Está en la página 1de 9

NOTA

CURSO: DERECHOS HUMANOS


DOCENTE: Mag. EDWARD VARGAS VALDERRAMA

DATOS DEL TRABAJO ACÁDEMICO PRESENTADO:


TIPO DE TAREA ACÁDEMICA Nº FECHA
TRABAJO COGNITIVO
TEMA:
TRABAJO PROCEDIMENTAL 2 16 04 18
TEMA: LAS ESTERILIZACIONES FORZADAS
TRABAJO ACTITUDINAL
TEMA:

DATOS DEL ALUMNO:


NOMBRE : Richard Santiago Giussepe Ale Gómez
CÓDIGO : 2014047940
AULA : 312 CICLO: X

OBSERVACIONES DEL DOCENTE:


Medidas Tomadas y las que Debería Tomar el Estado Peruano para Reparar a las

Víctimas de las Esterilizaciones Forzadas en la Década de los 90

SUMARIO: I. JUSTIFICACIÓN PRELIMINAR. II. LA ESTERILIZACION FORZADA Y

EL DERECHO. III. MEDIDAS TOMADAS. IV. MEDIDAS QUE DEBERÍAN TOMAR. V.

JUSTIFICACIÓN DEL ESTADO PERUANO. VI. COMPARACIÓN CON OTRAS

SITUACIONES. VII. CONCLUSIONES. VIII. BIBLIOGRAFÍA.

INTRODUCCIÓN

Ante la situación irresuelta de las denuncias de las víctimas de esterilizaciones involuntarias

durante el gobierno de Alberto Fujimori, el presente ensayo pretende identificar las medidas

tomadas por el Estado peruano en el tema de las esterilizaciones forzadas durante el Gobierno

de Alberto Fujimori.

Han pasado dieciocho años desde que se puso en marcha el Programa Nacional de Salud

Reproductiva y Planificación familiar (PNSRPF 1996-2000). Este programa dio como

resultado la esterilización forzada masiva de mujeres y también de hombres peruanos, en su

mayoría pobres, indígenas y reciente procedencia rural. Desde entonces en el Perú han

aparecido diversos estudios sobre el tema: se trata sobre todo de informes tanto locales como

internacionales que han ayudado a esclarecer las violaciones de los derechos humanos de las

mujeres, los crímenes cometidos en este ámbito y las recomendaciones para una mejora del

sistema de salud reproductivo nacional.

El presente ensayo es, así, una propuesta concebida como un aporte reflexivo dirigido hacia la

mejor y mayor comprensión de las relaciones socioeconómicas locales e internaciones que

generaron las policitas de eugenésicas de salud publica en el Perú. Da un panorama actual y

claro -mas no exhaustivo- sobre la compleja problemática de este caso, no obstante, las

2
evidencias demostradas por diferentes informes continúan probando la plausible calidad de

vida de cierto sector de la población, hasta tal punto de ser arrebatados de sus derechos

humanos, siendo deber del Estado peruano defender y promover.

I. JUSTIFICACIÓN PRELIMINAR

El presente tema toca un tema sensible en la historia del Perú. Es inimaginable que su propio

País, tanto como ciudadanos y el Estado, discrimine tanto a sus conciudadanos por su supuesta

falta de cultura o por su pobreza, dañe su salud Física y Moral, hasta tal punto de quitarle la

capacidad reproductiva en condiciones inhumanas (en algunos casos no usaban anestesia),

puesto que fueron forzadas (por medio de engaños o a través de la fuerza física).

Lo que paso en el Perú es parte de una larga cuenta en que las políticas de población global han

sido -y siguen siendo- marcadas por el miedo en vez del respeto. Así, en el siglo diecinueve y

hasta mediados del siglo XX, las creencias sobre los bienes y males de la población se

tradujeron en un discurso – es una practica racista y abusivo. Este discurso eugenésico y las

practicas que se le asociaron perdieron su validez con las sombras de la segunda guerra

mundial. Sin embardo, con el surgimiento del discurso sobre el desarrollo de algunos países y

el subdesarrollado de otros, también se levanto un debate clave sobre el vinculo entre el

crecimiento poblacional y la persistencia la pobreza de algunos países como el nuestro.

Miles de mujeres que siguen padeciendo físicamente a causa de las operaciones mal

practicadas, además del sufrimiento emocional por la mala experiencia de una operación

intrusiva y, en muchos casos no deseada. Las jóvenes que fueron esterilizadas y que ya no

pueden formar la familia que quisieran sufrirán gravemente el resto de sus vidas. Hay voces

que piden justicia penal, reparaciones monetarias y reconcomiento publico mediante la

memoria.

3
II. LA ESTERILIZACION FORZADA Y EL DERECHO

En derecho penal internacional, la esterilización forzada puede calificarse, de acuerdo con las

circunstancias, de crimen de lesa humanidad, genocidio o crimen de guerra.

Según la opinión de Alejandra Ballón (2014):

Así, el art. 2 de la Convención para la prevención y la sanción del delito de genocidio (Paris,

1948, ratificado por el Perú el 24 de febrero de 1960) incluye las «medidas destinadas a impedir

los nacimientos en el seno del grupo» entre los actos que, perpetrados con la «intención de

destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, coma tal»,

constituyen genocidio. (p.98)

En el mismo sentido se expresa el art. 6 del Estatuto de la Corte Penal Internacional (Roma,

1998, ratificado por el Perú el 10 de noviembre de 2001). Asimismo, el art. 7 del Estatuto

incluye entre los crímenes de lesa humanidad la esterilización forzada, siempre y cuando se

cometa «como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con

conocimiento de dicho ataque». En este sentido, el Estatuto de Roma aclara que por ataque

contra una población civil se entenderá una «línea de conducta que implique la comisión

múltiple de crímenes contra una población civil, de conformidad con la política de un Estado

o de una organización de cometer estos crímenes o para promover esa política. Finalmente, el

art. 8, 2, b, xxii del Estatuto incluye la esterilización forzada entre los crímenes de guerra.

Los principales instrumentos de derecho internacional humanitario prohíben de manera

inderogable, en general, cualquier forma de tortura o mutilaciones perpetradas tanto en el

marco de conflictos internacionales como de conflictos internos.

De ser cometida por agentes estatales o, de alguna manera, con la tolerancia, aquiescencia o el

apoyo del Estado, la práctica de la esterilización forzada viola numerosos derechos humanos

reconocidos por distintos instrumentos internacionales, entre los cuales el derecho a la

4
integridad personal, el derecho a la salud y, de acuerdo con las circunstancias del caso, el

derecho a la vida, y el derecho a la igualdad ante la ley.

Finalmente, la esterilización forzada puede constituir un delito de acuerdo con los códigos

penales de diferentes países. En el caso del Perú no existe una figura delictiva denominada

«esterilización forzada», si bien se ha presentado un proyecto de ley en este sentido que se

encuentra pendiente ante la Comisión de Justicia.

Estableciendo, según Ballón (2014):

De todas maneras, aun ante la falta de un tipo penal especifico, se podrían invocar los tipos

penales de lesiones graves o leves (art. 121 y122 del Código Penal); tortura (art. 321 del Código

Penal); cooperación del profesional en la comisión de tortura (art. 322 del Código Penal); abuso

de autoridad (art. 376 del Código Penal), y, según las circunstancias, homicidio culposo (art.

111 del Código Penal). Además, la Ley General de Salud (Ley N 26842 del 15 de julio de

1997) contiene disposiciones pertinentes en materia de protección de los derechos a la vida ya

la salud (art. 4, 6, 15, 26, 27 y 40 de la Ley General de Salud). (p. 99)

Asimismo, cabe destacar que el art. 319 del Código Penal Peruano tipifica el genocidio,

incluyendo las «medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno de un grupo» (Diaz,

2006, p. 63) y la «lesión grave a la integridad física o mental a los miembros del grupo» (Dias,

2006, p. 63), cometidas con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional,

étnico, social o religioso. La sanción prevista es la pena privativa de libertad no menor a veinte

años. A la luz de lo anterior, se desprende que la práctica de esterilizaci6n forzada está

tipificada coma delito y sancionada tanto por el derecho internacional coma por el derecho

interno.

III. MEDIDAS TOMADAS

5
El señor Alberto Fujimori, en Nueva York años 1999, negó los casos de esterilización forzada

diciendo que las denuncias graves de esterilizaciones masivas tenían como objetivo perjudicar

políticamente al gobierno, afirmando que algunas ONG's que "probablemente no habían

logrado el presupuesto que habían calculado para su funcionamiento, por lo que habían añadido

sus voces a dicha campaña, traicionando sus principios".

No obstante que el Ministerio de Salud tomó en consideración las recomendaciones de la

Defensoría del Pueblo, poco se hizo para compensar a las mujeres involucradas en estos casos.

En efecto, hasta enero del 2000 sólo 4 de los 35 casos denunciados ante el Poder Judicial y el

Ministerio Público habían sido concluidos.

En total solo que se pago por concepto por compensación, fluctuaba entre US$140 y US$900

dólares. Asimismo, algunas de las investigaciones desarrolladas por el Ministerio Público

duraron más de un año y en algunos casos, las denuncias fueron archivadas sin una adecuada

investigación.

Finalmente, el Perú se comprometió a realizar las modificaciones legislativas y políticas

publicas sobre temas de salud reproductiva y planificación familiar, eliminando cualquier

enfoque discriminatorio y respetando a la autonomía de las mujeres; y adoptar e implementar

las recomendaciones formuladas por la Defensoría del Pueblo al respecto.

IV. MEDIDAS QUE DEBERÍAN TOMAR

Según el derecho internacional, la esterilización forzada es violencia sexual, y al haber

sucedido en el periodo investigado por la Comisión de la verdad y Reconciliación debió ser

incluida, mencionando que los actos cometidos contra esas personas que sufrieron las

esterilizaciones forzadas debían ser

6
En primer lugar, es de esperarse que los fiscales peruanos consideren la reapertura de las

investigaciones y se lleguen a enjuiciar tanto los autores materiales de la práctica de

esterilizaciones forzadas como los autores intelectuales.

Es de crucial importancia que el Perú adopte sin más demora un programa de reparaciones

integrales destinado a las victimas de esterilización forzada y sus familias.

Realizar ceremonias de homenaje a las victimas durante las cuales las autoridades ofrezcan sus

disculpas públicas, reconozcan los hechos y acepten su responsabilidad.

Finalmente, para contribuir de manera real a la prevención de similares violaciones y beneficiar

al conjunto de la sociedad peruana, es de esperarse que el Estado patrocine iniciativas que

permitan dar a conocer la verdad sobre los hechos, inclusive reservando un espacio a las

esterilizaciones forzadas y a temas relacionados en el material didáctico en todos los niveles.

V. CASO: MESTANZA CHAVEZ:

El Perú se comprometió a realizar exhaustiva investigación de los hechos y aplicar las

sanciones legales contra toda persona que se determine como participante de los hechos, sea

como autor intelectual, material, mediato u otra condición, aun en el caso de que se trate de

funcionarios o servidores públicos, sean civiles o militares.

Además, el Perú asumió otorgar una indemnización par daño moral a favor del esposo y de los

hijos de la señora Mestanza Chávez (10 000 US$ por cada uno de ellos); 2 000 US$ por cubrir

los gastos de velorio y entierro asumidos por la familia; 20 000US$ para adquirir un terreno o

una casa en nombre de los hijos de la señora Mestanza Chávez. El Perú se comprometió

también a otorgar 7 000 US $ a la familia de la víctima por concepto del tratamiento de

rehabilitacion psicológica, así como un seguro permanente de salud. Además, el Estado asumió

7
brindar a los hijos de la víctima educación gratuita en el nivel primario y secundario, en

colegios estatales; y educación superior gratuita en los centros de estudios superiores estatales.

VI. COMPARACIÓN CON OTRAS SITUACIONES

Estos métodos no solo fueron practicados en el Peru, si no que, fueron cituaciones tomadas

durante épocas de guerra o para cambiar supuestamente la situación socio-economica para bien,

en las que se ha comprobado que las esterilizaciones a personas con excasos recursos no es la

forma para solucionar los problemas de un país.

Según la Cosion Andina de Juristas (2004):

Durante las décadas de los años sesenta, setenta y ochenta USAID (United States Agency for

Internacional del EE.UU., impulso el movimiento para llevar a cabo la planificación en los

países mas pobres. La tecnología anticonceptiva, así como la tecnología para la distribución de

anticonceptivos en las áreas mas remotas y abandonadas del mundo, no solo fueron aceptadas

sino vinculadas a otros programas de ayuda internacional e implementadas con la ayuda de

empleados locales. (p. 81)

VII. CONCLUSIONES

El Perú durante los años 1995 hasta el año 1997 implemento una política de planificación

familiar que priorizo el método quirúrgico de esterilización. Existen indicios de que dicho

método se aplico a un numero extenso de mujeres, fundamentalmente de zonas pobres, andinas,

rurales y quechua hablantes.

El personal de salud utilizo una serie de medios coercitivos o fraudulentos víctimas, se hace

referencia a mecanismos de amenaza de prisión por negarse a someterse a tales prácticas; a

mecanismos fraudulentos, esto es, aprovechando otro tipo de intervención sin mediar

8
consentimiento alguno; a mecanismos de chantaje condicionando el beneficio de un programa

social al sometimiento de tales practicas o el acosamiento de parte del personal médico.

VIII. BIBLIOGRAFÍA

a. LIBROS

 BALLÓN GUTIÉRREZ, Alejandra. (2014). Memorias del caso peruano de

esterilización forzada. Biblioteca Nacional del Perú: Fondo Editorial. Lima, Perú.

 Comisión Andina de Juristas. (2003). Los descuentos del poder. Informe anual

sobre la región andina 2003. Primera edición. Lima, Perú.

 Defensoría del pueblo. (2000). La aplicación de la anticoncepción quirúrgica y los

derechos reproductivos. Primera Edición. Lima, Perú.

 DÍAZ CACEDA, Joel. (2006). El Daño a la persona y el daño al proyecto de vida.

Primera Edición. Jurista Editores E.I.R.L. Lima, Perú.

b. RECURSOS ELECTRÓNICOS

 http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/iusetveritas/article/viewFile/16014/16438

 http://bdigital.bnp.gob.pe/Bvirtual/FlippingBook?URL=http://bdigital.bnp.gob.pe

/bnp/recursos/2/fondo-editorial/FE_038/index.html

 http://cdn01.pucp.education/idehpucp/wp-

content/uploads/2017/06/28155647/pub065informeesterilizacionesforzadas.pdf

c. NORMAS Y CÓDIGOS

 Convención para la prevención y la sanción del delito de genocidio (Paris, 1948,

ratificado por el Perú el 24 de febrero de 1960).

 Estatuto de la Corte Penal Internacional (Roma, 1998, ratificado por el Perú el 10

de noviembre de 2001.

 Código Penal (Decreto Legislativo N° 635).

 Ley General de Salud (Ley N 26842 del 15 de julio de 1997).


9