son tres acciones las que se realizan en este pasaje.
2. El núcleo del sujeto de la primera proposición es “vosotros”, que se refiere a los hermanos
que reciben la carta.
3. El núcleo del sujeto de la tercera proposición es “prueba”, esto enseña que es la prueba en la
fe la que produce paciencia.
4. El sujeto de la primera proposición es: “hermanos míos”.
5. El sujeto de la segunda proposición es: “cuando (vosotros)”.
6. El sujeto de la tercera proposición es: “sabiendo que la prueba de vuestra fe”.
7. El predicado de la primera proposición es: “tened por sumo gozo”.
8. El predicado de la segunda proposición es: “os halléis en diversas pruebas”.
9. El predicado de la tercera proposición es: “produce paciencia (la prueba de vuestra fe)”.
10. Hay tres proposiciones, esto indica que hay tres asuntos de los que habla el pasaje.

UNA VERDAD DEL PASAJE

Las pruebas producen paciencia, por eso, los cristianos deben tener sumo gozo cuando están
pasando por dichas pruebas

TRES APLICACIONES PERSONALES

1. Si me encuentro pasando por diferentes pruebas no debo sentirme triste ni perturbado.


2. Si me encuentro pasando por diferentes pruebas debo sentirme gozoso por ello.
3. Debo estar consciente que mi fe será probada y que esta prueba traerá a mi vida paciencia, la
cual necesito para llevarla de victoria en victoria.

58
Licda. Magda de González, Th. M.
Lic. Jorge Alberto Peña Orellana

SIGNIFICADO DE PALABRAS:

1. Cacofonía: Repeticiones innecesarias al escribir o hablar.


2. Muletilla: Pala o frase que repetimos con frecuencia sin darnos cuenta.
3. Monotonía: Falta de variedad en nuestro vocabulario.
4. Barbarismo: Escribir mal las palabras o emplear vocablos impropios.
5. Anglicismo: Palabras en inglés innecesarias porque nuestro idioma cuenta con palabras
equivalentes.
6. Galimatías: Lenguaje oscuro y confuso.
7. Enunciado: Conjunto de palabras organizadas, escritas o habladas, que juntas expresan
una idea.
8. Dubitativos: Que expresan duda.
9. Desiderativos: Que expresan deseo o anhelo.
10. Descripción: Es dar una idea clara de alguna persona, animal o cosa diciendo todos los
detalles que le identifican.
11. Narración: Relatar los hechos de un acontecimiento real o ficticio.
12. Diálogo: Plática o conversación entre dos o más personas.
13. Exposición: Manifestar nuestras ideas sobre un suceso o asunto cualquiera.
14. Conveniente: Útil, oportuno, provechoso.
15. Fortuna: Suerte, bienes, joyas, hacienda, etc.
16. Justo: Que obra según justicia o razón.
17. Justicia: Virtud que inclina a dar a cada uno lo que pertenece.
18. Contraste: Oposición o diferencia notable entre personas o cosas.
19. Tributo: Contribución que se paga al estado o a una persona superior.
20. Voracidad: Acción de comer mucho y con ansia. Que consume o destruye rápidamente.
21. Sarcasmo: Burla sangrienta, ironía mordaz y cruel.
22. Fábula: Relato ficticio expresado por medio de símbolos que dan una enseñanza.

59