Está en la página 1de 2

Neuropatía diabética

La diabetes mellitus es la causa más prevalente de neuropatía periférica.

Presente en el 4% de los diabéticos en el momento del diagnóstico, 15% a los 20 años y 50% a los 30 años.
Afecta a ambos sexos y a todo tipo de diabetes.

Etiopatogenia

El factor principal es la hiperglucemia y la duración de la enfermedad.

Clínica

Dos cuadros clínicos bien definidos:

Polineuropatía simétrica y distal; El más común.

- Relacionado con el tiempo de evolución.

- Combina clínica sensitiva, motora y autonómica.

- Los síntomas iniciales suelen ser la pérdida del reflejo aquíleo y disminución de la sensibilidad vibratoria.

- De forma lenta, los trastornos sensitivos prevalecen.

La debilidad muscular no suele incapacitar al paciente, pero sí la afectación autonómica, con


trastornos tróficos cutáneos, impotencia en el varón, diarreas nocturnas, hipotensión ortostática.

Pueden desarrollar úlceras neuropáticas e incluso articulaciones de Charcot.

- Los reflejos tendinosos, sobre todo los aquíleos, están abolidos.

- Neuropatía motora proximal (también mal llamada “amiotrofia diabética”).

Afectación del nervio crural y ciático; es más frecuente la debilidad en los músculos proximales que en los
distales, con amiotrofia. Recuperación en meses. No se dispone de un tratamiento específico, aunque un
control estricto de la glucemia parece mejorar el cuadro clínico.

En caso de dolor: amitriptilina.

Mononeuritis o mononeuritis múltiple

- Puede afectar cualquier nervio, sobre todo a los oculomotores. III par (el más frecuente), o el VI.
También los intercostales.

- Son frecuentes las lesiones por atrapamiento y compresión.

- Suele afectar a mayores de 50 años, con DM tipo II, tras períodos de adelgazamiento. Inicio agudo o
subagudo, con dolor, debilidad y atrofia de músculos (psoas, cuádriceps y aductores). Unilateral.

- La tendencia espontánea es la mejoría en 6-12 meses.