Está en la página 1de 4

caso clínico.

Depresión
Presentamos el caso clínico de un hombre de 50 años, aquejado de una depresión grave,
presentando los siguientes síntomas: tristeza, irritabilidad, anhedonia, pérdida acusada de
peso, y apetito, insomnio, empeoramiento matutino entre otros síntomas. Analizaremos
éste caso, y revisaremos su clínica y tratamiento.
PALABRAS CLAVE: depresión, paciente, medicina.

SÍNDROME DEPRESIVO:

Éste Síndrome (1) reúne una serie de síntomas que en mayor o menor grado son
comunes a todos los trastornos de tipo depresivo.

Los síntomas han de estar presentes un periodo mínimo de 2 semanas, ya que


menos tiempo puede entrar en una tristeza normal.

Dos síntomas son imprescindibles para hablar de depresión y al menos uno de ellos
ha de estar siempre presente, para que se use éste término: el estado de ánimo
depresivo y/o la pérdida de interés o capacidad para sentir placer.

HISTORIA CLÍNICA: ANAMNESIS:

 Enfermo con 50 años que presenta los siguientes síntomas desde hace más
de 2 meses: Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces.
 Pérdida de placer en actividades habituales.
 Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.
 Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso.
 Cansancio y falta de energía.
 Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa.
 Dificultad para concentrarse. (2)
 Movimientos lentos o rápidos.
 Inactividad y retraimiento de las actividades usuales.
 Sentimientos de desesperanza y abandono.
 Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio.
La puntuación siendo su puntuación máxima de 9 puntos, y la valoración cualitativa
la hace el profesional, que unido a los síntomas, se clasificó en éste caso como
episodio depresivo mayor. Se valoraron (3) los síntomas afectivos, y presentaba:
rabia, angustia, miedo, irritabilidad, hostilidad, y apatía entre otros. Presentaba un
humor de tonalidad triste, aunque a veces pueda predominar la disforia. También:
palpitaciones, ahogo, sudoración, y síntomas de ansiedad. También anhedonia, que
es la perdida de la capacidad de buscar y consumir placer. Síntomas somáticos
como anorexia, pérdida de peso y dolores erráticos. A veces presentó ideas y
deseos suicidas.

DIAGNOSTICO: Por el test de depresión de Golberg, y por los síntomas. Por el


laboratorio: (4) existen alteraciones de neurotransmisores, como disminución de la
actividad de la serotonina y noradrenalina, de la dopamina, acetil-colina y gaba.
Alteraciones neuroendocrinas, como aumento de la secreción de cortisol, y
respuesta baja o nula al test de supresión de la dexametasona. En éste enfermo,
en éstas pruebas no se observó alteración alguna. En la Neuroimagen: aumento de
flujo en regiones límbicas, y disminución del cortex prefrontal. Se observó
(electroencefalograma – EEG del sueño): Aumento de la latencia del sueño, y
disminución de la latencia Rem.

TRATAMIENTO: Se le mandaron antidepresivos, que pueden ser tricíclicos, IMAO,


y RSRS, como la fluoxetina, una en el desayuno, haciéndole constar que la acción
antidepresiva tarda en alcanzarse entre 4 y 6 semanas; y que debe mantenerse el
tratamiento, una vez alcanzada la respuesta, un mínimo de 6 a 12 meses, incluso a
veces toda la vida, ya que sino el riesgo de recaída puede ser muy alto. En general,
los tratamientos para la depresión abarcan:

 Medicamentos llamados antidepresivos.


 Terapia psicológica, llamada psicoterapia.

Si usted tiene depresión leve, posiblemente sólo necesite uno de estos tratamientos.
Las (5) personas con depresión más grave generalmente necesiten una
combinación de ambos tratamientos. Toma tiempo sentirse mejor, pero
generalmente hay mejorías día tras día.

Si usted es suicida o está sumamente deprimido y no puede desempeñarse,


posiblemente necesite tratamiento en un hospital psiquiátrico.

MEDICAMENTOS PARA LA DEPRESIÓN:

Los medicamentos empleados para tratar la depresión se denominan


antidepresivos. Los tipos comunes de antidepresivos abarcan:

 Los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), entre


ellos fluoxetina (Prozac), sertralina (Zoloft), paroxetina (Paxil), fluvoxamina
(Luvox), cetalopram (Celexa) y escitalopram (Lexapro)
 Los inhibidores de la recaptación de la norepinefrina (IRSN), entre ellos,
desvenlafaxina (Pristiq), venlafaxina (Effexor) y duloxetina (Cymbalta)

Otros medicamentos utilizados para tratar la depresión comprenden:

 Antidepresivos tricíclicos
 Bupropión (Wellbutrin)
 Inhibidores de la monoaminoxidasa

Tratamiento psicoterapéutico: con terapia cognitivo-conductual. Se utilizó la


psicoterapia de apoyo, en la que se ayudó al paciente y familia, a adaptarse a la
enfermedad y al medio. A los 6 meses, aunque tuvo que seguir tomando el
tratamiento bastante tiempo, el paciente mejoró mucho, sin ideas suicidas, y
desapareciendo muchos síntomas como el insomnio, la anhedonia entre otros.

DISCUSIÓN: CONCEPTO: La depresión es una enfermedad clínica severa que


afecta al cerebro. Es más que sentirse “hundido” o “triste” por algunos días. Si usted
es una de las más de 20 millones de personas en los Estados Unidos que tienen
depresión, esos sentimientos no desaparecen. Persisten e interfieren con su vida
cotidiana. Los síntomas pueden incluir:

 Tristeza
 Pérdida de interés o placer en actividades que suele disfrutar
 Pérdida o aumento de peso
 Dificultad para dormir o sueño excesivo
 Pérdida de energía
 Sentimientos de desvalorización
 Ideas de muerte o de suicidio

La depresión es una condición del cerebro. Existen muchas causas, incluyendo los
genes, causas ambientales, psicológicas y factores bioquímicos. La depresión suele
comenzar entre los 15 y los 30 años y es mucho más común en las mujeres. Las
mujeres también pueden tener depresión posparto después de dar a luz. Algunas
personas tienen un trastorno afectivo estacional en el invierno. La depresión es una
parte del trastorno bipolar.

También podría gustarte