Está en la página 1de 2

Reducir, reutilizar y reciclar. En este orden.

Es la ley de las tres R que en su día


adoptaron los defensores del medio ambiente para concienciar a la ciudadanía de la
necesidad de llevar a la práctica diaria los valores de la sostenibilidad en materia de
residuos. Los contenedores Negro, azules y amarillos ya forman parte de nuestro paisaje
urbano. Van dirigidos al comprometido ciudadano.

Proyectos futuros:

1. IRBin, el robot peruano dedicado al reciclaje

La startup peruana creadora de IRBin (Intelligent recycling bin), un robot social que
recicla residuos sólidos.

Gestión pudo acompañar a Carranza en su viaje y conversar con él durante su escala en


Francia para conocer cuáles son los planes para IRBin. Además, qué espera de su paso
por el suroeste de Asia y si es posible considerar al Perú como un nicho de mercado
para una iniciativa relacionada con el reciclaje y el medio ambiente.

Cabe recordar que el mes pasado, el Ministerio de la Producción (Produce) y la


Embajada de Israel en Perú dieron a la startup como ganadora del primer "Start
Jerusalem 2017". (Carranza, 2017)

¿Cómo nace Irbin?

Todo nació como parte de un curso de la universidad (Pontificia Universidad Católica


del Perú) donde nos pidieron hacer un tacho inteligente. Así, en mi grupo hicimos un
dispositivo que podía segregar tres tipos de residuo: botellas de plástico, de vidrio y
residuos generales porque el concepto era que sea un dispositivo que esté puesto en
lugares de alto tránsito como avenidas, parques o centros comerciales.

¿La meta es llevar a IRBin a los mercados de la región?

Como primera instancia solo en Perú. Aunque, cuando estuve en República Dominicana
con este proyecto, conocí a gente de Latinoamérica y todos decían que la problemática
en sus países era bastante similar. En Latinoamérica es aplicable lo que estamos
desarrollando. A largo plazo la idea es no solo estar en Perú, sino abarcar más
mercados.

Recomendaciones:

Enseñar a los niños que aplicando la regla de las tres R (Reducir, Reutilizar y Reciclar)
ayudamos a desarrollar hábitos de consumo responsable y a concienciar sobre un mejor
aprovechamiento de los residuos, beneficiando al medio ambiente y a nosotros mismos.
Comenzar un sistema de reciclaje, enseñándoles a los niños decorar cajas de cartón para
utilizarlas como contenedores de reciclaje. Por ejemplo los 3 colores de contenedores
que más se utilizan en los colegios es el azul que es para envases de cartón y papeles,
amarillo que van las latas y envases de plástico, negro que va la basura en general.

Explicar la importancia de lavarse las manos después de reciclar los materiales. Es


importante asegurarse de que los niños se laven las manos a fondo después de cada
actividad.

Organizar visitas a las plantas de reciclaje locales. Esta iniciativa ayudará a que los
niños conozcan y comprendan el sistema de separación de residuos de envase; les
concienciará sobre las repercusiones de nuestras acciones sobre el medio ambiente y
aprenderán a consumir de manera eficiente y sostenible.