ILEANA SCIPIONE

LENGUA ESPAÑOLA CONTEMPORÁNEA
Tomo II SINTAXIS DE LA ORACIÓN COMPLEJA (ENUNCIADOS & ORACIONES) Ediţia a II-a

1

Descrierea CIP a Bibliotecii Naţionale a României SCIPIONE, ILEANA-CORNELIA Lengua española contemporánea/Ileana Scipione – ediţia a II-a, Bucureşti: Editura Fundaţiei România de Mâine, 2006 ISBN 973-582-993-2 Tomo 2: Sintaxis de la oración compleja: enunciados & oraciones, 2006 Bibliogr. ISBN 973-725-535-6 811.134.2(075.8) 811.134.2’367(075.8)

© Editura Fundaţiei România de Mâine, 2006 ISBN: 973-582-993-2 – general 973-725-535-6 – vol. II

Tehnoredactor: Camelia Brînduşa DINESCU Florentina STEMATE Bun de tipar: 24.02.2006; Coli de tipar: 15,25 Format: 16/61x86 Editura şi Tipografia Fundaţiei România de Mâine Splaiul Independenţei, Nr. 313, Bucureşti, S. 6, O. P. 83 Tel./Fax.: 316.97.90; www.spiruharet.ro e-mail: contact@edituraromaniademaine.ro 2

UNIVERSITATEA SPIRU HARET
FACULTATEA DE LIMBI ŞI LITERATURI STRĂINE

ILEANA SCIPIONE

LENGUA ESPAÑOLA CONTEMPORÁNEA
Tomo II SINTAXIS DE LA ORACIÓN COMPLEJA (ENUNCIADOS & ORACIONES)
Ediţia a II-a

EDITURA FUNDAŢIEI ROMÂNIA DE MÂINE Bucureşti, 2006
3

4

………. Orden moderno de las palabras. EL ENUNCIADO: CONSTITUCIÓN INTERNA (§ 1) 15 I.. Oraciones independientes. restrictivo. predicativos. PRIMERA PARTE 9 ENUNCIADO Y ORACIÓN. Según la naturaleza del predicado: enunciados atributivos /cualitativos. 31 b. 47 III. de verbo de estado.. reciprocos (§ 32 . Componentes internos y periféricos de la oración. exhortativos. 67 B. LA TÓPICA... oracionales. Desde el punto de vista subjetivo: a. Respecto del predicado: enunciados indicativos. LA ORACIÓN Enunciados y oraciones.CONTENIDO Introducción …………………………………………………. yuxtapuestas. Orden de las palabras. MODALIDADES DEL ENUNCIADO ORACIONAL (§ 13 . CLASES DE ENUNCIADOS: no oracionales.. dubitativos.14) … 31 1. Funciones sintácticas y preposiciones. activos (transitivos e intransitivos). Respecto de la actitud del hablante ante lo enunciado: enunciados enunciativo (afirmativo y negativo). Conjunto oracional. Las partes de la oración / categorías. coordinadas y dependientes (subordinadas). pasivos. optativos (§ 25 – 31) …………………………………………………. Enlaces extraoracionales e interjecciones. reflexivos. Oraciones simples y complejas. Lugar del vocativo en la oración (§ 56 – 69) … 78 5 . imperativo. FUNCIONES ORACIONALES A. 42 2. exclamativo. 15 II. desiderativo (§ 15 – 24) ………………………………………. interrogativo (total y parcial).. Oraciones y conjunciones. de posibilidad y probabilidad.46) …………………………………………………. impersonales. Omisión de los elementos oracionales. núcleos complejos o perífrasis/frases verbales (FV) (§ 2 – 12) …………. Peculiaridades estilísticas del español (§ 47– 55) ………….

EL ATRIBUTO. causales y consecutivas. Oraciones impersonales de infinitivo y gerundio. bastar. adversativas. Colocación de las OSFS. tratarse. Clases de oraciones con atributo (§ 101 – 109) …………………………… 122 SEGUNDA PARTE ORACIÓN Y CONJUNTOS I.. distributivas. Oraciones sustantivas en función de complemento indirecto (OSFCI) (§ 130) ……………………………………… 6 145 146 149 155 . Otras OSFS (§ 121 – 124) ………………………………………… b. CONJUNTOS ORACIONALES POR CORDINACIÓN. ORACIONES SUSTANTIVAS. Oraciones sustantivas en función de complemento directo (OSFCD). Posición del sujeto. Oraciones con los verbos estar. haber que + infinitivo. sobrar. 97 2. Diferencias entre los copulativos ser y estar. Falsas oraciones impersonales. EL PREDICADO. Concordancia de los atributos. disyuntivas. Sujeto de oraciones con verbo en forma no personal. Sujeto y predicado. Expresión del sujeto. El (complemento) predicativo. Oraciones impersonales naturales. Características generales y funciones (§ 118 – 120) …………………………………………. 117 3. Estructuras ecuacionales. Representante del atributo. Expresión y características del predicado. Categorías que funcionan con atributo. hacerse. Cla-ses de predicados. Oraciones en estilo directo y en estilo indirecto (§ 125 – 129) … c. OSFCD sin nexo. Oraciones sustantivas en función de sujeto (OSFS). Nexos que introducen las OSFCD. Oraciones implícitas (§ 110 – 115) …… 137 II. Oraciones impersonales eventuales. Estructuras de predicación sin verbo (§ 95 – 100) …………………………………. Sujeto y concordancia (§ 70 – 94) ………………………………………. Oraciones impersonales pasivas. Oraciones sintácticamente impersonales. EL SUJETO. Oraciones copulativas. 144 1.. Casos especiales de OSFCD. Concepto de oración impersonal. Atributos de sujeto cero. Sujeto elíptico. Sujeto e impersonalidad. a.1. Definiciones no adecuadas del sujeto. ORACIONES COMPLEJAS Y CONJUNTOS ORACIONALES POR SUBORDINACIÓN. Nexos que introducen las OSFS. Cuestiones generales. Clases de oraciones subordinadas (§ 116 – 117) ……………………………………………………. Cláusulas absolutas.

Sustantivación de la OSA. Expresión del tiempo …………………………………… a. Observaciones. c. Oraciones subordinadas adverbiales / modales (§ 159) ……………………………. OSA pero no de relativo (§ 139 – 154) ……………………………………. Características generales. Oraciones sustantivas en función de complemento circunstancial (OSFCC) (§ 132 . 214 7 . Oraciones integradas en construcciones preposicionales temporales.d. Clases de oraciones que funcionan con CC (§ 155 – 157) …………. Clases de OC y sus características.. 1. OSM del adverbio (§ 134 – 136) g. Oraciones finales. Relación con el sujeto (§ 213 – 215) ………………. OC sustantivas y OC no sustantivas. ORACIONES CIRCUNSTANCIALES …………………………… 214 1.. Expresión de la causa. 155 156 157 157 2. OSR sin antecedente (o con antecedente callado). OSA con antecedente explícito.. ORACIONES ADVERBIALES. 160 3.. 4. Expresión de la finalidad. Oraciones causales (OC). cuyo. cual. Características.……. Cláusulas absolutas. Las oraciones adverbiales temporales y sus significados. Oraciones subordinadas adverbiales de lugar / locativas (§ 158) ………………………… 2. Características generales. Fecha y hora (§ 160 – 167) …………………………… b.. e. OSM del adjetivo.. 3.. Otras formas de expresar la temporalidad (§ 200 – 208) ………………………………………. Formas de la oración de relativo (OSR). f. Oraciones sustantivas en función de complemento de régimen (OSFCR) (§ 131) ……………………………………. Uso de los relativo que. Oraciones aposicionales. 178 182 182 184 184 190 204 210 4. Otras oraciones sustantivas (OSM) (§ 137 – 138) ………. OSR no adjetivas.. Oraciones determinativas e incidentales. Oraciones integradas en grupos adverbiales temporales. ORACIONES ADJETIVAS (OSA). Lógica temporal del discurso y régimen verbal (§ 168 – 199) ……………………………………………. quien. OSM del sustantivo. Oraciones subordinadas de tiempo / temporales. Expresión del modo.133) ……………………………. Expresión del lugar. OC como complemento de otra oración (§ 209 – 212) …. Oraciones sustantivas de modificador (OSM).

Oraciones consecutivas (OCN). OCN yuxtapuestas (§ 239 . OCM intensificadoras. Expresión de la concesión..254) ………………………. 3. Expresión de la comparación. OCN intensivas. Expresión de la consecuencia. Prótasis y apódosis. OCN no intensivas. Naturaleza sintáctica de las OCM. El segundo término de la comparación con de.. Clases de OCM.. El segundo término de la comparación. 5. Oraciones condicionales.. Características. 4. Variedades concesivas no oracionales (§ 230 . Oraciones concesivas. Variedades oracionales de las concesivas. Oraciones independientes encabezadas por si (§ 216 – 229) ……………………………………………. Otras formas de expresar la condición. Oraciones comparativas (OCM). 239 8 . OCN sin intensificador.2. 217 226 230 234 Bibliografía ………………………………………………………….243) ……………….239) ………. Otras formas de comparación (§ 244 . Características. Expresión de la condición.

Y por función sintáctica. Así. Entendemos por forma todo lo que en Gramática tiene que ver con las combinaciones de un elemento con otros elementos gramaticales. en particular. y con las oposiciones a que dan lugar dos o más elementos en el sistema gramatical. entendidos éstos últimos como combinaciones de palabras que forman una unidad con capacidad para desempeñar funciones sintácticas. al enfocar el sustantivo. en el ámbito estudiantil. o de sujeto. quienes continúan profundizando el funcionamiento gramatical de este idioma. el papel relacional abstracto que un elemento determinado ejerce dentro de un grupo sintáctico o de una oración. Partimos por tanto de los conceptos de forma y función sintácticas. Ya que entendemos por el estudio de los enunciados. enfocamos la Sintaxis de la oración compleja. pero no los grupos sintácticos (o sintagmas). y su forma (oposiciones masculino/femenino.) y función (su papel de núcleo en un grupo nominal. por un lado. otros castellano. un estreno desde posiciones no en su totalidad desprendidas de la Gramática tradicional. en una oración). 9 . lo mismo que ciertos aspectos vinculados a la Morfo-Sintaxis.INTRODUCCIÓN El objeto de este enfoque sintáctico es la lengua contemporánea que se escribe y se habla en estos tiempos en España y Latinoamérica. Unos la llaman español. después de haber abordado en el primero o segundo la morfología flexiva. distinguiremos entre su manera de significar (que tiene que ver con la Semántica y la Lógica). singular / plural. Por tanto. El presente enfoque sintáctico del español se dirige de modo especial a los estudiantes de Filología española de segundo o tercer grado. las oraciones y los grupos aquella parte de la Gramática donde sólo interviene la Sintaxis. complemento directo. con el propósito de abordar por separado la Sintaxis de la oración. En este tomo. este enfoque sintáctico abarca los enunciados. etc. por ejemplo. Este intento es. derivativa y compositiva. etc. las oraciones (en toda su complejidad).

También se ha de tener en cuenta el hecho de que la Sintaxis del español no encaja con facilidad en los modelos que ofrecen las Gramáticas modernas. no hay que esperar encontrar en este libro una enumeración pormenorizada (tal como lo hacen algunas de las Gramáticas mencionadas en la Bibliografía) de todas las reglas que rigen el uso práctico de la lengua. los valores y las funciones sintácticas de ésta. con el fin de familiarizar a los estudiantes con los principios fundamentales de la Sintaxis de la oración compleja en la lengua española moderna. haciendo el estudio teórico de unos hechos sintácticos de la lengua española. de las formas. Intentamos presentar opiniones de las más diversas en el dominio de la Sintaxis e incluso. que todo bachiller rumano se supone que ha de tener. por supuesto perfectible. Por ello. con la debida modestia. que no sigue la modalidad académica preceptiva. porque en una Gramática didáctica no debe faltar el aspecto normativo que. eso es. 10 1 . en tanto que curso universitario. Contemplamos ofrecer a los estudiantes conocimientos teóricos sobre la Sintaxis de la oración compleja española en general. expresar opiniones propias en un campo en que los puntos de vista de los propios gramáticos españoles discrepan no pocas veces al abarcar el conjunto de las normas combinatorias llamado Sintaxis. fenómenos del idioma castellano de nuestros días. Por tanto. se atreve a ser en muchísimas ocasiones normativo 1 . Por ello. que supera el marco tradicional y describe la lengua Eso es. que este trabajo intenta implícitamente valorar en el estudio del castellano. con la debida modestia de quien no es un nativo hispanohablante. la exposición de los hechos sintácticos en este trabajo. dentro de su constante evolución (cosa posible también gracias a la rica experiencia de traductora y publicista de la autora). pero nos basamos precisamente en los conocimientos generales de Sintaxis y en los especiales de Sintaxis rumana. antes de enfocar con nosotros la Sintaxis española. Intentamos registrar en él. a pesar de otras opiniones. enriquece en muchos casos la reflexión gramatical. que erige sus conclusiones en normas de corrección. es menester que cada estudiante repase sus conocimientos de Sintaxis general y rumana.Este trabajo.

aquí va. en la primera parte el enunciado. su Directora. y a Doña Juana Zlotescu Simatu. pues identifica con Sintaxis el estudio de los enunciados y de las oraciones y los grupos sintácticos. nuestras más sentidas gracias. Mientras que la lingüística sincrónica es una Gramática descriptiva. Por su cálida y docta ayuda. Deseamos también mencionar las agradables e instructivas conversaciones mantenidas sobre el particular. explicamos y comparamos. Coman Lupu. I. a disposición de los estudiantes están los trabajos mencionados en la Bibliografía. con las catedráticas dras. se basa ssobre todo en el análisis de la lengua hablada y de los textos literarios. Analizamos. eso es. Antes de terminar. el “caos” de los hechos lingüísticos. Para conocer más profundamente todos estos hechos.S. es lo que solemos llamar la Gramática histórica. a lo largo de este trabajo. evolutiva. por el “modelo didáctico” de Leonardo Gómez Torrego. Tratándose de un curso universitario. Pero de toda ella hemos optado por aquellos conceptos que más en consonancia están con los rumanos. la expresión de nuestro reconocimiento al Instituto Cervantes de Bucarest. por toda la más que amable ayuda bibliográfica prestada. un entendido en la materia. lo cual reviste ciertas ventajas metodológicas para quien enseña la Sintaxis del español a los rumanos. la oración y las funciones oracionales y en la segunda la oración y los conjuntos. Doña Teodora Cristea y Doña Elena Bălan. en vísperas de la publicación de este libro. 11 2 . hemos optado. acerca de como estructurar mejor los problemas que abarca este trabajo. en general. Evocamos.española en el plano sincrónico 2 de la actualidad. la diacrónica. con cuya metodología coincidimos en la mayoría de los casos. por tanto. entrañable amiga y colega. tras largas cavilaciones. la terminología que los lingüistas españoles de nuestros días han adoptado en fin de cuentas. en especial. según criterios tanto (a veces) semánticos como (sobre todo) lingüísticos. a ellas y también al profesor dr. Este modelo nos ha permitido ordenar de modo lógico y unitario.

12 .

FUNCIONES ORACIONALES 13 .PRIMERA PARTE ENUNCIADO Y ORACIÓN.

14 .

pero en la mayoría de los casos es evidente que hay cierta relación semántica entre ellos. Comunica bien dentro de un texto (discurso. CLASES DE ENUNCIADOS § 2. 15 . I. que tiene capacidad comunicativa autónoma y curva de entonación (contorno melódico que es el significante que evoca la modalidad del enunciado) determinada y que es sintácticamente autosuficiente. Con sus estructuras diferentes. son mensajes completos e inequívocos en la situación dada. La constitución interna de los enunciados. es variable. el número de signos que abarcan y el tipo de relaciones que dichos signos mantienen entre sí. Las interjecciones y locuciones interjectivas son enunciados por sí mismas. eso es. EL ENUNCIADO: CONSTITUCIÓN INTERNA § 1. se modulan con un particular contorno melódico. son secuencias de fonemas enmarcadas entre el silencio previo y la pausa final. 3. el silencio precedente a la elocución y el que sigue a su cese). 2. si el mensaje es coherente. Emilio Alarcos Llorach atribuye a los enunciados tres rasgos comunes: 1. El enunciado es una palabra / secuencia de palabras (unidad mínima de comunicación) delimitada por pausas mayores (eso es. unidad máxima de comunicación) bien en una situación. No siempre hay conexión gramatical entre dos enunciados contiguos. sin estructura oracional: ¡silencio! ¡fuego! ¡adiós! buenos días.A. El signo (o conjunto de signos) que emite el hablante es el mensaje con sentido cabal y concreto que ha de captar el oyente. Los enunciados no oracionales son enunciados constituidos por una palabra / un conjunto de palabras.

contiene dos unidades significativas entre las cuales se establece la relación predicativa: el sujeto y el predicado. Constan de un primer componente (auxiliar). los llama Emilio Alarcos Llorach términos adyacentes. que ha de ser uno de los derivados verbales: infinitivo. ciertos enunciados sin verbo expreso pueden. ser oracionales: . bien porque los datos son conocidos ya por el interlocutor. Los demás componentes que en la oración pueden aparecer en torno del núcleo. p. mientras que es el auxiliado quien determina sintácticamente al auxiliar.En Bucarest. 259: “La función de núcleo oracional que desempeña la perífrasis deriva de la presencia de morfemas verbales en su primer componente. Uno de los componentes de la oración. bien porque no interesa al hablante pormenorizarlos). El predicado (verbo en forma personal) es el núcleo de la oración y en él se cumple la relación predicativa. y un segundo componente (auxiliado).¿Dónde has estado? (primer enunciado) . 16 . Alarcos Llorach. y pueden constar de una oración. § 3. Coincidimos en su totalidad con la opción de Emilio Alarcos Llorach 3 . Justamente éstas se llaman perífrasis verbales. Gramática de la lengua española. En casos de elipsis (eso es. (segundo enunciado. ya que el núcleo oracional puede consistir en una combinación de unidades que funciona en conjunto como lo hace un solo verbo. 3 E. en su mayoría estructura oracional. la significación del auxiliar modifica o matiza la noción del auxiliado. gerundio o participio. quien considera que las frases / perífrasis verbales son núcleos complejos. en cambio. Madrid. o agrupar a más de una oración: guarden silencio hoy ha llovido. sin embargo.Los enunciados oracionales presentan. la selección de los términos adyacentes que se agreguen a la perífrasis depende de las exigencias léxicas de cada componente (el verbo personal y el derivado verbal)”. 1994. la palabra llamada verbo (o sintagma verbal). Como se podrá observar. y su presencia no es indispensable para que exista oración. elíptico de predicado). EspasaCalpe. una forma verbal con morfema de persona.

sobre todo cuando se trata de verbos de percepción. el verbo ir es auxiliar. no son frases verbales. 17 4 . Esta propia frase tiene sólo el sentido que le infunde el participio adjetivo escrito. semántica y sintáctica. pues no faltan ejemplos literarios clásicos y modernos. como tampoco lo conservan los verbos andar y venir en expresiones como andaba mirando los árboles venía sospechando de ella iba cantando por el parque yo voy soñando / caminos de la tarde (A. Machado) El segmento es un signo o un conjunto de signos (que forma una unidad identificable) que pueden aislarse en la cadena oral (hablada) mediante la operación de segmentación. 5 Rafael Seco observa que las expresiones de este mismo tipo. La perífrasis o frase verbal consiste en el uso de verbo auxiliar (conjugado) + que/preposición + infinitivo. Cuando decimos voy a contestar su carta. el sentido perfectivo de tener + participio resalta mucho más que el de haber + participio. gerundio o participio: hay que leer fuímos reconocidos en seguida iba a decir debes de verlo estaba comiendo lo tengo oído a veces 5 . Para la existencia de una perífrasis se impone la doble determinación. complemento predicativo en la oración. formadas con tener y un participio pasivo. puesto que no conserva su acepción de movimiento de un lugar a otro. Lo más seguro para distinguir si un verbo está empleado como auxiliar es ver si ha perdido su significado propio. ya que las últimas no actúan como segmentos 4 unitarios del núcleo. pero sobradamente extenso para que los gramáticos lo tengan en cuenta.No deben confundirse las perífrasis verbales con las combinaciones de una forma verbal y un derivado. Además. § 4. Este uso de tener en vez de haber como auxiliar (tengo visto a Pedro = he visto a Pedro) es regional. sino como reunión de núcleo y adyacente. § 5. de sus componentes.

Pueden combinarse también dos perífrasis verbales. deber se ha vaciado parcialmente de su sentido obligativo. para cumplir sólo el papel de auxiliar. que nos permite considerarlo como auxiliar. el significado figurado que le corresponde en frases como sigo sus intenciones seguimos en la creencia. lo mismo que en pasemos a otro asunto. § 6. Estas construcciones permiten la interposición de adverbios y frases adverbiales: tenía a menudo que levantarse al amanecer estuve toda la noche estudiando la gente iba ya saliendo el cuadro ha sido probablemente vendido. señala Samuel Gili y Gaya. sino indica una transición mental figurada. en cada oración en que aparezcan tales frases. pero es aconsejable un criterio restrictivo. en la expresión deben de ser las siete. si su significación se ha perdido u oscurecido en grado suficiente para estimarlos como verbos auxiliares. el verbo pasar no tiene el sentido literal de dar pasos. Lo mismo. el sentido habría de decidir. El español hace un amplio uso de las conjugaciones perifrásticas. dando lugar a expresiones complejas: voy a tener que hablar está deseando ser atendido debe de estar esperando hubo que ir soportando su malhumor tendría que volver a leer 18 . y el verbo tener está despojado de toda significación posesiva en se lo tengo rogado.También cuando decimos pasemos a despejar la incógnita. Como todos estos verbos (a excepción de haber) conservan en la lengua moderna su acepción propia. El verbo seguir tiene en sigo opinando lo mismo. sobre todo en la enseñanza.

En el cruce de estos factores con el sentido inicial que les comunica la presencia del infinitivo. Comparando voy escribiendo un libro voy corriendo a casa de Pedro. sino en el concepto mismo del fenómeno. El nombre de frases verbales. gerundio o participio. mientras que en el 19 . la cual integra un todo sintáctico. voy y corriendo son dos formas verbales sintácticamente separadas. para convertirse en un mero verbo auxiliar. En el primer ejemplo. resultando de este modo frases verbales muy importantes. adjetivas. adverbiales.no podía seguir trabajando volverá a tener que estudiar acabará de comenzar a llover. y es el verbo auxiliar el que señala todos los necesarios accidentes verbales. en el segundo. el verbo ir ha perdido todo su sentido sinónimo de moverse. y de las significaciones especiales que dichas frases han tomado. enlazándose al verbo predicativo con preposiciones y aun conjunciones. y que. prepositivas y conjuntivas. El verbo predicado queda entonces reducido a las formas de infinitivo y gerundio. Las frases verbales son signo gramatical de modificaciones que no se verifican en el mecanismo de la oración. No debe creerse que tales combinaciones son siempre frases verbales. que se presta menos a equívocos que el de conjugaciones perifrásticas. como si pertenecieran a oraciones distintas. reside la explicación de las modificaciones que las frases verbales producen en el concepto de la acción. Clasificación de las frases verbales según su significado Se determina al predicado fundamental por medio de otros verbos o formas verbales auxiliares. caminar. § 7. Ellas mestizan el valor temporal de las diferentes formas del verbo y el aspecto perfectivo/imperfectivo de los tiempos y de la acción verbal en sí misma. vemos que el primer ejemplo es una frase verbal de sentido progresivo. se correlaciona con las frases sustantivas.

como se usan sobre todo precisamente en tales frases. Verbo auxiliar + infinitivo El infinitivo expresa el significado del verbo en toda su abstracta generalidad. Esta dirección se mide desde el tiempo en que se halla el verbo auxiliar. Por las mismas razones. Las frases verbales de esta categoría dan a la acción carácter progresivo y orientado relativamente hacia el futuro. en gerundio o en participio. Forman un grupo muy numeroso de tales frases algunos verbos de movimiento seguidos de las preposiciones a o de y el infinitivo. a su vez. entre ellas y unas con otras. Y las formas se complican todavía en los modismos: no poder menos de (callar) Clasificamos las frases verbales en tres grandes grupos estructurales según que el verbo predicativo se halle en infinitivo. en voy a escribir iba a escribir tendré que escribir. pueden ser considerados como verdaderos auxiliares. no hay frases verbales en los siguientes ejemplos: el chico fue a visitar a su tía la moza iba cogiendo flores el tren viene echando humo. pasar a y echar a forman a menudo expresiones incoativas. pasado o futuro. deber y algunos otros conservan en las frases verbales su sentido propio. querer. Ir a + infinitivo significa acción que comienza a 20 . y no desde el presente del hablante. Ellas tienen un sentido general de acción progresiva dirigida hacia el futuro. Así.segundo lo conserva plenamente. la acción de escribir es siempre futura en relación con el verbo auxiliar. pero. respectivamente. Por otra parte. las frases verbales pueden combinarse. Ir a. Los verbos poder. aunque la totalidad del concepto verbal sea presente. § 8.

u oraciones coordinadas y subordinadas que sirven de punto de referencia: 21 . Con esta interferencia se anula el sentido auxiliar de ir.. En cambio. la perfección se refiere al comienzo de la acción. y por esta razón fue a + infinitivo puede usarse conservando su carácter de frase verbal incoativa: fuí a decirlo fuímos a hablar todos a la vez. en expresiones como iré a escribir ve a estudiar.efectuarse. bien en la realidad exterior: iba a decir no vaya usted a caerse vamos a enriquecernos el tren va a llegar. con tiempos perfectos desaparece la frase verbal: han ido a leer habían ido a cantar aunque hayan ido a estudiar .. el verbo ir pierde su función auxiliar.. Aunque el pretérito absoluto es un tiempo perfecto. El uso de estas frases está limitado a los tiempos presente e imperfecto de indicativo y subjuntivo. este verbo recobra su significado normal. como los adverbios cuando. porque el carácter perfectivo que adquiere así la acción interrumpe el sentido progresivo del movimiento hacia el futuro. siempre. Estas frases suelen ir acompañadas de alguna indicación temporal. bien en la intención o creencia subjetiva. Con los tiempos perfectos. sino inicial. y no es terminativa. En las siguientes oraciones aparece clara la expresión incoativa: van a leer iban a cantar acaso vayan a sospechar si fuese a llover. En frases empleadas en futuro o imperativo.. en cuanto. vuelve a casa. el verbo ir recobra inmediatamente su sentido primario de encaminarse o dirigirse materialmente a ejecutar un acto. si hubieses ido a decirlo . Fue = comenzó a ir.

para que se pierda. con pronombre reflejo: echarse a reir / llorar / buscar / cavilar.. arrojarla o deshacerse de ella. Expresamos duda/dificultad de entender algo con las frases: vaya usted a saber . Los modismos echar a perder / echar a rodar. lo que ha ocurrido vete a averiguar . sin embargo hay expresiones en las que pasar puede interpretarse como auxiliar: obra en mi poder su carta del 12 del corriente. Echar a + infinitivo significa el comienzo de una acción. cuando se halla en cualquier tiempo perfecto. comenzar y principiar deben su carácter incoativo al significado del verbo. como echar a correr echar a andar echar a volar. Esto es un medio lexicológico de conseguir la expresión incoativa. Mas. los romanos pasaban a ser dueños del Mediterráneo.. El mismo valor incoativo lo tiene ponerse a + infinitivo: 22 .. noté que estaban distraídos. equivalentes a la expresión ¿quién sabe?. Pasar a + infinitivo tiene pocas veces carácter de frase verbal. En ambos ejemplos aparece claro el sentido incoativo. y puede ampliarse metafóricamente a otros. acompañados de complemento directo. están muy próximos al sentido primario del verbo: el de “lanzar una cosa. si es verdad.cuando fuí a hablar me interrumpieron fue a decir la verdad. que paso a contestar con la destrucción de Cartago. Su uso está limitado a algunos verbos de movimiento. sino como terminativo: los atacantes han pasado a dominar la ciudad con tan buenos negocios habrán pasado a ser ricos. y no a la resultante nueva de la frase verbal. para que ruede”. tirarla. el sentido de la frase verbal puede percibirse no como incoativo.. Las frases formadas con los verbos empezar. pero la emoción cortó sus palabras en cuanto fuí a comenzar mi explicación.

eso es. sino perfectiva. Ha formado un modismo corriente la expresión ir a ver si: cuando venga el verano. De este sentido terminativo ha nacido una expresión aproximativa muy frecuente hoy día. cuando decimos que un objeto viene a costar cincuenta pesetas. voy a ver si me voy a Santander. es decir. Esta incertidumbre nos hace decir que viene a costar y no que llega a costar. La frase volver a + infinitivo es reiterativa: vuelvo a ver 23 . aproximadamente. cuesta esta catidad. Venir es un movimiento contrario a ir. Alcanzar a tiene a veces el mismo sentido: alcanzaba a probar mi inocencia. lo que va se aleja. como ocurre en los tiempos perfectos. Cabe destacar que ir a ver se abrevia comúnmente por a ver: a ver si escribes. se podría sustituir venir por llegar. la expresión ya no es terminativa. en he venido a cambiar de ideas creo que viniera a enfermar. Por ello. nunca venían a ponerse de acuerdo lo que antes me parecía hermoso viene a parecerme feo. significamos que poco más o menos. puesto que el sentido es perfectivo. venir a + infinitivo expresa una acción que se acerca a su término y la llamamos terminativa: vengo a coincidir con usted ojalá vengan a reconciliarse al cabo de discutir.ponerse a comer / estudiar / meditar / hablar / llorar. logrando alcanzar su fin. Cuando el movimiento de la acción terminativa hacia su final se acerca a él. La acción perfectiva se expresa a menudo con las frases verbales llegar a y acabar de: este caballo llegó a costarme cientos de miles de pesetas he llegado a creer que no hay peligro acabo de ver a Miguel no acababa de dormirse. Otros ejemplos: el orador vino a decir que … ( = poco más o menos) el argumento de la película viene a ser el que os he contado. Lo que viene se acerca. se acerca a ella sin que estemos seguros de si la alcanza o la rebasa.

El tiempo venidero de una acción se expresaba por la obligación presente de realizarla: amar he = (primitivamente) he de amar. son sólo de modo excepcional auxiliares. esta última se siente como más enérgica e intensa. etc. Rafael Seco observa que ella ofrece a veces un matiz subjetivo de intención o propósito futuro 7 : si eres juicioso. haber de + infinitivo: he de premiar tu buena acción 2. Por ejemplo. y era también necesario diferenciar dicho condicional de la expresián obligativa. es decir. Mientras que hemos de llegar pronto Como el futuro latino (amabo) se perdio en las lenguas romances. y para ello se inició y extendió el uso de haber de cantar (he de cantar) frente a cantaré (cantar he). permitir. 24 6 . tener de + infinitivo: tengo de decir la verdad 3. querer. 7 En el español antigua solía tener valores futuros. poder. se formó la perífrasis amar he/ has/ ha/ hemos/ heis/ han. La expresión obligativa se hace a través de los siguientes tipos de frases: 1. Hacer.hemos vuelto a creer acaso vuelvan a reir. para poder expresar el futuro. Este mismo sentido lo expresa de modo aún más eficaz la frase ir a + infinitivo: el año que viene voy a comprar estos terrenos. Se perciben también otras vagas diferencias entre haber de y tener que. infinitivo + presente del verbo haber. haber que + infinitivo: hay que tener cuidado. seguidos de infinitivo. mandar. deber. hoy se siente como más literaria que tener que y tiende a predominar cada vez más en toda el área de habla española.) y así quedó formado el nuevo futuro. creando había de cantar frente a cantar había (> cantar hía > cantaría). El primero es la frase verbal obligativa más antigua 6 . A medida que en amaré se fue sintiendo únicamente el valor de tiempo futuro. tener que + infinitivo: tengo que llegar a las nueve 4. dejar. después se aglutinó éste a aquel (amaré. he de llevarte al teatro. hubo que encontrar un medio que significase obligación en cualquier tiempo. Paralelamente se formaba el condicional cantaría por aglutinación de cantar hía (= había).

significa suposición. Por otro lado. por tanto. como si nosotros mismos nos la hubiéramos impuesto.es una obligación menos amenazadora. 25 . en este orden de ideas. grados de obligatoriedad. haber que y tener que tienen el mismo sentido. Este matiz subjetivo no se efectiviza con el enérgico tener que. Deber + infinitivo no es. en auxiliar. sólo que en la primera de estas frases la obligación se extiende a un sujeto absolutamente indefinido. Señala también que en deber de y haber de predomina el sentido de obligación que nos hemos impuesto a nosotros mismos. la presión de la Gramática mantiene algo más clara la diferencia entre deber de (suposición) y deber (obligación): deben de volver = supongo. tenemos que llegar pronto puede ser obligación que se nos impone desde fuera. y en tener que el de obligación que nos viene de fuera. creo que vuelven deben volver = tienen obligación de volver. deber de + infinitivo altera el sentido propio del verbo deber y lo convierte. y que es aún más perentorio el matiz obligativo en tener que + infinitivo. El que de tener que y de haber que es pronombre complementario acusativo. Haber que se diferencia de haber de en ser impersonal: había que tener paciencia habrá que buscar otro medio no tienen sujeto determinado. agrega. pues considera que la obligación se expresa con mayor intensidad en la frase haber de + infinitivo. una frase verbal. La frase intermedia deber de. conjetura o creencia: debe de estar en casa = supongo que está en casa debían de ser las diez = supongo que eran las diez. por consiguiente. Haber de se acerca a veces a significar intención de realizar algo: he de darte una sorpresa he de deciros la pura verdad. en cambio. En la lengua literaria. Rafael Seco establece. que se formó por el cruce de las dos anteriores.

el gerundio refuerza la duración del verbo mismo. puede decirse que no es auxiliar. mandar. esperar. La prolongación de una acción perfectiva momentánea supone su repetición. temer. Escribo y estoy escribiendo difieren por la impresión general de acción más duradera que produce la segunda. como se ve en los dos ejemplos anteriores. el gerundio introduce sentido reiterativo: el cazador dispara la escopeta / el cazador está disparando la escopeta el niño ha besado a su madre / el niño ha estado besando a su madre. prometer. voluntad: intentar. desear. intención. cuando va unido a otro verbo de la misma clase. saber y poder denotan el modus explícito de las oraciones citadas como ejemplos. Estar + gerundio significa la simple prolongación de la acción. deseo. cuyos matices dependen de la naturaleza del verbo que lo acompaña. Con verbos que expresan acciones perfectivas de breve duración. querer. sino que tiene su significado propio: 26 . quieren trabajar saben trabajar pueden trabajar añaden al concepto del infinitivo una modificación que indica la actitud del sujeto ante la acción de trabajar. sin matices especiales. Verbo auxiliar + gerundio El gerundio mira hacia el presente y comunica a las frases verbales en que figura el carácter de acción durativa. el infinitivo es el dictum. Estar es un verbo de estado y.El verbo deber + infinitivo (deben trabajar) lo presenta a éste como una obligación del sujeto. pensar (tener intención). pretender. Los verbos deber. soler. § 9. Con verbos imperfectivos. proponerse. el contenido esencial de la representación. El infinitivo es su complemento directo. procurar. Por esto se llaman verbos modales. al cual se unen sin preposición. Entran en su lista todos los verbos que designan comportamiento. De igual manera. necesitar.

estar es casi un verbo copulativo. Seguir + gerundio expresa continuidad de la acción: sigo escribiendo. Es frecuente su uso como auxiliar: anduvo cantando por los teatros largo tiempo. Por ello es extremadamente dudoso que pueda ser considerado como auxiliar. En este caso. la acción se produce por grados sucesivos y discontinuos. Machado).está viviendo con sus padres. Unidos a un gerundio. La acepción de continuar también la tiene empero el verbo seguir fuera de estas frases verbales: sigo la lectura de esta novela. ir. Andar + gerundio expresa movimiento sin dirección fija: anda diciendo la buenaventura andaba escribiendo un libro anda murmurando contra sus jefes. En una oración como iremos amortizando la deuda. mientras que en vamos tirando iban viviendo prevalece la idea de dificultad y esfuerzo continuado. Ir + gerundio expresa movimiento desde el presente. Con verbos que no sean de estado. estar adquiere pleno valor de verbo auxiliar: está lavando la puerta la gente estaba saliendo del teatro. transitivos o intransitivos. 27 . En las frases por el aire claro va volando (Garcilaso) iban entrando uno por uno la acción verbal adquiere sentido general de lentitud: soñando voy / caminos de la tarde (A. Venir + gerundio significa movimiento hacia el presente: vengo observando sus actos venía solicitando el empleo. venir y a veces seguir añaden a la duración la idea de movimiento.

8 Estas perífrasis significaron al principio la acción perfecta o acabada en el presente (he/haya conocido). Los verbos llevar. o. convierte predominantemente tales frases en tiempos del verbo. por tanto. 28 . desposeídos. forman frases verbales en las cuales son verbos auxiliares. donde el participio concierta a menudo en género y número con el complemento directo: “la misa acabada la han” reza el Cantar de Mío Cid. quedar y dejar.§ 10. usado con los auxiliares ser y estar. ser y a veces traer. He conocido a este hombre equivalía originariamente a lo que ahora expresamos con la oración tengo conocido a este hombre. en el pasado (había/hube/hubiera/-se conocido). Pero la idea de la anterioridad temporal que encierra la perfección de la acción. precedido de un verbo auxiliar conjugado. como diríamos hoy en día. usado con un verbo auxiliar que no sea haber. en tanto que atributo. tener. Por ello. y no acabado. mantiene. Verbo auxiliar + participio El participio imprime a la acción sentido perfectivo y la sitúa en relativa posición pretérita. su concordancia con el sujeto: llevo andados muchos kilómetros tengo bien estudiada esta cuestión estaba convencida de lo que usted decía fueron aplaudidas sus palabras tiene leída ya la carta me parece conocida esta historia. A medida que prevalece el sentido de tiempo. de su significado propio: el doctor Arias traía curados de variola muchos pacientes quedó resuelto que se acudiría a los tribunales de justicia dejaron dicho que volverían mañana. En la lengua moderna. o en el futuro (habré conocido). es decir. El verbo haber + participio forma las perífrasis llamadas tiempos compuestos de la conjugación 8 . el participio forma frases verbales de significado perfectivo. acción acabada en el presente. el participio mantiene su concordancia con el complemento directo. estar. La vacilación entre uno y otro sentido se conserva en textos antiguos. se inmoviliza el participio en su forma neutra singular.

4. pasar a + infinitivo. haber que + infinitivo. echar a + infinitivo 1. y la practican también otros idiomas romances. Haber asumió pronto el papel de auxiliar en la conjugación activa de toda clase de verbos.1. obligativa: haber de + infinitivo. tener que + infinitivo 1. Significación progresiva 1.Tener + participio puede emplearse sólo cuando el participio sea de verbo transitivo y usado en acepción transitiva: tenía leídas muchas novelas tienen pensado ir a España. en visión de Samuel Gili y Gaya: 1.1. reiterativa: volver a + infinitivo 1. Conclusiones § 11.incoativa: ir a + infinitivo. transitivos e intransitivos.1.1. Este es el cuadro general resumido de las frases verbales más frecuentes. hipotética: deber de + infinitivo Este uso aparece en los textos antiguos: “son idos” (Cantar de Mío Cid.3. Andrés Bello observa en su Gramática que esta construcción puede llevar un acusativo tácito e indeterminado. aproximativa: venir a + infinitivo 1.2. La Real Academia registra en su Gramática algunas supervivencias del uso de ser como auxiliar en la conjugación de algunos verbos intransitivos 9 : llegada es la hora llegada es la ocasión. y nunca se usó de modo constante.1. “salí tras ti y eras ido” (San Juan de la Cruz). terminativa: venir a + infinitivo 1. Esta conjugación de los tiempos compuestos de verbos intransitivos fue heredada del latín.5.1. 956). pero en castellano no afectó más que a un número limitado de verbos. 29 9 .1.6.

tener + participio. intención y futuro: haber de + infinitivo. alcanzar a + infinitivo. hasta el presente: venir + gerundio 1. § 12. 1. en el presente: seguir + gerundio 1. llegar a + infinitivo. El sistema perifrástico llega en castellano a tener una riqueza de frases desconocida en casi todas las demás lenguas romances. finalización: acabar. + a + infinitivo 1. haber de + infinitivo. querer + infinitivo obligación: deber + infinitivo. volver a + infinitivo 1. terminar de + infinitivo 2. ir a + infinitivo.2. ir + gerundio. ser + participio (copulativa y pasiva). Estas equivalencias auxiliares. confirman las modificaciones objetivas de la actividad verbal. perfectiva: venir a + infinitivo.2.4. tener que + infinitivo. venir + gerundio.2.1. seguir + gerundio. Por otra parte. tan propias en la conjugación como pueden serlo la pasiva. acabar de + infinitivo. haber que + infinitivo hipótesis: deber de + infinitivo 2. Rafael Seco divide las frases verbales en : 1.3.2.4. refleja o recíproca. modalidades subjetivas posibilidad y voluntad: poder + infinitivo. desde el presente: ir + gerundio.determinaciones temporales 1. durativa: estar + gerundio. iniciación del hecho verbal: comenzar. progresión 1. principiar. duración y reiteración: estar + gerundio. llevar + participio.3.2.2. dejar + participio. quedar + participio. etc. echar.3. andar + gerundio 1. empezar. MODALIDADES DEL ENUNCIADO ORACIONAL 30 .1. traer + participio. II.1. estar + participio (copulativa).

§ 13. El contenido representativo, es decir, lo que se dice en cada oración, los antiguos lo llamaban dictum, y la actitud subjetiva la llamaban modus. El modus puede hallarse implícito y deducirse del contexto o de la situación, o puede hallarse explícito en el gesto, las variaciones fonéticas o los signos léxicos y gramaticales de la lengua, entre ellos los modos del verbo, que por esto se llaman así. El modus es, por consiguiente, un criterio de clasificación de las oraciones. Samuel Gili y Gaya parte de la idea de que, según lo que antecede, las diferentes formas de expresión de las oraciones simples pueden depender: 1. de un punto de vista subjetivo 2. de la naturaleza del predicado. § 14. Rafael Seco asume en su totalidad este punto de vista y clasifica las oraciones simples y, por tanto, también los enunciados, desde el punto de vista subjetivo, eso es, respecto del juicio (es decir, con respecto a un punto de vista subjetivo) , y según la naturaleza del predicado. 1. Desde el punto de vista subjetivo: a. Respecto de la actitud del hablante ante lo enunciado: enunciado enunciativo (afirmativo y negativo), restrictivo, interrogativo (total y parcial), exclamativo, imperativo, desiderativo. § 15. Lo predicado se manifiesta como un hecho real, posible, dudoso, ordenado o deseado según el punto de vista de la persona que habla, pero, independientemente de ello, ésta señala en la oración también si, en opinión suya, lo que se predica debe efectivamente afirmarse / negarse del sujeto; o si, asombrándose / dudando de la conformidad del predicado con el sujeto, manifiesta esta actitud con una pregunta. Según este criterio, las oraciones se clasifican en: afirmativas, negativas, restrictivas, interrogativas, exclamativas, imperativas y desiderativas.
31

§ 16. Enunciados afirmativos y negativos
Se llaman también oraciones aseverativas, enunciativas y declarativas, y corresponden a los juicios asertorios de la Lógica. Con ellas enunciamos la conformidad objetiva del sujeto con el predicado. En ellas, lo predicado se atribuye desde luego al sujeto y no ofrecen ninguna forma especial: tu padre se alegraría mucho de verte. § 17. La expresión negativa se logra, en términos generales, por medio del adverbio no que, como es sabido, se refiere con carácter subjetivo a la oración entera; éste precede siempre al predicado, cualquiera que sea su modalidad subjetiva: David no ha estado en París yo no comería ¡ojalá Miguel no aceptase el cargo! La negación puede reforzarse con los adverbios nunca y jamás, los indefinidos nadie, ninguno, nada, y aun con otras expresiones de elementos intercambiables que, aunque en rigor no tienen significación negativa, han llegado a adquirirla por uso constante en oraciones de este tipo: en mi / tu vida en la vida en toda la mañana / día. Se dice, por tanto: no lo he visto nunca no hagas tal cosa jamás ¡ojalá no venga nadie! no habrás comido nada Pedro no ha estudiado en su vida no ha llovido en todo el día. El indefinido alguno tiene valor de refuerzo negativo sólo cuando funciona como adjetivo pospuesto, y el nombre que él determina sigue al verbo: no he visto a hombre alguno = no he visto a hombre ninguno = no he visto a ningún hombre. Si las palabras o expresiones de significación negativa van delante del verbo, éste no necesita llevar el adverbio no:
32

nunca lo he visto jamás hagas tal cosa en mi vida me ha pasado cosa semejante en todo el día ha llovido. Como refuerzo de la negación se emplean desde los tiempos antiguos sustantivos que significan cosas de poco valor, como bledo, comino, pepino, ochavo, mi(g)aja: no vale un comino (no) me importa un bledo. Un fenómeno inverso sería utilizar un pronombre, adjetivo pronominal, adverbio negativos con valores positivos: ¿creen Uds. que mamá rinda cuenta a nadie? § 18. Cuando en la oración figuran dos o más voces negativas, es necesario que por lo menos una de ellas preceda al verbo. Cumplida esta condición, las demás negaciones se distribuyen libremente: nunca decía nada serio nadie me ayudó nunca en nada. Cuando en la oración concurren varios verbos, conviene distinguir claramente al cuál de ellos le corresponde la negación. No es lo mismo aseverar que Pedro no puede saber eso y afirmar que Pedro puede no saber eso. En el primer caso, el no se refiere al poder, es decir, se le niega a Pedro la posibilidad de que sepa; en el segundo, la negación afecta al saber, afirmándose la posibilidad de que Pedro no sepa eso. Si una de las palabras negativas es no, ésta debe ir sola delante del verbo, y las demás detrás: no lo digas jamás a nadie. Otra palabra negativa puede ser sin al frente de un complemento verbal de modo: habló sin dificultad = no habló con dificultad. un trabajo sin terminar = un trabajo por terminar. Dos negaciones no afirman en castellano, cuando una de ellas precede al verbo y otra le sigue. La única excepción de esta regla es el complemento de una oración negativa precedido de la preposición sin, la cual neutraliza la negación:
33

habló no sin dificultad no sin dificultad habló, es decir, con dificultad. Lo mismo ocurre con los adverbios de negación que modifican a adjetivos con prefijos sentidos como negativos o privativos, como des-, in-, a-: una casa no deshabitada una fama no intachable un niño no anormal. En todos estos casos se trata de un eufemismo, o se rebaja, sin negarlo por completo, el sentido negativo. Este matiz de neutralización parcial de la negación resalta más todavía en la expresión no ... del todo: no del todo deshabitada no intachable del todo. La expresión no sin constituye un curioso uso estilístico, el cual afirma con discreta timidez: hablaba no sin cierta ironía.

§ 19. Enunciados restrictivos
La restricción se expresa con ayuda de las construcciones no … sino: no lee sino poesías no te pido sino que me ayudes no pensaba sino en ella y no … más que: no soy más que un mero estudiante no tomo más que este libro no apareció sino a la hora de cenar, construcciones que son perfectamente sinónimas. Para un verbo de modo personal se usa la expresión no hace sino / más + que + infinitivo: no hace sino perder el tiempo no haría más que dormir y comer. no hay más que una mesa Estas construcciones son sinónimas de sólo, solamente: sólo me quedaba una solución
34

si se le debe o no atribuir la predicación. aunque por lo general la interrogativa lleva delante el predicado. lo que no ocurre muchas veces en la afirmativa. que no se diferencia de la oración afirmativa ha salido Andrés. sino en los signos interrogantes (¿…?) que lleva en la escritura (al comienzo y al final de la pregunta). Las formas que adoptan las oraciones interrogativas según lo que se pregunte son las siguientes: Oraciones interrogativas ¿Quién ha venido? ¿Qué es eso? ¿Qué gente ha venido? ¿A quién buscas? ¿Qué quieres? ¿A quién has regalado el libro? Se pregunta por el sujeto el predicado nominal una cualidad del sujeto un complemento directo de persona un complemento directo de cosa un complemento término indirecto 35 .quiero comer solamente fruta. y en la entonación especial (muy dinstinta de la rumana) que se nota en la voz del que habla. la persona que habla vacila entre la conformidad y la discrepancia del predicado con el sujeto. § 20. y manifiesta su perplejidad consultando su juicio a otra persona por medio de una pregunta: ¿ha salido Andrés?. debido a ello. Enunciados interrogativos En las oraciones interrogativas. por no conocérsele o por desconocérsele sus cualidades. no sólo por razón de los mismos. Esta duda puede recaer bien sobre el sujeto. cuyo desconocimiento implique en la persona perplejidad / duda sobre el establecimiento de un juicio afirmativo o negativo. y por no saberse. bien sobre cualquiera de los demás elementos de la oración. sino por razón de cualquiera de los elementos complementarios de la oración.

y demuestra que la ortografía española acertó al prescribir el signo de interrogación al 36 . En las dubitativas. Las dubitativas tienen a veces peculiar el empleo del adverbio de duda si: ¿habrá venido Pedro? ¿qué hora será? ¿si me habré equivocado de piso? Suele emplearse el adverbio no.¿Con quién vas? ¿De qué hablas? ¿Por qué dices eso? ¿Dónde vives? ¿Cuándo te casas? ¿Cómo estás? ¿Cuántos somos? ¿Cuántos hijos tienes? un complemento de compañía un complemento de asunto un complemento de causa un complemento de lugar un complemento de tiempo un complemento de modo una determinación del sujeto una determinación del objeto El sentido interrogativo puede referirse a las oraciones indicativas. ni a las optativas. Este marcado movimiento ascendente distingue desde el principio la oración interrogativa de la enunciativa. con carácter enfático. por su especial naturaleza. pero no a las exhortativas. la modalidad interrogativa es sólo un artificio para manifestar de modo más eficaz el estado de indecisión de la persona en cuanto al establecimiento del juicio. para hacer resaltar más la respuesta afirmativa que se espera: ¿no sería mejor que nos fuésemos? ¿no lo crees tú? (simplemente) ¿no? Siempre en el comienzo de la pregunta la voz asciende decidida y se eleva por encima del tono normal en la primera sílaba acentuada. pero no una pregunta dirigida a otra persona con ánimo de esperar una respuesta. de posibilidad y dubitativas.

con el sujeto antepuesto.?. es decir. acentos. los interrogativos y los indenfinido). y por esto ha prevalecido la práctica ortográfica de escribir el interrogante sólo al final. El español tampoco ha generalizado la posposición del sujeto interrogativo... los posesivos. es indudable que contribuye a infundirle a la oración el carácter sintético que le corresponde a la pregunta general. etc. La respuesta esperada es sí o no.comienzo y al fin.. 11 Dícese de uno de los grupos en que suelen dividirse los adjetivos (los adjetivos numerales. el uso de medios gramaticales y el empleo de recursos fonológicos (entonación. como expresión de la unidad melódica total con que la pregunta se concibe y pronuncia 10 . es largo. sobre la verdad o la falsedad del juicio. Si el sujeto lleva muchos determinativos 11 y. por tanto. Como puede verse. lo cual prueba que el interés del que habla recae sobre él. la entonación inicial de la pregunta no se distingue (o se distingue poco) de la enunciación. El español no ha necesitado desarrollar sintagmas fijos. la pregunta es general: ¿ha llegado tu padre? ¿conocéis a ese señor? y nuestra pregunta contempla comprobar si es cierta la relación entre sujeto y predicado.) se hallan en la lengua castellana en razón inversa. que aseguren el comienzo de la pregunta y compensen la escasa expresividad de su entonación inicial. Dichas lenguas son más rigurosas y han creado estructuras sintácticas del tipo Est-ce que . El verbo ocupa generalmente el primer lugar en la oración. los demostrativos. su separación es clara en pronunciación y escritura: En francés e inglés. Las Gramáticas distinguen dos grupos de oraciones interrogativas: generales o dubitativas y parciales o determinativas.. que es obligatoria en otros idiomas. Cuando preguntamos sobre todo el contenido de la oración. Aunque la colocación del verbo en el primer lugar de la oración interrogativa no sea en español tan general como en otras lenguas romances modernas. es frecuente que la entonación interrogativa recaiga sólo sobre el predicado.? / Do you . porque sólo la entonación le basta para infundirle a la oración carácter interrogativo y para saber dónde empieza y dónde acaba ésta. 37 10 .

La oración ¿de la pasada edad. su separación de la pregunta puede producirse o no. En las interrogativas parciales. por medio de pronombres o adverbios interrogativos. la duda no recae sobre el predicado mismo de la oración. en sentido de negación implícita. pero la entonación interrogativa. ¿cómo podíamos sospechar de él? quiere decir de ningún modo. Es frecuente que las interrogativas parciales sugieran una respuesta negativa. adquieran sentido de negación implícita. ¿quién hubiera imaginado tanta maldad? significa nadie. pero es indudable que la tendencia existe. Andrés Bello observa que se trata de una figura retórica muy matizada de afectividad. estaban contentos? / los estudiantes ¿estaban contentos? § 21. comenzada en el verbo. qué me ha quedado? da a entender al hablante que no le ha quedado nada. Cuando el sujeto antepuesto se enuncia en pocas sílabas. colocados necesariamente al comienzo de la oración. la pregunta ¿los estudiantes estaban contentos? puede pronunciarse también de estas dos maneras: ¿los estudiantes. o sobre cualquiera de los demás elementos de la oración. sino sobre el sujeto o sus cualidades. es decir. las aproxima a las explícitamente negativas. Preguntamos entonces por lo que nos falta. 38 . con la cual estas oraciones se acercan a las exclamativas en lo que se refiere a la actitud del hablante. según el interés del momento. Por otro lado. diremos: ¿podrán soportar tanta chabacanería las personas más cultas de la ciudad? La oración se dividirá del mismo modo en dos grupos fónicos.las personas más cultas de la ciudad ¿podrán soportar tanta chabacanería? Si el predicado ocupa el primer lugar. alcanza hasta el final de la oración.

cuán y cómo. En los clásicos se encuentran también ejemplos del empleo interrogativo de cúyo: ¿Cúya es esta espada? (Tirso de Molina).Los pronombres y adverbios interrogativos son los siguientes: qué. refuerzo de la articulación de los sonidos. o relajamiento de la misma. !) con que se escriben: ¡qué solos nos dejan los muertos! ¡cuántos disgustos me habéis dado en vuestra vida! Igual que las oraciones interrogativas y exclamativas podrían dividirse en dos tipos. de las que se diferencian sólo en la entonación y en los signos ortográficos (¡ .. Nótese que la serie de los exclamativos se reduce a qué. excitación. § 22. la persona que habla manifiesta la sorpresa o la admiración que le produce el juicio que expresa. Las exclamativas tienen la misma forma que las interrogativas. 39 12 . La oración exclamativa ofrece los siguientes rasgos fonéticos: 1. aumento de la intensidad y de la cantidad en las sílabas fuertes y en las palabras sentidas como más expresivas.. cuál. 2. cuánto y cómo 12 . si en ella predominan los sentimientos de tensión. cuando predominan los sentimientos distensivos. dónde. que demuestra la condensación del interés en ellos. según recayese la sorpresa sobre el predicado ¡trabaja muy bien! ¡estás hecho un artista! o sobre algún otro elemento de la frase. Enunciados exclamativos En éstas oraciones. quién. cuándo. Pertenecerían a este tipo los primeros ejemplos de este §. La diferencia entre una oración enunciativa y una exclamativa está en el grado de afectividad de cada cual. Los interrogativos mencionados son el centro de un grupo de intensidad fonética. cuánto. placer.

acelerando/retardando. movimientos de la curva de entonación. Pueden distinguirse grados dentro del carácter sintético de la oración exclamativa: a. a menudo ponderativo: ¡qué bonito! ¡cuánto me alegro! ¡cuán desdichado soy! ¡cómo me fastidia! 40 . desarrollo de la entonación por encima o por debajo del tono medio de la voz del hablante. los gritos inarticulados/interjecciones llamadas propias: ¡ah! / ¡oh! / ¡ay! / ¡uy! / ¡hola!. que tienen validez social dentro de un grupo lingüístico. dirigidos ya con plena intención a una persona o grupo. las exclamativas toman con frecuencia pronombres interrogativos y adverbios relativos. 5. modificación del tempo medio. Estos encabezan la oración y sólo desempeñan un papel enfático. habilitadas como interjecciones: ¡bravo! / ¡ánimo! / ¡diablo! / ¡ya! o los vocativos. de manera que el oyente percibe que no es su entonación habitual. hombre! ¡hermosa noche! ¡qué asco! ¡pobre de mí! c. las frases exclamativas producidas por un comienzo de análisis de la emoción en dos o más palabras: ¡por Dios! ¡pero.3. palabras de todas clases. b. el análisis más desarrollado que da a la expresión afectiva la estructura de una oración enunciativa. 4. desposeídos de sentido interrogativo y acentuados fuertemente. de la cual no se distingue ya más que por los recursos fonéticos arriba indicados: ¡no sabía qué hacer! ¡la hora se acerca! Por analogía con las interrogativas. peculiares de los sentimientos que se expresan.

Únicamente qué. van introducidas por adverbios de modalidad (ojalá. Tales oraciones poseen entonación exclamativa. Tenorio) § 23. Enunciados imperativos Estas oraciones son las que se usan para dar órdenes a alguien. 2. El habla coloquial la reemplaza con qué. cuánto. con el modo indicativo. Enunciados desiderativos A través de ellos se expresa un deseo del hablante. y tienen el verbo en subjuntivo: ¡ojalá llueva! 41 . aparece alguna que otra vez cuál en oraciones exclamativas. pero con entonación exclamativa: ¡Tú te callas! ¡Ya os estáis yendo! § 24. cuán y cómo son aptos para este uso exclamativo. etc. La forma apocopada cuán no se usa más que con sentido exclamativo y en lenguaje literario. que los demás interrogativos no admiten. con imperativos morfológicos o sintácticos: ¡estate quieto! ¡váyase de aqu!.) o la conjunción que. gerundios o adverbios y con entonación exclamativa. con sustantivos. Compárense las expresiones: ¡cuán felices eran! ¡qué felices eran! En los clásicos y en los textos literarios más o menos arcaizantes y a veces poéticos. lo mismo que con algunas interjecciones: ¡Silencio! ¡Andando! ¡Arriba! ¡Aúpa! 3. con el sentido de cómo: ¡Cuál gritan estos malditos! (Zorilla. así. Los enunciados imperativos se manifiestan de diversas maneras: 1.

un deseo. dubitativos. de posibilidad y probabilidad. porque así se lo figura el que habla. pero el uso admite también otras formas. § 27. una orden. Lo que en este juicio se predica puede ser un hecho real. § 26. Este criterio supone la intervención del sujeto que habla en la oración simple. de posibilidad y probabilidad. La posibilidad se expresa. § 25. poniendo el verbo en potencial. Ahora bien. por tanto. la oración indicativa presenta lo predicado como un hecho real. por lo general. dudoso o probable. Enunciados de posibilidad y probabilidad Estas oraciones exponen lo predicado como un hecho que el hablante considera sólo como posible o probable. Enunciados indicativos La persona que habla expone un juicio. La posibilidad en el pasado se expresa con el potencial compuesto: eso no te lo habrías figurado. Rafael Seco ha situado las oraciones indicativas. Respecto del predicado (enunciados indicativos. Se expresa. solamente posible. exhortativos. un ruego. dubitativas. Esta intervención se refiere al modo en que el hablante considera la predicación y a la actitud del sujeto respecto al juicio. o bien con el pluscuamperfecto de subjuntivo: cualquiera lo hubiera considerado como una estafa. con el verbo en los tiempos absolutos del modo indicativo: Andrés vino / ha venido anoche. viene hoy / vendrá mañana. En esta clase. 42 .¡Así te caigas! ¡Que llueva! b. optativos). exhortativas y optativas. La posibilidad en el presente se expresa con la forma simple: esto no te lo figurarías.

la misma se expresa con los adverbios de duda acaso. posibilidad y probabilidad. En el presente y en el futuro. § 29. La duda en el pasado se expresa con el pretérito perfecto de subjuntivo: quizás haya escrito Miguel.ría y – se es correcta en estos casos: 13 En general. La sustitución de las desinencias – ra. quizá(s). y en el futuro se puede emplear también el indicativo. Con los adverbios dubitativos se confunden las formas adverbiales de duda. La probabilidad se forma de distintas maneras: en el presente se expresa con el futuro de indicativo: serán las cuatro. la duda no exige respuesta. También se puede expresar la posibilidad con poder (auxiliar) + infinitivo: Pedro podía venir ahora / mañana. con el potencial: serían las cuatro. 43 . Enunciados dubitativos Estos expresan la duda 13 en el ánimo del que habla respecto de lo que se predica en la oración. tal vez y el presente de subjuntivo: acaso David esté enfermo tal vez Miguel venga más tarde. en el pretérito. . § 28.La posibilidad en el futuro se manifiesta con el verbo en la forma simple del potencial: mañana mismo me marcharía a mi casa. También se pueden indicar la posibilidad y la probabilidad con deber de + infinitivo. aunque necesita un auxilio adverbial: Miguel vendrá probablemente mañana. o bien con poder (auxiliar) + infinitivo: debían de ser las cuatro podían ser las cuatro.

desaparece el sentido dubitativo y las frases adquieren un valor de posibilidad. mandatos que ruegos van siempre dirigidos por el hablante a su interlocutor. Puede ocurrir que el mandato se refiera a una tercera persona. Con la segunda persona de respeto. § 30. al hacerse negativas: ven / venid aquí > no vengas / vengáis aquí. 44 . Entonces se emplea el indicativo en presente o en futuro: vas a mi casa y me traes ese libro ya me dirás el precio el chico irá a la tienda y recogerá el encargo. niños. vete a tu casa compadeceos de nosotros. o sea. o simplemente con la tercera persona. un ruego o una exhortación del que habla. Suprimidos los adverbios. Enunciados exhortativos Estas oraciones expresan un mandato. Si la oración exhortativa es negativa. Lo mismo. sus señorías. el verbo ha de ir en presente de subjuntivo: no lo creas / no vayas ahora. la segunda persona. También puede tener sentido exhortativo la primera persona del plural del subjuntivo presente: estudiemos. designada por el usted. se usan las formas del presente de subjuntivo: tenga usted compasión de mí descuiden. Las oraciones exhortativas construidas con imperativo cambian este modo en presente de subjuntivo. desde la orden terminante hasta la humilde súplica. Se emplean las dos únicas personas del imperativo: Juan.tal vez sería / fuera / fuese cierto quizás viajarías / viajaras / viajases en tren. amigos. o no sea de ejecución inmediata. En la lengua hablada es frecuente el infinitivo con valor de imperativo plural: sentaros / venir aquí.

En realidad. es porque la sabemos incumplida. pero cuya realización o no realización la ignoramos todavía. andad) ¡ahuecando! (=ahueca. La Real Academia las llama desiderativas y señala que su forma de expresión es el presente o pretérito imperfecto de subjuntivo. Por eso se llaman optativas. en que el hablante manifiesta el deseo de que un hecho. De aquí surge el sentido de deseo irrealizable que encuentra la Academia a muchas oraciones optativas con el verbo en imperfecto. continuad. con la diferencia – agrega – de que con el presente manifestamos un deseo que consideramos realizable. ahuecad el ala. se usa el pretérito perfecto de subjuntivo: ¡ojalá me haya traído el libro! 45 . Es natural que si deseamos una acción pasada. es una oración elíptica. cuya realización anhela. frecuente en el habla popular: ¡andando! (=anda. cuya forma plena también constituye un tipo de exhortativa frecuente en la lengua popular: ¡ya estás ahuecando! § 31. marchaos) ¡continuando! (= continúa.Este infinitivo demuestra cierto sentido impersonal en frases como callarse (= callaos) marcharse (= marchaos) y cuando el infinitivo va precedido de la preposición a: ¡a callar! El gerundio también puede emplearse con valor de imperativo impersonal. continuémos). Este estado subjetivo se expresa por medio del presente de subjuntivo: el viaje le sea grato ¡ojalá me trajese el libro! Cuando el deseo se refiere a un hecho que debe ser pasado. se verifique. y con el imperfecto uno cuya realización tenemos por imposible. Enunciados optativos Estas oraciones expresan juicios sin realidad objetiva.

preferentemente el infinitivo 14 reemplaza a la segunda persona del plural. además.Cuando el deseo recae sobre un hecho cuya oportunidad pasó sin realizarse. se usa el pluscuamperfecto de subjuntivo: ¡ojalá me hubiese traído el libro! Si el deseo se refiere al presente. 14 Este empleo del infinitivo queda atestiguado en latín y en textos medievales de numerosos países románicos. finalmente. quizás por tener carácter menos concreto que la segunda del singular. Lo mismo ocurre en la prohibición: no fastidiar / no fastidiéis o cuando la preposición a acompaña al infinitivo: ¡a cenar! ¡a callar! En español moderno. Puede estar favorecido también. pero en ningún modo irrealizables. especialmente en la lengua hablada: entrar / entrad mirar / mirad salir / salid. El infinitivo se usa como imperativo. tiene ya. presupone Rafael Seco. aparece empero pocas veces en la lengua escrita. Y. cosa que no ocurre con el singular. podemos servirnos del presente o del imperfecto: ¡ojalá llueva mañana! ¡ojalá lloviera/-se mañana! La diferencia entre uno y otro tiempo consiste en que las formas lloviera/-se del segundo se sienten como formas más hipotéticas que el presente. 46 . un tiempo propio. como lo señalamos anteriormente. que el carácter relajado de la d en la distensión silábica ( ¡mirad! ) neutraliza sus rasgos fonológicos hasta el punto de confundirse con la r fricativa y relajada del infinitivo (¡mirar!). y por consiguiente más acorde con la significación del infinitivo. si el deseo de ahora se refiere al futuro. Cabe pensar. Este uso es frecuentísimo en la conversación. por la igualdad de acentuación entre ambas formas.

2. hay que distinguir. pasivas. impersonales pasivos)] § 32. a causa de la emotividad marcada que pueden expresar. Estas últimas ofrecen diversidad de tipos.. por tanto. rogar.En oraciones exhortativas se emplea también el futuro de mandato: no matarás le dirás que me conteste en seguida. Atendiendo.! ). reflexivas. recíprocos. aflojan a veces su sentido optativo y expresan modestia. cortesía. recíprocas. Según la naturaleza del predicado: [enunciados atributivos/cualitativos. que el predicado (verbal) exprese un acción del sujeto. de verbo de estado.. gramaticales. Por esto se escriben muchas veces con signos de admiración ( ¡. timidez. impersonales. correlativos siempre de determinadas clases de sujeto. reflexivos. mandar. prohibir. De ello surge la gran semejanza fonética que presentan en la curva de entonación y en el papel que desempeña el acento de intensidad. usados en el futuro hipotético o en los imperfectos de indicativo y subjuntivo (sólo la forma en –ra). como querer. pues. según que su predicado sea nominal (atributivas o cualitativas) o verbal (predicativas). 47 . En todas las oraciones gramaticales puede ocurrir: 1. Tanto las exhortativas como las optativas tienen a menudo carácter exclamativo. de verbo de estado. y se clasifican en: activas (intransitivas y transitivas). activos (transitivos e intransitivos). que el predicado (nominal) exprese una cualidad del sujeto. Nótese la diferencia entre quiero / quería / querría / quisiera salir. impersonales (naturales. eventuales. desear. las oraciones en dos grupos fundamentales. 2. a la naturaleza del predicado. pasivos. predicativos. en relación con las distintas especies de verbos que pueden constituir su predicado. Los verbos de voluntad. suplicar.

§ 33. el verbo es siempre ser. como volverse. en oraciones interrogativas y exclamativas fuertemente matizadas de afectividad. atributo c. se prescinde muchas veces del verbo copulativo. La cualidad se expresa por un sustantivo/adjetivo: la noche ha sido tranquila en los almacenes de la casa está dispuesto para su envío todo el material disponible ¡qué locura la mía! sé bueno. copulativos). seguir. etc. ser tenido por. asombro. en que los sentimientos dominantes de irritación. alegría. El predicado nominal puede ir o no enlazado al sujeto por una cópula (eso es. reiterativo. en refranes y proverbios. Enunciados atributivos / cualitativos En estas oraciones. estar o alguno de sus equivalentes. especialmente cuando no interesa señalar el tiempo. en que lo que se atribuye al sujeto es una cualidad. Los elementos característicos de esta oración son: a.). etc. permanecer. parecer : ¿te has vuelto loco? sigo dispuesto a creer parece difícil. el recto cual la madre. parecer. algún tiempo de los verbos ser o estar. como existir. Los numerosos ejemplos que registran las Gramáticas se pueden reducir a los dos casos siguientes: 1. 2. En español moderno. por expresar juicios permanentes e intemporales: el mejor camino. (como elemento eventual) cópula.. Pepito. tal la hija. como se sabe. llamados en este caso. También se usan como copulativos otros verbos que a esta función añaden algún matiz de significado o aspecto (incoativo. sujeto b. apartan toda idea de tiempo: ¡qué tonto! ¿tú amigo suyo? 48 . etc.

También responden a este significado el subjuntivo-imperativo ¡sea!. correlativos siempre de determinadas clases de sujeto: oraciones activas (transitivas e intransitivas). Ellas ofrecen diversidad de tipos. 32). suceder.? es usual en la lengua hablada. pero siempre con matiz de sorpresa o réplica. del tipo: es que no quiero es que trataban de otro asunto. ser recobra su significado primitivo de existir. Enfocamos aquí un problema de suma importancia en la Gramática española: los casos en que ser y estar actúan como verbos no copulativos. II. en relación con las distintas especies de verbos que son su predicado. oposición o contrariedad.¡qué bien! ¿quién mejor que él para eso? § 34. Al significado de existir. La fórmula invariable ¿es que . 49 . A veces. tratándose de preguntas generales. sino una acción del sujeto. pasivas. desempeñando la función de predicado verbal. concesivo o aprobatorio. Enunciados predicativos En estas oraciones. efectuarse. responden las frases usuales: sea lo que sea /fuere sea como sea fuere /-se lo que fuere /-se. recíprocas e impersonales. suceder: eso será si yo quiero los pocos sabios que en el mundo han sido ( Fray Luis de León ) tal señora no es en el mundo (Quijote. ocurrir. el predicado expresa no una cualidad. tanto en España como en América. reflexivas. y algunas expresiones desiderativas como ¡así sea! Con el que enunciativo se construyen las oraciones con que indicamos réplica. ocurrir... oraciones de verbo de estado.

por ejemplo en las fórmulas tradicionales con que empiezan los cuentos: érase que se era érase un hombre a una nariz pegado (Quevedo) asno se es de la cuna a la mortaja (Cervantes). lo mismo que otros verbos intransitivos (irse. como observa Andrés Bello. de presencia o permanencia: no está en casa estuve ayer en el teatro la Sierra de Guadarrama está en el norte de Madrid. de modo que se puede decir: yo me soy hombre pacífico. etc. En fin. por condición.El verbo estar mantiene a menudo su significación originaria. § 36. ser y estar admiten a veces construcciones seudorreflejas. posición o estado. no copulativa. o desentenderse de este mismo objeto cuando los interlocutores han perdido el interés por él. El sujeto. Con estar. Enunciados activos Los verbos activos (eso es. el uso seudorreflejo es algo más frecuente: se estará en casa todo el día me estuve junto a la lumbre los viejos de la aldea se estaban al sol la tarde entera. Enunciados activos transitivos Estos cuentan con un verbo completado con su objeto/complemento directo. morirse. estarse significa que el sujeto permanece voluntariamente en una situación. causante / productor de la acción. En estos ejemplos. Tanto en su significado propio como en su uso copulativo. soy por naturaleza.). § 35. que expresan acción) pueden hacer referencia a un objeto en que halle cumplimiento y eficacia la acción. 50 . se llama agente: el alumno David no ha traído sus libros a clase guardaremos la merienda de Pepito. me soy = soy de mío.

En la oración Lucía ama a Pedro con locura. Enunciados activos intransitivos Estos cuentan con un sujeto agente y omiten el último elemento. sujeto agente b. Ellos se pueden ver en los siguientes ejemplos: 51 . el objeto en quien ponga Lucía su amor se manifiesta como indiferente para los interlocutores.Los elementos característicos de estas oraciones son: a. entre varios elementos complementarios. un sujeto agente b. sólo se diferencian del tipo anterior en el hecho de que la acción del verbo parte del sujeto y no señala ningún objeto determinado en quien halle cumplimiento. un complemento directo (en acusativo) d. un verbo activo como predicado c. (eventualmente) un complemento predicativo. el hecho de amar se cumple en Pedro. eso es. en la oración Lucía ama con locura. Por tanto. el complemento directo. que puede recibir como todas las demás clases de oraciones. aparte naturalmente de otros complementos. Los componentes fundamentales de tal oración sólo son. en cambio. con término indirecto: el secretario ha presentado al director la dimisión de su cargo a los amigos no les daremos la noticia todavía y con complemento predicativo sustantivo o adjetivo (concertado con el acusativo): el maestro ha felicitado al alumno más estudios cualquiera llamaría eso una felonía no te considero capaz de eso. verbo predicado activo intransitivo. § 37. Son oraciones activas transitivas. el predicado de dicha oración equivale simplemente a tener amor. los siguientes: a.

este acusativo interno está sacado de la propia significación del verbo. c. puede llamarse agente. un simple modo de ser más o menos estable: mis primos viven ahora en Madrid el año pasado fuí a tomar baños de mar los árboles crecen en primavera. claro está. de) otros complementos que puede recibir el hecho verbal. 52 . aunque no es propiamente causante/productor del fenómeno en estos verbos. en oposición a los sujetos de los verbos en la voz pasiva. Enunciados de verbo de estado Estos son oraciones con verbos que hacen referencia sólo a un sujeto (paciente). Los elementos peculiares de estas oraciones son: a. que los asimila a los verbos transitivos. a quien se atribuyen. sino la persona en quien estos se descubren. b.en el río lavaban las mujeres el soldado toca a diana hoy no comen en casa las niñas la niña no bailó en toda la noche. y los determinativos del acusativo interno son la verdadera razón de su existencia: el hombre nace desnudo. § 38. A veces. los verbos de estado presentan un acusativo artificial. d. Hay también oraciones de verbo de estado con complemento predicativo: nos quedamos pasmados de su don llegó el niño resfriado. un sujeto agente que. (sin perjuicio. del cual expresan fenómenos no relacionados con ningún objeto. un predicado de verbo de estado. expresiones como: vivir la propia vida morir una muerte gloriosa señalan modalidades transitivas de verbos de estado. (eventualmente) un complemento predicativo que concierta con el sujeto.

al sujeto la semilla se le llama. Tomemos la expresión el labrador esparce la semilla. En la oración activa transitiva y en la pasiva hay los mismos elementos. pero dispuestos en orden inverso. Pero hay también oraciones de verbos en voz pasiva en que el agente queda sin expresar.§ 39. En la oración pasiva aparece de sujeto el que antes era objeto. y entonces se puede decir: la semilla es esparcida por el labrador. que realiza la acción verbal. lo encontramos con la preposición por en caso ablativo. § 40. En la oración pasiva llamada primera de pasiva el agente queda expresado: David ha sido saludado por sus amigos la comida le fue ofrecida por un hotel por la Dirección han sido dictadas nuevas normas. que es una oración activa en la cual la expresión parte del sujeto para terminar en el objeto. paciente. y ello debido a la actitud de 53 . Podemos expresar nuestro juicio partiendo del objeto. por tanto. El antiguo sujeto. Los esquemas de una y otra son: Oración activa: sujeto + voz activa verbal + objeto Oración pasiva: objeto + voz pasiva verbal + sujeto Y en cuanto a los casos: Oración activa: nominativo + verbo + acusativo Oración pasiva: nominativo + verbo + ablativo. Enunciados pasivos Estos son oraciones activas con sujeto paciente y con el verbo predicativo en la voz pasiva. se llama por ello ablativo agente. La activa y la pasiva no son sino anverso y reverso de una misma forma de expresión.

En oraciónes como el presidente ha sido acompañado de su esposa mi padre ha sido siempre muy estimado de todos. con dos objetos. éstas tienen los elementos a y b. como se sabe. de los cuales uno u otro. en las oraciones primeras de pasiva se halla. en realidad. en vez de por. un verbo en voz pasiva c. y la acción verbal se relaciona. Unas y otras admiten complemento predicativo. un ablativo agente con la preposición de. En cuanto a las oraciones segundas de pasiva. se llama segunda de pasiva: el centinela había sido relevado dos horas antes será restringida la entrada a la torre tu propuesta hubiera sido acogida con cariño. Los elementos que dan carácter a las oraciones primeras de pasiva son: a. Puede pasarse de un tipo a otro de oración. en especial si en las oraciones intervienen pronombres personales. en los que. un ablativo agente con las preposiciones por o de. que. como entre los dos componentes de la voz pasiva – ser + participio –. Los términos de sujeto y objeto son intercambiables. concertado con el sujeto paciente: mi padre ha sido elegido responsable del departamento. según convenga. Aunque no con frecuencia. la distinción entre verbos intransitivos (tanto activos como de estado) y verbos transitivos está únicamente en que los primeros hacen relación a un solo objeto. siempre que se tenga en cuenta la ya mencionada correlación de casos.indiferencia/ignorancia de los interlocutores respecto del posible causante/productor de la acción. el cambio de caso acarrea el cambio de forma. y los segundos a dos. Llegamos así al tipo de oración la carta fue expedida a tiempo. pueden colocarse expresiones adverbiales. De este modo. lo mismo que en este caso se colocó siempre muy. La oración activa > oración pasiva: siempre te amé > siempre fuíste amada por mí. aparece como punto de partida/sujeto del juicio. careciendo de ablativo agente. 54 . un sujeto paciente b. pero carecen del c. a veces.

en las lenguas romances por lo menos. tampoco se ha de descuidar que la preferencia por la voz activa o por la voz pasiva en la oración depende. combinada con el verbo auxiliar ser. y para expresarla se formó una voz pasiva por perífrasis con el participio. subsistía la idea del sujeto paciente. y ambos auxiliares deslindaron claramente su función propia: haber para la voz activa y ser para la pasiva. del significado del verbo y de las circunstancias propias de cada una de ellas a lo largo de su historia. a excepción del participio. Compárese: los periódicos divulgaron la noticia / la noticia fue divulgada por los periódicos. los idiomas románicos usan la voz pasiva 15 . puede incluso dejar de expresarse. unidos al participio. con sus traducciones al pie de la letra del inglés que usan las agencias noticiosas y las oficinas de prensa de las organizaciones internacionales (como ocurre en todo el mundo). al formarse las lenguas romances. 55 . pero aunque se hubiese perdido la forma. Tales vacilaciones desaparecieron pronto. El español prefirió desde el primer momento el auxiliar haber < el latino habere. La prensa. Como se puede ver. sino objeto de la acción que otro realiza. y 15 El latin tenía para ello una conjugación especial. Si el agente o productor de la acción no es objeto de interés alguno por parte del que habla. Aunque nunca hay que olvidar la obvia preferencia del idioma español por la voz activa. pero los textos antiguos ofrecen ejemplos de ser en la conjugación de un número limitado de verbos intransitivos y reflexivos. es la que más contribuyó y contribuye hoy en día a su conservación y difusión. del interés dominante. Los idiomas romances generalizaron la práctica del latín vulgar de formar tiempos compuestos de la voz activa por medio de los auxiliares latinos habere y esse. única forma que había quedado de la pasiva latina. En romance se vino perdiendo toda aquella conjugación pasiva. La preferencia por unos de los auxiliares latinos habere o esse dependio. para expresar que el sujeto gramatical del verbo no es agente productor de la acción.Mas se debe retener que la voz pasiva no se emplea mucho en español. distinta de la activa. § 41.

en uno y otro caso tenemos un sujeto al cual se atribuye una cualidad por medio de un predicado nominal compuesto de verbo copulativo y atributo. en el primer caso un adjetivo léxico y en el segundo un participio. marcada preferencia por la voz activa. Por otra parte. especialmente franceses e ingleses. de que el atributo se sienta como un adjetivo léxico o como una forma Cuando se traducen al español textos de otras lenguas. y también rumanos. como ya lo subrayamos anteriormente. Pero la naturaleza del atributo. ya que el rumano manifiesta preferencia. por tanto. Entre las oraciones la Agencia noticiosa EFE ha transmitido nuevas informaciones / nuevas informaciones han sido transmitidas por la Agencia noticiosa EFE / por la Agencia noticiosa EFE han sido transmitidas nuevas informaciones. Cuando no se expresa el ablativo agente. por la voz pasiva. Si no es así. ser admirada es una acción ajena. el idioma español tiene. pero para ser respetada es necesario que alguien la respete. Ser hermosa es una cualidad del sujeto. bien por ser totalmente indiferente para los interlocutores. A veces. que termina y se cumple en el mismo sujeto. Una persona es respetable por sí misma. la diferencia de significado y función depende. para no cometer faltas de estilo y aun errores de expresión. entre las oraciones esta mujer es hermosa / esta mujer es admirada no existe ninguna diferencia formal. es menester tener en cuenta esta preferencia. 56 16 . aunque no en exceso. las circunstancias imponen el uso de la pasiva bien sea por ser desconocido el agente o por voluntad del hablante de callarlo.entonces tenemos las oraciones ya en la Gramática latina llamadas segundas de pasiva: la noticia fue divulgada el procesado ha sido absuelto Miguel es muy respetado. modifica sustancialmente el significado de la oración. la sicología lingüística española prefiere obvia y decididamente a la primera 16 .

cuando se trata de la acción momentánea de un verbo perfectivo. 57 . Andrés Bello es el primero en observar que la pasiva con ser no se usa en español en presente e imperfecto. No hay inconveniente. pasivas con ser y con estar. señala el gramático venezolano. en emplear el presente o el imperfecto pasivos de verbos imperfectivos: Miguel es / era muy conocido en aquella comarca la noticia es / era mencionada en todas partes. Con los tiempos perfectos se puede usar la pasiva de cualquier clase de verbos. cuyo significado sólo el contexto lo puede resolver. El verbo ser atribuye sin dificultad la cualidad más o menos duradera de un participio inperfectivo. generoso) / el regalo ha sido cumplido (realizado) la edición fue reducida (poco abundante) / la edición fue reducida (disminuida). se entendería que se trata de acciones reiteradas/acostumbradas. Son casos límite. de significación bien limitada en la lengua moderna. por tanto. pero no puede atribuir cualidades momentáneas. si dijésemos la puerta es abierta por el portero la hoja era vuelta por el lector. se dice: el portero abre la puerta el lector volvía la hoja. porque en ellos la perfección expresada por el tiempo anula lo imperfectivo del verbo ser: el agresor fue detenido por la policía la puerta había sido abierta el documento habrá sido firmado antes de mediodía. Habrá. Podrá haber ambigüedad cuando el participio se ha adjetivado de un modo permanente en alguna de sus acepciones: sus palabras eran excusadas (innecesarias) / sus palabras eran excusadas (disculpadas) el regalo ha sido cumplido (colmado. Siempre. El carácter imperfectivo del auxiliar ser (frente al perfectivo del auxiliar estar) se mantiene en las oraciones con participio tan vivo como en las que llevan atributo adjetivo. Pues. en cambio.verbal.

es decir. Compárense: las baterías fueron / estuvieron emplazadas junto al río. sino solamente han sido edificadas. Por esto no podemos decir ni habían / habrán / hubiesen estado. Sentido local de estar. La acción verbal que expresa la pasiva con ser se produce en el tiempo que expresa el verbo auxiliar: el suceso es / era / fue / será mencionado. 58 . la diferencia entre las dos siguientes oraciones: las casas eran / estaban edificadas con mucho cuidado consiste en que eran edificadas alude al momento de su construcción. decimos que estaba resuelto (imperfecto) cuando había sido resuelto (pluscuamperfecto). pueda construirse con ser: Napoleón fue derrotado en Waterloo. la acción se da como terminada y cumplida antes del tiempo que indica el auxiliar: decimos que un problema está resuelto (presente) cuando ha sido resuelto (antepresente). mientras que estaban edificadas se dice desde el momento en que su construcción fue concluida. El resultado de una acción acabada se expresa con estar + participio. por ejemplo. Así.Es natural que el presente histórico. § 42. que estará resuelto cuando habrá / haya sido resuelto. Con estar. Pasiva con estar. Se nota. el uso de estar. Esta correspondencia explica el que la perífrasis estar + participio no se use en los tiempos perfectos de la conjugación. En esta oración se verifican las tres siguientes posibilidades: 1. una vez más. 2. Estar. que estar resuelto es el resultado de haber sido resuelto. puesto que el tiempo del verbo ser da suficientemente claro el sentido perfectivo. con significado local para expresar situación. entre las ya mencionadas oraciones las casas fueron / estuvieron edificadas con mucho cuidado la diferencia se ha neutralizado de tal modo que ya no es necesario. es un verbo de estado que aun en los tiempos perfectos mantiene clara su diferencia de ser. antes bien se siente como raro. el valor perfectivo de estar frente al imperfectivo ser. en cuanto expresa de modo figurado una acción pretérita y acabada. ni tampoco han estado edificadas.

convergen. en el caso de que el sujeto sea nombre de cosa. el tiempo del verbo auxiliar y las diferencias entre ser y estar. en los tiempos perfectos de acciones perfectivas e imperfectivas: fue abierta ha sido cerrada había sido observada ha sido / fue querido / conocido. El uso de un tiempo perfecto no ha aflojado aquí la significación local de estar. 3. Pasiva refleja. En español no solamente se puede expresar la voz pasiva con el verbo ser y el participio pasivo del verbo de que se trate. acaba por suplantarla y hacer su uso cada vez menos frecuente.El primer caso alude al acto de su emplazamiento. b. en los tiempos imperfectos de acciones perfectivas: está / estaba prohibido / acabado / resuelto. ni su diferencia con ser. Se usa estar + participio: a. poniéndola en dificultad. se puede sustituir aquella voz pasiva por una formada con la voz 59 . si bien remedia las dificultades de la pasiva con ser. en el uso de la voz pasiva. Y se usa ser + participio: a. b. varios factores lingüísticos: el aspecto perfectivo/imperfectivo de la acción expresada. A ellos se suma el uso creciente de la pasiva refleja que. en los tiempos imperfectos de muchos verbos reflexivos con sentido incoativo: está / estaba sentado / dormido / avergonzado / enojado / enfadado. Como se ha podido ver. en los tiempos imperfectos de acciones imperfectivas: es querido era estimado será solicitado sea conocido aunque fuera amado. § 43. sino que. el segundo parte del momento en que el emplazamiento quedó terminado.

les. la. os. Cabe recordar que las formas átonas de los pronombres personales (me. por esto. según tengan o no ablativo agente: desde mi casa se ve la torre de la televisión estos asuntos no se han resuelto todavía la propuesta se rechazó por todo el mundo se suspenden las representaciones. se personal en plural). se). por la cual estas oraciones se van sintiendo como impersonales. en vez de la carta fue recibida oportunamente diríamos la carta se recibió oportunamente hoy han sido cerradas las Cortes diríamos hoy se han cerrado las Cortes. y el sujeto como un complemento. Se llama. Así. sirven para expresar acción reflexiva. heredado del latín. Si el verbo está en tercera persona del singular/plural. las cuales acompañan un verbo que está en la misma persona que los pronombres personales que las mismas representan. erudita y popular. refleja. se personal en singular.activa del verbo y el pronombre reflexivo se. El sujeto es entonces también complemento directo: me afeito todas las mañanas. le. y las formas átonas del pronombre mantienen su función exclusiva de complementos directo e indirecto sin valor reflexivo (lo. La semejanza con las oraciones impersonales francesas (con el pronombre on) y el patente sentido objetivo que se advierte en el sujeto. Las oraciones de pasiva refleja pueden ser primeras y segundas. Estas oraciones ofrecen de ordinario el tipo se alquilan locales. el reflexivo se. siendo conjuntamente agente y paciente. las. en el cual el sujeto va en marcada preferencia detrás del predicado. Se es la única 60 . los. se. nos. cumple en español la función refleja: el niño se lava / los niños se lavan (las manos). van marcando una doble corriente. te. En español. o indirecto: te ponías un traje nuevo. la voz pasiva refleja es mucho más frecuente que la formada con el verbo ser.

El se ha dejado de ser reflexivo en estos casos. Pasiva impersonal. y se ha convertido en mero signo de pasiva. Esta participación puede sentirse aun con verbos intransitivos y de estado: se queda en casa todo el día los alumnos se fueron ella se creía que no era cierto se ha muerto un vecino mío. con el cual se expresaba simplemente que el sujeto. la cual se producía dentro de él o en relación con él: el perro se comió toda la tajada. En el último ejemplo. sujetos pasivos. En la oración se cometieron muchos atropellos. En ellas. segundas de pasiva. la oración es a la vez pasiva e impersonal. En la lengua moderna. sino la sufren y son. § 44. subraya Samuel Gili y Gaya. el pronombre se es un mero signo de pasiva. era partícipe de su actividad. tenemos las oraciones llamadas. a la luz de la terminología de la Gramática latina. por tanto. siendo complemento tanto directo como indirecto. Cuando decimos que la pared se hundió con el peso de la techumbre los pájaros se alborotaron por el ruido. si empleamos tanto la perífrasis con ser como la pasiva refleja: han sido descubiertas sus trampas = se han descubierto sus trampas. Cuando el ablativo agente es desconocido o no interesa a los interlocutores. tanto en la lengua hablada como en el estilo literario. sino como paciente. 61 . los sujetos pared y pájaros no producen la acción. la participación del sujeto no es como agente. Es obvio que la pasiva refleja no puede emplearse más que con la tercera persona.forma reflexiva de tercera persona de ambos números. al callarse el ablativo agente. más que recibir indirectamente la acción del verbo. Estas construcciones están ya muy alejadas del se reflexivo originario. la pasiva refleja predomina con mucho. Ya en latín existía el llamado dativo ético.

En estos casos hay que decir los cristianos eran martirizados los niños son tuteados. frases como las siguientes: se ha(n) pedido refuerzos se le supone(n) otras intenciones se compone(n) paraguas se vende(n) astillas. Y explica este cambio por el hecho de que. De hecho. Parece que no debieran confundirse con las impersonales activas. La lengua literaria prefiere generalmente la construcción pasiva (se desean informes). Samuel Gili y Gaya se pregunta ¿cómo se ha podido producir el cambio de la pasiva a la activa?. El se es conjuntamente signo de pasiva y de impersonalidad. en competencia y a menudo. la ambigüedad nace a raíz del valor reflexivo o recíproco de se. puesto que el sujeto pasivo (atropellos) concierta con el verbo (cometieron).se expresa que los atropellos fueron cometidos. cuando el sujeto de la pasiva impersonal es persona. como en los casos de se martirizaban los cristianos se tutean los niños. tanto en España como en las Américas se leen y oyen. Si el sujeto está en singular. la cual tiene en su apoyo la tradición del idioma y el uso de los autores clásicos. y no se dice nada acerca de su autor. ya que la primera es la más antigua. pero es indudable que su uso se sigue extendiendo. pero no hay duda de que la oración es pasiva. La impersonal activa es moderna y frecuente en el habla usual. donde se usa se desea en lugar de se desean. el verbo lo estará también: se cometió un atropello. Las en singular son objeto de crítica de la Real Academia. puesto que la concordancia con el verbo asegura el carácter pasivo del sujeto. ya no puede emplearse la pasiva refleja. 62 . En se desea informes sobre el paradero de Sánchez. el cual queda oculto en una tercera persona de significación indeterminada. es evidente que informes es complemento directo y se sujeto.

hacia el siglo XV. han nacido estos usos diversos. Su esquema sintáctico se propagó después a las impersonales de cosa. 63 17 . Con los verbos reflexivos no puede repetirse el se. § 45. el sujeto es agente y paciente a la vez. Todos estos valores están vivos en la lengua moderna y. con lo cual la oración pasa a ser impersonal activa 17 : se martirizaba a los cristianos > se les martirizaba se tutea a los niños > se les tutea. en la oración yo me lavo. la acción puede volver también indirectamente sobre el sujeto: yo me lavo la cara. y consiguientemente los primitivos dativos le. y así se explica la vacilación moderna entre se alquila(n) carruajes. Por ejemplo. les se habilitaron también para reproducir acusativos masculinos de persona. El reflexivo se ha pasado según esto por las siguientes fases de participación en la acción: reflexivo acusativo > reflexivo dativo > dativo ético > signo de participación en la acción > signo de pasiva impersonal > signo de impersonal activa. de su interferencia unida a la de otros factores lingüísticos. las oraciones impersonales con se fueron cada día más usuales.o bien convertir el sujeto en objeto por medio de la preposición a y poner el verbo en singular. sobre su origen mismo. En este caso la impersonalidad se expresa con el indefinido uno: uno se arrepiente de sus errores se atrevía uno a todo. A medida que. No podemos decir: se se arrepiente de sus errores se se atrevía a todo. La denominación que se les da de reflexivas viene del hecho de que la acción verbal vuelve. “como un bumerán”. Enunciados reflexivos En estas oraciones. el sujeto yo es el propio objeto de la acción verbal. Sin embargo. En el caso de los verbos reflexivos (propiamente dichos) y en el de los verbos de estado (usados eventualmente en la voz reflexiva). se fue consolidando el uso de la preposición a con el acusativo de persona.

sin su menor intención de ello. aún hay cierta participación (aunque no directa) del sujeto yo en la acción del verbo. que a él le parecen curiosas: el cubo se sale ( = el líquido se sale del recipiente) el tejado se llueve ( = la lluvia cala el tejado). la forma reflexiva carece de todo matiz afectivo. se. pues. Mas entre las expresiones yo muero / yo me muero hay una diferencia de intensidad afectiva en favor de la segunda. nos. dignarse. La única motivación del sujeto en la acción es entonces el interés. En me he hecho un traje. ellas refuerzan el valor subjetivo y afectivo de la frase: yo voy a casa de Alicia indica simplemente el hecho de ir. os. te. pero si decimos Luis se rompió una pierna Luis se mató en su coche.señala Rafael Seco – son tales oraciones reflexivas con sujeto inanimado. sí. A veces. etc. El colmo de ello . pero el significado mismo de verbos como atreverse. Los elementos característicos de la oración reflexiva son: a. y éste deja de ser sujeto lógico para convertirse en sujeto afectivo. pero yo me voy a casa de Alicia indica una resolución adoptada por mi libre voluntad y en provecho mío. ufanarse. vanagloriarse. para indicar sólo comienzo de la acción: dormirse ( = empezar a dormir). En esta calidad. da indicio de un vivo contenido afectivo. Lo mismo podríamos interpretar los tipos reflexivos propios: yo me arrepiento / yo me quejo. jactarse. sujeto agente y paciente b. por encargo mío. alguien me ha hecho un traje. y se pueden ser percibidas como dativos de interés. predicado verbal reflexivo 64 . sólo significamos que sufrió la fractura/muerte.las formas pronominales átonas me. De la intervención activa y afectiva del sujeto en la acción verbal se pasa gradualmente a la meramente afectiva.

(eventualmente. cada una de las cuales ejerce una acción sobre las otras. 65 .c. § 46. mientras la recibe de ellas. expresiones como mutuamente. que tienen por sujeto dos o más personas. Estos verbos tienen la misma forma que los reflexivos. Así. como los que pueden llevar las demás oraciones): no te me escapes. de los que se distinguen por el sentido. cuando así lo requiere el verbo) un complemento directo o un complemento predicativo concertado con el sujeto (además de diversos complementos. eso es. El sentido recíproco no sólo puede expresarse por medio de los pronombres reflexivos. en caso de duda. sino aparece. según lo señala Rufino Cuervo. Quedan constituidos por un sujeto agente y paciente y verbos de este tipo. Juan Rafa se deslizó suavemente hasta el barranco se esparcen las noticias con demasiada facilidad nos hemos ido a Suiza a pasar las vacaciones. recíprocamente: ambos nos miramos en el espejo (oración reflexiva = tanto él como yo. añadiendo. uno a otro. mi padre se vio perdido los arroyos se despeñan alegres desde la cumbre todos nos quedamos atónitos. mutua). nos miramos en el espejo) ambos nos miramos con sorpresa (oración recíproca = yo lo miré a él y él me miró a mí = la acción fue. tienen sentido recíproco expresiones tales como: alternar en el oficio concordar en una opinión casarse dos personas. Con complemento directo: ¿os habéis traído los libros? usted se tiñe el pelo los tres amigos nos estudiamos muy bien la lección. Enunciados recíprocos Estos son las oraciones constituidas con verbos recíprocos. separadamente. hasta en la forma activa transitiva/intransitiva. por tanto. Con complemento predicativo: ante la desgracia.

predicado verbal recíproco c. Sin embargo. (eventualmente) un complemento directo d. (eventualmente) un complemento predicativo. Aquí están unos cuantos ejemplos: los chicos se quieren se pegaron los cinco terriblemente. 66 . Con complemento directo: ambos se escriben cartas muy enérgicas. Los elementos de éstas son: a. sujeto plural b.El significado recíproco se halla también en oraciones como: Juan se escribe con Pedro. donde la reciprocidad se establece con un verbo de forma reflexiva entre el sujeto y el ablativo con la preposición con. Con complemento predicativo: nos miramos asombrados. oraciones recíprocas deben considerarse sólo aquellas que se construyen con verbos de forma recíproca y un sujeto de carácter colectivo.

Orden de las palabras Siendo precisamente el orden de las palabras en la oración simple y de las oraciones simples en la compuesta. pues tan sólo así se puede hablar de la acción misma. luego el predicado (verbal. los complementos de toda índole del predicado. parten del elemento conocido (el autor de la acción o el detentor de cierta peculiaridad) para llegar a los elementos desconocidos o menos conocidos que son los complementos del sujeto. LA TOPICA § 47. En el caso de la oración simple. una oración comienza por el sujeto. por supuesto. Por consiguiente. por las relaciones que en la mente del que habla se establecen entre varias nociones a raíz de la observación de la realidad. o nominal. tenemos primero las oraciones adjetivas o de relativo. pero de otra forma “vinculado” al sujeto) y los complementos del predicado. que lo representa al autor de la acción: debe haber uno. el juicio y. pues determinan no al predicado o a un verbo de la oración principal. el predicado (él mismo un complemento. sino al sujeto o a un sustantivo de la misma.III. la situación es similar. encabezadas por pronombres relativos. Dicho con otras palabras. en condiciones de llevar a efecto una acción. el punto de partida del pensamiento es el sujeto. las cuales son los equivalentes del adjetivo. En la oración compleja. siguiendo el orden de su dependencia de la principal. ya que todas las demás oraciones dependen de ella) y llegamos a las oraciones secundarias/subordinadas/regidas. la oración misma también. es decir. si del sujeto se dice que tiene una que otra peculiaridad) y. a la de la oración simple: comenzamos por la oración simple principal/regente (sin la cual no puede haber oración compleja. en fin. la tópica viene siendo determinada por el pensamiento. Por tanto. siguen sus determinantes (complementos de toda índole). siguen luego las oraciones subordinadas que lo determinan al predicado o a un verbo de la oración principal: las oraciones objetivas 67 . en líneas generales. si se trata de una acción.

cuando en nuestras mentes un elemento integrante de la oración aparece más temprano que otro en el plano de la conciencia. No obstante. ha tocado el lado afectivo de su mente. por el motivo de que el primero ha provocado en la mente de quien habla una emoción. Al sobrevivir dicho factor. en la oración compleja aparecen primero oraciones subordinadas (o una de ellas) y luego la oración principal (que puede ser también una subordinada). destacan por una entonación especial: el elemento que va delante por motivos de índole afectiva o solamente intelectual. de la tópica que se verifica en la oración simple. y los complementos antes que el predicado (u otro verbo de la oración). encabezadas por adverbios relativos de lugar. en el sentido de que pone el elemento desconocido o menos conocido antes que el conocido. de 68 . el complemento está antes que el sujeto (u otro sustantivo de la oración). del factor síquico de índole emocional. Esta tópica. es decir. algo impropiamente llamada afectiva (ya que más adecuado nos parece decir subjetiva) puede ir determinada también por un factor puramente intelectual. el cambio de la tópica normal u objetiva. por ser más importante desde el punto de vista puramente lógico. Todo lo dicho hasta ahora se vincula a lo que se llama tópica objetiva o intelectual. en líneas generales. de tiempo y de modo. Por ser la oración compleja (con sus numerosas oraciones simples subordinadas a la principal) mucho más compleja que la simple. llamada subjetiva o afectiva y que. de tiempo y de modo. su tópica se presenta a menudo bastante distinta. y esta emoción (en su más amplio sentido) exige que se le encuentre de inmediato una expresión. no influído por la intervención de la afectividad. el cual debe entender con gran exactitud y precisión nuestro pensamiento. va en contra de la objetiva.y circunstanciales de lugar. lo que le comunicamos en primer lugar a nuestro oyente. las diferencias no son esenciales. muy a menudo presente en nuestras mentes. nos encontramos con otra tópica. pues se basa en el pensamiento (lógico) propiamente dicho. esto es. por sus pormenores. Por tanto. Lo mismo. y ello antes de que vinieran a cumplirse los hechos de índole estrictamente lógica. Las inversiones.

cuando las personas que dialogan. Estas normas rigen las oraciones enunciativas. se operan inversiones. asombramos.insistencia. de conformidad con la observación de índole sicológica de que lo que se dice al final se fija mejor en la memoria del oyente. Esto es válido tanto en rumano como en español y en otros idiomas. una intensidad mayor o el levantamiento del tono que. y entonces la tópica difiere. que modifica la tópica objetiva). hermanas o no. conservando la misma tópica. al conversar. observan con el jucio frío y sin la injerencia de la afectividad. Se trata. Y ello porque la importancia mayor que le presta el hablante acarrea. Existen empero diferencias de tópica de un idioma al otro. indignamos. por lo 18 En sentido musical. y con ello aparece también una entonación especial que contribuye. Las oraciones exclamativas siempre expresan contenidos casi en su totalidad emocionales: nos alegramos. viene siendo acentuado con más fuerza o es más alto 18 que los demás. etc. El español se parece al rumano (o al italiano. de modo natural. por ejemplo) y por ello muchas oraciones simples o compuestas se pueden traducir del rumano al español o del español al italiano. junto con el cambio de la tópica común. ayuda a comprender mejor lo dicho por el hablante. de las leyes específicas internas que rigen el desenvolvimiento de cada idioma o familia de idiomas. las cuales se deben al hecho de que las lenguas. (De las diferencias de opinión surge un elemento subjetivo de índole emocional. su sonoridad es más alta. 69 . por la fuerza de las cosas. En otros casos. La causa de las inversiones puede ser de índole intelectual (en la lengua literaria) o afectiva (en el habla coloquial. ella también. en la situación de contradecirse y combatirse mutuamente. se han venido y también se siguen desarrollando en condiciones muy diferentes una de otra. admiramos. que refieren pura y llanamente hechos o comprueban. a la necesidad de una simetría constructiva o al hecho de que la insistencia de tipo estrictamente intelectual exige que el elemento sintáctico más importante esté al final de la oración. se encuentran. romances o no. por tanto. Estos aparentes atropellos de las normas de la tópica objetiva se deben a la importancia del contenido.

una apreciación subjetiva.. semejante en parte al existente (y obligatorio) en la poesía 19 . sino uno más bien estrictamente subjetivo: el hablante quiere enterarse de algo que no sabe y que le interesa. entre las causas que pueden modificar el orden normal de las palabras en la oración. Samuel Gili y Gaya invoca. más o menos formal. En la oración interrogativa no sobreviene un elemento emocional. de su etnia. por tanto. como sería la entre el sujeto y el complemento directo (que ya comentaremos en su debido lugar). a otras palabras les son preferidos los sustantivos. ¡. puede faltar el predicado verbal o la cópula del predicado nominal. La curiosidad puede tener uno que otro matiz afectivo. Mas esta libertad viene siendo limitada por la obligatoriedad de prevenir las confusiones. a expresar ciertos estados síquicos afectivos del hablante. en el sentido de que la ignorancia del hablante en lo tocante a un hecho cualquiera no es total. y entonces la pregunta es irónica. puede ser el de su diacrónica o sincrónica subjetividad respecto del tema. por una necesidad puramente estética. desde el punto de vista personal. bien totales (y en este caso la oración empieza por el predicado o por el sujeto). es poco usual.general en una medida mayor que la tópica. quizás este hecho es irreal. de construir la frase para que tenga un ritmo. encerrando. y así por el estilo.. Las más diversas diferencias de tópica se deben al hecho de que las preguntas que formulamos con ayuda de las construcciones interrogativas son bien parciales (y entonces comenzamos por un pronombre. es decisiva y determinante. en (el más) alto grado. que el verbo vaya detrás del principal acento de intensidad del grupo. y. libre. eventualmente por un adverbio interrogativo). En las construcciones exclamativas aparecen inversiones. La entonación. como también lo es la rumana. En oraciones unitarias de tres o más elementos sintácticos. La tópica del español es. o entre el sujeto y el atributo sustantivo. como se sabe y como lo demuestra la original presencia en español de los signos ¡ . en general. de su ser. Es la importancia del verbo para establecer la relación sintáctica la que Pero que. casi siempre sin complementos. de hecho. por tanto. 70 19 . también el ritmo: el hablante se deja llevar por criterios auditivos. pensamos.

21 En ocasiones. y la histerología. Muchos casos de ambigüedad se deben a construcciones que chocan con los habituales esquemas del castellano. No es sólo la lógica de la frase. se distinguen cuatro tipos de hipérbaton: la tmesis. fabrica las frases a tenor de sus fenómenos mentales.explica que ésta se debilite. la colocación de una coma basta para cambiar la estructura y el significado de una frase. y otras que. la anástrofe. cuando el verbo va detrás del acento intensivo principal. para la claridad ideológica. cambiando a veces la distribución directa de los vocablos. el paréntesis. buscan un lugar fijo independiente del estilo literario. hyperbaton. El escritor que produce ideas que arraigan en su fondo íntimo vital y refiere una historia por instinto o por reflexión. si no se deben señalar límites al temperamento. y los componentes de la oración tiendan a disgregarse. § 48. que consiste en posponer la preposición al sustantivo cuyo caso rige. 71 20 . se puede al menos perfeccionar la arquitectura de la frase con la técnica y la corrección 21 . para dar más valor expresivo o ritmo a determinados giros del lenguaje. que consiste en intercalar una palabra entre dos elementos de una frase compuesta. Por otra parte. En conclusión. la construcción de la frase castellana goza de sustancial holgura y libertad. En retórica. ni siquiera la claridad de los conceptos lo que determina el orden constructivo de un período o de Figura de pensamiento que consiste en una alteración del orden lógico de las palabras. Orden moderno de las palabras La posición relativa de cada uno de los miembros de una expresión contribuye a determinar su valor funcional. El orden de las palabras viene siendo regido más por el interés sicológico que por la estructura gramatical. Hay palabras que por su naturaleza exigen una colocación adecuada. transpuesto) para explicar este fenómeno. Los gramáticos han tomado de la nomenclatura retórica la palabra hipérbaton 20 (< gr. que consiste en introducir en la frase una interjección u oración con entonación distinta. que consiste en alterar el orden de las palabras y decir primero lo que debería ir después.

2. dentro de los módulos del lenguaje. además de la corrección lingüística. Cuando los elementos constructivos que se reúnen son más de tres. Las demás normas que fija Martín Alonso son las siguientes: 1. pero relacionados estrechmaente con la sicología del lenguaje. con la atención tensa en los hábitos rítmicos. En la frase normal o enunciativa. En la frase literaria. o aflojar a otros. se inclinan hacia la construcción latina. Y. La extensión de la frase. que están encerradas en un solo hemistiquio. § 49. verbal o adverbial. que ocupan dos hemistiquios y rítmicamente están bipartidas. 72 . y las cortas. dar calidad afectiva a un párrafo determinado y hasta seguir la armonía de la prosa. En el intento de establecer el valor expresivo que resulta del uso de cada una de las partes de las oraciones. necesitamos comunicar mayor fuerza expresiva a unos elementos. si consta de tres elementos. cada grupo fónico es una entidad autónoma y. buscamos la sintonía de la forma con la personalidad del escritor.una cláusula. Ellos representan el conjunto de sonidos comprendidos entre dos pausas. se rige por las normas de la frase unitaria. aumenta el número de las combinaciones posibles. 3. que Navarro Tomás llama grupos fónicos. el verbo generalmente se coloca intercalado. colocándose los demás al final. que dejan sentir de modo constante su influencia en cada escrito y en cada género literario. Martín Alonso establece la norma general: las frases largas. sustantivo. Para los efectos de la colocación del verbo y demás elementos constructivos. La individualidad de las agrupaciones fónicas exige que haya en cada cual un vocablo con valor adjetivo. y de los otros dos precede uno (el de mayor interés). Intervienen también otros elementos. presentan con más frecuencia la práctica moderna. Pues la separación es más bien expresión de vivencias semánticas. por tanto. la calidad afectiva de una expresión y hasta la posición relativa de sus elementos integrantes permiten hacer ciertos descansos de sentido. ajenos a las leyes del juicio lógico. La anteposición del verbo es característica neorromance de la frase interrogativa.

la corrección estriba esencialmente en el acuerdo con el uso de los autores de una época antigua. etc. a raíz de las modificaciones fonéticas. cambio) se funda en el empleo de una palabra por otra o en el cambio de accidentes. por ejemplo. 8. casi todas las desinencias.4. el español las conserva en general briosamente. a fe mía. usar un adjetivo como verbo o un tiempo verbal fuera de su significación habitual. En la poesía clásica se permite la interposición de una palabra entre dos ideológicamente enlazadas. El primero consiste en usar enfáticamente más palabras (casi) sinónimas para dar el vigor esencial a la frase. lo mismo que las confusiones morfológicas y de construcción. El segundo se basa en la doctrina del siglo XIX de que el lenguaje se desarrolla mejor en estado de libertad. en gran parte. Según el primero. La segunda (< gr. en castellano se hallan frases que carecen de verbo. helo. el verbo entre sustantivos correlativos. enallage. Los criterios de la correción en el lenguaje son dos puntos de vista denominados histórico-literario e histórico–natural. el sustantivo entre dos adjetivos. 6. el primer rasgo peculiar del español es su conservadurismo. de modo que toda dogmatización en este campo es nociva. Peculiaridades estilísticas del español Manuel Criado de Val intentó definir en un libro que ya es clásico lo que llamó la fisonomía del español. 73 . Según Criado de Val. 5. que ha venido perdiendo. pues el fin del lenguaje ha de ser entendernos. y por ende hay que combatir las vacilaciones en el acento y el sentido. Como en otros idiomas de la Romania. Suelen encabezarse con modismos especiales: de aquí. que él explica. Los casos más frecuentes son: el verbo entre el sustantivo y el complemento determinativo. por la resistencia de las desinencias sustantivas y verbales. inversión. Y ello porque. 7. § 50. a diferencia del francés. Las figuras de construcción son el pleonasmo y la enálage. Hay que combatir la imprecisión.

destaca Criado de Val. escasa aglutinación del artículo con la preposición 4. Criado de Val encuentra una antiquísima fuente de este rasgo castizo en las obras de los escritores y los filósofos latinos oriundos de España 24 . 24 Se refiere a Séneca. ni crea tantas dificultades para definir el uso correcto. Cada una de las unidades separables al analizar los elementos de una frase para descubrir su organización estructural. Consecuencia lógica de todo ello es la débil (de nuevo en comparación con el francés) gramaticalización de sus (elementos) constituyentes 22 . Otra peculiaridad del español sería su carácter popular (mejor dicho. En ninguna otra lengua romance alcanza esta confusión las proporciones que tiene en el español. que le daría incluso el nombre. a la ubicación y la intensidad de los acentos y a la independencia de las palabras en la oración. Por consiguiente. pero. por ejemplo el Quijote cervantino. en última instancia.Esta resistencia se debe. de hecho. los escritores clásicos y sus precursores usan a menudo refranes y modismos 23 . escasez de las palabras de refuerzo. la evolución del idioma. En el plano del contenido. etc. piensa en lo específico étnico de la población indígena de la Penísula Ibérica que los romanos conquistaron. A menudo. lo que en materia lingüística se traduce en el uso de muchos términos y expresiones vulgares. incluso en la escritura y el habla culta. 23 Véase. Quintiliano. esta peculiaridad encuentra su aspecto simétrico en el realismo muy acentuado de la literatura española de todos los tiempos. posibilidad de usar el sustantivo sin artículo y las formas verbales sin pronombre sujeto 3.. el realismo se convierte en naturalismo. los críticos e incluso los más preeminentes lingüistas españoles han creído y siguen creyendo que es el gusto popular quien ha dedecidir. Criado de Val considera que el español es mucho más popular que el francés). § 51. tópica por lo general libre 2. Puesto que los autores literarios. que se pone de manifiesto en los siguientes aspectos: 1. 74 22 . localizado ya desde el comienzo en Castilla. a su vez. a la estructura fónica de los sonidos.

la reiteración de los adverbios y los pronombres. en tanto que medios extralingüísticos. entre los hechos lingüísticos que testimonian de esta abstractización realista: 1. § 53. peculiaridad de todo idioma culto. se fundamenta.§ 52. muy frecuentes en las obras de Cervantes. Además de las formas compuestas. Este rasgo lo ilustran los siguientes hechos: 1. por excelencia impulsiva. peyorativo. despectivos 2. Criado de Val enumera. incoativo. etc. el predominio de las palabras que expresan acciones sobre las que evocan estados. La afectividad desempeña un papel inmenso en español y es. en el caso del español. las personificaciones. el español ha venido conservando casi todas las formas Transposición de una categoría lingüística a las funciones propias del nombre sustantivo 75 25 . en las siguientes peculiaridades: 1. la frecuencia y la extensión de sus sentidos. el gran número de diminutivos. en el sentido de que actúa fuertemente en cierto momento y en cierto punto. la frecuente tópica afectiva (con inversiones provocadas por la afectividad) 4.) 3. la riqueza y la variedad de las fórmulas exclamativas (interjecciones. el uso del pronombre neutro lo 3. etc. conocidas en general también en el resto de las lenguas romances. sobre bases realistas. lo mismo que el papel insignigficante de los determinantes gramaticales 6. Quevedo. ayudan mucho a ampliar la expresividad. para que luego afloje hasta su total desaparición. Gracián. eso es. aumentativos.) 5. Otra característica del español es su dinamismo. los cuales. invectivas. etc. la gran variedad de la entonación y la muy frecuente intervención de los ademanes. § 54. Ella se manifiesta. en el sentido de que numerosas nociones abstractas adquieren forma concreta. el número insólitamente grande de las formas verbales. la existencia en el verbo de un poderoso elemento de aspecto (durativo. Tirso. La propia abstractización. equivalente de la indiferencia. la sustantivación 25 de los infinitivos y el uso de las preposiciones 2. en opinión de Criado de Val.

por presentar la acción no como un proceso en curso. la frecuencia de las formas de subjuntivo. 2. el francés) 2. y la puesta de realce del sujeto frente al objeto. la voz pasiva adquiere a menudo en español carácter algo impersonal. a ellas se suma la riqueza de las formas perifrásticas y de los verbos auxiliares. de acción o de proceso. eso es. en el caso de los sustantivos nombres de seres. como. por ejemplo. el predominio del gerundio sobre el participio presente. Muchas de las peculiaridades enumeradas hasta ahora. en las siguientes peculiaridades: 1. incluso cuando está sustantivado. además de ello. en opinión de Criado de Val. la escasez de los pronombres indefinidos (en comparación con otros idiomas. el infinitivo conserva. es complemento. las numerosas inversiones. que es estática (en comparación con la activa). entre las cosas y los seres. por supuesto el personaje más importante para la acción. palabra que indica una cualidad). de la acción en comparación con el participio.simples del latín. con la preposición a. ya que está cerca de los sustantivos. 4. inexistente en otros idiomas romances. en parte. el escaso uso de la voz pasiva. la existencia del acusativo personal. de un elemento subjetivo. que desempeña funciones adjetivas. eso es. en el caso de los hispanohablantes. § 55. la existencia del subjuntivo potencial (amara/-se). con carácter más adjetivo. demuestran la frecuente y poderosa intervención. el predominio del infinitivo. 5. eso es. como serían el predominio del verbo sobre los sustantivos. sino por medio de su resultado (el participio pasado es. cuando desempeñan la 76 . por un motivo parecido al invocado en el caso del infinitivo: el gerundio desempeña funciones adverbiales. El subjetivismo se relaciona estrechamente a lo que Criado de Val llama personalismo. ante los demás modos impersonales del verbo (gerundio y participio). un adjetivo. la estricta separación entre lo colectivo y lo individual. no sujeto. eso es. El personalismo del español se manifiesta. determina verbos y por ello está más cerca del verbo. de hecho. el sentido activo. 3. que expresa la acción en su forma más pura. para no mencionar que el autor de la acción.

y luego en las influencias ejercidas por los pueblos europeos. donde ha llegado a ser el equivalente de una desinencia). tan distintos de los españoles en muchos aspectos. centurias seguidas. 4. cuando aparece (y lo hace cuantas veces al hablante lo acucia la gana/necesidad de insistir en el autor de una acción) tiene obvio valor enfático. Esta peculiaridad va a la par con la presencia de unas formas pronominales neutras (desconocidas en los demás idiomas romances) y con la precisa distinción del género natural en los sustantivos. etc. conquistadores de su madre patria. y por ello. al italiano Lei: usted < vuestra merced (según la cual se formaron. no me salgas con excusas. 3.función de complemento directo. los alemanes gnädiger Herr y gnädige Frau). las formas pronominales de cortesía. en opinión de Criado de Val. a los moros. que antaño eran numerosas y ejercieron un fuerte influjo en otros idiomas 26 . indican una supraestimación de la personalidad (de otro. el pronombre personal conserva su valor de pronombre en sentido estricto (no como en francés. por ejemplo. Cf. 77 26 . La causa de este personalismo ha de buscarse en la historia del pueblo español. la frecuencia con que se verifican en el habla las fórmulas polémicas y un tono polémico en general. 5. lo mismo que de la propia). el cual tuvo que afrontar. no me vengas con éstas. entre otras. como son.

es. señalaremos como sujeto la frase sustantiva el hijo de la amiga de mi hermana. Puede estar formada por una o más palabras. Así. los acentos de intensidad. el predicado y las tres clases de complementos de éste. toda oración. De modo similar. sino que es también interna. en la oración el hijo de la amiga de mi hermana ha dado esta mañana una pelota al niño de la esquina. en la curva melódica del lenguaje.B. en esta calidad. la concordancia/relación de las palabras variables 3. que es una unidad de atención y de sentido. preguntamos o mandamos algo. tiene su expresión fonética. es la menor unidad del habla con sentido completo en sí misma. llamados directos. entre los elementos constitutivos de la oración. El sujeto. frases y de las oraciones (si se trata de una oración compleja) 2. indirectos y circunstanciales. 78 . LA ORACIÓN § 56. la expresión explícita o implícita de un juicio lógico y. el uso de preposiciones. conjunciones y voces enfáticas 4. Los componentes de la oración guardan entre ellos relaciones lógicas y estéticas que tienen su expresión verbal en: 1. por tanto. constituyen lo que caracteriza a cada oración. Por consiguiente. todas las palabras y las frases contenidas en una oración compleja están ellas también sujetas a la unidad de atención y de sentido que las domina. pero en todos los casos le son peculiares las unidades de sentido y de intención expresiva con que ha sido proferida. De ahí que los demás complementos se enumeran aparte. el orden de colocación de las palabras. por ejemplo. Esta unidad no se expresa sólo en la entonación general. con la cual declaramos. puede articularse en uno o más grupos fónicos. que solemos llamar oraciones psíquicas. siempre comprensible para su oyente. Las Gramáticas tradicionales consideran que la fragmentación mental del discurso en unidades psíquicas intencionales.

complementos indirectos + sus complementos 1. predicado nominal 1.2.2. el indirecto. es decir. la colocación de unas oraciones con respecto a otras 2.2. ya desaparecen estos medios expresivos de relación interna: no existe más la concordancia.2. no actúa la relación preposicional. complementos directos + sus complementos 1. complementos del verbo 1. § 57.2.1. Esquema general de la oración posible 1.1.oración 1. atributos + sus complementos 1.2.2.como predicado.1.2. sujeto + complementos del sujeto 1.2. un enlace síquico de índole superior. lógica o afectiva.2. predicado 1.2. que puede tener su expresión lingüística en: 1. verbo 1. que es la frase sustantiva el niño de la esquina.2. Las oraciones síquicas sucesivas guardan entre ellas una relación de continuidad representativa.1. Muy raras veces se ofrece en la práctica una oración con todos sus elementos.2. el uso de algunas – muy pocas – conjunciones o frases conjuntivas 79 .2. complementos circunstanciales + sus complementos.2. la forma verbal ha dado y como complementos. pero cualquier desarrollo posible cabe dentro de éste.2. el directo una pelota.2. ni el enlace conjuntivo.1.2. verbo copulativo 1. Más allá de los límites de una oración síquica.2.1.2. y el circunstancial de tiempo en ablativo esta mañana.1. predicado verbal 1.2.2.3.

sin que se haya llegado a un consenso sobre su acepción exacta y su clasificación. que consiste en señalar algo que está presente ante nuestros ojos o en indicar un término de la frase ya anunciado. en el discurso o en una cadena fónica. La glosemática es la teoría del lenguaje elaborada por los lingüistas de la Escuela de Copenhague. que se establecen fuera del enunciado. de ciertos semantemas 30 o de ciertos sonidos En lingüística.). es decir. El problema del sintagma ha ocupado a muchos lingüistas (C. H. En Gramática generativa. determinativos y asociactivos. opuestos a las relaciones asociativas o paradigmáticas. o sea. Trubetzkoy distingue entre sintagmas predicativos. para el Círculo de Praga. una palabra en relación a una frase. Por ejemplo. En estilística. elemento sintáctico terminal. 28 Término propuesto por el lingüista Ferdinand de Saussure para definir la combinación sucesiva de diversos elementos en un solo complejo. 29 En lingüística estructural. la más pequeña unidad significativa. adverbios o verbos – por tanto.3. Este parte de dos principios postulados por Saussure: la estructura y la inmanencia lingüística. La deixis es la función desempeñada por los elementos deícticos. grupo de elementos que forman una unidad en una organización jerarquizada. Sechehaye. De todas formas. El término sintagma permite identificar los distintos grupos intermedios que mantienen relaciones de dependencia entre el nivel del morfema y el de la oración. sólo al reunir estos dos tipos de relaciones es posible deducir la estructura sintagmática de una oración. la reiteración o la oposición de ciertos sintagmas 28 . del encadenamiento lineal de los morfemas. En lingüística estructural. N. Trubetzkoy. lo mismo que de ciertos morfemas 29 . consistente en asumir el significado de una palabra anteriormente mencionada en el discurso. portadora de un contenido semántico. Bally. Frei. elemento de formación que confiere a un signo lingüístico una determinada categoría gramatical. A. etc. En la 80 27 . la anáfora 27 4. En glosemática. párrafos o versos sucesivos. tipo de deixis que desempeñan algunas palabras (pronombres. el sintagma es la unidad sintáctica indivisible en unidades más pequeñas. con lo que tendríamos que dos elementos no podrían pronunciarse en un mismo fragmento de tiempo. Su creador fue el lingüista Louis Hjemslev. con fines enfáticos o para procurar la simetría del todo. Para Saussure. Frei los reduce a dos clases: sintagmas de subordinación y de coordinación. es una figura retórica que consiste en la repetición de una o más palabras al principio de frases. H. el significado de sintagma deriva de lo que él denominó las relaciones sintagmáticas en el enunciado. elementos deícticos).

compuestas de pleremas y nirfemas). por consiguiente. la duración relativa de las pausas y de otros recursos estilísticos. En Lógica se llama oración (o proposición) la propia expresión verbal de un juicio. Comprende dos partes: la cenemática (que estudia las unidades de expresión o cenemas) y la pleremática (que estudia los plerematemas. El juicio es la relación entre dos conceptos: sujeto y predicado. forman con él una oración. las leyes del juicio quienes han determinado y determinan gran parte de la estructura peculiar de la oración gramatical. El concepto lógico de oración es más restringido que su definición sicológica. y se estudiaba. todo lo que. glosemática. palabras. en tanto que capítulo aparte. Son. pero la convención se acepta justamente para poder entendernos en la interpretación de los hechos lingüísticos 31 . Por otra parte. Por tanto. con el nombre de Sintaxis figurada. La glosemática persigue establecer las ciencias de la expresión y del contenido y atiende a criterios internos y funcionales. 31 En este sentido. unidades mínimas en el plano del contenido. 81 . en las oraciones atributivas. Entre los contenidos síquicos del lenguaje. no parecía entrar en la explicación lógica quedaba eliminado como licencia. frases u oraciones enteras. la unión del sujeto con el predicado se produce a menudo sin verbo copulativo. que se relacionen. en los comienzos del siglo XX. 30 Elemento lingüístico portador del contenido semántico de la palabra. de modo mediado o no. figura y transgresión gramatical.5. unidad fónica de un término. Esta definición es obviamente convencional. Todas las palabras que nos sirven para expresar lo que decimos del sujeto forman el predicado. con un verbo en forma personal. por oposición al morfema. y al fonema. Todos los elementos. el signo lingüístico es concebido como la unión de una forma de expresión con una forma de contenido. por exceso o por defecto. El núcleo de la unidad sintáctica es un verbo en forma personal. las formas no personales del verbo pueden considerarse (y así lo hacen muchos gramáticos) como núcleos de oraciones dependientes. elemento que expresa relaciones gramaticales. las relaciones lógicas ocupan en el adulto un lugar preferente. es sabido que.

Esta última denominación la aplicamos Con razón dice la Real Academia Española que el predicado verbal “contiene en sí al sujeto. señala Samuel Gili y Gaya. como en las subordinadas. 82 32 . No ocurre lo mismo en francés o en inglés. En el primer caso la oración es simple. en el segundo es compuesta.Un verbo en forma personal encierra en español la relación entre dos conceptos explícitos: el sujeto y el predicado 32 . es decir. sino dos o más. sin que uno de ellos domine gramaticalmente el conjunto. las subordina. no haya ninguna oración gramatical. por causas históricas. entre oración y frase. hay que considerar cada uno de los verbos coordinados como una oración independiente. remediándose así el oscurecimiento fonético o la pérdida total de las desinencias personales. Distinguimos rigurosamente. se ha hecho obligatoria la anteposición del pronombre sujeto. aun tratándose de las simplemente copulativas. donde. pese a la realidad síquica. y equivale por sí solo a una oración completa” (§ 202). Puede ocurrir que la oración síquica contenga una o varias oraciones gramaticales. pero no por ello dejará de ser una expresión completa en sí misma. sea determinado o indeterminado. por consiguiente. La oración se organiza internamente con arreglo a valores síquicos. entre ellos preferentemente las leyes lógicas del juicio. lógico y gramatical de la oración se suman sin oponerse unos a otros y se completan mutuamente.Y es por ello que la expresión gramatical se articula justamente en torno al verbo. Siempre entre dos o más oraciones coordinadas hay una que preside síquicamente a las demás y. o rechazar la definición gramatical que considera como oración un verbo en forma personal y los elementos relacionados con él de modo mediado o no. según el ejemplo de Samuel Gili y Gaya. Los conceptos sicológico. La diferencia entre coordinación y subordinación. constitutiva de una unidad sintáctica perfecta. En el caso de las oraciones coordinadas que no tienen un verbo en forma personal. Puede ocurrir también que en una oración síquica no haya ningún verbo en forma personal. es apenas perceptible en la historia de los idiomas y en la realidad expresiva.

la oración es una unidad sintáctica.a cualquier grupo de palabras conexas. pero no viceversa. El idioma posee además numerosas frases hechas o locuciones con significado adverbial. en la que se integran. A diferencia del enunciado. Toda oración es una frase. y coordinadas. que se repiten como fórmulas sintácticas fijas. ni elemento alguno de otra oración: el niño no ha entendido la lección de Miguel. § 59. Enunciados y oraciones Insistimos en que es importante distinguir el enunciado de la oración. prepositivo. Recordamos que. Las oraciones independientes no tienen relación de ningún tipo con otra oración. ya formen oración o no. el enunciado es una unidad de comunicación. No importa si esa estructura tiene sentido completo o no. etc.. Las oraciones dependientes o subordinadas dependen de un elemento de otra oración. Oraciones independientes. como ya se ha dicho. o bien complementan otra oración. o sea. una unidad pragmática. coordinadas y dependientes (subordinadas) Atendiendo a la relación que una oración puede establecer o no con otra oración o con uno que otro elemento de otra oración. Mas en 83 . Las llamamos yuxtapuestas: Julio canta. conjuntivo. Puede ser que varias oraciones independientes se sucedan en el discurso una tras otra. En el libro que me regaló ya lo he leído que me regaló es una oración dependiente de el libro. dependientes o subordinadas. § 58. clasificamos las oraciones en independientes. el gato duerme. En tanto que unidad de comunicación. yuxtapuestas. que se corresponde con la estructura gramatical constituida básicamente por un sujeto y un predicado. verbal. el enunciado debe tener sentido completo dentro de la situación en que se produce. Juana lee.

La relación entre sí es de índole semántica. Las oraciones coordinadas no establecen relación de dependencia sintáctica con otra(s). Ellas son el signo más visible del enlace extraoracional y como tales abundan en la lengua literaria. La unidad total del discurso. distributivas. sin embargo. en que las conjunciones no son ya signo de enlace dentro de un período. si lo lees tú también es una oración subordinada a la oración principal te quedaré agradecido. Su estudio rebasa los límites de la Sintaxis. A causa de la frecuencia con que desempeñan este papel de enlace extraoracional. te quedaré agradecido. y según ellas percibe el oyente/lector la coherencia/incoherencia del discurso que se le dirige. cesan las agrupaciones fonéticas de intensidad y entonación. por consiguiente. Las oraciones coordinadas pueden ser copulativas. sino que todas se mantienen en el mismo nivel sintáctico dentro de un enunciado único. causales y consecutivas. de alternancia o de oposición / contraste. sino que expresan transiciones o conexiones mentales que van más allá de la oración. consecutivas. un lazo síquico de índole superior. adversativas y. ni subordinación. Hay casos. § 60. por consiguiente.si lo lees tú también. una entidad lingüística autónoma y completa. pero otras (pues. más especialmente. así 84 . Si esta relación de continuidad no se revela. no hay relación preposicional. Algunas de ellas (sin embargo. no obstante. Sin embargo. disyuntivas. con los significados de adición positiva / negativa. Cada oración es. a la cual sirven las oraciones que lo componen. el discurso se nos revela incoherente. las conjunciones/frases conjuntivas copulativas. las oraciones se suceden guardando entre ellas una relación de coherencia representativa. luego) son exclusivas del habla culta. obedece a leyes sicológicas. Fuera de la oración síquica. la cual sólo puede operar en presencia de medios formales de relación lingüística. no existe concordancia. lógica o afectiva. adversativas. son conocidas desde tiempos remotos con los nombres de ilativas y continuativas. Enlaces extraoracionales e interjecciones El discurso se divide en unidades intencionales que llamamos oraciones.

contraste o distribución en el sentido general del razonamiento. por el contrario. La interjección no forma parte de la oración. usamos las interjecciones. y no tienen accidentes gramaticales. ahora bien. no cambian de forma para expresar distintas relaciones dentro de la oración.. el adverbio. Estas variaciones de forma se llaman accidentes gramaticales. las cuales pueden preceder al nuevo miembro seguidas de pausa/coma/dos puntos. ¡oh!. como ¡ay!. cambian de forma. asombro. es decir. que expresan estados de ánimo: sorpresa.que. con todo. la preposición y la conjunción son palabras invariables. indignación. Recordamos también que las cinco primeras se llaman variables. conque. ¡ea!. 85 . En fin. a manera de incisos que establecen un nexo de continuidad. entonces La continuidad del discurso y la transición a otro miembro del mismo tienen a la vez su signo gramatical en numerosas tales conjunciones/frases conjuntivas como pues bien. pues entonces . artículo. por otra parte. dolor. Por ejemplo. palabras o locuciones en que apoyan su elocución personas no instruídas o poco dueñas de los recursos idiomáticos: pues . antes al contrario. alegría y otros afectos. según la entonación ¡hola! denota ya alegría ya extrañeza. etc. es decir. adverbio. La interjección ¡ah! puede expresar asombro o amenaza.. Además de estas clases de palabras. me sorprenden la noticias. en segundo lugar. pronombre. y) se usan comúnmente con esta función en la conversación popular. Pero a menudo la significación de las interjecciones depende en gran parte de la entonación con que se pronuncian y de las circunstancias del momento. Algunas interjecciones tienen significado fijo. adjetivo. Muchas de ellas constituyen muletillas... más bien suele ser muchas veces el equivalente de una oración entera. sustantivo. ¡ah! = estoy admirado de esto. como ¡quia! para expresar la negación ¡bravo! para aplaudir ¡ojalá! para expresar un deseo. ¡bravo!. preposición y conjunción. Las palabras que pueden formar parte de la oración son: verbo. o intercalarse en él entre comas.

te doy tus flores (oración principal). el cual se compone de una oración principal y de otra subordinada o dependiente de la principal: si (nexo) vienes a casa (oración subordinada). adjetivos. Conjunto oracional Un conjunto oracional es la unión de dos o más oraciones dentro de un enunciado.conjunto oracional por yuxtaposición de dos oraciones : unas veces estoy triste (Ia. etc. conjunto oracional a. ¡ya! ¡pues! Observemos que las interjecciones se escriben con signos de admiración. Los conjuntos oracionales pueden ser por coordinación. oración coordinada). ¡anda!. a las cuales equivalen. pero no logro adelgazar (IIa. ¡bravo!. b. verbos.Abundan en la lengua española los sustantivos. otras soy feliz (IIa oración) 2. adverbios. oración coordinada). cuando las oraciones del enunciado son coordinadas o yuxtapuestas: 1. Empleamos también frecuentemente frases o expresiones que son equivalentes de oración. que pueden usarse como interjecciones: ¡ojo!. es decir. que se profieren como oraciones exclamativas. oración). ¡diablo!. Oraciones simples y complejas Las oraciones simples constan de un solo predicado: viene el invierno me duele la cabeza. por coordinación de dos oraciones: todos los días hago gimnasia (Ia. por faltarles el verbo u otro elemento esencial: ¡ni por esas! / ¡erra que erre! / ¡que si quieres! § 61.. § 62. aunque no pueden llamarse oraciones gramaticales. ¡vaya!. 86 .por subordinación.

como en este caso: iré al campo (oración principal) aunque (nexo) haga frío (oración subordinada). adverbios de modalidad. verbo. y eso fue una fortuna. adjetivo. debo reconocer que tienen razón técnicamente. viene siendo complementada por otra oración. 87 . adverbio o pronombre): el perro que tiene es pequeño querría que me lo prestaras. desempeñan una función de carácter informativo y suelen ir separados por una pausa menor. ya que la oración integrada en ella se subordina siempre a un elemento de la oración y no a otra oración. ¡qué fiesta tan dura! de secretos. § 63. ni palabra. Es oración principal la que. es un gran profesor en relación con ello. Hay veces que los introduce una locución o expresión topicalizadora: en cuanto a Juan. delante (o en forma de inciso) de la oración propiamente dicha (sujeto + predicado) aparecen ciertos componentes sin función sintáctica que el hablante / escritor adelanta para decir algo sobre ellos. La función de atributo oracional manifiesta sintácticamente la actitud del hablante ante lo expresado en la oración a través de adverbios. locuciones adverbiales o construcciones preposicionales que encierran valor atributivo: afortunadamente. Estos elementos se llaman tópicos. Componentes internos y periféricos de la oración Una oración tiene componentes internos básicos (el sujeto y el predicado) y elementos externos o periféricos (atributo oracional. algunos circunstanciales). aprobé aprobé. tópicos. dentro de un conjunto oracional. Es importante retener que en una oración compleja no hay obligatoriamente oración principal. esto es imposible los toros. En ocasiones.mientras que las oraciones complejas (o compuestas) contienen una oración subordinada a un elemento de ellas (sustantivo.

y sin valor de atributo. etc. seguro (seguramente). Las partes de la oración / categorías En la Gramática tradicional. en tanto que representaciones o conceptos independientes. probablemente. la oración contiene grupos de palabras. tal vez. adjetivo. a los que se suele llamar elementos sintácticos. Los adverbios son también dependientes. es decir. Un verbo se piensa como una actividad o estado de un sustantivo.Una oración o un enunciado pueden estar envueltos en una modalidad manifestada por ciertos adverbios como no. preposición. § 64. sobre todo si se separan de ella mediante una pausa. parecen incidir sobre una oración entera (no sobre uno de sus elementos internos). Tanto los adjetivos como los verbos son necesariamente dependientes: se piensan y expresan adheridos a un sustantivo. considerado como objeto independiente de nuestro pensar. Pueden designar personas (Miguel). adverbio. para diferenciarlos de las palabras que los constituyen. grupos nominales u oraciones consideradas tradicionalmente complementos circunstanciales. pero no del sustantivo. Los sustantivos se piensan en sí mismos. Desde el punto de vista funcional. bondad). verbo. sino del adjetivo o del verbo. acciones (empujón). estados (quietud). cualquier fragmento/aspecto de la realidad. los diputados se olvidan de sus obligaciones en ocasiones. añadiendo notas que lo determinan/precisan. si. así. se distinguen seis partes de la oración: sustantivo. a lo mejor. conjunción. viajábamos a París. Ciertos adverbios o construcciones preposicionales. Estos elementos apuntan también a la actitud del hablante sobre el contenido que ofrece la oración: probablemente cante tal vez esté lloviendo. cosas (flor). ojalá. Leonardo Gómez Torrego los llama circunstantes: en ocasiones. cualidades físicas o morales (blancura. 88 . las cuales son partes de la oración. posiblemente.

nombres (propios) de marcas. aunque su diferencia lógica sea perfectamente clara. indica hasta qué punto los conceptos generales y las designaciones particulares se interpenetran en la vida del idioma. etc. 35 Por ejemplo.2. etc. en cada caso.1. En términos lógicos. a estas tres categorías de palabras. de modo que no tienen más entidad que la que corresponde. hay: 1. independientes (sustantivos) 1. tenorio 34 . dependientes < Lazarillo de Tormes. es decir. la función indicadora de la situación del hablante. palabras 1.Estas cuatro clases de palabras se completan y determinan semántica y funcionalmente. que pasan a ser comunes. y amplían las notas que comprenden. A ellos les corresponde además lo que Bühler llama campo mostrativo o deíctico del lenguaje. Aun en los nombres propios. tales como xerox.1. que carecen al parecer de valor conceptual. adjetivos o adverbios. signos de relación gramatical. dentro del conjunto oracional. de su interlocutor y de las personas y cosas relacionadas con uno y otro. moviola. En visión de Manuel Seco. 89 34 33 . diríamos que los conceptos representados en la oración por sustantivos.1. aunque no siempre. los pronombres son sustantivos. Los pronombres son.) y los comunes en propios (por antonomasía 35 ). Funcionalmente. caben determinaciones dentro de la frase: la Barcelona de ahora ese Madrid tan romántico nuestra Rumanía de siempre los Cervantes no abundan Esta facilidad con que los nombres propios se convierten en comunes (lazarillo 33 . por extensión ayudante de un minusválido. < Don Juan Tenorio. con frecuencia. limitan el número de casos individuales a que se extienden. adjetivos y verbos restringen su extensión y aumentan en cambio su comprensión.1. predominantemente expresivas de conceptos 1. por extensión mujeriego. es decir.

2. frondoso y hermosa no son sino cualidades que. relaciones de palabras en la oración 1. 90 36 .1. preposiciones. orden de la colocación 1.2. Mas en el caso de el reloj marcha El primer párrafo de esta página aclara por qué en esta clasificación no se verifican los pronombres.2.1. expresadas con medios sintácticos 1.3.1. de adjetivos o de verbos (adverbios) 1. de sustantivos (adjetivos. intensidad 1.2.2. en la oración encontraremos siempre dos palabras fundamentales. concordancia 1. relaciones 1. 1. pausas 1.2. como es sabido.2.1.2. encuentran su expresión en los adjetivos. uso de la flexión 1.2.1.1.2.2.2.1. sujeto y predicado.1. que llamamos también sujeto y predicado.2. conjunciones 36 .1.1. En el lenguaje hablado o escrito. predominantemente expresivas de relaciones 1. entonación 1. palabras de relación. Predicado es la cualidad o accidente que se afirma acerca del sujeto.2. entre las cuales hay las siguientes: 1. Si decimos el árbol es frondoso ¡hermosa noche!. verbos) 1.2. Tal como en el juicio encontramos siempre dos conceptos.2.2. un accidente.2.2. un fenómeno.1.2. la oración es la expresión explícita o implícita de un juicio.1. expresadas con medios fonéticos 1.2.3. Sujeto es la persona o cosa – concepto sustantivo – de quien se afirma algo: una cualidad. palabras sin signo gramatical 1.2.4.2.2.

). sino porque está suficientemente expresado en la desinencia verbal. y aun la modalidad que ésta puede ofrecer (mandato. expresados suficientemente en las desinencias verbales. Nunca hubiéramos dicho en español él temía. lo que se atribuye a los respectivos sujetos son cambios. es una patente peculiaridad del español y conviene tenerla siempre en cuenta. Se omiten: 1. los verbos unipersonales y los empleados con sentido impersonal no llevan sujeto pronominal explícito. por saberse de antemano a quien nos referimos: temía la reprimenda de mi padre no se presentó el mozo en mi casa: temía la reprimeda de mi padre.Daniel duerme el perro morderá. deseo. subjetividad. lo cual se expresa en el lenguaje por medio de los verbos. El predicado que atribuye al sujeto fenómenos se llama verbal. en la expresión disputaron marido y mujer: él no quiso transigir. Entre las dos siguientes variantes 91 . Omisión de los elementos oracionales No todos los elementos aparecen explícitos en la frase. accidentes. encierra la indicación del sujeto y de la época a que se refiere la predicación. además de su sentido predicativo. Las fórmulas verbales en primera y segunda persona no suelen llevar expreso su sujeto. Por la misma causa. § 65. posibilidad. La presencia del pronombre personal sujeto ante el verbo es normalmente enfática. En cambio. Si lo que se juzga y afirma del sujeto es un fenómeno. el predicado vendrá expresado por un verbo que. etc. Se omite el sujeto de un verbo en tercera persona cuando no ofrece confusión. pero no es que éste se omita por hallarse sobrentendido. fenómenos. Esta omisión de los sujetos pronominales. el pronombre él es indispensable para saber que nos referimos al marido. los sujetos suficientemente expresados en las desinencias verbales.

(tú) ya sabes lo que pasó. la cópula.: no pisar prohibido fumar Destacamos las omisiones (del sujeto y del predicado sugeridos al agente por una o varias palabras enfáticas. etc. sorpresa. No hay duda de que estas locuciones equivalen en la mente del hablante a una oración perfecta. o. etc. en el predicado nominal es indispensable. adjetivos. fórmulas familiares y locuciones dialogadas. como preposiciones. vocativos.). el predicado: así sucede a quien (= a aquel que) su empresa abandona. Entre me parece / a mí me parece / me parece a mí hay la misma diferencia que entre creo / yo creo / creo yo. vago matiz de cosa permanente o pasajera) no es sino meramente accidental y. 92 . y no buenas razones ¡no alborotar! ¿tú por aquí? 4. se completan en la intervención verbal de los dos locutores: gracias / hasta luego / bien venido / adios. puente de plata obras son amores. Lo que añade la cópula (determinación temporal. 2. por ende. prescindible. antecedentes del relativo. que dan a entender un juicio) en las frases incompletas. para destacar/afirmar su individualidad (tú solo. cuando proceden de negaciones. pero no porque al omitirla se sobrentienda. por lo menos. algunos elementos modificadores. artículos. la diferencia está en que en el primer caso se anuncia simplemente un hecho (sabes). y en el segundo se subraya el sujeto de este hecho (tú). o para expresar variados matices afectivos (confianza. sino porque sujeto y predicado llevan en sí la esencialidad de la oración. Se dan con frecuencia en los refranes y frases interrogativas o exclamativas: a enemigo que huye. estos hombres tristes aquella mujer hermosa 3. Estas elipsis y otras análogas son términos fácilmente sobrentendidos. tú mismo). que. desprecio.

saludos Ejemplo de frases dialogadas incompletas: . con lo cual se fortalece y expresa la unidad de ambos. Se explica.Carta del hijo. ¿adónde vas? . Por eso. que la preposición a. la preposición va siempre unida a su término. . llegaré expreso Irún. El elemento sintáctico relacionado es inicial de la relación. característica de los verbos de movimiento a los que acompaña con frecuencia. se ha 93 .¿Tan pronto? . El conjunto así formado puede unirse a otra preposición. sin embargo. Las preposiciones carecen de acento propio y se usan siempre en proclisis con su término.Enrique.¿Viene? . § 66. Funciones sintácticas y preposiciones La función propia de toda preposición consiste en servir de nexo entre un elemento sintáctico cualquiera y su complemento.Sí. formando con él una unidad sintáctica y fonética que no puede romperse sin alterar el sentido.Mañana. .¿Algo nuevo? . . estas aglomeraciones son muy peculiares del castellano y expresan una variedad de relaciones no alcanzada casi por ninguna otra lengua moderna: de entre unas matas la sacaron de con sus padres desde por la mañana hasta con sus amigos para entre nosotros por de pronto hasta de con sus padres fueron a buscarla desde por entre los árboles nos espiaban sin ser vistos La Real Academia Española afirma que la preposición a no se antepone a ninguna otra y por ello califica de solecismo vulgar el a por tan frecuente en la lengua hablada: voy a por agua iremos a por ti.Ejemplo de redacción telegráfica: salgo jueves noche.Al trabajo. Este último es designado con el nombre de término de la preposición.

Las funciones sintácticas distintas que un sustantivo puede desempeñar en la oración pueden clasificarse en seis casos: nominativo. la persona o cosa que acompañaba o que faltaba. lo mismo que en adonde. el sustantivo no cambia de forma según sus oficios en la oración. dativo. Se observa que todos los adverbios llevan prefijada la preposición a. estos se expresan a lo más o por su colocación. Por otro lado. añadiendo a lo que predica ciertas circunstancias que acompañan el hecho. la manera de ocurrir. el instrumento o medio de que se hizo uso. o por medio de preposiciones. como locuciones prepositivas. En español. ablativo y vocativo. Estas frases no pueden interpretarse. tales como el lugar donde ocurrió. etc. atrás. a causa de un cruce con frases del tipo voy a casa. la causa que lo originó. Se encuentran en caso ablativo todos aquellos nombres que están relacionados con el predicado. § 67. adelante. asunto) Andrés Lola se quedó (efecto) por Andrés (causa) nos mostró las cosas hechas por (agente) Andrés el director me ha mandado recuerdos por (medio. Existen numerosas frases prepositivas en las cuales figuran ordinariamente un sustantivo o un adverbio: alrededor de / encima de / dentro de / junto a / frente a / enfrente de.interpuesto en las expresiones ir por. instrumento) Andrés el establecimiento no marcha sin (privación) Andrés voy al teatro sin (separación) Andrés 94 . acusativo. Hanssen. no podrían ponerse detrás de su término. si así se sintiesen. Lenz y otros gramáticos hablan de preposiciones pospuestas del tipo calle arriba / río abajo / tierra adentro / mar afuera. genitivo. señala Samuel Gili y Gaya. el tiempo en que se verificó. vengo a buscarte. venir por. el sustantivo Andrés está en ablativo en todas las siguientes oraciones: mi madre salió con (compañía) Andrés los amigos hablan de / sobre (materia. porque. Bello. De esta manera y con la arriba mencionada combinación de dos o más preposiciones. el asunto de que se trataba. Por tanto. el español compensa sobradamente el número relativamente escaso de preposiciones propias que usa.

por tanto. Como el ablativo hace uso de todas las preposiciones. quizás por elipsis de toda una oración. Llevan también complementos ablativos otros nombres no verbales. por medio de pronombres relativos o de conjunciones. que se usa en dativo y ablativo. para genitivo y ablativo. De aquí llegamos al concepto del ablativo de cualidad. las oraciones simples van sencillamente una detrás de otra. Otras veces. que es de origen latino: el hombre del gabán una moza de buenas carnes. es decir. para dativo. hay tres de éstas.el perro salió corriendo tras (dirección) Andrés todo el mundo truena contra (oposición) Andrés el policía se adelantó hacia (situación) Andrés. forman una oración 95 . a. árbol sin hojas puede proceder de árbol (que está) sin hojas. acusativo y ablativo. que sirven para más de un caso: de. están separadas por los signos de puntuación. a y para. Esas oraciones están yuxtapuestas. sin más relación entre ellas que la establecida por el sentido. § 68. mientras que la compuesta es la combinación de dos o más juicios. un sujeto y un predicado. Por el significado de acción que encierran. y para. tiene más de un sujeto y más de un predicado. Oraciones y conjunciones La oración simple contiene un solo juicio. eso es. Compárese: Pedro vino en el correo (= oración simple) / Juan supone que Pedro vino ayer en el correo (= oración compleja) A veces. los mismos que llevaría el verbo del cual derivan. de. Así. los sustantivos verbales suelen complementarse con sustantivos en caso ablativo. El ablativo sin hojas recoge todo el sentido adjetivo de la expresión sin hojas = deshojado. Cuando dos o más oraciones simples van unidas por estos medios. diremos: la salida del teatro la llegada a Madrid el viaje en coche.

u. ni) no enlazan una oración con otra. coge este libro. ni. asume una de las funciones del lenguaje. pues. sino tú. Son palabras marginales de la oración.compleja. como forzosamente exige la forma de segunda persona del imperativo afirmativo. quedarían con sentido completo cada cual. para que. en. sino. que. el sujeto no es Miguel. mas. Mas encontramos con frecuencia conjunciones también dentro de la oración simple: ellas (y.) se llaman coordinantes o subordinantes. artículo: ¡cielos. Las conjunciones que las vinculan (y. Lugar del vocativo en la oración Cualquier sustantivo en caso vocativo es el nombre de la persona (o cosa personificada) a quien dirigimos la palabra. En cambio. o. elementos análogos. la oración compleja es realmente la que está formada por dos o más oraciones simples. si. pues no son complemento de los componentes de la oración. 96 . el vocativo no recoge precisamente un oficio del nombre. En las subordinadas. pero. Se llaman coordinadas cuando no dependen una de otra. o. ya que el nombre en vocativo no forma parte de la oración. si las separámos. que van siempre aisladas del resto de ella por medio de pausas/comas. que se verifica también en la interjección. de tal manera que. palabras (partes de la oración) que desempeñan el mismo papel en la oración. por tanto. Por tanto. según establezcan una u otra relación entre las oraciones unidas por ellas. eso es. § 69. puesto que. la de llamada. por lo general. sino unen elementos análogos de una misma oración. ni tampoco requieren el auxilio de una que otra preposición. Las oraciones compuestas pueden ser de dos clases: coordinadas y subordinadas. etc. y son. ya que. a fin de que. coge. porque. Por ejemplo. en la oración Miguel. ni están relacionadas con ninguno de ellos. ni una verdadera función sintáctica. aunque. ayúdame!. la dependencia es tan visible que. por lo menos una de ellas quedaría sin sentido. luego. En resumidas cuentas. si se separasen. Las palabras que desempeñan este oficio no llevan.

el sujeto y el verbo de una oración deben hallarse en la misma persona y en el mismo número. sustantivo: la noche fue tempestuosa 2. y equivale por sí solo a una oración completa” (§ 202). pronombre: algo faltaba 3. donde. Expresión del sujeto El sujeto de una oración es todo elemento que concuerda con el verbo del predicado en número y persona. numeral: sólo llegaron tres 4. Puede expresarse en las siguientes clases de palabras: 1. por causas históricas. sea determinado o indeterminado. se ha hecho obligatoria la anteposición 97 37 . ganó el quinto 5. No ocurre lo mismo en francés o en inglés. Pero se pone después de él para dar así más relieve o añadir énfasis a lo que se predica: se acabó la broma ¡hermosa noche! dificilísimo está el caso faltan tres me apasiona el teatro. Como ya se señaló. adjetivo sustantivado: los enfermos fueron socorridos. Si esta regla no ofrece excepciones. No es preciso que el sujeto vaya delante del predicado. Con ello.1. EL SUJETO § 70. El verbo en forma personal encierra en español la relación entre los conceptos explícitos del sujeto y del predicado 37 . la Gramática española señala no obstante dos hechos relevantes: A. infinitivo sustantivado: el madrugar es sano 6. adverbio: mañana es martes 8. el Con razón dice la Real Academia Española que el predicado verbal “contiene en sí al sujeto. oración entera: conviene que nadie lo sepa 7. me atrae en ella un yo no sé qué. frase de sentido sustantivo: la del vestido azul se acerca.

el empleo del sujeto unido a la forma verbal comunica al estilo español extraordinaria pesadez. de los plurales exclusivos nos + otros. en sustitución de nos y vos nominativos. aparece preferentemente con los pronombres de primera y de segunda persona. Este sentido intensivo ha contribuido probablemente al afianzamiento. ya frecuente en latín. B. § 71. Fuera de estos casos. pero en este caso pierde su valor prepositivo y se convierte en conjunción. Cuando pueda haber ambigüedad. si por el contexto no resulta suficientemente determinado. 2. o forma una locución conjuntiva: entre tú y yo llevaremos el fardo entre todos lo ataron 38 . Este uso enfático. A menudo queremos presentar en contraste la actitud de un sujeto y otro/s. desde comienzos de la época moderna. por completo caídos al desuso en nuestros días. por del pronombre sujeto. como entre mí y ti. Por esto es necesaria la determinación especial del sujeto en las terceras personas. ya que las terceras personas pueden ser muchas. sintiendo como insuficiente la expresión implícita del sujeto en la forma verbal. vos + otros. como insistiendo en que es aquel y no otro. La insistencia en el sujeto cuaja en el uso de palabras de refuerzo como mismo. su relación siendo.castellano mantiene el carácter sintético de las formas latinas en lo referente a la presencia en ellas de los dos elementos del juicio. remediándose así el oscurecimiento fonético o la pérdida total de las desinencias personales. 38 En la lengua antigua hay ejemplos de vacilación. propio. necesita determinarlo más son las siguientes: 1. La preposición entre puede acompañar al sujeto. Sujeto y predicado En toda oración hay dos componentes fundamentales: las funciones de sujeto y de predicado. Ambos están en el mismo nivel sintáctico y dependen el uno del otro. que añaden matices especiales. Las circunstancias en que el idioma. Cuando se quiere hacer resaltar la participación del sujeto en la acción. 98 .

Con ciertos verbos o con ciertas estructuras (por ejemplo. en algunos casos de pasivas reflejas o enunciados interrogativos totales). Se explica. lo normal es la posposición del sujeto. en el mismo nivel que los complementos directo. § 73. puede ser cero o estar oculto Otros gramáticos piensan. o sea. Posición del sujeto El sujeto puede ir delante o detrás del verbo: vino ayer Miguel Miguel vino ayer. el sujeto es la persona o cosa que padece o sufre. § 72. . argüyendo que.consiguiente. según esta definición. indirecto y de régimen. salvo que se quiera focalizarlo. sin embargo. Por su parte. y el predicado se justifica porque hay un sujeto. 99 . Definiciones no adecuadas del sujeto Leonardo Gómez Torrego opina que la definición del sujeto como “la persona o cosa que realiza la acción del verbo” apunta a un sujeto más lógico que gramatical y que por varias razones no es adecuada. en opinión de sus adversarios. y no realiza la acción del verbo. ponerlo de realce: me apetece un pastel es más normal que un pastel me apetece. de interdepenedencia: el sujeto – comenta Leonardo Gómez Torrego – es lo que es porque hay un predicado. que el componente esencial de una oración es su verbo. los sujetos desempeñados por pronombres interrogativos o relativos siempre preceden el verbo: ¿quién ha llamado? La hoja que cayó del árbol. estar. y que el sujeto es un adyacente del verbo. aunque éste. Posición filosóficamente hablando bastante curiosa. con muchos verbos y también en las estructuras pasivas. en ocasiones. no habría sujeto en oraciones cuyo verbo (ser. parecer) no fuera de acción.

dicha definición vale para la noción de agente. obtenemos sólo la función semántica de actor (que cubre las nociones de agente y paciente). según hacía Andrés Bello. nevar. y sujeto léxico. como llover. frente a la noción de sujeto. es preferible denominarlos. § 74. Sujeto e impersonalidad. no es adecuado intentar detectar el sujeto de una oración preguntando al verbo sólo ¿quién?. implícito o tácito al que no aparece en la oración. ya que los sujetos de cosa responden a la pregunta ¿qué?. verbos unipersonales. Por tanto. que es función sintáctica. pero no encontró entrada.En su opinión. pero que podemos recuperar. bien del contexto: mañana voy a tu casa Miguel fue al teatro. que es función semántica. § 75. que en el uso corriente carecen de variación personal. Con la pregunta ¿quién?. Sujeto elíptico Se llama sujeto elíptico. que no es más que aquella palabra o grupo de palabras que concuerdan con el verbo en número y persona. granizar. porque se estima innecesario e indiferente en el acto comunicativo. puesto que sólo se utilizan en tercera persona de singular. pues aparecen sólo con 100 . lloviznar. Se llaman verbos impersonales aquellos que no admiten sujeto explícito. verbos cuyo signo léxico se refiere a una noción meteorológica. a saber: 1. Algunos gramáticosa distinguen entre sujeto gramatical. que se identifica con los morfemas de número y persona del verbo. como todo verbo contiene en su terminación un morfema de persona. Emilio Alarcos Llorach agrupa los verbos verdareramente impersonales en tres tipos. Pero. También se consideran a veces impersonales las construcciones con verbos en tercera persona de plural en las que no se especifica el sujeto léxico. porque se deduce bien de las desinencias del verbo. tronar.

el sujeto se deduce sólo del contexto o de algunas posibles transformaciones de equivalencia. 101 39 . el sujeto de jugar es yo. 2. gerundio. 3. la existente entre un signo lingüístico y un objeto específico denotado por aquel. Y se deduce de su relación con el pronombre me: me dejaron que yo jugara en el patio. cuyo referente 39 es Juan. el sujeto puede aparecer. pues forman parte de construcciones impersonales con la unidad átona reflexiva se. En el caso de estos. en cambio. Cuando el verbo está en participio y éste funciona como núcleo verbal de un predicado. Ellos forman oraciones sintácticamente impersonales. En estos casos. explícito: yendo yo por la calle nos gustaría poder hacerlo nosotros. § 76. eso es. Objeto específico que constituye uno de los términos de la relación de referencia. pues las formas no personales carecen de información de número y persona. el sujeto es aquel elemento que concuerda con él en género y número: dichas esas cosas. el sujeto de dar es él. Con infinitivos y gerundios. Ellos forman oraciones impersonales. En Juan quiso darme el recado. verbos con variación personal que quedan inmovilizados en tercera persona de singular y rechazan cualquier sujeto explícito.tercera persona de singular. verbos que no pueden adoptar sujeto explícito. en me dejaron jugar en el patio. Ellos forman oraciones impersonales pasivas. Sujeto de oraciones con verbo en forma no personal El sujeto de una oración cuyo verbo es una forma no personal (infinitivo. la ausencia de sujeto explícito es consecuencia del propio valor denotativo de esos verbos. se marchó. participio) no se deduce de la concordancia. que más abajo llamaremos naturales. a veces.

Dentro de este grupo se incluyen clases de oraciones muy diversas. 102 . eventuales. bastar. Su sujeto es cero. sobrar. del desconocimiento del sujeto por el hablante o de la falta de interés por expresarlo. Las oraciones en que el verbo pronominal tratarse (no tratar) es el núcleo del predicado son también impersonales: el Valencia ha fichado a un nuevo jugador. tratarse. Concepto de oración impersonal Las oraciones impersonales (con verbo unipersonal. pasivas. por tanto. hacerse. estar. se trata de Adrian Ilie. eventuales.§ 77. parecer. Las oraciones con haber que + infinitivo también son impersonales: habrá que trabajar más hay que aguantarse. Oraciones con los verbos estar. § 78. sintácticamente impersonales. de infinitivo y gerundio) carecen de sujeto léxico explícito o implícito (no recuperable). Las oraciones impersonales son. la cual puede proceder de la naturaleza del hecho verbal. naturales. con verbo en tercera persona. sobrar. hacerse. hacer. ser. gramaticales. pero que tienen como carácter común la mencionada indeterminación del sujeto. un goleador nato. naturales. pasivas. con los verbos haber. Estas oraciones tienen un sujeto indeterminado: se conmueve uno con esas escenas. haber que + infinitivo. bastar. Su sujeto léxico es cero: está nublado he llegado a la tienda y estaba cerrado basta con eso se me hace tarde sobra con mil pesetas. tratarse Algunas construcciones en que aparecen estos verbos son también impersonales.

por ende. unipersonal. anochecer. nevar. diluviar. Por eso se usan todos ellos sin expresión alguna de sujeto. Las oraciones impersonales naturales ofrecen los siguientes elementos: a. pues. sino: Adrian Ilie. amanecer. No son impersonales.Son correctas las oraciones en que aparece un falso sujeto cuando el núcleo del predicado es el verbo tratarse. No hay que decir el jugador nuevo se trata deAdrian Ilie. a causa de su especial significado de hechos naturales. lo cual los hace recibir el nombre de unipersonales. con las que pierden su sentido natural y su forma unipersonal. relampaguear. el jugador nuevo. exclusivamente en la tercera persona de singular de cada tiempo. un predicado verbo de la naturaleza y. tronar. etc. Oraciones impersonales naturales Estas son oraciones cuyo predicado es un verbo de la naturaleza. la lluvia es la que llueve el trueno es el que truena. es un goleador nato. En estos verbos hay sólo un sujeto interno. las expresiones en el patio tronaba su voz amanecimos mojados de lluvia. 103 . no ofrecen propiamente la posibilidad de que se les atribuya un sujeto gramatical. en los que es difícil personificar un agente. como son llover. § 79. un sujeto indeterminado (implícitamente interno) b.. Los verbos de la naturaleza (que expresan fenómenos). por este motivo. así. como se da en los casos de llueve a cántaros ha nevado toda la noche ¡ya amanece! Los verbos de la naturaleza tienen a veces acepciones figuradas. sacado de su propia raíz. causante o productor. un goleador nato.

los verbos haber. No serán impersonales. el sustantivo noticias que acompaña al verbo es obviamente un caso acusativo.§ 80. no expresado gramaticalmente. el mes. 104 . 2. es vago y confuso. privativa del verbo haber para su construcción unipersonal. la oración deja de ser impersonal. hacer y ser adoptan a veces. Oraciones sintácticamente impersonales Estas son las oraciones que gramaticalmente carecen de sujeto tanto explícito como implícito. Este tipo de expresión muestra una construcción idéntica. En su uso. 3. la época. El sujeto. las expresiones hoy hace tres años la hora era de noche. hay noticias / hace tres meses / es tarde. como si en esta manera de expresarse sólo importara la existencia objetiva de las noticias y no interesara la persona de quien procedan. Resultan así oraciones del tipo 1. la estación. en que se muestra la forma hay. me pesa de haberos ofendido y alguna que otra rara expresión similar conservan una construcción unipersonal de tipo impersonal. por tanto. el año de que se trate. hace tres meses / hizo frío / hacía una temporada. el día. el tiempo. Cuando este sujeto implícito se manifiesta. porque no puede ser sujeto (pues no concierta con hay) y porque el verbo haber conserva en esta construcción un vago sentido etimológico del lat. y se asimilan entonces a la construcción impersonal de aquellos que acabamos de explicar. aunque impropiamente. avere. también con acusativo. Estas son oraciones impersonales con ser y ofrecen gran variedad. En la primera. el sujeto implícito sería. Desde luego. según los casos. era de noche / es invierno / es tarde. En ellas. el mismo carácter de unipersonales que los verbos de la naturaleza. que completa y determina el sustantivo noticias.

la primera también. La segunda es una oración de verbo de estado. análoga a la que corresponde a los verbos ser y estar: no hay nadie hace mucho frío. no hay la menor diferencia de sentido. importar y parecer. Rafael Seco concluye tajantemente que no son impersonales. En cuanto a las que se forman con los verbos convenir. La forma corriente del presente de indicativo unipersonal es hay: hay buenas noticias. sino como sujeto. aunque así las considere la Real Academia. habían menos soldados. y que el verbo concierte con su complemento plural. y se diga hubieron fiestas. El empleo de la forma ha del verbo haber para indicar transcurso de tiempo es exclusivamente literario: mucho tiempo ha. sólo que su sujeto es la oración que vengas. haber y hacer tienen la de indicar vagamente existencia o presencia. ya que éste no es sentido como complemento.§ 81. Este sujeto oracional es el que mantiene al verbo en tercera persona de singular. Entre no conviene que vengas / no conviene tu proposición. ni de forma. A la lista de estas impersonales habría que añadir otras oraciones. hicieron grandes heladas. 105 . como las siguientes: nos dio por reír aquí huele muy bien me duele en este brazo ya no me da tiempo aquí pone que se prohibe fumar me pica en el hombro. Entre sus varias acepciones. Esta significación indeterminada explica el que en buena parte de las provincias de Levante y en algunos países latinoamericanos se interpreten como verbos personales.

si alguien llama en nuestra casa.§ 82. ateniéndose el hablante solamente a lo objetivo. sujeto implícito (por indeterminación real/intencionada) b. pero esta vez intencionada. En la expresión me han escrito de Burgos. Los verbos reflexivos no admiten esta construcción. c. queremos callarlo. Esta indeterminación necesaria o voluntaria del sujeto se expresa en general en español con todos los verbos activos y de estado. con complemento predicativo: me llaman la primorosa en casa te creen enterado de todo. para manifestar precisamente nuestro desconocimiento del sujeto. en tercera persona del plural. Por ejemplo. El sujeto (conocido) de la oración no ofrece el menor interés. (si el verbo es activo transitivo) complemento directo y complemento predicativo. Aquí están unos cuantos ejemplos de oraciones de este tipo transitivas: trajeron a hombros el cadáver cuentan verdaderos horrores de su crueldad ahí fuera te buscan. poniéndolos en la tercera persona del plural. predicado verbal en tercera persona del plural. a lo que ha sido despachado. También está el sujeto indeterminado en me han despachado eso en la botica. el verbo han escrito simboliza también indeterminación del sujeto. como símbolo de la indeterminación del sujeto. Oraciones impersonales eventuales Estas son las oraciones de que hacemos uso al tener que expresar una acción o un estado cuyo sujeto desconocemos. activas intransitivas: 106 . El tipo general de estas oraciones consta de: a. señalamos: llaman a la puerta y decimos llaman. por eso. o no importa decirlo. se deja en la vaguedad. pues quien habla no estima necesario o conveniente que también lo sepa su interlocutor.

acompañando al sujeto pasivo con la preposición a: se ayuda a los estudiantes. cuando se trata de cosas. nacía la ambigüedad. Pero si dijésemos se insultaban los ancianos.allí bailan sin elegancia en su casa trabajan sin cesar y de verbo de estado: por las calles andan a tiros en tu pueblo viven soñando. en la oración se vendieron las tierras. La oración se ayudan los estudiantes podía significar acción recíproca. Por tanto. aunque tarda mucho en consolidarse. Es obvio que sin preposición. lo mismo que pasiva: los estudiantes son ayudados. Así llega a ser necesario usar la preposición a ante la 40 Cuando el sujeto era persona. puede tomar también la forma de oraciones segundas de pasiva. la práctica de poner en este caso el verbo en sigular. no puede haber confusión con la expresión reflexiva o recíproca. con lo cual la oración se distingue netamente de la recíproca. 107 . tanto normales como reflejas. consolidada ya en el habla moderna con sujetos personales. cabría la duda 40 de si los ancianos eran insultados o de si se insultaban mutuamente. tiende a propagarse con toda clase de sujetos. nadie puede pensar que las tierras se vendieron a sí mismas. La vacilación que se verifica en el presente entre se vende(n) botellas y se alquila(n) habitaciones depende de que prevalezca la idea de que las botellas son vendidas (impersonal pasiva). Esta construcción. estas oraciones tienen sujeto gramatical y carecen de agente. y por ello equivalen a oraciones transitivas impersonales: ha sido robado (= han robado) el coche se cuentan (= cuentan) verdaderos horrores de su crueldad. Cuando el sujeto gramatical (paciente) de la pasiva refleja es una cosa. Oraciones impersonales pasivas La falta de interés por el sujeto agente o su desconocimiento. expresados en las oraciones impersonales eventuales. § 83. Desde el siglo XV comienza a fijarse.

§ 84. El pronombre se. la impersonal activa se abre camino principalmente en el lenguaje corriente. la gente (como el francés on y el alemán man). de cualquier clase que sea. en cuanto no importa el ablativo agente. el se se siente como sujeto y desaparece la concordancia del verbo con el sujeto paciente: se insultaba a los ancianos. emplearse con cualquier verbo. para indicar que ésta es objeto y no sujeto de la acción verbal. La segunda de pasiva refleja (con sentido impersonal) se convierte en una activa impersonal. Ya hemos dicho que las impersonales pasivas están emparentadas histórica y sicológicamente con las pasivas reflejas. ha llegado a ser representante de un sujeto impersonal equivalente al concertando el verbo con su sujeto pasivo. y puede. partiendo de su valor reflexivo originario. las oraciones la paz fue aceptada por los plenipotenciarios > la paz fue aceptada (segunda de pasiva) la paz se aceptó por los plenipotenciarios > la paz se aceptó (segunda de pasiva refleja). En toda oración segunda de pasiva. alguien. si el sujeto pasivo estuviese en plural. por tanto. y predomina en la lengua literaria. transitivo o no: se bailó hasta las tres se cantó toda la noche se es perezoso o no se es perezoso se vive bien en Madrid aquí no se respira se habla de un nuevo gobierno. se calla el agente o productor de la acción cuando pierde su interés para el que habla. o de que un sujeto indeterminado (impersonal activa) vende botellas. La construcción pasiva es la tradicional. 108 . podríamos decir las paces se aceptaron. El pronombre se equivale en estos casos a uno. Al dejar de verse en la persona la forma de sujeto. Esto explica el uso vulgar de una expresión como no se admite propinas.persona. Así. En la paz se aceptó.

antiguo castellano ome < hombre. Se sustituye entonces por el indefinido uno. § 86. una 42 . que adopta el inglés en casos parecidos. En este cambio de función y significado. por la naturaleza intransitiva de tales verbos. se aprueba. Falsas oraciones impersonales Con los verbos reflexivos no puede usarse el se impersonal. Oraciones impersonales de infinitivo y gerundio También hay oraciones impersonales con infinitivo y gerundio. que se perdio pronto 41 . Cabe observar que la variación del género del pronombre indefinido uno. § 85. y de ella al uso impersonal activo: se dice / se canta / se ruega / se prohibe / se trata de. aparece el se impersonal con verbos intransitivos y de estado: vívese con trabajo se vive tranquilo se duerme mal allí se estaba bien junto al fuego. con valor generalizador o encubridor: uno lo pasa bien aquí se acostumbra una a todo uno se atrevería a hacer lo mismo una se encuentra a gusto se despeina una con ese viento. se ha pasado por la etapa de signo de pasiva. lo cual indica Aunque permanecen on en francés y man en alemán. Solución análoga a la del empleo de one. ni el pasivo. Desde los viejos tiempos. no pudo haber confusión con la pasiva refleja. Es obvio que. Estas son oraciones subordinadas con sujeto cero: es preciso calentar los músculos estudiando mucho. una depende del sexo de la persona que habla. 109 42 41 .

o entre el sustantivo y los adjetivos que lo califican o determinan. un término mejor. una ligera determinación. bien implícito: hay días en que no vives > … no se vive. Por tanto. Además de ello. o sea – en opinión de Samuel Gili y Gaya – la igualdad 43 de número y de persona entre el verbo y su sujeto. en español. una mujer puede decir también se acostumbra uno a todo. pues dicho indefinido desempeña la función de sujeto. sin embargo. por el hecho de estar contenido el sujeto en la desinencia verbal. supone que el hablante analice el sujeto y el sustantivo en cada caso. En las lenguas romances. Es obligatorio distinguir entre el valor semántico pragmático de uno. Tampoco son sintácticamente impersonales las oraciones en que la segunda persona del singular tiene valor generalizador o encubridor (del yo hablante). por consiguiente. y su función sintáctica. La relación entre un verbo y su sujeto. a las cuales tratan de ajustarse. § 87. la forma femenina. desde el punto de vista sintáctico estas oraciones no pueden considerarse impersonales. Este análisis de lo mencionado trata de expresarse gramaticalmente. bien explícito. pero la expresión gramatical de la concordancia puede no coincidir con la concordancia mencionada. No es obligatoria. El sujeto es en estos casos el pronombre tú. número y persona. Sujeto y concordancia Uno de los medios gramaticales de relación interna es la concordancia. Lo 43 Consenso sería.cierta participación en el sujeto impersonal y. a nuestro juicio. las leyes de la concordancia quedan limitadas al ajuste entre las categorías gramáticales de género. y de tú. A veces se trata de discordancias deliberadas para conseguir determinados efectos estilísticos. la concordancia de verbo y sujeto rige únicamente para los casos de determinación y desarrollo del sujeto fuera del verbo que lo contiene. 110 . Sin embargo. Las leyes gramaticales que rigen la concordancia de modo constante son empero la expresión de las relaciones síquicas. una.

o un contraste entre lo expresado y su expresión. títulos y tratamientos como usted. Es carácter general de la tradición literaria española que en ninguna época exista una diferencia tajante entre lengua escrita y hablada. decimos: Usted es muy bondadoso Su Ilustrísima está muy satisfecho Su Majestad Católica está informado del caso Su Santidad se muestra deseoso de recibiros. Todo lo contrario. concuerda con él en número y persona. Primera regla general de la concordancia y casos esporádicos Cuando el verbo se refiere a un solo sujeto. recomienda. Andrés Bello. Suponiendo que nos dirigimos a un hombre. Por tanto. que nos atengamos a la concordancia estrictamente gramatical. alteza.normal es sin embargo el ajuste entre la concordancia mencionada y la gramaticalmente expresada. etc. majestad. 111 . santidad. concuerda con él en género y número: el niño durmió largo rato los niños durmieron largo rato el caballo blanco se fue los caballos blancos están atados. y cuando el adjetivo se refiere a un solo sustantivo.. conciertan con el adjetivo masculino o femenino según el sexo de la persona a que se aplican. señoría. § 89. como se verá. Por tanto. Género natural y género gramatical Aunque históricamente hubo vacilanciones. El desajuste entre ambas es. eminencia. la concordancia según el sexo es casi general. esporádico. en todos los casos de duda. con su fino sentido normativo del uso culto. excelencia. § 88. y sólo se hace visible cuando aparece alguna discordancia gramatical que lo descubra.

sin dientes.. se amotinaron. sustityendo los colectivos de los tres últimos ejemplos por muchedumbre. la homogeneidad o determinación de los componentes fortalece el carácter unitario del colectivo y la concordancia gramatical. II. Por la misma razón sería muy extraña la concordancia el rebaño. cuando el colectivo va modificado por la preposición de. vida mía. 31) ¿Véis esa repugnante criatura: chato. 112 . cariñosos o irónicos. ¿aun no estás contenta? § 90. Por el contrario. estevado? (Moratín) La aposición y los vocativos familiares. por tanto. pueden concertar con un adjetivo o verbo en plural: la gente. La indeterminación o heterogeneidad de los individuos que entran en la denominación colectiva favorece la idea de pluralidad y. la concordancia de sentido (gente. pueblo). los colectivos como gente.. me pareces desesperado Caridad. a una señal convenida de sus jefes. no impiden la concordancia con el sexo de la persona a quien se aplican: Angel. la concordancia en plural parecerá más admisible. Por consiguiente. Las circunstancias favorecen a una u otra. luz de mis ojos. luz de mi vida. infinidad. corazón. como son vida mía. pueblo. multitud. pelón. los adjetivos pueden concordar con éste: bien sea venido la flor y la nata de los caballeros andantes (Quijote. El espíritu vacila a menudo entre la concordancia gramatical y la de sentido. en acudió a la ciudad multitud de gente. con la sequía y la falta de pastos. corazón mío. vecindario. te veo alicaído Pedro. En cambio. muchedumbre.Cuando una persona aparece ocasionalmente designada con un sustantivo de género distinto al de su sexo. etc. Un colectivo puede hallarse determinado por palabras añadidas que concreten su significación. Colectivos A causa de la idea de pluralidad que encierran cuando están en singular. multitud. etc. El grado variable de esta determinación decide la posibilidad de la concordancia de sentido. perecían. número.

aplaudió con entusiasmo.. o por el significado de fracción de un colectivo que encierran las palabras parte. después de tan ruidosa propaganda en periódicos y carteles. con razón nota Andrés Bello (§ 818) que no sería permitido decir: el pueblo amotinados / la gente huyeron. si el otro elemento (atributo o sujeto) es plural: 113 . parte armado(s). pueden concertar tanto en singular como en plural: la mitad de los náufragos se salvaron / salvó agolpose el populacho: parte venía(n) sin armas. etc.seguida por las personas o cosas de que consta el conjunto. Por esto. La distancia a que los colectivos singulares se encuentran del verbo o del adjetivo con que deben concordar favorece su concordancia en plural. etc. la concordancia gramatical se impone por la proximidad. aplicados a un conjunto de individuos. en tanto que permanece claro su sentido. Las oraciones atributivas en que figura un sujeto o un atributo colectivo pueden llevar con alguna frecuencia el verbo en plural. designadas en plural. La pluralidad viene sugerida por el plural que sigue a la preposición de. conmovido por sus elocuentes palabras. Si.. mitad. y ello porque el participio conmovido insiste en la idea de singular. al colectivo lo acompañan adjetivos o frases complementarias que refuercen su singularidad gramatical. resto. parte. por el contrario. resto. Si éstas son pocas o si los dos elementos concertados se suceden inmediatamente. La posibilidad de concordancia en plural aumenta con el número de las palabras interpuestas: el público. tercio. la concordancia en plural es difícil o imposible: el vecindario. El alejamiento produce en el hablante olvido o debilitamiento de la claridad de la forma gramatical empleada en el primer elemento. la concordancia se hace tanto en plural como en singular: guardaba(n) el paso una multitud de hombres armados un tropel de visitantes se ha(n) reunido a su puerta. Los sustantivos mitad. se agolpaban en las taquillas del teatro. y por ello crece la posibilidad de la concordancia en plural.

la causa de estas concordancias hay que buscarla en la propia naturaleza de las oraciones atributivas.esta gente parecen generales. que el sujeto y el atributo pueden cambiar sus respectivos papeles sin que el sentido se altere: cuatro horas de oficina es / son mi único trabajo. El médico le pregunta al enfermo: ¿cómo estamos? ¿qué tal vamos? En ciertas ocasiones se intenta con ello disminuir la responsabilidad. La misma discordancia tiene lugar en el llamado plural de modestia. la culpa no siendo más que de uno mismo (incluso o sobre todo el hablante). los pronombres neutros pueden ofrecer las mismas concordancias: esto son habladurías lo demás son cuentos. Si concurren personas verbales diferentes. que a un autor u orador lo hace hablar de sí mismo en primera persona del plural (creemos. § 91. Discordancia deliberada A veces nos dirigimos a un sujeto singular con el verbo en plural. Todas las oraciones en que esta concordancia ocurre son reversibles. por consiguiente. bien para obtener un efecto estilístico deliberado o para participar amablemente en la actividad o estado de nuestro interlocutor. eso es. Con ello tenemos una prueba más del escaso papel que desempeña la cópula. Segunda regla general de la concordancia y casos esporádicos Cuando el verbo se refiere a varios sujetos. diluyéndola en una pluralidad ficticia. El plural y el singular colectivo tienen entre ellos límites inciertos y. bien con intención irónica. En su significación colectiva. § 92. debe ir en plural. la segunda es preferida a la 114 . pensamos) o con el plural mayestático derivado de las fórmulas de tratamiento. Se dice: lo hemos estropeado.

tú y yo viajaremos juntos ella y él venían muy cansados. 115 . Pluralidad gramatical y sentido unitario Más sustantivos asociados pueden considerarse como un todo y concertar en singular: la entrada y salida de barcos ha sido aplazada el alza y baja de la Bolsa demuestra gran inquietud. sobre todo si van sin artículo. a uno solo en singular: todo esto y algo más motivó mi inquietud esto y lo que se temía precipitó la resolución del director. pasear y no hacer nada le arruinaron en poco tiempo. beber. favorece aquí la disociación de los sujetos: lo escaso de la población y la general pereza produce(n) la miseria del pueblo. va en plural. Lo mismo ocurre cuando la idea expresada por un infinitivo se contrapone a la de otro/s: holgazanear y aprender son incompatibles.tercera. es admisible la concordancia en plural. y cuando el adjetivo se refiere a varios sustantivos. o si un solo artículo se antepone al primero de ellos. § 93. § 94. para la concordancia. la pluralidad es tan visible y próxima que es muy raro que se ponga en singular: la abuela y el nieto caminaban despacio. Si los sustantivos son de diferente género. y la primera a todas. Los infinitivos sustantivados pueden reunirse como sujetos de un verbo en singular. por ejemplo: el comer. subrayada por los distintos artículos o demostrativos. ya que la diferencia de géneros. Como. Dos o más demostrativos neutros son equivalentes. Observa Andrés Bello que. Posición del verbo respecto a los sujetos Si el verbo va detrás de los sujetos. si con el neutro se junta un masculino o femenino. predomina el masculino: Juana.

yuxtapuestos o enlazados dentro de una oración simple. Puede sentirse e interpretarse la coordinación de elementos análogos. Por esta causa. que depende de cómo se siente la disyunción. las anomalías gramaticales en la concordancia son más frecuentes en el lenguaje coloquial que en el literario. no con todos. la soledad. concierta con el sujeto más próximo: mi deber me obligaba. puede concertar con todos en plural.En cambio. bien como una elipsis de varias oraciones. Por el contrario. ni la hora. concierta con ellos en plural: ni la amistad. y nuestra amistad. bien cada elemento tiende a imponerle al verbo su singularidad. Con la disyuntiva o. el verbo delante puede colocarse en singular o plural. A las mismas normas se somete la concordancia del verbo con varios sujetos enlazados por la conjunción ni. 116 . Cuando el verbo va entre dos sujetos. ni las dádivas. hace indiferente que sea uno u otro el motivo de la atracción. sino sólo con el primero: causaron / causó a todos admiración la hora. salvo casos muy excepcionales. Si el verbo los precede. y. ni los concurrentes. se hace visible la exclusión de uno de los dos términos disyuntivos. recalca la diferencia entre los dos atractivos. el espíritu procede por suma de sujetos singulares. ni las promesas pudieron vencerlo. En una oración como lo atraía la belleza de la moza. o la amenidad del lugar. o sólo con el más próximo: no me agradaba(n) ni el lugar. Con el verbo detrás. bien los sujetos se traban unitariamente y su apretada pluralidad induce la pluralidad del verbo. aumentan las posibilidades de que concierte. bien como un todo unitario. lo atraían la belleza de la moza o la amenidad del lugar debilita la fuerza disyuntiva de la conjunción. si el verbo sigue a los sujetos. cuando el verbo precede a varios sujetos. en el análisis que sigue. Por tanto. En efecto. a hablarle francamente. la concordancia puede expresar un matiz de estilo. se ha producido ya un análisis de los sujetos que intervienen en la acción. En cambio. la voz y la destreza del que cantaba. el cual impone la pluralidad del verbo.

En tu hijo aprobó el predicado es aprobó. en el caso de las complejas. En dicha oración compleja. cada oración tiene su propio predicado. tiene su propio predicado.2. toda oración. mientras que predicado del sujeto Gobierno es no encuentra la solución. los componentes necesarios e interdependientes en una oración son el sujeto y el predicado. Por otro lado. ovni (objeto volante no identificado). 117 44 . el predicado es aprobará matemáticas con facilidad. y en tu hijo aprobará matemáticas con facilidad. En los conjuntos oracionales. el predicado es lo que se dice del sujeto. las oraciones subordinadas integradas también tienen el suyo: la gente dice que el Gobierno no encuentra la solución. pero no aprueba. los predicados lo son de sujetos cero. EL PREDICADO § 95. mientras que predicado del sujeto elíptico él es no aprueba. lo mismo que. En fin. Sintácticamente. Es la forma cómoda que adquiere en la lengua escrita y hablada [ong] la sigla de organización no gubernamental. Un predicado puede estar constituido por sólo un verbo o por un grupo verbal (verbo + complementos). predicado del sujeto mi hijo es estudia. bien simple bien compleja. En mi hijo estudia. en las oraciones impersonales. por ejemplo. Semánticamente. predicado del sujeto la gente es dice que el Gobierno no encuentra la solución. Expresión y características del predicado Como ya lo hemos dicho. el predicado está constituido por un verbo cuya función es la de núcleo del predicado: todos juegan conmigo Miguel viaja a diario a Valencia aquella ong 44 milita por la emancipación de la mujer.

Esta distinción se basa. Predicados nominales son todos aquellos cuyos verbos son. dijo el taxista eso es ( = está) donde Cristo dió las tres voces. Pero no siempre estar puede reemplazar a ser en tales casos: . Clases de predicados Semánticamente. estar. estar. asignándoles posibilidades de denotación más concretas. son considerados meros lazos de unión. parecer. Tal particularidad ha inducido a separar las estructuras oracionales en dos tipos: las de predicado verbal (cuando el signo léxico del verbo se refiere a experiencias concretas) y las de predicado nominal (eso es. § 97. En los predicados nominales. vacío. los verbos ser y estar son cópulas. exclusivamente en el contenido semántico (pleno. aunque no han perdido por completo su valor predicativo. se suelen distinguir dos clases de predicados: el verbal y el nominal. y estar carácter de estado accidental más o menos pasajero.§ 96. ser. de esencialidad. que precisan de la noción léxica del atributo). Ellos atribuyen cualidades al sujeto y tienen carácter adjetivo. parecer. que se consideran meras cópulas (y por esto se llaman verbos copulativos) entre un atributo (verdadero núcleo semántico) y un sujeto. eso es. Cuando enlazan un sujeto y un predicado nominal.¿Dónde has estado? – Por ahí.. se celebra) a puerta cerrada ahí es ( = está). etc. Emilio Alarcos Llorach señala que el papel del atributo es “llenar” la referencia de los verbos copulativos. entre otros. las de los verbos ser. por tanto. los verbos ser y estar tienen un sentido muy vago de existencia y estado: ser tiene sentido de permanencia. .¿Y dónde es por ahí? Ser puede tener en tales casos también valor deíctico: 118 . que aún conservan en expresiones como: todo lo que es ( = existe) está bien porque es ( = existe) aquí fue ( = ocurrió) la caída nunca se supo qué fue de ( = pasó con) Juan eso fue ( = tuvo lugar) la noche de San Juan Pedro estaba ( = se hallaba) en Madrid la reunión es ( = tiene lugar) en el Aula Magna la sesión es ( = ocurre. casi vacío) del verbo.

Cuando en el predicado nominal hay un nombre o pronombre sustantivo/adjetivo. será con suerte. El predicado nominal puede agregar a la cópula un adjetivo o sustantivo.. ser puede tener también valor explicativo: Si lo consigue. por más impreciso que fuese su contenido léxico. Estar indica presencia o ausencia. Predicados verbales son todos aquellos cuyos verbos no son copulativos. En el primer ejemplo. 119 . en fin. Este verbo indica una cualidad considerada como resultante de algo que le ha ocurrido al sujeto.No. y sin embargo se usa estar.¿Es a mí? . Véase la diferencia que hay entre Juan está / es muy alto. sólo ser puede emplearse como verbo copulativo. para la Sintaxis. La distinción entre los copulativos ser y estar no radica solamente en el sentido de permanencia o accidentalidad que cada uno de ellos atribuye a la calidad predicada. sólo se hace constar esa misma cualidad en su permanencia. la estatura de Juan es el resultado que observamos de su crecimiento. Y. permanencia en un lugar. puesto que en el verbo residen los morfemas de persona y número que como sujeto gramatical establecen la oración. en este hombre está muerto. Pero. en el segundo. comenta Emilio Alarcos Llorach. es a aquel señor. la calidad de muerto es bien permanente. § 98. sino tienen una carga semántica plena y pueden aparecer solos o con complementos: David ha salido Miguel se comió el pastel. el núcleo oracional es siempre el verbo. mientras que ser considera la cualidad en su transcurrir. tener algo listo: la casa está a la otra orilla del río te llamé y no estabas estaremos aquí quince días ya está la cena. para así atribuirle al sujeto (un sustantivo predicado) todas cuantas cualidades apreciamos en él: mi padre es albañil la muchacha era poetisa.

pero en las cuales no hay flexión. lleno. La oración principal es se procedió a entregar la medalla al jugador. Estas estructuras se suelen denominar cláusulas yuoraciones reducidas. etc): una vez lleno el estadio. la cláusula absoluta tiene como predicado un adjetivo con valor aspectual perfectivo (contento. la cual complementa a una oración principal o se interrelaciona con ella. Se suele separar de ésta por una breve pausa. La oración principal es Andrés se marchó. § 100. aunque sí una relación de predicación. mientras que la oración dichas esas cosas es una cláusula absoluta que tiene como sujeto a esas cosas y como predicado a dichas. Andrés se marchó. Cláusulas absolutas La cláusula absoluta es ima construcción cuyo predicado es una estructura de participio. de gerundio o de infinitivo. se procedió a entregar la medalla al jugador. En vi a Juan con las manos en los bolsillos. Estructuras de predicación sin verbo Existen en la lengua ciertas estructuras sintácticas con carácter de oración. según se puede apreciar en casos de equivalencia semántica como los siguientes: un dulce nunca amarga = un dulce nunca es amargo aquí abunda la uva = aquí es abundante la uva escaseaban los víveres = eran escasos los víveres la maleta pesa mucho = la maleta es muy pesada. la oración una vez lleno el estadio es una cláusula absoluta que tiene como sujeto a el estadio y como predicado a una vez lleno. vacío. la secuencia en 120 . § 99. A veces. Cada predicado lleva su propio sujeto: dichas esas cosas. Obsérvese que en este ejemplo.Las construcciones atributivas vienen a ser como el resultado del desglose de otros verbos no copulativos. con las manos en los bolsillos es lo que llamamos una estructura de predicación sin verbo.

Lo mismo en Irene. En la expresión consideran a Miguel muy simpático. Por tanto. muy amable ella es una estructura de predicado sin verbo. hace frío. en realidad.los bolsillos no es un modificador directo del sustantivo las manos. me saludó. con la ventana abierta es una estructura de predicado sin verbo. Por consiguiente. es que las manos (sujeto) están en los bolsillos (predicado). lo que se dice. 121 . sino que es su predicado. En fin. No hay manos en los bolsillos frente a otro tipo de manos. Miguel muy simpático es una estructura de predicado sin verbo. en Con la ventana abierta. muy amable ella. las manos en los bolsillos no es un grupo nominal. He aquí otros casos de estructuras de predicación sin verbo. sino una secuencia de carácter oracional.

queda adjetivado. respectivamente. En latín. Descuella especialmente la función cualificadora. Por tanto. Compárense. Suelen desempeñar este papel palabras de la clase de los adjetivos. conocido como atributo o predicado nominal. es decir. En el predicado nominal. § 102. tratándose de sustantivos abstractos: esto es verdad ( = verdadero) / mentira ( = falso) / lástima (lamentable) / bajeza / maldad / tontería. Lo mismo en español. al atributo expresado por un sustantivo le correspondía el caso nominativo. el sustantivo que desempeña el papel de atributo es considerado como portador de un conjunto de cualidades. en este sentido: el muchacho es abogado / la casa es de madera. pero sólo cuando va sin preposición. expresando la materia. EL ATRIBUTO § 101. en concordancia con el sujeto. En las oraciones Miguel era profesor mi cuñado es oficial. y esta clasificación es cualificante. equivale a un adjetivo. pero en su lugar pueden aparecer sustantivos y otros segmentos más complejos: este caballero es rico los niños estaban contentos la muchacha parece seria el chico será pintor su amigo es de Madrid la maestra está de mal humor el caballo parece de buena raza 122 . llamados copulativos (ser.3. atribuimos a los sustantivos sujetos Miguel y mi cuñado el complejo de cualidades que significan los atributos profesor y oficial. parecer) se caracteriza por adoptar un adyacente peculiar. El atributo sustantivo clasifica al sujeto dentro de un grupo. donde de madera. Representante del atributo Un reducido número de verbos. la significación del atributo es netamente adjetiva. estar.

sobre un complemento indirecto). el representante del atributo es invariable y no expresa ni género ni número. como en los ejemplos anteriores. 123 . Los atributos pueden incidir sobre un sujeto.¿Es tarde? – Lo es. Transformando los ejemplos anteriores en oraciones interrogativas. el atributo se sustituye por lo. sino .A mí no me lo ha parecido. conforme al modelo: . tonta es atributo y a María complemento directo. Se nota en todos estos ejemplos que el atributo sirve para limitar la aplicación designativa del verbo. Así. con los verbos llamar y decir. guapo es atributo y a Juan complemento indirecto. Obsérvese que. la respuesta ofrecería en todos los casos el referente átono lo. no se contesta . mientras que en la oración le dicen guapo a Juan = se lo dicen. Al decirse: .Creo que no ha sido falta.es tarde los cuadros estaban bien esas palabras no parecen adecuadas los dos hermanos son médicos los candelabros son de bronce el café está que arde la señora parece que sufre. Por otro lado.A mí no me la ha parecido. o sobre un complemento directo (con el verbo decir. Son incorrectos los pronombres personales átonos en función de atributo que concuerdan con su referente. en la oración llaman tonta a María = se la llaman. pues la única forma pronominal que puede funcionar como atributo es lo.

Las Gramáticas más autorizadas se limitan no obstante sólo a decirnos que el verbo ser atribuye cualidades consideradas como permanentes. a su final. esta finísima diferencia entre los dos verbos es una de las peculiaridades más destacadas 46 de la lengua española. y es absolutamente contradictoria cuando tratamos de entender por qué ciertas cualidades tan permanentes como las representadas por los adjetivos vivo y muerto se atribuyen precisamente con estar y no con ser. Además de su coexistencia en el cuerpo vivo de la lengua. no se 124 46 45 . Explicaciones pormenorizadas y un nutrido número de ejemplos de los más castizos sobre el particular puso en su inigualable Diccionario de uso del español la malograda filóloga María Moliner. besar. disparar. ser significó existir. resolver. Cada una de las acciones designadas por los verbos saltar. 47 Se llaman perfectivas las acciones de duración limitada. a su perfección. Sólo se usa en términos muy reducidos y con el sentido ponderativo de existir (tener realidad). Diferencias entre los copulativos ser y estar Hoy día ser 45 ha quedado casi reducido a una mera palabra de relación o enlace en la frase atributiva. firmar. En su origen ario. Hanssen resalta en su Gramática histórica de la lengua castellana. La explicación es insuficiente y sirve para los casos más claros: ser guapa / estar guapa ser roto / estar roto pero es algo forzada para distinguir entre ser alto / estar alto ser fuerte / estar fuerte aplicado a un joven. que necesitan llegar a su término. el carácter imperfectivo de las frases con ser y el perfectivo 47 de las construidas con estar.§ 103. Tratando de explicar este complejo fenómeno lingüístico. suceder o verificarse: hoy es la corrida de toros. o por qué precisamente se dice ser feliz. en tanto que estar las considera como transitorias o accidentales.

querer. La reiteración ininterrumpida de un hecho perfectivo. Querer o saber son acciones continuas que no necesitan llegar a un término fijo para decir que se producen. no podemos decir que se produce. La transformación puede ser real. de duración mayor o menor. percibimos la acción como resultante de alguna transformación consumida o perfecta: este jarro está roto este jarro está cocido. o simplemente supuesta. y la acción es imperfectiva: este jarro es blanco este jarro es nuevo. en español se usa estar cuando pensamos que la cualidad es resultado de un devenir 48 real o supuesto. como saltar. Una lámpara encendida o apagada se relaciona con los actos de encenderla o apagarla.Recordamos que una cualidad puede ser mirada desde dos puntos de vista: 1. puede tomar aspecto imperfectivo cuando aludimos al salto continuo del agua en una catarata. sin que se haya producido: este jarro está intacto. Por tanto. No se trata. que son de duración ilimitada. La apreciación de la perfección o imperfección de un acto depende de condiciones objetivas. pero también del interés que el hablante ponga en el término de la acción. y pueden producirse sin llegar a su término temporal. cambio) que sabemos (suponemos) que ha tenido (tiene. respetar. 125 . tendrá) lugar. saber. concibe más que en su perfección o acabamiento. como en el ejemplo anterior. 48 Lo mismo que el (alemán) werden o el (inglés) become. Escribir en general es acción imperfectiva. En el primer caso. considerarla como resultado de una acción (transformación. Si la acción no termina. inacabada. o lo considere sólo en su transcurso. En el segundo. En cambio. la continuación de tales actos supone su repetición o reiteración en una serie de actos iguales y perfectos (acabados) cada uno de por sí. sin atender al origen o procedencia de la cualidad 2. enunciarla en sí misma y atribuirla a un sujeto. pero escribir una carta es perfectiva. son imperfectivos. imperfecta. por consiguiente. la cualidad nos interesa sólo en su duración o permanencia. conocer. sino de que la atención se proyecte hacia el final del acto. Mas basta que.

es un juicio general. porque se sienten más próximos a la acción verbal que los produce: estar herido / fastidiado / cansado / escrito. En fin. Esto quiere decir que empleamos estar en los juicios que dependen inmediatamente de nuestra experiencia. En ciertas circunstancias. Con los participios de verbos perfectivos es más frecuente estar. por algún devenir. para decir que aquella nieve está fría. 126 . Vemos que un niño ha crecido y decimos que está alto. Con estar significarían una alteración que deviene. en el presente: estar cayendo / lloviendo / entrando. haya en nuestro pensamiento la más leve suposición de que ésta haya podido ser causada por una acción o por un cambio. Aquí van unos ejemplos de cambio real o supuesto. Para saber si se ha producido o no la acción/cambio. ser alegre / triste / melancólico / risueño se refiere al carácter de una persona. Para decir que la nieve es fría no necesitamos hacer la prueba. Con ser. nos valemos generalmente de la experiencia. los participios de los verbos imperfectivos toman sentido pasivo: ser querido / aborrecido / estimado. probamos el café y decimos que está frío. expresados con el verbo estar en el pasado: estar roto / intacto / maduro / hermoso / muerto. que formulamos independientemente de nuestra experiencia inmediata. pero. la pasiva con ser no se usa con participios de verbos perfectivos.al enunciar nosotros una cualidad. para que nos parezca necesario emplear el verbo estar. en el futuro: estar por ver / por barrer / sin venir / para entrar.

la acción se da como terminada y cumplida antes del tiempo que indica el verbo auxiliar. pero se dice: el agua de este lago puede estar transparente / turbia. en español debe emplearse estar: este traje está (looks) sucio / limpio / arrugado. la acción verbal que el participio expresa se produce en el tiempo en que se halla el verbo auxiliar: el jefe es / fue / será respetado. Con estar. La relación recíproca entre el aspecto de la acción verbal de ser y estar. Esto quiere decir que en los tiempos imperfectos lo imperfectivo de ser se refuerza. puede verse muy bien con un participio pasivo. cuando ha sido estudiado estaba estudiado. la fruta está (feeling) sabrosa. el café está (feels) dulce / caliente. Así resulta que en la pasiva con ser. Decimos que una avería A quienes conocen inglés les sirve la siguiente regla: cuando los verbos ingleses to feel o to look pueden sustituir a to be. Los juicios no relacionados con nuestra experiencia inmediata se expresan en general con ser: el agua es transparente. Y ello porque los tiempos imperfectos del perfectivo estar se corresponden con los perfectos del imperfectivo ser. Pongamos el ejemplo del participio pasivo estudiado. y la cualidad perfecta o imperfecta de los tiempos en que se hallan. 127 49 . cuando había sido estudiado estará estudiado. 50 La imperfección propia de los predicados con ser puede hallarse en conflicto con la perfección del tiempo y neutralizarse más o menos. la sala estaba (looking) brillantísima. También no debemos olvidar que. cuando habrá / haya sido estudiado. Decimos que un asunto está estudiado. en los perfectos se debilita. por el otro. mientras que otros lo muestran como inacabado (imperfecto) para el interés de quien habla 50 . La experiencia realizada introduce sentido perfectivo a la cualidad que enunciamos: lo toqué y vi (looking) que estaba vivo..no necesitamos tocarla al hablar 49 . en su uso corriente. unos tiempos del verbo designan el hecho como acabado (perfecto). por un lado.

del alemán werden o del inglés become). dispuesto despreocupado. Finalmente. Es decir. agudo preparado. inteligente gozar de vida. adjetivo determinativo o infinitivo. y hace ver a éste último como resultado de un llegar a ser (eso es. habrá/haya sido reparada (antefuturo) cuando estará reparada (futuro). pronombre. del español devenir. mantenerse) su sentido local de situación o posición. aquí están los pocos adjetivos que cambian de significado según se atribuyen con ser o con estar: ser bueno malo vivo listo fresco 51 estar bueno (de carácter) sano malo (de carácter) enfermo rápido.ha sido reparada (antepresente) cuando está reparada (presente). 128 . Cuando el atributo es sustantivo. empleamos necesariamente ser: éste es Luis eso es mentir mi amigo es abogado mi intención fue otra aquel libro era mío los sentidos corporales son cinco las dificultades serían muchas. Estar ha heredado del latino stare ( = estar de pie. cínico ir en situación difícil Esta correspondencia demuestra con toda claridad el carácter imperfectivo de ser y el perfectivo de estar. material o figurada: Madrid está en el centro de España estamos en casa el termómetro está a diez grados las acciones de aquella compañía están muy bajas estaba de pie / sentado / arrodillado. vivir inteligente. estar reparada es naturalmente el resultado de haber sido reparada 51 .

el atributo puede expresarse en las siguientes clases: 1. adverbio de modo: Juan está bien 3. Las expresiones con un sustantivo (adjetivado) como atributo del verbo estar están ya fijadas y pertenecen al lenguaje coloquial: María está pez mi padre está mosca. adjetivo: Daniel está conforme 5. infinitivo: eso es burlarse 7. adjetivo: María se quedó triste 2. 9. Las expresiones de origen adverbial que con el verbo ser pueden emplearse como predicados nominales conservan su valor de adverbios cuando se construyen con el verbo estar: así está el asunto en balde estuvo junto a su puerta. David se quedó que no respiraba. 129 . Categorías que funcionan con atributo Dentro del predicado nominal. lo vi cómo trabajaba 4. numeral: las Gracias son tres 6.§ 104. oración de relativo: yo soy el que soy 10. Con los demás verbos funcionan como atributos las siguientes clases: 1. sustantivos o grupos nominales precedidos de preposición: Miguel está sin un duro 5. sustantivos o grupos nominales precedidos de preposición: yo parezco de Madrid 11. pronombre: tú (no) eres nadie 4. oración adjetiva: María está que rabia (rabiosa). frase de sentido adjetivo: todos nuestros esfuerzos fueron en balde. con los verbos ser y parecer. grupos nominales: esos hombres son los del otro día. sustantivo: ese muchacho será abogado 2. adverbio de modo adjetivado: tú eres así 8. gerundio: la ropa está chorreando. infinitivos: querer es poder. Juan parece el médico del pueblo 3.

Estas oraciones no son atributivas.§ 105. En las estructuras u oraciones ecuacionales. ya que falta el sustantivo o grupo nominal que ejerza la función de sujeto léxico: cuando se es simpático. no se dice fue por Andrés que me enteré de lo sucedido. ésta debe mantenerse en el componente u oración de relativo al menos según la norma culta del español peninsular. se tienen más posibilidades de triunfar. § 106. tienen carácter enfático y proceden de oraciones no enfáticas sin oración de relativo. tienen como verbo nuclear 52 el verbo ser. 2. Tampoco se consideran correctas las oraciones ecuacionales formadas con adverbios interrogativos y el relativo que (relativamente frecuentes en Hispanoamérica). 130 . uno de sus componentes es siempre una oración de relativo con pronombre o adverbio relativo. cuando el componente que no es la oración de relativo lleva preposición. el atributo incide sólo sobre el verbo. 3. Ponen de relieve (focalizan) algún componente de la oración o la oración entera: trabajo los lunes = los lunes es cuando trabajo Pedro es cobarde = un cobarde es lo que es Pedro = es Pedro el que es un cobarde. en América Latina se dice: ¿cuándo fue que viniste? 52 El que pertenece al núcleo de la oración. sino se dice fue por Juan por el que (quien) me enteré de lo sucedido. Estructuras ecuacionales Se llaman estructuras (oraciones) ecuacionales (y también oraciones enfáticas de relativo y perífrasis de relativo) las que reúnen las siguientes características: 1. pues ningún complemento se conmuta por lo. Por tanto. ni ecuativas. Por tanto. Atributos de sujeto cero En ciertas oraciones impersonales.

En efecto. Es difícil complemento mixto no sólo del verbo juzgar. pues presenta un complemento mixto. Podemos definir. el nombre de 131 . por consiguiente. En la oración los justos mueren tranquilos. modificando al predicado oracional. mientras que en España se dice: ¿cuándo viniste? ¿cómo hiciste? Tampoco pertenecen a la norma culta del español peninsular las estructuras ecuacionales en que aparece un que en vez de un adverbio. en España se dice: ayer fue cuando vino. Esta doble función especial ha motivado que algunos gramáticos apliquen a tales complementos. El (complemento) predicativo En la oración el niño durmió tranquilo el adjetivo tranquilo se refiere tanto al sujeto como al predicado. como si dijera que mueren con tranquilidad o tranquilamente. que completan o perfeccionan la predicación. problema. Cabe subrayar que en los verbos de estado e intransitivos es frecuente que un complemento afecte a la vez al sujeto y al verbo. esta oración es un término medio entre las oraciones con predicado nominal (el niño estuvo tranquilo) y las oraciones con predicado verbal (el niño durmió). pero modifica también adverbialmente al verbo. Si en Hispanoamérica se dice: ayer fue que vino. el complemento predicativo como un complemento mixto que. el adjetivo tranquilos es complemento del sujeto y concierta con él. sino también del objeto de este verbo. También es complemento predicativo el adjetivo difícil en la oración Pedro juzgó difícil el problema.¿cómo fue que hiciste?. cualitativo y verbal al mismo tiempo. se refiere asimismo a otro elemento de la oración. § 107.

en tales casos. con el atributo en que complementa a la vez a un sustativo. La Academia Española los denomina predicados de complemento. en su Gramática didáctica del español. se puede eliminar sin que la oración resulte agramatical 54 y sin que el verbo cambie de significado. como modificación adverbial del verbo. ser tenido por. Por tanto. en virtud de las reglas de la Gramática de la lengua. por tanto. que ya no nos permite mirarlo como enteramente vacío. pronombre o grupo nominal. 132 54 53 . El (complemento) predicativo coincide. Emilio Alarcos Llorach los considera adyacentes atributivos y vacila en llamarlos entre atributo circunstancial y adverbio atributivo. y por consiguiente las oraciones son atributivas.: el río venía desbordado parecía un niño es tenido por sabio. y con ello da a entender que se hallan en el lindero que separa la predicación nominal y la verbal.complemento predicativo 53 . éste añade algún matiz especial de significación. tales como parecer. o con ambos sentidos a la vez. En su Gramática de la lengua española. venir. ser llamado. aunque el verbo tiene el papel de enlazar el sujeto y la cualidad. Pero se diferencia de él en que no es necesario para el verbo. Este valor copulativo es frecuente en los verbos de estado e intransitivos: duerme tranquilo vivían felices queda contenta. con tales complementos se emplean también otros verbos y frases verbales con valor copulativo. pero sujeta a interpretaciones equivocadas. Esta denominación le parece a Samuel Gili y Gaya expresiva. Además de ser y estar. Leonardo Gómez Torrego los llama predicativos. con el que concuerda. Otros le han dado el funambulesco nombre de predicatoide. Agramatical es todo lo que no se ajusta a las reglas de la Gramática. con los cuales es difícil deslindar si el adjetivo funciona como atributo. y a un verbo. Es de observar también que. etc. la agramaticalidad es la calidad de un enunciado oracional que se revela mal formado. Más sintético.

adverbios modales y gerundios. ya sea éste un sujeto o un complemento directo. que adquiere valor preposicional: mi hija trabaja como cocinera en un restaurante. éstos deben concordar en género y número con el sustantivo (o elemento sustantivado) sobre el que inciden. a veces. § 108.Hay (complementos) predicativos de sustantivos o pronombres en función de sujeto: los corredores llegaron exhaustos a la meta. La función de predicativo la suelen desempeñar adjetivos. . Cuando el atributo es un adjetivo e incide sobre sustantivos coordinados de distinto género. los cuales responden a la pregunta ¿cómo?: Vi la casa ardiendo. Concordancia de los atributos Cuando la función del atributo la ejerce un adjetivo o un sustantivo con flexión. su sustituto es el pronombre que: Mi hija trabaja de cocinera en un restaurante. .¿De qué trabaja tu hija? En fin. ya vaya precedido o no de preposición: mo hija es médico noté a tu hijo molesto lo consideran listo lo tiene de criado. y en función de complemento directo: me trajeron frío el pescado. participios. 133 . la concordancia con ellos se da siempre en masculino y en plural: su abrigo y su corbata eran negros Vi a David y Miguel muy lentos. también pueden considerarse predicativos algunos sustantivos precedidos de preposición. en lugar de una preposición aparece el adverbio como. En este caso.¿Cómo viste la casa? Sin embargo.

134 . ecuativas. atributivas propiamente dichas. las cuales se identifican o igualan las referencias del sujeto y el atributo: Juan es el médico de la aldea > el médico de la aldea es Juan. 2. en las que el atributo designa la clase a la que pertenece lo denotado por el sujeto: Miguel es tímido.§ 109. Clases de oraciones con atributo Las oraciones con atributo y verbo ser se clasifican en: 1.

SEGUNDA PARTE: ORACIÓN Y CONJUNTOS 135 .

136 .

se suman por la conjunción ni (precedida de una coma). predicados y complementos plantea cuestiones de concordancia. estos se enuncian una sola vez y la coordinación sólo se establece entre los elementos desemejantes.I. ni Andrés bebe. los enunciados de las oraciones se añaden unos a otros mediante la conjunción copulativa y. que suele repetirse delante de las oraciones que se coordinan: ni Miguel come. Sujeto el padre + la madre + los niños los árboles el mozo Predicado salieron de casa a primera hora. por oposición al grupo / sintagma progresivo. estando relacionados entre sí sólo por la pura idea de adición. Oraciones copulativas En la coordinación copulativa. sacó de su bolsillo un pedazo de pan negro + sucio. 137 . La coordinación de sujetos. la conjunción se pone sólo entre las dos últimas. CONJUNTOS ORACIONALES POR COORDINACIÓN § 110. Cuando las oraciones son más de dos. Si las oraciones tienen elementos comunes. predicado o complemento simple. predicados y complementos complejos recibe el nombre de grupo / sintagma no progresivo. Si las oraciones son negativas. Cada una de las sumas de estos sujetos. que es el sujeto. La conjunción y se emplea cuando las oraciones sumadas son afirmativas: David come poco y Andrés bebe mucho. florecen + fructifican + dan sombra.

en cambio. penas. etc. gano poco (relación adversativa) ordena: te obedeceré (relación condicional). aquellos se quejan unos hallan su contento en el campo. La conjunción y tampoco se convierte en e cuando es tónica. la conjunción y se omite en varias oraciones sucesivamente coordinadas. miserias forman el tejido de su vida. acciones. § 111. lugares. Oraciones distributivas Estas oraciones integran formas de yuxtaposición que se caracterizan por la enumeración sucesiva de varios sujetos. al desempeñar función adverbial interrogativa: ¿y Inés? Por elegancia. no semiconsonante: oro y hierro Rumanía y Yugoslavia Antonio y Ion.. La relación mental que hay entre las oraciones yuxtapuestas es generalmente copulativa. que consiste precisamente en la ausencia de conjunción y se llama asíndeton o yuxtaposición: dolores. Su coordinación se establece por el uso de palabras correlativas o por la repetición de una misma palabra de cualquier valor gramatical. Otras veces. En las expresiones estos se regocijan.Por razones fonéticas. tiempos. la y se repite en todas ellas (polisíndeton): hubo para ellos vacación y fiesta y regodeo y holgorio. predicados. pero también puede ser cualquiera de las demás expresadas por la coordinación o la subordinación: tengo hambre. Esta es la forma más sencilla de enlace en la oración compleja. 138 . que van simplemente yuxtapuestos. Este cambio ocurre sólo cuando la i es vocal plena. dame de comer (relación causal) trabajo mucho. otros en los atractivos de la ciudad. la conjunción y cambia en e delante de palabras que empiezan por i: Francisco e Iñaki Pérez e hijos.

bien momentáneamente. bien definitivamente.. Por ejemplo. siempre está estudiando bien por mí mismo. otros. al decir 139 . En este caso... o bien o ya . la coordinación distributiva alcanza el sentido y aun la forma de la disyuntiva con la añadidura de la conjunción o: o bien ... las palabras de valor distributivo ora .. Pero. lo que en ellas se afirma no se verifica al mismo tiempo. verdaderas conjunciones.. no dejaré de hacer lo debido ya en la paz. tan pronto destroza cuanto halla a su lado. bien por mi familia. Cuando decimos: o tú o yo sobramos en el mundo. siguiendo un turno alternativo.. ya en la guerra.. en tan pronto gime. y al revés. las oraciones se enlazan por la repetición de la expresión adversativa tan pronto. ora de noche. ya han venido a ser. su vida es una lucha.. en construcciones similares a las siguientes ora de día. tan pronto rompe en carcajadas histéricas. En las dos primeras expresiones propuestas. por adecuación. ora / bien . aquellos / unos . o ya.. tú no. bien / ya . un tipo de transición entre el período copulativo y el disyuntivo. se entiende que si yo sobro. las oraciones que se coordinan mantienen una relación copulativa.la coordinación queda establecida por la correlación de estos . Las oraciones no se suman. por vía de una opción. que cambia fonéticamente en u ante la palabra que empieza por o. En cambio. Las coordinación propiamente disyuntiva se establece con la conjunción o.. Oraciones disyuntivas Estas oraciones son siempre dos y con ello se significa que una ha de alcanzar eficacia con exclusión de otra.. El período distributivo ofrece. pero en los demás ejemplos hay entre los elementos coordinados un sentido de alternativa o de exclusión. cada una de ellas excluye a las demás. § 112.. por tanto.

pero la defiendo el chico es arriscado. mejor explicada o más precisa: Holanda o Países Bajos idiomas romances o neolatinos. es más clara. Hay que distinguir dos matices en la expresión adversativa: la restricción y la exclusión. pero ya las tendrán haya justicia. mas nunca creí que lo fuese tanto 140 . mas no por mi casa. de las cuales una expresa una idea de que de algún modo contradice lo que se afirma en la otra. predicados o complementos coordinados. En efecto. Sin embargo. al interlocutor se le deja opción para preferir uno u otro hecho. resulta obvio este sentido de contradicción. delante de cada una de ellas.acabas o me voy. de modo que la conjunción enlace solamente los elementos dispares de las oraciones simples. muchas veces no sucede así. en los cuales son asimismo válidas las indicaciones que antes se hicieron sobre concordancia: el chico tenía diez u once años el burro. sin necesidad de repetir todo lo que en ellos es común. por lo general. en las oraciones los árboles no tienen hojas. Las oraciones coordinadas disyuntivas admiten el mismo proceso de simplificación que las copulativas. La coordinación restrictiva se logra con las conjunciones que aparecen en los siguientes ejemplos: yo no soy su padre. Así resultan oraciones compuestas con sujetos. § 113. La conjunción o suele repetirse en dos oraciones coordinadas. el rey o yo ¿no moriremos? El valor de opción que presentan las coordinadas disyuntivas ha hecho que se emplee la conjunción o para sustituir una expresión por otra equivalente que. según que la oposición existente entre las oraciones coordinadas tenga un sentido de simple limitación o de total incompatibilidad. Oraciones adversativas Estas oraciones son siempre dos.

nació en el siglo III, aunque se ignora el año encontró dificultades, no obstante su constancia las venció para este cargo no tiene condiciones; con todo, no le falta cierta discreción aquí tiene todos los libros necesarios, fuera de / excepto / salvo / menos la Física todos reían, sino Blas, que lloraba. La coordinación adversativa exclusiva se obtiene fundamentalmente con la conjunción sino. Aparte de su uso restrictivo, ésta contrapone de ordinario una oración afirmativa a otra negativa, excluyendo enteramente lo afirmado en ésta: no lo hice yo, sino mi amigo (lo hizo) ésta no es mi opinión, sino (ésta es) la de Pedro a ninguno se premió, sino (se premió) a mí. También son conjunciones exclusivas antes y que no: no se arredró por esto, antes (bien) se creció con el peligro ésas son aspas de molino, que no gigantes (Quijote, I, 8). En este último caso, se ve primero la oración afirmativa, y después la negativa. En la coordinación adversativa, la segunda oración es frecuente que vaya elíptica, es decir, con sus elementos sobrentendidos, que se hallan en la primera oración. Esto ocurre especialmente, como acabamos de ver, con sino. Mas es exclusivamente literaria; en el habla siempre se dice pero. Que no = y no, según la Academia Española (§ 334): esto es gato, que no liebre (= y no liebre). La y, a pesar de ser una conjunción copulativa, tiene aquí sentido adversativo. Aunque es normalmente conjunción concesiva. El que se puede emplear a veces como adversativa es efecto del estrecho parentesco que existe entre un tipo y otro de relación: es adversativa cuando se puede sustituir por pero. En realidad, la expresión se encuentra a mitad de camino entre lo concesivo y lo adversativorestrictivo.
141

§ 114. Oraciones causales y consecutivas
La coordinación causal se establece con oraciones entre las cuales hay un lazo de causalidad, eso es, una relación de causa a efecto. Ahora bien, según que la segunda oración exprese la causa o el efecto/consecuencia de la primera, la coordinación será causal o consecutiva. En hoy os invito, pues tengo dinero, la segunda oración es coordinada causal de la primera, pero en tengo dinero; así, pues, os invito, la relación se ha invertido: la segunda oración es coordinada consecutiva de la primera. La coordinación causal se establece con las conjunciones porque, puesto que, pues, que: no te rías, que no tengo ganas de bromas verdad será, puesto que tú lo dices tendré convidados, pues hoy es mi santo. La coordinación consecutiva se expresa con así (es) que, y así, luego, conque, pues, en efecto, por tanto, por consiguiente, por ende, etc.: tengo mucho que hacer, así (es) que no me esperes hoy no estuviste presente, luego no puedes hablar de ello yo no lo he visto, aunque poco puedo decir ¿no quieres trabajar?, pues lo sentirás el alumno no ha contestado: por consiguiente, no hay razón para darle el diploma. Llevando al frente su conjunción, la oración que expresa la causa puede enunciarse antes que la oración con que se coordina: puesto que tú lo dices, verdad será. A veces, la conjunción va intercalada entre los elementos de la oración: no existen estadísticas; resulta, pues, difícil calcular la extensión del mal. No debe confundirse la coordinación causal / consecutiva con la subordinación consecutiva de tipo adverbial, de la que hablaremos más adelante.
142

§ 115. Oraciones implícitas
En una interjección como lo es ¡ay!, no encontramos manifestación expresa de sujeto, ni de predicado; no puede decirse que ¡ay! sea una oración, pero entendemos instintivamente en ella la existencia de una oración implícita, cuyos términos serían la persona que profiere la exclamación (sujeto) y el efecto más o menos vivo que la ha producido, expresado predicativamente (predicado). Podríamos decir, a lo sumo, que esta interjección es el embrión de una oración gramatical. También son oraciones implícitas, cada vez más complicadas, las siguientes: ¡adelante! ¡adios! ¡Juan, aquí! mañana a las tres en la esquina.

143

II. ORACIONES COMPLEJAS Y CONJUNTOS ORACIONALES POR SUBORDINACIÓN

§ 116. En la oración compleja hay oraciones simples, que desempeñan dentro de ella el mismo papel que las palabras contenidas en la oración simple. Estas oraciones están evidentemente subordinadas dentro de la oración total, que sin ellas no tiene sentido en la mayoría de las veces, lo mismo que ellas tampoco tienen por sí solas. Las oraciones subordinadas pueden ser, por tanto, sustantivas, adjetivas o adverbiales, según que en la oración principal desempeñen el oficio de un sustantivo, un adjetivo o un adverbio, respectivamente. § 117. Clases de oraciones subordinadas
La Gramática tradicional llama oración compleja a todo enunciado que cuenta con más de un verbo. En este trabajo distinguimos, no obstante, según el ejemplo de muchas Gramáticas de estos tiempos, entre oración compleja (enunciado con más de un predicado en el que una oración complementa o se subordina a un elemento de todo el enunciado) y conjunto oracional (enunciado con varios predicados, correspondientes a sendas oraciones). Las oraciones de estos enunciados pueden contraer una relación de coordinación entre ellas (y entonces se trata de un conjunto oracional por coordinación) o de subordinación de una con respecto de otra (y entonces se trata de un conjunto oracional por subordinación) como se verá en lo que sigue. En la oración compleja tengo ganas de que me visites la oración subordinada de que me visites complementa a ganas. En el conjunto oracional por subordinación aunque tiene frío, no se pone el abrigo, la oración subordinada aunque tiene frío complementa a no se pone el abrigo. En el conjunto oracional por coordinación tengo frío, pero no me pongo el abrigo, hay dos oraciones coordinadas: tengo frío y no me pongo el abrigo.
144

CI (oraciones finales) y aposición.¿Ha venido Miguel? – No sé si ha venido Miguel. las conjunciones que y si (o el conjunto que si): me gusta que estéis contentos no sé si estáis contentos me dijeron que si íbais a ir a la fiesta.1. En tanto que sustantivas. lo mismo que complemento con preposición de un adjetivo o sustantivo (OSA). donde cómo es CC de había averiguado. Características generales y funciones § 119. ORACIONES SUSTANTIVAS § 118. 145 . CD o CC (oraciones objetivas). que desempeña. una función dentro de su oración: no quiso decirme cómo lo había averiguado. dentro de la oración compleja. un grupo nominal o un pronombre. además. Las oraciones sustantivas pueden ir marcadas como tales por los siguientes nexos: 1. 2. Se corresponden con los enunciados interrogativos totales: . Estas oraciones desempeñan en la oración compleja las mismas funciones sintácticas que el sustantivo en la oración simple: sujeto (oraciones subjetivas). Las oraciones sustantivas introducidas por si o que si son interrogativas indirectas. Un pronombre o adverbio interrogativo. Una oración sustantiva es aquella que funciona igual que un sustantivo. Deben distinguirse las oraciones sustantivas con si (que se sustituyen por pronombres) de las condicionales con si (que no se sustituyen por pronombres): no dijo si era bueno = no me lo dijo me lo dirá si soy bueno = me lo dirá en ese caso. tales oraciones deben poderse sustituir por un pronombre: quiero que vengas = quiero eso.

el verbo de la oración cambia de número. En ambos casos hay a veces sustantivación expresa por medio del artículo: no me gusta que andes con esa gente cómo se hizo el negocio no importa a nadie el que ella no estuviera presente llamó mucho la atención el por qué se abandonó la empresa se ignora. sujeto. eso es. al proceder de esta manera. Se habla de OSFS cuando. CR. Se corresponden con enunciados interrogativos parciales: . complemento del adjetivo. CD. en una oración compleja.No sé cómo lo he hecho. Las oraciones sustantivas pueden realizar las mismas funciones que un sustantivo. Son. pues. a. cuando la subordinada depende del verbo ver: vas a ver como no le gusta = lo vas a ver. La OSFS incide sobre el predicado de la oración compleja y no sobre otra oración llamada tradicionalmente principal. § 120. Estas oraciones pueden también aparecer sin nexo: no quiso decírnoslo te ruego me envíes más turrón. pues. Oraciones sustantivas en función de sujeto (OSFS) § 121. oraciones complejas en las que hay una oración sustantiva. complemento del adverbio. CC. y sustituir este pronombre por el grupo nominal plural esas cosas. En este tipo de oraciones complejas y en otras no hay tal oración principal. complemento del sustantivo / nombre. Si la oración subjetiva es interrogativa. que viene a ser un subconjunto dentro de un conjunto mayor.¿Cómo lo has hecho? . Esta desempeña. en la oración compleja el papel de un sujeto y va introducida por la conjunción subordinante que. Para comprobar que la oración sustantiva es de sujeto. 3. El adverbio conjuntivo como. conviene transformarla en un pronombre como eso. es que tanto el 146 . Si. no lleva conjunción. esta función la cumple una oración simple subordinada.Las oraciones introducidas por un pronombre o adverbio interrogativo son también interrogativas indirectas. CI.

Existen también OSFS sin nexo. Colocación de la OSFS La OSFS suele posponerse al predicado. acaecer). el verbo no ha cambiado. 3. En el segundo caso. son sujetos. deseo que llueva mañana = deseo eso = deseo esas cosas. en la que llueva mañana es sujeto y que es nexo. en la que llueva mañana es complemento directo y que es nexo. pues: me preocupa que llueva mañana = me preocupa eso = me preocupan esas cosas. mientras que eso y esas cosas son CD. y no se dice que no había nadie sucedió. luego la oración sustantiva no es de sujeto. el artículo el (delante de que). § 122. pronombres y adverbios interrogativos: no está claro qué ha ocurrido no me interesa dónde has estado. pero es obligada la posposición con verbos de suceso (suceder. Este es el caso de me gusta bailar. Compárese. mientras que eso y esas cosas son sujetos. oración compleja en la que bailar es una OSFS. Nexos que introducen la OSFS Las OSFS se subordinan al predicado de la oración compleja y van introducidas por: 1. como la oración a que sustituyen.pronombre eso y el grupo nominal esas cosas. Por tanto se dice sucedió que no había nadie. 147 . § 123. 2. el cual potencia el carácter sustantivo de la oración: el que haya tanta gente me molesta me enorgullece el que hayan premiado a mi hijo. las conjunciones que y si (ésta última en interrogativas indirectas): me preocupa que no ganemos no está claro si lo ha hecho Marta o Ana. ocurrir.

. no hayas ganado es oración sustantiva de sujeto y que es nexo ¡qué pena (es) que no vengas! . la anteposición obedece a una tendencia enfática o focalizadora: es evidente que tienes razón = que tienes razón es evidente es importante que llueva = que llueva es importante. Con la anteposición se pone más de relieve el contenido de la oración sustantiva: le avegüenza que lo vean = que lo vean le avergüenza no me gusta que llegues tarde = que llegues tarde no me gusta. § 124. suponer. la OSFS puede posponerse o anteponerse al predicado. 148 .Con otros verbos. la anteposición es obligada: que te haya aprobado no significa que ya no tengas que venir a clase. En las escasas situaciones en que el predicado principal está constituido del verbo ser + atributo. Con unos pocos verbos como significar. Como el sujeto se construye siempre sin preposición. donde qué pena es atributo. equivaler. la OSFS suele posponerse. sino se dice es fácil que llueva. etc. la OSFS se relaciona con un predicado cuyo verbo posible no aparece en la oración: ¡(es) lástima que no hayas ganado!. no vengas es oración sustantiva de sujeto y que es nexo. Otras OSFS A veces. No se dice: me consta de que había más gente. sino se dice me consta que había más gente resulta de que nadie lo sabía. donde lástima es atributo. sino se dice resulta que nadie lo sabía es fácil de que llueva. como los de afección síquica. es incorrecta la OSFS que va precedidas de la preposición de.

por ende. La subordinación de oraciones acarrea. la correlación temporal de las formas verbales. Siempre se sustituyen por lo (aunque no deben confundirse con las subordinadas en función de atributo): te aseguro que no es cierto = te lo aseguro. juzgar. saber. creer. en general. ello ocurre habiendo en la oración principal verbos de los que se llaman de entendimiento. sentir. La correlación de tiempos es la siguiente: En la oración principal: presente pretérito futuro En la oración subordinada: cualquier tiempo de indicativo (contemporaneidad con la oración principal) pretérito pluscuamperfecto de indicativo (anterioridad) potencial (posteridad) cualquier tiempo 149 . muy importante prestar atención tanto al modo como al tiempo del verbo que ha de aparecer en la oración subordinada en correlación con la oración principal. de la lengua viva. La OSFCD llevará el verbo en indicativo cuando exprese lo objetivo sin apreciación subjetiva. por un lado. por tanto. por otro lado. etc. recordar. Son. lengua y sentido. Oraciones sustantivas en función de complemento directo (OSFCD) § 125. la dependencia subjetiva. pues. oraciones subordinadas del predicado verbal. Cuestiones generales Las OSFC dependen siempre del verbo de una oración compleja (pertenecen. Es. como pensar. y. responder. decir. Esto quiere decir que en el plano práctico. al grupo verbal) y tienen en ella el papel de CD y de CC. existe una correlación bien definida entre los tiempos de la oración principal y de las subordinadas. temer.b. como cosa real y cierta que no admite vacilación.

acordar. impedir. y con verbos de entendimiento (oración dubitativa): no cree que Juan venga / haya venido no creyó que Juan viniese / hubiese venido 150 . en efecto. con presente. Los tiempos se corresponden del siguiente modo: En la oración principal: presente / pretérito perfecto pretérito futuro En la oración subordinada: presente / pretérito perfecto pretérito imperfecto y pluscuamperfecto presente / pretérito perfecto Aquí están algunos ejemplos. que no se puede decidir. pedir. exigir. desear. etc. lleva el verbo en los mismos tiempos que las oraciones independientes de este tipo: juzgó / juzgaba / ha juzgado que no te figurarías / habrías figurado / hubieras figurado.como se puede notar en los siguientes ejemplos: Andrés me dice que Miguel viene hoy / vino / ha venido ayer / vendrá mañana Andrés me dijo / había dicho / ha dicho que Miguel venía / había venido / vendría Andrés me dirá que Miguel vino / ha venido / vendrá. se refieren al futuro exclusivamente. prohibir. rogar. La OSFCD lleva el verbo en subjuntivo siempre que éste exprese el hecho con apreciación subjetiva. en general.). suplicar. ordenar. y el futuro está hecho dentro de lo contingente. Si la oración subordinada es de posibilidad. resolver. pretérito y futuro en la principal: David quiere que venga Miguel Miguel quiso / había querido / quería que viniese / hubiese venido Andrés Andrés querrá que venga Miguel. mandar. Así ocurre con los verbos de entendimiento cuando la oración subordinada es dubitativa u optativa. permitir. y con los de voluntad (querer. Estos. como cosa dudosa o sobre la cual el hablante no puede decidir.

151 . que introduce oraciones sustantivas (lo mismo vale para donde y como frente a dónde y cómo): interrogativa indirecta: dime cuándo has llegado oración temporal de relativo: te lo diré cuando llegues. exigidos por las necesidades de la expresión en cada caso. § 126. con las que llevan el interrogativo tónico cuándo. Con los verbos preguntar y decir (cuando este último = preguntar) es posible la conjunción que delante de los interrogativos: me preguntaron que dónde había estado me dijeron que por qué me había enfadado. No deben confundirse las oraciones con el adverbio conjuntivo átono cuando. con la conjunción si: no sé si me ha contagiado = no sé eso = no lo sé.no creerá que Juan venga / haya venido. sino el sentido. Con los verbos preguntar y decir (cuando este último = preguntar) puede aparecer como elemento introductorio el nexo complejo que + si: me preguntaron (dijeron) que si quería ir con ellos. 2. en el caso de los verbos que indican temor. Mencionamos también que en lo referente al uso práctico de las conjunciones. En la práctica. hay no obstante libertad también para otros usos. ya que no el tiempo principal determina el tiempo de la OSFCD. se puede omitir la conjunción que: temo (que) no empiece a llover. en oraciones que son interrogativas indirectas. 3. con pronombres o adverbios interrogativos: sé quién ha venido = lo sé pregunta cuándo viene = pregúntalo. con la conjunción que: prefiero que te quedes conmigo = prefiero eso = lo prefiero. Nexos que introducen las OSFCD La OSFCD se une al verbo principal de las siguientes maneras: 1. que introduce las OR. en oraciones que no son interrogativas indirectas.

se encuentra en el estilo directo: el presidente dijo: “Hoy hemos tenido algunos problemas”. Con frecuencia se consideran de CD. si se presupusiéran otros predicados. y reproduce las palabras textuales de alguien. porque se piensa en verbos elípticos. son frecuentes las oraciones con la conjunción subordinante que sin verbo principal explícito. Casos especiales de OSFCD En el habla corriente. tales como ordenar. pedir. pero no sus palabras textuales. Por ello. afirmación. eso es. Leonardo Gómez Torrego manifiesta que es preferible considerar que las secuencias oracionales de este tipo con que son oraciones independientes: ¡que te calles! = te ordeno (es bueno) que te calles ¡que no puedo! = te digo (es claro) que no puedo ¡que cante Juan! = pido (es un deseo) que cante Juan. se 152 . son CD. OSFCD sin nexo Si la OSFCD es de infinitivo. § 129. En el estilo directo. admite el nexo si y los pronombres o adverbios interrogativos: no sé si ir a casa = no lo sé no sé qué decir = no lo sé. Cuando una oración depende de un verbo de decir o de pensar. petición. etc. el que habla reproduce literalmente las palabras de otro. se introduce sin nexo: me permitían tocar el piano = me lo permitían. en casos en que éste se supone. decir. Oraciones en estilo directo y en estilo indirecto En las oraciones que hacen el papel de un acusativo. etc.§ 127.. deseo. Sólo si es interrogativa indirecta. hay que distinguir el estilo directo del indirecto. Se trata de enunciados exclamativos de orden. pero también podrían ser de sujeto. § 128. Si la oración que sigue al verbo de decir o de pensar reproduce la idea de alguien.

sino también con enunciativas y exhortativas indirectas. En general. la palabra de enlace es el adverbio relativo si: dime si vas a venir le pregunté si le gustaba. En el estilo indirecto. En realidad. prueba bien clara de lo afirmado anteriormente. el verbo de decir y lo dicho presentan siempre entonaciones independientes. no solamente con oraciones interrogativas. Así. la relación es exclusivamente en el plano de la lógica. en la construcción indirecta. la conjunción que se suprime a menudo.encuentra en estilo indirecto. por tanto. en el estilo directo no hay subordinación. En la construcción directa no se emplea una conjunción intermedia. casi siempre. aunque así se piense a veces. expresiones que pudieran haberse dicho también me rogó que lo informase del hecho me preguntó que quién era el mozo. . su uso En el estilo directo. pero no en el indirecto. con las oraciones interrogativas. en cambio. el adverbio relativo que se suprime a veces en el lenguaje familiar y. En los lenguajes oficial y epistolar. 153 55 . también sintáctico) no hay relación 55 entre el verbo de decir y lo dicho. hay omisión en le rogó lo informase del hecho me preguntó quién era el mozo. Sin embargo. en que la oración de decir podría convertirse en inciso: consideradme – dijo el orador – como un hermano vuestro. el hablante se limita a dar una referencia personal de lo dicho por otro: el orador dijo: consideradme como un hermano vuestro el orador dijo que se le considerase (o que le considerasen los presentes) como un hermano suyo. se usa el que subordinante.La oración interrogativa conserva los signos interrogantes en el estilo directo. En el plano formal (y. En el ejemplo directo de arriba. lo único que hay desde el punto de vista sintáctico es una forma de yuxtaposición. Cuando en la oración interrogativa indirecta se pregunta por el predicado.

No se dice: el presidente dijo que “hoy hemos tenido problemas”. es necesario añadir la conjunción subordinante que: el presidente dijo que ayer (ellos) habían tenido algunos problemas. sino se dice me aconsejaron que no me acercara todos pensamos de que el diputado no tenía razón. No se dice me aconsejaron de que no me acercara. había sido muy brillante se estipuló una condición: la ciudad sería respetada. en el registro coloquial. Además.resulta afectado en el lenguaje familiar. como en el estilo indirecto: la fiesta. las palabras dichas por otro aparecen como oración yuxtapuesta. pues no llevan nexo subordinante. declaró el director. a pesar de que ello es relativamente frecuente en el lenguaje periodístico. La conversión del estilo directo al indirecto obliga. por tanto. 154 . Además.. en los pronombres y otros elementos deícticos. dijo el presidente o (mejor) también se dice el presidente dijo que ayer habían tenido problemas. llamada estilo indirecto libre: igual que en el estilo directo. es incorrecta la presencia de la preposición de delante de la conjunción subordinante que. el oracional se construyen siempre sin preposición. incluso. Son incompatibles la conjunción subordinante que y el estilo directo. a ciertos cambios en las formas verbales (consecutio temporum 56 ). Unos gramáticos opinan que las oraciones en estilo directo no son subordinadas sustantivas. 56 Lat. pero varían los modos y los tiempos verbales. (que) nos podemos ir. es frecuente repetir la conjunción que si hay un inciso oracional: el profesor dijo que. en la literatura hay una forma mixta. si queríamos. y artificioso en el literario. en aposición. concordancia entre los tiempos que se corresponden. sino se dice todos pensamos que el diputado no tenía razón. Es otro caso de dequeísmo. en ocasiones. En fin. Como el CD de cosa y. sino yuxtapuestas o. sino se dice “Hoy hemos tenido problemas”.

en interrogativas indirectas): no (le) di importancia a que no me llamaran para la reunión = no le di importancia a eso dedico muchas horas a limpiar la casa = le dedico muchas horas a eso no le di importancia a si se lo habían creído = no le di importancia a eso. Dado que el CR siempre va precedido de preposición. Son muy pocas las oraciones de este tipo y van introducidas por las conjunciones que o si (esta última. En realidad. La OSFCI de un verbo dentro de una oración compleja es subordinada de ese verbo y no de otra oración. La prueba de que las oraciones de estos ejemplos son OSFCI es que pueden ser sustituidas (o acompañadas en el contexto) por el pronombre átono le. en interrogativas indirectas): me alegro de que hayas venido = me alegro de eso insistió en que teníamos que volver = insistió en eso. La función del CR o complemento regido de un verbo puede ser desempeñada también por una oración sustantiva (se sustituye por sustantivos o pronombres) subordinada de un verbo. Estas oraciones también pueden aparecer en infinitivo: me alegro de haber hecho el examen = me alegro de eso a veces dudo de si ir o no a la empresa = a veces dudo de eso. Oraciones sustantivas en función de complemento indirecto (OSFCI) § 130.c. Se trataría de otra variante de queísmo. es un error eliminarla. estas funciones las desempeñan los grupos con preposición (construcciones preposicionales) antes que las oraciones. que siempre va precedida de preposición. Oraciones sustantivas en función de complemento de régimen (OSFCR) § 131. No se dice: 155 . Las conjunciones introductoras son que y si (ésta. d.

Algunas OSFCC pueden ser. El verbo fijarse en imperativo adquiere un valor cercano al de la interjección. grupos nominales o pronombres. sino se dice insistió en que teníamos que ir confío que me echéis una mano. y en este caso aparecen sin nexo conjuntivo alguno: se aprobó sin que nadie protestara = se aprobó sin la protesta de nadie (aporta significado de modo) he venido para que me informéis = he venido para eso (aporta significado de finalidad) he venido porque me lo habéis pedido = he venido por eso (aporta significado de causa) he llegado a pesar de que llovía = he llegado a pesar de eso (aporta significado de concesión). sino se dice me acuerdo de que era tarde insistió que teníamos que ir. salvo cuando se trata de oraciones de infinitivo. por lo que es normal eliminar la preposición en que le corresponde: fíjate si será listo que… = fíjate en si será listo que… fijáos qué cosa os dice = fijáos en qué cosa dice. sino se dice me alegro de que hayáis venido me acuerdo que era tarde. La mayoría de las oraciones que funcionan como CC son adverbiales y se dejan. sino se dice confío en que me echéis una mano. al mismo tiempo. e.me alegro que hayáis venido. Pero son sustantivas de CC las que se dejan sustituir por sustantivos. pues pueden sustituirse tanto por un sustantivo o categoría sustantiva como por un adverbio: 156 . sustantivas y adverbiales. por tanto. sustituir por adverbios o expresiones adverbiales. Estas oraciones van introducidas por la conjunción subordinante que siempre precedida de preposición. Oraciones sustantivas en función de complemento circunstancial (OSFCC) § 132.

pero ambas se han reunido en la conjunción porque. § 133. al nombre o sustantivo: tengo esperanzas de que me vean = tengo esperanzas de eso tuve la impresión de que nevaría = tuve la impresión de eso. eso es. se disolvió la sociedad ya no me quites penas. mientras que las subordinadas explican la razón perentoria del hecho afirmado en la oración principal. Las subordinadas causales admiten la construcción con verbo en subjuntivo. las coordinadas causales. f. 157 . no me las vengas a dar. En la subordinación causal lo característico es la inmediata enunciación de la causa.lo hice sin que nadie me ayudara = lo hice sin ayuda = lo hice así. Igual se usan las conjunciones y frases conjuntivas como. no. También funcionan igual algunas oraciones de infinitivo: he entrado sin hacer ruido he venido para ayudar a los chicos logró aprobar a pesar de no haber estudiado. La OSFCC lleva delante del que subordinante la preposición correspondiente: me contentaría con que mi trabajo mejorase se habló de que el Gobierno carecía de recursos muchos ponen su dicha en que la gente los adule se quedaron sin que les pagaran lo debido. en la que se originan: no me quedo en casa porque llueva. Si el CC es de causa. sino porque tengo mucho que hacer como hubo disgustos. Oraciones sustantivas de modificador (OSM) § 134. OSM del sustantivo En los grupos nominales pueden incluirse oraciones sustantivas cuya función sea la de complementar. de que y ya que. Estas indican algo que lógicamente puede ser causa. le corresponde llevar la preposición por antes del que. su apego complementario a la oración principal. o sea. modificar al núcleo del grupo. indicio cierto de dependencia.

Los nexos pueden ser las conjunciones que o si (en este segundo caso. la OSM funciona. En otros casos. siendo otro caso de queísmo. sino se dice estoy seguro de que no te has enfadado tengo la seguridad que me van a premiar. que es nexo. las OSM aparecen con el verbo en infinitivo y sin nexo: tengo ganas de decírselo a todos = tengo ganas de eso. las oraciones son interrogativas indirectas). En la oración compleja estoy seguro de que no te has enfadado = estoy seguro de eso. 158 . sino se dice tengo la seguridad de que me van a premiar. o sea. de que no te has enfadado es la OSM del adjetivo y seguro de que no te has enfadado es grupo adjetival en función de atributo es reacia a aparecer en televisión = es reacia a eso. Son. no aparece nexo alguno. en un estrato anterior. Pero también puede ser introducida con la conjunción si de las interrogativas indirectas: tengo la duda de si habrán conseguido llegar = tengo la duda de eso. pues. como término de una preposición en una construcción preposicional: de que me vean. no se dice: estoy seguro que no te has enfadado. § 135. Por tanto. a es nexo. a aparecer en la televisión es la OSM del adjetivo y reacia a aparecer en televisión es grupo adjetival en función de atributo. Si las oraciones son de infinitivo.En oraciones complejas como éstas. La supresión de la preposición delante de la conjunción que de las OSM del sustantivo y de las OSM del adjetivo es incorrecta. OSM del adjetivo En los grupos adjetivales puede haber oraciones sustantivas que complementen al núcleo del grupo. la OSM se une al sustantivo con la conjunción que siempre precedida de una preposición. OSM del adjetivo dentro de una oración compleja. En estos ejemplos. al adjetivo. Debe distinguirse entre estoy seguro de que no te has enfadado (OSM del adjetivo) y estoy seguro que no te has enfadado (OSFS).

Este tipo de OSM se une al adverbio con la conjunción que. OSM del adverbio Dentro de un grupo adverbial. Estas aparecen sustituyendo a un nombre que es atributo. Pero siempre con una preposición en todos los casos: salimos después de que habíamos comido = salimos después de eso. Otras oranciones sustantivas OSM § 137. aposición o complemento con preposición de un adjetivo o sustantivo: mi deseo es que mi obra triunfe el temor me tenía cohibido estábamos conformes en que el delito era grave mi primo se mostró dispuesto a que se le nombrase vocal. eso. aquello. que es el término de la preposición. una vez más. donde de si he aprobado es una OSM del pronombre.§ 136. antes que la oración. donde de que me aburrí es OSM del pronombre.. Oraciones sustantivas atributivas. En estos casos. Son también OSM las que modifican en aposición (sin preposición) a un sustantivo o pronombre: me dijeron una mentira: que les habían robado. 159 . También existen OSM con la conjunción si (interrogativas indirectas) o con infinitivos: lo de si he aprobado sólo me interesa a mí = lo de mi aprobación sólo me interesa a mí. dichas oraciones no pueden sustituirse por pronombres que equivalen a sustantivos: lo de que me aburrí no te lo crees tú = lo de mi aburrimiento no te lo crees tú. donde que les habían robado es OSM en aposición. etc. § 138. g. Pueden considerarse como sustantivas las oraciones que complementan a pronombres como lo. esto. también algunos adverbios pueden ser complementados o modificados por una oración subordinada sustantiva. la función de modificador la ejerce la construcción preposicional correspondiente. dentro de grupos nominales cuyos núcleos son precisamente esos pronombres. y también sin nexo conjuntivo cuando su verbo está en infinitivo. Como se puede ver.

desempeñan la función introductora o subordinante propia de las conjunciones subordinantes. la OSA se encuentra siempre dentro de un grupo nominal: el individuo que come mucho = el individuo comilón las personas que tienen dinero = las personas adineradas. con idéntica función gramatical a la que en su lugar podría ejercer un adjetivo. Pero cabe retener que. Obsérvese que en la oración compleja la señora que te presenté ayer ha venido a visitarnos. desempeñan en su oración funciones propias de los sustantivos o de los adverbios: el libro que he leído es bueno la casa donde vivo es muy alegre. ORACIONES ADJETIVAS (OSA) § 139. las OSA y las OSR no siempre coinciden. salvo algunos casos. aunque tradicionalmente se han identificado. y por otro. En la mayoría de los casos. adjetivo aplicado a cualquier sustantivo / pronombre de la oración principal y es introducida en la oración principal mediante la relación que existe entre los pronombres relativos y sus respectivos antecedentes. Las OSA pueden tener un antecedente: la palabra a que se refiere el relativo. La OSA. por lo cual recibe también el nombre de OSR. dada su naturaleza pronominal o adverbial. por tanto. En algunos casos este antecedente puede estar implícito. es siempre introducida por un pronombre o adverbio relativo. lo mismo. hay algunas que no son adjetivas. Sin embargo. Los pronombres o adverbios relativos que introducen una OSA son bifuncionales: por un lado. el sujeto señora es determinado por la subordinada que te presenté ayer.2. Salvo que esté sustantivada. Es. en la oración compleja 160 . que se sitúa delante de él en el contexto. pero eso no quiere decir que la OSA no equivalga a un adjetivo. la lengua no tiene un adjetivo sinónimo de la OSA (a diferencia de lo que ocurre en los ejemplos ya citados). Características generales La OSA desempeña en la oración compleja el papel de un adjetivo.

). los pronombres relativos que reproducen el sustantivo y establecen el enlace de las OSA de las que forman parte como elementos. pero no hay adjetivo. con el subjuntivo: Juan es el que viene / ha venido / vendrá Miguel es el que vendría / habría venido David es el que acaso venga / haya venido 161 . enlazando la oración a éste mediante la relación gramatical existente entre el sustantivo tomado como antecedente y su forma pronominal relativa (que. o de un deseo. equivale a la OR que huye. lo hipotético y lo optativo. El uso de las OSA permite atribuir al sustantivo cualidades muy complejas. ni participio que pueda encerrar la cualidad compleja que expresaría una oración como que huyó anoche del campamento. para las cuales el idioma no tiene adjetivos o participios léxicos. por su especial situación de dependencia respecto del complemento en elogio. de la necesidad de atribuirle a un sustantivo una cualidad más complicada. junto a su antecedente sabio. lo dudoso. La OSA nace. etc. quien. perteneciente a su oración. La OSR puede ser la enunciación de un hecho real y cierto. por ejemplo.he leído el libro que me prestaste. por tanto. la subordinada adjetiva que me prestaste es una determinación adjetiva del CD libro. lo contingente. Señora y libros se llaman antecedentes del relativo. con la oración principal donde encuentran su antecedente. siendo precedido sólo de las preposiciones que le corresponde llevar: el libro blanco a que te refieres se ha perdido. Lo real y lo posible se expresan con el indicativo. En la subordinación adjetiva. de un hecho posible o dudoso. En la expresión el sabio en elogio del cual se ha hablado el relativo no ocupa el primer puesto. en efecto. El que y el quien son. por lo cual ocupa siempre el primer lugar en su oración. El adjetivo perifrástico oracional resultante ha de ser aplicado atributivamente al mismo sustantivo. que no tiene expresión en ningún adjetivo morfológico de la lengua. el relativo debe seguir inmediatamente a su antecedente. El adjetivo fugitivo.

sabes que es verdad. las personas primera y segunda se identifiquen objetivamente con la tercera. En las expresiones. sino de preferencia estilística. si bien la OSR es siempre complementaria de un concepto sustantivo de la 162 . prefiriendo la primera persona a la segunda. con el sujeto de la oración principal. sino con el antecedente tú. tan comunes yo soy el que / tú eres el que. el predicado escuchas no concierta con que. Formas de la oración de relativo (OSR) Todas las OSR pueden referirse como antecedente a cualquiera de los sustantivos que entren en la oración compleja. No se trata. por tanto. Por otra parte. se dice yo soy el que trajo las gallinas yo soy el que traje las gallinas nosotros somos los que hemos hecho.. Y que. pero no los que han hecho yo soy de los que creen en la patria pero no de los que creo. que me escuchas. lo haréis bien. etc. de las con el antecedente callado por diversas razones. sino con el antecedente de éste. el verbo de la oración de relativo concierta unas veces con el antecedente artículo y otras. de corrección o incorrección gramatical. La ley general de la concordancia de las OSA exige que el relativo concierte con su antecedente y el relativo cuyo con la cosa poseída. Si son varios los sujetos. puesto que ambas construcciones son correctas y usuales. el verbo pasará a plural. Es importante distinguir las OSR con antecedente expreso. que sois inteligentes. el verbo de ésta no concierte en número y persona con el relativo. Así. Todo depende de que. y ésta a la tercera. en la mente del que habla. así. cuando el relativo es sujeto de una oración. § 140.Pedro debe ser el que venga / debía ser el que viniese / hibiese venido. en tú. o bien que por su relieve subjetivo impongan aquellas su concordancia al verbo subordinado: tú y él.

respectivamente: los niños que advirtieron el peligro huyeron los niños. que se llaman determinativas e incidentales. ella se limita a explicar una circunstancia del antecedente: la de que los niños se habían percatado del peligro. pero si decimos la señora que escribe versos ha venido a visitarnos. el pronombre relativo puede ejercer varias funciones dentro de su propia oración. por esta causa. El pronombre relativo puede tener en su oración función distinta de la que tiene como componente de la principal 57 . incidental. pues sólo por ellas se distinguen en muchos casos. señalando la extensión en que debe tomarse su significado. huyeron. introductor de un complemento del sujeto. al advertir el peligro. y por esto el relativo puede llevar en castellano preposiciones que no lleve el antecedente: la señora de quien te hablé. también en la oración compleja existen OSA de los dos tipos. Oraciones determinativas e incidentales Lo mismo que en la oración simple hay adjetivos especificativos y explicativos. es a su vez CD de su verbo propio presenté.principal. que son de la mayor importancia. He aquí también otros ejemplos: llegaron las mujeres que estaban cansadas / llegaron las mujeres. ella se une estrechamente al sustantivo niños. 163 57 . que advirtieron el peligro. en latín el relativo concierta con su antecedente en género y número. § 141. el pronombre que. da a entender que todos los niños. La primera oración (determinativa) afirma que huyeron solamente aquellos niños que advirtieron oportunamente el peligro. Las oraciones incidentales van marcadas por una pausa en la entonación y una coma en la escritura. La segunda oración. pero no en caso. En la expresión la señora que te presenté ayer ha venido a visitarnos. que estaban cansadas Y. huyeron. el pronombre que es sujeto de escribe.

§ 142. Oraciones aposicionales Son las OSA que desempeñan el papel de aposición de un sustantivo en la oración compleja de la que forman parte. que se llama Ana. fue la primera del curso aquellos años. 164 . no se me olvidarán. por lo que pueden eliminarse sin que se resienta el significado o la referencia total de éste. el relativo se acerca más a un interrogativo: no tenemos sitio donde ir = no tenemos dónde ir no hay nada que comer = no hay qué comer. sino también pueden aparecer con su verbo en infinitivo: no hay nada que hacer hay cosas que mejorar. que habían traído a sus familias. Ellas forman un solo grupo fónico con el sustantivo-antecedente (sin pausa entre el sustantivo y la oración): la emisora que escucho todos los días me distrae (no otra emisora). y se suelen pronunciar con un tono de voz más bajo: esa chica. Siempre van separadas del antecedente por unas pausas breves (comas en la escritura). desde el punto de vista semántico. por restringir o delimitar la extensión significativa o referencial del sustantivo. Las OSA explicativas se limitan a explicar lo referido por el sustantivo-antecedente. pues actúan en forma de inciso. entonces. eran muchos. sin modificar su extensión significativa. Con los verbos haber y tener. § 143. se puede suprimir el antecedente y. cuando aún éramos pobres. Estas oraciones no sólo se construyen con su verbo en forma personal.los socios que habían traído a sus familias eran muchos / los socios. Las OSA especificativas se caracterizan. OSA con antecedente explícito Las OSA con antecedente explícito son también especificativas y explicativas.

Las oraciones con los relativos cuyo y el cual nunca se sustantivan. la. quienes o cuanto (y sus variantes). Estas OSR son adjetivas. Las OSA pueden desempeñar las funciones propias de los sustantivos: sujeto: el que busca halla = quien busca halla CD: entonces conocí a quien es mi mujer = entonces conocí a la que es mi mujer CI: escribe la carta a quien tú sabes = escribe la carta al que (a la que) tú sabes CR: me acuerdo bien del que (de quien) tú hablas tanto CC: como de lo que gano con las clases atributo: ese chico es el que necesitamos complemento o modificador del sustantivo: la casa del que (de quien) tiene dinero es más confortable complemento o modificador del ajetivo: estate pendiente de quien entre por la puerta = estate pendiente del (de la) que entre por la puerta complemento o modificador del adverbio: gano más de lo que crees. que presuponen o integran el artículo. que serían pronombres: lo que yo quiero el que quiera dinero. sin sustantivo al que complementar). Ellas van introducidas por el artículo seguido del relativo que. los. 165 . Algunos gramáticos consideran que las OSA sustantivadas son componentes de un grupo nominal cuyo núcleo estaría constituido por las formas el. quien.§ 144. lo. En la OSA de CD. las. OSR sin antecedente (o de antecedente callado) Las OSR pueden aparecer en una oración sin antecedente expreso (es decir. pero sustantivadas. como todavía no te he dicho de lo que he hablado = no te lo he dicho quiero demostrar de lo que soy capaz = quiero demostrar.

en lo referente a hay cierta manera de discurrir de la que muchos sujetos no se dan cuenta (Valera. § 145. los = aquellos y es sujeto de están. Cabe recordar que las OSA u OSR son funcionalmente adjetivos. está tan sustantivada como si dijésemos no creo al portador de la noticia. Los gramáticos estiman que. a la vez que antecedente del relativo que. según el género del artículo empleado. del mismo modo que a cualquier frase o palabra. si bien en ciertos casos la función del artículo no se aparta de su uso habitual.la preposición de incide sobre el relativo lo que (o. la RAE dice que el artículo la de la locución de la que no hace sino indicar el género femenino del antecedente manera. rigen para ellas las mismas leyes de sustantivación que para los adjetivos: la OSA no creo al que me ha dado la noticia. 18). y pertenece. por tanto. Esta sustantivación puede ser masculina. Los artículos y los demostrativos sustantivan toda la OSA a la cual preceden. como CR de he hablado y como complemento de capaz respectivamente. sobre lo). a la OSR. La Academia Española cree que en aquí están los que beben las dulces aguas del famoso Janto (Quijote. I. junto con que. femenina o neutra. me lo dices = entonces. me lo dices donde hay espacios libres. y habría que considerarlo como un demostrativo antecedente del relativo. en otros parece recobrar más o menos su sentido originario de pronombre demostrativo. El superhombre). sin que el artículo 166 . en ambos casos se verifica la misma sustantivación de toda la oración. y no sobre la OSR que ejerce la función de CD. y. En fin. se vive mejor. Substantivación de la OSA Las OSA son tan capaces de sustantivación como los adjetivos. si se quiere. En cambio. las oraciones introducidas por un adverbio relativo y sin antecedente son adverbiales. asevera Samuel Gili y Gaya. pues se sustituyen por adverbios: cuando juegues. En efecto. se vive mejor = allí.

. En las OSR con artículo. más que un resultado del antecedente expreso o tácito. mientras que otros idiomas tienen que emplear demostrativos 58 . Cuando el relativo que con artículo va acompañado de preposición. sobre todo con antecedente callado. es frecuente que ella se anteponga al artículo y no al relativo. éste sustantiva toda la oración. Lo que ocurre es que en el primer ejemplo no hay antecedente expreso y en el segundo sí hay. en el fondo. La diferencia entre el artículo con su valor propio y el con valor de demostrativo no es. y por ello va ésta delante del artículo: 58 Como el francés celui y el italiano quello. el antecedente atrae a la preposición. no puede existir tal atracción. el artículo la hace algo más que indicar el género femenino del antecedente manera. Es decir. en que se hallaría cualquier frase sustantiva del tipo de los de Aragón los de a orillas del Janto los sin trabajo En el ejemplo que la Gramática de la Real Academia cita de Juan Valera. la anteposición de la preposición es facultativa.. El español destaca entre las lenguas modernas precisamente por el lugar que tiene la sustantivación con el artículo determinado. entonces se siente toda la oración sustantivada como término de la preposición. es obligatoria: sé el blanco (a) que tiras viendo el ahinco con que la mujer suspiraba / viendo con el ahinco que la mujer suspiraba En estos casos. Si no. Mas aquellos tampoco lleva expreso el sustantivo que representa. pues sustantiva toda la oración. Si hay antecedente expreso. que el primer ejemplo está en el mismo plano de sustantivación por medio del artículo.modifique su carácter de tal. Pero. respectivamente. sin modificar en absoluto su propia función gramatical y sin perder en ningún caso. = aquellos que beben las dulces aguas . continúa comentando Samuel Gili y Gaya. cuando no hay antecedente expreso. y por esto los que beben las dulces aguas .. 167 . su carácter proclítico..

quien. cuyo en las oraciones adjetivas Los relativos. cuyo. y pueden llevar asimismo las preposiciones que convengan a cada caso. cual. quien. Uso de los relativos que. § 146. según nos lo muestran los ejemplos del siguiente cuadro: Oración de relativo: he aquí la persona que te busca la casa que he edificado es espléndida las herramientas con que trabajo son buenas esas son las mesas a que me refiero el chico para quien te pedí el libro lo ha devuelto ya la casa por que preguntas no existe 168 El relativo es en ella: sujeto CD CC con la preposición con CI con la preposición a CI con preposición para CC con la preposición por . desempeñan en las OSA de las que forman parte y que encabezan todos los oficios sintácticos.ignoro lo de que eres capaz = ignoro de lo que eres capaz sé lo con que cuento = sé con lo que cuento ya conoces el (asunto) a que me refiero = ya conoces al que me refiero sabíamos la con que bailaría = sabíamos con la que bailaría. con sus formas que. Las excepciones a la obligatoriedad de esta construcción son rarísimas en la lengua clásica y por completo desusadas en nuestros días. cual.

De este modo.llegará el día en que podamos hablar necesito los lentes. Por su parte. Hay en la lengua popular una construcción que la lengua culta y literaria evita como incorrecta. La norma es decir 169 . sin los cuales no veo nada no conozco eso de que hablas esta es una obra cuyo autor se desconoce el lugar cuyo nombre no recordaba es el Toboso la persona de cuyo nombre no me acuerdo CC con la preposición en CC con la la preposición sin CC con la preposición de adjetivo del sujeto adjetivo del CD adjetivo de un complemento con la preposición de Es notable la omisión de la preposición cuando el relativo que es ablativo de lugar o tiempo. El doble papel del pronombre relativo – pronominal y conjuntivo – se disocia. donde el CI al que – correctamente formulado – se reitera luego como pronombre personal (le). el relativo cuyo se descompone en que su: ese niño cuyo padre es carpintero = ese niño que su padre es carpintero. a semejanza de la oración independiente normal. y éste queda reducido a su función de pronombre personal. La lengua cuidada tampoco emplea las construcciones populares del tipo el señor al que le entregamos los papeles. la expresión aquellos amigos con los que estuvimos ayer = aquellos amigos que estuvimos ayer con ellos. como en las expresiones eso ocurrió el día que llovió tanto hace días que no hablo con él.

En cambio. En otras construcciones. no oían al profesor. 170 59 . Que. Que puede usarse sin preposición cuando el antecedente de la OSR expresa circunstancias de tiempo o lugar. § 147. Puede sustituirse por el cual en las explicativas. cualquiera que sean el género y el número de su antecedente. En la oración compleja los que nada saben todo lo creen saber. los que es lo mismo que aquellos que. Rafael Seco sugiere. El antecedente de este relativo es el artículo los que lo precede 59 . en que el complemento encabeza la frase. El cual conserva todavía confusamente su primitivo valor etimológico de pronombre demostrativo. aquellas que. Sintácticamente. no podríamos hacer esta sustitución en los estudiantes que estaban lejos no oían al profesor. Por tanto. algunas veces. aquella que. Así ocurre en la casa en la que pasé los días de mi infancia subsiste todavía. el artículo el tiene solamente su moderno valor sintáctico y el antecedente del relativo va expreso en otra parte de la oración. Como se puede notar también en los siguientes ejemplos: hace tiempo que no nos vemos un día que lo vi me dijo le hicieron levantar del asiento que estaba (vulgar). pero no en las especificativas: los estudiantes. la que y las que equivalen a aquel que. Fuera de estos casos. por consiguiente. que (= los cuales) estaban lejos. así como los grupos el que. Es invariable. aunque se verifique su frecuencia en la práctica. los gramáticos tachan estos usos de vulgares e incorrectos. por tratarse de una especificativa. Este relativo se emplea con antecedente tanto de persona como de cosa. donde el relativo tiene como antecedente la casa. el artículo no puede ir separado del pronombre sustantivo al que precede. que lleva la preposición que corresponde a su papel sintáctico.a ese señor le entregamos los papeles. la oración adjetiva intercalada es evidentemente que nada sabe.

sino ¡qué listo es! ¡qué lejos que está!. Acompañado del artículo. donde se verifica esta correlación. dijo . Es un adjetivo correlativo de tal. y por esto pueden sustituir a que explicativo. No pertenece a la norma culta el uso del relativo que en oraciones exclamativas encabezadas por qué. Ponemos el ejemplo de la oración compleja entraron dos máscaras. y por esto no suele quedar como palabra final del grupo fónico. las cuales llamaban la atención por la vistosidad de sus disfraces. a causa de que éste no expresa género y número. Cuando el relativo está alejado de su antecedente. II. sino ¡qué lejos está! § 148. El relativo que es proclítico.que las expresiones indicadas deben estimarse más bien como relativos con el antecedente englobado en su propia significación. pero en la actualidad la presencia de éste es indispensable. En el refrán cual la madre. Esta sustitución ofrece circunstancias que la favorecen o dificultan. cuando la fiesta estaba en todo su apogeo. 5) En general. lo cual. y conserva este carácter siempre que se usa sin artículo. (Quijote. si mal no recuerdo. que es mucho más frecuente que el cual al comienzo de un grupo fónico. pero. tiende a ser sustituido por el cual: todo lo que pienso decir son sentencias del padre predicador que la Cuaresma pasada predicó en este pueblo. tal la hija. Hay ejemplos antiguos del uso de cual sin artículo. con referencia a la oración de relativo que llamaban la atención. 171 . se ha suprimido el verbo copulativo.. cuando van con preposición en comienzo de grupo fónico. Los relativos el cual. el cual. Por tanto. el empleo de el cual se recomienda como más expresivo que el de que. las cuales tienen sentido explicativo. Cual. cual se ha convertido en pronombre relativo. la cual. y en esto tenemos una prueba más de la sustantivación.. y por consiguiente no se enlaza con su antecedente con tanta claridad como el primero. no se dice ¡qué listo que es!. Cuando la construcción lo sitúa en esta posición. los cuales. la mayor frecuencia le corresponde a el cual.

En las OSA especificativas. y abundan los ejemplos de el que y el cual. y que. su uso ofrece particularidades especiales. y no de entre las que. se busca un apoyo intensivo que no puede ser que. este relativo se emplea únicamente para personas o cosas personificadas. y no por encima del que. Con las preposiciones monosílabas existe gran vacilación. Es indudable que no habría dificultad lógica en decir para los que y sobre el que. o con locuciones equivalentes a una preposición. de entre las cuales. cuando no lleva preposición. proclíticas. sino cual. Por esta causa hay gran vacilación. Las preposiciones que pueden preceder al relativo que son. Tenorio). aun en nuestros días se usa de vez en cuando quien con antecedente plural: no os podéis quejar de mí. los gramáticos coinciden en decir que esta sustitución es particularmente frecuente con preposiciones bisílabas. aun en las especificativas: existen entendimientos para los cuales es inútil argumentar con razones no hallamos fundamento sobre el cual podamos entablar demanda. Afirman las Gramáticas que suele emplearse el cual por el que detrás de las preposiciones monosílabas por. No podemos decir el hombre quien vino 60 Esta preferencia se debe a un motivo rítmico. Como equivalente de el que. que fue extendiendo paulatinamente su uso hasta generalizarse. es poco frecuente la situación en las especificativas con las demás preposiciones de una sola sílaba. las que. que domina absolutamente. y una clara tendencia a sustituirlo por el cual. en cambio. Por esto. como por encima del cual. sin. § 149. como él. tanto en la lengua clásica como en la moderna en el empleo de que precedido de preposición. Sin embargo. los que. salvo el no poder ser sujeto de una OSA especificativa. Quien. Cuando lleva antecedente expreso. vosotros a quien maté (Zorilla. Desde el siglo XVI. el sucederse varias sílabas átonas de palabras proclíticas por naturaleza. se formó el plural quienes. 172 . tras. la que. respectivamente 60 . pero los escritores y el uso general prefieren ordinariamente para los cuales y sobre el cual.

Así. por ejemplo. que se construye muchas veces sin antecedente explícito. El olvido de su carácter posesivo motiva algunas veces su empleo como un relativo cualquiera. aplicable a cualquier persona. cuando el antecedente implícito debiera llevar preposición. la preposición de viene afectando al relativo quien. § 150. El fenómeno mencionado al hablar de que ocurre también con este relativo. Es efectivamente un disparate decir cuya en vez de la cual. sino hay que decir el hombre que vino la señora que ha entrado. cuya casa . quede afectado de ella el propio relativo. Si no lleva antecedente expreso. Tendríamos. por tanto. quien = aquel que (o aquella que). Concierta en género y número con la cosa poseída: ayer fue detenido un individuo cuyo nombre es Pedro. su mal espanta Juan fue quien (atributo) me enteró de la noticia yo no puedo. ya que éste sería un genitivo dependente de cuadro. pues. la construcción quien bien te quiere. que podría ser un pronombre demostrativo. Este uso hace que. en la siguiente expresión: vimos una casa al parecer antigua. que es su propia oración: quien (sujeto) canta. en tanto que a quien. te hará llorar se interpreta suponiendo que quien lleva implícito su propio antecedente.la señora quien ha entrado. Cuyo. La Real Academia llama este caso “quien con el antecedente implícito” y establece que no se usa sino como sujeto / atributo de la OSA. en éste es un cuadro de quien no sabe pintar. cuando correspondería al antecedente implícito. 173 . Este relativo procede del genitivo latino cuius. no le corresponde llevar preposición alguna. y conserva desde su origen el doble valor relativo y posesivo. así.. ni debo sacar la espada contra quien (sujeto) no fuere armado caballero.. sujeto de su oración. error censurado por los gramáticos. quien tiene también los usos generales de los demás relativos: en él compiten. el sentido del antecedente simplemente callado y el relativo de generalización.

En este caso. o bien por sobrentenderse fácilmente las palabras causa / razón / motivo / cosa / asunto / persona u otras parecidas: sé a quien debo dirigirme hablaremos con quien nos escuche te daré de que comas durante una semana. quienes y el cual (y sus variantes) aparecen siempre en OSA explicativas. Algunos gramáticos llaman este uso relativo de generalización (pues aparece en decires y proverbios): quien bien te quiere.En la actualidad se usa casi exclusivamente entre los dos sustantivos que relaciona. salvo cuando van precedidos de preposición. como en el último ejemplo. § 151. también aparecen en OSA especificativas: me vendieron un coche. antecedente y nombre poseído. saludé a tu padre. a hierro muere la que te lo haya dicho. su mal espanta los que quieran pasar. el cual tenía más de 100. te hará llorar el que a hierro mata. que pasen. te engaña quien canta.000 kms. por supuesto no recomendable. o quien (sin artículo) para indicar en general a cualquier persona. quien me recibió con simpatía ésta es la chica con quien (la cual) salgo. aunque pueden interponerse otras palabras y frases. Con frecuencia. 174 . sobre todo tratándose de personas. Observaciones Los relativos quien. usamos que + artículo. Estas construcciones son particularmente frecuentes con infinitivo: tengo que contarte me dieron que hacer tendrán de que hablar muchos días no había de quien fiarse. bien por no interesarle al que habla. bien por ser éste desconocido. Los relativos que y quien se usan a veces sin antecedente expreso.

cuya casa está próxima a la mía. Donde se usa con un antecedente que exprese lugar. con las preposiciones de y por: una señal por donde conocimos sus intenciones la casa donde pasé mi niñez de donde se deduce. se marcharon. para indicar deducción o consecuencia. como. § 152. y por ello es imposible limitar con exactitud estos matices que aplicamos a un antecedente callado más o menos extenso.El grado de generalización varía según las circunstancias. si forman parte de estructuras partitivas 61 (con indefinidos o cardinales): tengo tres alumnos. que estáis cansados. cuanto. y a veces cuando. el cual no ofrece dudas para el interlocutor. pueden sustituir a que y el cual. los cuales. Cuando el sustantivo-antecedente es un nombre propio o un pronombre personal tónico. dos de cuyas hojas son ilegibles. salió para París. será premiada vosotros. ninguno de los cuales es mujer me han regalado un libro. Los relativos el cual y cuyo (y sus variantes) aparecen separados de su antecedente. sentaos aquí. Y también este ejemplo más o menos divertido: Estructuras lingüísticas que sirven para designar una parte del todo significado por otro elemento. Las oraciones adjetivas con el relativo cuyo (y sus variantes) pueden ser tanto especificativas como explicativas: especificativa: vino a verme una mujer cuyo marido me conocía explicativa: la hija de Juan. Adverbios relativos. 175 61 . o. sólo son posibles las oraciones explicativas: Ana. más tarde. Sólo las OSA explicativas con el relativo el cual (y sus varintes) permiten intercalar otras palabras entre el relativo y su antecedente: aquellos niños echaron a llorar. que es una alumna ejemplar. Los adverbios donde.

Lo mismo ocurre cuando la OSR complementa a un adverbio que actúa como antecedente. expreso o tácito: todo cuanto decía le parecía gracioso comed cuanto querráis. Se cita algunos ejemplos raros de donde con antecedente de tiempo: porque se llegaba la hora donde me convenía volver a salir de la cima (Quijote. sino de algo que Leonargo Gómez Torrego llama proadjetivo. 23). Cuanto es relativo de generalización: cuantos lo vean se regocijarán. Además. que no hay nadie es OSR y el nexo que es CC: no me dijeron lo lejos que estaba. medio. En ahora que no hay nadie. argüyendo que a adjetivos y adverbios sustituye. el relativo que no tiene valor de pronombre. manera. El empleo del adverbio cuando con valor relativo es poco frecuente. puede decirse. II. pues no desempeña la función de un adjetivo. arte: estaban de acuerdo en el modo como había que plantear el problema. En los ejemplos: de bueno que es.Porque. § 153. lque es es una OSR. 176 . puedes hablarme. ya que éste no puede ser modificado por otro adjetivo. sin embargo: el tiempo cuando íbamos a la escuela. no puede hablarse de OSA. OSR no adjetivas Cuando una OSR complementa a un adjetivo. pues los adjetivos generalmente no complementan a los adverbios. Sustituye a lo que cuando el antecedente es el indefinido todo. en estos casos. me desespero. Como tiene el valor modal que corresponde a su origen.. . todo el mundo abusa.¿Por qué?¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo? .He reñido a un camarero. que estaba es OSR y el nexo que es un CC. y se emplea con un sustantivo-antecedente que signifique modo. donde cuando como sirven mal. mira lo lista que es esa chica.

cuando.También son OSR. § 154. 177 . en ocasiones. pero no de relativo. las oraciones introducidas por algún adverbio relativo (donde. En estos ejemplos. que es lo más higiénico. cuanto) sin antecedente expreso: vivo donde hay árboles salí cuando anochecía lo hice como me dijiste gasto cuanto gano. ciertas oraciones de gerundio. pero adverbiales. de infinitivo y de participio: Miguel siempre aparece en público sonriendo = Miguel siempre aparece en público sonriente tengo una cámara de sacar fotos = tengo una cámara que saca fotos vi un hombre dormido debajo de un árbol = vi un hombre que dormía debajo de un árbol. En el primer caso. hay oraciones que funcionan como atributo de un sujeto exactamente igual que lo haría un adjetivo: Pedro está que rabia = Pedro está rabioso la cosa está que arde = la cosa está mala Juan se quedó que daba pena = Juan se quedó triste. Tampoco son adjetivas las OSR que tienen como antecedente una oración entera. una forma equivalente a la del adverbio cuanto: gasto cuanto gano = gasto lo que gano. tenemos sendos conjuntos oracionales por subordinación. que constituyen enunciados. ésta no es el enlace entre el sustantivo-antecedente y la oración. el relativo es el conjunto lo que. muy próximos a la coordinación. lo que me hace muy feliz todos los días me ducho. Estas oraciones están próximas a las consecutivas intensivas. OSA pero no de relativo Con algunos verbos. sino marca la función del relativo dentro de la oración: el lápiz con (el) que escribo tiene poca punta. pues los adjetivos sólo modifican a sustantivos y no a oraciones: mi hijo ha aprobado. Cuando el relativo introductor de una OSR va precedido de una preposición. como. y no sólo que. El relativo lo que es. También son adjetivas.

Se clasifican en: oraciones de carácter circunstancial. que expresan las tres relaciones fundamentales de espacio. Y ello porque. siendo comparativas y consecutivas. Por tanto. las oraciones que funcionan como CC tienen las siguientes peculiaridades: 178 . la de CC.). las oraciones adverbiales sustituyen a los adverbios o modifican al verbo con el mismo carácter que pudiera hacerlo un adverbio cualquiera. pero con función de CC. etc. es decir. y oraciones de relación causativa. oraciones que expresan relaciones cuantitativas. Por tanto. Cabe retener que no todas las oraciones que desempeñan la función de CC se dejan sustituir por adverbios. se dejan sustituir por aquellos. condición. en este caso. causa. Las oraciones de este tipo desempeñan la función más característica del adverbio. En la oración principal. la función modificadora del verbo puede expresarse por medio de una oración subordinada con verbo conjugado: fui donde estaba tu hijo = fui allí he pintado la casa como me lo has dicho = he pintado la casa así iré a la mili cuando sea mayor = iré a la mili entonces. tiempo y modo en la oración principal. no hay adverbios que indiquen concesión. Características generales Estas oraciones son las que ejercen el mismo papel que correspondería a un adverbio. cuyo sentido. § 156. bien porque no exista esa determinada clase de adverbios (por ejemplo. modifican cualitativa o cuantitativamente a la principal. cuando la modificación es muy compleja. condicionales y concesivas. esto es. Son correlativas. y son subordinadas del verbo principal de la oración. bien porque se sustituyan por sustantivos o pronombres (como ciertas causales y finales). como ya se dijo.3. En este grupo pueden incluirse también las subordinadas causales. se enlazan mediante un elemento de la oración principal y otro que figura en ellas mismas. ORACIONES ADVERBIALES § 155. vacila entre lo sustantivo y lo adverbial. es decir. hipótesis. son sustantivas.

Un cuadro de estas tres clases de oraciones circunstanciales sería: Oración principal De lugar De tiempo De modo Aquí es Entoces fue El negocio salió así Oración subordinada donde yo trabajo cuando llegó mi padre como yo suponía 6. Es muy frecuente la omisión de los antecedentes. para el 179 . ni por adverbios (las condicionales y las concesivas) 4. expresan con preponderancia el lugar. se sustituyen por categorías nominales. el tiempo y el modo del hecho contenido en la oración principal. La oración subordinada suele llevar también otras expresiones locales. modales. correlativos de antecedentes que figuran en la oración principal. Las tres presentan una estructura uniforme. 5.1. temporales o modales. tenemos adonde (formando una o dos palabras) para el lugar de destino. con antecedente expreso o no en la oración principal. cuando tales relaciones son tan complicadas que no pueden expresarse con adverbios morfológicos. Para indicar las distintas relaciones locales de movimiento. el adverbio donde va afectado de las preposiciones adecuadas. de donde. de tiempo y de modo. por donde. 7. temporales y cuantitativas) 2. no se sustituyen ni por categorías nominales. eso es. respectivamente. para el origen o procedencia. Así se dice: voy donde me llaman lo veré cuando venga el joven se condujo como correspondía a su talento. sustantivos o pronombres (algunas causales y las finales) 3. si los sobrentendimos suficientemente. se sustituyen por adverbios (las locativas. y que son expresiones (ablativos o adverbios) de lugar. cuando y como. Así. En la oración subordinada figuran los adverbios relativos donde.

después que. En cambio. mientras (que). cuando / luego . El valor modal de según que está hoy olvidado. También donde aparece con frecuencia en vez de adonde. 180 62 . En donde. etc. ya que. expresan la contemporaneidad de los hechos en las dos oraciones. hubo que volver a la aldea en cuanto acabe.. cuando. La inmediata anterioridad de lo afirmado en la oración principal se expresa con apenas.. cuando / aún no . subordinante y subordinada.. sustituido corrientemente por el simple donde. En las oraciones temporales encontramos una gran riqueza de elementos correlativos: apenas . luego. luego que.. cuando / no bien . 9. 8.. como. ya que. antes que.. Nótese que cuando. no bien. En las subordinadas modales suele encontrarse según (que) 62 en vez de como: yo trabajo según me han mandado.. voy contigo. Se usan asimismo sin antecedente. o al menos sin uno fijo. Las tres dimensiones temporales se expresan en cada caso en relación con el antecedente o con el verbo de la principal. los niños conversaban tan pronto como anocheció. cuando. etc. en(tre) tanto que. en tanto que. tanto éste como según solo tiene un frecuente uso temporal con sentido de progresión paralela de la acción principal y la subordinada: según (que) vayas estudiando ( = a medida que vayas estudiando) encontrarás más facilidad. La simple anterioridad del hecho de la oración subordinada se indica con antes que. expresa el lugar de reposo. en cuanto: apenas dejó de llover cuando nos pusimos en camino antes que se hiciera de noche se acogieron a poblado mientras que comían los mayores.. y la posterioridad con después que. lo mismo que hacia donde y hasta donde.lugar de tránsito. para la dirección y el límite: voy a donde me han dicho la familia de donde vengo es francesa no señaló el sitio por donde había entrado en el jardín hasta aquel poste es hasta donde debéis correr..

que por lo general reproduce a la subordinante. encontramos las expresiones es ágil como una ardilla = como una ardilla (es ágil) se portó como un grosero = como un grosero (se portó). Clases de oraciones que funcionan con CC Las oraciones que funcionan como CC son: 1. Se exceptúan solamente las oraciones temporales con mientras que. de tiempo o temporales 4. Cuando se trata de un hecho futuro. Se exceptúan también las oraciones subordinadas formadas con antes que. La correlación de tiempos es la misma que explicamos anteriormente en las oraciones objetivas. algunas consecutivas.El adverbio como suele llevar sobrentendida la oración subordinada. en la oración subordinada se emplea siempre el subjuntivo. causales 5. Una acción futura con relación al pasado se expresa por el imperfecto: mientras llegaba Antonio. pero no en futuro. Así. me puse a escribir una carta. por tratarse de un hecho eventual. ni en potencial. concesivas 8. De ningún modo podría haberse dicho en estos casos mientras llegará / llegaría Antonio. éstas pueden ir en indicativo. § 157. condicionales 7. voy a escribir una carta. de modo o modales 3. finales 6. si es real. las cuales siempre llevan el subjuntivo. El sentido de acción venidera se expresa aquí por medio del presente: mientras llega Antonio. aun tratándose de un hecho futuro. de lugar o locativas 2. 181 .

pueden sustituirse por adverbios locativos. Por ello. solo o acompañado de preposición: fui donde estaba tu hijo = fui allí yo caminaba hacia donde está el mar = yo caminaba hacia allí. El adverbio relativo donde es. un nexo y CC del verbo de su oración. que son una clase de sustantivas: ignoro por dónde caminan = lo ignoro = ignoro eso. Estas siempre llevan un sustantivo antecedente del adverbio relativo al que complementan: ésta es la casa donde vivo. También pueden considerarse adverbiales locativas oraciones con según. Expresión del lugar § 158. indican lugar.1. la oración adverbial es una parte del CC: es antes el término de la preposición. con las OSA con donde. No deben confundirse estas oraciones que complementan a un verbo. Oraciones subordinadas adverbiales modales Las oraciones de modo que funcionan como CC del verbo principal de la oración compleja sólo son adverbiales cuando se 182 . del tipo siguiente: la cafetería está según sales a mano izquierda. En este último ejemplo. a su vez. Expresión del modo § 159. 2. También deben distinguirse las oraciones adverbiales locativas de las interrogativas indirectas con dónde (adónde). Oraciones subordinadas adverbiales de lugar / locativas Las oraciones adverbiales de lugar funcionan como CC del verbo principal de una oración compleja. Siempre llevan como elemento introductor el adverbio relativo donde. Semánticamente.

pueden sustituir por un adverbio. que en estos casos no es preposición. y la locución tal y como: rellenamos las actas según dice la norma = las rellenamos así actuamos conforme dicen los estatutos = hemos actuado así la carretera se estiraba cual serpiente = la carretera se estiraba así lo hice tal y como me dijeron = lo hice así. forma o manera. También son nexos introductores de estas oraciones el adverbio según. Tampoco deben confundirse con las interrogativas indirectas con como. indican modo. Semánticamente. Con estas oraciones es frecuente la supresión del verbo de la subordinada. Pueden sustituirse por adverbios modales: he pintado la casa como me lo has dicho = la he pintado así. Obsérvese que esas dos palabras son coordinables en un mismo enunciado. hoy día de carácter literario. que en ocasiones se une a la conjunción si. de aquellas en que el adverbio relativo como se relaciona con un sustantivo antecedente al que complementan: no he visto el modo como lo pintó. Deben distinguirse estas oraciones. A veces se suman en una sola unidad introductora las palabras según y como: según como se presente el día. el adverbio cual. la oración complementa al adverbio antecedente así: hazlo así como te han dicho. En otras ocasiones. que son sustantivas: dime como te ha ido = dímelo = dime eso. El elemento introductor más frecuente de estas oraciones es el adverbio relativo como. formando con ella un solo nexo complejo: encontré a David como si estuviera enfermo = lo encontré así.¿Piensas presentarte al examen? – Según y como. formando un conjunto con autonomía sintáctica: . que complementan a un verbo. saldremos al campo o no. pero siempre éste es recuperable: según las normas conforme los estatutos. 183 . el adverbio (o adjetivo adverbializado) conforme.

Expresión del tiempo a. actúan de CC no de un verbo. En fin. como es natural. tal y como dice tu amigo. las oraciones subordinadas modales ya no son. que en España se vive mejor ahora como dice tu amigo. en ocasiones. 3. Sus modificadores van. como preveíamos. pues.Si las oraciones modales se separan del resto del enunciado con una pausa (una coma en la escritura). Los nombres de los días de la semana son masculinos. No se usa normalmente el + nombre de un día de la semana para referirse a todos los días que llevan ese nombre. la oración modal con como es el término de una preposición: esto es distinto de como lo has dicho. propiamente hablando. a no ser que se entienda muy claramente por el contexto que se trata de un uso general del nombre del día en cuestión: para mí. Preguntamos por el día de la semana diciendo: ¿qué día es hoy / mañana? ¿qué día era ayer / anteayer? ¿en qué día cae / caerá / cayó + fecha? En las respuestas.¿Qué es mañana? – Sábado. en las formas masculinas. 184 . este mundo es imprevisible este mundo es imprevisibile. Formarían con esta última un conjunto oracional por subordinación: tus amigos. En estos casos. se fueron al cine sabemos. el domingo es un día aburridísimo. Fecha y hora § 160. llamada principal. los días se nombran sin artículo: . adverbiales.¿En qué cae el 25? – En jueves. Los días de la semana. . El día que acaba de pasar o el que viene se expresan con artículo: el sábado fuimos a la playa. sino de otra oración.

en documentos legales. Para situar un suceso en una de las estaciones del año. La forma abreviada de la fecha. Se expresan de manera absoluta de la siguiente manera: (día de la semana + ) numeral cardinal + de + mes + de + año: hoy es (domingo) 24 de abril de 1990. Los nombres de las estaciones del año son masculinos. fruta. cuando empezó la protesta estudiantil. Las fechas. Basta seguir las reglas de uso del artículo. en los que los nombres de las estaciones no se emplean nunca con artículo: inglés: spring is the season I prefer español: la primavera es la estación que prefiero. en mayo de 1968. en cartas formales / comerciales. Las estaciones. 185 . pero no se expresa el día de la semana. yo ya no estaba en París. En estos contextos. a 24 de enero de 1993. se emplea la preposición en: aquí. Normalmente. utilizada en la lengua escrita (por ejemplo. § 162. Los meses del año.Para referirse con el nombre de un día de la semana a todos los días que llevan ese nombre se emplea los / todos / cada + nombre del día: todos los martes come pescado. etc. Para situar un suceso en relación con un día de la semana no se usa ninguna preposición. y los domingos. Los nombres de las estaciones suelen ir introducidos por el artículo. en septiembre ya empieza a refrescar por las noches.). sólo la primavera es femenino. paso los fines de semana en el campo. se emplea la preposición en seguida del nombre de la estación sin artículo: en primavera. los nombres de los meses van introducidos por la preposición de: nació el 14 de junio de 1988. se emplean sin artículo: pero. contrariamente a lo que ocurre en muchos idiomas. § 161. es idéntica. En las fechas. § 163. Para situar un acontecimiento en un mes. la fecha suele ir introducida por la preposición a: en Madrid. Los nombres de los meses del año son masculinos.

para identificar un día. § 164.¿Cuándo te vas? – El cinco. se usa: como / alrededor de / hacia / sobre / por / ahí / allá por + el + fecha: yo creo que estará terminado alrededor del quince de julio. sí se usa el artículo: . . Para referirse a un año no se emplea ningún artículo: en 1960 estaba viviendo en Portugal. Para preguntar por la fecha (y para contestar) se usa la expresión con el verbo estar: . excepto primero. que alterna con uno: nació el primero / 1 (uno) de enero. Sin embargo. diciendo a qué fecha corresponde). A veces. – Sí … pero el 15 de junio es hoy. no se emplea artículo. para referirse a una fecha cuando está claro. cuando se utiliza una forma abreviada. números cardinales (y no ordinales). se usa: el (+ nombre del día) (+día) + número cardinal correspondiente: . cuando se utiliza una fecha como referencia temporal. en el contexto. Es importante notar que en las fechas se usan. El uso de cómo es peculiar sobre todo del español americano y. para identificar una fecha ya mencionada anteriormente en el contexto.¡Qué va! El examen es el 15 de junio. en el español peninsular.Para situar un acontecimiento en el tiempo. Para expresar la fecha del día (eso es.Pero. tiene que ir introducida por el artículo: 186 . Años y siglos. Sin embargo. ¿no tenías hoy examen? .¿Y cuándo decías que se casaron? – El domingo. del lenguaje juvenil. Para situar de manera aproximada un suceso en relación con una fecha. de qué mes se trata. ésta va introducida por el artículo el: se casó el 9 de abril. en español. a no ser que ya se haya mencionado la fecha en cuestión: hoy es martes 25 de junio de 1992. dando sus coordenadas temporales. día 25.¿A qué / cuántos estamos hoy? – A 27 de agosto / A lunes 27 de agosto.

y no de una hora aproximada: es la una en punto son las cinco y cuarto en punto. Como se ha visto.¿Qué hora es? – (Es) la una y media. En América también se dice: falta(n) + cardinal + (minutos) para la(s) + hora siguiente: 1. se usa a veces la expresión en punto para indicar que se trata exactamente de la hora indicada. es la una menos cuarto falta un cuarto para la una 2. son las nueve menos diez (minutos) En las fechas de textos históricos y al referirse a siglos. Al decir la hora. Los siglos se expresan en español con números cardinales y no con números ordinales. alemán. como en otros idiomas (inglés. francés. se utiliza la preposición en. etc. § 165.C. En la escritura se usan siempre números romanos 63 . Se escribe el siglo XVII y se lee el siglo diecisiete. Preguntar y decir la hora.). (= antes de Cristo) y D. para situar un suceso o acontecimiento en relación con un año. (+ después de Cristo). Para expresar la hora se emplea: (ser) + la / las + hora y para preguntar la hora se emplea qué + hora + ser : . Los minutos de 1 a 29 deben ir introducidos por y. se encuentran con frecuencia las abreviaturas A. .C. Para los minutos que van de 31 a 59 se calcula cuántos minutos faltan para la hora siguiente y se expresa: (es / son +) la / las + hora siguiente + menos + cardinal (+ minutos). italiano. pero también se encuentran limitados usos sin y: las tres (y) cinco (minutos) las nueve (y) veinticinco. Cuarto y media van necesariamente introducidos por y: las cinco y cuarto las diez y media. 187 63 .vive aquí desde el 45 se casaron en el 78.

se considera la hora como un único período de 60 minutos: . En estos registros. que se sustituyen por quince y treinta. los minutos no suelen ir introducidos por y . hora local. por tanto. estos usos se dan casi exclusivamente en relación con los medios de comunicación o de transporte. y a sustituirlos por las doce (del mediodía) y las doce de la noche. En la segunda construcción. de: las dos de la madrugada (de la mañana) / de la tarde las seis de la mañana / de la tarde las nueve de la mañana / de la noche las doce del mediodía / de la noche. El término mediodía se usa más a menudo para referirse a un período de tiempo que va aproximadamente de las 12 del mediodía hasta la hora de almorzar. y se habla. y la temperatura es de 22 grados. Situar un suceso con respecto a una hora. Para preguntar por la hora en que se produce algo se utiliza: ¿a qué hora (+ verbo)?: 188 . Este uso confiere siempre a la expresión un tono más formal. de: las 16 (dieciseis) horas las 19 (diecinueve) horas las 23 (veintitrés) horas. El vocero de la estación suele decir: Señoras y señores. se considera el día como un solo período de 24 horas. por tanto. En el lenguaje formal escrito y en el registro burocrático. bienvenidos a Madrid. Oralmente. faltar y ser concuerdan con los minutos (cuarto. el día se divide en dos períodos de doce horas y se habla. Existe en la lengua hablada cierta tendencia a evitar el empleo de los términos mediodía y medianoche.faltan / son diez (minutos) para las nueve. § 166. se evita el empleo de las palabras cuarto y media. En la lengua hablada corrientemente.¿A qué hora sale el tren Talgo para Ginebra? – A las diecisiete cuarenta. Son las dieciocho treinta. En estos registros. además. respectivamente. diez) y no con la hora.

– Vale. para referirse a una hora muy tardía de la noche (madrugada): si no te hubieras acostado a las tantas. En español. cuando ya sabemos de qué suceso se trata. Para situar un suceso o acontecimiento en relación con uno de estos momentos. se utiliza la preposición por: . 189 . Para situar un acto o acontecimiento en relación con una hora se utiliza la preposición a: . Como siempre. se confunde con la hora misma del almuerzo. Los momentos del día.¿A qué hora piensas acabar? – Pues. todavía hace mucho calor.¿Por qué no quedamos a las cuatro en la cafetería? La conferencia es a las cuatro y media. Sin embargo. § 167. En los registros formales es menos frecuente que se sitúe algo con respecto a una hora de manera aproximada.¿A qué hora nos vemos? – A las cuatro y media en punto. la tarde. acuérdate de que mañana tenemos una reunión. Entonces te llamo sobre las ocho. ¿te va bien? También se emplea a(l) mediodía para referirse a un momento del día comprendido entre las 12 y la hora de almorzar.Oye. el día se subdivide en tres grandes momentos: la mañana. se usa la preposición de: . la noche. En ocasiones. Para situarse de manera aproximada en relación con una hora se emplea coloquialmente: como a / sobre / hacia / alrededor de + la / las + hora: . Para situar un suceso o acontecimiento en el día en oposición a la noche y viceversa. ¿a qué hora nos vemos? . cuando sucede.. como a las siete y media. . ocho.Bueno. no se repite el verbo: .¿Tenemos que llevar mucha ropa? – Pues. no estarías de tan mal humor.¿Cuándo nos vemos? – Mañana por la tarde. no sé. pero. se prefieren hacia y alrededor de: En los registros informales o familiares.¿A qué hora? – A las tres y media. se emplea la expresión las tantas en a / hacia / hasta las tantas. etc. Así nos podemos ir después de tomar un café. de noche. refresca bastante. De día.

se usa: al + amanecer / atardeceder / anochecer en la madrugada verbo + de madrugada. se usa el atardecer. El concepto de concordancia de los tiempos parece haber parcialmente caducado. poco antes de la noche. Este es un tiempo relativo (cantaba) que indica una acción pasada que no se muestra como acabada. Lógica temporal del discurso y régimen verbal § 168. para referirse al final de la tarde. se usa el anochecer. Si decimos 190 . Para referirse a la segunda mitad de la noche. Para situar un suceso o acontecimiento en relación con estos momentos más puntuales. eso es. que es posterior a la madrugada. por otra parte. esqueleto del juicio. Haciendo un inventario de los modos y los tiempos.Además. el régimen de los modos y de los tiempos. b. andamio del mismísimo juicio. cierta tendencia a emplear de la mañana en lugar de de la madrugada. Para referirse al momento en el que está empezando la noche. Se observa. en la escala que se crea entre afinidad y necesidad. vislumbramos allende las desinencias justamente las relaciones que mantienen los verbos de la frase en el proceso de la comunicación. se usa la madrugada. especialmente al especificar una hora. Por tanto. Para referirse al momento en el que empieza la mañana. y que se ha verificado coincidiendo con otra acción pasada. Se prefiere madrugada sólo para marcar de modo impreciso que algo ha sucedido muy avanzada la noche. en la lógica del discurso. Pretérito imperfecto de indicativo (cantaba). Pretérito Pretérito imperfecto § 169. es también fuente de información. además de ser estructura. se usa el amanecer. poco antes de la mañana.

el imperfecto y el potencial simple. con un grado mayor de irrealidad. Imperfecto conativo. Compárense: 191 . irreal: debían castigarlos = deberían castigarlos si tuvimos dinero. Como puede apreciarse en el gráfico (1). al no mencionar la realidad presente. hoy. entendemos que el llegar y el nevar eran hechos simultáneos. En la irrealidad propia del subjuntivo. Este – como todo imperfecto. de acuerdo con el carácter imperfecto del tiempo de que se trata. § 172. Este indica acciones sólo iniciadas o intentadas: precisamente ahora me marchaba = estaba a punto de marcharme. Imperfecto de cortesía. y tiene un sentido hipotético. Imperfecto irreal. Su acción verbal puede ser tanto pasada como presente y futura: te dije que vinieses = vinieses ayer. Es el mismo que. nevaba (1)______*A______||________________||_____________ llegaste PRETERITO PRESENTE FUTURO es en el punto A del momento pretérito de la línea del tiempo que coinciden llegaste y nevaba y. § 171. cuya acción continuada no llega hasta este momento presente – se considera como opuesto a la realidad del tiempo presente. Este se relaciona con el imperfecto irreal.cuando llegaste. este tiempo representa lo que en la realidad del indicativo valen el pretérito indefinido. por tanto. en frases que significan intención. He aquí algunos usos especiales de este tiempo: § 170. te daba = te daría. así. estaba iniciando la marcha.. mañana. Pretérito imperfecto de subjuntivo (cantara / -se). que expresa persistencia o duración en el pasado.. emplean los niños en sus juegos: yo era el bueno y vosotros me atacábais . la voluntad del hablante se pone a cubierto de una posible negativa: venía a ver a Don José = vengo a ver. nevaba. § 173. queda incierto cuando acabó el nevar.

El verbo en pretérito imperfecto de subjuntivo depende generalmente de otro verbo en pretérito indefinido. Cuando es independiente. como el presente de subjuntivo. o bien un hecho cuyas circunstancias tienen en cierto modo relación con el presente. el deseo. de pretérito pluscuamperfecto de indicativo. por ejemplo. de un imperfecto. Así.Area de lo real (Indicativo) dicen que participó mucha gente creo que vivía bien creía que Juan sabría esto Area de lo irreal (Subjuntivo) no dicen que participase mucha gente no creo que viviera bien no creía que Juan supiera esto. 192 . Pretérito perfecto de indicativo (he cantado). de pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo o de pretérito indefinido. este tiempo expresa. Pretérito perfecto § 174. Este tiempo expresa un hecho que se acaba de verificar en el momento en que hablamos. he dicho = acabo de decir he visitado a tu tío = acabo de visitar a tu tío. muy acentuada esta vez: quizá mañana ya no estuviese aquí. pero con poca confianza en su cumplimiento: ¡ojalá lo encontrásemos aquí! o bien la duda. ya hacia el futuro. o de un potencial (simple o compuesto): te dije / decía / diría / había dicho / habría dicho que vinieses. La forma –ra (cantara) tiene a veces valor de potencial. orientada ya hacia el pasado: quizá llegasen anoche.

Si. Este tiempo y el pretérito indefinido coinciden en significar hechos anteriores al momento en que hablamos. la acción verbal tiene cierta cohesión temporal con el presente. el dejar está en pretérito perfecto.he visitado (2)____________||______*A_________||______________ PRETERITO PRESENTE FUTURO En uno u otro caso los enunciados han terminado en el punto A. es norma ya general el que para acciones inmediatamente anteriores al momento presente se use el pretérito perfecto y no el indefinido. en el cual intervienen juntos un elemento objetivo (distancia temporal) y uno subjetivo (mayor o menor interés en el hecho). para él. La explicación de la preferencia por el indefinido/perfecto es necesario buscarla siempre en el punto de vista del hablante. entonces empleará el pretérito perfecto. Se dice: 193 . sino en cuanto transcurridos: la guerra ha terminado = la guerra terminó. y de los locutores de radio. porque en el momento actual seguimos recogiendo los frutos resultantes de este hecho. si. por el contrario. En el ejemplo los griegos han dejado el arquetipo de la tragedia antigua. el tiempo usado sería el pretérito indefinido. de un instante a años: esta mañana ha llovido (presente sicológico = hoy) esta mañana llovió (presente sicológico = esta tarde) la guerra terminó hace tres meses (presente sicológico = este mes) la guerra ha terminado hace tres meses (presente sicológico = este año). La diferencia entre las dos formas usadas se funda en la extensión que quiera dar el hablante al momento presente en que habla. del momento presente de la línea del tiempo. Es por esto que el pretérito perfecto es el tiempo de las noticias de radio y televisión. Pero este presente sicológico puede tener una amplitud muy variable. no en su transcurrir (que se expresa por el imperfecto). la acción no termina dentro de este presente sicológico. según señala Emilio Alarcos Llorach. ya que el indefinido no representa un hecho más antiguo que el representado por el perfecto. No obstante.

En el segundo ejemplo. En cambio en la oración compleja espero que haya venido Pedro cuando yo vuelva. es pasada y terminada: no creo que Pedro lea este libro no creo que Pedro haya leído este libro.han escuchado ustedes y no escucharon ustedes. dentro de la irrealidad del subjuntivo. que tiene también sentido de futuro. Pretérito perfecto de subjuntivo (haya cantado). § 176. en el sentido de la acción pensada del subjuntivo. Sin embargo. § 175. explicables por lo anteriormente mencionado. el venir Pedro es el futuro de una acción terminada en relación con el volver yo. el leer es acción pasada y terminada. cuya terminación se considera 194 . Este tiempo expresa que la acción enunciada. Este tiempo va subordinado generalmente a los tiempos presente y futuro de indicativo: me contento / contentaré con que el chico haya aprobado. a los tiempos pretérito perfecto y futuro perfecto de la acción hecha expresada por el indicativo: Area de lo real (Indicativo) creo que Pedro ha leído este libro Pedro habrá venido cuando yo vuelva Area de lo irreal (Subjuntivo) no creo que Pedro haya leído este libro espero que Pedro haya venido cuando yo vuelva. Este tiempo corresponde. También suele darse como norma general el uso del pretérito perfecto para acciones de hoy. Pretérito indefinido de indicativo (canté). mientras que en el primero su acción aparece como presente/futura. Es un tiempo que expresa una acción pasada. e incompleta. por tanto. hay muchas excepciones a esta regla. y el uso del pretérito indefinido para acciones anteriores a hoy: hoy hemos ido al museo / ayer fuímos al museo.

En el ejemplo cuando tú llegaste. (3)______*A_____||______________||________________ PRETERITO PRESENTE FUTURO es en el punto A de la línea del tiempo que la acción de este tiempo perfecto queda terminada. Aquí va un ejemplo de la prensa española: la inmensa bahía. 195 . y que se enuncia como ya terminado. según nos advirtiera Jovellanos. en que acaba el llegar. parece no obstante ganar terreno. te había dado la mantilla. sobre todo en el habla coloquial de muchos países latinoamericanos. Pretérito pluscuamperfecto de indicativo (había cantado). que las Gramáticas registran como imperfecto de subjuntivo. el nevar estaba acabado antes de llegar tú. sobre todo en el habla familiar: si hubiese venido. ya había nevado. este tiempo puede tener valor irreal. no es ni muy moderno. Para el préterito indefinido se usa a veces la forma –ra. anterior al punto A. Igual que el imperfecto de indicativo. Si decimos viajamos. nevar (4)___*B___*A___||______________||________________ llegar PRETERITO PRESENTE FUTURO Se puede ver que.anterior al lapso de tiempo más o menos extenso en que hablamos. ni tampoco muy recomendable. Este tiempo expresa un hecho que es pasado respecto a otro también pasado. según señala Samuel Gili y Gaya. la más hermosa cosa que tiene el reino de España. Pretérito pluscuamperfecto § 177. en la línea del tiempo. el nevar figura en el punto B. Este uso que.

el saber de Juan. Este tiempo indica una acción que es pasada respecto de otra acción pasada. como todos saben. aparece con cierta frecuencia en la literatura moderna también la forma –ra (cantara). Pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo (hubiera/se cantado). Otras veces tiene sentido de posibilidad en el pasado: nadie lo hubiera / hubiese creído. Observaba Amado Alonso ya en 1935 que la lengua escrita de la Argentina parecía tender a dar un particular sentido a la mencionada forma –ra: la noticia que este diario diera (= que ya ha dado) tiene confirmación el puerto de donde Colón partiera (= de donde. había amado > el esp. 196 . que es. partió). se usó durante la Edad Media y en nuestros días se conserva todavía en gallego. amaveram. el ganar Pedro el premio era ya un hecho definitivamente consumido. que las Gramáticas designan como pretérito imperfecto de subjuntivo: los cacahuetes que antes le diera (Galdós. Pero este uso se presenta normalmente sólo en oraciones introducidas por un relativo o por un interrogativo (pronombres o adverbios) 64 . el que tuvo en su origen la forma –ra (el lat. Miau). § 178. por consiguiente. en realidad. amara). dentro del sentido general del modo subjuntivo. el ganar de Pedro expresa un hecho que es pasado con relación a otro pasado. cuando Juan supo. Corresponde este tiempo en subjuntivo a los tiempos pluscuamperfecto de indicativo y potencial compuesto: Area de lo real (Indicativo) sabía que Pedro había ganado el premio 64 Area de lo irreal (Subjuntivo) no sabía que Pedro hubiera / hubiese ganado el premio El valor de pluscuamperfecto de indicativo. en no sabía Juan que Pedro hubiera / -se ganado el premio.Con valor de pluscuamperfecto de indicativo.

lejos de ser un instante fugaz. Presente de indicativo (canta). § 182. Hay varios tipos de presente. aunque no se realice ahora mismo: estoy estudiando el inglés. 197 . La acción de éste se ha realizado en el pasado y se realizará en el futuro varias veces. Presente habitual. mal acaba. § 180. La acción de éste expresa un hecho que tiene validez permanente: la Tierra gira alrededor del Sol los habitantes de Granada se llaman granadinos quien mal anda. Presente § 179. en el cual está comprendido el momento en que se habla. Presente actual. de un potentcial simple/compuesto o de un pluscuamperfecto con valor de potencial compuesto: negó / negaba / había negado / negaría / habría negado / hubiera negado que lo hubiesen asaltado. Este tiempo depende normalmente de un tiempo pasaso del indicativo. la cual se viene realizando precisamente en el momento de la palabra. debe entenderse como un plazo de tiempo más o menos largo.creí que Pedro habría ganado el premio no creí que Pedro hubiera/ hubiese ganado el premio. La acción de éste se realiza en el momento mismo en que se habla: estamos en casa. § 181. Este expresa una acción inacabada. Torquemada y San Pedro). período de tiempo que. El uso de la forma –ra con valor de pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo en la lengua literaria es arcaizante: con lo cual quedó el hombre tan bien enterado como si no faltara de Madrid en todo aquel tiempo (Galdós. Presente gnómico.

§ 184. Es un recurso estilístico. que aclara el contenido de la acción. a veces. § 185. cuya acción refiere un hecho pasado al que se quiere dar tanta viveza como si ocurriese ahora realmente: César resuelve. pero con matices familiares: ¿la mato o la perdono? y. por el relieve que les da. El buen hombre va silbando ignorante del peligro. Así. Lingüistas tales como Marouzeau consideran que se trata de un presente atemporal. se acerca y me dice .. Este es una variante del presente por futuro. sin indicar no obstante el momento en que ella se sitúa. La acción de éste traza con rasgos más vivos y más patentes lo que todavía es eventual: esta tarde te llevo al cine el año que viene nos vamos a Inglaterra. pues. Este tiempo es de gran valor literario. actualizando con ello la acción futura. Presente por futuro. cuando ya estaba decidido a saltar la correa del cortijo. pasa el Rubicón y avanza con sus tropas. Juan se oculta tras un árbol y espera a que pase el labrador . transformándola en acción presente y considerándola casi realizada: mañana voy al cine. este tiempo puede reemplazar el futuro. En la conversación corriente. Y. ve acercarse a uno de ellos con la azada al hombro. por actualizar hechos del pasado y hacerlos presentes para auditorio o lector. Presente de obligación.§ 183. Indeciso. Pero también puede ser un recurso coloquial del habla popular y familiar: y entonces va el guardia. Presente histórico. a la escena referida: Aquella soledad favorecía sus propósitos. estoy decidido a tomarme. 198 .. me tomo = quiero tomarme.. acercándolos así.. encierra sentido de mandato: mañana buscas a Francisco y se lo cuentas todo. en la oración el año que viene me tomo dos meses de vacaciones.

Pero también puede ser independiente. Futuro. expresando deseo/duda: ¡vivan los novios! quizás tengas razón. pretérito perfecto o futuro de indicativo: te prohibo / he prohibido / prohibiré / habré prohibido que vayas. es indudable que el hecho de saber se refiere al momento actual. También se utiliza el subjuntivo de mandato en oraciones exhortativas: no hables (tú) / no hable (usted) / no hablemos (nosotros) / no habléis (vosotros) / no hablen (ustedes). § 187. Existe también un subjuntivo de deseo/optativo. Este tiempo verbal presenta un hecho que ha de producirse en el porvenir. una acción que puede ser presente o futura. 199 . como en los ejemplos: ¡viva España! ¡ojalá llueva! del cual derivan el subjuntivo exhortativo: ¡huyamos! ¡vámonos a casa!. cuyas formas completan la serie de las dos únicas que posee el modo imperativo (canta / cantad). Si decimos. Este expresa. Este tiempo suele depender de un verbo en presente. pero si se dice deseo que llegue pronto el verano es obvio que el llegar es un hecho venidero. Presente de subjuntivo (cante). y el subjuntivo de mandato: hable usted / hablen ustedes. por ejemplo. dentro de la irrealidad propia del modo subjuntivo.§ 186. no creo que Juan sepa esto.

§ 189. sino ven cuando quieras. comeremos (5)_____________||______________||_______*A_______ PRETERITO PRESENTE FUTURO es en el punto A del momento futuro de la línea del tiempo que se verifica comeremos. Es incorrecto usar el futuro en oraciones subordinadas de sentido futuro introducidas por adverbios relativos (donde. que indica la seguridad del hablante en el cumplimiento futuro de una orden: se presentará usted en un plazo de diez días ¡no matarás! 65 Con entonación interrogativa. Por tanto no se dice ven cuando querrás. 200 . Es un tipo especial de futuro. cuyos antecedentes sean personas indeterminadas. hoy día se siente como secundario y derivado del sentido de acción venidera. etc.).Futuro imperfecto § 188. § 190. quien. cuanto) o por pronombres relativos (que. Futuro imperfecto de indicativo (cantaré). Cuando decimos el domingo comeremos en el campo. Futuro de posibilidad o de probabilidad. como. el mandato se convierte en ruego cortés: ¿me acompañarás a merendar? ¿me regalarás este bolso? Aunque el sentido de obligación es el que tuvo en su origen la actual forma del futuro español. Futuro de mandato o de obligación. Este tiempo expresa tales matices en un momento presente: usted recordará que la amamos ahora estará nevada la sierra ¿qué hora será? ¿cómo se atreverá? 65 Este es uno de los diez mandamientos de la Biblia. cuando. Este expresa una acción venidera que no se da como terminada. en estos casos ha de usarse el presente de subjuntivo.

respecto de la situación.. en el presente/futuro: si alguien dudare del cumplimiento de esta promesa. como el futuro perfecto (hubiere cantado) nada más que en la lengua escrita y generalmente en algunos modismos (sea lo que fuere). lo mismo que en el estilo solemne y burocrático. Futuro imperfecto de subjuntivo (cantare). se conserva. pero en el habla moderna de España ha venido siendo sustituído por tiempos tales como presente de indicativo / subjuntivo: si alguien duda / cuando alguien dude . Al decir cuando vengas. Este expresa una acción hipotética considerada como no acabada. yo lo convenceré de este error. Este enuncia una acción venidera. la situación relativa del verbo preparar.. que es una acción futura. Este tiempo puede expresar también la probabilidad o posibilidad de un hecho que se supone pasado: ya habrá empezado la misma ¿se lo habrá tragado la tierra? 201 .§ 191. Se usa sólo en las oraciones del ya mencionado tipo de condicional contingente. Futuro perfecto de indicativo (habré cantado). en el punto A del mismo momento futuro. Futuro perfecto § 192. No obstante. del verbo venir : el preparar será ya un hecho consumido cuando ocurra vengas. (6)_____________||______________||____*B___*A_____ preparar venir PRETERITO PRESENTE FUTURO observamos en la línea del tiempo. pero que se da ya por acabada para cuando ocurra otra también venidera. en el punto B del momento futuro. ya habré preparado el equipaje.

sino se dice lo habrá hecho cuando lo haya querido. sino sólo una pareja de tiempos del modo indicativo. § 195.) cuyos antecedentes sean personas indeterminadas. En la oración si para Navidad no hubiere vuelto. Con este sentido de posibilidad o probabilidad puede usarse 202 . Futuro perfecto de subjuntivo (hubiere cantado). El hecho que éste presenta es considerado no como real. no absoluto. etc. por tanto. Pero esa probabilidad puede estar referida no sólo a un momento pasado. Este expresa un hecho futuro en una perspectiva pasada. quien. § 194. como. Potencial simple (cantaría). cuanto) o por pronombres relativos (que. se puede observar que la perspectiva no es pasada. no se dice. y se distingue del futuro imperfecto por ser un tiempo relativo. sino también a uno futuro: sentiría que llegase tarde. igual que éste. no me esperéis. sino presente. En este caso. Indistintamente de ello. a saber el potencial simple y el potencial compuesto. Sólo se emplea este tiempo en las oraciones de tipo condicional contingente. lo habrá hecho cuando habrá querido. De esta significación de futuro del pasado nace la de probabilidad o posibilidad vista desde un pasado (paralela a la del futuro de probabilidad): serían las tres de la tarde cuando acabó de llover. Mas. pero su uso es hoy en día reducido. Dentro de la irrealidad del subjuntivo. sino como posible: lo leería vosotros escucharías. cuando. Potencial. Muchas Gramáticas españolas no lo consideran un modo.Es incorrecto usar el futuro perfecto de indicativo en oraciones subordinadas por adverbios relativos (donde. pues lo sustituye casi siempre el pretérito perfecto de indicativo o de subjuntivo. aclaramos en lo que sigue sus rasgos definidores. es un tiempo imperfecto: dicen que vendrían. este tiempo verbal enuncia un hecho futuro como acabado con relación a otro futuro. § 193. se puede observar que el volver es pasado con respecto al momento futuro expresado por la Navidad.

y que ambas oraciones son seguidas por el punto D. el venir es futuro con relación al momento en que me dijo. a su vez. Potencial compuesto (habría cantado). en me dijo que para la semana próxima ya habría venido. igual que el potencial simple. me dijo que para la semana próxima ya habría venido.también la forma –ra (cantara). En el ejemplo anterior. El potencial compuesto es. me dijo para la semana próxima (7)__*A_*B__||______________||________*C___*D____ que ya habría venido PRETERITO PRESENTE FUTURO se puede ver en la línea del tiempo que el punto A del momento pretérito. No se puede usar con este sentido la forma –se (cantase). entre los cuales se verifica la oración que ya habría venido. en que se verifica me dijo es anterior a los puntos B del momento pretérito y C del momento futuro. pero pasado con relación a la semana próxima. pero sólo en el pasado. pasado respecto de otro momento futuro. Pongamos el ejemplo de la oración compleja me habría gustado verte. también del momento futuro. En esta oración pueden usarse con este misma sentido también las formas del pluscuamperfecto de subjuntivo: me hubiera / hubiese gustado verte. un tiempo perfecto. que las Gramáticas suelen llamar imperfecto de subjuntivo: ¡nadie lo creyera! ¡ninguno de ellos lo hiciera! ¡nada me gustara más! Es un uso de sabor libresco en España. Este tiempo expresa un hecho futuro con relación a un momento pasado que es. § 196. Puede indicar probabilidad o posibilidad. por tanto. por ejemplo. en el cual se verifica el indicio temporal posterior para la semana próxima. 203 . aunque en Venezuela sigue sintiéndose como muy vivo.

mientras que el de la oración principal va en indicativo o en imperativo: si yo lo deseo. § 199. en el presente o en el futuro. El verbo de la oración principal va en potencial simple o en la forma –ra del imperfecto de subjuntivo (para condición presente o futura). cuando van 204 . En la condición irreal. El predicado de esta oración va en indicativo (en tiempos que no sean ni futuro. me marcharía / marchara a París si yo hubiera / hubiese tenido dinero. si ésta se refiere al pasado). por tanto. cuando van pospuestas a él. y no son adverbiales en el resto de los casos. § 198. pluscuamperfecto. ni potencial). c. o bien en potencial compuesto o pluscuamperfecto de subjuntivo (para condición pasada): si yo tuviera / tuviese dinero. bien irreal. si la condición se refiere al presente o al futuro. Las oraciones adverbiales de tiempo desempeñan la función de CC sobre el verbo principal de una oración compleja. en el pasado. Condición. Las oraciones subordinadas temporales son adverbiales cuando se pueden sustituir por un adverbio temporal. y. contamos con que su consecuencia lo es también. sabría mucho más. Intimamente relacionada con el potencial está la conjunción si. El verbo de esta oración va en pretérito de subjuntivo (imperfecto. Oraciones subordinadas de tiempo / temporales § 200. Pedro vendrá si iba ella. lo expresado por la oración subordinada es un hecho real. que introduce una oración subordinada en expresión de una condición bien real.§ 197. Condición irreal. no podremos recibirles. me hubiera / habría / hubiese marchado a París si hubiese estudiado. Condición real. él iría también si éste es rico. En la condición real. llamada principal. probable o posible. irrealizable en el presente e improbable en el futuro. niégaselo si vienen mañana. yo también puedo serlo si alguien te pide dinero. o sobre otra oración. el hecho expresado por la oración subordinada es un hecho que estimamos no realizado en el pasado.

antepuestas. En este caso, es obligada una pausa entre las dos oraciones, que constituyen un conjunto oracional por subordinación: en cuanto se enteró, se fue a la estación.

§ 201. Las oraciones adverbiales temporales y sus significados
Todas las oraciones que se dejan sustituir por un adverbio temporal o expresión nominal con valor temporal son subordinadas de un CC: iré cuando sean las tres = iré entonces cuando llegue David, llámame = entonces, llámame mientras recoges las cosas, yo voy a la compra = mientras (tanto), yo voy a la compra. Su significado es de temporalidad, y pueden ser introducidas por diversos nexos. Los significados de las construcciones temporales son los de simultaneidad, anterioridad y posterioridad. 1. Simultaneidad: una acción ocurre o se desarrolla al mismo tiempo que otra. Los nexos más adecuados son las siguientes conjunciones y locuciones conjuntivas: mientras, cuando, según, conforme, a medida que, al tiempo que, a la par que, a la vez que. Con el adverbio siempre y el grupo nominal cada vez se expresa dentro de la simultaneidad un significado de repetición de actos. 2. Anterioridad: una acción ocurre antes que otra. Los nexos son las siguientes conjunciones y locuciones conjuntivas: cuando, apenas, tan pronto como, una vez que, así que, nada más que, no bien, en cuanto. En la mayoría de los casos, la anterioridad es inmediata. 3. Posterioridad: una acción ocurre después de otra acción. La forma más normal es la expresada con el adverbio conjuntivo cuando: cuando salga el sol, yo ya estaré levantado. El adverbio mientras presenta la peculiaridad de poder actuar con autonomía sintáctica, lo que no le ocurre a cuando, ni a los demás nexos:
205

mientras recoges las cosas, yo voy de compras = yo voy de compras mientras = yo, mientras, voy de compras = mientras, yo voy de compras. Las oraciones con mientras y cuando y sin antecedente se combinan con preposiciones (igual que las oraciones con donde y como). En estos casos, la oración se encuentra dentro de una construcción preposicional: eso lo sé desde cuando era niña eso lo dejo para cuando sea mayor eso lo dejo para mientras estemos comiendo. Las oraciones con cuando son adjetivas siempre que el antecedente esté en el contexto de forma explícita: ése fue el momento cuando te conocí. En oraciones atributivas, las oraciones con cuando se comportan como sustantivas: cuando llegue a casa, será el momento de felicitarlo = ése será el momento de felicitarlo. Hay que distinguir estas oraciones adverbiales de las sustantivas con cuando, que son interrogativas indirectas: no sé cuando llegará = no lo sé.

§ 202. Oraciones integradas en grupos adverbiales temporales
Algunos adverbios de tiempo son núcleos de grupos adverbiales, en los que una oración puede actuar de modificador del núcleo correspondiente. En estos casos, la función de CC no la ejerce la oración, sino el grupo adverbial: ahora que lo dices antes de que llueva. Los adverbios antes, después y luego, que pueden ir modificados por una oración sin que medie una preposición (antes que, después que, luego que), pueden ir también modificados por una construcción preposicional (con la preposición de), dentro de la cual se encuentra una oración, que es sustantiva, pues es sustituible por nombres o pronombres:
206

antes de que me lo dijeras. Los adverbios antes, después y luego tienen a veces como modificador una construcción preposicional cuyo término es una oración de infinitivo: antes de decírmelo tú, yo ya lo sabía después de llegar tú, se presentó en casa tu hermano. Este tipo de estructuras justifican la preposición de delante de oraciones con que. Así, pues, son secuencias igualmente válidas antes (de) que y después (de) que. Algunos gramáticos consideran que antes de que, después de que y siempre que son locuciones conjuntivas. Sin embargo, apunta Leonardo Gómez Torrego, este análisis no parece adecuado, pues los adverbios tienen autonomía sintáctica con el mismo significado: ya lo sabía antes salí luego a pasear siempre escapa. La RAE no recoge en su Diccionario la secuencia luego de que, pero, insiste Leonardo Gómez Torrego, debe incluirse con el mismo derecho que antes de que y después de que: te llamaré luego (de) que llegue a casa.

§ 203. Oraciones integradas en construcciones preposicionales temporales
Algunos CC de tiempo son construcciones preposicionales que integran una oración adverbial temporal. Las preposiciones de estas construcciones son desde y hasta: desde que pasó aquello tenemos miedo. En estas construcciones, las oraciones son adverbiales, porque se sustituyen por el adverbio entonces, pero toda la construcción preposicional funciona como CC. En estos casos, también se toma en consideración la naturaleza gramatical del nexo que, pues para unos es conjunción, y para otros es relativo. En este segundo caso, se trataría de un relativo que engloba un antecedente temporal: desde (el momento[en]) que pasó aquello, no ha vuelto a ser el mismo
207

hasta (el momento [en]) que no termine el trabajo, no estará tranquilo. Así consideradas, estas oraciones sin antecedente expreso serían adjetivas adverbializadas. No es correcto emplear el adverbio relativo cuando con futuros o condicionales. No se dice cuando vendrás, te daré el dinero, sino se dice cuando vengas, te daré el dinero te dije que cuando vendrías te daría el dinero, sino se dice te dije que cuando vinieras te daría el dinero. Las secuencias a la que y en lo que como locuciones conjuntivas temporales son exclusivamente de uso popular. No se debe decir a la que sales del colegio, me compras el periódico, pues se prefiere al salir del colegio, me compras el periódico en lo que yo escribo esta carta, tú lavas la ropa, pues se prefiere mientras yo escribo esta carta, tú lavas la ropa. La locución conjuntiva de que con el significado de cuando es vulgar o dialectal. No hay que decir, por tanto de que termine la clase, hablamos un rato, sino cuando termine la clase, hablamos un rato. El adverbio mientras no debe emplearse con el valor contrastivo que tiene mientras que. No hay que decir mi padre es médico, mientras el tuyo es arquitecto, sino hay que decir mi padre es médico, mientras que el tuyo es arquitecto.

§ 204. Cláusulas absolutas
También hay oraciones temporales que se construyen, como ya hemos visto, con las formas no personales de los verbos: el infinitivo, el gerundio y el participio. Estas son las cláusulas absolutas, construcciones existentes dentro del enunciado, que se aíslan de la oración principal mediante una pausa, pero que se relacionan con ella por subordinación y sin nexo, y conforman una predicación secundaria, con significado y función circunstancial.
208

bien simultaneidad. § 205. el sujeto del participio se desplaza a la oración principal. con gerundios simples: habiendo sido explicada la lección. § 206. Cuando la oración con valor temporal es el término de una preposición. con sujeto (explícito o implícito) propio: al acercarnos todos a la mesa. el significado es el de anterioridad inmediata: en llegando a mi casa ( = en cuanto llegue). se cayó la botella caminando Pedro por la calle. hasta averiguar lo que te ha pasado.En ellas. La anterioridad aparece con gerundios compuestos y. descansaré. sino toda la construcción preposicional: tras haberlo visto. la pierna se le dobló. salimos a dar un paseo. salió disparada hacia su casa me quedaré en casa. siempre que la otra oración tenga el mismo referente: 209 . la función de CC no la ejerce la oración en sí misma. el gerundio y el participio son verdaderos núcleos del predicado. dentro de un proceso durativo. los alumnos salieron al recreo dichas esas cosas. los viajeros bajaron del autobús. el profesor se marchó. Valor temporal de anterioridad inmediata tienen también las oraciones de infinitivo precedidas de las locuciones nada más y al poco de: nada más comer. se produjo una explosión acabada la sesión. los diputados se marcharon. En cuanto a la simultaneidad. Las oraciones adverbiales de infinitivo en cláusula absoluta aparecen precedidas de la contracción de a + el (al) y. en menos ocasiones. En ocasiones. Si el gerundio aparece precedido de la preposición en. he aquí un ejemplo: caminando Juan por la calle. en su mayoría. § 207. se oyó una explosión. Cláusulas absolutas de participio. Las oraciones de gerundio indican bien anterioridad. Cláusulas absolutas de gerundio. Las oraciones de participio en cláusulas absolutas indican anterioridad inmediata: terminada la clase. significan anterioridad inmediata: al golpear el jugador el balón. el infinitivo. Cláusulas absolutas de infinitivo. el presidente salió de la sala llegado el momento.

aunque también son refuerzos semánticos de la temporalidad. comimos una vez allí. con indicación de tiempo: ya en Madrid. cogieron el autobús una vez terminado el examen. las oraciones de participio actúan como complementos o modificadores de esos adverbios: después de terminado el discurso. María no nos hacía caso. luego. Pero. una vez): apenas terminado el partido. Normalmente es introducida por conjunciones o locuciones conjuntivas causales: 210 . Otras formas de expresar temporalidad En ocasiones. Oraciones causales (OC) Una OC es aquella que significa causa. Otras veces. Expresión de la causa § 209. el jugador no quiso darle importancia metida en sus pensamientos. desayunamos. el orador se sentó = después de eso. § 208. con otros adverbios. se fueron a sus casas. seré arquitecto desde niño. ciertas construcciones que conforman una predicación secundaria (implícita) en una subordinación circunstancial de la predicación primaria (se separan mediante pausa). motivo o razón.enterado de la situación. son adverbios o construcciones preposicionales. me gustó el cine. los que constituyen secuencias de predicación también secundaria. como después. sino construcciones preposicionales. reforzados con otros adverbios o locuciones adverbiales de carácter temporal. y que no son formalmente oraciones. 4. la oración temporal de participio se refuerza sintáctica y semánticamente con un adverbio o locución adverbial (apenas. también expresan la noción de tiempo: de mayor. el orador se sentó. Otras veces.

como. has enfermado = porque has trabajado mucho. 211 . puesto que. dado que. y del neutro lo: por lo lejos que vive. el valor intensivo causal lo aporta una OSR que complementa a adjetivos o a adverbios precedidos de la preposición por o de. Estas oraciones son equivalentes a otras formadas con el cuantificador tanto (y sus variantes) y el adverbio correlativo como: de bueno que es. todos abusan de él. la gente se salió de la sala. no voy a visitarlo = porque vive muy lejos. ya que. A veces. la gente se salió de la sala = porque tocaba muy mal. Sus nexos intruductores son: porque. toda vez que. el nexo introductor es complejo: he venido por si me necesitabas. el suelo está mojado. Este mismo valor intensivo causal es aportado por la OSR con la secuencia relativa intensiva lo que precedida de la preposición de: no podemos salir de casa de lo que llueve = no podemos salir de casa porque llueve mucho. Son una clase de OC intensivas dentro de construcciones preposicionales que funcionan como CC: de tanto estudiar. me empecé a preocupar. La función de una OC es siempre la de CC de un verbo o de otra oración. comoquiera que. me duelen las cervicales = por estudiar mucho.el suelo está mojado porque ha llovido como ha llovido. has enfermado me duelen los pies de tanto andar = me duelen los pies por andar mucho. me duelen las cervicales por trabajar tanto. no voy a visitarlo de lo mal que tocaba. En las ocasiones en que se dan conjuntamente los significados de causa y condición. pues. ciertas oraciones de infinitivo precedidas de las preposiciones de o por en relación con el adverbio tanto tienen sentido causal con valor intensivo. En ocasiones. me suspendieron al no verlo. El significado causal aparece también en oraciones de infinitivo con las preposiciones por y a: por no estudiar.

las locuciones preposicionales gracias a. sino ¿por qué dices ha llovido?: ha llovido. etc. en vista de. La pregunta no es ¿por qué ha llovido?. pues toda la secuencia encabezada por que es sustituible por un pronombre: he aprobado gracias a que me has ayudado = he aprobado gracias a eso. 212 . que hace frío. Se trata de un conjunto oracional formado por una oración principal y una OC subordinada a ella. por culpa de. De la misma manera. al menos en las OC del enunciado. Por lo general. las OC del enunciado indican la causa de lo que se dice en la oración principal. lo cual significa algo así como es evidente que ha llovido. debido a que. merced a. ya que la secuencia introducida por que equivale a un nombre o pronombre. En estos casos. por considerar que la oración empieza en la conjunción que. segmentarla sintácticamente en por + que. En lo que a la conjunción porque se refiere. porque el suelo está húmedo. porque ha llovido = el suelo está húmedo por eso 2. de enunciados que están formados por un conjunto oracional por subordinación causal. § 210.. las OC de la enunciación indican el motivo de lo que dice o piensa el hablante y complementan a un ámbito oracional más amplio que el de la oración principal. No parece. en la escritura) y la OC no es sustantiva: me pongo el abrigo. sino a es evidente que ha llovido. En este caso. por lo que la OC porque el suelo está húmedo no complementa a ha llovido. van pospuestas al verbo principal y realizan la función de CC del verbo principal de la oración compleja: el suelo está húmedo. se hace una pausa (coma. lógico hablar de las locuciones conjuntivas causales gracias a que. debe hablarse. Clases de OC y sus características Hay que distinguir dos clases de OC: 1. debido a y otras parecidas tendrían como término oraciones enzabezadas por que con significado causal. parece preferible. porque el suelo está húmedo.Una OC puede ser introducida por la conjunción que (sin la preposición por). pues. a causa de. señala Leonardo Gómez Torrego.

me fui al cine. Esto ocurre cuando las OC la preceden a ésta. iré a los tribunales. OC como complemento de otra oración Las OC complementan muy frecuentemente a una oración entera. porque se sustituyen por un sustantivo o pronombre (la función de CC de causa la ejerce toda la construcción preposicional): he venido porque me habéis llamado = he venido por eso en vista de que no llegábais. la principal. ni por adverbios. Pero también son subordinadas de la oración principal las OC que siguen a ésta. En un mismo conjunto oracional por subordinación causal puede encontrarse también otra OC que ejerce la función de CC de un verbo: ya que no me llaman. me fui al cine = en vista de eso. he aprobado. 213 . en la escritura): como ha llovido. o con la locución a fuerza de + infinitivo: me han suspendido por ponerme nervioso. me voy. el suelo está húmedo ya que no quieres firmar. aquellas que funcionan directamente como CC de un verbo o como complemento de otra oración principal y que no se dejan sustituir por sustantivos o por pronombres. Entre las oraciones causales de término de preposición se encuentran también las construidas con la preposición por + infinitivo. siempre que estén separadas por una pausa (coma. porque tengo que hacer la compra. ni adverbiales: como me habéis ayudado. OC sustantivas y OC no sustantivas Entre las oraciones causales conviene distinguir: 1. en la escritura). 2. por lo que no son ni sustantivas. separándose de ella con una pausa (coma. § 212.§ 211. aquellas que funcionan como término de una preposición y que son sustantivas.

no son adverbiales. el fin o la intención a que tiende lo que se afirma en la oración principal. pero también pueden ir introducidas por la frase conjuntiva a fin de que o por la conjunción porque = para que. que en la oración principal hacen oficio de un complemento en caso dativo y expresan. En el habla familiar. según Samuel Gili y Gaya el papel de CI. por tanto. a o por. Normalmente significan finalidad. Se emplea el modo subjuntivo en la oración final con la misma correlación de tiempos que en las oraciones objetivas: le darán permiso para que salga esta noche para Burgos a fin de que no encuentre dificultades. 214 . propósito. Leonardo Gómez Torrego agrega a ello el hecho de que no se pueden sustituir por adverbios y. en términos generales. § 214. la oración final es introducida por la simple conjunción que: ven que te diga una cosa. Expresión de la finalidad § 213. Características Las oraciones finales suelen ser subordinadas sustantivas (se sustituyen por sustantivos o pronombres) que funcionan como CC del verbo principal de una oración compleja. seguidas de la conjunción subordinante que. Oraciones finales Los gramáticos discrepan en lo que a las oraciones finales se refiere: unos las consideran adverbiales y otros no. ORACIONES CIRCUNSTANCIALES 1. intención. Los nexos que introducen las oraciones finales son: 1.4. se le ha expedido un pasaporte le excitó a que exaltase su ánimo. eso es. Estas desempeñan. las preposiciones para. Estas oraciones llevan las preposiciones de dativo a y para.

a que. pretexto. Algunas subordinadas aparentemente finales son. se dice trabajo para que estéis cómodos y (para que) seás felices. Sin embargo. no parece conveniente considerar a para que. idea. sin preposición que la preceda. No cabe eliminar sólo a para. y en el que aparece como modificador una oración precedida de la preposición de. Por tanto. y forman con la oración principal un conjunto oracional. sino todo el grupo nominal (o la construcción preposicional): me presenté en el colegio con el fin de que me informaran. Las oraciones finales pueden aparecer bien con el verbo en subjuntivo (y en este caso ha de aparecer la conjunción que). y no se dice trabajo para que estéis cómodos y que seáis felices. la conjunción que. con miras a. en realidad. sustantivas de CR: esta tela sirve para que os hagáis un vestido faltan tres minutos para que empiece el partido. y otras tienen valor concesivo: para estar lesionado. El modo indicativo no es compatible con las oraciones finales: me esfuerzo lo que puedo para que mis hijos no pasen hambre he venido a que me enseñes la casa me esfuerzo a fin de que me seleccionen para el equipo. entre otros. en orden a. lo hizo bien. la función de CC no la ejerce la oración. intención. parece forzada una construcción como a fin de eso. bien con el verbo en infinitivo. 215 . por lo que podría entenderse que a fin de que es una locución conjuntiva. objeto. sin nexo conjuntivo alguno.2. aunque hay que reconocer que en enunciados coordinados debe repetirse la secuencia para que o eliminarla en el segundo componente. con vistas a. En el caso de la secuencia a fin de. puede actuar de nexo de oraciones finales: vuélvete. que te veamos = vuélvete para que te veamos. El valor final se puede manifestar también con un grupo nominal cuyos núcleos son los sustantivos fin. por que como locuciones de ese tipo. En estos casos. Con el verbo principal en imperativo. En estos casos. las locuciones preposicionales a fin de. las oraciones finales no son sustantivas. precedidos del artículo y de la preposición con.

No obstante. no fuera a enfriarse. se emplean las oraciones finales que dependen de un verbo de decir oculto. se dan casos que no siguen esta norma: dame la mano (tú) para cruzar (yo) la calle. Cuando estos sujetos no coinciden. ya soy director = te lo digo para que te enteres de que ya soy director. cuyo objetivo no es la comunicación. suele aparecer el verbo ser en subjuntivo (presente o pretérito imperfecto) o la perífrasis verbal ir a + infinitivo en los mismos tiempos (no vaya a ser que …). En estos casos. 216 66 . sino el mantenimiento del contacto entre el locutor y el oyente. no sea que me multen se abrigó bien. Una de las funciones del lenguaje. § 215.A veces. con cierto valor de función fática 66 : para que te enteres. cuando el sujeto del verbo principal es el mismo que el del verbo de la oración subordinada final. Relación con el sujeto Lo normal es que. En ocasiones. el valor final se produce con la oración subordinada en forma negativa y sin nexo: voy a quitar el coche. se emplee en ésta el infinitivo: he venido (yo) para ayudaros (yo). se usa el subjuntivo: trabajamos (nosotros) para que coman nuestros hijos. Leonardo Gómez Torrego propone llamarlas finales de la enunciación.

La condición puede ser real o irreal. hipótesis: si tú eres listo. condición: si vienes a casa. § 218. Con ello hacemos depender el cumplimiento de lo enunciado en la principal de la realización de la oración subordinada condicional. llamada apódosis. yo soy un sabio 3. que lleva en sí la condición. te doy el regalo 2. mero contraste: si no ha venido. que procede de la preferencia por uno u otro modo en cada caso.2. la consecuencia. considerándolas unos adverbiales. por lo general. hipotética. Características Las oraciones condicionales manifiestan significados de 1. ¿cómo puede estar aquí? En ellas está en juego. Como se puede observar. una estimación cuantitativa/intensiva que. § 217. Oraciones condicionales Los gramáticos discrepan en lo que a estas oraciones se refiere. En la oración si hace buen tiempo. entre si mañana hace buen tiempo saldremos / si mañana hiciese buen tiempo saldremos 217 . por su naturaleza. Como toda condición es. de matiz más o menos dubitativo. es que piensa acabar el libro. saldremos se observa que la acción de salir depende de que se haga buen tiempo. que expresa el efecto. llamada hipótesis o prótasis. de probabilidad sentida como mayor o menor. y la condición irreal con el verbo en subjuntivo. y la principal. la diferencia es de grado. La condición real se expresa con el verbo en indicativo. Expresión de la condición § 216. otros circunstanciales. en las unas es objeto de comparación y en las otras produce una cierta consecuencia/efecto. eventual o contingente. si se fue ayer. con la mención de que la condición es antecedente indispensable para este efecto. El período condicional o hipotético consta de dos oraciones: la subordinada.

Así. locuciones conjuntivas como a no ser que. § 219. En este caso. cuando no viene. Cuando la prótasis lleva el verbo en indicativo. siempre que. a su vez. la conjunción si aparece precedida de la preposición por. si es que no estoy loco = es evidente que ha llovido. a poco que. A veces. Las oraciones condicionales son subordinadas de otra oración llamada principal. por algo será. devolvemos el regalo. no te doy el regalo 2. es un solo enunciado. Cuando la prótasis lleva el verbo en subjuntivo. debes aceptarlo.no hay más diferencia que el sentido más dubitativo / problemático de la segunda. cuando: como no vengas. Prótasis y apódosis En los conjuntos oracionales en los que una oración es subordinada condicional. Las dos oraciones constituyen un conjunto oracional por subordinación que. si no te gusta es la prótasis y devolvemos el regalo es la apódosis. Los nexos que introducen oraciones condicionales son: 1. se mezclan los significados de causa y condición: me quedaré en casa por si viene mi abuela. siempre y cuando: volveré a España. se habla de enunciados reales o verosímiles: si te lo han dicho. Puede hablarse de condicionales de la enunciación en casos como: ha llovido. en la oración compleja si no te gusta. como. Si la prótasis lleva el verbo en pretérito imperfecto de subjuntivo. se llama prótasis a ésta y apódosis a la oración principal. se habla de enunciados irreales o no verosímiles: si hubieras venido. te lo habría dado. con tal (de) que. al menos cuando va delante de ella. a menos que. a condición de que. conjunciones como si. a menos que me lo impida el tiempo. la apódosis puede aparecer en condicional siomple o en pretérito 218 .

sino se dice si tuviera dinero. habría ido condicional simple: si hubieras jugado. habría ido. Las condicionales difieren entre sí según tengan la prótasis en indicativo o en subjuntivo. y la apódosis. Esta segunda opción es exclusivamente coloquial: condicional simple: si me tocara la lotería. en las condicionales irreales. irrealizable en el presente e improbable en un futuro. ahora no estarías tan triste condicional compuesto: si lo hubiera sabido. iría contigo pretérito imperfecto: si me tocara la lotería. no podremos recibirlos. La prótasis va en imperfecto de subjuntivo. § 221. iba contiguo. contamos con que lo es también la consecuencia. Juan vendrá si iba David. No se dice si tendría (habría tenido) dinero. Son incorrectas y dialectales las prótasis con el condicional simple y con el condicional compuesto. ni potencial). la prótasis es un hecho que estimamos no realizado en el pasado. cualquier tiempo del indicativo o imperativo: si yo lo deseo. por tanto. y. te lo enseñara. si la condición se refiere al pasado. el de la apódosis puede aparecer en ese mismo tiempo. En fin. el uso del pretérito imperfecto de subjuntivo en la apódosis es arcáico: si hubiera luz. Si la prótasis lleva el verbo en pretérito pluscuamperfecto. me compraría (habría comprado) un coche. me compraría un coche. niégaselo si vienen mañana. Hoy día.imperfecto de indicativo. Miguel iría también si alguien te pide dinero. ello significa que en las condicionales reales. § 220. En resumidas cuentas. probable/posible tanto en el pasado como en el presente o en el futuro. la apódosis va en pretérito imperfecto de subjuntivo (-ra) o en potencial simple (para 219 . la prótasis es un hecho real. o en el condicional simple o compuesto: pluscuamperfecto: si lo hubiera sabido. La prótasis lleva entonces un tiempo de indicativo (no futuro.

sabría mucho más. supuesto que. solemos hallar también las frases conjuntivas como. del infinitivo precedido por de/a (de donde procede la frase conjuntiva a no ser que) y del participio (de donde proceden las frases conjuntivas supuesto que y dado que): infinitivo: de no venir. y sólo aparece de vez en cuando en el español literario. con tal que: como no vengas. todavía se emplean las llamadas condicionales contingentes. dado/caso que. hoy día se emplea normalmente el presente o perfecto de indicativo. me marcharía / -ra a Toledo si yo hubiera / -se tenido vacaciones. te mato acepto la propuesto. nos defenderemos. me enfadaré gerundio: ayudando Dios. Otras construcciones se hacen con cuando. gerundio. Cabe mencionar también que la relación condicional se reconoce no sólo en las formas canónicas (prótasis con si. saldremos del apuro participio: dado que ataquen. siempre que.condición presente o futura) y en pluscuamperfecto de subjuntivo o potencial compuesto (para condición pasada): si yo tuviera / . La forma –ra (marchara) en la apódosis es anticuada. La apódosis hubiese + participio. de + infinitivo. su uso es corriente. me hubiera / -se / habría marchado a Madrid si yo hubiese estudiado. en realidad. En lenguaje jurídico y arcaizante. En vez del si. no la admite la Academia Española por dialectal (§ 433). La condición se puede expresar también por medio del gerundio. me contento. pero Rafael Seco afirma que. siempre que tú también estés conforme con tal que no me estorbe. a no ser que. sino también en estructuras 220 .se vacaciones. siempre que + subjuntivo. es decir. § 222. etc. Ya sabemos que este tiempo ha caído al desuso. perderá sus derechos. del tipo me hubiese marchado a Soroa.). en este caso. siempre y cuando. las condicionales reales de futuro con la prótasis en futuro de subjuntivo (imperfecto o perfecto): si transcurrido el plazo no se presentare / no se hubiere presentado.

§ 225. ya de minimización. que hacen uso de diversos pronombres indefinidos y numerales. 221 . ya de encarecimiento. secuencias de preguntarespuesta. forma encarecedora de sentido superlativo: si algo + verbo + ser + nombre: si algo le gusta es el ajedrez si algo queríamos era que nos acompañaras si alguien lo apoyó fue / es ella si en alguien no confío es en Lázaro si alguien no mueve jamás un dedo por mí es Valerio si hay alguien inteligente es María si existe una Gramática admirable es la de Bello. y otros como conjunción. ya que. Esta construcción es comparable al desdoblamiento de la función sintáctica de la oración-base por medio del verbo ser y un relativo que pone de relieve esta función: lo que le gusta es el ajedrez = le gusta el ajedrez quien lo apoyó fue él = él lo apoyó en quien no confía es Lázaro = no confía en Lázaro la que es inteligente es María = María es inteligente. tres tipos de estructuras que expresan aseveración con la forma del período condicional con si. cuando. § 223.muy diversas. con que: como me inviten. Las oraciones que constituyen el período condicional van enlazadas sólo por si. que los gramáticos consideran unos como adverbio relativo. 1. por otro lado. Con sentido figurado o casi pueden usarse también como condicionales algunas conjunciones de otro origen. siempre que. con tal que. será cierto con que me pagasen la mitad. como la coordinación copulativa y la disyuntiva. iré cuando usted lo dice. Nos parece que ésta última opción se acerca más a sus usos en los períodos condicionales y como tal lo tratamos en este trabajo. etc. con sólo que. § 224. oraciones compuestas que incluyan expresiones con relativos generalizadores (sustantivas) o relativos adverbiales. estaría satisfecho. y numerosas frases conjuntivas: como. Se trata de formas de relieve. Existen.

Es distinto el esquema en que el condicionante puede alterar el orden. La elección de los tiempos es libre. de modo que: si algo + verbo > si + verbo + algo. 222 . reitera el verbo y el tiempo de la prótasis. y cada uno se halla en correlación con el presente en que se habla. Pero si le gusta (= le llega a gustar) algo. En estos casos. Gramaticalmente. al menos no había nadie si no hablaste dos horas como mínimo. Esta construcción es una variante de la llamada implicación material. Esta oración no exhibe la consecutio temporum que relacione directamente ambos miembros con el tiempo del condicionamiento anterior al del condicionado. no sé si recibió el apoyo. fue / debió de ser / habrá sido ella si me entusiasma. era eso. y sustituye el sintagma numeral + sustantivo por un pronombre indefinido negativo que corresponde al rasgo categorial máximo del sustantivo. y el condicionado admite formas verbales y/o adverbios dubitativos: creo que a él no le interesan los juegos. algo debe de ser esta idea. pero condiciona la modalidad aseverativa de la apódosis: ¡qué suerte que nos acompañaras! Si algo queríamos. no camino / nunca he caminado ni una si no había cien personas. Los momentos de expectativa/satisfacción se corresponden con la estructura sintáctico-melódica formada por la prótasis – condicionante/apódosis – condicionado. El alcance de la negación es el numeral cardinal o partitivo que se incluye. Napoleón era marciano. en esta prótasis es el condicionante de la modalidad de la apódosis: si ella es pelirroja natural. 2. forma encarecedora de la cantidad relativamente alta: si no + verbo + cantidad + no + el mismo verbo En esta serie. va a ser (es) probablemente el ajedrez. la prótasis es negativa. implícito en la modalidad del condicionado: si no camino treinta cuadras por día. La apódosis también es negativa. Pero si alguien lo oyó. no hablaste nada. la prótasis no puede interpretarse como real. § 226.

El tope puede ser puramente aproximativo o contar en la prótasis con un refuerzo del tipo a lo sumo: si lo vi dos o tres veces en mi vida. es mucho si tiene un peso en el bolsillo. es mucho si hoy leíste a lo sumo media hora. § 227. 3. ni uno no contiene un indefinido. es mucho. El sentido de diminutio/minimalización o – desde otro punto de vista – de encarecimiento de la cantidad escasa surge de la estructura sintáctica del período condicional en que la prótasis es condicionante de la actitud aseverativa de la apódosis. En la apódosis se afirma. además de con los nexos y oraciones mencionados. y niega analíticamente el límite mínimo de la cantidad. sino un numeral ± pronombre personal. es mucho si tiene una remota / mínima idea del asunto. nada sin pronombre personal indica también negación existencial absoluta y puede referirse a una realidad compleja d. es mucho si hoy trabajaste media hora. de las formas siguientes: 223 . De este modo se manifiesta el sentido del límite máximo sólo posible que tiene el numeral. nadie + pronombre personal indica negación absoluta b. como lo muestra el hecho de que la primera puede manifestar tiempo posterior a la segunda: si voy a poder visitar dos o tres lugares. es mucho.Los pronombres indefinidos se refieren al sustantivo cuantificado según los rasgos peculiares de éste: a. (ser) mucho aludiendo a la cantidad propuesta en el dictum de la prótasis. § 228. forma minimalizadora de la cantidad escasa: si + verbo + cantidad + es mucho: si en el teatro había cinco espectadores. Otras formas de expresar la condición El significado condicional puede expresarse. ninguno ± pronombre personal indica negación con respecto a cada individuo de una pluralidad c. es mucho. era mucho si lo vi tres veces en mi vida.

224 . avísame. avísame = en ese caso. 2. En el habla coloquial. lograré aprobar. excepto que me lo pida mi padre no iré al colegio. 6. al frente de la oración: no iré al colegio. salvo que me lo pida mi padre. con una oración subordinada de gerundio: estudiando todos los días. 5. que actúa de modificador: te dejaré el libro con la condición de que me lo devuelvas mañana = te dejaré el libro con esa condición. hubiera ido con sólo hablarles. avísame. con las preposiciones de y con seguidas de un infinitivo simple o compuesto: de ser cierto eso. se suprimen a veces la preposición y el artículo: caso de que te enteres. se convencerán. retiraría mis palabras de haberlo sabido. puede ejercer la función de CC de condición: te dejo el libro con esa condición sin tu ayuda.1. 4. avísame = en ese caso. saldremos adelante. avísame en el caso de que te enteres. no saldremos adelante con tu ayuda. seguidos de que. con un grupo nominal precedido de la preposición con y constituido por el sustantivo nuclear condición y una oración sustantiva precedida de la preposición de. oraciones que son equivalentes de esta otra: iré al colegio sólo si me lo pide mi padre. 3. con el sustantivo caso en la construcción preposicional en (el) caso seguida de otra construcción preposicional que engloba una oración subordinada sustantiva: en caso de enterarte. a veces. con los adverbios excepto y salvo. con un mero grupo nominal con preposición (o una construcción preposicional) que.

pero en los anterioriores parece más la conjunción si de interrogativas indirectas. Deben distinguirse las oraciones subordinadas temporales con cuando de las condicionales con ese mismo nexo: cuando trabaja. lo que importa es que en todos esos casos la conjunción tiene un valor claramente ponderativo.§ 229. la conjunción si parece ser la condicional. por lo que ha perdido su valor de nexo subordinante: ¡si no lo sabía! ¡si será tonto! Con frecuencia. por lo que cabría pensar que se trata de oraciones condicionales que presuponen una oración principal: ¡si me lo hubieras dicho antes! ¡si supiera alemán¡ En estos dos ejemplos. no te subo el sueldo (condicional) como no trabajas. es que ya está bien (condicional) cuando trabajo. También hay que distinguir distintos tipos de oraciones subordinadas con el nexo como: como no trabajes. no te subo el sueldo (causal). 225 . el enunciado exclamativo con si queda en suspenso. Oraciones independientes encabezadas por si Hay oraciones encabezadas por la conjunción si. que son independientes. Dicha conjunción aporta un valor enfático o ponderativo si se encuentra en entornos exclamativos. que no me enteré de que me engañaban! A veces. me encuentro más tranquilo (temporal). enunciados oracionales exclamativos como este último se apoyan en otra oración de significado causal encabezada por la conjunción que: ¡si seré tonto. aunque ya haya perdido este valor. Sin embargo.

por ejemplo. Oraciones concesivas Los gramáticos discrepan en lo que se refiere a considerar o no estas oraciones como adverbiales. de oraciones subordinadas a la oración principal dentro de un conjunto oracional por subordinación. se entiende que el salir se verifica a pesar de la prohibición contenida en la oración subordinada. sin embargo. Al decir. En las concesivas. Es una condición. contraste u objeción para la realización de lo dicho en la oración principal (a la que complementa). Características Se trata. el uso de tiempos verbales es el mismo que en la condicional propiamente dicha. dificultad que. bien que. saldré. aunque (así) me lo pidas de rodillas he logrado aprobar y eso que apenas había estudiado. la conjunción aunque 2. § 232. aun cuando: no volveré a esa casa. oposición. nunca nos veríamos .3. Las oraciones concesivas expresan una dificultad. las locuciones si bien. pero en el modo real la prótasis (oración subordinada) admite además los dos futuros del indicativo. no tiene eficacia para impedir su cumplimiento. Los nexos que introducen estas oraciones son: 1. pero que no influye en la realización de la acción verbal. aunque me lo prohibas. § 231. nunca nos vemos 226 Concesiva irreal Aunque fuésemos muy amigos. obstáculo. el adverbio conjuntivo así 3. y eso que. como se puede ver en el siguiente cuadro: Concesiva real Aunque somos muy amigos. Expresión de la concesión § 230. por más que. pues.

así: por más que lloró. no conseguirás alcanzarlo por duro que sea el trabajo. no te matará por bien que se porte. siquiera. bien que: siempre anda de juerga. Hay además el tipo especial de la concesiva polémica real. mal que 67 . no podría atenderte Aunque tenía parientes. no podría atenderte Aunque hubiera tenido parientes. no logró ablandarlo aun cuando quisiera. se usa como conjunción la expresión (y) eso que (= a pesar de que): 67 Esta . siquiera sea un día no más no lo haré.Aunque mañana estaré aquí. aun cuando. tenías que hacerlo. Otras frases conjuntivas empleadas son: a pesar de que. bien que no todos iban a gusto. si bien. no podría hacerlo déjeme usted el libro. pese. a pesar de que no tiene un céntimo consiguieron la victoria. a veces. en la literaria. así lo maten. 227 . mal que te pese la familia emprendió el viaje. es de la expresión mal que te / le / etc. ninguno lo hubiera querido. Las oraciones que forman el período concesivo se enlazan por las conjunciones / frases conjuntivas aunque. si bien las bajas fueron sensibles haremos lo que nos hemos propuesto. ninguno lo quería Aunque mañana estuviese aquí. no recibirá mayor recompensa. por más que. que presenta la objeción – ya conocida/supuesta – como totalmente ineficaz para oponerse a la acción principal. ya fósil. En el habla coloquial y. de modo que llega a considerarse casi irreal: aunque no quieras. La expresión por más que no es sino un tipo inmovilizado de la expresión concesiva variable por + adjetivo / adverbio + que: por mucho que corras. tienes que hacerlo aunque no quisieras.

Con las locuciones preposicionales a pesar de y pese a. apruebas = además de eso. aun + participio. futuro (de probabilidad) + pero + presente. la cual funciona como CC: no lo hago. Hay otro si. pero con el cual se pone de relieve la coexistencia. La conjunción si (= aunque) se emplea a veces como concesiva: no se quejaría si le arrancaran la piel a tiras. a pesar de eso. al menos lo aplaudieron los críticos. se trata de oraciones sustantivas (se sustituyen por sustantivos o pronombres) dentro de una construcción preposicional. Cuando la idea se refiere al pasado. pero no lo sabe. apruebas.en esta ciudad soy el único español. La oración concesiva adverbial admite también el gerundio y las construcciones con + infinitivo. También se expresa valor concesivo con los grupos adverbiales cuyos núcleos son los adverbios además. pero no sabía leer. unas veces paralela y otras antitética. cuyo valor concesivo no resulta tan claro. 228 . Variedades oracionales de las concesivas El significado concesivo se puede manifestar también de otras maneras. la hija era peor si no obtuvo éxito de público. § 233. aun + gerundio. encima y aparte: además de que no estudias. En estos casos. § 235. y eso que tienen cien mil habitantes. § 234. de las ideas expresadas por la subordinada y la principal: si la madre era mala. a pesar de que me lo han pedido = no lo hago. en forma de duda. En esta última construcción se expresa. la fórmula admitida es potencial + pero + pretérito: sería listo (= aunque fuese muy listo). la misma escasa validez que significa el subjuntivo con aunque: será listo (= aunque sea listo).

También con para seguido de infinitivo: para tener tanto dinero. duermo mal. Con una secuencia encabezada por la preposición con + lo + adjetivo (o adverbio) y una OSR: con lo listo que es. § 236. incluso + gerundio: aun cenando poco. saca notas muy bajas. no vas a conseguir nada. Con los adverbios aun. Con formas verbales en subjuntivo y en coordinación disyuntiva: quieras o no (quieras). no logra aprobar. uno de los dos componentes del enunciado debe ir con negación: encima de que no comes. § 237. 229 . Variedades concesivas no oracionales Ciertos segmentos no oracionales expresan también significado concesivo: aun así. logró llegar a casa así y todo. engordas encima de que comes. precedidos de la preposición para: para lo mucho que estudia.En estos casos. § 239. no fue capaz de llamarnos. viaja poco. más y poco precedidos de la preposición por: por mucho que grites. hasta. § 238. no logra aprobar a pesar de / pese a todo. y logró llegar a casa. logró llegar a casa con todo y (con) eso. También se expresa el valor concesivo con un solo adjetivo separado por pausa y seguido de la conjunción y: herido. Con oraciones de relativo que complementan a los adverbios mucho y poco o a algún adjetivo. iré a tu casa. Con oraciones de relativo que complementan a los adverbios mucho. no engordas.

se manifiesta en enunciados oracionales exclamativos coloquiales con entonación suspendida: ¡es de inteligente este chico …! ¡está de pesado este niño …! 230 . En ocasiones. pero sin intensificador: OSA: explica de manera que todos lo entendemos OCN: explica de tal manera que todos lo entendemos. el determinativo tanto (y sus variantes): sabe tantas cosas que nos deja perplejos 3. que puede ser: 1. en los que aparece el intensificador o cuantificador. modo. hay enunciados oracionales exclamativos con entonación suspendida (en la escritura. Deben diferenciarse estas OCN de las OSA cuyo relativo lleva como antecedente las palabras manera. por lo que aparecen siempre dentro de oraciones complejas: trabaja tanto que va a caer enfermo. el determinativo demostrativo tal: lo hizo de tal manera que nos asustamos. Es una clase de oraciones simples: ¡es tan bueno este chico! ¡cuenta cada chiste! El valor intensificador de la preposición de. un adverbio. puntos suspensivos). como tanto o tan: es tan listo que todos lo admiran 2. los indefinidos cada y un (y sus variantes): tiene un genio que da miedo 4. pero sin la correspondiente OCN. OCN intensivas Las OCN intensivas son aquellas que indican la consecuencia o la deducción de algo.4. y van introducidas por el nexo que. incluso sin ir acompañado de un (y sus variantes). Su función es la de complemento o modificador del intensificador. Oraciones consecutivas (OCN) § 240. Expresión de la consecuencia. suerte. forma. apoyado en un intensificador.

Este intensificador también puede aparecer en enunciados exclamativos con entonación suspendida sin que haya ninguna oración consecutiva: ¡cayó una de agua …! § 241. En el habla coloquial. OCN sin intensificador Las OCN con que. En el coloquio. la OCN complementa a un nombre o sustantivo a través de un verbo copulativo. tanto que va a enfermar. las OCN son.A veces. por lo que su función es la de atributo. que deben entenderse como una unidad sintáctica de carácter elativo o intensificador. pero sin apoyo en intensificador alguno. Así ocurre en corre que se las pela o corre que se mata o hueles que te mueres. frases hechas. a veces. tanto que estoy mareado. el intensificador se desplaza del segmento principal al consecutivo: Juan trabaja todos los días. complementan directamente al verbo como autéticos CC: habla que da gusto canta que es un primor. sentido segmentar oraciones de este tipo. el cuantificador o intensificador puede ser la locución una de (de la que se ha eliminado el sustantivo cantidad): cayó una de agua que tuvimos que abandonar el estadio. sobre todo si en el primer segmento aparece también un cuantificador: he estudiado mucho. por lo que son analizadas como meros cuantificadores del verbo. y la oración es adjetiva (pero no de relativo): María está que trina la encontré que daba miedo. pues. Estas estructuras consecutivas están muy cerca de la aposición. Otras veces. 231 . No tiene.

ni a otra oración. de forma que. OCN no intensivas Hay oraciones en español que indican consecuencia o deducción. también llamados conectores. adjetivos o adverbios interrogativos con expresiones enfáticas como demonios. las conjunciones conque y luego. se debe hablar de un enunciado que constituye un conjunto oracional compuesto de dos oraciones coordinadas: 232 . ni de oración subordinada. causal y final: ¡qué le habrían dicho. dónde. y un segundo componente introducido por la conjunción que. son generalmente: 1. Por tanto. cómo) o por el intensivo si. que no quiere ni hablar! A este mismo tipo de enunciados exclamativos responden las estructuras con lo seguido de un adjetivo o adverbio más que: ¡lo fuerte que será. cuándo. narices. Los nexos. de manera que. que él solo tiró la puerta de un golpe! En el lenguaje coloquial. cuál. pero que no son subordinadas. pueden prescindir más fácilmente del nexo conector. pues bien. Son oraciones que junto a otras constituyen conjuntos oracionales por coordinación. y. es frecuente potenciar los pronombres. etc. De todas formas. cuando la pausa es de coma o de punto y coma. estas OCN pueden exigir una pausa mayor entre ellas y las oraciones anteriores (normalmente un punto y coma o un punto en la escritura). el cual constituye una oración con valor entre consecutivo. pues no complementan ni a un componente de una oración compleja. las locuciones de manera que. de modo que. en estos casos no cabe hablar de oración principal.: ¡qué demonios (narices) le habrán dicho. así que. de suerte que 2. además.Hay enunciados exclamativos formados por un primer componente encabezado por un pronombre o adverbio interrogativo (qué. Frente a otras oraciones coordinadas. que no quiere hablar! § 242. quién.

por lo tanto. Puede que en un enunciado con una oración de valor consecutivo no aparezca ningún nexo conjuntivo. ha llovido. 233 . de modo que habrá buena fruta. ya no puedo tocar más hoy hace bueno. En estos casos. esta noche hoy es sábado y. ha llovido esta noche = el suelo está mojado. así pues) o algunos adverbios (pues y así). en consecuencia. § 243. por consiguiente. por tanto. Puede decirse que las oraciones de estos enunciados son yuxtapuestas.acabo de vender el piano. pues tales locuciones adverbiales o adverbios son compatibles con nexos coordinantes y pueden cambiar de lugar en el contexto: el suelo está mojado. así que. OCN yuxtapuestas Hay enunciados que expresan una relación lógica de consecuencia o deducción. nos iremos al campo. la relación lógica de consecuencia o deducción se manifiesta en la escritura con el signo de dos puntos: hoy es sábado: iremos al campo el suelo está mojado: ha llovido esta noche has estudiado mucho: aprobarás sin duda. Este tipo de enunciados se configura con algunas locuciones adverbiales (por lo tanto. que son otro tipo de conectores. conque vamos a la playa esta primavera ha llovido mucho. ni ninguno de los adverbios o locuciones adverbiales antes mencionados. por tanto.

De éste resultan. ni adjetivas (dado que no se sustituyen por adjetivos. si se apoya en la locución igual de o en el segmento artículo seguido de mismo (y sus variantes): Juan sabe tanto como yo (sé) Juan es igual de tímido que yo (soy) Juan sabe lo mismo que yo (sé). ya que no existen adverbios comparativos). ni equivalen a ellos). Oraciones comparativas (OCM) § 244. ni se sustituyen por ellos. y es dentro de este cuantificador donde se encuentra la OCM. si se apoya en el adverbio tan(to). tres relaciones: la igualdad. por tanto. Expresión de la comparación. El nexo comparativo de superioridad e inferioridad es la conjunción que o la preposición de. La correlación de elementos que presentan las oraciones subordinante y subordinada es la siguiente: 68 Modificador. Son. las cuales se apoyan en los adverbios más y menos. pues. Naturaleza sintáctica de las OCM Las OCM no son sustantivas (dado que no se pueden sustituir por sustantivos o pronombres. § 245. oraciones subordinadas dentro de una oración compleja: ese jugador es tan bueno como yo suponía. Estas oraciones ejercen siempre la función de complemento o modificador de un adverbio o un determinativo cuantificador 68 como tanto (y sus variantes). Clases de OCM Las OCM ofrecen el parangón de dos conceptos más o menos complejos. respectivamente: Juan miente más que habla es más listo de lo que creía. Obsérvese que en estas oraciones el nexo comparativo como se apoya en el cuantificador tan. El nexo comparativo de igualdad es como. y que el verdadero cuantificador de bueno es tan(to) como yo suponía. 234 . ni equivalen a ellos). ni adverbiales (pues ni equivalen a adverbios. § 246. la superioridad y la inferioridad. y que.5.

como. tanto ... Las formas son enteramente semejantes a las de superioridad.. En el período comparativo suelen faltar los antecedentes: yo te daré cuantos libros necesites su conducta fue cual yo me suponía. así . cual: sus hechos fueron tales cuales / como yo me suponía (comparación de hechos) cual es María. así el hombre de genio domina los espíritus en su vuelo gigantesco tal iba el basurero con su hallazgo cual el niño con un juguete flamante. como. como. La comparación en la cualidad puede establecerse también con la correlación tal . Oraciones de superioridad: más . tan(to) .. que. que.... a la cualidad o a la cantidad. la comparación se establece con la correlación más .. En la oración de igualdad. cuanto. que.. Tan(to) . 235 . cual.. como. establecida por así . la comparación se establece con la correlación menos . que: esta tinta es más negra que la pez / que fluida tengo más libros que pelos en la cabeza / que necesito. que..Oraciones de igualdad: así ... como y tanto . § 247. tal . Oraciones de inferioridad: menos . Con los adjetivos comparativos morfológicos no hace falta el adverbio más.. ofrece un tipo de transición entre las oraciones modales y las comparativas: como el águila se cierne poderosa sobre las cumbres. así se tiene: esta tinta es mejor que aquella este muchacho es mayor que aquel. cuanto comparan en cuanto a la intensidad de las cualidades de un mismo sustantivo o de dos. En la oración de inferioridad... adjetivos comparativos .. tal . tal hija cría (comparación de cualidades)... tal .. la comparación puede referirse al modo...... La comparación de modo... En la oración de igualdad. cual... § 248. cual. o en cuanto a la determinación de cantidad de los sustantivos: esta tinta es tan negra como fluida / como la pez tengo tantos libros como pelos en tu cabeza / como en la Biblioteca los niños deben dormir tanto cuanto tengan gana..

el segundo término de comparación puede abarcar dos o más elementos correspondientes a funciones distintas. El segundo término de la comparación § 250 Naturaleza funcional. En ocasiones. pero no responde siempre a las mismas características. Este es uno de los frecuentísimos casos de comparativas elípticas. Cuando el elemento cuantificado es un adjetivo en una oración no atributiva. un atributo o cualquier complemento del verbo: Juan estuvo el otro día más simpático que Pedro Juan estuvo el otro día más simpático que hoy. Se trata de un segundo término de comparación compuesto: tengo más libros en casa que flores en el jardín suelo dar más libros a Juan que flores a María. el verbo de la OCM está implícito. § 249. El verbo de esta subordinada va en subjuntivo cuando indica un hecho dudoso o eventual. hay que entender que éste forma parte de una predi236 . El segundo término de la comparación introducido por las conjunciones que o como es siempre una oración. Un tipo especial de comparativas son las introducidas por como si. En estructuras comparativas. en las que los elementos sobrentendidos son los comunes con la oración principal: no nos saludamos como si no nos conociésemos = no nos saludamos como (no nos saludaríamos) si no nos conociésemos.Esta oración subordinada va con gran frecuencia elíptica. Por otro lado. Existen OCM con verbo expreso: compro menos que vendo escribo tanto como pinto. el segundo término de comparación puede ser un sujeto. § 251. Otras OCM eliden el verbo y sólo aparecen uno o varios elementos de la oración. Naturaleza oracional. aunque el sujeto o los componentes sean oraciones sustantivas: me gusta más comer en casa que comer en el campo (me gusta). la mayor parte de sus elementos siendo reproducción de los existentes en la oración principal. El verbo elidido es el mismo que el que aparece en el primer segmento de la oración: tengo más dinero que Juan (tiene) compré más cuadros a María que a su vecino (compré).

que en otra como: eso es más interesante de lo (interesante) que tú dices.cación con los verbos ser o estar ocultos y que. Esto ocurre cuando el segundo término de comparación es una OSR y en ella el artículo se refiere siempre al núcleo comparativo. los elementos que se comparan son el pronombre eso y la oración lo que tú dices. y en las que el valor semántico no es relevante: está más sorda que una tapia = muy sorda es más chulo que un ocho = muy chulo. adjetivo o adverbio que están cuantificados. es decir. y no se dice esta alumna es más lista que lo que parece tengo menos libros de los (libros) que yo creía. a veces. 237 . el segundo término de la comparación introducido por de está íntimamente relacionado con estructuras enfáticas: María es más alegre de lo (alegres) que son sus amigas = ¡lo alegres que son sus amigas! ese chico es más listo de lo (listo) que creemos que es = ¡lo listo que parece chico! Estas estructuras explican el valor ponderativo del segundo término de la comparación: ese chico es más listo de lo que parece = ¡lo listo que parece chico! § 253. y no se dice tengo más libros que los que yo creía. al sustantivo. En el primer caso. igualmente. Por ello. en el segundo. la preposición de como nexo comparativo en lugar de la conjunción que. 69 Superlativo absoluto. Se dice esta alumna es más lista de lo (lista) que parece. no se dice lo mismo en una oración compleja como: eso es más interesante que lo que tú dices. § 252. En estos casos. El segundo término de la comparación con de En los casos de la comparación de superioridad y de inferioridad se usa. son los elididos en el segundo término de comparación: tengo un coche (que es) más práctico que bonito (es). OCM intensificadoras En el español coloquial son frecuentes estructuras comparativas con carácter elativo 69 o intensificador. el núcleo comparativo es interesante.

el segundo término de la comparación no es oracional. lo que Leonardo Gómez Torrego llama el proverbo hacer.§ 254. Los adverbios más y menos en estructuras comparativas pueden aparecer a su vez cuantificados por adverbios o expresiones nominales cuantificadoras: Juan es mucho (un poco) más (menos) listo que tú ella es tres veces más educada que él. que exige la conjunción que. es obligado intercalar entre el nexo comparativo a y la preposición el verbo que aparece antes en el contexto o. Se dice prefiero jugar con tus primos a jugar con tus amigos = prefiero jugar con tus primos a hacerlo con tus amigos. que tampoco es comparativa: no tengo más de mil pesetas (puedo tener mil pesetas o menos de mil). El significado comparativo se expresa también con el verbo preferir y la construcción ser preferible. Obsérvese que no se dice lo mismo que con la secuencia no … más de. también puede ser cuantificadora de un adjetivo o de un adverbio en una estructura comparativa de igualdad: soy igual de simpático que tú escribe igual de bien que tú. Cuando el segundo término de la comparación es una construcción preposicional. También se cuantifican sustantivos y verbos con la locución igual de o el segmento artículo seguido de la palabra mismo: tengo igual de libros que tú me divierto lo mismo que tú. pues no permite presuponer ningún verbo elíptico. Sin embargo. pero no se dice prefiero jugar con tus primos a con tus amigos. 238 . en su sustitución. en estas oraciones. ni menos). Otras formas de comparación Una secuencia encabezada por la locución adverbial igual de. Pero en estos casos el segundo término de la comparación se introduce con la preposición a y no con la conjunción que: es preferible reír a llorar prefiero que rías a que llores. El constituyente discontinuo no … más con el significado de sólo no es comparativo: no tengo más que mil pesetas = sólo tengo mil pesetas (ni más.

BIBLIOGRAFÍA

La presente Bibliografía no contempla reproducir con fidelidad a los autores y los títulos mencionados en la mayoría de los casos en este curso universitario. Ni tampoco reflejar exhaustivamente lecturas adicionales de su autora. Sino más bien ofrecer una ayuda, por más incompleta que fuese, al hacerse desde estas tierras aún no muy ricas en libros concernientes al dominio de la Sintaxis, a quienes desean seguir estudiando algunos de los hechos planteados. Una Bibliografía completa pudiera muy bien abarcar casi todo lo escrito y digno de la atención de un especialista, en relación con los no muy fáciles hechos sintácticos y con la finísima zona fronteriza que los deslinda de la Morfología. Por tanto, esta Bibliografía es, a nuestro entender, un capítulo intrínseco de este curso universitario, que contempla guiar cuidadosamente a los alumnos por los meandros del estudio de la Sintaxis española en general. El único criterio de esta Bibliografía ha sido el alfabético 70 : ACADEMIA ESPAÑOLA, REAL. Diccionario de la Lengua Castellana. XXIIa. ed. Madrid. 2001. ACADEMIA ESPAÑOLA, REAL. Diccionario histórico de la Lengua española. Madrid. 1936. ACADEMIA ESPAÑOLA, REAL. Esbozo de una nueva Gramática de la lengua española. Madrid. 1973. ACADEMIA ESPAÑOLA, REAL. Gramática de la lengua española. Nueva edición, reformada, de 1931. Madrid. Ed. EspasaCalpe. 1962. ACADEMIA ROMÂNA. Gramatica limbii române, 2 tomos. Bucureşti. Ed. A.R. 1963.
70

Con Ed. Marcamos , la Editorial y con ed. la Edición. 239

ALARCOS LLORACH, EMILIO. Estudios de Gramática funcional del español. Madrid. 1973. ALARCOS LLORACH, E. Gramática de la lengua española. Colección “Nebrija y Bello”. Real Academia Española. Madrid. Ed. Espasa-Calpe. 1994. ALARCOS LLORACH, E. Fonología española. Madrid. 1951. (IIIa. ed. 1960) ALCOBA, SANTIAGO. Módulos de español para extranjeros. Nivel II. Barcelona. 1974. ALONSO, AMADO. Estudios lingüísticos. Temas españoles. Madrid. Ed. Gredos. 1974. ALONSO, MARTÍN. Ciencia del lenguaje y arte del estilo. VIa. ed., revisada y corregida. Madrid. Ed. Aguilar. 1964. ALONSO, M. Evolución sintáctica del español. Sintaxis histórica del español desde el iberorromano hasta nuestros días. Madrid. Ed. Aguilar. ALONSO, M. Gramática del español contemporáneo. Madrid. 1968. ÁLVAR, MANUEL. Lengua y sociedad. Barcelona. Ed. Planeta. 1976. ANGHELESCU TEMELIE, N. Dificultăţi ale analizei gramaticale. Bucureşti. Ed.Ştiinţifică şi Enciclopedică. 1976. ARROYO, CARLOS; FRANCISCO JOSÉ GARRIDO. Libro de estilo universitario. èd. Acento Editorial. 1997. BEINHAUER, WERNER. El español coloquial. Madrid. Ed. Gredos. 1973. BELLO, ANDRÉS y RUFINO CUERVO. Gramática de la lengua castellana. Edición completa, esmeradamente revisada; corregida y aumencionada con un Prólogo y frecuentes observaciones de NICETO ALCALÁ-ZAMORA Y TORRES. VIIIa. ed.; Comentada y anotada por AMADO ALONSO. Buenos Aires. Ed. Sopena Argentina. Agosto de 1970. BÜHLER, KARL. Sprachtheorie (Teoría del lenguaje). BULGĂR, GHEORGE. Limba română. Fonetică. Lexic. Morfologie. Sintaxă. Stilistică. Bucureşti. Ed. Vox. 1995.
240

COROMINAS, JOAN. Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana. IIIa ed., muy revisada y mejorada. Madrid. Ed. Gredos. 1998. COŞERIU, EUGENIO. Principios de semántica estructural. IIa ed. Madrid. Ed. Gredos. 1991. COTEANU, ION. Gramatică. Stilistică. Compoziţie. Bucureşti. Ed. Ştiinţifică. 1990. CRIADO DE VAL, MANUEL. Estructura general del coloquio. S.G.E.L. Madrid. 1980. CRIADO DE VAL, M. Fisonomía del español y de las lenguas modernas. Madrid. 1962. DINCESCU, ŞTEFAN. Sintaxa propoziţiei. Gramatica limbii române. Bacău. Ed. Plumb. 1996. D’INTRONO, FRANCESCO. Sintaxis transformacional del español. Madrid. Ed. Cátedra. 1979. DUMITRESCU, DOMNIŢA. Gramatica limbii spaniole prin exerciţii structurale. Bucureşti. Ed.Ştiinţifică şi Encicloperdică. 1976. DUMITRESCU, DOMNIŢA; CRISTINA HĂULICĂ; SARMIZA LEAHU; DOINA MARIA PĂCURARIU; MARIA PAPADODOL; FLORENŢA SĂDEANU. Studii de sintaxă a limbii spaniole. Bucureşti. Universitatea din Bucureşti. Facultatea de Limbi Străine. 1979. ESCUDERO, GREGORIO y COPCEAG, DUMITRU. Gramatica limbii spaniole. Bucureşti. Ed.Ştiinţifică. 1965. GARCÉS GÓMEZ, MARÍA PILAR. La oración compleja en español, estructuras y nexos. Madrid. Verbum. 1994. GARCÍA DE DIEGO, VICENTE. Gramática histórica española. Madrid. 1951. GARCÍA DE DIEGO, V. Manual de dialectología española. Bogotá. 1957. GARCÍA YEBRA, VALENTÍN. Claudicación en el uso de las preposiciones. Madrid. Ed. Gredos. 1988. GELABERT, MARÍA JOSEFA; MANUEL HERRERA; EMMA MARTINELL; FRANCISCO MARTINELL. Niveles umbral, intermedio y avanzado. Repertorio de funciones comunicativas en español. Ia. ed. Madrid. SGEL. 1988.
241

GILI Y GAYA, SAMUEL. Curso superior de Sintaxis española. IXa. ed. Barcelona. Ed. Bibliograf. 1964. GILI Y GAYA, S. Elementos de fonética general. Va. ed. ampliada. Madrid. Ed. Gredos. GILI Y GAYA, S. Resumen práctico de Gramática española. VIIIa. ed. Barcelona. Ed. Bibliograf . 1969. GONZALEZ, JOSE LUI.S. Refranero temático. Madrid. Edimat. 1998. GÓMEZ TORREGO, LEONARDO. Gramática Didáctica del Español. Madrid. Ed. SM. 2000. GRAUR, ALEXANDRU. Puţină gramatică. Bucureşti. Ed. A.R. 1987. HADLICH, ROGER L. Gramática transformativa del español. Madrid. Ed. Gredos. 1982. HALLEBEEK, JOS. Morfología y Sintaxis del español: introducción al análisis oracional. Madrid. Ed. Playor. 1994. HANSSEN, FRIEDERICH. Gramática histórica de la Lengua Castellana. Buenos Aires. 1945. HERNÁNDEZ ALONSO, CÉSAR. Gramática funcional del español. IIIa ed., corregida y aumentada. Madrid. Ed. Gredos. 1996. IORDAN, IORGU. Istoria limbii spaniole. Bucureşti. Ed.Didactică şi Pedagogică. 1963. IORDAN, IORGU; DUHĂNEANU, CONSTANTIN. Curs de gramatică a limbii spaniole. Bucureşti. E.D.P. 1963. KOVACCI, OFELIA. El período condicional como forma de relieve. En: Scripta Philologica, In onorem Juan M. Lope Blanch. Universidad Nacional Autónoma de México. 1992. KOVACCI, OFELIA. Modificadores de modalidad. Separata de “Romaniaca 5/1972. Estudios dedicados a D. Găzdaru, I. Jorge Díaz Vélez y César Fernández, ed. Instituto de Filología Románica, La Plata. 1974. LANG, MERVIN F. Formación de palabras en español. Morfología derivativa productiva en el léxico moderno. IIa ed. Madrid. Ed. Ctedra. 1997. LAPESA, RAFAEL. Historia de la lengua española. IXa. ed., CORREGIFA Y AUMENTADA. Madrid. Ed. Gredos. 1997. LÁZARO, FERNANDO. Lengua española (C.O.U.). Madrid. s.a.
242

Manual de entonación española. 1966. MOZAS. RICARDO. ed. Ed. Estudios de sintaxis funcional. Madrid. New York. Del pensamiento a la palabra. Madrid. Ed. JOSÉ A. Madrid. 3). Orígenes del español. NAVARRO TOMÁS.LORENZO CRIADO. Manual de Gramática histórica española. Probleme de sintaxă a propoziţiei.. EMILIO. MARIA. 1958. Manual de pronunciación española. ANDRÉ. 1977.. (Acta Salmanticensia. Teoría y práctica. IIa. Diccionario de uso del español. 1929. 1994. La Habana. NEBRIJA. Madrid. Espasa-Calpe. Salamanca. AUREL. Madrid. 1988. 1950. 1989. 1956. Estudio sobre el sistema atributivo del español. 1978. Ed.I. 1996. T. Madrid. Actividades de autoapreciación y autoevaluación. Campos lingüísticos. ed. JOSÉ MARÍA ALEGRE. MOLINER. NAVAS RUIZ. Pueblo y Educación. Ia. El español de hoy. Teoría y práctica de la composición y del estilo. Ed. estructuras gramaticales. Gramática de la lengua castellana.D. NAVARRO TOMÁS. SER y ESTAR. Tipologie şi istorie. NAVAS RUIZ. T.F.A. Ed. Usos de ser y estar. RAMÓN. NICOLESCU. IIIa. ed. 1970 MOLINO REDONDO. E. 243 . ed. Bucureşti. 1921. Elemente de sintaxă comparată spaniolă. Madrid. Almar. IVa. MARIA.Gredos. Ejercicios de Sintaxis. 1944. Curso de redacción. 1926. RICARDO.. Ed. R. MENÉNDEZ PIDAL. ANTONIO DE.A. Iussu Senatus Universitatis edita. Xa. ANTONIO BENITO. edición. del Centro de Estudios “Román Areces”. Gredos. Español avanzado. Salamanca. Madrid. Ed. Madrid. Gredos. Sociedad General Española de Librería. Serie de Filosofía y Letras. MARTINET. tomo XVII. IIa. GONZALO. MENÉNDEZ PIDAL. 1993. 1980. Ed. R. lengua en ebullición. núm. Universitatea din Bucureşti. Colección de la Universidad de Salamanca. Bucureşti. MANOLIU-MANEA. ed. 1970. MARTÍN VIVALDI.

1991. ROCA PONS. Gramática esencial del español. 244 . SECO. 1989. Ed. Madrid. 1990. Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española. SÁNCHEZ. MARIUS. 1993. Ed. s. Aguilar. SGEL. reimpresión. SECO. ed. ed. Visor Libros. Madrid. MANUEL . SGEL. VIGARA TAUSTE. SCIPIONE. Los determinantes. Aspectos del español hablado: aportación al estudio del español coloquial. IXa. La Habana.Ş. 1995. Ed. Gramática práctica del español para extranjeros. IIa. Estudios sobre perífrasis verbales del español. Dificultăţi ale limbii spaniole.MATILLA. IIa. 1997. revisada y aumencionada. Madrid. Madrid. SECO. ANA MARÍA.A.Ş. 1958. Madrid. 1989. Ed.ONIEVA MORALES. Pequeño Diccionario de Construcciones Preposicionales. SALA.. ILEANA. Madrid. SLAGER. SGEL. Bucureşti. E. RAMÓN. 1970. ed. Madrid. ERNESTO MARTÍN. E. ed. SARMIENTO. JUAN LUIS. Manual de Gramática española. RAFAEL.E. JOSÉ. Enciclopedia limbilor romanice. Espasa-Calpe. AQUILINO. MANUEL. 1979. EMILE. Madrid. Introducción al estudio de la lengua.E. Va.a. Bucureşti. I. Curso superior de redacción. Verbum.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful