Está en la página 1de 2

Derecho al medio ambiente

El derecho a un medio ambiente adecuado incluye el derecho a disfrutar de un entorno ambiental seguro para el
desarrollo de la persona y tiene, como contrapartida, el deber de conservarlo y la obligación por parte de los poderes
públicos de velar por una utilización racional de los recursos naturales.

El derecho a un ambiente adecuado se deriva de otros como el derecho a una alimentación adecuada, el derecho a la
salud e, incluso, el derecho a la vida.

Esta tierra es nuestra

Toda persona tiene derecho a vivir en un medio ambiente adecuado para su salud y su bienestar

Que es el Derecho del medio ambiente

Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado. Un medio ambiente adecuado se considera una condición
previa para la realización de otros derechos humanos, incluidos los derechos a la vida, la alimentación, la salud y un nivel
de vida adecuado. Existe una referencia parcial a esto en el derecho a la salud establecido en el Pacto Internacional de
Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), que señala que los Estados deben cumplir con el derecho a la salud
mediante, entre otras medidas, la mejora de todos los aspectos de la higiene ambiental. También se ha reconocido en
una amplia gama de instrumentos regionales de derechos humanos, tales como el Protocolo de San Salvador(link is
external), así como a través del establecimiento de un mandato de los procedimientos especiales de la ONU sobre los
derechos humanos y el medio ambiente(link is external) en 2012.

Toda persona debería ser capaz de vivir en un ambiente propicio para su salud y bienestar. Los Estados deben tomar
medidas concretas y progresivas, individualmente y en cooperación con otros, para desarrollar, implementar y
mantener marcos adecuados para habilitar todos los componentes necesarios para un ambiente saludable y sostenible,
que abarque todas las partes del mundo natural. Esto incluye la regulación de las empresas y otros actores privados en
sus operaciones nacionales y extraterritoriales.

De acuerdo con principios bien establecidos de derecho internacional, incluidas las disposiciones del PIDESC, la
cooperación internacional para el desarrollo y para la realización de los derechos humanos es una obligación de todos
los Estados. Tal colaboración y apoyo, especialmente por parte de los Estados capaces de ayudar a los demás, es
particularmente importante para abordar los impactos transnacionales sobre las condiciones ambientales tales como el
cambio climático.

Derecho ambiental

Los Derechos ambientales o de la naturaleza son un sistema de normas jurídicas que regulan las relaciones de las
personas en relación de la naturaleza , con el propósito de preservar y proteger el medio ambiente en su afán de dejarlo
libre de contaminación, o mejorarlo en caso de estar afectado. Sus objetivos son la lucha contra la contaminación, la
preservación de la biodiversidad, y la protección de los recursos naturales, para que exista un entorno humano
saludable.

Es una rama del Derecho muy reciente, pero de gran desarrollo y futuro, surgiendo a mediados del siglo XX por la
concienciación de la sociedad a consecuencia de algunos desastres ecológicos como la contaminación de la bahía de
Minamata, el gran smog londinense, los escapes de Seveso o Bophal, y el accidente de Chernóbil, entre otros. Su origen,
como tal especialización del Derecho, surge en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano, celebrada en
Estocolmo en 1972.

Entre sus características está su carácter multidisciplinar, ya que requiere la pericia y el asesoramiento de profesionales
ajenos al Derecho (médicos, biólogos, ambientólogos, físicos, químicos, ingenieros, etc.) y estar en continuo cambio y
actualización, en la misma medida que se producen avances científicos y técnicos.1