Está en la página 1de 3

Discurso del Gobernador del Estado de

Jalisco, Aristóteles Sandoval, durante la


XX Entrega de la presea al Mérito
Académico Enrique Díaz de León.
Pronunciado por:
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador del Estado de Jalisco
Fecha:
Viernes, Diciembre 1, 2017
Primeramente permítanme decirles que estoy muy emocionado, que el regresar a mi comunidad
con este merecido reconocimiento me obliga a ser más sensible a la realidad por la que
travesamos a diario, en nuestra responsabilidad social a través del impulso de la educación y por
supuesto, reconocer a quienes han sido galardonados, quienes en su extraordinaria labor día con
día, que en esta presea que lleva el nombre de Enrique Díaz de León, el primer rector que sienta
las bases de la Universidad, pues nos reconocemos los éxitos del estado porque impulsan la
transformación de una sociedad jalisciense con liderazgo, sin temor al fracaso, queriendo saber
más, sobre todo ponerlo al servicio de su comunidad que son las bases que sienta, nuestra
benemérita Universidad de Guadalajara.

Felicidades a todas las maestras y a todos los maestros, de las diferentes regiones de nuestra
casa de estudios.

Señor Rector, gracias por esta solidaridad, visión y sobre todo el trabajo en equipo que hemos
logrado, en la ruta de desarrollo, innovación, sentando la educación en la herramienta más
poderosa en la transformación de una sociedad que es la educación.

Gracias a todas las autoridades, Alfredo, a todos quienes nos acompañan, por supuesto quiero
reconocer en la representación 10 palabras que nos acaba de decir la maestra Elia Maru Espinoza,
en la que nos vemos, nos reconocemos a diario esforzándonos en la preparación ahora más
ustedes que un servidor, estoy seguro que muy pronto si mueven las puertas regresare a las aulas
de clase terminando ya el periodo.

Por supuesto a los estudiantes a los que nos debemos y de quien también mucho aprendemos,
gracias a Chuy Medina, por la representación y dejé al último Enrique Velázquez, quien reconozco
su liderazgo al frente de esta tarea, esta labor del servicio, donde él me ha comentado que ha sido
la mejor experiencia que ha tenido en su carrera política y definitivamente se valora a diario en la
conjunción el poder concretar una agenda que sigue impulsando el crecimiento del conocimiento
de nuestras y nuestros profesores de la Universidad de Guadalajara, felicidades Enrique por ese
gran trabajo y sobre todo por el apoyo y este reconocimiento que le hace efectivamente a un amigo
y hoy también en una trayectoria que dentro de una Universidad, dentro de la Universidad de
Guadalajara, desde el proceso estudiantil hasta el proceso académico hemos sido solidarios,
nunca nos hemos apartado de nuestras raíces y de nuestro origen que nos da nuestro propio
destino y nuestra propia ruta.

Cuentan los que estuvieron ahí hace casi 26 años cuando depositaban los restos de José
Guadalupe Zuno, que había una intervención no improvisada cuando se encontraban en la
rotonda, de los jaliscienses y jaliscienses ilustres, el orador que se levanta cuando improvisa se
refiere atinadamente a lo que aquí señalo el señor rector, a que José Guadalupe Zuno Hernández,
fue un destacado pintor, que esa vena artística logro a llevar lo que es hoy los cimientos de este
estado, la promoción en la refundación en momentos difíciles pos revolucionarios, pero que guio el
destino siendo un visionario que soñaba y hacia realidad sus sueños, que imaginaba y convertía
en realidad lo que el arte lo hacía , lo que en la pos como pos como hoy reconocemos un gran
jalisciense.

Por ello, es una gran distinción y un orgullo recibir la presea que lleva su nombre y que además el
Sindicato de trabajadores académicos de universidad me conceden merecidamente, el trabajo de
este hombre repito sentó la base del Jalisco de hoy y será siempre una inspiración y un ejemplo a
seguir, quiero de nueva cuenta felicitar a todos los galardonados en esta presea al mérito
académico Enrique Díaz de León, reconocimiento por su labor, por su trabajo y empeño dedicado
a la formación de nuestros jóvenes.

La ruta que trazaron estos dos personajes que hoy dan nombre a estos reconocimientos,
desemboca en hacer de la escuela y de las instituciones los pilares del desarrollo social, humano y
tecnológico, nada más vigente a nuestros tiempos, esta visión la concretaron al interior de la
Universidad de Guadalajara, porque como maestros también se permitieron a prender de sus
alumnos y lo digo por experiencia, ese es un ejercicio que revitaliza el conocimiento y además
luego se manifiesta en la vida pública de nuestra sociedad, porque nuestro capital humano se
prepara para cambiar su vida, la de su familia, la de su entorno y la de su sociedad, su patria en
donde se desarrollan.

En esa tarea son los académicos el hilo conductor para ir de la de la teoría a la práctica y el
espíritu humanista que guía la labor de nuestra universidad, lo que permite ir más allá de la
enseñanza, para hacer una extensión con una propuesta de lo que se concreta en la
estimulaciones las artes de la cultura y el conocimiento y ejemplo de ello son ustedes, porque
maestro no es el que enseña, el que enseña es el profesor, maestro no es el que sabe todo, el que
sabe todo es el erudito, maestros es el que con el digno ejemplo a diario enseña y trasmite el
ejemplo de cómo formar ciudadanía, el ejemplo de cómo saber más, el ejemplo de cómo conducir,
si ser solidario, subsidiario, con una sociedad que hoy embarga grandes retos.

Hoy vivir en este colectivo virtual donde decía hace décadas un autor norte americano (inaudible)
señalaba que el conocimiento venía a acabar con la sabiduría y que hoy la información, estaba
acabando con el conocimiento y bueno que hay más información, pero somos nosotros los
responsables de conducir todas esas cifras, números, para que puedan concentrarse en la realidad
de la solidaridad humana, en la formación mental y espiritual del hombre, de la mujer, que no nos
quedemos en el colectivo alejados en un like, en un mal comentario o en una fotografía, si no que
vayamos a la realidad social a transformarla y con el ejercicio cotidiano, que aprendemos en el
aula de clases, demos muestra en la enseñanza y la filosofía de la que nunca nos debemos de
desprender de nuestra Universidad de Guadalajara.

Es donde nació también mi gusto por las artes, por el teatro, por el cine, por la oratoria, por eso dije
que bueno que no me dedique a ser actor porque hubiera fracasado y hoy en la política quiero
seguir los pasos que me guía la sensibilidad social, no sé si alcanzaremos todas las metas, pero
también en la autocrítica sé que hay cosas donde debemos redoblar esfuerzos, como es el tema
de seguridad, combate a la corrupción que es el gran compromiso de mi generación y que es alto
el reto pero que siempre cuando volteo a ver el origen de dónde vengo y los comentarios, la
interacción y la enseñanza, de maestras y maestros que algunos están aquí, como también lo
fueron Enrique, es cuando nos fortalece y revitaliza, para actuar con trasparencia con honestidad y
sobre todo tratar de ser los más eficaces ante una revolución tecnológica, ante una revolución de
información que le ha hecho falta una revolución de educación en valores y en la consolidación de
la persona.

Pero es aquí una de las grandes excepciones en donde a diario estamos renovando y
aconteciendo con nuestra enseñanza lo que queremos que sean nuestros alumnos, por eso
invaluablemente seguiré apoyando a mi universidad, no es con presupuesto, porque además ya
estamos en vísperas de presupuesto y seguro estén que también seremos y actuaremos en
consecuencia con lo que nos corresponde; es conocer la dinámica en la que compartes y como
compartes la vida en el aula de clases, en la prepa, en el centro universitario o en aquellas áreas
que nos correspondían, donde era un igualador a un ecualizador social la universidad pública,
donde podrías tener compañeros que tuvieran todos los recursos y otros que carecían de todos los
recursos y donde la solidaridad humana empujaba o jalaba al que se iba quedando atrás o así era
el que iba adelante, la solidaridad se manifestaba en una misma distancia de manera horizontal.

Eso es lo que queremos hoy, acabar con las desigualdades y las brechas entre los de arriba y los
de abajo, eso es lo que queremos hoy, tener una sociedad y un gobierno horizontal donde todos
tomemos decisiones o sumamos los retos y juntos encontremos las soluciones.

Eso es la grandeza de nuestra universidad, eso es la grandeza de la formación y el conocimiento


que viene de la dedicación y el esfuerzo de ustedes, nuestras maestras y nuestros maestros, en
orgullosa Universidad de Guadalajara.

Muchas felicidades y reitero todo el compromiso y el apoyo para seguir revolucionando nuestra
sociedad a través de la educación.