Está en la página 1de 2

Dania Gabriela Victoria Castillo 12/06/2018

Análisis: Caso Gloria.

El caso Gloria, fue muy famoso, ya que como se sabe, las terapias son privadas, no
se puede grabar o evidenciar sin autorización, sin embargo, Gloria, accedió a que hiciera un
documental de su caso visto desde 3 enfoques o terapias diferentes.

En las grabaciones podemos ver a tres de los psicoterapeutas más reconocidos del
siglo XX llevando a cabo individualmente una sesión breve de terapia con la misma paciente:
una mujer de 30 años divorciada y con una hija.

El primero al que vemos involucrado en el caso es al Dr. Carl Rogers, terapeuta


creador de la terapia humanista centrada en el cliente; el segundo capítulo nos muestra al Dr.
Fritz Perls fundador de la terapia Gestalt y en el último vídeo podemos observar al Dr. Albert
Ellis, fundador de la Terapia Racional Emotiva.

Durante la sesión vemos al terapeuta Rogers que recibe a Gloria y trabajando con
actitud empática e interviniendo poco, es decir, que va hablando con ella a medida que ésta
va descubriendo qué significan para ella sus experiencias, intentando aclarar lo que realmente
experimenta Gloria con profundidad, como si se tratase de un descubrimiento conjunto que
se ve dando por la confianza y franqueza que se genera en la relación. Incluso Gloria hace
mención de ello, se sentía muy nerviosa al llegar y contar que le sucedía, pero el tono que
Rogers utilizaba la iba haciendo sentir cada vez más cómoda. Rogers y su terapia, se basa en
hacer que el paciente está a la misma altura que el psicólogo, además es importante ser
honesto, respecto, aceptación y sobre todo empatía en ambos lados.

Fritz Perls y la Terapia Gestalt propone que el ser humano percibe al mundo de forma
integral, es decir, que no percibe fenómenos aislados, sino que los integra y configura para
tener una visión de la realidad que experimenta. Él presta especial atención al lenguaje no
verbal. Durante su sesión con Gloria, la estrategia que decide utilizar es la manipulación, el
frustra a Gloria para que llegue a identificar de forma automática las partes de sí misma y
que le impiden encontrar sus propios valores y formas de estilo. En sí, el propósito o finalidad
de esta terapia, es que cada paciente a lo largo de las sesiones logre llegar a una maduración
para que con eso pueda confiar en los recursos que ya tiene para buscar y obtener para sí
Dania Gabriela Victoria Castillo 12/06/2018

misma soporte emocional, intelectual y económico, y con ello dejando de buscar ese soporte
fuera de ella o él.
Y el último enfoque que se aborda en este caso es el de Albert Ellis y la Terapia
Racional Emotiva. Dicha terapia se basa en la idea de que el pasado no es de suma
importancia en la vida de una persona porque, aunque pueda estar afectándole en gran
medida, el paciente tiene mucho más poder o capacidad de impacto sobre sí misma que el
que tiene su pasado. La terapia consistirá en descubrir qué es lo que nos decimos a nosotros
mismos acerca de los eventos externos para poder cambiar nuestro evento interno, es decir,
que nosotros mismos podemos cambiarlo todo y decidiendo que tanto impacto tendrá una
situación en nosotros dependiendo del modo en que lo veamos.

Al finalizar la sesión el terapeuta da su opinión y él nos dice que desde un inicio va


dándose cuenta que son casos típicos o más comunes, en donde el decide omitir ciertas partes
para tener un resultado más rápido, porque ya no son tan necesarios. Como hace mención del
psicoanálisis; omite volver atrás de su historia, es decir, omite la infancia y parte del
crecimiento de la paciente. También omite lo de la transferencia con el paciente, como se
indica en el primer enfoque. Pero no porque no tenga importancia, sino porque lo que Ellis
quería lograr era que ella con lo que ya tenía lograra ir saliendo adelante, tomando riesgos
que antes no habría tenido la voluntad de hacer.

Ya después, Gloria, habla y cuenta que de los 3 terapeutas con quien más se sintió
cómoda y siguió en contacto fue con Carl Rogers, ya que debemos tomar en cuenta que tener
una alianza terapéutica, permitirá un mejor tratamiento, es decir, mientras más confianza le
brindemos al paciente ellos lograrán abrirse más y se obtendrán mejores resultados.