Está en la página 1de 124

PRÓLOGO

CHEMA SANZ

“Las cosas deben ser tan sencillas como sea posible, pero no más”
(Albert Einstein)

El sentido común, la sencillez y la naturalidad forman parte


de una receta muy aconsejable para tomar cualquier decisión,
también para estructurar los contenidos del entrenamiento.

Este libro es una invitación para seguir adelante, para revisar


el conocimiento adquirido y para embarcarse en la construcción
de nuevo conocimiento.
Nos ayudará a profundizar de una forma práctica en el co­
nocimiento del fútbol, sugiriéndonos un cambio, a la hora de
observar los acontecimientos que suceden en el juego y en su
entrenamiento.

9
1-1 fútbol, como fenómeno complejo, no se puede analizar en
partes aisladas y si como un fenómeno interconectado. Su natu­
raleza es un todo.
El entrenamiento en el fútbol nace desde el juego y para el
juego, desde las necesidades que tiene el futbolista para jugar al
fútbol.
Todos los momentos del juego son interdependientes y están
relacionados entre sí.
El ataque y la defensa no deben separarse. Forman parte de un
todo. Son inmediatas y se condicionan recíprocamente.
Para analizar el juego, hay que partir de su totalidad, sin frag­
mentaciones que eliminen las interacciones.
Las partes existen, pero interactuando, no de forma aislada
(Por eso hace años, el niño que jugaba en la calle, alejado de en­
señanzas analíticas, alcanzaba un mejor conocimiento del juego,
al descubrirlo y relacionarse con él en su totalidad).

Todo esto debemos tenerlo en cuenta a la hora de entender y


entrenar los distintos comportamientos de nuestro equipo.
En un buen equipo, todos los jugadores deben cooperar entre
sí de una manera coordinada para beneficio del conjunto, a pesar
de que cada una de ellos, cuente con sus propias posibilidades.
Somos personas en situación y nuestras capacidades depen­
den de lo que somos y de lo que nos rodea.
Buscaremos generar determinados contextos para relacionar
a los jugadores de forma que aumenten las posibilidades de cada
uno, así el jugador obtendrá un rendimiento diferente, depen­
diendo el contexto en el que se encuentre.

10
Una de las principales virtudes del entrenador, debe ser, co­
nocer las características y posibilidades de sus futbolistas, eli­
giendo una forma de jugar, que favorezca la naturaleza de sus
jugadores, permitiendo a cada uno de ellos, hacer las cosas que
sabe hacer bien.
La forma de jugar es un conjunto de comportamientos, en fun­
ción de unos momentos del juego que el entrenador pretende que
su equipo desarrolle con regularidad.
Estos comportamientos, se dividen a su vez, en un conjunto
de normas (principios o conceptos) que sirven para orientar y
coordinar las acciones individuales y colectivas del equipo en los
diferentes momentos de juego.
Su objetivo es conseguir que en cada momento del juego, la
mayoría de jugadores estén pensando lo mismo, respecto a la
solución de lo que el juego va planteando.
Se trata de desarrollar un lenguaje común, a través de deter­
minados principios de juego, provocando que el jugador cree una
familiaridad, con una lógica de funcionamiento, que les lleve a
anticipar y resolver con mayor eficacia y menor esfuerzo, las di­
ferentes situaciones de juego que se les vayan planteando.
Hacer subconsciente lo consciente, genera un hábito que re­
fuerza la seguridad y reduce la incertidumbre.
Se procura habituar al jugador a resolver los problemas de
acuerdo con una lógica.
Si algo me gustaría destacar de esta minuciosa y detallada
obra, es su absoluta utilidad práctica, aunando el rigor teórico
y su aplicación práctica, y lo que es más importante; basándose
en el fútbol y en los futbolistas (verdaderos protagonistas de este
juego) para desarrollar su entrenamiento.

11
Con su lectura estaremos en condiciones de diseñar de forma
óptima, aquellas tareas que mejor se ajusten a la realidad compe­
titiva de nuestro equipo.

Además, el autor nos enriquecerá con un abanico de intere­


santes sugerencias, que nos ayudarán a tomar buenas decisiones
en el siempre difícil y complejo arte del entrenamiento.
Nos encontramos ante un libro de lectura sencilla, ameno y
que nos permitirá comprender un poco mejor los distintos acon­
tecimientos que intervienen en el entrenamiento; haciendo de la
reflexión, un ejercicio permanente.
Para terminar, me gustaría expresar mi más sincera felicita­
ción y agradecimiento al autor por compartir sus ideas y dedicar
su tiempo e infatigable esfuerzo, a brindamos permanentemente
la oportunidad de acercarnos a las entrañas de este maravilloso
juego llamado fútbol.
“El proceso de formación no descansa, abre las 24 horas
del día y los 365 días del año”

12
INTRODUCCION

Después de haber escrito “El entrenamiento del fútbol ofen­


sivo”, habéis sido muchos los que me habéis animado a que
hiciese referencia a la metodología de entrenamiento desde la
perspectiva del concepto defensivo; entender el juego, desde el
dominio de los principios sin balón y de aquellos principios y
conceptos, que surgen de la interacción de los futbolistas para
neutralizar la ofensiva rival.
Como había dicho en mi anterior libro, no entiendo fútbol de
defensa y fútbol de ataque, sino fútbol en esencia, indivisible e
integrado; un todo, en el que la comprensión de los principios
ofensivos y defensivos, se trasladan al juego de forma conjunta,
y es así, como debemos llegar a combatirlos y neutralizarlos.
Debemos ser conscientes que el equipo que defiende bien, ata­
ca mejor y el equipo que ataca bien, defiende también mejor; es
decir, que defensa y ataque en fútbol son indivisibles, pero como
parte del ciclo del juego, podemos estudiar de forma específica,
aquellos factores que ayuden a la construcción defensiva de un
equipo.

13
Si algo tenemos que tener claro es, que la mejor defensa, pasa
por no perder el balón y así, a través del orden ofensivo y toma
de decisiones correctas con balón, ayudas a que tu equipo esté
siempre organizado y preparado en caso de pérdida.
Teniendo clara la indivisibilidad del fútbol, debemos ser cons­
cientes, que para entender el todo, a veces es mejor extraer los
términos que lo definen, y por ello, vamos a tratar de seleccionar
aquellos aspectos referentes al juego defensivo, que considero
esenciales, y a partir de su conocimiento, establecer; como mane­
jando dichos conceptos, podemos establecer una progresión real
al juego de ataque.
Entenderemos que el fútbol defensivo necesita de un gran
margen de interpretación y por ello, debemos dotar a nuestros
futbolistas de un amplio conocimiento para maniobrar y fomen­
tar así la creatividad, intuición y percepción defensiva.
El libro va a partir de la base de manejar los conceptos defen­
sivos clave, a partir de ahí, estableceremos los inconvenientes y
ventajas de los diferentes tipos de defensa, principios defensivos
a desarrollar de manera metodológica y práctica, aspectos a neu­
tralizar y combatir, así como su interconexión con el juego de
ataque.

También estudiaremos” la Intensidad Táctica Defensiva”, de


la mano de su autor Tito Ramallo.
filaremos mención a la transición ataque-defensa y su interco­
nexión con la transición defensa-ataque, estableciendo las bases,
para que tu equipo, maneje todos los aspectos, relacionados con
la reorganización táctica defensiva.
Después de esta primera introducción, vamos a exponer algu­
nos temas relacionados con el mundo del entrenador, que si bien,
no se encuentran directamente relacionados con el fútbol sin ba­
lón, si se encuentran relacionados con el día a día del entrenador

14
y que afectan de forma directa a su trabajo y a lo que constituye
la identidad del mismo.
Vamos a pasar a enumerar algunas preguntas, que yo como
entrenador, me he formulado muchas veces y que supone dar res­
puesta a muchas de las inquietudes de nuestro trabajo.
Supondrá una introducción sobre mis ideas generales, que
he planteado en forma de pregunta-respuesta y que servirá de
preámbulo, antes de metemos de lleno en los fundamentos del
fútbol en defensa.
¿Qué significa ser entrenador?
“Como entrenador aspiro a que mis futbolistas partan del
juego para entenderlo y lleguen al juego para reproducirlo”
Recuerdo una cita que una vez le dije a un amigo “cuidado
con el entrenador que no ha abierto un libro y cuidado con el lec­
tor, que no haya pisado un campo”, ese es el mejor ejemplo del
punto medio en el que se debe situar un entrenador.
Siempre nos enseñan en las escuelas de entrenadores, que
ser entrenador, conlleva entender el juego y dominar el entre­
namiento, pero pienso que ser entrenador va mucho más allá,
trataré de argumentarlo.
Siempre hemos oído el dicho “este no tiene ni idea, sólo es un
alineador”, ese tono despectivo para alguien que tiene talento
a la hora de escoger a los futbolistas, nos enseña que ser entre­
nador, necesita del dominio de muchas cosas y hay algunos que
sobresalen por unas, otros que sobresalen por otras y unos pocos
elegidos que aglutinan muchas de ellas.
Por ello diremos, que hay entrenadores que viven del manejo
del grupo, otros que viven de la lectura del juego e intervención
en partido, otros que viven de realizar una buena selección de
futbolistas, otros que viven del manejo del entrenamiento y su

15
transferencia al ju eg o .. .serían múltiples, las facetas que debe­
mos dominar y es muy difícil destacar en todas, por lo tanto for­
talece tus virtudes como entrenador, esconde y se consciente de
tus carencias y nunca menosprecies a aquel, que no ve el fútbol
como tú y sin embargo, utiliza sus virtudes para llegar al éxito,
pero por distinto camino.
¿Fútbol base de niños o Fútbol base de adultos?
“Cuando se decide apostar por la cantera, la inmediatez
de los resultados, no debe suplantar a los procesos para con­
seguirlos”
Hoy en día nos encontramos en una sociedad que demanda ta­
lento desde edades muy tempranas, esa aceleración, supone toda
una presión para el niño que se queda sin su etapa de jugar y pasa
directamente a la de entrenar para...
Nosotros como formadores, debemos adecuar la propuesta a
cada etapa, las exigencias, según nivel madurativo y fomentar el
placer de jugar al fútbol como un objetivo y no un medio para
conseguir unas metas prefijadas por el entorno.
Es por ello, que debemos adecuar el fútbol base a las edades
de los niños, jugar a fútbol reducido (2x2), jugar a fútbol medio
(5x5), jugar al fútbol intermedio (8x8) y llegar de forma progre­
siva a entender lo que sucede en un (11x11).
Hay que luchar porque las federaciones adapten los campos,
las porterías, incluso las reglas y sobre todo el balón adecuado en
peso y volumen a los niños que lo tienen que manejar.
En nuestras manos está, que no hagamos un fútbol base de
adultos, y si, un fútbol base que estimule las ansias por disfrutar,
por aprender y por generar autoconfianza.
Sólo conseguiremos eso, si dotamos a los jóvenes de entornos
enriquecedores reales, en los que ellos puedan entrenarse, adap­

16
tados a sus posibilidades y aislados de la aceleración ficticia que
genera un fútbol base de adultos.
En edades tempranas no debemos perder el tiempo en buscar
talento, sino en crear situaciones de entrenamiento, en donde el
talento pueda emerger.
¿Fútbol con los pies o Fútbol con la cabeza?
“Si acostumbras a tus futbolistas a reproducir lo que tú
tienes en tu cabeza, nunca sabrás lo que ellos tienen en la
suya”
Habitualmente a los niños se les enseña a jugar al fútbol con
los pies, olvidándose de que antes de ejecutar, es importante pro­
cesar el cómo, por qué y para qué se hace aquello que nos han
enseñado con los pies.
¿Por qué no entrenarlos a la vez pensando y ejecutando?
Saber que aquello que realizamos tiene un fin y acostumbrarlos,
ya desde muy pequeños, a que se puede parar de manejar los pies
en algún momento, pero nunca puedes dejar de utilizar la cabeza.
Por eso, creo que debemos de invertir los términos, entrenar
de forma constante y continua el fútbol con la cabeza, para re­
producir aquello que interpretamos, a través del fútbol con los
pies.
Creo que el modelo de procesamiento en una jugada sería: 1)
Percibo mi situación 2) La relaciono con el balón 3) La conecto
con la situación de mis compañeros 4) Tengo en cuenta la situa­
ción de los contrarios y de forma más directa, la situación de
los más cercanos a balón y a mi posición 5) Decido qué hacer y
actúo, si soy receptor del balón como actor protagonista y si no lo
soy, a través de mi movimiento, como actor secundario.

17
¿Fútbol libre, alguien se acuerda de él?
Uno de los principales males hoy en día, es que el niño desde
bien pequeño, no va al campo a jugar para divertirse, sino que va
a entrenar para aprender o va a entrenar como medio para ganar.
'lodo está excesivamente reglamentado, todo está orquestado
para buscar el rendimiento inmediato y nos olvidamos de darles
la posibilidad de participar activamente en el proceso, de la nece­
sidad de actuar de forma autónoma, sin ser meros reproductores
de lo que nosotros tenemos en nuestra cabeza.
Para todo eso, debiéramos introducir el partido libre de pre­
misas, de correcciones, de órdenes; traspasar el fútbol de la calle
a los terrenos de entrenamiento, dejar que uno saque lo que lleva
dentro, si quiere regatear, que regatee, si quiere disparar de una
manera, que lo haga así, dejar que el fútbol fluya, según su esen­
cia y que el futbolista actúe, según sus instintos.
Es muy común hoy en día, que los futbolistas se hayan ido a
sus casas, sin haber jugado un partido porque el entrenador pre­
paró veinte tareas, con y sin balón, olvidándose de lo principal
de un entrenamiento, jugar un partido. No hay nada mejor que
reproduzca la esencia del propio juego y nada más gratificante
que poder hacerlo en ese ámbito de cooperación-oposición.
Los entrenadores pensamos que cuanto más decimos en los
entrenamientos, más y mejor hemos trabajado, pero nos olvida­
mos, que si nos callamos, estamos fomentando la autonomía del
futbolista y mejorando la actitud decisional, para que él se acos­
tumbre a resolver por uno mismo.
Traspasar la picardía de la calle a la militarización del entrena­
miento, debe ser un objetivo en el fútbol moderno y el juego libre
de condicionantes también puede y debe existir.
Superioridad numérica versus Superioridad posicional
“Mientras el jugador físico corre y el técnico ejecuta, apare­
ce el táctico dando sentido a los dos anteriores”

18
Con asiduidad escuchamos a los entrenadores hablar de la
búsqueda de la superioridad cuantitativa sobre el rival en una u
otra parcela, pero pocas veces, escuchamos hablar de la superio­
ridad cualitativa, que nos proporciona, nuestro plan metodoló­
gico diseñado.
Muchas veces la propia naturaleza de los futbolistas que par­
ticipan de esos duelos y que hace, que dos futbolistas, se impon­
gan a otros tres rivales, establecen la superioridad posicional.
Vamos a poner un ejemplo, un lateral tuyo defiende muy mal
los espacios y en situaciones de 2x1, manifiesta inferioridad po­
sicional. Tú pondrás a su alcance, los mecanismos que neutra­
licen esa situación, ayudas defensivas, coberturas de la misma
línea, basculaciones etc...pero, sin embargo, tienes otro lateral,
que en esas situaciones, es capaz de neutralizar la superioridad
cuantitativa e imponerse a los dos futbolistas que establecen el
duelo en su propia parcela, bien por su talento innato en la per­
cepción espacio-temporal, bien porque maneja mejor los concep­
tos defensivos de contención, presión y anticipación espacial.
En los dos casos, la situación numérica de inicio es la misma,
pero se interpreta de distinta manera, demostrando que la supe­
rioridad cuantitativa, no vale de nada, sino se hace efectiva a
través de la superioridad posicional.
¿Qué te lleva al éxito en el fútbol de rendimiento?
Si lo supiera, no estaría escribiendo este libro, pero creo que
uno de los principales factores de rendimiento, es el manejo del
grupo, tratar de manejar un vestuario para que se comporte como
un colectivo, no como un grupo de individuos heterogéneos.
Es ahí, donde emerge la figura del ex futbolista, ya que él ha
vivido lo que se cuece en un vestuario y le lleva a tener más ar­
gumentos para dominar algo, que él ha vivido.

19
Otro factor importante es el de ser un buen transmisor de co­
nocimientos, haced creer que lo que piensas tú, es un bien para
todos; convencerlos con argumentos, que te dan la formación en
fútbol y que te hace, poder ejercer como un líder sólido, porque
actúas sabiendo lo que haces y por qué lo haces.
Ser un gran dominador del entorno, también te hace fuerte;
cuidar la relación con la prensa y personal de contacto directo e
indirecto del club, es también, sumamente importante.
Crear un equipo de trabajo, fiel a tus ideas y saber gestionarlo
es también fundamental, saber delegar en ellos, ya que conside­
ras, que ellos, en su terreno, son los más preparados, aunque tú
seas el que debe tomar las últimas decisiones.
Por último, gran capacidad de adaptación, flexibilidad y a la
vez una identidad que trata de ganar, domingo tras domingo, te­
niendo claro el camino que te lleva a ello.
“El fútbol empieza como una democracia y acaba como
una dictadura que ejerce el jugador ante el balón y el entre­
nador ante la alineación” Johan Cruyff
Entrenar al futbolista, sin olvidarnos que es persona
Siempre recomiendo a mis alumnos que cuando sean entrena­
dores, no sean nada distinto a lo que son como personas.
No tratéis de cambiar, de forma continua, vuestro modo de
llevar la disciplina en el grupo y seguir una línea uniforme, que
os permita relacionarse con la plantilla de una manera natural.
Los futbolistas os respetarán siempre que vayáis de frente,
que no utilicéis ningún papel de actor, sino que os mostréis como
sois, en el caso contrario de asumir un papel, os penalizarán, po­
niéndoos en evidencia, retratando aquello, que vosotros no sois,
pero que habéis jugado a ser.

20
Nosotros, los entrenadores, debemos ser conscientes que tra­
tamos con personas y como tales, hay que mirar de llegar a ellas,
sabiendo que el futbolista refleja aquello, que es como persona.
Pocas veces el entrenador se para en el contexto que rodea al
futbolista y que afecta a su rendimiento, no queremos perder el
tiempo en conocer el entorno y vamos directamente a exprimir al
jugador y si no lo da, no buscamos más allá del juego.
Eso que la preparación física da en llamar el entrenamiento
invisible y que afecta de manera notable en el éxito del futbolista,
yo también creo en el entorno invisible, ese futbolista que se está
separando, ese futbolista, cuya adaptación a la nueva ciudad se
hace muy dura y ese futbolista que no rinde como le gustaría y no
encuentra el camino para salir de esa situación.
La propia naturaleza hace que un futbolista exija un trato y
otra persona exija otro tipo de trato, para sacar en ambos casos,
lo mejor de ellos.
Todo este mundo emocional es importante en el fútbol y mu­
chas veces los entrenadores no reparamos en ello, atendiendo
a la demanda veloz que lleva el día a día de la competición y
entrenamiento.
Muchas veces el entrenador está tan metido en el trabajo de
campo, que se olvida del trabajo en el vestuario.
Una vez leyendo a Guardiola, me sentí reforzado en este pen­
samiento, dijo que si necesitaba ir a tomar algo con el futbolista
y hablar, no lo consideraba una pérdida de tiempo, sino un tipo
de entrenamiento, que el futbolista necesitaba.
“Los entrenadores pensamos siempre en la formación téc­
nico-táctica del futbolista, olvidándonos de su estado emocio­
nal”

21
¿Qué prefieres ganar o jugar bien?
Es muy común escuchar esta frase en el mundo del fútbol,
pero yo creo que una pregunta no debe excluir a la otra, ya que
jugando bien, siempre vas a tener más posibilidades de ganar.
Lo primero es un medio y lo segundo es un fin, jugar bien
debe ser el camino para llegar a la victoria, aunque en muchas
ocasiones, se juegue bien y pierdas, y otras, juegues mal y ganes.
Esta percepción de la realidad del fútbol, no debe desviarte de
tu camino y saber, que aquello que tú crees que hace jugar bien a
tu equipo, lo repitas de forma insistente, más allá de sus primeras
recompensas y sí, pensando en crear, la identidad que te permita
recoger la recompensa final.
Otra mención aparte, sería la definición de lo que entendemos
por jugar bien, ahí cada año que avanzo en mi formación como
entrenador, amplío más el abanico.
No creo que un único modelo de juego represente lo que su­
pone jugar bien, sino que tanto el modelo combinativo, contraa­
taque y ataque directo tienen sus propuestas argumentadas para
poder jugar bien al fútbol, si lo reproducen con talento táctico
colectivo.
Para mi jugar bien, consiste en crear un modelo de juego que
represente las capacidades de tus futbolistas, ser fiel y flexible,
en relación a ese modelo, y que se ajuste lo máximo posible a la
realidad de tu plantilla y a la exigencia de tus rivales para conse­
guir tu objetivo competitivo.
La formación como el pilar para hablar de fútbol y saber ver fútbol
Es muy común que a lo largo de tu carrera como entrenador,
sufras decepciones que te hagan cuestionar tus horas dedicadas
a la formación, ¿Por qué me preocupo tanto en reciclarme de
forma constante, si al final tiene más peso este contacto o ese
representante que se mueve mejor?

22
Nunca debemos dejar que ese pensamiento inunde nuestras
cabezas, porque sin conocimientos, nos volvemos vulnerables y
expuestos al mayor de los controles, que es el que ejercen nues­
tros futbolistas y a los que nosotros tenemos que convencer día a
día con nuestros argumentos.
Si tú no tienes esos conocimientos, difícilmente vas a tener
argumentos para convencer a tus jugadores de que ese camino,
que tú has diseñado, es el idóneo para conseguir la meta marcada.
Repito mucho en mis clases, que el entrenador no puede ver
el fútbol como si fuese un aficionado más, hay que saber mirar
más allá de lo que está pasando y conocer lo que ha pasado y lo
que está por pasar.
En una conferencia del profesor Julio Garganta, este explicaba
que si tu madre va a ver un partido de fútbol contigo, se fija en las
medias que están bajas, en la camiseta que está manchada o sin
más, un amigo tuyo que te suelta ¡qué bien juega, cuánto pelea!
Nosotros debemos escapar de este tipo de comentarios y saber
ver el fútbol en su conjunto, como conectan las partes para con­
figurar el todo y como las cosas suceden porque hay un sentido
lógico alrededor y no tratar de expresar, lo que sucede en el fút­
bol, atendiendo al azar.
Es clave formarse, conocer para saber interpretar, conocer
para saber transmitir y sobre todo conocer para seleccionar, prio-
rizar y enfatizar aquello que te puede llevar al éxito.
“Los niños juegan al balón para cuando sean mayores ser ca­
paces de jugar al fútbol”
Saber del juego y saber de jugadores
Cuántas veces los entrenadores nos obsesionamos con el jue­
go, cuántas veces los profesores en la escuela de entrenadores
nos pasamos el tiempo hablando del ciclo de juego y cuánto

23
tiempo le dedicamos a saber estudiar a los futbolistas, creo que
en el último caso, muy poco.
Cuando un entrenador confecciona una plantilla, tiene que ser
consciente, que un alto porcentaje de su éxito, vendrá marcado
por esa configuración, que haya creado.
Por eso, la importancia de enseñar a los entrenadores a es­
tudiar a los futbolistas, no sólo el puesto que puede desarrollar,
sino la función que puede desempeñar, y más aún la conexión
que puede existir con los compañeros de su línea y de otras lí­
neas.
El trabajo de cantera en los clubes profesionales está cimen­
tado sobre un gran proceso de scouting, cada vez se dedican más
medios a seleccionar la materia prima con la que posteriormente
trabajar y es importante saber leer el talento, para luego, saber
captarlo.
Es imprescindible saber distinguir qué hacen bien o mal tus
futbolistas, para exigirles cosas a posteriori que estén relaciona­
das con su realidad, y saber, que el juego que se reproduzca, no
es más, que la mezcla de interconexiones entre la disposición que
tú hayas creado y la reacción de tus futbolistas, ante la oposición
rival.
Una última reflexión sobre el juego y los jugadores, muchas
veces resaltamos la importancia de la táctica colectiva (el juego)
y no nos percatamos de las muchas veces que la táctica indivi­
dual (el jugador) nos lleva a ganar o a perder un partido.
Son muchos los partidos que se ganan por una buena decisión
del futbolista y también muchos los que se pierden por una toma
de decisión errada; es por eso, de la importancia de fomentar la
autonomía del futbolista, proporcionándole el mayor número de
herramientas posibles para que seleccione bien y a tiempo, aque­
llo que necesita cada situación.

24
BASES GENÉRICAS DEL FÚTBOL DEFENSIVO
Como entrenador, debes saber, que al igual que preparas a tu
equipo, para jugar con balón, debes prepararlo para jugar sin él,
y que para llegar a la construcción defensiva de un equipo, debe­
mos partir de los conocimientos esenciales en defensa.
Debemos saber qué objetivo tenemos de inicio, qué hacer
cuando perdemos el balón, cómo proceder en el plan de recupe­
ración del mismo y qué aspectos tener en cuenta en el diseño de
dicho plan.
Vamos a ir desmenuzando todo aquello que puede influir en el
diseño de construcción defensiva de nuestro equipo, partiendo
de lo más esencial, hasta lo más complejo, tratando de conectar
todos los eslabones del fútbol defensivo.
Todo trabajo que se exponga en este libro va a ir acompañado
con gráficos, que nos hagan más sencilla la teoría, tareas que
sirvan de ejemplo práctico-metodológico y tareas que busquen la
conexión del juego de defensa con el juego de ataque.

25
;jv o
¿C Ó M O D E F IE N D O ?! | OBJETIVO | A SP E C T O S A TEN ER
EN CUENTA
1"-PREPARÁN DO M E NEUTRALIZAR EL JUEGO
Y ORGANIZÁNDOME O FEN SIVO RIVAL N" DE JU G A D O R ES Y
COMPORTAMIENTO
ALTERNANDO TACTICO
2«-ACTUANDO SEG Ú N TEM PO RIZAC IO N ES
LA SITUACIÓN CONTENCIÓN Y TIPO DE MARCAJE
ENTRADAS
PRIM ANDO LA D EFEN SA
x DETERM INAR CUÁNDO Y
DEL ESPAC IO FUERTE Y INTERACCIONANDO EN CÓM O CAM BIAM O S
ID E SP R E C IA N D O EL DÉBIL LA LÍNEA Y CONEXIONANDO EL RITM O jJEFENSIVO
CON O TR A S LÍNEAS
X
UN BUEN EQUILIBRIO D EFEN SIVO HABLAR SO B R E
FACILITA LA TRANSICIÓ N AL ZONAS DE PRESIÓ N
____________ATAQUE Y
M O M ENTO S DE PR ESIÓ N

FÚTBOL DEFENSIVO
[ F A S E S D E L J U E G O D E F E N S IV O : [

1- O R G A N IZ A C IÓ N D E S P U É S D E P E R D E R E L B A L Ó N ( S IT U O
F U T B O L IS T A S EN U N A Z O N A D E L C A M P O Q U E Q U IE R O P R O T E G E R
O EN LA Q U E V O Y A IN T E N T A R R E C U E P E R A R EL B A L Ó N ).
2- F A S E D E D E S P L IE G U E Y E J E C U C IÓ N ( U T IL IZ A C IÓ N D E R E C U R S O S
P A R A R E T A R D A R , F R E N A R , IN T E R V E N IR Y A R R E B A T A R EL
BALO N.
N O RM AS G EN ERALES: |
1- NÚ M ERO DE JU G A D O R ES CON QUE D EF EN D E M O S
2- Q U É A C T IT U D A D O P T A M O S , A C T IV A ( H A C IA E L B A L Ó N ) O
P A S IV A ( H A C IA P O R T E R ÍA ).
- IM P O N E R L O S C R I T E R I O S D E F E N S IV O S A L C O N T R A R IO
- H A Y Q U E S A B E R G A N A R T E R R E N O Y D E S P R E C IA R T E R R E N O Y
D E F E N D E R L O S A T A C A N T E S M Á S P E L IG R O S O S Y D I S C E R N I R D E
L O S Q U E T IE N E N M E N O S P E L IG R O .
-L A O R G A N IZ A C IÓ N D E F E N S IV A T IE N E Q U E C O M P L E M E N T A R A LA
E V O L U C IÓ N O F E N S IV A P O S T E R IO R .
- S E L E C C IO N A UN T IP O D E D E F E N S A Y P O S IC IO N A M IE N T O .
Una vez que hemos conocido los aspectos generales que ha de
tener en cuenta mi equipo para construir su organización defen­
siva, vamos a profundizar en uno de los aspectos esenciales, el
posicionamiento.
Debemos ser conscientes que el posicionamiento de partida
evoluciona en relación a muchos aspectos y que, unas veces el
rival, y otras veces la tendencia del juego, te hará cambiar de un
posicionamiento a otro.
Es por ello, que considero esencial el dominio de cada uno
de los posicionamientos defensivos que puedas adoptar, conocer
sus características y las posibilidades que ofrecen en su puesta
en acción.

p n ^ i n i m IA M IF N T Q 3
DEFENSIVOS
REPLEGADO PLEGADO AVANZADO MIXTO COMBINADO

DEFIENDEN
DEFIENDEN EN DEFIENDEN DEFIENDEN EN DISTINTOS
DEFIENDEN EN CAMPO SEG ÚN LAS
SU PROPIO POSICIONES
EN M.CAMPO CONTRARIO TRANSICIO NES
M.CAMPO LAS LÍNEAS
DE PLEGADO
SITUACIÓN A REPLEGADO S E UTILIZA
|SE TRABAJA POR¡
A RRIESG A D A CUANDO TU
DOMINAR EL
LA 1* LINEA POR EL EQUIPO PIERDE]
M.CAMPO
QUE ACTÚA ESPACIO PUEDE S E R EL BALÓN DÉ
SO B R E BALÓN| DEJADO A LA ¡OBLIGADO POR FORMA
MARCA LA A V E C E S SE ESPALDA EL CONTRARIO INESPERADA
ACTUACIÓN UTILIZA COM O lO PO R SIT.TACTJ
|d e l a s d e m á s | PUENTE PARA
¡RECUPERACIÓN CONTENER EN UNA
l ín e a s PASAR AL CER C A DE LA PARA PRESIO NAR CON
AVANZADO [PORTERIA RIVAL OTRA

Después de haber visto la teoría en este gráfico-resumen, va­


mos a exponer una tarea sobre cada uno de los posicionamientos
que se pueden adoptar.
Con el objetivo de ser lo más práctico posible, hemos rescata­
do la planilla de lectura de gráficos del anterior libro “El entre­

27
namiento del fútbol ofensivo” para que la gente que haya leído el
anterior, pueda familiarizarse de forma inmediata.

Este cuadro y estos consejos os ayudarán a seguir la evolución


de las tareas.
En las tareas siempre hay dos balones (círculo negro), uno
marca el inicio y el otro marca el final de la acción ofensiva,
aunque en algunas tareas, sólo se marcará el balón de inicio y se
deducirá la evolución en ataque.
Las tareas siempre tienen tres fases: 1) Inicio del juego 2) Ac­
ción defensiva para la recuperación del balón 3) Evolución ofen­
siva después de recuperación.

28
Las líneas continuas amarillas marcan los pases, debes seguir­
las hasta que el balón es recuperado, fíjate en las líneas disconti­
nuas marrones que marcan los movimientos de los jugadores, te
ayudarán a descifrar las acciones defensivas y también la evolu­
ción ofensiva.
Las líneas continuas amarillas van en una dirección, marcan­
do los pases del equipo, que inicia el juego, para posteriormen­
te, coger otra dirección, después de haber recuperado el balón
y marcarnos el camino de la transición ofensiva para buscar la
finalización sobre portería opuesta, a dónde se inició el juego.
Los gráficos de las tareas irán siempre acompañados con in­
formación impresa, sobre el propio gráfico, con explicación de­
tallada sobre la puesta en práctica.

29
POSICIONAMIENTO REPLEGADO
Situación de 11x11, en donde el equipo azul en posiciona-
miento replegado, trata de contener por dentro, para presionar en
banda a través de ayudas defensivas, robar y buscar transición
rápida a banda contraria, para desde allí realizar un cambio de
orientación, buscando finalización en profundidad al espacio.
El posicionamiento replegado ya viene marcado por las líneas
negras, que disponen al equipo que defiende en su propio campo,
con las líneas muy juntas entre sí.
POSCIONAMIENTO PLEGADO
Mismo enfrentamiento que antes, pero ahora el posiciona­
miento está situado alrededor del medio campo, marcado por las
líneas negras.
En este caso el equipo rojo contiene por fuera y acosa por
dentro para recuperar, a través de pressing y ayudas defensivas.
Una vez recuperado el balón, combina juego corto-seguridad con
juego largo-profundidad para acabar con centro y remate.
POSICIONAMIENTO AVANZADO
Mismo enfrentamiento que antes, pero el posicionamiento es
en campo rival y situado sobre inicio de juego rival.
Los rojos tratan de acosar y presionar desde el primer momen­
to el juego rival, con el objetivo de recuperar en campo contrario
para buscar finalización rápida.
Para ello trabaja presionando la primera línea defensiva para
que el inicio de juego no sea limpio y se pueda trabajar en anti­
cipación la segunda línea, provocando acciones de recuperación,
asociación y disparo rápido.
Este trabajo de profundidad defensiva a lo largo, lo analizare­
mos en profundidad, cuando abarquemos el capítulo de los prin­
cipios defensivos y su puesta en acción.

32
POSICIONAMIENTO MIXTO 1
Mismo enfrentamiento, pero ahora partimos de un posiciona­
miento que es superado, posicionamien­
to en avanzado, ejerciendo presión, que
es combatida y que supone que el equi­
po rojo, al verse superado, tenga que
mutar de posicionamiento.

POSICIONAMIENTO MIXTO 2
Ahora el equipo rojo, una vez supe­
rado, trata de reestructurarse en el po­
sicionamiento contiguo (plegado) para,
una vez organizado, pasar al despliegue
defensivo, robar y evolucionar a través
de combinaciones al pie, para finalizar
con movimientos en ruptura de los ju ­
gadores más adelantados.

“En fútbol, con frecuencia, se entrena más lo accesorio


que lo primordial”

33
POSICION AMIENTO COMBINADO
Este tipo de posicionamiento es muy común en aquellos equi­
pos, que gustan de jugar al contraataque, que no les importa divi­
dirse y distribuir funciones por líneas.
Los rojos están situados en un sistema 1-4-2-3-1, en la que el
delantero y la línea de 3 contigua forman una estructura defen­
siva en avanzado, mientras los defensas y medios centro forman
una estructura defensiva en replegado.
El objetivo es poder robar en ini­ Equipo dividido
2 primeras lineas
H I U s 2 siguientes
lineas
cio de juego, dotando de seguridad en replegado
contención
en avanzado
acoso-presión
— -----------------------------------------------------------
a tu equipo, por si esta iniciativa fa­ Q O O
llase, tener protegida tu portería y el
espacio a la espalda, que podría ori­
ginar un posicionamiento avanzado.
A la vez, permite que los jugado­
res que son rebasados, puedan quedar
descolgados escalonadamente para
construir una posible contra y ase­
gurar siempre el posicionamiento de
jugadores por delante del balón.
En la tarea, rojos recuperan a través de los medios centros, y a
partir de ahí, buscan la máxima verticalidad, apoyándose en los
jugadores por delante, que aseguran la transición ofensiva, bus­
cando velocidad y efectividad, progresión y profundidad ofensi­
va.
Por último y para terminar con la explicación, diremos que
una vez que conoces todo sobre los posicionamientos que tu
equipo puede adoptar, decidirás qué aspectos son claves para
determinar el uso que haces de uno u otro, en función del plan
estratégico que hayas diseñado.

34
PARA DETERMINAR EL POSICIONAMIENTO DE UN EQUIPO
DEBES CONOCER

1.51 EL EQUIPO UNA VEZ TERMINADA LA FASE OFENSIVA:

A) QUIERE MANTENER SUS POSICIONES


B) QUIERE RETROCEDER
C) QUIERE RETARDAR LA OFENSIVA RIVAL

2. QUÉ TIPO DE POSICIONAMIENTO ES EL MÁS


COMPLEMENTARIO A LA FASE DEFENSIVA Y OFENSIVA
QUE TENEMOS PREVISTA.

3. EN QUÉ FASE OFENSIVA SE PIERDE EL BALÓN

4.51 TRAS LA PÉRDIDA DEL BALÓN, EL EQUIPO TIENE TIEMPO


PARA COLOCARSE DE FORMA ADECUADA Y PREVISTA, O
POR SI LA FALTA DE TIEMPO, OBLIGA A ADOPTAR OTROS
POSICIONAMIENTOS, PREVISTOS IGUALMENTE, MÁS
SELECTIVOS

Seguimos descifrando lo que supone la esencia del fútbol en


defensa y después de haber visto las características generales y
los tipos de posicionamientos, es el turno para los distintos mo­
delos de defensa.
Al igual que hicimos anteriormente, resumiremos los distintos
tipos de defensa en un gráfico y a partir de ese gráfico general,
nos centraremos en cada uno de los diferentes marcos defensivos.
Cada tipo de defensa tendrá su estudio en base a nociones es­
pecíficas, ventajas, inconvenientes y como pueden ser combati­
das; dicho estudio, vendrá acompañado por gráficos y tareas que
ejemplificarán cada tema tratado.

35
t ip o s ; DE DEFE j JDA
HOM BREA D E F E N SA EN DFEN SA D EFEN SA
HOMBRE ZONAS MIXTA COMBINADA

S E LE ASIG N A S E LE A SIG N A ALGUNOS


S E LE ASIG NA
UN CONTRARIO UNA ZONA QUE JUG ADO ES EN
UNA ZONA Y
AL QUE SEMARCA| IDEBEN D EFEN D ER ZONA Y O TRO S
CUANDO ENTRA
Y PER SIG U E CUANDO ENTRAN AL HOMBRE
E L R IV A L . S E LE
HASTA LA UNO O M ÁS PERSIG U E
RECUPERACIÓN CONTRARIO S HASTA QUE SE DEPENDIENDO
DE BALÓN CON O SIN BALÓN R EC U P ER E EL " T
HASTA QUE SE BALÓN N U EST R AS
VAYAN O SE N E C E SID A D ES
C O N SIG A EL
M A RCAR LOS
BALÓN
HAY QUE ESP A C IO S DE
CUALIDADES
DELIMITAR LOS PER SEC U C IÓ N Y
DEL RIVAL
ESP A C IO S DE (DEFENSA INTELIGENTE] H O ST IG A R A RIVALESl
INTERVENCIÓN DISTINTOS
PUESTO-ZONA

Vamos a centramos ahora en la defensa hombre a hombre,


que no es muy utilizada de forma genérica en el fútbol moderno,
pero sí que se utiliza puntualmente para frenar a ciertos rivales
peligrosos individualmente o peligrosos por la incidencia táctica
que hacen en el juego ofensivo rival.

Todo tipo de defensa hay que saber relativizarla, adaptarla y


extraer de ella, todos los condimentos que permite el fútbol ac­
tual, ya que cada uno de los modelos tienen condicionantes que
nosotros podemos aplicar a la diversidad y multiplicidad que
debe atender nuestro modelo de juego defensivo.
DEFENSA HOMBRE-HOMBRE
¡VENTAJAS] : -SENCILLO DE LLEVAR A CABO
-FACILITA LA PRESIÓN DEFENSIVA
-FOCALIZA LA ATENCIÓN DE FORMA CONTINUADA
-DIFICULTA EL JUEGO COMBINATTVO DEL RIVAL
(INCONVENIENTES! -NO EXISTE SOLIDARIDAD
-TRABAJA EN MUCHOS CASOS FUERA DE SU PUESTO
-EXIGE UNA GRAN CONDICIÓN FÍSICA
-SE TIENE UNA MENTALIDAD DEFENSIVA QUE DIFICULTA LA
OFENSIVA.
ES NECESARIO MÁS FUERZA QUE TALENTO
-LOS EMPAREJAMIENTOS HAN DE SER ESTUDIADOS
-ACTUARCON ESCALONAMIENTOS PARA LAS COBERTURAS
-HOMBRE DESBORDADO DEBE SITUARSE ENTRE BALÓN Y
PORTERÍA.
-TENER PREVISTO UNA SALIDA OFENSIVA, DESPUÉS DE LA
RECUPERACIÓN CONTRAATAQUE).

37
DEFENSA HOMBRE A HOMBRE
En esta tarea, queremos mostrar la finalidad que tiene este tipo
de mareaje para buscar su utilidad en el fútbol moderno.
Rojos van a focalizar su mareaje al hombre sobre dos futbolis­
tas, que consideramos tácticamente importantes, uno es el medio
centro organizador y otro el media punta desequilibrante y que
juegan en distintas zonas.
Para ello, establecemos un radio de acción, a través del cual,
estos jugadores son hostigados por sus pares, provocando, a tra­
vés del mareaje estrecho, la anticipación y promoviendo la evo­
lución ofensiva hacia portería rival.

38
Para conocer mejor cada tipo de defensa, vamos a estudiar
cuales son aquellos principios ofensivos con los que el rival pre­
tende combatir cada modelo defensivo y así trazar los planes ne­
cesarios para neutralizar dichos principios.
Esto nos permitirá ser conocedor de las debilidades de cada
situación defensiva, con el objetivo de tener soluciones a los po­
sibles problemas, que vengan derivados del propio modelo en sí.

MARCAJE HOMBRE A HOMBRE


COMBATIR
-CON ACCIONES INDIVIDUALES COMO EL REGATE f PAREDES, CAMBIOS DE RITMO
INDIVIDUALES Y PERMUTAS DE POSIdONAMIENTOS, PROVOCAMOS LA DESORGANIZACIÓN
DEFENSIVA.

-EL CONTRAATAQUE IMPOSIBILITA EN MUCHOS CASOS LA POSIBILIDAD DE EMPAREJAMIENTO EN


ESTETIPO DE DEFENSA.

-LA SUPERIORIDAD NUMÉRICA EN MEDIO CAMPO PROVOCA QUE LA EVOLUCIÓN DEL IUEGO
OFENSIVO SEA MÁS FLUIDA.

-LOS CAMBIOS DE ORIENTACIÓN YTEMPORIZACIONES DEFENSIVAS PROVOCAN INDIVIDUAL Y


GRUPALMENTE, UN DESCONdERTO DEFENSIVO.

-LOS APOYOS , DESMARQUES DE APOYO Y AYUDAS PERMANENTES PERMITEN ACTUAR EN


SUPERIORIDAD OFENSIVA HAdENDO INACTIVA ESTETIPO DE DEFENSA.

39
En esta tarea hemos escogido la superioridad numérica, las
paredes y los apoyos como forma de neutralizar la defensa hom­
bre a hombre sobre el número 7 y 8 de azules.
Para ello, azules trata de manifestar superioridad numérica en
la zona de acción de dichos futbolistas y desmarques hacia el
poseedor del balón, que proporcionen apoyos.
Finalmente utilizan una pared indirecta, para buscar la finali­
zación hacia portería.

Utilizar m ovim Íen


tO
S
BI
de arrastre haci a dentro
y acercánd ose
de sm arque ° de
ap oy o y pared es
para crear
al p o se e d o r de b a ló n su perioridad
num érica

°|
°° •i
O
O °o o
O O o rp A zu le s
com baten
hom bre a m
hom bre so b re
n ú m e ro 8 y 7

40
Pasamos ahora a la defensa en zona, que sin lugar a duda es
la más utilizada hoy en día, por su rigor táctico, por las posi­
bilidades que da la flexibilidad interpretativa del juego, por la
gran conexión con la fase ofensiva y por ser el paradigma de las
defensas inteligentes en un fútbol moderno.
Representa la lucha por el dominio de los espacios y del juego
posicional que permite, en muchos casos, perder los duelos indi­
viduales, para ganar en las situaciones grupales, que posibiliten
el éxito de la defensa interlínea e intralínea que favorezcan el
juego colectivo.
Es un tipo de defensa en donde lo importante no es el manejo
de uno u otro principio defensivo, sino el uso que se dé, de la
conexión de los mismos y su utilización como fin colectivo.

DEFENSA EN ZONA
V E N T A J A S 1E X IS T E UN E S P IR IT U D E S O L ID A R ID A D
-F A L L O IN D IV ID U A L - P U ED E S E R S U B S A N A D O POR C O M P A Ñ E R O S
D E S U L ÍN E A O D E D IS T IN T A .
-N O S U E L E N A B A N D O N A R S U S IT U A C IÓ N N A T U R A L
- S E P U ED E N L L E V A R A C A B O S IT U A C IO N E S T Á C T IC A S M Á S
A R R IE S G A D A S ( A N T IC IP A C IO N E S ) P O R Q U E E S T A N C U B IE R T A S .
- D E F E N D E M O S P E N S A N D O EN A T A C A R .
IN C O N V E N IE N T E S :l E S T A B L E C E R L O S P U N T O S D E U N IÓ N E N T R E
ZO N A S.
-J U G A D O R Q U E S E E N C U E N T R A EN Z O N A S A L E J A D A S - P A S IV ID A D
-L A P A S IV ID A D D E F E N S IV A P U E D E A N IM A R A LA O F E N S IV A R IV A L
P R IO R ID A D D E F E N S IV A D E M I E Q U IP O
-C A D A J U G A D O R E S R E S P O N S A B L E D E S U Z O N A
-L A E X T E N S IÓ N D E C A D A Z O N A S E R Á A S IG N A D A P R E V IA M E N T E
- D E F E N D E R E S C A L O N A D A M E N T E PA R A LA C O H E S IÓ N D E F E N S IV A
- T E N E R EN C U E N T A Q U E LA D E F E N S A Z O N A L T IE N E 2
D IM E N S IO N E S V E R T IC A L Y H O R IZ O N T A L .

41
Se divide el campo a lo largo y ancho en sectores, cada uno
debe ser guardián de su sector y colaborar de forma activa en el
contiguo, cuando el balón, irrumpe en él.
Se puede hacer a través de ayudas defensivas, coberturas y so­
bre todo manifestando equilibrio defensivo, que permita a cada
futbolista, que desde su zona, tenga clara su función espacial.
Es una tarea de interpretación, ya que los futbolistas defienden
sus sectores y eligen ellos cómo y cuándo deben priorizar la ayuda
a alguno de los sectores colindantes y discriminar espacios y riva­
les, que tienen como misión, defender.
La acción ofensiva complementaria trata de manifestar transi­
ción rápida vertical, para temporizar en la última línea y ser dobla­
do por el compañero de la misma línea, que busca la espalda rival
para disparar a portería.

Al igual que en el modelo anterior, pasamos a estudiar qué prin­


cipios ofensivos tenemos que ser conscientes que el rival puede uti­
lizar para derribar este tipo de defensa y así, poder tenerlo en cuenta
cuando nosotros la seleccionamos como estrategia defensiva.

42
MARCAJE EN ZONAS
COMBATIR
. SUPERIORIDAD NUMÉRICA ZONAL ( RANDA)

. CAMBIOS DE ORIENTACIÓN

. PAREDES Y REGATES QUE DESEQUILIBREN EL TRABAJO ZONAL.

. INCORPORACIÓN DE HOMBRES DE 2a LÍNEA PARA IRRUMPIR EN LAS ZONAS


DEFENSIVAS ZONALES.

. LA AMPLITUD OFENSIVA ENSANCHA LOS PUNTOS DE IPÍTERSECGÓN DE LAS


DISTINTAS ZONAS V PROVOCA UNA DEXCO NEHÓN EN EL TRABAJO' COLECTIVO.

. LA MANIFESTACIÓN DE PROGRESIÓN V PROFUNDIDAD OFENSIVA CREARÁN


PROBLEMAS EN LAS LÍNEAS DE CONEXIÓN VERTICAL ( OBLIGANDO A SOLAPAR EL
TRABAJO DE UNA LÍNEA CON OTRA)

. LOS DESMARQUE5 D ESD E LA ZONA HACIA OTRO SITIO (DIAGONALES DE LOS


PUNTAS) PROVOCARÁ LA CREACIÓN DE ESPACIOS UBRES V SU POSTERIOR
OCU PAGÓ N V APROVECHAMIENTO

Situación de dos líneas enfrentadas, en las que el equipo azul


sale siempre con balón jugado. La línea azul está compuesta por
una línea de 3 mediocampistas y 3 delanteros, con dos apoyos de
los laterales por detrás. La línea roja está compuesta por 3 medio-
campistas y 4 defensas.
El objetivo del ejercicio
consiste en que azul debe
mover el balón de lado a lado
hasta encontrar el momento
de poder realizar un 2x1 en
banda, con la incorporación
por sorpresa del lateral, que
interviene siempre en apoyo
por detrás, hasta escoger el
momento de progresión y

43
posterior incorporación, a través de cambio de ritmo. Los rojos,
si roban balón, estarán obligados a terminar en cualquiera de las
dos miniporterías, que están en los extremos del mediocampo,
lo que obligará a azules a pensar no solo en atacar, sino también
en realizar un buen balance defensivo.

Situación de dos líneas enfrentadas, en la que el equipo azul


sale siempre con balón jugado. El equipo azul está compuesto
por una línea de 3 mediocampistas y 3 delanteros, apoyados por
2 laterales que deben desarrollar la máxima expresión de ampli­
tud.
El equipo rojo está compuesto por 3 mediocampistas y 4 de­
fensas.
El objetivo del ejercicio consiste en que los azules deben ser
capaces de realizar por lo menos una transición de banda a banda
completa, para luego buscar apoyos por dentro y terminar con
cambio de orientación a la espalda de la defensa. Es importante
que cuando uno de los puntas intervenga en apoyo, los otros dos
manifiesten movimientos profundos, bien diagonales hacia den­
tro, como hace el 10, o bien
diagonales hacia fuera como
podría hacer el 11.
Los rojos, cuando roben,
deben buscar hacer gol en las
miniporterías centrales, obli­
gando a azules a estar pen­
diente del equilibrio defensivo
por dentro.

44
Quiero hacer una mención especial al trabajo de la defensa
en línea, dentro de lo que entendemos por defensa zonal, ya que
considero que es muy importante su puesta en práctica.
Lo primero que tenemos que tener en cuenta es donde se va
a situar esa defensa en línea, ya que no es lo mismo que forme
parte de un posicionamiento replegado con poco espacio a su
espalda o de un posicionamiento avanzado, con mucho espacio
por detrás.
El control del espacio, te dará efectividad en este tipo de de­
fensa y el uso, que sepas darle, despreciando aquel, que consi­
deras menos peligroso, y protegiendo aquel, que consideras más
importante.
Otro factor importante para el trabajo de la línea es la comuni­
cación y para comunicarse el interlocutor será el balón, que nos
dice cómo debe colocarse la línea.
Observemos este cuadro que hemos recogido del portal Fút-
bolPráctico.com y en el que se puede comprender el comporta­
miento de la línea, en función del balón.

N u m e ro
<N Acción o íc w m i
— — —
Jugada
i Pase hor frontal BajcdacÓ n
Pase adelantado a
2 Jugador Paso adelante .reducir espacios hacia adelante
de espaldas
3 Pase atrás Pasos adelante, ofreciendo pase largo, estar siempre perfilados
Control para
4 acomodarse y w c if Perfilarse y prever reptagve
Pase largo
5
Salto a presión de central más cercano, rf resto repliega y cierra.
Pase el efetanteto
Tramformindsose en linea de tres y ofreciendo Us bandas
Pasos adelante, achicando rápido el espacio, detenernos antes
6 Pase A tris que el rival domine la pefcrta y perfilarse para un posible
repliegue o pase largo.

45
Debemos ser conscientes que el balón atrae, por ello, no con­
siste siempre en achicar espacios hacia delante, sino en cortar la
línea de pase a aquellos futbolistas, que quieran tirar de nosotros.
Hay que ser conscientes que si el balón está fuera del área, la
defensa en línea debe estar situada fuera del área también, que
si el balón está en banda, los futbolistas se sitúan linealmente en
referencia al balón situado en banda, porque en ambos casos, el
objetivo es deshabilitar a los futbolistas que puedan colocarse
por delante del balón.
Vamos a ver ahora como se puede combatir una defensa en
línea, a través del trabajo de diferentes principios ofensivos, cuyo
desarrollo bien utilizado, constituye un problema para esta mo­
dalidad defensiva.

DEFENSA EN LINEA
COMBATIR
. A T R A V É S D E C A M B IO S D E O R IE N T A C IÓ N S IM P L E S V D O B L E S.

. A M P L IT U D O F E N S IV A PARA P R O V O C A R P A S IL L O S IN T E R IO R E S Y J U G A R EN
P R O F U N D ID A D A T R A V E S D E E LL O S.

. D E S M A R Q U E S D E A P O YO D E L O S F U T B O L IS T A S D E LA Ú L T IM A L ÍN E A O F E N SIV A
PARA P R O V O C AR IN C O R P O R A C IO N E S D E LA G E N T E D E 2 a LÍN EA.

. D E S M A R Q U E S D IA G O N A L E S Y C A M B IO S D E P O S ia O N A M IE N T O A T R A V É S D E
C R U C E S Q U E E S T A R A N EN C O N E X IO N C O N P A S E S IG U A L M E N T E D IA G O N A L E S A LA
E S P A L D A R IV A L .LG S M O V IM IE N T O S D IA G O N A L E S P U E D E N S E R D E D E N T R O A FU E R A
Y V IC E V E R S A .

- L A S P A R E D E S S O N O T R A F O R M A D E S O B R E P A S A R LA L ÍN E A D E F E N S IV A .

46
Se enfrentan dos líneas de me-
diocampistas, los azules deben
realizar una transición completa
de banda a banda, intentando ma­
nifestar el máximo de amplitud,
puede o debe haber varias tran­
siciones horizontales, hasta que
puedan buscar un pase a la espal­
da de la defensa, conectando con
desmarque diagonal desde banda
contraria.
Los rojos si se hacen con el balón, deben desplegar e intentar
marcar gol en cualquiera de las miniporterías que se encuentran
en mediocampo.

Situación de 3x3 con la ayuda de dos comodines exteriores,


un comodín central y los puntas.
Rojos o Azules deben combinar 3 veces dentro del cuadrado
con el apoyo de comodines, cuando lo hagan, deben buscar la
sincronización del desmarque de apoyo de alguno de los puntas y
combinarlo con el de ruptu­
ra de su compañero de línea
y de 2a línea (comodín exte­
rior); el poseedor del balón
decidirá cómo romper esa
defensa en línea.
Los defensas siempre ac­
túan desde su puesto, intentan­
do neutralizar los movimien­
tos ofensivos (tres verdes).

47
Pasamos ahora a hablar sobre la defensa mixta, en la que uti­
lizamos virtudes de los dos modelos anteriormente descritos; su­
pone utilizar las opciones que te da la defensa hombre a hombre
y la defensa zonal para sacar una mayor rentabilidad a tu estilo
defensivo.
Es un tipo de defensa que se suele utilizar mucho en el balón
parado y en momentos temporales, por situaciones del partido.
Es una defensa muy utilizada en el fútbol moderno, ya que
como dije anteriormente, es importante coger pequeñas pincela­
das de ambos estilos, para perfeccionar mejor tu juego sin balón.

D E FE N S A M IXTA

1VENTAJAS 1 A U M E N T A L A C R E A T I V I D A D D E F E N S I V A
- M E N O R P O S I B I L I D A D D E Q U E E L E Q U IP O D E F I E N D A E N
I N F E R I O R I D A D N U M É R IC A .
T J \S V E N T A J A S D E LA D E F E N S A H O M B R E A H O M B R E Y Z O N A L
In c o n v e n i e n t e s \l o s e m p a r e j a m i e n t o s n o h an s id o
E S T U D IA D O S , S U R G E N .
-N O E X IS T E R E C IP R O C ID A D D E A Y U D A E N T R E C O M P A Ñ E R O S .
-L O S IN C O N V E N IE N T E S Q U E S U R G E N D E L O S D O S T IP O S D E
DEFEN SA.
ICARACTERÍSTICAS : I D E S P U É S D E L A P É R D I D A D E B A L Ó N ,
D E F IE N D O EN Z O N A S Y L U E G O H O M B R E A H O M B R E .
- D E F E N S A EN Z O N A S C A D A L ÍN E A S E O C U P A D E D E F E N D E R A S U
H O M Ó N IM A O F E N S IV A .
- D E F E N S A H O M B R E A H O M B R E , D E L IM IT A R L O S E S P A C IO S P O R
L O S Q U E S E G U I R A L R IV A L .
- P E R IM IT E M U C H A V E R S IT A B IL ID A D D E F E N S IV A , C A M B IO S
S E G Ú N S IT U A C IO N E S Y C O N T R A R IO S .

Los rojos parten de una organización defensiva zonal, cuando


el balón irrumpe en cada sector, los jugadores de ese sector deben
perseguirlos hasta que el balón se pierda o salga de ese sector,
utilizando un mareaje al hombre.

48
En la tarea, el balón lo roba el 5 rojo, que se encontraba en
su zona marcando al 11 de los azules, lee el pase y se anticipa,
para lanzar la evolución ofensiva sobre pasador 6 y este, sobre
jugadores descolgados, que hacen movimientos de ruptura para
terminar sobre la portería rival.

Como en los casos anteriores, vamos a ver qué tipo de prin­


cipios ofensivos son los que combaten este modelo mixto y así
tenerlos en cuenta a la hora de manifestarla.

MARCAJE MIXTO
COMBATIR
. LOS CAMBIOS DE ORIENTACIÓN PROPICIAN LABASCULAQQN CONSTANTE Y POR LO
TANTO QUE CUESTE MAS DELIMITAR LA PRIMERA ACTUACION DEFENSIVA ZONAL.

, SINCRONIZACIÓN DE DE5MARQUE5 DE RUPTURA V APOYO .POSIBILITARÁ LA


APARICION DE ESPACIOS UBRES Y SU APROVECHAMIENTO.

. MOVERA LOS DEFENSORES (ARRASTRES) A ZONAS DE DISTRACCIÓN CON EL FIN DE


APROVECHAR EL SITIO ABANDONADO DEFENSIVAMENTE 0 APROVECHAR LA ZONA
CONTRARIA A DONDE SE REALIZAN ESOS MOVIMIENTOS.

. ELOESARROJ.LO DE LA AMPLITUD OFENSIVA .PROVOCA EN EL EQUIPO CONTRARIO UNA


DESCONEXION EL L05 DOS MOMENTOS DEFENSIVOS ELZONAL INICIAL YELDE
PERSECUCIÓN POSTERIOR.

. LA CONSERVACIÓN DE BALÓN Y LA MANIFESTACIÓN DE APOYOS Y AYUDAS


PERMANENTES , CONLLEVA QUE LOS ESPACIOS DE ACTUACION DEFENSIVA SEAN
COMBATIDOS , A LA VEZ QUE ALARGAN EL TIEMPO DEFENSIVO Y SU CAPACIDAD DE
ACTUACION , GENERANDO UN ESTADO DE PRECIPITACION Y DESESPERACION EN LAS
ACCIONES DE UN SI5TEMA DEFENSIVO MUY EXIGENTE EN SU PUESTA A PUNTO.

49
Se enfrentan dos líneas contra otras dos, el objetivo de los ro­
jos consiste en manejar los dos tempos defensivos del rival, para
ello los puntas (9 y 10) tratan de marcarse, para posteriormente
9 arrastrar y 10 romper, de esta forma, aprovechas el movimiento
de distracción de tu compañero para sorprender finalmente a la
espalda.

Misma situación que la tarea anterior, pero ahora el 11 fija


posición y el 9 se aproxima con dos fines, crear una situación de
2x1 y generar pasillos de pe­
netración para que los com­
pañeros de segunda línea, se
puedan aprovechar.

50
Para finalizar el capítulo referente a los tipos de defensa, va­
mos a ver la defensa combinada, que supone una administración-
rentabilización de las tres anteriores y que deja quizás mayor
libertad a los futbolistas para interpretar y modificar, según situa­
ciones del juego.
Como dijimos antes, es muy importante conocer los entresijos
de los tres modelos para jugar con ellos y poder combinarlos,
según la exigencia del juego y la propuesta del rival.
En este caso sólo expondremos algunas características, ven­
tajas e inconvenientes, ya que las estrategias para combatir este
tipo de defensa, surgen de la interacción de las tres anteriores,
que ya han sido expuestas.

DEFENSA COMBINADA

j:
[V E N T A JA S S E P U E D E N A P R O V E C H A R M E JO R L O S
R E C U R S O S DE C A D A JU G A D O R
P E R IM T E L A C R E A T IV ID A D D E L A C O M B IN A C IÓ N D E
H O M B R E A H O M B R E , Z O N A S Y M IX T A S E G Ú N L A S
E X ¡ G g N O A S D E L J U E G O O D E L C O N T R A R IO .
¡ IN C O N V E N IE N T E S ! l a D IF IC U L T A D D E C O M P R E N D E R LA
IN T E R A C C IÓ N D E L A S D I S T I N T A S S IT U A C IO N E S
D E F E N S I V A S Y S U A P L IC A C IÓ N .
I C A R A C T E R Í S T I C A S ! N O S P E R M IT E N E U T R A L IZ A R
E S P A C IO S Y A D V E R S A R I O S , P O S IB I L I T A N D O LA
I N D I V I D U A L I D A D Y L A C O L E C T IV ID A D D E L J U E G O
D E F E N S IV O , S E G Ú N E X I G E N C I A S T Á C T IC A S .

Este tipo de defensa combinada, suele desarrollarse después


de haber hecho un pormenorizado estudio del rival y saber ma­
nejar e interpretar los otros tres tipos de defensa.

51
En esta tarea establecemos un sis­ M a r e a j e m ix t o d e 11 m a r e a j e a l
h o m b re so b re
1 0 y 11 r o j o s
tema 1-4-4-2 en rojos, que son los 10 z o n a l b a sc u la n d o
y t a p a n d o l ín e a d e
su ju g a d o r co n
b u e n a s a lid a d e
p a se b a ló n , 5 a z u l
que defienden de inicio y nos inte­
o O© o o
resan.
• o O
Se establece un mareaje mixto o o
por parte de los puntas 10 y 11, el 10
defensa zonal sobre el espacio con el O o O
objetivo de tapar posibles pases que ....... ©...
' & •

0
rebasen su línea y 11 vigilancia al

0
E l m e d i o c a m p o r o jo E v o lu c ió n o f e n s iv a

hombre sobre 5 azul, que es el que c o n t ie n e e n d e f e n s a


z o n a l y e l 4 r o jo
c a m b i o d e o r i e n t a c ió n
t r a n s c ló n b a n d a a
m a r c a a l 11 a z u l ^ banda
mejor saca el balón jugado. a l h o m b re f i n a l i z a c i ó n al e s p a c i o

Además la línea de medio campo realiza un trabajo de con­


tención zonal con el objetivo de provocar la horizontalidad en el
equipo rival, evitando la verticalidad.
En la última línea defensiva, se establece un mareaje al hom­
bre sobre delantero muy peligroso rival 11 azul, con buen juego
individual y que trataremos de neutralizar con la defensa rea­
lizada por nuestro central 4 rojo, que roba, conecta en cambio
de orientación medio, transición a banda contraria y finalización
con movimiento al espacio de la línea defensiva rival.
Después de haber observado, las características esenciales del
juego sin balón, de analizar los distintos tipos de posicionamien-
to, de establecer los distintos modelos defensivos y formas de
combatirlos, llegamos a configurar una serie de factores que nos
permiten elaborar la construcción táctica defensiva de mi equipo.

52
¿Cómo construyo la táctica defensiva de mi equipo?
1- Primeramente analizando las características de mi
plantilla.
2- Seleccionando el modelo de juego en el cual englobar mi
trabajo defensivo.
3- Designar futbolistas en cuanto a posible posición y fun­
ción a nivel grupal y colectivo.
4- Determinar un posicionamiento para constituir la de­
fensa posicional.
5- Determinar una actitud de acoso o contención con res­
pecto al balón.
6- Distinguir entre presión y repliegue para las transicio­
nes defensivas.
7- Potenciar los principales principios defensivos que co­
nexionan con nuestro modelo.
8- Establecer el tipo de defensa y mareaje a realizar.
9- Distinguir entre la zona fuerte y zona débil defensiva­
mente hablando.
10- Establecer variantes en cuanto a los tipos de defensa y
en cuanto a los tipos de posicionamiento.

53
PRINCIPALES PRINCIPIOS DEFENSIVOS
En este capítulo voy a intentar seleccionar aquellos principios
defensivos, que yo considero más importantes y que tienen una
relación directa con los mecanismos y automatismos que se ge­
neren en la construcción táctica defensiva de cualquier equipo.
Cada uno de los principios defensivos tiene una función deter­
minada y en este cuadro, vamos a intentar tratar de estructurarla
y determinarla.

Además de estos principios defensivos, hemos decidido in­


cluir en este capítulo, el equilibrio defensivo y el ritmo de juego
defensivo porque nos parecen aspectos esenciales y claves que
un equipo debe saber manejar, defensivamente hablando.
No vamos a estudiarlos todos, pero si la mayoría, porque el
dominio de estos principios te ayudará a confeccionar estrategias
para neutralizar al rival y estrategias para dotar a tu equipo de
una eficiencia táctica defensiva.

54
PROFUNDIDAD DEFENSIVA
La profundidad defensiva es la máxima expresión de reduc­
ción del espacio, largo y ancho, que podamos ejercer sobre el
rival.
Si con balón tratamos de hacer campo largo y ancho, sin él,
tratamos de manifestar profundidad defensiva, que haya el me­
nor espacio por el que circule el balón del contrario.
Es una acción, que como todo en el fútbol, está interconectada
con otros principios, como las temporizaciones defensivas para
dirigir a rivales, y presión para robar el balón, cuando lo tenemos
acotado.
Pasamos a ver el cuadro resumen, en donde quedará reflejado
todo lo relacionado con este concepto.

PROFUNDIDAD DEFENSIVA

ICONCEPTOl

EN SID AD DE JUGADORES EN UNA DETERMINADA PARCELA DE JUEGO .SU ELE


S E R C E R C A DE BALÓ N YSEM AN IFIESTACO M PRIM IEN DO LARGO-ANCHO

TIPOS ACERCAN D O SE LAS LINEASAL


PO SEE D O R DEL BALÓN
LARGO RETRA SAR LAS LINEAS PARA
A NCHO |
JUNTARSE CON LAS DE ATRÁS
BASCU1 ANDO LATERALMENTE ADELANTAR UNAS LINEAS Y
S O B R E Z O N A D E BALÓN R ET RA SAR OTRAS
ESCALO N ADO S PARA OCUPAR
MÁS LIN EAD EJU EG O
PASOSA
DESARROLLAR JUG ADORES ENTRE BALÓN Y PORTERÍA
PARA UNA IC A RSE Y ORGANIZARSE EN AQUELLAS ZONAS U U t I
BUENA M A S IN TERESE DEFENDER
llPROFUNDIDADDEl INTERVENIR JUNTOS, PERO ESCALONADOS

55
FO RM AS DE M A N IFESTA RSELA
PROFUNDIDAD DEFENSIVA

COLECTIVA CUANDO GRUPAL, INTERVIENEN) INDIVIDUAL


INTFRVIENENTODOS LOS UN CONJUNTO DE INTERVIENE UN SOLO
JUG ADORES JUG AD O RES JUGADOR

¿ COMO S E D ESA RR O LLA LA


PROFUNDIDAD DEFENSIVA?

*----' ----
VENTAJA NUMÉ RICA EN PROPIO CAMPO
IGUALDAD NUMF RICA CAM PO CONTRARIO
U f e r o r i d a d n u l AÉRJCA MEDIO CAM PO

I HAY QUE TEN ER EN


CUENTA

POSICIÓN EN ELC A M PO TRATAR SIEM PR E DE


TAPAR LA S ZONAS M ÁS
COMPAÑEROS-CONTRARIOS PELIGROSAS, OCUPANDO
RACIONALMENTE EL
R IESG O S A ASU M IR CAM PO

Veamos cómo se puede llevar a la práctica, a través de estas


dos tareas que sirven de ejemplo:

56
PROFUNDIDAD DEFENSIVA 1
Situación de juego real, en la que inician el juego azules y
están obligados a pasar por el cuadrado y jugar con uno de los
pivotes de banda, para poder abarcar todo el campo e ir hacia
portería contraria.
Los rojos deben impedir que haya transiciones de banda a
banda, para ello, una vez que intervenga pivote de banda, deben
manifestar cambio de ritmo defensivo y profundidad defensiva
a lo ancho, intentar robar balón y buscar la salida por banda con­
traria para ir a buscar el gol, dotando de libertad de intervención
a todos los jugadores, con independencia del terreno de partida
en que se encuentren.

57
PROFUNDIDAD DEFENSIVA 2
Situación de partido en donde azules comienzan el juego y
deben intentar buscar portería contraria, para ello están obliga­
dos a que el balón circule por los 3 carriles, mientras rojos, sólo
podrán ocupar dos carriles que variarán en función de donde se
halle el balón.
Tratarán de acumular gente para robar y buscar contraataque
hacia portería contraria, impidiendo a la vez, que el contrario
tenga menos espacio a lo ancho para que así le cueste circular
por los 3 carriles.

“Lo de las ayudas defensivas son fruto de la solidaridad del


equipo, pero sobre todo de un gran trabajo táctico de pares”

58
PRESIÓN DEFENSIVA
La presión está relacionada con una actitud de acoso sobre los
jugadores rivales con la intención de arrebatarles el balón.
Es un principio muy relacionado con el orden (equilibrio de­
fensivo) y a la vez una mala interpretación, conlleva el riesgo
de ser superados, permitiéndole al rival superar líneas y generar
superioridad numérica.
A través de la presión, nuestro equipo trata de tomar una ini­
ciativa clara para recuperar el balón y exigirle así, que el contra­
rio no pueda jugar a lo que quiera.
Hay muchas veces que la presión va a representar el estilo del
juego de un equipo, bien por la distribución espacial (posiciona-
miento avanzado-presión alta) o bien por su utilización después
de pérdida.
Tenemos claro que una de las características más comunes en
el fútbol moderno es la utilización que se hace del pressing tras
pérdida, intentando que el futbolista más cercano a la pérdida
del balón, apriete a jugador con balón y se vea acompañado por
compañeros, que aíslan, tapan líneas de pase y realizan mareajes
sobre jugadores cercanos, o en su defecto, ayuden a reorganizar­
se para la vigilancia de los alejados, evitando ese primer pase de
descongestión.
Vamos a intentar dar cinco claves esenciales en el trabajo de
presión, antes de pasar a visualizar el cuadro resumen.
1-La presión debe ayudar a organizamos defensivamente.
2- La presión, en muchos casos, nos va a permitir elaborar la
transición ofensiva sobre defensa desorganizada rival.
3- Hay que ser conscientes de que no se puede presionar siem­
pre y en todas las zonas del campo, por ello hemos de priorizar
cuándo y cómo.

59
4- Es un principio que exige un gran desgaste físico, por ello
hemos de combinarlo con trabajo de temporización-contención
y acudir al repliegue, cuando, bien el rival te haya superado o
bien necesitemos recuperar unos metros más atrás.
5- Debe existir comunicación y convicción, comunicación
para desarrollar la puesta en acción de manera conjunta y con­
vicción para creer en la recuperación colectiva, en base a ayudas
defensivas.
Observemos el cuadro resumen que hemos elaborado

P R ES IO N D E F E N S IV A
ACCIÓN PUNTUAL EN UNMOM ENTODETERMINADOQUE
-J C ir MANIFIESTA IAINICIATIVA DEFENSIVA CON ELOBJETIVO DE
ARREBATAR FL BALÓN A LOSADVERSAROS

■||NDIVIDUAL| ■I SOBRE ELBALÓN


'S — | GRUPAL |— -IsOBREELBALÓNYADVERSARIOSPRÓXIMOS

Vamos a ejemplificar este escenario teórico, a través del tra­


bajo de campo:

60
PRESIÓN DFENSIVA 1
Los azules manejan conser­
vación de balón en 2 toques y
su objetivo es que el balón cir­
cule rápido por dentro para me­
terlo en las esquinas y sacarlo
rápido para llevarlo de una a
otra.
Se sitúan en un cuadrado 7
azules contra 4 rojos, los rojos
Azules tratan de
hacen un trabajo de tempori- llevar el Azules mueven en
dos toques
balón a 3 esquinas
zación-contención, cuando el
balón está por el centro, para aislar el balón en banda, agrupar,
presionar y robar, con el único objetivo de buscar un pase de
seguridad.
Variante: Se puede hacer con portero y si los azules circulan el
balón, por al menos 3 esquinas, se sale del cuadrado y atacan la
portería, los rojos se reorganizan rápido para defender la portería.

PRESIÓN DEFENSIVA 2
Los azules atacan posicio-
nal sobre defensa organizada,
están obligados a circular el
balón 2 veces por dentro del
cuadrado, es decir, que el ba­
lón entre, salga y vuelva a en­
trar, con la premisa de realizar
una combinación dentro del
cuadrado, como distracción.
Los rojos deben presionar
una vez el balón entre allí y

61
podrán ser acompañados por un jugador de los espacios conti­
guos, que ayude a manifestar superioridad numérica y nos per­
mita cambiar el ritmo defensivo para poder presionar, robar y
montar contra rápida.
Quiero incidir ahora en un mayor estudio de este principio tan
importante en el fútbol actual y por ello, vamos a ver qué prin­
cipios ofensivos ayudarían a combatir el pressing para tenerlos
en cuenta a la hora de trabajar la presión defensiva con nuestro
equipo.

PRESSING
COMBATIR
. PAREDES SIMPLES Y COMPUESTAS AYUDAN A ESCAPAR DE LA PRESIÓN DEL
CONTRARIO Y POSIBILITAN LA PROFUNDIDAD EN ATAQUE.

. LOS APOYOS , DESMARQUES DE APOYO Y AYUDAS PERMANENTES PERMITEN SALIR


DEL ACOSO DEFENSIVO RIVAL.

. LOS CAMBIOS DE ORIENTACIÓN CONTINUOS IMPOSIBILITAN LA F0CAUZAC3ÓN


DEFENSIVA DEL RIVAL.

. LA SUPERIORIDAD NUMÉRICA EN ZONA DE BALÓN Y LA VELOCIDAD EN EL JUEGO


NOS PERMITEN SALIR EFICAZMENTE DE LA PRESIÓN DEL RIVAL-

. LA AMPLITUD OFENSIVA Y LA DISPERSIÓN VERTICAL PROVOCA LA APARICIÓN DE


PASILLOS DE PENETRACIÓN QUE PERMITEN LA SALIDA EFECTIVA AL PRESSING.

. UN RITMO DE JUEGO ALTO TE PERMITE ESTAR A LA ALTURA DE LA PRESIÓN


DEFENSIVA QUE VAS A SUFRIR.

62
COMBATIR PRESSING EN BASE A APOYOS Y CAM­
BIOS DE ORIENTACIÓN
Vamos a llevar estos aspectos teóricos a la práctica, a través de
la realización de esta tarea:
Se sitúan 3 espacios de 2x2 en los que se establecen duelos,
entre azules, que combate pressing, y rojos, que lo realizan, cuan­
do el balón entra en el cuadrado.
Los azules para combatir la presión, tienen el apoyo de 3 fut­
bolistas por detrás, que bien podrían ser 3 jugadores de tu línea
defensiva, cuyo objetivo es facilitar la salida de la presión y ha­
cer que el balón circule de un cuadrado a otro.
Si los apoyos consiguen que el balón haya circulado por los 3
cuadrados, se abandonan espacios acotados y se puede finalizar
libremente, los rojos deben replegarse y reorganizarse para fre­
nar la ofensiva rival.

3 Cuadrados de 2x2
Los 3 naranjas funcionan
como apoyos de los azules,que
deben apoyar posicionalmente
permitiendo cambios de orientación

63
COBERTURAS
Entendemos por cobertura, el conjunto de posiciones y movi­
mientos que permiten a los jugadores ayudar a un compañero que
puede ser rebasado.
Es un principio de protección, que respalda una acción más
impulsiva del compañero, como una entrada, una anticipación o
una interceptación.
Hay que tener en cuenta que el tipo de cobertura va a depender
del tipo de juego del rival, si el rival juega muy vertical y largo,
las coberturas serán más lejanas y al espacio, mientras que si el
rival juega muy horizontal y corto, las coberturas serán cercanas
y sobre el futbolista.
Hay que tratar de ubicar aquel espacio en el que puedas pro­
teger a tus compañeros, teniendo como referencias el balón, los
adversarios y tu propia portería.
Es un principio defensivo que se manifiesta a través de ayudas
defensivas, que exige un gran derroche de solidaridad grupal y
colectiva y que implica una gran comprensión del juego.
Debemos ser conscientes que a través de la cobertura, no
sólo se ocupa muchas veces el espacio de un compañero que es
rebasado, sino que también se puede traspasar la función de una
línea que ejercía un tipo de trabajo a la línea posterior que la
protegía.

64
ACCIÓN DE AYUDAR ACOMPAÑEROS QUE PUEDEN SER
CONCEPTO —
REBASADOS 0 TAPAR ESPACIOS QUE PUEDEN SER
APROVECHADOS POR EL RIVAL
--
INDIVIDUALMENTE-UN SOLO JUGADOR |
SE PUEDEN
REALIZAR GRUPALMENTE-MÁS DE UN JUGADOR AL MISMOTIEMPCT
SUCESIVAMENTE-VARIOS JUGADORES EN SECUENCIA

JUEGO CORTODELRIVAL ü OBERTURA+CERC


UEGO LARGO DEL RÍVA ■
BUENA UBICACIÓN COMPAÑERO-BALÓN/ESPACIO
ES IMPORTANTE QUE
¡ADECUADA DISTANCIA COMPAÑERO-BALÓN/TIEMPO
PARA UNA BUENA
UTILIZACIÓN DE LAS DISCRIMINACIÓN Y PRIORIZACIÓN EN RELACIONA
COBERTURAS __________ ESPACIOS, BALÓN Y RIVALES__________
EXISTA
DIVERSIDAD DE FUNCIONESMARCAJE/COBERTU

Pasamos a exponer el trabajo teórico en la práctica, a través


de dos ejemplos:
COBERTURA 1
Ejercicio de conservación de balón 10 x 6, los 10 futbolistas
mueven el balón y los otros 6 tratan de recuperarlo, cuando lo
recuperan buscan a su compañero de presión, porque trabajan en
parejas, uno presiona cuando decidan, y el otro manifiesta cober­
tura a balón corto, realizando sus otros compañeros cobertura a
balón largo.
Para transferir un trabajo táctico, a través de entrenar este
principio, a los 6 futbolistas que presionan en la recuperación
de balón, los dispones por parejas, por ejemplo lateral-interior,
medio centro-media punta y siempre que uno presiona, el otro se
acostumbra a realizar la cobertura cercana, del mismo modo, los
otros, que también trabajan en parejas, se preocupan por organi­
zarse en vigilar espacio y adversarios alejados.
Los rojos se mueven
Los azules mueven en parejas,
en dos toques temporizan hasta que
pueden presionar

66
COBERTURA 2
Ataque posicional de azules sobre defensa organizada de ro­
jos que se distribuyen en un sistema 1-4-1-3-2.
Los azules tratan de llegar a portería contraria sin premisas y
los rojos deben estar atentos, por un lado a la cobertura lineal del
7 tapando líneas rivales de progresión, a la vez que acompaña a
su compañero en la presión, este tipo de trabajo puede ser per­
mutado con el 11.
Una vez rebasada esa primera línea de presión, se disponen
los futbolistas de medio campo a seguir con el trabajo de desgas­
te de presión defensiva sobre el rival y ahí será el 6 rojo, el que se
encargue de proteger el espacio a la espalda de sus compañeros.
En la acción vemos como el 6 se anticipa y completa la evolu­
ción ofensiva con balón al espacio para buscar centro y terminar
por dentro.

Al igual que en el principio anterior, vamos a tratar de estu­


diar aquellos principios ofensivos, a través de los cuales, el rival
podría combatir nuestro trabajo de coberturas.

67
COBERTURAS
COMBATIR
-EL D0BI.E CAMBIO DE ORIENTACIÓN (MEDIO-LARGO ) IMPOSIBILITA LA PUESTA EN
ACQON DE LA COBERTURA DE FORMA INMEDIATA.

-LA SUPERIORIDAD NUMÉRICA EN ZOAIA DE BALÓN PERMITE UNA IGUALDAD-


SUPERIORIDAD EN ZONA DE BALON QUE COMPLICA LA PUESTA EN MARCHA DE LA
COBERTURA.

-LOS CAMBIOS DÉ RITMO OFENSIVOS OBLIGAN A UNA REESTRUCTURACIÓN CONTINUA


QUE HACE MUY DIFICIL LA MANIFESTACION DE COBERTURAS.

-LAS PAREDES Y LA PROGRESIÓN EN EL JUEGO A TRAVÉS DÉ INCORPORACIONES DE


GENTE DE OTRAS LINEAS HACE MUY DIFICIL LA PUESTA EN ACCION DE LAS
COBERTURAS.

-LA GENERACIÓN DE ESPACIOS UBRES QUE EN MUCHOS CASOS PROVOCA LA PROPIA


COBERTURA DEBE SER APROVECHADA OFENSIVAMENTE.

-LOS BALONES DIAGONALES A LAS ESPALDAS PROVOCAN LA INEFECTIVIDAD EN


PRIMER ACTO DE LA COBERTURA AUNQUE LUEGO PUEDE SER SUBSANADA.

Veamos un ejemplo práctico de cómo derribar las posibles co­


berturas diseñadas.

68
Se enfrentan 2x2 en tres sectores, inician el juego los azules,
permitiendo que rojos puedan intervenir en superioridad, pasan­
do un jugador del sector posterior y realizar así la cobertura.
Los azules tratarán de combatir esas coberturas, con el apo­
yo de los comodines naranjas exteriores, que permiten progresar
en el juego, que el balón pase por los 3 sectores y permitiendo
que la tarea termine en igualdad
de 2x2 en el último sector, ya que
cuando el balón llegue a este, no
se puede replegar para rojos y no
pueden intervenir comodines en
la finalización.

EL REPLIEGUE
El repliegue está relacionado con los movimientos de retroce­
so que realiza, bien un jugador, una línea o el equipo colectiva­
mente, con el objetivo de reorganizarse para pasar a una acción
posterior, que te permita recuperar el balón que has perdido en
fase ofensiva.
El objetivo del repliegue está relacionado con la necesidad de
recuperar un puesto que ha sido abandonado, con la necesidad de
recuperar una función que ha sido permutada, con la necesidad
de tapar espacios libres abandonados en la fase de ataque y con la
necesidad de aumentar la densidad de futbolistas, que te permi­
tan mayor protección, mayor equilibrio y mayor efectividad para
pasar a otras acciones más agresivas en la recuperación de balón.
El repliegue requiere de un gran trabajo táctico, saber a dón­
de tienes que replegar en caso de pérdida, y una gran capacidad
intuitiva e inteligente en la lectura del juego, que te permita es­
coger las parcelas a las que replegar, según lo que dicte el juego .

LOS JUGADORES RETRASAN SUS POSICIONES PARA


REUBICARSE ENLASZONASDELCAMPOQUEMÁS INTERESEN

OTRAS ZONAS DEFENSIVAS - NECESIDADES DEL EQUI


a la m is m a l ín e a - d is t in t a l ín e a -c e n t r o -b a n d a s

ALUGARES PROXMOS A BALON O ALEJADOS |


-JRECUPERAR POSICIONES PERDIDAS,RIVALES OFENSA

En este caso voy a intentar apoyar este material teórico, con


parte de la aportación gráfica de un trabajo que realicé para la
revista digital fútbol-táctico, en la que muchos de los aspectos
que menciono en el cuadro anterior, los reflejo en el transcurso
de un partido.

70
Pongamos ahora dos tareas que sirvan de ejemplo:
REPLIEGUE 1
Situación de partido de 3 líneas enfrentadas, inician rojos que
evolucionan con el juego y que abandonan posiciones iniciales
para manifestar progresión en el juego.
Cuando rojos pierden balón, realizan el repliegue a situacio­
nes iniciales, para desde allí, intentar recuperar el balón y montar
la transición ofensiva.
Variante: Misma situación, pero ahora debemos replegar de
dos formas: 1) las líneas más cercanas al balón , tratarán de robar
de inmediato y para ello, tratarán de ubicar el mayor número de
jugadores rodeando el balón y 2) la línea más retrasada replegará
hacia atrás , protegiendo los espacios más peligrosos.

72
REPLIEGUE 2
Situación de partido 11x11 en el que los dos equipos juegan
un sistema 1-4-4-2, los rojos inician el juego y evolucionan, si
pierden balón en campo contrario, acosarán tras pérdida y re­
pliegue de la línea defensiva, teniendo en cuenta que los adversa­
rios más adelantados quedan siempre descolgados , movimientos
conjuntos para contrarrestar adversarios y tapar espacios por los
que puedan progresar.
Si el balón se pierde en campo propio, se temporiza defen­
sivamente, se contiene y mientras se repliega sobre adversarios
atacantes para traspasar la vigilancia a mareaje.
Variante: Misma situación
que antes, pero ahora cuando
perdemos balón, priorizamos el
repliegue a zonas centrales, au­
mentando el número de efectivos
en esa franja, con el objetivo de
protegemos, controlar la ofensiva
del rival e impedir que aparezcan
espacios libres por el camino más
corto que lleva a portería, que no
Pérdida en cam po
Repliegue líi
es otro, que el carril central. defensiva so
contrario
pressing puntas y
puntas azul me di ocampistas

Observemos ahora qué principios ofensivos actúan de forma


directa sobre el repliegue y tratan de combatirlo para inutilizar su
puesta en acción.
REPLIEGUE
COMBATIR
E L J U E G O D E C P N T R A A T A Q U E N O T E P E R M IT E U N A S IT U A C IÓ N r>F
R E O R G A N IZ A C IO N V P O R LO T A N T O T IE N E S M E N O S T IE M P O PARAE R E PLE G A R .

E L R T T M O D E J U E G O A L T O IM P O S IB IL IT A E N M U C H O S C A S O S E L R E P L IE G U E .
R E P L jÍG U E DIFtEC:r0 IM P O S I0 IL IT 'A T A M B IE N E N M U C H O S C A S O S L A S A V U D A S E N EL


e ! É f & l í B f E g í É L0S

I s C A n n í T l H D C c cS«,M Í Í S ^ E S D E R U | IrU R A V A P R O V E C H A M IE N T O D E L O S
R E P U E G U e Í t E C T IV O P R 0 F U N D ID A D IM P “ IB IL IT A E N M U C H O S C A S O S EL

Vamos a visualizar una tarea en la que podamos ver cómo


combatimos el repliegue y así conozcamos, no sólo las ventajas
del principio, sino también sus inconvenientes.

74
Situación de partido en % del terreno y situación de 9x9 en el
que rojos inicia el juego, cuando pierdan, intentarán replegar a
situaciones de partida.
Azules tratan de descolgar a futbolistas de forma intenciona­
da, para que una vez que recuperen el balón, tengan la obliga­
ción de pase vertical, conectar con
pasador, corredores a los espacios y
completar así, la finalización a tra­
vés de contraataque, que impida la
reorganización defensiva a través
del repliegue.

MARCAJE
No vamos a extendemos mucho en este tipo de principio, ya
que en el apartado de las modalidades defensivas, ya dimos bue­
na cuenta de ello, pero si me parece importante conocer las prin­
cipales premisas que definen al mareaje porque eso, nos permiti­
rá, poder iniciar a los jóvenes en este concepto imprescindible en
el fútbol defensivo.
Debemos entender que el mareaje gira en relación a la orien­
tación del jugador que se está marcando, a la distancia que exista
con respecto a este, con el balón y con su propia portería.
Es importante también el grado de reciprocidad y ayudas de
sus compañeros, así como la parcela del campo que se esté de­
fendiendo.
Pasamos a observar el cuadro-resumen:

75
_________ MARCAJF
CONCEPTO)— i IMPEDIR QUE LOS RIVALES SIN BALÓN
--------------- J PUEDAN RECIBIRLO O PARTICIPAR ACTIVAMENTE

-----r------jESTRECHOl • MUYCNCIMADEL RIVAL ( ~ BALÓN |

j ELÁSTICO | -¡ UN TANTO SEPARADO DEL RIVAL j


E
1 FORMAS 1 L POR L)L 1RAS tN UNA EVOLUCION FRONTAI 1 1

LATERAL EN UNA EVOLUCIÓN D ESD E BANDA 1 1


L —— *1 POSICION n Fi r a í nw 1 1
| S E DEBE TENER EN CUENTA 1---------I POSIBILIDAD DF INTFRVFNCiñM nci 1
\ B E ADVERSARIO 1

■ COMO EVOLUCIONAY LA VELOCIDAD 1


DE EVOLUCIÓN 31

FACILITAN PRESION DEFENSIVA 1

^ 1 RECUPERACIÓN DELBALÓN [ 1

Una vez expuesta la teoría, pasemos a verla en ejercicios


Mareaje 1
Situación de 4 x 4 enmarcados en un cuadrado con dos pivotes
de banda, que van con aquel equipo que posea el balón.
Fuera del cuadrado, observamos una situación de 3 defensas
y 2 puntas.
El objetivo del equipo poseedor del balón consiste en com­
binar dentro del cuadrado dos veces como mínimo, para luego
buscar al pivote de banda por delante y que este pueda centrar
sobre el área de influencia donde juegan los defensas.
Estos defensas deben combinar
mareaje, con cobertura, con permuta
de posiciones y tratando de manifestar
interceptación y anticipación.
A su vez deben también percibir y
decidir sobre el futbolista que sale del
cuadrado y se incorpora.

La tarea es bidireccional, por lo tanto si el despeje es dirigi­


do, se combinará con sus compañeros del cuadrado para llevar a
cabo, las premisas prefijadas, en sentido contrario.

77
Mareaje 2

Situación de dos líneas enfrentadas, azules atacan con 6 y ro­


jos que defienden con 5.

La situación de azules es 3 jugadores por dentro, 2 en banda


y un punta.

La situación de rojos es 4 defensas


y un mediocampista.
El objetivo para azules, ya viene
escrito en el gráfico.
El objetivo para rojos, que es lo
que nos interesa, viene marcado por
deiender las 5 mini porterías, a través
de una buena basculación, desprecian­
do siempre la portería más alejada de
balón, a la vez que tratan de pasarse la
marca del punta que está en su área de
influencia.

Si el equipo azul pasa el balón, por una mini portería, los rojos
deben replegarse y hacerse fuertes en área, ante la llegada de un
centro.

La toma de decisiones debe ser rápida e inteligente.


Los resultados arman o desarman vestuarios y refuerzan
o debilitan la autoconfianza individual y colectiva”

78
TEMPORIZACIONES DEFENSIVAS
En mis clases de táctica siempre les digo que aquel equipo,
que colectivamente maneje el tempo y el espacio, será capaz de
llevar la iniciativa y tendrá más control sobre el juego.
En el manejo de estas condiciones hay muchos matices, pero
lo que determinará el éxito real, es la interpretación que se haga
de estos elementos, en relación a las necesidades que nos impon­
ga el juego.
Ahí la temporización defensiva, nos va a ayudar a frenar la
ofensiva rival, a la vez que nos permite reestructurar nuestra pro­
puesta defensiva.
Es un principio que promueve la actuación de un segundo
principio, es decir, temporizamos para presionar, para manifes­
tar profundidad defensiva, para realizar coberturas, para pasar de
vigilancia a mareaje, e tc... y muchas veces se va a desarrollar en
la táctica individual (temporizo, para luego entrar), en la tácti­
ca grupal (temporizo en una línea, para estrechar mareajes en la
siguiente) y en la táctica colectiva (temporizo para pasar de un
posicionamiento a otro).
Pasemos a observar el cuadro-resumen que define lo que de­
bemos saber sobre las temporizaciones defensivas:

TFi\/ipnrfi7'.\r:ini if=~;
■ d e f e n s iv a s ; ■
CONCEPTO i—. CONSISTE EN RETRASAR 0 RETARDAR EL ATAQUE DEL
EQUIPO RIVAL
_________________________________
CONTENER EL JUEGO RIVAL POR LA PELIGROSIDAD
SIRVE PARA [- DE LA SITUACIÓN
\
| PREPARAR UNAACCIÓN POSTERIOR MÁS ARRIESGADA ¡
PUEDEN SER _ 1 INDIVIDUALES-GRUPALES-COLECTIVAS
n
| SE TEMPORIZA BASCULANDO-RETROCEDIENDO-EN EL SITIO

r / I
|
IS E APLICA PARA' ..... .
,
.
ESPERAR A QUE EL CONTRARIO PIERDA EL BALON
PREPARAR OTRAS ACCIONES , PRESIÓN-ENTRADAS
QUE SE ORGANICE EL EQUIPO DEFENSIVAMENTE
- 1 DEFENDER DETERMINADOS ADVERSARIOS
DFENDER DETERMINADAS ZONAS DEL CAMPO

79
TEMPORIZACIONES DEFENSIVAS 1
Una vez que hemos visto y desglosado la teoría, pasamos a
establecer dos tareas en las que predomina la puesta en acción de
las temporizaciones defensivas:
Se enfrentan dos líneas atacantes
azules contra dos líneas defensivas
rojas, los azules intentan hacer gol
en la portería grande y cuando pier­
den balón, deben manifestar tempo-
rización en zona de pérdida de balón
y los compañeros que no interven­
gan en la temporización, replegarán
y bascularán para proteger las dos
mini porterías que están en las es­
quinas, impidiendo que rojos hagan
gol.

80
TEMPORIZACIONES DEFENSIVAS 2
Situación de partido, en donde los azules deben temporizar y
contener en banda, orientando hacia el centro, en el centro acosar
y entrar hasta recuperar.
En este caso la temporización es una Ia fase de contención-
orientación para una 2a fase más agresiva de recuperación del
balón, previa estructuración de futbolistas en zona fuerte-presión
de balón.

Como hemos hecho en algunos casos, vamos a conocer qué


principios ofensivos luchan contra las temporizaciones, tratando
de combatirlo y así podamos dar respuesta a posibles dificultades
que surgen, a la hora de llevar a cabo las temporizaciones defen­
sivas.

81
TEMPORIZACIONES DEFENSIVAS
COMBATIR
EN MUCH0S CAS05 QUE LA LÍNEA DE
d e feS o s DEFENSIV sea mMEDMTA v N0 PER>,rrE m a r c a r l o s d o s t ie m p o s

EN EL JUEG0 v UN RTTMO DE JUEGO ALTO NOS POSIBILITA OUE EL


TEMP0Rm S!SIVAMEr,TE TENGA QUE A UN W™ ° ALT0 V N0 PEW wE

A ^ V K PE UNA CORRECTA MANIFESTACIÓN DE LA PROFUNDIDAD V


S S M j ™ M M T ™ ¿ lÍ ¿ ' ’0S,“ Lrr* QUÉ Et (UVAL TENGA CAMODAD OE

DE
FORMA INMEDIATA , SIN TIEMPO PARA TEMPOREAR. " °E

Combatir temporización/ Cambios de orientación, contraata­


que y búsqueda de espacios libres en
Lineaabatacan
andontea roja
profundidad.
espaciolibre
En esta tarea, los azules mueven O O O
o ©
balón y deben conectar una vez en su
F_
espacio acotado, antes de pasar al si­ °0 o °
guiente espacio, en el que pueden in­ o
corporar un futbolista para tratar de - © O
€? O ° O
manifestar superioridad e igualdad nu­ O
mérica. •’O2oc
opoarslíto
loss3
H conansi9
ab douniearirtelu
cuad
«SrtJcales Í m P°' 01eX,0r¡°
Los rojos tienen como aliado el es­
pacio acotado que hemos diseñado en el combate entre líneas,
cuando recuperan balón, deben conectar rápido en apoyo con
alguien del cuadrado continuo y sus compañeros, abandonar el
cuadrado con desmarques diagonales hacia fuera.
La última línea hará desmarques en profundidad al espacio
de la espalda rival, impidiendo los mareajes, al igual que la línea
anterior, evitó que temporizasen y reorganizasen lo que fue su
evolución ofensiva, impidiendo el repliegue en fase posterior.
“El éxito siempre deja pistas, pero también es posible que
esconda errores” John Wooden

82
EQUILIBRIO DEFENSIVO
Todos los entrenadores soñamos con que nuestro equipo ma­
nifieste orden, y ese orden, te lo da el equilibrio, un equilibrio
que conectará continuamente el paso de la fase ofensiva a la de­
fensiva, así como la interconexión a través de las transiciones.
Es imposible manifestar equilibrio defensivo, sino lo mantie­
nes en fase ofensiva.
Siempre has de atacar, previniendo lo que puede suceder
cuando pierdas el balón y eso, que parece tan sencillo, al futbo­
lista se le hace complicado y por ello, los entrenadores estamos
siempre preocupados en que nuestro equipo ataque y defienda de
forma equilibrada.
El equilibrio defensivo está relacionado con una buena admi­
nistración de los espacios, es por eso, que una buena expresión
de profundidad defensiva, acompañada de un buen sistema de
coberturas y ayudas defensivas, te llevará a que tu equipo mani­
fieste el equilibrio adecuado.
También hemos de tener en cuenta el manejo de las dos di­
mensiones espaciales (vertical y horizontal), la conexión interlí­
neas e intralínea, equilibrio numérico en zona de balón, equilibrio
espacial en zona alejada, priorizar y discriminar zonas y adversa­
rios, así como todo lo relacionado con la situación balón-compa­
ñeros-adversarios-portería.

83
-

E Q U IL IB R IO D E F E N S IV O
- CONCEPTO CONJUNTO DE A C C IO N E S T Á C TICA S QUE FACILITAN
LA OCUPACIÓN JUSTA DEL CAMPO V PERMITEN
FU NCIO NAR COMO UNA U N ID A D TÁCTICA PARA
EVITAR D ESC O M P E N SA C IO N E S Y D IS P E R S IO N E S

T PASES | — *
PÉR D ID A DE BALÓN BALANCE D EFEN SIVO
BUENA O RG A N IZAC IÓ N O FEN SIV A ESTARÁ RELACIONADA
CON LA OCUPACION E SPAC IA L Y NUM ÉRICA D EFEN SIVA

4 Fl K í lm 'B R IO D EF EN SIV O LO S O S T IE N E UNA A DECUAD A 1


1_______ ___ M A N IFEST A CIÓ N DE PRO FUNDIDAD D EF EN SIV A 1

H Ü F - ——~1
TIPOS [ E Q U I ^ E S P A C I^ } - * | F ^ c ™ |
- : ... . ------ — :---------1 '— ----------------------------— ~
E Q U IL IB R IO NU M ERIC O f»
REFORZAR AQUELLAS Z O N A S
QUE M Á S lO N ECESITEN
* E Q U ILIB RIO S O L ID E Z D EF EN SIV A CON JUGADORES DE OTRAS
PRÁCTICO IN D IV ID U A L PARCFLAS
u K U rA L Y C u LEC 1IV A

1 ----------------
FORMAS DE ACTUAR

| PÉRDIDA DE BALÓN-OCUPAR EL LUGAR DEL CAMPO QUE SE QUIERA DEFENDER J

L _ _______________________ —
EL DEFENSOR QUE ACTUA SOBRE EL BALÓN ES LA REFERENCIA PARA SUS
COMPAÑEROS
!----------------------------------------------- ------------- -
----------------------------------------------- 1
S I NOS PILLAN EN INFERIORIDAD , TAPAMOS LOS ESPACIOS Y CONTRARIOS MÁS
PELIGROSOS Y LOS CAMINOS DE ACCESO RÁPIDOS( ESPACIOS CERCANOS)

— J EQUILIBRIO ESCALONAR DEFENSORES-DESPLAZAR LÍNEAS ADELANTE


VERTICAL ATRAS 0 VICEVERSA SIN SOLAPARSE-PROFUND DEFENSIVA

" ’ EQUILIBRIO BASCULAR A DERECHA E IZQUIERDA PROCURANDO QUE


HORIZONTAL LOS DEFENSORES S E ACERQUEN ENTRE S I EVITANDO
DEJAR ESPACIOS EN SUS MOVIMIENTOS

84
EQUILIBRIO DEFENSIVO 1
Situación de partido en el que Movimientos P ara a través de
longitudinales y e s e bu en equilibrio
rojos llevan la iniciativa y azules de basculación de
azules
defensivo, presionar
ro b ar y co n traatacar
manifiestan un equilibrio defen­
sivo posicional, complementado
por el posicionamiento plegado en
medio campo de las 3 líneas muy
juntas. ® 7

Estas 3 líneas tienen dos juga­


dores clave que son 7 y 9 azules,
w
que tratan de escalonar sus posi­ El resto de equipo o o
7 y 9 azules
azul tem poriza y escalonan su
ciones, permitiendo coberturas orienta para
profundidad
posición para
organizar la
defensiva presión
zonales para el trabajo de presión
que vamos a realizar en la parcela central.
El equipo está dispuesto a orientar al rival hacia dentro para
restarle espacio en amplitud y en longitud, a través de los movi­
mientos de las líneas que tratan de manifestar profundidad de­
fensiva.
Azules cuando roban, buscan contraataque rápido sobre los
espacios que han abandonado rojos en su fase ofensiva.

85
EQUILIBRIO DEFENSIVO 2
Situación de partido, en el que los azules salen con el balón
controlado, intentando hacer gol, pero teniendo en cuenta, que si
pierden el balón, han de actuar en base al desarrollo del equili­
brio defensivo, en torno a dos aspectos:
1- Presionar el balón con movimientos hacia él, con el objetivo
de que no encuentre pasillo abierto
para poder contraatacar.
2- Escalonar jugadores para te­
ner más líneas defensivas, que nos
permitan estrechar a lo largo, vigi­
lando espacios y adversarios que
estén en el área de influencia del
balón.

RITMO DE JUEGO DEFENSIVO


Soy muy pesado en la importancia del manejo del espacio y
el tempo, ya os comenté, que para mí, la táctica gira alrededor de
esos dos conceptos, por eso, para terminar este capítulo de los
principios, lo he hecho con el equilibrio (control del espacio) y
ahora lo hago con el ritmo de juego (control del tiempo).
Es importante que tu equipo, sepa seleccionar dónde debe
realizar el plan estratégico diseñado, y también el cómo y el
cuándo, en estos dos últimos aspectos, vamos a centrar nuestra
atención para definir el ritmo de juego defensivo.
Debemos saber que hay dos formas de manifestar ritmo de
juego: moderado e intenso.

86
El ritmo de juego moderado está relacionado con principios
como la temporización, contención, repliegue y el ritmo de juego
intenso, que está relacionado claramente con la presión.
En el primero se establecen unas fases para la recuperación
del balón, en el segundo se busca la recuperación inmediata del
balón tras pérdida o la recuperación de balón, a través de presión
alta sobre juego de inicio rival.
La combinación de estos dos modelos, así como la de los sub­
principios adyacentes, tendrá como resultado lo que conocemos
como cambios de ritmo en el juego defensivo y que también tra­
taremos de definir en este bloque.

RITMO DE JUEGO DEFENSIVO

DEFEN SA DINAM ICA-ACTIVA

RITM O MODERADO D EFENSA EST ATIC A-PASIVA


| ~~* l
C A M BIO S DE
RITMO CO M BINA C IÓ N DEFEN SA EST Á TIC A -D IN Á M IC A

RITMO DEFEN SIVO PRESIÓN D E F EN SIVA CONSTANTE PARA RECUPERAR


INTENSO EL BALÓN CON PRONTITUD

ALTO GRADO D E D IN A M ISM O -D ER R O C H E FISIC O -A C T iT U D -SA C R IFIC IO

------------ — \— + S E SUELE M ANIFESTAR A T RAVÉS D E UN REPLIEGUE Y


R I™ ° ESPERAR A L C ONTRARIO EN DETER M IN A DA S Z O N A S

srun
m
niL'Mar aaw

87
CAMBIOS DE RITMO
DEFENSIVOS

S E C O M BIN A N A C C IO N E S T Á C TIC A S IF N T A S Y R Á PID A S


D E SA R R O L L A D A S POR UN JUGADOR - GRUPO-COLECTIVO

OBJETIVO ||------ | A C ELER A R 0 D EM O R AR LA RECUPERACIÓN DE BALÓN

T R A N S IC IÓ N — C A M BIAN T E - A LTERN AR RAPIDEZ CON LENTITUD


n i_______________
------------------J
1

ORIENTACIÓN — C A M B IA N T E - IR H A C IA EL BALÓN 0 REPLEGAR

C A M BIAN T E - A B R E V IA R 0 DILATAR LA RECUPERACIÓN


TIEM PO
I- : . DEL BALÓN

CAMBIANTE - ALTERNANCIA DINAMISMO Y PASIVIDAD


RITMO DE JUEGO MODERADO
Situación de partido en la que los rojos inician el juego e in­
tentan conseguir gol, sin premisas.
Cuando pierden el balón, deben trabajar los siguientes meca­
nismos para manifestar ritmo de juego moderado. Primero, los
futbolistas más adelantados se quedan descolgados de la fase de­
fensiva, no interviniendo y esperando a que su equipo recupere
el balón, para asociarse y buscar Inician rojos ataq C uando pierden
posicional 1-4-4- rojos
rep lieg u e y
finalización rápida, aprovechan­ descolgados en tem porización de
fase defensiva las dos ultimas
do que el equipo rival está dis­ lin eas defensivas

traído en su ataque posicional y H <f>


i / / /
progresión en el juego.
O....
Las otras dos líneas son las
O °
o
que repliegan y temporizan para Oo ' ?

que el ataque rival sea largo,


o ©
provoque desajustes y aprove­ o % o °
charlos con los futbolistas que Se asocian y Los dos d elan tero s
term inan la q u e d a n excluidos
hemos dejado por delante para transción ofensiv a del trabajo
d esp u és de defensivo y se
recuperación escalo n an
la transición ofensiva.

89
RITMO DE JUEGO INTENSO
Misma situación que antes, pero ahora rojos actúan en bloque
en su fase ofensiva y defensiva, para cuando pierdan balón, reali­
zar un ritmo de juego intenso para recuperar lo más rápido posi­
ble el balón e impedir que el rival busque pasillos de penetración
que le permitan desplegar su ataque o contraataque.
Para ello se realizará un trabajo de pressing tras pérdida, con
ayudas defensivas, coberturas y provocando, a través de entra­
das, la pérdida inmediata o bien, hostigar, para permitir la antici­
pación o interceptación de otras líneas u otros compañeros.
Recupera la primera línea de presión, realizando contraataque
dual y finalización.

90
CAMBIOS DE RITMO DE JUEGO
Misma situación que la tarea anterior, pero ahora si el equipo
contrario supera nuestra primera línea de presión, replegamos a
nuestro campo, temporizamos y esperamos la posibilidad para
organizamos y volver a tener una situación de superioridad nu­
mérica y espacial, que nos permita retornar a la presión, para
robar y montar un ataque elaborado.
Variante: Se puede establecer un cambio en el ritmo de juego
desde el inicio, desde defensa posicional, por ejemplo, tu equipo
plantea un posicionamiento replegado, temporiza, pero ante jue­
go horizontal del rival, achica hacia delante, para trasladarse a
un posicionamiento plegado y si somos capaces de llegar a impo­
ner ese posicionamiento, pasaremos a presionar en el momento
adecuado.
Podría suceder el efecto contrario, presión alta en avanzado,
pero ante juego vertical, replegar al posicionamiento intermedio
para temporizar, contener e impedir la progresión en el juego ri­
val.

91
¿CÓMO NEUTRALIZAR EL JUEGO OFENSIVO?
En este libro queremos tocar todo aquello que repercuta de
forma directa e indirecta, en la propuesta defensiva de nuestro
equipo y en la puesta en práctica de la misma; por ello, si en capí­
tulos anteriores, hemos hablado de cómo combatir los principios
defensivos para así dar respuesta a posibles contratiempos que
nos pudiésemos encontrar. Ahora, vamos a exponer cómo neu­
tralizar algunos aspectos ofensivos y así poder desarrollar todo lo
visto hasta ahora, es decir, aplicaremos la teoría enfrentada a la
práctica y veremos su utilidad, practicidad y efectividad.
Como en el desarrollo del capítulo anterior, seleccionaremos
algunos aspectos ofensivos, que nos sirvan de ejemplo y que nos
permitan explicar cómo aplicar los fundamentos del fútbol sin
balón para contrarrestar al rival y todo ello, como siempre, desde
la perspectiva del entrenamiento, a través de la práctica.
NEUTRALIZAR A UN EQUIPO QUE MANIFIESTA CON­
TROL DEL JUEGO
Primeramente vamos a exponer qué es lo que se entiende por
control del juego y luego pasaremos a enumerar las posibilidades
de neutralizarlo.
Para que tu equipo manifieste control del juego, debe ejercer
control sobre las fases del juego (ofensiva, defensiva y transicio­
nes) puedes ejercer control sobre el rival con balón, manejándo­
lo en las zonas que tú escoges y manifestando el ritmo de juego,
que tú deseas imponer.
También puedes llevar el control del juego sin balón, desde un
posicionamiento que te otorgue solidez defensiva y un estilo que
te permita efectividad ofensiva, como puede ser el contraataque.

92
Toda aquella situación que haga, que tú te encuentres cómodo
en el campo, obligando al otro equipo a sentirse incómodo, esta­
rá reflejando una manifestación de control del juego.

CONTROL DEL JUEGO


NEUTRALIZAR

. JUGAR A TRAVÉS DE CAMBIOS DE RITMO DEFENSIVOS NO PERMITEN LLEVAR EL CONTROL


DEL JUEGO AL RIVAL.

« REALIZAR PRESSING COLECTIVO NOS PERMITE LLEVAR A NOSOTROS LA INICIATIVA


DEFENSIVA Y CONTRARRESTAR EL CONTROL DEL JUEGO DEL EQUIPO CONTRARIO.

. MANIFESTAR PROFUNDIDAD DEFENSIVA A LO ANCHO Y A LO LARGO CON


ESCALONAMIENTOS , DIFICULTA QUE EL CONTRARIO TENGA ESPACIOS PARA
MANIFESTAR EL CONTROL DEL JUEGO.

. REALIZAR ACTITUDES DEFENSIVAS AGRESIVAS COMO ENTRADAS, INTERCEPTACIONES Y


ANTICIPACIONES COMBINADAS CON MARCAJES ESTRECHOS.

93
NEUTRALIZAR EL CONTROL DEL JUEGO MEDIANTE
PRESIÓN
El equipo azul inicia juego en base a su modelo combinativo,
sin mucha profundidad, debido al posicionamiento replegado del
equipo rojo, que temporiza desde posicionamiento, esperando a
que el rival pierda el balón para contragolpear.
Los azules, conscientes de ese planteamiento, tratarán de ejer­
cer un pressing tras pérdida, que impida la transición defensa-
ataque, a la vez, que les permita reorganizar su ataque elaborado
o contraataque, según línea de recuperación.
En este caso, se recupera a través de una superioridad numé­
rica defensiva inmediata, lo que propicia recuperar en campo
contrario y buscar la finalización rápida.

Rojos control' del


del Posici.
juego sin balón replegado y
"on contraataque

O O
o

recuperación
del 7 rojo
O

O c o *o
o Azules ataque
posicional
modelo

94
NEUTRALIZAR EL CONTROL DEL JUEGO A TRAVÉS
DE LA PROFUNDIDAD DEFENSIVA
Azules ataca posicional con modelo combinativo, mientras
rojos se posiciona en un sistema 1-4-1-3-1-1 en defensa organi­
zada para neutralizar el estilo de juego del equipo contrario.
Los azules tratan de llevar el peso
del partido, manejando el tempo del
juego y haciendo circular el balón con
celeridad de unas zonas a otras hasta
encontrar pasillos de penetración.
Los rojos, conscientes del estilo de
juego del rival, establecen un sistema,
en el que aseguran dos futbolistas por
banda, que tapan los pasillos laterales,
y 3 futbolistas por dentro, que tratan de
escalonarse, ganando líneas de inter­
vención defensiva.
El objetivo es poder manifestar profundidad defensiva ancho-
largo en el momento que el juego lo permita.
En este caso, desarrollamos un mecanismo defensivo, que
consiste en comprimir al rival, cuando el balón llega al medio,
impidiéndole que el juego gane en amplitud y desarrollar así la
recuperación y posterior evolución ofensiva.

95
NEUTRALIZAR RITMO DE JUEGO ALTO
Antes de nada, vamos a intentar definir qué es lo que enten­
demos cuando un equipo manifiesta un ritmo de juego alto, que
está relacionado con manejar el tempo, según el juego exija, para
poder llevar a cabo, todo aquello que tú quieras hacer en tu fase
ofensiva.
Llevar a cabo un ritmo de juego alto no está directamente pro­
porcionado con buscar espacios cercanos a portería contraria de
manera inmediata, sino que está relacionado con la búsqueda de
tempo necesario para llevar a cabo las acciones ofensivas, sin
que el rival sea capaz de neutralizarlas.

RITMO DE JUEGO ALTO


NEUTRALIZAR

LA D E F E N S A Z O N A L EN PO SIC IO N A M IE N T O A V A N Z A D O Y T IR A R D E L JU EG O D E L FU ERA
D E L JU EGO IM P O S IB IL IT A A L R IVAL A L LE V A R U N R T M C D E JU EG O A LTO PO RQUE
C A E RÁ E N IM P R E C IS IO N E S C O N T N U A S .

~LA T E M P O R IZ A d Ó N D E F E N S IV A , R E T E N D R Á E L A T A Q U E R IV A L E IM P O S IB IL IT A R Á EL
R IT M O D E JU EG O RÁPIDO.

-L A SU P E R IO R A D N U M É R IC A D E F E N S IV A V LA D E N S ID A D D E F U T B O L IS T A S EN LA
Z O N A D E BALÓ N D IF IC U L TA E L RTTMO D E JU E G O ALTO.

LA P R E SIÓ N D E F E N S IV A IM P ID E A L R IV AL P E N SA R E N L LE V A R E L RITM O D E JU EGO


QUE EL D ESEE.

96
NEUTRALIZAR RITMO DE JUEGO ALTO A TRAVÉS DE
TEMPORIZACIÓN DEFENSIVA
Los azules inician el juego y están obligados a jugar 2 toques
en el carril central y libre en los pasillos laterales.
Los naranjas se unen a esos azules, para a través de la supe­
rioridad, manifestar ritmo de juego alto, realizar transiciones de
banda a banda rápidas y buscar penetración por los laterales.
Los rojos deben temporizar, trasladando futbolistas de la zona
contigua, sólo uno, con el objetivo de poblar la zona atacada e
impedir su evolución por ella.
Nos vamos a encontrar duelos de 3 x3 en banda, con las in­
corporaciones de naranja y compañe­ Azules
atacan
ro de los rojos y situaciones de duelos superioridad 0 Rojos
temporizan

de 6x5 por dentro, con los dos naran­


®c 0
jas y compañero del pasillo lateral
que se venga a dentro.
V 0

En este ejercicio roba el 4 rojo que 1 0»


0
0
°
o

ha basculado a banda para intercep­


o

tar, asociarse en el juego vertical y


0 0
ni

Pivotes \
cambio de orientación a banda con­ naranjas
van con
traria para finalizar a través de una azules

pared simple-centro-remate.

97
NEUTRALIZAR RITMO DE JUEGO ALTO A TRAVÉS DE
POSICION AMIENTO AVANZADO-PRESIÓN
Los azules son un equipo que juegan rápido de inicio porque
se sienten cómodos jugando en campo contrario, juegan corto en
pocas combinaciones, tratando de salvar lo más rápidamente la
primera línea de presión.
Tienen la alternativa trabajada, que si no son capaces de trian­
gular corto y salir rápido de la primera presión, buscan el juego
directo sobre punta, y allí, a través de Azules mai B) Optar por jugar
ritmo de jue¡ cto sobre punta
jugadores de segunda línea, asociarse en dos ' renda y
A) Vencer rápido segunda jugada de
en campo contrario y finalizar rápido. primera linea de
presión combinando
la línea de 3

en pocos toques

Los rojos con su posicionamiento O o o O o


avanzado y presión alta, tratan de hos­
tigar al contrario para que no imponga © 00 o
el ritmo de juego que desea. Vi
o
Actúan en una primera fase, impi­ © o
diendo el juego corto rival, a través de O O 0
presión sobre el balón, tapar las líneas o o o « o
de pase, mareaje sobre los posibles Rojos posicionamiéfjp avanzado para tapar
la primera linea de salida y presión para no
apoyos y vigilancia, achicando espacio ermitir lanzar e impedir su mecanismo

sobre futbolistas alejados.


En este caso se impide la salida rápida, con la primera línea de
presión, se dificulta el lanzamiento sobre el punta, provocando la
anticipación del 6 rojo, que busca apoyos verticales y propicia el
cambio de ritmo ofensivo a través de la sincronización con des­
marques de ruptura y finalización.

98
NEUTRALIZAR CAMBIOS DE RITMO COLECTIVOS
Cómo nos gustaría a todos los entrenadores que nuestro equi­
po supiese jugar a través de cambios de ritmo y que esos cambios
de ritmo, además de interpretarlos individual y grupalmente, pu­
diesen ejecutarse de forma colectiva.
Esta óptima puesta en acción, supondría el manejo del tempo
en fútbol, saber temporizar para distraer, saber acelerar para sor­
prender y todo ello, en una línea de interpretación del ritmo de
juego, necesario para cada momento del partido.
Por esto todo, es muy importante conocer aquellas armas con
las que podamos neutralizar a un equipo que trata de imponerse
a través de cambios de ritmo de juego.
Observemos aquellos principios que nos van a ayudar a con­
trarrestar este estilo de juego:

CAMBIOS DE RITMO COLECTIVOS


NEUTRALIZAR

. LA PRESIÓN DEFENSIVA NOS PERMITIRÁ LLEVAR LA INICIATIVA DEFENSIVA Y


POR LO TANTO NO DEJAR LIBERTAD AL RIVAL PARA QUE MANIFIESTE EL
TEMPO NECESARIO EN CADA MOMENTO.

. EL REPLIEGUE OBLIGA AL RIVAL A LLEVAR UN RITMO DE JUEGO MODERADO


POR LA ACUMULACIÓN DE FUTBOLISTAS.

. LAS TEMPO RIZACIONES DEFENSIVAS .SEG UIDAS DEMARCALES , ENTRADAS Y


ANTiaPACIONES NO PERMITIRÁN AL RIVAL LLEVAR EL RITMO NECESARIO EN
CADA MOMENTO.

99
NEUTRALIZAR CAMBIOS DE RITMO COLECTIVOS A
TRAVÉS DE REPLIEGUE
Situación de partido en dónde los azules tratan de imponerse a
través de un ritmo de juego moderado en fase de Inicio-creación,
con el objetivo de atraer al rival para que deje espacio a la espal­
da de la última línea defensiva, y así, posicionamiento
Rojos Cuando azules
ganan lineas
plegado ^ M B M B S a jos repliegan
aprovechar los espacios libres, mani­ temporización reduciendo espacio
colectiva a espalda
festando ritmo de juego intenso.
Los rojos parten de un posiciona-
miento medio, en el que alternan tem-
porización-presión, sabiendo que si la
primera línea es superada, se debe re­
plegar y cambiar de posicionamiento
para que la primera línea actúe de con­
tención y la segunda ocupe espacios,
que pueda aprovechar el rival para
cambiar el ritmo de juego ofensivo.
En el caso particular de esta tarea, 10 y 11 rojos son supe­
rados por el juego combinativo del rival, actuando la siguiente
línea de contención con un ligero repliegue y basculación sobre
balón, mientras la siguiente línea, resta espacio con su portería,
intercepta balón, conecta con las siguientes líneas para realizar la
transición defensa-ataque.

100
NEUTRALIZAR CAMBIOS DE RITMO COLECTIVOS A
TRAVÉS DE TEMPORIZACIÓN-PRESIÓN
Se establecen 5 zonas acotadas, que de inicio, nadie puede
abandonar, 2 cercanas a sus respectivas porterías, 1 central en
la que hay un pivote que manifiesta superioridad en esa parcela
para el equipo poseedor del balón y 2 en banda.
El objetivo es que el balón circule por al menos 3 zonas dis­
tintas, para abandonar espacio acotado y manifestar cambio de
ritmo colectivo sobre portería contraria.
Los rojos trabajan también manifestando cambios de ritmo,
pero defensivos, en función de la densidad de futbolistas que ten­
gan en cada parcela.
En este caso, tratan de temporizar en las dos zonas de inferio­
ridad numérica, central y delantera, para pasar a apretar en las
zonas de igualdad y superioridad.
Vemos en la tarea ejemplo, como el 3
rojo roba, combina con su compañero de
pasillo 10, este con el 9 para que aguarde
la incorporación de 7, que dobla y recibe
a la espalda para finalizar.
En la transición defensa-ataque no es
necesario combinar 3 veces y se puede
abandonar espacios desde el momento
que se recupera el balón.

101
NEUTRALIZAR LOS CAMBIOS DE ORIENTACIÓN
Los cambios de orientación se definen como acciones que rea­
lizan los jugadores para modificar las trayectorias del juego en
cuanto a sentido y dirección.
La mayoría de los equipos tratan de circular el balón, procu­
rando cambios de orientación en el juego para conseguir el efecto
sorpresa sobre el rival.
Muchas veces se utilizan después de robo, para dar salida por
espacio contrario a la recuperación, otras veces para distraer al
rival y conseguir que este se desequilibre en sus basculaciones y
puedan aparecer caminos que conduzcan al gol.
También se utiliza como segunda fase, después de distraer al
rival, haciéndole que este se acerque al balón para sorprender en
cambio de orientación hacia el espacio libre o discriminado.
Hemos de saber que siempre que cambiemos de orientación
la dirección del balón, estamos realizando un cambio de orien­
tación, que puede ser corto, medio o profundo, que puede ser
simple, doble o múltiple y que se pueden ejecutar de forma indi­
vidual, a través de la conducción, de forma grupal, a través del
pase, y de forma colectiva, a través de pases cortos, medios y
largos.
C A M B IO S D E O R IE N T A C IÓ N
N E U T R A L IZ A R
. LA DE F E N SA Z O NAL SE G U ID A D E M O V IM IEN TO S D E FUERA DE JUEGO Y M O VIM IENTO S
DIAGO NALES DE LA LINEA D EFENSIV A A BALO NES EN BANDA.

. PRES5ING SO BRE EL P O SEEDO R D EL BALÓN OBLIGÁNDOLE A PRECIPITARSE.

. PROFUNDIDAD D E FE N SIV A A LO ANCHO CON EL FIN DE IM P O SIB ILIT A R QUE EL BALÓN NO


T EN G A ESPAC IO S PARA D ISC U RR IR EN UNA Y O TRA D IRECCIÓN! RED U C IR EL ESPACIO EN
AMPLITUD)

. LOS REPLIEG U ES COLECTIVOS IM P O SIB ILITAN LA TR AN SIC IÓ N D EL BALÓN E N SEN T IDO Y


DIRECCION.

. LA PROFUNDIDAD D E FE N SIV A ACO M PAÑADA DE COBERTURAS Y PERM UTAS IM PO SIB ILITA


LA APARICION D E ESPAC IO S PARA M ANIFESTAR C AM BIO S DE ORIENTACIÓN.

. EL EQU ILIBRIO DEFENSIVO EFICAZ R ESTA P O SIB ILID AD E S DE SO R P REN DER A L RIVAL
CON C AM BIO S D E DIRECCIÓN

102
NEUTRALIZAR CAMBIOS DE ORIENTACIÓN CON
PROFUNDIDAD DEFENSIVA ANCHO-CAMBIOS DE RIT­
MO DEFENSIVOS
Situación de juego real en la que inician el juego los azules
que están obligados a pasar por el cuadrado y jugar con los pi-
votes de banda, para dotar de amplitud a su o
ataque y poder ir hacia portería contraria. * .* <§•* o
¡
Los rojos deben impedir que haya transi­ O O 1
ciones de banda a banda, para ello, una vez ° A 1
intervenga pivote de banda, deben manifes­ _.
tar cambio de ritmo defensivo y profundi­
dad defensiva a lo ancho, para robar balón o S o •o
y plantear la transición ofensiva por banda
o
contraria, dotando de libertad de interven­
ción a todos los jugadores, con independencia del terreno de par­
tida en que se encuentren.
NEUTRALIZAR CAMBIOS DE ORIENTACIÓN CON
EQUILIBRIO DEFENSIVO-MANIFESTANDO BASCULA-
CIONES Y SUPERIORIDAD NUMÉRICA EN ZONA DE BA­
LÓN
Situación de partido en donde azules comienzan el juego e
inician ataque posicional, para ello están obligados a que el ba­
lón circule por los tres carriles, esta vez sin
pivotes de banda.
Los rojos sólo podrán ocupar dos carri­
les, que variarán en función de dónde se
halle el balón, tratarán de manifestar equi­
librio defensivo, basculando en relación a
balón y manifestando una mayor densidad
de futbolistas, que posibiliten robar y mon­
tar contraataque sobre portería contraria.

103
El objetivo para rojos es impedir que el balón transite fácil­
mente de una banda a otra, provocando, a través de los cambios
de orientación, continuos desequilibrios defensivos que obli­
guen a reestructurarnos defensivamente y a elaborar otro plan
estratégico defensivo.

104
NEUTRALIZAR LA PROGRESION EN EL JUEGO
La progresión en el juego está relacionada con el número de
futbolistas necesarios para superar líneas rivales y restar metros,
en relación a la portería contraria.
Algunas veces la progresión en el juego se manifestará a tra­
vés de un futbolista que desborda, varios futbolistas que se aso­
cian y en sentido colectivo, evolucionando las líneas sobre la
meta rival.
Para que un equipo manifieste acierto en su ataque, debe saber
combinar profundidad y progresión. Estos dos conceptos ofensi­
vos deben ir de la mano y hemos de entenderlo así, a la hora de
pensar en neutralizarlos y poder dar respuestas defensivas a la
puesta en acción de estos principios ofensivos.

PROGRESIÓN EN EL JUEGO
NEUTRALIZAR
MANIFESTAR PROFUNDIDAD DEFENSIVA EVITA LA PROGRESIÓN EN EL JUEGO POR LA
DENSIDAD MANIFIESTA DE FUTBOLISTAS V OCUPAdON ESPAdAL

DESARROLLAR UN BUEN EQUILIBRIO DEFENSIVO. PERMITE EVITAR QUE EL RIVAL


PUEDA MANIFESTAR PROFUNDIDAD Y PROGRESION EFICAZ SOBRE LA PORTERIA
RIVAL

LAS TEMPORIZAdONES DEFENSIVAS ACOMPAÑAPAS DE COBERTURAS PERMTTEN


TRABAJAR EN IGUALDAD Y SUPERIORIDAD NUMERICA DEFENSIVA PARA QUE EL
RIVAL NO MANIFIESTE SUPERIORIDAD EN SU AVANCE.

LA PRESIÓN SOBRE EL BALÓN SEGUIDA DE REPLIEGUE HACIA ZONAS DE BALÓN


IMPOSIBILITAN LA PROGRESIÓN EFICAZ.

105
NEUTRALIZAR PROGRESIÓN EN EL JUEGO A TRAVÉS
DE TEMPORIZACIONES DEFENSIVAS-COBERTURAS
Acotamos el espacio en tres sectores, que numeramos previa­
mente.
Los azules inician el juego tratando O
de llevar el balón del sector 1 al 2, para
ello están obligados a conectar una vez > p o o
en su sector, antes de trasladar el balón
al siguiente.
Una vez que el balón se encuentre
en el sector 2, se incorpora un juga­
dor azul 5 para manifestar progresión,
tratando de contrarrestarlo rojos con
temporización sobre futbolista con ba­ profundidad, incorporando 1 futbolista al
siguiente sector de 1-2 y de 2-3
Rojos temporizan en el sector alcanzado y
lón, repliegue de futbolista del sector repliega 1 e incorpora otro de
la linea defensiva que realiza cobertura para
rebasado 8 rojo e incorporación para bien igualar o marcar superioridad

realizar la cobertura e impedir llegar al sector 3 del rojo 4.


En esta opción, el 4 rojo recupera el balón, conecta con su
compañero de sector y saca el balón fuera del espacio acotado,
desde donde se temporiza, sin poder ser presionados y se saca
centro, ante la incorporación de sus compañeros por el carril cen­
tral.

106
NEUTRALIZAR PROGRESIÓN EN EL JUEGO A TRAVÉS
DE PRESIÓN-PROFUNDIDAD DEFENSIVA A LO LARGO
Ahora hemos acotado el espacio en 4 sectores, con el objetivo
de que sepan interpretar de forma equilibrada la progresión en el
juego y la profundidad defensiva-largo, con el trasvase de juga­
dores de un sector a otro.
Ahora el número de jugadores que se incorporen y que replie­
guen deben manifestar un orden que dote a los dos equipos de un
equilibrio ofensivo-defensivo.
Los azules deben intentar que el O
balón vaya pasando por los 4 secto­
4
O
res para hacer gol y los rojos deben

0
0
0

v
3
presionar, para que así, compañeros

.......
de zonas defensivas, puedan mani­
festar ayudas y comprimir el juego 2

o o
del rival, incorporándose a la zona
contigua. 1 o® e®p
En el ejemplo que hemos dispues­ * o
M i n a s it u a c ió n q u e el e je r c ic io a n rior,
p e r o a h o r a c o n 4 se c to re s, 1 U b re c o n u n

to, los azules llegan al sector 3, obli­ j u g a d o r ro jo q u e h a c e c o b e r t u r a s y m a r c a


s u p e r i o r i d a d d e f e n s iv a .
A h o r a r o jo s m a n if ie s t a n p r o f u n d id a d
gando a incorporarse al 5 rojo que d e f e n s iv a -la r g o

iguala la progresión en el juego y per­


mite que el 2 rojo robe, conecte rápido y puedan finalizar sobre
sector 1, que no puede estar ocupado en ese momento, ya que la
línea defensiva azul se encontraba en su evolución en sector 2,
impedir con la contra, rojos, que replieguen los azules a zona de
partida.

107
NEUTRALIZAR A UN EQUIPO QUE MANIFIESTA CON­
TRAATAQUE
El contraataque puede ser utilizado por un equipo como mo­
delo de juego, variante del modelo, mecanismo a trabajar o re­
curso a utilizar.
Consiste en impedir que el rival sea capaz de reorganizarse
defensivamente, aprovechando ese desequilibrio, a la mayor ve­
locidad posible para generar el efecto sorpresa.
Puede haber contraataques que partan del posicionamiento,
puede haber contraataques elaborados o que surjan del error del
rival, pude haber contraataques en 1,2 o 3 pasillos; en fin, la cla­
sificación de los contraataques puede girar alrededor de muchos
aspectos y todos ellos, debemos de conocerlos, para tratar de en­
frentarnos a ellos y neutralizarlos.

CONTRAATAQUES
NEUTRALIZAR
FALTA TÁCTICA Y REORGANIZACIÓN DEFENSIVA

PRESIÓN INDIVIDUAL Y GRUPAL TRAS LA PÉRDIDA DE BALÓN EN ZONA FUERTE.


REPLIEGUE EFICAZ EN CUANTO A TIEMPO V ORDEN .

MANIFESTAR PROFUNDIDAD ESTRECHANDO EL CAMPO Y ARRINCONANDO AL RIVAL


SOBRE LA ZONA DE CREACIÓN DEL CONTRAATAQUE.

MANIFESTAR PROFUNDIDAD A LO LARGO ACERCANDO LAS LÍNEAS ENTRE SI ,


DESPRECIANDO EL ESPACIO QUE SE DEJA A LAS ESPALDAS E INHABILITANDO A
FUTBOLISTAS CONTRARIOS QUE ESTEN EN LÍNEA CON NUESTRA DEFENSA.

MANIFESTAR DE FORMA COORDINADA PRESIÓN SOBRE EL BALÓN , TEMPORIZACIÓN


DEFENSIVA Y REPLIEGUE A ZONAS HÁBILES DE ACTUACIÓN.

108
NEUTRALIZAR CONTRAATAQUE CON PROFUNDI­
DAD DEFENSIVA ANCHO-BASCULANDO SOBRE ZONA
DE CREACIÓN DEL CONTRAATAQUE
El equipo azul trata de combinar para ganar profundidad y
progresión, mientras el equipo rojo trata de robar y contraatacar.
El equipo azul es consciente de que rojo cuando roba, trata de
contraatacar y por ello establecerá las bases oportunas para tratar
de neutralizar ese contraataque.
El equipo azul establecerá un
trabajo de pressing tras pérdida en
el origen del contraataque, para bas­
cular hacia esa zona, manifestando
profundidad defensiva-ancho, limi­
tando la utilización de los pasillos
disponibles e impidiendo el desa­
rrollo de la fase de creación del con­
traataque.

Si rojos no roban balón, el entrenador dará la orden de per­


derlo, montándose la contra y los mecanismos trabajados para la
neutralización de la misma.

109
NEUTRALIZAR CONTRAATAQUE CON PROFUNDI­
DAD DEFENSIVA-LARGO Y ALTERNANCIA DE PRESIÓN-
CONTENCIÓN
Misma situación que el ejercicio anterior, pero ahora el equipo
azul actuará, según la línea que recupere el balón.
Si los rojos recuperan balón para contraatacar en sus dos pri­
meras líneas de presión, los azules achica­
rán espacio a lo largo, deshabilitando a los jS k .
Azules ataque
posicional y pressing
Q profundidad
defensiva largo
p. , , . .. . según
tras pérdida, según Hd eshab
R H itar
futbolistas que pudiesen recibir por delan­ linea de Intervención futbolistas
descolgados

te, dejándolos en fuera de juego. 0 00 00 0


Este trabajo estaría bien coordinado con sO
un trabajo de contención sobre futbolista u ? Zona de robo y

con balón.
/ ©
Si los rojos recuperan con su última lí­
o
o O
o
nea de presión, se realizará un achique de
Rojos contraataque •
espacio sobre lado fuerte, zona de influen­ según zona de
recuperación
cia del balón, intentando la recuperación
inmediata.

El objetivo en esta tarea es manifestar profundidad defensiva


a lo largo, según la línea de recuperación contraria.
“El buen futbolista es aquel que ve cosas durante el juego,
que el mediocre no es capaz ni de imaginar”

no
INTENSIDAD TÁCTICA DEFENSIVA

TITO RAMALLO

¿Podemos saber qué nivel de complejidad defensiva tiene mi


equipo?, ¿Podemos saber qué capacidad defensiva puede desa­
rrollar mi equipo?, ¿Puedo medir un elemento táctico del juego?,
¿Puedo regular en el entrenamiento la intensidad con la que quie­
ro defender en los partidos?... muchas preguntas que para mí
tienen una misma contestación: Si.

En fútbol, siempre tenemos muchos datos numéricos que nos


ayudan a medir o cuantificar determinados aspectos relacionados
con el juego: % posesión de balón, número de pases, kilómetros
recorridos, etc..., pero, lo que no veo, es cómo cuantificar ele­
mentos tácticos que se manifiestan en un partido y sobre todo,
que estén unificados, para que todos podamos identificar lo mis­
mo a la hora de hablar sobre ello.

Esta pequeña propuesta o idea va a consistir en que todos po­


damos medir la INTENSIDAD TACTICA DEFENSIVA (ITD)
que quiere manifestar un equipo. Y pretendo que al final, todos
obtengamos la misma valoración de un equipo, es decir, cons­
truir una unidad homogénea de medida, para que así, todos uni­
fiquemos nuestra valoración sobre un aspecto concreto del juego
y podamos coincidir a la hora de “medir” la ITD de uno u otro

111
equipo y no dejamos ir en nuestras mediciones o valoraciones
por juicios más o menos subjetivos.

En conclusión: “Vamos a obtener una valoración numérica


cuantificable”.

Mis dos primeras preguntas son las siguientes:

¿En qué nos basamos para decir que un equipo es más intenso
tácticamente hablando que otro?

¿Cómo podemos medir esa intensidad defensiva de un equipo?

Antes, tendré que definir lo que es para mí INTENSIDAD


TÁCTICA DEFENSIVA
(ITD):

Lo primero es explicar, a través del siguiente gráfico, lo que


entiendo por “intensidad” relacionándola con la táctica, término
este, que siempre ha estado ligado a una connotación física.

112
i Qué entiendo por INTENSIDAD ?

IN TE N S ID A D

Físico

G ra d o de com plejidad

G ra d o de fuerza con q u e se realiza una acción

G ra n actividad en un p e rio d o de tie m p o

Según esto, entonces podemos decir:

¿Qué es la INTENSIDAD TÁCTICA DEFENSIVA (ITD)?

Es el grado de dificultad decisional y operativa que asume


un equipo en su “momento defensivo”

En la definición que doy sobre la intensidad táctica defensiva


(ITD) aparece la matización importante de “momento defensi­
vo” .
Mi idea del juego es que es un todo, que tiene su naturaleza
original inquebrantable, pero que para su comprensión y mejora,
a través del entrenamiento, debe de ser “descuartizado” y ana­
lizado en sus cuatro momentos. De esta premisa, nace mi idea
sobre la planificación del entrenamiento y que denomino “IN­
TENSIDAD TÁCTICA”.

113
La planificación del entrenamiento según la INTENSIDAD
TACTICA, será un aspecto que desarrollaré en publicaciones
posteriores.

Por lo tanto, es conveniente que, después de esta aclaración,


veamos en el gráfico como contextualizamos la medición de esta
intensidad táctica defensiva dentro del ciclo de juego.

Los elementos en los que nos vamos a basar son fácilmente


observables y son para mí, los que marcan la diferencia entre la
ITD que quiere manifestar un equipo u otro.
Los dos elementos más importantes son:

. El posicionamiento defensivo que adopta el equipo:

Avanzado: Bloque en campo contrario.

Plegado: Bloque entre los dos campos.

114
Replegado: Bloque en campo propio.

. La actitud de intervención hacia balón:

Entrada: Intentar recuperar el balón de manera


directa.

Acoso: Presionar a contrarios con intención de


provocar el error.

Aproximación / espacios: Aproximación a con­


trarios, sin desproteger espacios.

Aquí, podemos entablar una discusión sobre qué aspecto tiene


más relevancia sobre el otro. Para mí, está claro, el equipo que
sea capaz de defender con eficacia lo más lejos de su portería,
impondrá su criterio, pero al final, la intención sobre el balón, es
definitiva. En la conjugación más exigente de estos dos concep­
tos, confluirá la clave.

Relacionando estos dos aspectos podríamos obtener la si­


guiente tabla de medición:

ACTITUD A BALÓN

P O S C IO N A M IE N T O A p ro x ./E s p a clo s Acoso E n trad a

R ep le ga d o 1 4 5

P legado 2 6 7

A vanzado 3 S 9

115
Por lo tanto, un equipo que defiende en campo contrario y
que utiliza la entrada como instrumento defensivo principal para
recuperar el balón, tiene una valoración de 9.

Un equipo que realiza repliegue a su propio campo y tiene una


actitud pasiva hacia el balón, no abandona espacios, tiene una
valoración de 1.

Entre medias, nos encontramos, lo que pienso que es más


común: Equipo plegado con actitud a balón de acoso. Valoración
6.

Por supuesto, también podemos decir que en el transcurso de


un partido un equipo es posible que pueda manifestar diferentes
niveles de intensidad, pero seguro que tendrá una tendencia muy
marcada hacia uno u otro sentido.

Lo que sí es conveniente, es resaltar tres matices importantes:

- La agresividad es un concepto físico y/o psicológico que no


podemos contemplar en táctica y alguno podría caer en el error
de utilizarlo como parámetro.

- La entrada no es sinónimo de falta.

-Liay que tener presente que, una cosa es la intención que


tiene un equipo de manifestar su intensidad defensiva a nivel
táctico y otra muy distinta, que tenga capacidad para hacerla
y/o eficacia al realizarla.

116
Vinculado a este último punto, os recomiendo como entrena­
dores que os hagáis las siguientes preguntas, antes de que deci­
dáis, la manera en la que queréis que defienda vuestro equipo:

¿ DÓNDE SE POSICIONA MEJORJAI EQUIPO ?_________________________________

¿ QUÉ MANERA DE “RECUPERAR “ EL BALÓN DOMINA MEJOR MI EQUIPO ?

¿ QUÉ NIVEL OFENSIVO TIENE MI RIVAL ?

I CÓMO Y DÓNDE PUEDO DEFENDER MEJOR A MI RIVAL ?

Y por supuesto, no olvidarse nunca de un principio defensivo


que debe de estar profundamente arraigado en el trabajo de todo
entrenador en el aspecto defensivo:

PROFUNDIDAD DEFENSIVA : BASCULACIONES, ESCALONAM IENTOS Y REDUCCIÓN DE ESPACIOS.

Espero con esta reflexión, compartir con vosotros “ideas”, que


nos ayuden a todos a unificar criterios de cuantificación en un
área, que tiene todavía, mucho que desarrollar y especificar.

Porque ¿Sabéis al final donde acaba y empieza todo? En el en­


trenamiento, que sale del análisis de lo más importante: El juego.

Os propongo que escojáis cualquier tarea de las que aparece


en el libro e intentéis cuantificar su intensidad, en relación a la
tabla que os he dejado y a las situaciones, que surjan de la in­
teracción de la tarea, tomando como referencia los parámetros
preestablecidos.

117
CONCEPTOS BÁSICOS DE LA TRANSICIÓN DEFENSIVA
Desde un principio hemos dejado claro que el fútbol de ataque
y el fútbol de defensa están conexionados, lo mismo diremos de
sus respectivas transiciones, la transición defensa-ataque y ata­
que- defensa no funcionan de manera independiente, sino como
piezas de ese engranaje que entendemos como fútbol indivisible.
Al igual que hicimos en apartados anteriores, vamos a foca­
lizar los aspectos que definen la transición ataque-defensa, rela­
cionándola con los demás componentes del ciclo de juego, que
definen la lógica interna de nuestro deporte.
En este apartado nos fijaremos que las transiciones son cons­
tantes cambios de fases que tienen objetivos contrapuestos y que
cada fase está condicionada por la anterior y condiciona lo que
va a pasar más tarde.
En este caso vamos a analizar qué pasa desde que mi equipo
pierde el balón, hasta que vuelve a recuperarlo, y aquello que
realiza, posteriormente con él.
Pasemos a enumerar aquellos aspectos, relacionados con una
buena puesta en acción de la transición defensiva y que supon­
drán la esencia en el trabajo de la transición ataque-defensa:
1- Dificultad a la hora de cambiar el chip, pasar de atacar a
tener que defender.
2- Buscar la conexión entre la situación táctica individual
ofensiva en la que te encuentras y la situación táctica grupal-
colectiva defensiva que acaba de surgir.
3- Analizar el nuevo entorno que se ha producido (situación
de balón-zona de pérdida, compañeros de línea o de otras líneas,
adversarios alejados y cercanos, metros con respecto a nuestra
portería, etc...)

118
4- Ser conscientes de que si atacas con orden y equilibrio es
más sencillo pasar del rol ofensivo al defensivo.
5- Este equilibrio te lo va a dar el ser fiel a las connotaciones
de tu puesto, tu función y tu área de trabajo.
6- Es importante tener establecidos unos mecanismos, para
cuando se pierda el balón, reajustar mi trabajo, con el trabajo de
mis compañeros y con el trabajo del equipo.
7- Esos mecanismos pueden venir condicionados por el tipo
de defensa que queramos realizar, presionante o de contención,
según entorno y zona en la que se haya perdido el balón.
8- Debes estar preparado para pasar de una presión alta a una
situación de repliegue y viceversa, según las líneas que vaya su­
perando el contrario.
9- Siempre debes tener en cuenta las opciones de tu rival en
fase ofensiva y sus posibilidades en transición ofensiva, para
neutralizarlas a través de tu modelo ofensivo-defensivo y tu evo­
lución en la transición defensiva.
10- E1 rival siempre va a establecer contigo una lucha espacio-
temporal, espacial porque no recuperes el espacio abandonado en
ataque, y temporal, impidiendo tu reorganización, atacándote de
manera inmediata a la pérdida.
11- Tu transición defensiva va a tratar de limitar espacio de
progresión al adversario, a la vez, que te permite, ganar tiempo
para seleccionar el principio defensivo adecuado y el proceso de
reorganización táctico efectivo.
12- En nuestro modelo de transición defensiva debemos de
tener claro que hay que evitar el juego perpendicular y la ocupa­
ción del carril central por parte del adversario.
13- Si nos encontramos en fase de contraataque rival en si­
tuación de inferioridad numérica defensiva, podremos utilizar el

119
fuera de juego como recurso para deshabilitar la participación de
los futbolistas alejados e impedir la profundidad ofensiva rival,
teniendo las líneas muy juntas, configurando un bloque táctico-
defensivo.
14- Es importante que balón y jugadores se muevan de forma
sincrónica en la fase ofensiva con el objetivo de desorganizar al
rival; esto, nos dará más argumentos, para tomar conductas agre­
sivas, tras la pérdida.
Construimos un orden ofensivo, que propiciará un orden de­
fensivo, que nos permitirá adoptar medidas inmediatas, durante
la transición ataque-defensa.
15- Hay veces que la transición defensiva no se puede orga­
nizar, ya que el despliegue espacial o momento de pérdida no lo
permite, entonces utilizaremos un tipo de transición puntual para
subsanar esa circunstancia extrema, basada en la capacidad de
interpretación y decisión de los futbolistas hábiles.
16- Es importante que, cuando perdemos el balón, tengamos
claro estos dos condicionantes:
A) Si no puedo recuperar el balón, no debo obsesio­
narme con recuperarlo, debo frenar la ofensiva rival, que
no me ataquen de manera inmediata, ya recuperaré el ba­
lón.
B) Si puedo recuperarlo, debo intentar hacerlo de
manera inmediata a la pérdida, para imposibilitar la pro­
gresión en el juego y erradicar la construcción ofensiva
del contrario.
17- Debes conocer la función de los principios defensivos para
utilizarlos y relacionarlos, repliego para temporizar, presiono
para anticipar, utilizo cambios de ritmo defensivos para inter­
ceptar, repliego y presiono para equilibrar.. .así, relacionando los
principios, conseguirás un mayor éxito en la transición defensiva.

120
18-Aquellos mecanismos de los que hablamos anteriormente,
dependerán muchas veces de la línea que pierde el balón, número
de jugadores por delante y por detrás del balón, posibilidad real
de intervención en la acción defensiva( bien en primera fase o en
una posterior).
Todo esto, condicionará tu trabajo a realizar, que deberá ser
explícito y concreto, mecanismos trabajados para dar respuestas
concisas a situaciones determinadas.
Como conclusión, diremos que la transición ataque-defensa
va a depender de un buen equilibrio en fase ofensiva, de saber
interpretar el nuevo contexto generado y del dinamismo que ma­
nifestemos para pasar de atacar a defender.
Como en casos anteriores, vamos a exponer estos factores de
los que hemos hablado, a través de la práctica.
Construiremos seis tareas en las que nos centraremos en el tra­
bajo de transición ataque-defensa y para ello, exponemos una lí­
nea metodológica en la que vamos a asentar ese trabajo práctico:
1-Plantear retos que ellos deban superar con inteligencia, por
ejemplo trabajar en inferioridad e igualdad numérica defensiva.
2- Conseguir que las actividades sean de ida y vuelta, cambiar
el chip, ahora ataco, ahora defiendo.
3- Trabajar mucho en desequilibrios, que ellos deben reequi­
librar, en base a los aspectos de los que hemos hablado anterior­
mente.
4- Altemar los factores que manifiestan esos desequilibrios,
unas veces los origina el rival libremente y otras los provocamos
nosotros, para observar si llegan por si solos a la solución pre­
tendida.
5- Complicar más los desequilibrios, con el objetivo de que
surjan reajustes interlineales e intralineales.

121
6-Fomentar la capacidad de concentración en tapar líneas de
pase, orientando e interviniendo, leyendo la situación que se
provoque, anticiparte defensivamente al rival, excluyéndolo del
juego e imposibilitando su conexión con el balón.

122
TAREA 1 TRANSICIÓN ATAQUE-DEFENSA
Azules tratan de elaborar un
ataque organizado, que inter­
cepta el 3 rojo. Si no robase el
equipo que defiende, se puede
mandar perder a la señal del en­
trenador.
Se deshabilita del juego al
jugador que pierde, 8 azul y al
compañero de su banda 3 azul,
para generar un problema al A zules m o n ta a ta q u e o rg a n iz a d o
C uand o el b a ló n lleg a al 8 se p ie rd e ,
equipo que realiza la transición se im pid e a 8 y 3 az u les p a rtic ip a r en la
tra n sició n defen siv a p a ra q u e el
defensiva e impedir el pressing
tras pérdida para que escojan
otra opción.

Azules decide temporizar, aislar del lado fuerte, que estaba


desprotegido y replegar hacia la zona que dirigimos al rival, bas­
cular, robar y volver a montar la fase ofensiva inicial.

123
TRANSICIÓN ATAQUE-DEFENSA 2
Misma situación que antes, pero ahora cuando azules pierdan,
el entrenador introduce otro balón, para que rojos jueguen con
dos.
Azules deben
piloiijai espacios y
balón a defender
Los azules trabajan en inferioridad, ya que o o O °
los dos futbolistas más adelantados están obli­ o

gados a no participar en la transición defensi­
va. O ©
o o O-
Los azules deben priorizar qué balón es el O o
más importante, vigilando el otro, cuando re­
Atufes ruallran ataque oi(|anizado
cuperen uno, lo despejan y tratan de robar el cuando pierden se desliebililan los das
jugadores mós adelantado:
y en use momento el entrenador mete otro

segundo, y si se hacen con él, pueden jugar en balón mos paro rojos por ol lado opuesto

ataque.

TRANSICIÓN ATAQUE-DEFENSA 3
Si rojos recuperan El entrenador puede
Situación de 6 azules contra 5 rojos, azu­ de forma natural
se incorpora
decir A o B y entonces
atacan con su balón,
jugador C üeshabllitando el que
les atacan posicional y cuando pierden in­ o o
habla en juego.
O
tentan robar en zona de pérdida, intentando
que no se sume jugador C para atacarles en
igualdad. O o
o Ofo
La otra opción es que en el transcurso del
juego, el entrenador grite A o B y serán esos
Azules atacan posicional en superioridad 6x5
futbolistas los que ataquen con su balón y En principio los 3 jugadores rojos de letra no
intervienen, en la transición si.
Pioblema que ha de solucionar azules.
desde su posición, propiciando una transi­
ción ofensiva de 7x6 con superioridad numérica ofensiva, lo que
obliga a azules, a temporizar, contener y replegar con el fin de
proteger esa descompensación.

124
TRANSICIÓN ATAQUE-DEFENSA 4
Situación de duelos en espacios acotados posicionales, a partir
de ahí, los azules deben circular el balón por tres zonas para po­
der desplegar y abandonar los espacios, apoyados por un como­
dín que puede ir incrustándose en las zonas necesarias.
Los rojos actúan con defensa presionante en cada uno de los
duelos zonales y cuando azules pierden balón, pasan a realizar
un pressing tras pérdida sobre jugador con balón y líneas de pase
cercanas.
En este caso se roba, gracias a
las ayudas defensivas de otros sec­
tores y se finaliza en primera línea
atacante.
Si rojos consiguiese amplitud y
abarcar todo el ancho de juego, se
replegaría a zonas más retrasadas,
para volver de nuevo a presionar.

125
TRANSICIÓN ATAQUE-DEFENSA 5
Se inicia en una parcela de campo 6x6 con dos comodines
para azules en su fase atacante, cuando rojos recuperan, están
obligados a jugar con sus comodines que están al otro lado con el
objetivo de atacar lo más rápido posible portero azul.
Tos azules repliegan a su campo, realizan transición rápida y
tratan de pasar a defensa organizada para frenar la superioridad
numérica del rival.
Cuando puedan, se harán con la pelota y tratarán de hacer una
transición rápida, apoyándose en sus pivotes para la finalización.
Los pivotes no se mueven de su campo y si un equipo hace
gol, saca su portero y vuelven a atacar.
R o j o s im p id e n e l a t a q u e a z u l, c o rta n y p a s a n

a l o tro c a m p o y a h í a z u le s r e p lie g a n a

d e f e n d e r a s u p o rte ro , r e o r g a n iz a c ió n
d e f e n s iv a

• #

A 0
¡\l9f1
o ;©/l©1 0
• o ® °©
• © A. Í 9 ®
6 x 6 c o n a p o y o d e d o íF ™
A z u l e s in ic ia
c o m o d in e s e n fa se
a ta q u e
o fe n s iv a

126
TRANSICIÓN ATAQUE-DEFENSA 6
Situación de ataque organizado en igualdad 7x7, teniendo en
cuenta el pivote ofensivo, para trabajar la salida en inicio de jue­
go del equipo.
Las porterías laterales sirven para la incorporación de latera­
les y así buscar de forma continua la transición de banda a banda.
Los rojos, cuando recupe­
ran, tienen el apoyo del pivo­
Rojos trata de robar y contraatacar en superioridad
te, convirtiendo en un 8x6 la 6x8, porque el comodín se convierte en rojo en
ataque ^
situación, y por ello, los azu­
les realizan una transición en
Repliegue y
base a temporizar, replegar, profundidad
poblar el carril central y ma­ defensiva-
ancho
nifestar profundidad defensi­ comprimir
en pasillo
va a lo ancho, impidiendo el central

despliegue vertical y la supe­


ración de líneas del rival. o o ®o
Azules ataca sobre 3 porterías con pivote, situación

W¡B¡i
de igualdad numérica 7x7

127
CONCLUSIONES FINALES
“Aquel que se atreve a enseñar, nunca debe dejar de apren­
der” John Cotton
En mi afán didáctico a la hora de escribir, siempre me gusta
extraer reflexiones sobre aquello que creo, que un libro ha de
aportar.
Cuando escribo y expongo cosas, me gusta que el lector tenga
un sentido crítico, que enjuicie cada una de las ideas que trato de
matizar, que argumente aquello con lo que se identifica y aquello
con lo que no está de acuerdo.
Es también muy importante estar abierto a todo lo que te cuen­
tan, no establecer prejuicios y comparar aquellos conocimientos
nuevos, con los que ya han sido adquiridos y forman parte de tu
trabajo.
La metodología empleada en las tareas del libro es variada
y muy diversa, con el único objetivo de ejemplificar la teoría y
trasladarla a la práctica.
Como ya dije en mi anterior libro, las tareas deben mostrar la
realidad del entrenamiento y tú eres el que las debes adaptar o
modificar, según el contexto en donde trabajes.
El proceso de entrenamiento debe permitirnos que la esencia
de lo trabajado, llegues a poseerlo y lo conviertas en hábito.
Muchas veces el entrenador pretende crear un módulo de ju e­
go, sin percatarse que cada fase, viene condicionada por la ante­
rior y condicionará la fase posterior.
A modo de resumen, voy a exponer una serie de preguntas que
después de leer el libro, debes ser capaz de responder y te ayuda­
rán a realizar una segunda lectura, condicionada por la necesidad
de construir esas respuestas.

128
1-¿Conoces los distintos posicionamientos defensivos, aplica­
ción y función de cada uno de ellos?
2- ¿Conoces los distintos tipos de defensa, aplicación, función
y forma de combatirlos?
3- ¿Cómo construir la táctica defensiva de mi equipo?
4- ¿Cuáles son los principios defensivos principales, aplicación,
función y forma para combatirlos?
5- ¿Conoces cómo neutralizar determinados principios ofen­
sivos?
6- ¿Eres capaz de contraponer los principios defensivos, rela­
cionándolos con los ofensivos y viceversa?
7- ¿Qué entiendes por intensidad táctica y cuál es su aplicabi-
lidad al fútbol defensivo?
8- ¿Conoces las bases para la puesta en acción de una buena
práctica en la transición ataque-defensa?
Siguiendo estas preguntas, podrás releer el libro y llegar a tus
propias conclusiones.
Espero haber completado todo aquello, relacionado con el
juego sin balón, pasando por:
¿Qué hacer cuando se recupera?
¿Qué hacer tras pérdida?
¿Cómo buscar la aplicación de los conceptos defensivos?
Y sobre todo, espero haber sido capaz de relacionar dichos
conceptos con las diferentes fases que definen la lógica interna
del fútbol, ataque-defensa y sus respectivas transiciones. Enten­
diendo que todo está relacionado y que unos determinados prin­
cipios conviven con otros e influyen de manera notable en el

129
plan estratégico-sistémico que hayas diseñado para neutralizar y
combatir el juego rival.
“Las ideas que marcan, mi identidad como entrenador, se
han construido de cuestionar las ideas de los demás, pero
sobre todo, las mías propias”

130