Está en la página 1de 6

CONTADURÍA PÚBLICA

TRABAJO PRÁCTICO

ESTUDIANTE: CAUNALLA POMA YOLA XIMENA

MATERIA: CONTABILIDAD BANCARIA

SEMESTRE: QUINTO

TURNO: NOCHE
LOS IMPUESTOS QUE INTERVIENEN EN CUENTA CORRIENTE
La cuenta corriente (cta. cte.) es un contrato bancario donde el titular efectúa
ingresos de fondos. Con una cuenta corriente se puede disponer de los depósitos
ingresados de forma inmediata a través de talonarios, cajeros automáticos o la
ventanilla de la caja o banco. Una cuenta que no genera intereses a favor del titular.
De la cuenta corriente solo se puede retirar el dinero en cheque, en avances y en
compras.
La cuenta corriente para otra serie de operaciones con los bancos:

 Al concederse un crédito queda reflejado en la cuenta corriente.


 Se pueden domiciliar pagos a través de ella.
 Se pueden realizar descuentos de efectos.
 Cobrar intereses.
 Pagar intereses.
 Cobrar impuestos.
 Pagar impuestos.
Es una cuenta que se usa principalmente para ingresos del titular. Los medios de
pago que se pueden utilizar asociados a las cuentas corrientes pueden ser:

 Talonario de cheques.
 Tarjeta de crédito.
 Tarjeta de débito.
 Monedero electrónico.
 Pago mediante móvil.
Al abrir una cuenta corriente se deben consignar los siguientes datos:

 Documento de identificación.
 En el caso de ser una empresa: escritura de constitución.
 Fotografía reciente (dependiendo del banco)
 Informes bancarios actualizados de la persona que pretende abrirla –
Información de Crédito

 Registro en el banco de la firma que será utilizada para girar cheques


 Suscripción con el interesado de un documento que contenga las condiciones
generales relativas a la cuenta corriente que se abre
 Verificar la capacidad de contratación y quienes pueden obligarse por la
empresa.
 Verificar el origen de los ingresos.
Cada institución determina el monto mínimo de apertura.
En general las cuentas corrientes tienen un interés muy bajo o nulo.
El saldo de la cuenta puede ser comprobado por el titular en cualquier momento. El
banco tiene la obligación de enviar al cliente, al menos semestralmente, el extracto
de su cuenta.
La cuenta corriente es un contrato entre un banco y un cliente que establece que
la entidad cumplirá las órdenes de pago de la persona de acuerdo a la cantidad
de dinero que haya depositado o al crédito que haya acordado. Dicha cuenta
puede ser abierta y administrada por una persona o por un grupo de personas; en
este último caso, según las condiciones, todos los individuos pueden estar
habilitados para operar.
El propietario de una cuenta corriente puede disponer del dinero a través de
un cajero automático, la ventanilla de caja o algún tipo de talonario (como
un cheque). Es posible realizar descuentos de efectos, vincular pagos a la cuenta
y cobrar o pagar intereses o impuestos, por ejemplo.
Los cheques y las tarjetas son los medios de pago que más usualmente se asocian
a una cuenta corriente. Existen dos tipos de tarjeta: la tarjeta de crédito (cuyo
resumen debe ser abonado al finalizar un período: es decir, cuando el cliente paga
un producto o servicio con esta tarjeta, adquiere una deuda y no entrega el dinero
de manera inmediata) y la tarjeta de débito (el dinero se resta automáticamente de
los fondos del cliente).
Cuando el cliente incurre en una deuda mayor a la acordada con el banco (lo que
se conoce como “girar al descubierto”) y demora en pagarla, debe
abonar intereses o punitorios.
Ventajas y desventajas
Así como otros tipos de cuenta, la corriente ofrece tentadoras ventajas al mismo
tiempo que innegables desventajas a sus clientes, por lo cual resulta indispensable
analizar todas sus caras antes de tomar una decisión. A continuación se presenta
una lista de los beneficios e inconvenientes que suelen generar las cuentas
corrientes, comenzando por los puntos positivos:
+ brinda a los clientes acceso a todos los servicios que otorga el banco, tal y como
hipotecas, préstamos, subvenciones y promociones. La cuenta corriente es un
fuerte lazo con la entidad bancaria, una relación en el plano profesional y comercial;
+ hace las veces de depósito y, al mismo tiempo, permite realizar pagos por medio
de cheques o tarjetas de crédito y débito;
+ Gracias a la posibilidad de usar cheques bancarios, la cuenta corriente da la
posibilidad de realizar transferencias de saldo a terceros, una de las principales
características que la diferencian de la cuenta de ahorro. Más aún, si no se poseen
los fondos necesarios para la operación, algunas entidades permiten financiar los
montos emitidos a través de los cheques, lo cual se traduce en la comodidad de
pagar por el consumo de bienes y servicios sin necesidad de contar con el dinero
de forma inmediata;
+ puede ofrecer servicios tales como cheques de cajero y de viaje sin coste
adicional;
+ Por lo general, da a sus usuarios la posibilidad efectuar traspasos y
transferencias, y de domiciliar la nómina (que se ingrese automáticamente
el sueldo), así como los pagos de impuestos y servicios;
+ está ligada a una serie de productos adicionales, tales como planes de pensiones,
fondos de inversión y seguros;
+ permite realizar operaciones en línea, lo cual facilita considerablemente su
accesibilidad y agiliza los procesos;
– por lo general, cuando el saldo no alcanza el mínimo exigido por el banco,
aumentan las tasas de mantenimiento;
– el banco suele cobrar comisiones por cada operación (el ejemplo más común son
las transferencias de dinero al extranjero);
– en algunos casos, alcanzar o superar una cantidad determinada de saldo acarrea
el pago de ciertos intereses.

LOS IMPUESTOS QUE INTERVIENEN EN CAJA DE AHORRO


El ITF en Bolivia
El ITF, es un impuesto que se aplica a las transacciones financieras, pagan las
personas naturales y empresas que son titulares de cuentas bancarias en forma
individual o conjunta con ciertas excepciones.
El impuesto se aplica en dos sentidos DEPOSITO/ABONO - RETIRO/DEBITO.
Cuando y en qué casos se paga?
Cuentas corrientes
Cuentas corrientes de personas naturales y empresas:
Las cuentas en dólares, bolivianos y en Unidades de Fomento a la Vivienda UFV
Cuentas en Cajas de Ahorro
Personas:
No pagan, las cuentas en dólares con saldos menores a $us. 1.000.00 (un mil), las
cuentas en bolivianos y en UFV.
Pagan las cuentas con saldos mayores a $us 1.000.00 (un mil)
Empresas:
Pagan el ITF en todos los casos, que son saldos menores o mayores a $us. 1.000.00
(un mil), las cuentas en bolivianos y en UFV.
Pagos de servicios Luz, agua, teléfonos, otros
Personas:
Quienes cancelan el impuesto ITF, son las empresas que cobran el servicio.
No pagan, cuando es en efectivo, con debito a Caja de ahorro con saldo menores a
$us. 1.000.00, en bolivianos o UFV.
Pagan, las personas que tienen caja de ahorro con saldo superior a $us 1.000.00,
con debito a las cuentas corrientes en dólares o bolivianos.
Empresas
No pagan, cuando es con efectivo.
Pagan, las personas que tienen caja de ahorro con saldos menores o superior a $us
1.000.00, con debito a las cuentas corrientes en dólares o bolivianos.
Pagos de préstamos
Las personas y empresas cancelan el ITF en todas las operaciones que realicen,
con excepción para las personas naturales cuando cancelan en moneda nacional
desde cajas de ahorro en bolivianos o UFV y en caja de ahorro con saldos menores
a $us 1.000.00.
Depósitos a Plazo Fijo
Las personas y empresas no cancelan el ITF cuando apertura un DPF en efectivo y
el pago de intereses efectivos y las personas también están libres cuando es con
debito a la caja de ahorro con saldo menor a $us. 1.000.00.
Las empresas cancelan el impuesto en todas las restantes operaciones.
Giros y Transferencias
Las personas y empresas cancelan el ITF en todos los giros o transferencias de
dineros en todas sus formas que realicen, con excepción solo para personas
naturales cuando cancelan en moneda nacional desde cajas de ahorro en bolivianos
o UFV y en caja de ahorro con saldos menores a $us 1.000.00.
Los giros o transferencias que se reciban del exterior no pagan el ITF
No pagan el Impuesto ITF, abono, débitos y cualquier movimiento:
Cuentas del Gobierno, Misiones diplomáticas.
Cuentas de ahorro de personas naturales en bolivianos, UFV y las cajas de ahorro
en dólares de personas naturales con saldos menores a $us 1.000.00 (si el débito
o crédito se efectúa antes de que el saldo supere los $us. 1.000.00)
Abonos y retiros de Depósitos a Plazo Fijo
Cuentas de la Seguridad Social y AFPs. (Corto y largo plazo)
Cuentas de entidades financieras, cajeros automáticos y operadores de tarjetas de
crédito
Cuentas de las sociedades de Fondos de Inversión "SAFI"
Los débitos y créditos en las cuentas de patrimonios autónomos (requieren
Declaración Jurada)
Los débitos y créditos en operaciones de reporto (cuentas de Agentes de Bolsa)
requieren declaración jurada
Los abonos por remesas provenientes del exterior, tampoco la entrega en efectivo
de las remesas al beneficiario.
No es aplicable el impuesto a los créditos y débitos en las cuentas corrientes en
moneda nacional que utilicen los Despachantes de Aduanas y las Agencias
Despachantes para el pago de tributos aduaneros por cuenta de sus comitentes,
consignatarios o dueños de la mercadería. Estas cuentas deberán ser declaradas
por sus titulares ante el SIN, acreditando su condición de auxiliares de la Función
Publica Aduanera y ser autorizadas específicamente por el SIN y estar destinadas
exclusivamente a los fines indicados, la realización de operaciones distintas a las
indicadas anulara la autorización otorgada por la Administración Tributaria.
Tampoco es aplicable el impuesto a los débitos en cuentas corrientes o de ahorro
de los comitentes, consignatarios o dueños de mercaderías destinados totalmente
a su acreditación en cuentas fiscales recaudadoras de impuestos.
El ITF, no es deducible contra ningún impuesto por lo tanto es un gasto no deducible
para fines del Impuesto "IUE" y cuando corresponda hacer la declaración del
formulario 80.1 se deberá reintegrar en el inciso K del rubro 8 o en el que indique la
SIN
Si el saldo de la cuenta bancaria no alcanza para el ITF, el banco poda otorgar un
sobregiro o rechazar el cheque.

LOS IMPUESTOS QUE INTERVIENEN EL DEPÓSITO A PLAZO FIJO


Las personas y empresas no cancelan el ITF cuando apertura un DPF en efectivo y
el pago de intereses efectivos y las personas también están libres cuando es con
debito a la caja de ahorro con saldo menor a $us. 1.000.00.
Las empresas cancelan el impuesto en todas las restantes operaciones.