Está en la página 1de 3

El intestino

El intestino es la parte del aparato digestivo que sigue al estómago. Se trata de un tubo
musculo-membranoso replegado y recogido en la cavidad abdominal, que mide entre
10 y 12 metros y se diferencia en intestino delgado e intestino grueso.

El intestino delgado es un órgano de las vías digestivas que constituye un cordón fino
que está seccionado en tres partes. Viene seguido del estómago, específicamente del
duodeno, y en la digestión el rol que predomina es el de absorción de nutrientes al
organismo; además de ello, funciona como barrera al paso de algunas sustancias o
alimentos que se procesan allí, y posee un rol inmunitario. Es un órgano con gran
capacidad de asimilación de sustancias que posteriormente pasarán a la sangre. Es
importante señalar que el intestino delgado sufre cambios celulares cada 5 días, por lo
que su mucosa es sustituida.

Funciones

La función principal del intestino delgado es la absorción de nutrientes extraídos de los


alimentos a través de muy pequeñas estructuras llamadas vellos intestinales. Este
proceso de absorción depende en gran medida del contacto con alimentos que tengan
nutrientes que puedan ser extraídos, y que puedan atravesar la barrera del intestino
delgado, y que posteriormente pasarán a la linfa, y de allí a cada tejido del organismo
que requiera nutrición.
Partes

 El duodeno: es la primera porción del intestino delgado, que está situado entre el
estómago y el yeyuno. Se observa como un tubo delgado de apariencia articulada de
unos 25 a 38 cm, que se puede notar enrollado y curvo debido a que pasa al lado de la
parte superior del páncreas. Esta sección de intestino se encarga de disgregar los
alimentos.
 El yeyuno: esta sección es la intermedia entre el duodeno y el íleon, con una longitud
superior al duodeno, de entre 2 a 3 metros. Las paredes del yeyuno están recubiertas
de una capa con grandes cantidades de vellosidades intestinales, que son las
encargadas de absorber los nutrientes. Posteriormente los nutrientes extraídos pasarán
a la linfa y de allí a órganos y tejidos que requieran la nutrición para llevar a cabo
diversas funciones metabólicas y orgánicas en general.
 Íleon: en último lugar está la parte final de intestino delgado, que se une al intestino
grueso, con una longitud aproximada de 3 a 4 metros, con cierta cobertura de
vellosidades intestinales que pueden absorber los nutrientes que el yeyuno no absorbió
por razones anatómicas y fisiológicas.

El intestino grueso es un cavidad o un tubo enrolado en la parte abdominal de los


seres humanos, cubierto de celoma y músculo peritoneo que lo protege; tiene la
función de eliminación de los desechos de todo alimento que no ha sido aprovechado
por el organismo y que de alguna manera resultaría tóxico. Usa movimientos
musculares, como toda vía digestiva, y traslada los desechos a lo largo de un tuvo que
puede llegar a medir entre 1 metro y 1, 5 metros, dispuesto de 3 maneras distintas.

Funciones

Básicamente en los primeros segmentos el colon o intestino grueso realiza alguna


absorción de agua y nutrientes, sobre todo si se trata de fibra dietética que le da una
mejor funcionalidad al mismo. Como en todas las zonas de las vías digestivas, en el
intestino grueso existen movimientos musculares peristálticos que llevan los desechos
desde el intestino delgado hasta la eliminación a través del recto. Estos desechos son
sustancias que no han sido aprovechadas y que no aportan nutrientes al organismo, o
que por alguna razón no hacen falta para nutrir los tejidos del cuerpo.

partes

El ciego: es la primera porción del intestino grueso, está ubicado entre el íleon y el
colon ascendente. Tiene una longitud de aproximadamente 7 centímetros y tiene una
forma de saco o bolsa que no posee salida. Está ubicado en la parte inferior derecha y
tiene un pequeño tubo de unos 9 centímetros de longitud que tiene el nombre de
apéndice, la función, aunque no está muy estudiada aún, es retener de forma
momentánea el avance de alimentos al intestino grueso.

Colon: es la porción más larga del intestino grueso, la cual puede medir entre un metro
y un metro y medio, ocupando una parte del abdomen en su porción lateral. Se divide
en tres partes: colon ascendente, colon transverso y colon descendente o colon
sigmoideo. La función de esta porción es extraer agua y algunas sales de los
alimentos, y conducir los desechos que van quedando por toda su extensión.

Recto: es la última parte del intestino grueso, y se encuentra entre el colon sigmoideo y
el ano. Mide entre 15 y 20 cm de largo. Esta porción rectal recibe los desechos de la
digestión y los elimina al medio externo a través de la abertura llamada ano.