Está en la página 1de 9

“CRUZ ROJA”

AUTOR(ES):

 Alvarado Montoya Soledad Yomira

CURSO:

Primeros auxilios

DOCENTE:

Carlos Sandoval

TRUJILLO-PERU– 2018
CRUZ ROJA
El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja,
comúnmente conocido como la Cruz Roja(Internacional) o la Media Luna
Roja (Internacional), es un movimiento humanitario mundial de características
particulares y únicas en su género, por su relación particular con base en
convenios internacionales con los estados y organismos internacionales por un
fin verdaderamente humanitario. Está integrada por:

 Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

 Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna


Roja (FICR).

 188 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.


Los componentes del Movimiento, aunque conservan su independencia en los
límites del Estatuto del Movimiento, actúan siempre de conformidad con sus
Principios Fundamentales y colaboran entre sí en el desempeño de sus tareas
respectivas y para realizar su misión común.
Los componentes del Movimiento se reúnen con los Estados Partes en
los Convenios de Ginebra del 27 de julio de 1929 o del 12 de agosto de 1949 en
la Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (en
adelante: la Conferencia Internacional).
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) siempre ha tenido un reconocido
papel en el desarrollo y la promoción del Derecho Internacional
Humanitario (DIH). Consciente de los retos que conlleva su pleno respeto,
el CICR creó en 1996 un Servicio de Asesoramiento en Derecho Internacional
Humanitario a fin de fortalecer su capacidad de prestar servicios a los Estados
en esa materia abarcando medidas concretas y necesarias para la
implementación de los Convenios de Ginebra y sus Protocolos adicionales, los
diversos tratados sobre armas, el Estatuto de Roma de la Corte Penal
Internacional y otros tratados pertinentes.
La Cruz Roja también es el emblema inicial del Movimiento. La cruz roja, junto
con la media luna roja y el cristal rojo sobre fondo blanco, son emblemas
humanitarios reconocidos oficialmente por casi la totalidad de países del mundo
y su uso está enmarcado en el Derecho Internacional Humanitario, por lo que
deben ser respetados en toda circunstancia, para que se puedan desarrollar
las labores humanitarias en los desastres y conflictos armados.

2
FUNDACION
Henry Dunant (1828-1910), mientras estaba dedicado a sus negocios en Argelia,
viajó al norte de Italia muy cerca de Solferino (Italia), el mismo día en que allí se
enfrentaban los ejércitos austriaco, francés y piamontés. Al anochecer, sobre el
escenario de la batalla de Solferino, el 24 de junio de 1859, yacían 40 000
hombres prácticamente abandonados a su suerte.
Dunant vio cómo morían los heridos sin asistencia y, ayudado por gente de los
pueblos cercanos, se dedicó a socorrerlos: convenció a la población local para
que atendiese a los heridos, sin fijarse en qué bando del conflicto estaban,
usando el lema Tutti fratelli (Todos hermanos) acuñado por las mujeres de la
cercana ciudad de Castiglione dello Stiviere (Provincia de Mantua).
Había quedado impresionado. Filántropo, formado y emprendedor, el recuerdo
le llevó a concebir formas de paliar situaciones parecidas, y tres años después
publicó sus reflexiones. En un libro llamado Un recuerdo de Solferino, Dunant
plantea la idea germinal de lo que serán las futuras sociedades de la Cruz Roja.
Escribió, textualmente "cuya finalidad será cuidar de los heridos en tiempo de
guerra por medio de voluntarios entusiastas y dedicados, perfectamente
calificados para su trabajo"
Placa conmemorativa de la Cruz Roja
Desde un primer momento, Dunant concibió las sociedades como entes
neutrales, dispuestos a prestar ayuda humanitaria a quien la necesitara,
independientemente de su raza, nacionalidad o creencias. Su idea la recogieron
cuatro miembros de la Sociedad Ginebrina de Utilidad Pública que, junto con él,
impulsaron el proyecto hasta la constitución formal en 1863 del Comité
Internacional de la Cruz Roja.
Un año después, el Comité Internacional de la Cruz Roja logró, con el apoyo del
Gobierno Suizo, convocar a una conferencia diplomática en la que doce estados
firmaron el Primer Convenio de Ginebra. En él se acordó:
Proteger a los militares heridos en campaña.
El carácter neutral y protección del personal sanitario y de los hospitales
militares.
La adopción del emblema de la Cruz Roja sobre fondo blanco como símbolo
protector.
El establecimiento de un comité permanente que se denominó "Comité
Internacional de la Cruz Roja".
La promoción internacional de sociedades de socorro.
En su homenaje cada año, el 8 de mayo, fecha de nacimiento de Henry Dunant,
se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja.
El 13 de junio de 2012 la Cruz Roja fue galardonada con el premio Príncipe de
Asturias de Cooperación Internacional.3

3
HISTORIAS DE LOS EMBLEMAS
1859: Antes del siglo XIX, los símbolos utilizados para identificar a los servicios
médicos de las fuerzas armadas variaban en función del país de origen. Los
símbolos no eran ampliamente conocidos, raras veces se respetaban y no tenían
derecho a ninguna forma de protección jurídica.
En la segunda mitad del siglo XIX, la rápida evolución de la tecnología de las
armas de fuego ocasionó un dramático incremento del número de muertos y de
heridos en tiempo de guerra.
El 24 de junio de 1859, la guerra de la unificación de Italia se hallaba en su punto
álgido. Henry Dunant, un ciudadano suizo, realizaba un viaje privado que lo llevó
a la ciudad de Solferino. Allí, fue testigo del sufrimiento de más de 45 000
soldados muertos o heridos, abandonados en el campo de batalla.
De regreso en Ginebra, Henry Dunant comenzó a escribir un libro, en el que
propuso mejorar significativamente la asistencia que se presta a las víctimas de
guerra.
1862: En 1862, se publicó el libro " Recuerdo de Solferino " . El libro contenía
dos propuestas:
establecer, en tiempo de paz y en todos los países, grupos de voluntarios que
prestasen ayuda a las víctimas en los campos de batalla;
lograr que los países aceptasen proteger a los voluntarios socorristas y a los
heridos en el campo de batalla.
La primera propuesta fue el origen de las Sociedades Nacionales, que existen
actualmente en 186 países, y la segunda dio lugar a los Convenios de Ginebra,
hoy firmados por 194 Estados.
1863: El 17 de febrero de 1863, un comité formado por cinco miembros, el futuro
Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), se reunió para estudiar las
propuestas de Dunant.
Uno de sus objetivos principales era adoptar un único signo distintivo, que
contara con respaldo jurídico, para indicar la obligación de respetar a los
servicios médicos de las fuerzas armadas, a los voluntarios socorristas de las
sociedades que prestaban servicios de primeros auxilios y a las víctimas de los
conflictos armados.
El símbolo debía ser sencillo, identificable a distancia, conocido por todos e
idéntico para amigos y adversarios. El emblema debía ser el mismo para todos
y reconocible a nivel universal.
El 26 de octubre de 1863, se convocó la primera Conferencia Internacional, que
contó con la presencia de los delegados de catorce gobiernos.
1864: En agosto de 1864, la Conferencia Diplomática, convocada con el fin de
transformar las resoluciones adoptadas en 1863 en normas convencionales,
adoptó el primer Convenio de Ginebra.

4
Así nació el derecho internacional humanitario moderno.
En el primer Convenio de Ginebra, se eligió la cruz roja sobre fondo blanco como
emblema distintivo único.
Puesto que el símbolo debía reflejar la neutralidad de los servicios médicos de
las fuerzas armadas y la protección que se les confería, el emblema adoptado
se creó invirtiendo los colores de la bandera suiza.
El símbolo elegido ofrecía las ventajas de ser un signo fácil de confeccionar y
reconocible a distancia por sus colores contrastados.
1876-1878: Durante la guerra entre Rusia y Turquía, el Imperio Otomano declaró
que utilizaría el símbolo de la media luna roja sobre fondo blanco, en lugar de la
cruz roja. Si bien respetaban el símbolo de la cruz roja, las autoridades otomanas
consideraban que la naturaleza misma de la cruz roja hería las susceptibilidades
de los soldados musulmanes.
Se aceptó el signo de la media luna roja a título provisional, mientras durase la
guerra.
1929: Tras la Primera Guerra Mundial, se convocó la Conferencia Diplomática
de 1929, con la finalidad de revisar los Convenios de Ginebra. Las delegaciones
de Turquía, Persia y Egipto solicitaron el reconocimiento de la media luna roja y
del león y sol rojos.
Los tres emblemas distintivos gozan de igual estatuto en el marco de los
Convenios de Ginebra.
1949: La Conferencia Diplomática convocada en 1949 para revisar los
Convenios de Ginebra tras la Segunda Guerra Mundial analizó tres propuestas
orientadas a solucionar la cuestión de los emblemas:
una propuesta holandesa, encaminada a adoptar un nuevo símbolo único;
la recomendación de volver al signo único de la cruz roja.
Estas tres propuestas fueron rechazadas.
La Conferencia expresó su oposición a la proliferación de emblemas protectores.
La cruz roja, la media luna roja y el león y sol rojos siguieron siendo los únicos
emblemas reconocidos.
1980: La República Islámica de Irán anunció que renunciaba a su derecho de
usar el león y sol rojos y que emplearía en el futuro la media luna roja como signo
distintivo. Sin embargo, se reservó el derecho de volver a usar el del león y sol
rojos si se reconocían nuevos emblemas.
1992: Tras la decisión de 1949, continuó el debate acerca de los emblemas.
Varios países y sus sociedades de socorros seguían interesados en utilizar los
emblemas nacionales, o la cruz y la media luna juntas. En la década de 1990,
también se plantearon preocupaciones acerca de la neutralidad de la cruz roja o
de la media luna roja, en el contexto de ciertos conflictos complejos

5
1999 :La Conferencia Internacional de
la Cruz Roja y de la Media Luna Roja
celebrada en 1999 hizo suya la
propuesta de organizar un grupo de
trabajo mixto sobre los emblemas,
integrado por Estados y Sociedades
Nacionales.
2000: El grupo de trabajo reconoció el
profundo apego que la mayoría de los
Estados y de las Sociedades
Nacionales tenía a los emblemas de la
cruz roja y de la media luna roja. Por consiguiente, la única posibilidad de lograr
una solución ampliamente aceptada era reconocer un emblema protector
adicional, exento de toda connotación nacional, política o religiosa.

2005: En diciembre de 2005, durante la Conferencia Diplomática celebrada en


Ginebra, los Estados adoptaron el Protocolo III adicional a los Convenios de
Ginebra, por el que se creó un emblema adicional a la cruz roja y la media luna
roja. El nuevo emblema, conocido como el cristal rojo, resuelve varias cuestiones
que preocuparon al Movimiento durante años, entre otras:
la posibilidad de que los países que no desean adoptar ni la cruz roja ni la media
luna roja puedan, sin embargo, integrarse en el Movimiento como miembros
plenos mediante el uso del cristal rojo;la posibilidad de utilizar la cruz roja y la
media luna roja juntas.

2006: En junio de 2006, se celebró en Ginebra una Conferencia Internacional de


la Cruz Roja y de la Media Luna Roja con el objeto de modificar los Estatutos del
Movimiento para reflejar la creación del nuevo emblema.

Desde su creación hasta el año 2006 el Comité Internacional de la Cruz Roja


(CICR) le negó el reconocimiento al Magen David Adom por rehusarse a
reemplazar la estrella de David roja por la cruz roja. Las razones corresponden
a la conferencia de la Convención de Ginebra de 1929 que identificó solo tres
símbolos (cruz roja, media luna roja, y león y sol rojo) y prohibió el uso de otros
en el futuro (la estrella roja de David fue remitida al CICR en 1931).

2007: El 14 de enero de 2007, entró en vigor el Protocolo adicional III a los


Convenios de Ginebra de 1949 (seis meses después de su ratificación por los
dos primeros países). Esto completa el proceso de establecimiento de un
emblema adicional para uso de los Gobiernos y el Movimiento Internacional de
la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

6
PRINCIPIO FUNDAMENTALES
El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja realiza su
labor bajo siete principios fundamentales que rigen las actuaciones de esta
organización, creando un vínculo de unión entre las Sociedades Nacionales de
la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el CICR y la FICR.

Los Principios Fundamentales garantizan la continuidad del Movimiento de la


Cruz Roja y de la Media Luna Roja y su labor humanitaria.

Humanidad: El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna


Roja, al que ha dado nacimiento la preocupación de prestar auxilio, sin
discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla, se esfuerza, bajo
su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los
hombres en todas las circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así
como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la comprensión mutua,
la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.
Imparcialidad: No hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión,
condición social ni credo político. Se dedica únicamente a socorrer a los
individuos en proporción con los sufrimientos, remediando sus necesidades y
dando prioridad a las más urgentes.
Neutralidad: Con el fin de conservar la confianza de todos, se abstiene de tomar
parte en las hostilidades y, en todo tiempo, en las controversias de orden político,
racial, religioso e ideológico.
Independencia: El Movimiento es independiente. Auxiliares de los poderes
públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las leyes que rigen los
países respectivos, las Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar
una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo con los principios del
Movimiento.
Voluntariado: Es un movimiento de socorro voluntario y de carácter
desinteresado.
Unidad: En cada país solo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja o de la
Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción
humanitaria a la totalidad del territorio.
Universalidad: El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna
Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tienen los mismos derechos y el deber
de ayudarse mutuamente, es universal.
Cada Sociedad Nacional de la Cruz Roja, como auxiliar del estado en el ámbito
humanitario tiene funciones acordes a las necesidades del país o
responsabilidades que otorgan los estados y estas pueden ser:

Promoción de los principios fundamentales y valores humanitarios


 Campañas de prevención de enfermedades.
 Mensajes familiares y mensajes de buena salud.
 Campañas para promover el respeto a la diversidad y la dignidad humana,
reducir la intolerancia, la discriminación y la exclusión social.
 Apoyo a las áreas de juventud.

7
Intervención en casos de desastre
 Búsqueda y rescate.
 Atención prehospitalaria.
 Abastecimiento de agua.
 Alojamiento temporal de personas
necesitadas.
Preparación para desastres
 Campañas de recolección de ropa,
juguetes y alimentos.
 Solicitud de medicamentos.
 Capacitación a la comunidad en
gestión de riesgos.
 Primeros auxilios.
 Donaciones voluntarias.
Mejora de los servicios de salud en la comunidad
 Donación de sangre.
 Servicio de ambulancias.
 Hospitales e instituciones de formación.
 Servicios médico, Psicológico, odontológico y sexual.
 Apoyo social y acompañamiento al adulto mayor, niños y en general a
personas vulnerables.
Las personas que integran la Cruz Roja no reciben dinero como sueldo, pues
son voluntarios (excepto técnicos, por ejemplo, un socorrista que trabaja todo el
día en la playa). Trabajan para evitar el sufrimiento humano, y por el bienestar
de todos.

CRUZ ROJA PERUANA


La Cruz Roja Peruana o Sociedad Peruana de la Cruz Roja, es una Sociedad
Nacional de la Cruz Roja parte del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y
de la Media Luna Roja. Es considerada de servicio civil voluntario, auxiliar de los
poderes públicos en el ámbito humanitario, actuando dentro de los Principios
Fundamentales del Movimiento que son: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad,
Independencia, Voluntariado, Unidad y Universalidad. Fue fundada el 17 de abril
de 1879, a inicios de la "Guerra del pacífico".

8
FUNDACION

Fue fundada el 17 de abril de


1879, cuando el Perú se hallaba
ya envuelto en la Guerra del
Pacífico.
El 5 de abril de 1879 se reúnen
los miembros de la Facultad de
Medicina "San Fernando" de la
Universidad Nacional Mayor de
San Marcos y en sesión
extraordinaria acuerdan por
unanimidad, donar sus haberes
de catedráticos, durante todo el
tiempo que durara el conflicto.
Además, ofrecieron sus
servicios profesionales al Supremo Gobierno de entonces y se designó una
comisión para que elaborara un proyecto de organización de ambulancias que
deberían actuar en el campo de batalla.
La comisión presentó su informe para luego el decano de la facultad elevara el
proyecto al supremo Gobierno: se hablaba ya de las Conferencias de Ginebra y
la Cruz Roja. El proyecto recalco la ventaja que tenía el hecho de independizar
las organizaciones civiles de las militares que debían juntar sus esfuerzos, pues
su finalidad es la misma: auxilio y asistencia del soldado enfermo y herido en los
ejércitos de campaña.
El 17 de abril de 1879 el Supremo Gobierno aprueba el proyecto y se nombra a
la junta Central integrada como Presidente de la Cruz Roja al monseñor José
Antonio Roca y Boloña; como Vice-presidente al doctor Manuel Odriozola
Romero; y como secretario al doctor José Casimiro Ulloa, entre otros
funcionarios, firma el presidente de la República Gral. Mariano Ignacio Prado y
el ministro de Instrucción, Culto y Beneficencia Dr. Mariano Felipe Paz Soldán.
A partir del 7 de mayo el gobierno dicta la disposición sobre la denominación de
la Junta central, que seria "Junta Central de Ambulancias Civiles de la Cruz Roja
en el Perú". Se creó hasta cuatro "Ambulancias Civiles de la Cruz Roja en el
Perú", la primera, que zarpó del puerto del Callao el 3 de mayo de 1879, estuvo
conformada, por Carlos Sotomayor (posteriormente nombrado secretario de la
Sociedad), por un jefe, un secretario, un ayudante, un capellán, cuatro
estudiantes de medicina y 26 hombres, además del material sanitario de
emergencia adecuado para el duro trabajo que les esperaba en la línea de fuego
de la campaña del sur.
El 30 de abril de 1880 el Consejo Federal Suizo decreta que, previo al cambio
de ratificaciones, el Perú queda incorporado en el Convenio e ingresa al
Movimiento de la Cruz Roja. En el circular número 45 del Comité Internacional
de fecha 8 de mayo de 1880, se certifica que la Cruz Roja Peruana, es la primera
en surgir en América y en ese documento se da fecha de su nacimiento: 17 de
abril de 1879.