Está en la página 1de 7

HISTORIA DEL ARTE UNIVERSAL

Cabe destacar que la huella del hombre en la tierra es lo que da inicio a la que
conocemos cómo Paleolítico, Mesolítico y Neolítico.

Con el gran esfuerzo del hombre a través de las razas Neanderthal y cro-
magno nace el homo-sapien, quien fue capaz de tallar con piedra, gran
habilidad con las manos y utilizar herramientas.

Al homo-sapiens se debe en definitiva el nacimiento del arte que llamamos


Paleolítico que es el arte de las cuevas, las nuevas culturas que anunciarían
nuevos horizontes.

Este ciclo se le conoce Edad de Piedra, luego de edad de los metales con el
descubrimiento del cobre, bronce y el hierro.

Estos periodos dieron las civilizaciones Mesopotamias y Egipto cada una con
su historia particular. También surge la cultura occidental que es Grecia y
Roma.

El arte ha acompañado al hombre desde que este dio señales de cierto grado
evolutivo, es sorprendente que el despertar de la humanidad esté asociado al
despertar temprano del nacimiento de sus manifestaciones más características.

La finalidad del arte prehistórico se vincula a la magia y belleza de aquellos


hombres, el reflejo de la dura realidad de aquellos cazadores y recolectores,
que muestran lo que les preocupaba. Estas pinturas plasmadas en los muros de
Altamira y Lascaux son ejemplos de aquellos tiempos.

Toda aquella variada fauna fue captada por el ojo del artista y manos sabias,
haciendo evidente lo que el paleontólogo y arqueólogo haya inerte debajo de
la tierra, sus excavaciones no hacen sino corroborar lo que el arte consagró
visualmente.

El arte rupestre evolucionó desde el paleolítico hasta el neolítico cuando la


figura humana irrumpe la pintura lo que nos da a entender que estamos ante
una nueva sociedad.

Desde otros ángulos se observa el nacimiento de la arquitectura que llamamos


Megalitico por el gran tamaño de las piedras y desarrollo de la edad de los
metales.

Se puede observar cómo el arte de la pintura llegó a formular atracciones más


allá de la realidad.

La historia de arte y sus más grandes acontecimientos también se dan en las


escrituras como en el antiguo testamento que se refiere a la tierra que los
griegos llamaron Mesopotamia que es la zona comprendida entre los ríos tigris
y Éufrates allí se alumbraron unas de las civilizaciones más antiguas.

En efecto la invención de la escritura por los medios entorno al año 3,000


significa el paso hacia la historia escrita cuya memoria se recogió en
combinaciones dé signos conocidas como escritura co-uniformes fueron los
escribas y sacerdotes que fijaron nombres y escribieron aquellas crónicas que
nos permiten descifrar tantas veces plasmadas.

En la historia del arte se quedará plasmada para siempre en nuestra retinas la


imagen de la leona herida como una de las obras más sobresalientes de la
historia.

Cómo parte de esto en el siglo VI reconstruyeron la ciudad el río Éufrates


como canal interior en sus fuertes muralla.100 puertas exageradamente
destacando lo más cercana dedicada a la Diosa, fue reconstruida en Berlín. Su
decoración en cerámica y vidriada.

Lo que más llamó a la atención de viajeros, soldados e historiadores fue el


verdor de los árboles que había en la alta de babilonias como un espejismo, de
esta manera surge así una de las 7 maravillosas del mundo antiguo.

En el año 539 Siro de Persia entró en la ciudad y allí terminó su ejemonia y


comenzaba entonces el último episodio político y artístico de esta tierra el arte
persa, en el que concluyen muchos rasgos que caracterizaron el entonces arte
mesopotamio, los palacios o apadamios de persepolis en irán señalan el final
de este imperio coetanio al arte clásico griego ante la llegada de Alejandro
magno el vencedor de Darío tercero, poco después el mismo Alejandro decía
adiós a la vida en la milenaria ciudad de babilonia.
Egipto

Es muy conocida la definición de Egipto como don o regalo del Nilo según
escribió el historiador herodoto y es que efectivamente el río Nilo viene hacer
la liquida columna vertebral de una cultura cuyo arte e historias se identifican
de modo especial con su marco geográfico.

Basta decir también que el Nilo para el desierto oriental señala también la
divisoria entre la vida y la muerte de tal manera que lastimó con sus
monumentales templos, mientras que pirámides entre otros se situaron en la
orilla izquierda, entre una y otra ribera, la barca de Isis corrió las aguas del
Nilo buscando el cadáver despedazado de su esposo Osiris dios de la muerte.

Pero el agua también es vida y el Nilo en sus periódicas crecidas proporcionó


el limo fertilizante que convirtió sus orillas en un dedal vergal. Es decir al
igual que ocurrió en tigris y el Éufrates es el Nilo el río que proporcionó sabía
a uno de los pocas culturas más extraordinarias de la antigüedad.

A diferencia de mesopotamia el arte egipcio mantuvo siempre unidad


conceptual y estilísticos a lo largo del tiempo que parece sobre natural
imputable y siempre enermetica que sobre coge no solo por la percepción
alcanzada en sus obras sino por la vocación de eternidad con la que fueron
concebidas.

El hecho de la momificación sintetiza ejemplarmente el deseo de permanencia


de una civilización que encadenó el tiempo limitado de los hombres al tiempo
infinito de los dioses.
La propia arquitectura parece emular las sugerencias del paisaje que acompaña
al rio cuando se observan sobre el valle de los reyes la punta del Sur cuyo
perfil es toda una profecía. Por otra parte las aguas arriban imponentes
acantilados dan abrigo al templo tumba de la reina.

La montaña se dejó vaciar para dar formar a los templos que Ramses segundo
eligió para sí y su esposa Nefertaris cuyas fachadas fueron labradas con
colosales escrituras.

Sin embargo son las pirámides las que han quedado en la memoria como la
hazaña constructiva sobre cogedora del antiguo Egipto siendo la de Sacar la
más antigua de las conservadas.

Pero las pirámides más conocidas son sin dudas las de la cuarta dinastía cerca
del Cairo allí la relación con positiva de una con otra, la presencia de la gran
esfinge, el acompañamiento de pirámides menores, bastabas y templos
funerarios dan una idea cabal de lo que llegaron hacer las metrópolis egipcias
a orillas del rio.

En guisa las tres pirámides mayores construidas a mediador del tercer milenio
antes de nuestra era avergaron los enteramientos de Miqueos y queos.

Las tumbas son creadas con bastante seguridad por los saqueadores de tumbas
y se enteraban en orden las familias del faraón.
Las tres pirámides el menor seiler con silencioso orgullo con una referencia en
el paisaje como un accidente montañoso en su oreografias parecen pertenecer
más a la naturaleza del desierto que a la victoria de un pueblo.

Todas las cámaras funerarias de los enterramiento construido o escarbado en


la roca se observan bajo relieves y pinturas en los que se resumen la vida del
difunto que a su vez arrastra la historia visual.

Esto da a entender que hasta los funerales se proyectaba el arte de una manera
muy cuidadosa con cada detalle plasmado en las rocas, sus dioses y creencias
eran proyectadas allí, la guerra, La Paz, la caza, el paisaje, la flora y la fauna
todo lo que tuvo entidad.

La realidad así descrita no solo refleja con esa actitud sino con un evidente
deseo de anhelar artístico sobre pecualiares cánones, frontalida, proporción, y
sentido del color.

La escritura geroglifica rellenó espacios proporcionando formación como si


fuera la voz en off de un invisible narrador. Finalmente cabe añadir que la
escultura egipcia desde las grande estatuas que compiten con la arquitectura o
se encuentran aisladas, hasta la delicada belleza de retratos de la reina
Nefertitis en medio del desierto en sus distintas versiones cuya rostro
representa una de las más altas expresiones artísticas de todos los tiempos.
Oficios

La historia de la arquitectura a utilizado dese sus orígenes, la madera y el


barro para sus construcciones pero ha sido la piedra el material que ha dado
mayor vida a sus fábricas, es lo que se conoce como obra de cantería.

Cantería: procede del latín cantus o piedra.

Cantera: lugar donde se extrae la piedra.

Cantero: el hombre que la trabaja.

De aquí salieron los grandes arquitectos.