Está en la página 1de 2

Tarazá, 11 de JUNIO 2018

Desde la Asociación Campesina del Bajo Cauca, rechazamos las acciones de


erradicación forzada adelantadas desde el día de ayer en la Vereda Palomas del
Corregimiento de Puerto Valdivia, municipio de Valdivia Antioquia.

La crisis humanitaria que se vive en el Bajo Cauca y Norte de Antioquia, generada


por la construcción de la Represa de Hidroituango es una realidad que ha
desbordado todos los planes y proporciones de respuesta estatal con las
comunidades afectadas.

Este mismo hecho ha obligado al Gobierno Nacional ha suspender las jornadas de


Sustitución Integral determinadas en los PNIS lo que obedecería a un nuevo
incumplimiento a los pactado con las comunidades que se acogieron al “Acuerdo
Colectivo para la Sustitución Voluntaria y Concertada de Cultivos de Uso Ilícito del
Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) y el
desarrollo territorial, enmarcados en la implementación del Acuerdo Final para la
Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”.

Por esta muestra de incumplimiento, 200 campesino el día de ayer decidieron


manifestarse contra la esa jornada de erradicación forzada, fruto de la resistencia,
por lo menos un campesino fue atacado y herido por miembros del ESMAD.

Rechazamos toda acción y agresión de la fuerza pública contra las comunidades


que se han acogido a los acuerdos de sustitución y exigimos brindar todas las
garantías suficientes para que podamos expresarnos públicamente dentro del
derecho a la movilización y protesta social.
Insistimos al Gobierno Nacional a cumplir estrictamente lo acordado con las
comunidades, para ello exigimos la activación urgente de los mecanismos de
protección y seguridad para las comunidades y territorios que adelantan la
sustitución de cultivos de uso ilícito, se cumpla con los PNIS y se notifique a las
fuerzas militares de la zona la validez de los acuerdos pactados con las
comunidades.

Consideramos que estas acciones del Estado influyen en formas generalizadas de


estigmatización social no acordes a los principios fundamentales de la nación, que
a la vez se escapan al espíritu del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto
y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, como también el derecho a la paz
contemplado en la constitución política.

A los organismos nacionales e internacionales, de derechos humanos y


organizaciones sociales, estar atentos ante los continuos incumplimientos por parte
del estado colombiano hacia al Acuerdo Final de Paz y el Acuerdo para la
Sustitución Voluntaria de los Cultivos de Uso Ilícito.

ASOCIACIÓN DE CAMPESINOS DEL BAJO CAUCA- ASOCBAC