Está en la página 1de 19

GEOLOGÍA DE LA CALDERA

DE TABURIENTE

“Hay más de un millón de volcanes submarinos repartidos por el mundo. Pero solo unos pocos
han logrado emerger para formar una isla”.

Asignatura: Geología histórica y regional.


Autor: Efrén Fernández Agudo.
Facultad de ciencias geológicas de la Universidad Complutense de Madrid.
ÍNDICE:

1. OBJETIVOS

2. SITUACIÓN Y RASGOS GEOGRÁFICOS DE LA PALMA

3. CONTEXTO GEOLÓGICO DE CANARIAS

4. PETROLOGÍA Y GEOQUÍMICA DE LA CALDERA DE


TABURIENTE

5. EVOLUCIÓN GEOLÓGICA DE LA CALDERA DE


TABURIENTE

6. REFERENCIAS
1. OBJETIVOS

El presente informe tiene como objetivo describir, explicar, y dar a conocer los procesos
geológicos ocurridos a lo largo de la breve pero compleja historia de La Caldera de Taburiente.
A partir de un estudio bibliográfico se pretende realizar una síntesis de un compendio de libros
publicados y revistas científicas que han tratado diferentes acpectos geológicos en relación a la
petrologías y evolución geológica de la Caldera de Taburiente.

2. SITUACIÓN Y RASGOS
GEOGRÁFICOS DE LA PALMA
La Palma, también conocida como la isla Bonita, pertenece al archipiélago de Canarias y es la
tercera isla más alta del mundo con relación a su superficie.
La Palma se localiza en el margen occidental del océano Atlántico, a 85 km al oeste de Tenerife
y a 1.440 km de la Península (Cádiz). La superficie de la isla representa un 10% del territorio
canario. Su pico más alto es el Roque de los Muchachos (2.426 m). Cuenta con una superficie
de 708,32 km2 y un perímetrode 155,55 km (Figura 2).
En el sector central de la isla, se encuentra el objeto principal de este estudio, la Caldera de
Taburiente situada a 28⁰ 40´ N, 17⁰ 52´ O. Una depresión de 9 km de diámetro, 28 km de
circunferencia y 1.500 m de profundidad.
A lo largo de la evolución de La Palma se distingue una primera fase submarina pre-insular
representada por el Complejo Basal, y otra posterior sub-aérea, que genera grandes edificios
insulares tras su emersión.

Figura 1. Archipiélago de Canarias. De izquierda a derecha: El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran
Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. (http://visor.grafcan.es)
Figura 2. Isla de La Palma. (http://visor.grafcan.es)

Figura 3. Caldera de Taburiente. (http://visor.grafcan.es)


3. CONTEXTO GEOLÓGICO DE
CANARIAS

Para entender la complejidad de la Caldera de Taburiente, es necesario explicar el origen del


archipiélago de Canarias remontándose 200 millones de años atrás, cuando no existía el
océano Atlántico. En su lugar, aparece la provincia magmática del Atlántico Central situada en
el centro de Pangea. No fue hasta el comienzo del Jurásico cuando se iniciará una fase de
rifting que dará origen a la dorsal centro-atlántica, para formar el proto-océano atlántico,
situado entre Laurasia y Gondwana. Este proceso se basa en el conocido “ciclo de Wilson” y
está explicado en la teoría de la Tectónica de placas (Carracedo, 2011).
Hasta la actualidad, el océano Atlántico continúa ensanchándose a favor de la configuración
global de las placas tectónicas. A día de hoy las islas Canarias se asientan sobre una zona
marginal de la corteza oceánica del Atlántico, junto al borde continental pasivo africano,
alrededor de los 28⁰N y 16⁰W de latitud.La provincia volcánica canaria está conformada por un
conjunto de islas que durante al menos 70 millones de años han emergido y posteriormente
sufrenun desmantelamiento erosivo y subsidencia, transformándose en los casos más antiguos
en montes submarinos (Lars, Anika, Dacia, Banco de Concepción, Salvajes, Fuerteventura-
Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife, La Gomera, La Palma, El Hierro, Las Hijas). Todas ellas
forman parte de la provincia volcánica de Canarias, que a su vez se sitúa en la conocida
Macaronesia, al igual que las islas de Cabo Verde, la provincia volcánica de Madeira, las islas
Azores y el grupo Gran Meteor (Figura 3).
En concordancia con las dataciones radiométricas y el modelo de punto caliente, la mayoría de
los autores aceptan la existencia de una progresión de edades entre islas que van desde las
más antiguas, Fuerteventura-Lanzarote (20.2 Ma), hasta El Hierro (1.1 Ma), la más moderna.
Figura 4. Trazas curvas de isocronas de las alineaciones de islas y montes submarinos de las provincias volcánicas
de Madeira y Canarias. Se indica el centro de rotación o polo Euler de la Placa Africana para el periodo de 0-70
millones de años.

La traza de lasalineaciones de las provincias volcánicas de Canarias y Madeira forman sendas


curvas(Figura 1), con el centro de rotación situado a 43ºN/24ºW, a una distancia de unos 1.800
km. La explicación más coherente a este motivo es la rotación del polo Euler de la Placa
Africana (Geldmacher et al., 2005). Aunque cabe destacar que después de la formación de la
isla de La Gomera, ocurrió un cambio en la configuración de la alineación de las Canarias que
cambio de una alineación sencilla a una doble, puesto que la isla de La Palma y El Hierro
emergieron simultáneamente desde sus fases iniciales juveniles, en un modelo de alternancia
“on-off” entre ambas islas (cuando La Palma tenía un episodio de alta actividad eruptiva,
correspondía a una fase escasa de actividad en El Hierro y viceversa) (Hieronymus and
Bercovici, 1999).
La teoría más aceptadasobre el origen de las islas Canarias es la presencia de un punto
caliente. Este modelo no es tan evidente como el caso de las islas de Hawaii, lo que ha dado
lugar a un fuerte debate en la actualidad implicando a otras hipótesis como la fractura
propagante de Atlas (Anguita y Hernán, 1975) o la hipótesis de los bloques levantados (Araña y
Ortiz,1991).
Figura 5. Modelo de punto caliente aplicado a las Islas Canarias. Uno de los mayores inconvenientes para aceptar
este modelo de génesis de las Canarias es la permanencia de volcanismo activo en el extremo oriental (el más
antiguo) del archipiélago. Sin embargo, Scott King propuso en 2007 una posible explicación, basada en la
observación de corrientes de convección inducidas en los bordes continentales por las diferentes temperaturas
de los cratones (fríos) y la astenosfera (caliente). Esta convección de borde inducida se encargaría de arrastrar
magma del punto caliente hacia las islas más alejadas, que mantendrían una ¨memoria térmica¨ que facilitaría la
salida de estos magmas residuales y la persistencia del volcanismo (Kings, S. D., 2007).

4. Petrología y Geoquímica de
La Caldera de Taburiente

La Caldera de Taburiente está formada principalmente por las unidades del Complejo Basal, el
dominio Taburiente y el Edificio Bejenado.

5.1 Complejo Basal:

El complejo basal se formó durante la primera fase eruptiva. El edificio está formado por
depósitos volcánicos submarinos que son representativos tanto el en fondo como en las
bases de los barrancos de la Caldera de Taburiente. Son hialoclastitas, metasomatizados a
rocas verdes, gabros, pillow lavas de composición basáltica o traquibasáltica, brechas y
aglomerados de tonos oscuros. Es frecuente la existencia de una abundante red de diques
que atraviesan los materiales
Foto 6. En el interior de la caldera, afloran lavas almohadilladas de aguas cada vez más profundas (pillow lavas),
lo que se aprecia por la desaparición de las vacuolas (burbujas de gases) (foto: Efrén Fernández).

Figura 7. Diferentes aspectos y litologías del Complejo Basal. (Poncela, 2015)

Como se ha mencionado anteriormente, el complejo basal de la isla de La Palma, aflora en el


sector central de La Caldera de Taburiente. Los materiales que la conforman han sido
afectados por metamorfismo hidrotermal debido a la presencia de soluciones hidrotermales
en el edificio eruptivo (Miyashiro 1973, Colemán 1977).Las asociaciones metamórficas se han
generado en un primer episodio paroxismal vinculado al pico térmico representada por facies
de esquistos verdes con una asociación metamórfica constituida por clorita, tremolita-
actinolita-hornblenda, epidota-clinozoisita, albita-oligoclasa, sericita, esfena, minerales
opacos±andratita±cuarzo±serpentina±carbonatos. Posteriormente sucede un segundo estadio
asociado a la rama retrógrada donde la paragénesis estable son las facies zeolíticas con
zeolitas, epidota, minerales opacos±albita±adularia±cuarzo±serpentina(Arenas, R. y Nuez, J.
,1987).
El valor de la temperatura durante todo el episodio metamórfico resulta fácil de estimar
mediante simples relaciones topológicas. Resultando 450-490ºC para el pico térmico y menos
de 200ºC para el final de la retrogradación en facies de zeolitas. El régimen bárico comprende
que el pico térmico se sitúa en torno a 1-1,5 Kbar, estimándose por tanto una profundidad de
3,5-5 kms. El gradiente geotérmico obtenido es de 100-150ºC/km. Después de que el complejo
plutónico registrase la etapa de metamorfismo paroxismal (450-490ºC y 1-1,5 Kbar), fue
afectado por una intensa retrogradación con suave descompresión. La descompresión se debe
a la elevación del complejo plutónico desde su posición original (presumiblemente el lugar
donde se produjo la etapa de metamorfismo paroxismal), hasta la posición actual. Durante la
elevación se originó la estructura dómica del complejo basal y la neta discordancia erosiva que
truncalas series submarinas. Por lo tanto, la elevación de la isla y la estructura dómica deben
ser resultado de la magnitud de la actividad ígnea, y el espesor de los materiales elevados
antes de la desmantelación, superaba los 3.000 metros como mínimo. Teniendo en cuenta
este espesor y el intervalo de tiempo empleado durante la emersión (Mioceno medio-superior
a Plioceno), se obtienen velocidades de ascenso de la isla moderadas en torno a 1cm/año
(Arenas y Nuez,1987).

Figura 8. Trayectoria del metamorfismo hidrotermal en el Complejo Plutónico de la Caldera de Taburiente. EP:
Estadio paroxismal. ER: Estadio retrógrado (Arenas y Nuez, 1987)
4.2 Dominio Taburiente:

4.2.1 Edificio volcánico Garafía.

Sobre el complejo basal, se encuentra el edificio volcánico. Se caracteriza por materiales


producidos por la erosión y el desmantelamiento del edificio submarino con brechas,
aglomerados y sedimentos. Además existe la presencia de litologías correspondientes a lavas,
piroclastos basálticos y una extensa red de diques.
4.2.2 Edificio volcánico Taburiente.

Se distingues dos tramos. El primero está asociado a un proceso efusivo que generó grandes
cantidades de lavas basálticas, probablemente a erupciones explosivas estrombolianas. A
continuación aparecen piroclastos basálticos resultado de episodios aun más explosivos.
Finalmente este primer tramo acaba con una potente capa de 400 metros de coladas
basálticas.
El tramo superior está constituido por coladas basálticas uniformes que progresivamente van
aumentado su inclinación hacia la zona central, lo que sugiere las fases finales de la actividad
de un edificio que pudo haber alcanzado los 3.000 metros de altura. Además aparecen
intercalados abundantes niveles de piroclastos, depósitos freatomagmáticos y materiales
explosivos y laháricos.

Figura 9. Litologías y aspectos del edificio Taburiente. (Poncela, 2015)


4.3 Edificio Bejenado:

El Bejenado es un estratovolcán de reducidas dimensiones que limita la zona septentrional del


valle de Aridane y la Caldera de Taburiente
Las lavas emitidas evolucionaron de basanitas a tefritas máficas y fonolitas en el techo (con
algunos diques de fonolitas).
El edificio principal está formado por aglomerados y depósitos de deslizamiento en la base.
Son capas de aglomerado-brecha con potencias entre 1,5 y 5 m. Asociados con ellos hay, a
veces, capas de lapillis estrombolianos muy bien laminados con hiladas de líticos (inferiores a
10 cm) e intercalaciones de “surges” cineríticos. Se sugiere que los inicios eruptivos del
Bejenado fueron episodios explosivos de cierto carácter freatomagmático.
Los centros eruptivos del edificio principal dieron como resultado conos intercalados en las
lavas y mantos de piroclastos basálticos. Fuera de esta zona de acumulación, apenas se
observan intercalaciones piroclásticas en el edificio principal, formado fundamentalmente por
coladas. También se observan diques, que se distribuyen radialmente a partir de este
hipotético centro.

Figura 10. Diversas litologías y aspectos del volcán Bejenado y sedimentos de Riachuelo. (Poncela, 2015)
Figura 11. Diagrama Sílice/Álcalis (TAS) de los principales episodios volcánicos de La Palma.

5. Evolución Geológica de la
Caldera de Taburiente
A lo largo de la evolución de La Palma se distingue una primera fase submarina pre-insular
representada por el Complejo Basal, y otra posterior subaérea, que genera grandes edificios
insulares tras su emersión.La morfología que dio lugar a la Caldera de Taburiente es resultado
de una sucesión de tres grandes volcanes superpuestos que comprenden ambas fases
1º Fase submarina.
En primer lugar, en el Plioceno (4-2 millones de años), aparece un gran volcán submarino
durante las primeras fases de formación de una isla que corresponde al complejo basal.
2º Fase sub aérea.
A continuación, sobre el volcán submarino emergido, junto al flanco norte y alrededor de los
1.8 y 1.2 millones de años, creció el volcán de Garafía. Este último llegó a alcanzar 23 km de
diámetro y 2.500 m de altura, de modo que hace 1.2 millones de años el edificio volcánico
colapso hacia el sureste.
La tercera etapa se dio lugar con la aparición del volcán de Taburiente, a posteriori de la
destrucción parcial del volcán de Garafía. El nuevo volcán relleno la depresión de los dos
anteriores. La erupción continuo hasta su extinción final hace unos 400.000 años formándose
sobre el escudo volcánico del norte un volcán que alcanzo los 25 km de diámetro y 3.000
metros de altura.

Figura 12. Desarrollo del Volcán Cumbre Nueva hasta niveles inestables, 2. Deslizamiento lateral y formación del
valle de Aridane, 3. Construcción del Volcán de Bejenado en la cuenca de deslizamiento y encajamiento del
barranco de Las Angustias, 4. Ensanchamiento de su cabecera por retrogradación erosiva para formar la Caldera
de Taburiente (Carracedo et al., 2001).
Figura 13. Mapa geológico de la isla de La Palma. (de la Nuez, 2008)

En las fases finales, la evolución del volcán de Taburiente emigró hacia el sur y como resultado
la planta circular del escudo se deformó con una prolongación hacia el sur, creando el volcán
de Cumbre Nueva, con más de 3.000 m de altura. De nuevo, la inestabilidad del estratovolcán
provocó un fenómeno de deslizamiento gravitacional del flanco occidental de la dorsal de
Cumbre Nueva hacia el suroeste, para formar el valle de Aridane. La descompresión
instantánea de la cámara magmática reactivo el volcanismo, para comenzar la construcción del
estratovolcán Bejenado (Carracedo et al., 2008).
Por tanto, ambas paredes del barranco, que atraviesan el fondo de la Caldera de Taburiente
tienen edades y orígenes distintos. La depresión de la Caldera de Taburiente es fruto del
desplome de una sucesión de edificios volcánicos, y la retrogradación erosiva e incisión por
encajamiento debido a la red fluvial se encargaron de remodelar los bordes de la cicatriz de
deslizamiento para formar una serie de “roques” en las cúspides de la Caldera de Taburiente
(F. Anguita et al., 2002).

Figura 14. Sección de la Caldera de Taburiente y el Volcán Bejenado (Carracedo et al., 2001).

Figura 15. Estratigrafía volcánica general de La Caldera de Taburiente.


6. Hidrogeología.

La Palma es la isla con mayor número de precipitaciones de todo el archipiélago canario.


Además, es la única isla que alberga escorrentía superficial constante durante todo el año. Los
manantiales de la Caldera de Taburiente, como Los Nacientes de Marcos y Cordero, y el
naciente de Caldero de Marcos constituyen el 58% del total de agua de los nacientes de la isla.
La cuenca hidrográfica de la Caldera de Taburiente se extiende56 𝑘𝑚2aproximadamente con
una aportación anual de 25 ℎ𝑚2/año. Las procedencias del agua son tanto por escorrentía
como por aguas subterráneas.
El complejo basal alberga litologías de baja permeabilidad, al igual que las brechas del edificio
Garafía. Sin embargo, todo el resto de materiales volcánicos de los edificios de Taburiente y
Bejenado son permeables.
Por lo tanto, el límite con el complejo basal con el resto de materiales será el origen de
numerosos manantiales.

Figura 16. Distribución de la extracción de aguas subterráneas por municipios en La Palma. (APHP 2002 y 2015)
Figura 17. Superficie freática insular (PHP,2001)
7. La Caldera de Taburiente
como Parque nacional

La Caldera de Taburiente fue declarado Parque nacional el día 6 de octubre de 1954, siendo la
segunda área protegida de Canarias, después del Parque nacional del Teide, y la cuarta de
España (Parque nacional de la Caldera de Taburiente, (s.f.). En wikipedia. Recuperado el 1 de
septiembre de 2017 de
https://es.wikipedia.org/wiki/Parque_nacional_de_la_Caldera_de_Taburiente).

En 1983, la UNESCO declaró511 hectáreas en La Palma como Reserva de la Biosfera, siendo la


primera isla de España en contar con este importante reconocimiento internacional. Pese a ser
la Reserva de la Biosfera Española más pequeña, albergaba una interesantísima muestra de
laurisilva, bosque relicto de la Era Terciaria, de hace más de 1,6 millones de años.

En 2002, en Sesión Plenaria del Consejo Internacional de Coordinación de la UNESCO, se


declaro la totalidad del territorio insular como Reserva Mundial de la Biosfera La Palma. (La
Palma reserva mundial de la biosfera, (s.f.). En La Palma Biosfera. Recuperado el el 16 de
noviembre de 2017 de http://www.lapalmabiosfera.es/es/biosfera).
8. REFERENCIAS
Anguita, F., &Hernán, F. (1975).A propagating fracture model versus a hot spot origin for the
Canary Islands. Earth and Planetary Science Letters, 27(1), 11-19.
Araña, V., & Ortiz, R. (1991). The Canary Islands: tectonics, magmatism and geodynamic
framework. In Magmatism in extensional structural settings (pp. 209-249).Springer, Berlin,
Heidelberg.
Arenas, R. y Nuez, J. de la (1987): Característocas del metamorfismo hidrotermal del Complejo
Plutónico de la Caldera de Taburiente (La Palma, Canarias). Geogaceta, 3 13-15).
Miyashiro, A. (1973). The Troodosophiolitic complex was probably formed in an island
arc. Earth and Planetary Science Letters, 19(2), 218-224.
Coleman, R. G. (1977): Springer-Verlag, 229p.
Hieronymus, C.F., and Bercovici, D., 1999, Discrete alternating hotspot island formed by
interaction of magma transport and litospheric flexure: Nature, v.397, p. 604-607)
Geldmacher, J., Hoernle, K., Bogaard, P., Duggen, S., & Werner, R. (2005). New 40 Ar/39 Ar age
and geochemical data from seamounts in the Canary and Madeira volcanic provinces: Support
for the mantle plume hypothesis. Earth and PlanetaryScienceLetters, 237(1), 85-101.
Carracedo, J. C. (2011). Geología de Canarias: Origen, evolución, edad y volcanismo. I (pp. 46-
51). Editorial Rueda.
King, S. D. (2007). Hotspots and edge-driven convection. Geology, 35(3), 223-226.
Carracedo, J. C. (2008). Los volcanes de las islas Canarias. IV. La Palma, La Gomera y El Hierro
(pp. 109-118). Editorial Rueda.
Carracedo, J. C., Rodríguez Badiola, E., Guillou, H., Nuez Pestana, J. D. L., &Perez-Torrado, F. J.
(2001). Geology and volcanology of La Palma and El Hierro, Western Canaries.
F. Anguita, A.Márquez, P.Castiñeiras, F.Hernán. (2002). Los volcanes de Canarias. Guía
geológica e itinerarios(pp. 187-191). Editorial Rueda.
Parque nacional de la Caldera de Taburiente, (s.f.). En wikipedia. Recuperado el 1 de
septiembre de 2017 de
https://es.wikipedia.org/wiki/Parque_nacional_de_la_Caldera_de_Taburiente
La Palma reserva mundial de la biosfera, (s.f.). En La Palma Biosfera. Recuperado el 16 de
noviembre de 2017 de http://www.lapalmabiosfera.es/es/biosfera

También podría gustarte