Está en la página 1de 290

FUNDACIÓN

füANELO
TURRIANO
\ ---
\ ,
l

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
.ZARAGOZA

CARLOS BLÁZQUEZ

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
ZARAGOZA, DOS MILENIOS DE AGUA
(Segunda edición, abri l 2006)

© TEXTOS
Carlos Blázquez Herrero
© FOTOGRAFIAS
Carlos Blázquez, excepto las Grmadas por sus autores
COLABORADORES
Documentación
Laura Álvarez
V rónicc Blázquez
Revi sió n textos
Mari Sancho A. Menjón
Traducción
Grupo FITISPOs ele la Universidad de Alcalá
(Carm n Valero Garcés - coordinac ión- ,
Jason S tove ~ Sonia Dorado, Mark Doyle,
Beatriz Sánchez y Mark Woohouse)
© Textos Expo
Equipo Expo
© DISEÑO GRÁFICO
F· rnando Lasheras
© Fotografia de portada
Mariano Candial
FOTOMECÁNICA
A+D Arte Digital
IMPRESIÓN
lmpr nta Félix Arilla. S. L.
ENCUADERNACIÓN
Manipul ados Cuarte
D.L.
Z-2760/05
ISBN
1-609 -7498-7
ED ITA
Acuclis Tall r d Estudios. S. L.

n la c 1 boración de Marcor· Ebro y A untamiento de Zaragoza.

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
índice
Prólogos 7

Nota del autor 13

Capítulo 1 DOS MILENIOS DE AGUA


EL ABASTECIMIENTO DE AGUA A ZARAGOZA 19

Capítulo 2 OFICIOS DE AGUA


AGUADORES, BOMBEROS Y LAVANDERAS 55

Capítulo 3 AGUA URBANA


BAÑOS PÚBLICOS Y FUENTES DE ZARAGOZA 73

Capitulo 4 LOS PUENTES DE LA CIUDAD


DE LOS TRES RÍOS
PUENTES SOBRE EL EBRO, GÁLLEGO, HUERVA
Y CANAL IMPERIAL 101

Capítulo 5 AGUA Y ENERGÍA EN ZARAGOZA


CENTRALES ELÉCTRICAS Y MOLINOS 149

Capítulo 6 LA HUERTA Y EL AGUA


EL REGADÍO EN ZARAGOZA 183

Capítulo 7 EL CANAL IMPERIAL


EL CANAL IMPERIAL, CUARTO RIO DE ZARAGOZA 211

Capítulo 8 ZARAGOZA EXPO 2008


EXPO 2008, AGUA Y DESARROLLO SOSTENIBLE 231

BIBLIOGRAFÍA 241

TEXTO EN INGLÉS/ENGLISH TEXT 243

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Vista del ria Ebro y el Pilar alin sin torres
(f\ 1 hi HP ).

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
R ELEER LA HISTORIA DE Z ARAGOZA desde la pe1-specti va del uso del
agua representa la si mbiosis más clara entre el pasado, el presente y el
futu ro. Es la expresión de lo que somos y que, qu izá en alguna ocasió n,
estuvimos tentados de o lvidar, co nfu ndidos por la propia transfo1-ma-
ció n de las ci udades en el último tercio del siglo pasado.

El agua es el motor de los pueblos y, pese al progreso de la humanidad,


sigue siéndolo. No hemos sido capaces de hall ar nada que lo sustit uya.
Po r eso debe intensificarse nuestro compromi so con el agua. La ONU
no ha sido ajena a esta sensibilidad y, tras declarar el período (2005 -
2015) D écada del Agua, ha establecido en Z aragoza la Secret ari a Inter-
nacional del Agua.

La ambici ón de Zaragoza de ser una ci udad especi alizada en tod as las


cu estiones que ti enen que ver con el agua nos llevó a optar por el lema
«Agua y desarro llo sost enible» para organ izar la Ex po Intern acio nal
del 2008. Un acontecimiento de gran magnitud para nuestra ciudad, que
es t ambién un co mprom iso de justicia, de democracia, de vocació n de
paz y de crecimiento armón ico con la naturaleza.

Esta declaración de intenciones nos obliga tambi én a actu ar desde den-


tro y a saldar nuestras cuent as pendiente s con los ríos, a volver la vista
a los cauces, a dignifi carlos y a extremar las medidas de racionalizació n
de los usos y los consumos.

Los 2.000 años de historia deben servirno s para crecer como pueblo
abiert o al mundo y por eso ha sido y es t an import ante la impli cación
de todos, también de las empresas en este proyecto de eno rm e magni-
t ud, que sitúa a la capital del Ebro en el mundo.

Esta publicación que presenta Marcor Ebro es un aporte más de ent u-


siasmo y de emoción que, sin duda, nos ayudará a ser los mejores
anfitriones del planeta en el 2008.

Juan Alberto Bel/och


ALCALDE DE ZARAGOZA

FUND~CIÓN
füANELO
TURRIANO
LAS CULTURAS MÁS FLORECIENTES siempre se han ~sentadojunto a los
grandes ríos y Zaragoza es una muestra más de ese axioma. Agua vin-
culada a la historia, a la economía, al progreso. Agua también en el ter-
cer milenio bajo el criterio del ahorro, de la depuración y de la sosteni-
bilidad.

Toda la crónica histórica de los últimos 2.000 años de la capital arago-


nesa se repasa en estas páginas organizadas a través del hilo conductor
del bien más preciado.

Este li bro llega a sus manos en un momento crucial para la ciudad,


cuando el mundo entero ha puesto sus ojos en ella como foco de sen-
sibil ización universal en la defensa del elemento perpetuador de vida.
En esta tarea estamos implicados todos.

Por eso tiene más importancia todavía el esfuerzo editorial de Marcor


Ebro, que ha decidido celebrar sus 25 años de trabajo acercándonos a
todos este documento para bucear en nuestras señas de identidad. Los
aspectos que marcan los orígenes de nuestra ciudad bim il enaria, las cos-
tumbres más ancestrales, nuestra idiosincrasia y, sobre todo, el esfuerzo
por crear, po r transformar un entorno hostil en un lugar de asentamien-
to, de desarrollo; una muestra en definitiva de la transformación de los
pueblos de la mano del agua.

Zaragoza, abrazada por tres ríos, y un canal (la ingeniería al servicio del
hombre), ha tomado de nuevo el testigo de la historia y, desde un encla-
ve que siempre ha estado abierto a las cu ltu ras, trata ahora de dirigir un
discu1-so de justicia, de progreso y de respeto al planeta a todos los
rincones del mundo. Y en nuestra propia casa proyectamos esta voca-
ción con iniciativas que permiten el uso racional, el control y la limpieza
del agua, poniendo en valor, más si cabe, este recurso indispensable.

Jesús Sarría Contín


Co ~~CEJAL DELEGADO DEL CICLO INTEGRAL DEL AGUA
DEL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

FUNDÁCIÓN
JUANELO
TURRIANO
El actual Paseo Echegaray a comienzos del siglo XX.
(Archivo Coyne AHPZ).

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
M
SIGLO;
ARCOR EBRO SE CONSTITUYÓ EN ZARAGOZA HACE YA UN CUARTO DE
25 años de trabajo que se celebrarán en la ciudad donde nació y
tiene su sede. Para ello nada mejo1- que patrocina1- una publicación que
resuma los veintiún siglos de la historia de Zaragoza.

Se trata de una Historia contada desde un planteamiento diferente al


habitual, puesto que las ciudades son más o menos bellas según lo sean
sus calles, plazas y edificios, pero sólo mediante el agua son habitables.
Como se puede apreciar a lo largo de las páginas de este libro, sobre
el agua ha girado buena parte de los dos milenios largos de la ciudad
de Zaragoza. A veces escasa y a veces demasiado abundante, pero
siempre presente, puesto que el agua y las obras para guardarla y con-
ducirla han sido - y son- vitales para la vida en una ciudad como la
nuestra.
El aprovechamiento del agua a lo largo de estos siglos ha evolucionado
tremendamente. El agua es necesaria en los hogares, pero no es lo
mismo abrir un grifo que esperar al aguador, o que acudir a la fuente o
al río a buscarla. Gracias a las infraestructuras realizadas, sobre todo en
los últimos siglos, para almacenar y conducir el agua, ésta llega a nues-
tras casas y a nuestros campos con total comodidad y garantía.
El agua -siempre la misma y siempre diferente- sigue pasando bajo los
puentes y regando la huerta.Ya no hay aguadores, lavanderas o lavade-
ros, el progreso los cambió por un grifo y una toma de agua corriente
en cada casa.
Siendo hoy Zaragoza la capital mundial del agua y la sede de la próxima
Exposición Internacional de 2008, con el tema: «Agua y desarrollo sos-
tenible», nuestra ciudad se convertirá en un referente obligado para
afrontar los retos de este nuevo siglo, en el que se visl umbra que el
agua será uno de los grandes protagonistas.

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Para finalizar; quiero agradecer a Carlos Blázquez el esfuerzo realizado
para la edición de este libro. Las largas jornadas dedicadas por él y todo
el equipo de Acualis han dado su fruto en este espléndido trabajo.

Juan Carlos Aísa


PRESIDENTE DE M ARCOR EBRO

12 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
EN LAS SIGUIENTES PÁGINAS hallarán un recorrido por la historia del
agua en la ciudad de Zaragoza y su término municipal que les llevará,
desde el bronce de Contrebia hasta el Pabellón Puente de la Expo,
a través de dos milenios de obras hidráulicas.

Conocerán el titánico esfuerzo de Zaragoza por mantener sus puentes


y entenderán la sorpresa de los viajeros de siglos pasados al encontrar
una ciudad rodeada de extensas huertas y una tupida red de acequias,
pero sin fuentes. Sabremos algo más de las gentes que han tenido en el
agua su medio de vida, como eran las lavanderas y aguadores, junto a
los bomberos, que siguen teniendo en el agua a su mejor aliado.

No cabe duda de que las obras más vistas y vistosas relacionadas con el
agua son los puentes. Veremos que atravesar el Ebro ha supuesto un
o
esfuerzo desproporcionado incluso para una urbe como la zaragozana
que siempre ha sido importante. El Puente de Piedra no es un puente
común, puesto que al no cimentarse sobre roca sólida, el río -a veces
paciente y a veces violento- va socavando sin tregua sus pilares provo-
cando daños de difícil y caro remedio. A esta tozudez del río en destruir
puentes sólo cabía oponer la de los zaragozanos en reconstruirlos. Una
partida que -de momento- parece que ha ganado la ciudad.

En cada capítulo se han pretendido esbozar lo más ampliamente posible


todos los aspectos del patrimonio hidráulico de la ciudad, pero tantos
años de esfuerzos no caben en un libro que, ante todo, desea divulgar
un aspecto de la historia y del patrimonio que generalmente pasa
desapercibido. Por ello no se deja cerrado -ni mucho menos- este
aspecto de nuestra historia, antes al contrario. Este libro deja una puer-
ta abierta a futuros estudios monográficos especializados, desde el abas-
tecimiento hasta los molinos, pasando por las acequias y los puentes.
No se ha querido hacer un inventario ni descubrir o describir todo el
patrimonio físico y documental que una ciudad como ésta ha ido ateso-
rando a través de los siglos. Sin embargo, esta tarea es urgente, puesto
que este legado sigue desapareciendo día a día sin que apenas nadie lo
note. Salvo los puentes, son por lo general obras humildes a nuestros

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ojos, aunque su construcción supusiera un gran esfuerzo; por ello mue-
ren humildemente en el matadero de la incultura y la especulación.

Las ciudades son lo que son gracias a su histori a. Heroicas o cobardes,


pobres y ricas, grandes y pequeñas, han ido creando su tejido urbano y
su personalidad no sólo a través de visitas reales o abundancia de clero
o nobleza, sino de pequeñas o grandes cosas como construir un puen-
te, una fuente o un molino; hechos que, por fortuna hoy son habituales.

Al observar la documentación municipal de siglos pasados puede


entenderse la razón de algunos proyectos fallidos, que se resume en
esta frase del Concejo pronunciada el 4 de octubre de 186 1 al tratar
del problema del abastecimiento de agua: «... en esta municipalidad
acaece siempre la desgracia de que los grandes pensamientos se desechan
y los humildes se desvirtúan, siendo de ello consecuencia que no se lleven a
efecto ni los unos ni los otros».
Finalmente, después de un siglo del último acontecimiento que trans-
formó positivamente a la ciudad, otra Expo -esta vez en 2008- hace
que Zaragoza tenga un proyecto ilusionante en el que todo el mundo
se esfuerza en la misma dirección, sacando adelante los grandes proyec-
tos y cuidando los humildes. Sólo así se transmite a la ciudad el impulso
que necesita para volver a colocarse entre las principales capitales euro-
peas, subiendo definitivamente al tren que perdió dos siglos antes.

Para concluir, quisiera hacer constar mi agradecimiento y el del equipo


que ha colaborado con Acualis, a Marcor Ebro en la persona de su pre-
sidente, juan Carlos Aísa, por la confianza depositada en este trabajo,
confianza que esperamos sea recompensada mediante la satisfacción de
los lectores.

Carlos Blázquez

14 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
·IlPiLA\\l'I ;111 JJ~JlUMmli~ ir S~~ iruR:ií»illtl~11J~t1;1~
1

~ ~ " ...

M~~a:füi por el G\J,erpo d:ef !E sia~o Mayor lJ! el-l~ erni!.a . ~·


A:lio Je 'l8 6'6

Zaragoza, 1866 (Centro Geog'"*fico del Ejército).

. FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO ,

•.
¡..., · ,. • •· ' '
A CIVILIZACIÓN ROMANA se ca- importante para medir la calidad de vida de la
racterizó por su sensibilidad Cesaraugusta romana, puesto que a comienzos de
respecto a la calidad y cantidad del agua que se nuestra era contaba con un sistema de saneam ien-
suministraba a las ciudades. Aunque se dispusiera de to que no volvería a ser igualado hasta dieciocho
agua abundante más cercana, o incluso de un río siglos más tarde.
junto a sus asentamientos, los romanos preferían Es muy probable que el agua potable para la
contar con aguas limpias de manantial, y para obte- ciudad partiese de los manantiales de Marlofa (la
nerlas no reparaban en gastos y esfuerzo. Así, a captación principal procedía de unas fuentes situa-
menudo construyeron larguísimas canalizaciones das en Villarrapa y Marlofa, junto a la N-232 y a
que las conducían desde lejanos manantiales hasta unos 21 km de la capital), desde donde era condu-
sus poblaciones, incluso las de escaso tamaño. Debi- cida por canalizaciones subterráneas o tuberías.
do a ello contamos con obras tan notables como No obstante, hasta el momento se ha conside-
las conducciones de Segovia, Mérida y Tarragona o rado que el abastecimiento romano de Zaragoza
Bílbilis, o también el sifón de Almuñécar (Sexi para procedía del río Gállego y era captada a través de
los romanos) y la conducción mediante tuberías de la acequia del Rabal.
piedras taladradas en Cádiz. Esta hipótesis es avalada por la existencia de
En Zaragoza seguramente existió al menos una tuberías de plomo que atravesaban el Ebro, de las
gran fuente pública, y además es de suponer que, cuales el archivero Juan Antonio Fernández hizo
como mínimo, las viviendas de los ciudadanos más un completo estudio manuscrito a comienzos del
notables contarían con suministro permanente. siglo XIX, y luego fue revisado y comentado en una
En este caso el consumo era regulado mediante publicación del CEHOPU. A estas tube1-ías se les
módu los de tubos de plomo llamados co/ix, pagán- añadieron otras que aparecieron al realizar la
dose el suministro de agua en función de su diá- remodelación de la Plaza de la Seo en la última
metro. Para evitar fraudes, los ca/ix estaban calib1-a- década del siglo XX.
dos y profusamente decorados, lo que impedía su No es muy probable que una ciudad fundada
posible sustitución por los usuarios. siguiendo los cánones más ortodoxos de la arqui-
También fue necesario disponer de una red de tectura y el urbanismo romano aceptase tomar el
cloacas pa1-a sanear las calles y evacuar las aguas agua de boca desde el Gállego.
residuales y pluviales. Varias de las cloacas más En la margen izquierda del río estarían las casas
importantes de esa época son visitables en la de recreo de los ciudadanos más poderosos, pese
actualidad y algunas fueron empleadas a comienzos a que en la actualidad ya no se conserva ningún
del siglo XIX para la evacuación del agua de las p1-i- vestigio de su existencia, dada la urbanización sufri-
meras fuentes de la ciudad. Éste es otro baremo da por la zona. Por ello existe la posibilidad de que,
PÁGINA ANTERIOR.
Fuente de la Princesa
(Archivo Coyne AHPZ).

Af\f\IBA. Acueducto de Segovia.

ABAJO.Cálix romano
(Colección Gavarró).

Tubería romana de plomo


expuesta en el Museo
del Foro (Zaragoza).

en lugar de llevar el agua desde el Gállego al casco


urbano, fuese al revés, y partiera del casco urbano
para llevarla a la margen izquierda del Ebro atrave-
sando el río por medio de un sifón de plomo. Es
más, a falta de un estudio técnico más pormenori-
zado, no parece probable que la pared de los
tubos de plomo que se encontraron en 1804
pudiera soportar la presión que sería necesaria
para que llegase el agua hasta la parte más alta de
la ciudad romana.
También hemos de pensar que según el arqui-
tecto municipal Segundo D íaz, el enlosado original
del Puente de Piedra no se encontraba al nivel del
actual, sino bastante más alto, ya que posiblemente
el puente cumpliera también la función de azud
para derivar el agua hacia los molinos. Este enlosa-
do fue rebajado en 179 5 a causa de una gran cre-
cida del Ebro en la que el río estuvo a punto
de penetrar en la ciudad. Es posible que durante
la demolición de este enlosado se dejasen al
descubierto los tubos de plomo citados, que sin
embargo no fueron encontrados hasta el verano
de 1804.

20 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA.Cloaca máxima
~ (Mariano Candial).

ABAJO.Enlosado del puente


de Piedra.
Acequia del Rabal.

FUNQf\.CIÓN
JUANELO
TURRIANO
· . Con.firma . maravillbfamente· eíla· graduacion
vna ant'iguedad, que Fie obfervado en elle parage
de las Fue·n.c'es; porque ·entre las varias vezefl1uc.
he ido a verlas,vna que eftava reconociendo el ter~
reno, para difcurrir.fegun cl,_la·calidad de Jasar~
g amaífas qu e fcrian.m_ar a proiicihto,repare en vna
hondura, que mar cqbierta de juncos. y yerba, pa;
recia.efc ond'er agua·(y en la verdad la tiene.) Re~
conocila ml!y de efpa~ic;i,y halle fcr.ar<!a de Agua;,
con varios arcaduzes ·:1:zia Zaragofa ; examine fo
t-0ngitud.y n.o le halle terminos; antes bien vn La-;
brador antiguo de la Ioyofa, dixo : Que ca~and~
vn dia,·llego a·guarccerfe de vnó de aquellos arca·
duzes vna liebre, y el. perro con la ambicion de la
preffa, entr él trils ella,. y.falio defpues de algun rato
por otra parte,hai'to difl:ante;de que fe infiere aver.
fido en lo antiguo conduccion de Aguas aquella
Fabrica, cuyos veltigios oy fe dexan ver, y facil-:
mente examinar, y efl:ando tan veúnos a Zarago·
ca , combidan a la curioíidad, obfervadora de las-
;ntíguedades. - ··
Lo que yo atefl:o es; que la Fabrica es antiquif..;•
fima !y qu_e fe hizo para el fin de ~onducir ellas Fue
tes.y que (e congetúrá fér de I(oinanos,por ¡¡¡ prac:
·cica quet engo de aver1'iíl:o femejantcc:altdadde
óbras; Gngularmenteen la Agua virgen de Roma;
que ay llgman :Fuente cde Treveris, que es la mas
anrigua d~ aqaellaCcfrce,y labradá de la mi{ma ma
teria; ·c:on' que fe . ha~e manifip ílo. que . en lo anti-
guo·huvo P uentes ~n Zaragofai aunque ayan pa-.
decid-o el comu.n dl:rago del tiempo, que han ex~
peri~·eri ta~o oc_ias"F<rbricas jnfignes. ·. ·

El tercero de los suministros romanos de agua


es probable que se tomara del Huerva; sabemos
que existen restos de cond ucciones y grandes alj i-
bes utilizados para decantar e l agua proveni ente de
este río, pe ro po r las mismas razones que se han
comentado en el caso de l agua del Gál lego, no
es nada probable que fuese empleado para el abas-
tecimiento, aunque podría hacerse para otros usos.
Incluso se ha apuntado la posibi lidad de que
la presa de Mue l se empleara para este fin, regulan-
do e l agua de l Huerva para su utilización en Zara-
ARRIBA. Presa romana de Muel.
goza o más probablemente para Botorrita o Con-
Fragm ento del informe
de Josef Costa (AMZ)
t rebia.

ABAJO. Presa romana de Muel. CONDUCCIÓN DESDE LA FUENTE


(Archivo CHE) DE CALASANZ Y OTRAS
El abastecimiento de agua de boca a Cesaraugusta
procedía muy probablemente de varios manantia-
les y fuentes situadas entre La Joyosa y Marlofa, al
noroeste de la ciudad y a unos 20 km de distancia.
Se trata de unas fue ntes que sorprenden por su
caudal y t ransparencia, cuya sum a bastaría para
abast ecer no só lo a la Zaragoza romana, sino a la

22 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
., _. .:- .. -._. - - , ~·· . -·· ·-· --·- ·· ~
.·- - .
. - _ - .~.:- ____ .

del siglo XIX, como se verá más adelante. Las aguas siglo XVII se dice que era similar a la Fontana de
eran conducidas mediante tuberías que, según Trevi, a mediados del siglo XX no tenía ni un sillar, Fu entes desde donde
posiblemente se surtía
algunos testimonios, eran de piedra, au nque otros puesto que era como un gran pozo. Desde ella el abastecimiento romano
afirman que se trataba de alcaduces de barro coci- partía la conducción que llegaba a Zaragoza tras de Zaragoza.
do. Es probable que la conducción contase con captar el agua de otros manantiales situados en sus
ambos tipos de tubería. proximidades.
Uno de los documentos más interesantes que La segunda captación era conocida con la des-
existen al respecto es un impreso de la segunda criptiva denominación de «Fuente de los Alcadu-
mitad del siglo XVII, obra del matemático Josef ces» y se encontraba en el término de La Joyosa,
Costa al que en el último cuarto del siglo XVII el frente a la población, a 250 pasos del Camino Real
concejo zaragozano encargó un estudio para llevar y a otros seis de la acequia de la Almazara, en la
hasta la capital aragonesa agua de calidad proce- que desaguaba. Manaba algo más de dos tejas
dente de estas fuentes. de agua.
Según Costa, desde la fuente de Calasanz hacia El agua de ambas fuentes se unía en un arca o
Zaragoza partía una conducción enterrada que depósito de unos ocho pasos de lado ( 1 1 m) situa-
contaba con algunas arcas. Los alcaduces que con- da por encima de la acequia de la Almazara y fren-
ducían el agua eran de barro y poseían tal diáme- te a un olivar, desde donde partía hasta Zaragoza.
tro que servían de escondrijo para las liebres, y los Con el desnivel existente llegaba -quizá con alguna
perros las perseguían por su interior. Este autor obra auxil iar- hasta la parte más alta de la Zarago-
afirma que la conducción seguía un itinerario para- za romana, en un trazado paralelo o superpuesto a
lelo a la acequia de la Almazara y se abastecía de la acequ ia de la Almazara y la actual autovía
las siguientes fuentes: de Logroño.
La «Fuente de Calasanw: era la más caudalosa Aguas abajo había (y hay) otras fuentes que no
Y situada a más alta cota. A pesar de que en el fueron empleadas en esa conducción.

FUNI)hCIÓN
JUANELO
TURRIANO
La Venta de Terreros estaba situada en Calasanz,
a tres leguas de Zaragoza y entre la fuente y la
carretera o Camino Real de Zaragoza a Pamplo-
na, a un cuarto de hora de Pinseque y frente a
Marlofa y La Joyosa. Era una casa de campo cuya
conversión en venta o mesón fue solicitada por
su propietario, Manuel Terreros, en 1770. Justifi-
caba Terreros su pretensión alegando que esta
era la única fuente en cuatro leguas y todos los
viajeros paraban para beber sus aguas, especial-
_,¿_ ;
mente ~n las noches de verano, cuando muchos

1Jtu. 9 aprovechaban para dormir allí; la creación de la


venta se autorizó el 9 de febrero de 1770. Esta
E fuente fue cegada hace al menos treinta años y

E~~~i~
~;;;-
- ~.J;; casi nadie recuerda ya el paraje ni la fuente.

El fi scal Álvarez, del que se tratará más adelante,


confirmó a fi nales del siglo XVI II la cond ucción
ro mana, pero situó las fuentes en los caudalosos
Ojos de Pinseque, desde do nde venía «por ángu los
y retroángul os» recorrie nd o hasta Zaragoza
ARRIBA. Antigua venta de Terreros, junto a la que estaba la fuente de Calasanz.
17.349 varas ( 14 km). Al igual que Costa, afi rmaba
Alcaduces renacentistas para la conducción de agua de las fuentes
(Los Veintiún Libros de los Ingenios y Máquinas. BN). que en su recorrido habían comprobado que las
arcas y alcaduces est aban labrados «igual que /os
ABAJO.Fu e nte romana de Glanum (Arles, Francia).
Quizá fuese similar a las fuentes zaragozanas (Foto Isaac Moreno).
del Agua Virgen de Roma o la fuente de Tréveris».
La fuente del Agua Virgen de Roma es la conocidí-
sima Fontana de Trevi, aunq ue la actual no tiene
nada de aquella ant igüedad, sino que es una obra
de Nicola Salvi comenzada en 1732 y construida
sobre una antigua obra ro mana.Tréveris es actual-
mente Trier, una antigua ci udad rom ana situada en
Alemania.
De la fuente de Calasanz no perdura nada: des-
cansa bajo un par de metros de t ierra y parece
que no se pudo salvar ningún si llar del cont inuo
expolio que han sufrido t odas las obras públicas
del entorno de Zaragoza para proveer de piedra
las construcciones de la ciudad. Las demás fuentes,
en Villarrapa, Marlofa y La Joyosa, siguen fl uyendo y
asombrando por su caudal y lim pieza, en tanto que
los Ojos de Pi nseq ue fu eron primero drenados y
luego int eligentement e aprovechados para un
campo de golf, que evide ntemente se llama «Los
Lagos».

24 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
~&

;/

ARRIBA.Ojos de Pinseque en un
EL ABASTECIMIENTO DE ZARAGOZA plano de fi nales del siglo X VIII
HASTA LA LLEGADA DEL CANAL IMPERIAL (AMZ 725 36-1-16).

El complejo sistema de abastec imiento romano


dejó de funcionar probablemente en época visigó- ABAJO. Vista aérea de los
«Ojos de Pinseque» hoy
tica. Sabemos que en 1187 se captaba agua del
en e l interior del campo
Ebro mediante «Un cigüeñal con dos lechos», de golf «Los Lagos».
mientras que la crónica de Al-Garnati, datada en
Plano del campo de golf
hac ia e l año 1 100, decía que en Zaragoza había «Los Lagos» y sus caudalosos
una fuente que sólo manaba una vez al año. manantiales.

Poco más es lo que sabemos en los casi mil


años transcurridos ent1-e la época del abasteci-
miento romano y la Edad Media. Cabe suponer
que los habitantes de la ciudad tomarían el agua
directamente desde e l Ebro, llevánd o la los aguado-
1-es hasta las casas.
Durante e l siglo XV I, Zaragoza se abastecía
mediante aguadores y también había una noria
situada en e l «segu ndo cuchil lo del Puente de Pie-
dra», único medio con que se e levaba el agua hasta
la ciudad.
Debido a la poca pendiente que ofrece el Ebro
a la altura de Zaragoza, no era posible la constrn c-
ción de fuentes; para llevar agua del 1-ío hasta la
Puerta del Ca1-men habría sido necesario situar un
azud más o menos a la altu ra de Gallur y constrn i1-
una acequia de 42 km de longitud.

FUND~CIÓN
JUANELO
TURRIANO
Aunque hay que suponer que las aguas del
Ebro serían entonces muy diferentes a las actuales,
tampoco era un agua cristalina; además, en época
de lluvias bajaban bastante turbias. Este problema
se solucionaba ~n las viviendas, clarificando el agua
por decantación tras almacenarla en tinajas. Otro
procedimiento era almacenarla en alj ibes, tras
recogerla del Ebro en grandes toneles; aunque
esto sólo era posible casi exclusivamente en las
viviendas adineradas o los conventos.
Era, por tanto, vital proteger la limpieza de las
aguas del río, para lo que se dictaron diversas normas,
como la recogida en un pregón de 1506: «Que nin-
guno sea ossado de echar inmundicias ni cosas malas
en el dicho río ni sean ossados de lavar d'agua del 1·io
sinod'alla del puent de piedra [ ... ], e que los que
tuvieran albellones y tintes y molinos de olio que no
sean ossados de echar las dichas inmundicias».
En 15 12 había un particular encargado de la
guardia de las riberas del río, que imponía multas a
los transgresores de las normas. En 1550 ya eran
dos las personas con ese cometido. Estas no rmas
sólo eran vigentes para la margen derecha o de la
ciudad, puesto que en un pregón de 1567 se dice
que las prohibiciones estipuladas alcanzaban só lo
Por los datos conocidos de esa época, pode-
hasta el molino de la ciudad, que entonces se ubi-
mos descartar totalmente la existencia de fuentes caba en el centro del Puente de Piedra.
públicas, pero no así la de conducciones de agua, En la segunda mitad del siglo XVII, el concejo
puesto que de otro modo no se entiende la cons- zaragozano intentó recuperar las antiguas fuentes
trucción de fuentes o estanques, que se halla docu- romanas. Para e ll o reunió a un grupo de expertos,
mentada. Por ejemplo, en 1526 el protonotario con el fin de que evaluasen la viabilidad de llevar agua
Miguel Velázquez C liment encargaba a un cantero de mayor calidad que la del Ebro hasta la ciudad.
italiano, Pedro Andrés, la construcción de un No parece que los trabajos realizados fuesen
pequeño estanque o zafariche para su casa; y en mucho más allá de un par de estudios, uno técnico
154 3 un caballero zaragozano ll amado Ju an de a cargo de Joseph Costa y otro acerca de la calidad
Torrellas mandó construir una fuente y una pes- del agua firmado por tres importantes figuras de la
quera para su vivienda y huerta frente a la plaza época: «El Doctor Lucas Maestro Negrete, Proto-
del Pilar. Existió, asimismo, otra fuente en el palacio medico del Reyno», «El Doctor Matias de Llera,
del conde de Aranda. Catedratico de Visperas», maestro desde 1670, y
Parece ser que para agua de boca tan só lo se «El Doctor loseph (amora y Claveria, Catedratico
empleaba la que se obtenía del Ebro, bien tomada de Aphorismos». Los tres se ocuparon de compro-
en la noria del Puente de Piedra, bien suministrada bar la bondad de las aguas de las fuentes romanas
Aljibes renacentistas de los por aguadores. Los aguadores llenaban de agua sus mediante pruebas que seguían las directrices de
«Veintiún libros .. . »
cántaros o toneles y los cargaban en burros o Galeno. Tras realizar los pertinentes análisis, entre
(Biblioteca Nacional).
carros respectivamente para transportarla de casa ellos la medición del tiempo de cocción de diver-
Fuente del Conde de Aranda
Archivo notarial de Zaragoza. en casa. sas legumbres, compararon los resultados obteni-

26 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
l!I
ILLMO. SE:¡\(O~

M Uy Señor mio : El R<y, que Dios guarde, en fecha de


l 3 de Julio de el c.;orríe11te me orde11a prosiga cons-
iruyenáo fuentes por medios y arbitrios patriotas, y me auttr
riZlltJ'ara que pueda obrar por mi solo e11 este particular.Es-
te Real precepto, el instituto de mí ministerio fiscal, la ateh:
cion con que debo solicitar/as ventajas de esta Capital,el alf.
fJio de estos vecinos, el deseo de la salud publica, el de pro"
porcionarlesaguasmas saludables y puras,el de facilitarse/as
l'recautivmnente contra los incendios,el de levantarles de una
'Vez el annua/ g ravame11de6oa pesos que consumen en el sur·
tido de las precisas para sus usos reg11/ares,y el ilustrar con
este ram!J de policia tan esencial sus plazas y calles para e1
mejor aspefJo pUblico,.son m!Jtiws muy rele'Va11tes para empe ..
liar mis deseos hasta e/ultimo punto, y extremo, y procurar
,/ con la mayor eficacia //C'Var ti debida execucio1J las sagradas
intenciones de su Mag.tanheneftcas aestos sus Vasallos;y sier/.
I do para ello indispensable que yo solicite el auxilio de V. S. l
!¡ su notoria liberalidad, generosidad, patriotismo, y conocido
amor d: este suelo,ruego ti V. S. l .. encarecidameute se sir'Vnii~
brarme aquella cantidad que v.s. ltenga abien para el insi-
nuado fin tan iuteresal aeste pUblico,en inteligencia de que se
dardn annuales estados del recibo, util inversion , adela11ta-
mie11tos,y situncion de el proyeflo para noticia pUb!ica.
Nuestro Señor guarde a V. S. l muchos años, como
deseo. Zaragoza :J. de Agosto de 1786.

1/11110. Señor,
B.L.M.de V.S. l.
su mas atento servidor

dos y coincidieron todos en alabar la superior bon- ran la salubridad y la higiene de las poblaciones. El ARRIBA. Situación de la Fuente
del Fiscal Álvarez frente a la
dad del agua de las fuentes respecto a la del río. siglo XVII I fue la edad de oro de las grandes obras igles ia de Santa Engracia.
El aspecto técnico corrió a ca1-go del anterior- de ingeniería, entre las que figura, ocupando un (AMZ plano 723 36- 1-3).
mente citado joseph Costa, que fue discípulo en destacadísimo lugar; e l Canal Imperial de A1·agón, Carta del fisca l Álvarez
Roma del célebre jesuita experto en obras roma- por lo que supt:Jso de mejora en el abastecimiento sol icitando fondos para su
nas Athanasius Kircher ( 1602-1680).Tras nivelar el a las poblaciones de su curso y más tarde a Zara- fuente (AMZ 726 36- 1- 1)

espacio comprendido entre la fuente de Calasanz y goza. A obra tan singular se dedicará un capítu lo
la ciudad de Zaragoza, Costa aseguró que se1-ía monográfico más adelante. Fue también en este
posible reunir e l agua de las fuentes y transportar- siglo cuando se construyó el primer embalse de
la hasta el centro u1-bano; describe , además, los res- Mezalocha, de corta y desgraciada vida.
tos conservados de las conducciones romanas. Los viajeros vuelven a sorprende1·se aún en esta
En aque ll a época, los re latos de varios viajeros centuria de que no hubiera fuentes en la ciudad;
que visitaron la ciudad confirman la inexistencia de por ejemplo, Abbé de Veyrac insistía en 1718
fuentes públicas: tal cosa afirman e l inglés Robert en que poi- esa causa era necesario acudi1· al río a
Bargrave en 1654, A. jouvin en su crónica sobre el por agua.
convento de San Francisco, de 1672, y la Condesa En la Zaragoza del siglo XVIII tampoco podía
D'Aulnoy, quien escribe hacia 1679-1680 aseguran- utilizarse el agua de los pozos, puesto que, además
do que, poi- falta de fuentes, los zaragozanos se si1·- de su convivencia con los pozos negros, su agua
ven sólo del agua del Ebm era demasiado salobre para beber; cortaba e l
jabón y no blanqueaba la ropa. Por este motivo el
EL SIGLO XVIII: LLEGA El CANAL Ebro era el único 1·ecurso de los vecinos hasta
Los ilustrados se preocuparon especialmente po1- la llegada del Canal Imperial, el 24 de octub1·e
alcanzar nivel es de calidad del agua que garantiza- de 1782.

FUNDA.CIÓN
JUANELO
TURRIANO
Gracias al Canal, la situación podía por fin el concejo deliberó si sería más conveniente traer
Vista de Zaragoza comenzar a cambiar. Aquella llegada del agua fue agua de buena calidad de las fuentes de Marlofa o
(Mariano Candial). más barata, aunque peor, por el Canal. Decía Á lva-
una auténtica fiesta; tradicionalmente se ha venido
afirmando que la: famosa Fuente de los Incrédu los rez que el río Ebro
supuso el fin de una época y que Zaragoza r indió «regularmente lleva su corriente barrosa y cargada
homenaje a Pignatelli por liberarla del Ebro como de cieno, arenas, caldos de tintes, de otras fábricas,
fuente de abastecimiento. inmundicias de las ropas que se lavan y jabones,
Pero la realidad no parece indicar lo mismo. La especialmente desde que se disminuyó su fuerza
con la sangría que se ha hecho para el Real Canal; y
llegada del Canal Imperial respecto al agua de
aunque los vecinos más acomodados tienen la pro-
boca, no supuso en principio, otra cosa que la
porción de repasarla en tinajas para beberla más
comodidad de hace1- descender el agua por grave- pura y con menos perjuicio a la salud, la gente pobre
dad, pues todos los problemas de calidad que pre- y miserable aún carece de esta comodidad y la bebe
sentaban las aguas del Ebro también los tenían las acabado de cogerla, de que sin duda les provienen
del Canal. Resulta llamativo que, cuando por fin enfermedades y desastres, advirtiéndose por lo
existía la posibi lidad de dotar a la ciudad de fuentes mismo mucho mal de piedra».
públicas, el Concejo no se dedicara inmediatamen- El 13 de julio de 1786, escribe Floridablanca a
te a canalizar el agua y a construirlas, y en lugar de Álvarez felicitándole en nombre del rey por haber
eso estudiara con detenimiento la idea de recupe- puesto en servicio una fuente con aguas del Canal
rar las captaciones romanas y ampliarlas con algu- «a expensas de algunas personas patriotas» y le
nas otras. anima a «obrar por sí solo en este particular». Fl o-
En febrero de 1786, los regidores municipales ridablanca había confiado en Á lvarez el asunto de
de Zaragoza decidieron retomar los estudios ela- las fuentes sin contar con el ayuntamiento zarago-
borados en el siglo XVII y volver a valorar la cali- zano, tanto que éste no fue siquiera informado
dad de las distintas tomas de agua antiguas frente acerca de la fuente que se hizo en la arboleda de
a la que traía el Ebro. Para abordar el asunto fue Santa Engracia.
c1·eada una comisión capitaneada por los marque- El 3 de agosto, por fin, el fiscal Álvarez envía una
ses de Villafranca y Tosas junto con varios síndicos carta conci liadora al ayuntamiento, a la vez que un
y procuradores. impreso destinado a las personas más importantes
Por esas fechas, además, el marqués de Florida- de Zaragoza («los cuerpos y prelados») en el que
blanca nombró un comisionado con el mismo fin: hace constar el encargo de Floridablanca y el rey
se trataba del fiscal José Manuel Álvarez, con el que para poner fuentes en la ciudad.

28 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
Estaba muy clara la apuesta del monarca, con su
primer ministro, a favor de que Zaragoza se abas-
teciese con aguas del Canal, sabedores de que sin
la continuación de la obra hacía Sástago no se
podría rentabil izar la inversión hecha, a menos que
se consiguiera involucrar a la ciudad de Zaragoza
en los gastos. .
Pero e l concejo zaragozano no estaba dispues-
to a ello; conside.r.ag a que este tema era «de la
mayor gravedad» puesto que las fuentes deberían
«manifestar la grandeza y dignidad de una obra
correspondiente a la metrópoli de la Corona de
Aragón», y e l agua del Canal no era la más apro-
piada para el abastecimiento de la población.
Asi, pues, el concejo trató de paralizar los traba-
jos del fiscal solicitando un examen comparativo de
la calidad de las aguas del Ebro, el Canal y las fuen-
tes de Marlofa. El corregidor escribe al rey el 29 de \.
agosto del mismo año 1786 expresándole que la .._. '\--1 ... ·l-
ciudad no puede renunciar a «elegir la más pura y -·""
salu dable, y esto para facultativos inteligentes, sin
detenerse en el mayor coste».También se informa
al monarca de que el fiscal no contó con e ll os al 1
fabricar «una que se dice fuente» en el paseo más
concurrido de la ciudad, una fuente <<tosca» que
cejo no aceptó de buen grado el resultado de las
no era más que «un descenso de agua por un bra-
pruebas y continuó adelante con la búsqueda de Zona entre Zaragoza y Alagón
zal de riego para las huertas». (A HPZ Plano 38).
alternativas al Canal Imperial.
Finalmente se llevaron a cabo los análisis com-
En cuanto a la Fuente de los Incrédulos, llama la
parativos. Se valoraron las aguas de las fuentes de
atención que Pignatelli esperase cuatro años para
Cala:sanz, del Juncar (entre Zaragoza y Marlofa), de
construirla, y que en lugar de grabar en ella la fecha
los Alcaduces y Barluenga (en La Joyosa), que ver-
de la llegada del agua ( 1782) se grabara la del año
tían en la acequia de La Almazara. La inspección se
1786.
realizó por una junta de expertos formada por
personal del ayuntamiento, un médico y un botica-
rio, que llegaron a la conclusión de que, si se reco-
'
gía el agua del río con las debidas precauciones y
se dejaba reposar durante diez o doce días, era
mejor que todas las otras. Evidentemente, no se
valoró la transparencia, el o lor o e l sabor del agua,
y mucho menos la contaminación, orgánica ni
microbiana. Es preciso recordar que tan sólo un
año antes, Bertholet descubrió las af?l icaciones des-
1
infectantes de l cloro, pero hasta s:¡ue Louis Pasteur
demostró que los microorganismos eran l~s cau-
santes de las enfermedades, el hipocloríto no era
~ Lápida de la Fuente
empleado como antiséptico. Sin embargo, e l con- de los Incrédulos.
;
FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Impreso para la licitación ...
de la traída de aguas 5. o Una vez admitida cualquiera de las proposiciones
desde Pinseque. (AMZ). :Deseando el Ayuntamiento de la M. N.-, M. L. y S. H. se sacará sobre la base de la misma á pública subasta la
Ciudad de Zaragoza proporcionar al vecindario aguas sa- ejecucion de las obras, prévia la autorizacion competente,
lubres y surtir con ellas la Fuente de la Princesa por y quedará á favor del que la hubiese hecho siempre que no
ahom , y despues las demas que se construyan en el cen- se presente postor mas beneficioso en el rci:nnte .
tro de la Ciudad, ha acordado con la competente aproba-
6. o Los trabajos· que se ejecuten en cada uno de los
cion del .H. l. Sr. Gere Político Superior de esta Provin-
años se reconocerán por Cacullalivos que designará el
cia, anunciar á todos los que pueden tomar parle eu esta
Ayonlamiento, y el contratisln no podrá recibir cantidad
empresa que durante el término de seis meses se admitirán
alguna á euentn hnsla que visurados recaiga la aproba-
lns proposiciones que se hicieren, dirigiéndolas al Sr. Al-
calde , ó entregándolas en la Secretaría de este Ayunta- cion pericial.
miento, debiendo tenerse entendido al efecto lo que sigue. 7. 0 Será obligncion del contratista el abono á los due-
ños de los terrenos que se ocupen, y cuantos gastos ocur-
t. 0 Las aguas que se han de conducir á la Fuente de ran , debiendo entenderse relevado el Ayuntamicnlo de
In Princesa han de ser las del ejo grande de Pinseque, to- todo desembolso que no sea el de que se hará mencion en
mándolas en su orígcn ó nacimiento, y de ningun modo el siguiente artículo.
on el principio del escorredero.
8. 0 El Ayuntamiento se obliga á entregar anualmente
2. 0 El acucduclo, el aren de depósito y dcmas obras al coutratistn el producto que 1•iudiere desde la fecha en
deberán ejecutarse con la debido solidez y en términos que que se formalice el contrato el arbitrio de cuatro mrs. por
puedan servir pa1·a conducir tambien la agua á las dcmas cada libra carnicera de todas carnes que se consumen en
fuentes que se construyan en ~Iros ponlos de la Ciudad. esta Ciudad, concedido por Real órden de 26 1le Setiem-
bre de t8S5, cuyo producto se calcula fundatlamentc en
S. 0 El proyecto de las obras, planos, memoria des- cien mil reales annales.
criptiva y demas que requiere Ja inslruccion de 10 de Oc-
tubre de i845 , se presentarán con la proposicion por el
que la hiciere, sujetándose todo al ecsnmen de facullntivos Y para que llegue :í noticia de lodos , y todos .puedan
inteligentes sin cuya aprobacion no se considerará admisi- tomar parte en Ja empresa se publica este anuncio, de-
ble proposicion alguna. biendo advertir que hay algunos trabajos hechos y c¡uc
pueden aprovecharse ¡x>r el que tome á su cargo la con-
-'· '° Se reputa1·:ío mejoras qne den lugar á preferencia tinuacion de la obrn.
con 1·es11eclo á las proposiciones que se hicieren , no solo
In ventaja de el precio sino Ja obligacion de ejecutar las Zaragoza de Fcl1rero de t84 7.
obras en un espacio menor de tiempo.

De acuerdo'·· de S. E..
Gregorio Ligero, Secretario.~

- = T----.,
Fuente de la Princesa ...
(AMZ).

30 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
DEL CANAL IMPERIAL AL CANAL DE BARDENAS
EL SIGLO XIX, ÚLTIMOS INTENTOS tor del Canal Imperial, que por entonces era e l
POR CAPTAR AGUA DE CALIDAD Ma1-qués de Lazán; estaría situada en la plaza de
El lo que respecta al abastecimiento de agua de San Francisco (actual Plaza de España) y se cons-
boca, la llegada del Canal Im perial a Zaragoza ape- truiría aprovechando la acequia del Pontarr-ón. Se
nas supuso cam bio algun o para sus vecinos, si se trataba de la que, andando el t iempo, y después de
exceptúa e l hecho de que, gracias a él, las aceq uias muchos avatares e interrupciones que jalonaron el
que atravesaban la ciudad, según cuenta Pascual proceso constructivo y de canalización de las
Madoz en su Diccionario Geográfico de España aguas, sería la Fuente de la Princesa o de Neptuno,
siempre bajaban rebosantes, algo que con las men- que no llegó a estar en servicio hasta mediados de
guadas aguas de l Huerva no era posible. Mediante siglo.
esas acequias se regaban huertas y jardines o llena- En 186 1 se publicó la Crónico del viaje de sus
ban sus aljibes los más poderosos. La más impor- majestades ... de Anton io Flores, quien 1-elató el viaje
tante era la de La Romareda, que se bifurcaba para de la reina Isabel 11 por España, donde se decía que
ll egar por un lado hasta la Puerta de Sancho y Zaragoza, «a pesar de hallarse rndeada de abun-
en lazar con e l final de la Almazara, y por otro dis- dantes y excelentes aguas no tiene más que una
curría por la actual Doctor Cerrada y probable- fuente, la de la Princesa. Y esa fuente no trae a la
mente por e l centro de Zaragoza. ciudad las aguas manantiales como los Ojos de Pin-
La acequ ia de las Adu las discurría por la margen seque, sino que recoge las aguas del Canal Imperial
derecha del Hu erva y fue la que accionó los moli- y, a lo que tenemos entendido, sin un filtro que la
nos del casco urbano. libre de impuridades del Ebro».
La Guerra de la Independencia, que tantos des- Entre 1852 y 1858 se presentaron al concejo
trozos supuso para Zaragoza, acarreó sin embargo so li citudes de varias empresas para hacerse ca1-go
un avance en lo que se refiere a las obras hidráuli- del abastecim iento de agua, que preveían la cons- Fuente de la Plaza
de San Miguel (AMZ).
cas: la adm inistración francesa de la ciudad se pre- trucción de entre doce y quince fuentes con tubos
de fundición. En 1854, una Real Orden del 4 de
ocupó por mejorar las condiciones higiénicas del
casco urbano, y sus gestores promovieron la cons-
t rucción de fuentes públicas tanto para el abasteci-
47 - Zf\Rf\60Zf\. Plaza de San 1"\iguel
miento de los vecinos como para la defensa contra y Puerta del Duque de la \lic.!oria
incendios.
Fue Souchet, el efímero gobernador francés de
la ciudad, quien pretendió suavizar su forzada
estancia construyendo las fuentes que hacía siglos
se demandaban; encargó el/ proyecto al escultor
Tomás Llovet, profesor de la Escuela de Bellas
Artes, quien se ocupó de e ll o de 181 1 a 18·13,
aunque no pudo llegar a terminarlo.
Tras la retirada francesa había otras prioridades,
puesto que buena parte de la ciudad quedó en
ruinas. Por e ll o, el asunto de las fuentes estuvo
paralizado hasta que e n 1829 alguien se acordó de
los proyectos de Llovet, quizá sólo para recuperar
lo pagado.
El 1 3 de junio de ese año, e l concejo zaragoza-
no pidió permiso para hacer una fuente al protec-
1

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Domingo, San Pablo, la Victoria, e l Portillo y el Car-
men. También se trató de los desagües y su traza-
do, algo muy importante, puesto que no existía
alcantarillado desde época romana.
El presupuesto contemplaba la construcción de
arcas pero no de filtros, con lo cual la calidad del
agua siempre habría de ser mala. Parece ser que ya
por entonces existían algunos sistemas de filtrado,
como el que e l marse ll és M. Guigues ofreció al
ayuntamiento.
A comienzos de 1862 se presupuesta e l coste
octubre se ocupa de la redacción de un proyecto de las fuentes, ll evando e l agua desde la fuente de
Modelo de fuente ofertada para tal fin. la Princesa a las de la Seo, el Pilar; Monas y Merca-
al ayuntamiento zaragozano
En 1857, el ingeniero de caminos Mariano Royo do, junto con sus grifos y surtidores.También otra
a mediados del siglo XIX
(AMZ 726 36-1-2). realiza y analiza otras dos propuestas para llevar el conducción para abastecer las fu entes del Portillo y
agua hasta e l centro de la ciudad, una por gravedad Santo Domingo, y desde la acequia de San José a
desde el Canal lmper-ial y ot1-a desde el Ebro, en La las de las plazas de San Miguel y la Magdalena. Se
Almazara, mediante bombas accionadas a vapor: A calcu la un presupuesto de 495.963 reales para la
estas propuestas respondió el arquitecto mun ici pal, construcción de ocho fuentes principales de hierro
José de Yarza, que la opción mejor seguía siendo la y otras once veci nales de obra.
conducción desd~ Pinseque, ya que el agua del Poco más tarde, en marzo, se comprueba la
Canal era inadecuada para el abastecimiento imposibilidad de dotar a todas esas fuentes con
humano y, además, proseguía, el proyecto era depósitos regu ladores y filtros, por lo cual se pro-
extremadamente caro, especialmente en los hono- pone que se abastezcan de una sola toma para
rarios del facultativo. poder instalar filtros más adelante.A esta propues-
El 23 de julio de 1861 Zaragoza seguía sin fuen- ta se opuso prácticamente todo e l consistorio.
tes, por lo cual el Concejo decide hacer varias, al En diciembre de 1862, Zaragoza contaba con
menos, en las plazas principales, como La Magdalena, ocho fuentes aisladas y once de vecindad, cuyo
Santo Domingo, el Mercado, la «Casa de las Monas» recorrido era el siguiente:
-que hacía esquina en la manzana derribada para Desde la toma en la acequia del Pontarrón
hacer la avenida de César Augusto entre el Coso y hasta la Fuente de la Pri ncesa se conducía e l agua
el mercado- el Pilar y la Seo, con el fin de apro- por una tubería de 18 cm de di ámetro que poco
vechar el agua sobrante de la Fuente de la Princesa: antes de llegar a su destino desaguaba en un arca
dado que ésta tenía un desnivel de 3,5 m desde su de hierro: desde al lí se repartía a las demás fuentes
captación, se consideraba que todas las demás fuen- excepto las de San Pablo y Santo Domingo, para
tes podrían abastecerse desde esta conducción. las que se había realizado otra conducción desde la
Poco después, e l 14 de agosto, vue lve a tratarse acequia que pasaba frente a la Aljafería (segura-
el tema. Parecía llegado el momento de que, tras la mente, la aceq uia de la Romareda) .
efímera fuente de Santa Engracia, probablemente Desde el arca de la Plaza de San Francisco par-
destruida durante los Sitios, Zaragoza contase con tía una tubería de 18 cm de diámetro que llevaba
las tan anheladas y necesarias fuentes, de las que el agua por e l Coso hasta las fuentes vecinales
algunas de ellas, al menos las de la Seo y San situadas en el cruce con las calles Blancas yVeró ni-
Miguel, deberían ser monumentales. . ca. Más adelante, a 366 m, se bifurcaba la conduc-
Para el barrio de San Pablo se propuso captar ción hacia las fuentes situadas en la Plaza de San
e l agua desde el canal de la Misericordia, lo que Miguel y en la Magdalena. La de San Miguel tenía
haría posible la erección de fuentes en Santo planta poligonal y en e l centro había un surtidor

32
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
con forma de cisne. En el otro ramal se colocaron
fuentes frente al seminario de San Carlos y el
Almudí. La de la plaza de la Magdalena tenía una
pila circular en cuyo centro se levantaba un pilar
octogonal que sostenía una pila más pequeña con
un surtidor también octogonal. Las aguas sobrantes
de esta fuente eran entubadas y pasaban junto a la
Universidad para finalizar en un abrevadero junto a
la Puerta del Sol, que estaba situada frente al puen-
te de Tablas, algo más abajo que el de Piedra.
La tubería que descendía por la calle de San Gil
(hoy Don Jaime) tenía una fuente en la plaza de
Ariño y otra frente a la calle Clavel, finalizando en
las plazas del Pilar y la Seo, donde había dos fuen-
., .:
tes más: una en la plaza esquina a la casa de la
Infanta y otra pasado el Arco del Arzobispo, con
Fuente de la plaza de Santo Domingo.
objeto de prohibir la toma de agua de la fuente
situada en el centro, que era la de la Samaritana,
una escultura de bronce fundid a en los talleres de Ubicación de las fuentes monumentales, vecinales
y abrevaderos junto con el trazado de las conducciones.
Averly, que se mantuvo en la plaza hasta su remo-

CJ Abrevadero • Fuente Vecinal • Fuente Monumental - Acequia de la Romareda Acequia del Pontarrón

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Una ciudad que había carecido de fuentes, o las
había perdido durante quizá quince siglos, no
estaba acostumbrada a su uso, por lo que en el
año 1861, el Ayuntamiento decide dictar las
siguientes normas:

1. Tendrán prioridad en el uso del agua «todos los


dependientes de la Autoridad que la necesiten
para apagar los incendios y riego de calles y
arboledas».
2. En las fuentes de plaza o vecinales, excepto en la
de la Plaza del Pilar, se permite «tomar agua a
todos los vecinos y llenar en ellas sus cántaros,
siempre que lo hagan con la limpieza que corres-
ponde y sin promover cuestiones de ninguna
especie».
3. El turno para llenar las vasijas se establece por
antigüedad, es decir, en el orden en que los usua-
rios vayan llegando..
4. Las personas dedicadas a llevar agua a las casas
con cubetas, cántaros o cualquier otra vasija
podrán abastecerse en las fuentes, pero guardan-
do su turno igual que todos.
S. Los aguadores que conducen el agua con carga a
las casas sólo podrán abastecerse de la Fuente
de la Princesa, en el lugar que tienen designado al
efecto.
6. Se prohíbe tomar agua de las demás fuentes
para conducirla en cubas y cargas a las casas
particulares.
7. Se prohíbe asimismo lavarse y de cualquier modo
ensuciar el agua de las fuentes y beber en ellas
sin vaso, así como estorbar el libre derecho de
las gentes a tomar el agua.
8. Los que con dañada intención o sin ella arrojen
piedras o cualquier otro objeto a las fuentes, o
por otros medios las inutilizaran, serán inmediata-
mente detenidos para imponerles el castigo al que
se hayan hecho acreedores, sin perjuicio de satis-
facer los deterioros que hubiesen ocasionado.
9. Los padres, tutores y cabezas de familia serán
responsables de los daños que causen los meno-
res de 14 años.
1O. Los contraventores de estas disposiciones sufri-
rán la pena designada en el código penal si el
daño que causaren .no excediese de dnco duros.
11 . El cumplimiento de los puntos anteriores se con-
Mercado de Zaragoza y fuente fía a la guardia municipal, guardias de paseos y
en una fotografía de Laurent alguaciles.
hacia 1870.

FUNDACIÓN
34
JUANELO
TURRIANO
delación a finales del siglo XX. El desagüe de la mente animado por el cambio que había expe1·i- Sln emb(U'g'O. hemos de d e~laca:r,
que en lo que afecto. n. clo.rlda.d dol
agua no.do. hemos prosperado de3de
Samaritana era conducido hasta la Puerta de San mentado la ciudad con todo ello, el a1·quitecto 1878, en que. so conlilruyf, el prlmer
gf:':~tc;;o'f.1~g~~=~ªc1~~~~c:!n{r!~;
lldefonso, donde había un abrevadero. municipal Mariano López se plantea incluso la posi- otro medto siglo, se escriba la hlsto-
rla. de la traid.a de agua.a a Zn.ro.g'o-
zu., no tcnaa qua euriblr el cronl st.a
Había aún otra fuente en la esquina de las calles bilidad de solucionar los pmblemas de abasteci- "también cnt.oocea se 1o.rncnt.nban lo•
v.aragosnnos de la poca clnrldad del
de la Leche y Platería, desde donde continuaba la miento mediante la conducción del agua a las ~:Jn==°:l~~: ::~~~:in la-
tubería hasta el centro de la Plaza del Pilar; donde casas, complementada con una conveniente red de
se había co locado una fuente ornamental que con- alcantarillado. También se estudió la posibilidad de
sistía en un pilón sobre el que se colocaron dos abastecer a Zaragoza desde el Gállego, aunque Heraldo de Aragón 13-10- 1933.

tazas sobre pilares octogonales de cantería y cua- esta alternativa se desechó por resultar muy cara y
tro tritones de hierro fundido. Otro ramal de esa no contar con garantías suficientes de manteni-
tubería llevaba el agua hasta otras fuentes vecinales miento de caudales en verano.
situadas en las escalerillas de la plaza y en la calle Una vez establecido que el suministm más
Danzas. apropiado para la ciudad sería el Canal lmpe1·ial, se
El último ramal principal que salía desde la planteaba la idoneidad de emplazar los depósitos y
Fuente de la Princesa se dirigía hacia el otro lado filtros en Casablanca, aunque finalmente fueron cri-
del Coso Alto, donde se colocaron fuentes vecina- terios económicos, en cont1·a de los técnicos, los
les en la esquina con la calle del Trenque, la plaza que decidieron emplazar la toma del abastecimien-
de San Roque, Subida de los Gigantes y esquina de to en Torrero.
la calle Azoque. Frente a la casa de las Monas se Otro problema que surgió entonces fue la opo-
instaló otra fuente ornamental de fundición, con sición de algunos médicos a la instalación de con-
una figura de mujer sobre un pilar octogonal de ducciones de hierro para abastecimiento de agua,
cantería; el agua salía de sus pies y de un jarrón que resistencia que fue vencida con la ayuda de la Aca-
llevaba en las manos. demia de Medicina y Cirugía.
Seguía la conducción por la acera izquierda de Lamentablemente no se hizo nada, dada la ete1·-
Abrevadero junto
la calle Albardería, donde se instalaron una fuente na penuria de las arcas municipales, pese a que dos a la iglesia de San Fernando.
vecinal en la subida del mismo nombre que iba compañías europeas presentaron en 1872 sendas (Archivo Coyne AHPZ).

hasta la Plaza del Mercado, ot ra frente a la calle propuestas de financiación al concejo zaragozano. T

Torrenueva, y otra en la esquina de la Plaza del


Mercado y la calle Tripería.
El agua captada de la «acequia del castillo» lle-
gaba hasta la Plaza del Portillo, donde se colocaron
varias fuentes vecinales: una al comienzo y otra
frente a la cal le Castel lana, desde cuyo ramal se
abastecía la fuente de la plaza de Santo Domingo.
En el centrn de ésta, y fr~nte a la calle de las
Armas, se instaló otra fuente con forma de copa y
un alto surtidor; desde donde se recogía el agua
para llevarla hasta un abrevadero frente al conven-
to de Santo Domingo.
El ramal que seguía por la calle de San Pablo
tenía una fu ente vecinal en la calle Aguadores, cuyo
desagüe se unía al de las fuentes del Mercado y la
Casa de las Monas para finalizar/ en el abrevadero
de la puerta de San lldefonso.
Para 1866 se habían construido 32 fuentes «de
plaza y vecindad», más tres abrevaderos. Posible-
;

FUNDNCIÓN
JUANELO
TURRIANO
Una de ellas era un grupo financiero franco-belga y explotación del Canal desproporcionadamente a
Detalle de uno de los planos la otra una empresa inglesa: Edwin Clarck, Pun- su consumo. De resultas de ello, en la actualidad
realizados por Edwin Clarck,
Punchard y Cía. en 1872.
chard y Cía., domiciliada en Londres.Tras firmar un Zaragoza consume el 1 0% de las aguas del Canal y
(AMZ plano 656-3). convenio con la empresa inglesa, por el que ésta se contribuye al 90% de sus gastos.
comprometía a la real ización del abastecimiento y Debido a la modestia del proyecto, tanto en
alcantarillado a cambio de la concesión y privatiza- cuanto a dotaciones como a escasez de filtros,
ción del agua, el concejo zaragozano lo desestimó . .decantadores y depósitos,. las, :propuestas del afa-
.a cat:isa del •excesivo ·gasto que suponía. mado arquitecto don "Ricardo Magdalena no sirvie-
Finalmente es el propio Ayuntamiento el que ron de mucho. Únicamente podían abastecerse las
realiza un modesto proyecto en 1876, que es el fuentes públicas, a las que hasta entonces se con-
que se lleva a cabo, con la extraña denominación ducía el agua por medio de acequias; a partir de
de «Proyecto de traída de agua para riegos», quizá entonces comenzaron a instalarse pequeñas tube-
a causa de la oposición de los usuarios del Canal rías de fundición que sumin istraban el agua a las
Imperial, puesto que hubo .fuertes reticencias a que nuevas fuentes que se instalaban, y de las que se
se empleasen sus aguas para abastecimiento urba- sabe que únicamente la fundición Averly suminis-
no, aludiendo a la exclusiva dedicación del Canal a tró, hasta finales del siglo XIX, no menos de sesen-
riegos y navegación. Los obstácu los fueron salvados ta, junto con 6.000 metros de tuberías.
porque, de un lado, resultó imposible continuar el Tras las fuentes monumentales comenzó la
Canal aguas abajo de la ciudad, y por otro se firma- construcción de otras más modestas, adosadas a
ron unos acuerdos económicos muy ventajosos ciertos edificios, pero fueron eliminadas rápida-
para sus administradores, en virtud de los cuales la mente a causa de las filtraciones y la humedad que
ciudad cont1·ibuiría a los gastos de mantenimiento y provocaban.

36 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
EL SIGLO XX Sin embargo, duró poco la alegría puesto que la
El siglo XIX acabó sin que Zaragoza contase con dotación de 140 litros por habitante quedó inme- Clarificadora de la planta
diatamente pequeña. De ello da cuenta el detalle potabilizadora
una red de saneam iento y abastecim iento como
(Mariano Candial) .
correspondía a su categoría. En 1905, siendo alcal- de la capacidad del depósito, que, estando prevista
de don Félit< Cerrada, se obtuvo financiación por para mantener la dotación durante diez o doce
8,5 millones de pesetas, lo q~e decidió al consisto- días, se agotaba en cuarenta y ocho horas, disminu-
rio a intentar de nuevo mejorar el deficiente sumi- yendo notablemente su calidad por falta de decan-
nistro de agua mediante dos proyectos, esta vez a tación, puesto que, para ahorrar en la ejecución del
cargo de ingenieros de caminos. El del abasteci- proyecto, no se habían construido filtros.
miento de agua estaba firmado por Antonio Lasie- En resumen , Zaragoza ha sido, probablemente,
rra Purroy, en tanto que el de alcantarill ado lo una de las ciudades españolas de importancia que
firmó Antonio Sonier. más tarde han contado con fuentes y con el entu-
Para 19 12 ya existían viv i~Fldas con agua bado del agua potable doméstica. La primera vez
corriente. Tras un paréntesis de dos mileni,as, los que los zaragozanos pudieron ver el agua surgien-
ciudadanos de la capital de Aragón volvieron a do~deiJna fuente (al menos, desde la época roma-
tener agua en sus casas. na) fue ~n 1786, de la fuente de Santa Engracia; y
/

FUN.QACIÓN.
füANELO
.TURRIANO
..i:t
ARRIBA.Elevadora nueva de la Almozara
(Mariano Candial),

ABAJO. Elevadoras nueva y antigua de la Almazara


(Mariano Candial).

40 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
en los grifos de las viviendas, a partir de principios Esta elevación comenzó a constrni1·se en 1949,
del siglo XX, hacia 19 12. pero la demora en la instalación de las motobom-
Ya se ha dicho que la calidad del agua de este bas (tres de 500 l/s) y, sobre todo, la tube1·ía de
primer abastecimiento dejaba mucho que desear, impulsión hasta Casablanca, fueron el motivo de
por lo que se realiza un nuevo proyecto en 1922. que no se recepcionaran las ob1·as hasta 1958.
Su autor, José López Pueyo, se adelantó a su tiem- La deficiente calidad de los equipos instalados
po, puesto que preveía un doble suministro: la idea motivaron que su funcionamiento fuera deficiente
era que se dejase una red para abastecimiento desde su puesta en marcha. Por ello, la tubería se
domiciliario, con agua filtrada y depurada esmera- empleó en sentido inverso, y en lugar de elevar el
damente, y otra con aguas más groseras para riego agua hasta Casablanca, si1·vió pa1·a dist1·ibui1·la hacia
de jardines y limpieza de calles. Este proyecto tam- la margen izquierda del Ebm Por este motivo fue
poco tuvo efecto; sin embargo, hay noticias en el necesario construir una segunda elevación.
Heraldo de Aragón del 15 de enero de 1924, que La segunda estación de bombeo se encuentra
informan de la reanudación de las obras en el situada en las inmediaciones del Club Deportivo
depósito dos días antes, y se alude a una huelga y a Ebro (antiguo Pa1·que Sindical) y desde allí se eleva
la vigilancia por la Guardia Civil de los 50 ó 60 hasta los depósitos de Casablanca. El edificio cuen-
obreros que acudieron al trabajo. ta con cuatro motobombas de 750 l/s y aún tiene
En 1929, y ante la gravedad de la situación, se espacio para dos más; por tanto, la capacidad de
ampliaron los depósitos de Casablanca con cuatro bombeo actual es de 3 m 3/s, ampliable a 4,5.
nuevos recipientes de 68.000 m 3 de capacidad, que Desde entonces, las instalaciones zaragozanas
fueron inaugurados el 1 de julio de 1931. A pesar se han ido modernizando a la par que aumentaba
de que con la ampliación se aumentaba la dotación la red urbana o avanzaba la técnica al respecto. Por
a 200 litros por habitante y día, muy superior a lo ello, la estación clarificadora fue ampliada en 1965
estimado por aquella época, el consumo era aún y 1968 (quedando con una capacidad de 4 m 3/s) y
mayor, y por lo tanto la calidad del agua se seguía por último en 1970, cuando el caudal es aumenta-
resintiendo. do hasta 6 m 3/s. En noviembre de 1998 se amplia-
Posteriormente, se convocó el concurso para la ron los depósitos de Valdespartera.
construcción de dos estaciones potabilizadoras, La última actuación ha sido la 1·ealización del
una en Torrero y otra en Casablanca, pero hubo de nuevo abastecimiento desde el Canal de Bardenas,
llegarse hasta el año 1946 para que se pusiera en actualmente casi acabadas y en pruebas hasta que
marcha el proyecto de la estación clarificadora de finalicen las modificaciones en el embalse de La
Casablanca, cuyas obras dirigió el ingeniero de la Loteta.
Dirección de Vialidad y Aguas del Ayuntamiento,
señor Mantecón. A pesar de no solucionar el asun- EL SIGLO XXI: LLEGA EL AGUA
to de la calidad físico-quími¡:a del agua, al menos DESDE EL RÍO ARAGÓN
quedaba con unas características organolépticas Poi· muy poco, este capítulo no finaliza con la pues-
aceptables. Las nuevas instalaciones entraron en ta en se1·vicio del tan esperado abastecimiento
servicio en 1958, con una capacidad de 2 m 3/s. a Zaragoza desde el río Aragón, una obra que
Más adelante se construyó una estación de tras un paréntesis de casi dos milenios conseguirá
bombeo junto al puente de La Almazara. Su finali- que al menos durante unas décadas la capital
dad fue palia1· los graves inconvenientes que se aragonesa pueda contar con agua potable de
derivaban de los cortes del Canal Imperial durante calidad.
los periodos de limpieza, cuya / única alternativa Cuando se optó por abastecer a Zaragoza
(parcial, evidentemente) era acortar el periodo sin desde el Canal Imperial se tomó una decisión
agua mediante la introducción de caudales proce- discutTule, puesto que no se tuvo en cuenta la op-
dentes del Jalón a través de la acequia de Pinseque. ción de las aguas de Pinseque o Marlofa. Por ello, el
/

FUND¿\CJÓN
JUANELO
TURRIANO
,/
·' -~------

ARRIBA.Depósitos
de Valdespartera.

Depósitos de agua bruta


en Casablanca.

ABAJO.Construcción de los
depósitos de Canteras
en 1929 (Cortesía fam ilia Aísa).

44 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
~ Aspecto de la nueva
conducción
en la potabilizadora
(en la imagen una
de las dos tuberías)
(Mariano Candial)

precio pagado al Canal Imperial a lo largo del tiem- cada vez mayores cantidades de sulfatos y nitratos.
po posiblemente habría amortizado mucho antes Esta situación ha determinado el hecho de que, a
el mayor coste de la conducción . pesar de la depuración creciente de los vertidos en
Aun considerando que el agua del Canal posea las ciu dades .. e l agua del Ebrq ernpeore .más y más
unas . características ;similares .. aJas. de .las. fuentes cada ,año .
.citadas en cuanto a .dureza y salinidad, la contami- Por si esto fuera poco, en Miranda de Ebro exis-
·nación orgánica y el alto ·nivel de sólidos .en sus- te una importante industria química que en caso de
pensión que circulaban por el Canal habrían hecho accidente puede dar lugar a graves problemas de
inaceptablef"el agua en muchas poblaciones de la contaminación, aunque nunca de la gravedad que
importancia d_e Zaragoza, pero entrar en el siglo XX podría darse si éste ocurriese en la central nuclear
sin agua y .con pocos recursos municipales, era un de Santa María de Garoña, situada en la cabecera
condicionante que posiblemente pesó mucho en del río, en el burgalés valle de Tobalina. Esta central
las decisiones tomadas. comenzó la producción en 1970, y actualmente es la
Aguas arriba de la toma en Fontellas hay ciuda- segunda más antigua de España en funcionamiento,
des como Logroño, Vitoria y Pamplona que hasta sólo por dos años anterior a Zorita, pero en tanto
hace poco vertían directamente al · Ebro o sus que el desmantelamiento de Zorita se dará entre
afluentes. Cuando la situación parecía que iba a abri l de 2006 y 2015, Garoña no tiene fecha.
mejorar gracias a la construcción de depuradoras, PorJPrtuna, la ciudad de Zaragoza cierra ahora
pudo constatarse que por otro lado empeoraba, esté capítulo del pasado, y finalmente contará con
puesto que los retornos de los re~díos arrastran agua de calidad, en cantidad y con seguridad.

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA.El colector
de la margen derecha del Ebro,
pasa por dentro del arco
cegado del Puente de Piedra.
(AMZ).

Cloaca máxima
(Mariano Candial).

ABAJO. Plano del primer


alcantarillado de Zaragoza
en 1907.

46 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
LA RED DE SANEAMIENTO,
UN PARÉNTESIS DE DIECIOCHO SIGLOS
sos edificios precisaban de la conexión a una 1·ed ..
Depuradora
de saneamiento que, es obvio, finalizaba en el
de la Almazara.
Los romanos dotaron a la ciudad de una red de Ebro. (Mariano Candial).
saneamiento que permitía evacuar hasta el Ebro las Pese a todo, el siglo XIX acabó sin la 1·ed de
aguas residuales. saneamiento que precisaba una ciudad ya muy
Desde la inutilización de la red romana de populosa. En 1905, siendo alcalde Félix Cerrada, se
alcantarillado, y probablemente durante más de mil consiguió por fin una financiación que permitió
quinientos años, Zaragoza no contó con ningún sis- redactar no sólo el proyecto de abastecimiento de
tema de saneamiento, por lo cual sus calles eran agua -que ya ha sido citado, a cargo del ingeniero
sucias y malolientes, puesto que las aguas fecales se Antonio Lasierra Purroy-, sino también el primero
arrojaban a la calle. de alcantarillado desde hacía casi dos milenios,
En el siglo X IX, la construcción de fuentes con- t ambién por otro ingeniero de caminos, Antonio
llevó el problema de la canalización del agua Sonier.
sobrante. Sin embargo, con el aumento espectacu- El boom de los años 60 propició un crecimiento
lar de la población, pronto el problema de la eva- desordenado de la ciudad, tanto en el casco urba-
cuación der las aguas residuales de los vecinos hizo no como en las zonas industriales de su entorno.
mucho más urgente la búsqueda de una solución. Este caótico crecimiento, unido a la falta de norma-
Hasta 879 no se redactó un proyecto de
1 tiva e inspección y. por supuesto, a la corrupción,
alcantarillado para la ciudad, que se entregaría al trajo consigo la construcción de una red poco pla-
concejo tres años más tarde. Se planteaba en él un nificada y aún menos eficiente, que provocaría
concepto que se adelantó a su tiempo en casi un severos problemas años más tarde, cuando los
siglo, cual era la reuti lización de las aguas 1·esiduales requerimientos de calidad ambiental de la Europa
-para usos agrícolas, tras un acondicionamiento a la que nos incorporamos requerían alcanzar un
previo. Parece ser, no obstante, qué únicamente se nivel mínimamente aceptable de calidad sanitaria y
realizaron los alcantarillados más precisos y wrgen- medioambiental.
tes, a la vez que baratos, como el de la calle Alfon- Loiúltimos años de la dictadura y los primeros
so, que por entonces se acababa de abrir: sus lujo- de la democracia fueron especialmente desastrosos
;

FUND"ACIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA. Depuradora de la
Almazara. Generadores para
abastecer de energía eléctrica a
la planta accionados con el gas
generado en la misma.

ABAJO. Agitadores.

50
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
en este aspecto, puesto que una industria casi al
mismo nivel de los países más desarrollados, con
un sistema de saneamiento tercermu ndista era una
comb inación que tan sólo fue posible al convertir
en cloacas los ríos zaragozanos, encargando a éstos
la responsabilidad de alejar la contaminación.
La red de alcantaril lado del interior de la ciudad
poseía una evidente falta de capacidad, puesto que
el crecimiento del casco urbano se había basado
en la ampliación de los co lectores, conectando un
ramal tras otro para dar servicio a zonas de nueva
urban ización.
Esta solución podría apl icarse cuando se trataba
de añadir una nueva manzana a la red, pero cuan-
do fueron calles enteras, la única solución efectiva
fue la de acortar el trazado buscando el punto más
ce t-cano a un r-ío para desaguar- el co lector. Como
resulta lógico, los más afectados fueron el Ebro y el
Huerva. Pero en tanto que el Ebro gracias a su ambiciosa radicaba en lograr la depurac ión de la ARRIBA y ABAJO. Sala de control
y vista general de la depuradora
caudal podía disimular mejor la carga que se arro- totalidad de sus aguas residuales. Gracias al mismo, de la Almazara.
jaba, el Huerva se convirtió en una cloaca al aire en un breve plazo se pasó de verter todas las
libre que era mejor ocultar. aguas sin depurar; a la situación actual, en que
Ante este panorama insostenible, a principios -salvo algunos pequeños colectores- la práctica Plaza de l a Seo
PÁGINA SIGUIEl\ITE.
de los años ochenta la ciudad se vio obligada a totalidad de las aguas res iduales de Zaragoza reci- a comienzos del siglo XX
(AMZ).
crear un plan de infraestructuras cuya finalidad más ben un tratamiento adecuado.

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARAGOZA, LA CIUDAD •de los pasar por' un entarimado hasta un lugar del río
tres ríos, no tenía nioguna donde hubiese .corriente, los aguadores la cogían
fuente pública desde la época romana, por lo que donde les era más cómodo, esto es, en la orilla,
precisó durante siglos del trabajo ·de- los aguadores donge había «lodazales, a.guas muertas, remansadas
para disponer de agua en las viviendas,,Hay docu- y cenagosas».
mentación acerca de , su actividad en e l siglo XVI, Pese que probablemente fueran ciertos esos
cuando se dictan normas y emiten pregones para datos, estaban muy condicionados por el interés
salvaguardar la lim pieza de la parte del río donde del fiscal en justificar la construcción de fuentes con
los aguadores cogían el agua. las aguas del Canal Imperial; de modo que, para
En el siglo XVI II, un escrito que dirige a los dipu- conocer un poco mejor este oficio, es interesante
tados el «fiscal de lo civil», D. josef ·Álvarez, ofrece consu ltar las Ordenanzas Municipales. Las de 1794,
cumplida información sobre ellos: indica que en la en su artículo 29, mandan que los aguador·es
capital de Aragón estaban empleados ,en 1786 tomen e l·agua sólo de la con-iente del río, en los
«más de 150 hombres continuadamente en -el-ofi- sitios señalados y «usando de los bancos largos
cio de aguadores, cuyos brazos se roban a la agri- que a este fin tiene dispuestos el arrendador del
cultura y artes, y 400 ó 500 burros que pudieran puente de tablas, y de cántaros referidos por el fiel
ahorrarse y servir para la conducción y acarreo de del almotacén, teniendo para e ll os los alfareros e l
otros menesteres». Este .dato significa, que -según repuesto necesario».
e l censo del Conde de Aranda de 1797- Zaragoza En e l capítulo dedicado al «Agua simple y com-
poseía casi el 5 % de los aguador~s de España. puesta» se dice: «Las aguas potables de uso común
Así, pues, a cada aguador/zaragozano le corres- en esta ciudad son las de)os ríos Ebro y Gállego; la
pondían de media tres burros, cada · uno de los del Ebro, ya recibida en él <Dccogida de la Acequia
cuales transportaba seis>:cántaros de veintiséis-cúar- Imperial, está como más palótica y por lo mi smo
tillos. Eso, en teoría, porque en aquel tiempo tam- más purgada de cieno, barro e inmundicias [ . . .].
bién había aguadores que -a pesar de st:1 taxativa Podrán ser preferibles por su mayor limpieza, más
prohibición- utilizaban cántaros «rn.íltrahechos» delgada y batida, las del Gállego. En las cercanías del
para que tuviesen menor capacidad. El pr·ecio que río la Huerva también se hace uso de éstas aunq ue
cobraban a los vecinos 'por cada carga ·éstaba..en no en Zaragoza por ser más salobre». El tiempo
función de la lejanía al río, y oscilaba entre un míni- mejor para recogerlas en tinajas era el mes de
mo de dos cuartos y algo más de tres. eners,-y «en las estaciones de sequedad en que los
El agua que ·recogían · era de ír:ifima calidad, ríos;:.vayan bajos y sus aguas discurran más claras y
puesto que, al decir del citado }scal, er:i . vez de menos saladas».
PÁGINA ANTERIOR Y ARRIBA
Detalle de varios aguadores
en fotografías de Coyne.

ABAJO.Últimos aguadores
de Zaragoza
(Heraldo de Aragón,
13-10-1933).
Aguador en Ejea
de los Caballeros
(C E de las Cinco Villas).

-=~.
"¿
.
-~. )S... :
-..-~- "";. ·; -

~
-~ - - re 'F7W"
~~· ·~- •'
.- ........ '

El agua se recogía de los ríos para ponerla en


tinajas en las casas, «donde repose y clarifique. Debe-
rá haber aseo pasándolas por un cedazo, poniendo
dentro algunas piedras, que podrán ser del mismo
río o pedazos de piedra de azufre, cubriendo aque-
llas con un paño limpio y una tabla encima para evi-
tar que en las cuevas subterráneas donde están se
introduzcan en ellas arañas y otros insectos y anima-
les extraños y reciban polvo o tierra. La del Ebro no
padece corrupción pero si las tenajas no se limpian a
tiempo, en el mismo sedimento se recrearán algunos
an imalillos». Las aguas de pozo que abundaban en la
ciudad no se usaban para beber, aunque sí para
otros servicios domésticos.
Las Ordenanzas citadas continúan:
En el Ebro se cogerá el agua en los puestos acos-
tumbrados al lado de la ciudad o pretil; habrá al efecto
tableros o entarimados de 3 varas de ancho y 4 de
largo que llegarán a su corriente en éstas precisamen-
te y no en las márgenes, rebalsas, paradas o aguas
muertas. Dichos tableros entarimados estarán limpios y
las rampas por donde se vaya a ellos. Los burros para
su conducción no entrarán en el río para que no mue-
van el cieno con su pateo, o estercolen u orinen en las
aguas.

56 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
Los cántaros se traerán bien cubiertos con el
mayor aseo y limpieza, y en el verano con algunos
ramos para que el agua llegue más fresca. Cada carga
de agua se compondrá de 6 cántaros sellados en sú
asa con el león y armas de la ciudad. Cada cántaro
tendrá 26 cuartillos de agua, 2 más o menos; se con-
ducirán llenos y se descargarán sin dejar en ellos agua.
El precio de cada carga será según las distancias y
el establecido en fas ordenanzas del gremio de agua-
dores.
Los aguadores no impedirán a vecino alguno fa
libre conducción de aguas y estarán puntuales a servir
y surtir fas casas de los vecinos siempre que se les
llame.
No usarán cántaros contrahechos o de menor cabi-
da que fa referida y no los tendrán hendidos. Llevarán
sus burros reatados y no se detendrán en la calle más
del tiempo preciso ni impedirán el paso ni los atarán a
rejas, y los descargarán dentro de los portales de las
casas, y en caso de incapacidad donde menos peryudi-
quen el tránsito de las gentes.
Los domingos y días feriados en tiempo de verano,
regarán el paseo de Santa Engracia y el puente de
tablas, satisfaciéndole el arrendador de éste el precio
señalado conforme a sus obligaciones.
Las últimas cargas que cojan cada día las conduci-
rán llenas al retirarse a sus casas y las conservarán en
ellas todas las noches para acudir pronto a los incen-
dios que puedan acaecer. Todos concurrirán a éstos
inmediatamente que oigan Ja señal de fas campanas
de fa parroquia y Torre Nueva, con fa carga de agua
cada uno llena, sin que fes sirva de excusa en estos
casos de que los cántaros están sentidos, y estarán en
ellos a fas órdenes de los magistrados[. .. ]. El primero
que llegue a los incendios con su carga tendrá premio,
que pagará el ultimo del ba¡rio.
Los aguadores también podían vender «aguas
compuestas», como agua de nieve, de alofar, de
cebada, de escorzonera, de horchata de chufas,
sorbetes y cortadi ll os que se vendían en las plazas
y calles a la grita, a excepción de 12 a 2, en que
debía cesar ésta para descanso de los enfermos.
Las aguas no vendidas debían tirarlas cada día.
Más adelante, en 1829, los .aguadores preten-
dían que se les diera permiso para tomar el agua
antes de que llegase a Santa Engracia, o bien se
cubriese la acequia hasta allí, puesto que el agua
/
llevaba inmundicias que arrojaban algunas casas algo que frecuentemente se olvida, puesto que
situadas aguas arriba, donde muchas mujeres parece que la imagen típica es la del aguador en la
lavaban la vaji ll a, y además abrevaban an imales, call e . Claro está que este trabajo extra lo co bra-
por lo cual la escasa cali dad del agua de l Canal ban, puesto que para pisos bajos, primeros y prin-
empeoraba y podía ser peligroso su consumo. cipales, cada carga de cuatro cántaros costaba 25
Para conocer algo más acerca de l trabajo de. céntimos. Sin embargo, si la vivienda estaba más
los últimos aguadores, se cuenta con el excelen- alta de un segundo piso, el precio ascendía hasta
te reportaje que hizo Eduardo Fuembuena para las «siete perricas», que eran 35 céntimos. Estos
e l Heraldo de Arogón y fue publ ica- precios les permitían ganar hasta 8 pesetas al día,
do e l 13 de octubre de 1933. lo que significan entre 20 y 30 cargas de agua al
Este artícu lo se hacía eco de día.
la memoria de los dos últi- Decían los aguadores que e l primer trabajo del
mos aguadores: Gregario y día era llevar agua a los clientes fij os, y e l tiempo
Ricardo. sobrante era empleado en captar clientes dando
Gregario, con setenta vueltas por el distrito en el que trabajaban.
años (de los de 19 30) a las Poco antes de la desaparición del oficio en los
espaldas, ya estaba 1-eti1-a- primeros años del siglo XX, hubo serios problemas
do y pasaba los días en e l que estuvieron a punto de acabar en graves
carasol del hospital altercados a causa de la aparición de
militar e n invierno y aguadores que vendían la carga a 4
bajo el arco de perricas. Según cuentan aq uello
San lldefonso en podía haber acabado mal si
e l verano. Con- hubiese tardado algo más en
taba el agua- llegar el agua hasta las casas.
dor que lo Las familias más ad i-
más duro neradas se hacían llevar
era subir e l el agua desde el Gálle-
agua por go en grandes cubas
las esca- sobre carros que cos-
\ eras, taban cinco pesetas
cada una. A pesar de su
precio, beber agua del
Gállego era una distinción
que procuraba tener « lo más
delicado de Zaragoza», como
decía el aguador: Estas fam ilias eran
la baronesa de Are izaga -q ue segú n
dicen jamás bebió agua del Ebro-, e l
capitán general, las famil ias Yarza y
Castellano, los Vizcondes de Espés,
etc.
A pesar de ser un artícu lo de
lujo, el agua del Gál lego no subió de
precio en treinta años, puesto que costaba 20 rea- ~ Bombero de Zaragoza extinguiendo un incendio Uoaquín Ruiz).
les a comienzos del siglo XX y lo mismo en los pri-
meros años de la República.
Otro aguador superviviente era Ricardo, que
con otros setenta años en sus espaldas era cono-
cid o en la calle Azoque como «El Aguador» y fue
e l últ imo en activo ya en los años 20 del siglo
pasado.
Recordaba Ricardo el dinero que ganabé\n con
los incendios, puesto que además del premio de 7
pesetas al primero, cinco al segundo y tres al terce-
ro, se les pagaba a dos reales la cuba. Teniendo en
cuenta que hubo incendios que tardaron tres días
e n sofocarse, hubo aguadores que ganaban hasta
trescientas pesetas, una pequeña fortuna, por
e ll o siempre estaban prestos a la ll amada de las
campanas.
Las últimas pesetas que ganaron los aguadores
fueron durante los trabajos de construcción de l
paso a nive l de la Avenida de Madrid, ya que hasta
all í no llegaba e l agua y había que sum in istrarla a la
antigua usanza. El fin de aquella obra fue también
e l final de un oficio cuyas raíces quizá hubieran
de buscarse -como poco- en la Zaragoza mu-
sulmana, pero desaparecían tras un milenio de ll e-
var e l agua a las casas porque afortunadamente
era e l agua quien ll egaba mansamente hasta las
viviendas.
Desde aq uel momento, los aguadores supervi-
vientes dedicaron su carro y esfuerzo a otros
cometidos, como el acarreo de muebles o la com-
praventa de enseres, vali éndose de los contactos
que tenían. Las cubas y cántaros de los aguado1·es
fueron primero arrinconándose, al igual que las
tinajas de los ciudadanos, por si quizá volvieran a
ser útiles, pero como la guerra apenas tocó Zara-
goza, desaparecieron poco a poco.

BOMBEROS
Hasta hace pocas décadas, la madera era e l mate-
rial básico con que se construían las viviendas de la
ciudad. En unas condiciones de escasa humedad,
alta densidad de edificación y/ fuertes vientos, el
riesgo de incendios era alto de por sí; pero, ade-
más, en el siglo XVI II había más de cien hornos,
cada uno de ellos con su correspond
;
iente provi-

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
PÁGINA SIGUIENTE. Rescate tras una avenida del río Huerva s1on de combustible, que no era precisamente
Uoaquín Ruiz). madera, debido a su escasez y alto precio, sino
Buceador de los bomberos de Zaragoza
ARRIBA. algunas especies más peligrosas de cara a un incen-
Uoaquín Ruiz). dio, como son los romeros y otros arbustos. La
guinda, en una situación de tan alto riesgo, la ponía
Carro motobomba a vapor
ABAJO.
(Museo del Fuego de Zaragoza) Uoaquín ·Ruiz). la ausencia de fuentes.
En esa época existía un elemental servicio de
bomberos, integrado fundamentalmente por agua-
dores. Según el artículo 37 de las Ordenanzas de
1794, eran ellos, junto con los albañiles y sus oficia-
les, quienes debían acudir a sofocar los incendios.
Como queda indicado, por ese motivo estaban
obligados a guardar en sus casas la última carga de
agua del día y estar prestos para acudir en cuanto
fuesen llamados. El Concejo concedía un premio al
aguador que llegaba antes al lugar del siniestro, que
se pagaba con la multa que imponía al que llegaba
el último.
Realmente tuvo mucha suerte la capital, puesto
que todos los aguadores junto con los vecinos
no podrían haber hecho frente a un incendio
de grandes proporciones, como comentaba el
citado fiscal Álvarez al relatar el caso ocurrido en
1778, cuando se quemó el Teatro de Comedias
del Hospital de Nuestra Señora de Gracia (situa-
do en el actual Banco de España) y murieron 77
personas.

FUNDACIÓN
60
JUANELO
TURRIANO
FUNQ{\.CIÓN
JUANELO
TURRIANO
ABAJO. Lavadero de la Balseta
(Heraldo de Aragón, 20- 1 1-1 960).

Lavanderas zaragozanas
(Heraldo de Aragón, 14-2- 1923).

62 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
A partir de 1830 el Ayuntamiento dispuso de ARRIBA. Lavanderas e n el Ebro.
material específico contra incendios, y algo más Detalle de la «Vista de
Zaragoza e n 1653»
adelante, con el dinero obtenido por la venta de la po r· Juan Bautista de l Mazo
piedra de la Cruz del Coso -situada donde luego (Museo del Prado).

se levantaría la Fuente de la Princesa-, compró ABAJO.Madrid, lavanderas


picos, palas, hachas y otras herramientas para su en el Manzanares.
(Colección Gava1Tó).
exclusiva uti lización en casos de incendio. Sin
embargo, parte de la piedra de la Cruz se destinó
a la Fuente de la Princesa.
En agosto de 1863 el concejo crea la Compañía
Municipal de Bomberos con artesanos, albañi les,
carpi nteros y fontaneros, origen del actual servicio
municipal.
250. MADRID - Riveras del Manzanares
LAVANDERAS Y LAVADEROS
Las Ordenanzas de las que venimos t ratando, de
1794, prohiben en su artículo 27 lavar ropa «desde
el molino de Sancho [actual puente de la Almaza-
ra] hasta pasado el puente/ de tablas y lugar de
donde cogen el agua los aguadores». Estaba tam-
bién prohibido lavar en la acequia del cam ino· de
Madrid (saliendo por la puerta del Carmen) y en el
río Huerva arriba, incluyendo el escorredero de
enfrente de la torre del Marqués de Ariño. En el
artículo 33 se prohibe a las lavanderas usar pala de
madera para lim piar la ropa -incluso llevarla- bajo
multa de 4 reales. /
El mismo documento dicta otras disposiciones:
No lavarán ni ellas ni otro persona ninguna
paños, lana, ropo, corambres, tinte7 ni otra cosa que

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
pueda ser petjudicial en la acequia de la Almozara ni
en el río Ebro, desde las tañerías por la porte de la
ciudad.
No tenderán, colgarán ni enjugarán las ropas en
paseos públicos, sus asientos, tapias ni árboles.
No se cambiarán ni quitarán las ropas unas a
otras, con la pena de restituir el doble de su valor y 4
reales.
No vestirán ni usarán en sus casas de las que se
les entreguen para lavar; bajo la misma pena.
No tratarán con hombre alguno que no sea
pariente dentro de 4 º grado en los lavaderos y tende-
deros, con la pena de 4 reales para ellas y la de pri-
sión para el hombre.
La existencia de lavaderos fue algo normal en
casi todos los pueblos de Aragón desde el siglo
XVI y, sin embargo, fueron un «lujo» que no tuvo
Zaragoza hasta bien entrado el siglo XIX. No tenía
nada que ver; no obstante, la imagen de los lavade-
ros de las pequeñas localidades con las inmensas
instalaciones de que finalmente disfrutó la ciudad,
que en muchos casos contaban con extensiones
superiores a la hectárea de superfiC:ie y con unas
enormes pilas en las que centenares de lavanderas
profesionales ejercían su labor.
El proceso de lavado era el siguiente: primero
se lavaba la ropa normalmente, y luego se sumergía
en tinajas con una me:Zcla de agua caliente y lejía
durante una noche, operación llamada «colada>>,
palabra que ha perdurado hasta nuestros días
ARRIBA Lavaderos de la margen como sinónimo del lavado de la ropa.Tras esa ope-
izquierda del Ebro.
ración era vuelta a lavar y por último se tendía a
Lavadero de Castellví. secar; se doblaba y se llevaba a las casas.
Entrada al lavadero Los lavaderos eran privados y se pagaba una
de Castellví
(H eraldo de Aragón 1-2-1931 ).
cantidad por entrar (por ejemplo, 1O céntimos en
1931 y un real en 1954), luego también se pagaba
ABAJO. Lavanderas tendiendo
la colada en «El Higiénico» por el derecho a ocupar un lugar (entre 0,50 y 3,5
(He raldo de Aragón,
13-9-1 954).
pesetas) en el lavadero, según su tamaño. Las tina-
jas con agua caliente y lejía costaban entre 35 cén-
timos y 9 reales en 1931 , y en 1954 eran ya de 50
céntimos a 3,50 pesetas por el mismo volumen. En
1954 el agua caliente sola costaba 30 céntimos
cada cinco litros, y había inviernos en los que hacía
mucha falta. También se pagaba por secar la ropa
en el tendedero 30 céntimos, aunque las mantas y
la lana tenían precios especiales.

64 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Las lavanderas trabajaban unas doce horas dia- estaba muy hermoseado, aparecieron varias perso-
rias, de seis de la mañana a seis de la tarde o de nas que reclamaron la propiedad aduciendo anti- Lavaderos de la
siete de la mañana a ocho de la tarde, según fuese guos documentos, con lo cual el concejo perdió la margen izquie rda
(Archivo Coyne A HPZ).
verano o invierno. Con viento, ll uvia, heladas o el propiedad y el adjudicatario el dinero invertido, que
tórrido calor estival, efectuaban su labor por unos sólo fue compensado en muy escasa suma.
ocho o diez reales al día en 193 1. En 1923 cobra- En 1837, Nogués pretendía que el concejo le
ban a <<tres perricas cada dos piezas». faci litase un terreno donde instalar un nuevo lavade-
Los días de más trabajo eran los lunes y martes, ro en las inmediaciones de la arboleda de Macanaz,
posiblemente porque en los fines de semana la muy cerca del anterior. Los planos de finales de siglo
gente se bañaba, ponía ropa li mpia y cambiaba de tan sólo muestran un lavadero, por lo cual es muy
sábanas.Trabajaban sin seguridad social ni pensión, probable que este último no llegara a realizarse.
y para las que no tenían hijos -e incluso teniéndo- Parece ser que hasta mediados del siglo X IX no
los- su retiro era la Casa Amparo. Por ello debían se hizo ningún otro lavadero en Za1-agoza. El creci-
trabajar mientras sus fuerzas se lo permitieran, aun miento de la ciudad, la suciedad que llevaba el Ebro
siendo ya, algunas, muy ancianas. durante algunos meses al año, la búsqueda de cer-
El primer lavadero grande que tuvo Zaragoza canía y comod idad para las profesionales del lavado
fue el de los Puentecicos, situado entre la arboleda y, por supuesto, la posibil idad de hacer negocio con
de Macanaz y el Puente de Piedra, abastecido con esta actividad, hicieron que por esas fechas se insta-
las aguas del desagüe de las Balsas del Ebro Viejo. Su lase el lavadero más céntrico de la capital: fue el de
origen se remonta a 18 18, cuando el Ayuntamient o Agustín Castellví, que acabó siendo de la Viuda de
quiso instalar un lavadero en una zona conocida Castellví. Éste era un ingeniero de Molins de Rey,
por su suciedad, que se encontraba en el escorre- que llegó a Zaragoza hacia 1865 con la idea de
dero denominado de las Balsas del Ebro Viejo o los montar un lavadero, una iniciativa totalmente priva-
Puent ecicos. Para ello, pactó con Francisco Solsona da que quizá resu ltaría descabellada para muchos
la construcción, en un breve plazo, de un lavadero de sus contemporáneos, pero a la que el paso del
con capacidad para 250 personas. Como no conta- tiempo demostró su sentido comercial.
ba con cap ital sufi ciente, en 1810 vendió los dere- Castellví buscó el solar más amplio y céntrico
chos por 6.600 reales a Mariano Nogués, que ade- posipJe, que encontró en una antigua huerta de los
más de term inar el lavadero construyó un nuevo franciscanos incautada por las leyes desamortizado-
puente para el paso a la arbofe9a de Macanaz y la ras, situado en la manzana que actualmente ocupa el
Ortilla, Ran illas y otros lugares. Cuando el lavadero Hotel Meliá Corona, entre el Hospital Provincial de

Fill'\QACIÓN
JUANELO
TURRIANO
Lavaderos del centro ....
de Zaragoza.
En fotografía
de la Confederación
Hidrográfica del Ebro
de 1927 y plano
de Casañal en 1880.

Zaragoza y ~I antiguo hospital militar, que estaba ins- El crecimiento de la ciudad era imparable y las
talado en el desaparecido claustro de la iglesia de balsas desaparecieron para edificar un convento de
Santiago. Por ello, este lavadero también fue conoci- monjas, posi blemente el situado en la esquina del
do como «El del Hospital», un tradicional lugar de Paseo María Agustín con Cesar Augusto. A partir
encuentro entre soldados y lavanderas. de ese momento se agud izó el dete rioro de l lava-
Contaba con nueve grandes balsas y trescientos dero, puesto que sin la decantación de las balsas la
cuartos para tender la ropa, además de otras insta- calidad del agua em peoró mucho; pero, especial-
laciones, como unos depósitos junto a la Puerta del mente, porque el valor del terreno superaba con
Carmen para decantar el agua que llegaba hasta los mucho al de la instalación y no resultaba rentable
lavaderos y así fuese más transparente; también se invertir en mejoras. El cierre de aquel lavadero fue
empleaban para surtir de agua al lavadero cuando e l aviso de que finalizaba una época, prolongada
se cortaba el Canal para su limpieza. después a causa de la guerra y su miseria, pero
Era el lavadero más concurrido, que llegó a anunciada desde hacía décadas.
constituir una pequeña ciudad de lavanderas por A com ienzos de l siglo XX llegaron a existir al
donde pasó un par de generaciones. Los cuartos de menos nueve de estos establecimientos en Zara-
las lavanderas eran una prolongación de su vivienda, goza. Además del citado de Castellví o del Hospital,
y al lí tenían plantas, an imales domésticos e incl uso en el resto respondía a los nombres de « El Carmen»,
algún caso un pequeño melocotonero, una higuera, y que estaba en el Paseo de Pamplona y ocupaba el
hasta un olivo. Por su alqui ler pagaban (en la época espacio que hoy comprende la manzana completa
de su cierre, a comienzos de 193 1) entre 4 y 7 rea- entre e l paseo de Pamplona, la Avenida César
les mensuales, en tanto que la entrada al lavadero Augusto y las call es Albareda y Bilbao; probable-
costaba 1 O céntimos y los cuencos con lejía y agua mente tamb ién fuese conocido con el nomb re del
caliente entre 35 céntimos y 9 reales. El problema « Parque», puesto que se encontraba detrás de l
e1-a que, ti-as más de sesenta años, aquell os cuartu- cuartel de artillería.
chos de madera con dos pisos estaban desvencija- Hubo t amb ién lavaderos entre la actual cal le
dos por falta de mantenimiento y con la madera de Hernán Cortés y el Paseo de Pamplona y otros
podrida, lo que ocasionaba frecuentes accidentes. contiguos que daban a la actual Docto r Cerrada,

66 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
quizá antes calle de Las Mercedes. El cierre Hubo también otro lavadero entre la calle San
en 1935 del primero de ellos, uno de los mayores Miguel e Isaac Peral, que aparece en el plano de Lavan deras zaragozanas
Casañal de 1880, pero no en el de 1899. (Heraldo de Aragón, 14-2-1923).
de Zaragoza, fue otra señal del ocaso de los
lavaderos. Cerca del Ebro estaban el de «la Sierra del Lavandera anciana
con sus hatillos de ropa.
En la zona del Huerva estaba el de «la señora Agua», sito en lo que hoy es la manzana entre el (Heraldo de Aragón, 14-2- 1923).
Benita» o «Señá Benita», al comienzo de la calle Paseo Echegaray. la Plaza de Europa y la Calle Santa
Miguel Servet, y «el Hondo» situado frente a éste, Lucía; y el «de Gregario» o Santo Domingo, frente
en lo que antes fue convento de San José, luego al convento dominico, muy cercano al anterior: No
presidio, más tarde lavadero, luego canódromo y aparece en los planos de Casañal pero sí en el
ahora parque. El de «San José» estaba junto al de la vue lo de la Confederación H idrográfica del Ebro
«Tía Benita» al comienzo de la calle Miguel Servet. de 1927, por lo que debió ser quizá el último en
El de «los Cristales» estaba en el Paseo de la construirse.
Mina, junto a una fábrica de harinas, y ocupaba lo Al otro lado del río se encontraban, en el barrio
que actualmente es el espacio de la gasol inera y el de jesús, además del citado de «los Puentecicos»,
colegio. Por último estaba/ el «del Pilar>>, posible- quizá también llamado el de «Grasa», otro entre el
mente llamado también «La Higiénica», situado en puente de Hierro y el «Molino de la Sal» y por
San Agustín , en el número 50 de la calle Asalto, último el de San Lázaro, situado entre los dos
frente a la famosa fábri ca de regaliz Tu r, que fabrica- puentes y junto al convento.
ba los productos «Zara». A comienzos de la década de los 50 del siglo
El lavadero de los baños de Santa Engracia tenía XX los lavaderos habían desaparecido del centro
la particularidad de que sus pilas, además de cubie1·- de la ciudad, pero seguían teniendo gran solera y
tas, se encontraban en alto, por lo que las mujeres concurrencia los últimos que permanecían abier-
podían lavar de pie. Pasaba jurito al lavadero una tos, unas instalaciones que cuando se abrieron
caudalosa acequia que alimentaba las pilas y luego estaban situadas en las afueras, pero a medida que
/
desaguaban al Huerva pOr la alcantarilla que se rea- crecía la ciudad, poco a poco, iban siendo más cén-
lizó para la Fuente de la Princesa. En su entorno tricos y apetitosos para construir sobre ellos. Uno
había un amplio espacio destinado a tendedero. de los más queridos fue el «de la Tía Benita», llama-

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA. Lavaderos del Huerva. do más adelante «de San Miguel», cuya desapari- gozano nos acerca a la realidad de una profesión
Lavaderos de la Puerta ción fue la más lamentada, puesto que pesó mucho en extinción, no por falta de trabajo sino por care-
de Sancho. haber sido la « Escuela de Natación» de la chiquille- cer de lugares donde ejercerlo, puesto que los
Fotografías de la Confederación
Hidrográfica del Ebro de 1927
ria zaragozana, en cuya balsa aprendieron a nadar propietarios de los lavaderos obtenían rápidos y
y plano de Casañal en 1880. miles de zaragozanos con poco gasto y riesgo. sustanciosos ingresos vendiendo los solares para
En el verano de 1954, de los 18 lavaderos públi- construir o sencillamente para especular con ellos;
cos que llegaron a existir en Zaragoza, ya sólo que- no olvidemos que eran los años del desarrollismo.
daba uno, el « Higiénico» o «la Higiénica» -que Por ello no se invertía en su mantenimiento, en
posiblemente nació hacia 1870 con el nombre de esas instalaciones de los cuatro lavaderos hab ía
«El Pilar»-. Tras unos 80 años de vida estaba bas- tres al descubierto y al otro se le pasaba el agua
tante destartalado y se presagiaba su próximo cie- cuando llovía. El reportaje citado cuenta la triste
rre , a pesar de que, al ser el único, acudían a sus ins- vida laboral de las lavanderas, que acudían hasta la
talaciones las 150 últimas lavanderas de Zaragoza. calle Asalto a pie desde sus barrios o desde la casa
El excelente reportaje de Marcial Buj en el de sus clientes, puesto que si iban cargadas con
Heraldo de Aragón acerca del último lavadero zara- ropa no podían coger el tranvía. La típica lavande-

68 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ra llevaba un saco de ropa en la cabeza. otro bajo El 24 de julio de 1968, en el He raldo se habla <111 Lavadero de Sa·n Juan
de Mozarrifar.
cada brazo y la bolsa con la comida entre los del anacronismo que supon ía la existencia de un El proyecto fue redactado
dedos; así había algunas que tenían que hacer hasta lavadero en plena ciudad y de un a acequ ia descu- por" el segundo arquitecto
municipal y presentado
cuatro viajes al día. bierta para su alimentación. Se dice que quizá en mayo de 1929.
Se comentaba entonces la poca intimidad de la fuese el más antiguo de Zaragoza y, a pesar de que
ropa lavada en público y las risas de las lavanderas, todavía se empleaba, se aboga por su desaparición.
que suplían su durísimo trabajo y escaso beneficio El 24 de julio de 1969, un artículo en el mismo
con buen humor y chanzas sobre los anónimos diario aboga directamente por la demolición del
propietarios de la ropa. la suciedad que tenía o lo lavadero, puesto que ya no era empleado y no
que habrían hecho o harían con ella. debía conservarse «ni como reliquia del pasado».
Otro estilo de lavadero zaragozano era el «de Pretendían hacer una plaza con fuente en medio:
La Balseta». una instalación lavadero más al estilo «Nada se pierde, pues -y en cambio es mucho lo
de los pueblos y destinado al servicio del barrio, no que se gana-, con derribarlo del todo».
de profesionales. Probablemente habría alguno más Un año y medio más tarde, un artículo en ese
-probablemente otros dos- hasta completar la mismo periódico fi rmado por XYZ abogaba por
cifra de 18 de la que hablaba el Heraldo de Aragón. mantener esa «reliquia del pasado» mediante
Este modesto lavadero se encontraba situado al excelentes argumentos, entre los que destaca algo
final de la Vía de San Fernando y al comienzo de la que parecía lógico en la dictadura, pero que
Avenida de San José, detrás del antiguo cuartel de lamentablemente sigue sin ser ap licado muchos
Castillejos. Puede que se construyera con motivo de años después. Decía el artículo que la ciudad sólo
la llegada de las aguas del Canal Imperial. a finales conservaba los símbolos <<trascendentes» o de los
del siglo XVIII o comienzos del XIX, pero se sabe poderosos, en tanto que las obras más modestas,
que en 1930 -bien porque se há bía caído, bien por- como los citados lavaderos, las fuentes, etc .. no se
que nació sin él- no tenía tejado, por lo que el ha~n tenido en cuenta y, por tanto, se han dejado

a
Ayuntamiento procedió realizarlo «con objeto de perder definitivamente.
PÁGINA SIGUIENTE. Fuente
aminorar los efectos de la int~perie tan cruda- Casi sobra decir que, finalmente, el lavadero fue
de la plaza de La Seo
mente sentida por las lavanderas en todo tiempo». demolido. (M. Candial).

FUN~ACIÓN
JUANELO
TURRIANO
E TODOS es sabido e l in- conservado algunos restos de placas de mármo l
terés de los romanos decoradas, procedentes del recubrimiento de las
por contar con agua de calidad y en cantidad sufi- paredes, cuyo delicado trabajo puede da1· idea de
ciente para e l alto consumo de sus ciudades. Por la suntuosidad de sus instalaciones.
e ll o, no se entiende una ciudad romana sin agua y
por supuesto sin termas. BAÑOS JUDÍOS
Se conservan unos baños, de é poca medieval, en la
BAÑOS ROMANOS cal le del Coso, núms. 126 y 128, frente a la Judería
La Zaragoza romana debió de contar con varios y la fortaleza conocida como Castillo de los Judíos,
baños públi cos, dado el interés existente en esta que se encontraba en el solar que actualmente
cultura por este t ipo de establecimientos; conoce- ocupa el Seminario de San Carlos. Se supone que
mos tan sólo, sin embargo, la ubicación de un os, estos baños son judíos, dada su localización en el
descubiertos en la cal le San Juan y San Pedro, en barrio judío y su utilización por los miembros de
1983 se localizaron los restos de una gran piscina esta comun idad; pero su estructu1·a es idéntica a la
perteneciente a unas termas situadas e ntre el Foro de los baños musulmanes, no existe una arquitec-
y el Teatro. De las diversas salas con que debieron tura judía, sino que gene1·almente se copiaron
de contar estas instalaciones (vestuarios, salas otros modelos, en este caso e l islámico.
calientes, templadas y frías, gimnasio, etc.), sólo se Puede que se trate de los baños citados en un
conservan restos de unas letrinas (descubiertas en códice aljamiado del que daba cuenta Moncho
1990) que fueron derribadas para construir sobre Goicoechea en su artículo del Heraldo citando a
e ll as, a mediados del siglo 1 -d. C., una gran piscina Gascón de Gotor. En el citado códice podía leerse:
porticada al aire libre. De esta piscina se conservan «Que todo el mundo venga al baño de Zaraieb y
9,7 m de los 15,8 m en que se ha estimado su lón- no pague nada»; y quizá fuesen también los baños
gitud; es de planta rectangular; aunqu e e l único mencionados e n un ed icto real de 1228, donde se
extremo cort o conservado remata en forma de mencionan de forma clara como baños reales de la
ábside lobulado.Tres escalones la recorren en todo jude1·ía, lo que sign ifi ca que las rentas de explota-
su perímetro. El fondo estuvo decorado con placas ción de los baños ei-an pa1·a el 1·ey.
de mármol, algunas de las cuales fueron levantadas Estas instalaciones se conse1·van, pero fuera de
para su reutilización tras el cese de la actividad ter- su lugar original, puesto que fueron 1·econstruidas a
mal a comienzos del siglo IV d. C. pesar de estar declaradas «Monumento Nacional
/
De l pórtico que rodeaba la piscina, cuya altura Histórico» desde el 3 de julio de 1931 . Al sei- de
se calcu la en 5 ó 6 m, se conservan restos de tres estil o mudéjar son Patrimonio de la Hu manidad,
I
basas de columnas y varios apoyos.También se han según la declaración de la UNESCO en 200 1.
Pese a ello han llevado una incierta existencia; en el
citado artícu lo de 1961 se advertía de su posible
desaparición, pues a pesar de estar declarados
Monumento Nacional, su derribo había sido apro-
bado.
Tras casi 45 años de incertidumbre, e l Ayunta-
miento ha adquirido el local co li ndante a la espera
de que los propietarios cedan los baños y puedan
. mostrarse a todos.

BAÑOS JUNTO AL HUERVA


A mediados del siglo XIX, varias refe rencias biblio-
gráficas, entre e ll as e l Diccionario Geográfico de
PÁGINA ANTERIOR.
Baños judíos (Mariano Candial). Madoz, señalan la existencia de al menos tres casas
de baños en la ciudad. Madoz describe primero los
ARRIBA. Baños romanos (Mariano Candial).
Baños del Huerva, abiertos en 1889 en la margen
Detalle del mármol que cubría las paredes izquierda de ese río, entre las puertas Quemada y
de los baños zaragozanos.
(Mariano Candial). de Santa Engracia.

74 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
El agua se tomaba del Huerva mediante una
bomba de pistones, y los baños estaban compuestos
por 24 cuartos, pintados con diferentes colores, de
2,2 x 3 m; en cada uno de e llos había una bañera de
zinc, y doce daban a una galería con terraza desde la ARRIBA. Recreación de las
que se veía buena parte de la ciudad. Frente a todos letrinas sobre las que se
construyeron los baños
esos cuartos había un cuidado jardín con emparra- romanos de Zaragoza
(Mariano Candial).
do de hierro. El establecimiento disponía de ·dos
carruajes que por un precio módico conducían a los Letrinas romanas
de las termas de Vasio,
clientes hasta los baños, o los llevaban de vuelta. en Vaison la Romaine (Francia)
(Fotografía de Isaac Moreno).

Precios de los baños (hacia 1870)


. '

Baño más lavado de ropa/ 4 reales


Baño sin ropa 3 reales
Novena con ropa 31,5 reales
Novena sin ropa / 22,5 reales

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
junto a los baños había un lavadero (el de «Los
Cristales») cuyas aguas no eran del Huerva, sino
qu e procedían del Canal Imperial a través de un a
hiju ela de la aceq ui a del Pontarrón tomada entre
las cal les Cádiz y Casa jiménez, que posteriormen-
te discurría por las calles San Clemente y Costa
hasta ll egar al lavadero.
Los Baños de Don Fermín Zacarías debían de
ser unos baños muy lujosos, a juzgar por e l tamaño
de los cuartos y por la descripción de sus instala-
ciones. Estaban junto a la Puerta de Santa Engracia,
y probablemente se trate de la finca señalada en
los planos de Casañal con el n.º 93. Se encontra-
ban dent ro de un am plio jardín, y había 28 cuartos
(la mayoría de unos 6,5 m 2, excepto los dobles),
cuatro de ellos con dos pilas. Cada baño disponía
de una silla, una mesa, tocador y un a cam panill a
para avisar al bañero; las paredes y el suelo estaban
recub iertos de piedra campani l, con la que también
se hab ían fabricado las bañeras, de forma ovalada
por dentro y de barco por fuera. Los grifos eran de
bronce y tenían forma de serpiente . El saló n princi-
pal, de unos 70 m 2, estaba pintado y ado rn ado con
e l mayor lujo, tanto en las mesas de piedra como
en los co rtinajes, mobiliario e incluso el reloj.
Desde este salón se pasaba al jardín y a los baños
propiamente dichos.
Otros baños eran los de Allué, reedificados e n
1823, que co ntaban con 26 bañeras. Posiblemente
estaban situados e n e l Huerva, a unos centenares
de metros aguas arriba de la almenara del Pilar.

BAÑOS DEL PASEO


DE LA INDEPENDENCIA
ARRIBA Baños del Huerva. En 19 13 comenzaron las obras que habrían de cul-
Baños de Santa Engracia. minar en unos modé licos baños públicos para
Zaragoza. Los trabajos finalizaron justo antes de las
PÁGINA SIGUIENTE.
Baños públicos de Zaragoza fiestas del Pilar de 19 15. En cuanto a equipamiento
(Fotografías de Marín Chivite san itario, el concejo no reparó e n gastos, adqu irien-
para Heraldo de Aragón,
29- 11- 1958). do bañeras de porcelana inglesa y azulejos de
Bañera de zinc de principios Bélgica.
del siglo XX Estos baños eran de los mejores de España por
(Colecció n Gavarró).
su limpieza, comodidad y espacio, y fueron cons-
truidos por José Yarza en su calidad de arquitecto
mu nicipal. Curiosamente, fue encima de estos
baños donde moriría asesinado, e l 23 de agosto de

76 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
1929, mientras intentaba reparar el alu mbrado
público durante una huelga general.
Para calentar el agua, el establecim iento tenía
una caldera que elevaba la temperatura hasta los
80º y estaba encendida desde las 7 de la mañana
hasta las 9 de la noche.
La ocupación era máxima en verano y todos
los sábados del año, así como a la llegada de
cada tren, puesto que muchos viajeros acudían a
los baños antes de hacer sus gestiones (recorde-
mos que la carboni lla del tren podía ensuciar
mucho) .
Los mejores cl ientes (casi exclusivamente hom-
bres) pertenecían a la clase media, excepto los
sábado$, que era el día en que acudían los trabaja-
dores. También se animaban a ir «muchos señores
zaragozanos que aun disponiendo en su casa de un
excelente cuarto de baño, vienen aquí porque o
no baja el agua caliente debido a lo mucho que
cuesta calentarla o bien porque las "chachas"
convierten la bañera en un lavadero» tal como
decía en la entrevista realizada por el Heraldo de
Aragón.
En el establecimiento trabajaban cuatro mujeres
que además de limpiar pulverizaban constante-
mente desinfectante perfumado.
Desde su construcción hasta las vísperas de su
cierre sólo había teni do un arrendatario: Manuel
Asensio, al que sucedieron sus hijos Carmen y José.
El Heraldo del 29 de noviembre de 1958 adver-
tía del peligro de la desaparición de estos baños
públicos, lo que acaeció dos años después: el 1 de
febrero de 1961 el mismo diario informaba de su
desaparición y también de- la posibilidad que lo
hicieran los baños judíos.

LOS BAÑOS DEL EBRO


El Pabellón de Baños del Ebro se inauguró el 23 de
junio de 1928. Con tal motivo se celebro una fiesta
náutica, de modo que, a la vez que se ofrecía al
público la obra realizada por el Ayuntamiento, se
intentaba inculcar entre los afiáonados a la nata-
ción un sano espíritu deportivo.
El éxito del pabellón de baños hizo que a
comienzos del año sigu iente el Ayuntamiento se
/
pl antease su ampl iación . El segundo arquitecto

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
FUENTES DE ZARAGOZA

FUENTE DE LA PRINCESA
O DE NEPTUNO
La relación crono lógica de fuentes en Zaragoza
debería comenzar por aquella casi desconocida
que levantó el fiscal Álvarez en la arboleda de
Santa Engracia con la oposición del concejo y de la
que nunca se volvió a oír nada, quizá porque resul-
tó destruida durante los Sitios. Por ello se descri-
birá la historia de la fuente de la Princesa, conocida
también como de Neptuno, y ya citada en el pri-
mer capítu lo.
Desde que en 1829 el concejo zaragozano se
propusiera construir una fuente pública en la
actual Plaza de España, surgieron los problemas: en
primer lugar; era muy difícil hacerla en ese lugar;
pues la distancia desde donde se tomaba encare-
cía la conducción de una forma notable. Se plan-
teó entonces volver a levantar una fuente en Santa
municipal, Carqué, se ocupó de redactar el proyec-
Engracia, entubando la conducción desde la Torre
Pabellón de Baños del Ebro to y el pliego de condiciones. Apenas un mes más
(Heraldo de Aragón, de Montemar; situada en las inmed iaciones del
tarde, se adjudicaban las obras a Jase Muñía por
30-9-1965). citado Pontarrón.
10.000,65 ptas. Se construyó entonces un pabellón
La acequia desde la que se tomaba el agua era
nuevo, con una cab ina a cada lado del existente, y
conocida como de la Romareda Baja, que en su
se dividió éste, de forma que en lugar de las ocho
último tramo discurría por lo que hoy es la calle
cabinas individuales que había se disponía de 19.
D octor Cerrada, y por entonces se conocía como
Además se construiría un vo ladizo en el pasillo, Camino de los Cubos, por ser el lugar de aprovi-
para las cabinas que no estuvieran frente al río. El sionam iento de los aguadores. Además, era llama-
pabell ón contaba t ambién con dos grandes salas da de «El Pontarrón» por el puente o alcantari lla
generales y servicios de bar. Casi tres meses des- bajo el que atravesaba el Paseo de Pamplona, fren-
pués estaban terminadas las obras, abriéndose la te al actual cruce con Doctor Cerrada. Luego baja-
temporada veraniega de baños del Ebro el 20 de ba por la calle Bilbao hasta cruzar la calle Cád iz y
junio de 1929. Se dio la circunstancia de que por por la calle Laurel y finalizar en lo que hoy es el
entonces padecía la ciudad una acusada ola de Centro Comercial Independencia o «El Caracol».
calor. Otra acequia importante era la del Riego de
En 1965 el Heraldo se hace eco del derribo del Capuchinos, que discurría por las actuales calles
pabellón municipal de baños, situado en lo que Avenida de Valencia y César Augusto, finalizando
hoy es Helios. Según esta información, la primera en el lavadero de Castellví, situado en el emplaza-
piscina cubierta de Zaragoza se hizo en un terre- miento que hoy ocupa el H otel Corona, y tiene
no comprado por Helios, que luego cambió al relación con la fuente por algo que se ve rá más
Ayuntamiento por el solar de los baños. No obs- adelante.
tante, debieron seguir funcionando de algún El 27 de julio de 1829, el Marqués de Lazán,
modo, puesto que en 1969 el Ayuntamiento adj u- protector del Canal Imperial, accedió a co locar
dicó a un particu lar «la explotación de los baños una pequeña fuente en Santa Engracia y a cubrir la
del Ebro». acequ ia del Pontarrón desde el Juego de Pelota,

78 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
situado probablemente en las cercanías del actual en Ton·ero. Una vez vistos los trabajos de Llovet. el
Paran info, pero el Ayuntamiento debería correr Marqués de Lazán pide al concejo 22.380 reales,
con los gastos; el concejo respondió que no tenía que era la cifra que el Canal había pagado poi· ellos.
dinero y se vo lvió a insistir en que fuera el Canal el Adq uiridas las fuentes, porque parece ser que había
que asumiera el coste, a lo que éste se niega. varias, aunque sólo se vuelve a trata1· de la de Nep-
El concejo, pues, cambia de opinión y pide de tuno, una Real Orden de 9 de julio de 1833 autori-
nuevo que la fuente se haga en la Plaza de San Fran- zaba al Ayunt amiento a su construcción.
cisco, algo a lo que se niega el marqués aduciendo el Pero otra vez los problemas más simples daban
mayor coste y la dificultad existente para cimentar y al traste con los proyectos más ambiciosos; ahora
desaguar; puesto que la plaza estaba formada por resultaba que la aceq uia del Pontarrón e1·a privada
escombros y el agua no tendría salida. y no siemp1·e llevaba agua, riesgo del que el Mar-
Finalmente, ni se hizo la fuente en Santa Engracia qués de Lazán advirt ió al concejo. Además del p1·e-
ni en San Francisco. Pero en 1833 alguien tuvo la cio pagado por la fuente, había que añadir pa1·a su
feliz idea de aprovechar la visita de la princesa de finalización el de la pied1·a de A lcañiz pa1·a el pilón y
Asturias a la ciudad para dedicarle una nueva fuen- otras cosas, y la Paridera de las Carnicerías de Épila
te; se argumentó que no había nada mejor para para las lápidas y medallones, más los t1·abajos de
celebrar este acontecimiento que la construcción cantería para t allarla y coloca1·la, suma que ascendía
de una fuente monumental en su honor. Vo lvió, a 84.615 reales.Y a todo ello habría que añadi1· el
pues, a nivelarse el terreno desde el Pontarrón y se coste de la conducción y el desagüe.
pensó en Tomás Llovet. el escultor a quien la admi- Valorando todo ese coste, el concejo consideró
nistración francesa de la ciudad había encargado el que era una lástima tanto gasto de dinero y la
proyecto de varias fuentes que no llegaron a insta- grandeza de una obra que daría un agua tan mala,
larse, entre las cuales se hallaba una dedicada a de modo que se decide intentar lleva1· agua de cali-
N eptuno, que estaban en los almacenes del Canal dad hasta la fuente, encargando un reconocimiento

rá recibo de !ns cantidodCJ que :e


Señor y 1 IMZmgol.!nru, repre- rnreci le entrí'gwen.
¡enló áS. ñ!. mluife;lindnlo aiiy Dios guarde á V. muchos a-
aolicita.ndosu aprobarion pm J.u '"º'"Die ilos. Zaragoza de Agosto de
El ApmlomienlodrntaCind.!!
deStOS01lcsolemuiz.:trfaf'a115ta jura ·
medidas y :ubi~iosquederen pro-
P"'
P'º""' llemóuuohjeloqne
lanlasreccsse h•des.,do,yque l•
1833.

f!Z:omt11;0 ..,,f;,,tvmo Ve;a ti. {l;otme.


de Is. Smnísima &11Jra Doiús ~h,delondÓsóhcalamidaddew
Maria lrahll L>is• ik BorbM lpocas no b' permilido realiz:,¡; y Primer proyecto para
co:noprin~heredmdces101 comoe!Ayunt.imi.cotocoulilrtdocon
la fuente de la Princesa
Rey1101i Cilla d! "'"• Cill un cl;eneroso d~prendimientode loJ
monunr.ato pú!ilico qU? roomde .,.,,({anÓ110 Vrtrr/aiia, por el arquitecto municipal
uciniudeesta Ciudad y~u mi·
D ecano. Joaquín Gironza.
"''éJ1"01,j que sfondo nn equi· '°"do•mora!Lienpúblico, l"m'· ..,,C,,,(,.eJ '8a.1-ju.1,
10lenle á los ..gocijos y fie>lts qne nifeiladoóS. ~I. queroneitemoli·
enlnCipifai<;óCiu!LiJ,.uePro-
.,(,,,¡,.,J '&1.¡111, Síndico.
voalria un.1sul.iscricion para reu·
,.incias y otm sep~:ielit!n, sea. Siodiro.
nir!ondos,qoeunidasálosarhilrios
De ac uerdo de S. E.
lllíl 11US da!W:ra 611ID!nnria1J3!l qoesesolicita.npuroao.5t:r5nficien-
ioOuenciamJSdirrttaal bi~n ypru·
Joa7mi1 .§';.,,.tfo ;¡ 'V-rcmfe,
tes ílaconslrnciondcdich'füen1c
Secretario.
wmnn de Zmgc,z.1 hs cn~ ido qoe ha delcrmi"do intilar á V. S. 1
nada p<ilrí er mu nlil y ltuda· ñu qoe pncda conlrihnir ron lo qne
ble qne ~erettinn de nna llllnle perrnilenlllsfacnll•desálaerec- /
que llmr! el nombre de ¡, Prin· cionde nnmonomento lanú!ilála
/
cesa, y q" sea la primern qne se pohlooion, r p1ra rtc<jer el prodoc-
tlereenesla Ciad.ad, yh hile da lo de IO! dooatiros el Aynn1ami<n· ..,. Carta impresa
w qne deben ron el liempo_ tlla• lo ha nombrada á l1I nJaynnlomo del ayuntamiento
bl=e•~ pobl!cion,¡ ereyendn D. Anlonio !larlin qnc vire Colle zaragozano solicitando
qnees1asnrrogJcionde6~tuRea­ de Bn1igas Ondas Ji,nfe á Ja¡ WJJ fondos para levantar
l~Kril lllUJ "11ialRe¡N11e11r0 dcl Sr. llaron de P1tr10¡, qnien d1• / la fuente de la Princesa
(AMZ 723 36- 1-4)

FUNJM.CIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA. Trazado de la acequia
y desagüe de la fuente de la
Princesa de Zaragoza
(AMZ Plano 226).

PÁGINA SIGUIENTE
Fuente de la Princesa
en su emplazamiento actual
del Parque Primo de Rivera
(Mariano Candial).

y un presupuesto para traerla desde Marlofa, el 26 do sumamente extraño y en contrapendiente que


de septiembre de 1833. La muerte de Fernando posiblemente se relacione con alguna conducción
VII tres días más tarde oscureció la solemnidad de o desagüe ro mano.
la colocación de la primera piedra de la obra, pre- Ya se trató anteriormente del Riego de Capu-
vista para el día 1O de octubre. ch inos, que finalizaba en el lavadero de Castellví,
Tras analizar el posible abastecimiento desde pero cuyo desagüe, en lugar de seguir la pendiente
Marlofa, en 1834 se consideró la opción de traerla natural del terreno y continuar por la calle César
desde los Ojos de Pinseque, para lo cual se reali- Augusto hacia el río, lo hacía por las actuales Capi-
zaron también los preceptivos análisis. Estas fuen- tán Portolés y Cádiz hasta la esquina de la Calle
... tes nacían en el terreno del Conde de Atarés y su Zurita con Independencia donde se incorporaba al
Proyecto original de la fuente
de Neptuno, luego de la Princesa. hijo, el Marqués de Peramán, quienes cedieron a la desagüe el de la fuente de la Princesa. Desde ahí
Obsérvese que los leones
o grifos originales luego
ciudad de Zaragoza el derecho a tomar el agua. seguía hacia la Plaza de Santa Engracia y luego las
fueron cambiados por delfines. Un a Real Orden de 18 de abri l de ese año autori- calles Castellano y Bruil hasta desaguar en el Huer-
zaba, finalmente, las obras. .va por encima del puente de Santa Engracia.
En enero de 1836 aún se trabajaba en la cons- La conducción a través del actual Paseo de la
trucción de la fuente, obra de un anciano y enfer- Independencia fue muy complicada debido a la
mo Tomás Llovet, a la vez que seguía adelante el existencia de sótanos y bodegas, además de minas
proyecto de traer el agua de Pinseque. Para ade- de la guerra, cuyos huecos habían sido rellenados
lantar su inauguración, se propuso, sin embargo, con escombros y eran muy poco consistentes;
tomar provisionalmente el agua desde la acequia también hubo que demoler una de las esquinas
del Pontarró n frente a Santa Engracia, y evacuar el del antiguo convento de San Francisco para dejar
agua sobrante a t ravés de la alcantarilla del con- paso a la conducción.
vento de Jerusalén. Esta alcantarilla merece un En agosto de 1836 continuaban los trabajos del
estudio más detenido, puesto que sigue un traza- desagüe y la conducción, estando totalmente ter-

80 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
r
Petición de oferta para 111- que debería haber 1.200.000 reales, y sin embargo
el suministro de piedra no había nada, puesto que en buena parte aquel
para la fuente 1
(AMZ 726 36- 1-4). dinero se había empleado para las reparaciones de
P11ra la constr¡¡cción de la Fuente que con· autoriz•cion
los puentes.
de S. M .. ha de erigirse ·en la Pinza de San Fernando de
esta Capital con el objeto de perpetuar el acto solemne de
Lo cierto es que la construcción de la fuente
la Jura de la Serenísima Señora Priucesa DoiíA Moo Is•BEL había sido un desastre desde el principio, y por ello
LuISA, deben contratarse t 2563 palmos cúbicos de Aragon se avanzaba tan lentamente. Además había otros
de In Piedra llamada de la Paridera de la Carne sita en los
problemas, como que el agua apenas llegaba a los
términos de ln Villa de Epila Á 6 ·leguas de .esta Capital,
16 caños más bajos debido al poco desnivel exis-
y 2 100 palmos cúbicos tambien de -Aragon, de Piedi·a blan-
ca de las Canteras de Alcafiiz, di&tante 26 leguas: Los que tente y a la pérdida de carga, a causa de la escasa
quieran encargarse del corte y conducion de dicha Piedra calidad de la conducción. A ello se añadía la sucie-
pourán presentar sus proposiciones en fa Secretarla del dad que llevaban las aguas del Ebro y el Canal, más
Exmo. Ayuntamie\lto de esta Ciudad donde se .les entera-
la que se arrojaba a la acequ ia, los frecuentes cor-
rá de las condiciones con que la Comision cncarb'llda de
la obra ha de hacer esta Contrata, Ja cual se vcriGcarn' en
tes de ésta y su turbiedad, lo que significaría a buen
públic.' subosta á favor del mas ventajoso postor el 26 .de seguro el cegado de la t ubería en poco tiempo si
Octubre próximo en las Casos y. Sala Consistorial á !ns once antes no era filtrada o al menos decantada.
de su maiÍana; advirtiéndo•e pai•a conocimiento de los Li- Mientras tanto, la fuente seca y semiabandona-
citadore9, que el contratista podr,¡ conducir la Piedra por
da era objeto del vandalismo de los niños y jóve-
ca1'fete1·a Real_, y que pasados xo dios despues del remate
ya no se ndmit.ir.I pi·op~sicion alguna. Zaragoia 6 de Se-
nes: en julio de 1845 se trata en el concejo de « la
tiembre de x833-:- necesidad de impedir que los muchachos conti-
E>e acuerdo del E.~mo. Ayuntamiento'
núen destruyendo la Fuente de la Princesa>>, por lo
9":?'""' .!f!?ero, V«#"M~°"4. -
que se nombra como guarda a un soldado inválido,
..:::==:= ___::-=::. con un sueldo de dos reales diarios .
' -
La visita real de julio de 1845 precipitó las
.~
obras: el capitán general exigió al concejo que
estuviese la fuente en funcionamiento, aunque
minada la fuente, que en septiembre se llevó hasta fuese provisionalmente y hubiese que dejar correr
su emplazamiento definitivo; a finales de octubre las aguas sobrantes Coso abajo. Parece ser que, tal
estaba colocada la parte central y se ultimaban los como se pretendía, la fuente t uvo agua para la visi-
retoques. En diciembre se licita la adquisición de ta real, pero en condiciones tan precarias que poco
alcaduces que provisionalmente se instalarían hasta después hubo que dejarla fuera de servicio. Los
la llegada del agua de Pinseque. tubos que se colocaron en la fuente, fabricados
Las obras terminaban en mayo de 1837 a falta por la empresa Mulet, Negre y Compañía, eran
de las últimas tuberías, pero aún se suspendieron muy malos y no encajaban bien, además de otros
los trabajos por falta de fondos. En ese año otro problemas de incumplimiento del contrato estipu-
viajero, Charles Didier; vuelve a comentar la falta de lado.
fuentes en Zaragoza, comentando que la única que Un a vez abastecida la Fuente de la Princesa con
había no tenía agua. Aún en 1845 se debatía si era las aguas del Canal, el concejo se plantea de nuevo
mejor la colocación de alcaduces de barro o de traer un agua mejor; desde las fuentes de los Ojos
hierro. Por entonces se trató del problema existen- de Pinseque. El proyecto se aprueba en 1846, y la
te en la contabilidad, puesto que para la construc- subasta pública para realizar la conducción se hizo
ción y mantenimiento de la fuente se pagaba un el 19 de febrero de 1847; la obra estaría finalizada
impuesto de 4 maravedíes sobre la libra de carne, en cinco años y el Ayuntamiento pagaría 8.000
una cifra considerable que hacía que teóricamente ducados anuales durante 25 años. No se conoce,
hubiese un fondo de 580.890 reales a comienzos sin embargo, si llegó a ejecutarse algún tramo de la
de aquel año.Tras aclarar las cuentas, se descubrió misma.
FUNDACIÓN
82
JUANELO
TURRIANO
En cuanto a la Fuente de la Princesa, una vez
que se le adosó tan cerca el Monumento a los Már-
tires, estaba claro que sus días estaban contados: no
era razonable tener juntos dos monumentos de tan
considerable envergadura. Por ello, en septiembre
de 1902, cuando los automóviles demandaban más
espacio, la fuente fue desmontada y llevada a un
almacén municipal situado en el Camino Viejo de
Juslibol, donde estuvo varias décadas, hasta que fue
reconstruida en la Arboleda / de Macanaz, estando
los trabajos muy adelantados en abril de 1936.
Un emplazamiento tan apartado no era ade-
cuado para el Dios del Agua; la fuente estaba llena
de basura y su dios era demasiadas veces blanco
de las piedras. Alguien tuvo la idea de llevarla al
nuevo parque de Primo de Rivera, quizá no tanto
por rescatarla como por instalar un obstáculo en
ARRIBA. Fuente de la Princesa
medio de una plaza para impedir'que los mozalbe- y construcción del monumento
a los Mártires en 1904.
tes pudieran jugar al fútbol y estropear los járdines,
(Arch ivo Coyne AHPZ).
como solían. La fuente fue reinstalada en el Parque
ABAJO. Monumento
y reinaugurada el 24 de julio de; 1946, a los 1O1 a los Mártires hacia 1960.
años de su puesta en servicio. (Archivo Coyne AHPZ).

FUN.QACIÓN
JUANELO
TURRIANO
C. y R./ 325 .... ZARAGOZ A
El Matadero
OS ORÍGENES DEL PUENTE de indulgencia a quienes entregasen limosnas, y el
Piedra continúan sin estar re- Obispado de la ciudad hizo una donación de 1.000
sueltos a estas alturas. Parece evidente que existió sueldos en 1261. El puente disponía de derechos
un acueducto romano, o más exactamente un señoriales sobre varios pueblos en la ribera: Cinco
sifón, en la posición que ocupa el actual puente . O livas, Cólera y Alforque, Pina, La Puebla, Longa-
Esto significaría que desde época romana habría un res . . ., junto con sus derechos feudales inherentes.
paso fijo sobre el Ebro, aunque por el momento A finales de 1300, se arrendaron los derechos
no deja de ser una conjetura. señoriales a los habitantes de La Puebla y Longares
por una cantidad de 3.000 sueldos anuales.
EL PUENTE DE PIEDRA
Las violentas avenidas del río hacían que los
Las citas acerca del puente de Zaragoza comienzan fondos para esta obra se dedicasen casi permanen-
en el año 827, cuando es destruido para recons- temente a la reconstrucción del puente de made-
tru irse en 839, siendo de nuevo reconstru ido en
ra. Una de las más fuertes fue la de 126 1, que lo
936 y vuelto a desaparecer en 1143. Mohamed
destruyó totalmente y tuvo que ser sustituido por
al-Edrisí, cro nista que vivió ent re 1100 y 1165, afir-
uno de barcas que aún funcionaba en 1269. De las
maba que a Zaragoza se entraba por un gran
obras de reconstrucción del puente de Piedra se
puente bajo el que había molinos sobre barcos,
ocupaba en 1268 el maestro Alí Amargirat.
como en Murcia.
Estas dificultades determinaron el progresivo
De madera era el puente incendiado por los
aumento de las tasas y pontajes, gracias a lo cual en
cristianos en 1118, durante la toma de Zaragoza
1284 se mantenía abierto el paso por el puente de
por A lfonso l. /
madera y avanzaban las obras del de piedra.
En 1187, el puente de madera fue donado por
En 1328, el de madera fue nuevamente destrui-
Alfonso 11 al monasterio de San Mi llán, pero al año
do, por lo que en 1330 estaban ambos puentes en
siguient e lo cede a la Seo para que en un plazo de
construcción, pasando las personas, animales y
dos décadas fuera levantado en piedra, a cambio
de la explotación de los molinos y otros ingenios mercaderías mediante barcas. Alfonso IV permite la
que se construirían bajo sus arcos. El Cabildo no se tala de robles, pinos y abetos par-a su t1-anspo1-te
vio capaz de cumplir las condiciones impuestas, por por el río en forma de navatas o almadías con des-
lo que en 121 O el Concejo se hi:tÓ con el control tino al puente. A la vez, se tal laban sillares en la
del puente. Conscientes de la importancia dé esta canter~el Castellar.

construcción, el proyecto recibe variadas ayudas e En 1336, Pedro IV autoriza el cobro de sisas
incluso por parte de la Iglesia ~ncuentra gran con destino al puente, de cuyas obras se ocupaba
apoyo: el papa Inocencia IV concede en 1248 un maestro musu lmán llamado Mahoma Mazuela.
PÁGINA ANTERIOR. Puente de Piedra
a finales del siglo XIX (Archivo Coyne AHPZ).
A partir de 1380 se ordenó que los moros y jud íos
Las colosales dimensiones del puente de Piedra pueden apreciarse mejor
ABAJO.
también contribuyesen a estas obras, imprescindi-
cuando hay alguna figura humana cerca, como estos navateros.
bles desde que una enorme avenida hubiese crea-
do un nuevo meandro en la margen izquierda (el
Ebro Viejo) que amenazó con dejar el puente en
seco. El Ebro se llevaba una y otra vez los afanes y
dineros municipales; una vez reconstruido e l puen-
te de madera, tampoco duró demasiado, puesto
que en 1400 sobrevino una gran riada que sólo
dejó en pie el primer pilar de cada oril la, obligando
de nuevo al empleo de barcas para atravesar el río.
Tras esta riada e l Concejo zaragozano decidió
acometer de una vez por todas las obras para ter-
minar e l puente de piedra, cuya construcción está
reseñada en un manuscrito datado entre 140 1 y
141 O, que relata las fases de la obra.Tendría cuatro
machones, dos de los cuales servirían para alojar

102 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA.Una vista inusual del
puente de Piedra y el Pilar
(M. Candial).

ABAJO.Panorámica de los
puentes aguas abajo del Pilar
(M. Candial).

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
molinos harineros como los del puente de Tudela.
Serían cuadrados, de 30 palmos de lado (5,8 m),
y a ellos se añadiría otro apoyo de 20 palmos
(3,8 m) próximo a la puerta llamada «del puente»;
y se construiría un portal flanqueado por dos torres.
El conjunto resultante mediría 456 palmos ara-
goneses (88 m) y constaría de tres arcadas con sus
pilas de 133 palmos (25,6 m) y otra de 60 ( 1 1,5 m),
de la altura que los jurados considerasen oportuna.
Se calcularon unos 1.200 ó 1 .400 si llares por arcada,
más otros 700 por subir los tajamares hasta la rasan-
te. Los encargados de estos trabajos fueron juan de
Frenoya, Mateo Italiano y Colrat Rey.
En 1405 una nueva riada obligó a detener la
construcción y a emplear sus fondos para la erec-
ción de un muro que protegiese el talud frente al
Pilar, ya que en 1408 el río amenazaba con pene-
trar en la ciudad justo frente a la iglesia de Santa
María la Mayor. Pese a todo, los trabajos continua-
ron a buen ritmo a partir de la primavera de 1407.
Al principio se empleó piedra de la partida de
Al~apan en Navarra, pero la obtención del permiso
tenía dificultades, por lo que se recurrió a canteras
ARRIBA.Esta maqueta del más cercanas: El Castellar, Mallén y Fréscano. Para la
Deutsches Museum de Munich
muestra lo complicado
cimentación se emplearon robles de Leciñena.
de cimentar un puente sobre En agosto de 1435, con el puente a punto de
un gran río hasta hace poco
concluirse, falló la cimbra y se derrumbó la arcada
más de un siglo.
central, matando a cinco personas. Hasta e l 5 de
ABAJO.Detalle de la marzo de 1440 no se dio por terminada la obra,
cimentación del puente
a falta de los trabajos previstos en el portal de
de Piedra en un plano de Yarza
(ADPZ, Plane ra n.º 28-29). acceso.
Cimentación de puentes No acabaron aquí los problemas, puesto que
y recinto de tablestacas las reparaciones han sido constantes debido a la
para trabajar en seco
erosión de la corriente y los materiales arrastrados
en Los Veintiún Libros de los
Ingenios y Máquinas (BN). por el río. Además, e l Ebro cambió de cauce dos

104 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Jla11!a Car!(, J 1JÍ1/a )ti _,tr~ )t! !umlt Je J1r)m. le Z~or11, a In rrk JJ J!rmln!, l ka } Ca/IJÍmirJt, }e J,)p¡¡ kk.;f(,.J. .Ji,,¡j4
. )e Jih¡ia1 )e la. 1mm1a C~JaJ, "'' r.mr Plan ~ ,;,afma fa Á1na)ma / ha11 '1· lbnt>r /n, c;,,,¡,;w rªf1mar rl1111tt.. a1'fv.

C,,.t; /'"-fa AB ~' fa /a11!a .


...... ~ ........ ' \
::: J)_ ; 1 1

. '~:'.¡r~ 1
..:::'-
, ·:
.......
:") t"Í.__ I
-·'
"'

•• I :.. -t. ~ .. ,..,


'" ... '··

,;,,,

veces: en 1442 y en 146 1, cuando abandonó su que dañó seriamente el puente. Para su reparación
curso (el Ebro Viejo) y volvió a su cauce original, en el Concejo zaragozano contrató a uno de los mejo- Proyecto de cimbrado
y reconstrucción del arco
el que se ha mantenido hasta e l momento. res especialistas de su época, el maestro Domenico del pu ente de Pied ra que fue
En 1494-95, el viajero Jerónimo Münzer afirmó Bachelier; que llegó acompañado de su hijo. destruido por los franceses en
su retirada de Zaragoza.
que e l puente de Piedra tenía siete arcos, bajo los Estos maestros canteros eran naturales de Tolo-
Proyecto de Yarza en 1818.
cuales había un gran molino (bajo los arcos sólo sa (la francesa ciudad de Toulouse) y fueron con- (AMZ-083)
podía ser de barcas) construido por alemanes. tratados en 1582 para hacer e l pilar del segundo
A lo largo del siglo XVI hay noticias de varias arco que se encontraba «derrocado» desde sus
crecidas del Ebro que provocaron importantes cimientos. Domingo Bachiller o Domenico Bache-
daños en e l puente y en sus móÍinos, lo que obligó li er era hijo a su vez del maestro del Pont Neuf de
a frecuentes reparaciones, algunas de gran calado. ~oul_ouse, Nicolás Bachelier; y se había curtido tra-
Entre e llas destacan las de 1571, que provoca im- bajando al lado de su padre en la complicada cons-
portantes daños en los molinos ,0el puente, y «con trucción de este puente. Estos afamados panteras
notab il ísimo exceso» la del 25 de mayo de 158 1, gascones eran quizá los mejores en su época, y el lo

FUND,f\~IÓN
füANELO
TURRIANO
era sabido por el Concejo zaragozano y Fe lipe 11,
que medió con el rey de Francia para que permi-
tiese la colaboración del gran artífice.
Durante las obras, el Concejo zaragozano con-
trató al ingeniero natural de Tortosa llamado Joan
Inglés para asegurar que las obras se realizaban
correctamente y dar su opinión acerca de otras
como el muro de contención de la margen dere-
cha del Ebro.
En una interesantísima carta de los Jurados de
Zaragoza fechada en junio de 1583, se encomienda
a Agustín de Villanueva la realización de gestiones
en la Corte acerca de la búsqueda de maestros
para el puente de Piedra entre los que estaban en
El Escorial. Se exponen los daños que presentaba
el puente y se urge una rápida respuesta, aunque al
parecer esas gestiones no dieron fruto.
Por ello se envía hasta Tolosa (Toulouse) a uno
de los Jurado_s de la ciudad, para buscar de nuevo
al francés Do.menico Bachelier:
Una vez lo_calizado, se negoció ~I precio de su
trabajo, y tras varios intentos el Ayuntamiento cede
a las condiciones de Bachiller y poco después llega
a Zaragoza acompañado de tres · maestros carpin-
teros gascones (dos de ellos eran G~illeaume
Chappuis y Franr;:ois Guilles). Estas obras 'fueron
contratadas el 13 de julio.
También hay datos muy interesantes en el
Registro de Actos Comunes de Zaragoza del año
1584, en los que se hace referencia a que, durante ·
unas reparaciones realizadas en 1582, se instaló en
el segundo cuchillo del puente una gran rueda o
noria para elevar el agua del Ebro, reemplazando
otra que ya existía.
El arquero Enrique Cock, en su relato del viaje
realizado en 1586 a Aragón con Felipe 11, decía que
Zaragoza tenía dos puentes: el de Piedra, por el
que sólo pasaban peatones y caballerías, y otro de
madera por el que pasaban los coches y carros.
ARRIBA Y PÁGINA SIGUIENTE.
Vistas del puente de Piedra También afirmaba que e l río a veces echaba a per-
por Coyne (AHPZ). der los huertos e inundaba el Arrabal.
Se conserva el libro de obra de las reparacio-
nes del puente desde el 23 de junio de 1586 hasta
e l 2 de julio de 1587. Es un documento muy inte-
resante, que muestra cómo era un libro de obras
en esa época. Llama poderosamente la atención

106 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
observar que en tanto algunos días trabajaron tan Dom ingo, en la calle Predicadores, y subió hasta
sólo el aparejador y dos canteros (lunes 23 de junio casi dos metros, tras lo que se colocó una lápida
de 1586), el día 2 de octubre del mismo año traba- que dibuja en su manuscrito. Esta riada provocó el
jaron 109 personas, más veinte asnos, con un núme- desplome de las arcadas quinta y sexta, tal como
ro indeterm inado de conductores para transportar quedó plasmado en el cuadro de Juan Bautista del
«buro» (barro). Los datos aportados en otros días Mazo de 1647.
son notables: por ejemplo, cuando se trabajaba den-
tro del agua se aumentaba el jornal en dos· sueldos. LÁPIDA DEL CONVENTO
El cosmógrafo real Juan Bautista Labaña, en su DE SANTO DOMINGO
crónica de 161 O, dice que el Ebro «es de muy buena
<<Año 1643 a 18 de febrero, dia de ceniza, a las cua-
agua, de la que toda la ciudad bebe[ .. .].Atraviesan-
tro de la mañana empezó a crecer el río Ebro,
lo dos puentes, un() del que los antiguos hicieron
entre la una y las dos derribó los dos arcos de en
mención, pero no tiene nada de aquella antigüedad,
medio del puente de Piedra y antes llevó el puente
y otro de madera sobre pilastras/de piedra».
de tablas.
La obra de Juan Antonio Fernández ac·erca del _e -A las 3 llegó hasta esta línea de ladrillos y
acueducto romano de Zaragoza contiene informa- entre las 6 y las 7 comenzó a menguar. Siendo
ción acerca de los puentes y riagas de l Ebro, como prior el M FR Pablo Pedro.»
la de 164 3, que llegó hasta el convento de Santo

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
El pago y el paso
de los ciudadanos
por el puente de Piedra
se registraba
~

..
..
..
.. ,
.. .. .. ,,
t2~ .je tfe)xa.
,' :
,;-::r--:·. .~ ~ ·

..
),'
·--~---~

minuciosamente.
Portada y una página
del libro del pantera
ife,d-;m~~. Je l ff2!
en septiembre de 1821
(AMZ 496 23-24-1 ).

·~·

. 1

..
:.

...
" "<~"' ... .

..
·

• .. .
·: ·.
. . .
......
' •. .

Para la reconstrucción del puente de Piedra se sobre la carne y otros productos. También me-
contrató a los canteros Diego Barbón y Martín de diante el alquiler del peaje a particulares, que
Ezperiqueta, así como al albañil Clemente Ruiz, pagaban un canon fijo al Ayuntamiento a cambio
para desenronar y preparar el entorno. Éstos fue- de cobrar por utilizar el puente. Este método se
ron supervisados por dos canteros franceses: empleó desde su construcción hasta prácticamen-
Hernando Prad de Navarrens y Pedro LaRicart. te el siglo XX.
Parece ser que la obra consistió en levantar un Entre 1705 y 1720 se realizaron importantes
paso que hiciera transitable el puente, siguiendo trabajos en la zona del puente, comenzando por la
las órdenes del capitán Francisco Domingo de construcción del gran muro de contención que
Ruesta y, seguramente por su carácter provisional, discurría entre éste y el molino de la Puerta de
desapareció antes de 1647 (fecha del cuadro de Sancho, y continuando con la del muro del con-
Del Mazo). vento de San Lázaro, cuyo famoso pozo se intentó
En 1659 comienzan los trabajos para recons- rellenar. También se hizo la zampea bajo el puente
truir de nuevo el puente a cargo de Felipe Busi- para protegerlo y se repararon algunos arcos.
ñac, quien, como colofón de su trabajo, colocó los Estos trabajos fueron realizados por Jerónimo
famosos leones. Sin embargo, el trabajo más Osset. Se alargó la zampea hasta los tajamares de
importante fue el refuerzo de los tajamares y todos los arcos y también hacia aguas abajo. Para
espolones, lo que le dio probablemente su forma ello se cavaron estacas de «pincarrasca» de 18 a
actual. Un año más tarde, en 1660, Francisco Ber- 20 palmos de largo, cada once palmos de separa-
taut dice que el Ebro lleva buenos barcos y tiene ción (salvo en los lugares socavados, donde serían
dos puentes. más largas) y al comienzo y final de la misma,
Los fondos para reparar y reconstruir los donde se clavarían cada cinco palmos.
puentes del Ebro se obtenían por varios procedi- Estos trabajos comenzaron en 1706, pero en
mientos, pero especialmente mediante impuestos 1714 se observó la imposibilidad de realizarlos

108 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
¡_ ' .::;.· ·:~ \. 1' '-. ttiot 111' oqnatT'-' m''" •'" :;

~
¡~;.
~/~..
.'(-a-1':):,p1:b)l
. . :~~ ~,:.º':··d~,··~afii;~,;~ ·.
···...... ..:.·· .
!
..,_..r,· ·
~ ~tt~P•
§~§.. ~0 @,V.kit
'Ot W, A,.:J@- VE
~0~ u) 11 :i·~ V
• •\ :</ hi.\~® . . JiJl<§!J .,,,. ' ·"l 111M, ~0(:§1&}1'~ . ' - .
:ARANCEI.; , ~ ;w·i'. . !!~J\'l,
r J:,~k~~2'~~:s;;1n:óii" J)SJ,'l!, ,l f:
A i ·,...;;','>' .o· ~E:(},
OB LOS DERECHOS 1 QUE EL ARRENDADOR DEL PUENTE
y Ponto.a dd R1o llbro debe percibir de lod0$ JO'I qi:sc cralllidrc:n por -· ·' ®4:E:~-
"""""'~ A'
R . · N CE, r:·
.
CI COll Carruap 1 O Cab.tllcrlu.
DÉÍ.os DERECHOS QUE PEDRO. MENDOZA ARRE~D){DOR DÉL PUENTE DE PIEDRA r PONTON
P RIMER..AMENTR: Por a.d.11 carro cargado n:inte qw:rtos 1 bohicndo
dcntTO de vdotc y qmtro hocu, no (eog1 que pigu aw. :tlguru·
dd Rlo Ebro dt tJta Ciudad .dtbt ptmb1r por si, 6 sus Enc~rgados dt 10dos /01 fUt transitaren por i.I, con C(lrrlla.
tt, 6 Caballtruu, ttf t1/r1ud de los Parios co1 que u rt1mttd d su fovar tstt Arrltndo
Poc- B~atg1d.ib..tyandc)'Jguunqumoslcmptequcp.uiren, O bol- par la Illma. Jnnta dt Propios dt la misma.

PRtl\1ERA~NTE: C21~
Tlcrco aqpdu 1 y lo mitmo bs qoc puaren ccn mcdU ca~.
Los Vccioos de 7.ua~ y sus Arn.~les dencn ñtultad de PJW'1 y boT- Por cada Coche, ó al dh1 , y lo mi!mo si, padre una
Yct [O(fu Lu Y«'Ci que quisieren., plgando por cada oo di l natunl 1 por sola vez, siendo c;irgados, ó p.ira fueu de los térmirios de, Ztngon. -·- - · r,J\.'Jn.
cada Carru 1 OCu.1 •elru.c qomos: y lu Bcstluargidu pueden p.i.- 3
Por ca,da Carnmato, Galera, Carro ,ó Can Je vendimiar 1 en 11 misma forma.._ .. l r. ·vln.
m todo el 11fo !lo p>g.ar cosa alguna. Por caib Carro de los veclnOJ de Z21"2gou propio~ togado por los mismru con csticr.
Los c.oches de qullquler p:rmiu, auaquc lleven ~dos de coltdt, O msde--
ju puedcn pun sin pig.ir C05S alguru 1 y ramblen los Cmw que llcví -
coles ó P,roduccionrs de sus h2cicndu en la hucrfa, monte y c~nnJnru de Zaragou,
ó con lena . ~c _?lonti:, yeso, ladrillo, guno pu1, moler, agua e.le Gillego&c..-._ J r. 6 mrs.
-- ::;~;;: ~~;~~~~~!l:!~~d~~l:mjo!~:~:;, 2i:c~:: ~-...----! Por c:.sda bema cugada 11 dia, y lo mismo pur un.a sola vct.---·.!- -..·- .. __ ,_ 8 mrs.
---:z:,d;::U:!:i!7 ::::en;;~~~~:i=~~l=r:~ ~!7c:,!c¿a;;__ {
--dkho. -- - . '
I
Por c;oda btstia cargada de teu, ladrlllo , 1grano pua moler, lot(Tniglneros,
Aguadores, pasando c.u~dos 11 dla, y lo 1mismo por una vez soli.-- ....... _.. a mn.
Los Carroa,-ui!Cru, y" dcnm Blgagu, qoc ¡wittn ,por d!cba Puente ('O,Q Por Caballcrla sht carga-- - ·....- ···- - ·--.. - .. - · -·-----··-- - .. 4 mrs.
prorislon de tu Ma~d, y oeros pertrechos de bcu, y gucm, se~n 11- Por cada ~beu de g11udn de Cl·rda- . : - -....... _ .....__.,,_... _ _ _ ,._ ...... 8 mrs.
~ :'~r.i=~~d':,,._....... "'-.J- 'l••- corldQCen rrl¡o Por cada cabezt de ganado b.acuno 1 mulu· , ó caballar- ........- - -- ·- -..·-··· 1 6 mrs.
Por cada cien cabezas de ganado lanar, ó cabrio........ - ..- -..- -..··· ·-........... 6 r.
L&s G~Carñcod.i~ O <Alws, que p;uan coa carga~ b n.~ 1 h:u:i Por el p210 tic cada persona por el Ponton del Rio Ebro- -..- - ....- ·..- - . .
de pigir l0t vcinre qum:os 1 como de los Carros e5d dicho, 1 cKo se Idctn por !ar~o que llegue i una arroba y no pase de quatro.... _ . _.... _ _ _ • 4 mrs.
mrs.
- éñtl•nd& •..qwindo bulvco nrgados. 4
~----ro<lo genero de G1nadoJ de C"e:cda, que pnuepordkh:t Puente h1yade pa-
:-- ....,_ gar ,dosqm.ttos porc.ibcu 1 adava,comono.sca:delquec:IAttend.tdor Serin csentOJ de estoJ derechw lw Carros , Gateras, y Daga ges que padrcn con provh:loncs de M., 6 pertrc- s.
dd Abuti? del Tocino conduce parot el consumo de Ju Camiccriu de Go cho.s de boca Y guerra, los que conducen trigo para el PdJito de cua Ciudad, unos y otros no siendo de Contra-
a CilKl.ad 1 que dc:b.: IC1' libre de dicho pigo. . tlslAS, los Carros y bestias que p2_11n la Carne para el obano público, los Aleros y ganado menudo lanar ó cabrio
TodoG.tm.do nuyor,que p.u:),re p¡n vcodem, J!l8\IC'dasquntos por cabeza. perceneclentcs :\ los G1n1deros de ctt1 Ciudad y sus Bnrioi, 111 Caballcrbs de los vcciuw de la misma con carga ó
No puede d Am:ndador cobm dcrccbo5 de com>s, y Detdu propln del sin ella, i no ser que salgan ele sw términos, en cuyo cuo utisrar.t:n ~ros Jo m.iJmo que los forutcros. los Coches
B05pit1l Real, y Gts:icnl de Nua. s~. de Gracl1>Miscflcordb , Conv.t·
kdcm:es¡ y Hucrfanos., y de Jos C.Onnnros de Jcms, S. Franci.Kv, C.pu-
'?-lesas 7 Cab1l101 de paseo r 1 lo1 Carros y bcsti11 de lus Uospi1ales de Gr.acb y Mi.sericordia : con prev~nclon de qu~
~ y C.puchJau, que 'fl.aletto cargadOJC'OflprQYblon pua dlchm 11 alguna _persona se cxeu_dre i su' pago, dada. cuenta por los En¡::argulos del cóliro, ¡ mu di: pagar el duplo del' de·
Ho.spialcs, 1 Conventos; y esto ac cmicnda coa que los Carros, y Bcitlu rccho, •cri multada u-gun porrc!ptmda. Z.raigon 1. o de Enero de 1 8 1 8,
m.n ptopiu. y oo alquilados, d log:ados1 y qu.aodo JC les dexuca de U-
...,,,,_ Mareo Cortb dt Zolon, Gresorlo Llgtro.
Lu Bcsdu que llcnrcn lu ames; que se mu:in en el Maz.clo, y tnen ¡ur.a Stcrtlorlo.
ll Foririoo, y abino de b. Ciudad, lu que pui rcn coa Ju plcles de di·
chog.wdo i 11 RCTolerla, losAttros de l<»ginadosde dkl? Ciud.id1 y
sos Burlos, Ion libres de pesgar coa 1.lgun:i. por el _paso.
Qwlquicr .Pcraooa, que puirc pcw- el Pontoa del Rfo Ebro, ha de pagu un
qmno¡MX"cads V'1qac lotnnlidre,y otropo.rfurdo,ócarga que Utguel
WlJ. unm de pcsn,y DO~ de qu1uv. Zar;goi:a, y &ero á l de 1806.

porque la corriente del agua arrancaba los tablo- Huerva, a los que se sumaron otros 6.000 quinta-
nes, por lo que hubieron de ponerse las estacas les en 1845. Los precios del peaje por
el puente se imprimían
aún más juntas. En abril de 185 1 se preveía enlosar y reparar el y colocaban en un lugar
En 1719 sólo faltaba por hacer la zampea arco conocido como «del Puerto», para cuyas bien visible. Aranceles
de 1806 y 1818
de dos arcos, pero tuvo que modificarse el pro- obras se preveía adquirir 1.267 sillares. Ese mismo (AMZ 175 7-6-20
yecto para facilitar la navegación y «hacer un trán- año se subastó la compra de 18.000 varas cúbicas y 496 23-24- 1).
sito de barcas» por la segunda arcada. En diciem- de piedra para cerrar el pozo de San Lázaro, para
bre de 1720 se terminó el zampeo del último lo que el Ayuntamiento solicitó un préstamo de
arco. 240.000 reales.
En 1813 las tropas napoleónicas destruyeron la Un año más tarde, el Diario de Avisos del 26 de
última arcada del puente, jumo al Arrabal, al aban- enero de 1852 publica el anuncio para la contrata-
donar la ciudad; y en 1817 se realizó un reconoci- ción y transporte hasta el puente de 23.270 pies
miento para evitar su ruina, emprendiéndose cúbicos españoles (69.820 aragoneses) de sillares
obras que finalizarían en 1820. de las canteras de Muel o Épila y otros 9.472 pies
Hacia 1838 eran precisas nuevas reparaciones cúbicos (28.416 de Aragón) de piedra negra de
en los cimientos de los pilares , por lo que en los Calatorao. El contrato lo firma el alcalde Antonio
años siguientes se hace acopio de sillares para Candalija con Félix Aramburu el 17 de de febrero
poder llevarlas a cabo, con materiq.les procedentes de 1852.
, /

de las canteras de Epila y Burrén, en las inmedia- Antes de que comenzasen las obras, el 9 de
ciones de Mallén. En 1841. se contrataron 1.500 juriio .d·e 1853, a las 1 1 de la mañana, cedió el pilar
quintales de cal, que fueron 12.000 en 1844, pero entre los arcos segundo y tercero. El arquitecto
en este caso también iban destinados a las obras municipal Yarza informó de que las riadas de días
en los muros de contención o murallas del Ebro y pasados habían socavado el segundo machón por

FUN~CIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA La apertura
del colector de la margen
derecha permitió ver
momentáneamente
el arco cegado del puente
de Piedra que se encuentra
bajo el paseo Echegaray
y Caballero (AMZ).

ABAJO.Vista nocturna
del Ebro en la riada de 2004.

110 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
distintos puntos hasta 36 palmos en algún caso, 22-23 de junio de 1775, aunque este arquitecto
sujetándose el pilar con sólo 24 palmos (4,6 m) de piensa que la última había sido peor; ya que en Vista del arco reconstruido
por Yarza entre 1818 y 1820
apoyo. 1775 existía aún el enlosado del puente de Piedra, (M. Candial).
Esas obras duraron hasta 1854, año que se que se mandó desmontar poco después debido a
grabó en la clave del quinto _5lrco, que es el cuarto que el Ebro formaba represa en él.
a la vista. En esta reparación probablemente se En 1906 fueron demolidas las torres de los
colocó el enlosado actual. arcos centrales y en 1908 comenzaban los trabajos
En febrero de 1871, el arqurtecto municipal Se- para derribar los pretiles de cantería y sustituirlos
gundo Díaz informa acerca del peligro de inunda- por un voladizo y barandi llas metálicas. En 19 1 O
ciones en la ciudad y sobre un r~ciente y grave se eliminaron los leones de piedra colocados en
desbordamiento del Ebro; comenta que la inunda- la reparación de Busiñac y en 1917 se sustituyó el
ción del Arrabal fue notable, en esp7cial porque las empedrado por adoquines. En 1967 se instalaron
tap ias de la estación del Norte, habían hecho de bajo el tablero del puente las tuberías para el abas-
dique. Achaca estas fuertes inundaciones a [a rotu- tecimiento del Arrabal, que se mantuvieron hasta la
ración de montes. Cita como la más notable la del ref:labilítación realizada entre 1987 y 1991.

FUNE)ACIÓN
füANELO
TURRIANO
EL PUENTE DE MADERA SOBRE EL EBRO
Hasta el momento apenas se han elaborado estu-
dios históricos rigurosos acerca de esta obra. El
puente de madera debería preceder cronológica-
mente al de cantería, aunque sólo se tienen noti-
cias de su existencia desde el año 827, cuando
ARRIBA. El puente Kapellbrucke los cronistas hablan de su destrucción y posterior
en Lucerna (Suiza) reconstrucción en 839, siendo de nuevo recons-
fue construido
truido en 936 y vuelto a desaparecer en 1 143.
en el año 1300 y es uno
de los pocos grandes puentes Las reparaciones y reconstrucciones del puente
de madera que sobreviven de madera han sido constantes: a lo largo de sus
en Europa.
más de mil años; posiblemente no hayan pasado
ABAJO . Tableroy pilares nunca más de diez sin que se haya realizado alguna
de un puente de madera
en el siglo XVI. Los Veintiún
de cierta importancia.
Libros de los Ingenios La construcción de este puente de madera
y Máquinas (BN). -o estos, porque fueron muchos los levantados y
Puente de madera sobre reconstruidos- se realizaba para dar paso cuando
el Rhin atribuido a Julio César
en L'Architettura de
el de Piedra estaba dañado, o bien para preservar-
Leon Battista Alberti con lo, dado que el parecer de los constructores de la
comentarios manuscritos (BN).
época era que los grandes puentes de sillería se
Diseño de maza para clavar deterioraban mucho con el paso de los grandes
pilotes en los ríos (S. XVII)
(Centro Geográfico del Ejército). carros.
Al consumir el puente de Piedra tan grandes
recursos económicos del Concejo, en 1569 fue
bien recibida la propuesta del fustero Jaime Fane-
gas para emprender por iniciativa propia la cons-
trucción de un nuevo puente de madera bajo la
fórmula de peaje, algunos metros aguas abajo del
puente de Piedra~
Para la erección de este puente privado de
peaje la ciudad prestó 3.000 libras a Fanegas, que

112 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
éste tendría que devolver a razón de 3.000 sueldos e l puente («la puente», siempre en femenino en la ARRIBA.Detalle del puente
de Tablas en el cuadro
por año durante los cinco siguientes, con una con- época), junto con el trabajo que se había realizado de Juan Bautista del Mazo
cesión de 30 años en exclusiva. (básicamente, los pilares), aunque Fanegas pudo (Museo de l Prado).

Este puente estaría situado junto al de Piedra; y, salvar la mayor parte de la madera acopiada para Puente de madera y celosía,
un avanzado diseño en
según se dice en e l contrato, por é l habría de la obra.Tras la riada, en 1571 continúa la construc-
Los Veintiún Libros de los
poder pasar <<todo genero de carros cargados y ción del puente, pero esta vez con un tablero de Ingenios y Máquinas (BN).
vacíos, dándole la ciudad licencia sin impedimento madera apoyado sobre barcas. Probablemente se
alguno, y la hará tan ancha que pasen dos carros, aprovecharían los pilares de madera del anterior
uno yendo y otro viniendo». El precio del peaje para fijar los pontones mediante cuerdas.
sería «de cada vez que pasara carro con sus mulas Poco más adelante se construyen los estribos.
y carretero un sueldo y tres dineros, y por un hom- Para este trabajo se llevaron nada menos que 200
bre con una acémi la tres dineros, y una vez carretadas de piedra caracoleña de La Muela, que
se entienda pasando ida y /venida, que es el ir y se daría labrada en la misma cantera, algo habitual
venir, sea en e l mismo día que habrá pagado dicho en el Aragón de la época pero que algunos han
derecho». querido ver como una innovación de juan de
El puente debería encontrarse en buen estado, ·Herrera en El Escorial quince años más tarde.
puesto que de no ser así «si algunas cavalgaduras El 4 de marzo de 1574 se registra otra enorme
cayeren en el dicho río de Ebro, o se mancaren o crecida que causa importantes daños en el puente
perdieren aque llas o algunas mercaderías, por no de barcas, y el 26 de septiembre muere Jaime
estar e l suelo de la dicha puente bien entablado Fanegas. Desde entonces no vuelve a saberse nada
con sus fustes cuayrones y antipechos, según con- del puente de barcas, probablemente porque
viene, que todos dichos danyos hayan de ser y resu[:tó destruido.
sean a cargo y costa del dicho pontero». Unos años más adelante se rehace un puente
Poco más adelante (posiblen;ente hacia finales de madera, puesto que el 5 de noviembre de
de 1570) suced ió que una crecida del río se llevó 1580, el Concejo zaragozano firma un contrato

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA El puente de Calmarza
sobre el río Mesa es de los
pocos que aún perduran
con el tablero de rradera /11 ,..-; 1,

cubierto con tierra apisonada,


tal como estaba en el puente !k~:~.
de Tablas de Zaragoza.

ABAJO. Barcas con el soporte


para el tablero del puente
y tablero articulado para un
puente de barcas. Los Veintiún
Libros de los Ingenios
y Máquinas (BN). · --- ·--·'<- .,.--.,--------.,.---------~.- -
J 1 } • .' • "':", -.----·-~-~·~:· -j ~--~·..... ·,7- y-,.
Maza para hincar los pilares 1
de los puentes de madera rr.=~,==,-r------
y las estacas para cimentar :iBC.9L---~
~ . . - ,~- -
.~---------
~- - - - - - -- - - - - --. - ·-· .- -
los de piedra. Los Veintiún
Libros de los Ingenios
y Máquinas (BN).

-~-="----=o=.=-- - -- ---- -

para ello con el «maestro de puentes» Juan de


Villarreal, en el que queda claro que existía una
gran parte del mismo, probablemente el iniciado
por Fanegas. Según el contrato, ya estaban hechos
ocho pilares, formados cada uno por cinco made-
ros en línea clavados en el lecho del río, quizá res-
tos de la obra que Fanegas no terminó.
Juan de Villarreal debía clavar delante de cada
uno de esos ocho pilares (aguas arriba del río)
un tronco cuarentén empalmado a un treintaisén
(es decir; 7,68 más 6,9 m), lo que daba una longitud
total de casi 14 m. Cada uno de estos maderos
había de tener su punta de hierro o azuche y la
unión entre ambos debía realizarse con «cercillos
de fierro y clabos bien clabados». Cada uno de
estos maderos tenía que clavarse al menos 12 pal-
mos (2,3 m) en el lecho del río, para lo cual se
tomaría medida con la maza antes de hincarlos.
También tenía que cubrir con tablas todos los
pilares, haciendo un cuchillo aguas arriba hasta las
<ctornapuntas» y protegiendo éstas con otra tabla a
cada lado. Para ello tenía de plazo veinte días labo-
rables, más los que por crecida del río no pudiese
trabajar:
Para la obra le darían la madera, clavos y cerci-
llos necesarios, más una barca y un pontón, que

114 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
~~¡r=============I
~ . :
Q/rny/Jld,;, "" Jltu111< c(fa':IL tfi 11l,,,,¡,, /'"J'"d''/ªrn lo ,./¿,./(:4..1.1'1.~ .¡¡,;,,;,,¿,¡,/1:,p6~1''.,,,
i''"' in ~•rt•lU '11A..t1tt.a.1a-... 'IW......u.n,.1~ ~i111viu. • .:l'-:1."' ~ i. 11w1.1• .i... i.. ~~...

·~

1 \' •• I';
' /
j ·¡
1 i .
'
j : -..... ·- ~- .. _-.--·....:.:..-=;-----·....~~--~-...-
-; .. - . - ........... _ - -·-··---··- -'·'"-- - ~~=?.:.:.::~ -~.:~-- ~. - - - - ·-·- -··- -- - ·---·- . . ---

_ _ __ _ __ ..
1tr1111 ~ r ,,,.,. ,.,.~

debía dejar atados bajo el puente al acabar el tra- Tras la catastrófica riada de 1643 comenzó rápi-
bajo diario. Por estas tareas s~ le pagaría la escasa damente la obra del puente de tablas, necesario Proyecto de puente colgante
cantidad de 27 libras (540 sueldos). para el abasto de la ciudad, además de más rápido sobre el Ebro para sustituir
al de Tablas en 1838
Tan sólo tres años más tarde ( 1583) el Concejo y barato de ejecución. Bajo la supervisón del pon- (AMZ 125).
contrató con el ciudadano Martín Íñiguez la cons- tero Juan Bagués se comenzó a trabajar en marzo
trucción de un nuevo puente de madera sobre el de ese año, parece que siguiendo un modelo de
Ebro. Posiblemente sea éste el que después ha sido puente de celosía. Las obras fueron dirigidas por el
conocido como el Puente de Tablas. maestro de obras Gerónimo Gastón con Valero
Para esta obra serían precisos 200 «fustes Miraball, y en junio de 1644 estaba terminado, sien-
quarentenes» de unos 30 pies o 1O varas de largo do inaugurado el 25 de noviembre, aprovechando
(7,7 m) por un mínimo de media vara y un dedo la llegada de Felipe IV a la ciudad . En 1660, el viaje-
(40 cm, aprox.). Los troncos serían depositados en ro Francisco Bertaut dice que el Ebro lleva buenos
la «rambla de Ebro» por debajo del puente de Pie- barcos y tiene dos puentes.
dra Gunto al nuevo puente de madera) en el año El puente de madera se quemó el 19 de febre-
1584, fecha en que Juan de Villarreal vuelve a ro de 1713 y poco después se redactó el pliego de
- hacerse cargo de la construcción. condiciones para hacer uno nuevo, que tendría 18
En 1585, el ya citado arquero Enrique Cock pilares y 2 estribos. Joseph Suznaba, maestro cube-
afirma que el río Ebro tenía dos puentes en Zara- ro, se quedó finalmente por 28.000 libras, aunque
goza: «La una de piedra, por la ·cual no pasa más su propuesta inicial había sido de 36.000. Las obras
que gente de a pie y de a cabal lo, la otra de made- se desarrollaron entre el 13 de junio y el 16 de
ra por la cual pasan todos los coches y carros». La diciembre, en que se dio paso por el puente.
noticia de Labaña, en 161 O, de/ que había en la ciu- La obra se mantuvo en pie durante bastante
dad un puente de piedra «y otro dé madera tiep;ipo, como puede apreciarse por los alquileres
sobre pilastras de piedra» sólo puede deberse a la que realiza la ciudad , cuyos contratos entre 1747 y
fáci l confusión al ver los pi lare;; entablados desde 1759 se conservan. Son contratos con los que el
lejos. Concejo «arrienda los derechos de tránsito por el

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
116 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA Y PÁGINA ANTERIOR.
puente de madera, con inclusión del pontón o te de Piedra, cuya realización era prioritaria-, y el
Puente de Hierro desde
barca de paso del río Ebro, por tiempo de tres puente no se llegó a reconstruir. las dos márgenes del Ebro
años». El hecho de que, al igual que el de madera, el (izquierda) y en fase
de construcción
Durante los días 21 a 23 de junio de 1775 puente de Piedra precisara de tantas reparaciones,
(Archivo Coyne AHPZ).
hubo una riada del Ebro por la que se quebrantó determinó a la ciudad, una vez que se pudo dispo-
el puente de Piedra, la muralla y el camino de la ner de fondos suficientes, a hacer uno nuevo em-
ribera, y que además inutilizó el de tablas .Tras una pleando un material más longevo y seguro, como
dificultosa reparación, en 178 1 ya estaba de nuevo era el hierro, primero con puentes colgantes, y luego
en mal estado, pues no tenía sobre los tablones más sólidos, como el que se verá a continuación.
una capa de tierra suficiente, por lo que las ruedas
PUENTE DEL PILAR O DE HIERRO
de los carros provocaban graves daños en los
tablones, al rodar directamente sobre ellos. Tras la destrucción del puente de tablas, el creci-
El último jueves de de septiembre del año 1800 miento urbano y del tráfico, añadido al alomamien-
fue totalmente destruido por una nueva riada; to del puente de Piedra, hacía que Zaragoza tuvie-
cuenta Madoz que sólo quedaron las estacas de se serios problemas para pasar de un lado a otro
los pilares. A pesar de todo, fue reconstruido de del río. Por ello, en 1877 el Gobierno decidió la
nuevo en 1802. construcción de un nuevo puente: el de Nuestra
En 1813 otra riada se llevó definitivamente el Señora del Pilar, más conocido como Puente de
puente de tablas, aunque el Concejo todavía inten- Hierro, cuya primera piedra colocó el ministro de
tó reconstruirlo por enésima vez. Se quisieron Fomento, Carlos Rodrigo, el 7 de mayo del mismo
recuperar unos planos desaparecidos dur!:lnte la año. Hasta la presentación del proyecto transcu-
toma de la ciudad por los franceses, cuando se rrieron varios años, y además la propuesta presen-
destruyó buena parte del archivo municipal, inclui- tada no fue del agrado de Administración, que con-
do un proyecto de puente de madera realizado sideró el puente caro y ostentoso. Hasta 1887 no
por Fernando Martínez Forcén. El Ayuntamiento fue publicada la Real Orden que autorizaba su
solicitó en 1820 la ayuda de los ciudadanos para construcción. El 18 de octubre de 1895, ocho años
intentar recuperar esos planós. Como no fue después de la colocación de su primera piedra, la
/

posible, se encargó a Yarza 'la redacción de otro .obra estaba concluida.


proyecto; Yarza planteaba un presupuesto de _ ,...,.--Algunas décadas más tarde el puente comenzó
1.576.000 reales, pero la ciudad tenía que hacer a mostrar signos de daños por corrosión, que fue-
frente a demasiados gastos tras la guerra -inclui- ron ya serios en en 1954, cuando hubo de ser
dos, por supuesto, los de mantenimiento del Puen- reparado con urgencia, restringiéndose el t ráfico de

FUNDA'.CIÓN
JUANELO
TURRIANO
vehícu los pesados. El deterioro progresivo de la destino al cultivo de remolacha azucarera y que se
Puentes del Pilar estructura llevó a una nueva reparación en 1971, mantuvo hasta 1983.
y Piedra en una espectacular cuando fue estrechado para reducir la carga. Justo al año de su inauguración tuvo lugar la
panorámica de M. Candial.
Finalmente, en 1987 se comprobó que el puen- mayor avenida del río en todo el siglo X IX, con
te no podía seguir soportando el tráfico debido a cortes de carreteras y líneas de ferrocarril, e inclu-
su lamentable estado, por lo que fue reacondicio- so con varios muertos. El nuevo puente hizo de
nado para su empleo peatonal; se doblaron enton- presa de los materiales arrastrados por el río, cuyo
ces las calzadas, configurando un atractivo puente caudal sobrepasó los raíles en medio metro. Se
cuyo diseño fue realizado por Javier Manterola y llegó a emplazar una batería de cañones con el fin
Leonardo Fernández-Casado. de volar el puente y evitar la inundación de los
En 199 1 concluyó su remodelación y se abrie- barrios próximos, lo que finalmente no fue necesa-
ron al tráfico los dos tableros laterales en forma de r io, al bajar el nivel de las aguas. Después de la
arco que le confieren su bel la forma y dan perso- experiencia de 1871 y otras riadas menores en
nalidad. 1874 y 1878, en 1879 el puente fue recrecido para
aumentar su altura sobre el lecho del río. Este
PUENTE DE LAALMOZARA recrecimiento puede apreciarse en la fotografía: es
El puente de la Almazara fue construido en octu- la parte de sillería que comienza tras el pilar metá-
bre de 1870, para permitir la comunicación entre lico relleno de hormigón.
las estaciones del Norte y Porti llo, uniendo las líne- En 1947 comenzó la construcción de una plata-
as de Madrid, Barcelona y Alsasua.También dio ser- forma a cada lado de la existente. Primero la de
vicio a la Industrial Química de Zaragoza, factoría aguas abajo, que se puso en servicio en 1949.Tras
creada en 189 1 para el suministro de abonos con desmontar la vieja estructura central y hacer un

118 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
Inusual
de Hº aspecto d el Pue nte
ierro nevado.

Primer puente
de la Almazara.
(Archivo Coyn
AHPZ). e

lilj FUNDNtIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA Puente actual de la Almozara; dentro de sus pilares
están embebidos Jos del primer puente.

ABAJO. Pasarela sobre el Ebro y navatas (AMZ).

nuevo tablero, se corrieron las vías y se terminó el


puente del centro en 1950. Finalmente no llegaron
a emplearse las tres vías, puesto que la nueva
variante puesta en servicio durante 1973 lo haría
innecesario, dejando de cumplir su cometido en
octubre de 197 6.
Por el antiguo trazado de la vía férrea se ten-
dieron las conducciones de agua y electricidad,
hasta que un concurso de ideas convocado en
1983 adjudicó su remodelación a Javier Manterola
y a la constructora Huarte, entrando de nuevo en
servicio con la forma que conocemos actualmente
en septiembre de 1987.

120
FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
PUENTE DE SANTIAGO Antes de la construcción de este puente hubo
Cuando se comprobó el mal estado del puente de una barca de sirga, la famosa barca del «Tío Toni»,
que estuvo en servicio hasta que se instaló en
Hierro o del Pilar en 1954, se hizo preciso pensar
febrero de 1941 la famosa pasarela colgante, de
en un nuevo puente que pudiera liberar a éste de
3 m de anchura y 120 m de luz.
su carga y atendiese a los nuevos requerimientos
determinados por el despegue industrial de los PUENTE DE LAS FUENTES
años 60. Además ya era hora de ir sustituyendo la O DE LA UNIÓN
antigua pasarela de peaje ( 15 céntimos) que existía La salida del populoso barrio de Las Fuentes hacia
desde febrero de 1941 . la margen izquierda del río hizo necesaria la cons-
Las obras comenzaron en 1961 y finalizaron en trucción del nuevo puente de la Unión o de Las
1967 y hasta entonces los ciudadanos pudieron Fuentes, el único que no se apoya en el cauce
contemplar cómo los trabajadores que construían del río.
sus cimientos trabajaban en recintos bajo presión, La gestación fue más larga que su construcción:
en el interior del cauce del río, para evitar que primero iba a ser el «Puente del Bimilena1-io»;
penetrara el agua. luego, en 1982, el «Puente del Mundial»; y final-
El puente que se abrió al tráfico fue proyectado mente no hizo falta llegar al mítico año de las
por Tomás Mur y era entonces el más ancho de Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla, pues
Puente de Santiago
España y uno de los mayores de Europa, con una fue inaugurado el 7 de octubre de 1989. Su pro- (Archivo Coyne AHPZ).
calzada de 32 metros. yectista fue J. Antonio Torroja. ...

·~·

: - '

FUNBACIÓN
JUANELO
TURRIANO
OTROS PUENTES DEL PASADO, PRESENTE Y FUTURO

ARRIBA. Puente Giménez Abad . PUENTE DEL FERROCARRIL. En 1969 se puso


en servicio el puente nuevo del ferrocarril, situado
ABAJO.Puente de las Fuentes
(M. Candial). aguas abajo de la ciudad, en Vadorrey. Era un peli-
groso puente de vigas pretensadas que en casos
de avenida extraordinaria resultaba demasiado
justo, de modo que dejó de prestar servicio tras la
construcción del nuevo, situado inmediatamente
aguas abajo.

PUENTE DEL AVE. Se trata de un atractivo puen-


te metálico que sustituyó al anterior y cuya estética
resulta muy agradable. Además, su altura sobre el
nivel máximo del río evita los problemas que podía
causar el anterior:

PUENTE DE LA AUTOPISTA. La construcción


de la Ronda Norte de la autopista obligó a la cons-
trucción de un puente sobre el Ebro que se puso en
servicio el 1 de abril de 1978.

122 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
PUENTE GIMÉNEZ ABAD (TERCER CINTU- PUENTE DEL TERCER CINTURÓN 1 (EXPO). ARRIBA.Puente de las Fuentes
desde la margen de recha
RÓN 11). Se t rata de un puente de arco suspend i- Se trata de l más grande, moderno y uno de los del Ebro.
do sobre el Ebro de 304 metros de longitud cuya más bellos puentes zaragozanos. Es un proyecto de
Puente sobre el barranco de
luz mayor es de 120 metros. Sobre éste discurre el Juan José Arenas y su situación junto al recinto de
Alfocea.
Tercer Cinturón de Ronda de Zaragoza. Es diseño la Expo de Zaragoza lo realzará aún más.
Puente de Monzalbarba
de Javier Manterola y uno de los nuevos y especta-
sobre el Eb ro.
culares puentes zaragozanos. EL PABELLÓN PUENTE DE LA EXPO. Es una
de las obras emblemáticas de la Expo 2008 por su
PUENTE ENTRE MONZALBARBA Y ALFO- modernidad y espectacularidad; su autora es la
CEA. Es e l puente sobre el Ebro más alejado de l iraní Zaha Hadid.
casco urbano dentro del término municipal. Se
trata de una modesta obra que parece el «patito
feo» de los puentes zaragozanos, pero puente al
fin y al cabo, puesto que como decía José A. Fer-
nández-Ordóñez, los puentes primero deben ser
útiles, luego baratos y -si es- posible- tamb ién
be llos.

FUN~CIÓN
füANELO
TURRIANO
PUENTES DEL HUERVA
ZRRRGOZR -- Puerta del Duque é Iglesia de San Mi
PUENTE DE SAN JOSÉ
Desde la fundación de la ciudad es seguro que se
hicieron puentes sobre el Huerva, y probablemen-
te éste fue e l primero: comunicaba la ciudad a tra-
vés de la Puerta Quemada (al final de la calle
Heroísmo) con el edificio que primero fue conven-
to, luego cárcel y finalmente cuartel de intendencia
de San José, ubicado al final del antiguo camino del
mismo nombre que, hasta la urbanización de la
zona a partir de 1855, se prolongaba hacia el
Huerva.
En 1534, Juan de Urruzola construyó sobre el
Huerva un puente a sus expensas. Para enero de
dicho año le faltaba un solo pilar para acabarlo y e l
Concejo realiza un libramiento de dinero para
pagarle parte de la obra. En 1538, los herederos
del término de las Fuentes le hacen entrega de
15 ducados de oro por el trabajo de construir el
puente. De él, al igual que de todos los que se ten-
dieron sobre este río en pasados siglos, ahora no
queda nada.
Al parecer; el puente de UrrÚzola había desapa-
recido 35 años más tarde: según se afirma en un
documento municipal de 1783, e l puente de San
José fue construido por cuenta de la Diputación
General del Reino entre 1569 y 1572. El 23 de abri l
del año siguiente se capitula con el obrero de villa
oscense Miguel de Altue el transporte de 2. 100
carretadas de piedra que ya estaba cortada en Leci-
ñena para e l puente del Huerva. Por este docu-
mento sabemos que el maestro del puente era el
afamado Guillén Bertox. En mayo de 1575 fue fir-
mada otra capitulación para construir un puente
Puente de San Miguel
ARRIBA.
cerca de «la Puerta Quemada», por Juan de Zumis-
(AMZ). ta y Juan de Landerri, para la Diputación General.
Vista actual del puente de San ·El puente, como de costumbre, debería hacerse
Miguel. conforme a la traza o proyecto que quedaba en
ABAJO.Proyecto del puente poder del notario.Tendría dos pilares enteros y dos
de San José por Yarza «medios pilares» o estribos, contando con tres
(Cartoteca DPZ).
arcos en total, más sus alares o muros de conten-
ción. Mediría 21 pies de ancho, menos los tres pies
de los antepechos (0,384 m por cada lado), lo que
haría un total de 18 pies o 4,6 m de ancho de cal-
/.P;11.1 ÑI JLmk p.-i.~~.& ..\./,u P!tmt.u.
zada.También tenían que hacer en los dos primeros

128 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
·'

,,

.·.~~ . . . . :'
¡,

..:. ~\__-_, ·--· -


.. er;;~ - .:.-- · -~·
ri~·
.. .. : : . ~ <
.. ·.·
. .- .
·.·,: .. · .
·f.
~
· - · - · . _.·._·.-·~ _:____ . __t/!¡;Clt rlbrL-
J.. .//!~a),, " ur1l1t 4Ll;11u,,.t:..
2 .. tf'ú,,-hdfá'Jrrr,./,L ,,,; / ma;
.1.. f/Ú:tr ,/: rMLaiJ" ,,!,_¡,,,,._,/~~/''~'l"r
- -el L/tó¡.r/TI", '
4 __ (jlfnt1.árÍ. Jt':¡J,,;t,.,
j• 1· · . 1· . t

pilares de la margen izquierda dos escudos con las naban para esa fecha. La iglesia de San Miguel esta-
armas del reino. Estaban los maestros obligados a ba (y está) inmediata al puente. Proyecto de puente provisional
utilizar la piedra que los diputados tenían acopiada El 27 de diciembre de 1575, el rejolero Agustín de madera por Yarza en 1830
(AMZ 062).
(la contratada por Bertox y cortada por Altue), el de Labordeta se compromete a entregar 1 00.000
coste de la cual se descontaría de los 60.000 suel- ladrillos al obrero de villa Domingo Ruiz para los
dos que se les había de pagar por los materiales. arcos del puente, a razón de 52 sueldos el mill ar;
Además de esa cantidad, al final de la obra se esti- antes de abril de 1576, con lo cual sabemos que
pulaba el pago de otros 70.000 sueldos más. estaba previsto que las obras de cantería se con-
Los trabajos debían conclÚir para el día de San cluyeran por esa fecha.
Miguel del año siguiente ( 1576), teniendo una pena A Landerri y Zumista les fue también encarga-
de 500 ducados ( 10.000 sueldos) si no los termi- do, en enero de 1578, mejorar los accesos a este

FUNp¿\CIÓN
füANELO
TURRIANO
puente, t rabajo consistente en la realización de un va por frente al convento de San José, cuando
muro de contención paralelo al cauce, de 170 aquel lleva mucha crecida, se acordó con el protec-
palmos de largo por 26 y 14 de alto a los extre- tor de los canales que para tales casos se permita
mos, y un grosor de 8 palmos e n la parte sumergi- que los carros y caballerías puedan verificar su paso
da, que a partir del nivel del agua disminuiría hasta del Huerva, por e l puente de Santa Engracia, sin
los 4 de su parte su perior. Este muro se haría de impedirles e l tránsito para e llo por el cam ino ll a-
hormigón de mortero de cal sigu iendo una técnica mado de las Torres». Sin embargo, este camino era
análoga al tapial o, lo que es lo mismo, encofrado «tan angosto en casi todo su tramo que no podían
de la sigu iente forma: se harían setenta t apias cruzarlo dos carros que vengan encontrado s sin
(encofrados o tongadas) de 1O palmos de largo, 5 riesgo de caer en la acequia que va por un lado, o
de altu ra y 8 de grueso. Posteriorme nte se cubriría al riego de los herederos que va por el otro»; ade-
de piedra picada o sillería, aunque en la parte más, tenía muchas alcantarillas débiles que no po-
emergida y en las hiladas superiores debían fijarlas dían sufrir el tránsito de todos los carros si n hun -
con «gafas de hierro y plomo». dirse. El puente de Santa Engracia sufriría también
Para 1794 e l puente de San José tenía «una mucho si todos carros pasasen por allí, por lo que
decadencia cuasi general , principalmente por lo mal se pide construi r el puente de San José con la subi-
acondiciona da que tiene la parte baja de sus pila- da y bajada suavizadas.
res y manguardias, de manera que si se hubiese de Este puente se levanta con madera por ser
reparar cual correspond e sería menester gastarse necesaria su rápida reconstrucción, de manera pro-
caudales de bastante consideración». Se acuerda visional. Sería menester demoler «el machón actual
reparar e l pilar del arco in med iato al convento de del centro que se halla oblicuo» y disponer «tres
San José, para lo cual e l maestro Cristóbal de arcos iguales con vigas de madera y dos pilas de
lnsausti presu puestó reparaciones en el puente por 8 palmos de espesor; formadas y planteadas con
un importe de 186 li bras. pies derechos o hincas robustas y metidas en zan-
Se decía por entonces que sólo se arreglaban jas hechas al inte nto, bien encadenada s y empotra-
los puentes que iban hacia el Canal Imperial, en das con mamposterí a hasta el alveo del río, por ser
tanto que por el de San José muchas veces ni las el método sól ido, seguro y de menos aparato que
personas podían pasar. el de hincarlas a maza». La posición sería inferior a
En septiembre de 1830 la comisión del Ayunta- la del antiguo, y tendría cuatro pilas formadas por
miento afirma -que «la espantosa aven ida del río 24 pilotes cada una: por lo tanto, cinco ojos. De
Huerva sucedida en la noche del día 2 del presen- centro a centro de cada pilar mediría 36 palmos y
te mes, ha destruido no sólo los puentes de los 26 los primeros pilares de cada margen.
paseos de Santa Engracia y San José, sino además El 2 abri l de 1833 se contrata la construcció n
grandes trozos de la muralla o barbacana que de ese puente provisional de madera con Manuel
con-e por toda la orilla del río desde un puente al Rubio por 73.000 reales, obra que quedó finalizada
otro, entre las dos puertas de Santa Engracia y la el 15 de diciembre de ese año. Poco después, el 14
Quemada». abril de 1834, tuvieron que repararlo.
El concejo pretendía que la empresa del Canal Para 184 1 ya no había puente en el Huerva. El
Imperial construyese los dos puentes y la murall a, puente de San José se lo había ll evado la corriente
propuesta que no se aceptó, aunque hab ía una e n 1838 y por entonces se trataba de hacerlo de
canal de madera unida al puente, para regar las fábrica. Hubo algunas propuestas para hacerlo col-
arbo ledas, que también se destruyó y que era gante porque era más barato, pero el arqu itecto
competenci a exclusiva del Canal. municipal, Segundo Díaz, se compromet ió a cons-
De este modo, «deseando evitar e l Ayunta- truir dos puentes de fábrica, uno de piedra y otro
miento cualquiera desgracia que pudiera ocurrir así de ladrillo, donde estaban los de San José y Santa
en personas o en caballerías al vadear el río Huer- Engracia, por 840.000 reales. El primero se dio por

130 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
conclu ido a los 18 meses de otorgada la escritura,
y el de la glorieta a los dos años.
En 1844 el Ayu ntamiento dio orden a los arqui-
tectos municipales Yarza y Gironza de hacer un
proyecto para un nuevo puente de San José, con
un presupuesto de 140.000 reales. El Jefe Po lítico
se opuso a la co nstrucción del puente por consi-
derarlo perjud icial a los intereses públi cos, pero e l
Ayuntamiento remitió el plano de Yarza al director
de caminos, canales y puertos del distrito haciendo
caso omiso a la petición de éste .
Fi nalmente, parece ser que este puente no fue
reconstruido, sino que aprovechando la apertura
de una nueva calle (la actual Miguel Servet) se
esperó hasta que en 1855 se construyó e l actual
de San Migue l.

PUENTE DE SAN MIGUELACTUAL


El actual trazado de la zona de la margen derecha
del Huerva comenzó a d ibujarse en 1855, cuando
la sali da de la ciudad pasó a realizarse desde la
plaza de San Migue l a t ravés de la Puerta del
Duque, en lugar de hacerlo por la Puerta Quema-
da, situada frente a la call e Heroísmo. Ello motivó
la necesidad de un nuevo puente , que fue finan -
ciado en su totali dad por la Caja de Descuentos.
Más adelante, en 1923, fue ensanchado hasta los
12 m.

PUENTE 13 DE SEPTIEMBRE
Fue construido para poder atravesar el Parque más
cómodamente , puesto que, en princi pio, la entrada
y salida del Parque sólo podía hacerse por el Paseo
Ru iseñores. En el tiempo de su inauguración fue
considerado un impres ionante viaducto que per-
mitía alargar la Gran Vía de Alfonso X III hasta el
parque, donde finalizaba.
Su proyectista ya dejó previsto que además de tones que se acercarían hasta e l parque por este
un gran arco central de 14 m de luz hubiese dos lado de la ciudad. Puente 13 de Septiem bre
arcos menores para dar paso a las vías verdes (ya Fue el primer puente zaragozano construido y detalle
fueron llamadas así en e l proyecto) que deberían (AMZ y cortesía fam ilia Aísa).
con hormigón armado. Las torreci llas que coronan
acompañar el trazado de l Huerva a su paso por sus tajamares y espolones se construyeron para ali-
Zaragoza. También su anchura era una novedad: viar el aspecto macizo de la obra. Los ladrillos de
había pocos puentes que contaran con 30 m de las torrecil las y demás adornos fueron colocados
ancho, los 12 centrales para vehícu los y con dos por «obreros especialistas traídos exprofesamente
aceras de 9, pensando en la gran afl uencia de pea- del extranjero». Los contratistas fueron los herma-

FUN~ACIÓN
JUANELO
TURRIANO
nos Aísa, los mismos que por entonces habían ter-
minado la cubrición del río Huerva.
El puente fue inaugurado por Miguel Primo de
Rivera el 17 de mayo de 1929: puso la últi ma pie-
dra y luego rompió una botella de champagne
contra el pavimento. Su presupuesto ascendió a
quinientas mil pesetas y el autor del proyecto fue
Miguel Ángel Navarro.

PU ENTE TRANSVERSAL
O DE LOS GITANOS
El puente conocido como «de los Gitanos», fue lla-
mado en su momento «el Tranversal», nombre
dado a la vía que se abrió entre los paseos de Fer-
nando el Católico y Sagasta. Sustituyó a una pasa-
rela llamada «del Castillo», que unía la empresa del
mismo nombre (posiblemente una gran fábrica de
curtidos) con el otro lado del río.
Este puente fue construido por la empresa
Ángel Aísa y hermano, comenzando las obras el
primero de septiembre de 1933.

PUENTE DE GOYA
En agosto de 1969 decía el Heraldo de Aragón que
ARRIBA. Cubrimiento del Huerva.Arriba izquierda, detalles de la entibación de la zanja.
Arriba derecha. Aspecto de los mu ros terminados y los durmientes para apoyar la losa superior.
el puente sobre el Huerva de la Aven ida de Goya
Abajo, el Huerva a su paso por Santa Engracia (Cortesía fam. Aisa). sería un embudo para el tráfico rodado, a pesar de
que había quedado muy bonito con los maceteros
PÁGINA SIGUIENTE. Obrasde cubrimiento del Huerva junto a la Facultad de Medicina,
al fondo el puente de Santa Engracia (Archivo Coyne AHPZ). que se colocaron.

132 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
FUNaACIÓN
füANELO
TURRIANO
PUENTE DE SANTA ENGRACIA
Los puentes de Santa Engracia estaban situados
aproximadamente en lo que hoy es el cruce del
Paseo de Sagasta con la Gran Vía. Hasta la llegada
del Canal Imperial fue un puente secundario y el
cuarto en importancia tras los del Ebro, Gállego y
San José. Existen noticias de este puente desde el
siglo XVI , aunque desde entonces hasta el XIX
apenas hay datos, quizá porque a partir de la cons-
trucción del Canal Imperial este puente estuvo
más o menos bajo su protección, por ser el
empleado para llegar a Torrero, y era imprescindi-
ble mantener unas buenas comunicaciones con el
casco urbano. Sabedor el Ayuntamiento de la ne-
cesi dad de mantener el paso abierto por este
puente y de la importancia que tenía para el Canal
la gratuidad de paso por el mismo, a partir de fina-
les del siglo XVI II fueron constantes los llamamien-
tos del Concejo al Canal para que ejecutase las
obras en este puente a su cargo o, al menos, cola-
ARRIBA Riada del f-:luerva
durante la construcción
borase en su pago.
del puente que comenzó Tras la destrucción de los dos puentes sobre el
llamándose «Transversal» Huerva en 1830, se construyó un puente provisio-
y ahora es conocido como
el Puente de «Los Gitanos». nal pero después de 1O años seguía en servicio.
(Cortesía fam ilia Aísa). Además de su precario estado, era demasiado
ABAJO. Puente de «Los Gitanos»
estrecho, puesto que se construyó como una obra
(Co11:esía fa milia Aísa). de emergencia. Además, estaba en tan mal estado
que se prohibió el paso de los carros que cond uje-
ran leña y yeso, así como los de molineros y hor-
neros que llevasen trigo o harina. Solo podían
pasar los que transportaran productos agrícolas y
los carruajes de paseo. Por ello, y ante la próxima
visita de la reina Isabel 11 , se propu so construir un
nuevo puente en el cam ino de Torrero, en el
mismo lugar donde se levantaba el de Santa Engra-
cia, que pasaría a denominarse Puente de Isabel 11.
La obra costó 28.000 reales y se dio por finali-
zada el 13 de junio de 1840. Pero tampoco habría
de durar mucho: Madoz, hacia 1852, comenta que
el puente de Santa Engracia estaba destruido. Se
-
--.;;.~--- · -..:; -_;:- construyó de nuevo en 1855 a expensas de la Caja
- ~ .._- - - de Descuentos, al igual que el de San Miguel. Y
también este puente fue de corta vida, no a causa
~ - -- de las avenidas del Huerva sino del crecimiento de
la ciudad: desapareció a partir de 19 18, al cubrirse
- ~· ese tramo del río.

134 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
CUBRIMIENTO DEL HUERVA

Los proyectos para cubrir el Huerva a su paso por


la actual plaza de Basilio Paraíso comenzaron ya en
1878, a cargo del arquitecto municipal Félix Navarro,
que pretendía hacer un parque en ese espacio. Sin
embargo, fue un proyecto de Yarza el que finalmen-
te se llevó a cabo a partir de 1918, siendo rematada
la obra por Miguel Ángel Navarro.
La obra de cubrimiento fue realizada entre
1924 y 1931, realizando una obra cuya envergadu-
ra y calidad sorprende hoy, tal como puede apre-
ciarse por el reportaje fotográfico cedido amable-
mente por la fami lia Aísa.
En marzo de 1953, el Heraldo de Arogón se que-
jaba del desprecio de la ciudad hacia el Huerva, río
al que, tras ensuciarlo, quitaron los frondosos cho-
pos de la Plaza de Aragón; un río cuyo cauce se
comprimió y que se empleó de vertedero hasta
que finalmente hubo que cubrirlo para ocultar esa
vergüenza.
La segunda parte del cubrimiento del Huerva
en lo que hoy es el paseo de la Constitución, se
realizó entre 1969 y 1970.

PUENTE-ACUEDUCTO
PARA EL CANAL IMPERIAL

A l sur de la ciudad existen dos puentes más: el pri-


mero de ellos es el que cruza el río junto con un
acueducto para el Canal Imperial. Resulta un puen-
te espectacu lar; no sólo por su altura y tamaño,
sino porque la almenara de su estribo derecho
suele verter una importante cantidad de agua
al río, dándole bastante espectacu laridad. Lástima
que por las condiciones del terreno sea difícil
observarlo.

PUENTE DEL TERCER CINTURÓN


El puente más moderno y más alejado del casco
urbano es el que permite atravesar al tercer cintu-
Acueducto del Canal Imperial
rón de ronda el cauce del río.
sobre el Barranco de la
Muerte.
PUENTE DELAVE SOBRE EL HUERVA
Paso del Canal Imperial
Se trata del mayor puente de1a capital. Mide 1.122 sobre el Huerva.
m de longitud y se asienta sobre pilares de 50
metros de altura.

FUNQs\CIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA.Moderno acueducto OTROS PUENTES
que sustituyó al del barranco
de la Muerte a su paso sobre Frente a la calle Bruil hubo otro puentecilla que
el Tercer Cinturón. desapareció tras cubrir el Huerva en 1928.
ABAJO. Puente del AVE En el verano de 1936, justo antes de comenzar
sobre el valle del Huerva. la Guerra Civil, la Junta de Vecinos financió con
ocho mil pesetas, de las dieciocho mil que costó, la
construcción de una pasarela sobre el Huerva
frente a la calle Zumalacárregui. Las otras diez mil
fueron puestas por el Ayuntamiento.
El 28 de noviembre de 1967 ya se habían termi-
nado los estribos del puente sobre el Huerva en la
calle Luis Vives, junto a las de Supervía y Manuel Lasa-
la, y fue terminado en su totalidad a finales de 1968.
El puente sobre el Huerva en la prolongación
de Jorge Coci se llama Puente de los Sitios y fue
levantado hacia 1969.

136
FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
PUENTES DEL GÁLLEGO ria y más principal que hay en el presente reyno; por
El río Gállego ha sido uno de los que formaban benir, ir y pasar por él de Flandes, Alemaña, Ytalia y
una muralla natural que aislaba y protegía a Zara- de diversas otras provincias y reynos a los de Castilla
goza, pero que a la vez dificultaba notablemente las y Corte de los Reyes nuestros señores; y por ser cami-
comunicaciones. no tan ussado y frequentado, unas bezes por //ebarse
La construcción de un puente sólido sobre este el río el puente o peda<;os del, y otras por sus gran-
río, junto a Zaragoza, resultó una de las empresas des abenidas, inundaciones y cre<;.idas, y haber de
más difíciles y problemáticas de todas las conocidas passar por barcas muchas y dibersas bezes y en
en el Aragón del siglo XVI. Ya se dijo en referencia diversos años y tiempos, han sucedido y acae<;.ido en Impreso con el arancel
para pasar por el puente
al Puente de Piedra que sus obras pudieran tener el dicho río grandes males, desgracias y daños, y se del Gállego en 1773
relación con el tópico de la tozudez aragonesa, han ahogado y perecido en él grande número de per- (AMZ 175 7-6-20).

pero lo cierto es que también en este caso sobran sonas y cabalgaduras, y se han perdido muchos bien- T

méritos para ello.


No era la capacidad de los maestros de la
época ni la falta de medios lo que impidió hacer un
puente de cantería en el Gállego, sino más bien fac- >F
tores relacionados con la propia naturaleza del río. ARANCEL
Por una parte, lo poco profundo y cambiante de su DE LOS DERECHOS, QY.E EL ARRENDADOR DEL PUENTE, YPONTON
del Rio Gallego debe percibir de todos los que tranfüaren por 1:1, con _C.irruagcs , Caballer\as, y de apie,
lecho en todo su curso inferior: la llanura de inun- regb<lo con vilb de otros anteriores por In Rc.11 Junta de Propios de In Muy Noble Lc.11 Ciudad de Zara-
dación que ahora se puede contemplar muestra goza , firmado por fu Prefidente el Señor Don Juan de Cervcr:t, Corregidor de la mifma, y refrendado
por el.Secretario de Ayuntamiento de dicha Ciucbd , y de la exprcfado Junr.1, que ha de
claramente que el río tenía casi un ki lómetro para regir dcfdc primero de Enero de mil fctccicntos frtcnta y eres,
y fon los liguicmcs.
divagar; por lo que cada nueva aven ida provocaba Dinero!.
Rimer:imentc, por cada Pcrfon:i, que p:1farc apie, hombre, 0 muger fin C:tb:illcÑ:J., dos dineros. . . . . . .
---
cambios, creando nuevos meandros o abandonan-
P Por cada Caballcri:i. de \fado indillinr:imcncc, inclufa l:i. Pcríon;aJ que lleva mont:lda 1 Odcímonc:ida., qu:nro din.
Por cada Cab:1llcri:i C.Jrg3da , ocho dineros . • . • . • • • • . • • • • • • • • • • . • . • • • • • • . • • • . • . • • • • • • • • •
l.
4
8
do otros que quedaban convertidos en «galachos», Y •fi fuere de los Lugares, Bnrios de Z:iragoz.a 1 qu3tro dineros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Por cada Coche 1 Calda , C3rrom:tto , OGikr3 cargad;i 1 incluÍ3s las Mulas, que llevare, y Cocheros , Calcíc-
causa fundamental de la destrucción de este primer ros1 Carrom:i.teros, OCalereros,con los L:acayos de 1.:iga en los Coches, ficndo foraO:cros, trcint:i y dos dineros. . 3?.
Y fi fueren de lo~ Lug1res 1 y Barrios lle Zlragota , dic1. )' fcis dineros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . J6
y fallido puente sobre el Gállego en Zaragoza. Por cada uno de dichos Carru;igcs 1 inclufos fa, Mulas 1 y Pcríonas que fe citan , y.:ndo de vado, diet y feis din. 16
Y ficndo de los Lugares , y Burios d:: Z:iragota , ocho dineros ..... . ... . . ... . ............. · . · . 8
Otra de las grandes dificultades era la cimenta- Por cada Cabez.3 Mular, Bacuna , O Cab:allar, qu:: pafare en Pi:tr:t :1 Fuial , ORcquas 1 deber:\ p:igar quatro di-
neros ; y los P:1.flores , OPcrfonas , ~ cuyo cargo fueren libres , quatro dineros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
ción: en el puente colgante de mediados del siglo Por cadJ cien Cabez.as de Ganado L:mar, OCalJrlo, que tr:.inlitare por el Puente, libres los P:.i!\'orcs, O Ateros,
treinta y dos dineros ...................... . . . . ........ . .....•...... . . · . · · · .• · · · · 3 2.
XIX, hubo que llegar a los 18 m bajo el lecho del Por Jas Pcrfonas, Caballerias, Carruages, que voluntariamente quiíieren pafar por los va.dos, intermedios, )r~d. l:a.
vi!\:a del Poncon, y Puente íe cobra ta lo miímo, que fi pafaren por el Puente; pero fi furtiva, dolofa _,,y oc ut..
río para encontrar un sustrato lo suficientemente tamente lo executo.rcn por otros v:.idos dinances del Puente, que cnln prohibidos, fiendo aprchendidós, Ovifu>s
en el mifmo ad:o de pafar, fe les eobm;\ el duplo de lo que corrcfponde ol pofo del Puente, y en cofa de algu-
firme . Sin embargo, ni el puente mejor cimentado na refiR:encia fe aíeguracin las PeríOnas, y íe d:ari cuenca par:t el caf\:igo corrcípondiencc. ~
Par cada cien Maderos de las AJmcrlas, que baxo.n por el Ria G1llcgo, fe b:rn de dex:u dos pu:i la manuteocion del
sirve para algo si el río, en lugar de pasar bajo él, Puente, y el uno lo cligira el Condud:or , O ComJudorcs de la miím:i Ahperl:.i , y el otro 1:1. Pcrfona, ~ cuyo
cargo cita fo. cobranu de los derechos del Puente, bie n fea por Adminifl:r:i.cion 1 OArrcnd:amicnto, fin que nin 00

cambia de curso y se aleja. guno de los dos pueda cmbaratar c(b diíporicion, que h:a parecido lo. m:as ju{b.
Por cadi Pcrfona, y por cada una VC?., que paíaren el Poncon, de beta pag:a.r un dinero, ya fea ro~ncro, de b_..
ragou, Ofus Barrios, un dinero . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . • . r]
A pesar de los esfuerzos y caudales empleados, Los Vecinos de l.aragou declar:t fa Junta no deben pag.u los cica.dos derechos, aunque vayan alq,uilados en ma-
' ncra alguna fus Carruages, ni Caballerias, ficndo ambos de la preícmc Ciudad, pafando al :ic:arrCo de frutos,
el río, como veremos, ganó la lucha en aquel .yh:iciendas de Otros vecinos en los Terminas de la m iíma' acxccpcion de qu:ando fueren avi:igcs largos, con
Paíageros. cargas de generas aporte, los deber.in pag:ir; y fi cfios llevlrcn algun Otro Carruage, oCaballerlas
momento y en los siglos sucesivos. Zaragoza no Ce los no Vecinos, cílos los debcdn pagar eri la formil, que 2rriba fe cxprefo.
Q.!!e lbs Salitreros, no Vecinos de Zaragoza, dcbcr.ln pagar el tanto, que qualquiera otro; pero con la. condt..
contó con un puente sólido sobre el Gállego hasta ·. cion , de que úhiciefcn coníl:~r de privilegio en contrario, qUc les releve del pago de dichos derechos·, no ha•
de fer en perjuicio del Arrendamiento.
1839, en que el ingeniero francés La Martiniere ~e los Ganados dc!linados paro el aballo de Comiccrlas de el\>. Ciudad, no deben pog:ir cofa alguna por el pafo
del Puente, corriendo ene aballi> por Adminifüacion.
construyó el puente colgante, probablemente ~e;\ la Galera de lo Cafa de Nucl\ro Señora de Leciiiena , no fe le deber;\ cobrar derecho de Ponragc al pafo del
~prcfado Puente. Zaragou , y Deciembrc trcinca y uno de mil fccecientos fctcn~ y dos..
sobre los estribos del renacentista de madera.
Según afirmaba el Concejo zaragozano a me-
diados del siglo XVI, el puente sobre el Gállego era
'Don Euj111quio ViJal y L.rtorrt,
«utilissimo, muy necesario y de grandissimo probecho $ecretario.
y beneficio universal, assi de lós naturales y estantes
en la presente ciudad y reyno, como de los estrange-
ros de aquel, por ser como es el camino Real ordina-

FUNDA-CIÓN
JUANELO
TURRIANO
' ,,_ 7..
--""'

___.J.- ~ ··

• .a..-11·-

'· ,. ~
'-

-:: .... ~

~ ~·. ·:::: . .~ "


1'·~· , .....

l
¡,.
f--'~"'--'-~
· ~
· ·'-'·,---~7'-~~--.,'-'
..~---i-,,,-.----=~------:,,'--.-----"-
,.-
, --~"'7.:-,.==---;;~---'c:'-----lJ.·,, .. .J~,..1.r'-'-.!/,;:_~·1~. 6-'

ARRIBA Plano del puente del Gállego en 1820,


donde puede apreciarse el cambio
de dirección que provocó la ruina del puente
renacentista. Casi dos siglos y medio más tarde
aún no se había devuelto e l río a su cauce.
(Centro Geográfico del Ejército. Plano 144).

138
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
es y mercaderías.Y los dichos peligros eran tan públi- En mayo de 1572 se produjo ot1-a gran avenida
cos y notorios por el mundo que muchos príncipes, que an-ast1-ó el puente, que no func ionaba aún en
señores, mercaderes y gente estrangera, habiendo de agosto, cuando Jaime Fanegas es demandado por-
benir y possar por el dicho puente de Góllego, muda- que hacía pasar a la gente en barquillos y pontones
ban su comino y biage por diferentes reynos y portes, «con mucho peligro para me1-cancías, personas y
por librarse de los dichos peligros y daños que en el bestias», y por tanto no había cumplido con el con-
passo de dicho puente y río se offrecian». trato, ya que según lo pactado debía tenerlo
Los primeros intentos de construi1- un puente 1-econstruido en un mes y medio.
sobre el Gál lego en Zaragoza datan de 1400, aun- El 26 de septiembre de 1574 fallece Jaime
que más de un siglo después, en 1535, la ciudad de Fanegas. En ese año y el siguiente, nuevas riadas
Zaragoza todavía se planteaba constituir una comi- impidieron la reconstrucción del pu ente y acaba-
sión de diputados para constru ir un puente de ron de destru irl o en buena parte. Poi- entonces, el
madera. concejo zaragozano decía que «en el mismo río
Tampoco en esa ocasión debió de solucionarse de Gállego, cerca de donde está la dicha puente
el problema. En 1542 aún no había puente, ya que de piedra, hubo y había ed ifficado y constituydo
un privilegio del emperador Carlos, de 9 de octu- para el passo del dicho río un puente de madera,
bre de ese año, concedía a la ciudad autorización el qual sustentaba con grande gasto y costa la pre-
para cobrar peaje y así poder hacer frente a un sente ciudad de Zaragoza, porque el dicho río con
gasto tan considerable como era el dar paso segu- sus grandes y ordinarias abenidas, muchas y dive1--
ro sobre este río. sas bezes se llebaba muchas partes y peda~os
El 25 de junio del año siguiente, y visto que los del dicho puente, y hazia mucho est1-ago y daño
fondos reales tardaban en llegar, resolvió el Con- en él».
cejo zaragozano hacerlo de madera a sus expen- Por ello, en 1576, la Diputación del Reino deci-
sas. La obra se hallaba terminada en diciembre de de hacer un nuevo puente todo de piedra: el 4 de
1545, cuando es alquilado con una cláusula por la diciembre de ese mismo año se firma el contrato
cual no pagaban pontaje los vecinos de Zaragoza. con los maestros que lo harían, los cont1-atistas
En 1554, una gran riada se llevó no sólo la Joan de Landerri y Joan de Zumista, canteros. Este
mayor parte del pu ente, sino incluso la casa del puente se hizo a imagen del constru ido por esos
· ·~.
' .
'
pontero, lo que o bligó a la ciudad a deliberar, a mismos maestros sobre el Cinca en Monzón.
finales de 1555, si era más conveniente hacer un Debía tener «diez pilas enteras y dos medias»; las
puente nuevo o reconstruir el existente. El 12 «medias pilas», esto es, los estribos, debían tener
de marzo de 1556 se optó por hacerlo nueva- de ancho 25 pies (6,40 m) cada una, y 50 de largo
.J mente de madera pero en otro lugar. Una vez (12,81 m).
:f..,w,,. b·~¿. J,,¿ .:l:. !SJ., . • ·1 construido este nuevo puente, no hubo nadie que La luz de los once arcos sumaba 137 m; si aña-
~ ,,,?m ':d 1..f11~·~ §,;t·d~ {rrull:rb~ ~f..:..- (~ 11a{f
k~·.lll-Íc' .~':.r ~:lJ° ló' rJ·7~\ Jf/ n:rC'
.r.· i'•u '"' -lc1u-uc .:11 1 se atreviera a alq ui larlo; por ello, la ciudad puso un dimos el ancho de los pila1-es (60 m) resu lta un
1.1lt1°111.: ftllln~ e{ ...J'ftwo "i J'~ur.Í 1"': rbm. ~11 dLf~
adm inistrador hast a 1560, en que se encontró total cercano a 200 m, lo que lo configura como el
c /1;~·:· ~ "" G u r;;¡ 9.:t '/''": 4:- 1 L 1.·;.-tr.1i/:; l'-l'll1 q~1". .
'-" "'l61l
. u
,. , o.·
...!.'C fl•11ir1 ;u,
'-.- a.-, r;·
/'raf ,;: t.V .
t
n_11,dj un arrendatario que pagaba 2.700 sueldos, con la mayor de los puentes construidos en el Aragón de
·- <..,..
J,,." v/f..,,,.,,..j ,,.., consab ida cl áusula de exención de pontaje a los la época .
•1 -- -~::-:~ltf~
veci nos de Zaragoza y Pertusa con sus barrios y El ancho de la calzada del puente tendría ocho
aldeas. varas o 24 pies (6,7 m). Los cuchillos y pilares se
En 1567, cuando Jaime Fanegas ofertó el alqui- ·harían redondos hasta completar 50 pies y subirían
ler del puente y su mantenimiento por 20 años, el hasta la altura de 1/3 de los pilares, disminuyendo
puente contaba con 14 arcadas o vanos de made- en ancho hasta rematarlos con la pared de los
ra /«medio podrida». La madera se tasó en 390 arcos, a la misma altura de éstos.
libras o 7.840 sueldos. y la casa de ladrillo del pon- Los maestros debían hacer un estribo o «media
tero y otra de madera en 1.800 sueldos. pila» en la margen derecha (hacia Zaragoza), desde

FUND/\CIÓN
JUANELO
TURRIANO
la cual partiría, aguas arriba, un muro de conten- ya 2.000 libras, y la madera del puente viejo del
ción de 400 pies ( 102 m) de longitud, de piedra Gállego.
labrada e n su exterior; y con una cimentació n simi- Los trabajos en e l puente fueron sumamente
lar a la de los pilares. Tendría doce pies (3 m) de dificultosos debido a las avenidas qu e se sucedían
altu ra y seis pies ( 1,5 m) de grosor. continuamente. Las riadas comenzaron ese mismo
Contaban con un plazo de seis años (hasta año de 1578.
1584) para acabar e l puente, aunque las tres pri- Aunque el puente por sí solo, ya resultaba una
meras arcadas tenían que estar acabadas en marzo obra de excepcio nal envergad ura, no fueron
de 1580, de manera que bajo ellas pudiese pasar menores los trabajos de desviación de l río; encau-
toda el agua del río. Sin conocer los precedentes zada el agua hacia los términos de Mosnillo y Talla-
resu ltaría sorprendente que se hiciera un puente bós, «y estándose ed ifi cando y haziendo el dicho
de once arcos, cuando desde un principio se consi- puente de piedra, que duró muchos años, e l río de
deraba que podía pasar toda e l agua por tres de Gállego por la dicha mudanza crec:;:idas y aven idas
los más pequeños; pero, aun así, ya veremos que se del se fue comiendo y llebando y se comió y llebó
quedaron cortos. muchas t ierras y heredades de los dichos términos
Una vez acabado el puente, había que hacer de Mosnill o y Tallabós, de tal manera que en el dis-
desde el estribo de la margen izquierda un alar o curso de l dicho tiempo hizo tanto daño y estrago
muro de contención idéntico al del otro lado, con- en ellos que se llevó la mayor parte, y casi todas las
tinuándose con otra mota hasta la peña del batán, huertas y heredades de dichos térmi nos de Mosni-
para dar sali da al camino que conducía al mismo. ll o y Tallabós, y dexo aqu ellas de l todo dirruydas,
Esta otra mota tendría 9 1 varas de largo (700 m) que fue un daño mui estimable».
por 1O varas de ancho (7,69 m), también encon- En 1582, estando ya las obras muy avanzadas,
chada y estacada. Este era un trabajo tan importan- «en el mes de mayo sobrevino una inundación tan
te como el del propio puente, puesto que si no se grande que se llevó y derruyó mucha parte del
encauzaba correctamente e l río, podría quedar el Puente que se estaba concluiendo de construir; y
puente en seco. solamente quedaron cinco arcadas, y estas muy
Sabedores de la poca consistencia del lecho del quebrantadas». El gran quebranto del puente se
río, los maestros que tomaron a su cargo la cons- debió precisamente al desvío de su curso, puesto
trucción reso lvieron hacer un zampeado entre que , al parecer; las obras de las defensas de su mar-
pi lar y pilar; con vigas agujereadas cada pie y medio, gen izquierda no se habían realizado aún, por lo
sobre las cuales se pondrían otras iguales y por cual el río creó un nuevo cauce por su débil ribera,
cuyos agujeros se introducirían estacas de haya o haciéndose mucho más ancho.
de pino. Posteriormente se re llenarían los huecos De nuevo volvieron las barcas a ser el único
con piedra del río. medio de atravesar e l río, au nque desde 1586
La piedra para e l puente se obtendría de varias comienzan los preparativos para la nueva repara-
canteras: los diez primeros palmos de la parte infe- ción del puente, y en e nero del año siguiente es
rior de las pilas con piedra de Alforque, siendo el contratado Juan de Villarreal para constru ir un
resto de Leciñena, pero en caso de que haciéndo- puente de madera. Este puente se hizo a continua-
se la obra vieran que no era de la suficiente cali- ción de lo que restaba del antiguo de piedra, del
dad, debía sustituirse por otra mejor a cargo de los que se aprovecharían algunos pilares, aunque ot ros
maestros. se harían nuevamente de madera, que también era
El coste de la obra fue tremendo, tal como el material del tablero.
podemos imaginar dada su magnitud. Los maestros El día 29 de enero, Domingo Bachil ler firmaría
cobrarían 34.000 libras jaquesas o 680.000 sueldos, con la ciudad una capitulación por la cual se repa-
más las 1.800 carretadas de piedra que habían raría lo necesario en los pilares que se mantenían
traído de Leciñena y por las que se habían pagado del puente de piedra. Para 1589 probablemente ya

140 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
se había dado paso por el puente, puesto que se
registra su alquiler; sin embargo, las obras no con-
cluyeron hasta 1591 .
En ese mismo año terminaron las obras para
devolver el río por el «galachm> que había dejado y
hacerlo pasar bajo e l arco mayor del puente. Con
e l tiempo, debido a la gran extensión que ocupaba
su lecho, e l Gállego deambulaba libremente por e l
mismo, creando y destruyendo «galachos» en cada
aven ida. Por e ll o, las arcadas del puente de fábrica
de Landerri y Zumista quedaban en seco, unas
veces a la margen derecha y otras paralelas al
curso de l río, tal como podemos ver en los planos
conservados de 1806 y 1820.
Lo que restaba del puente de piedra fue apro-
vechado, sirviendo de apoyo al puente de madera
entre los arcos de fábrica que se mantuvieron. Un
contrato de alqu iler y mantenimiento de este
puente del año 1702, señala que conservaba algu-
nas partes de madera y otras de piedra. ARRIBA. Detrás del puente
colgante puede verse un arco
En 1709, durante la Guerra de Sucesión, e l del ant iguo puente de piedra
puente fue vo lado y se reconstruyó de nuevo en (A1Thivo Coyne AHPZ)
madera.
ABAJO. Demolición del puente
En esa época, los enfrentamientos entre los de piedra para apoyar el segun-
arrendadores y usuarios del puente son frecuen- do puente de hierro
(Luis Mom pel para Heraldo
tes: en noviembre de 1766 se ordena al arrenda- de Arogón 16-4- 1969).
dor de l puente del Gállego que dejara pasar sin
pagar a quienes llevaban el trigo a pósitos o gra-
neros. El admin istrador del puente y pontón del
Gállego dice: «Certifico que desde e l 6 de abril,
que fue el motín en esta ciudad, hasta fin de octu-
bre de este año de la fecha, se halló de perjuicio en ses. Desde entonce se pasaba por un puente pro-
237 libras jaquesas, según han producido en otros visional de madera apoyado sobre los restos del
años en iguales meses regulares, por no haber que- puente renacentista, al que habían quitado e l reves-
rido pagar los transitantes por ellas en abril y mayo, timiento de sil lares, pero todavía mantenía sus
no obstante la persuasión de la tropa y mi instancia arcos de ladrillo. Para 1820 se proyectó construirlo
y tropelía que experienamos, unos y otros amena- de fábrica en lugar que ocupaba e l de madera,
zándonos con la muerte, y en su vista se me orde- aguas abajo de los actuales. Según narra Blasco
nó que a ninguno se le hi ciera fuerza, y que sólo ljazo, cuando se reconstruyó en 1827 se hizo de
cobrara del que vo luntariamente se ofreciese». fábrica, aunque resulta un tanto extraño que se
El 8 de noviembre de 1783, entre las 2 y las 3 hiciese un puente de esa envergadura sin que haya
de la madrugada, una súbita e im petuosa riada des- quedado de é l ningún recuerdo. De todos modos,
truyó dos arcos de un solo golpe, y después un fuese madera o de obra, tan sólo el detal le de que
tercero. Por el lo se volvió al páso mediante barca tenía 22 arcos basta para suponer que su vida
de sirga. Nuevamente volvería a reconstruirse el habría de ser corta, puesto que la madera que
puente que en 1808 sería quemado por los france- arrastraban las riadas sólo podía pasar por arcos

FUN.Q~CIÓN
JUANELO
TURRIANO
Puente colgante
ARRIBA y ABAJO.
(Archivo Coyne AHPZ).

142 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA y ABAJO.
Puente
de Hierro de 1930.

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
co lgante. En esta modificación se le añadieron dos
cables más a cada lado para reforzar su tablero. El
trabajo, que concl uyó en 1890, fu e realizado por
seis técnicos llegados de Bélgica.
Poco después, los nuevos tiempos, y con ellos el
tranvía, pedían un nuevo paso.
El proyecto para el puente metálico que sustitu-
yó al colgante fue, segú n Blasco ljazo, obra de Pri-
mitivo Mateo Sagasta -quizá hermano o hijo del
político e ingen iero Práxedes- y data de enero de
1923 . D os años más t arde el Heraldo de Arogón da
la voz de alarma para que no se elimi ne el puente
colgante como estaba previsto, puesto que una de
sus torres resultó dañada a causa de un accidente
de tráfico.
ARRIBA y ABAJO. Puente de 1971 . de mucha luz. De hecho, una avenida en 1827 se Finalmente, tras una compl icada cimentación en
llevó cuatro arcos, y otra más, en 1834, acabó con la que se trabajó con aire comprimido para llegar
lo que quedaba del puente. hasta los 14 m de profun didad, el día 25 de
Este paso tan precario se mantuvo hasta que el noviembre de 1930 se abría al tráfico el nuevo
ingeniero francés Luis de La Martiniere construyó puente de Santa Isabel.
en 1839 el famoso puente co lgante de 137 m de El 16 de abril de 1969 comenzaron las obras
luz y un ancho de 7 m. Blasco ljazo afirma que nada para instalar otro puente sobre el Gállego aguas
más inaugurarse, en octubre de 1839, cedió la arriba del anter ior. Para ello se demol ió parte del
cimentación y que vo lvió a romperse en 184 1, viejo puente de piedra para apoyar su estribo
dando paso precario al reducir a la mitad el peso derecho. A finales de 1970 se estaban tend iendo
máximo; en enero de 1886 se hizo un nuevo puen- las vigas metálicas y hacia la primavera de
te provisional de madera hasta que se reparase el 197 1 se abría, por fin, al tráfico .

• i
PUENTES SOBRE EL CANAL tar el tráfico. Por ello se levantó el actual puente,
IMPERIAL que fue inaugurado por· el alcalde Laguna de Rins
Existen otros puentes en la ciudad, tendidos sobre el 11 de octubre de 1902.
el Canal Imperial. No es que sean, en su mayor
parte, especialmente espectaculares, pero por su PUENTE DE CASABLANCA. Este puente fue
historia y relevancia merecen ser reseñados. levantado a la vez que el Canal, pero las necesida-
des del tráfico obligaron a su ensanche en 1948.
PUENTE DE AMÉRICA. Aunque por este sono-
ro nombre parezca que el puente que atraviesa el
PUENTE EN LA ANTIGUA CARRETERA DE
Canal Imperial en Torrero tenga algo que ver con la
Hispanidad, lo cierto es que se debe simplemente MADRID. El Canal Imperial es atravesado por la
al regimiento América 40, cuyos soldados fueron Carretera de Madrid, mediante un puente.
quienes edificaron el primer paso en 1815. Hacia
1853, Madoz comenta que su clave había cedido, PUENTE DE LA MEDIA LEGUA. El puente de la
aunque el puente se mantenía. En 1869, el mal Media Legua fue construido para que el escorre-
estado del mismo ya provocó numerosas protes- dero de su nombre, que partía de la almena1·a de
tas, pero no sería reparado hasta 1895. San Antonio, pasara bajo la Carretera de Castellón.
A comienzos del siglo XX, el puente se había En el plano de Casañal apa1·ece junto al puente y la
quedado pequeño, especialmente porque daba venta del mismo nombre un molino papelero del
Puente de América
ABAJO.
acceso al cementerio, lo que hab(a hecho aumen- que no se han hallado más datos. (AMZ).

>~-~'Jlli'""
t,;~ (~ .\
-~
~· ' - I t t

Zf\Rf\60Ztl.- Fuente de f\méri

FUN~ACIÓ
JUANELO
TURRIANO
.J' cala r<Lra lo.J' .l{~f2lu.
- . J1fnl--±=t-§=tt=·- - -r- ---------....=-=j!20
coréado por la IL:,µ:,a O~ ]! ll!.J' 6 j _ 10 Toc.J'a.r.
m'
ESDE LA INVENCIÓn de la trica, al generalizarse la producción de corriente
dinamo de Siemens, en alterna y posibilitarse su transporte a grandes dis-
1867 (y sobre todo de la dinamo de inducido anu- tancias en alta tensión, con su conversión a baja
lar, que desde 1869 permitió su funcionamiento tensión cerca de los puntos de consumo sin ape-
continuo sin problemas de calentamiento), comien- nas pérdidas.Ya no sólo se uti lizarían las centrales y
za lentamente la era de la electricidad. Pequeñas molinos reconvertidos más cercanos a las pobla-
centrales accionadas mediante motores de gas o ciones, sino que primaban otras características para
vapor, y algo más raramente de impulsión hidráuli- la instalación de esas centrales, como el caudal y la
ca, van instalándose por doquier. Ello se debía a altura del salto, sin ser ya un problema la distancia.
que la corriente continua admite muy poca distan- El aprovechamiento de grandes caudales y la
cia del generador al punto de consumo, a causa de creación de saltos importantes ya no podía reali-
la gran caída de tensión que se produce al ampliar zarse mediante aportaciones vecinales ni a través
la longitud del tendido. Además, los primeros gene- de personajes más o menos acaudalados, sino que
radores no poseían un sistema muy preciso de se impuso la creación de sociedades que pudiesen
regulación y la corriente sum inistrada sufría fre- acometer los importantes gastos que exigían estas
cuentes altibajos, por lo que se hacía necesario dis- nuevas centrales (embalses, canales, generación y
poner de acumuladores o baterías que regulasen el distribución); de ahí las sucesivas concentraciones
suministro . de capitales y empresas que finalizaron en 1904, en
Zaragoza, con la creación de «Sociedades Eléctri-
CENTRA LES ELÉCTRI CAS
cas Reunidas».
Fue precisamente la adquisición a la empresa
Tudor, en Alemania, de dos grandes acumuladores PRIMERA S CENTRA LES DEARAG ÓN
para las centrales eléctricas de Zaragoza lo que En 188 1, dos años después de la presentación de
motivó la implantación de esta firma en la ciudad la lámpara de Edison, se inaugura en Barcelona la
desde 1898. Las instalaciones aprovecharon los primera iluminación eléctrica de España. A partir
120 CV que se obtenían en el salto de agua del de entonces comienza una carrera vertiginosa por
antiguo molino de «La Pilar>>, accionado con la ace- llevar la novedad a las grandes ciudades, primero, y
quia de las Adu las. Este molino y la fábrica Tudor a todas las localidades, posteriormente.
estaban situados en la manzana que delimitan A Zaragoza llegó la electricidad en 1883, de la
actualmente la calle José Pellicer, el paseo de Sagas- mano de dos empresas casi simultáneamente: por
ta y el camino de las Torres. ' un lado, la Electra Peral, creada por el famoso
El final del siglo XIX y los comienzos del XX . inventor del submarino, Isaac Peral, y en cuyas ins-
supusieron la total implantación de la energía eléc- talaciones de la calle de San Miguel, frente al Teatro
Circo y en el solar que hoy ocupa el cine Gaya, se
generaba la energía eléctrica mediante máquinas
de vapor. Su competidora era la «Compañía Ara-
PÁGINA ANTERIOR. Fábrica de harinas a comienzos del siglo XX por Coyne (AHPZ). gonesa de Electricidad», que funcionaba a partir de
la concesión del molino de San Carlos en Casa-
ARRIBA. Alternadores de la central de Marracos a principios del siglo XX.
blanca, rápidamente convertido también en central
Exterior de la central de Marracos.
hidroeléctrica.
Los primeros lugares electrificados de Zaragoza
ABAJO. Alternadores de eje vertical de la central de Marraco s en 1948.
fueron los cafés París, Iberia y Ambos Mundos.
Entre las industrias, las pioneras fueron dos fundi-
ciones, Radón Hermanos y Averly, que entonces se
encontraba en su primitivo emplazamiento de la
calle San Miguel. No podía ser de otro modo, ya
que, además de estar al lado de la central, Averly
fue socio de Peral en este proyecto.
Es posible que la iluminación eléctrica hubiese
llegado antes de la fecha citada, puesto que el
Canal Imperial poseía desde 1876 una dinamo
eléctr ica construida por Francisco Dalmau e Hijo,
que fue adquirida para poder iluminar los trabajos
nocturnos de reparación del azud en el Ebro.
Hasta finales del XIX, más de la mitad de
las centrales aragonesas eran accionadas median-
te vapor o gas, pero a partir del siglo XX la ten-

150 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ciencia se invierte y para 19 1O ya había cerca Zuera, Villanueva, Peñaflor y Villamayor, para lo cual
de cien cent rales eléctricas, casi todas accionadas ya se habían tendido 24 km de cables.
con agua.
En marzo de 1900 se puso en servicio la «Elec-
La electricidad se extendía de manera impara- tra de Peñaflor>>, y en Calatorao contaron con
ble: tras Zaragoza llegó a Alagón, cuya central se energía eléctrica desde comienzos del mismo año;
inauguró el 1O de diciembre de 1895. Aquel la se suministraba corriente a Épila, La A lmunia, Lu ce-
primera iluminación constaba de 70 focos de 16 na, Lumpiaque y Rueda. En 1901 se construyeron
bujías, por las que pagaba el Ayuntam iento 2.000 en Sádaba y Uncasti llo sendos molinos harineros y
pesetas anuales. centrales eléctricas por la sociedad Cavero-Mola.
En agosto de 1896 se ultimaban los detalles En el mismo año comenzó a prestar servicio la
para la puesta en marcha de la « Electra Turiasm>, importante central de Ribera en Albalate del Arzo-
de Los Fayos, y en 1899 lo hizo la de Valderrobres. bispo, suministrando energía a las poblaciones Alternador y cuadro eléctrico
En diciembre de 1900 se inauguró en San de A lbalate y Urrea de Gaén con una potencia de del molino de Torrellas.
Mateo la central eléctrica de la sociedad Nico- 60 CV. En 1904 comenzaron las obras para la Acción de ERZ de 1938 (ERZ).
lás-Gracia, construida bajo un salto de la acequia construcción de una nueva central más potente, Motor-generador Gramm de
de Camarera de 5 m de altura y un caudal de 4 corriente continua
que con 400 CV podría abastecer a Belchite, Léce-
3 (MNCTC de Tarrasa).
m /sg, que proporcionaba 200 CV. Este nuevo edi- ra, Letux, La Puebla de H Oar y Samper de Calanda.
ficio se construyó sobre el solar del antiguo molino A comienzos de 1905 ya estaba en servicio y el día
harinero fechado en 1505. Tras la procesión se de su inauguración lo fue también el del alumbrado
bendijeron el alternador (de Planas Ager y Cía., de de A lloza. Lécera lo hizo en 1906.
Gerona) y la turbina (de Amorós, Zaragoza), con En abril de 1902 se puso en servicio la central
los nombres de «M.ª del Carmen» y «Virginia», de « Luz y Fuerza del jalón», situada a 7 km de
respectivamente. En aquel momento se procedió a . Ricia. Abastecía a las localidades de Ricia, La Alm u-
la iluminación de la localidad, a la que seguirían nia, A lpartir y A lmonacid.

FUN~ACIÓN
füANELO
TURRIANO
En 1903 llegaba el alumbrado eléctrico a Ejea;
Turwbina:s en 19 1O comenzó a funcionar la central de María
hh::l,..aulic:a:s de Huerva, y en 1912 lo hizo la «Electra del A lca-
nadre», de Peralta de Alcofea, que sumin istraba
SisTEmo:
Fr oric: t ~ también a Berbegal y Lagunarrota.
Ch cr-ro libr-e
t"1ehce
Así podíamos seguir hasta alcanzar los cuatro
centenares largos de centrales eléctricas que han
funcionado en Aragón y de las que actualmente
apenas persisten algu nas docenas en cond iciones
de funcionar. El t iempo, los chatarreros y la despo-
blación han acabado con ellas, o están a punto de
AV E R LV. S. A ... ZA F\-·A GOZA. hacerlo.

LA ELECTRA PERAL Y LA COMPAÑÍA


ARAGONESA DE ELECTRICIDAD
Las dos empresas pioneras en la electrificación de
Zaragoza llevaron caminos paralelos aunque con-
vergentes, puesto que partieron de sistemas distin-
tos pero tuvieron que acabar rindiéndose ante la
competitividad de los grandes saltos.
El 2 de agosto de 1893 se fu ndó la Electra
Peral-Zaragozana, por el antiguo ingeniero y militar
Isaac Peral. En ese mismo año adquirió la empresa
el Teatro Goya (calle San Miguel, 8) para instalar su
primera central, y un año más tarde ya tenían ocho
mil metros de cables distribuidos por el centro de
la ciudad .
El año de su inauguración, para las fi estas del
Pilar; se iluminaron por primera vez (y gratis por
ese año) las plazas de la Seo y el Pilar; junto con la
calle Alfonso.
A la vez que la anterior se creó la Compañía
Aragonesa de Electricidad, promovi da por el inge-
niero jenaro Checa sobre la concesión que tenía
PtaQfa Tomás Higuera para el molino de San Carlos, en el
Canal Imperial. En 1899 obtuvieron otra concesión
que les permitiría obtener otros 400 CV más. El
o aumento de potencia también con llevó el de capi-
o
fj tal, y de las 400.000 pesetas iniciales se pasó al
millón en 1899 y a 2.250.000 pesetas en 1901. La
central de transformación secundaria se estableció
junto a la competencia, en la calle San Miguel
número 1.
A partir de la entrada en funcionam iento de las
grandes centrales del Gállego, como Marracos en
1904 (Fuerzas Motrices del Gállego) y poco des-

152 FUNDACIÓN,
JUANELO
TURRIANO
pués Carcavilla (Teledinámica del Gállego), debido se trajeron primero de canteras más o menos cei-- PÁGINA ANTERIOR. Diferentes
a la mayor competitividad, a la Electra Peral le canas, luego de lugares más apartados, incluso de turbinas de Averly.
resultaba más rentable comprar energía a estas Montjuic, y finalmente, en todos los de cierta Proyecto de molino harinero
empresas para revenderla que generarla. (cortesía Averly).
importancia, de las localidades francesas de La
A comienzos de siglo se produjo la fusión de Ferté o La Dordogne. ARRIBA. Antigua muela
«volandera»
la Compañía Aragonesa y Fuerzas Motrices, a la que Generalmente fue en las ciudades donde se de caliza o «del país»,
se incorporaría la Electra Peral a finales de 1904. introdujeron las novedades tecnológicas, pero tam- empleadas hasta la llegada
de las «francesas».
Por esas fechas se funda la Electroquímica Aragone- bién donde los molinos han sido más rápidamente
sa, que poco después se une a Teledinámica y Sello que autentificaba
engullidos por el crecimiento urbano, por lo que
las muelas francesas originales.
ambas a la sociedad anterior; con todo lo cual se suele resultar difícil seguir su rastro material. Afor-
Molino de mano de los
crearía, en 19 1 I , Eléctricas Reunidas de Zaragoza. tunadamente, la información conservada en los denominados barquiformes,
En cuanto a las instalaciones zaragozanas, en archivos permite conocer buena parte de los empleados desde la prehistoria
hasta la Edad Media.
1918 se cambió la maquinaria de la central de aspectos técnicos y sociales vinculados a los moli-
Casablanca y en 19 19 se unificaron las instalaciones nos y fábricas de harinas.
de la Compañía Aragonesa y la Electra Peral en el Por otra parte, es seguro que en Zaragoza han
casco urbano. existido molinos hidráulicos casi desde su funda-
ción, y probablemente haya que buscar en el Huer-
LOS MOLINOS DE ZARAGOZA
va los primeros ingenios de este tipo. Sin embargo,
INTRODUCCIÓN para poder instalar molinos es imprescindible que
además de agua exista un desnivel suficiente, algo
Hasta comienzos del siglo XX, los molinos han sido
que escasea en la capital del Ebro. Por ello los moli-
instalaciones imprescindibles para la vida cotidiana
nos hidráulicos se han situado en tres puntos prin-
en todos los pueblos y ciudades. No es el momen- cipales:
to de exponer la evolución de estas máquinas
• Puerta de Sancho, aprovechando el desnivel
desde los molinos barquiformés o circulares de
entre el Portillo y la Puerta de Sancho.
mano hasta los de cilindros, pasando por los tradi-.
• El Camino de los Molinos, donde la acequia
cionales de muelas de piedra, que para Zaragoza del Rabal tiene el mayor desnivel de su trazado.

FUN.Q~CIÓN
JUANELO
TURRIANO
• San José-Lapuyade, quizá la pendiente más
pronunciada de Zaragoza, que sólo pudo aprove-
charse tras la llegada del Canal Imperial.
En el resto de ubicaciones, los molinos poseían
un escaso rendimiento energético, normalmente
producto del poco salto disponible, a lo que tam-
bién solía ir aparejado un mínimo caudal durante
buena parte del año. Quizá por ello fueron los pri-
meros en desaparecer.

MOLINOS Y FÁBRICAS DE HARINAS


Los molinos son los edificios industriales más
extendidos por la Península Ibérica, dado que en
ellos se elaboraba la harina, ingrediente principal
del alimento básico tradicional, el pan.
Para llevar a cabo correctamente su labor, los
molineros debían responsabilizarse del ajuste, cui-
dado y mantenimiento de la parte móvil del moli-
no, algo que, a juzgar por lo observado, no parece
ser que les preocupase demasiado en determina-
dos períodos. Si la situación del siglo XVI era mala
a ese respecto, con el paso del tiempo se fue
deteriorando hasta límites muy notables, lo cual
motivó la creación de un «veedor>> de molinos
harineros, para que se ocupara de inspeccionarlos
junto con un notat-io que levantaba acta de lo
observado.
Gracias a estos documentos pueden conocerse
los molinos existentes en el siglo XVIII; en 1724 y
dentro del término de Zaragoza eran los siguientes:
• El Hospital
• El Mosnillo
• El Pilar
• El Puente
• Juslibol
• LaAbeja
• La Seo
Sala de «planchister» en una • Las Armas
harinera zaragozana • Nuevo
de comienzos del siglo XX
(Archivo Coyne AHPZ). • Pastriz
Molinos de cilindros en • Peñaflor
Sémolas Cinco Villas de Tauste.
• Puerta de Sancho
• San Juan (de los Panetes)
• Villamayor.

154
FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
A partir de mediados del siglo XIX, los molinos
~ Primera página del manual
se fueron convirtiendo en fábricas de harina; entre de 173 1 para controlar
1860 y 1876 transcurrió la edad de oro de la indus- el buen estado de los
molinos.
tria harinera zaragozana, cuando gracias al ferrocarril (AMZ 7795 46-8)
pudieron importarse las muelas francesas de La Fer- Plano de situación
té, cuya dureza permitía aumentar notablemente la de la Puerta de Sancho
con los últimos metros
producción. Sin embargo, el gran avance se dio al sus- de la acequia de la
tituir los rodeznos por turbinas, un avance muy im- Almozara,
inmediatamente antes
portante, puesto que permitió aprovechar pequeños del molino (AHPZ 12).
saltos con gran caudal, como eran los de la ciudad.
Luego, a partir de 1879, la fabricación de harina
por el método de cilindros provocó una caída de la
demanda al instalarse otras fábricas accionadas
mediante vapor en Barcelona, una situación que
pronto se agravaría gracias a la disponibilidad ener-
gética que brindaba la electricidad. Ello obligaría a
las industrias harineras zaragozanas a buscar nue-
vos mercados en Cataluña y Levante, por lo que
aumentó de nuevo la actividad entre 1896 y 1902.
A comienzos del siglo XX, la principal industria
de Aragón era la harinera, y de las nueve grandes
empresas zaragozanas había seis en funcionamien-
to, que molían 240.000 toneladas. En todo Aragón
había vei nte fábricas de harina.
Se han hallado referencias a más de una decena
de molinos en Zaragoza, los cuales llevaron distinta
suerte, y en función de los factores citados ante-
riormente (caudal y altura) fueron cesando gene-
ralmente en su actividad según la escasez de uno o
de ambos, pero finalmente prácticamente todos los
que sobrevivieron hasta mediados del siglo XX
han sucumbido frente a su mayor enemigo, que no
fueron las sequías, ni el fuego, sino el crecimiento
de la ciudad y el aumento de valor del suelo.
Por otra parte, los molinos tienen la par·ticulari-
dad de que suelen cambiar de nombre con cada
nuevo propietario, por lo que resulta a veces muy
complicado seguirles la pista, y a veces el mismo \
molino puede aparecer con varios nombres.
En los apartados siguientes se hará un recorri- Jl;::..L ... ••

,_,e . , . ...~

do siguiendo el origen del agua que los accionaba. ·j·: ~---n4~


. .,,~;,"- -=~

ACEQUIA DE LA ALMOZARA (RÍO JALÓN) $,.r:-~


/
La acequia de la Almazara es probablemente la
más antigua de Zaragoza; si nos atenemos a lo que . -u.

parece decir el Bronce de Botorrita, fue abierta

FUNDA CIÓ
füA~LO
TURRIANO
para llevar el agua hasta la ciudad por la cota más
alta. Ello significa que discurriría por la llanura aluvial
del Ebro, con una pendiente muy escasa y apenas
sin desniveles de consideración como para levantar
un molino. Probablemente por esta causa sólo se
instalaron los de Casetas (fábrica de harinas de
Pascual Soláns), Utebo y el Puerta Sancho, justo al
final de la acequia. También es probable que en
algún momento pudiera accionar al de la Abeja, del
que se tratará más adelante.

FABRICA DE HARINAS SOLÁNS (CASETAS)


Esta fábrica de harinas se construyó en 19 17 y fue
totalmente destruida por el fuego tan solo tres
años después, el 12 de diciembre de 1920. Fue tal
la violencia de las llamas que no pudo salvarse ni la
turbina. Fue reconstruida inmediatamente pero ya
su accionamiento fue eléctrico. En la actualidad
continúa en funcionamiento y es una de las harine-
ras con más solera de la capital aragonesa, además
de uno de los edificios industriales más interesan-
tes que aún nos quedan.

MOLINO DE LA PUERTA DE SANCHO


El molino de la Puerta de Sancho estaba situa-
do frente a la puerta del mismo nombre, justo en
ARRIBA.Harinera lo que hoy es la plaza de Europa. Aunque se ali-
del Ebro en Casetas mentaba con la acequia de la A lmazara, una vez
(M. Candial).
puesto en servicio el Canal Imperial fue el tramo
ABAJO. El molino de
final de la acequia de la Romareda Baja el que pasó
Puerta Sancho en un
plano de Casañal poco a mover sus muelas.
antes de su derribo. Las referencias documentales conservadas
sobre este molino se refieren más a su situación de
límite del casco urbano que a sus características
técnicas, aunque se sabe que era de canales y que
tenía dos juegos de muelas, que pertenecieron
siempre a propietarios distintos. En 1583 se alqu ila
una muela de este molino, que era propiedad de
Aldonza del Castellar (viuda de Martín Ferreira), a
Juan de Borau por 1.800 sueldos anuales. En el
documento se dice que estaba fuera de la puerta
Sancho, junto al Ebro. La otra muela, la «de mas
adrento», era propiedad de Jerónimo Ruiz. En
161 5 se encontraba en muy mal estado y precisa-
ba de reparaciones urgentes, pero uno de los
copropietarios se negaba a realizarlas.

156 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
- El molino desapareció probablemente al cons-
truir la vía férrea y el puente de la Almazara, hacia
el último cuarto del siglo XIX.

ACEQUIA DE URDÁN (RÍO GÁLLEGO)

FÁBRICA DE PAPEL DE LA MONTAÑANESA

La papelera de Montañana, llamada «La Montaña-


nesa», fue levantada -quizá sobre otra anterior-
hacia 1865-70 para aprovechar la energía de la
acequia de Urdán en la fabricación de papel. Apro-
vechando subproductos vegetales se rebajó nota-
blemente el precio de la materia prima empleada
hasta entonces, que eran únicamente los trapos de
lino y algodón, ya que para su conversión en papel
debían superar un largo proceso.
Fue una industria pionera: desde 1879 fabricaba
papel continuo de más de un metro de ancho, y de
las 20 máquinas similares que había en toda Espa-
ña, la Montañanesa poseía dos. La acequia de
Urdán proporcionaba 280 CV mediante siete tur-
binas, a las que ayudaban dos máquinas de vapor.
Contaba entonces con una dinamo que suministra-
ba corriente para 140 lámparas.
Lo más significativo de esta fábrica es que con-
sumía productos muy abundantes en Aragón, y
además «renovables», como se dice actualmente.
La materia prima para la elaboración de papel
era paja, esparto y cal, dando trabajo a finales del
siglo XIX a 244 trabajadores (82 de ellos, mujeres)
y casi creando la población de Montañana, íntima-
mente unida a la factoría, una de las pocas indus-
trias de Aragón que han conseguido sobrevivir en
activo durante tres siglos.
Vista actual
FÁBRICA DEVILLARROYAY CASTELLANO de La Montañanesa, en el
Heraldo de Aragón del
La fábrica de Villarroya y Castellano fue cons- 22-2-1897 y el plano
de Casañal de 1892.
truida sobre un batán que ya existía en 1572. En el
año 1848 se edificó esta impresionante fábrica de
harinas, que comenzó a funcionar un año más
tarde. Se ubicaba en Santa Isabel, frente al puente
del Gállego y en el ángulo que forman la antigua
N-11 y la carretera de Peñaflor. Era un gran edificio
de 44 metros de largo por 1 1 de áncho, cuyas ocho
muelas y demás maquinaria auxiliar eran acciona-
das con las aguas de la acequia de Urdán, obte-

FUNRf.CIÓN
füANELO
TURRIANO
niendo una producción de casi 19 toneladas diarias probablemente se remonta a la época de apertu-
de harina. ra de la acequ ia de Urdán, y es desde el siglo XV
Una de las pocas fotografías
conocidas de la fábrica A los seis años de estar en funcionamiento, un repetidamente mencionado en la documentación
de Villarroya y Castellano municipal. Uno de los documentos conservados
es esta del Heraldo de Aragón
incendio la destruyó, pero fue reedificada totalmen-
del 22 de febrero de 1897. te dos años más tarde, momento en que se dobló el es un inventario que se realiza al alquilarlo en
La harinera de Villarroya número de muelas y se dio trabajo a 19 operarios. 1574 y sumi nistra información acerca de su equi-
y Castellano en el plano En 1881 fue la primera en implantar el sistema pamiento.
de Casañal.
austrohúngaro de cilindros, y poco después el siste- Un año más tarde se realizó una importante
ma Daverio, pionero en la fabricación industrial de reforma de este molino a cargo de Martín de Sali-
harinas, con lo que su producción se cuadruplicó y nas, por la que este notable cantero renacentista
llegó a las 80 toneladas diarias. Fue la mayor hari- debía hacer una pared que dividiese en dos el cár-
nera de Aragón y una de las más importantes de cavo del molino, un cuchillo para dividir el agua de
España. Para el movimiento del grano y la harina las canales y unos escalones para bajar hasta el
por el interior de la factoría, contaba incluso con rodezno desde la parte posterior del molino.
un pequeño ferrocarril interior. Construiría también una pared de piedra para
La energía procedía de cinco turbinas de Plan as soportar el canal y los arcos de los nuevos cárca-
y Flaquer de 50 CV cada una, aunque, quizá por si vos. Se sabe que hasta entonces este molino era
escaseaba el agua, se instaló una máquina de vapor de canal abierta y con un solo cárcavo de gran
que proporcionaba otros 250 CV y accionaba una t amaño. La obra sería inspeccionada por los maes-
dinamo para abastecer las 130 lámparas de 100 w tros de obras Joan Castanet (alias Negrete) y Jeró-
que alumbraban la fábrica. nimo de Allabar (alias Catín).
En 1899 comenzó a funcionar como azucarera, Este molino aún sigue en pie, aunque parece
desmantelándose previamente la fábrica de hari- ser que ha perdido algunas de las construcciones
nas. Como la adaptación no dio los frutos previs- anexas que se aprecian en los planos antiguos.
tos, desde 1922 trabajó como auxiliar de la Azuca-
rera del Gállego, cerrando definitivamente en los ACEQUIA CAMARERA (RÍO GÁLLEGO)
años 40 del siglo pasado.
MOLINO DE PEÑAFLOR
MOLINO DEL MOSNILLO El molino de Peñaflor ya existía en el siglo XVIII,
Fue el más importante de la ciudad hasta la cons- cuando el veedor de los molinos lo inspeccionó en
trucción del municipal o Molino Nuevo. Su origen 1724. Más adelante, se hizo con la concesión de

158 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Molino de Peñaflor.

Muela del molino de Villamayor (derecha).

Molino del Mosnillo (centro) .

Situ ación del molino del Mosnillo .

Vista exterior del molino de Villamayor.

FUNQACIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA. Aspecto del complejo aguas Ambmsio Martí -en 1860-, hasta que en
papelero de Villanueva marzo de 1900 se puso en servicio como «Electra
de Gállego que albergó
la fábrica de papel de de Peñaflor>>, y suministraba gratuitamente el alum-
«La Zaragozana». brado a los 36 accionistas de esa localidad. Luego,
en 1920, que fue adquirido por la fábrica de papel
ABAJO.Máquina de papel
continuo francesa fechada de La Montañanesa para aumentar el suministro
hacia 1820 (Deulsches Museum de energía eléctrica mediante un salto de 120 a
de Munich).
130 CV que generaban 100 KW que eran trans-
portados por una línea de unos 6 kilómetros que
la unía con la fábrica de papel.

..
~rrrnt111:11111 . 1
_,
1 '-i- , · - -,..--:-_.,
Aún se mantiene el edificio, pero hace mucho
tiempo que dejó de funcionar:

VILLAMAYOR
?

Este molino debió de sustituir a otro más antiguo,


puesto que en sus inmediaciones existe una parti-
da llamada del «Molino Viejo». Por su arquitectura
pudiera ser una obra del siglo XVII, aunque las
grandes modificaciones que ha sufrido hacen muy
difícil una datación mínimamente fiable.
Milagrosamente, es el único molino q~e ha
sobrevivido en estado aceptable y, lo que es mejor,
en condiciones de funcional)' Cuenta con dos jue-
gos de muelas y toda la maquinaria auxiliar en bas-
tante buen estado, aunque el edificio precisa de
una urgente y profunda intervención para su man-
tenimiento.

160 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Esta instalación, a pesar de su modestia es pro-
Fábrica de papel «La Nava».
bablemente el patrimonio industrial más importan- Aspecto actua l y antes
te que aún se mantiene en el término de Zarago- del derribo.

za, y su pérdida sería irreparable.

ACEQUIA DEL RABAL (RÍO GÁLLEGO)


Sobre ella se construyeron la mayor parte de los
molinos zaragozanos, de ahí que existan pocos
nombres de vías públicas más acertados que el de
Camino de los Molinos, puesto que por él se acce-
día a más de la mitad de los que han existido en la
capital.También todas las papeleras de Zaragoza se
accionaban con aguas del Gállego, y excepto «La nueva de Gállego, donde hace al menos cinco
Montañanesa» el resto se encontraba sobre la ace- siglos que existen edificios que han albergado moli-
quia del Rabal. nos papeleros y harineros.
En sus últimos años de funcionamiento el com-
LAS PAPELERAS
plejo de Villanueva fue conocido como «La Za1-a-
La mayor pendiente del río Gállego, unida a la gozana», y era propiedad de Santiago Cantí. Madoz
longitud de sus acequias y a la menor extensión de comentaba que en 1846 tenía seis cilindros que
su zona regab/e, ha permitido que sus acequias cada 24 horas reducían 650 kg de trapos a pasta
pudieran contar con abundante caudal y emplaza- de papel, consumida por una máquina que produ-
mientos adecuados para instalar industrias. Si a ello cía por minuto 8 m de papel de 1,40 m de ancho.
añad imos unas aguas bastante más limpias que las Aguas abajo se encontraban la papelera llamada
del resto de las acequias zaragozanas, es evidente «La Blanca», a la que seguían las de Alsina (desapa-
que la industria papelera tenía claro dónde elegir. recida en un incendio el 12 de julio de 1958), la
Por ello la acequia del Rabal fue empleada para Nava y Cogullada; tan sólo perduran las chimeneas
este uso desde el comienzo de su trazado, en Villa- de las dos últimas.

FUN,~ACIÓN
JUANELO
TURRIANO
Rodezno de un molino de 111>
regolfo en Los Veintiún Ubros
de los Ingenios y Máquinas.
(BN ).

Otra papelera era la llamada «del Papel» o «del Las explicaciones del maestro debieron de resul-
Papelillo», situada en el número 160- 166 del Cami- tar convincentes, puesto que algunos días más tarde
no de los Moli nos. Es probable que sea la heredera se deliberaba sobre la conveniencia de construir un
del molino de papel «de las Cavallerías», existente nuevo molino «para que no hubiese la falta de hari-
ya en el siglo XV. na que acostumbra a haber en la ciudad», así como
para mejorar la baja calidad de la misma.
EL MOLINO NUEVO Los jurados reunieron a varios maestros de
La Zaragoza de la segunda mitad del siglo XVI con- obras, canteros y personas expertas en la cons-
taba con un buen número de molinos de propie- trucción de moli nos de cubo, para que decidieran
dad privada, pero ninguno municipal , puesto que si el lugar elegido de la acequ ia del Rabal, encima
los que se construyeron bajo el Puente de Piedra del partidero de Jusl ibol, era el ind icado para
estaban inutilizados la mayor parte del tiempo, por emplaza¡- el nuevo molino de la ciudad.También les
las riadas y por falta de mantenimiento. Pero en pidieron una estimación económ ica y encargaron
aquella época los Concejos se esforzaron como en al jurado Martín Íñiguez, con algunos maestros,
ninguna otra por mejorar las condiciones de vid a «ver y reconocer el molino harinero que el Conde
de sus ciudadan::is, y una de las necesidades más de Sástago había hecho en su villa de Pina y el
importantes era el abastecimiento de harina. cubo y rodeznos y todo lo demás».
Sabedores en Zaragoza de que Daroca cons- Poco tiempo después se informa de que ha
truía un molino con una novedosa tecnología, sido visto el lugar donde se hará el molino y la can-
aprovecharon que su maestro constructor estaba tidad de agua por el «ingen iero milanés que ha
en la ciudad para enviar a buscarle, al objeto de ven ido por mandato de su magestad a visitar la
que explicase a los jurados (concejales) las caracte- Cequia Imperial, a Bertox, maestro principal de
rísticas de dicho molino. El interés de los jurados dicha cequia, y al maestro que hace el molino de
de Zaragoza por disponer de un molino municipal Daroca y otros cuatro oficiales de Zaragoza sin el
se justificaba por el monopolio que ejercían los inventor de dicha obra», y de que todos habían
propietarios de estas industrias en casi todas las acordado que el lugar era muy conveniente para
ciudades importantes, concertando los precios y edificar el molino.
ofreciendo en muchos casos harinas de escasa cali- El informe de Martín Íñiguez es asimismo muy
dad. En esa entrevista pidieron al maestro que favorable: ha visto el molino del conde de Sástago
comprobase si en las acequias de Urdán o del y tomado las medidas del mismo, y respecto a lo
Rabal existía algún lugar apropiado para constru ir que muele, dice: «Es tanto que no lo creería sin
un molino semejante al que hacía en Daroca. que lo viere».

162
FUNDA CIÓ
JUANELO
TURRIANO
En agosto de 1566 se pregona la carga de I<

2.200 ducados para la obra del molino: Tuxaron, Trujaron, Tujaron, cwyo verdadero
Cubece del molino de regolfo
«Üyt que os hazen a saber de parte de los apellido era Tujaroo, era el arquetipo del técnico
de Cinco Olivas, el único
señores jurados de la ciudad de \:aragoc;:a que para renacentista, hombre emprendedor e innovador, conocido en España' que aún
que siempre fue conocido como estañero y bui- se conserva.
proveer y hazer algunas cosas que mucho cumplen
al beneficio desta ciudad se ha deliberado llamar dador, pero que tuvo multitud de trabajos dife-
concello general para manyana sabado de manya- rentes, tales como la construcción de molinos y
na. Por tanto, notificando lo sobredicho, dizen, inti- puentes, fabricante y vendedor de máquinas
man y mandan a todos y cualesquiere ciudadanos y para elevar agua, de molinos de mano, arcabu-
bec1nos de la dicha ciudad que para manyana saba- ces, acequias y un larguísimo etcétera. Sus obras
do por la manyana sean plegados y ajuntados en más conocidas en Aragón son las rejas de bron-
las casas del puente de la dicha ciudad, para tratar ce fabricadas para las capillas de San Miguel
y hazer los actos necesarios, so pena de cinco suel- (familia Zaporta) y de San B.e rnardo (sepultura
dos del que lo contrario hiziere.» del arzobispo D. Hernando de Aragón y su
El misterioso maestro del que hablaban los madre) en la catedral de la Seo zaragozana. Sin
jurados sin llamarle por su nombre era el bearnés embargo, el trabajo de rejería por el que quizá
Guillén de Tuxaron, una de las personas más sea conocido universalmente son las tres impo-
inquietas del renacimiento aragonés. nentes puertas de la iglesia del Escorial, así

FUN~CIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA Secció n de un mo lino
de regolfo e n Los Veintiún como las mo lduras de los balcones o puertas
Libros de los Ingenios que comunicaban las habitaciones reales con el
y Máquin as (BN).
altar, y las barandillas del altar mayor de la igle-
ABAJO. Detalle del distribuido r sia. Otro trabajo de rejería no menos notorio es
de la tu r bina Fo ntaine de l el que realizó para el monasterio de San Jeróni-
«Moli no Nuevo » de Zaragoza.
mo el Real de Madrid, aunque desgraciadamente
nunca sabremos cómo eran puesto que fueron
expoliadas por los franceses durante la Guerra
de la Independencia.
También fue_arrendador, durante tres años,
de las salinas de Remolinos y el Castellar, y de
los derechos sobre la paja y la leña de Zaragoza. part e de los maestros de distint os ofic ios que par-
Sus amigos y socios fueron los más destacados ti ciparon e n la edifi cació n de est e mo lino: el pie-
artífices aragoneses y al final de su vida era, al d rap iq uero de Z aragoza, Migue l de Zolayta, sumi-
parecer, un personaje de cierta importancia: al nistró « los cubet es, piedras y losas necesarios para
margen de su importante patrimonio, su hijo la o bra de l di cho mo li no»; Francisco García y
llegó a ser Maestro Mayor de la Casa de la To más de Salvat ie rra co nduj ero n 3.000 quint ales
Moneda de Aragón y tuvo importantes relacio- de calcina (cal) a pie de obra; e n febrero de 1567
nes con la sociedad zaragozana de la época. se co ntrató e l transport e de la pied ra q ue est aba
labrada e n Sástago, junto con otras de la cante ra
de La Zaida, co n Fortuñ o Ruja\ y Alejandre Cor-
En agosto de 1566 se fi rmó la capitul ación bet, vec inos de Fue ntes. Tambi én debe rían llevar
e ntre la ciudad de Zaragoza y Gui ll é n de Tuxaron otras piedras que e l Concejo tenía aco piadas fre n-
«acerca de un mol ino farinero de rego lfo o repre- t e a la Lo nj a y e n las eras del Mo nasterio de l
sa q ue la di cha ciudad mand a hazer». Los do cu- Sepulcro. De l yeso ( 100 almudís) se ocu pó e l alje-
me ntos proporcio nan información so bre bue na cero Migue l Escartín , e n abril de l mismo año. La

164 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA.Sección frontal
de un molino de regolfo
en Los Veintiún Libros
de los Ingenios y Máquinas (BN).

Cubete del molino


de Cinco Olivas.

del Molino
ABAJO. Edificio
Nuevo de Zaragoza.

Cubete en Los Veintiún Libros de


los Ingenios y Máquina~ (BN).

FUN.Qf.CIÓN
JUANELO
TURRIANO
- El 20 de septiembre de 1568 se realiza la
subasta de su arrendamiento, por el trad icional
método de la cande la: reunidos los jurados en «la
sala del medio», «fueron abiertas las puertas de la
dicha sala; y entrados y asentados todos los que
quisieron, Antón de Requena, corredor; encendió
una candela de cera que estaba fincada en un pun-
zón que estaba en un fagistol de madera, en
medio de dicho cap ital y consejo; y luego pregonó
dicho corredor por grande rato y multip licadas
vezes como hallaba quien daba ocho mi l sueldos
en cada un año por la arrendación de dicho moli-
no farinero [ .. .]; y poco antes de acabar de morir
y quemarse la dicha cande la, Juan Esteban, ciuda-
dano y consejero, con voluntad y licencia de los
dichos jurados, capita l y consejo, offrecio dozien-
DE tos sueldos más; y luego Gu illen de Truxaro n, esta-
ñero, dixo dozientos sueldos más; y después el
i't '¡f

dicho Juan Esteban mandó y dixo dozientos suel-


dos más, con la cual dita y manda la dicha candela
fue acabada de quemar y muerta.Y fue tranc;:ada la
00
dicha arrendacion al dicho Juan Esteban como al
mas dante».
1
'- El 4 de noviembre' 'de 1572 renunció Joan
Esteban al alquiler del mo lino, aunque los jurados
fabricac ión de 33 losas de piedra aljeceña de Épila no lo adrnitiernn. Este hecho es fundamental
para comprender los hechos que sucederán
Molinos en la acequia para el molino fue encargada al cantero D omingo
del Rabal en 1892. más adelante, puesto que el molino fue desatend i-
de Aya.
do, lo que provocó en el ed ific io importantes
El equi pamient o del molino corrió a cargo de
daños.
Guillén de Tujaron, que en principio iba a ser tan
En 1574, a la muerte de Esteban, los maestros
sólo contratante y fiador.
de obras Jerónimo A llabar y Martín de Salinas,
En septiembre de 1567 ya debía estar estaba
junto con Bernat de la Badía (molinero del Conde
acabada la obra, puesto que se pregona a los veci-
de Sástago ), realizan una inspección del molino.
nos la puesta en marcha del molino:
Hacen una valoración de las obras necesarias para
«Los dichos señores jurados int iman e notifican
su reparación, que se encontraba en un estado
a todas y cualesquiera personas que quisieren ir o lamentable. En las deliberaciones del Concejo za-
imbiar a moler sus panes y ceberas que aquellos ragozano de junio de 1577 se afirma que dicho
puedan llebar o imbiar a moler al molino farinero molino «está muy derruido y con mucho peligro
que la ciudad ha hecho en Cequia del Rabal enci- de caerse la casa y edificio de dicho molino por ser
ma del partidero de Juslibol, en donde les moleran las piedras que se pusieron en el fundamento y
a razon de un sueldo por cayz y le haran muy bue- edificio de la dicha obra todas areniscas, y estar la
nas arinas, y les pagaran las malas arinas caso de mitad de ellas comidas del agua, y haber más de
que el molinero las hiziere, hecha re lacion por las tres años que no se habita ni muelen en el dicho
personas que para ello estaran nombradas por la molino por no haberse hecho los dichos y otros
ciudad.» reparos que allí se ofrecen».

166
FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
Las reparaciones necesarias se estimaban en la
importante cantidad de 10.000 sueldos jaqueses,
por lo que se decidió que «por ahora se sobresea
el reparo de la dicha casa y molino y que se prego-
ne por los corredores de la ciudad que se arrenda-
rá o venderá la dicha casa y molino».
El 15 de octubre de 1583, la ciudad alquila el
molino a Pedro Villanueva «a treudo perpetuo», es
decir mediante el pago de los intereses de una
hipoteca, y el molino comienza a funcionar bajo
dominio privado.
En el censo de industrias de 1772 era su pro-
pietaria (quizá tan sólo su inquilina) la viuda de
Tomás Lorón, y en el cabreo de 1794 ya no apare-
ce como molino, quizá porque se había transfor-
mado en fábrica de fideos.
En la primera mitad del siglo XIX es posible
que se instalaran las dos turbinas Fontaine
que actualmente posee el edificio, y quizá para
entonces se suprimieron los dos cárcavos de la
derecha y se realizó un aliviadero nuevo. En julio
de 1900 fue ampliado y quedó con el aspecto
actual.
Más adelante, hacia la primera mitad del
siglo XX, correspondía a la llamada «Finca el Moli-
no» y pertenecía a los hermanos lzuzquiza Arana.
En diciembre de 1936 se realiza un proyecto de
reforma y se reconstruye o hace de nueva planta la
vivienda adosada a su parte derecha. Este proyecto
contempla el molino ya como finca de recreo. Es
llamado entonces «Finca los Fideeros». Últimamen-
te ha sido conocido como «La Fideera», encon-
trándose en la actualidad tremendamente modifi-
cado, aunque aún reconocible .

MOLINO DE MARRACO
Quizá fuese antes el molino papelero «de las
Cavallerias», citado en bastantes documentos
desde comienzos del siglo XVI, aunque podría ser
anterior. En la segunda mitad del citado siglo se
habla de un molino de papel situado en la Corbera
Baja que por entonces no funcionaba. Puede que
sea el lugar donde, tras la fábrica de papel que le
dio el nombre de «El Papelillm), luego hubo una Molino «del Papelillo».

fábrica de tejidos y probablemente a comienzos . Harinera del Rabal,


quizá asentada sobre el molino
del siglo XX se levantó esta gran harinera. de San Juan.

FUN~CIÓN
füANELO
TURRIANO
MOLINO DE SAN JUAN DE LOS PANETES,
CORTACANS O HARINERA DEL RABAL
Este humilde molino harinero se encontraba en
la acequia del Rabal y era propiedad de la parroquia
de San Juan de los Panetes. Es probable que hasta
1567 fuese conocido como el molino de Zapata, un
molino y batán situado en la acequia del Cascajo
que era propiedad de San Juan de los Panetes.
Estaba situado por encima del molino de la Seo
y fue de los primeros en desaparecer para conver-
t irse en fábrica de harinas, quizá el molino de Cor-
tacans o Harinera del Rabal.

MOLINO DE LA SEO
Era un molino propiedad de esta catedral zara-
gozana sobre el que luego se levantó la actual hari-
nera. Al igual que en casi todos los molinos zarago-
Molino de Bafalgón,
probablemente antiguo zanos, falta por escribir su historia, puesto que a lo
molino de «La Seo». largo de sus más de cinco siglos de vida es mucho
lo podrá contar.
Situación del molino de 1111- Por el aspecto, podría ser uno de los más anti-
la Sal en el Plano de Casañal guos que aún se conserva.
en 1880.

MOLINO DEL PILAR


La rivalidad eclesiástica también se llevaba al
terreno molinar; puesto que estaba cerca de moli-
Molino de la Sal no de la Seo. Desapareció a finales del siglo XX y
en septiem bre de 2005.
en su espacio se situó el actual polígono industrial
que lleva su nombre.

MOLINO DEALTABÁS,
SAN LÁZARO O DE LA SAL
Estaba situado junto al estribo izquierdo del Puen-
te de Piedra y era uno de los más antiguos de la
ciudad. Fue derribado en 1789 para construir el
gran muro de contención existente aguas abajo del
puente, junto al pozo de San Lázaro.
El molino se accionaba con la acequia del Rabal,
una mi lenaria acequia que quizá se remonte, como
poco, hasta la Zaragoza árabe .
En enero de 1568 sus propietarios (Agustina
Rebes y Guillén de Palafox) encargaron al afamado
cantero Benet Bodra la construcción de un cubo
que debía tener 15 palmos de boca (2,85 m) y la
profundidad máxima que pudiera obtenerse. El
grosor de las paredes sería de 12 palmos y medio

168
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
en la pared medianil con el molino (2,3 m) y 1O
<111 Molino de Juslibol.
en las tres restantes paredes ( 1,92 m). También
haría dos muros que se prolongasen hacia la ace-
quia y una almenara por donde rebosara el agua
sobrante.
Debía mover los dos juegos de piedras con una
muela de agua y obtener un rendimiento de sesen-
ta cahíces cada 24 horas. Por sus trabajos, Bodra
recibiría 300 ducados (6.000 sueldos), una cifra
notable, aunque quizá fuese poi- una condición
muy peculiar; como era una garantía por espacio
de diez años.
Los maestros Joan del Camino y Pedro Peralta
inspeccionaron el lugar algún tiempo después a
causa de una denuncia del monasterio de Altabás,
porque el molino «antes era de canal y ahora se ha
hecho y fabricado por Guillén de Palafox y Agustina
Rebes de cubo, por donde se causa remanso y
regolfo del agua de la acequia del Rabal que discu-
rre y pasa por dentro de dicho monasterio».
En su nueva ubicación se instaló también una
muela para sal, aunque durante poco tiempo, pues
debido a la gran profundidad de su escorredero se
dañaba notablemente el puente de tablas, asunto
del que se queja el arquitecto municipal, que en
1789 solicita su traslado y demolición.
El convento de Altabás tomó cumplida vengan-
za de los daños anteriores contribuyendo a los gas-
tos de demolición y reconstrucción del molino,
<111 Situación de los
para así liberarse del paso por su interior de la ace- desaparecidos molinos
quia del Rabal, que tantos problemas le había cau- del Pilón (arriba) y de las
Armas (abajo).
sado. Este segundo molino aún existe, pero se
encuentra en lamentable estado, aunque recupera- MOLINO DE LAS ARMAS
ble. Lo casi milagroso de su conservación se com-
El molino de las Armas o las Almas se encontraba
plementaría perfectamente con su rehabilitación
en el camino de Valimaña, junto a la actual Avenida
para usos ciudadanos integrado en el parque de las
de la Jota, relativamente cerca de la calle que lleva
riberas del Ebro.
su nombre.

MOLINO DEL PILÓN


Era de los más antiguos de la ciudad. Se decía
en 1584 a propósito de ello, que «no había memo-
El molino del Pilón estaba situado en el brazal de
ria de hombres». por lo que hay que suponerlo del
Torrente, que se derivaba de la acequia del Rabal siglo XV o anterior. Se alimentaba con el brazal
tras su paso por el Molino Nuevo. Se encontraba de Sancho, en el que desaguaba la acequia de la
en el camino de Cogullada, y apróximadamente en Corbera.
el cruce de las calles Jaime Ferrán y .Alejandro Volta, . En 1583 su propietario era Juan de Abiego, que
en el actual Polígono industrial de Cogullada. lo alquila a Juan de Jayma por tres años a razón de

FUNQ~CIÓN
JUANELO
TURRIANO
n. 1. v. - 316 4 - MORf\ D'EBRO, Mo

: __::~y~
- -- .
-~-":".
~.-.-' '
. --:::--': .
- ·: ~
. ·.- ..-_,
,,;

_ · -~

Mecanismo de rueda y linterna.


Este era el punto débil de las aceñas
y molinos de barcas. Cualquier entorpecimiento
en la instalación rompía
: . los frágiles dientes de madera.

2.000 sueldos anuales. Se dice en el documento quizá en el mismo emplazamiento donde luego se
Molino de barcas en Mora, que estaba situado en Valimaña, en el camino de la instalaría la papelera.
un modelo que se mantuvo barca del Gállego.
durante más de cuatro siglos. PAPELERA DE SAN JUAN DE MOZARRIFAR
El 1 1 de octubre de 193 1, siendo propiedad de
Telesforo Viu, fue destruido por un incendio. En el polígono industrial de este barrio zarago-
zano se encuentra el edificio de lo que parece una
FÁBRICA DE MANUELASCÁRRAGA antigua papelera.
Estaba situada sobre la acequia de Sancho
(derivada de la acequia del Rabal), en el punto RÍO EBRO (MOLINOS
donde cruzaba la carretera de Cataluña, probable- DEL PUENTE DE PIEDRA)
mente donde luego se instaló la harinera Soláns.
MOLINO DE TALAVERA
Aunque se construyó a la vez que las de La
Norma o Villarroya y Castellano (a mediados del Situado en el Ebro Viejo, su origen se remonta,
siglo XIX), era bastante más modesta, sólo molía como poco, al siglo XV Debía su nombre al jurista
80 fanegas diarias con cuatro juegos de muelas que lo adquirió en 1504.
francesas. En julio de 1539 se contrató al cantero joan de
Cleabur para construir un nuevo molino en el
MOLINO DE JUSLIBOL mismo lugar que ocupaba el de Talavera, donde
Juslibol tuvo al menos un molino -del que apenas tenía que hacer «asiento pa dos muelas y un alme-
quedan restos- en la derivación de la acequia de nara, el enbocadero y partidero con sus piedras pa
Ranillas desde la de Juslibol. Era un molino modes- poner las piedras cabadas, como es costumbre, de
to de tan sólo un juego de muelas que fue poco a buena piedra d'agoa. [ ... ]Todo lo ha de dexar de
poco arruinándose. forma y manera que no hayan de tener que azer
en él cosa de piedra, como está el molino de la
MOLINO DEL MEZALAR viuda de Luis de la Caballería».
Era conocido en el siglo XV como molino de No hace falta explicar que este molino no
Mezalaveza y luego como del Mezalar. Fue un moli- debía de tener un rendimiento sobresaliente, habi-
no papelero situado posiblemente en Cogullada, da cuenta de que ese lugar no contaba con carac-

170 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
terísticas apropiadas para este tipo de industria, ya
que se accionaba con las filtraciones del antiguo
curso del río.

LOS MOLINOS DEL PUENTE


DE PIEDRA DE ZARAGOZA
Durante la construcción del puente de Piedra,
hacia 1401, se acordó construir dos molinos en las
«zagueras» de los arcos más cercanos a Zaragoza
«segunt son feytos en el Puent de Tudela». Pese a
ello, en 1468 aún no se habían edificado: el Conce-
jo zaragozano intenta alquilar los seis pilares del
puente para construir sendos molinos en ellos
mediante el alquiler del luga1~ No parece que fue-
sen emplazamientos muy codiciados, puesto que
tras varios pregones no acudió nadie a las subastas.
ARRIBA.Plano de mol ino
Aunque el 4 de noviembre fueron adjudicados, de barcas del siglo XVIII
parece ser que sus arrendatarios no estaban muy (Archivo General de Simancas) .

seguros de la rentabilidad de la obra, dado que un ABAJO. Moli nos de barcas


año más tarde aún no estaban construidos, motivo e n Los Veintiún Libros
de los Ingenios y Máquinas (BN).
por el cual volvieron a subastarse repetidamente ,
hasta que por fin en 1471 estaban todos los pilares
alquilados; al año siguiente había seis molinos fun-
cionando en el Puente de Piedra.
Cuando, en el año 1500, los canteros Domingo
y Miguel Urruzola construyen un nuevo molino
harinero en un pilar del puente, ya había al menos
otros dos -cuyo propietario era el propio Domin-
go- situados en los pilares cuarto y quinto.
Las características del río y del emplazamiento
hacen descartar casi por completo la instalación de
molinos fijos, puesto que las ruedas de corriente
apenas pueden soportar fluctuaciones en el nivel
del agua: si bajaba poco caudal la rueda no llegaría
al agua, y si había una crecida mediana, la corriente
arrastraría la rueda y el molino entero.
Puede saberse algo más acerca de estos moli-
nos indagando en la documentación de Tudela,
puesto que los zaragozanos se hicieron tomándo-
Reinando Justiniano, Roma fue asediada por los ostrógodos
los como modelo. El Concejo déTudela contrató al
del rey Vitiges en los años 537 a 538. Como era lógico, los
artífice Nicolás Monter para construir un nuevo
'invaS'ores cortaron el suministro de agua a la ciudad, impidien-
molino de regolfo y reparar los del puente. El 26
do el funcionamiento de los molinos. Entonces, el general
de junio de 1599, compareció r¡Jonter; «ingeniero
romano Belisario inventó el molino sobre barcas. Éste consis-
de fabricas», ante el regidor del Consejo Real para
tía en un molino sobre una barca, sujeta a un puente o a las
explicar las capitulaciones y traza que había presen-
orillas, cuyas aspas eran movidas por la corriente del río.
tado para las reparaciones en esos molinos. Ade-

FUNDA.,~IÓN
JUANELO
TURRIANO
más de tratar de la construcción del nuevo y de una sus escritos de las ventajas de hacer el Guadalquivir
Molino de la Abeja (llamado presa «entre Santa Cruz y la Tejería», acerca de la navegable hasta Córdoba, propone el desmantela-
posteriormente de García posibi lidad de reparar los molinos del puente dijo miento de las grandes presas o azudes para molinos
y de lnsa) y su situació n
Monter que costaría más de 12.000 ducados (el en dicho río y sustituirlos por molinos de barcas,
en el plano de Casañal.
nuevo molino molería más y costaba 8.000), puesto como los había en Roma, en el Loira o en Zaragoza.
que tendría que cambiar el curso del río y dejar el Tanto los mol inos fijos como los flotantes eran
puente en seco para poder poner las «caxas para muy frágiles debido a su sistema mecánico de
sacar el agua y edificar los dichos asientos». Además, rueda y linterna: pero si a eso se une la posición
esos molinos eran viejos y aunque se reparasen no tan expuesta a riadas o golpes con los troncos
molerían, debido a que no lo podían hacer cuando arrastrados por la corriente, lo que tan a menudo
el río llevaba poca agua y tampoco cuando había sucedía en el Ebro, se tiene un ingenio poco renta-
mucha; dice Monter que andaban «como guitarras ble. Es lo que puede apreciarse cada vez que se
destempladas» por las averías. encuentra un documento al respecto, como uno
El artífice no recomendaba la reparación del de 1504 en que el «panicero» Joan Daroya vende
azud o presa de estos molinos, que nacía inmedia- al jurista Miguel Talavera «un moli no myo farinero
tamente aguas arriba del puente y tenía 300 pasos derribado en el puente de Piedra de la dicha ciu -
de largo, por el peligro que representaba para la dad, con toda la manobra y muelas que en aquel
ciudad al elevar la cota del río. ay; está en la <;:aguera arcada del dicho puente».
Si los molinos del puente de Tude\ a tenían azud, También le vende otro molino derribado «que fue
es muy probable que también lo tuviesen los zara- de Sancho Marqua en el rio del Ebro biejo»; pro-
gozanos, algo muy importante en relación con el bablemente este molino pasó entonces a denomi-
descubrimiento de tubos de plomo al demoler lo narse «de Talavera», como se vio anteriormente.
que quizá fuese su azud a finales del siglo XVIII Otra riada del Ebro en 1571 dañó los molinos
para 1-educir el nivel del Ebro en las riadas. del puente de Piedra, que en 1576 no habían sido
Pero estas noticias no son útiles para saber si los aún reparados, lo que se deduce de que la vi uda
molinos del puente de Piedra eran flotantes. Ese de Jerónimo Jarque no pagara el alquiler desde
dato puede conocerse a través del testimonio entonces por no estar en condiciones de funcionar.
incontestable de una figura como Ambrosio de Acerca de los demás molinos no se habla, bien
Morales, cronista real, afamado humanista y viajero porque no pagaban ya el alqui ler al Concejo, bien
nacido en Córdoba en 15 13, quien, al ocuparse en por haber sido destruidos.

172 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
De estos molinos aún perduran algunos restos,
y por lo que puede observarse no parece que
pudieran albergar maqu inaria alguna, sino que, muy
probablemente, eran los almacenes de los molinos
flotantes.

RÍO HUERVA

MOLINO DE LAABEJA
Se trata de un molino situado en lo que antes era
Miralbueno, justo tras la cerca de Pikolín. Aunque
se ha considerado que le acciona el Huerva, tam-
bién lo era con aguas del Jalón a través de la ace-
quia de la Almazara, quizá con las dos. No obstan-
te, parece ser que desde la puesta en servicio de
Canal Imperial era accionado con aguas del H uer-
va mediante la aceq uia de la Romareda, que se
derivaba desde la A lmotil la, que a su vez parte Incendio de la fábrica Tudor
desde el río Huerva a la altura de Cuarte. el 1 de noviembre de 1935
(fotografía de Marín Ch ivite
Este molino es citado repetidamente en los para Heraldo de Ar"agón).
documentos hasta el siglo XVIII . Se sabe que en
1583 sufrió importantes desperfectos porque el ~ Situación de la primera
factoría Tudor.
molinero no tenía puesta adecuadamente la taja-
dera en el aliviadero de la balsa, con lo que una
crecida de la acequia, arrastrando broza y ramas,
taponó el saetín y provocó el desbordamiento de
la balsa, inundando el molino y derribando una
pared. Debía de ser muy débil, porque en 1643
otra crecida de la acequ ia de la Romareda vue lve a
derribarle una tapia.
Actualmente no hay nada en su aspecto ni Canal, y probablemente se amplió la dotación de
/

equipam iento que haga pensar que se trate de un las acequias situadas aguas arriba.
molino que, además es uno de los más antiguos de Existen referencias muy tempranas al molino de
Zaragoza, puesto que ya ha cump lido, como poco, las Santas Masas, citado ya en 1 178. Puede que sea
los cinco siglos. el mismo que se menciona varias veces en la docu-
mentación del siglo XVI, citado como «el molino
OTROS MOLINOS E INDUSTRIAS
del Huerva», sin que parezca que existiera otro; así
ACCIONADOS ORIGINALMENTE
ocurre en algunas referencias datadas en 1560,
CON EL HUERVA 1563 y 1566, siempre alud iendo a él como un
Los molinos del Huerva fueron de los primeros en único molino en ese río.
/
desaparecer, engu ll idos primero por las industrias y -Junto al Huerva había fábricas de harina a
luego por las viviendas. Además, la llegada del com ienzos del siglo XX, pero es a partir de esa
/
Canal Imperial modificó comp letamente la configu- época cuando desaparecen las referencias a las
ración hidrológica de la ciudad, así como el trazado acequias. Por ello es muy probable que fuesen
de las aceq uias que se abastecían desde el río, que accionadas por otros medios distintos a la energía
a partir de ese momento lo hicieron desde el hidráulica.

FUNqf\CIÓN
füANELO
TURRIANO
/ /

./ / 7

más de tratar de la construcción del nuevo y de una sus escritos de las ventajas de hacer el Guadalquivir
Molino de la Abeja (llamado presa «entre Santa Cruz y la Tejería», acerca de la navegable hasta Córdoba, propone el desmantela-
posteriormente de García posibilidad de reparar los molinos del puente dijo miento de las grandes presas o azudes para molinos
y de lnsa) y su situación
Monter que costaría más de 12.000 ducados (el en dicho río y sustituir los por molinos de barcas,
en el plano de Casañal.
nuevo molino molería más y costaba 8.000), puesto como los había en Roma, en el Loira o en Zaragoza.
que tendría que cambiar el curso del río y dejar el Tanto los molinos fijos como los flotantes eran
puente en seco para poder poner las «caxas para muy frágiles debido a su sistema mecánico de
sacar el agua y edificar los dichos asientos». Además, rueda y linterna; pero si a eso se une la posición
esos molinos eran viejos y aunque se reparasen no tan expuesta a riadas o golpes con los troncos
molerían, debido a que no lo podían hacer cuando arrastrados por la corriente, lo que tan a menudo
el río llevaba poca agua y tampoco cuando había sucedía en el Ebro, se tiene un ingenio poco renta-
mucha; dice Monter que andaban «como guitarras ble. Es lo que puede apreciarse cada vez que se
destempladas» por las averías. encuentra un documento al respecto, como uno
El artífice no recomendaba la r·epar·ación del de 1504 en que el «panicem» Joan Daroya vende
azud o presa de estos molinos, que nacía inmed ia- al jurista Miguel Talavera «un molino myo farinero
tamente aguas arriba del puente y tenía 300 pasos derribado en el puente de Piedra de la dicha ciu-
de largo, por el peligro que representaba para la dad, con toda la manobra y muelas que en aquel
ciudad al elevar la cota del río. ay; está en la \:aguera arcada del dicho puente».
Si los molinos del puente de Tudela tenían azud, También le vende otro molino derribado «que fue
es muy probable que también lo tuviesen los zara- de Sancho Marqua en el rio del Ebro biejo»; pro-
gozanos, algo muy importante en relación con el bablemente este molino pasó entonces a denomi-
descubrimiento de tubos de plomo al demoler lo narse «de Talavera», como se vio anteriormente.
que qu izá fuese su azud a fin ales del siglo XVIII Otra riada del Ebro en 157 1 dañó los molinos
para reducir el nivel del Ebro en las riadas. del puente de Piedra, que en 1576 no habían sido
Pero estas noticias no son útiles para saber si los aún reparados, lo que se deduce de que la viuda
molinos del puente de Piedra eran flotantes. Ese de Jerónimo Jarque no pagara el alqui ler desde
dato puede conocerse a través del testimonio entonces por no estar en condiciones de funcionar.
incontestable de una figura como Ambrosio de Acerca de los demás molinos no se habla, bien
Morales, cronista real, afamado humanista y viajero porque no pagaban ya el alquiler al Concejo, bien
nacido en Córdoba en 15 13, quien, al ocuparse en por haber sido destruidos.

172 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
De estos molinos aún perduran algunos restos,
y por lo que puede observarse no parece que
pudieran albergar maqu inaria alguna, sino que, muy
probablemente, eran los almacenes de los molinos
flotantes.

RÍO HUERVA

MOLINO DE LAABEJA
Se trata de un molino situado en lo que antes era
Miralbueno, justo tras la cerca de Pikolín. Aunque
se ha considerado que le acciona el Huerva, tam-
bién lo era con aguas del Jalón a través de la ace-
quia de la Almazara, quizá con las dos. No obstan-
te, parece ser que desde la puesta en servicio de
Canal Imperial era accionado con aguas del Huer-
va mediante la acequia de la Romareda, que se
derivaba desde la Almotil la, que a su vez parte Incendio de la fábrica Tudor
desde el río Huerva a la altura de Cuarte . el 1 de noviembre de 1935
(fotografía de Ma1í n Chivite
Este molino es citado repetidamente en los pa1·a Heraldo de Aragón).
documentos hasta el siglo XVIII. Se sabe que en
1583 sufrió im portantes desperfectos porque el <>111 Situación de la primera
factoría Tudor.
molinero no tenía puesta adecuadamente la taja-
dera en el aliviadero de la balsa, con lo que una
crecida de la acequia, arrastrando broza y ramas,
taponó el saetín y provocó el desbordamiento de
la balsa, inundando el molino y derribando una
pared. Debía de ser muy débil, porque en 1643
otra crecida de la acequia de la Romareda vuelve a
derribarle una tap ia.
Actualmente no hay nada en su aspecto ni Canal, y probablemente se amplió la dotación de
equ ipam iento que haga pensar que se trate de un las acequias situadas aguas a1Tiba.
molino que, además es uno de los más antiguos de Existen referencias muy tempranas al molino de
Zaragoza, puesto que ya ha cump lido, como poco, las Santas Masas, citado ya en 1178. Puede que sea
los cinco siglos. el mismo que se menciona varias veces en la docu-
mentación del siglo XVI, citado como «el molino
OTROS MOLINOS E INDUSTRIAS
del Huerva», sin que parezca que existiera otro; así
ACCIONADOS ORIGINALMENTE
ocurre en algunas referencias datadas en 1560,
CON EL HUERVA
1563 y 1566, siempre aludiendo a él como un
Los molinos del Huerva fueron de los primeros en único molino en ese río.
desaparecer, engu ll idos primero por las industrias y Junto al Huerva había fábricas de harina a
luego por las viviendas. Además, la llegada del comienzos del siglo XX, pero es a partir de esa
Canal Imperial modificó completamente la configu- época cuando desaparecen las referencias a las
ración hidrológica de la ciudad, así como el trazado acequias. Por ello es muy probable que fuesen
de las acequias que se abastecían desde el río, que accionadas por otros medios distintos a la energía
a partir de ese momento lo hicieron desde el hidráulica.

FUND~IÓN
JUANELO
TURRIANO
LA FACTORÍA TUDOR
El único molino del Huerva que se conoce con
certeza era e l de «La Pilar», situado entre la actual
call e María Moliner y e l Camino de las Torres; fue
alquilado o vendido a la sociedad Tudor, un indus-
trial francés que había patentado el acumulador,
que permitía almacenar energía eléctrica. Su domi-
cil io social se estableció en Madrid en 1897, pero
debido al menor coste de la energía y a la situación
geográfica, instaló la fábrica e n Zaragoza aprove-
chando los 120 CV de ese molino; unos años más
tarde ya no eran suficientes y precisaba de otros
100 eléctricos.
Desapareció tras un espectacu lar incendio que
comenzó en las primeras horas de la tarde del día
1 de octubre de 1935, cuando era una de las más
importantes industrias zaragozanas y trabajaban en
su interior 230 personas, que afortunadamente no
sufrieron daños.
Tras su destrucción se tras ladó a la Avenida de
Navarra en 1946, donde permaneció hasta finales
del siglo XX, donde sus instalaciones dieron paso a
un centro comercial.

AVERLY
En este forzadamente breve repaso del empleo de
la energía hi drául ica en Zaragoza también cabría
destacar la fundición Averly. No solo por la impor-
tancia que ha tenido y sigue ten iendo en el ámbito
de la maquinaria y accesorios relacionados espe-
cialmente con el agua, puesto que construyó buena
ARRIBA. Molino del Rey antes pa1·te de las primeras fuentes y tuberías zaragoza-
y después de su rehabilitación.
nas, sino porque hasta aproximadamente los años
ABAJO.Sit uación del sesenta de l siglo XX contó con una turbina de 20
«Molino del Rey».
HP para autoabastecerse de energía eléctrica. Para
ell o contaba con una turbina que aprovechaba el
agua de una hijuela de la aceq ui a de la Romareda
que partía desde la calle Trovador:
La acequia de la Romareda finalizaba en los
lavaderos de la Puerta de Sancho, pero poco antes
accionaba una serrería de madera. Estaba situada
aproximadamente en el actual cruce entre la calle
Cereros con e l paseo de María Agustín. En las foto-
grafías aéreas de comienzos de siglo puede con-
templarse la importancia de esta industria, qu e a
pesar de no haber sido estudiada, se advierte que

174 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
debió tener en Zaragoza un gran desarrollo debi- con el Canal mediante esclusas, aunque de esto se
do a ser uno de los mercados importantes del trá- tratará en el capftu lo siguiente. La Industrial de Aragón y su
fico de madera. Amparado en estos planteamientos, Felipe toma de agua en una fotografía
actual.
A lmech un empresario que debía poseer algún
INDUSTRIAS DEL CANAL IMPERIAL
molino más, solicitó en 1842 la concesión de aguas
MOLINO DEL REY para el Molino de Cuéllar y el «caedero de Santa
Engracia». Al año siguiente volvió a solicitar, junto
Se trata de un molino que posiblemente fue edifi-
con Manuel Pardo y Bernabé Andrés, el aprovecha-
cado en el siglo XIX y del que se sabe muy poco. . miento del agua de la almenara de la Romareda,
frente a Capuchinas, para instalar fábricas; la mitad
FÁBRICA DE FELIPE ALMECH O LA NORMA
del agua sería para Almech y la otra mitad para
Viendo el gran caudal de agua que se desperdicia-
Pardo y Andrés. Las concesiones fueron otorgadas
ba desde la almenara del Pilar al Huerva por la
el 1 1 de junio de 1844, con la contrapartida de un
imposibilidad de continuar el Canal Imperial aguas
pago de 1.000 reales anuales por el salto de Cué-
abajo de Zaragoza, el Ayuntamiento solicitó la con-
llar y de 660 por el de la Romareda.
cesión de caudales a precios razonables para la ins- Posiblemente se trata de la instalación de la
talación de industrias.
harinera de San José, luego denominada «La Cons-
Estas concesiones, que ahora parecen lógicas, tancia», situada al final de San José, en el Camino
levantaron en su momento una gran controversia; de Lapuyade. Para su construcción fue muy impor-
incluso el propio Ayuntamiento optó con muy tante el aprovechamiento de la energía de las
poco tiempo de diferencia por dos posturas con- aguas del Canal Imperial en la pendiente que exis-
t radicto rias, pues en tanto que en un impreso soli- te en la zona. Las obras comenzaron en 1844 y
citan a la Regencia en diciembre de 1840 que se finalizaron un año más tarde.
olvide de una vez por todas la continuación del Se trata de un gran edificio de cinco plantas
canal hasta el Mediterráneo y se empleen las aguas que medían, cuando se construyó, unos 40 x 17 m
del canal en generar riqueza aprovechándolas para y que contaba nada menos que con 118 ventanas. El
la industria. Cinco años más tarde, abogan por molino se accionaba mediante una gran rueda verti-
hacer navegable el Ebro hasta Zaragoza y un irlo cal que transmitía el movimiento a la maquinaria

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA.Fábrica de cerveza
de «La Zaragozana».

ABAJO. Alternador
y turbinas de Averly.

Proceso artesanal
de fundición en Averly.

Fábrica de harina
«La Constancia».

176 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA y ABAJO. La Imperial
deAragón.

auxiliar y a ocho juegos de piedras francesas. En su


interior trabajaban y vivían unas 14 personas,
en tanto que los dueños hab itaban una gran casa
cercana.
Esta fábrica pasó a ser propiedad de José Pueyo,
y en 1890 fue vendida a Antonio Portolés. Portolés
era un comerciante de harinas que había conocido
en Barcelona el método de molienda por cilindros y
que trató de traer el sistema a Zaragoza; para ello se
asoció con un industrial catalán y en plena crisis del
mercado harinero aragonés compraron « La Cons-
tancia», que rápidamente modernizaron, implantan-
do en 1891 el sistema Daverio, que junto con Buh-
ler se ocuparon de equipar a la práctica totalidad de
las nu evas harineras.
En 1901 Portolés quedó como único propietario
de la empresa, modernizándola de nuevo en 1907,
con lo que su capacidad pasó a ser de 30 t diarias,
una cifra importante pero lejos de las 80 que obte- Tras llegar a ser una de las fábricas de harinas
nían Vil/arroya y Castellano en Santa Isabel. más reputadas de España, cerró en el mismo año
Portolés fue uno de los empresarios más en que moría su fundador; siendo arrasada por un
importantes de Zaragoza, consejero del ferrocarril incendio al año siguiente.
Sádaba-Gal/ur y uno de los artífices de la unión de
las compañías eléctricas. También fue propietario LA INDUSTRIAL DE ARAGON
de la fábrica de harinas llamada «[a Pilar», situada Esta fábrica de harinas se instaló sobre el solar de
en el entre las actuales calles María Moliner y los calabozos donde se alojaban los presos que
Camino de las Torres, ya citada. trabajaban en el Canal Imperial, aunque en medio

FUNq!}CIÓN
füANELO
TURRIANO
fue fund ición. Hacia 1880 fue construida por Pedro
Urroz la fábrica de hari nas y puesta a la ve nta tan
solo cuatro años más tarde, siendo adqu irida por
Pedro Lafuente y tras su muerte alqui lada al ejérci-
to hasta que en 1890 pasa a manos de Antonio
Morón, que n1odernizó la empresa cambiando el
sistema de fabricación.
Sus primeras instalaciones se accionaban con
dos turbinas de 20 HP más una tercera de 15 que
estaba en el corral. Con esta energía se accionaban
ocho juegos de muelas francesas y toda la maqui-
naria auxiliar para limpieza del trigo y separación
de sémolas y salvados.
En 1900 sufrió una profunda transformación,
puesto que su propietario adqu irió toda la maqui-
naria que cuatro años antes se había instalado en la
fábrica de Vi llarroya y Castellano en Santa Isabel.
Hacia 1922 cambió las turbinas por otras más
potentes (75 y 40 HP) más un motor eléctrico (en
reserva) de 75 HP y quizá también sustituyera el
sistema suizo Daverio por el inglés Robinson . En
1976 daba trabajo a 39 empleados, y en sus últi-
mos años de actividad , hasta el cierre en 200 I, se
habían reducido a 12.

LA ZARAGOZANA
Esta fábrica de cerveza fu e construida en 190 1 por
iniciativa del ingen iero militar Anto nio Mayandía
tras viajar a diversas cervecerías europeas.
Se incluye en este apartado no sólo porque
ARRIBA y ABAJO. Molino y central precisa de agua para sus productos, sino porque
hidroeléctrica de San Carlos. también aprovechaba las acequias del Canal Impe-
(Fotografías: gentileza de ERZ
Endesa y planos:
rial (las Adulas en este caso) para accionar una tur-
Centro Geográfico del Ejército). bina de 50 hp.

OTRAS INDUSTRIAS EN ESTASACEQUIAS


También hubo en estas acequias algunas industrias
más que aprovecharon sus aguas, como la sierra de
mármol que se instaló en el Camino de las Torres,
entre Sagasta y Tenor Fleta. Aprovechaba la misma
acequia que accionaba la fábrica de acumu ladores
Tudor.
La importante fábrica de curtidos llamada «La
Progresiva», estaba en el Cami no del Sábado y se
.. accionaba con agua al igual que la carpintería «La
Industrial», que fue const ruida en 1879 y se hallaba

178 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
_. Posibl emente se trate
de la fábrica
de curtidos
«La Progresiva».
Archivo Coyne.AHPZ.

en el cam ino de Torrero. Era accionada con la ace- partía una acequia que en su inicio tenía un molino
quia de las Adulas y una turbina cuyo movimiento de yeso y otro harinero con dos muelas.
se repartía luego a todas las instalaciones. A cien pies del molino había una sierra acciona-
da mediante una rueda hidráulica de 8,5 pies de
LA IMPERIAL HARINERA diámetro y 7 de ancho. A l otro lado de la acequia
La p1-ime1·a utilización indust1·ial del Canal Imperial se levantaba un molino ha1-inern y aceitern con
desde que llega a las inmediaciones del casco urba- tres prensas, sobre el que se levantó mas tarde la
no, fue para el accionamiento de la Imperial Hari- primera fundición zaragozana y luego una harinera
nera. No es fácil decir si se conserva o no, puesto de la que ya se ha tratado.
que tan sólo quedan dos fachadas del antiguo edi- Junto a este molino hubo un presidio, un horno
ficio; el resto fue demol ido en 1990 para constru ir y un lavadero de planta circu lar; así como una teje-
viviendas. En todo caso, lo que resta de la fábrica se ría y fábrica de loza que trabajaba con el li mo del
encuentra entre los paseos de Colón y Ruiseñores. Canal.
Fue levantada a finales del siglo X IX y cesó en En las esclusas de San Carlos hubo un mo li no
su actividad en los años 60 del siglo XX. Su accio- harinero de cinco juegos de muelas y un batán de
namiento constaba de una turbina Francis de 52 ocho pi las, que luego se transformó en· central
CV y de un motor eléctrico de 80. eléctri ca y ahora sigue generando corriente y
albergando las oficinas de ACESA (Aguas de la
OTRAS FÁBRICAS ACCIONADAS CON EL Cuenca del Ebro, S.A.), configurando junto con el
CANAL IMPERIAL parque contiguo un espacio de obligada visita PÁGINA SIGUIENTE. Fragmento
del plano de la acequia
Desde la almenara de Santa Engracia, aguas abajo para los amantes de la historia y el patrimonio de S:í.nta Bárbara
del puente de América -en la Playa de Torrero-, hidráulico. (AHPZ plano 35).

FUNDAfi:IÓN
füANELO
TURRIANO
L TÉRMINO DE ZARAGOZA no Urdán, Almotil la y las derivadas de Canal Imperial.
tiene medias tintas: es verde Estas acequias se ocupan del riego en los términos
de huerta y ribera de río por un lado, o de secano de: Rabal, Urdán, Almotilla, Alfaz, Almazara, Miral-
rabioso cuando no yermo, por otro. Llegando a los bueno, Mamblas, Mozarrifal, Romarera, Las Fuen-
extremos tamb ién podría hablarse de sequía e tes, Plano de la Cartuja, Jarandin, Rabalete y Mira-
inundación. Las fotografías aéreas muestran este tlores.
fuerte contraste entre las zonas regab\es y los
grandes espacios al sur y noroeste de la ciudad en EL JALÓN
los que apenas crece e l esparto. Casi todo el Al tratar del regadío en Aragón y más especial-
entorno más próximo a la ciudad es de regadío, mente en el Jalón, resulta obligado mencionar el
y su parcelación ha marcado, desde al menos e l famoso «Bronce de Botorrita», una extraordinaria
siglo XV, la delimitación de las diferentes zonas del pieza arqueológica que demuestra que en Hispania
término municipal. había acequ ias o conducciones de agua antes de la
También para estas zonas regables hay un antes llegada de los romanos.
y un después de la llegada del Canal Imperial, cuyas El citado bronce es una sentencia sobre aguas
aguas variaron sustancialmente e l trazado de las que dictaron los jueces de Contrebia Belaisca
antiguas acequias, puesto que, al disponer de toda (Botorrita) acerca de un contencioso entre Allauo-
e l agua demandada, pasaron a nutrirse desde e l na -Alagón- y Sa/duie -Zaragoza- que data del
caudaloso Ebro y se o lvidaron los problemas deri- año 87 a. C., y se produjo porque los salduienses
vados de las precarias captaciones en los ríos compraron unas tierras para construir una conduc-
Huerva y Jalón. ción a los sosietanos, que qu izá fuesen los antiguos
A finales del siglo XVIII y comienzos del XIX se habitantes de la desaparecida población de Marrán,
amplió la superficie de la huerta con los nuevos o Calasanz, situada entre Alagón y Marlofa. Los de
terrenos regados por el Canal Imperial : los de Alagón debieron d.e sentir dañados sus derechos,
Garrapinil\os, Miralbueno, Romareda y Casablanca, tal vez porque no les llegaba el suficiente caudal
que, pese a contar con acequias en buena parte de aguas abajo del río en caso de ser un azud, o bien
sus términos, no dejaban de tener un regadío en porque las aguas de la fuente de Calasanz no fluían
precario que sólo alcanzaba para aliviar la situación hacia su término, sino que se llevaban hasta Za-
de o livos y viñas. ragoza.
La sentencia fue grabada en una plancha de
RED BÁSICA DE ACEQUIAS bronce que se conserva en e l Museo de Zaragoza.
Las acequias principales que riegan el término de Esta pacífica forma de resolver los conflictos,
Zaragoza son las de la Almazara, Rabal, Camarera, datada en unas fechas tan tempranas, no debió de
Traducción latina del ~
«bronce de Botorrita».
Fotografía de José Garrido
por cortesía del Museo
de Zaragoza.

TÉRM INOS REGABLES DE Z A RAGOZA HACIA 1850

Almozara

Rougue
Valimaña
Rabal Cerbera baja
Ferreruela
Zalfonada baja
Ramillas Miralbueno Garrapinillos Miralbueno
Viana La Noria
Zalfonada alta Terminillo
C:ollántre
Cerbera alta
· Plan0 de $.Lamberto
Caseajo
1Pasaderas Vistabella
.Hoya del ju dio
Las Navas Los partideros
Urdán Badillo ¡ Urdán l:.a Imprenta .
Barbudiel ' Mengraper.á
PuenAlto Val del Fierro
, VaJ ,de Espartera
Cenia baja · La québrada
Cenia alta La 5ombarda
Corpellas Pincasqué
Cazuel Mamblas Gállego
Pentinela y Pallarés Mamblas Malpica
Soto de Aimar El. S~s0
Tallobos Mozarrifal Muí:arrifal Huerva
· Alpeñés Romarera Romarera · Canal lm~erial
TamariZ Las Fuentes ' Las Fuentes Canal Imperial
Vi reina Adulas
Almotilla Almotilla Huerva Plano de la Cartuja Plano de la Cartuja
Al faz Alfaz y de Fuentes Canal Imperial
Almozara Abullones jarandin 'Jarandin GállegG»
Chalamelero . Pan y Porta
Argamasa Rabalete Cabald.0s Canal Imperial
Begatilla B.abalete
Tisipiedra Miraflores Miraflores Canal Imperial
La Costera Adulas
La Nava Monte de Torrero Secano

184 lilj FUNDACIÓN


füANELO
TURRIANO
ARRIBA.Vista de las afueras de
Zaragoza en dirección Lérida.
(Fotografía de Miguel Ángel
Herráez).

ABAJO. Solitaria sabina


de Villamayor.

FUNDXCIÓN
füANELO
TURRIANO
resultar muy habitual en tiempos posteriores, pues-
to que a menudo aparecen datos que indican que ,
para solventar las frecuentes desavenencias a causa
del reparto de las escasas aguas del Jalón, se recu-
rría al uso de las armas.
Los problemas entre los concejos ribereños del
Jalón y los situados entre éste y Zaragoza han sido
una constante hasta hace poco tiempo, y además
del citado bronce, existe numerosa documentación
escrita acerca del reparto de caudales.
A lo largo de la historia, las acequias del bajo
Jalón han sido la causa de no pocos problemas,
puesto que este río ha sido tradicionalmente uno
de los más sangrados para riego de Aragón. Recor-
daremos que en sus últimos veinte kilómetros,
desde el azud de Luceni, que se toma aguas arriba
de Urrea, hasta el de Utebo, tenía 9 azudes (que
en la actualidad son ocho, al unificarse las acequias
de Madriz y Centén).
La existencia de tal cantidad de acequias para
tan escaso caudal, y en tan corto trecho, suponía
que en el estiaje apenas quedase agua para que
discurriese por ellas. Con la particularidad de que ,
en otros tiempos, la temporada de riegos en el
bajo Jalón se contaba de abril a junio, ya que en
agosto y septiembre, si es que se regaba, era única-
mente tras las «jalonadas» o crecidas a causa de las
tormentas de verano.
Generalmente el Jalón llegaba exhausto al pri-
mero de los azudes, y por ello el reparto del agua
tenía que ser muy preciso, especialmente si tene-
mos en cuenta que de abril a junio la acequia de la
Almozara debía llevar la cuarta parte de la suma
del agua de las demás acequias, un asunto tan
complicado que aún hoy no se ha resuelto del
todo, ni mucho menos; y si no es más grave es gra-
cias al decisivo apoyo del Canal Imperial, que ahora
alimenta las acequias de Madriz-Centén, Garfilán, la
Almozara y Utebo, además de ayudar al riego de
Azud de Madriz-Centén. las restantes (Pedrola y Luceni) o al embalse de la
Azud de la Almozara.
Tranquera, que permite que corra el agua por el
río durante los meses estivales.
Esa escasez para una demanda tan grande fue
motivo de graves conflictos, que incluso hicieron
correr la sangre en demasiadas ocasiones. La docu-
mentación escrita más antigua acerca de las ace-

186
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
~:!'~ .f:.~,,,afdf!./' .
' u,d, ck.. ';11~tv}(.a._, • •

.'. ~~a. d.t..7l~a- . .. •· .


~ la.;/ :tllm.unQ/X,Qú'. . z g··
. . . ,_fe:fy..-

quias del Jalón se refiere principalmente a litigios


derivados del corte del río por medio de azudes
Plano del azud
ARRIBA.
que impedían el paso del agua a las acequ ias del de laAlmozara (AHPZ - 028).
curso inferior: Un buen ejemplo lo tenemos en el «Duelo a garrotazos»
ABAJO.
año 1338, en que, quizá a causa de haberse queda- de Goya (Museo del Prado).
do sin agua la acequia de Lorés, el concejo de A la-
gón envió hombres armados que invadieron el
soto de Entrambasaguas (en término de Grisén),
donde, además de efectuar drásticas talas, cazaron
<«;:irogrillos» (conejos) e hicieron un azud, proba-
blemente el que hoy se conoce como «azud de
Alagón». Casos parecidos se han dado entre los
habitantes de Pedrola contra los de Oitura, y, más
adelante, entre los de Zaragoza y A lagón.

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
La situación estival de los azudes bajos del Jalón, como éste
ARRIBA.
de Garfilán, hacía muy difícil que llegase el agua hasta el de la Almazara.

ABAJO. Casa del azud, donde se reunían los representantes de sus usuarios
y vivía el azutero de la Almazara

------- -- ¡
r~~ e
\

/ s Azud de 1
1
1
'1
i

,l Jalon"
·,.
e>

~
J

188 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
La ciudad de Zaragoza ap licó el terrible «Pri- se a la actual, asunto muy diferente si de lo que se
vi legio de los Veinte» para hacer prevalecer sus trata es de dos acequias diferentes y a distinta cota.
derechos en 1496, cuando una fuerte sequía dejó Qu izá sean los restos de la acequia tomada del
sin agua a la acequ ia de la Almazara, lo que motivó Ebro los que aparecen en documentos medievales
la incursión de unos 2.000 zaragozanos armados, y posteriores denominando a esta acequia como
que destruyeron los azudes situados aguas arriba de Galabia.
del de la Almazara. La acequia de la Almazara sigue un trazado
Famoso fue el duelo a garrotazos que a finales sensiblemente paralelo a la carretera de Logroño,
del siglo sostuvieron los representantes de Pedrola primero, y a la Avenida de Navarra más adelante,
y Alagón a causa de problemas habidos con sus pasando junto al castillo de la Aljafería y finalizando
acequ ias y que finalizaron con uno de los conten- en e l Ebro, junto al puente de la Almazara.
dientes muerto, en una pelea como la que inmor-
talizó Goya en su Duelo a Garrotazos. Esta era una EL EBRO Y EL CANAL IMPERIAL
brutal tradición que fue abolida a comienzos del Acerca de la historia y valor patrimonial del Canal
siglo X IX, pero que hasta entonces no era dema- Imperial se tratará en el capítulo siguiente, por lo
siado rara, tal como recoge Caro Baraja en «El que en este apartado se lo considerará tan só lo
' '
Carnaval». Quizá la dramática pintura es menos como acequ ia para riego.
simbólica de lo que se ha dicho y simplemente Este gran canal discurre paralelo al Ebro du-
están metidos en el lodo del azud medio seco o rante 125 km, desde e l término de Fontel las,
de la acequia. en Navarra, hasta las proximidades de Pina de
Volviendo a la acequia de la Almazara, se tiene Eb ro, 20 km aguas abajo de Zaragoza. Hoy el
constancia escrita de su existencia desde 1136, y Canal Imperial de Aragón se asocia, casi con exclu-
aunque su trazado a partir de Marlofa se ha man- sividad, al riego de las tierras de la ribera del Ebro,
tenido casi invariable a lo largo del tiempo, no ha endémicamente escasas de lluvia; para los zarago-
suced ido lo mismo con su toma: su azud estuvo zanos, es el suministrador de agua para personas e
situado donde luego estaría el de Centén, algo por industrias. La superficie regada por e l Canal Impe-
debajo del acueducto del Canal Imperial (Las rial de Aragón es de 26.500 ha, de las que aproxi-
Murallas), pero el término de la Almazara cedió el madamente 23.600 ha están ubicadas en Aragón
azud y la acequ ia vieja a los regantes de las ace- (Zaragoza) y 2.900 ha en Navarra. Tras el cruce
quias de Mad1-iz y Centén; tal como s~ afirma en sobre el Jalón, comienza el tramo donde se
un documento de 1396, donde se expone que la encuentra casi la mitad del total de la superficie
acequia de la Almazara se tornaba en el azud de regable.
Centén. Este dato simplemente muestra que la En su origen, el canal presenta unas impresio-
acequia de la Almazara llevaba un trazado ini cial nantes dimensiones, de 30 m de ancho por 3 m de
varios metros superior al actual. profundidad y una capacidad de 30 m 3/s. A su paso
En el siglo XIV se decía que esta acequ ia era por Zaragoza, la anchura se reduce notablemente:
tomada del Ebro entre los términos de Alagón y el no llega a los 14 m.
Castellar (actualmente Torres de Berrellén) y en Con criterios de canal de regadío, este tamaño
1 322 contaba con dos azudes, el citado del Ebro y es desproporcionado, pero hemos de recordar
otro en el Jalón. Esta acequia fue denominada «del que se diseñó para que fuera navegable, y por lo
Rey» hasta e l siglo XVI, y a partir de entonces «de tanto era preciso disponer de unas generosas
la Almazara». dimensiones, una pequeña pendiente y un nivel
Aunque tuviesen la misma denominación, am- constante. De estas premisas, únicamente sigue
bos trazados no tendrían nada en común, puesto siendo imprescindible la última, puesto que todas
que resu lta imposible que desde un azud en el las tomas del canal están diseñadas para funcionar
Ebro se alcance cota suficiente como para acercar- con el máximo nivel y, además, evitar pérdidas.

FUNIMCIÓN
füANELO
TURRIANO
El Canal Imperial
ARRIBA.
en Fontellas.

ABAJO.Puente sobre el canal


en Valdefierro.

190 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
<111 Alfocea y el Plano
de Miranda.

Además de sus propios riegos, el Canal Imperial En 155 1 los jurados de A lfocea encargaron a
apoya los regadíos atendidos con las acequias de Jaime Fanegas una noria para elevar el agua del
Pedrola, Luceni,Alagón, Lorés, Garfilán, Madriz-Cen- Ebro hasta el Pl ano de Miranda, quizá en la partida
tén, La Almazara y Utebo, así como, eventualmen - que se llamó «las Anahorias».
te, a la de Pinseque. Para llevar el agua hasta los campos de la mar-
En Zaragoza se riegan con aguas del Canal los gen izquierda del Ebro no pueden hacerse ace-
términos de Miralbueno, Garrapinillos, Romareda, qu ias normales, puesto que son inviables a causa
Las Fuentes, Adulas, El Plano de las Fuentes, La Car- del escarpe de yesos que lo flanquea, por donde es
tuja y Miraflores. imposible conducirlas. Por ello se construyeron
norias como la que encargaron a Fanegas, ya que
OTRAS ACEQUIAS DEL EBRO las norias permiten aprovechar la corriente del río
Ju nto al Canal ln1perial han convivido otr·as ace- para elevar el agua hasta los campos sin necesidad
quias menos importantes, pero que también han de tomarla aguas arriba.
sido objeto de importantes esfuerzos para hacer A pesar de que no haya perdurado ninguna en
llegar el agua hast a los campos zaragozanos. En el Zaragoza y en el resto de la provincia apenas
término de la ciudad, además de aquella acequia sobrevivan sus potentes noriales, este ha sido hasta
de la A lmazara que se captaba por Alagón, se sabe la llegada de las motobombas eléctricas casi el
que hubo -al menos en el siglo XVI- otras único sistema para regar en la margen izquierda
dos acequias que partían desde el Ebro, med iante del Ebro; de ahí que de un total de 1 O grandes
norias, en A lfocea y las Fuentes. norias entre Zaragoza y Escatrón, sólo dos estaban
en la margen derecha del Ebro.
ACEQUIA DEL PLANO DE MIRANDA En 1592, cuatro décadas después de la noria
Se trata de una acequia documentada desde el de Fanegas, el maestro mayor de la Casa de la
siglo XV y de la que apenas se t ienen noticias, posi- Moneda de Aragón, que se llamaba Hernando
blemente porque las grandes riadas del Ebro hayan Tuxarón, autoriza al labrador de Jusli bol Lorenzo
acabado con los trabajos realizados para poner en Martínez para que pueda cob rar los derechos por
regadío este importante y fértil espacio lindante «la acequia que he hecho hacer en el Plano de
con el galacho de Juslibo l. Miranda».

FUN.QACIÓN
füANELO
TURRIANO
Acequias de Zaragoza en 1781,
antes de la llegada del Canal
Imperial (La base cartográfica
es un plano insertado en
«Agua, agricultura y sociedad»,
de Guillermo Pérez Sarrión).

FUNDACIÓN
192
füANELO
TURRIANO
EL HUERVA zona regable estaba plantada de viña y olivos, que
pueden sobrevivir sin agua, pero que también agra- Acequia de Santa Bárbara
ACEQUIA DE LAALMOTILLA O SANTA entre Valdespartera
decen una ayuda de cuando en cuando. y Garrapinillos (AHPZ - 035).
BÁRBARA
A li mentada desde el Canal Imperial, la acequ ia
En el siglo XVI, la acequia de la Almotilla nacía
de la Al motil la se ocupó de los riegos entre Valdes-
desde el Huerva en las inmediaciones del conven-
partera y Garrapinillos, pasando por Miralbueno.
to de Santa Fe (entre Cuarte y Cadrete) y poste-
Su principal derivación era la acequia de la Roma-
riormente lo ha hecho desde un azud en Cuarte,
reda, que a su vez se dividía en Alta y Baja o «del
quizá tras la llegada del Canal Imperial. Hasta
Boquerazo».
entonces era una de las más importantes de Zara-
goza, puesto que con ella se regaba una gran ACEQUIA DE LA ROMAREDA
extensión de tierras: tras discurrir junto al Huerva, Hasta la llegada del Canal Imperial era una acequia
se desviaba en Valdespartera para regar en Miral- independiente de la Almotilla, que nacía en un
bueno y finalizar en el Ebro -detrás de donde hoy azud situado un poco por encima de la fuente de
se encuentra la factoría de Pikolín- , después de la Junquera. A partir del siglo XIX partía desde el
haber accionado el molino de la Abeja. acueducto del Canal Imperial sobre el Huerva,
Las prirreras ordinaciones o estatutos de la para llevar una dirección paralela a Isabel la Cató-
A lmoti lla datan de 1580 y recogen unas minuciosas lica y continuar por Pedrn Cerbuna hasta entrar
normas para el reparto y uso del agua. por el campus de la Universidad, Tomás Bretón y
A partir del siglo XVII I, fueron las aguas del García Sánchez. Luego, cerca del cruce del Paseo
Canal Imperial, a través de la acequia de la Roma- de Calanda con Duquesa Villahermosa se bifurca-
reda, las que suplieron las siempre escasas del ba, continuando un ramal más o menos par-alelo a
Huerva, cumpliendo por fin con los sueños de agua la calle Delicias que en la plaza de Huesca se des-
abundante de los vecinos del término, aunque, al viaba y seguía por la ladera del Parque castillo
parecer; no tal como éstos esperaban: en las ordi- Palomar hacia Miralbueno, bifurcándose poco
naciones de 1662, 1669 y 1768 se expone la pre- antes de llegar al Portazgo, desde donde un ramal
tensión de unir esta acequia con la de Pinseque y continuaba por Miralbueno hacia Garrapinillos y el
así disponer de algo más de caudal, al menos en las otro se dirigía hasta el molino de la Abeja, detrás
riadas puntuales, puesto que prácticamente toda la de Pikolín.

FUN!YACIÓN
·füANELO
TURRIANO
El otro ramal que partía desde El Paseo de
Calanda con Duquesa Vill ahermosa, seguía más o
menos por el Camino de la Mosquetera y atrave-
sando las vías junto a la estación de l Portillo, pasa-
ba por la cal le Trovador y seguía por la actual Ave-
nida de Madrid hasta llegar al Paseo María Agustín,
discurriendo junto a los conventos de Santa Inés y
las Fecetas, entre los que había una sierra hidráu lica
y tras los que llegaba al lavadero de la Sierra del
agua. Luego atravesaba de nuevo el paseo y cruza-
ba junto al paso a nivel del apeadero de la Almaza-
ra hasta desembocar en la acequ ia de este mismo
término, llamada del Soto en sus últ imos metros.

ACEQUIA DE LAS ADULAS


El término de Alfaz comprende a los de Mozarrifar
y las Adu las, que hasta la llegada del Canal Im perial
ARRIBA. Plano de unos o livares
se regaban desde la acequia de Alfaz; esta acequia
regados con la acequia de la
Romareda a finales nacía aguas abajo de Cuarte, en tanto que las Adu-
del siglo XVIII (AHPZ - 034). las se tomaba desde e l Huerva por su margen
derecha en la fuente de la Junquera.
Acerca de esta acequia existen datos del siglo
Trazado de la acequia de
ABAJO. XVI, como una obra realizada en 1565 consistente
la Romareda sobre el casco
en la excavación de una mina, por Lázaro de Sala-
urbano actual.
zar; «estajero de la acequia del rey». Salazar debía
hacer una mina en el embocador de la acequ ia, de
la importante longitud de 100 varas (768 m) «de
la mesura y codo de Zaragoza». El com ienzo de la
mina se haría «en una peña viba y alta que esta
junto al dicho río de Guerva, en un cañarizo que
esta un poco mas abaxo de una fontecica [ . .. ] a la
parte del termino de Mozarifal», probablemente la
actual Fuente de la Junquera. Desde allí partiría, sal-
vando el meandro sobre el que está constru ida la
urbanización del mismo nombre: el bocal y la toma
de la acequia se situarían donde hoy está la e ntra-
da de la urbanización, bajo la cual puede que trans-
curra aún esta mina.
Su tamaño no era desdeñable: contaba con
unas dimensiones de 1O palmos de ancho ( 1,92 m)
por 12 de altura (2,30 m). Los ocho primeros pal-
mos subirían en vertical y paralelos, siendo los cua-
tro restantes «lamboreados hasta fenecer a modo
de portalada, y de aque l mesmo modo han de
seguir todas las cien baras hasta fenecer y caer
dentro de la acequia». En los tramos en que no

194 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
pudiesen hacer mina, debían realizar una cubierta Resulta difícil seguir el trazado actual de las ace-
también «lamboreada» para que no entrase tierra quias del casco urbano, puesto que hace medio Acequia del Alfaz y viaducto
del AVE.
dentro. Por todo el trabajo, Salazar recibiría 9.200, siglo que comenzaron a cubrirse. Así, el 14 de
que en efecto cobró en 1566. febrero de 1969 se aprobó el cubrimiento de la
Tras la llegada del Canal Imperial, la acequia del acequia de las Adulas entre Fernando de Anteque-
Alfaz finalizaba junto al acueducto sobre el Huerva ra y Sevilla, de San José entre Tenor Fleta y Lanera
y las Adulas nacía desde una almenara situada un Aragonesa y la de Antonar en José Pellicer y San-
poco por debajo. Desde ahí seguía por la margen cho Abarca.
izquierda del Huerva y al lado del paseo de Ruise- El 15 de mayo de 1968 la Comisión Permanen-
ñores hasta la fábrica de acumuladores Tudor, te del Ayuntamiento acordó cubrir la acequia de
desde donde continuaba por el Camino de las San José en el Camino de las Torres hasta Tenor
Torres hasta las cercanías de la calle Miguel Servet, Fleta, finalizando las obras a mediados de marzo de
en la calle Concepción, donde desde la acequia de 1969.
las Adulas partía la acequia mayor de las Fuentes, En 1970 se cubrían las acequias que pasaban
en tanto que ésta seguía de frente para alimentar por María Mol iner (entonces Millán Astray) Arzo-
los lavaderos de la margen derecha del Huerva y bispo Domenech, Camino de las Torres y Camino
posiblemente los de la margen izquierda, puesto del Puente Virrey. Estando prevista a continuación
que, aproximadamente en el lugar donde estuvo el las de la Vía de San Fernando.
puente de San José, había un pequeño acueducto
que atravesaba el río para llevar el agua hasta la ACEQUIA DE LAS FUENTES
fábrica de regal iz Tur y posiblemente el lavadero de Las acequias zaragozanas de finales del siglo XIX
«La Higiénica». eran prácticamente las mismas que en el XVI; y

FUNrjlACIÓN
'JUANELO
TURRIANO
1 - - - - - - ' · . : ' " ' ' _:_:_
....._.. -
..... . .. ,,.,¡,¡,., ..... _ _
..... , ...... "
.. . .. , ..... _,, ....... 1
Fanegas se hizo cargo de la obra, y para ello
'"'"(~U•OJ
O 1t '-Q ...
debía hacer junto al tejar de Aguilar, al lado del
. ...... ......., . ...,,,, .. ,. 1 . . . . . . . . ...... ._

Ebro, «un ingenio, si quiere ed ificio, y poner sus


;
'~" O V• • lo'J l • f. ' '""'ll•n o 11'
anorias [ .. .] para effecto de sacar de dicho rio de
Hebra una muela continua [de agua], antes mas
que menos. La cual muela ha de quedar puesta en
la acequia de dicho.s terminas continuamente dis-
curriente dia y noche[ ... ], lo qual ha de hazer a su
costa, danyo, pe ligro y expensas» (recordemos que
una muela de agua son 260 1/seg).
La obra debía estar acabada para e l primero de
octubre de 1557; y si, por crecidas del río, vejez o
cualquier otro motivo, se estropease o no llegara a
dar la muela continua de agua, Fanegas, sus hijos o
el que tuviese los derechos tendrían que repararlo
a sus expensas.
Al igual que la obra anterior, es muy posible que
no pasara mucho tiempo sin que e l Ebro la desba-
ratase; en 1590, los procuradores del término de
las Fuentes pidieron li cencia al Concejo para edifi-
car un azud (medio azud, realmente) entre la mar-
éstas a su vez se habían ampliado muy poco desde
Últimas acequias urbanas en el X II I o X IV. La gran diferencia estaba en el origen gen derecha del Ebro y la quinta y sexta arcadas
1930 (AMZ 226 003).
del agua que las nutría, que a partir de comienzos del puente de madera. Los regantes tenían serios
del siglo XVIII pasó a ser el Ebro a través del Canal problemas en verano a causa del estiaje del Huer-
va, por cuyo motivo « han hallado un artifice que
Imperial.
En 1471 ya existían las acequias de las Fuentes con el salario que con el han concertado se offre-
y Cantalobos, que se abastecían de agua del Huer- ce de dar del río de Ebro todo e l agua que dichos
va. En 1472 se había hecho una nueva acequia términos habran menester para regar sus hereda-
mediante un azud, situado por debajo de la Puerta des, hiziendo un azut en el dicho río de Ebro, que
Quemada, justo bajo e l puente. Un siglo más tarde , ha de comenzar y tener su principio entre la quin-
en 1547, este azud y su toma se rompieron, siendo ta y sexta arcada de dicha puente, y assi de punto
reparados por el morisco Alío Juan Buen Año. ha de discurrir y baxar travesando la Guerba ata la
Hasta la llegada del Canal Imperial, el término punta del Tamarigal, y de alli ha de entrar en la ace-
de las Fuentes ha tenido serios problemas para . quia que dizen de los Locos».
regar sus tierras en verano, puesto que el Huerva Tampoco parece muy probable que esta ace-
llegaba exhausto a Zaragoza. Por ello, durante e l quia durase mucho, puesto que debía discurrir
siglo XVI decidieron elevar agua desde el Ebro. demasiado cercana al río. Por e ll o, se ideó un siste-
Entonces, e l único método era la construcción de ma tan frágil como los anteriores pero más barato
norias de corriente, que fue lo que se concertó de construir y mantener: se trataba de un acue-
con el maestro de cantería Sebastián Martínez, ducto que recogía el agua sobrante de la acequ ia
aunque la obra no llegó a buen puerto: en el con- del Rabal, aguas abajo del molino de las Armas, y
trato con Jaime Fanegas de agosto de 1566 se atravesaba el Ebro mediante un acueducto de
hace constar que había en ese lugar una obra madera.
hecha por este maestro, pero que resultó «ser Acerca de esta acequia y del acueducto se tie-
inútil y no haber cumplido con lo que ofreció a los nen noticias indirectas en 1752, por un intento de
dichos términos». construir un molino en la acequia del Rabal, más

196 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
abajo del molino de las Armas, que debería em-
plear las aguas que dejaba el anterior sin causar
perjuicio a los regantes que usaban las aguas des-
pués. Se prohibió al nuevo molinero tener campos
a su nombre, ya que el molino podía servir de pre-
texto para aumentar el agua; y se consideró justo
extender la prohibición a los molineros de las
Armas y del Pil ón.
Los del Arrabal no encontraron inconveniente,
pero no sucedió lo mismo con los de las Fuentes,
ya que tras el molino pasaba la acequia que les lle-
vaba el agua a ellos atravesando el Ebro. Éstos se
opusieron a la construcción del molino argumen-
tando que, como el de las Armas era de cubo,
habría momentos en que el nuevo no tendría agua
suficiente y por ello haría uso de las suyas, perjudi-
cando así a las Fuentes. Acerca de este acueducto
informa Ignacio de Asso y también puede verse en
la Visto de lo ciudad de Zarogozo por el septentrion,
dibujada por Casanova en 1769.
A partir de la llegada del Canal Imperial, la ace-
quia Mayor de las Fuentes se derivaba desde la ARRIBA Restos de azud o muro
acequia de las Adu las, en el Camino de las Torres de contención del H uerva
entre los puentes de San
frente a la calle Concepción, siguiendo por Com- Miguel y Jorge Cocí.
prom iso de Caspe para regar la superficie com-
Trazado de la acequia de las
prendida entre los ríos Ebro y Huerva.
fuentes sobre un plano de
El crecimiento de la ciudad y la sal ida de indus- 1892.
trias a las afueras hizo que poco a poco se fuera
Azud situado frente a los edifi-
cubriendo, hasta que se completó su tramo urbano
dos de Endesa y la calle Salva-
en abril de 1959. dor de Madariaga.

FUND~CIÓN
füANELO
TURRIANO
EL GÁLLEGO
Las aguas del Gállego han sido empleadas para
el riego al menos desde hace mi l años, especial-
mente las de su curso bajo, a las afueras de Zara-
goza, donde riega en torno a 17.000 ha. Los ante-
cedentes de los riegos del bajo y medio Gállego
muy probablemente se remonten a época romana
(seguro en el caso de la acequia del Rabal).
La zona más apta para el cultivo era la del curso
bajo, pero también era el tramo más escaso de agua
en los prolongados estiajes del río, dado que las ace-
quias de aguas arriba agotaban los precarios caudales.
Tampoco hay que olvidar que las riadas de los
ríos Gállego y Cinca han sido las más dañinas para
la agricultura y e l transporte; Zaragoza no contó
con un puente estable sobre el Gállego, y por lo
tanto no estuvo comun icada permanentemente
con Cataluña y Europa, hasta el año 1839.
A propósito de sus frecuentes y fuertes riadas
ARRIBA Embalse de la Peña. se decía en 159 1: « Es río muy grand e, continuo, y
que de ord inario lleva grande abundancia de agua
ABAJO. Estrecho
de La Gorgocha, y va muy sobre la tierra, furioso, rápido y no hondo
que se cerró con la presa ni con albeo, canal ni corriente cierto y seguro y así
de la Peña.
con sus avenidas y crecidas que tiene muy ord ina-
Montaje del pu ente
del ferrocarril.
rias, muchas y diversas veces se sale de madre y
muda su alveo, canal y corriente, haciendo males
muy grandes y notables».
Por ello, además del beneficio para la agricu ltu-
ra, la construcción de un embalse que regulase el
Gállego y pudiera evita1· en lo posible sus riadas,
era un objetivo perseguido por los regantes de la
cuenca, y más esperado cuanto más aguas abajo se
encontraban sus captaciones, especialmente por
los regantes de las acequias de Urdán y Rabal, que
eran los últimos usuarios.
Con e l fin de contar con un sumi nistro seguro
st:mE A.· 15. PANTANO DE LA PEAA
MOHTAJE OE UN PUENTE DE 180 MTS. LARGO
para e l verano, se iniciaron las gestiones para la
Y 10 MTS. ALTO, PARA EL FUIROCARRIL
regulación del Gállego por parte de los sind icatos
más perjudicados por los estiajes, que tamb ién
eran los que podían obtener mayor valor añadido
a sus cosechas, por encontrarse más cerca de
Zaragoza. Los regantes .del Rabal y Urdán fueron
los impulsores y primeros que aportaron dinero
para la construcción de un embalse en la cerrada
por la que e l Gáll ego atraviesa el Prepirineo, e ntre
las sierras de Loarre y Santo Domingo.

198 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
El Plan General de Obras Públicas de 1899 ya ra hicieron accesible el valle, permitiendo la llegada
incluyó la construcción del pantano de La Peña, de los medios mecánicos y las grandes cantidades Azud de Camarera.

situado entre los términos de La Peña y Triste, en de cemento necesarias para la obra.
Huesca, cuyo proyecto fue redactado por Antonio En su época, el pantano de La Peña fue todo un
Lasierra y José M.ª Royo, aprobándose en 1900. ejemplo de innovación, comenzando por el original
Los regantes crearon una comisión (presidida sistema de ataguías, ya citado, que llegó a ser cues-
por Jorge Jordana de Pozas) para impulsar la cons- tionado por los contratistas, e incluso el Consejo
trucción del embalse, consiguiendo finalmente que de Obras Públicas y la Dirección General se atu-
un R. D. de 15 de octubre de 1903 autorizase el vieron al dictamen del inspector; Sr. López Navarro
comienzo de las obras. Inmediatamente después, el (director y constructor del Puerto de Manila), cuya
13 de noviembre de 1903, los regantes se constitu- idiosincrasia en lo relativo a innovaciones se resu-
yeron en Sindicato de Riegos. mía en su conocida frase: «En las obras públicas,
Pocos años antes, el reputado ingeniero don pocas mecánicas».
Ramón García había dicho que la construcción de Las obras fueron entregadas al Sindicato el 22
una presa en el lugar proyectado era impracticable; de diciembre de 1923 y su coste total ascendió
y realmente era cierto. La cimentación de la presa a 8.171 .403 pta, de las que se deducirían las
habría resultado imposible pocos años atrás, y úni- 329.716 en que se valoraban los materiales
camente los avances en la maquinaria y la técnica sobrantes que fueron reutilizados en otras obras
de obras públicas permitieron la realización de tra- del Estado.
bajos como la hinca de ataguías a una profundidad
de hasta 16 m. Se empleaban, además, máquinas ACEQUIA DE CANDECLAUS O CAMARERA
que funcionaban con electricidad, por lo cual el Discurre por la margen izquierda del Gállego, a
suministro por las centrales existentes resultó vital. la izquierda de la acequia de Urdán, porVillamayor
También el tendido, por aquel entonces, de la hasta La Puebla de Alfindén, regando los términos
línea del ferrocarril y la construcción de la carrete- de Mamblas, Malpica y El Saso.

FUND~CIÓN
JUANELO
TURRIANO
No se sabe a ciencia cierta si ya existía en
época musulmana (lo que es muy probable) o es
de construcción posterior; según la tradición, debe
su fundación y nombre a un camarero real que en
1263 la creó para el riego de los términos de
Zuera, San Mateo y Peñaflor. No parece muy vero-
sím il la historia, puesto que al menos durante los
siglos XV y XVI era conocida como acequia Mayor
o de Candec\aus; Camarera es únicamente el nom-
bre de la partida donde se sitúa el azud.
Parece ser que, en un principio, regaba sólo los
términos de Zuera, San Mateo y Peñaflor; a los que
en 1406 se añadieron Jos de Vi \l amayor y Mamblas,
probablemente ampliando su capacidad y prolon-
gando su zona regable desde el partidor conocido
como «El Cuchillo», donde se divide en dos ace-
quias con los mismos nombres de las zonas que
riegan,Villamayor y Mamblas.
En 1772 una riada destruyó el azud, pero en
1787 aún no se había reconstruido debido a las
malas relaciones entre los términos regados, que no
se ponían de acuerdo acerca de construir uno
nuevo o reparar el viejo, aunque al parecer no era
posible debido a su lamentable estado. Para su reali-
zación, y dados los buenos resu ltados que había
tenido en el Canal Imperial la figura del «protector»,
se sol icitó al rey Carlos IV que nombrase uno, sien-
do elegido para el cargo Sancho de Ll anas al año
siguiente.
El proyecto del azud fue r-edactado poi- el arqui-
tecto Fernando Martínez, visitador de las obras del
Canal Imperial, finalizándolo en 1788. Los trabajos de
construcción comenzaron en julio de 1789 y termi-
. naron el 22 de noviembre de 1790. Este nuevo azud
Acequias de Tallabas
y Hormigas en 1819
de Camarera cuenta con una longitud de 321,85
(AHPZ - 036). metros, por 1 6 de ancho y 4,50 de profundidad.
Tras terminar el azud y las compuertas de
toma, cuatro años después se acometió un plan
general de mejora y conservación del azud y la
acequia.
Los gastos fueron cuantiosos (40.000 libras),
por cuyo motivo los propietarios, además de pagar
unas fortísimas alfardas, estaban tremendamente
endeudados, de modo que decidieron que Ja única
solución era ampliar la superficie regable, para así
contar con nuevos contribuyentes. De este modo,

200 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
-<111 Abrevadero en una
pronunciada curva de la
acequia de Camarera.

entre 1797 y 1818 se repartieron 240 ha a un En el término de Zuera, la acequia atraviesa la


total de 80 personas en 9 1 suertes, con una media carretera N-123 (Zaragoza-Huesca) en el Pk 26,7,
de 2 ha por suerte, excepto un yermo de 84 ha y más adelante la vía férrea Zaragoza-Barcelona.
que fue otorgado a Vicente Goser y Casellas. Las Acto seguido se encuentran los primeros «tobos»
recién incorporadas áreas de regadío se localizaban u «ojos de agua viva», curiosas prerrogativas que
en las partidas de Tierras Nuevas y Malpica Baja. se remontan al origen de la acequia y que han
dado lugar a numerosos conflictos. En Zuera exis-
Descripción ten dos: el Tobo Altero y el Tobo del Palomar; y en
Esta acequia toma sus aguas mediante un azud San Mateo dos más, uno de los cuales, llamado
sobre el Gállego, situado frente a la población de Canal de Lizano, es el más importante de la ace-
Ontinar del Salz, del que parte también la acequia quia; el último se encuentra en Peñaflor.
de Candevania, que discurre por la margen dere- La acequia de Camarera atraviesa longitudinal-
cha del río. mente la población de San Mateo, a la que confiere
El azud original era de estacada y escollera, un aspecto muy particular. Hubo sobre la acequia
pero en el siglo XVIII se reconstruyó de fábrica, dos 1-r1olinos harineros y un n1a1-tinete de cobre. En
fisonomía con la que ha llegado hasta nosotros, el solar de uno de estos molinos, que databa de
aunque actualmente el único material visible es el 1505, se instaló la central eléctrica de la sociedad
hormigón, puesto que constantemente se ha ido Nicolás-Gracia, inaugurada el 2 de diciembre de
reparando y mejorando, especialmente en su mar- 1900; aprovechaba un salto de la acequia de 5 m de
gen izquierda, donde se encuentra la toma. altura, que con un caudal de 4 m 3/s proporcionaba
Esta acequ ia presenta la particularidad de que 200 CV El alternador y la turbina fueron bautizados
su cajero es mucho más ancho que alto, en una con los nombres de M.ª del Carmen yVirginia, res-
proporción que resulta rara de encontrar en otras pectivamente. En el momento de su inauguración se
acequias de riego. Está revestida en algunos tra- encendió el alumbrado de San Mateo, al que segui-
mos, pero en su mayor parte discurre en tierra. rían los de Zuera,Villanueva, Peñaflor yVi llamayor.
Tiene algunas obras singulares en su trazado, Poco antes de llegar a Peñaflor; entre los kiló-
entre las que destacan el túnel o mina de La Mine- metros 20 y 2 1, está el salto de «La Montañanesa»,
ta y dos acueductos: uno es llamado Las Canales, y antigua central hidroeléctrica en desuso. Después,
está tendido sobre el barranco de la Violada; el tras su paso por el pago de «El Regado», la acequia
otro es el Alcabón, situado sobre el barranco de de Camarera se bifurca, partiendo por la derecha
Leciñena, a las afueras de San Mateo. la acequia de Mamblas -que riega las tierras de

FUNQACIÓN
füANELO
TURRIANO
Plano del Gállego desde ...
el Soto de Cogullada hasta ·1
el puente, donde puede 1
apreciarse el curso
divagante del río
y los esfue rzos para
r. -
p ..

p ; ,. .
.·.
..... ='· • • p

. ' .· _:--· : ......


mantenerlo en su lugar " .. _...~

(AHPZ - 027).


l¡- )

.f 7nno "lcjfj1rjico .911<' 11in11iJil'J'ft1 ..¡ cur.JU y mn~;' C>e! Jl10 §fi!Jreo
_ t

;¡,,;\: ,¡d.to ·¡¡, ~gu{fad• lia-1,1 ;l Jlrmte ~ tl(n'J<m ,111duJ11" f';f'º 'hívfi.
I 1 I ]

·
1 lo.1 Clmw..!J plautammrJ hulia.1 /X'' la. ufám1m.1trm:10n rutlar· "'ªf1' r1m
C:...'\ltmu:tV 'le! _1?,1~. · Ía.r
i:trm.¡ t:.u cuff,'IJ(I ,; la..r on'/li.1.r '?el 11u~wo, yaluu~uu
,,.. ,:J . J .. \,. )
~ JUJ ?11mu.r. /,~ 111111/i/nf tWJ 11tdlrJrml y ar6tyh..v .!f .ll" tUc.r, !/ !.v t1WttJi
f'" 'Mn~~ /111 c.Jm~,, d .R1v J C.Jrrc m .111.1 crrt1li1tu
. (> • '
l .-uf/1mmm ..

2c...,?... ~t .
, t ...... 11 P....~ ; GJ.-9,,.P
.1 .AÍ-u" 1
J .Awru ~ ~. ,..,,,,_
e~..~:.Y.v /,,../...., r,i. .#..,:.¿,.....:.. r" u.rn.- "..q!.
? t ..-w .('h.;>/~ ...;,,_
Jr.,..~... t·-':1'°7 ~. ;,,•• ~~ •..tuS ,._ .. ,,t .w...r ~
c. .... ......., .............
//'l......~<1 kd.~ r· ~ .!f..;.;,,.,:,...
Jl....¡J,,,
J:1Jt-/.1..,,1.fñ.v 1'Uh')..,.:\, ,..,.,,.,,,,..(.} .. ,J.,,,,.r;:
1' c......·- ~ JI,,.~~
.u a....-.,.,~...-
JJ ,e,.:..., ,.v.;....~.~ .. ¡,,., •.,; t:¡ •T.ri-.J-~J 'JI .7.~·rtr..

. .z:~~.<t ..11:,.··'1 JJ.:€-S..···;,,,.. •//.d....


'
¡/ ,
t· t Ul<IJIC.' J.ta ..<
h
/'.ue.rf¡•.n v,,1 .Pla11. •
1111
. e" "l''; ;..1 ..:.,.:,.1 :r.~ .. :.;1,,J,,
1>
,,
'Ir.'""~
A . C:·~-'" .i.... ,t-/., f-':'"'~~ ~ .l1u1.:. .1"' :?,.•.ti ...• d.~ u.~•"',f'<fA~r.u11..•
rl.l'la,.. ..1:::~ru1-· '"
;#fluT ,,,,/.:1..~ ;\o/,,_,/¡,,,...,, ";t/ 111"'"" ... JS~; !.., t.o-:•V , .... ~. f,, ,f},,.,.,..,,,-,,,n;w.. J,,,,.;A k.L t¿,,.,__.) '" r/
la f""'' .ntf.'"'' A"..-111.. Jt-I"' """"' f~
'=M,, "'"*·.J '" J1.[,, nuh :::1,:..-. tiht ~_,·r' '""'T'll.:.
.-wt,,f.:.
r "=" ?.i 11 ...1:-. ,,,,.,~..'k. ~•• ~ ti r.1;"~0,.,, •·ll •""' .i:r ¿.1r,... .'( B C.. ,.,'u/Juz l- S. ~""""' ..!r-u ..e ka,f..
1 ;...J•• '" ¡,. '"":!~"ur""" ?.- dJ,.,,,') "' ("'~ S /,. :;,.,/,ttts. C z.,,,,.., .f"' A;."\· -;;,/w ,..;.. ~ ¡,,. ,,,.;.,,.,.. ~·wrl
'')"i:"t' ~ ,s• $/~~Ja//'""-~"!f. ""', f.11/k.n J,,.,'J..,.;').M D JtY.., 1...z· /,,..f•mA'-' ti ~.i "'-'~ l'.t. "'~ ,"'"' .~.
¡,. ¡.."" ti to;'""· .,.. ·u"'"'~'. "'""""'·'" ......... ..&... r.w . E c• ..,.,,!'
r-....,i. A..~.. ..i.;¡ ... ,.. ,"':~.;u~ .t. .
,., ,. r, ,,. u/""/'"'"' ?tfll,.. ."~ ~_,,,..., """":' ,/..(..,~.,... a.. :Ht"'"'"- f'. r.,~,,... i,ct.-f'Jr/}1,,. ~c.. t<r1
a,..¡¡,....., '"""".........,,,...,,..""" ,'-·>fo_,.,,.¡,... ,.,._,. J"' ~ lk~ ÑÑ=~ ..... ""'; 5....,.. Jr!l~rJfl'f"., i
!..
& 1"~" ,.....~9.. ....,. ,~flJ.:> .,,,.J. G }!•..JI. 1- ~.r_..... }, ,./JI~ .; -r••~ # ~ 1,,,,_ 'H !*. J.,..,,
ut....Í r f''"~-' !t. ,c.?t... J c...... 1""" .... rl . ;v •nff•.-O • •JI~ ¡,,.J.-¡,f,.m ,.., ¡,. ..,...,¡¡,. -.......z. ...... ,,( ....
4

...,,, JJ. !'; 1.. JU y ,..,,.,,,.¡.. ,¡ ;;~ ,; r


1w "':,_,..._..,.. JW' ":'":'"" L oH,,., k e,,,.,..,.., 1..... .-·:rr"rn...,., ,,..
·: . ;·~.: ::...: :;~~r:::::;~.:;.tñhr:!k~~:M~;r':::::.· ;;¡:~:~:~r"t::::~.~:: ,::::¡
.-r

; :........ ?t ¡,, ......, .....·,,. a, d-J r• 1!-f?1:1.. .,,.t. /., ,,,.....;.- J\. "'""" 9u• JJI .(,,..ef~,,I*' ,~ ri ;,-,. 4' J.,11-i
;,, ..,.. .,,,. , """' "" M Ji . ..i1;~ ,,, · ~ :•" l,. ~ .."""'': ..,,...,.,(.. ,,~·- ,.,, ...,_1,,-..., ~. ,1...... ~1•..t. N e,...,.. 1
,,. . ,.. ,,,1.... r!J'•D'*~ ,.. ,r...... "'":"- ,w.... . ""'..:'... :r~ "' :n.• .n: a-....... 'J:I .llu ..1s. i:< ........: ..,, ..... ;i..... º
«~ 1.., f'¡ ';""'"" f ·" .,...'~..,,_,,... "'.r".r...,,,,,-:..•r.f"'$J~'..,. ~'"{._...... .z., _~t~
,:,r,,,,. ,;¡),ttu'na.t .r. ,,,,,,,.r.n1 ..r/.1r ,¡_,,.,_.,. rn.$,,rr•··t~f:lq ¡utrfq}f{.;;,,2.,. ;r. !.:....

202
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
Montañana y Santa Isabel- y por- la izqu ierda la de ACEQUIA D E URDÁN
Villamayor, desde la que se derivan las acequias de Esta acequia nace en un azud situado junto a la Azud de Urdán.
la Alberca, Enebro, Fafonda, Saso, Sasillo, Pard ina, cartuja de Au la Dei y riega el terreno que se
Balsa del Molino, Mamblas y otras menores. Ti em- extiende entre la acequia y la margen izquierda del
po atrás, la de Mamblas era la principal y más cau- Gállego. Su térm ino comprende el de Urdán más
dalosa, pero el crecimiento urbano y las parcelacio- la Virreina y Jarandín, para cuyo riego cuenta con
nes han disminuido la superficie que regaba, lo que seis hijuelas: Cenia Alta, Cenia Baja, Hormigas,
ha provocado el crecimiento de la de Vil lamayor. Rimel, Foz 1 y Foz 2. Además, con sus aguas se
accionaba la fábrica de papel de La Montañanesa, la
Caracte ríst icas
fábrica de Villarroya y Castel lano y el molino del
Las acequias de Camarera,Villamayor y Mamblas rie- Mosnillo.
gan una superficie de 4.5 13 ha con un caudal de 4,4 El origen de la acequia de Urdán se remonta
m 3/s, que se reparten de la siguiente forma: como poco al medievo. Los datos más antiguos los
474 1/s al término de Zuera para el riego de 435 ha; aporta M.ª Isabel Falcón, y por ellos se sabe que en
4 36 l/s al de San Mateo para regar 454 ha; el térmi- 1321 una riada destruyó el azud. Posteriormente,
no de Peñatlor emplea 800 l/s para el riego de en 1469 de nuevo estaba «malparada».
833 ha; en Villamayor se riegan 1.593 ha y en Mam- En 1560,Artal de A lagón, Conde de Sástago, era
blas 1. 198, con un caudal conjunto de 2.690 l/s. el propietario de la acequia, pero tenía problemas
A l no estar revestida más que en un pequeño con los «herederos» del término, ya que al parecer
porcentaje, la acequia presenta elevadas pérdidas, había descuidado el mantenimiento de la acequia y
por lo que realmente el caudal captado en su toma su azud, y los herederos habían tenido que hacerlo
es de 6,7 m 3/s. a su costa, negándose por ello a pagar alfardas.

FUNli).ACIÓN
füANELO
TURRIANO
No es una acequia con grandes historias, ni falta
que le hace. Las acequias han sido a lo largo de los
siglos las arterias de la tierra de Zaragoza, y ya se
sabe, de las arterias y las venas cuanto menos se
hable, mejor. Al igual que e l cuerpo humano, tam-
bién hay que cuidar las arterias de agua de la tierra
y mantenerlas limpias; precisamente ese ha sido y
es uno de los grandes problemas de las acequ ias y
el que más documentación ha generado a lo largo
del tiempo.
Por otra parte, si las acequias son las arterias
de la tierra, su corazón serían los azudes, cuya
rotura -aún no siendo mortal- provocaba gran-
des gastos y graves quebrantos en la zona que
abastecían .
Cuanto más largas son las acequias, más com-
plicado es su control, puesto que su limpieza y
mantenimiento precisa de una sólida organización
que se ocupe de ello y de unas normas o estatu-
tos que sean respetadas. La mayor parte de los
problemas relacionados con las acequias se refiere
Acequ ia de Urdán a su paso LONGITUD 27,7 km
por Montañana.
a su falta de limpieza, tal como puede verse en
LONGITUD EN TÉRMINO DE ZUERA 11 ,8 km
1648, cuando los usuarios de l térm ino de Jarandín
LONGITUD EN T. M. DE SAN MATEO 7,7 km (que eran quienes debían de ocuparse de limpiar-
LONGITUD EN T. M. DE PEÑAFLOR 8,6 km la y escombrarla, conservando e l trozo que pasaba
LONGITUD DELAZUD 321 m por allí, así como e l puente del cam ino Real de
16 m
Villamayor). En la primavera del año 1648, «faltan-
ANCHO DELAZUD
do a la o bligación, no li mp iaron ni escombraron la
ALTURA DELAZUD 4,5 m
acequia mientras pasa por la frontera de Jarandín
SECCIÓN MÁS COMÚN Trapezoidal
ni el puente en el tiempo ni de la forma y manera
ANCHURA MEDIA 3,5 m que ten ian obligación y por ni haberla limpiado y
CAPACIDAD EN CABECERA 6,7 m'/s escombrado se rompio la acequia que rebento en
SUPERFICIE REGABLE EN ZUERA 435 ha la frontera de dicho termino de Jarandin y por
SUPERFICIE REGABLE EN SAN MATEO 454 ha . dicha qu iebra y rotura ha cerrado el discurso de l
833 ha
agua en mucho daño de los herederos y regantes
SUPERFICIE REGABLE EN PEÑAFLOR
de a acequia».
SUPERFICIE REGABLE CON LA
1.593 ha
Otro problema era el de la sobrecarga de las
ACEQUIA DEVILLAMAYOR
acequias por riada o temporales de lluvia, que en
SUPERFICIE REGABLE CON LA
1.198 ha
un caso las desbordaban y en el otro las deb ilita-
ACEQUIA DE MAMBLAS
ban favorec iendo su rotura al empapar los taludes
o ribazos.
Otra noticia de 1567 nos informa de la realiza- Las acequias han sido fundamentales para de
ción de diversas obras en el azud y casa del azute- desarro ll o y la vida cotidiana de una ciudad como
ro de Urdán, por Bartolomé de Peñaranda. En Zaragoza, por lo cual el Real Acuerdo se ocupó de
1574 se produjo el desbordam iento de la acequ ia que se mantuviesen operativas, independient emen-
de Urdán en Aula Dei, lo que provocó un pleito. te de su organización interna.

204 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
El Real Acuerdo fij aba vis itar la acequia cada
año antes de echar e l agua, para comprobar si se
encontraba limpia y escombrada. Por ejemplo, en la
visita del 1 1 de febrero de 1830, se observaron las
siguientes anomalías:
Había agua en la acequia por lo que no pudie-
ron andar por e lla, luego determinaron que e l agua
venía por e l brazal de la Cocina y e l Pozo de las
Peñetas desde la acequ ia de Camarera.
Había dos o lmos a 200 pasos que amenazaban
caerse, por lo que deciden talarlos y también reba-
jar las tajaderas de la mina.
Más adelante hallaron una filtración frente al
campo llamado del Soto, que el puente de las
Yeguas tenía e l suelo alto, al igual que la bocamina
de la canal de la Torre de los Ajos.
Por entonces, e l agua que recibía Jarandín era
med ida mediante unos módulos conocidos co mo
«los Ojos» existiendo uno grande y otro pequeño,
de los que decían desconocer su diámetro.
jarandín la hallaron mal escombrada, especial-
gen romano que ha sufrido numerosas ampliacio-
mente frente a la parroquia de Montañana, llegan-
nes y modificaciones, sobre todo en sus tramos de Acequia de l Rabal a su paso
do en e l primer día de inspección hasta el puente
origen y fin al. Las del comienzo se explican por las por San Juan de Mozarrifar.
del Gál lego.
Al día siguie nte comenzaron la visita desde el sucesivas riadas qu e se han dado y tras las que se
llamado puente de Barcelona, bajo el que pasaba la tuvo que reconst ruir o se cambió de lugar su
acequia por dicha carretera, tras e l cual estaba e l toma. También fue amp li ada su capacidad en el
«ojo» de la acequia de las Horm igas, del que tam- siglo XVI y se construyó un nuevo azud.
poco conocían sus dimensiones. Esta acequia ha tenido, al menos, cinco tomas
La acequia de la Virreina también estaba mal con sus correspondientes azudes. La más alejada
escombrada y só lo tenía 9 palmos de anch ura, estaba ligeramente por encima del puente que
cuando debía tene r 12. actualmente atraviesa el Gállego cerca de San
Luego seguía e l escorredero de la Acen ia, el Mateo, y del que han perdurado hasta hace poco
brazal de la Plancha, e l Lugarico -Cerdán (que esta- las estacas. Suponemos que este azud y tramo de
ba mal escombrado), e l Ojo de Pastriz, que tenía acequia fueron los realizados en e l siglo XVIII a
«tres bujeros ll amados muesclas», dos de tres causa de la rotura de los anteriores. La acequia en
dedos y uno de dos. este lugar discurre _en buena parte bajo tierra y
Así siguieron por Pastriz, la Puebla, etc. hasta finaliza en un túnel que pasa por debajo de la casa
finalizar e l trazado de la acequia, tras e l cual se del azutero y desemboca unos 1O m aguas abajo
ordenaba realizar los reparos por qu ienes corres- de la toma actual. Posiblemente no llegó a funcio-
pondiese. nar mucho tiempo.
El segundo azud es e l que hoy alimenta la
ACEQUIA DEL RABAL acequia, y como t odos los demás ha sido recons-
La zona regada con la acequia del Rabal, com pren- truido y reparado en muchas ocasiones. Proba-
de los términos de Rabal, Cascajo, Pasaderas y las blemente de origen romano, sería e l utilizado para
Navas. Esta acequia es una obra de probable ori- abastecer de agua potable a Cesorougusto.

FUNQ5\CIÓN
JUANELO
TURRIANO
Aguas abajo se encuentran restos del tercer
ARRIBA. Azud del Rabal. azud, en la margen derecha del río y del que sólo
quedan vestigios del muro de contención que
ABAJO. Restos de antiguos
azudes y tomas de la acequia parecen acabar en una mina.
del Rabal aguas abajo Unos cientos de metros más abajo encontra-
del actual.
mos los restos del cuarto azud, constituidos por
una «U» de si ll ares calizos en su exterior fijados
sobre una base de hormigón de mortero de cal,
posiblemente obra del cantero Sebastián Martínez
en la primera mitad del siglo XVI. Por último, unos
20 m después tenemos la boca de una mina que
conducía el agua hasta la acequia desde un quinto
azud del que no queda ningún vestigio.
El 14 de septiembre de 1553, tras ser reparada
una de las frecuentes roturas de la acequia o el
azud, se celebra un capítulo o reunión de propieta-
rios en que se aprueban los estatutos del término
del Rabal. En ellas se expresan las interesantes nor-
mas de funcionamiento .de una· de las más impor-
tantes acequias de Zaragoza.
En junio de 1567 el Concejo zaragozano
encarga a juan de Novallas el trabajo de vis itar,
«repretar» el azud y <<trabajar en la mina que ha

FUNDACIÓN
206
füANELO
TURRIANO
<111 Una de las antiguas torres
que se repartían por todo
el término de Zaragoza.

de servir de almenara». No parece que surtieran dicta sentencia contra Martín de Guinea, conde-
mucho efecto esos trabajos, puesto que a finales nándole a arreglarla; éste reclama alegando que no
de julio algunos representantes del Concejo visitan estaba obligado a volver el río a su alveo en el caso
el azud de la acequia del Rabal porque ésta ape- de que cambiara su curso durante una crecida,
nas llevaba agua. En 1573, a raíz de haber sido par- como era el caso que había ocurrido. En la senten-
cialmente destruido el azud por una riada, se cia se hace mención a detal les como que el azud
encargan a Guillén Bertox unas importantes obras no se había construido en el tiempo más propicio,
de ampliación. En febrero de ese mismo año, el puesto que el río bajaba muy crecido, lo que ade-
mercader Martín de Guinea alquila la acequia del más ocasionó mucho más gasto. En agosto de
Rabal, a cambio de lo cual debe ocuparse de 1580, posiblemente reconstruido ya el azud, se
«hazer y ed ificar el azut y cequia que se ha de nombra otro azutero para la acequ ia del Rabal lla-
hazer de presente para dar agua al dicho termino mado Sebastián de la Villa.
por haberse llevado el río el ai;:ute que habia»; por También se conservan noticias de interés para
ello «arriendan y dan al dicho Martín de Guinea el conocer su funcionam iento habitual, como son las
edificio hechura y conserbac ión del dicho ai;:ut y capitu laciones para su limpieza de febrero de
cequ ia para si y sus herederos y sucesores». La 1585, establecidas entre los procuradores del T ér-
acequia debía llevar 1 O muelas de agua continuas; mino del Rabal y Antón de Exea, en virtud de las
si no había suficiente caudal en el Gállego, haría cuales éste tenía que limpiar la acequia del Rabal
entrar en la acequia «de seis partes cinco de agua junto a sus hijuelas de Juslibol, Cogullada y Cor-
que dicho río trayere». bera.
En octubre o noviembre de 1578, una gran cre- A finales de noviembre de 1959 se aco1-dó el
PÁGINA SIGUIENTE. Esclusas
cida del Gállego se llevó parte del azud al ensan- cubrimiento de la acequia del Rabal junto a la
de San Carlos
charse el cauce del río. En diciembre de 1578 se carretera de Huesca. (Archivo Coyne AHPZ).

FUNIM.CIÓN
JUANELO
TURRIANO
os MAYORES RÍOS de la cuenca no ser así, las penas en que incurrían, y a las que
del Ebro se encuentran en su tenían derecho los de Tudela, eran considerables.
tramo medio y provienen del Pirineo, es decir; son La llegada de la Acequia Imperial cambió radi-
afluentes por su margen izquierda. Pero en esa calmente el panorama: a partir de 1560, sus aguas
margen se encuentran también los mayores depó- se vertían al Jalón junto al azud de Pinseque. Con
sitos yesíferos, y además en ella el terreno se eleva ese suplemento se garantizaba el agua a la Acequia
rápidamente, poniendo enseguida los terrenos de la Almazara y aumentaba la dotación de las
fuera de la cota de riego. situadas aguas arriba (Garfilán, Alagón, Lorés y
En la margen derecha están las tierras más Madriz-Centén).
aptas para el cultivo y también es la zona hacia La apertura del Canal Imperial (ya denominado
donde se extiende más el val le. Sin embargo, sus asQ en el siglo XVIII permitió que las acequias de
ríos presentan los mayores estiajes y, además, son Pedrola, Luceni, Madriz-Centén, Alagón, Garfilán,
empleados casi desde sus cabeceras. Por ello, las Lorés, Almozara y Utebo fueran suministradas
demandas tradicionales han partido generalmente desde la nueva traída de aguas, evitando los gravísi-
de la margen derecha: los mayores regadíos de la mos problemas que padecían hasta entonces.
cuenca, si se exceptúan los atendidos por los cana- En el bajo Huerva, a las afueras de Zaragoza,
les de Tauste y la margen izquierda del Delta, así también se notó la llegada de las aguas del Canal
como la Acequia de Pina, están a la derecha del Imperial, puesto que las tierras situadas al sudoeste,
Ebro (Lodosa, Canal Imperial, Pina y canal de la especialmente Miralbueno, eran regadas en verano
margen derecha del Delta). con el agua que llegaba hasta el azud de la Almo-
El Ebro alimenta los regadíos de su cuenca y tilla; al no tener seguro ningún riego, la única pro-
también la parte inferior de otros ríos tributarios: ducción de esas tierras era el o livo y la vid.
Cidacos, Alhama, Queiles, Huecha, Jalón y Huerva,
HISTORIA
que sin el apoyo del Ebro no podrían regar en los
estiajes, quedando sus feraces vegas inmersas en Aunque desde el medievo se había estudiado la
los problemas y litigios que desde hace siglos han posibilidad de llevar las aguas del Ebro a la zona
mantenido las poblaciones de los tramos medios regable del entorno de Zaragoza, hasta el reinado
con las situadas cerca de la desembocadura. de Carlos 1 no comenzaron los trabajos para su
Por reservar agua a los regadíos de Tudela se realización: fue la llamada Acequia Imperial, conce-
dictaron las a/hemos, palabra de origen árabe bida para regar las tierras entre Tudela y el Jalón,
empleada para denominar las fechas en que las enviando el agua sobrante hasta Zaragoza median-
acequ ias del curso alto del Queiles deben dejar te su desagüe en el río por algún punto situado
correr el agua por el río hasta Tudela. En caso de entre el actual acueducto de «Las Murallas» y el
PÁGINA ANTERIOR. azud de Pinseque, unos 1.000 m aguas arriba. El En 1566 visitó la acequia el ingeniero real Juan
El Canal Imperial a su paso
agua era recogida por el azud de la Almazara y Francisco Sitoni, probablemente para comprobar la
por Torrero (AMZ).
transportada hasta la capital; por lo tanto, el primer viabilidad de construir una nueva hasta Zaragoza.
ARRIBA Impresionante
contraste entre las márgenes cometido de la Acequia Imperial, que era regar Ya por entonces comenzaron los problemas en
izquierda y derecha del Ebro la huerta zaragozana, se cumplió, como puede el Canal, que hicieron languidecer la obra porque
desde el Castellar.
comprobarse por las cartas que envió Mateo los sucesivos directores de los trabajos juzgaron
Marrano, responsable de los trabajos de la Ace- más conven iente enviar el producto de las «alfar-
quia, a Carlos 1 en 1552. das» de la acequia a las arcas reales que destinarlo
Marrano hace referencia a cuestiones como, al mantenimiento, siquiera mínimo, de las instalacio-
por ejemplo, la oposición al método empleado nes. Además había problemas añad idos, como la
para llevar el agua hasta Zaragoza que mostraron riada que rompió el azud en 1722. Estas circuns-
algunos regantes de la Almazara, quienes temían tancias, unidas a la inexperiencia y escasa instruc-
que, al asegurar sus riegos con aguas del Ebro, per- ción de los ingenieros de aquel t iempo, hacían que
derían sus derechos sobre las del Jalón, y los azu- la situación de la Acequ ia Imperial fuese de mal en
des de aguas arriba se repartirían su dotación. peor.
Marrano dudaba de la conveniencia de efectuar Hacia 1760, Carlos 111 ordenó al Conde de
la obra tal como estaba planteada, pues, entre el Aranda un reconocimiento de la obra renacentista,
punto donde se echaba el agua al Jalón y el azud consecuencia del cual es un informe enviado por
de la A lmazara, podían captarla los de Madriz, Cen- su Comisario de Guerra, Juan Agustín Badín, en el
tén y Garfilán, quienes, al bajar seco el Jalón la que se proponía la apertura de un canal navegable.
mayor parte de los veranos, reclamarían su reparto Como la Corona carecía de recursos para llevar a
en caso de sequía, ya que en definitiva era agua cabo el proyecto, sólo quedaba la opción de priva-
que discurría por el Jalón. Por ello, Marrano pre- tizar sus aguas, algo que evidentemente toparía con
gunta al rey si no sería mejor llevar la acequia hasta la oposición de los usuarios, oposición que sería
Zaragoza por un trazado nuevo, y echar el agua menor o desaparecería si la aceq uia dejase de fun-
sobrante al Huerva en lugar de al Jalón. cionar por falta de mantenimiento, aspecto en que

212 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ARRIBA.Casa de Compuertas
de la Acequia Imperial.

Azud del Canal Imperial.

FUNIDA.CIÓN
JUANELO
TURRIANO
quizá haya que buscar el lamentable estado que
presentaba por entonces.
Poco más tarde, los ingenieros franceses Belle-
care y Bieux elaboran un proyecto para la rehabi li-
tación del canal adecuándolo para la navegación. A
cambio de la realización de las obras necesarias, el
canal pasada a manos privadas. Más adelante fue
Kragenloft, un ingeniero holandés, el que propuso
la continuación del canal hasta La Zaida y el cam-
bio en la toma, alegando insuficiencia de nivel, para
situarla aguas arriba de Tudela, posiblemente en las
cercanías o sobre el antiguo azud del moli no de la
ciudad. Hubo discrepancias ~cerca de la ubicación
de esa nueva toma, a la que se oponían en Tudela.
Estos hechos, más un cierto descontrol económi-
co, motivaron la incautación del Canal y el nombra-
miento del célebre Ramón de Pignatelli como
«protector» de la obra.
Julián Sánchez Boort, que se hizo cargo de la
dirección técnica en 1778, decid ió cambiar de
nuevo la ubicación del azud y trasladarlo al lugar
en el que hoy se encuentra. En 1780 ya se había
construido el acueducto sobre el Jalón. En 1784
llegaba a Zaragoza el agua del Canal y en 1786
se inauguraron los puertos de Torrero y Casa-
blanca.
A partir de ahí volvieron los problemas, ya
que la proyectada continuación del trazado hasta
Sástago fracasó completamente a causa de la com-
posición del suelo. Los yesos de la zona frente al
Burgo de Ebro no podían soportar el peso del
canal y las filtraciones provocaban simas que rom-
pían el cauce una y otra vez. Tratando de resolver
todas estas cuestiones lo que se hizo fue una suce-
sión de despropósitos, malgastando enormes canti-
dades de dinero que no dieron ningún fruto.
El Canal pasó por periodos muy duros, como la
ARRIBA.Casa de Compuertas Guerra de la Independencia, cuando la retirada de
del Canal Imperial.
los franceses provocó graves daños en su infraes-
Draga del Canal en el remanso
del azud.
tructura. Aunque también hay que decir que, a
causa de los trabajos del Canal, Zaragoza padeció
mucho más, debido a que los responsables de la
obra dejaron toda la herramienta en el propio
Canal, poniendo en manos de los franceses el
material necesario para hacer las minas con las que
volaron buena parte de la ciudad.

214 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
- ,..
. :· N":,.,.--~·
,J-··· ..( ,,.;,. .;·

ARRIBA Plano de las obras del


acueducto sobre el jalón
(Conde de Sástago: Descrip-
ción de los Canales Imperial de
Aragón Y Real de Tauste).

!IZQUIERDA. Azud de la Acequia


Imperial.

FUN.IM.CIÓN
füANELO
TURRIANO
<!
~

· ~i;=========
===~!;!======""o::========ífi.!=i====.-..,.,,,,,.=ia t =""""i,\
1 .- · ,...__..

"' /
, -;i ):;_ .
• .., __,·:'~
. ~

J'ltt11ta.lf Jtrflu Lit' ti Llféa11tanlla


1
qve ..re
• ha 1k út;1,rli''itir h1 d(11u1rf :lu~1rr¡11/ para pa.rv n/n.r ííiil!a.r 1/r/J..)11A;
ralltl 1 _l}u 11-caída. ' '· ~
f cjifuad Ca11alg111 ilt11111rsrr~11 loJ rm.11i

.. ~
. · !
. ~"~~·. · · ·
. \, ~ - .
. . . '

ARRIBA. Estado del Canal en 1793. Pignatelli dejó a sus sucesores el tramo más complicado del Canal.
(Conde de Sástago: Descripción de los Canales Imperial de Aragón y Real de Tauste).

ABAJO.Obras del Canal en Torrero. Salvo el propio canal, todos los edificios auxiliares sin empleo para el riego han ido desapareciendo excepto la iglesia de San Fernandc;;.
(Conde de Sástago: Descripción de los Canales Imperial de Aragón y Real de Tauste).

218 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
~... .n.........

~--

ARRIBA.Planta del impresionante y desaparecido complejo de Torrero


(Conde de Sástago: Descripción de los Canales Imperial de Aragón
y Real de Tauste).

Pese a todo, el Canal ha significado mucho para ABAJO. Propuesta de máquina para limpiar el Canal de carrizos
(Conde de Sástago: Descripción de los Canales Imperial de Aragón
Zaragoza, tanto como Zaragoza para el Canal. y Real de Tauste).
La ciudad ha obtenido de é l, además de agua
potable, los recursos para regar su huerta y la
energía para accionar un buen número de indus-
trias. A cambio, Zaragoza ha permitido mantene r
la obra, sin la aportación económica de la capital
es muy probable que el Canal hubiera sido invia-
ble. Hay que tener en cuenta que su cometido
fundamental era la navegación entre Tudela y
Amposta -primero por el Canal hasta Sástago y
luego por el Ebro- y sin embargo sólo pudo reali-
zarse el trazado entre Tudela y Zaragoza, cuyo trá-
fico de mercancías no alcanzaba para justificar ya
no la construcción, sino ni tan siquiera el manteni-
miento de semejante infraestructura. También es
cierto que el Canal tuvo un importante, aunque
efímero, protagonismo en la época dorada de las
azucareras.

FUNQACIÓN
JUANELO
TURRIANO
ZARAGOZA
PLAYA DEL

ARRIBA. Preciosa vista desde Torrero.A la derecha estaba el complejo de edificios del Canal
y al fondo el primer puente de América. (AMZ)

Una de las conclusiones a las que se llega tras


realizar un análisis mínimamente crítico del Canal
es la impresionante labor realizada para vender
como un triunfo lo que en origen fue un tremendo
fracaso. No es menos cierto que el término de
Zaragoza pudo resultar especialmente beneficiado,
sí, pero gracias a que, al imposibilitarse el cometido
principal de la obra, hubo que buscar una salida a
semejante caudal sobrante; para ello se puso en
riego con generosas dotaciones toda la superficie
posible y se intentó por todos los medios que
Frente a quienes proponían Zaragoza consumiese sus aguas, a pesar de la opo-
olvidar la navegación por el Canal sición de su Ayuntamiento durante medio siglo.
y destinarlo al riego
y especialmente al fomento
de la industria en Zaragoza mediante
el aprovechamiento de su energía
entre Torrero y el Ebro, hubo quienes
preferían soñar con un puérto
en la capital del Ebro. (AMZ)

220 FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
EL CANAL IMPERIAL COMO ELEMENTO Como puede apreciarse a través de las
PATRIMONIAL imágenes, este conjunto patrimonial sólo tiene
El Canal Imperial representa el elemento patri- comparación con el Canal de Castilla -al que pro-
monial hidráulico más importante de Aragón y uno bablemente supere en elementos patrimoniales
de los principales de España. Pese a ello, su aban- aislados-, pero hasta el momento no está señaliza-
ABAJO.La dársena del Canal
dono en este aspecto había sido manifiesto, tanto do y su camino de servicio tiene prohibida la circu-
estaba al lado del puente de
lación en casi todo su trazado, puesto que al care- América, en el edificio actual
que tenía aprobado un proyecto de recrecimiento
cer de protecciones una salida de la vía suele tener del Canal. (AMZ)
que contemplaba su revestimiento completo con
trágicas consecuencias. Puente de Clavería.
dovelas de hormigón, con lo que habría quedado
convertido en un canal de riego moderno, como
cualquier otro, a excepción de las obras singulares, N. 0 68 - Zl\Rl\GOZt\. Torrero, C uente
que se habrían conservado. No fueron los respon-
sables culturales ni los ciudadanos los que detuvie-
ron este proyecto, sino la Margaritifera auricularia,
un humilde molusco en peligro de extinción -tanto
que hasta hace unos años se suponía extinguido-
del que aún persisten algunas colonias en el Canal.
Por otra parte, resulta curioso que, a pesar de
las casi unánimes alabanzas a Pignatelli y su obra, a
lo largo del tiempo se haya ido destruyendo todo
lo que no ha servido directamente para transpor-
tar el agua. Así, se perdió la Playa de Torrero y el
impresionante conjunto de edificios donde ahora
se levanta el cuartel de San Fernando, de los que
tan sólo se respetó la iglesia.

FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
.... ~. . -:.· -- - ~·. · -
C------
__ r

-
~-

tn::slf.dusas, iAlcantanlla para elpaso de


uar.hs, Cánuiw deBddr.ite, i otro.i; rm¡, r.maAfme
·1-c¡, c11 elafrenw superi01; ¡mm. darf/!11101·d Can
cuando la.r Yric!usas no .re u.ran. al numero .9"
Plano.
EL 14 DE JUNIO AL 14 DE SEP- PERMANENTE LUCHA CONTRA
TIEMBRE de 2008 se celebra- EL DESIERTO
rá en Zaragoza la primera Exposición Internacional Zaragoza se localiza en una región semiárida,
según el modelo reconocido por el Bureau lnter- rodeada de montañas. Las aguas de la fusión de las
national des Expositions (B.l.E.). Será la celebración nieves y glaciares descienden hacia las llanuras sub-
cultural de la fecunda relación del agua y las co- desérticas del valle del Ebro formando auténticos
munidades humanas, en un proyecto global, eficien- oasis fluviales, transformados en paisajes culturales
te y solidario. De ahí, que el proyecto se constru-
construidos durante siglos por las comunidades
ya sobre un concepto indisoluble: AGUA Y
humanas que se han sucedido o convivido simultá-
DESARROLLO SOST ENIBLE.
neamente. La buena administración del agua en
El tema elegido es de importancia vital tanto en
esta región ha constituido un factor de estructura-
la actualidad como para futuras generaciones. El
ción territorial, es una clave de cohesión social, un
agua es vida, es materia prima, es energía, es un
catalizador de vo luntades y una fuente de autoesti-
camino de unión entre pueblos y regiones, es ger-
ma, a la vez que un factor de coordinación y equili-
men de civi lización y fuente de cultura. Es, ante
brio para conducir el progreso.
todo, un símbolo de universalidad.
En Zaragoza tiene su sede el primer órgano
ZARAGOZA Y EL AGUA integral de gestión de la cuenca fluvial del mundo, la
Confederación Hidrográfica del -Ebro.
Zaragoza, capital administrativa y económica de la
región aragonesa, fundada en época romana, ha
cimentado su desarrollo en la estrecha relación con
PAISAJES CULTURALES DELAGUA
los recursos hídricos y sus aprovechamientos:
La profunda huella cultural de más de 2.000 años
LAS RAZONES DE SU FUNDACIÓN de gestión del agua determina la estructura territo-

Zaragoza se fundó en «clave de agua», en la con- rial de la región aragonesa. Se manifiesta en el pai-
fluencia de tres cursos fluviales (Ebro, Gállego y saje, en disposiciones legales y en el sentimiento
Huerva) y junto a un vado que permitía cruzar el social; es factor de desarrollo económico que, ma-
río Ebro en determinadas épocas del año. El empla- terialmente, se traduce en el poblamiento, usos del
zamiento de la ciudad, dominando topográficamen- suelo, urbanismo y el patrimonio hidráulico.
te sobre fértiles llanuras aluviales, está marcado por Se conservan numerosos restos arqueológicos
el cruce del curso fluvial y la infraestructura viaria relacionados con el recurso «agua»: las infraestruc-
que abría las puertas del norte y de la meseta cen- turas hidráulicas romanas dan paso a los todavía
tral de la Iberia romana. funcionales azudes, acequias e higrónimos de época
árabe; en el sentimiento social se conserva y acepta Acción. El agua, fuente de vida», 2005-2015, ha
la reglament ación histórica de los turnos y derechos reforzado la función de la ciudad como referente
de riego; el Canal Imperial de Aragón, concebido internacional de la nueva cultura del agua.
en su origen para abastecimiento, riego y transpor-
te , ha posibilitado, además, el desarrollo urbano e CLAVES TEMÁTICAS DE LA EXPOSICIÓN

industrial de la ciudad de Zaragoza. INTERNACIONAL


La estructura temática de EXPO Zaragoza 2008 se
EL AGUA, CONFLICTO, IDENTIDAD e nmarca e n torno a claves re lacionadas con el agua
Y CULTURA y el desarrollo sostenible:
En este contexto geográfico, no es de extrañar que
la lucha por el dom inio de un recurso tan s ign ificati ~ EL AGUA, FUNDAMENTO DE LA VIDA
vo como el agua haya supuesto siempre un conflic- Toda la vida gira en torno al agua. El agua es el
to en Aragón. Precisamente esa · tensión ha sido fundamento de la vida y factor decisivo en la dis-
fuente de creatividad y cu ltura a lo largo de la hi s- tribución y movi lidad de las especies. La biosfera y
toria y lo sigue siendo en la actualidad. e l conjunto de los seres vivos se desarrollan
Como en e l pasado, las esperanzas, conflictos y y extienden sobre la superficie hidratada de la
logros contemporáneos en materia hid ráu li ca son Tierra.
una muestra más de la significación cultural del agua Los humanos hemos transformado las condicio-
e n elValle del Ebro: nes naturales según nuestras necesidades: derivan-
Zaragoza es la primera gran ciudad española do las aguas de sus cauces naturales para favorecer
que depura íntegramente sus aguas y. próximamen- usos diversos, eliminando bosques para crear pra-
te, se abastecerá de agua de buena calidad conduci- dos y campos, emplazando poblaciones junto a ríos,
da directamente desde la cordi llera de los Pirineos. lagos y mares, etc.
Ha desarrol lado proyectos como «Zaragoza:
AGUA: GRAN DESAFÍO DEL SIGLO XXI
ciudad ahorradora de agua», distinguido por Nacio-
nes Unidas. Los avances tecnológicos del siglo XX crearon
Su actividad empresarial en relación con e l agua el espejismo de pensar en asegurar el bienestar
se manifiesta en la celebración de ferias específicas sobre la Tierra mediante e l dominio de las fuerzas
sobre el agua (SMAGUA). de la Naturaleza.
Ju nto a grandes logros, aparecieron graves
ZARAGOZA, PUNTO DE ENCUENTRO desequilibrios ecológicos y sociales derivados del
Y REFERENCIA MUNDIAL DEL DIÁLOGO despi lfarro en la administración de los recursos y la
SOBREELAGUA desigualdad en el acceso a los bienes. A principios
Zaragoza quiere abordar los conflictos y las oportu- del siglo XXI la Humanidad se enfrenta a graves
nidades de este recurso como fuente de creativi- problemas de índole ambiental, entre ellos la grave
dad y germen de innovación, quiere ser el referente crisis del agua.
mundial del gran diálogo sobre el agua, sede y lugar
de debate y de encuentro de organ ismos interna- AGUA: UN PROBLEMA DE TODOS

cionales, estados, autoridades locales, usuarios, Y UN DERECHO FUNDAMENTAL

ONGs, operadores y gestores del agua. El agua no es solamente un problema de los


La concesión de la EXPO 2008 fue sin duda. el países en vías de desarrollo o de las generaciones
reconocimiento de la capacidad para desarrollar futuras, si no que atañe en la actualidad a todos.
esta función y una oportunidad magnífica para lle- Confirmando la creciente preocupación que las ins-
varla a cabo. tituciones internacionales muestran hacia este tema,
La designación de Zaragoza como sede de la Naciones Unidas ha declarado el periodo 2005-
Secretaría del « Decenio Internacional para la 20 15 «Decenio Internacional para la Acción. El

232 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRlANO
ARRIBA y ABAJO.Dos aspectos
del pabellón puente
de Zaha Hadid.

FUNrn\CIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA. Plazas de la Expo.

ABAJO. Pabellón de España.

234
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
FUN©IACIÓN
füANELO
TURRIANO
«TORRE DELAGUA». ~

236
FUNDACIÓN
füANELO
TURRIANO
ARRIBA. Recinto Expo.

ABAJO. Palacio de Congresos.

----=-

/~
'

agua, fuente de vida», cuya Secretaría tendrá su El problema no radica tanto en su escasez como
sede en Zaragoza. en el buen gobierno del recurso vital, en la eficacia
de su gestión, en la.solidaridad en su reparto y en la
EL AGUA: OBJETO DE CONFLICTOS, cooperación entre los pueblos.
FUENTE DE CREATIVIDAD
Y COOPERACIÓN LAS GENERACIONES FUTURAS
El agua es un factor estratégico para la vida, para el DEPENDEN DE NUESTRA SOLIDARIDAD
desarrollo, para el bienestar y la paz, en todos los La continua demanda de una calidad de vida digna
países del mundo. Las amenazas globales sobre la exige un aprovechamiento sostenible de los recur-
dispon ibi lidad del agua son cada vez mayores sos híd ricos, justo y solidario, no sólo en el presente
y están presentes en casi todas las regiones del sino pensando en las generaciones futuras a las que
planeta. no se debe hipotecar su vida.

FUND!\CIÓN
JUANELO
TURRIANO
Bibliografía
y reseñas documentales
50 años del cuerpo de bomberos 19 31-1981 . Excmo. ENTRALGO, José Ramón: «Políticas urbanas de sanea-
Ayuntamiento de Zaragoza, 1981 . miento. El caso de la ciudad de Zaragoza»; en Revista de
ABADÍA, José Carlos: Cuadernos de Aragón, núm. 23; IFC,
Obras Públicas, núm. 31, 1995.
1995. FALCÓN, M.ª Isabel: Zaragoza en el siglo XV: morfología
AGUILAR M. Carmen, BOLEA AGUARÓN F. J.. BRUÑÉN urbana, huertas y término municipal; Zaragoza, Institución
IBÁÑEZ A. l., MARTÍN BURILLO E.: Arquitectura y Urbanis- «Fernando el Católico». D.L. 1981 .
mo enAragón (1895-1970). Diputación General deAra- FERNÁNDEZ MARCO, Juan l.: El Canal Imperial de Aragón:
gón, 1993. Estudio geográfico; Zaragoza, Departamento de Geogra-
AGUIRRE SORONDO, Antxon: «Apuntes sobre la moli- fía Aplicada del Instituto Juan Sebastián Elcano, 196 1.
nería en Euskal-Herria», Cuadernos de la Sección Antro- GERMÁN ZUBERO. Luis: «Empresa y fam ilia, actividades
pologi'a-Etnografía / Prehistoria-Arqueología, 1982. empresariales de la sociedad "Villarroya y Castellano"»,
ALBERTI, Lean Battista: L'Architettura: De re aediflcatoria; en Revista de Historia Industrial, núm. 6, 1994.
Milán, 11 Polifi lo, cap. 1966.
GERMÁN. Luis et al.: Eléctricas Reunidas de Zaragoza
Artigrama núm. 15 [núm. dedicado a los puentes, en ( I 910-1990), el desarrollo del sector eléctrico en Aragón;
especial el artículo de IRANZO, M." Teresa], Opto. H.ª del Zaragoza, Institución «Fernando el Católico», Eléctricas
Arte, Universidad de Zaragoza, 2000. Reunidas de Zaragoza, 1990.
BIEL IBÁÑEZ, M.ª Pilar: Zaragoza y la industrialización: la GÓMEZ URDÁÑEZ. Carmen: Arquitectura civil en Zarago-
arquitectura industrial en la capital aragonesa entre 1875- za en el siglo XVI; Zaragoza. Ayuntamiento, Delegación
1936; Zaragoza; Departamento de. Industria, Comercio de Relaciones Municipales, D.L. 1987.
y Desarrollo; Institución «Fernando el Católico», 2004.
J. LAURENT Y CÍA. EN ARAGÓN: FOTOGRAFÍAS 1861-
BLASCO IJAZO, José:¡Aquí... Zaragoza!: Reportajes . . ., 1948 1877: Palacio de Sástago, Diputación Provincial de Zara-
([Zaragoza:Talls. «El Noticiero»]). goza. Diputación Provincial de Zaragoza, 1997.
BLÁZQUEZ HERRERO, Carlos y PALLARUELO CAMPO, JORDÁN DE ASSO, Ignacio: Historia de la economía políti-
Severino: Maestros del agua; Zaragoza, DGA, Departa- ca de Aragón, prólogo e índices de José Manuel Casas
mento de Educación y Cultura, 1999. Torres; Zaragoza, Guara, 1983
BLÁZQUEZ HERRERO, Carlos y SANCHO MARCO,
Los veintiún libros de los ingenios y máquinas de juanelo
Tomás: Obras hidráulicas en Aragón; Zaragoza, Colección
Turriano. [Transcripción, Rosa García Calvo]; Madrid; Fun-
CAi 100, núm. 40, 1999.
dación Juanelo Turriano: Doce Calles, 1996.
BLÁZQUEZ HERRERO, Carlos: El Agua y Aragón; Zarago-
MADOZ. Pascual: Diccionario geográfico-estadístico-históri-
za, Coleccionable de El Periódico de Aragón, 1995.
co de España y sus posesiones de ultramar; Almendralejo,
BRUÑÉN, Ana Isabel, en Actas del IV coloquio de arte ara- Biblioteca Santa Ana, 1989-1992.
gonés; Zaragoza, DGA, 1986, pp. 890-203.
MORALES, Ambrosio de: Las obras del Maestro Fernán
COCK, Henrique: Viaje hecho por Felipe 11 en 1585, á Pérez de Oliván; impreso en Córdoba por Gabriel
Zaragoza, Barcelona y Valencia; Valencia, Librerías «París- Ramos en 1586.
Valencia», D.L. 1994.
SAN VICENTE, Ángel: Canteros y cantería del Bajo Renaci-
COSTA, Georges: L'oeuvre de Pierre Souffeon au Pont Neuf miento en Zaragoza; Zaragoza, Real Sociedad Económi-
de Toulouse. «Bulletin de l'année académique 1999-2000». ca Aragonesa de Amigos del País [ 1993], pág. 198.
DOMÍGUEZ LASIERRA, Juan: Visión de Zaragoza, (testimo- SAN VICENTE, Ángel: Lucidario de bellas artes en Zarago-
nios literarios de una ciudad bimilenaria); Zaragoza, DGA, za, 1545-1599; Zaragoza, Real Sociedad Económica
Departamento de Cultura y Turismo, 2003. Aragonesa de Amigos del País, 1991, pág. 330.

FUNVMi.CIÓN
füANELO
TURRIANO
VÁZQUEZ DE LA CUEVA, Ana y GONZÁLEZTASCÓN, HERALDO DEARAGÓN,
Ignacio: El acueducto romano de Caesaraugusta. Cehopu- ejemplares consultados (AMZ):
Cedex, 1994.
13- 12-1920. 19-04-1936.
XIMÉNEZ DE EMBÚN, Tomás: Descripción histórica de la
antigua Zaragoza y de sus términos municipales; Zarago- 14-02-1923 25-03- 1953.
za; Cecilia Gasea, 190 1 (Mariano Escar). 2 1-06- 1928. 13-09-1954.
CONDE DE SÁSTAGO: Descripción de los Canales Impe- 16-02-1929. 29-1 1- 1958. Marcial Buj.
rial de Aragón y Real de Tauste 1796. Edición Ministerio
de Fomento. Secretaría General Técnica ( 1998). 28-03-1929. 24-05- 1959. Miguel Gay.
20-06-1929. 01-02-1961 .
PÉREZ SARRIÓN, G.: Agua, agricultura y sociedad en .el
siglo XVIII. Institución «Fernando el Católico», 1984. 11-09- 1930. 11-04- 1969.

FERNÁNDEZ MARCO, J.
l.: El Canal Imperial de Aragón. o1-02- 1931. 05-07- 1969.
Estudio Geográfico. Departamento de Geografía Aplica- 15-03-1935. 11-1 1- 1970.
da del Instituto Juan Sebastián Elcano (CSIC), 1961 .

RUBIO GRACIA, José Luis: El Bajo jalón. Biblioteca José


Sinués, Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja.
Zaragoza, 1986.

Reseñas documentales
NOTAS CAPÍTULO 1 N OTAS CAPÍTULO 4 AMZ, caja 8 110/536 bis.

AMZ, caja 142/36. AMZ, caja 174/7-6-1.


AMZ, caja 175/ 7-6-15. NOTAS CAPÍTULO 5
AMZ, caja 723/36-1-2.
AMZ, caja 175/7-6-19. AMZ, caja 35/ 17.
AMZ, caja 723/36- 1-2.
AMZ, caja 175/7-6-20. AMZ, caja 8106/478.
AMZ, caja 724/36- 1-9.
AMZ, caja 500/23-27-4. AMZ, caja 8 133/938.
AMZ, caja 7757/ 10-31 .
AMZ, caja 500/23-27-5. AMZ, caja 8 126/806.
AMZ, caja 500/23-27-6.
N OTAS CAPÍTULO 2
AMZ, caja 504/23-29-6. CAPITULO 6
AMZ, caja 92/5-7-32.
AMZ, caja 504/23-29-4 1. AMZ, caja 8124/750.
AMZ, caja 7/ 1.
AMZ, caja 72/33. AMZ, caja 7783/35-5.
AMZ, caja 7802/53-15. AMZ, caja 8136/ 10- 1.
NOTAS CAPÍTULO 3
AMZ, caja 142/36. AMZ, caja 267/ 10-1-7.
AMZ, caja 733/36-1-3.
AMZ, caja 175/7-6-13.
AMZ, caja 724/36-1-5 .
AMZ, caja 499/23-26-2.
AMZ, caja 724/36-1-6.
AMZ, caja 500/23-27-4.
AMZ, caja 50 1/23-28-22.
AMZ, caja 503/23-29-13.
AMZ. caja 503/7-6-20.

242 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
SUPPLYING ZARAGOZA WITH WATER

ROMAN CIVILISATION was characterised by its concern far the quality and the quan- The possibility that the Muel Dam was used far this purpose has been mentioned, in
tity of water that it supplied to its cities. Even if water was abundant nearby, or even if a which the water from the Huerva River was regulated far use in Zaragoza or more likely
river ran by one of their settlements, the Romans preferred to use clean spring water, in Botorrita or Contrebia.
regardless of cost or effort. This is why they often built long channels that brought
water from far off springs into their cities, even the smallest ones. Today such notable BRINGING WATER FROM THE CALASANZ SPRING ANO OTHERS
constructions still exist such as the aqueducts of Segovia, Mérida, and Tarragona or Bi1- The supply of drinking water to Roman Zaragoza very probably carne from several
bilis, or the siphon at Almuñecar (Sexi far the Romans), and the perforated stone con- springs and sources located between La Joyosa and Marlofa, to the northeast of the city
duit in Cádiz. about 20 km away.These springs are surprisingly ful l and transparent, the sum of which
In Zaragoza surely there was at least one large public fa untain, and certainly the houses could have supplied not only Roman Zaragoza but also l9th-century Zaragoza as will be
of the most important citizens would have had a continuous supply. In this case, the seen later on. Sorne accounts relate that the water was taken by pipes made of stone,
amount of water delivered was regulated by means of sections of lead pipes called calyx, though others have stated that the conduits were made of baked clay: lt is most likely
and the consumer paid according to their diameter. To avoid fraud, the calyx were cali- that both materials were used.
brated and lavishly decoratecj, which made them impossible far the consumers to alter. One of the most interesting documents that exists regarding this is a report from the
lt was also necessary to have a sewer network to keep the streets clean and to drain second half of the l7th century written by the mathematician Joseph Costa. Costa had
the sewage and rain water. Sorne of the most important sewers of that time can be visi- been commissioned in the last quarier of the l7th century by the Council of Zaragoza
ted today, and sorne of them were even used at the beginning of the l 9th century to to carry out a study on how to take water from these sources to the capital of Aragon.
drain the water from the city's first modern fau ntains. This is another important means According to Costa, there was a buried conduit from the Calasanz spring to Zaragoza
of measuring the quality of life in Roman Zaragoza, as they had a sewer system that that had a few catch-basins. The conduits that carried the water were made of clay and
would not be equalled far 18 centuries. were wide enough to serve as hiding places far rabbits and also far dogs to give chase
lt is quite likely that the potable water supply far the city left the springs at Marlofa (the through them.This author.can state that the conduit ran parallel to the Almazara aque-
main collection points carne from sources located in Villarrapa and Marlofa, next to the duct and was fed by the fallowing springs:
N-232 road and only 21 km from the capital) and was taken by underground channels The «Calasanz Spring» was the most abundant and also the highest. Despite the l7th-
or pipes. century description that it was similar to the Trevi Fountain, by the middle of the 20th
However, until now it was believed that the water supply of Roman Zaragoza carne century, it did not have a single ashlar left and it was like a large well.The conduit that left
from the Gállego River and was collected by the Rabal aqueduct. it arrived in Zaragoza after having collected the water from nearby springs.
This hypothesis is substantiated by the existence of lead pipes that crossed the Ebro The second collection point was known by the descriptive name of «Fuente de los Alca-
River of which the historian Juan Antonio Fernández made a complete handwritten duces» (Source of the Conduits). lt was located in the area of La Joyosa opposite the
study at the beginning of the l9th century, which was later revised and converted into a town and about 250 paces from the Camino Rea/ and another six from the Almazara
report by the CEHOPU. More pipes like these were faund when the Seo Square was aqueduct where it drained. lt ran mor·e than half full.
remodelled in the final decade of the 20th century: Befare flowi ng on to Zaragoza, the water from both of these sources joined in a stor·a-
lt is unlikely that a city faunded on the most orthodox cannons of Roman water supply ge reservoir or catch-basin about eight paces long ( 11 m) located above the Almazara
and city planning would allow its water to come from the Gállego River. aqueduct and opposite an olive grove. With its existing slope, and perhaps with sorne
The recreational houses of the most powerful citizens would have been built along the left additional construction, it was able to arrive at the highest point of Roman Zaragoza,
bank of the river even though no sign of their existence remains today given the urbanisa- running parallel to or on top of the Almazara aqueduct and the road that now goes to
tion that the area has experienced. For this reason, it is possible that, instead of bringing Logroño.
water from the Gállego River into the city centre, just the opposite was true: that it left the Downriver, there were, and are, other sources that were not used in that conduit.
city centre to be taken to the left bank of the Ebro River, crossing the river by means of a The Terreros country inn was located in Calasanz, three leagues from Zaragoza. lt sat
lead siphon. What's more, in the absence of a detailed technical study, it seems unlikely that between the spring and the highway or Camino Real from Za1·agoza to Pamplona, 15
the walls of the lead pipes faund in 1804 could have supported the pressure that would minutes from Pinseque and in front of Marlofa and La Joyosa. In 1770, Manuel Terreros
have been needed to take water to the highest point of the Roman city: asked far permission to convert his country house into a country inn.Ten·erros justified
lt is also necessary to remember that, according to the municipal architect Segundo Díaz, his plans by stating that this was the only spring far faur leagues and that ali travellers
the original flagstone pavement of the Puente de Piedra (Stone Bridge) was not in the stopped to drink from it, especially on summer nights when many of them decided to
same position as it is today, but rather much higher, since the bridge was possibly also used sleep there. The creation of the country inn was authorised on the 9th of Jebruary,
as a weir to direct water out to the mills.The flagstone pavement was destroyed in 1795 1770. This particular spring was blocked up at least 30 years ago and almost nobody
because of the great rising of the Ebro River during which the river was about to enter the remembers it or the old inn anymore.
city: lt is possible that when the destruction of the pavement occurred, the abovementio- At the end of the l8th century, the public prosecutor Álvarez, who will be discussed
ned lead pipes were uncovered but were not found until the summer of 1804. later on, verified the presence of the Roman conduit, but situated the sources in the
The third Roman water supply probably carne from the Huerva River. Remains of con- bountiful Pools of Pinseque, from where it carne at «angles and back angles» covering a
duits and large cisterns used to decant water from this river are known to exist, but far distance of 17,348 varas ( 14 km) until it reached Za1·agoza. Like Costa, he affirmed that
the same reasons described in the case of the water from the Gállego River, it is not at in its journey the tanks and conduits were farmed «just like those of the 'Acqua Virgo'
all likely that it was used as the city's water supply, though it could have been used for aqueduct of Rome or the Fountain ofTréveris».The 'Acquo Virgo' Fountain is the well-
other purposes. known Trevi Fountain, although it retains nothing from that period. lt is the work of

FUNDAf::IÓN
JUANELO
TURRIANO
Ni cola Salvi, begun in 1732 and built over an ancient Ro man site. Tréveris is now known lt does not seem that the work done went much further than justa few studies.A tech-
as Trier, an ancient Roman city in Germany. nical study was carried out by Joseph Costa, and another relating to the quality of the
water was signed by three important figures of the time: «Doctor Lucas Maestro Negre-
Nothing remains of the Calasanz spring. lt rests under a few metres of earth and it te, Royal Physician», «Doctor Matias de Llera, Professor of Pathology», master since
seems that not a single ashlar could be saved due to the continuous pillaging that all of 1670, and «Doctor loseph c;:amora y Claveria, Professor of Aphorisms». These three
the public works around Zaragoza suffered to provide stones for construction within men tested the quality of the water from the Roman sources following the guidelines of
the city. The other springs in Villarrapa, Marlofa, and La Joyosa continue to flow and Galeno. After completing the necessary analyses, one of which was measuring the time
astound for their abundance and clarity. so much so that the Pools of Pinseque were first needed to boil different legumes, they compared their results and ali praised the supe-
drained and then intelligently converted into a golf course, which is naturally called «Los rior quality of the spring water over the river water
Lagos.»
The technical side was reserved for the previously mentioned Joseph Costa, who was
SUPPLYING ZARAGOZA WITH WATER UNTIL THE ARRIVAL disciple in Rome of Athanasius Kircher ( 1602- 1680), the famous Jesuit expe11 in Roman
OFTHE IMPERIAL CANAL works. After measuring the slope between the Calasanz spring and the city of Zarago-
za, Costa declared that it was possible to connect the water from the springs and
The complex water-supply system established by the Romans probably stopped working transport it into the city centre. He also de.scribes the remaining vestiges of the Roman
in the Visigoth era. lt is known that in 1187 water was collected from the Ebro River by conduits.
means of «a crankshaft with two layers», and the chronicles of A\-Garnati, dated around
1100, mention that there was a fountain in Zaragoza that only flowed once a year. During that period, the stories of various travellers who visited the city confirmed the
non-existence of public fountains.The Englishman Robert Bargrave noted this in 1654 as
Little more is known in the almost 1000 years that separate the age of Roman water did A. Jouvin in his chronicles about the convent of San Francisco in 1672. And the
supply and the Middle Ages. lt is conceivable that the inhabitants of the city took their Countess D'Aulnoy, who wrote around 1679-1680, stated that dueto a lack of foun-
water directly from the Ebro River, brought by water sellers to the houses. tains, the citizens of Zaragoza only used water from the Ebro River.
During the l6th century, Zaragoza's water supply was provided by water sellers and also
by means of a waterwheel located on the «second column of the Puente de Piedra». T H E ISTH CENTURY:THEARRIVAL OFTHE CANAL
This was the only way water was lifted up into the city. The intellectual community was especially worried about reaching the necessary levels
Due to the insignificant pitch of the Ebro River as it passes through Zaragoza, it was not of water quality to guarantee the health and hygiene of the population.The l8th century
possible to build fountains. To bring water from the river to the Puerta del Carmen was the golden age of large engineering projects, among which was the Imperial Canal
(Carmen's Gate), it would have been necessary to place a weir more or less at Gallur of Aragon. lt holds a special place because it meant an improvement to the water supply
and to build an aqueduct 42 km long. for the people around it and later for Zaragoza. This unique construction has its own
monographic chapter later on.The first re$ervoir of Mezalocha was also built during this
Using the information from that era, the existence of public fountains can be totally
century, though it enjoyed only a short and unfortunate life.
ruled out. That is not to say that there were no water conduits because, otherwise, the
construction of fountains or ponds of which documentation exists would be inconceiva- Travellers were again surprised in this century that there were no fountains in the city.
ble. For example, in 1526, the prothonotary Miguel Velázquez Ciment commissioned an For example, Abbé de Veyrac insisted in 1718 that it was necessary to go to the river to
ltalian stone cutter, Pedro Andrés, to build a small pond or storage area for water jugs for get water.
his house. And in 154 3, a Zaragozan gentleman named Juan de Torrellas had a fountain In 18th-century Zaragoza, well water could also not be used since, in addition to the
and a fish tank built for his house and garden located opposite the Pilar Square. Another proximity to the pozos negros (septic tanks), the water was too salty to drink, it reduced
fountain existed in the palace of the count of Aranda. the effect of soap, and did not whiten clothes. For this reason, the Ebro River was the
Whether brought by the waterwheel on the Puente de Piedra or by water sellers, it only resource the townspeople had until the arrival of the Imperial Canal on the 24th of
seems that only water obtained from the Ebro River was used for drinking water. The October, 1782.
water sellers filled their jugs or barréis and loaded them onto donkeys or carts to take Thanks to the Canal, the situation could finally begin to .change.The arrival of that water
their cargo from house to house. was cause for celebration.Traditionally, it is said that the famous Fountain of the Incrédu-
Although it must be assumed that the water from the Ebro River must have been very los (Sceptics) marked the end of an era and that Zaragoza paid tribute to Pignatelli for
different from its current state, it was never crystal clear. What is more, during the rainy freeing them from relying on the Ebro River for their water.
season, the river could be quite turbid.This problem was solved inside the homes by sto- But the reality seems to be different. The arrival of the Imperial Canal meant nothing
ring the water in large earthenware jars and decanting it to clarify the water. Another when it carne to drinking water but the convenience of having the water descend dueto
practice was to collect water from the Ebro River in large barreis and then store it in cis- gravity, since ali of the quality problems that the Ebro River water had, the Canal water
terns, although this was only possible a\most exclusively in well-to-do homes or con- had as well. lt is interesting to note that when it was finally possible to install public foun-
vents. tains in Zaragoza, the Council did not immediately decide to channel the water and build
lt was therefore vital to protect the river water from contamination, which is why diffe- them, instead seriously studying the idea of recovering the Roman collection points and
~~~~ '
rent regulations were created, like the one documented in a proclamation from 1506:
«Let no one be so shameful as to deposit filth or bad things in the river in question nor In February 1786, Zaragoza's city leaders decided to continue the studies done in the
be they so shameful as to wash in the river water unless it is beyond the Puente de Pie- l7th century and re-evaluate the quality of the different water sources of the past in
dra [...], and those who have drainage canals and dyes and oil milis let them not be so comparison with the water flowing down the Ebro River. A commission led by the Mar-
shameful as to deposit their filth.» quises ofVillafranca and Tosos together with severa! trustees and solicitors was created
In 1512, a private citizen was in charge of watching the banks of the river, fining those to analyse the water.
who broke the rules. In 1550, two peo ple did this job. These regulations were only in At that time, the Marquis of Floridablanca also named a commissioner for the same pur-
effect on the right bank nearest the city since, in a proclamation from 1567, it was said pose.This man was the prosecutor José Manuel Álvarez.The Council debated whether
that the stated prohibitions were only in force until the city mili, which at that time was it would be better to bring good-quality water from the springs at Marlofa orto use
located in the centre of the Puente de Piedra. cheaper water, though of worse quality, from the Canal. Álvarez said that the Ebro River:
In the second half of the l7th century, the Council of Zaragoza tried to recover the «regularly carried in its current silt, mud, sand, runoff from dyes and other factories,
ancient Roman fountains.To do so, a group of experts was gathered forthe purpose of filth and soap from clothes washed in it, especially now that its strength has diminis-
evaluating the viability of brining better quality water than that of the Ebro River into hed because it is being bled by the Canal; and although the well-off citizens have the
the city. ability to let their water settle in large earthenware jars to drink it more purely and

246 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRlANO
with fewer risks to their health, those who are poor and miserable do not have of the city took an interest in improving the hygienic conditions of the city centre, and its
these comforts and drink it as soon as it is collected, which without a doubt gives managers promoted the construction of public fountains far both the provision of the
them diseases and disasters, warning them of the mal de piedra (kidney stones).» residents and to put out fires.
On the l 3th of July, 1786, Floridablanca wrote Álvarez to congratulate him in the name Souchet. the ephemeral French governor of the city; tried to smooth out his forced pre-
of the king far having established a fountain using water from the Canal «at the expense sence by building the fountains that had been demanded far centuries. He gave the pro-
of sorne patriots» and encouraged him to «ad as he saw fit in this matte». Floridablanca ject to the sculptor Tomás Llovet, a professor at the School far Fine Arts. Llovet headed
had entrusted Álvarez with the subject of the fountains without the permission of the the project from 181 1 to 1813, although he was not able to finish it.
City Council of Zaragoza to the point that its members were not even notified that a
After the French retreated, other matters took priority since a sizable portian of the city
fountain had been built in the Santa Engracia woodlands.
had been reduced to ruins. For this reason, the subject of fountains abandoned until, in
On the 3rd of August, the prosecutor Álvarez finally sent a conciliatory letter to the City 1829, someone remembered Llovet's projects, possibly only as a way of recovering what
Council along with a copy far the most important people in Zaragoza («the authorities had already been paid far.
and prelates») in which he stated far the record the commission given to him by Flori-
On the l 3th of June that year, the Council of Zaragoza asked the protector of the Impe-
dablanca and the king to install fountains in the city.
rial Canal, at that time the Marquis of León, far permission to build a fountain that was
The king's position was very clear.Along with his prime minister, who was also in favour to be located in the San Francisco Square (currently the España Square) and to make
of supplying Zaragoza with water from the Canal, they knew that if the Canal were not use of the Pontarrón aqueduct. This fountain was, with time and after many ups and
extended towards Sástago, the investment could not be profited from, unless the city of downs and interruptions which marked the stages of construction and canalisation of
Zaragoza were convinced to share in the cost. the water, the Fountain of the Princess (or the Fountain of Neptune as it is also known).
But the Council of Zaragoza was not willing. They felt that this matter was «of the lt did not function, however, until the middle of the century.
utmost importance» since fountains should ~:demonstrate the greatness and the dignity In 1861, the Trove/ journal of the King and Queen by Antonio Flores was published. In it
of a metropolis of the Crown of Aragon», and the water from the Canal was not the Flores described the journeys of Queen Isabel la 11 through Spain whe1·e it was said that
most appropriate to supply the city: Zaragoza, .«despite being surrounded by abundant and excellent wate1; had only one
Thus, the Council tried to stop the prosecutor's work by requesting that a comparative fountain: the Fountain of the Princess. And this fountain does not bring spring water like
study be made concerning the quality of the water from the Ebro River, the Canal, and that of the Pools of Pinseque into the city, but rather takes water from the Imperial
from the springs at Marlofa. The Chief Magistrate wrote to the king that same year on Canal and, from what we understand, does not filter it to remove the impurities of the
the 29th of August, 1786, to express that the city could not but «choose the purest and Ebro River.»
healthiest water, and far intelligent minds, not stop at cost.» The king was also informed Between 1852 and 1858, several companies asked the Council far permission to take
that the prosecutor did not have their permission when he had a «so-called fountain» control of the water supply; envisioning the construction of between 12 and 15 fountains
built in the busiest avenue of the city, a «crude» fountain that was nothing more than with cast-iron pipes. In 1854, a Royal Order on the 4th of October reflects the wording
«water descending an irrigation channel far gardens». of the project.
The comparative analyses were finally carried out. The waters from the Calasanz, Juncar In 1857, the civil engineer Mariano Royo made his own proposal and analysed two
(between Zaragoza and Marlofa), Alcaduces, and Barluenga (in La Joyosa) springs that others to bring water into the city centre. One of these relied on gravity from the Impe-
flowed into the Almozana aqueduct were ali evaluated.The inspection was performed rial Canal and another used steam pumps to bring water from the Ebro River to the
by a group of experts made up of personnel from the City Council, a doctor, and a che- Almazara. The municipal architect José de Yarza responded that the best optión was still
mist who reached the conclusion that. if the water were collected from the river with to bring water from Pinseque since the Canal water was inadequate fo1· human use and,
the necessary precautions and it was allowed to settle far Oto 12 days, it was better
1
besides, he continued, the project was extremely expensive, especially the discretionary
than ali of the others. Evidently; the transparency of the water, its smell, or its taste were fees.
not evaluated, let alone the organic or microbiotic contamination. lt is necessary to
remember that just one year earlier, Bertholet had discovered the disinfecting power of On the 23rd of July, 1861, Zaragoza was still without fountains which is why the Council
chlorine, but until Louis Pasteur demonstrated that micro-organisms were the cause of decided to build several, at least in the main squares like La Magdalena, Santo Domingo,
diseases, it was not used as an antiseptic. The Council did not happily accept the test the Mercado, the Casa de las Monas (that was on the corner of the block that had been
results, however, and went ahead with their search far alternatives to the Imperial Canal. demolished to make Cesar Augusto Avenue between the bullring and the ma1·ket), and
the squares of the Pilar, and the Seo, using the excess water from the Fountain of the
With regards to the Fountain of the Incrédulos, it is worth noting that Pignatelli waited Princess. Since this fountain had a downward slope of 3.5 met1·es from its collection
four years to build it, and instead of recording the date that the water arrived ( 1782), the
point, it was believed that ali of the other fountains could be served by this conduit.
year 1786 is engraved.
Shortly afterwards, on the l 4th of August, the subject carne up again. lt seemed like the
FROMTHE IMPERIAL CANAL TOTHE BARDENAS CANAL moment had come far Za1·agoza, after the ephemeral Santa Engracia Fountain, probably
THE 19TH CENTURY,FINAL ATTEMPTSTO destroyed in the siege, to have its long-awaited and necessary fountains of which the
COLLECT GOOD-QUALITY WATER Seo and San Miguel Fountains were to be monumental.
With respect to the drinking-water supply; the arrival of the Imperial Canal to Zaragoza For the district of San Pablo, it was suggested that the water be collected from the
meant almost no change to its residents, with the exception that, thanks to the Canal, Misercordia Canal, which would make it possible to erect fountains in the squares of
the aqueducts that crossed the city, according to Pascual Madoz in his Geographic Dictio- Santo Domingo, San Pablo, Victoria, Portillo, and Carmen. The drains and their layout
nary of Spain, were always full of wate1; something which did not occur with the water were also discussed since no sewer systems had existed since Roman times.
from the weakened Huerva River. With these aqueducts, gardens were watered and the Money was allotted far the construction of catch-basins, but not far filters, which meant
most influential filled their cisterns. The most important aqueduct was the Romareda, that the water quality was always poor. During that period, however, filtering systems do
which forked to reach the Puerta de Sancho (Sancho's Gate) and connect with the end seem to have existed, like the one that M. Guigues of Marseilles offered the City Council.
of the Almazara on one side. On the other side, it flowed along what is now known as
Doctor Cerrada Street and probably through the centre of Zaragoza. At the beginning of 1862, the cost of the fountains, the transportation of the water from
the Fountain of the Princess to the Seo, Pilar, Monas, and Mercado Fountains, and ali of
The Adulas aqueduct ran down the right bank of the Huerva River and was responsible their taps and spouts was budgeted far. Another conduit suppling the Portillo and Santo
far turning the milis in the city centre. Domingo Fountains, and one from the San José aqueduct to the San Miguel and La Mag-
The War far lndependence, which caused so much damage in Zaragoza, actually brought dalena Squares were also included.The total cost was 495,963 reales for the construc-
about an improvement with respect to waterworks projects.The French administration tion of eight la1·ge fountains made of iron, and 11 residential fountains made of brick

FUN~IÓN
füANELO
TURRIANO
A little later. in March, it was made apparent that it would be impossible to fit ali of the 11. The municip.al sentries, guards of the avenues, and constables are responsible for
fountains with regulating tanks and filters. For this reason, it was proposed that only one assuring that the above regulations are respected.
outlet be supplied in order to install filters at a later date. Practically ali of the Council There Was yet one more fountain on the comer of Leche (Milk) and Platería (Silver)
voted against this proposal. Streets whose pipes continued to the centre of the Pilar Square where an ornamental
In December 1862, Zaragoza had eight isolated fountains and 11 residential ones, and fountain was built consisting of a large basin on top of which two further basins on octa-
their journey was the following: gonal stone pillars with four cast-iron mermen stood.Another branch of that pipe took
water to other residential fountains situated on the steps of the square and in Danzas
The water fiowed through a pipe 18 cm in diameter from the intake in the Pontarrón
Street.
aqueduct and drained into an iron catch-basin just befare reaching its destination. From
there it was distributed to the other fountains, with the exception of the San Pablo and The last main branch that left the Fountain of the Princess went to the other side of the
Santo Domingo Fountains-for which another conduit had been made from the aqueduct bullring where residential fountains were connected to it on the comer ofTrenque Stre-
that ran in front of the Aljafería (surely. the Romareda aqueduct). et, in San Roque Square, in Gigantes (Giants) Street, and on the comer of Azoque Stre-
et. In front of the Casa de las Monas, another ornamental cast-iron fountain was installed.
A pipe 18 cm in diameter left the catch-basin in the San Francisco Square carrying water
past the bullring to the residential fountains located at the junction of Blancas and Veróni- This fountain had the figure of a woman on top of an octagonal stone pillar with the
ca Streets.Three hundred and sixty-six metres further ahead, the conduit forked towards water coming out of her feet and out of a pitcher she carried in her hands.
the fountains located in the San Miguel and the Magdalena Squares. The base of the fo un- The conduit continued under the left side of the pavement on Albardería Street where
ta in in San Miguel was a polygon and in the middle there was a spout in the shape of a a residential fountain was installed on the street of the same name. lt continued to the
swan. From the other branch, fountains were established opposite the Seminary of San Mercado (Market) Square where another fountain opposite Torrenueva Street, and yet
Carlos and the Almudí. The fountain in the Magdalena Square had a round basin in the another on the comer ofthe Mercado Square andTripería (Tripe) Street, were found.
middle of which stood an octagonal pillar that had a smaller basin with an octagonal
The water collected in the «Castillo aqueduct» went to Portillo Square where several
spout.The excess water from this fountain was channelled and ran alongside the Univer-
residential fountains were located: one at the beginning and another opposite Castellana
sity, ending up in a trough next to the Puerta del Sol (Sun Gate) located in front of the
Street. The fountain in Santo Domingo Square got its water from this branch. In the mid-
Puente de Tablas (Wooden Bridge), a little downriver from the Puente de Piedra.
dle of this square, opposite Armas (Weapons) Street, another fountain was installed in
The pipe that descended San Gil Street (now known as Don Jaime Street) had a foun- the shape of a goblet with a high spout. The water was then collected and taken to a
tain in Ariño Square and another in front of Clavel (Carnation) Street, and ended up in trough in front of the Convent of Santo Domingo.
the Pilar and Seo Squares where there were two more fountains. One of these was in
The branch that continued along San Pablo Street had a residential fountain on Aguado-
the square on the comer of the Casa de la Infanta and the other past the Arco del
res Street whose drain was connected to the drains of the Mercado and Casa de las
Arzobispo (Arch of the Archbishop) built to stop people from taking water from the
Monas Fountains and which ended up in the trough at the Puerta de San lldefonso.
fountain located in the city centre. This particular fountain was the Samaritana Fountain
which consisted of a bronze statue cast in the foundry at Averly and which remained in By 1866, 32 fountains «in squares and for residents» had been built and there were
the square until it was remodelled at the end of the 20th century.The Samaritana's drain three troughs. Possibly encouraged by the change that the city had experienced with ali
led to a trough at the Puerta de San lldefonso (Saint lldephonso's Gate). of this, the municipal architect Mariano López even considered the possibility of solving
A city that was without fountains, or that had lost them for a period of about 15 centu- the water-supply problems by means of a conduit into the houses, complemented with
ries, was not accustomed to their use, which is why in 1861 the City Council decided to a convenient sewer network. The possibility of supplying Zaragoza with water from the
pass the following regulations: Gállego River was studied, although this alternative was rejected because of its excessive
cost and because there was no way to guarantee the necessary level during the
1. «All representatives of the Authority that need the water to extinguish fires or for summer.
watering streets and graves» shall have priority
Once it was established that the most appropriate water supply for the city was the
2. Not including the fountain in Pilar Square, «ali residents are allowed to take water
Imperial Canal, the suitability of placing the tanks and filters in Casablanca was discussed,
from the fountains and to fill their jugs, provided they do so with the necessary cle-
although it was economics and not technical reasons that tipped the balance in favour of
anliness and without promoting matters of any type.»
placing the water intake at Torrero.
3. Residents shall fill their vessels based on seniority, that is to say, in the order that they
arrive at the fountain. Another problem that arose then was the opposition by a group of doctors regarding
the use of iron pipes for the water supply, but which was defeated with the help of the
4. People who are employed to take water to houses with buckets, jugs, or any other
School of Medicine and Surgery.
type of vessel may collect it at the fountains, but they must wait in the queue like the
others. Unfortunately nothing was done given the eternal poverty suffered by the city's coffers.
5. The watersellers that take water to the houses using carts may only collect their This despite the fact that two European companies presented the Zaragozan Council
water at the Fountain of the Princess and in the place that has been reserved for with credit proposals in 1872. One of these companies was a Franco-Belgian financia!
them. group, and the other was an English company based in London: Edwin Clarck, Punchard
and Co.After signing an agreement with the English firm in which they committed to the
6. lt is prohibited to take water from other fountains if it is to be carried in barreis and execution of Zaragoza's water-supply and sewer systems in exchange for the concession
carts to private houses. and privatisation of the water. the Zaragozan Council ultimately rejected the contract
7. lt is also prohibited to wash oneself orto otherwise dirty the water of the fountain, due to the excessive cost it entailed.
orto drink from the fountain without a glass, as well as to obstruct the right of the
people to freely take water. Finally. it was the City Council itself that took on a modest project in 187 6 under the.
strange name of «Water Delivery Project for lrrigation».This may have been dueto the
8. Those people who intentionally or unintentionally launch stones or any other object opposition of the consumers of the Imperial Canal who were reluctant to use their
into the fountains or otherwise damage them shall be immediately detained and water for the provision of the city, since the Canal was exclusively dedicated to irrigation
receive punishment for the acts they have committed, as well as answering for the and navigation.These obstacles were sidestepped because, for one, it was impossible to
damage that they may have caused. continue the Canal past the city, and two, because economic agreements were signed
9. The parents, guardians, or heads of family shall be responsible for damage caused by that were very advantageous for its administrators. In them it stated that the city would
children under 14 years of age. contribute towards the costs of the Canal's maintenance and operation in clear dispro-
1O. Those who break these rules shall be sentenced according to the penal code if the portion to its consumption. As a result, today Zaragoza consumes 10% of the water in
damage that they have caused does not exceed the amount of five «duros». the Canal and pays for 90% of its costs.

248 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
Because of the small size of the project, in monetary terms, and the shortage of filters, The poor quality of the equipment that was installed was the reason why it worked
decanters, and tanks, the proposals of the famous architect Ricardo Magdalena had little inadequately from day one. An example is that the pipe was assembled in the
effect. Only the public fountains could be supplied, the ones that until then had received wrong direction and instead of raising the water to Casablanca, it served to distribute
their water from aqueducts. From then on small, cast-iron pipes were installed that sup- it to the left bank of the Ebro River. That is why it was necessary to build a second
plied water to the new fountains that were being built, of which it is known that the elevation.
Averly foundry provided, until the end of the l9th century. no less than 60 fountains and
The second pumping station is located in the vicinity of the Ebro Sports Club (formerly
6,000 metres of pipe.
known as the Parque Sindical) and from there it rises to the storage tanks of Casablanca.
After the monumental fountains began the construction of other more modest ones The building has four 750 l/s motorised pumps and still has room for two more. lts
attached to certain buildings, but that were quickly removed because they seeped and current pumping capacity is 3 m3/s, and is expandable to 4.5 m3/s.
caused dampness. Since then, Zaragoza's facilities have been modernised at the same rate that the city's
. THE 20TH CENTURY network has grown or that the relevant technology has advanced. As a result, the treat-
ment plant was expanded in 1965 and 1968 (ultimately having a capacity of 4 m3/s) and
The 19th century ended without Zaragoza possessing a water and sewer network that then once again in 1970 when the output was raised to 6 m3/s. In November 1998, the
matched its class. In 1905, under the mayoralty of Félix Cerrada, a credit of 8.5 mi Ilion storage tanks at Valdesartera were expanded.
pesetas was approved, with which the Council decided to try once more to improve the
city's inadequacies by means of two projects, this time led by civil engineers. The water- The latest project is the creation of the new supply line from the Bardenas Canal which
supply project was led by Antonio Lasierra Purroy and the sewer system project by is currently almost finished and is being tested until modifications to the Loteta reservoir
Antonio Sonier. can be completed.
By 1912, sorne houses actually had running water. After an interval of two thousand THE 21 ST CENTURY:THE ARRIVAL
years,the citizens of the capital of Aragón once again had water in their homes. OFWATER FROMTHEARAGON RIVER
However, the joy was short lived because the allotment of 140 litres per inhabitant Though only by very little, this chapter does not include the inauguration of Zaragoza's
immediately preved to be insufficient. This can be seen in the fact that the capacity of long-awaited supply line from the Aragon River, a project that, after a parenthesis of
the storage reservoir, which was estimated to be able to last for 1Oor 12 days, was nearly 2000 years, will mean that the capital of Aragon will have quality potable water
totally depleted after only 48 hours. lts quality was also significantly diminished due to for at least a few decades.
a lack of decanting, since, to save money when it was being built, filters were not insta- When the choice was made to supply Zaragoza with water from the Imperial Canal, it
lled. was an arguable decision since the option of water from Pinseque or Marlofa was not
To sum up, Zaragoza is, in ali probability. one of the most important cities in Spain that considered. The higher cost of transporting water from these springs might have been
had to wait the longest for fountains and piped potable water for domestic use.The first recuperated much earlier considering the price paid to the Imperial Canal over these
time the citizens of Zaragoza could see water flowing from a fountain (at least since many years.
Roman times) was in 1786, from the Santa Engracia Fountain; and the first time they saw
it flowing from the tap inside a home was at the beginning of the 20th century. around THEARAGON RIVER,THE SORAAQUEDUCT,LOTETA,
1912. ANDTHE CONDUITTO ZARAGOZA

lt has already been said that the quality of the water of this first supply effort was far Zaragoza's new water supply begins in the Aragón River, dammed at the Yesa reservoir,
from perfect, which is why a new project was drawn up in 1922. lts designer, José López just past Aragón's border. The Bardenas Canal leaves from there, taking water to the
Pueyo, was ahead of his time, foreseeing a do ble supply system. His idea was to have a Sora aqueduct and then on to the area around Castejón de Valdejasa. A pool is located
network for supplying homes with water that had been carefully filtered and purified, at this point from where the conduit, after making an intermediate stop at the Loteta
arid another with coarser water for watering gardens and for cleaning the streets. This reservoir, leads to Zaragoza.
project was unsuccessful as well; however, news from the Heraldo de Aragón on the lSth The journey begins at an intake in the Sora aqueduct, upriver from the junction of this
of January, 1924, talks about the resumption of the work on the reservoir two days ear- aqueduct and the road from Tauste to Castejón. Here, twin pools can be found that have
lier, and it refers to a strike and the surveillance by the Guardia Civil of the 50 or 60 wor- a total capacity of 200,000 m3 and from whose storage tanks leaves a pressurised pipe 2
kers who showed up at the site. metres in diameter.
In 1929, faced with the seriousness of the situation, four new receptacles were added to This first part of the journey fiows for the most part through land dedicated to dry-far-
the reservoir at Casablanca.These storage tanks had a capacity of 68,000 m3 each and ming cereal crops or on the outer boundaries of the Sora foothills. This route was cho-
were inaugurated on the 1st of July. 1931. Despite the fac:t that this raised the allotment sen because it had better geological conditions than the area located more towards the
per inhabitant to 200 litres per day. far superior to the average for that time, the demand west.
was still greater. As a result, the quality of the water continued to suffer. One of the most difficult stages is the one just befare the escarpment situated next to
Later, a selection process was held to build two treatment plants, one in Torrero and the the road from Remolinos to Tauste, where, together with the very inadequate geotech-
other in Casablanca. lt was not until 1946, however, that construction on the Casablanca nical characteristics of the materials, there is a sudden drop of more than 40 m until it
treatment plant began, which was overseen by Mr. Mantecón, an engineer from the City crosses the road where it turns into a spectacular inclined plane.
Council's Department of Roads an'd Water. Even though it did not salve the problem of The junction with the Ebro River is located between Pradilla de Ebro and Boquiñeni,
the physicochemical quality of the water, at least its sensory characteristics were accep- about 20 km from the beginning of the conduit. The river is spanned by means of an
table.The new plant began service in 1958, with a capacity of2 m3/s. aqueduct-bridge 250 m long with spaces of 40 m. Here, the pressure in the pipe reaches
Soon after, a pumping station was built next to the Almazara bridge. lts purpose was to approximately 19 atmospheres.
compensate for the serious inconveniences caused by cuts in supply from the Imperial After crossing the Ebro River, the conduit continues until it crosses the road from Gallur
Canal when it needed to be cleaned. The only alternative in this case (though partial, to Luceni, the Zaragoza-Castejón railway tracks, and the Imperial Canal. Afterwards, it
naturally) was to collect water from the Jalón River using the Pinseque aqueduct as a crosses the N-234 road and the A-68 motorway where it forks into two branches: one
means of shortening the period without water. taking water to the Loteta reservoir and another that deposits its water in the storage
Construction on this elevation began in 1949, but the delay in the installation of the tanks at Fuempudia 30 km after its commencement.
motorised pumps (three 500 l/s units) and, especially, of the pressurised pipe to Casa- The next section begins in two, twin, square pools next to the Loteta reservoir that have
blanca, were the reasons why construction was not completed until 1958. a total volume of 200,000 m3. Once the maximum load has been reached in one of

FUNMCIÓN
füANELO
TURRIANO
these pools, the water arrives at a catch-basin where a pressurised pipe takes the water Despite ali this, the l9th century ended without the sewer network that such a popu- .
towards Zaragoza. lous city needed. In 1905, under the mayoralty of Félix Cerrada, credit was finaliy obtai-
ned that not only allowed the water-supply project to be drawn up by the engineer
This pipe descends the Bayo ravine to later rise up to the flatlands of Plasencia where it
Antonio Lasierra Purroy, but also the first sewer project in almost 2000 years, also by a
crosses the road from Pozuelo de Aragón and enters the Pedrola mountains, always flo-
civil engineer, Antonio Sonier.
wing through the non-irrigable area that exists south of the N-232 road and the A-68.
The boom in the 60s created a favourable environment for the uncontroHed growth of
lt then arrives at the area near the Entrerríos industrial zone. After crossing the A- 122
the city both in its centre and in the surrounding industrial areas. This chaotic growth,
road between Figueruelas and La Almunia, the conduit crosses the Pedrola aqueduct, the
together with a lack of regulations and inspection policies and, of course, corruption,
Madrid-Zaragoza railway tracks, and the Jalón River. lt later ascends towards the Bárbo-
brought with it the construction of a poorly planned and even less-efficient sewer net-
les mountains and passes through the old Orús and Guallar ranches, after which it arri-
work. This would end up causing severe problems years later when the environmental
ves at the southern boundary of the air base in Zaragoza and passes through the
quality requirements of the European Union forced minimally acceptable levels of health
PLAZA logistics zone.
and environmental standards to be met.
Once the pipe arrives at the Exposition Arena, it crosses the high-speed AVE railway
The last few years of Spain's dictatorship and the first few years of its democracy were
tracks and crosses the fourth belt until it reaches Montecanal. Between this urbanisation
especially disastrous in this respect since Spain's industry was almost at the same level as
and the Exposition Arena, the pipe travels next to the hills ofValdespartera and conti-
most advanced countries yet it had a third-world sewer system.The result of this com-
nues along a service road until it reaches the municipal storage tanks at Valdespartera,
bination was the conversion of Zaragoza's rivers into sewers, making them responsible
from there continuing on to Casablanca.
for getting .rid of the poliution.
To supply the 71 cities and towns of Zaragoza, a distribution network has been created
that is grouped into five corridors (the upriver Ebro, the downriver Ebro, the Jalón, the THE CARTUJA SEWAGETREATMENT PLANT
Huerva, and the Gáliego). The Cartuja sewage treatment plant was at one time an important innovation with res-
Even if one believes that the water from the Canal had similar characteristics to the pect to the type of facilities of this kind that had been built in Spain. The whole process
water from the abovementioned sources in terms of hardness and salt content, the takes place in a group of closed buildings equipped with a system that eliminates the
organic contamination and the high level of floating solids that circulated along the Canal foul-smeliing substances from the air before it is released into the atmosphere. lt also has
would have made it unacceptable for other cities as important as Zaragoza. Entering the a sludge treatment system that incinerates it in two ovens with fiuidified beds, which
20th century without water and with limited municipal resources, however, was likely a means that the volume of waste that needs to be taken to the rubbish tip is reduced to
factor that weighed upon the decisions made. a minimum. And fi nally, this plant has been equipped with adequate amustie insulation
Upriver from the intake at Fontellas are cities like Logroño, Vitoria, and Pamplona that, since it houses machines that produce noise.
until recently, dumped their sewage directly into the Ebro River or its tributaries. When The treatment processes are carried out in three sectors:
it seemed that the situation was going to improve thanks to the construction of treat-
- Water building: it houses the processes of pre-treatment, primary decanting, biological
ment facilities, it got worse because the return of the irrigation waters carried more and
treatment pools, and secondary decanting, as weli as the deodorisation of the air and
more sulphates and nitrates with them.This has meant that, despite the improved efforts
other complementary services.
at treating the wastewater dumped by cities, the quality of the water fiowing down the
Ebro River gets worse year after year. - Sludge densification: made up of four round, covered gravity tanks that are equipped
with an aeration system.
And as if this were not enough, in Miranda de Ebro, there is an important chemical
industry that, if an accident were to occur, could give rise to serious contamination pro- - Sludge building: it reunites the processes of the sludge line except for the densification
blems, although never as serious as if an accident were to occur at the Santa María de (dehydration, drying, incineration, and treatment of vapours).
Garoña nuclear power plant which sits at the riverhead in the valiey ofTobalina in the
In addition, the sewage plant has a joint precipitation phosphorous treatment system in
province of Burgos. This power plant began production in 1970 and is currently the
the aeration pools.
second oldest working plant in Spain, only two years younger than the one in Zorita, but
with the difference that this latter plant is scheduled to be dismantled between April One of the most meticulous aspects has been the use of materials, like aluminium or
2006 and 201 S. Garoña has no such date. stainless steel, that guarantee the long life of the equipment despite the corrosive atmos-
phere inside the buildings.
Luckily, the city of Zaragoza can now close this chapter from the past since it wili finaliy
have large quantities of safe, good-quality water. At the same time the treatment plant was built, so was an important network of drains
about 7.5 km long that take the majority of the city's sewage to the treatment plant. This
THE SEWER NETWORK,AN INTERVAL OF 18 CENTURIES network includes siphons at the junction of the Ebro and Huerva Rivers and a pumping
The Romans provided the city with a sewer network that allowed the sewage to be station on the left bank of the Ebro River.
evacuated out to the Ebro River. The sewer network in the city centre clearly lacked capacity since the growth of the city
When the Roman sewer network became unusable, and probably for more than 1500 had been based on the premise of expanding the drains, connecting branch after branch
years, Zaragoza had no sewer system, which meant that its streets were dirty and sme- to provide service to the newly developed areas.
lled bad since raw waste was thrown directly onto the street. lt was possible to apply this solution when a new city block was added to the network,
In the l9th century. the construction of fountains carried with it the problem of how to but when it carne to entire streets, the only effective solution was to shorten the route,
channel the excess water. However, the spectacular increase in population soon made looking for the point closest to the river to drain the sewage. As a logical result, the Ebro
the problem of disposing of the residents' sewage one in urgent need of a solution. and the Huerva Rivers were the most affected. But whereas the Ebro River could better
disguise the load that was dumped into it because of its volume, the Huerva River beca-
In 1879, the first sewer project for the city was drawn up, taking three years to be pre-
me an outdoor sewer that needed to be hidden.
sented before the Council. In it a concept was proposed that was almost 100 years
ahead of its time. This idea was to reuse the sewage for agricultura! purposes after its Faced with this untenable panorama, the city at the beginning of the 80s was forced to
treatment. However, it seems that only the most necessary and urgent (and cheapest) create a plan for its infrastructures whose most ambitious aim was to treat its total
· sewers were constructed, like the one on Alfonso Street that at that time had just ope- amount of sewage.Thanks to this plan, in a short time the city went from dumping ali of
ned.The luxury homes just built needed a connection to the sewer lines that, obviously. its sewage without treatment to the current situation in which - except for a few small
ended up in the Ebro River. drains - almost ali of Zaragoza's sewage receives adequate treatment.

250 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
WATER SELLERS, FIREMEN ANO WASHERWOMEN

ZARAGOZA'S WATER SELLERS The pitchers shou/d be covered and in good, clean condition. During summer months /eafy bran-
ZARAGOZA, THE CITY of three rivers, had no public water fauntain since roman times, ches shou/d be placed on top of the pitchers help keep the water coa/. Each load of water should
which is why far centuries, «los aguadores» (the water sellers), worked making water available consist of 6 pitchers bearing the sea/ of the city on their handles, a /ion and arms. Each pitcher
to prívate households. Documentation exists about their activities in the sixteenth century, shou/d ho/d 26 «cuartillos» of water with a margin of 2 «cuartilloS!>. They were to be transported
when rules were dictated and publicly announced to safeguard the cleanliness of the area of ful/ and to be complete/y emptied on de/ivery
the river used by the water sellers to collect their water. The price of each delivery was dependant on distance and was established in the bylaws of the
In the eighteenth century in a statement directed at the deputies by the <<fiscal de lo civil» water sel/er's guild.
(public prosecutor) Mr. Josef Álvarez, presented detailed infarmation about them (the water Water sellers should not impede any citizen col/ecting their own water and they should be punc-
sellers) pointing out that in the capital of Aragón in 1786 <cthere were more than 150 men tual in providing water when called upan by their cliente/e.
employed as water sellers who were therefare lost to agriculture and craft, and 400 to 500 The use of modifled pitchers or pitchers of /ess capacity than stipulated were forbidden, as was
asses which could be better used far the transportation and conveyance of other trades. This the use of dented ar damaged pitchers. Their asses were to be kept tied and they should not
data, provided after the census of the Conde de Aranda of 1797, states that Zaragoza had stop in the street /onger than necessary or block the street in any way. They are forbidden to tie
almost 5% of the total water sell ers in Spain. their asses to the window grilles of houses, and they should unload inside the entry halls of hou-
Each zaragozan water seller had on average three asses, each one able to transport six pit- ses where possible. Where no entry hall exists they should try to cause as /ittJe disruption to pas-
chers of twenty-six «cuartill os» (O.Slitres). This was onlythe theory; because at that time there sing traffic as possible.
were also water sellers who even though farbidden used modified pitchers that held less On Sundays and festival days during the summer they should hose down «el paseo de Santa
water and therefore cheated their costumers. The price charged to each householder per Engracia» (Santa Engracia walk) and the wooden bridge, honouring their agreement with the /ea-
delivery depended on their proximity to the river; and was between a minimum of two «cuar- seholder far a flxed price.
tos» and a little over three «cuartos» (old Spanish monetary system). The /ast load they col/ected each doy was to be brought to their own homes and kept there in
~he water they collected was of infamously low quality because, as explained by Mr. Josef
case of (¡res in the town during the night The water sellers were to respond immediate/y to the
Alvarez instead of using the wooden walkways provided to reach fresh, running water; the parish be/Is ar the be/Is of «Torre Nueva» (New Tower) and each was to bring their ful/ load of
water sellers collected their water from the easiest places at the river's edge where the water water with no excuses far lose of water being excepted. Once they arrived they were to follow
was stagnant, muddy; impure and dirty. the instructions of the Magistrates. The flrst to arrive to the f¡re with a full load of water was
awarded a prize to be paid by the last to arrive from that district of the town .
.Even though this information was probably true it also served the interests of the public pro-
secutor in justifying the construction of public fountains using water from the Imperial Canal. The water sellers were also permitted to sell «aguas compuestas», other types of water; far
To leam a little more about this trade it would be of interest to consult the by-laws of the example «agua de nieve» (snow water), and water fiavoured with certain plants such as bar-
time. Those of 1794, in article 29, state that the water sellers take water only from running ley; tiger nut mili<. sugar beet, and fiavoured ice.These were sold in the town's squares and stre-
parts of the river; in the designated areas, and ma'<ing use of the places allotted to them by the ets, except between 12 and 2 pm to give sick people a rest from the críes of the water sellers.
leaser of the wooden walkway. Also their pitchers must be approved by the <<fiel del almota- Any of this water not sold was to be disposed of at the end of each day.
cén», the weights and measures man of the time, the local potters carrying a stock of appro- In 1829 the water sellers sought permission to collect their water befare it an·ived to Santa
ved pitchers. Engracia or that the inigation channel was covered over until that point. This was beca use the
In the chapter entitled «plain and treated water» it says, drinkable water far common use in water was being polluted by houses further up stream where many housewives used the river
this city is that of the rivers Ebro and Gállego. In the case of the Ebro the water should be to wash their crockery and where animals we1·e also being watered. This meant that the qua-
taken directly from the river or from the Imperial lrrigation Channel this is more «palótica» lity of the water was lessened and could have been dangerous for human consumption.
and far that reason clearer of silt, mud and impurities. The water of the river Gállego may be To leam more about the work of the last two water sellers we have the excellent report writ-
preferable far its higher level of cleanliness, its thinness and its movement. In the areas clase ten by Eduardo Fuembuena far the «Heraldo de Aragón« (Aragón Herald), which was publis-
to the river «Huerva» they also use its water although not in Zaragoza because it has a higher hed the 13~ of October 1933.This article recalled the memories of the two last wate1· sellers
salt content.The best time to fill <<tinajas» (large earthen ware jars) was in january and «in the Gregario and Ricardo.
dry season when the rivers run at their lowest and their waters fiow clearer and lest salty». Gregario, seventy years old at that time, was retired and spent his winter days in the «carasol»
The water was collected from the rivers to be put in <ctinajas» in people's homes where it dis- (sunniest part) of the military hospital and his summer days below the arch of San lldefonso.
tilled and clarified. lt also needed to be passed through a «cedazo» a sieve containing stones The old water seller told how the hardest part of his job was having to bring water upstairs
taken from the same river or pieces of sulphur stone covered with a clean cloth and then clo- which is frequently forgotten as most people's memories were of water sellers in the street.
sed with a wooden plank. This was to ensure that in the underground caves where they were Of course he was paid far this extra work. ground floor; first floor and second floor homes
kept the <<tinajas», were safe from spiders, insects, and other animals and also from dust and paid 25 «céntimos» (one quarter of one peseta) far each delivery of four pitches. lf a home
earth entering them. The waters of the Ebro had no impurities but if the <<tinajas» were not was higher than second fioor the price rose to seven «perricas» which was 35 «céntimos».
cleaned in time the sediment produced many microorganisms. Water from the abundant These prices meant he could eam up to 8 pesetas a day which meant making between 20
wells in the city was not used far drinking but far other domestic uses. and 30 deliveries a day.
The bylaws continued: The water sellers explained that the first work of the day was delivering to their regular
Water ~om the river Ebro was to be col/ected at specifled points at the city /imits or from the clients, and the rest of the time was spent walking around the district looking far new custo-
parapet of the river; far that purpose wooden wa,kways were constructed 3 avaras» (o/d Spanish
1 mers.
measurement of 83,5 cm) wide by 4 ((Varas» long which reached the running water of the river Shortly befare the disappearance of this trade at the beginning of the twentieth century there
so water would not be collected ~om the rivers edge ar from still poo/s ar stagnant oreas. Those were serious problems that could have finished in violent altercations. These were caused by
walkways were to be kept clean as were the ramps accessing them. The asses were to be kept the appearance of new water sell ers selling their loads at the cheaper price of 4 «perricas». lt
out the river so their hooves would not stir up the silt and mud and they should not defecate or was said that had piped water not anived at this time the situation between the water sellers
urinate in the water. could have become much worse.

FUNDAICIÓN
füANELO
TURRIANO
The wealthiest families brought water from the river Gállego in large vats on horse drawn carts The same document included this other rules:
each casting five pesetas. Although expensive, drinking water from the river Gállego was consi- Neither washerwomen or any one else may wash cleaning cloths, wool, clothes, leather, dyed
dered a distinction and sought by the creme de la creme of Zaragoza, said the water seller. materials, or anything else which may be dangerous to the water in the irrigation channel of
These were the families of the Baroness of Areizaga -of whom it was said never drank water the Almazara or in the river Ebro at the site of the <cta_eri<l)> of the city.
from the river Ebro-, the General Captain, the families Yarza and Castellano, the Viscounts of They should not rinse, lay out to dry or hang clothes in public walkways, benches, walls, or
Espés, etc. trees.
Even though a luxury ítem, the waters of the Gállego did not increase in price in thirty years, They should not exchange or take clothes with or from others, the penalty being a fine dou-
casting 20 «reales» at the beginning of the twentieth century and the same price in the first ble the value of the ítem plus four reales.
years of the Republic.
They should not wear or use the clothes given to them to wash by their clients, the penalty
Another surviving water seller was Ricardo, also in his seventies who was known as «The being the same as above.
Water Sellef')) in Azoque Street He was the last active water seller up until the l920's.
They should have no contad with any man who is not a member of their family in the public
Ricardo remembers the money they eamed during fires, as well as the prizes of 7 pesetas for washhouses and drying areas, the penalty being 4 reales for the washerwomen and jail for the
the first, 5 for the second and 3 for the third to arrive, they were paid 2 «reales» per vat. men.
Taking into account that there were fires that took three days to extinguish, sorne water
Public washhouses existed in almost ali the villages of «Aragón» from the 16th century
sellers earned up to three hundred pesetas, a small fortune, for that reason they were always
onwards but it was a luxury that Zaragoza did not have until well into the l9th century. There
ready for the call of the bells.
was no comparison between the wash-houses of small villages and the huge ones which
The last pesetas eamed by water sellers were during the construction of the level crossing on Zaragoza eventually enjoyed, which often were greater than an hectare in area with huge sinks
the «Avenida de Madrid». Piped water did not reach here so it had to be brought in the old in which hundreds of professional washerwomen laboured.
way. The end of this construction work also signalled the end of a trade with its roots in Mus-
The washing process was as follows:
lim Zaragoza, which provided water to households now fortunately piped, for more than a
thousand years. First they would wash the clothes as normal, then the clothes would be submerged over night
in earthenware jars containing a mixture of hot water and bleach, an operation called «cola-
From that moment on the surviving water sellers dedicated their cart and their strength to
dil)> a word still synonymous with washing clothes. After this the clothes were washed again,
other endeavours such as fumiture removal or the buying and selling of goods and chattels,
dried, folded and then returned to the houses of their clients.
making use of the contacts they had.The vats and pitchers of the water sellers were put away.
as were the large earthenware jars of the citizens, in case they could be of use in the future, The washhouses were privately owned and an entry fee was charged (for example ten «cén-
but as Zaragoza was affected by the war, they disappeared little by little. timos» in 1931 and one «real» in 1954). There was also a char,ge for the place taken in the
washhouse depending on its size (between 0,50 to 3,5 pesetas). Use of the urns containing
FIREMEN hot water and bleach cost between 35 «céntimos» and 9 «reales» in 193 1, and between 50
Until a few decades ago wood was the basic building material used in the construction of the «centimos» and 3,5 pesetas in 1954. In 1954 the hot water alone cost 30 «céntimos» per five
city's homes. Under very dry conditions, high density of construction and strong winds, the risk litres, and there were winters when it was in great demand. There was also a charge of 30
of fire was high enough, but on top of this in the l8th century there were more than one hun- «céntimos» for the use of the drying area, blankets and woollen items ·having special prices.
dred public ovens, each one with its own supply of fuel. This was not always wood, due to its The washerwomen worked a twelve-hour day. from six in the morning to six in the evening or
scarcity and high price, but sorne species more dangerous in a fire like rosemary and other from seven AM to eight P.M, depending whether it was summer or winter. Suffering wind, rain,
types of bushes. The icing on the cake in this high-risk situation was the lack of public fountains. frost or the torrid heat of the summer they laboured for between eight and ten «reales» a day
At that time there was a rudimentary fire service made up mostly of water sellers. According in 1931. In 1923 they charged «three perricas every two items».
to article 37 of the Bylaws of 1794, it was they. along with the bricklayers and their assistants The busiest days were Mondays and Tuesdays, probably because the people bathed, put on
who were charged with the fighting of fires.As was already explained they were obliged to clean clothes and changed their bed linen at the weekends. They worked without Health insu-
keep their last load of water of the day and be ready to actas soon as called upon.The Town rance or pension and for those who had no children - or even those with children - there
Council offered a prize to the first water seller to arrive to the scene of the fire, which was was little hope for the future, usually ending their days in the «Casa Amparo» (shelters for the
paid with the fine imposed on the last to arrive. indigent).Therefore they laboured as long as their strength allowed, sorne being very elderly.
In reality the capital was very lucky. as ali the water sellers along with the citizens would not The first big wash-house of Zaragoza was that of the «Puentecicos» (the little bridges) ( 1)
have been able to fight a fire of great proportions, as with the case described by the already located between «la arboleda de MacanaZ» (Macanaz grove) and the «Puente de Piedra»
mentioned Public Prosecutor Álvarez in 1778 when the «Teatro de Comedias del Hospital de (stone bridge) with its water supply coming from the drainage system of «las Balsas del Ebro
Nuestra Señora de Gracia» (Theatre of Comedy of Our Lady of Grace Hospital) located in Viejo». lts origins can be traced back to 1818, when the Town Council wanted to build a was-
what is now the Bank of Spain went on fire leaving 77 people dead. her-house in an area infamous for its filth, which was located near the drainage channel called
From 1830 onwards the City Council had specific fire fighting equipment at its disposal, later, «de las Balsas del Ebro Viejo o los Puentecicos». The Council contracted Francisco Solsona to
with the money obtained from the sale of stone from the «Cruz del Coso» -located where construct a washhouse with a capacity of 250 people. Because he hadn't sufficient capital he
later they built the «Fuente de la Princesa» (The princess's fountain)-, they bought pickaxe's, sold the contract to Mariano Nogués for 6,600 reales, who apart from finishing this contract
shovels, axes and other tools to be used exclusively in case of fire.And sorne of the stone was also built a new bridge with access to «arboleda de Macanaw and other areas like «la Ortilla»
even used to build the «Fuente de la Princesil)>. and «Ranillas». When the washhouse was completed, many people appeared claiming
ownership of the property supporting their claims with old documentation, for this reason the
In August 1863 the Council created the «Compañía Municipal de Bomberos» (the Municipal Council lost the property and the tenderer lost the money he had invested, only being com-
Fire Brigade) with craftsmen, masons, carpenters and plumbers. This is the origin of the pensated a small percentage.
current municipal fire service.
In 1837 Nogués tried to get the Council to provide him with a plot of land near la «arboleda
WASHERWOMEN ANO PUBLIC WASHHOUSES de Macanaw where he planned to build a new washhouse. Maps from the end of the l9th
The by-laws we have been referring to, of 1794, prohibited in article 27, the washing of clothes century show only one washhouse; therefore it is very probably that this other one was never
from «el molino de Sancho» (Sancho's mili) now «puente de la Almozar<l)> (the Almazara built.
bridge) until after the «Puente de Tablas» (the wooden bridge) which was where water sellers lt seams that until the middle of the l9th century there was no other washhouses built in
collected water. lt was also forbidden to wash in the Madrid road (at Carmen's gate) irriga- Zaragoza. With the growth of the city, the dirt carried by the river Ebro during certain
tion channel and upstream of the river «Huerv<l)> and including the drainage channel opposi- months of the year, the search for more comfortable and closer working environs by profes-
. te the tower of «Marqués de Ariño». sional washers, and of course the possibility of doing good business meant that at that time
In article 33 it was forbidden far the washerwomen to use wooden paddles to clean the clo- the capital's most central wash-house was built by Agustín Castellví, which ended up in the
thes, even carrying one could result in a fine of 4 «reales». hands of his widow. He was an engineer from Molins de Rey who carne to Zaragoza around

252 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRlANO
1865 with the idea of opening a washhouse. A completely self financed idea which many of Near the Ebro there was the «la Sierra del Agua>> (the Mountain ofWater) washhouse situa-
his contemporaneous faund crazy, but which with the passing of time clearly demonstrated his ted in what is now the block between «i:I Paseo Echegaray», «la Plaza de Europa>> and «la
business prowess. calle de Santa Lucía>>; and «el de Gregario» or «Santo Domingo» washhouse ( 13) opposite
Castellví searched far the biggest most central plot possible, which he faund at an old Francis- to the Dominican convent and very close to the other. lt does not appear in the maps of
can market garden which had been confiscated under «las leyes desamortizadoras» (an old Casañal but it does appear in the aerial maps taking by «la Confederación Hidrográfica del
Spanish law requisitioning church property), located in the block now occupied by the Hotel Ebro» (the hydrography confederation of the river Ebro) in 1927, this shows it was one of the
Meliá Corona, between the provincial hospital of Zaragoza and the old military hospital situa- last built.
ted in the ruins of the cloister of the Church St. James. For this reason the wash-house was On the other side of the river, in «el barrio de Jesús» (the barrio of Jesus), was found as well
also known as «El del Hospital» (the one at the Hospital), and became a traditional meeting as the already mentioned «los Puentecicos», also, possibly known as «el de la Grasa>> (the
place for soldiers and washer women (2). one of the grease), another between «el Puente de Hierro» (the lron Bridge) and «el Moli-
no de la Sal» (the Salt Mili) ( 14) and lastly the one of «San Lázaro», located between the two
lt had nine large pools and three hundred rooms far hanging clothes and also other installa-
bridges and the convent.
tior:is like the water tanks at «la puerta del Carmen» (Carmen's gate) used to decant the
water befare it arrived at the wash-house and for that reason the water was clearer. They At the beginning of the 1950's the washhouses had almost disappeared from the city centre,
were also used to provide water far the washhouse when the supply channel was cut off far but the last ones remaining open enjoyed great popularity and tradition. When built they
cleaning. were at the edge of the city but as the city grew they became more central and more attrac-
tive to developers wishing to build on them. One of the most loved was «el de la Tía Benita>>,
lt was the busiest washhouse, around which was eventually established a small city of washer- later known as «de San Miguel», which was the most lamented when it closed far business
women that lasted far a couple of generations. T"ne hanging rooms were an extension of the due to the fact that it was «la Escuela de Natación» (the school of swimming) where thou-
washer-women's homes in which they had plants, pets and in sorne cases a small peach tree, sands of young zaragozans leamed to swim in its pools for little or no cost and with very little
a fig tree, and even an olive tree. The rent they paid (at the time of its closing in early 1931) risk
was between faur and seven reales per month. Entrance to the washhouse cost 1Ocentimos,
In the summer of 1954, of the 18 public washhouses that had existed in Zaragoza only one
use of the ums containing hot water and bleach was between 35 centimos and 9 reales. The
remained, «el Higiénico» or «la Higiénica>> - which was probably built in 1870 with the name
problem was that after more than sixty years those two storey wooden hovels were in a
«El Pilarn-. After 80 years of service it was dilapidated and its closure had been foretold, even
terrible state. Because of the lack of maintenance and their rotting timbers there were fre-
though the last 150 washerwomen of Zaragoza worked there.
quent accidents.
The excellent article by Marcial Buj in the «Heraldo de Aragón» about the last washhouse of
The growth of the city was unstoppable and the water tanks used to feed the wash- house
Zaragoza brought us an understanding of an extinct profession, not due to a lack of business
disappeared under the construction of a converit, most likely the one located between the but to the lack of a place to ply the trade. The owners of the washhouses obtained quick and
comer of «Paseo María Agustín» and Cesar AugJsto. From that moment on the deteriora- substantial retums selling the sites far construction or simply speculating with them; we must
tion of the wash-house was more acute, without the water tanks to decant the water the not forget that these were years of massive development.
quality of the water felt dramatically; but especially because the land was much more valuable
than the building and it was not profrtable to invest money in improvements. The closure of For this reason they did not invest in its maintenance and upkeep. In the last washhouse, of its
that washhouse was a sign of the end of an era, prolonged by the war and its misery but faur pools three had collapsed roofs and the fourth roof leaked. The article tells us of the sad
obvious since decades befare. life of the washer women, who had to walkto «calle Asalto» from their homes or clients hou-
ses as they were not allowed use the trams whilst carrying their loads of washing. The typical
At the beginning of the 20th century there were at least nine of these establishments in exis- washer woman carried a load of washing in a sack on her head, another under each arm and
tence in Zaragoza. As well as the already mentioned «Castellvf or the one at the Hospital her lunch pack between her fingers; in this manner sorne of t.hem had to do four trips a day.
there was one named «El Carmen»(3) located on the «Paseo de Pamplona» (Pamplona
The washerwomen made up for their hard, badly paid work with their sense of humour.
Parade) which occupied the complete block bety\/een «el paseo de Pamplona», «la Avenida
Commenting on and joking about the condition of the clothes of their clients, how dirty they
Cesar Augusto» (Cesar Augusto Avenue) and Albareda and Bilbao streets; it was probably
were, and what their clients may have done in the clothes to get them in such a state, or what
also known as «El Parque» (the Park) because it was behind the artillery barracks.
they may do in them in the future.
There was also a washhouse located between the streets now known as Hemán Cortés and Another style of washhouse in Zaragoza was that of the one called «la Balseta>> (the raft). A
Pamplona Parade (4) and another adjoining wash-house (5) was located in the street now much more rural style washhouse meant more for the general population of the area than far
known was Doctor Cerrada, possibly known then as «calle de las Mercedes» (Mercedes stre- professional washerwomen. Most likely there were two more in this style bringing the total
et). The closure in 1935 of the first of the above, one of the biggest in Zaragoza, was another number up to 18 as reported in «El Heraldo de Aragón».
sign of the demise of the washhouse.
This modest washhouse was situated between the end of «Via de San Femando» (Saint Fer-
In the area around the river «Huerva» there were washhouses called «señora Benita>> or nando Way) and the beginning of «la Avenida de San José» (Saint Joseph's Avenue) behind
<<Señá Benita>> (6) (named after Mrs. Benita), at the beginning of Miguel Servet Street, and the old «Cuartel de Castillejos» (Castle Barracks). lt was built at the end of the l8th century
opposite it was the one known as the «Hondo»(t:he dip) \1). The Hondo was located in the or the start of the 19th century after the arrival of the water from the Imperial Canal. lt is
grounds of what used to be the convent of San José, and which were afterwards a jail, another known that in 1930, either because it had never been built, or had collapsed, that this was-
washhouse, a dog track and then a public park The one known as San José was located besi- hhouse had no roof. Therefare the Council started building works to improve the lot of was-
de the one called «Tía Benita>>and was also at the beginning of Miguel Servet street (8). herwomen in all types of weather..
The one known as «los Cristales» (the crystals) (9) was on «Paseo de la Mina>>, beside a flour On the 24 of July 1968, it was reported in the Herald that a washhouse, and an open irriga-
factory, in the space now occupied by a petral station and a school. Lastly in this area there tion channei to feed it, still existed in the middle of the city. Even though it was still in use it
was the one known as «del Pilarn also possibly known as «la Higiénica>> (the Higienic) ( 1O) was begging to be closed.
located in «San Agustín», at number 50 «Asalto» street, opposite the famous liquorice factory, On the 24 ofJuly 1969, an article in the same newspaper called forthe demolition of this was-
Tur, which made the «Zara>> line of products. hhouse, stating that it was not in use and held.no real value as a relic of the past. They sug-
The washhouse, «de los baños de Santa Engracia» ( 11 ) (the baths of Saint Engracia) had the gested building a square with a fauntain in its place saying that nothing would be lost but much
peculiarity that its sinks were not only covered in but were also raised s9 that the washerwo- would be gained by its demolition.
men could work comfortably standing up. A voluminous channel passed beside the washhou- Ayear and a half later another article, by XYZ, in the same paper, begged far the conservation
se and fed the sinks that then emptied into the river Huerva by way of the drains that were of this relic offering sorne excellent arguments on its behalf. In particular that the attitude
built far «la fuente de la Princesa>>. Around the washhouse there was ample space far hanging which existed during the dictatorship of only preserving symbols of the important and the
clothes. powerful, not symbols oía more modest nature, like washhouses, fountains, etc still existed.
There was also a washhouse between San Miguel street and Isaac Peral street.This could be These were never taken into consideration and therefore have been lost to us forever, much
seen on the map of Casañal of 1880, but not the map of 1899. like the washhouse that in the end was demolished.

FUNlli\CIÓN
füANELO
TURRIANO
THE PUBLIC BATHS ANO FOUNTAIN S OF ZARAGOZ A
ROMAN BATHS Beside the baths was a washhouse («Los Cristales») whose waters were not from the «Huer-
va>>, but carne from the Imperial Canal via an offshoot of the irrigation channel of «Pontarron»
lt is widely known of the interest the roman's had in high quality water and in having enough
diverted between «CádiZ» and «Casa JimeneZ» streets, and which then ran through «San Cle-
of it to serve their cities. Therefore it was very rare to find a roman city without a good
mente» and «Costa>> streets before arriving at the washhouse.
water supply and without hot springs.
«Los Baños de Don Fermín Zacarías» (the baths of Mr. Fermín Zacarías) must have been
Given the interest, which existed at the time for, that type of establishment Roman Zarago-
very luxurious, judging by the size of its rooms and the description of its facilities. lt was
za had many public baths, but we know of only one. The ruins of a large swimming pool
beside the Gate of «Santa Engracia» and was probably on the land designated No.93 in
connected to hot springs located between what used to be the Forum and the Theatre
the maps of Casáñal. The baths were located inside a spacious garden, and consisted of 28
were discovered in 1983 between San Juan street and San Pedro street. Among the
rooms (most of 6.Sm 2, with the exception of the double rooms), fou r of them had two
various rooms that would have existed in this building (dressing rooms, hot, warm and cold
pools. Each bath had a table and chair, a dressing table and a bell to call the attendant; the
rooms, gymnasium, etc) only the ruins of the latrines were discovered in 1990. They had
walls and the floor were covered in «campanil» stone. The same material was used in the
been demolished to build a big open air, porticoed swimming pool in the middle of the first
baths, which had an oval interior, and were shaped like a boat on the exterior. The taps
century AD. There still remains 9,7m of the l5,8m estimated length of this pool; the base 2
were made of bronze and in the form of snakes. The main hall, about 70m , was painted
of the pool was rectangular and the remaining end was an apse finished in a lobe shape.
and decorated to the height of luxury and included stone tables, curtains, furniture and a
Three steps were cut into the perimeter and the bottom was decorated with marble slabs
dock of the highest standards. From this hall one passed trough the gardens to the baths.
sorne of which were salvaged for re-use when the thermal activity in the area ceased at the
Another bathhouse called <<.Allué», rebuilt in 1823 and which had 26 baths was possibly
beginning of the fourth century AD.
located beside the «Huerva», a few hundred meters up stream from «la almenara del Pilarn
Of the portico that surrounded the pool, which was estimated to be between 5 and 6 m. ( the battlement of Pilar).
high, the remains of three column bases and various supports still exist. There also remain
sorne ruins of decorated marble wall slabs whose intricate workmanship gives us an idea of THE BATHS OF «PASEO DE LA INDEPENDENCIA>>
the sumptuousness of the baths (INDEPENDENCE AVENUE)
JEWISH BATHS In 19 13 work started on what ended up being a model example of public baths in Zarago-
za.The works finished just before the festival of Pilar in 1915. Costs were notan issue to the
In numbers 126 to 128 «del Coso» street, opposite to the Jewish Ghetto and the fortress
Council when fitting out the baths; they brought porcelain bathtubs from England and tiles
known as «El Castillo de los Judíos» (the castle of the Jews) there are preserved the
remains of baths from medieval times located on the site now occupied by the Seminary of from Belgium.
«San Carlos». lt is supposed that these were Jewish baths due to their location in the These baths had the highest levels of cleanliness, comfort and spaciousness in Spain. José
Ghetto, and that the members of that community used them. lts structure is identical to Yarza, the municipal architect at the time, oversaw their construction. Curiously it was on
that of the Muslim Baths. As no Jewish architecture existed, they generally copied other the roof of these baths that he was ki lled whilst trying to repair the public lighting during a
models, in this case lslamic. general strike on the 23rd of August 1929.
These may be the baths mentioned in a «códice aljamiado» (a codices written in Spanish To heat the water the baths had a boiler capable of reaching 80 degrees, which was lit from
using the Arabic alphabet) referred to by Moncho Goicoechea in his article from the 7 in the morning to 9 at night.
«Heraldo» about Gascón de Gotor. In these codices you could read: «That everybody The baths were busiest during the summer and on each Saturday of the year, also on the
comes to the Zaraieb bath without having to pay anything». arrival of each train to the city as many passengers would use the baths before going about
lt is also possible that this are the baths mentioned in a Royal Decree of 1228, which decla- their business. We must remember that the soot from the steam engines was very dirty.
res them Royal Baths of the Jews, meaning that any profrts from the baths were for the King. The best clients (almost exclusively men) were middle classed, except on Saturdays, when
These baths are preserved but not in their original location, as they were rebuilt after being the labourers of the city carne to bathe.The baths were also popular with «many of Zara-
declared a National Monument in 193 1.They are an example of the «Mudéjar» style of goza's gentlemen who, although they had a fine bathroom at their disposal at home, carne
architecture and UNESCO declared them a World Heritage Site in 2001 . Not withstanding to use the public baths because at home the hot water system didn't work properly or
this they had an uncertain existence; their possible disappearance was referred to in the water was expensive to heat or because their housekeepers had turned the bathroom into
aforementioned article of 1961 and even though they had been declared a national monu- a laundry» as reported in an article in the «Heraldo de Aragón».
ment, their demolition had been approved. Four women worked at the baths, who as well as cleaning, constantly sprayed them with
After almost 45 years of uncertainty the Council managed to buy the adjoining premises, perfumed disinfectant.
and are still waiting with the hope that the owners will donate the baths so they may be From when it was built to the eve of its closure the baths had only one landlord, Manuel
opened to public viewing.
Asensio, who was succeeded by his children Carmen and José.
BATHS OFTHE MODERNAGE On the 29 of November 1958 the Herald reported the possibility of the closure of this
BATHS BYTHE RIVER HUERVA baths which became fact two years later: on the 1of February 1961 the same paper infor-
In the middle of the l9th century. various bibliographical references, among them Madoz's med us of its closure and of the closure of the Jewish baths.
Geographical Dictionary. point out the existence of at least three bath houses in the city.
BATHS OFTHE EBRO
Madoz first describes «los baños del Huerva» (the Huerva Baths) opened in 1889 on the left
bank of the river between gates of «Quemada>> and «Santa Engracia>>. The baths pavilion at the river Ebro was opened on 23 of June 1928. This was celebrated
with a nautical festival that not alone served to display the Council's work to the public but
The water was taken from the «Huerva>> using a piston pump and the baths were made up
also to instil a sporting spirit in the swimming aficionados.
of 24 rooms, measuring 2.2 x 3m and each painted a different colour. Each room had a zinc
bath and twelve of them had an adjoining terrace offering views of the city. In front of these Dueto the success of the pavilion the Council decided to extend it at the start of the follo-
rooms was a well-kept garden with an iron vine arbour. This establishment offered the use wing year. The second municipal architect, Carqué, was in charge of the project and not even
of two carriages, which for a modest price would bring clients to the baths or return them a month later the contract was awarded to Jose Muñío for the price of 10,000.65 pesetas. A
home. new pavilion was constructed with a large cabin on each side of the exiting building these

254
FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
were divided in such a way that instead of the eight old smaller cabins there were now 19. was the cost of the stonemasons to cut and position the stone. The construction costs
They also built a covered walkway for the cabins that did not front directly onto the river. The rose to 84,615.00 reales and on top of this was the cost of bringing the water and of drai-
pavilion also had two large common rooms and bar service. The works were finished almost nage.
three months later, opening on the 29 of Ju ne 1929 just in time for the summer season, which Taking these costs into account the Council felt that it was a shame to spend such a large
was fortunate as there was a heat wave. amount of money on such a grandiose work that would give such a low quality of water.
In 1965 the Herald reported the demolition of the municipal pavilion located where For this reason they decided to try to pipe high quality water to the fountain. On the 26th
«Helios» is today. According to this information the first indoor swimming pool in Zarago- of September 1833 they ordered a survey and quote for bringing water from «Marlofa».
za was built on land bought by «Helios», which the Council later exchanged for the site of The death of King Fernando VII three days later overshadowed the ceremony of laying the
the baths. Nevertheless they seemed to have continued to function in sorne way because first stone of the fountain on the 1Oth of October.
in 1969 the Council awarded to a private concem «the running of the Ebro baths». After analysing the possibility of piping water from Marlofa, in 1834 they considered the
ZARAGOZA'S FOUNTAINS option of bringing it from «Los Ojos de Pinseque», and they carried out the necessary stu-
«FUENTE DE LA PRINCESA O DE NEPTUNO» dies. These springs were on the land of the Count of Atarés and his son, the Marquis of
Peramán, and they gave the rights to use the water to the city On the l8th of April of the
(THE PRINCESS'S OR NEPTUNE'S FOUNTAIN)
same year, a Royal Decree finally authorized the works to begin.
Any chronological study of fountains in Zaragoza must start with this, almost unknown
fountain, ordered by the public prosecutor Álvarez, in opposition to the Council, in the In January 1836 an elderly and sickly Tomás Llovet was still working on the construction on
grave of «Santa Engracia». Very little more is known about it probably because it was des- the fountain while also trying to move on with the project of piping water from Pinseque.
troyed during «Los Sitios» (attacks by Napoleon's army on Zaragoza during 1808 to 1809). To try and bring forward its inauguration it was proposed to take water from the «Ponta-
For this reason 1will relate the history of the Princess's fountain also known as Neptun's rrón» Canal opposite to Santa Engracia and to drain the excess water into the drainage
fountain, already mentioned in the first chapter. channel of the convent of Jerusalem. This drainage channel deserves to be more closely
studied, because it follows a very strange course and runs uphill possibly related to a roman
Since the Council ofZaragoza proposed to build a public fountain in what is now «Plaza de
conduit or drain.
España>>in 1829, there were problems: firstly it was a very difficult place to build dueto the
great distance that water had to be piped and the cost involved in this. They therefore deci- The already mentioned «el Riego de Capuchinos» ended at the washhouse of Castellví, but
ded to build a fountain in «Santa Engracia>>instead, piping the water from «Torre de Mon- its drainage channel, instead of following the natural slope of the land and continuing
temarn (Montemar Tower), which was near the already mentioned «Pontarrón». through Cesar Augusto street towards the river, flowed through what are now Capitán Por-
The Canal from which the water was taken was known as «La Romareda Baja». The last tolés and Cádiz streets to the comer of Zurita street and Independencia street were it joi-
section of which ran through what is today «Doctor Cerrada>> street and which was known ned the drainage channel of the Princesses fountain. From here it continued towards «la
Plaza de Santa Engracia>> and then on to Castellano and Bruil streets until it drained into the
as the «Camino de los Cubos» (bucket road), because it was were the water sellers collec-
river Huerva upstream from the bridge of Santa Engracia.
ted their water. lt was also known as the «Pontarrón» because of the bridge or drainage
conduit which passed over «Paseo de Pamplona», opposite what is today the «Doctor The system of pipes through what is now «Paseo de la Independencia» was very complica-
Cerrada>> crossroads, it then ran down Bilbao street until it crossed Cadiz street and then ted due to the existence of cellars, wine stores and mine holes from the war that had been
on to Laurel street ending in what is today «El Caracol», «Centro Comercial Independen- filled with rubble and were very unstable. They also had to demolish a comer of the old
cia>> (lndependence shopping centre). convent of San Francisco to allow the pipes to pass.
Another important canal was «Riego de Capuchinos», which ran through what are now the In August 1836 the work on the drainage and piping system continued. The fountain was
Valencia Avenue and Cesar Augusto street, ending in the Castellví washhouse, located in the by now completely finished and in September it was brought to its final location. By the end
site now occupied by the Corona Hotel, which was related to this fountain in a way we of October the central part was in place and the final touches were being given.
shall see later. In Decemberthey ordered «los alcaduces» (clay pipes) which would be provisionally insta-
On the 27th of July 1829, the Marquis of Lazán, protector of the Imperial Canal, agreed to lled until the water arrived from Pinseque.
the building of a small fountain in Santa Engracia and to the covering of the Pontarrrón lrri- The works finished in May 1837 even though the last pipes had not been installed. The
gation Channel from «el Juego de Pelota>> (the handball court) probably located near what works were suspended due to a lack of funds. In the same year another traveller, Charles
is today «Paraninfo», with the Council covering the costs. The Council's response was that Didier, commented on the lack of fountains in Zaragoza saying that the only one there had
it did not have the money for these works and that the Marquis, whom he refused, should no water. In 1845 they were still debating the use of clay or iron pipes. At that time they
meet the costs. spoke of the problem of funding because a tax of four maravedíes was levied on each
The Council then had a change of heart and suggested that a fountain should be built in «la pound of meat. A considerable amount, which meant that theoretically there should have
Plaza de San Francisco» something, which the Marquis opposed, arguing the higher cost and been a fund of 580,890.00 reales at the beginning of that year. When they checked the
the difficulties in laying foundations and drains for the fountain as the square had been built accounts they discovered that there should actually have been 1,200, 000.00 reales, inste-
on rubble, not solid ground. ad of which there was nothing. This was because the money had been used to pay for
Finally. they did not built a fountain in either Santa Engracia or San Francisco, but in 1883 repairs to bridges.
somebody had the bright idea of using the visit of the Princess of Asturias to the city to dedi- In truth the construction of the fountain was a disaster from the very beginning, which is
cate a new fountain. They argued that there was no better way to celebrate the event than why it progressed so slowly. Also there were other problems such as the water barely rea-
by the construction of a monumental fou ntain in her honour. They began to level the ground ching the 16 lowest spouts, due to unevenness, and the loss of water due to the bad quality
around «El Pontarrón», and they thought ofTomás Llovet, a sculpture, from whom the of the piping. On top of this you had the dirt brought with the waters from the Ebro and
French administration of the city had ordered various fountains that had never been installed. the Canal, plus the rubbish thrown into the drainage Channel, the frequent cuts of supply
Among these was one dedicated to Neptune that was in storage in the Canals warehouses and its muddiness. This all meant that the pipes quickly became blocked unless the water
in «Torrero». Once the Council had seen Llovet's works, the Marquis asked them for was filtered or decanted.
22,380.00 reales which was the price paid by the Canal's administrators for them. They Meanwhile children and young people subjected the dry and semi-abandoned fountain to
bought the fountains, it seems there were many. but they only used the Neptune fountain. A vandalism: in June 1845 the Council spoke about the need to stop the continued destruc-
Royal Decree of the 9th of July 1833 authorized the Council to begin construction. tion of the Princesses fountain by local youths. For this reason they made an invalided sol-
But yet again, the simplest problems proved the ruin of an ambitious project. Now it appe- dier guard of the fountain with a wage of two reales per day.
ared that the Pontarrón Canal was privately owned, and did not always carry water, a risk The Royal visit of July 1845 hastened the works: the general captain demanded that the
that the Marquis of Lazán had already made the Council aware of Also as well as the price Council have the fountain working even if only provisionally and that they should let the
already paid for the fountain the costs to finish it had also to be taken into account. stone excess water run down towards «el Coso». lt seems, therefore that the fountain had water
from <<.AlcañÍZ» for the base and other parts and ·:da Paridera de las Carnicen'as de Epila» (a for the Royal visit, but in such a precarious manner that shortly after it had to be taken out
hu ge piece of stone) which was cut into tablets and the medallions. On top of this there of service again.The pipes in the fountain, made by Mulet. Negre and Company. were of

FUNJ;M..CIÓN
JUANELO
TURRIANO
very low quality and they were not properly joined, there were also other breaches of the CASCADA DEL CABEZO BUENAVISTA
contract. (WATERFALL OFTHE HILLOCK OF GOODVIEWS)
Once the Princesses fountain had a water supply from the Canal the Council again started · This· is a project by Rafael Bartola Usano and Manuel Femández Valenzuela from an idea of
to think about a better water supply from the springs of «los Ojos de Pinseque». The pro- José de Yarza. lt was unveiled in May 1991.
ject was approved in 1846, and the works were offered to tendor on the 19 of February ESTANQUEY CLEPSIDRA DELJARDIN BOTANICO
1847; the works were to be completed within five years and the Council was to pay (POND ANO WATER CLOCK OF THE BOTANIC GARDENS)
8,000.00 «ducados» per annum for 25 years. lt is not known however whether any works
were actually carried out In the «Parque Grande» (big Park) or «Primo de Rivera», in the Botanic Gardens, there is a
In reference to the Princesses fountain, once the Martyrs Monument was built along side it small pond with a water dock which few have seen working since its unveiling in the l970's.
was obvious that its days were numbered; lt was completely unreasonable to have two FUENTE DE LOS CANTAROS (FOUNTAIN OFTHE PITCHERS)
monuments of such grandeur beside each other. For that reason in September 1902, when
At the entrance to the Fountains District we find the «Fuente de los Cántaros», a very ple-
motorcars were demanding more space the fountain was dismantled and brought to a
asant work dating from 1979 whose creator is one of the very few women sculptor's of
municipal warehouse on the «Camino Viejo de Juslibol» where it remained for a few deca-
our community: Luisa Granero.
des until it was rebuilt in «la arboleda de Macanaw, with the works progressing well in April
1936. FUENTE DE LOS CALDEROS (FOUNTAIN OFTHE KETTLES)
Such a distant location was not frtting for the Water King. The fountain was full of rubbish In José Pellicer Street we find this original and beautiful fountain by Rafael Barnola that was
and its God was more often than not a target for stones. Somebody had the idea of erected in 1979. Even though it has been restored, sadly, it has again fallen victim to the
moving it to the new park «de Primo de Rivera», probably not to rescue it as much as to spray of graffiti artists.
install an obstacle in the middle of the square in the park to stop youngsters playing football
and destroying the gardens as they used to. The fountain was rebuilt in the park and reo- ESTANQUE DEL JARDIN DE LA MEMORIA
pened on the 24 of July 1946, 1O1 years since first being put into service. (POND OFTHE GARDEN OF REMEMBRANCE)
In the San José district we find the garden of Remembrance, where, in a pond into which
FUENTE DE LA SAMARITANA (THE SMARITAN'S FOUNTAIN) the water from the San Jose Canal drains, there is this beautiful sculpture by Carlos Ochoa
Together with the previous fountain this is the only public fountain still in service in Zara- called «La Bañista>> (the bather).
goza since its installation in 1866, even though it is in a different location from the one it
originally occupied. lt was originally in «la Plaza de La Seo», where it provided the waters OTHER PUBLICANO PRIVATE FOUNTAINS
sellers and citizen with water. After the remodelling of the l980's, it was moved to «la Through history there have been many other fountains that brightened the palaces and
Plaza de Justicia» where it was restored in 2001. holiday houses belonging to the most powerful citizens of Zaragoza. Due to their private
This fountain was built in the workshops of Averly, following French models that are still n.ature there is little known about theni and they have been scarcely researched.
being copied today. As well as the roman fountains which have been discovered in the city, it is known that, at
least in the l6th century, there were palaces which had fountains and «burladores» like that
FUENTE LUMINOSA O ELIPTICA (LUMINOUS OR ELIPTIC FOUNTAIN) of the Count of Aranda, who on the 26 of July of 1580 ordered an ornamental fountain for
Although it goes almost completely unnoticed, «la Fuente Luminosa» which is now found in the garden of his Zaragoza palace from the stone mason Martín de Bidaur. lt was to be
the Park at the crossroads of paseo de San Sebastian and paseo de los Bearneses, was at made from black stone from Calatorao and was to consist of an octagonal base ten palms
the time of its construction a project which the Town Hall of Zaragoza undertook with ( 1.93 m) wide and one «vara>> (0.84m) deep. On this lower base there was to be a pedes-
great enthusiasm. lt was constructed to commemorate the l50th Anniversary of «Los tal two «pal mos» (0.39m) high on top of which was to be fitted, using a spigot, a pyramid
Sitios». The construction of the fou ntain was entrusted to Carlos Buigas, a famous engine- five «palmos» (0.80m) high.Another spigot, «Una mano» (one hand) in length, fixed a bowl,
er, who's most well known work is «La Fuente Luminosa de Montjui0» (Barcelona). lt was one «Vara>> in diameter, «palmo y medio» (29 cm) thick and one «xeme» deep, to the top
created along with 80 other fountains that were for the World Exposition of5 1929. of the pyramid. Eight holes were to be drilled, using a size twenty drill bit, in this bowl so
lt was installed in «La Plaza del Paraism> at the end of May 1958, and its unveiling was a the water would fall into the lower base.
huge event. A little more than 1Oyears later, in the summer of 1969,the fountain began to Another form of entertainment for the rich and powerful was water games. One year later,
sink and large cracks appeared through which most of its water leaked. This was due to its on the 28 of October 1581, the same Count of Aranda ordered from his neighbour in Bar-
bad foundation as it had been built on part of the old river bed of the Huerva. The repairs bastro, Joan de Casanova, and «el maestro» Joan de Villareal, a «burlador>>for his garden.
would have been extremely expensive, as they would have had to build new foundations on The «burladores» were water conducts hidden under ground or at the side of garden
pillars. Because of this it was decided to move the fountain to its present location a few paths, which under the control of their owners, sprayed water on unsuspecting passers by
months later. and were often used to play tricks on guests.
FUENTE DE LOS INCRÉDULOS (FOUNTAIN OFTHE SCEPTICS) The Count did not pay for these works with money but with the lead that he had in store
This fountain was erected in 1786 to commemorate the arrival of the waters of the Impe- from the old pipes, which were probably old roman pipes. On a page apart from the con-
rial Canal to Zaragoza. lt gets its name from an inscription found on its waterspouts, which tract which stipulates the work to be carried out there is real size drawing of a section of
reads: lncredilorum convictione et viatorum commodo (to convince the skeptics and for the pipes which were to be made (37 mm interna! diameter and 49 externa! diameter, with
the relaxation of travelers). therefore walls 6mm thick).The contractors have signed beside the drawing showing their
FUENTE DEL PARAGUAS (FOUNTAIN OFTHE UMBRELLA) acceptance of the sizes stipulated.
This was a work by the sculptor Manuel López carried out in 1975. lt is a very simple but Another private fountain of note is that of the Verger of the Cathedral of Zaragoza,
charming sculpture-fountain, and the clothing of the couple it is representative of its Era. Francisco de Hervás, ordered in 1602 from the stone masons Pedro de Letra, resident of
Calatorao, and Domingo Gilberte from Zaragoza, for his garden. For this fou ntain there
FUENTES DE LAS PLAZAS DEL PILARY DE LA SEO were two sets of plans drawn up, one of the complete fountain and one in detail. lt was
(THE FOUNTAINS OF PILARANDTHE CATHEDRAL SQUARES) to be made of black stone from Calatorao and was to consist of a basin three and a
The present day fountains of Pilar and the Cathedral squares are works by Ricardo Usón half palmos high (0.67m) by twelve (2.31 m) in diameter, the exterior was to be a dodeca-
and J. Manuel Pérez Latorre, respectively. hedron with carved figures. In the middle there was to be a pedestal five palmos (0.81)
FUENTE DEL BUEN PASTOR (FOUNTAIN OFTHE GOOD SHEPERD) high, three of which were to be submerge in the basin and the two left un-submerged
This fountain located until a few months ago in «el Paseo de la Constitución» was originally were to be carved with the family crest. Above this pedestal was the upper bowl suppor-
fou nd in the Central Square of the old «Matadero Municipal» (the Municipal Abattoir) on ted by four dolphins and above that another cylindrical pedestal with two back to back
Miguel Servet Street. The sculptor Dionisio Lasuén carried out the work in 1885. figures.

256 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRlANO
Cl':FY

BRIDGES OVER THE EBRO, GALLEGO, HUERVA ANO IMPERIAL CANAL

BRIDGES OFTHE RIVER EBRO was to measure 456»palmos aragoneses» (88m) and was to consist of three arches with
EL PUENTE DE PIEDRA (THE STONE BRIDGE) their pillars of l33»palmos» (25,6m) and another of 60 ( 11.5), the height considered
The origins of the stone bridge are unsure even today. lt is evident that a Roman Aque- necessary by members of the construction committee of the Council. lt was calculated
duct or more exactly a siphon existed where the bridge now stands. This suggests that that there would be between 1.200 and 1.400 ashlars per arch, plus another 700 to raise
since roman times there has been a fixed crossing over the river Ebro, though at this time the cutwaters to the necessary height The people responsible for these works were Juan
there is still much conjecture. de Frenoya, Mateo Italiano and Colrat Rey.
References to this bridge in Zaragoza date back to 827 AD, when it was demolished for In 1405 a new fiood forced a delay in construction and that the funds be used to build a
rebuilding in 839 AD. lt was again rebuilt in 936 AD and disappeared yet again in 1143. wall to protect the river bank in front of «el Pilarn. In 1408 the river threatened to flood
Mohamed al-Edrisi, a chronicler who lived from 1100 to 1165, affirmed that you entered the city opposite to the church of Santa Ma1ía la Mayor. Despite all this the works conti-
Zaragoza by crossing a big bridge under which there were windmills mounted on boats nued at a good pace from the spring of 1407.
like in Murcia. At first they used stone shipped from Alcapán in Navarra, but as obtaining permission for
The bridge, which at that time was made of wood, was burned by the Christians in 1118 this was difficult they resorted to quarries nearby: El Castella1~ Mallén, and Fréscano. Fot·
AD during the seizure of Zaragoza by Alfonso the l. the foundation they used oaks from Leciñena.
In 1187 the wooden bridge was donated to the monastery of San Millán by Alfonso 11, but In August 1435, with the bridge at the point of completion, the supporting framework fai-
the following year it was handed over to «La Seo» (the cathedral), with the understanding led, causing the central arch to collapse killing five people. By the 5 of March 1440 the
that within twenty years they would rebuild it n stone. In exchange for this «La Seo» works were complete, except fo1· the finishing of the access portal.
would have control over the windmills and any other devices built under the bridge's The problems did not stop here. Repairs were constantly needed due to the erosion cau-
arches. The Church Council was unable to comply with the conditions set out in the agre- sed by the rivers current and by the matter carried by the 1iver. Also, the Ebro, twice chan-
ement and in 121Othe Town Council took control of the bridge.The importance of the ged its course: in 1442 and in 1461. This last time the river returned to its original course
construction of a new bridge was such that the project received various aid including great that it has followed to the present day.
support from the church. In 1248 Pope Inocencia IV (lnnocent IV) offered general abso- In 1494-95 the traveler Jerónimo Münzer stated that the stone bridge had seven arches,
lution to anyone making a donation, and in 1261 the bishopric of the city gave a donation under which there was a big mili (underthe arches this could only have been mounted on
of 1,000.00 «sueldos» (salaries). The bridge had title rights over various villages on the boats) built by Germans.
river bank: Cinco Olivas, Cólera and Alforque, Pina, La Puebla, Longares ...as well as its During the 16"' century there are reports of various rises in the fiow of the Ebro, which did
inherent feudal rights. At the end of 1300 the title rights were leased to the inhabitants of significant damage to the bridge and its milis, and meant frequent repairs sorne deep under
La Puebla and Longares for a price of 3,000.00 «sueldos» per year. water. Among these, those of 1571 stand out, as they caused considerable damage to the
The river's violent floods meant that the funds destined for the construction work were milis of the bridge, and those of the 25 of May 1581 which very seriously damaged the
being constantly spent on repairs to the wooden bridge. One of the worst floods was bridge itself To carry out the repairs the Council of Zaragoza contracted one of the grea-
that of 1261, which completely destroyed the bridge and it was replaced by a raft of boats test specialists of his time, the maestro Domenico Bachelier. who arrived accompanied by
that stayed in place until 1269. In 1268 construction of the Stone Bridge was under the his son.
direction of «el Maestro» Alí Amargirat. These master stonemasons were from Tolosa (the French city ofToulouse) and were con-
These difficulties meant progressive increases in taxes and tolls, thanks to which, in 1284, tracted in 1582 to rebuild the pillar of the second arch, which had been knocked from its
the wooden bridge remained opened and work on the stone bridge was advanced. foundations. Domingo Bachiller or Domenico Bachelier was also the son of the maestro
In 1328 the wooden bridge was again destroyed, which meant that in 1330 both bridges of the Pont Neuf ofTolouse Nicolas Bachelier. and he gained great experience working at
were under construction. People, animals and goods had to cross the river by boat Alfon- his father's side during the complicated construction of this b1·idge. These famous French
so IV gave permission for the felling of oak, pine and fir trees that were transported on the bridge builders were probably the best of their time and this was well known to the Coun-
river in huge rafts to the bridge. At the same time they were cutting stone blocks in the cil of Zaragoza and to King Felipe 11, who mediated with the King of France to allow the
quarries of Castellar. collaboration of the great artist.
In 1336, Pedro IV authorized the charging of «sisas» ( taxes) to help pay for the bridge, the During the works, the Council of Zaragoza contracted the engineer Joan Inglés, from Tor-
tosa, to ensure that the works were correctly carried out and to offer his opinion on othe1·
works being under the control of the Muslim «maestro» Mahoma Mazuela. From 1380 it
:-vorks such as the retaining wall at the right bank of the rive1· Ebro.
was ordered that the Moors and Jews should also contribute to these wo1·ks, now even
more necessary as a huge flood had caused a meander on the left bank of the old river In an interesting letter from the construction committee dated June 1583, they commis-
Ebro which threatened to leave the bridge dry. The Ebro was again and again demanding sioned Agustín de Villanueva to negotiated with the Court in thei1· search for maestros for
attention and municipal funding. Once reconstructed the wooden bridge did not last long the stone bridge asking for sorne of those employed in the building of El Escorial. They
as in 1400 anothe1· great flood left only the pillars closest to either bank standing, forcing, explained the damaged the bridge had suffered and they asked fot- a quick reply, apparently
yet again, the use of boats to cross the river. these negotiations were unsuccessful .
After this flood, the council of Zaragoza decided to tackle, once and for all, the completion For this reason one of the committee members was sent to Tolosa (Toulouse), to again
of the stone bridge. These works a1·e recorded in a manuscript dated between 1401 and find the Frenchman, Domenico Bachelier.
141 Othat relates the different phases of the works. lt was to have four buttresses, two of Once found, he negotiated the fee for his work, and after various discussions the Council
which were to accommodate the flower milis like those of the bridge ofTudela. They were conceded to his conditions. Shortly after Bachiller arrived in Zaragoza accompanied by
to be square with a length of 30 «palmos» (5,8m) per side, on top of these was to be three French master carpenters (two of which were Guilleaume Chappuis and Fran~ois
added another support of 20 «palmos» (3,8m) near the gate called «del Puente» (the Guilles). These works were contracted on the 13 of July.
bridge gate). They were also to build a portal flanked by two towers.The completed work There is also very interesting data in the «Registro de Actos Comunes de Zaragoza» of

FUN~CIÓN
JUANELO
TURRIANO
1584, in which it says that during repairs made in 1582, a big wheel or noria was insta\led In 17 19 there was only «la Zampea>> of two arches to finish, but the project had to be
at the second cutwater of the bridge to raise water from the Ebro, rep\acing the existing modified to facilitate the navigation of, and to make a boat transit point at, the second arch.
In December 1720 they finished «el zampeo» of the last arch.
wheel.
The archer Enrique Cock, in the diary of his trip to Aragón with Felipe JI in 1586, says that In 18 13 napoleon's troops destroyed the last arch of the bridge, beside the <<Arrabal», as
Zaragoza had two bridges: one of stone for people on foot or horseback and another of they left the city; and in 18 17 a survey was carried out to prevent its ruin, the works star-
wood for carriages and carts. He a\so confirmed that the river at times ruined the market ted at the end of 1820.
gardens and ílooded «el Arrabal». Around 1838 mo1-e repairs to the foundations of the pillars were needed, so, in the follo-
«El libro de Obra» the oflicial record kept of the repairs to the bridge from 23 of June to wing years ashlars were stock piled so the work could be carried out, using materia\s pro-
the 2 of July 1587 has been preserved. lt is a very interesting document that shows us how vided by the quarries of Épila and Burrén that were near Mallén. In 184 1 1,500 quintales ( 1
records were kept at that time. lt is noticeable that on sorne days there were only the quintal = 46kg ) of lime were ordered, which increased to 12,000 in 1844, in this case
master builder and two stone masons working (Monday the 23 of June 1586),on the 2 of however, it was also for the works being carried out on the retaining walls or ramparts of
October of the same year there were 109 people working and twenty asses with an the Ebro and Huerva, to this another 6,000 quintales were added in 1845.
undetermined number of drivers to transport «buro» (mud). The data recorded on other In April 1851 it was planned to ciad and repair the arch known as «del Puerto', it was esti-
days is notable, for example, when they worked in the water they received double pay. mated that 1,267 ashlars would be needed for this work. In the same year the Council
The royal cosmographer Juan Bautista Labaña, in his chronicle of 161Ostates that the Ebro tendered for the purchase of 18.000 cubic yards of stone to fill in the well of San Lázaro,
«has very good water from which the whole city drinks [.. .]. lt is crossed by two bridges, for which the Town Hall looked for a loan of 240.000 reales.
one of which is mentioned by the ancients but of which nothing remains, and another Ayear ·after, the «Diario de Avisos» of the 26 of January 1852 published an advertisement
made of wood on stone pilasters. for the supply and transportation to the bridge of 23.270 Spanish cubic feet (69.820 ara-
The work of Juan Antonio Fernández about Zaragoza's roman aqueduct also contains gones) of ash\ars from the quarries of Mue\ o Épila and another 9.472 cubic feet (28.416
information about the bridges and íloods of the Ebro, like the one of 164 3, which reached aragones) of black stone from Calatorao. The contract was signed by the mayor, Antonio
the convent of Santo Domingo, in Predicadores street. The waters rose almost two Candalija, with Félix Aramburu on the 17 of February 1852.
meters, there was a memorial stone placed to indicate the leve[ that the water rose to, Befare the works started, on the 9 of June 1853, at eleven in the morning, the pilar bet-
which he sketched in his manuscript. This fiood' caused the collapse of the fifth and the ween the second and third arch collapsed. The municipal architect Yarza reported that the
sixth arches of the bridge as represented in the painting of Juan Bautista del Mazo in 1647. fioods of the previous days had undermined the second buttress at different points by up
to 36 «palmos» in one case, leaving the pillar with just 24 palmos (4.6m) of support.
THE CONVENT OF SANTO DOMINGO MEMORIAL STONE These works [asted until 1854, the year being engraved on the keystone of the fifth arch,
which is the fourth in view. During these repairs,the cladding, which is there today. was
« 18 of February 1643, ash Wednesday. at four in the morning the river Ebro began to
rise, between one and two the two arches in the middle of the stone bridge collap- most probably put in place.
sed, the waters having ah·eady taken the wooden bridge. In February 1871, the municipal architect, Segundo Díaz, reported about the dangers of
fioods in the city and about a recent, very grave overílow of the Ebro; he commented that
At three it reached this line of bricks and between six and seven started to recede.
the fiood of Arrabal was notable especially as the mud walls of the North station had
«M FR Pablo Pedro» prior of the convent made a dike. These strong íloods we1-e attributed with the breaking up of the hills. lt is said
that the most noteworthy was the one on the 22-23 of June 1775, though this architect
To rebuild the stone bridge they contracted the stonemasons Diego Barbón and Martín thinks that the last one was worse, as in 1775 the c\adding of the stone bridge still existed.
de Ezperiqueta, as well as the bricklayer Clemente Ruiz, to remove the rubble and prepa- This cladding was ordered removed a little bit after the fiood of 1775 because it was cau-
re the site. The works were supervised by two French stonemasons: Hernando Prad de sing a stoppage of the water.
Navarrens and Pedro LaRicart. lt seems that the work consisted of building a crossing to In 1906 the towers of the central arches we1·e knocked down and in 1908 works started
make the bridge passable, following the orders of captain Francisco Domingo de Ruesta, to demolish the stone parapets and replace them with a metal canopy and handrails. In
dueto its (the crossing) provisional nature it had definitely disappeared befare 1647 (date 19 1Othey removed the stone lions, which had been put in place during the repairs of Busi-
of the painting by «Del Mazo»). ñac, and in 1917 the stone pavement was replaced with cable stones. In 1967 the pipes to
In 1659 works started to yet again rebuild the bridge under the supervision of Felipe Busi- supply Arrabal were installed under the planks of the bridge, and they were sti\I in place
ñac, whose colophon was the two lions. Although the most important work was reinfor- until the renovations carried out between 1987 and 1991.
cing the cutwaters and the buttresses, which probably gives them their present form. One THEWOODEN BRIDGE OVERTHE EBRO
year \ater, in 1660, Francisco Bertaut said that the Ebro carried fine boats and had two
Up to this moment there has not been a rigourous historical study of this piece of work.
b1·idges.
The wooden bridge obviously precedes, chronologically, the stone one, even though we
The funds for repairing and rebuilding the bridges of the Ebro carne from various sources, only have reports of its existence since the year 827, when the chroniclers talk of its des-
but specia\ly from taxes \evied on meat, and other products. Also from leasing the to\\ sta- truction and its later reconstruction in 839, and it being reconstructed again in 936, and its
tion to private people, who paid a fixed rent to the Council in exchange for the right to disappearance in 1143.
cha1·ge people for using the bridge. This method was used from the time of its construc-
The repairs and reconstructions of the wooden bridge were constant, during more than a
tion almost until the w· century.
thousand years it is possib\e that no more than ten years passed without the need for
Between 1705 and 1720 important works were carried out in the a1-ea of the bridge, star- important works.
ting with the construction of a great 1·etention wall which ran between the bridge and the
«Puerta de Sancho» mili and continuing with the construction of the wall of the convent The construction of this wooden bridge - or these, as many were built and reconstructed
of San Lázaro, whose famous we\I they intended to refill. They a\so built «la zampea» - was carried out to serve as a crossing when the stone bridge was c\osed due to damage,
(special foundation) be\ow the bridge to help protect it and they repaired sorne of the or else to preserve it as the thinking of the constructors of the time was that large stone
arches. These works were carried out by Jerónimo Osset. They extended <da Zampea» to bridges deteriorated greatly under the traflic of large carriages.
the cutwate1·s of ali the arches and also down stream. For this they sank posts of «pinca- The stone bridge was consuming much of the economic resources of the Council, and the
rrasca» (Holm oak) 18 to 20 «palmos» long and eleven «palmos» apart (except in the propasa[ in 1569 of the tumer Jaime Fanegas to· build, under his own initiative, a new woo-
places that had been excavated where they were \onger). At the beginning and at the end den toll bridge a few meters down from the stone bridge was well received.
of these foundations the posts <<Will be sank five palmos apart>>. For the erection of this private toll bridge the city lent 3.000 pounds to Fanegas, which had
These works started in 1706 but in 17 14 it was rea\ized that it was impossible to finish as to be repaid at the rate of 3.000 «sueldos» per year for the next five years. In return he
the current was tearing away the wooder\ beams, for that reason they would have put the received exclusive rights to the bridge for thirty years.
posts close1· together.

258 FUNDACIÓN
JUANELO .
TURRIANO
This bridge was to be located beside the stone one; and as it says in the contract, it must The wooden bridge was burned down on the 19 of February 1713 and little after that the
provide crossing far« ali types of loaded and empty carriages, the city giving him an unli- specifications far a new bridge were drawn up. lt would have 18 pillars and two supports.
mited license to operate, and it was to be wide enough that two carts could pass, one Joseph Suznaba, «maestro cubero» settled far 28.000 pounds even though his initial quote
going the other coming». The tolls were to be «that each time a cart crossed with its was for 36.000. The works were carried out between the 13 ~ of june and the 16~ of
mules and driver one «sueldm> and three «dineros» was to be paid, and far a man with a December, when traffic was allowed to cross the bridge.
mule it was three «dineros», it is understood that «Una veD>(one time ) means going and
The work stood for a long time, as can be appreciated by the rents earned by the city. con-
coming on the same day that the toll was paid>>.
tracts between 1747 and 1759 are preserved. They are contracts in which the Council
The bridge was to be keep in good condition, because if that was not the case «if any leases the rights of transit far the wooden bridge, and including the pontoon or the boat
beast of burden was to fall into said river Ebro, or if they or their goods are soiled or lost to cross the river Ebro, far a period of three years.
because the floor of said bridge is not well frtted, any costs incurred are to be met by said
From the 21 to the 23 of June 1775 the river Ebro flooded, damaging the stone bridge, the
bridge keepern.
wall and the Rivera path and also disabling the wooden bridge. After difficult repairs, in
A little later (possibly the end of 1570) a rise in the river's waters washed away the bridge 1781 it was again in bad condition, as it did not have a sufficient layer of earth over its plan-
along with the other works which had been carried out (basically the pillars), even though king the wheels of carts did serious damage to the planks by rolling directly over them.
Fanegas was able to save the major part of the wood stored far the work After the flood, On the last Thursday of September 1800, it was totally destroyed by a new flood. Madoz
in 157 1the construction of the bridge continued, but this time with its wooden planking said that only the supports of the pillars were left. In spite of all this it was rebuilt in 1802.
supported by boats. Probably they used the wooden pillars of the old bridge to fix the
pontoons to using ropes. In 1813 anothe1· flood completely washed away the wooden bridge, though the Council
intended to rebuild it yet again. They tried to find plans, which disappea1-ed during the
A little later they built the supports. For this work no less than 200 barrows of caracoleña taking of the city by the French, when a good pati of the municipal archives were destro-
stone from La Muela were brought. This stone had already been carved in the quarry as yed, including a design for a wooden bridge by Fernando Matiínez Forcén. The Town Hall
was the custom at that time in Aragón, an innovation which sorne credited to Juan de Her- in 1820 asked the citizens to help in the search far these plans. As they were not found,
rrera in the Escorial 15 years later. they commissioned a new design from Yarza;Yarza presented an estimate of 1.576.000 rea-
On the 4 of March 1574 there was another enormous rise in the river, which caused con- les, but the city had to face other expenses after the wa1· including the cost of maintaining
siderable damage to the boat bridge, and the one of 26 of Septembff killed Jaime Fanegas. the stone bridge, which was its priority. and the wooden bridge was never rebuilt.
Since then nothing is known about the boat bridge, probably because it was destroyed. In fact as with the wooden b1·idge, the stone bridge needed frequent repairs. The city the-
A few years later they again rebuilt a wooden bridge, because on the 5 of November refare decided, once there were enough funds , to built a new b1·idge using a safe1· and
1580, the council of Zaragoza signed a contract far this purpose with the master of brid- more durable material, like iron, firstly a suspension b1·idge and later a more secure one, like
ges Juan de Villareal, in which it is clear that there already existed a major part of the brid- that which we will now see.
ge, probably that started by Fanegas. According to the contract eight pillars were already
there, each one made of five planks in line stuck in the bank of the river, maybe the remains PUENTE DEL PILAR O DE HIERRO
of Fanegas's unfinished work (THE PILAR BRIDGE ORTHE IRON BRIGE)
After the destruction of the wooden bridge, urban growth and the increase in traffic, added
Juan de Villareal was to fix in front of each of these eight pillars (up river) a trunk «cuaren-
to the bowing of the stone bridge, meant that Zaragoza had serious problems crossing the
tén»(7,68m) joined to a trunk «treintasén»( 6,9m) which gave a total length of l4m. Each
river. For this reason in 1877 the Government decided to construct a new bridge: that of
of these trunks was to be tipped with iron or «azuche» and they were to be joined with
our Lady of Pilar, better known as the iron bridge. The ministe1· of transpo1i Carlos Rodri-
«cercillos de fierro>> (metal bands) and well-hammered nails. Each of these trunks was to
go laid the first stone on the 7~ of May of the same year. Sorne years passed befare the
be driven at least 12 palmos (2.3m) into the bank of the river, far this reason they were to
designs of the project were presented and they were not to the liking of the Administra-
be measured using a mallet befare being sunk
tion, who considered the bridge too expensive and ostentatious.The Royal Order authori-
He also had to cover with planks all the pillars, making a cutwater up stream until «las torna- zing the construction of the bridge was not given until 1887. On the 18~ of October 1895,
puntas» (struts) and these were to be protected with another plank on each side. For this he eighteen years after the first stone had been laid,the work was completed.
had a time limit of twenty working days, not counting any days lost for rises in the river.
Sorne decades later the bridge started to show signs of damage from corrosion, which
For the work he was given the wood, nails, and metal bands necessary and a boat and a were so serious by 19 54 that emergency repairs were necessary, restricting the passage of
pontoon, which was moored under the bridge at the end of each day. For this work he heavy vehicles. The progressive deterioration of the structure led to more repairs in 1971 ,
was to be paid the meag1·e amount of27 pounds (540 sueldos). when the bridge was also made narrowe1· to help reduce its burden.
Only three years later ( 1583), the Council contracted Martín lñiguez to construct a new Finally, in 1987, it was verified that the bridge could not continue to support the traffic due
wooden bridge over the Ebro. Possibly this is the one that later became known as the to its lamentable state, far this reason it was reconditioned far use as a footbridge; they
plank bridge. doubled the paths, making it an attractive bridge, designed byJavier Manterola and Leonar-
For this work 200 <<fustes quarentenes» (wooden shafts) of about 30 faot or 1O<<Varas>> do Fernández-Casado.
of length (7,7m) by at least half <<Vara» and one finger (40 cm, aprox.) were bought. The In 199 1 its remodelling was completed and the two wooden walkways in the shape of an
trunks were to be deposited in «la rambla de Ebro» under the stone bridge (beside the arch gives it a lovely farm and personality.
new wooden bridge) in 1584, the same year that Juan de Villareal returned to supervise
the construction work PUENTE DE LAALMOZARA (ALMOZARA BRIDGE)
The Almazara b1·idge was constructed in October 1870, to allow communication betwe-
In 1585, the already mentioned archer Enrique Cock affirms that the river Ebro had two en North station and Portillo station, joining the lines of Madrid, Barcelona and Alsasua. lt
bridges in Zaragoza: «0ne of stone, over which only people on faot or horseback may also served the Chemical lndustry of Zaragoza, this factory was created in 1891 far the
cross, the other of wood over which pass all the carts and carriages>>. According to Laba- supply of fetiilizers to the sugar beet gmwers and existed until 1983.
ña, in 161 O, the city had a stone bridge and another of wood built on pillars of stone.The
confusion carne from seeing the pillars covered with planks from a distance. In the year of its inauguration, the 19~ century's greatest flood occurred closing roads and
train lines and causing various deaths. The material carried by the river got trapped at the
After the catastrophic flood on 1643 work quick~ started on the plank bridge, needed to new bridge creating a dam, the waters rose to half a meter above the bridges railings. They
supply the city and also being cheaper and quicker to build. Under the supe1·vision of the even went as far as placing a battery of canons with the idea of blowing up the bridge and
«pontero» (bridge builder), Juan Bagués, wo1·k started in March of that year, fallowing the therefare releasing the flood of water from the nearby districts. This was not necessary as
design of a lattice bridge. The works were under the direction of the master builder Geró- in the end the waters receded themselves. After the experiences of 1871 and other lesser
nimo Gastón with Valero Miraball, and in June 1644 it was finished, it was inaugurated on floods in 1874 and 1878, in 1879 the bridge was raised to increase its height above the
the 25 of November, taking advantage of the arrival of Felipe IV to the city. In 1660, the bank of the rive1:This height increase, which can be seen in the photograph, is the piece of
traveler, Francisco Bertaut, said that the Ebro carries fine boats and has two bridges. masonry directly below the metal pillar, which is filled with concrete.

FUNI2lACIÓN
JUANELO
TURRIANO
In 1947, work started to build a platform on each side of the existing ones. First the one THE EXPO PAVILLION BRIDGE
down steam which was put in service in 1949. After dismantling the old central structure This, for its modernity and spectacular nature, is one of the emblematic works of the Expo
and making new planking, they ran the lanes and finished the centre of the bridge in 1950. 2008; its designer is the lranian Zaha Hadid.
In the end they did not use the three lanes, as they were not necessary due to the new
bypass opened in 1973, and they ceased to function in October of 1976. BRIDGES OFTHE RIVER
Following the old lines of the train tracks the water and electricity conducts were laid HUERVA SAN JOSE BRIDGE
down, until a concourse of ideas convened in 1983 awarded its remodelling to Javier Man- Since the founding of the city it is sure that bridges were built over the Huerva and this
terola and to the construction company Huarte, coming back into service in the form that was probably the first: connecting the city through «la Puerta Quemada» (the burnt gate)
we know today in September 1987. (at the end of Heroísmo street ) with the building that first was a convent, then a prison
and finally the military garrison of San José, located at the end of the old path of the same
PUENTE DE SANTIAGO (SANTIAGO BRIDGE) name, which until the urbanization of the area from 1855, extended towards the Huerva.
When the bad condition of the lron bridge or Pilar bridge was verified in 1954, it was nee- a
In 1534, Juan de Urruzola built bridge over the Huerva at its own expense. By January of
ded to think of a new bridge which could relieve this one of its burden and attend to the that year there was only one pillar left to finish and the Council made money available to
new requirements demanded by the industrial revolution of the sixties. Also it was time to pay for part of the work In 1538 the heirs of the Fountain district contributed 15 gold
re place the old toll footbridge ( 15 céntimos) that had existed since February 1941. «ducados» for the construction of the bridge. Of this bridge, as with ali the others that
The works started in 1961 and finished in 1967, during this time the citizens could watch crossed the Huerva, nothing remains.
how the workmen constructed the foundations working in a pressurized enclosure, in the lt appears the Urruzola bridge had disappeared 35 years later: according to a municipal
bank of the river, which water could not penetrate. document of 1783, the bridge of San José was constructed under the direction of « la
Diputación General del Reino» ( Provincial Council) between 1569 and 1572. On the
The bridge, which opened to traflic, was designed by Tomás Mur and was the widest in 23rd of February the following year an agreement was reached with «el obrero de villa
Spain and one of the widest in Europe with a width of 32 meters. oscense», Miguel de Altue, for the transport of 2.100 cartloads of stone that had already
Before the construction of this bridge there was a «sirga» boat ( ferry boat propelled by a been quanried in Leciceña for the Huerva Bridge. From this document we know that the
towrope), the famous «Tio Toni», which was in service until the famous suspension foot- master of the bridge was the well-known Guillén Bertox. In May of 1575 another agree-
bridge, 3 meters wide and a span of 120 meters ,was installed in February 1941 . ment was signed by Juan de Zumista and Juan de Landerri to build a bridge near «la Puer-
ta Quemada» for «la Diputación General».
PUENTE DE LAS FUENTES O DE LA UNION The plans for the bridge were held by a notary as was the custom at that time. lt was to
(THE FOUNTAINS OR UNION BRIDGE) have two full pillars and two half pillars or supports, giving 'a total of three arches, and their
The spread of the densely populated district «Las Fuentes» to the left bank of the river «alares» or retaining walls.
made the construction of the new Fountain or Union bridge necessary, the only bridge not lt was to measure 21 feet in width, less the three feet of parapets (0,384 m per side),
secured to the bank of the river. which meant a walkway measuring 18 feet (4,6 m) in width. They were also to engrave
The planning took longer than the actual construction: first it was going to be the Bi- the two pillars closest to the left bank with the shield of arms of the Kingdom. The «maes-
millennium Bridge; them in 1982 the World Bridge, in the end it was finished before the tros» were to use the stone that the deputies had in storage ( bought by Bertox and cut
Barcelona Olympics and the Seville expo and it was inaugurated on the 7 of October by Altue), the cost of which was to be discounted from the 60.000 sueldos that was to be
1989. lts designer was J. Antonio Torroja. paid for materials. On top of this amount, at the end of the work, a payment of 70.000
sueldos more was stipulated.
OTHER BRIDGES OF THE PAST, PRESENT ANO FUTURE The works were to be finished by «el día de San Miguel» (San Miguel day) of the following
PUENTE DEL FERROCARRIL (RAILWAY BRIDGE) year ( 1576). There was a penalty of 500 ducados ( 10.000 sueldos) if they did not finish by
In 1969 the new railway bridge went into service, situated down stream from the city in that date. San Miguel church was and still is next to the bridge.
Vandorrey. lt was a dangerous bridge made of pre-stressed beams which in cases of floo- On the 27"' of December 1575, the dock maker, Agustín de Labordeta, agreed to supply
ding became too tight, and it was taken out of service after the building of a new bridge 100.000 bricks to the «obrero de villa» Domingo Ruiz, for the arches of the bridge at a
located immediately down stream. price of 52 sueldos pera thousand, before April 1576. From this we know that it was anti-
cipated that the works would be finished by that date.
PUENTE DEL AVE (HIGH-SPEEDTRAIN BRIDGE)
In January 1578, Landerri and Zumista were assigned to improve the accesses to this brid-
An aesthetically very pleasing metallic bridge, that replaced the old one. Also its height over ge. This job consisted of the construction of a retention wall parallel to the river bed, 170
the maximum level of river means that it avoids the problems suffered by the old one. palmos long by 26 and 14 palmos high at the extremes, and 8 palmos thick in the submer-
PUENTE DE LA AUTOPISTA (MOTORWAY BRIDGE) ged part, decreasing to palmos thick at the top. This wall was to be made of lime concre-
te following a technique similar to mud walls or moulding, in the following way. they would
The construction of the North ring road of the motorway meant that a bridge had to be make seventy walls (moulded or layered) 1Opalmos long, 5 tall and 8 thick Afterwards
built over the Ebro. lt opened on the 1 of April 1978. they were to be covered in broken stone or ashlar work. but the surface part was to be
PUENTE GIMENEZABAD (GIMÉNEZABAD BRIDGE) fixed with iron or lead clamps.
This is an arched suspension bridge over the Ebro, 304 meters long with maximum span of By 1794 the San José Bridge had fallen into such disrepair, mainly at the lower part of its
120 meters. Over this runs the third belt of Zaragoza's ring road. Designed by Javier Man- pillars and «manguardias» that a considerable sum needed to be spent on repairs. They
agreed to repair the pillar of the arch next to the San José Convent, the maestro Cristóbal
tero la it is one of Zaragoza's spectacular new bridges.
de lnsausti presented a quote of 126 pounds to carry out the repairs.
THE BRIDGE BETWEEN MONZALBARBAANDALFOCEA lt was said that only the bridges that went towards the Imperial Canal received the neces-
This bridge over the Ebro is the furthest from the town centre whilst still within the muni- sary repairs while the San José Bridge was impassable much of the time.
cipality. lt is a modest piece of work, the «ugly duckling» of Zaragoza's bridges but a brid- In September 1830 the Town Hall Commission confirmed that « the terrible flood of the
ge none the less. As Jose A Fernández-Ordoñez said bridges should first be usable, then river Huerva, which occurred during the night of the 2nd of this month, had destroyed not
cheap, and if possible also beautiful. only the bridges of the «paseos» of Santa Engracia and San José, but also large portions of
BRIDGE OFTHE «TERCER CINTURON I» (EXPO) the retaining wall or «barbacana>> that runs along the bank of the river from one bridge to
the other, between the gates of Santa Engracia and «la Quemada>>.
This is the biggest, most modern, and one of the most beautiful bridges in Zaragoza.
Designed by Juan José Arenas and its location beside the area for the Zaragoza's Expo The Council suggested and expeded that the Imperial Canal Company would rebuild the
highlights it even more. two bridges and the wall, a proposition which was not accepted, even though there was a

260 FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
wooden canal joined to the bridge for watering the coppices, which was also destroyed Miguel Primo de Rivera inaugurated the bridge on the 17"' of May 1929; he placed the last
and was the sale responsibility of the Canal Company. stone and broke a bottle of champagne on the paving. lts cost rose to 500.000 pesetas,
For this reason, <<the Town Hall wishing to avoid any accidents that could befall pedestrians or and it was designed by MiguelAngel Navarro.
riders fording the river Huerva in front of the convent of San José, when there is a rise in the
TRANSVERSE BRIDGE OR GIPSYS BRIDGE
river. made an agreement with the protector of the canal that in such cases carts and riders
This bridge, now known as the gypsies bridge, was in its day called «el Transversal» (the
could cross the rwer using the bridge of Santa Engracia, once they did not impede access to
transverse), the name given to the route opened between Fernando el Católico y Sagasta
it from the Torres Path». Though this path was so narrow that two carts would not be able
Avenues. lt replaced a footbridge called «del Castillo» (from the castle), which joined the
to pass each other without the risks of one falling into the channel on one side or the irriga-
business of the same name (possibly a big tanning factory) with the other side of the river.
ted land (riego de los herederos) on the othern. On top of this there were many weak
sewer pipes that would not be able to support the weight of the carts without collapsing. This bridge was built by the company «Angel Aísa y henmano», work started on the first of
The bridge of Santa Engracia would also suffer a lot if ali the carts crossed over it For that September 1933.
reason they asked the bridge of San José would be built with gently sloping accesses. PUENTE DE GOYA (GOYA'S BRIDGE)
Due to its urgent need and provisional status, the bridge was built with wood. lt would be In August 1966, the Heraldo de Aragón reported that the bridge over the Huerva on
necessary to demolish the current central buttress which was oblique and prepare three «Avenida de Gaya» was a bottleneck for traftic, even though, with its ílowerpots, rt was
equal arches with wooden beams and two stacks 8 palmos thick, firmly buried in ditches, very pretty.
fil led with rubble, dug for this purpose.This was a more secure and solider method than
hammering them into place. lt was lower than the old one and had four buttresses with 24 PUENTE DE SANTA ENGRACIA (SANTA ENGRACIA BRIDGE)
posts each and therefore five arches. From middle to middle of the central pillars the span The Santa Engracia bridges were located, approximately, where today is the crossroads of
measured 36 palmos, with the ones at each bank measuring 26 palmos. «Paseo de Sagasta» and «la Gran Vía>>. Until the arrival of the Imperial Canal it was a
On the 2nd of April 1833, Manuel Rubio was contracted to build this provisional wooden secondary bridge, and fourth in importance after the Ebro, Gállego, and San José bridges.
bridge for a price of 73.000 reales. The works were finished on the 15"' of December of There are reports about this bridge from the 16"' century. though there is a lack of infor-
the same year. A little later. on the l4"'of December 1834, it had to be repaired. mation from then until the 19"' century. maybe because, since the construction of the
Imperial Canal. this bridge was more or less under its protection, due to the fact that it was
By 1841 there was no bridge on the river Huerva. The current had washed the San José the one used to get to Torrero, and it was essential to maintain good communications with
Bridge away in 1838 and they then decided to try and built it of «fábrica» (stone and mor- the town centre. The Town Hall was awa1-e of the need to keep this bridge open and of
tar or brick and mortar). There were sorne suggestions to built a suspension bridge becau- the importance of its free passage to the Canal. From the end of the 18"' century there
se it was cheaper. but the municipal architect, Segundo Díaz, agreed to build two bridges of were constant pleas from the Council to the Canal Administration that they would pay for
<<fábrica», one of stone and one of brick, where the San José and Santa Engracia bridges the works needed on this bridge, or that they would at least contribute.
had been, for 840.000 reales. The first one was finished 18 months after the contract was
After the destruction of the two bridges over the Hue1·va in 1830, a new provisional brid-
signed, and the other one two years later.
ge was constructed which was still in service 1Oyears later. As well as its precarious con-
In 1844 the Town Hall ordered the municipal architects Yarza and Gironza to draw up a dition it was too narrow as it had only been constructed as an emergency replacement lt
design for a new San José bridge with a budget of 140.000 reales. The «Jefe Político was in such a bad state that carts carrying wood and plaster were forbidden from crossing
(second in command) opposed the construction of the bridge as he considered it detri- it, as well as those of the millers and bakers that carried wheat or ílour. Only carts carrying
mental to public interest, but the Town Hall remittedYarza's design to the director of roads, agricultura! produce or passenger carriages could cross. For this reason and with the
canals and ports of the district ignoring the petitions of the Jefe Poi Rico. upcoming visit of Queen Isabel 11,the building of a new bridge on «el camino de Ton-ero»
In the end, it appears that this bridge was not rebuilt, but taking advantage of the opening was suggested, in the same place that the Santa Engracia bridge (later 1-enamed Puente de
of a new street what is now Miguel Servet Street, they waited until 1855 to built what is Isabel 11) had been built.
now San Miguel Bridge. The work cost 28.000 reales and they say it was finished on the 13"' of June 1840. But it
would not last long: in around 1852, Madoz commented that the bridge of Santa Engracia
THE PRESENT BRIDGE OF SAN MIGUEL had been destroyed. lt was rebuilt in 1855 at the expense of «la Caja de Descuentos»,the
The current lay out of the area at the right bank of the river Huerva started to be planned same that paid for the San Miguel Bridge. This bridge also had a sho1i life, not dueto the
in 1855, when the exit from the city changed from «Puerta Quemada>>, located opposite Huerva íloods but the growth of the city: it is gane since 1918 when they covered that
to «calle Heroismo», to «Puerta Duque» in San Miguel square. This meanl Lhe need for a stretch of the river.
new bridge, which was totally financed by «la Caja de Descuentos» (a local bank). Later
on, in 1923, it was widened to 12 m. THE COVERING OFTHE HUERVA
Designs to cover the Huerva where it crossed what is now Basilio Paraíso square had alre-
THE l Jth OF SEPTEMBER BRIDGE ady begun in 1878, under the direction of the municipal architect Félix Nava1To, who inten-
This bridge was built to provide a more comfortable crossing of the park, because, initially. ded building a park in this space. lt was howeve1~ a design by Yarza, which was finally star-
the park could only be entered or exited on Paseo Ruiseñores. At the time of its inaugu- ted in 19 18, and the works were finished by Miguel Angel Nava1m
ration it was considered an impressive viaduct that extended «la Gran Vía de Alfonso XIII» The work of covering the river was ca1Tied out between 1924 and 1931, the scope and
up to the park, where it finished. quality of the job, which can be appreciated in the photographic 1·epo1i kindly donated by
lts designer anticipated that as well as the big central arch with a span of i 4 m, there would the Aisa family. surprising us even today.
be two smaller arches to give access to the «Vías verdes» ,green routes, (this was the name In March 1953, the Heraldo de Aragón complained of the contempt shown to the rive1- by
given to them in the design) which would follow the course of the Huerva as it passed the city. they dirtied it. tare down the leafy poplars of «Plaza de Aragon», they comp1-essed
through Zaragoza. the river bed and used it as a dump until finally the river had to be covered over. to hide
lts width was also a novelty: There were very few bridges that had a width of 30 m, 12 in this embarrassment.
the middle for vehicles, and two pathways of nine meters each, which they thought would The second part of covering the Huerva, in what is today «el paseo de la Constitución»
be necessary for the huge number of pedestrians that would approach the park from this was carried out between 1969 and 1970.
side of the city.
lt was the first bridge in Za1-agoza built using reinforced cono-ete. The small towers that PUENTE-ACUEDUCTO PARA EL CANAL IMPERIAL
topped its cutwaters and buttresses were built to alleviate the salid look of the bridge. The (BRIDGE-AQUEDUCT FORTHE IMPERIAL CANAL)
brickwork of the towm and other embellishments were the work of foreign specialists To the South of the city there exist two more bridges: the first of which crosses.the rive1-
brought specially for this purpose.The cont1-actors were the Aísa brothers, who had just beside an aqueduct for the Imperial Canal. The result is a spectacular bridge not only for
finished the covering over of the river Huerva. its height and size but also for the run off channel on its right that returns a vast amount

FUNDACIÓN
JUANELO
TURRIANO
of water to the river. lt is a pity that, due to geographical conditions, it is diffcult to They failed on that occasion to solve the problem. In 1542 there was still no bridge,
since a concession of the Emperor Carlos , on the 91h of October of the same year
observe.
granted the city the right to charge tolls and in that way be able to face the considera-
PUENTE DEL TERCER CINTURON (BRIDGE OFTHETHIRD BELT) ble costs of offering safe passage over this river.
The city centre's most modern and remote bridge carries the third belt of the ring road On the 25 of June of the following year, seeing that the Royal funds were slow in arriving,
over the river. the Council of Zaragoza resolved to built a wooden bridge at its own expense. The
work was finished in December 1545, when it was leased with a clause stating that the
PUENTE DELAVE SOBRE EL HUERVA (HIGH-SPEEDTRAIN BRIDGE) citizens of Zaragoza did not have to pay a toll.
This is the capital's biggest bridge, measuring 1, 122 m. in length and sitting on pillars 50 m. In 1554, a great flood washed away not only most of the bridge but also the bridge kee-
high. per's house and forced the city to decide at the end of 1555, whether it was more con-
venient to build a new bridge or to rebuild the existing one. On the l2th of March
OTHER BRIDGES
1556, they opted to build a new one of wood but in a different place. Once built,
Opposite «la calle Bruil» there was another small bridge which disappeared during the nobody could be found to lease this new bridge. The city appointed an administrator
covering of the Huerva in 1928. until 1560, when a leaser was found who paid 2.700 sueldos and accepted the clause
During the summer of 1936, just before the start of the Civil War, the Residents Com- granting free passage to the citizens of Zaragoza and Pertusa along with their districts
mittee contributed 8.000 pesetas of the 18.000 needed to