Está en la página 1de 5

Daniela Romero

Antecedentes

Para establecer los antecedentes del proyecto de investigación se ha decidido


dividir esta parte del trabajo en tres. La primera es establecer qué obras distópicas que le
sirvieron a Atwood de precedentes. Después, se estudiará la temática que ha sido
constante en su obra literaria, la que desarrolló y consolidó luego hasta llegar a The
Handmaid´s Tale (1985). La última categoría será sobre el dispositivo de sexualidad,
utilizando como antecedente la tesis de Mabel Campagnoli sobre Articulaciones
filosóficas entre biopolítica y género. A propósito de Beatriz Preciado (2000-2010)
(2015).

La novela distópica que se convierte en el precedente más relevante para The


Handmaid´s Tale es 1984 (1949) de George Orwell. En The Handmaid´s Tale as a Re-
Visioning of 1984 (1999) Jocelyn Harris realiza una comparación entre las dos novelas,
contrastando sus elementos distópicos. Un mecanismo que no solo potencia la convicción
de que se está ante una novela distópica; sino que sirve para encontrar el arquetipo de
novela de distopía que subyace en el fondo.

De hecho, una de las razones que motivaron a Atwood a escribir esta obra, es la
falta de obras distópicas vistas desde una perspectiva femenina. Atwood escribió en un
artículo que:

The majority of dystopias – Orwell's included – have been written by men and the
point of view has been male. When women have appeared in them, they have been
either sexless automatons or rebels who've defied the sex rules of the regime. I
wanted to try a dystopia from the female point of view – the world according
to Julia, as it were.1

Como dice Adrienne Rich, The Handmaid´s Tale es una revisión de la novela de
Orwell. Atwood, de cierta manera, se acerca a la obra con una nueva perspectiva, le
agrega el elemento misógino del totalitarismo, aspecto que, como Harris señala, Atwood

1
La mayoría de las distopías - incluida la de Orwell - han sido escritas por hombres y el punto de vista ha
sido masculino. Cuando las mujeres han aparecido en ellas, han sido robots sin sexo o rebeldes que
desafiaron las reglas sexuales del régimen. Quería probar una distopía desde el punto de vista femenino,
el mundo según Julia, por así decirlo. Traducción hecha por el investigador.

1
le criticó a Orwell. Además, Harris identifica a 1984 como el gran metatexto de la novela;
tomando en cuenta que un metatexto es un texto que habla sobre otro.

Habiendo finalizado con las obras distópicas que sirvieron de precedentes a The
Handmaid´s Tale se proseguirá a estudiar la temática de la autora. Adela Livia Catană en
su trabajo “I had certainly found muy tradition: Margaret Atwood and the construction
of Canadian identity” (s.f.) es la fuente fundamental, para establecer la temática que se
observa en la obra de Atwood.

Catană considera que “Atwood used her voice not only to construct a Canadian
literary identity but also sound a warning signal regarding important contemporary
problems such as human rights and environmental degradation, failed scientific
experiments, pandemics, totalitarism, fanaticism and war”2 (Catană, s.f., pág. 1). El
hecho de que Atwood use sus textos como mecanismos para advertir acerca de problemas
sociales que están sucediendo o que sucederán, está en sintonía con la noción de que el
género distópico es el ideal para hacer denuncia social y una crítica a las políticas
vigentes; elementos que se evidencian en The Handmaid´s Tale.

Sin embargo, antes de The Handmaid´s Tale, la temática a la que más volvía ella
era a la construcción de una identidad literaria canadiense, esto se debe a que, según
palabras de la autora, “When I did discover Canadian writing it was a tremendously
exciting thing because it meant that people in the country were writing and not only that,
they were publishing books”3 (Gibson, 1973, pág, 11-12). Canadá no tenía una literatura
propia hasta ese momento, como lo describe Catană “Canadians were still in a deep-
frozen colonialism”4 (Catană, s.f., pág. 1). A pesar de esta falta de una literatura
canadiense propia, lo que sí se ha visto como una temática recurrente son las víctimas y
la capacidad que tienen de sobrevivir situaciones críticas; algo que está acorde con lo que
Atwood considera el complejo de víctima que hay en Canadá. Este complejo está

2
Atwood usó su voz no solo para construir una identidad literaria canadiense, sino también como una
señal de advertencia sobre importantes problemas contemporáneos como los derechos humanos y la
degradación ambiental, experimentos científicos fallidos, pandemias, totalitarismo, fanatismo y guerra.
Traducción hecha por el investigador.
3
Cuando descubrí la escritura canadiense, fue algo tremendamente emocionante porque significaba que
la gente en el país estaba escribiendo y no solo eso, estaban publicando libros. Traducción hecha por el
investigador.
4
Los canadienses todavía estaban congelados en un colonialismo muy profundo. Traducción hecha por el
investigador.

2
motivado por dos razones, la primera en la naturaleza hostil en la que tienen que vivir sus
habitantes, que además es muy extensa para pocos habitantes, y, la segunda, se debe a
Estados Unidos, que es un vecino conflictivo.

Las tres novelas anteriores a The Handmaid´s Tale -The Edible Woman (1969),
Surfacing (1972) y Lady Oracle (1976)- comparten una misma temática, al menos una
muy similar, donde sus personajes están en una búsqueda de su identidad o, como muchos
críticos han definido, en la búsqueda para ser mejores personas, incluso en los contextos
no distópicos, pero sí conflictivos. Además del problema de la identidad, que no solo se
reduce a la canadiense, también se enfoca en la personal; la mujer es una de sus temáticas
más importantes: es el personaje central de sus obras.

En The Edible Woman (1969) habla sobre la situación de marginalización social a


la que está sometida la mujer; quizás la novela más políticamente feminista hasta la
creación de The Handmaid´s Tale. Por el contrario, sus otros dos textos narrativos,
Surfacing (1972) y Lady Oracle (1976), aunque no son políticos, sí son feministas, la
mujer en viaje para encontrar su identidad es la imagen central de la novela.

En cambio, la poesía de Atwood, especialmente la que aparece en Selected Poems


(1976) gira en torno a la problemática que ve con el espacio, tanto el exterior como el
psicológico. Su poesía es la herramienta con la que ella más pudo hablar sobre Canadá,
la naturaleza del país; que es el elemento que realmente los caracteriza y que afecta en la
mentalidad de sus habitantes.

Finalmente, Campagnoli en su tesis analiza la sexualidad como un mecanismo


biopolítico; además, lo hace estudiándolo desde los textos de Foucault. Para la autora “La
sexualidad entendida como dispositivo no es un atributo personal sino un gran montaje
de prácticas sociales que se aplican a los cuerpos, tanto desde una perspectiva individual
como desde una global, para producirlos en su significación humana”. (Campagnoli,
2015, pág. 93). La sexualidad funciona como una herramienta del Estado para imponer
prácticas o costumbres sociales a los cuerpos de sus ciudadanos, que no se limita a cada
individuo en particular.

En la tesis, la autora señala que la sexualidad se puede usar según dos modalidades,
una disciplinaria y la otra biopolítica. Donde el objetivo de ambas es controlar el sexo de
cada sujeto. Además, señala que la familia es la institución que permite una unión entre
el ámbito global y el individual.

3
Según palabras de la tesista, la función de la modalidad disciplinaria es controlar y
prevenir ciertas actitudes de los individuos con un ordenamiento social. Esto, por
supuesto, deriva en una constante vigilancia de sus acciones.

Por el contrario, la modalidad biopolítica se encarga del individuo como especie,


Campagnoli especifica que es un sentido macro. Ya no es el individuo, sino la comunidad
lo que es importante. Señala que, para lograr eso, el Estado debe contabilizar a los
ciudadanos y adjuntarlos a un grupo con funciones específicas, los dividen según las
ocupaciones o situaciones que se consideren más relevantes para la sociedad. La
herramienta con la que se puede llegar a estas estadísticas es con el censo; ella señala que
“el nacimiento de la demografía expresa la estrategia de la regulación de las poblaciones”.
(Campagnoli, 2015, pág. 95).

Hay que tomar en cuenta que el núcleo central del dispositivo de sexualidad es el
sexo. Por lo tanto, el control de las dimensiones del biopoder permite controlarlo en todos
sus aspectos, que, como Campagnoli evidencia de manera acertada, relega el sexo solo a
su función de reproducción, en un plano que, lógicamente, debe ser heterosexual y
matrimonial; la otra forma es a través de lo que los cuerpos consumen.

4
Bibliografía

Referencias electrónicas

Atwood, M. (2013). My hero: George Orwell. The guardian. Recuperado de


https://www.theguardian.com/books/2013/jan/18/my-hero-george-orwell-atwood

Campagnoli, M. (2015). Articulaciones filosóficas entre biopolítica y género. A propósito


de Beatriz Preciado (2000-2010) (tesis de doctorado). Universidad de Pablo de Olavide,
Sevilla, España.

French, M. (1980). Spouses And Lovers. The New York Times on the web. Recuperado
de https://archive.nytimes.com/www.nytimes.com/books/00/09/03/specials/atwood-
life.html.

Harris, J. (1999). The Handmaid´s Tale as a Re-Visioning of 1984. Contemporary


Literary Criticism, vol. 168.

Howells, C. (2006). The Cambridge companion to Margaret Atwood. Cambridge


University Press: United Kingdom.