Sindicato Unico del Personal Aduanero de la República Argentina

14 de junio de 2018.

Informa SUPARA

NO ACLAREN PORQUE OSCURECEN,
IRRITAN Y ENARDECEN

La única verdad del reciente mensaje del Administrador Federal es que
FINALMENTE y después de tantos reclamos hayan reconocido expresamente lo que veníamos
sosteniendo, y es que: “…hemos ido perdiendo nuestra capacidad operativa: nos falta
actualización en los sistemas, hay problemas de infraestructura y edilicios que están a la
vista de todos, falta buena conectividad en internet y existen aduanas y pasos fronterizos
en condiciones deplorables, entre otros problemas. TODOS VEMOS EL DETERIORO A
NUESTRO ALREDEDOR…”.

El problema radica en que para resolver todas estas cuestiones no se les ocurre mejor
idea que hacerlo con nuestras remuneraciones, negándonos el aumento salarial y
rebajándonos el fondo de jerarquización cuando sostienen expresamente que: “se buscará
destinar básicamente el ahorro a un aumento considerable de la inversión en el
Organismo” .
O sea: lo que antes iba al bolsillo de los trabajadores, pretenden arrebatárnoslo para
destinarlo a componer todas las necesidades y carencias de la AFIP como si fuera una
responsabilidad de los trabajadores y no del propio Organismo. Es como rebajarles el sueldo
a los maestros para comprar tizas, arreglar el pizarrón, pintar y revocar las aulas.

“NADIE VA A GANAR MENOS DE LO QUE GANAN ACTUALMENTE” -mencionan-. ¿Cómo
es posible sostener esto cuando somos excluidos de cualquier discusión paritaria de
Sindicato Unico del Personal Aduanero de la República Argentina

recomposición salarial como las previstas tanto en el Sector Público como en el privado? Esa
es precisamente la rebaja salarial que rechazamos: con una inflación cercana al 27% en el
año, vamos a ganar un 27% menos. Por eso, todos los gremios -y nosotros también- estamos
discutiendo un incremento de salarios que cubra precisamente este deterioro que produce la
inflación. En definitiva, si no hay aumento, la consecuencia es que baja el salario.

- ¿Qué va a pasar con la cuenta de jerarquización? No seguirá funcionando igual;
quieren reducirla. En efecto, disminuir la alícuota de un 0,72% a un 0,55% implica una
reducción no del 20% como erróneamente informan, sino del 30% (regla de tres simple).

“VAMOS A REVISAR ALGUNOS REGÍMENES DE PRIVILEGIOS” -sostienen-. Aquí sería
importante empezar a aclarar esos conceptos y especificar a qué hacen referencia. ¿Servicios
Extraordinarios? Si ese es el raro privilegio, deberían considerar la carga horaria, la demanda
del sector privado y la exigencia por falta de recursos humanos, aunque en ese punto
sabemos que bajo la modalidad de los contratados a plazo fijo todo se puede solucionar.
¿Verdad?.
JUSTAMENTE TODO ESTO ES LA CAUSA Y MOTIVO DEL CONFLICTO, y por este
camino lejos de atenuarlo lo agravan e intensifican.

A VECES ES PREFERIBLE QUE GUARDEN UN RESPETUOSO SILENCIO.

EN LA UNIDAD ESTA LA RESPUESTA.

Comisión Directiva