Está en la página 1de 4

Aplicación del Derecho del Trabajo:

Significa ajustar la realidad a las normas jurídicas. Es seleccionar una norma para
resolver un caso concreto, además de dotarla de una significación. La búsqueda de la
norma no es tarea fácil.

Los principios de aplicación de las fuentes del derecho son:

- Principio de jerarquía normativa: la norma de rango superior es de aplicación


preferente sobre las de inferior rango.

- Principio de modernidad: entre dos normas de igual rango, se aplica la más


moderna.

- Principio de especialidad: entre varias normas que contemplan una misma


situación de hecho, iguales en rango, se aplica la que más conecto con el objeto de
regulación.

De estos tres principios, el principal es el de jerarquía.

Principio de norma mínima:

Distinción entre normas de derecho imperativo o necesario y normas de derecho


dispositivo. Las normas de derecho necesario serán a su vez, de derecho necesario
absoluto, o de derecho necesario relativo, que establecen un límite para la
autorregulación de las partes, que no pueden regular sus relaciones por debajo de ese
límite mínimo, pero sí pueden superarlo. A estas normas de derecho necesario
relativas, se pueden denominar como normas mínimas.

Por influjo del principio pro-operario, resulta que ese mínimo que debe respetarse, se
fija a favor de los trabajadores. Ello conlleva que sean nulas o no deban ser aplicadas
por los Tribunales, aquellas normas que impliquen una minoración de los derechos
mínimos establecidos por otra de superior rango a favor de los trabajadores.

Es aquí donde, el convenio, al regular las condiciones de trabajo, deberá tomar en


consideración los mínimos de derecho necesario, y no establecer nada por debajo de
esos limites.

Principio de norma más favorable:

Cuando dos o más normas laborales contemplan un mismo supuesto de hecho se


aplicará la que se considere en conjunto más favorable para el trabajador si el tema es
cuantificable, se aplicará la más favorable en computo anual.

Pero este principio solo será valido cuando entren en conflicto una norma estatal
interprofesional (ley o reglamento) o una norma pactada (convenio).

Principio de condición más beneficiosa:


El trabajador conserva las condiciones de trabajo adquiridas por contrato o acto
unilateral del empresario, cuando resulten más beneficiosas que las contenidas en la
nueva forma o convenio que derogue a otra anterior.

Se deben cumplir los siguientes requisitos:

- Nacerá del contrato o de un acto unilateral graciable del empresario y no de un


mandato general e impersonal.

- Es necesario que la condición más beneficiosa se haya incorporado al contrato de


trabajo.

En cuanto a la absorción y compensación, las mejoras del orden normativo no se


adicionan a las condiciones más beneficiosas disfrutadas a título individual sino que,
salvo estipulación en contrario, las condiciones más beneficiosas quedan
neutralizadas por las mejoras.

El Estatuto de los Trabajadores (ET), en materia salarial afirma: operará la


compensación y absorción cuando los salarios realmente abonados en su conjunto y
en cómputo anual sean mejores que las fijadas en el orden normativo o convencional
de la referencia.

La compensación y absorción solo pueden afectar a condiciones homogéneas. Por


ello solo tendrá lugar entre condiciones salariales o traducibles numéricamente.

Se pueden modificar las condiciones más beneficiosas de origen contractual mediante


los sistemas previstos en el ET para modificar las condiciones de trabajo.

Principio de irrenunciabilidad de derechos:

Según el C. Civil "La exclusión voluntaria de la ley y la renuncia de derechos en ella


reconocidos sólo serán válidas cuando no contraríen el interés o el orden público ni
perjudiquen a terceros".

Según el ET “Los trabajadores no podrán disponer válidamente, antes o después de


sus adquisiciones, de los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales
de derecho necesario. Tampoco podrán disponer validamente de los derechos
reconocidos como indisponibles por Convenio Colectivo”.

Se pretende proteger al trabajador de una presión a renunciar a los derechos


reconocidos para acceder a una contratación o para su mantenimiento, dada su
inferior situación económica y social.

No debe confundirse con la transacción (contrato para la evitación de pleitos) siempre


que haya una exteriorización de la voluntad de las partes.

Es necesario dotar de un sentido a la misma aplicable, “atribución de sentido o


significado al ordenamiento como conjunto y a cada uno de las partes que forman
parte de él”.

Según el C. Civil “las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras
en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad
social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al
espíritu de aquellas”.

En Derecho de Trabajo rige el principio “in dubio pro-operario”, entre 2 o más sentidos
de la norma ha de acogerse al que sea más bCONTRATO INDIVIDUAL DE
TRABAJO QUE CELEBRAN POR UNA PARTE NUEVA EMPRESA ,
REPRESENTADA EN ESTE ACTO POR EL LICENCIADO RAMÓN GONZÁLEZ
ZANELLA, A QUIEN EN LO SUCESIVO SE LE DENOMINARA EL PATRON Y POR
LA OTRA LA C. MARÍA TERESA ALMIRA ROBLES Y A QUIEN EN LO SUCESIVO
SE LE DENOMINARA LA TRABAJADORA AL TENOR DE LAS SIGUIENTES:

DECLARACIONES

A) Declara LA TRABAJADORA:

1.- Haber nacido el día 15 de Febrero de 1970 tener 38 años de edad, de


nacionalidad mexicana con domicilio ubicado en Marcos Mejora 51 int. 6ª, Col.
Del Sur
2.- Tener los conocimientos y experiencia necesarios para prestar sus servicios al EL
PATRON en el puesto de RECEPCIONISTA.

B) Declara EL PATRÓN:

1.- Ser una Sociedad Mercantil Mexicana, constituida conforme a las leyes del País.
2.- Tener su domicilio en Augusto Rodín 11 Despacho C2, Col. Del Valle.
3.- Tener por Objeto Social el de Ventas.
4.- Desear utilizar los servicios de LA TRABAJADORA, para desempeñar el puesto de
RECEPCIONISTA y los demás que sean similares a dicha actividad.

CLAUSULAS

PRIMERA.- Este Contrato se celebra por tiempo indefinido y en términos de los


artículos 20 y 21 de la Ley federal del Trabajo

SEGUNDA.- La TRABAJADORA se obliga aprestar sus servicios personales


subordinados a EL PATRON consistentes en el puesto de RECEPCIONISTA,
desempeñándolos bajo la dirección y dependencia de EL PATRON y en general todos
aquellos que estén relacionados con esa actividad como son de manera enunciativa y
no limitativa: Coordinación de la administración de la empresa; Coordinación de la
contabilidad externa, Revisión de la cobranza, Seguimiento de facturación de los
cierres mensuales de proyectos, Control estricto de los movimientos de los estados de
cuenta de la empresa así como de las entradas y salidas, Seguimiento de clientes,
Programación de citas con nuevos prospectos, Elaboración de reportes de pago a
proveedores, Elaboración de recibos, Seguimiento del archivo, Asistencia a la
Dirección General ; sin perjuicio de cualesquiera otros que éste le encomiende,
debiendo desempeñar sus servicios en el domicilio de la empresa o en cualquier otro
que esta le indique.

TERCERA.- Los servicios contratados en los términos del presente contrato conforme
a la cláusula que antecede los desempeñara LA TRABAJADORA, en el D. F., pero EL
PATRON podrá en cualquier momento fijar a LA TRABAJADORA otro lugar de trabajo
dentro del Valle de México.

CUARTA.- Por sus servicios a EL PATRON, durante la vigencia del presente contrato,
LA TRABAJADORA percibirá un salario mensual por la cantidad de $4,830.00, con
las deducciones correspondientes por la cantidad de $ 483.00 por concepto de
SAR. Y $ 895.00 por concepto de cuota al I.M.S.S., resultando un NETO A PAGAR
de $3,452.00(Tres mil cuatrocientos cincuenta y dos pesos 00/100 M. N.), en el que
queda comprendido el pago correspondiente a séptimos días y días de descanso
obligatorio que establece la Ley Federal del Trabajo o en que pueda convenir a EL
PATRON, mismo que será cubierto los días 1° y 16 de cada mes o el día próximo
hábil en caso de ser sábado o domingo; en el domicilio de la empresa