Está en la página 1de 8

Preparación de bases lubricantes

Las bases lubricantes son aquellas que se producen a través de destilaciones al vacío,
de crudos seleccionados: parafínicos o nafténicos. Para las bases lubricantes parafínicas, el
tratamiento que se lleva a cabo, incluye extracción con fenol y desparafinado con solventes e
hidrotratamiento. En el caso de las bases lubricantes nafténicas se incluye hidrotratamiento.
La producción de bases lubricantes en una refinería mixta se realiza en un tren de unidades
de proceso, el cual es diferente al tren de combustibles. Entre un 3% y 10%, es la capacidad
de procesamiento del tren de lubricantes, de la capacidad total del crudo alimentado a la
refinería.

En comparación con el procesamiento de combustibles, la variedad de productos obtenidos en


el procesamiento de lubricantes es mucho mayor. Obtenidos los diferentes grados de bases
lubricantes, estos son mezclados para producir los grados comerciales y aditivados para
producir así, los lubricantes terminados. Frente al valor agregado de los combustibles, el valor
agregado de los lubricantes es mucho mayor. Las bases lubricantes permiten el fabricado de
aceites lubricantes de optimas características.

Son tres las etapas en el proceso de preparación de bases lubricantes : desasfaltado,


eliminación de aromáticos y desparafinado.

Desasfaltado
El principal objetivo del desasfaltado es la producción de asfalto y mejorar la calidad del
residuo largo, para su posterior conversión o utilización como lubricante. La extracción con
solventes (C3-C5) se lleva a cabo a una temperatura entre 100°C y 170°C. Los asfaltenos
precipitan y salen por el fondo de la columna de extracción, mientras tanto el aceite
desasfaltado (DAO) sale por el tope. El tipo de contacto son tanques agitados continuos en
serie.

Condiciones operatorias del desasfaltado:


 Temperatura entre 100 y 170 °C. Esto depende del solvente.
 Solvente/Carga: 5/1 a 2/1 en peso.
 Presión: entre 300 y 600 psig. Esto depende del solvente.
 Solvente: C3 – C4 – C5.
En cuanto a la selección del tipo de solvente se toma en cuenta la calidad del DAO
(propiedades físicas) y el manejo de los asfáltenos. El alto requerimiento de energía es uno de
los grande problemas del desasfaltado, a causa de ello, surgieron nuevos procesos como el
llamado ROSE (Residuum Oil Supercritical Extraction), donde se utiliza el extractante en forma
de fluido supercrítico. Otro de los procesos es el llamado UOP/FW USA donde se reduce el
tamaño de equipos empleados en extracción.

Puntos críticos de operación:


1. Punto de ablandamiento de los asfáltenos.
2. Calidad del DAO.
3. Recuperación de solvente.
4. Rendimientos.

Principales tipos de contactores:


 Platos.
 Rellenos.
 RDC.

Eliminación de aromáticos
También conocido con el nombre de extracción con solventes, es el proceso por el cual se
busca eliminar la mayoría de los compuestos aromáticos y constituyentes indeseables del
aceite mediante la extracción líquida. Los solventes usados contienen: fenol, furfural y dióxido
de azufre. Las bases lubricantes obtenidas son los refinados y un extracto rico en contenido
de aromáticos.

Principales características:
 Poder solubilizante.
 Selectividad.
 Temperatura.
 Solventes.
Desparafinado
Los refinados son desparafinados con el objetivo de mejorar su fluidez a bajas temperaturas,
adecuar su índice de viscosidad y mejorar su resistencia a la oxidación. La planta de
desparafinado involucra dos tipos de operación: 1) refrigeración por compresión y expansión
de amoníaco y 2) el manejo de disolvente en atmósfera inerte de N2 o C02. El proceso de
desparafinado genera dos productos: un subproducto casi completamente parafínico de tipo
cera y un aceite desparafinado, el cual contiene parafinas, naftenos y algunos aromáticos,
siendo este aceite desparafinado materia prima para muchos de los lubricantes.

4.3.4. DESASFALTADO CON PROPANO Las corrientes de destilado más livianas para producir cortes
base de aceites lubricantes pueden enviarse directamente a unidades de extracción con solventes,
pero el fondo de vacío requiere desasfaltado para removerle los asfaltenos y las resinas antes de
enviarlo a extracción con solventes. En algunos casos, las corrientes destiladas de alto punto de 9
ebullición también pueden contener suficiente cantidad de asfaltenos y resinas que justifiquen
este proceso. El propano es el solvente empleado por excelencia para el desasfaltado, pero puede
también usarse con etano o butano para ajustar las propiedades del solvente. El propano tiene
propiedades como solvente inusuales. En el rango de 40 a 60 ºC, disuelve muy bien las parafinas,
pero esta solubilidad disminuye con el aumento de la temperatura hasta la temperatura crítica del
propano (96.7 ºC), donde todos los hidrocarburos se vuelven insolubles. En el rango de 40 a 96.7
ºC, los asfaltenos de alto peso molecular y las resinas son ampliamente insolubles en propano. La
alimentación se pone en contacto con entre 4 y 8 volúmenes de propano líquido a la temperatura
de operación deseada. La fase de extracto contiene entre 15 y 20% en peso de aceite siendo el
resto solvente. Cuanto más pesada sea la alimentación, mayor será la relación propano/aceite
requerida. La fase de refinado contiene entre 30 y 50% en volumen de propano y no es una
verdadera solución sino una emulsión de material asfáltico precipitado en propano. Como en la
mayoría de los otros procesos de refinería, la sección de extracción básica del proceso es
relativamente simple, consistiendo en una torre cilíndrica con bafles de hierro arreglados en filas
horizontales escalonadas o bafles perforados utilizando flujo contracorriente de aceite y solvente.
Algunas unidades utilizan contactores de discos rotativos para este propósito. El propano se
inyecta en el fondo de la torre de extracción, y el fondo de la torre de vacío entra cerca del tope de
la torre de extracción. A medida que el propano sube por la torre, disuelve el aceite del residuo y
lo lleva hacia arriba. Entre el punto de alimentación del residuo y la cima de la torre, existen
serpentines de calentamiento que aumentan la temperatura de la fase extracto propano-aceite
por lo tanto se reduce la solubilidad del aceite en propano. Esto causa que algo del aceite salga de
la fase extracto creando una corriente de reflujo. El reflujo escurre hacia abajo de la torre e
incrementa el grado de separación entre la porción de aceite del residuo y la porción de asfaltenos
y resinas. La fase de asfaltenos y resinas deja el fondo de la torre y constituye la fase de refinado,
la mezcla propano-aceite que sale por cabeza es el extracto. 10 El sistema de recuperación de
solvente de este proceso, al igual que todos los procesos de extracción de solventes, es mucho
más complicado y costoso de operar que la sección de tratamiento. Se utilizan técnicas de
evaporación “flash” en dos etapas o supercríticas para recuperar el propano de las fases de
refinado y extracto. En los sistemas “flash”, la primera etapa se opera a elevadas presiones,
suficiente para condensar los vapores de propano con agua de enfriamiento como medio de
intercambio calórico. En la torre de alta presión de refinado, la espuma y el arrastre de asfalto
puede ser un problema serio. Para minimizar esto, la torre “flash” opera a cerca de 290 ºC para
mantener la viscosidad del asfalto en un nivel razonablemente bajo. La segunda etapa despoja el
propano remanente en el refinado y en el extracto a presión cercana a la atmosférica. Este
propano se comprime y condensa antes de ser retornado al acumulador de propano. La torre de
desasfaltado de propano opera a una presión suficientemente alta como para mantener el
solvente en fase líquida. Eso es usualmente alrededor de 500 psig. El asfalto recuperado del
refinado puede ser mezclado con otros asfaltos para hacer combustibles pesados o utilizado como
alimentación de la unidad de “coking”. El aceite pesado recuperado del residuo de vacío se llama
“bright stock”. Es un producto de alta viscosidad, que posteriormente procesado, se utiliza para la
formulación de aceites lubricantes pesados para camiones, automóviles, y aviones.

4.3.7. DESPARAFINADO Todos los cortes para aceites lubricantes, excepto aquellos provenientes
de crudos altamente nafténicos, deben ser desparafinados o en caso contrario no fluirán
adecuadamente a temperatura ambiente. El desparafinado es uno de los procesos más
importantes y difíciles en la manufactura de aceites lubricantes. Existen dos tipos de procesos en
uso actualmente. Uno utiliza la refrigeración para cristalizar las parafinas y solventes para diluir la
porción de aceite suficientemente para permitirle una rápida filtración para separar la parafina del
aceite. El otro proceso utiliza hidrocraqueo selectivo para romper las moléculas de parafinas en
hidrocarburos más livianos. La parafina es el producto que mayores problemas provoca en la
manufactura de aceites lubricantes. Su presencia en los lubricantes hace que el mismo no fluya
libremente a bajas temperaturas, sin embargo, una vez separado, es un producto valioso de la
refinería.
13 4.3.8. DESPARAFINADO CON SOLVENTES El desparafinado con solventes es el
aprovechamiento más común para separar la parafina y su ventaja radica en que cargas livianas y
pesadas pueden ser cargadas alternativamente en la unidad de desparafinado con solvente.
Usualmente, la metiletil cetona (MEK), y solventes aromáticos, tales como el tolueno, son los más
utilizados. La MEK hace que la parafina en el aceite solidifiquen, mientras que el tolueno se usa
para disolver el aceite, este es el principio de los procesos de fabricación y separación de parafina
por inyección de solvente y enfriamiento. La mezcla de solvente, a una temperatura
cuidadosamente controlada, se agrega en cantidades medidas a las cargas livianas y pesadas que
contienen parafinas de forma tal que el enfriamiento produce la adecuada cristalización de la
parafina. El aceite, la parafina, y la mezcla de solvente se enfrían más allá de la temperatura a la
cual se produce el punto de derrame del aceite desparafinado. Esta operación es completada en
intercambiadores de calor de pared doble. Se utiliza amoníaco o propano como refrigerante, el
filtrado frío se bombea a través del intercambiador para maximizar el intercambio de calor. La
mezcla enfriada es luego filtrada en filtros rotativos de vacío, en donde se mantienen
uniformemente una tasa constante de alimentación fría. Dentro del filtro, un tambor gira dentro
de la mezcla de aceite, parafina y solvente. La parafina de la mezcla forma una costra en el
exterior del tambor y se lava continuamente con solvente enfriado para desplazar el aceite en la
torta de parafina. Antes que la torta de parafina se separe, ésta se seca y se desprende con una
corriente de gas frío. La solución de parafina, y la solución de aceite son destiladas para separar el
solvente (para ser reutilizado) y proveer así parafina libre de solvente y aceite. Así, los dos
productos son parafina libre de aceite y un aceite libre de parafina. El aceite libre de parafina debe
pasar luego por una etapa de finalización para mejorarle su color y la estabilidad del color. La
parafina libre de solvente se utiliza como carga del “cracking” 14 catalítico o bien pasa a una etapa
de desaceitado antes de venderse como parafina industrial. El aceite lubricante fabricado después
de separar la parafina del destilado parafínico es el “neutral stock”, el cual tiene una viscosidad
algo menor que un SAE 10. El aceite lubricante fabricado después de separar la parafina del
“cylinder stock” es el “bright stock”, el cual tiene una viscosidad un poco mayor que un SAE 70. Los
solventes son utilizados para precipitar hidrocarburos con un alto punto de fusión, para reducir la
viscosidad de la fracción lubricante a la temperatura de cristalización y facilitar así la operación de
filtración de la parafina. Un solvente desparafinado ideal debería caracterizarse por tener las
siguientes características: - Buena solubilidad de las fracciones lubricantes de alto peso molecular.
- Mínima diferencia entre la temperatura de filtración y el punto de escurrimiento del aceite
desparafinado.
http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0122-53831996000100006

https://www.google.com/patents/WO2009050582A2?cl=es
Desasfaltización con Propano o Butano

El residuo al vacio obtenido por destilación al vacio, contiene los asfaltenos dispersos en un aceite
muy pesado, que a la baja presión (alto vacio) y alta temperatura de la columna de vacio, no
hierve (se destila). Una forma de separar el aceite de los asfaltenos es disolver (extraer) este aceite
en gas licuado de petróleo. El proceso se denomina desasfaltizacion y el aceite muy pesado
obtenido, aceite desasfaltizado. Se utiliza como solvente propano o butano liquido, a presión alta y
temperaturas relativamente moderadas (70 a 120°C). El gas licuado extrae el aceite y queda un
residuo semisólido llamado bitumen.