Está en la página 1de 290

ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página I

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs.


EL INSTALADOR, LOS SERVICIOS Y
LAS REDES DE TELECOMUNICACIONES

Autor
Alberto Sendín Escalona
Ingeniero Técnico Superior de Telecomunicación
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página II
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página III

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs.


EL INSTALADOR, LOS SERVICIOS Y
LAS REDES DE TELECOMUNICACIONES
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página IV

© Ediciones Experiencia, S.L.

Edita: Ediciones Experiencia, S.L.


C/ Sant Eusebi, 53 - 1.º-2.ª
08006 Barcelona
Tel.: 93 200 23 09
Fax: 93 241 31 29
ediciones@edicionesexperiencia.com

Primera edición: febrero 2008

Reservados todos los derechos. No está permitida la reproducción total o parcial de


esta publicación, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o
por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u
otros medios, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright.

La editorial no comparte obligatoriamente las opiniones expresadas en la obra. Ni el


editor ni los autores aceptarán responsabilidades por las pérdidas ocasionadas a las
personas naturales o jurídicas que actúen o dejen de actuar como resultado de algu-
na información contenida en esta publicación.

Depósito legal: B. 4.466 - 2008


ISBN: 978-84-96283-59-6
Compone e imprime: Gràfiques 92, S.A., Avda. Can Sucarrats, 91
08191 - Rubí (Barcelona)
Impreso en España – Printed in Spain
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página II
ACCESO ICTs-00 19/2/08 12:12 Página V

Sumario
1. Prefacio ............................................................................................................................................ XIII
2. Glosario............................................................................................................................................ XV

PARTE A. Los Conceptos..................................................................................................................... 1

3. Introducción ..................................................................................................................................... 3
4. Las redes de telecomunicación ........................................................................................................ 5
4.1. Introducción .......................................................................................................................... 5
4.2. Aclaraciones conceptuales .................................................................................................... 6
4.3. Descripción de las redes no de banda ancha........................................................................ 7
4.4. Clasificación de las redes no de banda ancha....................................................................... 8
4.5. Descripción de las redes de banda ancha............................................................................. 9
4.6. Clasificación de las redes de banda ancha............................................................................ 12
4.7. Las redes y los servicios........................................................................................................ 13
4.8. La situación de la banda ancha en Europa............................................................................ 14
4.8.1. La banda ancha fija................................................................................................... 15
4.8.2. La banda ancha móvil............................................................................................... 16
5. Ámbitos de las redes de telecomunicación ...................................................................................... 19
5.1. Analógico versus digital ......................................................................................................... 19
5.2. La inteligencia en la red ......................................................................................................... 21
5.3. La transmisión versus la conmutación ................................................................................... 22
5.4. La red troncal versus la red de acceso .................................................................................. 23
5.5. Los operadores ..................................................................................................................... 24
5.6. La evolución de la red ........................................................................................................... 24
5.7. La constitución de las redes de telecomunicación................................................................. 25
5.8. La red visible al usuario de las ICTs ....................................................................................... 30
5.9. La red visible al instalador de las ICTs ................................................................................... 32
6. Conceptos generales de telecomunicación ...................................................................................... 41
6.1. Acceso al medio.................................................................................................................... 41
6.1.1. El medio compartido................................................................................................. 41
6.1.2. El acceso al medio.................................................................................................... 42
6.1.3. Acceso múltiple FDMA.............................................................................................. 43
6.1.4. Acceso múltiple TDMA.............................................................................................. 44
6.1.5. Acceso múltiple CDMA ............................................................................................. 46
6.2. Tráfico ................................................................................................................................. 48
6.2.1. Conceptos fundamentales ........................................................................................ 49
6.2.2. Esquemas de cálculo de tráfico ................................................................................ 50
6.3. Propagación .......................................................................................................................... 54
6.3.1. Propagación en medios guiados conductores .......................................................... 55
6.3.2. Propagación en medios guiados no metálicos .......................................................... 58
6.3.3. Propagación en espacio libre .................................................................................... 59
6.4. Ruido ................................................................................................................................. 68
6.4.1. Clasificación del ruido ............................................................................................... 69
6.4.2. Ruido térmico en los elementos de los sistemas de telecomunicación ..................... 70
6.4.3. Ruido térmico en el conjunto de un sistema de comunicaciones .............................. 71
6.5. Interferencia........................................................................................................................... 72
6.5.1. Intermodulaciones..................................................................................................... 73
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página VI

VI Sumario

6.5.2. Orígenes de las interferencias ................................................................................... 73


6.5.3. Técnicas de reducción de las interferencias .............................................................. 74
6.5.4. Diafonía (crosstalk) .................................................................................................... 74
6.6. Modulación............................................................................................................................ 75
6.6.1. Modulaciónes analógicas .......................................................................................... 76
6.6.2. Modulaciones digitales .............................................................................................. 79
6.6.3. Codificación de canal y modulación .......................................................................... 95
6.6.4. Técnicas de demodulación ....................................................................................... 96
6.6.5. Modulaciones en los sistemas de comunicaciones ................................................... 96
6.7. Ancho de banda.................................................................................................................... 97
6.7.1. Límite teórico de los canales..................................................................................... 97
6.7.2. Eficiencia espectral teórica ........................................................................................ 98

PARTE B. Las Redes............................................................................................................................. 99

7. Redes de telefonía fija ...................................................................................................................... 101


7.1. Introducción .......................................................................................................................... 101
7.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 101
7.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 102
7.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 105
7.4.1. La RDSI ................................................................................................................. 106
8. Redes xDSL ................................................................................................................................. 113
8.1. Introducción .......................................................................................................................... 113
8.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 115
8.2.1. ADSL / ADSL2 / ADSL2+ ......................................................................................... 116
8.2.2. HDSL / SDHSL ......................................................................................................... 116
8.2.3. VDSL / VDSL2 .......................................................................................................... 116
8.3. Esquemas de red .................................................................................................................. 117
8.3.1. La red ....................................................................................................................... 117
8.3.2. Los cables ................................................................................................................ 119
8.3.3. Los filtros divisores.................................................................................................... 119
8.3.4. Las pruebas de los elementos xDSL......................................................................... 120
8.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 122
9. Redes HFC ................................................................................................................................. 123
9.1. Introducción .......................................................................................................................... 123
9.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 124
9.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 124
9.3.1. Red de transporte..................................................................................................... 126
9.3.2. Red troncal ............................................................................................................... 126
9.3.3. Red de distribución y acometida............................................................................... 126
9.3.4. Cabecera ................................................................................................................. 127
9.3.5. Cablemódem ............................................................................................................ 127
9.3.6. Especificaciones técnicas ......................................................................................... 128
9.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 130
10. Redes PLC....................................................................................................................................... 131
10.1. Introducción .......................................................................................................................... 131
10.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 132
10.2.1. El PLC como tecnología de acceso .......................................................................... 132
10.2.2. Otras aplicaciones del PLC ....................................................................................... 133
10.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 133
10.3.1. La arquitectura .......................................................................................................... 133
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página VII

Sumario VII

10.3.2. La tecnología ............................................................................................................ 134


10.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 137
11. Redes de Fibra Óptica (FTTX)........................................................................................................... 139
11.1. Introducción .......................................................................................................................... 139
11.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 140
11.3. Esquemas de red .................................................................................................................. 142
11.3.1. Configuraciones punto a punto ................................................................................. 142
11.3.2. Configuraciones punto a multipunto.......................................................................... 143
11.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 146
12. Ethernet en la primera milla (EFM) .................................................................................................... 147
12.1. Introducción .......................................................................................................................... 147
12.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 147
12.2.1. La red de soporte a la conmutación Ethernet ........................................................... 149
12.2.2. El acceso al usuario final: EFM.................................................................................. 150
12.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 151
12.3.1. La escalabilidad de las redes conmutadas Ethernet.................................................. 153
12.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 154
13. Redes locales inalámbricas (WLAN).................................................................................................. 155
13.1. Introducción .......................................................................................................................... 155
13.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 155
13.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 158
13.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 159
14. Bucle local inalámbrico (LMDS) ........................................................................................................ 161
14.1. Introducción .......................................................................................................................... 161
14.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 161
14.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 163
14.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 164
14.5. WiMAX – IEEE 802.16 ........................................................................................................... 165
14.5.1. Introducción .............................................................................................................. 165
14.5.2. Estado del arte del sistema WiMAX IEEE 802.16d .................................................... 167
14.5.3. Estado del arte del sistema WiMAX IEEE 802.16e .................................................... 169
15. Redes de comunicación móvil de segunda generación (GSM) ......................................................... 173
15.1. Introducción .......................................................................................................................... 173
15.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 174
15.2.1. GSM ......................................................................................................................... 174
15.2.2. GPRS........................................................................................................................ 174
15.2.3. EDGE........................................................................................................................ 175
15.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 177
15.3.1. Aspectos generales................................................................................................... 177
15.3.2. Entidades y protocolos ............................................................................................. 179
15.3.3. La interfaz aire........................................................................................................... 180
15.3.4. La evolución hacia las redes 2,5G............................................................................. 181
15.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 182
16. Redes de comunicación móvil de tercera generación (UMTS) .......................................................... 183
16.1. Introducción .......................................................................................................................... 183
16.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 184
16.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 185
16.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 186
17. Redes vía satélite ............................................................................................................................. 189
17.1. Introducción .......................................................................................................................... 189
17.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 191
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página VIII

VIII Sumario

17.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 193


17.3.1. Los satélites .............................................................................................................. 195
17.3.2. Las pasarelas............................................................................................................ 197
17.3.3. Los equipos de cliente .............................................................................................. 198
17.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 200
17.4.1. La instalación en el ámbito de las ICTs...................................................................... 201
18. Radio y televisión analógica tradicional............................................................................................. 203
18.1. Introducción .......................................................................................................................... 203
18.1.1. La difusión de radio y televisión ................................................................................ 203
18.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 206
18.2.1. Los sistemas de radio ............................................................................................... 206
18.2.2. Los sistemas de televisión ........................................................................................ 207
18.2.3. Los estándares y los aparatos .................................................................................. 208
18.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 209
18.3.1. Aspectos de planificación ......................................................................................... 209
18.3.2. Aspectos de instalaciones y equipamiento................................................................ 211
18.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 215
18.4.1. Situación de la radiodifusión analógica en España .................................................... 216
18.4.2. Situación de la televisión analógica en España.......................................................... 216
18.4.3. Sistemas de transmisión de datos basados en la difusión ........................................ 217
19. Radio Digital: DRM ........................................................................................................................... 221
19.1. Introducción .......................................................................................................................... 221
19.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 222
19.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 222
19.3.1. Conceptos ................................................................................................................ 222
19.3.2. Aspectos técnicos .................................................................................................... 223
19.3.3. Aspectos de propagación ......................................................................................... 225
19.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 226
20. Radio Digital: DAB............................................................................................................................ 227
20.1. Introducción .......................................................................................................................... 227
20.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 227
20.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 229
20.3.1. Conceptos ................................................................................................................ 229
20.3.2. El estándar DAB........................................................................................................ 229
20.3.3. Aspectos técnicos del Plan ....................................................................................... 230
20.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 232
21. Televisión digital terrestre: DVB......................................................................................................... 235
21.1. Introducción .......................................................................................................................... 235
21.2. Antecedentes ........................................................................................................................ 235
21.3. Esquemas de red ................................................................................................................. 236
21.3.1. Conceptos ................................................................................................................ 236
21.3.2. El estándar DVB-T .................................................................................................... 237
21.3.3. Aspectos técnicos del Plan ....................................................................................... 238
21.4. Servicios en la red ................................................................................................................. 238

PARTE C. Los Servicios y las Aplicaciones........................................................................................ 241

22. Los servicios de voz ......................................................................................................................... 243


22.1. La voz ................................................................................................................................. 243
22.1.1. Antecedentes............................................................................................................ 243
22.1.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 244
22.1.3. Otros......................................................................................................................... 249
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página IX

Sumario IX

23. El acceso a Internet.......................................................................................................................... 251


23.1. Internet y la web ................................................................................................................. 251
23.1.1. ¿Qué es? ................................................................................................................. 251
23.1.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 251
23.1.3. Internet ..................................................................................................................... 251
23.1.4. La Web ..................................................................................................................... 252
23.1.5. Otros......................................................................................................................... 253
23.2. El correo electrónico.............................................................................................................. 253
23.2.1. ¿Qué es? ................................................................................................................. 253
23.2.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 253
23.2.3. Otros......................................................................................................................... 254
23.3. Blogs ................................................................................................................................. 255
23.3.1. ¿Qué son? ................................................................................................................ 255
23.3.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 256
23.3.3. Otros......................................................................................................................... 257
23.4. La firma electrónica ............................................................................................................... 257
23.4.1. ¿Qué es? ................................................................................................................. 257
23.4.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 258
23.4.3. Otros......................................................................................................................... 258
23.5. P2P ....................................................................................................................................... 259
23.5.1. ¿Qué es? ................................................................................................................. 259
23.5.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 259
23.5.3. Otros......................................................................................................................... 259
24. La televisión...................................................................................................................................... 261
24.1. IPTV ...................................................................................................................................... 261
24.1.1. ¿Qué es? ................................................................................................................. 261
24.1.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 261
24.1.3. Otros......................................................................................................................... 261
24.2. La TDT: Sintonizadores.......................................................................................................... 262
24.2.1. ¿Qué es? ................................................................................................................. 262
24.2.2. Aspectos técnicos y tecnológicos ............................................................................. 263
24.2.3. Otros......................................................................................................................... 264
25. Bibliografía........................................................................................................................................ 265
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página X
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XI

Para Esti y lo mejor


de los dos, Eneko y Gilem
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XII
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XIII

1. Prefacio
omo consumidores y usuarios de gran cantidad de servicios que la sociedad nos ofrece, gene-

C ralmente tendemos a no interesarnos demasiado por su origen o por el conjunto de medios uti-
lizados para proporcionarlos.

Ciertos servicios se salen de la regla anterior en tanto que es necesario un cierto conocimiento de
los mecanismos y medios que los soportan: en el uso de los medios de locomoción en nuestros des-
plazamientos, cuando menos, planificamos la ruta a seguir, identificando las carreteras que se deberán
tomar y sus tipos (en ocasiones, porque el precio del viaje puede resultar muy diferente). Y es que en
los desplazamientos con los medios de transporte, uno aún se puede sentir “dueño” de sus eleccio-
nes.

Sin embargo, no es la regla general. ¿Quién se plantea qué instalaciones y qué medios se encuen-
tran detrás del servicio de la luz, o del gas, o del agua, etc.? Y aunque lo supiéramos, ¿realmente nos
serviría para seleccionar mejor a la compañía que nos los proporciona? La verdad es que la uniformi-
dad con la que estos servicios son prestados permiten olvidarnos de los cables, conductos, subesta-
ciones, presas e instalaciones, en general, que los sostienen.

No ocurre así con los servicios de telecomunicaciones. Tradicionalmente, el usuario contaba con
servicios de radio (AM y FM) y televisión, y con servicios de telefonía fija, todos ellos consumidos con
una relativa uniformidad. Las emisoras de radio y televisión eran pocas y controladas, y el servicio de
telefonía fija era un elemento más del hogar, que se quedaba en él.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, las telecomunicaciones han cambiado. La televisión digi-
tal, los accesos a Internet, la telefonía móvil, etc., representan un conjunto amplio de nuevos servicios
de los que no podemos abstraernos aunque queramos. Una legión de operadores que luchan porque
contratemos sus servicios, un catálogo de productos y servicios a disposición de los usuarios, trata-
dos ahora como consumidores ávidos de conseguir el mayor número de canales de televisión, la cone-
xión a Internet más veloz, o la videollamada móvil más de moda.

Este libro pretende ser de ayuda a todos aquellos que necesiten saber, o quieran conocer, qué es
lo que se encuentra detrás de cada uno de los servicios de telecomunicaciones que utilizamos, sus
infraestructuras, sus redes y sus tecnologías, desde un punto de vista próximo al usuario y en un texto
autocontenido.
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XIV
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XV

2. Glosario
3GPP 3rd Generation Partnership Project
ADSL Asymmetric Digital Subscriber Line
AM Amplitude Modulation
ANSI American National Standards Institute
AP Access Point
APON ATM Passive Optical Network
ARP Address Resolution Protocol
ASK Amplitude Shift Keying
ATM Asynchronous Transfer Mode
AUC Authentication Center
BER Bit Error Rate
BPSK Binary Phase Shift Keying
BSC Base Station Controller
BTS Base Transceiver Station
CAP Carrierless Amplitude and Phase
CCITT Comité Consultivo Internacional Telegráfico y Telefónico
CDMA Code Division Multiple Access
CEI Comité Electrotécnico Internacional
CENELEC Comité Europeo de Normalización Electrotécnica
CEPCA Consumer Electronics Powerline Communication Alliance
CMTS Cable Modem Termination System
CNAF Cuadro Nacional de Atribución de Frequencias
COFDM Coded Orthogonal Frequency Division Multiplexing
CSMA Carrier Sense Multiple Access
CSMA / CA Carrier Sense Multiple Access / Collision Avoidance
CT Centro de Transformación
CWDM Coarse Wavelength Division Multiplexing
DAB Digital Audio Broadcasting
DHCP Dynamic Host Configuration Protocol
DMT Discrete Multi Tone
DOCSIS Data Over Cable Service Interface Specification
DRM Digital Radio Mondiale
DSL Digital Subscriber Line
DSLAM Digital Subscriber Line Access Multiplexer
DTMF Dual Tone Multi Frequency
DVB Digital Video Broadcasting
DWDM Dense Wavelength Division Multiplexing
EDGE Enhanced Data Rates for GSM Evolution
EHF Extremely High Frequency
EIR Equipment Identity Register
EPON Ethernet Passive Optical Network
ETS European Telecommunication Standard
ETSI European Telecommunications Standards Institute
FDMA Frequency Division Multiple Access
FEXT Far End CrossTalk
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XVI

XVI Glosario

FM Frequency Modulation
FSAN Full Service Access Network
FSK Frequency Shift Keying
FTTX Fiber To The X
GBIC GigaBit Interface Converter
GEO Geostationary Earth Orbit
GFP Generic Frame Procedure
GMDA Geographical Division Multiple Access
GMSK Gaussian Minimum Shift Keying
GOS Grade Of Service
GPON Gigabit Passive Optical Network
GPRS General Packet Radio Services
GSM Global System for Mobile communications
GTD Geometrical Theory of Diffraction
HDSL High bit rate speed DSL
HDTV High Definition TV
HF High Frequency
HFC Hybrid Fiber - Coaxial
HLR Home Location Register
HTML Hyper Text Markup Language
HTTP Hyper Text Transfer Protocol
ICM Industrial Científico Médica (en inglés, ISM)
ICT Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones
IEEE Institute of Electrical and Electronics Engineers
IGMP Internet Group Management Protocol
IM InterModulación
IMAP Internet Message Access Protocol
IMS IP Multimedia Subsystem
IP Internet Protocol
ISDN Integrated Services Digital Networks (en español, RDSI)
ISMA Inhibit Sense Multiple Access
ISO International Standards Organization
LAN Local Area Network
LCAS Link Capacity Adjustment Scheme
LEO Low Earth Orbit
LF Low Frequency
LMDS Local Multipoint Distribution System
LNB Low Noise Block
LOS Line Of Sight
MCM MultiCarrier Modulation
MCU MultiConference Unit
MEO Medium Earth Orbit
MF Medium Frequency
MFN Multi Frequency Network
MGCP Media Gateway Control Protocol
MMDS Multichannel Multipoint Distribution System
MPEG Moving Picture Experts Group
MPLS Multi Protocol Label Switching
MSA Multi Source Agreement
MSC Mobile Switching Center
MSK Minimum Shift Keying
NEXT Near End CrossTalk
NRZ Non Return to Zero
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XVII

Glosario XVII

NTSC National TV Systems Commitee


OBA Oferta de acceso al Bucle de Abonado
ODN Optical Distribution Network
OFDM Orthogonal Frequency Division Multiplexing
OFDMA Orthogonal Frequency Division Multiple Access
OLT Optical Line Termination
OMC Operation and Maintenance Center
ONT Optical Network Termination
OPERA Open PLC European Research Alliance
OSI Open System Interconnection
P2P Peer To Peer
PAL Phase Alternation Line
PC Personal Computer
PCMCIA Personal Computer Memory Card International Association
PDA Personal Digital Assistant
PDH Plesiochronous Digital Hierarchy
PM Phase Modulation
PON Passive Optical Network
POP Post Office Protocol
POTS Plain Old Telephone System
PPP Point to Point Protocol
PSTN Public Switched Telephone Network
PVC Permanent Virtual Circuit
QAM Quadrature Amplitude Modulation
QPSK Quaternary Phase Shift Keying
RDI Red Digital Integrada
RDS Radio Data System
RDSI Red Digital de Servicios Integrados (en inglés, ISDN)
RPR Resilient Packet Ring
RSS Really Simple Syndication
SDH Synchronous Digital Hierarchy
SFN Single Frequency Network
SFP Small Form Pluggable
SHDSL Single –pair High– speed DSL
SHF Super High Frequency
SLA Service Level Agreement
SNMP Simple Network Management Protocol
SOFDMA Scalable Orthogonal Frequency Division Multiple Access
TCP Transmission Control Protocol
TDD Time Division Duplex
TDMA Time Division Multiple Access
TDT Televisión Digital Terrestre
TFTP Trivial File Transfer Protocol
TIC Tecnologías de la Información y de la Comunicación (en español, ICT)
TV TeleVisión
UDP User Datagram Protocol
UHF Ultra High Frequency
UIT-R Unión Internacional de Telecomunicaciones - Radio
UIT-T Unión Internacional de Telecomunicaciones - Estandarización de
Telecomunicaciones
UMTS Universal Mobile Telecommunication System
UN Utilización Nacional
UPA Universal Powerline Association
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página XVIII

XVIII Glosario

UTRAN UMTS Terrestrial Radio Access Network


VCAT Virtual conCATenation
VDSL Very high speed DSL
VHF Very High Frequency
VLAN Virtual Local Area Network
VLR Visitor Location Register
VoIP Voz sobre IP
VSB Vestigial Side Band
WCDMA Wideband Code Division Multiple Access
WDM Wavelength Division Multiplexing
Wi-Fi Wireless Fidelity
WLAN Wireless Local Area Network
WLL Wireless Local Loop
xDSL Acrónimo que recoge las posibles variantes DSL: ADSL, VDSL, HDSL, …
XFP 10 Gigabit Small Form Factor Pluggable
ACCESO ICTs-01 19/2/08 10:23 Página 1

PARTE A. LOS CONCEPTOS


ACCESO ICTs-01 19/2/08 10:23 Página 2
ACCESO ICTs-01 19/2/08 10:23 Página 3

3. Introducción

as telecomunicaciones en España tuvieron un antes y un después marcado por la compe-

L tencia establecida en el sector de las telecomunicaciones con la Ley 11/1998, de 24 de abril,


General de Telecomunicaciones, hoy derogada en su práctica totalidad por la Ley 32/2003,
de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones.

La introducción de la liberalización en las telecomunicaciones trajo consigo consecuencias


inmediatas, entre ellas, la aparición de nuevos operadores de telecomunicaciones capaces de ofre-
cer servicios de telecomunicación sobre las redes ya existentes o sobre otras de nueva creación.

El acceso a los servicios proporcionados por las redes anteriores debe ser también regulado y,
sobre todo, garantizado, para lograr una competencia efectiva. De este modo, las infraestructuras
comunes de telecomunicaciones (ICT) deben ser reguladas de forma que su planificación facilite la
incorporación, fundamentalmente al entorno de los inmuebles de viviendas, de los servicios de tele-
fonía, televisión y telecomunicaciones en un entorno de libre competencia. Este proceso se inició
en el ámbito estatal con el Real Decreto-Ley 1/1998, de 27 de febrero, sobre infraestructuras
comunes en los edificios para el acceso a los servicios de telecomunicación, en el conocimiento
de que las tecnologías de telecomunicación disponibles –desde ese año 1998 y algunos otros años
atrás– habían ampliado notablemente la oferta de programas de televisión y radiodifusión sonora,
así como de otros servicios de telecomunicación.

Especial atención merecen las redes de telecomunicación de aparición reciente, que permiten
ofrecer servicios de telecomunicación de banda ancha. Estas redes presentan una diversidad
importante, desde las redes cableadas (basadas en tecnologías que combinan los pares de cobre,
los cables coaxiales y los de fibra óptica) hasta las redes inalámbricas (desde las de naturaleza
puramente móvil a las de acceso fijo inalámbrico, pasando por las de repetición vía satélite). Ade-
más, estas redes tienen la particularidad de su constante evolución, que determina la aparición y
perfeccionamiento de tecnologías que sacan un provecho cada vez mayor de la infraestructura de
telecomunicaciones (técnicas xDSL, por ejemplo) y no de telecomunicaciones (redes PLC). Para
todos los casos, deberemos conocer las características y limitaciones de cada uno de los medios
de telecomunicación, y las tecnologías de telecomunicaciones que se les asocian.

© 3
ACCESO ICTs-01 19/2/08 10:23 Página 4
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 5

4. Las redes de
telecomunicación

4.1. INTRODUCCIÓN

na discusión, que se extendió entre los grupos de tecnólogos a finales del siglo XX y aún

U está vigente en los primeros años del siglo XXI, es la suscitada a raíz de una de las defini-
ciones de la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) en relación con los servicios
de banda ancha.
El concepto de “Redes de Banda Ancha” se introduce formalmente, por primera vez, en el año
1989, en la Asamblea Plenaria del CCITT (Comité Consultivo Internacional Telegráfico y Telefónico,
hoy UIT-T) en Brasilia, dentro del ámbito de la RDSI (Red Digital de Servicios Integrados), y para
velocidades de acceso de usuario de 155 Mbps. La definición oficial (UIT-T I.113) quedó reducida
a un alcance menos ambicioso, especificando que un servicio sería de banda ancha cuando requi-
riese canales de transmisión de velocidad superior a los 2 Mbps (2.048 kbps, acceso primario).
El marketing en general, y la publicidad, en particular, han conseguido rebajar incluso más las
expectativas sobre el concepto de banda ancha, de tal modo que mentalmente asociamos la
banda ancha a los servicios proporcionados por las conexiones ADSL (Asymmetric Digital Subs-
criber Line) que muchos operadores nos ofrecen comercialmente sobre la tradicional línea telefóni-
ca (el “bucle” local). Estrictamente hablando, el ADSL anunciado y contratado masivamente por el
público, en general, en España no es banda ancha, pues en su versión más económica permite
una navegación por Internet a una velocidad que en su modalidad más modesta podría alcanzar
en la descarga desde Internet 1 Mbps (esta velocidad ha ido en aumento desde los iniciales 256
kbps a la velocidad actual) que, en todo caso, es la mitad de los 2 Mbps necesarios para la con-
sideración “oficial” de banda ancha.
No obstante, con el ánimo de centrarnos en los aspectos de interés, y en lo que es la utiliza-
ción popular y más extendida de la expresión “banda ancha”, nos referiremos a las redes que per-
miten proporcionar una velocidad de acceso a los datos superior a los 56 kbps disponibles en una
conexión vía módem de red telefónica conmutada, como de banda ancha. Es un aspecto para
destacar que, en la actual coyuntura de desarrollo de la Sociedad de la Información, la medida de
la velocidad en el acceso a los datos viene determinada por el acceso a la red de redes, Internet.
De hecho, y en este sentido, conviene recordar el considerando octavo de la Directiva
2002/22/CE de la Unión Europea de Servicio Universal (Directiva traspuesta a la legislación nacio-

© 5
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 6

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

nal), y ya concretado en el Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, que establece, entre otras
muchas cosas, que:

• Respecto a la universalidad del servicio de telecomunicaciones, “la exigencia básica del ser-
vicio universal es proporcionar a los usuarios que lo soliciten una conexión a la red telefóni-
ca pública desde una ubicación fija y a un precio asequible. Esta exigencia se limita a una
única conexión a la red de banda estrecha”.
• La Unión Europea auspicia la neutralidad tecnológica al objeto de proporcionar los servicios
de telecomunicación: “no deben imponerse restricciones en cuanto a los medios técnicos
utilizados para el establecimiento de la conexión, de modo que pueda recurrirse tanto a las
tecnologías por cable como a las tecnologías inalámbricas”.
• La medida de la velocidad en el acceso a los datos se refiere al acceso a Internet: “Las cone-
xiones a la red telefónica pública desde una ubicación fija deben permitir la transmisión de
voz y datos a velocidades suficientes para acceder a servicios en línea como los que se ofre-
cen a través de la Internet pública”.
• En lo referente a la velocidad se establece lo que se considera banda estrecha: “La veloci-
dad de transmisión de datos que puede mantener una única conexión de banda estrecha a
la red telefónica pública depende tanto de las capacidades del equipo terminal del abonado
como de la conexión... Los módems de banda vocal disponibles en la actualidad suelen ofre-
cer una velocidad de transmisión de datos de 56 kbps, pero utilizan sistemas automáticos
de adaptación en función de la calidad variable de las líneas, motivo por el cual la velocidad
de transmisión real puede ser inferior a la mencionada”. Por contraposición, nos aventura-
mos a establecer la banda ancha a velocidad superior a los 56 kbps donde, como referen-
cia y particularizado al caso español, las velocidades nominales inferiores proporcionadas en
sus orígenes por las conexiones ADSL eran de 128 kbps.

En el ámbito de esta neutralidad tecnológica propiciada por la Unión Europea, trataremos los
diferentes sistemas de telecomunicación para la provisión de servicios de banda ancha.

4.2. ACLARACIONES CONCEPTUALES

A lo largo de este texto hablaremos de medios de telecomunicación, tecnologías de telecomu-


nicación, y de sistemas:

• Nos referiremos a medios de telecomunicación cuando hablemos de los soportes físicos


(incluido el caso del “aire” cuando se trate de comunicaciones inalámbricas vía radio). Estos
medios serán el propio espacio libre (aire), o los cables que utilicemos (pares de cobre, coa-
xiales, fibras ópticas, etc.).
• Nos referiremos a tecnologías de telecomunicación cuando hablemos de aquellos métodos y
mecanismos (modulaciones, bandas de frecuencia, etc.) que, soportados por los medios de
comunicación, constituyen la forma de aprovechar para las telecomunicaciones los soportes
físicos (medios de telecomunicación), convirtiéndolos en el soporte de señales de naturaleza
electromagnética.
• Nos referiremos como sistemas de telecomunicación a aquellos formados por medios de
telecomunicación, sobre los que aplicaremos tecnologías de telecomunicación y a los que
acompañaremos de las estructuras físicas y lógicas (inteligencia de red, en general), capaces
de hacerlos soportar un servicio de telecomunicaciones prestado a los usuarios finales.

6
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 7

LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

A su vez, dentro de los sistemas de telecomunicación, distinguiremos diferentes partes consti-


tuyentes:

• Las redes de soporte, subdivididas en dos ámbitos (geográficos en ocasiones) diferentes:

 Las redes troncales, que unen los diferentes núcleos de población con la red de “núcleo”
que las atiende.
 Las redes de acceso, que se despliegan en los núcleos de población y que constituyen
el último acceso desde la red en su conjunto y el usuario final.

• La inteligencia de red.

En el contexto del desarrollo actual de las telecomunicaciones en España, las redes troncales
no son hoy por hoy un problema en los núcleos densamente poblados. La competencia entre ope-
radores en este sector es bastante importante, y la diversidad de medios y de tecnologías de tele-
comunicación también. Esta circunstancia, por el contrario, no se da en los núcleos menos
poblados.
En lo que a las redes de acceso se refiere, la competencia es aún escasa. Esta circunstancia
acontece tanto en el ámbito de núcleos densamente poblados como en el ámbito de núcleos
menos poblados aunque, sin embargo, el problema es de diferente magnitud en uno y otro caso.
En este texto nos ocuparemos de las redes de acceso, con independencia del entorno urbano
sobre el que se desplieguen.

4.3. DESCRIPCIÓN DE LAS REDES NO DE BANDA ANCHA

En el contexto de las redes de telecomunicación existentes en la actualidad, y que proporcio-


nan un servicio de telecomunicación que no alcanza la categoría de “banda ancha” (nótese que no
por ello todos los expuestos pueden ser considerados en banda estrecha), nos encontramos con
sistemas clásicos de sobra conocidos:

• Red telefónica conmutada clásica (en inglés, PSTN o Public Switched Telephone Network, o
también POTS, Plain Old Telephone System).
La red telefónica es la red de telecomunicaciones cableada desplegada más ubicua y cercana
al usuario. Es la red que soporta las comunicaciones de voz de millones de personas en el
mundo, y que tuvo en la invención del teléfono, en 1876, su antecedente histórico más remoto.
La red telefónica comenzó a ser utilizada en las últimas décadas del siglo XX como medio
para la transmisión de datos por medio de dispositivos conocidos como “módems”, que pro-
porcionaban velocidades siempre inferiores a los 56 kbps.
• Red RDSI (Red Digital de Servicios Integrados).
La RDSI no es sino una evolución de la red telefónica anterior en el contexto de la digitaliza-
ción extremo a extremo (empleando tecnologías de digitalización del “bucle de abonado”).
La RDSI comienza a tomar forma en la década de los 80 del siglo XX, y permite que la red
telefónica evolucione hacia la prestación de servicios de banda ancha (velocidad inferior a 2
Mbps), que en los últimos años han quedado un tanto desplazados por la evolución de otros
sistemas en paralelo (xDSL, HFC, etc.). Esta es la razón de que se incluya aquí entre las tec-
nologías de banda estrecha, esto es, por su mayor proximidad a la red telefónica que a los
servicios de actualidad para la banda ancha.

© 7
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 8

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• Redes GSM (Global System for Mobile communications).


El GSM es el paradigma europeo del sistema de comunicaciones móviles. El GSM comen-
zó a desarrollarse en la década de los 80 del siglo pasado, y en la década de los 90 comen-
zaron a desplegarse los primeros sistemas. El GSM estaba concebido para proporcionar
servicios de voz en movilidad, con calidad como la de la PSTN. Como prestación adicional,
consecuencia de ser un sistema digital, permitía proporcionar servicios de datos simétricos
de hasta 9.600 bps.
• Redes de radiodifusión AM y FM (moduladas en amplitud y en frecuencia).
La radiodifusión es la tecnología de mayor alcance y cobertura dentro del panorama de las
telecomunicaciones. La práctica de difundir señales de radio de forma unidireccional, con los
servicios de voz de la radio comercial que conocemos hoy en día floreció en las primeras
décadas del siglo XX, y ha formado parte indisoluble de los mecanismos sociales más influ-
yentes de los últimos siglos. Primero la AM y, posteriormente, la FM ampliando el abanico de
las bandas de frecuencia aprovechables y con una calidad mejorada, han conformado una
plataforma de transmisión de información oral, exenta de digitalización hasta tiempos muy
recientes.
• Redes de difusión de TV (televisión).
La televisión aprovecha todo el conocimiento técnico de la radiodifusión de voz, y elabora su
sistema sobre la base de unos inventos del primer tercio del siglo XX que permiten, de un
lado, captar imágenes en movimiento y, de otro, representarlas en pantallas visuales. La TV,
en tanto que usuaria del espectro frecuencial, es un sistema que consume “banda ancha”,
pero que en tanto que hasta tiempos recientes no ha evolucionado hacia el terreno digital
(sino con un servicio precursor, como fue el teletexto), puede ser considerada no de banda
ancha en cuanto a la transmisión de datos.

4.4. CLASIFICACIÓN DE LAS REDES NO DE BANDA ANCHA

A continuación se incluye un cuadro que trata de recoger los principales puntos de compara-
ción entre las diferentes redes de acceso en banda estrecha:

Tecnología Medio Físico Topología Alcance Organismos


Red telefónica Par cobre Punto a punto Típicamente inferior UIT-T, ETSI
clásica a 8 km
RDSI Par cobre Punto a punto Típicamente inferior UIT-T, ETSI
a 5 km
GSM Radio (banda de Punto a 37 km 3GPP (antes
900 y 1.800 MHz) multipunto ETSI)
Radiodifusión Radio (bandas Difusión punto a Decenas de km UIT-R
AM y FM MF y VHF, multipunto
respectivamente)
TV Radio (bandas Difusión punto a Decenas de km UIT-R
VHF y UHF) multipunto

8
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 9

LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Notas aclaratorias del cuadro:

• Topología. En cuanto a este apartado se distinguen:

 Punto a punto, cuando el tramo último de la red de acceso es dedicado para cada usua-
rio del servicio.
 Punto a multipunto, cuando el tramo último de la red de acceso no es dedicado para cada
usuario del servicio, y este último es bidireccional.
 Difusión punto a multipunto, cuando el tramo último de la red de acceso no es dedicado
para cada usuario del servicio, y este último es unidireccional.

• Alcance. Se refiere a la distancia alcanzable sobre el último soporte físico en que se susten-
ta la comunicación con el usuario en su tramo final. Así pues, en el caso del xDSL es la máxi-
ma distancia sobre el par de cobre, en HFC sobre el cable coaxial, en fibra óptica sobre este
medio, en radio desde el repetidor que da cobertura al usuario, etc. Los valores aportados
son válidos en sentido amplio, esto es, no pretenden ser valores utilizables en el diseño defi-
nitivo de una solución, sino un valor de referencia.

4.5. DESCRIPCIÓN DE LAS REDES DE BANDA ANCHA

A continuación se describe brevemente la naturaleza de las diferentes redes. A lo largo del texto
se analizarán con detalle. Es interesante hacerlo así como referencia rápida para la ubicación de la
tecnología en su contexto a efectos de comparación:

• Redes xDSL (Digital Subscriber Line o bucle digital del abonado).


Las tecnologías xDSL permiten ofrecer, sobre la infraestructura de cable de pares de la red
telefónica clásica, un servicio de transporte de datos en banda ancha. Las tecnologías
xDSL han tenido una gran aceptación desde su ofrecimiento comercial en la última déca-
da del siglo XX, y debemos admitirles el privilegio de haber soportado la entrada en la
sociedad de la información en una gran mayoría de los hogares en España. Estas tecno-
logías comprenden un abanico amplio de estándares adaptados a diferentes situaciones
y problemáticas, y permiten alcanzar velocidades de descarga de datos de hasta 52
Mbps.
• Redes HFC (Hybrid Fiber – Coaxial o redes híbridas de fibra óptica y cable coaxial).
Las redes mixtas de fibra óptica (medio común a un cierto número de clientes próximos geo-
gráficamente) y cable coaxial (ya dedicado a cada usuario particular) han permitido diversifi-
car el acceso a cada cliente de telecomunicaciones permitiendo el desarrollo de una red
paralela a la telefónica clásica, que ha introducido competencia en el ámbito del desarrollo
de infraestructura cableada. Las tecnologías HFC ofrecen velocidades de descarga de datos
múltiplos de 30 Mbps.
• Redes PLC (Power Line Communications, comunicaciones por el cable de la luz).
Las redes PLC son una alternativa tecnológica que ha demostrado ser válida desde un
punto de vista técnico, pero que plantea dudas en lo referente a su despliegue comer-
cial. Las redes PLC aprovechan los cables eléctricos por los que fluye la electricidad,
para multiplexar en ellos una señal de comunicaciones sobre la que se envían datos con
velocidades que en capa física alcanzan los 200 Mbps. Las redes PLC suponen un de-
sarrollo más allá del existente para banda estrecha (transmisiones de cientos de kbps en

© 9
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 10

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

distancias propias de interiores de edificios industriales), y tienen un desarrollo real sobre


los entornos domésticos para crear redes locales sobre las redes eléctricas del interior
de los hogares.
• Redes de Fibra Óptica (FTTX o Fiber To The x: curb, home, etc.).
Las redes FTTX comprenden un conjunto de tecnologías basadas en el transporte de
señales de telecomunicación digitales sobre fibra óptica que, con la premisa de abaratar
los diseños de sistemas sobre infraestructura de fibra óptica dedicada, contemplan dife-
rentes grados de acercamiento de la fibra óptica al usuario, y un esquema de transmisión
punto a multipunto para no dedicar recursos de transmisión de forma exclusiva para los
diferentes usuarios. Sobre la base de este acercamiento físico variable, la tecnología debe
complementarse con otros sistemas de acceso para conformar un sistema extremo a
extremo, que, como vocación, debería estar próximo a las velocidades de las redes de
área local (100 Mbps).
• Ethernet en la primera milla (EFM o Ethernet on the First Mile).
El concepto que subyace en esta iniciativa aún por establecerse como una realidad en el
mercado residencial, es el despliegue de redes que sobre infraestructuras existentes (par de
cobre telefónico) o nueva (fibra óptica), dote al usuario final de una red de nivel 2 de la pila
OSI, que le permita contar con un entorno similar al que contaría en una empresa con una
red local basada en cableado estructurado, y que no condicione los servicios que sobre ella
quiera establecer. La velocidad pretendida debería estar próxima a las velocidades de las
redes de área local (100 Mbps).
• Redes de bucle local inalámbrico (LMDS o Local Multipoint Distribution System –sistema de
distribución multipunto local–, o WLL Wireless Local Loop).
Los sistemas de distribución de bucle local inalámbrico surgieron con el ambicioso objetivo
de abaratar el acceso a los usuarios que tradicionalmente en las redes telefónicas se reali-
zaba mediante el tendido físico de cables de pares, uno por usuario. Los sistemas LMDS
alcanzan al usuario por vía radio, y esto implica disponer de repetidores, y que cada usuario
que use el servicio cuente con una antena que capte la señal. La escasa popularidad de los
sistemas radiantes (antenas) entre el público residencial, y lo oneroso de los primeros siste-
mas, motivaron una orientación del servicio al entorno empresarial, dejando el acceso resi-
dencial para las zonas rurales como modo de proporcionarles un servicio de datos de
carácter “universal”. El WiMAX, como iniciativa más moderna del entorno LMDS, podrá relan-
zar este tipo de alternativas de provisión del servicio. No debemos olvidar que las velocida-
des ofrecidas por estos servicios están limitadas por el ancho de banda asignado en la
interfaz aire, el aprovechamiento espectral y el número de usuarios en el multipunto. Sin
embargo, velocidades de usuario próximas a las ofrecidas por el ADSL, son valores de dise-
ño habituales.
• Redes locales inalámbricas (WLAN, o Wireless Local Area Networks).
La extensión de las redes locales (LAN) por medio de medios inalámbricos que permitieran
prescindir de los cableados estructurados en el entorno de oficinas, dio lugar a la aparición
de las tecnologías WLAN. Pronto las aplicaciones en el acceso de datos inalámbrico bus-
caron otros ámbitos de aplicación fuera de las oficinas, como la extensión de las redes
xDSL en el hogar, la creación de redes públicas de datos inalámbricos en lugares cerrados
(aeropuertos, bares, etc.) y, más recientemente, la extensión y complemento de las redes
GSM dentro del hogar. Estos sistemas ofrecen velocidades de acceso en capa física de
hasta 54 Mbps.
• Redes GPRS (General Packet Radio System o sistema general radio de paquetes, comuni-
caciones móviles de segunda generación y media).
El GPRS supone el aprovechamiento de las infraestructuras inalámbricas GSM para la trans-
misión de datos: GPRS es a GSM lo que el xDSL es a la PSTN. El sistema GPRS se super-

10
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 11

LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

pone sobre, la red GSM y destina un número de portadoras o, a nivel más bajo, de canales
temporales, para proporcionar servicios simétricos o asimétricos que en capa física no supe-
ran generalmente los 170 kbps.
• Redes UMTS (Universal Mobile Telecommunications System o sistema de telecomunicacio-
nes móviles universal, comunicaciones móviles de tercera generación).
Las redes UMTS son redes completamente diferentes de las redes GSM en lo que a tecno-
logía se refiere, y que surgen con el objetivo de conseguir velocidad en el acceso a los datos
en movilidad, con servicios simétricos y asimétricos de hasta 2 Mbps. A menudo se piensa
en el UMTS como “el” sistema de tercera generación: UMTS es sólo uno de los sistemas de
tercera generación, en concreto, el que se ha impuesto en Europa. Las redes UMTS han
tenido un despliegue reciente, que se solapa con el de GPRS, y que fundamentalmente se
centra en los entornos urbanos donde el tráfico de datos alcanza estadísticamente una
mayor intensidad.
• Redes vía satélite.
Dentro de la multitud de sistemas y servicios que podemos agrupar en torno a la utilización
de los satélites como soporte de repetidores de telecomunicaciones, desde la segunda
mitad del siglo XX nos encontramos con iniciativas de difusión de radio y televisión, sistemas
de comunicaciones móviles, y sistemas de transmisión de datos bidireccionales en banda
estrecha y ancha. Refiriéndonos a estos últimos, los sistemas existentes tratan de emular los
servicios más populares de entre los existentes al nivel de sistema terrestre y, en particular,
los de ADSL. Así pues, es sencillo encontrar ofertas de acceso de datos de velocidades de
hasta 2 Mbps, claro está, a precios muy superiores a los de las conexiones a sistemas
terrestres.
• Redes de radio digital (DRM y DAB).
Los sistemas de difusión digitales sustituirán progresivamente a los analógicos (la UIT-R ha
establecido un período que va típicamente desde el 2006 hasta el 2015 para la transición de
la difusión analógica a la digital), como modo de hacerlos evolucionar hacia entornos de
mayor calidad y, sobre todo, de características técnicas que basándose en la capacidad
de transmisión de datos, permitan nuevos servicios “imaginativos”. Estos sistemas siguen
siendo de transmisión unidireccional, pero tanto el DRM como el DAB contemplan la posibi-
lidad de canales de envío de información digital, transparentes o no a los usuarios finales, y
de velocidades como para permitir el envío de guías digitales, información de los programas,
información de la red, etc.
• Redes de televisión digital terrestre (TDT).
De forma paralela a los sistemas de difusión de radio, surgen los de difusión de televisión,
aunque con un interés por parte de los Gobiernos muy superior. En efecto, la migración
de la televisión digital terrestre en España es una realidad que comenzó de forma oficial
en el año 2005, y que será una realidad completa en el año 2010. La TDT proporciona
una pasarela de datos a todos los hogares, con canales que permiten el envío de dichos
datos de muy alta velocidad, y que por tener al televisor como receptor, y a los sistemas
de telecomunicaciones terrestres fijos y móviles muy próximos (¿quién no tiene una tele-
visión y un teléfono en su casa?), permitirá la entrada en la sociedad de la información de
un número creciente de usuarios residenciales entre los que los ordenadores personales
no han tenido un atractivo suficiente.

© 11
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 12

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

4.6. CLASIFICACIÓN DE LAS REDES DE BANDA ANCHA

A continuación se incluye un cuadro que trata de recoger los principales puntos de compara-
ción entre las diferentes redes de acceso en banda ancha:

Tecnología Medio Físico Topología Alcance Organismos


DSL Par cobre Punto a punto 300 m – 6 km UIT-T, ETSI
HFC Fibra óptica y Punto a 40 km DOCSIS, DVB
Cable coaxial multipunto
PLC Cable eléctrico Punto a multipunto 250 m ETSI, IEEE
FTTX Fibra óptica Punto a multipunto 20 km FSAN, UIT-T
EFM Par cobre o fibra Punto a punto o 2,7 km (par IEEE (802.3ah)
óptica Punto a multipunto cobre)
LMDS Radio (3,5 GHz, Punto a multipunto Típicamente hasta IEEE (802.16)
26 GHz, y otras ) 8 km
WLAN Radio (2,4 GHz y Punto a multipunto Hasta 150 m IEEE (802.11),
5,8 GHz) ETSI
GPRS Radio (banda de Punto a multipunto Hasta 37 km 3GPP (antes
900 y 1.800 MHz) ETSI)
UMTS Radio (1,7 - 2,2 Punto a multipunto Típicamente hasta 3GPP
GHz) 3 km
Satélite Radio (11 — 14 GHz Punto a multipunto No aplica DVB, ETSI
y 20 — 30 GHz)
DRM y DAB Radio (MF, HF y Difusión punto a Decenas de km ETSI, UIT
VHF) multipunto
TDT Radio (UHF) Difusión punto a Típicamente hasta DVB, ETSI
multipunto 30 km

Notas aclaratorias del cuadro:

• Topología. En cuanto a este apartado se distinguen:

 Punto a punto, cuando el tramo último de la red de acceso es dedicado para cada usua-
rio del servicio.
 Punto a multipunto, cuando el tramo último de la red de acceso no es dedicado para cada
usuario del servicio, y este último es bidireccional.
 Difusión punto a multipunto, cuando el tramo último de la red de acceso no es dedicado
para cada usuario del servicio, y este último es unidireccional.

• Alcance. Se refiere a la distancia alcanzable sobre el último soporte físico en que se susten-
ta la comunicación con el usuario en su tramo final. Así pues, en el caso del xDSL es la máxi-
ma distancia sobre el par de cobre, en HFC sobre el cable coaxial y la fibra, en fibra óptica

12
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 13

LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

sobre este medio, en radio desde el repetidor que da cobertura al usuario, etc. Los valores
aportados son válidos en sentido amplio, esto es, no pretenden ser valores utilizables en el
diseño definitivo de una solución, sino un valor de referencia.

4.7. LAS REDES Y LOS SERVICIOS

Las redes de telecomunicaciones no se despliegan por la circunstancial aparición de nuevas


posibilidades tecnológicas. El despliegue de las redes de telecomunicación es un hecho en sí
mismo caro y, como tal, deben existir negocios que los respalden.
Los negocios asociados a las telecomunicaciones, y de forma similar a como ocurre en cual-
quier otro tipo de actividad, se basan en los servicios que los operadores de telecomunicación pue-
den ofrecer a sus potenciales clientes. Estos servicios se soportan sobre las tecnologías de
telecomunicación subyacentes en las redes que, sin duda, en última instancia, los proporcionan.
Las redes, y los sistemas en sentido más amplio, permiten proporcionar servicios. Estos servi-
cios, que en esencia se componen de elementos capaces de trasegar información, son de dife-
rente índole en función de qué sea lo que se persiga (transporte de voz, transporte de datos,
difusión de voz, difusión de datos, servicios de telefonía, servicios de acceso a Internet, etc.), y con-
dicionan las tecnologías que se puedan emplear en su soporte basándose en criterios de número,
tipo y ubicación de los clientes, calidad y características de los servicios de voz y/o datos presta-
dos, y relación precio de venta / coste de los servicios proporcionados.
Los servicios se pueden categorizar de muy diversas maneras, desde servicios de voz hasta
servicios de datos, unos y otros bidireccionales o unidireccionales, así como simétricos o asimétri-
cos, con diferentes retardos de transmisión y diferentes anchos de banda (en velocidad, bps) asig-
nables. Estos servicios, como servicios básicos se soportan sobre las redes y, a su vez, constituyen
la infraestructura sobre la que se apoyan los servicios de mayor valor añadido, tales como la tele-
fonía (esto es, no sólo transmisión de voz, sino prestaciones avanzadas como la rellamada, los
buzones de voz, etc.), las vídeoconferencias (imagen y sonido), la televisión (de nuevo, imagen y
sonido), el acceso a Internet (conexión a proveedores de servicio), los juegos on line (conexión a
servidores orientados a este servicio), etc.
Dentro de los servicios que los diferentes sistemas de banda ancha pueden proporcionar (ahora
sí, nos olvidamos de los no de banda ancha), podemos establecer una tabla en la que se mues-
tran, no los servicios que potencialmente se podrían proporcionar, sino los que se proporcionan de
forma óptima:

Tecnología Telefonía Televisión Acceso a Juegos Vídeoconferencia


Internet
xDSL Sí Sí Sí Sí Sí
HFC Sí Sí Sí Sí Sí
PLC Sí Sí Sí Sí Sí
FTTX Sí Sí Sí Sí Sí
EFM Sí Sí Sí Sí Sí
LMDS Sí No Sí Sí Sí
WiMAX Sí Sí Sí Sí Sí

© 13
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 14

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

WLAN Sí Sí Sí Sí Sí
GSM Sí No Sí No No
GPRS Sí No Sí Sí Sí
UMTS Sí Sí Sí Sí Sí
Satélite Sí Sí Sí Sí Sí
DRM/DAB No No (Audio) No No No
TDT No Sí No No No

De esta forma, otra diferenciación que debemos realizar cuando pensamos en los servicios que
queremos proporcionar es el referido a la velocidad que ofreceremos en nuestra red. Esto es, cada
tecnología tiene unos límites que, evidentemente, no se pueden superar pero, por otra parte, el ser-
vicio que podemos ofrecer a nuestros usuarios de la red dependerá del número de ellos que acce-
dan simultáneamente a los elementos comunes de la misma. En este sentido, habrá un compromiso
importante entre las posibilidades de la tecnología, la compartición que hagamos de estos recur-
sos, así como de las estadísticas de uso real definitivas de nuestros usuarios. De esta forma, una
red FTTX que ofrezca 622 Mbps a un cierto número de usuarios, ofrecerá particularmente más
velocidad a estos usuarios en función de que los 622 Mbps se compartan entre 20 o entre 100
usuarios, en razón de si cada uno de ellos “ocupa” mucho el segmento que se le asigna, y en fun-
ción de que la conexión hacia la red del operador permita alcanzar estos 622 Mbps o no.
Con todas las premisas anteriores, los operadores diseñan sus redes basándose en una cierta
tecnología para ofrecer una serie de servicios (tipo, velocidad y retardos), y los ofrecen a un tipo de
clientes determinados (residenciales, pequeñas, medianas o grandes empresas, clientes guberna-
mentales, etc.) estimando una penetración determinada en cada zona.

4.8. LA SITUACIÓN DE LA BANDA ANCHA EN EUROPA

Europa, en tanto que bloque liderado por la Unión Europea, tiene claro, desde hace muchos
años, que las telecomunicaciones son y serán el motor del desarrollo de las naciones, y un actor
fundamental en la denominada “igualdad digital”.
Tanto es así, que un concepto que las instituciones europeas manejan desde tiempo atrás es
el “digital divide”, la división o fractura digital medida en términos de desigualdad en el acceso a la
sociedad digital, la sociedad de la información.
Nuestra experiencia cotidiana nos hace conocedores de esta realidad. Con el desarrollo de las
comunicaciones digitales, esta situación se nos ha hecho más evidente. Si hace ya mucho tiempo
el problema de conseguir una línea telefónica en los núcleos rurales era una realidad, hoy en día lo
es conseguir una conexión de banda ancha en estos mismos emplazamientos. Este aspecto, unido
a los diferentes niveles de renta y cualificación de las diferentes regiones europeas (y nacionales) se
plasman en diferencias notables en la utilización de Internet por los ciudadanos.
Las causas de la dificultad para el acceso a la banda ancha en las zonas no urbanas son varia-
das, complejas en algunos casos, y sencillas en la mayor parte de las ocasiones: la rentabilidad
económica suele ser un obstáculo insalvable en un sector como el de las comunicaciones recien-
temente liberalizado.

14
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 15

LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Europa es consciente de esta realidad. Los programas eEurope 2002 y, más recientemente, el
eEurope 2005 y el i2010 son un fiel reflejo de esta inquietud.
El programa eEurope 2002 establecía como objetivos europeos la mejora en lo que a alfabeti-
zación digital se refería, la mayor implicación de los Gobiernos nacionales y las empresas en las
políticas de acercamiento de la sociedad de la información a sus ciudadanos, en el ambicioso plazo
desde 1999 hasta 2002. Los logros fueron notables, pero las diferencias entre los países europe-
os en lo que a la penetración de la banda ancha se refiere son aún importantes.
El programa eEurope 2005 continuaba con la vocación del programa anterior en la búsqueda
de la superación de la fractura digital en un plazo ampliado hasta el año 2005. Su acercamiento
era más pragmático. Sus acciones se centraban en la resolución práctica de los problemas más
que en el establecimiento de conceptos teóricos. eEurope 2005 planteaba, entre sus objetivos, la
consecución de un mayor número de internautas (y en general, ciudadanos usuarios de los servi-
cios que Internet puede ofrecer –aprendizaje electrónico o e-learning, salud electrónica o e-health–,
por ejemplo) a través del uso de terminales diversos de comunicaciones: teléfonos móviles, PDAs,
terminales específicos, etc. El ordenador personal no debe ser el único instrumento en la difusión
de los servicios de Internet.
El programa i2010, en marcha en la actualidad, incluye en su denominación una pista clara de
sus objetivos: “una sociedad de la información europea para el crecimiento y el empleo”. Los pila-
res sobre los que se asienta son tres. De un lado, la necesidad de crear un mercado interno euro-
peo abierto y competitivo, y no sólo centrado en las infraestructuras sino en los contenidos. De
otro, un incremento importante para la aparición de innovación e investigación en las tecnologías
de la información y comunicación (TICs, o ICTs en inglés –Information and Communications Tech-
nologies–). Por último, la obtención de unos mejores servicios públicos y una mejor calidad de vida
por medio de la utilización de las TICs. El i2010 asume la existencia de una penetración suficiente
de las tecnologías y las redes, y pretende la utilización de las mismas para conseguir progreso
social y económico.
En definitiva, los medios de acceso a la transmisión de datos de alta velocidad –y con ellos el
acceso a Internet– son tan variados como los que se presentan en este texto. No deberíamos pen-
sar que uno de ellos será el que se imponga. Muy al contrario, existen entornos en los que desde un
punto de vista técnico, social o económico cada uno tendrá sus ventajas e inconvenientes e, incluso,
habrá entornos donde, para proporcionar el servicio final, será necesaria una combinación de varios.

4.8.1. La banda ancha fija

Centrándonos ya en el acceso a los servicios que Internet puede proporcionar, y como modo
de acercar la Sociedad de la Información a los ciudadanos para promover la igualdad en el de-
sarrollo digital europeo, los medios de dotación de conexiones de datos de alta velocidad (o banda
ancha, como prefiramos) son muy variados.
El ya conocido ADSL (Asymmetric Digital Subscriber Line) es uno de los miembros de una fami-
lia de técnicas de transmisión de datos sobre la línea telefónica que llega a la mayoría de los domi-
cilios en los entornos urbanos. Las velocidades logradas con esta tecnología se ofrecen en España
con un mínimo de hasta 1 Mbps en sentido descendente (descarga desde Internet) y 300 kbps en
sentido ascendente (envío de datos hacia Internet), y múltiplos de estas velocidades. El futuro de
la tecnología ADSL pasa por uno de sus hermanos mayores, el VDSL, con velocidades teóricas
asimétricas de 52 Mbps y 6,4 Mbps en sentidos descendente y ascendente respectivamente. Esta
tecnología permite, como alternativa, la provisión de servicios simétricos, con velocidades iguales
en los dos sentidos.

© 15
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 16

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Otra tecnología que permite el acceso de alta velocidad a Internet es el HFC, con los cable-
módems ofrecidos por los diferentes operadores de cable en las demarcaciones territoriales en las
que explotan las licencias que tienen asignadas en el contexto de las redes HFC. Los módems de
cable permiten velocidades del servicio típicas de hasta 10 Mbps en sentido descendente y 2 Mbps
en sentido ascendente, y explotan las redes HFC, híbridas de fibra óptica (tendida hasta las proxi-
midades de los edificios) y de cable coaxial (de características similares a las del que todos cono-
cemos en la unión de las antenas a nuestros televisores). El futuro de estas redes es prometedor,
no solamente por las velocidades crecientes que proporcionan, sino por la cercanía al usuario de
la fibra óptica que la tecnología lleva asociada.
En lo que al capítulo de tecnologías incipientes se refiere, cabe mencionar a las tecnologías
basadas en el despliegue de fibras ópticas hasta los clientes finales. Al abaratamiento de los nú-
cleos ópticos se une el diseño de mecanismos y técnicas de tendido rápido de las mismas hasta
el domicilio de los usuarios. El desarrollo de estas técnicas tiene a los países nórdicos como pio-
neros. Desde ya hace años, el objetivo con el que trabajan las autoridades de estos países es la
provisión de servicios de banda ancha de velocidades superiores a los 2 Mbps garantizados para
cada usuario. En este entorno se encuentran las técnicas PON (Passive Optical Networks) y todas
sus variantes (APON, EPON, etc.). Son ya cuantiosas las pruebas de esta tecnología en EE. UU. y
en algunos países del norte de Europa, así como los despliegues en Japón.
El PLC (Power Line Communications) se encuadra dentro del grupo de tecnologías que pue-
den colaborar en la superación de la fractura digital apoyado en la ubicuidad en la que el PLC
encuentra muchas de sus ventajas competitivas. El PLC utiliza, como soporte físico para la trans-
misión de las comunicaciones, las líneas eléctricas de baja tensión. Dicho de forma sencilla, la
comunicación de nuestro ordenador personal con Internet se realiza a través del enchufe de la luz,
en el que con ayuda de un pequeño módem, el PC envía y recibe la información. Las velocidades
habituales de esta tecnología pueden alcanzar los 25 Mbps en sentido descendente y los 15 Mbps
en sentido ascendente.
En último lugar, pero no por ello menos importante, cabe citar a los enlaces vía satélite para el
acceso a Internet. Tradicionalmente se ha tenido la idea de que el sentido habitual de la transmi-
sión de datos cuando un satélite estaba implicado en ella, era el descendente, es decir, el tránsito
de datos desde el satélite hacia el terminal terrestre (ejemplos típicos son la difusión de radio y tele-
visión). Sin embargo, con el desarrollo de la tecnología es ya hoy posible el envío de datos en el
sentido del usuario hacia el satélite con velocidades interesantes. Existen, de hecho, servicios
comerciales con velocidades de descarga de datos desde Internet que alcanzan fácilmente los 2
Mbps en sentido descendente, y los 256 kbps en sentido ascendente. Estas capacidades nos per-
miten proporcionar servicios de acceso a Internet en zonas rurales que hasta ahora vivían total-
mente al margen de la sociedad de la información.

4.8.2. La banda ancha móvil

La tecnología WLAN (Wireless Local Area Networks) o Wi-Fi (Wireless Fidelity) se asocia al
acceso a Internet desde los ordenadores personales por vía inalámbrica. Dentro de la denomina-
ción genérica de WLAN incluimos diferentes estándares del IEEE (los más conocidos y extendidos
en el mercado) y los del ETSI, que lucharon en algún momento por imponerse en el entorno euro-
peo. Estos sistemas permiten el acceso inalámbrico a velocidades de entre los 11 y los 54 Mbps,
por medio de puntos de acceso a Internet que, en muchos casos, son mantenidos por usuarios
aficionados a estas cuestiones y, que en otros casos, cada vez más habituales son explotados
comercialmente por los operadores de comunicaciones más innovadores.

16
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 17

LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Entrando ya en el entorno del acceso a Internet desde terminales diferentes de los ordenado-
res personales, nos encontramos con los teléfonos móviles. Desde el incumplimiento de las expec-
tativas creadas por el protocolo WAP (Wireless Application Protocol) nadie parecía querer apostar
por la Internet móvil. La época de nacimiento del WAP no vino acompañada de un desarrollo para-
lelo de mecanismos que permitieran proporcionar suficiente velocidad en la transmisión de datos
desde los teléfonos móviles. Los servicios que de esta forma se podían proporcionar en los termi-
nales móviles eran muy limitados para lo que el internauta habitual estaba acostumbrado.
El GPRS (General Packet Radio System) como evolución del sistema GSM ha permitido cam-
biar esta perspectiva. Ya comenzamos a ser conscientes de que el terminal móvil puede ser el
punto de entrada a Internet, tanto desde un ordenador personal conectado a él, como desde el
propio terminal si este viene acompañado de una adecuada presentación de contenidos (pantallas
grandes a color, audio de calidad, etc.).
Y es que debemos dejar de pensar que el único modo de acceso a Internet es el ordenador
personal. El UMTS, estándar de tercera generación de comunicaciones móviles, ofrece velocida-
des de hasta 2 Mbps en la transmisión de datos más allá del aprovechamiento de las redes GSM
que ha supuesto el GPRS.

© 17
ACCESO ICTs-02 19/2/08 12:02 Página 18
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 19

5. Ámbitos de las redes


de telecomunicación

uando tratamos de comprender el funcionamiento de un determinado servicio, es indis-

C pensable conocer lo que hay más allá de lo que directamente apreciamos. Por ejemplo, en
la atención ante un siniestro relacionado con el mundo de los seguros, lo que el usuario per-
cibe es una atención telefónica que le presta un agente, y desconoce la estructura que hay detrás
de ese agente, apoyándole. Dentro de esas labores de apoyo al agente, las hay asociadas a la pro-
pia reparación (los gremios que acudirán a nuestro domicilio si fuera un asunto de seguros del
hogar), asociadas al control de las pólizas (tanto las oficinas de contratación, como los órganos
centrales de la empresa), asociados a la gestión de la póliza (el sistema informático en sí mismo) …
Y todo ello con un determinado ámbito de leyes, y normas internas y externas a la propia empre-
sa de seguros.
Conocer todos esos aspectos nos conduce a tener una mejor idea de cómo funciona el servi-
cio y, sobre todo, a contribuir en la recepción, finalmente, de un mejor servicio.
Es lo que trataremos de hacer con los servicios de telecomunicaciones, tratar de abarcar sus
diferentes partes.

5.1. ANALÓGICO VERSUS DIGITAL

Las señales que transmiten la información son siempre continuas y, en este sentido, ana-
lógicas. Una señal analógica no es otra cosa que una señal continua que reproduce fielmente
las variaciones continuas que, desde un punto de vista macroscópico, encontramos en la
naturaleza.
Las señales eléctricas que representan nuestra voz captada por un micrófono son continuas
y analógicas y, si aumentamos el volumen de nuestra voz, el rango de variación de la señal ana-
lógica que la representa también aumenta.
Las primeras transmisiones de telecomunicaciones fueron analógicas y, por ello, sujetas a los
mismos condicionantes que la señal del micrófono, esto es, rangos dinámicos (variaciones en
amplitud) limitados por la distancia de transmisión, adición de ruido, dificultades para la trans-
misión simultánea de varios canales, etc.

© 19
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 20

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Y si las señales de comunicaciones son analógicas, ¿por qué hablamos de equipos digitales,
líneas digitales y, en general, de tecnología digital? Porque la información, lejos de entenderse en
“bruto”, se interpreta. No es digital la información que se transmite y se recibe, sino que es digital
la interpretación que se hace de la misma.
La evolución hacia el mundo digital viene de la mano de la toma de conciencia de las limitacio-
nes de los medios que nos rodean y las características de los medios que se han ingeniado para
superarlas:

• Los ordenadores piensan en digital y, en concreto, como 1 y como 0. La razón para ello es
que los ordenadores manejan fundamentalmente números, números que, por otra parte, los
humanos manejamos en el sistema decimal habitual, esto es, los conocidos 1, 2, 3, 4, 5, 6,
7, 8, 9, 10, 11, etc. La tecnología electrónica disponible nos permite (o permitía en la época
del nacimiento de los ordenadores) utilizar dispositivos que permitían identificar dos estados,
esto es, con ayuda de unos dispositivos electrónicos, podíamos controlar los estados en los
que estos podían aparecer. Estos estados se basaban fundamentalmente en que el disposi-
tivo presentase una tensión 0, o diferente de 0. Si “rebautizamos” a estos estados como 0 y
1, y recurrimos a la representación binaria de los números decimales, podremos hacer que
estos dispositivos electrónicos representen estos números decimales con la secuenciación
de 1 y 0:

1 = 0001
2 = 0010
3 = 0011
4 = 0100
5 = 0101
6 = 0110
7 = 0111
8 = 1000

• De igual manera, si esta secuenciación la logramos prolongar del ordenador (equipo) al


medio de transmisión (cable, radioenlace, etc.), podemos hacer que, en los instantes de
transmisión de un 0, el medio de transmisión no envíe tensión, y en los instantes de trans-
misión de un 1, el medio de transmisión envíe una tensión diferente de 0, pero superior a un
valor suficiente para distinguirla del 0. O, si se trata de una fibra óptica, que esta no tenga luz
cuando enviamos la representación de un 0, y sí la tenga cuando remitimos un 1. Esto es,
algo no muy diferente del lenguaje Morse primitivo, pero mucho más avanzado porque el
“truco” reside en hacerlo muy rápido, tan rápido como lo hacen los ordenadores.

De esta forma, la digitalización es, de un lado, la consecuencia de considerar que en el origen


de muchas de las necesidades de transmisión se encuentran aparatos que entienden y viven basán-
dose en 1 y 0; de otro, es el resultado de comprobar las ventajas que la transmisión digital (o lo que
es lo mismo, de la interpretación digital de las señales analógicas) tiene en las telecomunicaciones:

• Calidad de la información recibida, en tanto que es posible superar las limitaciones de la


transmisión analógica en cuanto a:

 Eliminación del ruido.


 Regeneración de las señales hasta el infinito.
 Alcance de distancias cada vez mayores.

20
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 21

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

• Aumento continuo de la velocidad de transmisión, por inclusión de nuevos niveles más allá
de los del sistema binario (sistemas multinivel que con un único estado representen en él un
número de bits mayor).
• Posibilidades de procesado de la señal para la corrección de errores.
• Transmisión en tiempo real de comunicaciones simultáneas.

El ejemplo más claro de la utilización digital de los enlaces de comunicaciones analógicos lo


tenemos en los módems con los que desde nuestros ordenadores personales accedemos a las
redes de datos. Estos módems (MOD de modular, y DEM de demodular) son aparatos que trans-
forman las señales digitales de los ordenadores en formas de onda analógicas que el otro extremo
(otro módem) sabe interpretar digitalmente. La transmisión es, por supuesto, analógica, pero la
interpretación que de ella se hace es digital.
La digitalización se ha producido de forma progresiva en nuestras redes de telecomunicación,
y empezó por el núcleo troncal de ellas donde se dispuso inicialmente de “ordenadores” (centrales
telefónicas en la mayor parte de los casos) que trataban la información digitalmente. La evolución
de las redes de acceso viene del lado de la progresiva utilización digital del bucle que une a la red
con el usuario. En este caso, fue la RDSI la que inició una senda no interrumpida hasta nuestros
días, y que sigue en progresiva implantación.

5.2. LA INTELIGENCIA EN LA RED

Los sistemas de telecomunicaciones adquieren la característica de tales sistemas cuando


incorporan características inteligentes que permiten proporcionar servicios finales, de mayor o
menor complejidad.
Nos referimos a inteligencia de red, cuando tenemos elementos en la red que permiten dotar
al sistema de una capacidad de realizar acciones condicionales más allá del propio transporte de
la información.
La realización de acciones condicionales será la inteligencia de red, y podrá comprender accio-
nes como el envío de la información a un destino o a otro en función de la información proporcio-
nada por el usuario o, incluso, la propia prestación del servicio en función de si se es un usuario u
otro.
El transporte de la información es lo que conocemos como transmisión, y es la actividad de
menor valor añadido en la red, más allá de ser capaz de transportar una cantidad de información
alta a larga distancia, ocupando la menor cantidad de medios posibles.
Un ejemplo nos ayudará a aclarar la situación. Tomemos por caso una red de telefonía móvil
GSM:

• La inteligencia de red es proporcionada por elementos encaminadores (centrales de conmu-


tación) que son capaces de hacer llegar las llamadas a su destino, y que se soportan sobre
sistemas de información (bases de datos, fundamentalmente) en los que se apoyan para la
toma de decisiones.
• El transporte de la red está proporcionado por el conjunto de medios de comunicación en
estado puro, que permiten que la información se apoye en ellos para llegar desde un origen
conocido, a un destino marcado por la inteligencia de red. Los enlaces radio desde las esta-
ciones base hasta los móviles, los radioenlaces, las fibras ópticas, los equipos de transmi-
sión, etc., son elementos de transporte, con poca “inteligencia” asociada.

© 21
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 22

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

5.3. LA TRANSMISIÓN VERSUS LA CONMUTACIÓN

Como decíamos, la transmisión es el elemento más básico de una red de telecomunicaciones.


Transportar una información desde una localidad a otra tiene una complejidad semejante a la de un
sistema de carreteras con sus diferentes tipos de vía, y sus limitaciones de velocidad y capacidad.
En carretera nos encontramos con carreteras locales, comarcales, autonómicas, nacionales, auto-
vías, autopistas, etc. El tráfico que cada una de ellas es capaz de absorber en función de su cate-
goría y características, así como la velocidad a la que pueden circular los vehículos, es diferente.
Igualmente, la velocidad que los diferentes tipos de vehículos pueden alcanzar, también es dife-
rente.
En telecomunicaciones ocurre lo mismo. Tenemos diferentes medios de telecomunicación,
aptos cada uno para su uso en un ámbito concreto (local, provincial, nacional) y que, en función de
los diferentes parámetros con los que se diseñen (modulación, compartición del medio, etc.), pue-
den alcanzar diferentes “velocidades” o capacidad de transportar información.
La gran diferencia entre los casos del sistema de comunicaciones por carretera y un sistema
de telecomunicación cualquiera, es que la inteligencia de red en el caso de carretera es casi inexis-
tente ya que las decisiones las toma el conductor en función de la información de apoyo con la que
cuenta en carretera (señales de tráfico, mapas, etc.), mientras que, en el caso de los sistemas de
telecomunicaciones, las decisiones las toma el sistema basándose en alguna información que el
usuario proporciona. En el primer caso, es el usuario (el conductor) el que interpreta y decide y, en
el segundo, es la red la que interpreta y decide.
¿Qué decisiones se toman en una carretera? Básicamente las de tomar un camino u otro
para llegar al destino. Pues en un sistema de telecomunicaciones, igual: se toman decisiones de
encaminar la información por un camino o por otro, esto es, se “conmuta” la información. Es lo
que conocemos como “conmutación”. En esta labor la red se apoya en la información que el
usuario proporciona (número de teléfono, dirección IP destino, etc.), pero es generalmente autó-
noma para elegir el camino en función de una serie de condicionantes adicionales del sistema,
que integran y completan la inteligencia del mismo. Esta conmutación, adicionalmente, permite
utilizar capacidades de la red (anchos de banda) de forma compartida entre una serie de usua-
rios, teniendo como resultado un aprovechamiento óptimo de la red. Este aprovechamiento
máximo de los recursos se manifiesta en el mundo de la conmutación de voz y en el mundo de
la conmutación de los datos, donde, en ambos casos, la realidad de los usuarios “servidos” por
una red determinada, resulta que con “n” recursos, damos servicio a un número de usuarios
mayor que “n”.
La conmutación en los sistemas de telecomunicaciones es simple o compleja según el tipo de
sistema de que se trate. En los sistemas analógicos clásicos, la conmutación consiste en encami-
nar la señal sin prácticamente tratamiento intermedio de la información. Idéntico funcionamiento al
que podemos encontrar en los sistemas telefónicos aunque se proporcionen por medios digitales.
Sin embargo, en los sistemas digitales, en general, y en los que se utilizan para el transporte de
datos, en particular, las modernas técnicas de conmutación permiten tratamientos de la informa-
ción que consiguen aprovechar al máximo los recursos de transmisión (las “carreteras”) cargando
los enlaces de comunicaciones al máximo y explotando los sistemas al máximo de su capacidad
teórica.

22
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 23

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 1. Ámbitos de transmisión y conmutación en una red de datos.

5.4. LA RED TRONCAL VERSUS LA RED DE ACCESO

El símil del sistema de comunicaciones por carretera sigue siendo útil para analizar el siguiente
nivel de la red de transmisión o transporte de un sistema de telecomunicaciones.
Igual que en las carreteras nos encontramos con carreteras locales (mucha capilaridad y poca
capacidad) y con autopistas (pocas, pero de gran capacidad, interconectando núcleos alejados), en
la transmisión de los sistemas de telecomunicaciones tenemos tramos de red de acceso y tramos
de red troncal. La red de acceso es la de menor categoría y capacidad (la que se ocupa de acce-
der a cada usuario o “localidad” concreta). La red troncal es la que agrupa a las redes de acceso
ofreciendo a todas ellas sus recursos para cubrir distancias grandes con capacidades elevadas.
Evidentemente, la frontera entre la parte troncal y la de acceso de los sistemas no es clara, y
cada operador de telecomunicaciones establece y concreta las suyas, pero en esto no encontra-
mos demasiadas diferencias con lo que ocurre con los sistemas de carreteras de los diferentes paí-
ses (las carreteras y sus categorías –y prestaciones– poco tienen que ver en España, Alemania o
EE. UU., por poner un ejemplo).
En un sistema como el GSM, la red troncal puede estar constituida por las grandes arterias
(autopistas de la información) que unen las diferentes capitales de provincia entre sí, y la red de
acceso puede ser la que se ocupa de acceder desde las capitales a las diferentes localidades.

© 23
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 24

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Como nota de colofón, es importante destacar que el concepto de “troncal” y de “acceso” no


es exclusivo de la red de transmisión, sino que, en ocasiones, se traslada a la parte de conmuta-
ción (elementos conmutadores de prestaciones más modestas situados en el área de acceso, por
ejemplo) e, incluso, a la de inteligencia de red en su conjunto. En este último caso, podríamos
hablar de “sistemas de acceso” y “sistemas troncales”.

5.5. LOS OPERADORES

A estas alturas del símil de las carreteras no debería ser complicado apreciar la labor y función
de los diferentes operadores de telecomunicación. Existen operadores de redes troncales y de
redes de acceso, al igual que en el entorno de las carreteras existen operadores (¿concesionarios?)
de autopistas y determinadas carreteras o tramos (¿túneles de peaje?).
Pues bien, en telecomunicaciones igual, pero con la particularidad de que el sector está com-
pletamente liberalizado, y casi cualquiera puede ponerse a “hacer carreteras”.

5.6. LA EVOLUCIÓN DE LA RED

Las redes de comunicaciones en que se basan las actuales redes son el fruto de la evolución
de las mismas durante décadas. Los medios que soportan las telecomunicaciones han evolucio-
nado en el transcurso de los años, unas veces por extinción (ciertos medios de transmisión han
“muerto” en ciertos tramos de la red) y otras por evolución (los medios en telecomunicaciones tien-
den a ser reutilizados, proporcionando cada vez capacidades mayores de transmisión de datos
–véase la fibra óptica como ejemplo–). Los equipos de telecomunicación que se han ido desple-
gando sobre estos medios han evolucionado paralelamente, con tendencias hacia la digitalización,
aumento de la velocidad y de la inteligencia, etc.
El paradigma de lo ocurrido en el ámbito general de las redes de telecomunicación lo encon-
tramos en la red de telefonía. La red de telefonía surgió para proporcionar comunicaciones de voz
con infraestructura fija, y con el objetivo de poder establecer una comunicación bilateral entre dos
usuarios de la red. Los orígenes fueron analógicos, como lo era la tecnología disponible en la
época.
La evolución de esta red de telefonía tuvo en la Red Digital de Servicios Integrados (RDSI) un
actor fundamental, no tanto por la RDSI en sí misma, sino por la evolución en el plano digital, y de
aumento de la capacidad y de los servicios que esta supuso.
En efecto, es indiscutible que la RDSI supuso un avance importante en el campo de la telefo-
nía clásica donde hasta el momento de su advenimiento dominaban diferentes iniciativas particu-
lares poco sujetas a un desarrollo de conjunto. La RDSI se caracterizó por incluir una inteligencia
de red importante, que permitía reutilizar la red telefónica, proporcionando a los usuarios unos ser-
vicios de telecomunicaciones sofisticados, pero definidos y controlados por el operador.
Y es que a finales de los 80 y comienzos de los 90, sobre la red, en sentido amplio, recaían una
serie de “verdades” clásicas:

• La voz, las comunicaciones de voz, generan la mayor parte del tráfico en la red.
• La conmutación de circuitos (por contraposición a la conmutación de paquetes) es la tecno-
logía que importa, en el sentido que permite garantizar los flujos de información.

24
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 25

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

• La infraestructura que soporta las comunicaciones de voz debe ser compartida para poder
proporcionar los servicios a precios asequibles, por constituir un recurso escaso y oneroso.
• Las compañías telefónicas mantienen el control de su red.

No cabe duda de que las hipótesis de partida anteriores han dejado progresivamente de tener
valor. Una serie de hechos incuestionables han entrado en escena para alterar la validez de los
modelos clásicos, y que afectan a las redes de comunicaciones tal y como las conocemos, más
allá de la validez de la RDSI:

• Los ordenadores ya no son un recurso escaso, y su interconexión ubicua condiciona las


necesidades de transmisión de datos de las redes que los soportan.
• Los nodos de las redes troncales ya no solamente deben interoperar entre ellos y con los de
otros fabricantes, puesto que los clientes han adquirido suficiente entidad e independencia
para pensar en servicios propios más allá de los que la red les ofrece.
• La liberalización de las telecomunicaciones ha traído a escena a operadores nuevos, sin las-
tres del pasado y con nuevas ideas.

La propuesta de valor ha pasado de ser manejar recursos escasos (terminales, enlaces, redes,
etc.) a interconectar elementos inteligentes que necesitan hablar entre ellos, sin que nadie entre
medio “altere” o “interprete” la información que se intercambian. El concepto de la red “no inteli-
gente” –en el sentido de una red que se ocupe de trasegar información, y lo haga bien en capas
cada vez más bajas– comienza a extenderse entre las redes modernas y, posiblemente, marque su
evolución.
Estas reflexiones marcarán el futuro próximo de la evolución de las redes de telecomunicación,
donde la tendencia hacia las conexiones siempre disponibles, hacia la banda ancha digital, hacia
los medios masivos de manejo y almacenamiento de la información, marcarán probablemente la
agenda.

5.7. LA CONSTITUCIÓN DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

La pregunta básica a la que trata de responder este apartado es cómo se configuran los siste-
mas y las redes de telecomunicación sobre la infraestructura, partiendo de la premisa de que exis-
ten una serie de recursos y estructuras que todas ellas comparten.
Todos los sistemas de telecomunicación cumplen el propósito de, al menos, poner en comuni-
cación a dos puntos alejados geográficamente. Esta circunstancia sucede si queremos unir dos
usuarios finales (clientes de una red de telecomunicación), o si queremos unir dos elementos de
telecomunicación para proporcionar un servicio a un conjunto de usuarios (imaginemos una unión
de centrales telefónicas, o una unión de routers, por ejemplo).
A menudo no resulta obvio cómo se produce esta comunicación, ni tan siquiera es evidente el
número de recursos de telecomunicación (tecnologías, equipamiento, medios de transmisión, etc.)
que se ven involucrados.
Imaginemos que tenemos la necesidad de comunicar entre sí las ciudades de Bilbao y Madrid.
En el mejor de los casos, se nos ocurre que para unir estas dos localidades hacen falta al menos
dos equipos de telecomunicación, y un medio de transmisión que los una. Asumamos, por el
momento, que esa es la situación y que, en concreto, por tratarse de una transmisión digital de
banda ancha, proporcionamos 2 Mbps, y que el medio de transmisión utilizado es la fibra óptica.

© 25
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 26

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 2. Equipamiento mínimo aparente para unir dos localidades.

Resulta habitual que entre dos localidades como las expuestas, existan más comunicaciones
que las de los 2 Mbps tomadas como ejemplo en el párrafo anterior. Si ese es el caso, habitual-
mente lo que encontramos son equipos que son capaces de transportar una capacidad superior
a los 2 Mbps. Si pensamos en tecnología de telecomunicaciones, esta podría ser el SDH (Synchro-
nous Digital Hierarchy) o incluso DWDM (Dense Wavelength Division Multiplexing). El canal de 2
Mbps será uno de los transportados en ese conjunto que “reutiliza” el medio de transmisión.

Fig. 3. El medio de transmisión puede alojar múltiples canales.

26
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 27

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

La implementación práctica de los mecanismos de transmisión sobre fibra óptica (o, en gene-
ral, sobre cualquier medio de transmisión utilizado) fija unas limitaciones de potencia de transmi-
sores y sensibilidad de receptores (entre otras), que se traducen, desde el punto de vista de
sistema, en una distancia máxima alcanzable de una serie de kilómetros. Imaginemos que esta dis-
tancia para el caso analizado fuera de 80 km; esto nos obligaría a incluir una serie de equipos
intermedios (“saltos”), intercalados entre los diferentes tramos de la fibra óptica, que nos permitie-
ran reconstruir la señal por el camino, y volverla a enviar hacia su destino (si hablamos del mundo
analógico, se habla de amplificar y, si hablamos en el mundo digital, se habla de regenerar).

Fig. 4. Cadena de equipamiento necesario para cubrir distancias elevadas.

Pensando en la globalidad de las necesidades de intercambio de información entre las diferen-


tes localidades, y concretándolas en que es posible (seguro) que en paralelo con las necesidades
de comunicación entre Bilbao y Madrid existan otras entre Bilbao y Burgos, y entre Valladolid y
Madrid e, incluso, entre Burgos y Valladolid, parece sensato pensar en que el equipamiento que se
dispusiera en el eje Bilbao – Burgos – Valladolid – Madrid, pudiera ser reutilizado para albergar
todas esas necesidades de comunicación.

© 27
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 28

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 5. Esquema de red que permite comunicar localidades por las que pasa una “cadena”
de telecomunicación.

El servicio de telecomunicaciones que se ha prestado hasta ahora con la red de teleco-


municaciones presentada es un servicio de transmisión, que se limita a transportar señales
“dedicadas” entre dos puntos específicos. Sin embargo, la velocidad de transmisión que
hemos supuesto, 2 Mbps, no es habitual que esté asignada en exclusiva para un determina-
do usuario final. Efectivamente, si nos fijáramos en un servicio como el ADSL, esta velocidad
se “comparte” entre un número de usuarios determinado, y esta compartición es tal que cuan-
do un usuario está inactivo, otro puede utilizar el ancho de banda que el otro no utiliza. Rea-
lizando una serie de cálculos estadísticos, podemos ver cómo un ancho de banda de 2 Mbps,
con el que podríamos estar prestando hasta 16 servicios de 128 kbps, en el mundo real se
“comparte” entre muchos más usuarios (pensemos en un número de 32 usuarios, asumiendo
que solamente la mitad de ellos están utilizándolos a la vez). Esta técnica permite optimizar el
ancho de banda o, dicho de otra manera, garantizar la mejor utilización máxima de la veloci-
dad disponible, a costa de que, en momentos puntuales donde la suposición realizada no es
cierta (existan más de 16 usuarios simultáneos), el ancho de banda realmente asignado sea
menor de los 128 kbps. Esta situación corresponde a la experiencia real de muchos internau-
tas con servicios ADSL o HFC, y se consigue con la introducción de mecanismos de conmu-
tación en la red (ATM –Asynchronous Transfer Mode–, o MPLS –Multi Protocol Label
Switching–, por ejemplo), que no son otra cosa que equipamiento de telecomunicaciones,
denominado “de conmutación”.

28
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 29

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 6. Ejemplo de red de conmutación de voz (unión de centralitas) entre las localidades de Bilbao y Burgos,
y un servicio de conmutación de datos (unión de DSLAMs, y tránsito a Internet) entre Valladolid y Madrid.

Asumíamos al comienzo de este apartado que las necesidades de comunicación mínimas eran
entre dos puntos. La realidad de nuestra experiencia de uso nos indica que las comunicaciones en
las redes de telecomunicación son “multipunto”, esto es, todos con todos. De esta forma, podría-
mos generalizar la red de la figura anterior, extendiéndola a las cuatro localidades implicadas en el
eje de comunicaciones.

Fig. 7. Ejemplo desarrollado de red de conmutación entre las localidades de Bilbao – Burgos – Valladollid –
Madrid, para un servicio de conmutación de voz (unión de centralitas), y otro de conmutación de datos (unión
de DSLAMs, y tránsito a Internet).

© 29
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 30

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 8. Ejemplo esquemático de red de conmutación entre las localidades de Bilbao – Burgos – Valladollid –
Madrid, para un servicio de conmutación de voz (unión de centralitas), y otro de conmutación de datos (unión
de DSLAMs, y tránsito a Internet).

Resumiendo las conclusiones que de todo el desarrollo anterior se derivan, se tiene que:

• Las redes de telecomunicación se soportan sobre medios de comunicación y equipamiento


de telecomunicaciones con diferentes tecnologías.
• Las tecnologías anteriores se clasifican en dos grandes grupos, las de transmisión y las de
conmutación, donde en orden creciente de “inteligencia” se encuentran primero las de trans-
misión y, después, las de conmutación. Estas tecnologías no son alternativas sino que, en
todas las redes que proporcionan servicios finales a los usuarios residenciales, nos encon-
tramos las dos, la de conmutación aprovechándose de los servicios de la de transmisión.
• Las tecnologías de transmisión permiten realizar el transporte transparente de los datos, gene-
ralmente entre dos puntos, punto a punto. Sus limitaciones traen consigo la necesidad de cubrir
distancias elevadas por medio de diferentes “saltos”, de nuevo en modalidad punto a punto.
• Las tecnologías de conmutación permiten compartir la capacidad de transmisión entre varios
usuarios, y encaminar las señales (decidir por qué ruta se envía la información) cuando la
comunicación se realiza entre más de dos puntos. A su vez, pueden existir múltiples uniones
de equipamiento de conmutación sobre la misma infraestructura de transmisión.
• Los sistemas de telecomunicación se completan con elementos de inteligencia de red, que
confieren a los equipos de conmutación (que proporcionan servicios sobre las redes de trans-
misión) características que los orientan hacia su uso como un determinado tipo de red (de voz,
de datos, etc.).

5.8. LA RED VISIBLE AL USUARIO DE LAS ICTS

Podríamos pensar que la red visible de un servicio de Telecomunicaciones se reduce al termi-


nal que utilizamos para acceder a ella. En efecto, el teléfono fijo en las redes de telefonía pública,

30
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 31

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

el teléfono móvil en las redes móviles, o el módem en las redes xDSL son elementos que conoce-
mos y están a nuestro alcance.

Fig. 9. Teléfonos clásicos en diferentes entornos.

Fig. 10. Teléfonos inalámbrico doméstico, y móvil de segunda generación.

Fig. 11. Aparatos de radio y televisión, tan comunes en nuestros hogares.

Fig. 12. Módems de red telefónica conmutada, ADSL y HFC.

© 31
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 32

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 13. Elementos de acceso a las redes Wi-Fi.

Los apartados siguientes nos proporcionarán una perspectiva diferente.

5.9. LA RED VISIBLE AL INSTALADOR DE LAS ICTS

El instalador de telecomunicaciones, por la propia naturaleza de las actividades que realiza,


debe por fuerza actuar sobre elementos de la red de acceso y, en ocasiones, de la red troncal de
los sistemas de telecomunicación. Desde los cables de acometida a los usuarios, hasta las inter-
conexiones de estos con los operadores en las arquetas. Desde la instalación de sistemas radian-
tes de usuario final (generalmente en las comunidades de propietarios), hasta los de la red del
operador. Desde la instalación de un equipo de conmutación en las dependencias de los opera-
dores, hasta la “programación” de un terminal de usuario.
En el sistema de comunicaciones por carretera, todo el mundo conoce los elementos inte-
grantes: las carreteras y sus tipos, las señales de tráfico, los puntos de control de velocidad, los
peajes, etc. Es inevitable, ¡el conductor es la inteligencia de la red! Esto no es necesario en los sis-
temas de telecomunicaciones, donde el usuario no necesita aplicar demasiada “inteligencia”. A
modo de ilustración, a continuación se incluyen elementos cotidianos al alcance de nuestra vista,
que muestran directamente, o albergan, elementos de telecomunicaciones que contribuyen a pres-
tar el servicio del que nos aprovechamos: ¡No es difícil distinguirlos!

Fig. 14. Entrada a un domicilio del cable de pares de telefonía (izquierda), y del cable coaxial de TV (derecha)
en una red HFC.

32
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 33

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 15. Armario (RITS) con aparatos para recepción de radio y televisión en un edificio de viviendas.

Fig. 16. Antenas para la recepción de la televisión terrestre.

© 33
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 34

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 17. Arquetas de entrada subterránea de cables a las instalaciones.

Fig. 18. Concentración de repartidores de cables de pares en una de las ubicaciones más atípicas.

34
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 35

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 19. Acceso de los servicios de telefonía, datos y televisión de una red HFC.

Fig. 20. Interior de repartidor de cable de pares, rodeado de cables coaxiales HFC.

© 35
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 36

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 21. Elementos constituyentes de una red HFC (cable coaxial).

Fig. 22. Caja repartidora de intemperie para cables de pares de telefonía.

36
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 37

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 23. Torpedo de intemperie para reparto de cables de pares.

Fig. 24. Distribución aérea de cables de telefonía.

© 37
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 38

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 25. Cable de fibra óptica sobre tendido eléctrico.

Fig. 26. Cables de comunicaciones sobre el recorrido de línea de tren.

38
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 39

ÁMBITOS DE LAS REDES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 27. Estación base de azotea, con transmisión radio de microondas.

Fig. 28. Enlace radio de microondas para transporte de comunicaciones.

© 39
ACCESO ICTs-03 19/2/08 10:27 Página 40

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 29. Antenas de estación base a pie de calle, para cobertura DCS (GSM) 1.800 MHz.

Fig. 30. Enlace radio para evitar obras en la vía pública.

40
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 41

6. Conceptos generales
de telecomunicación

6.1. ACCESO AL MEDIO

6.1.1. El medio compartido

l acceso al medio, y no nos referimos explícitamente a la capa correspondiente de la pila

E OSI de la ISO, es la forma en la que en un sistema, donde existe una compartición de


algún medio de comunicaciones, sus diferentes estaciones usuarias coordinan sus
comunicaciones a través de él.
Los sistemas de comunicaciones, en general, tienen asignados una serie de recursos de trans-
misión para su uso. Este uso puede ser exclusivo o estar compartido con otros usuarios del mismo
medio. De esta forma, un sistema que utilice un cable para la transmisión y/o recepción, puede
tenerlo asignado en exclusiva (no habrá ningún otro sistema que trate de utilizarlo simultáneamen-
te) o no; en el primero de los casos, el concepto de acceso al medio compartido carece de senti-
do (a no ser que consideremos la transmisión y recepción simultánea sobre el mismo medio),
mientras que en las circunstancias en que varios sistemas pueden acceder al mismo, nos encon-
tramos con que el concepto de acceso al medio adquiere sentido pleno.
En concreto, existen diferentes medios de transmisión que pueden ser compartidos:

• El espectro electromagnético, del que no cabe duda que es común para todos los usuarios
que quieran utilizarlo a la vez. El espectro electromagnético es compartido en todos los sis-
temas inalámbricos, desde los de radiodifusión a los de comunicaciones de datos. La forma
de compartir este medio puede ser geográfica (transmisores y receptores separados entre
sí), en frecuencia (transmisiones y recepciones en diferente frecuencia), en tiempo (en los ins-
tantes de transmisión y recepción, cada instalación lo hace de modo alternativo y coordina-
do), etc., y, por supuesto, mixta.

© 41
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 42

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 31. Espectro electromagnético, con servicios de telecomunicaciones vía radio habituales.

• Los medios sobre soportes conductores o dieléctricos (cables coaxiales –redes HFC–, fibras
ópticas –redes PON–, cables de la electricidad –redes PLC–, etc.), cuando contienen dife-
rentes elementos transmisores y receptores conectados al mismo cable.

En cualquiera de los casos, los sistemas no disponen de estos medios en exclusiva y, en todos
ellos, se presenta una pugna por el uso de los recursos escasos, lo que se conoce como “con-
tender por el medio”. De cómo se resuelva esta situación de disputa, depende la clasificación que
se realiza en los apartados siguientes.

6.1.2. El acceso al medio

La forma en que se aborda la cuestión del acceso al medio es mediante la división de la inter-
faz común en lo que llamaremos canales físicos, que no son sino aquellas facilidades concedidas
a los usuarios para que accedan al recurso común y compartido.
Sobre estos canales físicos se definen los canales lógicos, que son las utilizaciones concretas
que se hacen de los canales físicos de acuerdo con un cierto procedimiento, protocolo o estándar
de comunicaciones con el fin de conseguir la comunicación coordinada e inteligente de los ele-
mentos del sistema.
Refiriéndonos a los canales físicos, las técnicas de multiacceso (técnicas para acceso al medio
compartido por parte de múltiples usuarios) son los procedimientos de acceso al medio, que se
usarán de acuerdo con los criterios establecidos por un cierto canal lógico.
Los métodos de acceso al medio se concretan en:

• FDMA (Frequency Division Multiple Access o acceso al medio por división en frecuencia)
donde la compartición de recursos viene caracterizada por la asignación de diferentes cana-
les o frecuencias a diferentes usuarios. Todos los usuarios transmiten en los mismos instan-
tes de tiempo, pero en frecuencias diferentes.
• TDMA (Time Division Multiple Access, o acceso al medio por división en tiempo) donde la
compartición del medio se realiza a través de una asignación de intervalos de tiempo (Time

42
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 43

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Slots o TSs) a los distintos usuarios. Todos los usuarios transmiten en las mismas frecuen-
cias, pero en diferentes instantes de tiempo.
• CDMA (Code Division Multiple Access o acceso al medio por división en código), donde el
modo de acceso al medio viene marcado por la asignación de códigos únicos y ortogonales
a los usuarios. Todos los usuarios transmiten en las mismas frecuencias y al mismo tiempo,
pero empleando códigos diferentes.
• GDMA (Geographical Division Multiple Access o acceso al medio por separación geográfica).
Tradicionalmente no se ha hablado nunca de este método de acceso sino que se le ha veni-
do tratando dentro de lo que conocemos como planificación frecuencial (muy tradicional en
el caso de los radioenlaces combinada con la adecuada selección de los sistemas radian-
tes, o la planificación celular en el caso de los sistemas móviles celulares). Este método se
aplica explícitamente en los sistemas de bucle local inalámbrico, en los sistemas PLC, así
como en todos los sistemas de comunicaciones móviles.
• Existe alguna técnica novedosa adicional, como las que combinan los condicionantes de la
modulación con el acceso al medio, pero son básicamente las anteriores las que tienen sen-
tido en la amplia mayoría de los sistemas de acceso.

Deben tenerse en cuenta una serie de consideraciones:

• Las técnicas de multiacceso no son totalmente independientes de las técnicas de modula-


ción que se emplean en cada caso. Así, por ejemplo, es habitual encontrar las modulaciones
analógicas asociadas a FDMA, y modulaciones digitales a TDMA y CDMA.
• Rara vez nos encontramos únicamente con una sola técnica de acceso al medio: es muy
común combinarlas. Por ejemplo, la combinación de FDMA y TDMA como consecuencia de
la necesidad de coordinación frecuencial en sistemas digitales TDMA, es sumamente popu-
lar en los sistemas móviles de segunda generación.

6.1.3. Acceso múltiple FDMA

El acceso por división en frecuencia es la técnica más tradicional de cuantas se han enumera-
do. Sus orígenes se remontan ya al año 1900.
El acceso múltiple FDMA es la técnica que, sin darnos cuenta, en la práctica separa los dife-
rentes segmentos frecuenciales para las diferentes aplicaciones que en el mundo de las telecomu-
nicaciones tenemos ubicadas en el espectro electromagnético (las aplicaciones de televisión por
un lado, las de radiodifusión por otro, la telefonía móvil analógica, la telefonía móvil celular, los
radioenlaces, etc., todos ellos ubicados en un emplazamiento concreto del espectro frecuencial).
De esta forma, traduciendo esta circunstancia a la aplicación del multiacceso en sí mismo, la
técnica FDMA divide el volumen espectral disponible (ancho de banda) en una serie de canaliza-
ciones de banda estrecha (o ancha, en según qué sistema) llamadas radiocanales o portadoras,
que serán las que se asignen a los usuarios. Las asignaciones serán del tipo un canal por porta-
dora.
La configuración del FDMA es diferente según nos refiramos a los canales ascendente o des-
cendente:

• En el enlace ascendente, el usuario concentra su información en un canal concreto que el


sistema en el caso más general le asigna, por medio de la selección en su transmisor de la
frecuencia correcta.

© 43
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 44

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• En el enlace descendente, la red difunde el conjunto de todos los radiocanales, y cada recep-
tor sintoniza mediante un filtro pasobanda la frecuencia que le corresponde.

Fig. 32. Acceso múltiple FDMA.

Las modulaciones analógicas (y sobre todo la FM) han sido las más utilizadas en este multiac-
ceso. En contra de lo que pudiera parecer, el paso del mundo analógico al digital no supuso la des-
aparición del FDMA, sino su combinación habitual con el TDMA para las modulaciones digitales,
quedando el FDMA reservado para la coordinación y planificación frecuencial por medio del uso de
los radiocanales.

Algunas de las características más destacadas del FDMA son:

• Validez para modulaciones tanto analógicas como digitales.


• Poca adaptabilidad a la incorporación de aplicaciones de distinta naturaleza, por su limita-
ción en estado puro a las modulaciones analógicas.
• Limitaciones en la inclusión de señalización y otra información para la mejora de la calidad y
los servicios de la llamada (por las propias limitaciones de las modulaciones analógicas en
este terreno).
• Facilidad conceptual en la operación de los sistemas y facilidad en la fabricación de equipos.
• Inconvenientes en los límites establecidos entre canales para que la información no se inter-
fiera, que serán diferentes según la frecuencia de trabajo que se considere.

6.1.4. Acceso múltiple TDMA

La técnica de acceso por división en tiempo se aplica a señales digitales. La técnica consiste
en la asignación a los usuarios del sistema de una misma frecuencia compartida en intervalos de
tiempo sucesivos y cíclicos. Básicamente, el TDMA consigue una apariencia de continuidad en la
asignación y uso de un recurso frecuencial, que realmente está temporalmente repartido entre múl-
tiples usuarios.
Así pues, mientras que en FDMA cada estación tiene asignada en exclusiva una frecuencia,
ocurre que ahora esta frecuencia es compartida, interrumpiendo la transmisión constantemente
para dar paso a la comunicación siguiente en la sucesión de usuarios con comunicaciones en mar-

44
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 45

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

cha. Véase por ello que tenemos un sistema que aunque para el usuario presenta una apariencia
de tener un recurso siempre a él asignado en exclusiva, la realidad es que el recurso se va alter-
nando entre varios a una velocidad lo suficientemente alta como para que el efecto no pueda apre-
ciarse. Aparecen de este modo las necesidades adicionales de memoria en el sistema (sistemas
digitales) capaces de almacenar la comunicación del usuario hasta que esta sea requerida para su
transmisión.
El sistema debe contar con un elemento que controle las asignaciones del recurso de forma
centralizada, disponiendo de un mecanismo de direccionamiento capaz de distinguir a los usua-
rios, así como de sincronización para que cada terminal pueda determinar cuál es el momento en
que le toca acceder al recurso compartido.
La técnica de multiacceso TDMA no es exclusiva de los sistemas de telecomunicación sino que
básicamente es el mecanismo que se encuentra detrás de la capacidad multiproceso de los orde-
nadores, donde aparentemente se ejecutan simultáneamente una serie de actividades o procesos
(“programas”), que en realidad están cada uno ocurriendo en un instante diferente, de una mane-
ra cíclica pero en intervalos suficientemente pequeños para que parezca que el recurso está siem-
pre disponible para cada proceso. El funcionamiento es conceptualmente idéntico.

Fig. 33. Acceso múltiple TDMA.

En TDMA se definen unos conceptos básicos referidos a la estructura temporal de las asigna-
ciones:

• Trama, ciclo periódico de acceso de los N usuarios a los recursos compartidos. Su duración,
para un intervalo de tiempo de valor T, suele ser inferior al producto N·T y, desde luego, sufi-
ciente para lograr la apariencia de simultaneidad de las comunicaciones.
• Período de Trama, duración temporal de la trama.
• Intervalo de Tiempo o Time Slot, duración temporal de la ventana de tiempo de acceso indi-
vidual. En el ejemplo anterior, T.
• Ráfaga o Burst, secuencia de bits transmitida o recibida en el período de un intervalo de
tiempo o time slot.

La técnica TDMA presenta problemas importantes de escalabilidad, con el aumento del número de
usuarios en el sistema, por ser la trama de duración fija y limitada. Para solucionar este problema es
para lo que aparece la combinación del FDMA y el TDMA, de modo que, con un número de intervalos

© 45
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 46

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

de tiempo fijo, podamos incorporar más estructuras iguales (es decir, más tramas temporales TDM) en
otras frecuencias (FDM). De este modo llegamos a un compromiso entre el ancho de banda, el tiem-
po asignado a cada comunicación, y la demora entre un intervalo temporal y el intervalo temporal
siguiente de la misma conversación que permita a esta comunicación características de tiempo real.

Las características básicas del acceso TDMA son:

• Estricta necesidad de sincronización en el acceso, en tanto que se requiere una estricta sin-
cronización temporal de las estaciones con el sistema para evitar colisiones entre ráfagas en
la transmisión en el enlace ascendente, y conseguir que en el enlace descendente cada ter-
minal escoja la información que le corresponde.
• Necesidad de que la información se encuentre digitalizada para poder usar la técnica TDMA.
• Necesidad práctica de combinación de la técnica TDMA con la FDMA para poder superar la
limitación del número de usuarios en el sistema.
• Facilidad de transmisión de señalización, por canal común o asociado (nótese que la evolu-
ción de los sistemas hacia sistemas de mayor inteligencia se ha realizado casi siempre
mediante el uso de señalización digital que proporciona una gran versatilidad al sistema).
• Ocupación del espectro de banda ancha por la naturaleza de la modulación digital, en la que
si no se limita la emisión de frecuencias más allá de ciertos límites de canal, estas ocupan
más espectro del inicialmente asignado.
• Necesidad de establecer limitación de la duración de las tramas, por la necesidad del acce-
so al medio sin retrasos excesivos.
• Retardo en las comunicaciones por el almacenamiento intermedio que debe existir en las
estaciones.
• Posibilidad de realización de dúplex por división temporal (TDD o Time Division Duplex). Con
la técnica TDMA se consiguen canales dúplex:

 Mediante la utilización de dos tramas temporales, una trama temporal ascendente dis-
puesta en una frecuencia, y otra trama temporal descendente en otra diferente.
 Mediante la utilización de una sola trama temporal (TDD) en la que se implementen los
canales ascendentes y descendentes, reservando los primeros intervalos para la comuni-
cación en un sentido, y los siguientes para la comunicación en el otro.

6.1.5. Acceso múltiple CDMA

Las técnicas CDMA tienen un origen militar en el marco de las comunicaciones relacionadas
con la guerra electrónica. Las comunicaciones militares deben guardar un alto grado de seguridad,
en el sentido de ser capaces de no ser descifradas por el enemigo. No hay mejor forma de pro-
porcionar una señal indescifrable que la de aquella señal que ni siquiera se sabe que existe. En el
origen de las técnicas CDMA se encuentra el espectro expandido y la intención de asemejar la
señal transmitida al ruido del entorno.
Así pues, mientras que las técnicas FDMA y TDMA utilizan mecanismos diferentes para pro-
porcionar acceso al medio (de un lado, acceso a las frecuencias como recurso compartido
–FDMA–, y de otro acceso al tiempo como recurso compartido –TDMA–), el acceso CDMA asigna
para todos los usuarios todo el espectro durante todo el tiempo disponible. De este modo, la forma
que se establece para distinguir usuarios es la asignación de códigos digitales diferentes (véase de
nuevo la necesidad de contar en origen con señales de naturaleza digital).

46
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 47

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

La técnica CDMA hace uso de las técnicas de espectro ensanchado o spread spectrum, donde
a cada señal se le asigna un código digital (de forma diferente según cual sea la variante spread
spectrum utilizada: Direct Sequence –secuencia directa–, Frequency Hopping –salto de frecuen-
cia–, etc.) que es el que sirve para diferenciar unas comunicaciones de otras:

• CDMA de secuencia directa. Una de las técnicas de spread spectrum más conocidas es la
de secuencia directa (DS o Direct Sequence), en la que el código acompaña a la señal mul-
tiplicándola, de la forma que se muestra a continuación:

y(t) = x(t)·c(t); c(t) es la señal de código

Se asignan códigos ortogonales a los usuarios que intervienen en una comunicación. Los
códigos ortogonales cumplen:

ci(t)·cj(t) = 0
ci(t)·ci(t) = 1

Las señales ci(t) o señales de código, son secuencias seudoaleatorias compuestas de 0 y 1,


que lo que consiguen es “expandir” la señal en una banda de transmisión muy ancha, repar-
tiendo de este modo la energía de la señal que en banda base está muy concentrada en un
ancho de banda concreto, en un ancho de banda más grande. De este modo se consigue
que la señal transmitida se asemeje al ruido en caso de que la recoja algún receptor que no
conozca su código.

Fig. 34. Señal CDMA antes y después de tratarla.

Visto entonces que la modulación se produce por medio del producto de la señal modula-
dora y el código seudoaleatorio, la demodulación se realiza de la misma manera. Si consi-
deramos como ejemplo la recepción de dos señales x’1(t) y x’2(t), sumadas por efecto de la
transmisión simultánea en frecuencia y tiempo, en el receptor preparado para la detección
de la señal 1:

© 47
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 48

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Si la recibiera el receptor 2:

Y si la recibiera un tercer receptor 3, que no tuviera nada que ver con los dos anteriores:

• CDMA de salto de frecuencia (frequency hopping). La característica básica de este sistema


de acceder al medio es que la señal modulada cambia constantemente de frecuencia al ritmo
que le marca el sistema. Este cambio de frecuencia es, en teoría, aleatorio, pero viene siem-
pre marcado por secuencias seudoaleatorias que permiten al receptor autorizado hacerse
con la recepción, y al receptor no autorizado, no ser capaz de recibir correctamente la señal
e, incluso, ser incapaz de darse cuenta de la existencia de la misma.

Las características principales de las técnicas CDMA son:

• Se precisan señales digitales como entrada al sistema.


• Se precisa una sincronización muy estricta (para conseguir el “enganche” de receptores).
• Ofrecen gran capacidad de tráfico pero a costa de un gran ancho de banda utilizado.
• Debido a este ancho de banda elevado, los receptores tienen una gran resolución temporal
y son capaces de aprovechar las distintas señales que, por efecto del multitrayecto, llegan al
receptor como réplicas de la señal original, para sumar de forma constructiva sus potencias
recibidas (receptores RAKE o rastrillo).
• Se precisa tecnología capaz de operar a gran velocidad, para poder tratar la señal en tiem-
pos inferiores a los de bit.
• Se precisa como en TDMA, un único transmisor y receptor para múltiples canales.
• Se puede reutilizar una frecuencia en celdas contiguas, con la utilización de códigos diferen-
tes en las celdas, facilitando de hecho la planificación frecuencial.
• La técnica CDMA puede ser utilizada para una mayor facilidad en la realización de los tras-
pasos (handovers) en tanto que las frecuencias en todas las estaciones base de los sistemas
celulares serían las mismas, aprovechando esta circunstancia incluso para técnicas de diver-
sidad que mejoren la señal recibida.

6.2. TRÁFICO

El concepto de tráfico, tan común en entornos como las vías asociadas a los medios de loco-
moción, es también de aplicación en el contexto de los sistemas de telecomunicaciones.
En todo sistema de telecomunicaciones se combinan equipos, canales y, en general, recursos
escasos (dificultad de tender cables, dificultad de obtener ancho de banda, etc.) que deben ser
dimensionados correctamente para el servicio al que se destinan.
Se trata, por tanto, de determinar el número mínimo de recursos para dar un servicio de cali-
dad suficiente, según parámetros preestablecidos. Específicamente, se suele tratar de determinar
el número de canales físicos para invertir en dar un servicio de una calidad concertada a un grupo
de usuarios del sistema de comunicaciones que en cada caso estemos estudiando, y en sus dife-
rentes áreas de red. Si en el acceso a los canales usamos técnicas de acceso al medio por divi-
sión en frecuencia (FDMA), los canales para dimensionar serán frecuencias (y anchos de banda); si

48
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 49

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

se utilizan técnicas de acceso por división en tiempo (TDMA), intervalos de tiempo; si son técnicas
de acceso por división en código (CDMA), códigos de dirección. En todos los casos nos veremos
en la necesidad de dimensionar un recurso escaso, del que por el momento no consideraremos su
naturaleza física.

6.2.1. Conceptos fundamentales

En el estudio del dimensionamiento de los sistemas de comunicaciones, se precisan una serie


de definiciones como son las siguientes:

• Grado de Servicio (GOS). Mide la dificultad de utilizar un canal cuando es necesario realizar
una comunicación. Mide, por tanto, la calidad del dimensionamiento. En el caso más gene-
ral se suele identificar con la probabilidad de bloqueo o probabilidad de pérdida de una lla-
mada en un sistema, esto es, cuando un usuario quiere utilizar un sistema, cuál es la
probabilidad de que no pueda hacerlo.
• Generadores o fuentes de llamadas, población o usuarios. Es todo el conjunto de elementos
que en un momento dado pueden demandar el servicio dimensionado.
• Servidores. Son el conjunto de recursos que proporcionan el servicio. Como ejemplo, para
un servicio de comunicaciones móviles, la población serían los móviles que se encuentran en
una célula de cobertura, y los servidores serían el conjunto de canales a su disposición (por
definición, estos últimos serán mucho menores que la población).
• Línea de Espera o Cola. Si los usuarios del sistema no pueden ser atendidos en un momen-
to dado se les puede descartar, o bien enviar a una cola de espera generalmente de confi-
guración FIFO (First In First Out o primero en llegar primero en salir). Estos sistemas de colas
no son habituales en los servicios ofrecidos al público en general.
• Régimen de Llegada de las llamadas a los servidores. Utilizando el servicio de telefonía públi-
co, es el número medio de intentos de llamada (cursadas o no) por unidad de tiempo. A esto
se le llama velocidad o tasa de llegadas, y se concreta con la expresión:

λ = 1 / [tiempo medio entre solicitudes de servicio sucesivas]

• Tiempo de Servicio u Ocupación. Es el tiempo empleado por el sistema en atender a cada


llamada. Su inversa representa el número medio de usuarios servidos por unidad de tiempo
si es que el servidor está continuamente ocupado:

µ = 1 / [duración media de una llamada]

• Intensidad de Tráfico. Es el cociente λ/µ. También se le conoce como tráfico ofrecido a los
servidores. Sería el cociente entre el número medio de llamadas por unidad de tiempo, y el
número medio de llamadas servidas en la unidad de tiempo.

En concreto, se conoce que los estudios de tráfico y de dimensionamiento se hacen en el


peor momento del día para el sistema, en lo que se denomina la hora cargada (12 del medio-
día, típicamente). Si tenemos M móviles que hacen una media de L llamadas:

© 49
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 50

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Con ello, la intensidad de tráfico:

De este modo se ofrece una nueva interpretación del tráfico ofrecido o intensidad de tráfico,
como la relación entre el tiempo total que estarían ocupados los servidores si se atendieran
todas las llamadas, dividido por el tiempo total disponible para atenderlas. Un ejemplo numé-
rico que plasma esta sencilla situación es la correspondiente a un teléfono que hiciera de
media una llamada en la hora cargada, con una duración media de 90 segundos. En este
caso, el tráfico ofrecido al sistema sería:

En el ejemplo numérico propuesto, aparece la unidad E, Erlang, unidad de tráfico sin dimen-
sión que procede de la división de segundo/segundo, y que mide la intensidad de tráfico.

• Congestión o Bloqueo en la Red. Esta situación es la que acontece cuando estando todos
los servidores ocupados se produce un nuevo intento de llamada. Generalmente, en esta
situación la llamada no es atendida por el sistema y es rechazada.
En estos sistemas se habla de que el GOS puede adquirir diferentes significados:

 GOS en sistemas con pérdidas, probabilidad porcentual de abandono del sistema.


 GOS en sistemas de colas, probabilidad porcentual de esperar más que un tiempo con-
creto.

6.2.2. Esquemas de cálculo de tráfico

Los sistemas tradicionales que persiguen dar servicio de telefonía, con independencia de su
naturaleza analógica o digital, han utilizado tradicionalmente la formulación de Erlang para su
dimensionamiento, esto es, para determinar el número de canales que el sistema debía tener para
proporcionar un servicio determinado. Erlang B o Erlang C, en función de si el sistema directamente
se olvida de las llamadas que no ha podido cursar (y deja al usuario la tarea de volver a intentar
establecer la conexión), o tiene memoria y es capaz de disponer llamadas en colas de espera.

Por el contrario, los sistemas digitales de transmisión de datos tienen una naturaleza muy dife-
rente de los anteriores, y su dimensionamiento no puede hacerse con los criterios tradicionales. La
aleatoriedad de la transmisión, su carácter de transmisión a ráfagas, los factores de concurrencia,
y la contienda por el acceso al medio en un contexto sin control centralizado, son factores para
tener en cuenta.

50
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 51

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

6.2.2.1. Sistemas de pérdidas. Erlang B


Los sistemas de pérdidas son aquellos en los que, ante la llegada de una nueva petición de ser-
vicio con todos los servidores ocupados, la petición no es atendida.
Para su dimensionamiento se utiliza la función Erlang B.
En estos sistemas, la definición del grado de servicio (GOS) es:

GOS (%) = 100·p(%); p = probabilidad de pérdida o bloqueo

Además, las definiciones que complementan la formulación anterior son:

• Tráfico cursado, definido como A [1 – B(N,A)].


• Tráfico perdido, definido como A · B(N,A).

En la figura adjunta se muestra la forma tradicional de representar la formulación anterior. Nótese


que las diferentes curvas en sus diferentes trazados toman valores enteros desde la unidad en ade-
lante y de izquierda a derecha (1, 2, 3, etc.), y que corresponden con N, el número de servidores.

Fig. 35. Erlang B.

© 51
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 52

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

6.2.2.2. Sistemas de espera. Erlang C


Un sistema en espera es aquel que, ante una petición de servicio recibida con todos los servi-
dores ocupados, la petición no se desestima sino que queda en espera de poder ser atendida.
La probabilidad de que una llamada deba esperar viene dada por la distribución Erlang C:

Los valores de la Erlang C pueden obtenerse a partir de los de la Erlang B con la fórmula
siguiente:

En un sistema de colas, la probabilidad de espera de un tiempo W, superior a un tiempo W0


dado es:

El GOS será el producto de p(W>W0) y C(N,A), puesto que la probabilidad de que no se atien-
da una llamada es la probabilidad de espera, y de que además la espera sea por un tiempo W
mayor que W0:

En muchas ocasiones se diseña el sistema tal que H = W0, es decir, el tiempo medio de dura-
ción de una llamada sea el tiempo de espera. En este caso, el grado de servicio se expresa como:

En la figura adjunta se muestra la forma tradicional de representar la formulación anterior. Nóte-


se que las diferentes curvas toman valores enteros desde la unidad en adelante y de izquierda a
derecha (1, 2, 3, etc.), y que corresponden con N, el número de servidores.

52
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 53

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 36. Erlang C.

6.2.2.3. Redes de datos por paquetes

Los estudios hasta ahora contemplados en los ámbitos de las funciones Erlang, generalmente
consideran el dimensionamiento de los canales destinados al tráfico objetivo (transmisión de voz,
por ejemplo) de los sistemas de comunicaciones.
Sin embargo, el dimensionamiento propuesto en el caso anterior ni es el único, ni cubre todo
el espectro de los cálculos necesarios:

• En los sistemas avanzados de comunicaciones tradicionales, además de los canales de voz


(tráfico deseado, en general), se cuenta con canales de señalización que, en el mejor y más
habitual de los casos, son digitales, y cuya transmisión se efectúa en forma de paquetes de
naturaleza aleatoria, tanto como lo sean las tentativas de llamadas y las actualizaciones
necesarias en el sistema en ausencia de comunicación.
• En los sistemas de transmisión de datos por canales no asignados en exclusiva ni en per-
manencia, el dimensionamiento de las redes de paquetes se afronta desde otra perspectiva
diferente de la planteada hasta ahora.

En ambos casos, el acceso al medio para dimensionar comparte la característica de ser bási-
camente aleatorio: el acceso inicial a una estación de un sistema de comunicaciones móviles, en
el mejor de los casos, el terminal está sincronizado (slotted o ranurado) en tiempo y en frecuencia
y, en el peor, no, con lo que la emisión de su intento de comunicación –por ser un sistema auto-
mático que en general no está a la escucha de lo que ocurre en el medio–, puede colisionar con la
comunicación de otro terminal.

La solución de estas situaciones pasa por el análisis de las técnicas de contienda o acceso
aleatorio, en busca del método óptimo de acceso al medio para minimizar las colisiones posibles.
Los protocolos que se enuncian a continuación son los que se cuentan entre los más habituales:

© 53
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 54

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• ALOHA. En 1970, la Universidad de Hawai propuso el método ALOHA puro como medio de
acceso al medio en ausencia de ningún tipo de control central que regulase los intentos
de transmisión de las estaciones. Este protocolo sufre bastantes problemas de colisiones.
• ALOHA Ranurado (slotted). Esta variante del ALOHA, mejora la del ALOHA puro, permi-
tiendo la emisión de paquetes sólo en momentos predefinidos marcados por algún control
central.
• CSMA (Carrier Sense Multiple Access). Este método está basado en la escucha previa del
canal antes de la emisión, buscando evitar la mayoría de las colisiones, con reintentos a inter-
valos de tiempos espaciados de la forma adecuada.
• ISMA (Inhibit Sense Multiple Access). Este método se basa en que la estación base informe
a los terminales de si su canal de entrada de acceso múltiple está ocupado o no. Esto busca
evitar las colisiones del método CSMA cuando el móvil no entra en el alcance del otro móvil
al que no oye, pero con el que colisionará.

6.3. PROPAGACIÓN

El concepto de propagación tiene sentido en cualquier medio de transmisión, sea de carácter


conducido o de características inalámbricas. El estudio de la propagación tiene como objetivo
poder predecir el alcance de una determinada señal electromagnética en el interior de un medio,
en condiciones de poder ser detectada correctamente.
La idea sencilla es que la señal, en su avance por un medio, sufre atenuaciones y distorsiones
que hacen que, a una determinada distancia, esta se parezca poco a la señal original:

• Atenuación. La atenuación supone una pérdida de potencia de la señal transmitida, que


depende directamente del medio por el que se propague (tipo de medio, composición y esta-
do de conservación), las frecuencias a las que lo haga, el tipo de modulación utilizado, y la
distancia para la que lo estudiemos, entre otros.
• Distorsión. Recogemos en este punto todos los efectos indeseados en la señal original, afec-
tando a su amplitud y/o fase.

Fig. 37. Señal atenuada y distorsionada en su propagación.

54
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 55

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

6.3.1. Propagación en medios guiados conductores

La historia es una inmejorable referencia para comprender el porqué de las técnicas utilizadas
hoy. Ayer, como hoy, los avances científicos fueron trasladados al campo de la técnica y, en gene-
ral, espoleados por las grandes empresas y las inversiones económicas.
En la década de 1850, en medio de la epopeya del tendido del primer cable de telecomunica-
ciones trasatlántico, William Thomson comenzó a preguntarse qué sucedía cuando se conectaba
una batería a un cable hasta que la tensión final se estabilizaba (esto es, el régimen transitorio). Un
año más tarde comenzó a analizar el problema aplicado a los cables telegráficos: ¿cuánto tardaba
la señal en llegar al otro extremo? Su conocimiento en la materia llevó a Lord Kelvin a involucrarse
en el análisis y tendido del primer cable trasatlántico para comunicaciones telegráficas y, en 1855,
surgió el primer análisis con circuitos distribuidos de la línea de transmisión. Años más tarde, estos
estudios se vieron complementados por los de Oliver Heaviside, con un análisis que prácticamen-
te permanece inalterado hasta nuestros días en los libros de texto.
El parámetro clave en la determinación práctica del comportamiento de los medios guiados
conductores es la atenuación. Sin embargo, siendo el factor de la atenuación el más visible, exis-
ten otros que siempre están presentes, y para los que sólo unas buenas reglas de diseño de los
sistemas de telecomunicación nos permiten obviarlos.
El análisis de las líneas de transmisión, que son como conocemos a estos medios conducto-
res, parte de una base teórica que toma como partida el modelo simplificado de la línea, y que
obtiene como resultado las conocidas como ecuaciones del telegrafista en régimen estacionario:

Fig. 38. Representación de la línea de transmisión.

© 55
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 56

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

ω = 2πf (f es la frecuencia de operación de la señal que se propaga)

Desde estos valores se deducen una serie de parámetros que son:

• La Impedancia Característica (Z0):

• La Constante de Propagación (γ), número complejo, constituido por una parte real (la Cons-
tante de Atenuación α) y una parte imaginaria (la Constante de Fase β):

• La Longitud de Onda (λ):

• La Velocidad de Propagación (Vp):

Un caso particular de línea de transmisión especialmente interesante sería aquel de la línea sin
pérdidas. En la práctica, esto se conseguiría cuando R = 0 y G = 0. Sin embargo, y por ser ideal,
esta situación es imposible:

• La Impedancia Característica (Z0) de una línea sin pérdidas:

• La Constante de Propagación (γ) de una línea sin pérdidas, número complejo, constituido
por una parte real (la Constante de Atenuación α) y una parte imaginaria (la Constante de
Fase β):

• La Longitud de Onda (λ) de una línea sin pérdidas:

• La Velocidad de Propagación (Vp) de una línea sin pérdidas:

56
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 57

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Lógicamente, la atenuación en este tipo de línea es 0 y, además, la velocidad de propagación


es independiente de la frecuencia, esto es, la velocidad a la que viajarán todas las componentes
frecuenciales de la señal es la misma, y no se producirá distorsión de fase. Por tanto, si bien lograr
la condición de atenuación 0 es imposible, trataremos de aproximarnos obteniendo mínimos, así
como trataremos de conseguir velocidades de fase no dependientes de la frecuencia, esto es,
retardos de las componentes frecuenciales constantes.
La condición de Heaviside nos proporciona esta circunstancia en que la atenuación se hace
mínima:

En estas condiciones:

• La Impedancia Característica (Z0) de una línea sin pérdidas:

• La Constante de Propagación (γ) de una línea sin pérdidas, número complejo, constituido
por una parte real (la Constante de Atenuación α) y una parte imaginaria (la Constante de
Fase β):

• La Longitud de Onda (λ) de una línea sin pérdidas:

• La Velocidad de Propagación (Vp) de una línea sin pérdidas:

En la práctica, es muy difícil lograr que se cumpla la condición de Heaviside, pero sí es posible
aumentar artificialmente el valor de L (carga con bobinas en serie, o “pupinización” de la línea –en
honor a M. Pupin–) con idea de aproximarnos a los mínimos de atenuación en la medida de lo posi-
ble. La mala noticia al respecto es que esta estrategia utilizada para la transmisión de señales ana-
lógicas vocales, y que se encuentra muy extendida en ciertas redes de telefonía de ámbito mundial,
no es adecuada para las tecnologías xDSL por el uso que estas hacen de las altas frecuencias. El
uso de las bobinas de carga varía según las diferentes compañías telefónicas pero, en EE. UU., va
desde prácticamente ninguna a un 20% de los bucles locales.
Como conclusión final, se puede afirmar que el parámetro α es el parámetro decisivo a la hora
de evaluar el alcance de la señal en su transmisión. Este parámetro tiene unidades de dB/m.

© 57
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 58

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

6.3.2. Propagación en medios guiados no metálicos

El medio guiado dieléctrico más conocido es la fibra óptica. La fibra óptica es un medio no con-
ductor, compuesto por dos tipos diferentes de materiales dieléctricos (vidrio de cuarzo –SiO2 o dió-
xido de silicio–), uno rodeando al otro, de modo que el que se encuentra más en el interior es el
que guía o conduce la señal óptica por medio de continuas reflexiones en la interfaz con el recu-
brimiento.

Fig. 39. Propagación de una señal en una fibra óptica.

El año 1870, John Tyndall realizó una demostración pública de que un chorro de agua era
capaz de conducir la luz (el famoso experimento de los cubos que se comunicaban con un chorro
de agua, por el que se hizo viajar un haz de luz). En el año 1880, A. G. Bell patentó el fotófono, un
aparato capaz de transmitir señales de voz con ayuda de la luz. En la década de 1930 se consi-
guió un primer embrión de sistema óptico, y la realización de estos conceptos se hizo posible con
el desarrollo del láser en 1958 y su utilización práctica en 1960. En los años 70 se pusieron en ser-
vicio los primeros cables de fibra óptica. En los años 80 entraron en servicio los primeros cables
submarinos de fibra óptica, siendo el año 1988 el que anunció el primer cable trasatlántico.
Las fibras ópticas no son todas del mismo tipo. Las hay monomodo y multimodo y, dentro de
ellas, de diferentes tipos: G.652, G.653, G.655 y G.656 (monomodo), y de diferentes diámetros 50 µm
y 62,5 µm del núcleo interno (multimodo).
Si nos centramos en los principales parámetros que controlan el desempeño y las aplicaciones
en que se usan los cables de fibra óptica, nos encontramos con la atenuación y la dispersión (nóte-
se que ambos conceptos no son exclusivos de este medio, y aquí los caracterizaremos de una
forma específica):

• Atenuación, que no es sino la pérdida de energía que experimenta la luz que se propaga por
continuas reflexiones en una fibra óptica. Esta atenuación se debe fundamentalmente a los
fenómenos físicos de absorción y dispersión, y depende de la longitud de onda (λ) de la señal
luminosa que se propaga. La atenuación se mide en unidades de dB/km (por ejemplo, en

58
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 59

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

planificaciones iniciales sobre una fibra óptica monomodo a la longitud de onda de 1.300 nm
–2ª ventana– se puede considerar una atenuación de 0,35 dB/km, y a la de 1.500 nm –3ª
ventana– de 0,25 dB/km).
• Dispersión cromática, en virtud de la cual las componentes frecuenciales (en diferentes lon-
gitudes de onda del ancho de banda transmitido) no alcanzan el receptor al mismo tiempo,
por las diferentes velocidades de cada una de las componentes. La dispersión en el material
se mide en unidades de ps/(nm · km).
• Dispersión del modo de polarización, que en una fibra monomodo hace que la energía se
transmita en dos modos, uno polarizado perpendicularmente al otro, y que debido a las asi-
metrías del núcleo óptico (teóricamente redondo, aunque de perfil real elíptico), se propagan
a diferente velocidad.

Nótese que la dispersión, en general, hace que los pulsos que representan los datos en la
transmisión digital, y que están constituidos por muchas componentes frecuenciales, tiendan a dis-
persarse a medida que se propagan a través de un medio, pudiéndose solapar unos con otros.
Este efecto es conocido como interferencia entre símbolos, y limita la velocidad de transmisión
máxima.
La planificación de los enlaces de fibra óptica se realiza basándose en criterios de atenuación,
asumiendo que el resto de las magnitudes conflictivas se encuentran ya controladas (por la natura-
leza del material empleado, por el diseño del sistema de comunicaciones, etc.). En estas condicio-
nes, la atenuación máxima alcanzada viene determinada, de un lado por la diferencia entre la
potencia transmitida máxima y la sensibilidad (potencia mínima necesaria) del receptor y, de otro, por
el conjunto de las atenuaciones en los empalmes existentes, unidas a la atenuación por distancia:

Suele existir también un valor de atenuación mínima que debemos conseguir para evitar satu-
raciones en el receptor (situaciones en que el receptor recibe más potencia de la que puede sopor-
tar, y acaba por estropearse). Esta dependerá de la potencia de transmisión, y de la potencia
máxima que se puede recibir en el receptor. Con todo, se define una distancia mínima necesaria
en fibra, o bien una atenuación adicional necesaria:

6.3.3. Propagación en espacio libre

La propagación por el espacio libre no es otra cosa que la utilización de una transmisión no
guiada por alguna de las capas de la atmósfera. En función de cuáles sean las características de
los transmisores y los sistemas radiantes, la capa será una u otra, y la propagación será muy dife-
rente (ver apartado siguiente).
Atendiendo a lo que atañe a los sistemas no de difusión de nuestro interés en este texto, po-
dríamos centrarnos en la propagación troposférica. En ella, distinguimos dos situaciones, una refe-
rida a los canales fijos en los que el transmisor y el receptor son únicos y en comunicación punto

© 59
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 60

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

a punto entre ubicaciones bien definidas, y otra referida a los canales móviles, donde generalmen-
te un transmisor es fijo, y los receptores son varios y cambiantes de posición en los diferentes
momentos.
A continuación se incluye una descripción de los mecanismos habituales en las bandas de inte-
rés, incluyendo las de difusión.

6.3.3.1. Mecanismos de propagación atmosféricos


En la propagación de ondas electromagnéticas, dos son los elementos que más influencia ejer-
cen sobre la transmisión de las mismas:

• El terreno o el “suelo”:

 A frecuencias bajas y con antenas en las proximidades del mismo, en el suelo se excita
una onda de superficie.
 A frecuencias superiores, el suelo produce reflexiones y difracciones cuando la onda se ve
obstaculizada en su avance.

• La atmósfera y sus diferentes capas:

 La troposfera, por la diferente composición de las capas que en ella aparecen, curva los
rayos electromagnéticos por medio del fenómeno de la refracción.
 La ionosfera produce fuertes reflexiones, en virtud del efecto refractivo en las diferentes
capas que la componen, acompañadas de atenuación, dispersión y rotación de la polari-
zación.
 Los gases presentes en frecuencias de microondas producen atenuación adicional a la de
la propagación por espacio libre.
 Los hidrometeoros, en frecuencias de microondas, producen absorción, dispersión y des-
polarización de las ondas, lo que se traduce en atenuación adicional.

Para modelar todos los fenómenos anteriores, podemos hablar de mecanismos de propaga-
ción en los diferentes entornos de frecuencia, capaces de justificar y predecir los comportamien-
tos apreciados.

a) Mecanismos de propagación en VLF (3 kHz – 30 kHz)

El mecanismo predominante en el margen de frecuencias entre 3 y 30 kHz es la propagación


de la onda guiada entre la Tierra y la ionosfera. A estas frecuencias, ambos elementos se compor-
tan como buenos conductores, y la longitud de onda es lo suficientemente grande para ser com-
parable con la distancia entre Tierra e Ionosfera (100 a 10 km de longitud de onda, para una
separación de entre 60 y 100 km).

60
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 61

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 40. Conducción guiada sobre la superficie de la Tierra.

El hecho de que los conductores (Tierra e Ionosfera) no sean perfectos, introduce una atenua-
ción que es favorable a la propagación, frente a la obtenida en la propagación por onda espacial
(por encima de 10 MHz, donde se valoran las situaciones en base a la fórmula de Friis para la pro-
pagación):

• Para f < 50 Hz, α < 1 dB / 1.000 km.


• Para f = 20 kHz, por ejemplo, 5 dB / 1.000 km < α < 15 dB / 1.000 km.

De entre las ventajas de este tipo de propagación se cuentan la gran distancia de cobertura, la
poca atenuación y la estabilidad. Entre sus desventajas están un ancho de banda muy pequeño
(velocidades de transmisión muy pequeñas), así como antenas poco eficaces (f = 10 kHz, L = 250
m (λ/120) →Rr=0,03 Ω) por la existencia de efectos capacitivos.

b) Mecanismos de propagación en LF (30 kHz – 300 kHz) y MF (0,3 MHz – 3 MHz)

El mecanismo predominante en la propagación en esta banda es la onda de tierra u onda de


superficie. Estos sistemas se dice que funcionan en la banda conocida como de onda media,
donde la onda se propaga en la discontinuidad tierra – aire, adaptándose al terreno, y por medio
de antenas verticales de alturas de entre 50 y 200 m.
Los alcances producidos dependen del rango de frecuencias, donde en LF alcanzan hasta
2.000 km, en MF 300 km y en HF, donde este no es el mecanismo fundamental, hasta 50 km.

c) Mecanismos de propagación en MF (0,3 MHz – 3 MHz) y HF (3 MHz – 30 MHz)

El mecanismo predominante es la propagación por onda ionosférica, aplicable fundamen-


talmente a HF, y donde se producen constantes refracciones de la señal en las diferentes
capas de la Ionosfera que se traducen en “reflexiones” finales capaces de devolver las seña-
les a tierra.

Los alcances de las comunicaciones varían entre el día y la noche (MF de hasta 2.000 km y HF
de hasta 4.000 km), y las polarizaciones de las antenas pueden ser horizontales o verticales.

© 61
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 62

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 41. Escenarios de propagación en bandas LF, MF y HF.

d) Mecanismos de propagación en VHF (30 MHz – 300 MHz) y superiores

A las frecuencias superiores a los 30 MHz, la ionosfera se hace transparente a las ondas elec-
tromagnéticas, y la propagación se ve únicamente afectada por el suelo y la capa más baja de la
atmósfera (troposfera). Dominan los mecanismos de propagación troposférica.
Las antenas empleadas en estas frecuencias son directivas, y elevadas sobre el suelo respec-
to a la longitud de onda. Los alcances son muy variables, oscilando desde las decenas de kilóme-
tros en el entorno terrestre, a muchos más en el ámbito espacial.

6.3.3.2. Propagación en canales radio fijos


En este ámbito de comunicaciones inalámbricas en entorno fijo, donde interesa conocer cómo
se atenúa la señal entre dos puntos situados siempre en la misma ubicación, obviamente no exis-
ten cambios en la variable espacio, aunque sí existen en la variable tiempo, en tanto que las con-
diciones del entorno (condiciones atmosféricas) son variables de un instante para otro.
Los métodos de estimación de la propagación en los radioenlaces fijos han partido siempre de
un primer gran número que ha sido la pérdida de propagación de espacio libre y que, en función
de la frecuencia y la distancia, determina el orden de magnitud de atenuación de la señal.
Así pues, la pérdida de espacio libre es la pérdida que experimenta, por ejemplo, un radioenla-
ce en el espacio exterior, donde no existen influencias de la atmósfera ni del terreno. La deducción
de las pérdidas toma en cuenta la densidad espectral de potencia tal y como muestran las fórmu-
las siguientes:

62
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 63

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Es importante destacar la dependencia de los factores que influyen decisivamente en el enla-


ce: conforme la distancia y la frecuencia aumentan, también lo hacen las FSL (Free Space Losses
o Pérdidas de Espacio Libre). Véase que doblar la distancia supone incrementar las pérdidas en
6 dB.
Sobre este valor se superponen otros que determinan el valor final. Entre ellos se encuentran:

• Factores atmosféricos. El desvanecimiento por difracción puede ser el origen de pérdidas de


señal o atenuaciones excesivas, en el caso de un diseño de radioenlace mal realizado. Para
apreciarlo, basta con entender el fenómeno de la propagación troposférica (la troposfera es
la capa más baja de la atmósfera). En la figura adjunta se aprecia cómo se ha representado
un semielipsoide alrededor de lo que podríamos considerar la trayectoria rectilínea de la ener-
gía electromagnética entre el origen y el destino. Este elipsoide es lo que se denomina elip-
soide de Fresnel, y su aparición se deriva de un desarrollo matemático complejo. Respecto
de este semielipsoide es donde debe darse un mínimo despejamiento que debe tener el haz
radioeléctrico respecto de la superficie terrestre, para que sea posible la comunicación entre
dos puntos, en las distintas situaciones de gradiente de índice de refracción (esto es, del
valor de K, dependiente de aspectos atmosféricos, desde valores de K mínimo de 2/3, y con
valores medianos de K = 4/3).

Fig. 42. Perfil del terreno ante los diferentes valores de K.

• Factores del terreno (pérdidas por obstáculos –métodos EMP, Wilkerson, Epstein / Peterson,
…–, …).

© 63
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 64

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 43. Despejamiento en obstáculo en arista aguda.

Para el estudio del problema se define un parámetro adimensional v:

que determina una pérdida adicional según la fórmula adjunta:

• Factores de multitrayecto, como el analizado por el modelo de tierra plana para el estudio de
las reflexiones (ver figura adjunta). En el desarrollo del modelo se considera en el camino entre
el transmisor y el receptor un rayo incidente directo (RD) y uno reflejado (RR), de acuerdo con
la teoría óptica e intuitiva más básica.

Fig. 44. Esquema para el modelo de transmisión en tierra plana.

64
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 65

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

En un caso simplificado, y bajo determinadas circunstancias, la intensidad de campo eléctrico


recibido oscila entre una serie de valores según la fórmula adjunta:

6.3.3.3. Propagación en canales radio móviles


Los sistemas móviles vienen caracterizados por tres aspectos fundamentales que los hacen
diferentes del resto de los sistemas de comunicaciones en lo que a aspectos de propagación se
refiere:

• Cobertura alrededor de un emplazamiento de estación base o repetidora, por contraposición


a la comunicación punto a punto, en tanto que se pretende que las comunicaciones sean
posibles en una zona concreta y extensa y, como tal, son necesarias las predicciones de
señal recibida en la mayoría de los puntos de la zona a cubrir como medio de garantizar que
los usuarios dispondrán de una cierta calidad en el servicio.
• Existencia de múltiples trayectos entre transmisor y receptor, por la existencia de múltiples
obstáculos físicos entre ellos, que producen efectos de reflexión, difracción y refracción que
originan réplicas de las señales originales.
• Variación continua, en los ejes temporal y espacial de los trayectos entre estación base de
cobertura y terminal móvil, de modo que constantemente se observa variación en la poten-
cia recibida en el terminal.

El canal móvil, lejos de ser estático, es especialmente variable como consecuencia del carác-
ter zonal de la cobertura. Esto se traduce en que para una potencia de transmisión PTx constante,
la potencia recibida PRx será variable. Vamos a tratar de mostrar la naturaleza de esta variación.
La variabilidad de la señal recibida se puede expresar como superposición de una componen-
te de señal fija, más una serie de componentes variables de carácter estadístico (lógicamente, lejos
de pretender recoger el detalle de todas las situaciones posibles debemos recurrir a un estudio
estadístico del problema que nos sea suficientemente claro).
Evaluamos la primera de las influencias que apreciamos en la caracterización del canal móvil y
que adelantábamos en el apartado anterior: la distancia. Se dice, por tanto, que la pérdida básica
de propagación (lb) varía con la distancia entre el transmisor y el receptor (d):

Obsérvese cómo entra en juego una variable n cuyo valor exacto es función del medio en que
se esté propagando la señal, y la altura de la antena de referencia considerada. Veremos, poste-
riormente, como según el modelo considerado para este estudio del canal móvil, los valores adop-
tados pueden ser diferentes.

Añadimos ahora dos influencias que nos faltaban por considerar:

© 65
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 66

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• Obstáculos en el trayecto entre el transmisor y el receptor, cuya atenuación vendrá caracte-


rizada por una distribución estadística gaussiana (normal).
• El entorno inmediatamente próximo al móvil (en un radio menor que 100 λ), donde la varia-
ción vendrá marcada por la distribución de Rayleigh, caracterizadora de entornos marcados
por el multitrayecto afectando principalmente a las señales de banda ancha.

Respectivamente, cada mecanismo considerado se define como sigue:

• Desvanecimiento lento o por sombra, donde para cada punto del plano de coordenadas
(x,y), la pérdida básica se expresa como:

Nótese que donde antes hablábamos directamente de lb(d), ahora hemos incluido una com-
ponente que da idea de la variación estadística observada. Esta componente seguirá una
variación gaussiana o normal.

• Desvanecimiento rápido, donde la baja altura de las antenas de los receptores hace que apa-
rezca un nuevo factor de variabilidad por la presencia de obstáculos próximos, que originan
multiplicidad de trayectos de propagación que son la fuente de la variación rápida del nivel
(campo eléctrico o, más habitualmente, potencia) de la señal recibida. La variación viene
caracterizada por una variable aleatoria r, dependiente de la distancia (por tanto, del tiempo)
y de la frecuencia de la señal en cuestión. La variable aleatoria r es proporcional al cuadrado
de una magnitud que sigue la distribución de Rayleigh:

R es una variable aleatoria de media 0. Así, el promedio de Lb(d) en un pequeño recorrido del
receptor:

Si promediamos en los largos recorridos del receptor:

66
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 67

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 45. Ejemplo de señal recibida, con las variaciones estadísticas indicadas en el texto.

Nótese además que la relación entre la potencia y la pérdida experimentada viene dada por la
expresión:

De este modo, cualquier variación estadística que afecte a la atenuación, se traslada automá-
ticamente, y de igual forma, sobre la potencia recibida.
Los métodos de estimación en entornos móviles aprovechan todo el conocimiento inicial de
que se disponía en los enlaces fijos. Haciendo un repaso histórico de los avances en esta materia,
se tiene la siguiente situación:

• Hasta los años 60 se venían utilizando métodos basados en estudios teóricos y desarrolla-
dos sobre la base de un análisis estadístico de múltiples mediciones experimentales: ábacos
de Bullington, curvas propuestas por el CCIR (organización antigua ahora amparada bajo la
UIT-R) como la UIT-R P.370 para las frecuencias entre los 30 MHz y 1 GHz, aplicables bási-
camente en zonas rurales con transmisores capaces de cubrir grandes extensiones típicos
de los ámbitos de la radiodifusión e incluso los móviles sin reutilización de frecuencias.
• Para medios urbanos no existían modelos de propagación, salvo algunos de índole y origen
empírico en USA y Japón (Okumura). Los modelos generados por Okumura desde medidas
tomadas en Tokio para la recepción vehicular en 3 rangos de frecuencia (150, 450 y 900
MHz) y 4 tipos de ciudades y, posteriormente digitalizados por Hata, se vienen usando hasta
hoy en día, a pesar de su validez relativa.
• Con la aparición de los métodos informáticos comenzó el análisis por trazado de perfiles
(radiales) del terreno en que se propagaba la señal en las zonas rurales. Es el origen de los
métodos empíricos de:

© 67
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 68

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

 Egli, en 1957, que, basado en medidas reales en terreno irregular, planteaba un modelo
matemático reducido en la práctica a una fórmula.
 Longley y Rice, que obtuvieron aspectos estadísticos tan importantes como las variables
emplazamiento, tiempo y confiabilidad.
• En los entornos urbanos se utilizaba el método de Hata, que no era sino una digitalización
de los métodos de Okumura. Desde el momento de su aparición, sucesivos estudios fueron
introduciendo correcciones a los métodos de Okumura - Hata:
 Allsebrook y Parsons, que en el año 1977 introdujeron el efecto de los edificios próximos
así como el ancho de la calle referido a las ciudades británicas.
 Ibrahim y Parsons, que en el año 1983 realizaron valiosas aportaciones a los modelos de
móviles, enmarcadas en la combinación de los métodos empíricos con las medidas rea-
les (en 168, 445 y 900 MHz). Este trabajo obtuvo resultados para la variación de la poten-
cia, en comparación con el modelo de tierra plana, de entre d-3,6 y d-4,3.
 Ikegami, introduciendo claramente conceptos de óptica geométrica y teoría de rayos, en
calles con edificios de anchura constante. Su validez se circunscribe al hecho en que los
transmisores estén suficientemente lejos de los receptores.
 Walfisch y Bertoni, que en el año 1988 superaron el problema de los edificios que sin estar
tan cerca del receptor no eran anteriormente considerados, y que en este modelo son tra-
tados como pantallas difractantes.
• La culminación de todos estos métodos ha tenido su máxima expresión en los estudios del
COST231, así como los mecanismos de estudio basados en la teoría geométrica de la difrac-
ción (GTD), con aplicación a coberturas de interior y en espacios reducidos.

6.4. RUIDO
El ruido es uno de los conceptos más importantes en el mundo de las comunicaciones, por las
limitaciones que impone en los diferentes sistemas de comunicaciones en los que inevitablemente
aparece.
Efectivamente, en todos los sistemas de comunicaciones, en general, nos referiremos siempre
a dos magnitudes: de un lado la relación señal deseada a ruido (más habitualmente señal a ruido),
y, de otro, la relación señal deseada a interferencia (más habitualmente señal a interferencia). Vere-
mos cómo estas dos magnitudes están presentes en el diseño de todos los sistemas de comuni-
caciones, si bien la relación señal deseada a interferencia tiene mayor sentido cuando el medio
utilizado en la propagación es compartido, o susceptible de captar interferencias externas.
Desde el punto de vista de las comunicaciones, ruido es cualquier perturbación que sufre la
señal deseada en su forma de onda en el tiempo, así como cualquier otra señal no deseada que
acompañe a la señal de interés, y que por estar en su misma banda frecuencial y con niveles per-
ceptibles, dificulte su correcta recepción.
De esta manera, se aprecia cómo el ruido incluye un conjunto amplio de perturbaciones que,
dado el alcance del texto que nos ocupa, únicamente trataremos de forma limitada. Estudiaremos
en este apartado todo aquel ruido diferente de los fenómenos de:

• Intermodulación, motivada por la no linealidad del transmisor en la transmisión de dos fre-


cuencias.
• Distorsión, variaciones en la forma de la señal en amplitud (distorsión lineal) y/o fase (distor-
sión no lineal). La primera produce amplitudes nuevas en la señal, dejando constantes las

68
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 69

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

componentes frecuenciales, mientras que la segunda produce nuevas componentes fre-


cuenciales.
• Diafonía, interferencias entre sistemas y cables próximos físicamente, fenómeno que afecta a
los sistemas de cableado estructurado, así como a los modernos sistemas xDSL. En el caso
del xDSL, con líneas de transmisión formadas por cables metálicos (pares de cobre sin blinda-
je –apantallamiento–, generalmente), se produce una transferencia de potencia indeseada de
un transmisor en una línea a un receptor en otra, por causa del acoplamiento electromagnéti-
co entre líneas. Por tanto, en este caso la diafonía se considera un ruido interno al sistema.
Este fenómeno también se produce en los sistemas telefónicos analógicos, donde la diafo-
nía podía presentar una apariencia de ruido si la interferencia no era inteligible, o de una con-
versación tal cual, si la interferencia se traducía en una señal inteligible.
Existen dos clasificaciones de la diafonía:

 La que obedece a que la diafonía utilice para su efecto un sistema intermedio o no (diafo-
nía indirecta o directa respectivamente). En el caso de diafonía indirecta, se habla de dia-
fonía longitudinal si la señal se propaga en el sistema intermedio, y de transversal si no lo
hace.
 La que obedece a la proximidad del receptor perturbado respecto del transmisor pertur-
bador (siendo paradiafonía cuando los dos elementos se encuentran más próximos entre
sí que el propio conjunto transmisor y receptor perturbados, y telediafonía cuando se da
la circunstancia contraria).

Nos centraremos en este apartado en ruidos provenientes del exterior de los sistemas, aunque
no podremos obviar las contribuciones clásicas de ruido interno que inevitablemente aparecerán y
nos afectarán.

6.4.1. Clasificación del ruido

Cualquier perturbación de carácter electromagnético, excluidas las explícitamente menciona-


das anteriormente, se puede clasificar como:

• Ruido impulsivo, de carácter aleatorio en su aparición, con impulsos de corta duración y


amplitud variable. Su contribución es fundamentalmente importante en los sistemas digita-
les. Ejemplos típicos son el encendido y apagado de motores, los interruptores, etc. Algunas
referencias denominan a este ruido, ruido artificial.
• Ruido de cuantificación, producido en sistemas digitales, allá donde exista conversión del
mundo analógico al digital, por el que se produce un error controlado en la conversión de las
magnitudes analógicas de valor dado a las magnitudes digitales, discretas por su propia
naturaleza limitada en cuanto a su representación de valores reales basándose en bits en un
número finito.
• Ruido térmico, que no es otra cosa que la perturbación natural que aparece en los materia-
les conductores por agitación térmica de sus electrones. Todo cuerpo con temperatura
mayor que 0ºK genera ruido, y este es directamente proporcional a la temperatura a la que
esté sometido.

Será el ruido térmico el que nos ocupemos de estudiar, pues es, en gran medida, el limitador
del funcionamiento de muchos sistemas de comunicaciones, sobre todo los más clásicos.

© 69
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 70

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Nótese que puede considerarse que el ruido limita varios aspectos del desempeño de un sis-
tema:

• Ruidos limitadores de la capacidad del sistema. Serían los ruidos que cambian lentamente,
como el ruido térmico o el “crosstalk”.
• Ruidos limitadores del funcionamiento del sistema. Serían los ruidos intermitentes por natu-
raleza, como los impulsos o las interferencias radio. Son impredecibles, y obligan a dejar un
margen de seguridad en el diseño.

6.4.1.1.Ruido captado por sistemas radiantes


En lo referente específicamente a los sistemas que utilicen antenas, o que pudieran captar
señales de otros sistemas externos, merece la pena destacar la clasificación que del ruido radioe-
léctrico realiza la Unión Internacional de Telecomunicaciones en su recomendación de la UIT-R
P.372 en lo que respecta a las causas externas de este ruido:

• Radiación procedente de descargas del rayo.


• Radiación no intencionada de maquinaria eléctrica, equipos eléctricos y electrónicos, líneas
de transmisión de energía o sistemas de encendido de motores (ruido artificial).
• Emisiones de hidrometeoros y gases atmosféricos.
• Ruido procedente de los obstáculos situados en el haz de antena.
• Ruido procedente de fuentes radioeléctricas celestes.

6.4.2. Ruido térmico en los elementos de los sistemas de


telecomunicación

Al ruido térmico se le suele denominar también “ruido blanco”, en tanto que en la gama de fre-
cuencias considerada de interés en los sistemas que estudiaremos presenta una densidad espec-
tral uniforme o constante.
La potencia disponible de ruido térmico se define como:

La expresión general anterior se aplica a los denominados cuadripolos de los sistemas de


comunicaciones, esto es, a los elementos que esquemáticamente podemos caracterizar con una
entrada de señal y una salida de señal. El ruido presente a la salida cuando tenemos un ruido a la
entrada, es superior al ruido a la entrada multiplicado por la ganancia del cuadripolo. Este exceso
de ruido tiene un origen interno al propio cuadripolo, por la naturaleza de los elementos que lo com-
ponen.

70
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 71

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Así pues, se define el Factor de Ruido de un Cuadripolo, con símbolo F, y se concreta en:

Fig. 46. Equivalente de ruido de un cuadripolo.

El factor de ruido suele ser también llamado habitualmente “figura de mérito”.


Como complemento, se define también la temperatura equivalente de ruido. Este es un pará-
metro también concerniente a los cuadripolos que se define referido a su entrada, y que evalúa la
temperatura que debería tener una fuente de ruido que, dispuesta a la entrada del cuadripolo, pro-
dujera los mismos efectos de ruido que el ruido interno. Es decir:

6.4.3. Ruido térmico en el conjunto de un sistema de


comunicaciones

Si un sistema de comunicaciones está compuesto por un conjunto de elementos puestos uno


a continuación de otro (esto es, una sucesión de cuadripolos), deberemos evaluar la contribución
de ruido conjunta de estos elementos.
La conocida como fórmula de Friis para el ruido, aplicable a la sucesión de cuadripolos en cas-
cada, pretende obtener el cuadripolo equivalente, desde el punto de vista del ruido, a la sucesión
de cuadripolos anterior.

© 71
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 72

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 47. Equivalente de n cuadripolos en cascada.

6.5. INTERFERENCIA

En los sistemas más clásicos de comunicaciones, la relación que establece generalmente el


rendimiento e, incluso, la viabilidad de las comunicaciones, es la relación señal deseada a ruido. En
los sistemas más recientes, y a pesar de que esta relación sigue siendo importante, cobra cada
vez más interés el análisis de la relación señal deseada a señal interferente (interferencia). Esta cir-
cunstancia tiene lugar porque las distancias que se manejan en los sistemas de acceso, basándo-
se en la premisa de aumentar el ancho de banda disponible, son cada vez menores y, con ellas, la
relación señal a ruido en el corto alcance supera siempre los mínimos necesarios.
La interferencia electromagnética se define como el conjunto de señales electromagnéticas no
deseadas captadas por los receptores de un sistema, y que degradan su sensibilidad. En este
mismo contexto, se denomina “compatibilidad electromagnética” al conjunto de actuaciones des-
tinadas a controlar la presencia de interferencias electromagnéticas, tanto en emisión (no superar
unos ciertos niveles producidos en otros por nuestro sistema), como en recepción (no verse afec-
tado por que existan ciertos niveles producidos por otros –susceptibilidad–).
Al hilo de la proximidad frecuencial de la que hemos hablado, existen dos tipos de interferen-
cias de radiofrecuencia:

• Interferencia cocanal, que es aquella producida en el propio canal de interés.


• Interferencia de canal adyacente o fuera de banda, que acontece si la interferencia es apre-
ciada en una posición de canal que no es la del canal de interés.

En los sistemas de comunicaciones debemos controlar los dos tipos de interferencias. De


hecho, en todos los sistemas de comunicaciones se establecen valores máximos de relación
señal a interferencia que deben ser superados en dos casos, en el canal en que ocurre nuestra
comunicación (cocanal), y en los canales próximos al canal de interés (canal adyacente primero,
segundo, etc.).
Como elemento aparte debemos considerar el fenómeno del bloqueo de receptores, que se
produce cuando ciertas señales de frecuencia f0, aunque fuera de banda y rechazadas por los fil-
tros (selectividad), pueden llegar a bloquear o insensibilizar el receptor si son muy intensas.

72
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 73

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

6.5.1. Intermodulaciones

La intermodulación consiste en la aparición de una señal de una frecuencia que es, en la prác-
tica, una combinación lineal de las frecuencias que pueden concurrir en un elemento no lineal de
un sistema de comunicaciones.
El fenómeno de la intermodulación se produce en el momento en que en un dispositivo no lineal,
bien sea activo o pasivo, se mezclan (concurren) dos o más señales de frecuencias diversas, gene-
rándose entonces los batidos o productos de intermodulación, con las mismas modulaciones en
las señales resultantes que en las señales de origen.
Al estudiar el fenómeno de la intermodulación, tres son las fuentes clásicas contempladas:

• Intermodulación producida en las etapas de salida de los transmisores, que radian los pro-
ductos de intermodulación al exterior.
• Intermodulación producida en las etapas del receptor, que recogen los productos de inter-
modulación (u otras frecuencias que posteriormente serán objeto de intermodulación) del
exterior y los recombinan.
• Intermodulación producida en los elementos externos al transmisor/receptor que, por ejem-
plo, por estar oxidados se comportan como diodos (elementos no lineales).

La forma general de expresar el fenómeno de la intermodulación atendiendo a la frecuencia de


la señal generada es:

Conforme el orden del producto de intermodulación aumenta, la potencia de la componente de


intermodulación disminuye. Son especialmente relevantes los productos de órdenes 2 y 3, así
como el de orden 5 en ocasiones.

6.5.2. Orígenes de las interferencias

Tanto en el caso del análisis del canal deseado como cualquiera de los adyacentes, la señal no
deseada sobre el canal de interés en el análisis de la interferencia (cocanal o adyacente), puede
haber sido generada de diferente manera.

En el caso más general, nos podemos encontrar con las siguientes formas de generar señales
interferentes sobre el canal f0 bajo estudio:

• Señales f0 de otros transmisores cocanal, que llegan sin ninguna transformación intermedia.
• Señales procedentes de intermodulaciones:

 Señales f0 consecuencia de la intermodulación de señales f1 y f2, producida en transmiso-


res y propagadas hasta el receptor.

© 73
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 74

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

 Señales f0 consecuencia de frecuencias f1 y f2 cuyo batido se produce directamente en el


receptor.
 Señales de frecuencias f3 que, mezcladas en el oscilador local, producen señal cocanal f0
(señales parásitas en el receptor). Este es un caso particular del anterior donde, por ejem-
plo, se mezclan dos señales internas al propio receptor para dar lugar a otra que nos
puede causar problemas.

6.5.3. Técnicas de reducción de las interferencias

Distinguimos tres grupos de técnicas que apoyan la eliminación de problemas por interferencias:

• Mecanismos generales:

 En los sistemas inalámbricos, la realización de una planificación frecuencial adecuada, uti-


lizando sistemas radiantes directivos y de alta ganancia para compensar la disminución de
potencia en los amplificadores.
 En los sistemas conducidos, la realización de un aislamiento adecuado en los medios de
transmisión en sí mismos (cables coaxiales frente a pares trenzados, por ejemplo), y entre
ellos adicionalmente (trenzado de pares).

• Mecanismo de división de canales en sistemas inalámbricos:

 En transmisión: de todo el grupo de canales que se transmiten por un sistema radiante


único, se harán dos grupos alternando canales de la serie, cada uno transmitido por un
sistema radiante diferente. De esta forma logramos, de un lado, reducir el nivel de poten-
cia total actuando sobre un elemento y, de otro, reducir el número total de frecuencias que
se combinan.
 En recepción: utilizar la diversidad de antenas en recepción, para las dos señales transmi-
tidas simultáneamente por los sistemas radiantes diferentes.

• Mecanismos adicionales:

 Inclusión de elementos aisladores en las cadenas de transmisión para impedir que las atra-
viese ninguna frecuencia indeseada.
 Reemplazo de conectores oxidados.
 Sellado hermético de los conectores de radiofrecuencia en previsión de oxidaciones futuras.
 Operación de los amplificadores en la región lineal.
 Incremento del rango dinámico del amplificador de potencia.

6.5.4. Diafonía (crosstalk)

La diafonía es una forma particular de interferencia que ocurre entre sistemas muy próximos
entre sí, y que tiene un particular interés en tecnologías específicas como el xDSL, e infraestructu-
ras tales como los cableados con trayectos paralelos. Esta diafonía puede ser el factor dominante

74
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 75

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

en las prestaciones que se obtengan de un sistema, por su similitud a la situación que ocurre cuan-
do un sistema se ve limitado por el ruido presente (nótese que ahora, la diafonía es un “ruido” muy
especial, con un comportamiento muy semejante al de la señal deseada, y con valores de poten-
cia en ocasiones muy elevados –en ciertos sistemas se habla incluso de diafonía inteligible, cuan-
do se puede llegar, como en el caso de los circuitos telefónicos analógicos, a escuchar las
conversaciones “acopladas”–).
Se dice que entre dos circuitos existe diafonía cuando parte de las señales presentes en uno de
ellos, considerado perturbador, aparecen en el otro, considerado perturbado. La diafonía, en el caso
de cables de pares trenzados (tecnologías xDSL y cableados estructurados) se presenta general-
mente debido a acoplamientos entre los elementos que componen los circuitos perturbador y per-
turbado, o como consecuencia de desequilibrios y asimetrías entre los hilos de ambos circuitos.
La diafonía se puede expresar como:

• Paradiafonía o diafonía de extremo cercano (near end crosstalk o NEXT). Esto ocurre cuan-
do la señal se acopla en el propio extremo del cable en que se transmite, y afecta con un
nivel de señal alto a la recepción en este extremo (nótese que la señal perturbadora sólo se
atenúa por efecto del acoplamiento, no de la transmisión en el cable).
• Telediafonía o diafonía de extremo lejano (far end crosstalk o FEXT). Es la consecuencia de
que la señal acoplada debe viajar hasta el extremo opuesto del cable, experimentando toda
la atenuación del trayecto, con lo que el nivel “interferente” es inferior.

En cualquiera de los casos, la diafonía es un fenómeno muy caracterizado y medible, contra el


que nos podremos proteger con un aislamiento adecuado entre los sistemas (cables) si es que el
medio lo permite, o con un adecuado diseño de la capa física de la tecnología, evitando que las
señales inducidas entre sistemas puedan situarse en bandas perjudiciales para los mismos.

6.6. MODULACIÓN

La modulación consiste en variar las características de una señal denominada “portadora”, al ritmo
de determinada característica de otra señal, denominada “moduladora”, y que es la que transporta la
información de interés. Con esta actuación, conseguimos disponer la señal de información en la forma
adecuada (frecuencia, ancho de banda, etc.) para su envío posterior por el medio seleccionado.
La modulación persigue, básicamente, la reutilización del medio de transmisión, y la adaptación
de la señal al medio, para lograr una mejor transmisión de la señal.
Una primera clasificación de las modulaciones se hace en:

• Analógicas.
• Digitales.

A su vez, tanto unas como otras se pueden subdividir en modulaciones de:

• Amplitud.
• Frecuencia.
• Fase.

La naturaleza de las modulaciones analógicas y digitales es diferente. En concreto, el aspecto


que más evidente hace este hecho es el parámetro que se utiliza para la medición de sus calida-

© 75
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 76

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

des. Las primeras se tratan en relación con su calidad, medida en función de la relación señal a ruido
(S/N), y las segundas en relación con su tasa de errores de bit (BER o Bit Error Rate).
Dentro de los múltiples tipos de modulaciones existentes, los aspectos que llevan a diferenciar
unas de otras se resumen en:

• Facilidad de detección (demodulación), lo cual redunda en un coste y complejidad del recep-


tor diferente.
• Robustez frente a ruidos e interferencias, relacionado con los alcances en cuanto a distan-
cia, así como con la calidad del sistema.
• Potencia necesaria para su transmisión, relacionada con los consumos de potencia de los
equipos.
• Ancho de banda ocupado, relacionado con la eficiencia espectral de los sistemas.

Tomados estos aspectos en consideración, la mayoría de los sistemas de modulación se pue-


den englobar en tres categorías:

• Sistemas eficientes en ancho de banda.


• Sistemas eficientes en potencia.
• Sistemas eficientes en coste.

6.6.1. Modulaciones analógicas

Los modulaciones están estrechamente ligadas con las técnicas de multiacceso. Las modula-
ciones analógicas no pueden funcionar con esquemas de acceso al medio TDMA o CDMA: utili-
zan FDMA.
La panorámica general de las modulaciones analógicas se muestra en la figura adjunta, donde
observamos las posibilidades de variación de la amplitud, frecuencia y fase de las señales.

Fig. 48. Panorámica general de las modulaciones analógicas.

76
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 77

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

6.6.1.1. Modulación de amplitud (AM o Amplitude Modulation)


Las modulaciones en amplitud modifican la amplitud de la señal portadora de acuerdo con la
amplitud de otra señal denominada “moduladora”, que es la que transporta la información. La apa-
riencia de las señales moduladas AM es:

Fig. 49. Señal modulada AM en el dominio del tiempo.

Fig. 50. Señal modulada AM en el dominio de la frecuencia.

Dentro de este tipo de modulación podemos encontrar variantes con diferentes aplicaciones,
como son la modulación de doble banda lateral con portadora suprimida y la modulación de banda
lateral única con portadora suprimida.

© 77
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 78

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

6.6.1.2. Modulación de fase (PM o Phase Modulation)


La modulación en fase modifica la fase de la señal portadora según como lo marque la señal
moduladora, de modo que la señal modulada tendrá la apariencia siguiente:

La frecuencia instantánea de la señal, atendiendo a su expresión matemática, será:

6.6.1.3. Modulación de frecuencia (FM o Frequency Modulation)


La modulación en frecuencia altera la frecuencia de la señal portadora de acuerdo con una
señal moduladora. De este modo, la expresión resultante sería:

La frecuencia instantánea de la señal, aplicando el mismo criterio matemático que antes, es:

Como se ha podido observar, las modulaciones angulares, PM y FM, modifican, en ambos


casos, la fase de la señal portadora. En la práctica, la PM y la FM son tan similares que se puede
realizar transmisión de FM con moduladores de PM.
El ancho de banda de las modulaciones AM es de dos veces la frecuencia máxima. El ancho
de banda ocupado por señal FM es teóricamente infinito, aunque en los casos prácticos se consi-
dera la regla de Carson:

78
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 79

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

6.6.2. Modulaciones digitales

El mundo de las técnicas digitales se ha desarrollado enormemente en los últimos tiempos,


como consecuencia de la digitalización de todos los ámbitos de las comunicaciones.

Las premisas que se contemplan con el diseño de las modulaciones digitales son:

• Conseguir elevada eficiencia espectral, es decir, muchos bits/s (bps) en poco ancho de
banda (Hz).
• Lograr una baja radiación en los canales adyacentes, tratando de concentrar la energía en el
canal ocupado.
• Buscar modulaciones con continuidad de fase, evitando de esta manera transiciones brus-
cas de fase que pudieran generar anchos de banda de señales moduladas elevados, para
conseguir así una mayor eficiencia espectral.
• Buscar una envolvente constante en la señal modulada, para poder usar, de esta manera,
etapas amplificadoras de alto rendimiento que puedan funcionar en régimen no lineal.
• Buenas características para la detección de los estados que representan la señal de infor-
mación binaria de 1 y 0, sin necesidad de una alta potencia de emisión.
• Sencillez de la circuitería de los moduladores y demoduladores, con objeto de poder diseñar
equipos baratos que puedan alcanzar el mercado a precios asequibles.

6.6.2.1. Codificación binaria de señales en banda base


El primer paso de cualquier modulación es tener claro cuál es la señal que se desea modular.
En los sistemas analógicos, la variación que puede haber en la señal original viene marcada
básicamente por la amplitud y el ancho de banda que utilice.
En los sistemas digitales con fuentes de información directamente digitales, por el con-
trario, la codificación de la señal digital en banda base (1 y 0) es fundamental. Esta codifica-
ción determina su representación frecuencial en banda base, y asimismo la que tendrá una
vez transportada a su frecuencia definitiva, es decir, el ancho de banda de la señal para
transmitir.
Cada codificación concreta presenta una serie de propiedades que la hace adecuada para
unas aplicaciones u otras. Como anotación general, en nuestros análisis ulteriores de las modula-
ciones digitales consideraremos el tipo de señal NRZ (Non Return to Zero) como codificadora de
la señal digital.
La figura adjunta recoge las principales codificaciones de señales digitales.

© 79
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 80

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 51. Codificaciones de señales digitales.

Fig. 52. Espectro de las codificaciones digitales.

80
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 81

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

6.6.2.2. Modulación de amplitud (ASK o Amplitude Shift Keying)


La modulación digital en amplitud es básicamente igual que la modulación analógica, en tanto
que de lo que se trata es de variar la amplitud de una señal portadora de acuerdo con las varia-
ciones de una señal moduladora con valores discretos (digitales, típicamente 0 y 1). Matemática-
mente se expresa la modulación como el producto de una portadora sinusoidal (seno o coseno)
por la señal moduladora representada según una de las codificaciones del apartado anterior.

Un ejemplo simplificado es el que se muestra en la figura adjunta.

Fig. 53. Señal modulada ASK en el dominio del tiempo.

Fig. 54. Señal modulada ASK en el dominio de la frecuencia.

No existen muchas aplicaciones de este tipo de modulaciones M-ASK.

© 81
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 82

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

6.6.2.3. Modulación de frecuencia (FSK o Frequency Shift Keying)


La modulación FSK consiste en que la señal portadora cambia el valor de su frecuencia en ins-
tantes discretos o digitales, al ritmo que le marca la señal moduladora que transporta la informa-
ción. La figura adjunta recoge un ejemplo ilustrativo:

Fig. 55. Señal modulada FSK en el dominio del tiempo.

Fig. 56. Señal modulada FSK en el dominio de la frecuencia.

La generación de señales FSK puede hacerse de dos modos diferentes, uno de ellos como
conmutación entre dos fuentes de frecuencias diferentes al ritmo que marque la señal modulado-
ra, y otro por medio de la utilización de un oscilador controlado por tensión (VCO o Voltage Con-
trolled Oscilator), consiguiendo una fase continua en la señal generada (ancho de banda reducido).
Es lo que se conoce como FSK de fase continua (CPFSK o Continuous Phase FSK).

6.6.2.3.1. Modulación FSK de desplazamiento mínimo (MSK o Minimum Shift Keying)

La modulación MSK es una variante particular de la modulación FSK. La utilización de fre-


cuencias relacionadas de alguna manera con la velocidad binaria, tiene efectos particulares sobre
la señal modulada. Si, en concreto, en una modulación FSK empleamos una separación de fre-
cuencias correspondiente a la mitad de la velocidad binaria, obtenemos una ocupación espectral
reducida.
La modulación MSK puede ser realmente considerada como una modulación de fase, pues lo
que realmente varía, con el transcurso del tiempo, es este parámetro de la señal.

82
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 83

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Una propiedad muy importante de la modulación MSK es su facilidad de detección, dado que si
somos capaces de en recepción separar las componentes en fase y en cuadratura de una señal, la
detección de la misma consistiría en observar alternativamente la señal I(t) y Q(t), detectando si el
valor en el instante de detección es superior o inferior a 0. Por el contrario, la modulación MSK ocupa
un ancho de banda quizás demasiado grande, que deberemos tratar de controlar por otros medios.

6.6.2.3.2. Modulación MSK gaussiana (GMSK o Gaussian Minimum Shift Keying)

Con el objetivo de reducir el nivel de los lóbulos laterales del espectro (ancho de banda, en defi-
nitiva) de la señal MSK, se utilizan los filtrados en banda base. Es decir, sabemos que la señal
moduladora en banda base es una señal cuadrada, del tipo escalón con flancos de subida y baja-
da muy pronunciados. Lo que haremos será moderarlos con el fin de evitar la aparición de com-
ponentes de alta frecuencia.
En este caso, utilizaremos un filtro gaussiano aplicado sobre la señal en banda base.

Fig. 57. Función de transferencia de un filtro gaussiano.

Esta mejora espectral se logra a cambio de introducir una pequeña interferencia entre símbo-
los que se solucionará con técnicas de ecualización de la señal.

Fig. 58. Densidades espectrales de las modulaciones derivadas MSK.

© 83
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 84

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

6.6.2.4. Modulación de fase (PSK o Phase Shift Keying)


El concepto en la modulación digital de fase sigue siendo el mismo que en las modulaciones
analógicas. La información se transportará en la fase de la señal modulada.
Las modulaciones PSK presentan también muchas variantes más allá de los dos estados típi-
camente codificados, el 0 y el 1.

6.6.2.4.1. Bits y símbolos

Los conceptos de velocidad de bit y velocidad de símbolo, lo que los anglosajones denominan
el bit rate y el symbol rate, son fundamentales para trabajar con la velocidad de la información
transmitida en los sistemas digitales.
Es muy habitual utilizar, a fin de aumentar las velocidades de transmisión sin incrementar los
anchos de banda utilizados, la estrategia de codificación de varios bits en un símbolo. De este
modo, conseguimos que en el tiempo en que estamos transmitiendo algo, ese algo en vez de ser
un bit sea un símbolo, que no es otra cosa que un conjunto de bits. Es decir, más bits en el mismo
espacio de tiempo.
Es aquí donde se habla de “velocidad de bit” “frente a velocidad de símbolo”. La relación entre
las dos magnitudes es:

6.6.2.4.2. Modulación PSK binaria (BPSK o Binary PSK)

El caso más simple de modulación PSK consistiría en que a los valores binarios de 0 y 1 les
asignemos estados de fase 0 y 180º. Es la PSK binaria (BPSK o Binary PSK).

Fig. 59. Posiciones de fase de los símbolos BPSK.

84
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 85

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 60. Señal modulada PSK en el dominio del tiempo.

La detección de la señal se basaría en ver si la fase del símbolo está entre -90º y +90º, para
“decidir” la llegada de un 0, o entre +90º y +270º para “decidir” un 1 (nótese que la elección de 0º
y 180º para representar al 0 y al 1 es arbitraria, y que bien podían haberse tomado otros estados
de fase, como el -90º y el +90º, o cualesquiera otros que estuvieran equiespaciados).

6.6.2.4.3. Modulación PSK cuaternaria (QPSK o Quaternary PSK)

En la modulación de la señal QPSK se utilizan 4 posiciones en el plano, constituyendo cada una


un símbolo (cada símbolo compuesto de dos bits, que sería la información transportada en cada
símbolo, es decir, en cada estado de fase). Es la modulación PSK cuaternaria (QPSK o Quaternary
PSK). El concepto se presenta en la siguiente figura:

Fig. 61. Posiciones de fase de los símbolos QPSK.

© 85
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 86

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Las combinaciones de bits que dan lugar a estos estados de fase o símbolos, pueden ser
semejantes a la que se presenta en la tabla adjunta, por más que la asignación haya sido una arbi-
traria de entre las posibles:

Dibit Fase Absoluta

0 0 0º

0 1 +90º

1 0 +180

1 1 -90º

6.6.2.4.4. Modulación QPSK desplazada (OQPSK o Offset QPSK)

En la versión anterior de la modulación observábamos que la constelación configurada ofrecía


la posibilidad de transiciones sin límite entre los diferentes símbolos. Este hecho traía como con-
secuencia que las transiciones por 0 fueran posibles y, con ellas, la generación de componentes
espectrales en frecuencias elevadas.
La modulación OQPSK persigue precisamente este objetivo, limitar los tránsitos entre símbo-
los, de modo que no sea posible hacer cualquier transición.

Fig. 62. Modulación OQPSK.

6.6.2.4.5. Modulación QPSK diferencial π/4 (π/4 DQPSK o π/4 Differential QPSK)

Este esquema de modulación se caracteriza por el hecho de que la fase no es absoluta sino
establecida como diferencial con respecto a la anterior. Además, a toda la señal se aplica un des-
plazamiento de π/4 que lo que consigue son dos modulaciones QPSK separadas por π/4. Es decir,

86
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 87

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

en los dibits pares se utiliza una constelación y, en los impares, otra, desplazada una distancia
angular de 45º.

Fig. 63. Modulación p/4 DQPSK.

Véase cómo alternativamente pasamos de la constelación “·” a la constelación “x”.

6.6.2.5. Modulación de amplitud en cuadratura (QAM o Quadrature


Amplitude Modulation)
Las modulaciones QAM son una familia de métodos de modulación basados en la variación de
la amplitud y fase de la señal portadora entre una serie de niveles múltiples pero limitados (digita-
les). Es decir, es un tipo de modulación en amplitud multinivel, que también se expresa por medio
de componentes en fase y en cuadratura.
El fundamento de la modulación consiste en combinar dos señales ortogonales entre sí (una en
fase y otra en cuadratura), de tal modo que se asigne amplitud diferente a cada señal variándola
entre una serie de valores discretizados.
En general, esta familia de modulaciones recibe la denominación de M-QAM, donde M puede
adoptar diferentes niveles (4, 16, 64, 256, etc.). El parámetro M es, por tanto, un parámetro que da
cuenta de los símbolos que utiliza el sistema, donde en cada símbolo se codifican m bits.
Como en todas las modulaciones que incluyen muchos símbolos en su constelación, se pre-
sentan problemas en la detección conforme aumenta el número M y los símbolos se encuentran
cada vez más cerca y la zona de decisión disminuye.

© 87
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:46 Página 88

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

M-QAM m (bits)
2
4=2 2
16 = 24 4
64 = 26 6
256 = 28 8

A modo de ejemplo, se incluye un diagrama para la constelación correspondiente a la modula-


ción 16 QAM.

Fig. 64. Modulación 16 QAM.

Es importante fijarse en la asignación de códigos realizada. Esta asignación se realiza habitual-


mente con el código Gray, de modo que, en la detección, la posibilidad de irse a otro símbolo
(adyacente) conduzca sólo al error en 1 bit. Este tipo de estrategias minimizan los errores cometi-
dos en la detección.

6.6.2.6. Modulación CAP (Carrierless Amplitude and Phase)


La modulación CAP está relacionada muy de cerca con la modulación QAM. La modulación
QAM típicamente genera una señal en doble banda lateral con portadora suprimida, construida
desde dos señales multinivel de amplitud modulada en pulsos mutuamente en cuadratura de fase.
Básicamente, la modulación CAP consigue la misma forma de señal sin requerir la generación pre-
via de las componentes en fase y en cuadratura.

88
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 89

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

La idea subyacente es que como la portadora no contiene información, se suprime antes de la


transmisión, con la consiguiente necesidad de reconstrucción en el receptor.
CAP se adapta bien a la transmisión de datos sobre líneas telefónicas (xDSL).

6.6.2.7. Modulaciones multicanal (MCM – Multi Carrier Modulation)


Hasta ahora se ha considerado la transmisión de información sobre un ancho de banda trata-
do como un único canal. En estos sistemas, como consecuencia del aumento de la velocidad y de
su no idealidad, nos encontramos con interferencia entre símbolos de mayor o menor importancia.

Un acercamiento alternativo al tratamiento de la transmisión en canales de una única portado-


ra (canal único) es la división del espacio frecuencial en un número tal de canales de igual tamaño
y de banda estrecha, que la respuesta de cada canal en frecuencia sea casi ideal; de la misma
manera, el flujo binario sobre uno de estos canales tendrá una velocidad muy inferior a la total para
transmitir, esto es, símbolos mucho más largos que los de partida. Y, en cualquiera de los casos,
la interferencia entre símbolos se puede llegar a eliminar si incluimos una “extensión” prescindible
al símbolo. En estos subcanales, los datos se transmiten en forma de FDM, aunque con unas sepa-
raciones entre canales muy inferiores a las tradicionales. Sorprendentemente, la implementación de
este tipo de estrategias ya era una realidad antes del año 1957, aunque ha sido recientemente
cuando se ha extendido su utilización.

Debemos resaltar que tanto OFDM como DMT no son en sí modulaciones puras, sino más bien
formas de acceso al medio “elaboradas”, sobre las que a su vez se incorporan otras modulacio-
nes en los subcanales que estas generan (QPSK, n-QAM, …).

Fig. 65. Sistema monoportadora frente a sistema multiportadora.

6.6.2.7.1. Multiplexación OFDM

Muchas de las modulaciones de los sistemas digitales modernos (muchos del entorno de las
WLAN, todos los del mundo de la radiodifusión digital –DRM, DAB, DVB–, los del mundo PLC, etc.)
están basadas en las técnicas OFDM.

En concreto, la multiplexación OFDM (ortogonal por división en frecuencia) está particularmen-


te bien estructurada para la transmisión en canales con altos niveles de multitrayecto y retardos
entre las propias señales multitrayecto, de tal manera que, incluso, esta circunstancia puede apro-

© 89
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 90

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

vecharse de una forma constructiva, tanto pasiva como activamente (en función de que no se
ayude a su generación, o sí). A modo de ejemplo, el OFDM con una cierta codificación para ayu-
dar a sus propósitos (COFDM, OFDM codificado), es una modulación idónea en los contextos de
la difusión (broadcasting) digital terrestre.

A continuación presentamos los aspectos más destacados de la modulación, acompañándo-


los de comentarios que justifican finalmente y de forma intuitiva el porqué de las decisiones toma-
das en cuanto a la apariencia del OFDM.

6.6.2.7.1.1. Multiplicidad de portadoras

La multiplexación OFDM incorpora el concepto de multiportadora en el contexto de las modu-


laciones. Es decir, en vez de disponer toda la información en una única portadora, esta se distri-
buye entre una serie de ellas, basándose en la disminución del régimen binario de cada cadena de
datos parcial.

Fig. 66. Portadoras OFDM.

Representando conjuntamente las componentes tiempo y frecuencia, podemos identificar aún


mejor las particularidades de la OFDM.

Fig. 67. Representación temporal y frecuencial de la multiplexación OFDM.

La “subcanalización” del flujo binario permite generar canales de velocidad inferior a la original.
Un régimen binario inferior es intuitivamente más robusto (necesita una relación señal a ruido infe-
rior) que un régimen binario de velocidad más alta.

90
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 91

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Fig. 68. Representación teórica de la disminución de la velocidad binaria en las portadoras.

De esta forma, aunque un desvanecimiento afecte a uno de los flujos binarios, el resto conti-
núan siendo recibidos.
Estableciendo un símil próximo, es como si todo el caudal de agua que fluye por un grifo se
dividiera en flujos menores. Si uno de los chorros parciales deja de funcionar, el resto lo sigue
haciendo.

Fig. 69. Comparación del canal único, y la división de canales OFDM, respectivamente.

De otra parte, el OFDM consigue combatir el multitrayecto. En efecto, el multitrayecto es espe-


cialmente peligroso cuando la demora de los símbolos afecta a más de un símbolo de distancia; si
conseguimos símbolos de tamaño largo, conseguiremos que la demora temporal de la propaga-
ción multitrayecto se vea contenida en un único símbolo, de modo que el fenómeno de la “interfe-
rencia entre símbolos” se minimice.

© 91
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 92

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 70. Contexto interferente en OFDM.

6.6.2.7.1.2. Ortogonalidad

La propiedad de la ortogonalidad (la O de OFDM) de las portadoras empleadas es una carac-


terística fundamental, que permite que las portadoras no se interfieran unas con otras.
La ortogonalidad es una propiedad matemática, de la que lo interesante, sin entrar en detalles
operativos, es que en la operación de recepción de las señales podemos aislar unas portadoras de
otras (en el proceso implícito de multiplicar unas portadoras por otras, todas las portadoras que no
sean la buscada dan lugar a un cero, y la portadora deseada es la única que mantiene un valor dis-
tinto de cero con el símbolo transmitido en ese instante).

6.6.2.7.1.3. Tiempo de guarda

Siendo la ortogonalidad la propiedad matemática que consigue que las portadoras no se “mez-
clen” entre sí, mantener la ortogonalidad debe ser un criterio de todo sistema que utilice OFDM. A
este fin surgen los intervalos de guarda.

El intervalo de guarda es un espacio temporal que, dentro de una cadena binaria representada
en el tiempo, separa los sucesivos símbolos entre sí.

Fig. 71. Tiempos de integración en la recepción OFDM.

92
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 93

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Si tenemos en cuenta que lo realmente relevante del sistema es que se reciba correctamente,
centrados en la detección del símbolo, nos interesa que cualquier réplica de la señal demorada en
el tiempo afecte únicamente al símbolo que nos ocupa, y no a los símbolos adyacentes. Como no
podemos evitar que las señales réplicas se retrasen, debemos actuar sobre la parte que sí contro-
lamos, esto es, sobre la detección (“integración”) del símbolo en un espacio más corto de tiempo
del que realmente podríamos, en teoría, hacerlo. El tiempo no considerado en esta detección,
constituirá el tiempo de guarda, destinado a mantener la ortogonalidad (no interferencia) de las por-
tadoras siempre que lo “rellenemos” con una copia de la última parte del símbolo OFDM, esto es,
un prefijo cíclico.

El tiempo de guarda se calcula con respecto al máximo tiempo de demora de réplicas en el sis-
tema considerado, y con relación al tiempo de símbolo que nos resulta una vez que hemos defini-
do cuántas portadoras debemos utilizar, y cuál es, por tanto, el régimen binario de los subflujos de
datos.

6.6.2.7.1.4. Aprovechamiento del multitrayecto

El multitrayecto es una realidad en los sistemas de comunicaciones, del que podemos aprove-
charnos si hacemos un diseño de sistema adecuado. Esto es, aún no nos hemos referido a si la
integración que se produce en el tiempo de símbolo útil (Tu) es positiva o no para la recepción de
la señal.

Consideremos un ejemplo simple, donde el intervalo de guarda sea la cuarta parte del interva-
lo de símbolo, y donde siempre tengamos réplicas de la señal que no se retrasan más que este
Tu/4. En este caso, para el retardo máximo, la señal “suma” de las dos contribuciones (la segunda
con una amplitud menor) tiene una amplitud (potencia, ver curva de trazos) mejor que cualquiera
de las señales por separado:

Fig. 72. Combinación positiva de señales multitrayecto.

Lo mismo ocurre si el retardo es de la mitad:

© 93
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 94

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 73. Combinación constructiva de señales multitrayecto.

No obstante, pueden también darse casos de que las señales que lleguen tengan retardos que
no sean buenos para la señal recibida como resultado de las dos:

Fig. 74. Combinación negativa de señales multitrayecto.

E, incluso, puede darse el caso de que la señal se anule completamente:

Fig. 75. Combinación destructiva de señales multitrayecto.

94
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 95

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

Es por ello que deberemos seleccionar adecuadamente tanto el número de portadoras y su fre-
cuencia, como el tiempo de guarda.

6.6.2.7.2. Multiplexación DMT (Discrete Multi-Tone)

La estrategia DMT es muy similar a la estrategia OFDM. DMT también distribuye los datos en
un conjunto amplio de portadoras de pequeño ancho de banda, de tal manera que cada subcanal
pueda adaptar la velocidad binaria que transporta según el nivel de señal a ruido presente en esa
porción del espectro.
DMT se emplea en entornos xDSL, donde en el cable telefónico nos encontramos con una
menor señal a ruido en los canales de frecuencias superiores, lo que en la práctica impide utilizar
la misma velocidad binaria en la parte alta del espectro que en la baja. Por ello, en una fase inicial,
los moduladores DMT estiman la relación señal a ruido de cada tramo espectral, adaptando con-
venientemente cada “subtransmisión” de las portadoras disponibles.

6.6.3. Codificación de canal y modulación

Anteriormente hablamos de la codificación en banda base, como modo de representar las


señales binarias (1 y 0) en el mundo analógico con que contamos. Existe otra codificación adicio-
nal, conocida como “codificación de canal”, que complementa a la anterior si el sistema lo permi-
te. Esta codificación ya no se ocupa de representar la información, sino de “reelaborarla” con la
misma codificación de banda base que ya tenía. La codificación de canal es una estrategia habi-
tualmente utilizada para mejorar el rendimiento de los canales de comunicación.
En efecto, la codificación de canal mejora el comportamiento de los sistemas añadiendo bits
de información adicionales a la información transmitida (redundantes respecto a la información ori-
ginal), que se utilizan para corregir los errores que introduce el canal, cuando la relación señal a
ruido del mismo lo permite. El resultado es una disminución del BER a costa de una disminución
de la velocidad binaria.
Las alternativas de codificación van desde lo más sencillo hasta los últimos avances:

• Los códigos FEC (Forward Error Correction, o corrección de errores por adelantado), incre-
mentan el ancho de banda consumido y reducen los condicionantes de potencia en las
señales.
• Los códigos de bloque añaden bits de paridad a los bloques de mensaje.
• Los códigos convolucionales mapean una secuencia de bits de información sobre una
secuencia continua de bits codificados.
• Los códigos Turbo poseen capacidad de corrección de errores superior pero imponen retar-
dos importantes en la transmisión extremo a extremo.

De otra parte, y como mecanismo alternativo a la corrección de errores en el canal, encon-


tramos los mecanismos de retransmisión ARQ (Automatic Repeat reQuest) funcionando en el
ámbito de capa de enlace, y que se implementan en transmisión con un checksum que es com-
probado en recepción para solicitar una retransmisión de los datos en caso necesario (check-
sum no correcto). El sistema, en su conjunto, sobrecarga la red en lo que a condicionantes de
interferencia (ruido) se refiere, incluyendo también una buena dosis de retardos en la capa de
transporte.

© 95
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 96

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Como última posibilidad de codificación, podemos hacer referencia a las estrategias mixtas de
codificación y modulación, que más allá de la tendencia habitual de considerar el “bloque” de codi-
ficación y el “bloque” de modulación por separado, trata de agrupar estas dos funciones (codifica-
ción y modulación) para optimizar al máximo el conjunto. Como ejemplo relevante de esta estrategia
nos referimos a la codificación Trellis, y que es capaz de combinar aspectos de codificación y de
modulación para reducir el BER de un canal sin penalizar el ancho de banda o la velocidad binaria.
Este es un acercamiento con aplicación extendida ya a diferentes sistemas de comunicaciones
como el PLC y el ADSL, y antes que a ellos a los sucesivos desarrollos de recomendaciones de
módems telefónicos (serie V de la UIT-T, que permitió evolucionar desde los 2.400 bps conseguidos
en el año 1962, a los aproximadamente 30 kbps de la recomendación V.34 de la UIT-T).

6.6.4. Técnicas de demodulación

Si la economía de ancho de banda es importante, tanto o más lo es poder detectar correcta-


mente y de modo sencillo los datos que fueron enviados.
De este modo, en numerosas ocasiones, la modulación se escoge por su facilidad de detec-
ción. Debe tenerse en cuenta que en la detección entra en juego la calidad de los datos, es decir,
la probabilidad de no acertar en la elección del dato transmitido a partir de lo realmente enviado.
Existen dos tipos de demodulaciones:

• Demodulación coherente. Se habla de detección coherente cuando la detección se funda-


menta en obtener la información de fase de la señal y, por tanto, se basa en la comparación
de la señal recibida con una réplica de la portadora utilizada en la modulación en origen y,
desde ahí, poder obtener la información de fase. La implementación hardware de esta demo-
dulación puede variar según los diferentes modelos de receptores.
• Demodulación incoherente. Las demodulaciones incoherentes son aquellas que no toman en
consideración la fase de la señal recibida. En este caso, los circuitos de recepción son más
sencillos de diseñar e implementar.

6.6.5. Modulaciones en los sistemas de comunicaciones

El sentido de este apartado dedicado a las modulaciones reside en su relación con los sistemas que
posteriormente estudiaremos. Presentamos, a continuación, algunas de las modulaciones comentadas,
y los sistemas de comunicaciones objeto de este texto con los que habitualmente se relacionan:

Modulación Aplicaciones
AM, FM Radiodifusión y TV analógica convencional
MSK GSM, Telefonía inalámbrica
QPSK DOCSIS (HFC), Sistemas LMDS, DAB, DVB, Comunicaciones satélite
QAM xDSL, DOCSIS (HFC), PLC, Sistemas LMDS, DRM, DVB

96
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 97

CONCEPTOS GENERALES DE TELECOMUNICACIÓN

6.7. ANCHO DE BANDA

El ancho de banda está relacionado con la utilización del espectro o frecuencias disponibles.
Las señales de comunicaciones son señales de naturaleza electromagnética que se propagan uti-
lizando una serie de recursos espectrales (frecuencias) que el medio que soporta su propagación
(espacio libre, conductor metálico, conductor dieléctrico, etc.) les ofrece. Desde esta perspectiva,
el ancho de banda es la anchura del rango de frecuencias en el que se concentra la mayor parte
de la potencia de la señal.
El ancho de banda, por tanto, es el contenedor en que se dispone la información. Este conte-
nedor será más o menos grande en función de cómo de eficiente sea la tecnología de transmisión
utilizada. Esta eficiencia dependerá de la naturaleza de la información transmitida (analógica, digi-
tal), así como de la compresión, redundancia y robustez de la modulación que incorpore la tecno-
logía de comunicaciones de la que se trate.
El ancho de banda es una medida de la capacidad de enviar información de una determinada
tecnología, utilizando la mínima cantidad de recursos espectrales disponibles.
El ancho de banda se mide en unidades de frecuencia (Hz), y se ubica también en unidades de
frecuencia (Hz), o de longitudes de onda (nm) cuando la frecuencia es muy elevada (fibra óptica,
por ejemplo).
Como anotación, el término ancho de banda suele aplicarse también a las transmisiones de
datos, donde se refiere a la cantidad de datos transmitidos por unidad de tiempo (generalmente
bits por segundo, bps), aunque en este apartado no nos estamos refiriendo a esta acepción.

6.7.1. Límite teórico de los canales

El alcance (distancia cubierta) y la capacidad de comunicación (velocidad de transmisión de


datos en el caso de los sistemas digitales) son aspectos técnicos tan íntimamente ligados en cual-
quier sistema de telecomunicaciones, que el crecimiento de uno de los parámetros supone la dis-
minución del otro. De esta manera, cuanto más lejos queramos alcanzar con nuestras señales,
menos capacidad tendrá nuestro sistema de forma general.
Esta realidad no es sino la consecuencia práctica de la formulación de Shannon del año 1948.
En su teoría, formulada sobre la base de un conjunto de teoremas aplicados a diferentes condi-
ciones prácticas de transmisión, se afirma que la capacidad de un canal digital binario de un
ancho de banda determinado, depende del ruido térmico presente en el canal (asume ruido blan-
co gaussiano) y de la potencia del sistema, de tal forma que para sistemas que utilicen una codi-
ficación suficientemente “involucrada” es posible realizar una transmisión a la velocidad
especificada con una cantidad de errores arbitrariamente pequeña pero distinta de cero. En la fór-
mula asociada (C, capacidad; W, ancho de banda; S/N, relación señal a ruido) hablamos de valo-
res promedio de potencia.

Una de las conclusiones más sorprendentes de esta fórmula es que para una señal igual al
ruido se puede obtener una eficiencia espectral de 1 bps/Hz. En la práctica, el límite de transmi-
sión se tiende a alcanzar en la medida en que la señal transmitida se asemeje en propiedades esta-

© 97
ACCESO ICTs-04 19/2/08 10:47 Página 98

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

dísticas al ruido. Nótese que, en la fórmula anterior, se encuentra implícito el aspecto del alcance,
en tanto que la relación señal a ruido depende de la distancia con respecto al emisor.

6.7.2. Eficiencia espectral teórica

Como decíamos, el ancho de banda se relaciona directamente con la cantidad de información


que queremos transmitir. La eficiencia espectral es un modo de relacionar esta capacidad con el
ancho de banda ocupado, para poder comparar unos sistemas con otros.
La eficiencia espectral hace referencia a la capacidad de un sistema de modulación de aco-
modar datos en un ancho de banda limitado. Lo habitual es aplicar este parámetro a las modula-
ciones digitales y, por ello, la unidad de medida es bps/Hz, es decir, el resultado de dividir la
velocidad binaria alcanzada entre el ancho de banda ocupado.
Los procedimientos más habituales para mejorar la eficiencia espectral de una modulación son:

• Relacionar, dentro de la propia modulación, la velocidad binaria de los datos con el cambio
de la frecuencia de la modulación (este es el mecanismo utilizado en la modulación MSK,
donde su versión filtrada GMSK es la base del sistema GSM).
• Restringir las posibles transiciones entre símbolos, evitando cambios de fase bruscos.
• Utilizar modulaciones con posterioridad al filtrado en banda base con filtros de diferentes
tipos (coseno alzado, gaussiano, etc..).

La eficiencia espectral puede ser calculada, de forma teórica, para diferentes modulaciones
recurriendo a la formulación original de Shannon:

Modulación Límite Teórico de Eficiencia


Espectral (bps / Hz)
MSK 1
BPSK 1
QPSK 2
8 PSK 3
16 QAM 4
64 QAM 6
256 QAM 8

Estos límites teóricos, como siempre, no son fácilmente alcanzables. No obstante, las imple-
mentaciones prácticas se van acercando a ellos conforme el estado del arte progresa.

98
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 99

PARTE B. LAS REDES


ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 100
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 101

7. Redes de
telefonía fija

7.1. INTRODUCCIÓN

S in lugar a dudas, el servicio telefónico básico es el más demandado de entre los que posi-
bilitan comunicaciones bidireccionales.
La telefonía cuenta con una larga historia que se remonta a 1876, año en que Alexander Gra-
ham Bell patentó el teléfono electromagnético (como antecedentes de esta invención se sitúan los
trabajos en electromagnetismo de Hans Christian Örsted de 1820 y la aparición del telégrafo en la
década de 1830).
Desde entonces, el sistema, cuyo extremo visible es el teléfono, ha experimentado un creci-
miento espectacular, hasta tal punto que se afirma que existe una relación directa entre la riqueza
de las naciones (en concreto, de su Producto Nacional Bruto –esta circunstancia era, además,
especialmente cierta en los tiempos en que prácticamente no había telecomunicaciones de otro
tipo que no fueran las encaminadas a prestar el servicio de telefonía–) y la penetración del servicio
telefónico.

7.2. ANTECEDENTES

Como decíamos, el teléfono ha experimentado una evolución notable en su diseño a lo largo


de los años. Sin embargo, el teléfono no es sino la punta del iceberg de una red (la telefónica) com-
puesta por un conjunto de medios generalmente desconocidos para el gran público, pero sin los
que sería imposible proporcionar el servicio.
Los elementos básicos del servicio telefónico, además del extremo terminal de usuario, son
las centrales de conmutación, los elementos de comunicación entre centrales, y el bucle de abo-
nado:

© 101
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 102

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• La denominada central telefónica no es sino un conjunto de centrales de diferentes jerar-


quías, que se ocupan de interconectar a los diferentes usuarios entre sí, en el ánimo de opti-
mizar el número de elementos conductores necesarios para conectar a todos los usuarios
con todos los usuarios, y asumiendo, además, que no todos se comunican con todos simul-
táneamente. Estas centrales telefónicas eran de conmutación manual en sus comienzos, con
operadores humanos que realizaban las interconexiones, para posteriormente pasar a las
centrales automáticas capaces de encaminar llamadas basándose en la señalización creada
para esta operación (los antecedentes de la conmutación automática datan del año 1892 en
EE. UU., de la mano de Almon B. Strowger, y se introdujo de forma generalizada en Europa
a comienzos de siglo).

Fig. 76. Centralita de conmutación manual.

• Los medios de comunicación entre centrales, que no son sino medios de transmisión sobre
los que se ubican tecnologías de transmisión que permiten el envío de información a distan-
cia. Estos medios han evolucionado desde los pares de cobre iniciales, a los cables coaxia-
les (desde los comienzos en EE. UU. en 1940 con sistemas capaces de transportar 600
conversaciones simultáneas, hasta otro gran hito en 1972, en Suecia, que logró poner en
funcionamiento un cable coaxial que en 60 MHz transportaba 10.800 canales telefónicos),
para seguir por radioenlaces de microondas y fibras ópticas que han hecho posible la trans-
misión de cada vez mayores anchos de banda por medio de tecnologías de multiplexación
de canales analógicos en un comienzo, y canales digitales en la actualidad, haciendo uso de
multiplexación en frecuencia y en tiempo.
• El bucle de abonado, que de todos los elementos mencionados es el recurso más escaso.
Existe uno por cada cliente telefónico (en el momento de su despliegue mayoritario, por cada
“abonado” telefónico –y es que eran tiempos de ausencia de competencia en materia de
comunicaciones–).

7.3. ESQUEMAS DE RED

Como decíamos, los elementos básicos del servicio telefónico son las centrales de conmuta-
ción, los elementos de comunicación entre centrales, y el bucle de abonado:

102
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 103

REDES DE TELEFONÍA FIJA

• Las centrales telefónicas son el corazón del sistema telefónico, a la vez que el cerebro del
mismo. Su origen se encuentra en la necesidad de optimizar el número de elementos de
unión entre usuarios, asumiendo que no todos se comunican con todos simultáneamente.
Hoy en día, todas las centrales telefónicas son automáticas y encaminan las llamadas
haciendo uso de la señalización oportuna. Dentro de este encaminamiento, distinguimos los
siguientes tipos de centrales:

 Centrales locales. Son aquellas que tienen bucles de abonado directamente dependiendo
de ellas. En virtud de esa situación, son las encargadas de analizar la demanda de cone-
xión de cada usuario, e iniciar su encaminamiento a destino.
 Centrales de tránsito. Son aquellas que, sin tener clientes directamente conectados, enca-
minan el tráfico hacia otras centrales de tránsito o bien centrales locales como nivel justo
anterior a llegar al usuario final. Existen diferentes niveles dentro de las centrales de trán-
sito, dependiendo de a cuántas centrales se conecten, así como su nivel de conmutación
(en lo que se refiere a si el tráfico que agrupan es de ciudades dentro de un ámbito, den-
tro de una provincia, dentro de una región, etc.):

■ Central primaria, concentrando centrales locales.


■ Central secundaria, concentrando centrales primarias.
■ Central terciaria, concentrando centrales secundarias y, en ocasiones, con posibilidad
de conectividad internacional.
■ Central cuaternaria, concentrando centrales terciarias y, en ocasiones, con posibilidad
de conectividad internacional.

Fig. 77. Niveles en la red de telefonía.

• Los medios de comunicación entre centrales son los elementos de transmisión que las inter-
conectan. Los medios más habituales son:

 Cables de hilos desnudos, típicos de las primeras épocas de la telefonía y, fundamental-


mente, de cobre y hierro.
 Cables coaxiales, que permitieron superar las limitaciones de capacidad y distancia de los
pares metálicos, mejorando los aspectos técnicos relacionados con la diafonía.

© 103
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 104

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

 Radioenlaces de microondas, tanto analógicos (más propios del pasado, aunque con
algún “superviviente” que otro en nuestros días) como digitales, que han permitido supe-
rar barreras geográficas y disminuir el coste en este ámbito.
 Fibras ópticas, muy habituales en nuestro días, y que han permitido transmitir grandes
cantidades de información a grandes distancias, intercontinentales incluso, utilizando los
cables de fibra óptica que rodean el mundo.
 Enlaces vía satélite que, desde la década de los 60 (siglo XX), permiten el transporte de
información con un coste independiente de la distancia, mediante el uso de los diferentes
satélites de comunicaciones.

• El bucle de abonado que, de todos los elementos mencionados, es el recurso más costoso
de desplegar, por la capilaridad que debe alcanzar. Existe uno por cada cliente telefónico y
consta de 2 hilos metálicos, generalmente de cobre, aunque son posibles otros metales
como el hierro y el bronce. Estos pares metálicos se agrupan en mazos dentro de un cable
más grueso (uno o más), que es el que alcanza finalmente la central local.
La resistencia de la línea así constituida, atenúa la transmisión de las señales y, de este modo
influye en el alcance. Así, para un diámetro de cobre de 0,4 mm no se sobrepasan los 6 km,
y para un diámetro de 0,6 mm llegamos a los 13 km de alcance. Nótese que aumentar el
diámetro de los cables encarece notablemente la instalación.
Para solucionar los problemas con los bucles largos, las compañías telefónicas desarrollaron
métodos que disminuían el coste total de las instalaciones:

 Se instalaron bobinas de carga para modificar las características eléctricas de los bucles
de abonado, para posibilitar mayores alcances y calidad. Las diferentes compañías telefó-
nicas optaron por diferentes aproximaciones y las hay que cuentan con esta solución en
proporciones que alcanzan hasta el 20% de su red.
 Se establecieron puntos de concentración intermedios, desde donde se agregaban las
señales y se reenviaban a la central telefónica o a emplazamientos sin conmutación pero
sí con transmisión.

La estructura de la red, por tanto, cuenta con una serie de centrales de conmutación que per-
miten que no todos los usuarios estén unidos con todos los usuarios, de tal manera que se pue-
dan optimizar los recursos de transmisión en el conjunto de la red. El estudio del dimensionamiento
de estos recursos que se disponen para servir al conjunto de las necesidades de los usuarios asu-
miendo la no necesidad de comunicación entre todos a un tiempo, se denomina “teoría de tráfico”.
De esta forma:

• Las centrales locales se unen con los usuarios telefónicos con una topología en estrella.
• Las centrales locales, y las de jerarquía superior, se unen con las de la jerarquía inmediata-
mente superior, con conexiones malladas de todos con todos, al objeto de proteger los trá-
ficos ante “caídas” en el servicio de los medios de trasmisión o las propias centrales.

Otro aspecto interesante es el asunto de la unión a 2 o 4 hilos entre los elementos en la trans-
misión. Es bien sabido, por ejemplo, que para transmisión de señales electromagnéticas TEM
hacen falta dos conductores (un par de hilos, un cable coaxial –conductor “vivo” y malla–, etc.).
Pues bien, en el bucle que alcanza los domicilios de los usuarios únicamente tenemos dos con-
ductores que se encargan de transportar las señales en los dos sentidos, transmisión y recepción.
Esto se consigue por medio de la utilización de circuitos híbridos, capaces, en última instancia (por
ejemplo, al alcanzar la señal el teléfono, que consta de un circuito de recepción –auricular– y otro
de transmisión –micrófono–) de convertir la señal de dos a cuatro hilos. Sin embargo, las uniones

104
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 105

REDES DE TELEFONÍA FIJA

entre centrales suelen realizarse a cuatro hilos. Nótese que esta cuestión pierde un tanto su inte-
rés con el desarrollo de los medios de transmisión avanzados (radioenlaces de microondas, fibras
ópticas, etc.), pero en cualquier caso, tiene su interés histórico y práctico.
Además de los aspectos anteriores, merece la pena mencionar el conjunto de aspectos técni-
cos que suponen una influencia en la calidad de la transmisión:

• Gama de frecuencias, para las que el antiguo CCITT determinó que para la transmisión del
habla bastaba con utilizar el rango comprendido entre los 300 Hz y los 3.400 Hz. Cualquier
aumento de este rango no aumenta sustancialmente la inteligibilidad de las conversaciones.
• Distorsión de atenuación, motivada por la diferente atenuación de las frecuencias altas
(mayor atenuación) de las señales frente a las bajas, fundamentalmente en las transmisiones
en medios en línea (cables de pares). Esto se solucionaba con las denominadas bobinas de
Pupin.
• Tiempo de propagación, considerado como la demora en la propagación de señales de un
extremo a otro, donde el valor máximo tolerado es de 150 ms.
• Distorsión de fase, condicionada por los diferentes tiempos de propagación que tienen las
diferentes componentes frecuenciales, y que hacen que unas componentes de la señal lle-
guen antes que otras.
• Ecos en las señales, como consecuencia de que las conversiones de dos a cuatro hilos en
las redes con los circuitos híbridos, así como los diferentes cambios de medio, ocasionan
reflexiones en las señales que se manifiestan como ecos en la comunicación. Para evitarlos,
se introducen circuitos supresores de eco.
• Perturbaciones en forma de ruido térmico e impulsivo, fundamentalmente.
• Perturbaciones en forma de intermodulaciones, motivadas por los sistemas múltiplex por
división en frecuencia.
• Diafonía, por la proximidad de los cables de pares entre sí que hace que unas señales se
induzcan en otros pares.

7.4. SERVICIOS EN LA RED

El encaminamiento que las centrales hacen de sus llamadas está fijado basándose en el siste-
ma de numeración que se establece a escala mundial. Este sistema de numeración cuenta con una
serie de prefijos y números que se asignan unívocamente (no tanto en los últimos tiempos) a deter-
minados países, regiones, operadores, etc., y ha evolucionado desde sus orígenes, fundamental-
mente por causa de la introducción de nuevos servicios (por ejemplo, la telefonía móvil) así como
por la introducción de la competencia en las telecomunicaciones por comparación con la situación
anterior de monopolios históricos (la numeración pasó de depender únicamente de criterios geo-
gráficos, a hacerlo de criterios más amplios que engloban la posibilidad de asignar numeración
diferente a cada operador, así como permitir que los usuarios conserven su numeración aun en los
cambios de operador).
La utilización de la numeración es una prestación necesaria para el encaminamiento automáti-
co de las llamadas, y se realiza sobre la base del intercambio de señalización. De hecho, es en defi-
nitiva la existencia de señalización (de forma paralela a las comunicaciones propiamente dichas) la
que permite la automatización del servicio telefónico.
La señalización en el mundo clásico de la telefonía es un elemento que se implementa de forma
sencilla utilizando la propia alimentación de señal continua existente en el bucle de abonado: cuan-
do un usuario levanta el teléfono, el circuito de corriente continua formado entre el teléfono del

© 105
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 106

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

cliente y la central local se cierra y, de esta forma, la central local sabe que alguien “descolgó” un
teléfono y se dispone a realizar una llamada. Por medio de este circuito establecido, el usuario lla-
mante envía un tren de impulsos (interrupciones y reestablecimientos cortos del circuito estableci-
do en la marcación por disco –decádica–, o combinaciones de frecuencias fijas simbolizando
números en la marcación DTMF) que representa el número llamado y que la central interpretará. De
forma semejante, la señalización de finalización de llamada es el “cuelgue” del teléfono, ya que, en
este caso, el circuito establecido se abre y la central local reconoce la finalización de la llamada.
Otro asunto especialmente relevante es la tarificación, que no es sino la razón de ser de cual-
quier servicio prestado. Ser capaz de cobrar por el servicio que se presta es fundamental para el
buen fin de un negocio. A este objeto, los sistemas telefónicos cuentan con diferentes sistemas
capaces de registrar la duración de las llamadas así como su origen y destino. Sin embargo, los
primeros sistemas de telefonía disponían de unos emisores y receptores de impulsos, que conta-
ban el número de “pasos” de las llamadas, de modo que cuantos más impulsos o pasos hubiera,
mayor era el coste. De este modo, cuando las llamadas eran más caras –por ser su destino, por
ejemplo, interprovincial– los impulsos tenían un intervalo de repetición más corto. Estos impulsos,
en algunos casos, llegaban a ser audibles.

7.4.1. La RDSI

La normativa de ICTs dedica un capítulo a la RDSI dentro de la red asociada al servicio de tele-
fonía disponible al público. La RDSI supuso un gran avance en cuanto a lo que llevó asociado de
normalización de servicios y de digitalización de la red para la inclusión de servicios adicionales a
los básicos de la telefonía analógica.
Nótese que en el resto del texto estamos refiriéndonos a la RDSI de banda estrecha por con-
traposición a la iniciativa de la RDSI de banda ancha, definida también por la UIT-T en sus reco-
mendaciones, y que ofrece velocidades binarias que superan los 2 Mbps de la RDSI clásica,
sobrepasando los 100 Mbps. En concreto, la RDSI de banda ancha hace uso de la tecnología ATM
para tratar de ofrecer servicios mucho más sofisticados y avanzados en cuanto a sus velocidades
y herramientas de gestión y monitorización de red.

7.4.1.1. Antecedentes

La RDSI (Red Digital de Servicios Integrados) se encuentra operativa en España desde la


época en que, a finales de la década de los 80, comenzaron los primeros servicios experimen-
tales.
El origen de la concepción de la RDSI se remonta a la década de los 60 cuando las compañías
telefónicas comenzaron gradualmente a convertir sus conexiones internas analógicas en sistemas
de conmutación digitales de paquetes, con el fin último de solucionar el problema de la pérdida de
calidad de sonido en las llamadas a largas distancias.
En la década de los 70, las grandes empresas empiezan a interesarse en la idea de interco-
nectar sus ordenadores, y las compañías telefónicas deben hacer frente a ese nuevo desafío ampa-
radas en la tecnología digital que se empieza a consolidar.
Con el CCITT (antiguo UIT-T) comenzó el movimiento de estandarización de la RDSI en 1984,
con la Recomendación I.120 en la que se definían las líneas iniciales para desarrollar la RDSI, una

106
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 107

REDES DE TELEFONÍA FIJA

red basada en líneas digitales capaz de ofrecer cualquier tipo de servicios, convirtiendo la red de
telefonía mundial en una red de transmisión de datos.
La idea inicial se basaba en, partiendo de la tradicional red telefónica existente, realizar una evo-
lución en dos fases:

• Transición del núcleo de la red del mundo analógico al digital, la RDI o Red Digital Integrada,
a comienzos de los años 90:

 En el plano de la conmutación, sustituyendo las centrales de conmutación analógicas por


centrales digitales, compatibles con los sistemas antiguos pero ofreciendo los servicios
requeridos por la nueva red.
 En el plano de la transmisión, interconexión de las centrales basándose en canales digita-
les.

• Utilización digital del enlace con el usuario (antiguamente abonado), el bucle de cobre hasta
el cliente, esto es, la RDSI. El término novedoso “servicios integrados” (RDSI) alude a que la
nueva red está pensada para acoger, de forma integrada, diversos conceptos que antes apa-
recían dispersos (voz, datos, conmutación de circuitos, conmutación de paquetes, etc.), y,
ante todo, configurando un servicio que será el que utilice el cliente.

El aspecto clave de la RDSI fue la normalización. La UIT-T desarrolló recomendaciones (princi-


palmente en las series I –específicas de la RDSI–, y en la Q –de conmutación y señalización–) que
contemplaban diversos aspectos de la RDSI. Adicionalmente, adoptó otras normas que ya habían
sido publicadas y las adaptó para su propósito (por ejemplo el sistema de señalización número 7,
que se estableció como el sistema de señalización entre centrales).
De esta forma, la RDSI se integra en el sistema de capas OSI (Open Systems Interconnection,
o interconexión de sistemas abiertos), y son varias las normas que recogen aspectos técnicos clave
en los niveles de comunicación usuario – red. En la Recomendación I.412 se definen las estructu-
ras y capacidades de acceso a la red RDSI en las interfaces usuario – red (canales B, D y H, etc.),
y en las I.420 y la I.421, respectivamente, se concretan las estructuras de interfaces usuario – red
con detalle:

• Nivel físico (capa 1). Para las velocidades básicas tenemos la I.430 (acceso básico) y para
las velocidades primarias, la I.431 (acceso primario). Este nivel proporciona los servicios para
la transmisión de canales B, D y H.
• Nivel de enlace (capa 2). Las recomendaciones Q.920 y Q.921 especifican el protocolo LAPD
del sistema de señalización número 1 (se conocen en la serie I como I.440 e I.441, sin haber-
se publicado como tal).
• Nivel de red (capa 3). Las recomendaciones Q.930, Q.931 y Q.932 especifican el protocolo
asociado al control de llamada del sistema de señalización número 1 (se conocen en la serie I
como I.450, I.451 e I.452, sin haberse publicado como tal).

7.4.1.2. Arquitectura de la topología


La arquitectura de la red RDSI en lo que a la parte de red troncal se refiere (centralitas y sus
interconexiones), es fruto de la evolución de la red telefónica y no difiere sustancialmente de
ella.
Los cambios más significativos residen en la digitalización del conocido como “bucle de abo-
nado”.

© 107
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 108

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

7.4.1.2.1. Interfaz usuario - red

En la RDSI existen dos interfaces de usuario:

• El acceso básico. Este acceso está orientado a necesidades de velocidad de transmisión


bajas. Se configura sobre la base de lo que se denota como (2B +D), donde esto se tradu-
ce en 2 canales de datos (B) y otro de señalización (D). Las velocidades asignadas a los
canales se corresponden, respectivamente, con 2 x 64 kbps + 16 kbps. Este acceso está
llamado a sustituir a la interfaz clásica de telefonía del cliente e incluye la telealimentación a
través de las interfaces U y S.
El acceso básico se define en la ETS 300 012 del ETSI.
• El acceso primario. Este acceso se orienta a necesidades de velocidad de transmisión
medias. Se configura sobre la base de lo que se denota como 30B +D, donde esto se tra-
duce en 30 canales de datos (B) y otro de señalización (D). Las velocidades asignadas a los
canales se corresponden respectivamente con 30 x 64 kbps + 64 kbps. El acceso primario
se asemeja mucho a los accesos E1 de PDH de interconexión entre centralitas, y en el nivel
físico se soporta sobre las recomendaciones UIT-T G.703 y G.704.
El acceso primario se define en la ETS 300 011 del ETSI.

Las premisas fundamentales de desarrollo de las interfaces fueron la necesidad de desarrollar algo
que funcionara a 2 hilos con garantías de calidad en las distancias habituales en los pares de cobre
hasta los clientes, y que fuera flexible para acomodar diferentes terminales sobre el mismo acceso.
La solución consistió en subdividir el acceso del cliente en dos interfaces distintas:

• Interfaz U o punto de referencia U. Es una interfaz a 2 hilos a la que se conecta la TR1 (Ter-
minación de Red 1):

 Soporta las distancias típicas de los pares de cobre hasta los clientes.
 Permite la transmisión simultánea bidireccional por medio de canceladores de eco.

• Interfaz S o punto de referencia S. Es una interfaz a cuatro hilos (el terminal transmite por un
par y el lado central por otro). La instalación de la interfaz S es corta en tanto que discurre
por la instalación del cliente:

 La interfaz S es básicamente la interfaz de usuario en RDSI.


 La interfaz S pasiva se puede configurar de tres maneras diferentes:

– Punto a punto. Se consigue el máximo alcance (un kilómetro aproximadamente), con la


particularidad de que sólo se puede conectar un terminal.
– Bus pasivo corto. La longitud máxima es de 150 o 200 m (dependiendo de la impe-
dancia del cable usado), y se pueden conectar hasta 8 terminales en cualquier parte del
cableado.
– Bus pasivo ampliado o extendido. Mezcla de las configuraciones anteriores, donde se
pueden conectar hasta 4 terminales en un rango de 50 m, y éstos, a su vez, a una dis-
tancia máxima de 500 m o 600 m de la TR1.

Los valores anteriores cuentan con poder añadir 10 m de cordón del aparato.
A estas interfaces se pueden conectar el ET o Equipo Terminal, por medio de la Terminación de
Red TR1 (suministrada por quien proporciona el servicio RDSI) y ubicada entre la interfaz U y la
interfaz S.

108
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 109

REDES DE TELEFONÍA FIJA

Fig. 78. Interfaces U y S.

La configuración más completa que podemos tener es la que se recoge en la figura adjunta,
donde aparecen algunos elementos nuevos:

• Interfaces:

 La interfaz T. Como la interfaz S, pero en conexión punto a punto.


 La interfaz R. Interfaz genérica, no RDSI.

• Otros elementos:

 TR2 o Terminación de Red 2. Este elemento funcional permite que un equipo de usuario
pueda realizar funciones de conmutación entre los distintos equipos de usuario (centralita,
por ejemplo).
 AT o Adaptador de Terminal. Se trata de un equipo que es capaz de dialogar con la red
RDSI y que permite el interfuncionamiento de un equipo que no lo sea (adaptador de RTC,
por ejemplo).
 ET2 o Equipo Terminal tipo 2. Se trata de un equipo genérico no diseñado para la RDSI
(por ejemplo, un simple teléfono analógico).

Fig. 79. Configuración completa de interfaces RDSI.

© 109
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 110

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

7.4.1.2.2. Señalización RDSI

La señalización de red (entre centrales, dentro de la red telefónica) sigue el Sistema de Señali-
zación número 7 del CCITT (UIT-T).
La señalización usuario – red en RDSI se organiza en los niveles 2 y 3:

• El nivel 2 de enlace de señalización usuario – red se denomina LAPD (Link Access Protocol
for channel D) y es un subconjunto del protocolo HDLC. Posibilita, por medio de un servicio
específico, la retransmisión ante errores y permite la conexión de múltiples terminales. El nivel 2
es el que se ocupa de realizar transferencias fiables de la información.
• El nivel 3 de red es el que realmente contiene la señalización, con mensajes de estableci-
miento y liberación de llamada, capacidad de conexión necesaria, número destino, etc., e
información continua del progreso de la comunicación. En definitiva, el nivel 3 se encarga de
establecer, mantener y liberar las conexiones.

7.4.1.2.3. Terminales RDSI

El teléfono básico sigue siendo el terminal más importante en la RDSI. Sin embargo, la popula-
rización de los accesos a Internet, sobre todo en el entorno doméstico, hizo que la tarjeta RDSI
para PC (Personal Computer) se popularizara. Tanto fue así que, algunos terminales para RDSI,
contaban con elementos para que los PC se conectaran directamente a ellos sin necesidad de esa
tarjeta específica. En un entorno más profesional, aparecieron routers con salida WAN (Wide Area
Network) basándose en interfaces RDSI.
Un terminal que nació específicamente con la RDSI fue el videoteléfono.

7.4.1.3. Aspectos de servicio


Los servicios que ofrece la RDSI son:

• Servicios portadores.
• Servicios finales o teleservicios.
• Servicios suplementarios.

7.4.1.3.1. Servicios portadores

Los servicios portadores se relacionan con la capacidad de la red para transferir una informa-
ción. No están relacionados de forma inmediata con qué se transporta, sino con el cómo y cuánto.
Estos servicios se dividen en dos grupos:

• Modo circuito. Los servicios en modo circuito reservan sobre la red un ancho de banda para
cada conexión, garantizando tanto el camino como su capacidad. Los circuitos se propor-
cionan sobre los canales B, y ocupan todo el canal (64 kbps) aunque la información trans-
portada no lo precise. La RDSI proporciona varios servicios en modo circuito, entre otros, el
servicio portador a 64 kbps sin restricciones, el servicio de audio a 3,1 kHz, el servicio de
conversación telefónica, etc.
• Modo paquete. El servicio en modo paquete no asegura una reserva permanente de ancho
de banda entre origen y destino, sino que, al contrario, los paquetes en determinados

110
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 111

REDES DE TELEFONÍA FIJA

momentos podrán perderse (caso de congestión). La conmutación de paquetes permite


optimizar el ancho de banda de la red en sentido amplio. La RDSI tiene la posibilidad de dar
conmutación de paquetes sobre el canal D así como sobre los canales B.

7.4.1.3.2. Teleservicios

Los teleservicios, al contrario que los servicios portadores, sí están relacionados con el tipo de
comunicación que se establece. Entre ellos, los más habituales son:

• Telefonía (conversación a 3,1 kHz).


• Facsímile grupo 2/3 y grupo 4.
• Teletexto.
• Videotexto.
• Videotelefonía.

7.4.1.3.3. Servicios suplementarios

Los servicios suplementarios se combinan sobre los portadores y los teleservicios, enrique-
ciéndolos. En RDSI encontramos, en general, todos los soportados por la RTB analógica y algu-
nos más. Entre otros tenemos:

• Presentación de la identificación de la línea llamante (CLIP, calling line identification presenta-


tion).
• Restricción de la identificación de la línea llamante (CLIR, calling line identification restriction).
• Presentación de la identificación de la línea conectada (COLP, connected line identification
presentation).
• Restricción de la identificación de la línea conectada (COLR, connected line identification res-
triction).
• Subdireccionamiento (SUB, sub-addressing).
• Número múltiple de usuario (MSN, multiple subscriber number).
• Marcación directa de extensiones (DDI, direct-dialling-in).
• Llamada en espera (CW, call waiting).
• Información de tarificación (AOC, advice of charge).
• Portabilidad de terminal (TP, terminal portability).
• Desvío incondicional / condicional de llamadas (CFU, call forwarding unconditional o CFC,
call forwarding conditional).
• Señalización usuario a usuario (UUS, user-to-user signalling).
• Grupo cerrado de usuarios (CUG, closed user group).
• Identificación de llamada maliciosa (MCID, malicious call identification).

Con todos los servicios definidos con anterioridad, la RDSI permite una variedad de aplicacio-
nes que no se da en otro tipo de redes y, menos aún, en las telefónicas clásicas. La flexibilidad de
la RDSI a la hora de permitir una amplia gama de conexiones es una de sus características princi-
pales y, no solamente entre terminales RDSI, sino entre terminales RDSI y clásicos de red telefóni-
ca básica. Entre otras, las siguientes aplicaciones pueden ser destacadas:

• Aplicaciones sobre Internet. Este acceso cuenta con dos ventajas. La primera, la posibilidad
de navegar a velocidad de 64 kbps (y hasta 128 kbps si se utilizaran los dos canales B) y, la

© 111
ACCESO ICTs-05 19/2/08 10:52 Página 112

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

segunda, la posibilidad de no tener la línea telefónica bloqueada cuando se está accediendo


a Internet.
• Conexión entre PC o LAN. En contextos WAN, la RDSI permite conexiones entre redes de
ordenadores. Estos “enlaces” fueron importantes en entornos clásicos donde el ADSL no era
una realidad, y las conexiones Frame Relay eran caras.
• Sistemas de videoconferencia. La RDSI ha sido una forma muy tradicional de efectuar cone-
xiones de videoconferencia para contextos punto a punto o punto a multipunto (en este últi-
mo caso, con un terminal conocido como unidad de conferencia multipunto o MCU
–MultiConference Unit–) mientras no han existido conexiones de datos en banda ancha fia-
bles (baja tasa de errores, latencias mínimas, etc.).
• Líneas de seguridad (o backup). Utilizada en aplicaciones de alta disponibilidad donde se
poseen conexiones permanentes, y en las que disponer de una línea conmutada de protec-
ción puede ser adecuado en relación calidad / precio.

112
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 113

8. Redes xDSL

8.1. INTRODUCCIÓN

as siglas xDSL (x Digital Subscriber Line, o línea digital de suscriptor) agrupan a un con-

L junto de tecnologías de sustrato similar (modulaciones multinivel avanzadas, con códi-


gos de línea adecuados) que permiten transmitir datos de alta velocidad por los bucles
de abonado. Las redes xDSL encuentran su fortaleza en la reutilización del medio físico que
supone el par de cobre telefónico para la transmisión de datos a gran velocidad, cuya dimen-
sión concreta depende de la tecnología específica utilizada (denotada con la “x” de xDSL):

• El ADSL (Asymmetric DSL), recogido:

 En su versión inicial, en las recomendaciones UIT-T G.992.1 y G.992.2, que especifican


respectivamente el ADSL DMT y el ADSL-lite (sin divisor). El ETSI hace suya la G.992.1 en
el documento TS 101 388. A su vez, el ADSL-lite fue un desarrollo de ADSL de bajo coste
y reducidas prestaciones, para que pudiera funcionar sin microfiltro y fuera más fácilmen-
te instalable por el usuario (no nos referiremos más a él en lo que sigue de texto).
 El ADSL2 se recoge en las G.992.3 y G.992.4 (esta última, sin divisor).
 El ADSL2+, de anchura de banda ampliada, se recoge en la G.992.5.

El ADSL es compatible con el servicio telefónico tradicional y, a su vez, permite la transmi-


sión de datos, entre los que se puede encontrar la propia voz (otro canal telefónico adicional
sobre la misma infraestructura).

• El HDSL (High bit rate DSL) se recoge en la recomendación G.991.1 de la UIT-T, y se nor-
maliza en el ámbito europeo en la ETR 152 (hasta su tercera edición), donde la cuarta edi-
ción acoge la denominación TS 101 134. El HDSL ha tenido mucha utilización en las uniones
de equipos de red en configuración punto a punto, sobre pares de cobre. En este sentido,
se ha utilizado como tecnología transparente al contenido transportado (2 Mbps, n x 64
kbps).
• El SHDSL (Single –pair High– speed DSL) se recoge en la recomendación G.991.2, y se
especifica a nivel europeo en la TS 101 524 (aquí se adopta la denominación SDSL o
Symmetric single pair high bitrate DSL) del ETSI. El ANSI (entorno americano) se refiere alter-
nativamente al HDSL2.

© 113
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 114

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• El VDSL (Very high speed DSL) se recoge en la recomendación G.993.1. Los desarrollos de
VDSL tienen sentido en accesos de fibra óptica (con dos modelos, FTTCab y FTTEx) hasta
las proximidades de los usuarios finales, y como tal se recoge en la recomendación. El VDSL
utiliza hasta 12 MHz del espectro e incluye planes de frecuencia para poder ofrecer servicios
simétricos y asimétricos. El VDSL es la respuesta a las necesidades de mayor velocidad en
el bucle de abonado, a costa de la reducción en los alcances. En Europa, el ETSI concreta
el VDSL en los documentos en la TS 101 270-1 y TS 101 270-2.
• El VDSL2 (Very high speed DSL 2) se encuentra especificado en la recomendación G.993.2.
El estándar recoge únicamente modulación DMT (Discrete Multi Tone), y se basa en el VDSL
previo y el ADSL2 de la G.992.3. El VDSL2 permite la transmisión a velocidades de 100 Mbps
bidireccionalmente en cada sentido de la comunicación.

Fig. 80. Bandas de frecuencia ocupadas por los diferentes esquemas xDSL.

Familia UIT Nombre Fecha de aprobación


ADSL G.992.1 G.dmt 1999
ADSL G.992.2 G.lite 1999
ADSL2 G.992.3 G.dmt.bis 2002
ADSL2 G.992.4 G.lite.bis 2002
ADSL2 G.992.5 ADSL2 Plus 2003
ADSL2 G.992.3 Reach Extended 2003
HDSL G 991.1 High bit rate speed DSL 1998
SHDSL G.991.2 G.SHDSL Single-pair High-speed DSL 2001
VDSL G.993.1 Very high speed DSL 2004
VDSL2 G.993.2 Very high speed DSL 2 2005

Existen muchos grupos trabajando en los estándares xDSL en el ámbito internacional. El para-
guas de todos ellos es la UIT-T, en concreto el SG15/Q4, pero a su alrededor destaca la labor euro-

114
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 115

REDES xDSL

pea en el ETSI, a través del ETSI Technical Committee Transmission and Multiplexing (TC TM) y, en
concreto, del Working Group 6 (TM6). En EE. UU. está el ANSI T1E1.4. Alrededor de todos ellos
se organizan las labores de otros grupos como el DSL Forum, el IEEE 802.3 EFM y otros.

8.2. ANTECEDENTES

El xDSL ha sido la gran apuesta tecnológica de la mayoría de los operadores con redes de
cobre desplegadas hasta los usuarios (antiguos abonados). La necesidad de no duplicar inversio-
nes para el tendido de una red paralela a la tradicional de cobre, llevó a los operadores a forzar
soluciones que reutilizaran el par de abonado para la transmisión de datos de alta velocidad.
Y es que la infraestructura de cobre es ubicua, y hasta el desarrollo del xDSL había sido utili-
zada básicamente en la parte más baja de su espectro disponible. Tres eran los factores que afec-
taban a esta utilización extra:

• La atenuación (incluida la del interior del hogar) desde el usuario hasta la central.
• Las extensiones en circuito abierto de algunos bucles, que producían pérdidas de diferente
cuantía en las diferentes frecuencias por inclusión de impedancias en paralelo.
• Crosstalk o interferencias mutuas entre pares del mismo cable (no nos olvidemos de que los
pares de cobre se asocian en “mazos” incluidos en un cable de mayor calibre para su mejor
manejo y tendido). Este crosstalk se clasifica en NEXT y FEXT, según se trate de interferen-
cia producida por un extremo cercano (Near End CrossTalk) o lejano (Far End CrossTalk),
siendo esta última menos negativa. Estos efectos, a los que se añaden otros efectos de inter-
ferencias entre sistemas (bandas de difusión, de radioaficionados, etc.) son los que afectan
más negativamente a la “performance” (desempeño) de los sistemas xDSL.

Los factores de influencia anteriores se superaron con desarrollos imaginativos que aprove-
chaban el estado de la técnica:

• Las técnicas de modulación avanzadas consiguieron minimizar la atenuación, que obvia-


mente sigue ahí y limita el rango de los pares de cobre aprovechables basándose en el fac-
tor distancia. La realidad es que las técnicas xDSL se aprovecharon de los desarrollos de la
RDSI en los años 80, que con códigos primero AMI (Alternate Mark Inversion), 2B1Q (2
Binary, 1 Quaternary) y CAP (Carrierless Amplitude and Phase), junto o como alternativa con
el QAM (Quadrature Amplitude Modulation) y el DMT (Discrete Multi Tone), consiguieron
alcances superiores a 5 km.
• Los exhaustivos estudios necesarios para el desarrollo de los códigos de línea y las modula-
ciones revelaron la realidad del diferente alcance de la tecnología en sentido central a usua-
rio, frente al sentido usuario a red. Esta asimetría inherente a los servicios ADSL es
característica del crosstalk, muy superior en el extremo de la central por la agrupación de los
pares. Este hecho condujo a una utilización superior del extremo inferior de la banda para la
transmisión en sentido hacia la red, para aprovechar la mejor propagación de las bajas fre-
cuencias, así como a la utilización del espectro en modo división por frecuencia.
• Esta simetría de los enlaces fue el gran campo de batalla de las tecnologías xDSL en pugna
por hacer desaparecer la “A” de su primera posición, para poder acudir a mercados como
el de las líneas alquiladas, donde la simetría es una necesidad. El HDSL cubría este espacio,
aunque lógicamente con alcances algo inferiores (en muchas ocasiones suficientes), incluso
para empresas que disponían de infraestructura de cobre propia.

© 115
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 116

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

8.2.1. ADSL / ADSL2 / ADSL2+

El ADSL (G.992.1) ofrece una velocidad mínima neta de 6,144 Mbps hacia el destino y 640
kbps hacia origen.
El ADSL sin divisor (G.992.2) permite una velocidad máxima neta de 1,536 Mbps hacia el des-
tino y 512 kbps hacia origen.
Las versiones ADSL2 (G.992.3 y G.992.4) y ADSL2+ (G.992.5) utilizan las bandas:

• Ascendente, para ADSL/2/2+, de 25 a 138 kHz.


• Descendente, para ADSL/2, 139 kHz a 1,1 MHz.
• Descendente, para ADSL2+, 139 kHz a 2,2 MHz.

ADSL/2/2+ pueden admitir longitudes de hasta 5.400 metros de bucle local, pero para apro-
vechar las mejoras de velocidad que introduce el ADSL2+, la distancia máxima de los bucles utili-
zados debe ser de 2.400 metros.

8.2.2. HDSL / SDHSL

El HDSL (G.991.1) emplea un código de línea 2B1Q o la modulación CAP (se elige una de estas
dos alternativas), 3 sistemas posibles (3 pares de hilos con 784 kbps cada uno; 2 pares de hilos
con 1.168 kbps cada uno; 1 par de hilos con 2.320 kbps).
El SHDSL (G.991.2) utiliza código de línea y modulación TC-PAM (Trellis Coded Pulse Amplitu-
de Modulation), y permite dos sistemas (a 2 pares de hilos con velocidad de 384 a 4.624 kbps en
incrementos de 16 kbps; a 1 par de hilos, con velocidad de 192 kbps a 2.312 kbps en incremen-
tos de 8 kbps).

8.2.3. VDSL / VDSL2

El VDSL (G.993.1) emplea un único par de cobre y ofrece 2 o 4 trayectos de datos, que con-
sisten en 1 o 2 trayectos de datos en sentido de ida y 1 o 2 en sentido de vuelta (estos trayectos
serán de alta latencia –baja BER esperada– o de baja latencia –alta BER esperada–). Se podrán
ofrecer servicios simétricos o asimétricos, por medio de la designación de bandas FDD en senti-
dos de ida y retorno, y según tabla adjunta. El VDSL, tal y como lo propone el ETSI, permite modu-
lación de portadora simple (CAP) o modulación multiportadora (DMT).
El sistema alcanza en su tramo final velocidades asimétricas de entre 13 a 52 Mbps para el
enlace descendente, de entre 1,6 y 6,4 Mbps para el enlace ascendente y, simétricas, entre 6,5 y
34 Mbps, empleando para ello una banda de 12 MHz y siendo compatible con el servicio telefóni-
co en el mismo par.
Su uso se estima complementario a un despliegue de fibra hasta las proximidades del hogar
del usuario, desde donde luego daríamos servicio al cliente con pares de cobre muy cortos. Está,
por tanto, indicado para entornos locales (quizás incluso privados como instalaciones de hoteles y,
en general, edificios con cableados telefónicos propios) y constituye una forma de extender las
redes Ethernet sobre cableados telefónicos.

116
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 117

REDES xDSL

Tipo de servicio Alcance Capacidad (Mbps)


Descend. Ascend.
52 6,4
Corto 300 m
34 o 38,2 4,3
Asimétrico 26 3,2
Medio 1 km
19 2,3
13 1,6
Largo 1,5 km
6,5 1,6 o 0,8
34 34
Corto 300 m 26 26
16 16
Simétrico Medio 1 km 13 13
6,5 6,5
Largo 1,5 km 4,3 4,3
2,3 2,3

El VDSL2 (G.993.2) fue aprobado por la UIT en mayo de 2005. El estándar VDSL2 está dise-
ñado para soportar el desarrollo de servicios “Triple Play” de voz, vídeo, datos, TV de alta defini-
ción (HDTV) y juegos en red gracias a su velocidad simétrica de hasta 100 Mbps en pares de
abonado de 1,2 - 1,5 km, con un ancho de banda de 30 MHz (en realidad, la recomendación inclu-
ye 3 anexos, de aplicación en EE. UU., Europa y Japón, y a pesar de que el de Japón es el que
alcanza mayores velocidades con la descripción anterior, por ejemplo, en Europa, se utiliza el
espectro hasta 12 MHz con velocidad de hasta 52 Mbps en sentido descendente y 30 Mbps en
sentido ascendente). VDSL2 utiliza modulación DMT.

8.3. ESQUEMAS DE RED

8.3.1. La red

En cuanto a su arquitectura existen dos grandes grupos que debemos diferenciar. De un lado,
el correspondiente a los sistemas ADSL (ADSL / ADSL2 / ADSL2+) y, de otro, el de los sistemas
HDSL (HDSL / SHDSL) y VDSL (VDSL / VDSL2).
En los primeros (ADSL), la clave es la utilización de servicios en modalidad punto a multipunto,
esto es, servicios que, desde un punto de vista del operador, son ofrecidos a un conjunto de usua-
rios desde una ubicación específica, y donde los usuarios reciben una oferta de servicios que hacen
uso de unos recursos centrales del operador (acceso a Internet, acceso a servicios de vídeo, etc.).
En los segundos (HDSL y VDSL), la necesidad solucionada es la provisión de servicios punto a
punto, esto es, la utilización de pares de cobre para unir en banda ancha ubicaciones específicas
del usuario (uniones entre oficinas, por ejemplo, en el caso del HDSL, y uniones de accesos en fibra
óptica con la ubicación final del usuario en el caso del VDSL).

© 117
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 118

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

En los dos casos, la utilización de recursos es la misma, esto es, se utilizan dependencias cen-
trales del operador, y cables del mismo conectados a módems de usuario, pero la configuración
lógica es diferente (una estrella en el caso del ADSL, y una unión punto a punto en el caso del HDSL
y del VDSL).
La transmisión sobre par de cobre se fundamenta sobre la existencia de una pareja de módems
que se acoplan a la línea. Por motivos de optimización, y dado que en uno de los lados de la red
(la central del operador) confluyen muchos de estos módems, y que resulta evidente que dispo-
nerlos sobre un mismo equipo permite optimizar muchas de sus funciones e interconexiones, apa-
recen los DSLAM. De hecho, la piedra angular de cualquier sistema xDSL es el DSLAM (Digital
Subscriber Line Access Multiplexer), el elemento concentrador del tráfico de datos de múltiples
bucles de cobre, para su agregación y conexión a la red troncal. El DSLAM contará con interfaces
xDSL hacia los pares de cobre, y conexiones de transporte en banda ancha (Fast Ethernet, Giga-
bit Ethernet, STM-1, STM-4, etc.) hacia la red. Los protocolos que sobre estos elementos de trans-
porte se disponen han sido tradicionalmente ATM (Asynchronous Transfer Mode) y, en una primera
etapa, se orientaban a proporcionar servicios de “mejor esfuerzo” (best effort) a sus usuarios xDSL,
por medio de PPP (Point to Point Protocol) y PVCs (Permanent Virtual Circuit). Los servicios que
se prestan hoy en día requieren una capacidad de gestión de la calidad de servicio, y precisan de
DSLAMs de otras características, más orientadas al mundo IP, esto es, basadas en la agregación
Ethernet (ver los últimos informes sobre arquitectura del DSL Forum).
En el lado del usuario nos encontramos con módems y routers xDSL, que ofrecen interfaces
xDSL hacia el lado red, y que proporcionan interfaces USB o Ethernet hacia el lado cliente, permi-
tiendo así la conexión a los ordenadores de los usuarios.
Los equipos de los usuarios no poseen una interfaz ATM, por lo que la tendencia es usar IP
sobre ATM. El troncal de comunicaciones tiene por objeto permitir el acceso del equipo de cada
cliente a los distintos servidores, siendo IP el protocolo del troncal de la red.

Fig. 81. Arquitectura de las redes xDSL.

118
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 119

REDES xDSL

8.3.2. Los cables

Los cables telefónicos utilizados en la provisión del servicio telefónico básico, y otros como el
xDSL y la RDSI, son pares de cobre integrados en cables multipares tendidos hace ya muchos
años para la provisión inicial de voz analógica hasta los 4 kHz.
Los pares telefónicos que forman parte del bucle local no son muy diferentes de los cables en plan-
ta interna, los conocidos como cableados estructurados. En estos últimos, es habitual y necesario,
para la aceptación de la instalación realizada, hacer mediciones de los parámetros físicos en cables
tendidos, que nos certifiquen la viabilidad de los cables para proporcionar el servicio requerido.
El sentido común indica que las instalaciones de planta externa como las que conforman el
bucle local de abonado, susceptibles de ser utilizadas en transmisión de datos, deberían ser pro-
badas más rigurosamente, con el fin de asegurar la calidad del servicio. El problema es, como
siempre, el coste de estas pruebas.
De esta forma, los pares de cobre de un mismo cable multipar no presentan todos, por diver-
sas razones, las mismas características. Así, por ejemplo, en el caso de las instalaciones de xDSL,
los pares son probados antes de su dedicación al enlace de comunicaciones, y algunos de ellos
son desestimados para el mismo. La situación ideal pasaría por poder seleccionar cualquier par,
pero la realidad es que son precisas unas pruebas mínimas para “calificar” el par, sobre todo en los
primeros tiempos de despliegue del xDSL. Esta precalificación busca responder a preguntas como
a qué velocidad funcionará el enlace, y cuál será la “confiabilidad” del mismo.
Con el fin de maximizar la calidad del enlace xDSL, es necesario que se midan las característi-
cas físicas del par de cobre y se evalúe su aplicabilidad al xDSL específico. Algunos de los pará-
metros importantes se mencionan a continuación:

• Continuidad, Impedancia (resistencia del bucle, aislamiento y capacitancia).


• Balance longitudinal de impedancias. Desequilibrio resistivo.
• Pérdida de retorno, pérdidas por inserción.
• NEXT (Near End CrossTalk).
• Longitud del cable, detección de empalmes, bobinas de carga y presencia de agua.
• Atenuación a diferentes frecuencias dependiendo del sistema xDSL.
• Voltaje AC y DC inducido en la línea.
• Corriente AC y DC en la línea.
• Background Noise, ruido impulsivo, relación señal a ruido, según la aplicación.
• Medición de la velocidad máxima de transmisión del xDSL.
• Medición de la tasa de error (BER) del xDSL.

A modo de referencia, muchos documentos que configuran los estándares proporcionan


características de la planta de cables de pares y, en concreto, de los cables utilizados en los ensa-
yos. Como ejemplo, el documento ETR 080 del ETSI, en su anexo C, incluye una descripción inten-
siva de parámetros R, L y C, impedancia y otros, para los cables a que se refiere.

8.3.3. Los filtros divisores

La UIT denomina “divisores” a los filtros que separan las señales de alta frecuencia (xDSL) de
las señales en banda vocal. Este divisor frecuentemente se conoce como separador de POTS
(Plain Old Telephone System, conocido en España como RTB o Red Telefónica Básica), aunque las
señales en banda vocal pueden contener más señales que las POTS (por ejemplo, RDSI).

© 119
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 120

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Los divisores o splitters se localizan tanto en las dependencias de los operadores (centra-
les) como en las de los usuarios finales, y permiten el uso simultáneo del bucle de cobre con
señales xDSL y señales POTS (en el caso de los sistemas xDSL que permiten este uso simul-
táneo).
Los divisores son elementos activos o pasivos, en cuanto a que necesiten alimentación eléctri-
ca o no, y los pasivos tienen, en general, una menor tasa de fallos que los activos, así como una
necesidad nula de alimentación para el mantenimiento de los servicios ante pérdidas de tensión.
Los divisores pasivos son llamados también microfiltros y son, en esencia, filtros pasobajo que per-
miten el paso de las frecuencias POTS. El correspondiente filtro pasoalto para el tránsito de las
señales xDSL se integra en el propio módem xDSL como se ve en la figura correspondiente a la
arquitectura de referencia de la UIT.
El ETSI especifica, en concreto, estos divisores, de tal forma que, a modo de ejemplo, los divi-
sores ADSL para POTS deben cumplir la TS 101 952-1-1 y la TS 101 952-1-2, mientras que los
divisores para ADSL sobre RDSI, deben cumplir la TS 101 952-1-3.

8.3.4. Las pruebas de los elementos xDSL

A fin de comprobar la compatibilidad y adaptación al terreno de los elementos usados en las


tecnologías xDSL, la Recomendación UIT-T G.996.1 describe los procedimientos de prueba para
las Recomendaciones del UIT-T relativas a la línea de abonado digital. Los procedimientos de prue-
ba descritos en la Recomendación incluyen los métodos para probar los transceptores DSL en pre-
sencia de diafonía producida por otros servicios, interferencia de radiofrecuencia, ruido impulsivo y
señalización del servicio telefónico ordinario.
En la recomendación se especifican bucles de prueba y modelos de cableado interno para dife-
rentes regiones del mundo que se han de utilizar durante la prueba de la calidad de funcionamien-
to de la línea de abonado digital y no se especifican los requisitos de calidad de funcionamiento.
Sólo se especifican los procedimientos para medir los requisitos de calidad de funcionamiento para
una determinada Recomendación.
Entidades como el ETSI también definen bucles y entornos de prueba para cada una de las
modalidades xDSL que amparan.

120
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 121

REDES xDSL

Fig. 82. Algunos de los bucles de prueba propuestos por el ADSL ETSI TS 101 388.

Fig. 83. Esquema de introducción de ruido en las pruebas con los bucles, propuesto por el ADSL ETSI TS 101 388.

© 121
ACCESO ICTs-06 19/2/08 10:55 Página 122

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

8.4. SERVICIOS EN LA RED

La liberalización del sector de las telecomunicaciones comenzó en EE. UU. en 1986, con el
“Communication Act”, y en España tuvo lugar en 1998, con la Ley 11/1998, de 24 de abril, Gene-
ral de Telecomunicaciones (hoy derogada por la Ley 32/2003, de 3 de noviembre).
Entre las medidas que incluye la liberalización del sector de las telecomunicaciones en España
se encuentra la desagregación del bucle local de abonado, que no es sino la puesta a disposición
del resto de operadores del mercado libre del par de cobre telefónico que tradicionalmente ha ope-
rado el operador dominante. A este objeto se define la OBA u Oferta de acceso al Bucle de Abo-
nado de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, que establece las condiciones
técnicas y económicas para esta disponibilidad de infraestructura.
El bucle se puede desagregar a nivel 1 (espectro) o a un nivel superior (datos), siendo la infraes-
tructura que el operador dominante o el operador que accede debe poner, en cada caso, diferen-
te. Son los denominados acceso desagregado y acceso indirecto, a los que se puede acceder a
unos precios fijados por el Gobierno:

• El acceso desagregado permite a los operadores alternativos alquilar los pares de cobre de
abonado de Telefónica, lo que hace que puedan prestar cualquier modalidad ADSL que per-
mitan dichas líneas, sin limitación alguna.
• El servicio de acceso indirecto al bucle supone la concentración del tráfico procedente de un
número variable de usuarios ADSL sobre una única conexión. Este servicio requiere menos
inversiones al operador alternativo, pero sólo le permite ofrecer a los usuarios finales aque-
llas modalidades de ADSL que, a su vez, le esté prestando Telefónica.

122
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 123

9. Redes HFC

9.1. INTRODUCCIÓN

as redes HFC son redes mixtas de cable de fibra óptica y coaxial. La tecnología HFC es

L una tecnología de banda ancha, madura y en continua evolución hacia la provisión de


mayores anchos de banda y mayor integración de servicios. Los servicios prestados por
la tecnología HFC son fundamentalmente de voz (telefonía), acceso a Internet y televisión,
con una fuerte tendencia a integrar estas interfaces en un único módem de cable o cable-
módem.
El estándar por excelencia en las redes HFC es el estándar DOCSIS (Data Over Cable Service
Interface Specification, y comprende el estándar de módem de cable CM y el sistema terminal de
módem de cable CMTS), actualmente en su versión 3.0. Este estándar está promovido por Cable-
labs, un consorcio de diferentes empresas de televisión por cable, y está amparado, entre otros,
por la UIT y el ETSI.
Las sucesivas revisiones del estándar DOCSIS son muy dinámicas y pretenden la mejora del
servicio prestado, siendo todas ellas compatibles con las anteriores:

• DOCSIS 1.0 ha sido muy profusamente desplegada en el ámbito mundial, y cuenta con la
tecnología disponible en los años 1995 y 1996. Se especificó en el año 1997.
• DOCSIS 1.1, desarrollada para la mejora operacional en los despliegues, seguridad y calidad
de servicio para transmisión en tiempo real. Se especificó en el año 1999.
• DOCSIS 2.0, que proporciona una capacidad mejorada en el enlace ascendente, para la pro-
visión de servicios simétricos. Se especificó en el año 2001.
• DOCSIS 3.0, desarrollada en el año 2006, que incluye soporte para IPv6, asociación de
canales (channel bonding, esto es, permitir aumentar los flujos ascendentes y descendentes
de forma flexible).

Los servicios proporcionados son:

• DOCSIS 1.0, servicio de transporte de datos de alta velocidad.


• DOCSIS 1.1, servicios de VoIP y, en general, interactivos (juegos en red).
• DOCSIS 2.0, mejora de velocidad de los estándares anteriores, con capacidad ascendente
de hasta 30 Mbps.

© 123
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 124

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• DOCSIS 3.0, soporte de IPv6 y mejora de la velocidad por medio del “channel bonding” (se
trata de un mecanismo que permite la agrupación lógica de varios canales en sentido ascen-
dente o descendente, para “sumar” la velocidad de todos ellos por separado) hasta un míni-
mo de 160 Mbps en sentido descendente y un mínimo de 120 Mbps ascendentes.

Cabe destacar la versión europea del estándar DOCSIS, el EuroDOCSIS, que no es sino una
adaptación de las diferentes revisiones del estándar original a las circunstancias europeas, entre
otras, la topología de los entornos de servicio europeos y las particularidades de su espectro. Las
EuroDOCSIS son anexos oficiales a las correspondientes especificaciones DOCSIS de CableLabs,
y la especificación EuroDOCSIS ha sido publicada por el ETSI.

9.2. ANTECEDENTES

Las redes HFC son una evolución de las redes de cable coaxial, en el intento de proporcionar
mayores anchos de banda, alcances e integración de servicios.
El origen de estas redes de cable se establece en 1950, donde comenzaron los primeros inten-
tos de distribuir la señal de televisión a partir de una única recepción de antena terrestre entre dife-
rentes edificios de una comunidad de propietarios. Este sistema fue pronto mejorado (ese mismo
año) incorporando cable coaxial tendido utilizando los postes del servicio eléctrico. Por tanto, estas
primeras aplicaciones se limitaron a superar los problemas de cobertura en ciertos emplazamien-
tos: de aquí derivan las siglas de CATV en su primera acepción de Community Antenna Television
(antena comunitaria de televisión).
En la década de los 70, las redes de distribución de televisión experimentaron un nuevo auge como
consecuencia de la popularización de la televisión vía satélite, en la que por ser en aquellos momentos
la tecnología de recepción muy cara, se desarrollaron mecanismos de “compartición” de la misma.
La oferta de contenidos se fue ampliando y, con ella, la necesidad de ancho de banda en el sis-
tema. Los años 90 permitieron que la fibra óptica aportara soluciones a esta problemática, por
medio de una combinación económica de medios, así como con la conversión del sistema de uno
de distribución a otro con comunicaciones bidireccionales, tal y como se entiende hoy en día.
Como herencia del origen de las redes de cable, uno de los requerimientos más significativos de
estas redes ha sido tradicionalmente la transmisión transparente de las señales de televisión, para lo
que la transmisión AM-VSB (Amplitude Modulation – Vestigial Side Band, o modulación en amplitud,
banda lateral vestigial) era necesaria. La transmisión transparente impone unos condicionantes de
ancho de banda utilizable en el coaxial (1 GHz), y una distancia máxima alcanzable (esto es, una serie
de repetidores, cuyo número se ve condicionado por las perturbaciones del medio y los componen-
tes). Estos aspectos se superan paulatinamente con el acercamiento progresivo de la fibra óptica al
usuario, y con la mejora en la calidad de los elementos y el tendido de las redes de cable coaxial.

9.3. ESQUEMAS DE RED

Las recomendaciones de la UIT-T J.112 (DOCSIS 1.1) y J.122 (DOCSIS 2.0) se desarrollan en
el contexto de los sistemas HFC para su uso global. La Recomendación, “Sistema de transmisión
para servicios interactivos de televisión por cable”, amplía el alcance de la UIT-T J.83, “Sistemas
digitales multiprogramas para servicios de televisión, sonido y datos de distribución por cable”,

124
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 125

REDES HFC

para tener en cuenta la transmisión de datos bidireccionales por cables coaxiales y cables híbridos
de fibra óptica / coaxiales en servicios interactivos.
Tanto la recomendación UIT-T J.83 como la J.112 contienen varios anexos (A, B y C, que se
corresponden en los dos documentos) en reconocimiento de los diferentes entornos de medios
existentes (la J.122 dispone de los mismos mecanismos, pero con diferente disposición en el docu-
mento). Las arquitecturas de referencia se basan también en la recomendación UIT-T J.110 (gené-
rico a cualquier sistema dedicado a la prestación de servicios de televisión interactivos).
Refiriéndonos a la J.112:

• El anexo A se basa en los trabajos efectuados en Europa. En este contexto tienen sentido el
EuroDOCSIS (ES 201 488) y el canal de retorno para cable del proyecto DVB (ES 200 800).
• El anexo B se basa en trabajos efectuados en Estados Unidos y debe servir de base ade-
cuada para futuros desarrollos. Fundamentalmente se trata de las recomendaciones DOC-
SIS de CableLabs.
• El anexo C se basa en trabajos efectuados en Japón y debe servir de base adecuada para
futuros desarrollos.

En todas las arquitecturas podemos hacer una diferenciación entre las redes y los elementos
que interconectan.

Fig. 84. Arquitectura genérica HFC.

© 125
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 126

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

9.3.1. Red de transporte

La red de transporte es la red, que desde un punto central, lleva las señales a las cabeceras
remotas, que forman parte del tramo de red troncal, más próximo a los usuarios finales.
La finalidad de esta red es la misma que la de cualquier red de transporte y, por esta razón, el
transporte se suele hacer con medios digitales, tales como la fibra óptica, los radioenlaces de
microondas e, incluso, los cables coaxiales sobre los que se montan tecnologías de transmisión
tradicionales.

9.3.2. Red troncal

La red troncal es la mayor beneficiada de la introducción de la fibra en las redes de cable, para
conformar las redes HFC. La fibra óptica, junto con láseres de suficiente linealidad como para
garantizar la correcta transmisión de los canales AM-VSB, ha permitido aumentar las distancias
cubiertas hasta los 100 km sin repetición, haciendo que el tamaño de las redes de distribución se
reduzca, disminuyendo así los problemas de calidad en estas redes. Asimismo, se ha hecho posi-
ble, y siempre más sencilla, la transmisión bidireccional en este tipo de redes, cuyas contribucio-
nes de ruido de los diferentes usuarios en sentido ascendente en una red coaxial pura, harían
imposible la comunicación salvo en redes de muy pequeño tamaño.
La fibra óptica y las configuraciones de redes con ellas, son un capítulo de tipos de red en sí
mismo. Existen diferentes configuraciones:

• Fiber to the Bridger.


• Fiber to the Last Amplifier, o Fiber to the Line Extender.
• Fiber to the Curb, o Fiber to the Building.

Además de las configuraciones anteriores, la fibra óptica puede trabajar en segunda (1.330 m)
o tercera ventana (1.550 nm), donde, en este último caso, los alcances conseguidos son mayores.

9.3.3. Red de distribución y acometida

La red de distribución, implementada con cable coaxial, proporciona potencia para introducir-
se ya en las redes de los usuarios, alcanzando longitudes inferiores a los 2 km, con cables de
pequeño diámetro y con amplificadores de gran ganancia que son los que introducen mayores ali-
nealidades en la red.
La red de distribución consta básicamente de dos componentes:

• Amplificadores de línea, también denominados “line extenders”. Son elementos activos,


capaces de separar las señales en cada uno de los sentidos de propagación, y amplificarlas
convenientemente.
• Los derivadores o “taps”. Son elementos pasivos que derivan parte de la energía que circu-
la por el cable coaxial, hacia las terminaciones donde se conectan las acometidas de los
usuarios. Estas derivaciones se presentan en múltiplos 2, 4, 8, etc.

126
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 127

REDES HFC

Por su parte, la acometida es el tramo final de la red, que entra en casa del usuario con una
longitud de unos 40 m de cable coaxial muy flexible. La calidad final de la red depende mucho de
la calidad de este tramo final, en lo que se refiere fundamentalmente a blindaje de los elementos (la
calidad de la señal depende de la modulación empleada y de la relación señal a ruido; el ruido
depende tanto de los dispositivos electrónicos y la red, como del número de usuarios y la capta-
ción externa de ruido por los elementos metálicos del sistema).

9.3.4. Cabecera

La función de una cabecera de una red de cable es la de combinar las diferentes fuentes
de información, para disponerlas en la red HFC hacia los usuarios finales. En sentido inverso,
la cabecera tratará las diferentes señales de los usuarios que le llegan por un medio compar-
tido.
Las cabeceras pueden ser muy sencillas, en los casos en que se trata de distribuir, por
ejemplo, señales de televisión analógica, o pueden ser mucho más complejas, en el caso en
que se pretenda distribuir señales digitales. Lo más habitual es encontrarnos con cabeceras
multiservicio capaces, además, de proporcionar servicios de voz (tradicional analógica o digital)
y datos:

• La transmisión de señales analógicas vía satélite (ancho de 27 MHz modulados en FM), que
deberemos convertir a AM-VSB, para ocupar en PAL un canal de 8 MHz (nótese que en
entorno americano se habla de canales de 6 MHz para el sistema NTSC).
• Las señales analógicas terrestres deben ser recibidas con suficiente calidad (antenas muy
directivas), y ubicadas en el canal adecuado de la red HFC sin más operaciones.
• Las señales digitales en banda base deben modularse y enviarse al canal adecuado.
• Las señales digitales vía satélite pueden disponerse directamente sobre la red HFC, si pos-
teriormente como receptor se utiliza el “set top box” adecuado.
• Las señales del servicio de voz tradicional se modulan en TDM sobre tramas de 2 Mbps en
las que el usuario, por medio de un elemento que hace de interfaz entre el coaxial y el apa-
rato telefónico, extrae su intervalo V5.2 generalmente. Con DOCSIS 1.1 ya será posible usar
VoIP como alternativa.
• Las señales de datos digitales son gestionadas por el elemento CMTS (Cable Modem Ter-
mination System), con el uso de la banda que se concreta en los siguientes apartados.

9.3.5. Cablemódem

La misión del módem de cable es ofrecer hacia el cliente una interfaz del entorno de las redes
de datos, generalmente un 10/100 BaseT. El módem es una pasarela que convierte desde el pro-
tocolo del cable coaxial a Ethernet. El módem implementa los niveles físicos y de acceso al medio
(MAC, Media Access Control), y desde DOCSIS 1.1 en adelante se establece como necesidad el
soporte del protocolo IP, así como otros como el SNMP, TFTP, DHCP y IGMP.

© 127
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 128

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

9.3.6. Especificaciones técnicas

Las redes de cable son sistemas FDM en tanto que explotan la división en frecuencia como
modo de transportar flujos de información separados, tanto en los canales de difusión (televisión)
como en el denominado canal de retorno. Las señales de los sistemas HFC se transmiten en dife-
rentes frecuencias sobre los soportes físicos. Por ser sistemas bidireccionales, existe una banda
que contiene la información en sentido descendente (de la red hacia los usuarios), y otra en senti-
do ascendente (desde el usuario hacia la red). Las conversiones de “formato” son realizadas por
los cablemódems en el lado de los usuarios y por los CMTS para todas las señales de usuarios en
el lado red.
Las bandas ascendentes y descendentes son compartidas por un cierto número de usuarios
que acceden al mismo medio. Las bandas se sitúan donde las características del cable coaxial per-
miten hacerlo con más facilidad (ver figura adjunta):

Fig. 85. Efectos de filtrado del canal configurado por el cable coaxial de un sistema HFC.

• DOCSIS hasta 2.0 incluido (plan de frecuencias Norteamérica):

 Rango descendente: desde 50 MHz hasta 860 MHz, con cumplimiento de parámetros
desde 88 MHz; espaciado de canales de RF de 6 MHz.
 Rango ascendente: desde 5 a 42 MHz, o 5 a 85 MHz.

• DOCSIS 3.0 (plan de frecuencias Norteamérica):

 Rango descendente: desde 50 MHz hasta 1.002 MHz, con cumplimiento de parámetros
desde 108 MHz; espaciado de canales de RF de 6 MHz.
 Rango ascendente: desde 5 a 42 MHz.

128
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 129

REDES HFC

• EuroDOCSIS (todas las revisiones, plan de frecuencias en Europa):

 Rango descendente: desde 47 MHz hasta 862 MHz, con rango operativo desde 108 MHz
(en algunos países existen restricciones de 108 a 136 MHz); espaciado de canales de RF
de 7/8 MHz, con los de 8 MHz usados para datos.
 Rango ascendente: desde 5 a 65 MHz.

La utilización estadística de la capacidad del sistema permite un aumento de la eficiencia de los


canales: es lo que se conoce como multiplexación estadística, que aprovecha los tiempos de inac-
tividad de unos usuarios, para las comunicaciones de otros.
Las portadoras que determinan la división en canales descendentes (en sentido hacia el usua-
rio) se colocan en los espacios libres en el rango descendente, y la ubicación de las portadoras
ascendentes resulta más complicada por las características del cable en las frecuencias de interés
(tanto el ruido propio de los sistemas, como el ruido que se cuela por las imperfecciones del siste-
ma –señales radio, las redes eléctricas, motores, etc.–).
La transmisión de datos viene condicionada por la modulación utilizada, así como por el ancho
de banda ocupado. En sentido descendente, gracias a la modulación 256QAM se consigue una
velocidad de 38 Mbps por canales de 6 MHz, y de 51 Mbps por canales europeos de 8 MHz. En
sentido ascendente:

• DOCSIS 1.0, donde la velocidad permitida en sentido ascendente es de 5 Mbps.


• DOCSIS 1.1 especifica modulaciones QPSK o 16QAM en contextos TDMA en sentido
ascendente, que permiten hasta 5,120 Mbps o 10,240 Mbps respectivamente en un ancho
de banda de 3,2 MHz.
• DOCSIS 1.1 introduce sobre la revisión 1.0 aspectos de calidad de servicio, multicast IP,
autenticación, y mejoras en la seguridad.
• DOCSIS 2.0, con modulación 64 QAM (también permite las de DOCSIS 1.1 a efectos de
compatibilidad) en sentido ascendente, en un ancho de banda de 6,4 MHz, llegando a 30
Mbps. La 2.0 implementa dos nuevos modelos de acceso, a saber, el S-CDMA (Synchro-
nous Code Division Multiple Access), o el A-TDMA (Advanced frequency agile Time Division
Multiple Access). Nótese que, en los dos casos, el acceso FDMA está implícito, y que uno u
otro modo son seleccionados vía mensajes de la capa MAC por el CMTS.
Además de lo anterior, DOCSIS 2.0 introduce, respecto a la revisión 1.1, corrección de erro-
res Reed-Solomon mejorada, modulación codificada de Trellis (TCM) y, en general, mejoras
en la robustez relativa a aspectos del canal, principalmente el ruido en el canal ascendente.
• DOCSIS 3.0. Este estándar no varía aspectos de acceso al medio o modulación con res-
pecto a su antecesor. La gran mejora que introduce esta revisión es la unión lógica de cana-
les en sentido ascendente y descendente, tal que tomando las referencias de la velocidad
individual de los canales de 6 MHz en sentido descendente (38 Mbps) y la de los canales
ascendentes de DOCSIS 2.0 (30 Mbps en 6,4 MHz), podemos obtener “n” veces esa velo-
cidad en cada sentido. Este número de canales activos que se deben soportar, debe ser,
como mínimo, de 4.

En el acceso al medio, y con el fin de permitir el acceso de los usuarios de forma dinámica, se
realiza un acceso en modalidad solicitud/reserva, donde la cabecera es lógicamente el transmisor
en sentido descendente, y el único que controla la asignación en sentido ascendente con estrate-
gia TDM, asignando determinados intervalos temporales a ciertos terminales (estos intervalos tem-
porales son de diferentes categorías, con una asignación en exclusiva, para acceso a solicitudes
en contienda, y para datos en contienda). El excesivo centralismo de esta solución, unido al tiem-
po de propagación y proceso de la información, limita las distancias entre la cabecera (el CTMS) y

© 129
ACCESO ICTs-07 19/2/08 10:57 Página 130

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

el terminal más distante (160 km en la versión europea DOCSIS 1.1). En esta modalidad, la cabe-
cera es también responsable de la sincronización, por medio de la transmisión periódica de una
referencia temporal. También se prevé un mecanismo DES (Data Encryption Standard, o estándar
de encriptación de datos) para la seguridad en el medio, habida cuenta de su carácter compartido.

9.4. SERVICIOS EN LA RED

La bidireccionalidad de la red, unida a la calidad de servicio, permite proporcionar el servicio de


voz, bien mediante TDM para la voz tradicional, o bien con mecanismos de VoIP. Otra alternativa
basada en el despliegue de una red de par de cobre (cable siamés sobre el coaxial) paralela a la
de coaxial es la opción tomada por algunos operadores para proporcionar el servicio de voz según
la práctica más tradicional, y auspiciado por un momento histórico de inexistencia de posibilidades
sobre la red de coaxial para este servicio.
Los servicios de Internet (por la asimetría general de los enlaces) y los de datos en general,
constituyen una alternativa viable en las redes HFC.
La aplicación estrella de las HFC es la distribución de TV, debido a que por el ancho de banda
del cable se puede disponer una cantidad típica de 30 canales analógicos o 100 canales digitales,
que, con la ayuda del canal de retorno de datos, configuran un abanico amplio de posibilidades de
servicio en lo que a interactividad y servicio digital se refiere (video on demand, pay per view, etc.).

130
ACCESO ICTs-08 19/2/08 11:01 Página 131

10. Redes PLC

10.1. INTRODUCCIÓN

LC, un acrónimo con numerosas acepciones dentro y fuera del mundo de las telecomuni-

P caciones y la electrónica, se refiere a las siglas Power Line Communications, esto es, las
comunicaciones por el cable de la luz.
El PLC ha sido un objetivo clásico dentro del entorno de los investigadores en la reutilización
de las infraestructuras para las telecomunicaciones. A poco que nos paremos a pensarlo, el mundo de
las telecomunicaciones está repleto de nuevas formas de utilizar “viejos” medios. No hay más que
fijarse en la esencia de la transmisión de comunicaciones y, en concreto, a los sistemas de este
texto, donde el desarrollo de nuevas modulaciones (modo de disponer la señal de telecomunica-
ciones para poder ser transmitida) para el reaprovechamiento del espectro electromagnético, es
una constante.
La transmisión de señales de telecomunicación por el cable de la luz bien podía habérsele
ocurrido a cualquiera: si un individuo observador se parase a pensar en la infraestructura visible
que los operadores tradicionales de telecomunicaciones han utilizado para llevar y traer las comu-
nicaciones hasta nuestras casas, vería que ésta no es sino una pareja de cables, o hilos conduc-
tores. Sin más que considerar qué otros cables llegan a nuestras casas, nos encontramos con
que el par de hilos conductores de la luz, es un potencial vehículo transmisor de señales de tele-
comunicación (en esencia, de señales electromagnéticas, una de las cuales es la corriente eléc-
trica). Los “reaprovechadores de recursos de telecomunicación”, pronto se dieron cuenta de esta
circunstancia.
El PLC, por tanto, se apoya en la infraestructura de distribución eléctrica para realizar su fun-
ción de transmisión de señales de telecomunicación.
Los elementos que conforman la red PLC no son sino equipos electrónicos capaces de con-
vertir las señales de telecomunicación que les llegan por medios tradicionales (fibra óptica, cable
de pares, vía radio, etc.) en señales que son aceptadas por el medio de transmisión en que se
constituye la red eléctrica de baja tensión (y media tensión en algunos casos).
De esta forma, la instalación eléctrica que se convierte en el epicentro de la tecnología PLC es
el Centro de Transformación (CT), el punto donde la señal eléctrica se convierte de media tensión
(13 kV, 20 kV) a la baja tensión (380 V) que alcanza nuestros domicilios. El tránsito entre los CT, y
entre estos y los usuarios finales del servicio, se produce sobre señales PLC.

© 131
ACCESO ICTs-08 19/2/08 11:01 Página 132

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 86. Esquema de conexiones en una red PLC.

10.2. ANTECEDENTES

10.2.1. El PLC como tecnología de acceso

Hablar del PLC sin referirnos a su historia es una labor complicada.


El PLC, con una idea tan simple como la expuesta a modo de detonante de su desarrollo, es
una realidad desde casi mediados del siglo XX, donde la tecnología comenzó a aplicarse a los
entornos de las comunicaciones de las empresas eléctricas sobre las líneas de alta y muy alta ten-
sión, como medio de transportar señales de telecomunicaciones analógicas (una conversación de
voz), que daban pie a transmisión de señales de datos de muy bajas velocidades binarias (varios
cientos de bits por segundo).
La evolución de la tecnología hacia entornos más próximos al usuario final tiene su expresión
máxima en las comunicaciones PLC de banda estrecha en los entornos industriales, donde bajo la
cobertura de la CENELEC EN50065, se ofrecen sistemas de transmisión con capacidades de esta-
blecimiento de trayectos de comunicación de baja velocidad sobre líneas eléctricas para el control
de elementos que precisan comunicarse entre sí a baja velocidad (kbps).
El PLC –tal y como lo entendemos hoy y en este texto–, abarca las comunicaciones de alta
velocidad (Mbps) en los entornos fundamentalmente domésticos de acceso de última milla, es

132
ACCESO ICTs-08 19/2/08 11:01 Página 133

REDES PLC

decir, el tramo final de la red de distribución de señales de telecomunicación, donde los operado-
res tienen más dificultad en acceder al usuario final.

10.2.2. Otras aplicaciones del PLC

A pesar de que el foco fundamental de este texto se encuentra sobre el “acceso”, no debemos
subestimar otros entornos y aplicaciones de la tecnología que, en el caso del PLC, son más que
notables y, posiblemente, su entorno de desarrollo más prometedor:

• La existencia de redes eléctricas en el hogar permite la creación de redes locales con ayuda
de la tecnología PLC. El alcance de estas redes es limitado (entorno de la residencia del
usuario), y las cuestiones alrededor de la compatibilidad de los equipos que se utilicen, tanto
entre los usuarios como entre la red “in home” y la de acceso, son asuntos aún pendientes
de resolver. Entidades como el Homeplug, la UPA (Universal Powerline Association) y la
CEPCA (Consumer Electronics Powerline Communication Alliance) abanderan diferentes
propuestas.
• Las aplicaciones tradicionales de domótica, y de control y gestión de aparatos electrónicos
en general, también buscan aprovecharse de este soporte. El Homeplug está desarrollando
una propuesta en este sentido.

10.3. ESQUEMAS DE RED

10.3.1. La arquitectura

El PLC es una tecnología de acceso.


Las redes de telecomunicación se dividen, desde el punto de vista lógico y de infraestructura
de transmisión, en dos áreas bien diferenciadas, la red troncal y la red de acceso. La red troncal
está formada por los elementos de transmisión que son transparentes al usuario por estar fuera de
su alcance y visión. La red de acceso es aquella que cubre el último tramo, donde la red troncal
pierde su nombre, y establece, finalmente, el contacto con el usuario final.
El PLC, por tanto, tiene sentido fundamentalmente en el tramo de acceso del usuario final,
cubriendo típicamente el recorrido entre los CT y los domicilios de los usuarios (unos cientos de
metros, típicamente).
Ahora bien, ¿qué interconecta a los usuarios entre sí, y con el mundo exterior (Internet)? La
capacidad de convertir el PLC en una red de telecomunicaciones completa, se la confieren las
redes auxiliares que realizan la interconexión de los CT entre sí y con el exterior. Estas redes son
redes con soporte de telecomunicaciones tradicionales (con excepción del PLC de media tensión,
del que hablaremos más adelante), como las de fibra óptica, que permiten que el PLC no se quede
“aislado” del mundo exterior.

© 133
ACCESO ICTs-08 19/2/08 11:01 Página 134

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

10.3.2. La tecnología

La realidad tecnológica detrás del PLC ha sufrido drásticas evoluciones a lo largo del tiempo:

• A mediados de los años 90, la controversia técnica acerca de cuál era la técnica de modu-
lación más adecuada para el PLC estaba servida entre los círculos de desarrollo de tecnolo-
gía Power Line. Se contaba con dos tendencias de desarrollo, la orientada a costes y
fiabilidad, y la orientada desde aspectos estrictamente tecnológicos:

 El desarrollo marcado por las consideraciones económicas orientó los productos PLC
hacia la modulación GMSK, modulación muy conocida y aplicada a otros entornos de tele-
comunicación muy extendidos (telefonía GSM). Los productos del suministrador Ascom
seguían esta corriente.
 El desarrollo marcado por los aspectos tecnológicos estuvo dividido en dos corrientes, la
que estaba a favor de técnicas de acceso al medio más tradicionales de entre las moder-
nas, como el Spread Spectrum (espectro expandido), y las dominadas por el acceso al
medio OFDM. De un lado, se encontraban empresas como la desaparecida NAMS, y los
productos de primera generación de Main.net, y, de otro, la tecnología de DS2.

• En la actualidad, el mercado ha orientado los desarrollos hacia las técnicas OFDM. El esta-
do actual del arte cuenta con modulaciones de robustez variable, que se incorporan a esque-
mas OFDM, para adaptarse a las condiciones cambiantes del medio eléctrico.

Otro asunto destacado en torno al PLC se fundamenta en el hecho de que no todo en PLC es
“capa física”. Esto es, hablar de las prestaciones del PLC en términos de transmisión binaria en
topología punto a punto supone subestimar la influencia de un medio como el eléctrico, cambian-
te y multipunto. Sin embargo, esta simplificación era la tendencia de mercado en los comienzos de
la tecnología, donde la selección de los productos se realizaba básicamente en función de la capa-
cidad máxima de transmisión de datos. En el estado de desarrollo de la tecnología actual, los res-
ponsables de los despliegues de red han caído en la cuenta de que, además de velocidades de
decenas de Mbps, son necesarios esquemas de compartición de recursos, de organización de la
transmisión y los dispositivos de red, cada vez más próximos a los mecanismos flexibles del entor-
no de Internet. Este es el reto que condiciona el despliegue de las redes actuales de PLC en el
acceso.
En lo que respecta al origen de la tecnología, el PLC es una de las pocas tecnologías de tele-
comunicación actuales que tiene su origen en Europa. EE. UU. está por detrás del viejo continen-
te, aunque avanzando con paso decidido. Este hecho tiene una explicación, y se encuentra en un
argumento técnico eléctrico. Aún a pesar de la disparidad de la estructura de las redes eléctricas
en Europa (distintos niveles de tensión, cables utilizados, propiedad de la infraestructura, diversi-
dad en su estructura de operación), existen ciertos aspectos comunes que se resumen en que
existen bastantes clientes eléctricos (centenares) recibiendo su energía eléctrica de un mismo CT.
Estos CT se ubican en instalaciones generalmente no aéreas, y con los clientes a una distancia
razonable respecto del CT (centenares de metros en entornos urbanos). Estas condiciones de con-
torno hacen posible la transmisión con tecnología PLC de baja tensión.
Por el contrario, en las redes eléctricas americanas, es habitual encontrarnos con CT aéreos,
pocos clientes dependiendo de ellos, y distancias recorridas de kilómetros. Estas condiciones no
son, en principio, muy adecuadas para el PLC de baja tensión.
El estado del arte de los sistemas PLC en el acceso se concreta en dos propuestas tecnológi-
cas, técnicamente semejantes, pero con diferentes proponentes, condicionantes y orígenes. De un

134
ACCESO ICTs-08 19/2/08 11:01 Página 135

REDES PLC

lado, en el contexto europeo surge el OPERA, un proyecto financiado por la Comisión Europea
dentro del 6º Programa Marco, y en el objetivo “Broadband for All”. El proyecto OPERA reúne a 35
empresas de ámbito europeo con el propósito de desarrollar y establecer un estándar para la tec-
nología PLC que sitúe a Europa a la cabeza del desarrollo y estandarización de esta tecnología de
comunicaciones en banda ancha por medio de la infraestructura eléctrica. OPERA surge como un
proyecto a 4 años, en curso a fecha de la publicación de este texto.
La propuesta OPERA, según el documento de posición presentado en el ETSI, en la sección
dedicada a PLT (Power Line Telecommunications), ofrece características concretas para las capas
física (PHY) y de acceso al medio (MAC):

• [PHY] Ancho de banda ocupado seleccionable entre 1 y 34 MHz, con una anchura de banda
utilizable entre 10 y 30 MHz.
• [PHY] Modulación OFDM con más de 1.000 portadoras, ofreciendo una velocidad bruta de
200 Mbps.
• [PHY] Un máximo de 10 bits por portadora, con algoritmo basado en la estimación de la cali-
dad del canal. La eficiencia espectral en capa física es de hasta 8 bps/Hz con una modula-
ción de subportadora ADPSK, (Adaptative Differential Phase Shift Keying).
• [PHY] Corrección de errores FEC (Forward Error Correction) y modulación codificada 4D Tre-
llis.
• [PHY] Aleatorización de datos.
• [PHY] Encriptación mixta DES/3DES, con clave de 168 bits.
• [MAC] Centralizada sobre la base de un nodo responsable de coordinar y garantizar el acce-
so al resto de los nodos.
• [MAC] TDMA con asignación dinámica de ranuras temporales en función de los niveles de
calidad de servicio necesarios.
• [MAC] Técnica de transmisión dúplex por división temporal para la transmisión bidireccional.
• [MAC] Técnicas de repetición mixtas en frecuencia (FD) y en el tiempo (TD).
• [MAC] Mecanismos de confirmación de recepción y posibilidad de retransmisión (ARQ).

A su vez, Homeplug, una asociación industrial sin ánimo de lucro creada para promover una
especificación abierta para productos y servicios para redes de comunicaciones domésticas y,
posteriormente, comprometerse con su adopción en el ámbito internacional, y representando a las
compañías más grandes del entorno del “home networking”, realiza una propuesta tecnológica
denominada audio/vídeo (AV) que ofrece características concretas para las capas PHY y MAC que
posiblemente sean extrapolables a su solución de acceso:

• [PHY] Ancho de banda ocupado entre 2 y 28 MHz.


• [PHY] Modulación OFDM enventanada con 917 portadoras útiles, ofreciendo una velocidad
bruta de 200 Mbps, y 150 Mbps de velocidad de información disponible (lo afirman desde el
Homeplug).
• [PHY] Un máximo de 10 bits por portadora, basándose en la modulación 1.024 QAM, adap-
table hasta 1 bit por portadora utilizando modulación BPSK, aplicada a cada portadora en
función de las características del canal entre transmisor y receptor.
• [PHY] Codificación convolucional Turbo, que le proporciona funcionamiento robusto dentro
de 0,5 dB de la capacidad límite de Shannon, y codificador FEC.
• [MAC] Arquitectura centralizada para la asignación de recursos del sistema.
• [MAC] Soporte de servicios orientados a conexión (soporte de QoS) basado en asignaciones
TDMA.
• [MAC] Soporte de servicios sin conexión (“best effort”) basados en CSMA/CA (Carrier Sense
Multiple Access/Collision Avoidance).

© 135
ACCESO ICTs-08 19/2/08 12:45 Página 136

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Un último comentario lo haremos en torno a la capacidad de transmisión de datos ofrecida a


los usuarios finales, donde partimos de las velocidades ofrecidas en la tabla adjunta según el ancho
de banda ocupado (como máximo, en 10 MHz, para una carga de bits media, tenemos típicamente
50 Mbps, que se compartirán entre todos los usuarios que dependan del mismo área PLC):

Fig. 87. “Modos” de funcionamiento de un equipo PLC comercial.

Eficiencia espectral Máxima (bps/Hz)


Ancho de “Bit-loading” para las 1.536 subportadoras
banda (MHz)
10 9 8 7 6 5 4 3 2
30 6,61 5,92 5,22 4,52 3,83 3,13 2,44 1,74 1,04
20 7,30 6,53 5,76 4,99 4,23 3,46 2,69 1,92 1,15
10 8,13 7,28 6,42 5,56 4,71 3,85 3,00 2,14 1,28

Eficiencia espectral Mínima (bps/Hz)


Ancho de
banda (MHz) “Bit-loading” para las 1.536 subportadoras
10 9 8 7 6 5 4 3 2
30 5,88 5,26 4,64 4,02 3,41 2,79 2,17 1,55 0,93
20 6,49 5,81 5,13 4,44 3,76 3,08 2,39 1,71 1,03
10 7,23 6,47 5,71 4,95 4,19 3,43 2,66 1,90 1,14

136
ACCESO ICTs-08 19/2/08 11:01 Página 137

REDES PLC

Estas velocidades se reducen de acuerdo con los condicionantes de despliegue del sistema,
basados en la compartición temporal y frecuencial del medio físico, y que típicamente (ver los
resultados del proyecto OPERA en un entorno típico) proporcionan una capacidad de entre 1 y
3 Mbps en el ámbito de aplicación (TCP/IP) y sin carga en la red, en una cuadrícula de 0,25
km2 que atendiera a 3.700 hogares con conexión eléctrica.

Fig. 88. Ejemplo esquemático de despliegue de una red PLC.

10.4. SERVICIOS EN LA RED


El PLC de acceso, en su capacidad de transportar señales digitales, podrá transportar comu-
nicaciones de datos (acceso a Internet, típicamente) y comunicaciones de voz (con tecnologías de
voz sobre IP –VoIP–).
Los servicios de televisión tendrán dificultades en acomodarse a la generalidad de los usuarios
PLC, en tanto que las velocidades ofrecidas por el sistema no son las adecuadas, y a que las pres-
taciones de multicast son reducidas.
Al respecto de la presencia y viabilidad de las redes PLC, la evolución histórica reciente de los
despliegues de redes PLC en el ámbito mundial ha sido oscilante. A finales del 2003, Endesa e
Iberdrola anunciaron oficialmente el comienzo de sus actividades de comercialización de PLC en
España en ciertas ciudades y ubicaciones. Sorprendentemente, el tiempo ha ido acallando estas
iniciativas, por más que existen unos miles de usuarios en España que a día de hoy acceden a la
red por medio de redes PLC.
Lo que en cualquier caso resulta incuestionable, es que las redes PLC son una realidad técnica.

© 137
ACCESO ICTs-08 19/2/08 11:01 Página 138
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 139

11. Redes de fibra


óptica (FTTX)

11.1. INTRODUCCIÓN

a banda ancha, en su contexto más amplio, lleva asociada la capacidad de transportar gran-

L des anchos de banda y altas velocidades binarias, hasta un punto tan próximo a los usuarios
como sea posible.
Este objetivo se consigue con las tecnologías FTTX que acercan la fibra óptica al usuario final.
En definitiva, el FTTX consiste en el uso de la fibra óptica en la red de acceso, con diferentes
alcances:

• Fiber to the Home (FTTH), cuando el despliegue de fibra óptica llega hasta el usuario final.
Este será el escenario más completo.
• Fiber to the Curb (FTTC), cuando la fibra óptica llega hasta la acera.
• Fiber to the Building (FTTB), cuando la fibra óptica llega hasta el edificio. En ocasiones, en
las siglas FTTB se traduce la B como Business (negocio).

Y otras denominaciones con prácticamente el mismo ámbito que las anteriores, pero diferen-
tes alcances y connotaciones:

• Fiber to the Cabinet (FTTCab), fibra hasta el armario (generalmente de intemperie).


• Fiber to the Premises (FTTP), fibra hasta las instalaciones.
• Fiber to the Office (FTTO), fibra hasta la oficina.
• Fiber to the User (FTTU), fibra hasta el usuario.

La utilización de infraestructura de fibra óptica hasta el usuario final garantiza la existencia de


una red de presente y futuro, capaz de adaptarse a las diferentes reutilizaciones que de la fibra per-
mitan las tecnologías de transmisión presentes y futuras.
Por el momento, estos despliegues de fibra óptica tienen sentido para edificios con represen-
tatividad suficiente (edificios de oficinas, colegios, instituciones, etc.) y no aún en edificios residen-
ciales, donde tecnologías más maduras y quizás económicas (generalmente utilizan cables de
cobre) tengan más sentido (xDSL, PLC, HFC, etc.).

© 139
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 140

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

11.2. ANTECEDENTES

Las redes FTTX no son sino la evolución lógica de los despliegues de otras redes de acceso
más tradicionales, como el xDSL y el HFC. Estas tecnologías puras de acceso precisan de redes
troncales que las soporten, y el medio de transmisión más habitualmente usado en ellas es la fibra
óptica. Esta circunstancia ha permitido que la fibra óptica se encuentre desplegada en los núcleos
urbanos, y cada vez más próxima al cliente final.

Fig. 89. Bandas de frecuencia (rangos de longitudes de onda) de funcionamiento de la fibra óptica.

Hasta tiempos recientes, tecnologías de transporte como el PDH, el SDH y el WDM (DWDM
–dense– y CWDM –coarse–) se han ocupado de transportar las señales en el medio fibra óptica.
En la actualidad, láseres suficientemente económicos permiten alcances de decenas de km, per-
mitiendo utilizar redes más baratas con menos etapas de repetición. Y, lo que es más importante,
permiten la implantación de redes ópticas con funcionamiento denominado “pasivo” o PON (Pas-
sive Optical Networks), que es la otra forma genérica de denominar a las redes FTTX.
De esta forma, se ha pasado de tecnologías ópticas punto a punto, a otras con topología punto a
multipunto, más próximas a la filosofía de funcionamiento de otras habituales como las HFC y el PLC.
La demostración de la transmisión del sonido sobre un haz de luz realizada a finales del siglo XIX, ha
culminado en el desarrollo de redes que harán evolucionar las redes de cobre convencionales.
En la actualidad, muchas de las soluciones de redes FTTX desplegadas en campo son propie-
tarias y, desde luego, no orientadas a mercado residencial, por sus problemas de economía y esca-
labilidad. Para resolver estas cuestiones, existen diferentes iniciativas de estandarización que se
concentran en los esfuerzos que se recogen en el cuadro adjunto.
La primera iniciativa que especificó estas redes fue la del comité FSAN (Full Service Access Net-
work), que elaboró un estándar conocido como APON (ATM PON). Posteriormente, este estándar

140
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 141

REDES DE FIBRA ÓPTICA (FTTX)

se modificó para no circunscribir su acción a los servicios ATM y mejorar su utilización de la fibra
óptica, pasando a denominarse BPON (Broadband PON). Más recientemente ha aparecido otra ini-
ciativa conocida como GPON o Gigabit PON, para servicios de velocidad superiores a 1 Gbps.
En lo que a esfuerzos estandarizadores se refiere, el BPON está recogido en las recomenda-
ciones de la UIT-T G.983.1, 2 y 3. Por su parte, el IEEE trabaja en la especificación 802.3ah de
Ethernet en la primera milla donde se contemplan soluciones de Ethernet PON (EFM o Ethernet in
the First Mile).
Estos sistemas, en el caso más general, pueden ser unidireccionales o bidireccionales, donde,
en este último, se puede optar por el uso de 1 o 2 fibras ópticas.

Tipo APON (ATM BPON GPON (Gigabit capable PON) EPON


based PON) (Broadband (Ethernet
PON) PON)
Protocolo ATM ATM ATM ATM y GEM Ethernet + FEC

Estándar UIT-T G.983.1 UIT-T G.983.3 UIT-T G.983.1 UIT-T G.984 IEEE 802.3ah
(incluido el (“Ammendment 2”)
“Ammendment 1”

Arquitectura • FTTCab/B/C/H • FTTCab/B/C/H • FTTCab/B/C/H – • FTTCab/B/C/H – • 1000BASE-PX10


– Simétrica – Simétrica Simétrica Simétrica • 1000BASE-PX20
• FTTCab/B/C – • FTTCab/B/C • FTTCab/B/C – • FTTCab/B/C –
Asimétrica – Asimétrica Asimétrica Asimétrica
Servicios • Simétricos: Voz, datos y Voz y datos • Simétricos: servi- Triple play
servicios de vídeo cios de telecomuni-
telecomunica- caciones en general
ciones para (voz, acceso a Inter-
pequeñas y net, acceso de
medianas datos, etc.)
empresas (voz, • Asimétricos; difu-
acceso de sión de vídeo, vídeo
datos, etc.) bajo demanda
• Asimétricos;
difusión de
vídeo, vídeo
bajo demanda,
acceso a Inter-
net

Tipo de fibra UIT-T G.652 UIT-T G.652 UIT-T G.652 UIT-T G.652 • No especificada
óptica (una o dos (una fibra) (una o dos fibras) (una o dos fibras) 1000BASE-PX10 –
fibras) Una fibra
1000BASE-PX20 –
Dos fibras

Distancia físi- 20 km 20 km 20 km 10 km (diodos láser • 1000BASE-PX10


ca máxima Fabry – Perot para – 10 km
(ONT – OLT) 1.244,16 Mbps y • 1000BASE-PX20
superiores) – 20 km
20 km – Estudios
ulteriores

Relación de Hasta 32 Hasta 32 Hasta 32 Hasta 64 (realista) 1:16


“splits” Hasta 128 (en con- Hasta 32
sideración)

© 141
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 142

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Banda de lon- • Una fibra: • UP: 1.260 • Una fibra: • Una fibra: • 1000BASE-PX10
gitudes de DW: 1.480 – nm – 1.360 DW: 1.480 – 1.580 DW: 1.480 – 1.500 DW: 1.490 nm +
onda 1.580 nm (ATM PON) nm nm PIN Rx
UP: 1.260 – • UP / DW: UP: 1.260 – 1.360 UP: 1.260 – 1.360 UP: 1.300 nm (ópti-
1.360 nm Banda interme- nm nm ca Fabry - Perot y
Dos fibras: dia: 1.360 – • Dos fibras: • Dos fibras: PIN Rx)
1.260 – 1.360 1.480 nm (uso 1.260 – 1.360 nm 1.260 – 1.360 nm • 1000BASE-PX20
nm futuro) DW: 1.490 nm +
Banda: 1,5 mm APD Rx
Banda Básica : UP: 1.300 nm (ópti-
1.480 – 1.500 ca DFB + PIN Rx)
nm (ATM PON
DW)
Banda de
mejora:
1.539 –
1.565 nm, ADS
1.550 –
1.560 nm VDS
Banda L: uso
futuro
Velocidad de • Simétrico: • Simétrico: • Simétrico: • Simétrico: • Simétrico:
datos 155,52 / 622,08 155,52 / 155,52 / 622,08 1.244,16 / 2.488,32 1,25 Gbps
Mbps 622,08 Mbps Mbps Mbps
• Asimétrico: • Asimétrico: • Asimétrico: • Asimétrico:
DW: 622,08 DW: 622,08 DW: 622,08 / DW: 1.244,16 /
Mbps Mbps 1.244,16 Mbps 2.488,32 Mbps
UP: 155,52 UP: 155,52 UP: 155,52 / 622,08 UP: 155,52 / 622,08
Mbps Mbps Mbps / 1.244,16 Mbps

GEM = GPON Encapsulated Method


FEC = Forward Error Correction (correccción de errores por adelantado)
APD = Avalanche Photo Diode (detector)
PIN = Positive Insulator Negative (detector)
ADS = Additional Digital Service
VDS = Video Distribution Service

11.3. ESQUEMAS DE RED

11.3.1. Configuraciones punto a punto

Las configuraciones de utilización de fibra óptica en modalidad punto a punto no pueden agru-
parse dentro de la clasificación general FTTX de la que hablamos en este texto.
Los enlaces de fibra óptica punto a punto son explotados por empresas que disponen de acce-
so a este medio de transmisión en planta externa, y que necesitan conectar ubicaciones aparta-
das con una cierta capacidad de comunicaciones, que puede variar desde un enlace de voz
(telefonía) hasta un enlace de datos de alta velocidad.
Los equipos que habitualmente se utilizan van desde los tradicionales equipos de transmisión
PDH o SDH, hasta los WDM, pasando por toda la panoplia de equipos de diferentes fabricantes,
generalmente con connotaciones de tecnología propietaria en todos ellos.

142
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 143

REDES DE FIBRA ÓPTICA (FTTX)

11.3.2. Configuraciones punto a multipunto

El nombre con el que más habitualmente encontramos referida esta configuración de la tecno-
logía punto a multipunto es el de redes ópticas pasivas (PON, Passive Optical Networks).
Las redes PON constan de:

• ODN (Optical Distribution Network, o red de distribución óptica), que es la red en sí misma,
compuesta por los cables de fibra óptica, los divisores pasivos (splitters) y los distribuidores
de fibra.
• OLT (Optical Line Termination, o terminación óptica de línea), elemento ubicado en la cabe-
cera de la red u oficina central (típicamente uno por fibra óptica).
• ONT (Optical Network Termination, o terminación óptica de red), elementos ubicados en las
dependencias de los usuarios (típicamente un máximo de 32).

Fig. 90. Esquema de las redes PON.

La forma de conexión habitual considera un equipo OLT conectado a una fibra óptica que, a su
vez, se divide pasivamente con un splitter en un número determinado de fibras ópticas que acce-
den directa o indirectamente (a través de otros splitters –nótese que estos se encuentran asocia-
dos a paneles de distribución de fibra óptica localizados generalmente en el mismo
emplazamiento–) a los usuarios finales. En ellos se ubica un ONT que es el que les proporciona ser-
vicio.

© 143
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 144

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Los OLT recogen tramas de voz y datos agregadas que se dirigen hacia la red, y las convier-
ten en señales inyectables en las diferentes ramas de los usuarios (generalmente varias longitudes
de onda, según qué servicio estemos transportando en cada una). Estas ramas, conformadas por
una o dos fibras que conducen señales bi o unidireccionales (sobre diferentes bandas de longitu-
des de onda), están acopladas pasivamente mediante divisores de potencia que permiten la unión
de “todos con todos” sin necesidad de regeneración intermedia de señales.
Desde el punto de vista de las topologías lógicas que se pueden conformar con el equipa-
miento, la figura adjunta recoge los escenarios de distribución en árbol desde un punto de división
único, de distribución en árbol con puntos intermedios de distribución, y de reparto en anillo.

Fig. 91. Topología de redes PON.

Desde el punto de vista de la combinación de tecnologías posible, la figura adjunta muestra la


topología configurable para una mezcla de FTTH, FTTB y FTTC, junto con las tecnologías xDSL.
En ella aparece un elemento de red nuevo, el ONU (Optical Network Unit), que actuaría de interfaz
entre la red convencional PON y el acceso xDSL.

144
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 145

REDES DE FIBRA ÓPTICA (FTTX)

Fig. 92. Redes mixtas FTTX y xDSL.

11.3.2.1. Splitters
Los divisores de potencia son un elemento clave en el despliegue de las redes PON. Los spli-
tters son más que un divisor de potencia, en tanto que también combinan potencia: son dispositi-
vos de distribución óptica bidireccional, con una entrada y múltiples salidas:

• La señal que accede por la puerta de entrada (enlace descendente) se divide entre los múl-
tiples puertos de salida.
• Las señales que acceden por las salidas (enlace ascendente) se combinan en la entrada.

Los splitters son elementos totalmente pasivos, sin ninguna necesidad de energización exter-
na, de banda ancha, y que únicamente añaden pérdidas de potencia óptica sobre las señales de
comunicación. Estas pérdidas son inherentes a su propia naturaleza: un divisor de potencia con
dos salidas, en el mejor de los casos, pierde 3 dB (mitad de potencia) en cada salida.
Los splitters son de diversos tipos, pero los más habituales son los realizados basándose en
tecnología planar (típicos de dispositivos con alto número de salidas) y los acopladores bicónicos
fusionados (típico de número pequeño de salidas).

© 145
ACCESO ICTs-09 19/2/08 11:07 Página 146

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 93. Funcionamiento de los splitters (bicónicos).

11.4. SERVICIOS EN LA RED

Los servicios más habituales que se prestan con las redes PON se pueden clasificar como:

• Voz:

 Líneas de teléfono simples o múltiples.

• Datos:

 Acceso a Internet de alta velocidad.


 Líneas de datos privadas.
 Servicios Frame Relay.
 Conexiones ATM.
 Juegos interactivos.
 Servicios de monitorización y seguridad.

• Vídeo:

 Difusión de vídeo analógico o digital.


 Vídeo bajo demanda.
 Pago por visión o TV interactiva.
 Televisión de alta definición.

Nótese que, en todos los casos, encontramos un ancho de banda compartido entre todos los
usuarios que se conectan al mismo medio físico, y esto condiciona la velocidad que cada uno de
ellos consigue en el acceso compartido a los recursos.

146
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 147

12. Ethernet en la
primera milla (EFM)

12.1. INTRODUCCIÓN

E FM es la expresión particular de un marco mucho más amplio apoyado sobre la tecnología


Ethernet.
Ethernet es, hoy por hoy, la tecnología dominante en el mundo de las redes de datos en el
ámbito empresarial, con una velocidad ajustada y ajustable desde los 10 Mbps hasta los 10 Gbps
en un contexto similar, con unos costes crecientemente reducidos que se apoyan en los volúme-
nes contratados globalmente, y con una gran facilidad de provisión fundamentada en mecanismos
de autoconfiguración, y asignación dinámica y flexible de ancho de banda. No se deben obviar
tampoco los aspectos relacionados con la mejora en los alcances (distancia) con la transmisión
sobre fibra óptica, así como la difusión barata de la tecnología de conmutación Ethernet, que ha
eliminado las colisiones clásicas de las implementaciones tempranas, permitiendo a los usuarios
disponer de todo el ancho de banda teóricamente asignado. Y, lo que es más importante, una pre-
sencia ubicua de la interfaz Ethernet en la práctica totalidad de los ordenadores del mundo.
A pesar de todas las ventajas anteriores, la tecnología Ethernet sigue sin estar presente como
una interfaz de red pública de forma general. A ello ha contribuido tradicionalmente la inexistencia
de mecanismos baratos de aseguramiento de la calidad extremo a extremo, inexistencia de meca-
nismos de protección ante fallos típicos de niveles bajos de tecnologías más establecidas, proble-
mas de escalabilidad, así como ausencia de herramientas de OAM (Operation, Administration and
Maintenance).

12.2. ANTECEDENTES

La EFM trata de extender los contextos que tan buenos resultados y recorrido han tenido en el
ámbito de las redes privadas de entornos locales (oficinas, campus, etc.), al de la planta exterior
de las redes públicas.

© 147
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 148

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Al mismo tiempo, trata de extrapolar mecanismos habituales en otro tipo de redes (SDH, por
ejemplo) al mundo de la gestión y operación Ethernet: calidad de servicio, garantía de ancho de
banda, protección ante fallos, supervisión de los enlaces y circuitos, etc.

• Estandarización de servicios:

 Servicios como el E-Line y el E-LAN que proporcionan un servicio transparente de línea


privada y LAN privada respectivamente.
 Servicios proporcionados por medio de equipamiento estandarizado, que no requieren
cambios en el equipamiento del cliente.
 Servicios que acomodan las conectividades de red existentes hoy (TDM, Time Division
Multiplexing).

• Escalabilidad:

 Posibilidad de proporcionar el servicio en los volúmenes requeridos por uno de naturaleza


pública.
 Servicios capaces de ser desplegados sobre diferentes tipos de infraestructuras físicas de
telecomunicaciones.
 Servicios capaces de proporcionar velocidades desde 1 Mbps hasta los 10 Gbps en incre-
mentos granulares.

• Confiabilidad:

 Capacidad de la red para detectar y recuperarse de incidentes, sin impacto en el usuario


final.
 Velocidad de recuperación del servicio próxima a los 50 ms.

• Calidad de servicio:

 Posibilidad de acuerdos de nivel de servicio (SLA o Service Level Agreements) extremo a


extremo, para servicios de voz, datos y vídeo.
 Posibilidad de parametrización de los acuerdos de nivel de servicio basándose en pará-
metros como el CIR (Commited Information Rate, o velocidad de información comprome-
tida), pérdida de paquetes, retardo y variación del retardo.

• Gestión del servicio:

 Capacidad de monitorizar, diagnosticar y gestionar centralmente la red, basándose en


mecanismos no dependientes del fabricante.
 Operación, administración y mantenimiento propio de las redes de los operadores.
 Establecimiento (provisioning) rápido del servicio.

El IEEE cuenta con un grupo, el 802.3ah, que ha sido el encargado de elaborar el estándar. De
hecho, desde que, en el año 2004, la Ethernet First Mile Alliance (EFMA) se convirtiera en miembro
del Metro Ethernet Forum (MEF), el estándar EFM fue adoptado por el IEEE 802.3ah, que cuenta
con el alcance más ambicioso de todos los estándares IEEE 802.3.
El desarrollo de la tecnología Ethernet, y la elaboración de toda una red en torno a ella, supone
una vuelta a los orígenes en tanto que permite la creación de redes completas en los niveles bajos
(nivel 2), dejando al usuario la posibilidad de implementar redes de niveles superiores sobre esta.

148
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 149

ETHERNET EN LA PRIMERA MILLA (EFM)

12.2.1. La red de soporte a la conmutación Ethernet

No obstante, no se puede olvidar que el EFM supone centrarse en la parte más externa de la
red, la más próxima al usuario final.
Como soporte a los servicios extendidos hasta el cliente final, tenemos diferentes iniciativas y
“formas” de implementar redes de nivel 2 Ethernet:

• Conmutadores Ethernet. Esta red se basa en la utilización de conmutadores Ethernet cuya


interconexión (independiente de su topología) se realiza sobre la base de una transmisión
óptica (con “transmisión óptica” aludimos a la particularidad de que no se utiliza para ello nin-
guna tecnología estándar de transmisión, como puede ser el SDH).
• Multiplexores con transmisión SDH. Esta red establecería un contexto de transporte SDH
sobre el que se superpondría la red de conmutación Ethernet. Esto es, sobre una red gené-
rica SDH que bien podría transportar servicios tradicionales TDM (voz, por ejemplo), dispon-
dríamos de recursos asignados de forma rígida pero, en exclusiva, para la red de
conmutación Ethernet.
Este tipo de redes están teniendo una rápida y profunda aceptación, en tanto que solucio-
nan de forma óptima el transporte sobre la larga distancia, asignando recursos de una
forma predecible, y que con las incorporaciones de conmutadores Ethernet a los nodos
SDH, así como con la implementación de los estándares VCAT (Virtual conCATenation, UIT-T
G.707), LCAS (Link Capacity Adjustment Scheme, UIT-T G.7042) y GFP (Generic Frame
Procedure, UIT-T G.7041), proporcionan las capacidades necesarias para la utilización cru-
zada de equipos de diferentes fabricantes y la flexibilización de los anchos de banda asig-
nados.
• MPLS. Sobre una red de conmutadores MPLS se incorporan múltiples redes que se super-
ponen en ellos. Estos conmutadores permiten establecer caminos alternativos, niveles de
calidad de servicio, etc. y, en general, ingeniería de tráfico. A su vez, estas configuraciones
pueden realizarse de forma manual o automática.
• Ethernet / MPLS. Este tipo de redes supone una particularización del contexto anterior, en
tanto que los servicios que utilizan de las redes MPLS, más que VPN (Virtual Private Net-
works) de nivel 3, son servicios equivalentes de nivel 2, esto es, las VPLS (Virtual Private LAN
Services), donde la red, lejos de interconectar routers (nivel 3), conecta conmutadores de
nivel 2. De esta forma, la red tendría dos niveles, uno próximo al cliente donde encontraría-
mos redes con conmutadores Ethernet de nivel 2 y, otro de red, formado por nodos MPLS
ofreciendo VPLS a las redes externas.
• RPR (Resilient Packet Ring). Sería una red con tecnología de nivel 2 basada en anillos que
transportan paquetes de datos y control, consiguiendo con ello descubrir topologías de
forma automática, gestionar los anchos de banda con diferentes perfiles de calidad de ser-
vicio, reconfiguraciones de red ante fallos, y con mecanismos de operación y manteni-
miento.

Las redes anteriores rara vez se dan de forma “pura”. Esto es, lo habitual es encontrarlas entre-
mezcladas, de modo que unas redes se combinen con otras. Por ejemplo, las soluciones Ether-
net/MPLS, que utilizan redes SDH como soporte de los enlaces entre nodos en la larga distancia
(varios centenares de km), son muy habituales en contextos de extensión de entornos Ethernet a
ámbitos supralocales.

© 149
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 150

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

12.2.2. El acceso al usuario final: EFM

Si ahora nos centramos en la parte de red más próxima al usuario final, una de las claves para hacer
llegar la conmutación Ethernet a los usuarios finales es superar el límite de las centenas de metros pro-
pio de los cableados estructurados del acceso LAN (Local Area Network, o red de área local).
El grupo IEEE 802.3ah estudia la manera de conseguir esa transición y, para ello, propone
varias alternativas de alcance desde el nodo de acceso, utilizando diferentes medios y topologías:

• Ethernet sobre fibra óptica en modalidad punto a punto, con capa física común con Gigabit
o Fast Ethernet, y transmisión sobre una o dos fibras ópticas.
• Ethernet punto a multipunto, en lo que propiamente sería una EPON. Véase cómo nos mete-
mos en el ámbito de las FTTX.
• Ethernet punto a punto sobre par de cobre telefónico (en esencia VDSL y SHDSL). Véase
cómo nos introducimos en el ámbito de las xDSL.

Como resulta obvio, existen relaciones de estos grupos con los equivalentes que desarrollan y
especifican en este mismo área dentro de la UIT y el ANSI.
Existen más grupos trabajando alrededor de esta tecnología, entre los más significativos:

• IEEE 802.17, tratando el Resilient Packet Ring (RPR).


• IEEE 802.1s, que trata los Multiple Spanning Trees.
• IEEE 802.1w, que se ocupa del Rapid Reconfiguration of Spanning Tree.
• IEEE 802.1ad, provider bridges.
• IEEE 802.3ad, link aggregation.

El resumen de los proyectos que los grupos IEEE 802.1 y 802.3 contemplan, se recoge en los
cuadros siguientes:

802.1
Activos Archivados
Interworking 802a - Playpen Ethertypes
802.1AB-REV - Station and Media Access 802b - Registration of Object Identifiers
Control Connectivity Discovery Revision 802.1D - MAC bridges
802.1AC - Media Access Control Service revision 802.1G - Remote MAC bridging
802.1ag - Connectivity Fault Management 802.1p - Traffic Class Expediting and Dynamic
802.1ah - Provider Backbone Bridges Multicast Filtering (published in 802.1D-1998)
802.1aj - Two-port MAC Relay 802.1Q - Virtual LAN
802.1ak - Multiple Registration Protocol 802.1s - Multiple Spanning Trees
802.1ap - VLAN Bridge MIBs 802.1t - 802.1D Maintenance
802.1aq - Shortest Path Bridging 802.1u - 802.1Q Maintenance
Security 802.1v - VLAN Classification by Protocol and
802.1af - MAC Key Security Port
802.1AR - Secure Device Identity 802.1w - Rapid Reconfiguration of Spanning
Audio/Video Bridging Tree
802.1AS - Timing and Synchronization 802.1X - Port Based Network Access Control
802.1at - Stream Reservation Protocol 802.1y - 802.1D Maintenance (published
Congestion Management under 802.1D[2004])
802.1au - Congestion Notification 802.1z - 802.1Q Maintenance - withdrawn

150
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 151

ETHERNET EN LA PRIMERA MILLA (EFM)

802.1AB - Station and Media Access Control


Connectivity Discovery
802.1ad - Provider Bridges
802.1AE - MAC Security

802.3
Activos Archivados

802.3ap - Backplane Ethernet 802.3z - Gigabit Ethernet


802.3ar - Congestion Management 802.3aa - Maintenance #5
802.3as - Frame Expansion 802.3ab - 1000BASE-T
802.3at - DTE Power Enhancements 802.3ac - VLAN TAG
802.3av - 10Gbps PHY for EPON 802.3ad - Link Aggregation
802.3aw - 10GBASE-T Corrigendum 802.3ae - 10Gbps Ethernet
802.3ax - Link Aggregation 802.3af - DTE Power via MDI
802.3ay - Maintenance #9 (Revision) 802.3ag - Maintenance #6 (Revision)
802.3ah - Ethernet in the First Mile
802.3aj - Maintenance #7
802.3ak - 10GBASE-CX4
802.3REVam - Maintenance #8 (Revision)
802.3an - 10GBASE-T
802.3aq - 10GBASE-LRM
802.3au - DTE Power Isolation Corrigendum

12.3. ESQUEMAS DE RED

La estructura de los elementos del acceso EFM es sencilla: básicamente se trata de conmuta-
dores Ethernet con las salidas de línea adecuadas para cubrir las distancias precisas sobre los
medios físicos de que se trate.

© 151
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 152

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 94. Conmutador generalizado para funcionamiento en redes EFM.

Los alcances típicamente obtenidos dependen del medio utilizado:

• Ethernet sobre fibra óptica en modalidad punto a punto:

 Nos encontraremos con velocidades que van desde los 10 Mbps hasta los 10 Gbps.
 Las velocidades anteriores se consiguen sobre interfaces estándar, y no estándar en algu-
nos casos (por ejemplo, el ZX):
 Cobre: 10 Base-T (10 Mbps, según IEEE 802.3i), 100 Base-T (100 Mbps, según IEEE
802.3u), 1000 Base-T (1.000 Mbps, según IEEE 802.3ab).
 Fibra Óptica: 100 Base-FX (100 Mbps, según IEEE 802.3u sobre fibra multimodo), 1000
Base-SX (1.000 Mbps, según IEEE 802.3z sobre fibra multimodo), 1000 Base-LX (1.000
Mbps, según IEEE 802.3z sobre fibra monomodo), 10 GigE (10 Gbps, según IEEE
802.3ae, sobre fibra multimodo o monomodo en diferentes ventanas).

 La conectorización cada vez más diminuta de las interfaces anteriores es cada vez más
una realidad, con los GBIC (GigaBit Interface Converter), SFP (Small Form Pluggable) y
XFP (10 Gigabit Small Form Factor Pluggable), resultado de los denominados MSA (Multi
Source Agreement) o acuerdos entre fabricantes.

• Ethernet punto a multipunto, en lo que propiamente sería una EPON (ver capítulo FTTX). Típi-
camente con un factor de compartición de 16, a velocidad de 1 Gbps:

152
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 153

ETHERNET EN LA PRIMERA MILLA (EFM)

 Versión 1, 10 km.
 Versión 2, 20 km.

• Ethernet punto a punto sobre par de cobre telefónico:

 El alcance viene en gran medida limitado por la máxima interferencia admisible en unos
pares respecto a otros, y condicionado al estado físico de cada par desplegado en campo:
 En VDSL, alcance mínimo de 750 m a velocidad igual o superior a 10 Mbps full dúplex.
 En SHDSL, alcance mínimo de 2.700 m a velocidad igual o superior a 2 Mbps full
dúplex.

 Podemos conseguir mayores alcances y velocidades combinando la operación sobre


varios pares telefónicos.

12.3.1. La escalabilidad de las redes conmutadas


Ethernet

La virtud y la limitación de las redes Ethernet residen en el mismo principio: en su topología


punto a multipunto y visibilidad de todos con todos.
El concepto de VLAN viene a superar la limitación anterior, dejándonos únicamente la parte
positiva de la ecuación. VLAN o Virtual Local Area Network tal y como se define en la IEEE 802.1Q,
consigue dividir y aislar hasta 4.096 (212, 12 bits) redes locales virtuales sobre una única red física
LAN. De esta forma, clasificar redes, aislar servicios, separar usuarios, etc., son acciones posibles
sobre las redes que nos ocupan.

Fig. 95. Trama Ethernet, con extensión para redes de área local virtuales.

Si, además, contamos con la IEEE 802.1p, que permite asignar prioridades sobre cada una de
las VLAN, podemos categorizar las VLAN generadas, sea lo que fuere lo que representen.
No se nos escapa, sin embargo, que un rango “plano” de números entre los que clasificar las
VLAN, no es lo más adecuado para ordenar las LAN. Es para esto para lo que surge el concepto
del Q en Q, el doble etiquetado, la etiqueta dentro de otra etiqueta. La idea es simple, añadir a la
trama Ethernet tantas etiquetas como sea necesario, de forma sucesiva, de manera que genere-

© 153
ACCESO ICTs-10 19/2/08 11:13 Página 154

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

mos “matrices” de LAN, esto es, con una estructura de dos etiquetas, una externa y otra interna,
podamos representar, por ejemplo, un servicio con la interna, y una instalación con la externa, o
una red de un operador con la interna, y una red de otro operador carrier con la externa. El apila-
miento de etiquetas podría continuar extendiéndose a más de dos, en tanto en cuanto el tamaño
de la trama Ethernet lo permita.

12.4. SERVICIOS EN LA RED

El capítulo de los servicios es el más simple en esta tecnología. Con el advenimiento de la tec-
nología y del mundo Internet, casi todo es trasladable al mundo Ethernet, si contamos con los
mecanismos de aislamiento, calidad de servicio y velocidad suficientes.
Los servicios que podemos soportar sobre estas redes son:

• Telefonía. La telefonía IP, bien sea fundamentalmente según la UIT H.323 o según el IETF SIP.
• Acceso de datos, y a Internet específicamente. La forma natural para este acceso es la que
plantea esta tecnología.
• Distribución de Televisión. Ya comentada en el capítulo FTTX.
• Servicios interactivos (juegos). Si los anchos de banda son grandes, y las latencias peque-
ñas, este servicio será un servicio estrella.
• Videoconferencia. Con la misma consideración IP de la telefonía, donde además se podrán
incluir prestaciones de redes peer to peer para el acceso y compartición de aplicaciones
durante la sesión de videoconferencia.

154
ACCESO ICTs-11 19/2/08 11:20 Página 155

13. Redes locales


inalámbricas (WLAN)

13.1. INTRODUCCIÓN

a transición de las redes LAN cableadas a las redes LAN inalámbricas (WLAN) es un hecho

L reciente que ha permitido prescindir del cableado en el entorno de la conexión de los PC


entre sí, y con el mundo exterior (Internet).
Las redes WLAN pueden utilizarse tanto para establecer redes ad-hoc, en que unos terminales
se conectan con otros, como para establecer una red en la que un punto central proporciona el
acceso a una red externa o al resto de los elementos de la red (en una arquitectura típica de sis-
temas móviles convencionales, que puede ser repetida tantas veces como sea necesario para con-
figurar redes completas).

13.2. ANTECEDENTES

Existen dos familias de estándares de WLAN, la correspondiente al IEEE y la del ETSI. A día de
hoy es una realidad incontestable que el éxito está del lado del IEEE, con sus estándares 802.11a,
b y g.
Los sistemas de redes de área local han estado basados tradicionalmente en cableados que
denominamos “estructurados”. Sobre ellos se han aplicado desarrollos como el del Ethernet (IEEE
802.3) que han permitido las comunicaciones en entornos informáticos entre ordenadores.
Tradicionalmente, estos entornos LAN (Local Area Networks, o redes de área local) han estado
en manos del área de las tecnologías de la información, administradas generalmente por personal
de formación más informática que de telecomunicaciones. Estos últimos son los que generalmen-
te han gestionado los enlaces que conformaban las WAN (Redes de Área Extensa), donde los
estándares de orientación UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) han tenido mayor apli-
cación.
En los últimos tiempos existe una tendencia generalizada a la búsqueda de soluciones que
supongan la sustitución de los cableados de pares, coaxiales y fibras ópticas. Estas se encuentran

© 155
ACCESO ICTs-11 19/2/08 11:20 Página 156

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

en las tecnologías inalámbricas, las WLAN (Wireless LAN) conocidas también como Wi-Fi (Wireless
Fidelity), y funcionando, sobre todo, en las bandas de uso libre en los diferentes entornos mundia-
les (bandas ICM –Industrial Científico Médicas– de 2,4 GHz y 5,8 GHz –la UN 128 establece la
posibilidad de uso también en bandas de 5 GHz fuera de la de 5,8 mencionada anteriormente–)
son la oportunidad de que los mundos de las redes de ordenadores y las radiocomunicaciones se
aproximen el uno al otro. El inconveniente principal con que se encuentran estos sistemas es la
posibilidad de ser interferidos (por ser la banda en que funcionan, en principio, de uso libre por cual-
quier sistema), así como la necesidad habitual de visión directa entre transmisor y receptor en las
bandas de funcionamiento, y con las limitaciones en el alcance conseguido por las limitaciones de
potencia impuestas en estas bandas.
El IEEE (Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos) ha abanderado el desarrollo de estos
sistemas, con su familia de estándares IEEE 802.11, fundamentalmente porque el entorno de
estándares LAN tiene su origen en esta institución. Esta familia de estándares tiene un grado de
presencia comercial importante, y son los únicos que, hoy por hoy, se han impuesto en las WLAN
implementadas. En el momento en que se pretende profundizar en toda esta familia de estánda-
res, nos encontramos con una amalgama de acrónimos importante, entre la que debemos discer-
nir cada uno de los estándares y su aplicación concreta.
A modo de síntesis del origen histórico de la familia de estándares, en junio de 1997, el IEEE
dio por concluido el trabajo en el primer estándar de LAN inalámbrica, el IEEE 802.11, para la
banda de 2,4 GHz y con velocidades entre los 1 y 2 Mbps. Cuando se instalaba una red con esta
versión inicial, se podía escoger entre la versión de la modulación FHSS (salto de frecuencia) o
DSSS (secuencia directa) en el espectro expandido. Desde entonces, el IEEE ha recorrido un largo
camino en que han surgido multitud de variantes sobre este estándar inicial. Las sucesivas revisio-
nes han sido:

• IEEE 802.11b, obtenido como consecuencia de la mejora del estándar inicial 802.11 DSSS
capa física para incluir las velocidades de 5,5 Mbps y 11 Mbps, además de las de 1 Mbps y
2 Mbps del estándar inicial. La mayoría de la redes WLAN cumplen ahora esta especifica-
ción.
• IEEE 802.11a, estándar de capa física (IEEE Std. 802.11a-1999) operando en la banda de 5
GHz, con modulación OFDM, soportando velocidades desde 6 hasta 54 Mbps.
• IEEE 802.11g, surgido como extensión de más alta velocidad (54 Mbps) del 802.11b capa
física, y operando en banda de 2,4 GHz. A comienzos de 2002, el 802.11g decidió utilizar
modulación OFDM. La presencia de usuarios 802.11b en una red 802.11g requerirá el envío
de una ingente cantidad de información de cabecera para evitar colisiones.

En lo que respecta a otras especificaciones que nos encontramos en la familia, cabe destacar
que no se corresponden con ninguna definición de capa física sino, en muchos casos, con una serie
de mecanismos necesarios para el funcionamiento de las WLAN como sistemas propiamente
dichos. El futuro nos deparará nuevas iniciativas, entre ellas el IEEE 802.11n, con mejoras de velo-
cidad basándose en la utilización de técnicas con antenas MIMO (Multiple Input Multiple Output):

• IEEE 802.11c (Bridge Operation Procedures).


• IEEE 802.11d (Global Harmonization).
• IEEE 802.11e (MAC Enhancements for QoS).
• IEEE 802.11f (Inter Access Point Protocol).
• IEEE 802.11h (Spectrum Managed 802.11a).
• IEEE 802.11i (MAC Enhancements for Enhanced Security).
• IEEE 802.11j (extension for Japan from 4,9 GHz to 5 GHz).

156
ACCESO ICTs-11 19/2/08 11:20 Página 157

REDES LOCALES INALÁMBRICAS (WLAN)

No debemos confundir el IEEE 802.1X con un estándar de la familia 802.11. El IEEE 802.1X
incluye funciones de autenticación en las conexiones a los puertos LAN, para el control de la admi-
sión, y suele ser usado conjuntamente con los 802.11, pero su alcance va mucho más allá del
estándar inalámbrico.
Por su parte, el ETSI no queriendo quedarse atrás en este entorno de las redes, ha hecho un
importante esfuerzo estandarizador en este sentido. Conscientes de que el estándar DECT
podría haber estado llamado a ocupar este nicho de mercado, pero que cuenta con problemas
importantes para ello, se lanza a trabajar en el estándar HIPERLAN Tipo 1 (High Performance
Radio Local Area Network), un nuevo estándar en la banda de 5 GHz, y el HIPERLAN Tipo 2.
Como se refleja a continuación, los dos estándares deben convivir en la misma banda, y es pre-
ciso tener esto en cuenta para su funcionamiento simultáneo, en tanto en cuanto no son com-
patibles.
HIPERLAN Tipo 1 es un estándar de LAN (Redes de Área Local) vía radio diseñado para pro-
veer comunicaciones a alta velocidad (20 Mbps) entre equipos portátiles en la banda de 5 GHz (en
concreto en Europa, la banda es la de 5,15 a 5,30 GHz). El propósito del estándar es la creación
de redes inalámbricas de datos, como extensión de las LAN cableadas. La especificación funcio-
nal del estándar se recoge en la EN 300 652.
HIPERLAN/1 puede proporcionar cobertura más allá de la limitación de alcance radio, utilizan-
do multisaltos entre nodos, e incluyendo el soporte para la movilidad de nodos.
En la banda definida se pueden acomodar 5 canales HIPERLAN/1, donde los 3 primeros son
obligatorios por defecto.
La especificación HIPERLAN/1 cubre las capas física y MAC, es decir, las capas 1 y 2 del
modelo OSI. La capa física transmite datos en ráfagas, con FSK para bits de baja velocidad y
GMSK (B·T = 0,3) para bits de alta velocidad.
La especificación HIPERLAN/2 se desarrolla en el seno del grupo ETSI BRAN, responsable de
las redes de acceso radio de banda ancha del ETSI (Broadband Radio Access Networks). HIPER-
LAN/ 2 es un estándar de LAN radio flexible diseñado para la provisión de altas velocidades (hasta
54 Mbps en la capa física), a una gran variedad de redes incluyendo los núcleos de red de los sis-
temas de tercera generación, redes ATM e IP. Las aplicaciones básicas incluyen datos, voz y vídeo,
todas ellas con ciertos parámetros para el control de la calidad de servicio, así como ciertas capa-
cidades de construcción de redes “ad hoc” (relacionado con el modo directo de funcionamiento de
los sistemas PMR).
La banda de funcionamiento de HIPERLAN/2 es la de 5 GHz, asignada mundialmente a las
redes LAN inalámbricas. De hecho, esta banda está abierta en Europa, EE. UU. y Japón, con una
reserva de espectro de 455 MHz en Europa, 300 MHz en EE. UU., y 100 MHz en Japón. La modu-
lación utilizada es la OFDM, con varias modulaciones subportadoras (BPSK, QPSK, 16QAM y,
opcionalmente, 64QAM) y mecanismos de corrección de errores FEC. La interfaz aire está basada
en TDD y TDMA dinámico. De la misma manera, el estándar soporta antenas con sectores produ-
cidos por lóbulos múltiples para la reducción de interferencias, así como otros mecanismos con-
ducentes a mejorar las prestaciones del sistema en los aspectos de selección dinámica de
frecuencias, adaptación de enlaces, traspasos, etc.
El ETSI BRAN ha trabajado en colaboración con el 3GPP y con el IEEE-SA (WG Grupo de Tra-
bajo 802.11) y con MMAC en Japón (Working Group High Speed Wireless Access Networks) a fin
de armonizar los sistemas desarrollados en la banda de 5 GHz.
Las especificaciones TR 101 031 y TR 101 683 recogen los requisitos y la descripción
del sistema, respectivamente. Cabe destacar el interés que recae en la definición de los
test de conformidad para asegurar la de los equipos fabricados bajo el estándar.
En paralelo al desarrollo del HIPERLAN/2, el ETSI BRAN ha comenzado el trabajo en los están-
dares complementarios al mismo en el ámbito del largo alcance (de los metros a los kilómetros),
como son:

© 157
ACCESO ICTs-11 19/2/08 11:20 Página 158

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• HIPERACCESS, con idea de proporcionar acceso de largo alcance en redes de alta veloci-
dad (25 Mbps) punto a multipunto (frecuencias por encima de los 11 GHz, con especial inte-
rés en las de 26/28, 32 y 40 GHz).
• HIPERMAN, para acceso inalámbrico fijo de banda ancha entre los 2 y los 11 GHz, en con-
figuración punto a multipunto.
• HIPERLINK, con el propósito de especificar un acceso de interconexión HIPERLAN e HIPER-
ACCESS a muy alta velocidad en distancias cortas (por ejemplo, 155 Mbps en 150 m). El
espectro para, utilizar se encuentra alrededor de los 17 GHz.

Como colofón, debemos hacer una mención a sistemas como el Bluetooth y, más reciente-
mente, el ZigBee que, perteneciendo a lo que se denominan redes de área personal (PAN, Perso-
nal Area Networks), no se pueden ubicar dentro del contexto de las redes WLAN (tanto los
alcances como las velocidades conseguidas son varios órdenes de magnitud inferiores).

13.3. ESQUEMAS DE RED

La arquitectura física en las WLAN utilizadas como modo de conformar LAN inalámbricas, se
compone de los siguientes elementos:

• Punto de acceso (AP o Access Point), entendido como la “estación base” con funcionalida-
des radio que sirve a los clientes de la red.
• Controlador de acceso (AC o Access Controller), que es el elemento que trata con las direc-
ciones IP de los usuarios, encaminándolas, filtrándolas, etc. Realiza también funciones de
recogida de información para poder tarificar.
• Gestor de servicios (SM o Service Manager), que realiza funciones de autenticación, autori-
zación y contabilidad (Authentication, Authorization y Accounting –AAA–), y se comunica con
el AC por medio de un protocolo estándar de facto, el RADIUS (Remote Authentication Dial-
In User Service): el AC pide autorización al SM para un usuario y, posteriormente, le envía la
información para la posible tarificación.

158
ACCESO ICTs-11 19/2/08 11:20 Página 159

REDES LOCALES INALÁMBRICAS (WLAN)

Fig. 96. Esquema de red WLAN.

Más allá de los componentes de la arquitectura subyacen una capa física y una capa de acce-
so al medio (MAC) específicamente desarrolladas para superar los obstáculos que impone el medio
radio, con el objetivo de proporcionar a las capas superiores un entorno consistente de intercambio
de datos. En este sentido, el modo de acceso básico CSMA/CA (Carrier Sense Multiple
Access/Collision Avoidance) pretende organizar el acceso a las transmisiones, y la capa MAC garan-
tiza que los paquetes se entregan con éxito superando el problema tradicional del “nodo oculto”.

13.4. SERVICIOS EN LA RED

Tomando como referencia las redes IEEE 802.11b, que son las más extendidas, los diferentes
servicios que se pueden prestar son:

• Acceso de datos a alta velocidad. En esta categoría se incluye el acceso a Internet, transfe-
rencia de ficheros, streaming de audio y vídeo de velocidad adecuada.
• Envío de programas de televisión. Técnicamente factible, pero en la práctica poco aconseja-
ble por las limitaciones de ancho de banda.

© 159
ACCESO ICTs-11 19/2/08 11:20 Página 160

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• Telefonía en modo paquete. Posible, aunque debido a la ausencia de capacidad de manejo


de la calidad de servicio, dependerá del diseño de la red y su arquitectura.

Con los servicios básicos anteriores, se configuran propuestas imaginativas que están propor-
cionando un campo de actuación amplio para muchas empresas e individuos:

• En los escenarios residenciales, la tecnología de redes WLAN está proporcionando un modo


de prolongar inalámbricamente las conexiones xDSL en el hogar, por medio de routers Wi-
Fi. Esta misma propuesta cobra sentido en escenarios de varios usuarios compartiendo una
única conexión de datos.
• En los escenarios de redes corporativas, donde se pueden distribuir puntos de acceso hasta
conseguir coberturas completas, las redes WLAN complementan a las LAN alámbricas tra-
dicionales.
• En entornos industriales, surgen las aplicaciones que se apoyan sobre la infraestructura
WLAN para desarrollar aplicaciones de gestión de almacenes, telecontrol, videovigilancia y
otras.
• En entornos de aplicación pública se han utilizado las redes WLAN como modo de comple-
tar las redes de acceso en localidades sin despliegues de banda ancha desde conexiones
troncales (fibra óptica, satélite, etc.), y como modo de completar una oferta de servicios en
centros con vocación comercial (cafeterías, centros comerciales, hoteles, aeropuertos, etc.).

El despliegue de las redes WLAN contempla una serie de pasos no muy diferentes de una pla-
nificación celular en toda regla:

• Especificación técnica de la red. Se determinarán los objetivos para cumplir.


• Dimensionamiento de la red. En función de los objetivos de alcance (km) y capacidad (Mbps),
se determinarán los elementos de la red.
• Planificación de la red. Se trata de determinar, en concreto, la ubicación de los puntos de
acceso.
• Cálculo de las emisiones y niveles de cobertura. Necesidad de contemplar sobre el papel la
viabilidad del diseño realizado.
• Despliegue de la red. Se ubican definitivamente los elementos de la red.
• Certificación de la red. Se comprobará el cumplimiento de los objetivos de diseño, con la red
ya desplegada.
• Provisión de servicios y gestión de la red. Se configurarán los servicios de los diferentes
usuarios, y se mantendrá la red en su conjunto.

160
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 161

14. Bucle local


inalámbrico (LMDS)

14.1. INTRODUCCIÓN

n el afán de conseguir independizar el servicio de telecomunicaciones del bucle de abona-

E do, se desarrollan las tecnologías LMDS (Local Multipoint Distribution System), que no es
sino un sistema que distribuye, de forma inalámbrica y en topología punto a multipunto, la
señal en un entorno local.
Esta tecnología ha sido utilizada fundamentalmente en dos contextos, a saber, la dotación de
servicio de comunicaciones a ubicaciones rurales donde el cableado telefónico era inexistente
(WLL o Wireless Local Loop), y a la provisión de una vía de comunicaciones independiente del par
de abonado, en zonas donde se pretendía aumentar la competencia con la introducción de un
nuevo bucle local inalámbrico.
Entre las ventajas que han sido consideradas para esta tecnología se citan las siguientes:

• Costes de despliegue bajos, así como facilidad y rapidez en la provisión del servicio (poca
obra civil).
• Infraestructura escalable según crece la demanda del servicio.
• Cambio de la filosofía. De inversiones altas en el lado de red, hacia costes altos en los dis-
positivos de cliente.

14.2. ANTECEDENTES

Los antecedentes de la tecnología se encuentran en los años 70 en los EE. UU. y con funcio-
nes inicialmente de distribución universal de señal. El servicio pronto se convirtió en bidireccional y
amplió su ancho de banda convirtiéndose en lo que se conoce como MMDS. Las siglas MMDS
significan Multichannel Multipoint Distribution System y definían el sistema referido para la distribu-
ción de señales de televisión en la banda de 2,5 a 2,686 GHz. Con su evolución, se extendió su
uso a servicios bidireccionales de alta velocidad ampliando la anchura de banda disponible

© 161
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 162

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

mediante la utilización de la banda de 3 GHz. Este tipo de soluciones se conocen también con el
nombre de Wireless Local Loop o WLL.
MMDS es una tecnología punto a multipunto, que requiere línea de vista (LOS) en los enlaces
y ofrece radios de cobertura muy amplios de hasta 40 km. El aprovechamiento típico del canal que
ofrece esta tecnología es de 27 Mbps descendentes por cada canal de 6 MHz –4,5 bps/Hz–, y 4
Mbps ascendentes por canal de 3,2 MHz –1,25 bps/Hz– (anchos de banda compartidos entre los
distintos usuarios).
La popularización de estos sistemas derivó en una escasez de bandas, lo que motivó el empleo
de frecuencias muy superiores, próximas a los 30 GHz, dando lugar así a una nueva tecnología
conocida como LMDS o Local Multipoint Distribution System, de mayor capacidad de transmisión
de datos.
No obstante lo anterior, cabe decir que tanto el LMDS como el MMDS son, en esencia, igua-
les, y que se conoce habitualmente a los dos con las siglas comunes de LMDS.
Las bandas de funcionamiento de estos sistemas de comunicaciones son diversas. Desde los
2 GHz, hasta los 3,4 GHz, pasando por las de 26 GHz, y contemplando los últimos avances en
bandas de 35 y 42 GHz. Evidentemente, unas y otras frecuencias llevan asociadas diferentes con-
dicionantes de alcance de la propagación por microondas, así como la disponibilidad de espectro
y ancho de banda. Así, por ejemplo, la banda de 3,4 a 3,6 GHz en España (UN-107) tiene asigna-
do un ancho de cuatro bloques de 20 MHz cada uno (dúplex en frecuencia) y las distancias que se
alcanzan son bastante superiores a las de la otra banda asignada en España, la de 24,5 a 26,5
GHz (UN-92).

Fig. 97. Asignación de frecuencias LMDS en España, según la UN-107 del CNAF.

Existe gran cantidad de implementaciones propietarias de sistemas LMDS (que son las domi-
nantes en los sistemas desplegados en campo), y algún intento estandarizador reciente. Cabe
destacar, en este último sentido, el estándar IEEE 802.16 que define las capas física y de acceso
al medio con división en el tiempo y en la frecuencia (comprendiendo el 802.16a –incorporación
de bandas de 2 y 11 GHz con velocidad, de al menos, 10 Mbps–, el 802.16c –interoperabilidad–
y el 802.16.2a –para la incorporación de sistemas punto a punto–), y el HIPERACCESS (High Per-
formance Radio Access, ETSI TR 102 003) combinado con el HIPERMAN del ETSI dentro del pro-
yecto BRAN (Broadband Radio Access Network). Dedicaremos al IEEE 802.16 un capítulo
específico por su relevancia por el salto cuantitativo que supone en los sistemas LMDS “históri-
cos”.

162
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 163

BUCLE LOCAL INALÁMBRICO (LMDS)

14.3. ESQUEMAS DE RED

La topología de estas redes de acceso es sencilla y, en esencia, no es muy diferente a prime-


ra vista de las topologías de cobertura móvil. La diferencia es precisamente la movilidad, que en
estos sistemas es inexistente (con la excepción que comentaremos del IEEE 802.16).
La red consta de un conjunto de estaciones base que se unen con el sistema central para ofre-
cer los servicios de telecomunicaciones a los clientes del sistema, servidos en topología punto a
multipunto desde estas estaciones base. En los extremos del servicio, los clientes cuentan con
antenas directivas, así como con terminales adecuados (generalmente con una parte de exterior
–ODU, OutDoor Unit o unidad de exterior– y otra de interior –IDU, InDoor Unit o unidad de interior–)
para recibir la señal en forma de los servicios proporcionados.

Fig. 98. Red LMDS.

En el nivel de red troncal, debe permitirse la conexión de las estaciones base entre sí, por medio
de una red capaz de conmutar este tráfico. En este sentido, si bien hace unos años la tecnología
de conmutación subyacente estaba basada en nodos ATM, en la actualidad la tendencia es mucho
más acentuada hacia el IP.
Desde el punto de vista radio, las estaciones base tienen coberturas sectoriales, cada una con
unas ciertas características de frecuencia y polarización, en función del estudio de planificación fre-
cuencial que se realice.
La planificación frecuencial de estas estaciones base es un elemento que sorprende, en tanto
que la filosofía de planificación sobre la base de la relación señal a interferente se mantiene (como
es lógico), pero los esquemas de reutilización de frecuencias cambian respecto a los tradicionales
de las redes celulares móviles debido a la naturaleza de las antenas usadas en los receptores fijos
(antenas muy directivas que, en muchos casos, son discretas y fácilmente instalables por los
pequeños tamaños utilizados), así como a las bandas de frecuencias que se utilizan y que permi-
ten el fenómeno anterior.

© 163
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 164

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 99. Planificación celular en redes LMDS.

14.4. SERVICIOS EN LA RED

De entre las tecnologías de acceso en banda ancha estudiadas, las de despliegue radio pre-
sentan la ventaja de la rapidez y economía del despliegue, tanto en núcleos densos como en los
no tanto (aunque en diferente medida al respecto de la economía de la operación). Los servicios
que proporcionan estas redes son de muy variada índole, cubriendo los ámbitos de la voz (telefo-
nía clásica), los datos y el vídeo, pero siempre en un entorno fijo y sujetos a las restricciones de
velocidad y latencia del sistema:

• Servicios punto a punto de n x E1 y n x 64 kbps.


• Servicios Ethernet y Fast Ethernet.

En la prestación de los servicios anteriores, debemos recordar que el servicio ofrecido por el
sistema LMDS es un servicio transportado sobre la interfaz radio, y donde el espectro se compar-
te con un cierto modo de acceso al medio (diferentes implementaciones consideran FDMA, TDMA
y, menos habitualmente, CDMA, e incluso con mezclas de las mismas, funcionando en casi todos
los casos con modulaciones QPSK y QAM) y diferentes criterios entre los usuarios del sistema
dependientes de la misma estación base. Por tanto, hablar de estos servicios tiene sentido si
somos capaces de garantizar velocidades para los diferentes usuarios que comparten el espectro
en contienda. Este espectro es crecientemente utilizado con mayor aprovechamiento, con siste-
mas capaces de obtener eficiencias de 1,5 bps/Hz con modulaciones de 4QAM y 5 bps/Hz en
64QAM.
El número de usuarios que puede servir una estación base, por tanto, depende de varios fac-
tores:

• Del radio de cobertura de la célula, tanto en lo que respecta a la densidad de clientes cubier-
ta, como a la robustez de la modulación aplicable.

164
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 165

BUCLE LOCAL INALÁMBRICO (LMDS)

• De la sectorización de la célula, ya que, en cada sector, se dispone de toda la capacidad de


la transmisión/recepción.
• Del número de canales usados en cada sector.
• De los servicios solicitados por cada cliente, y las características de garantía solicitadas en
cada uno de ellos.

De todo ello se deduce que los factores sobre los que se puede actuar para la escalabilidad de
la solución (para conseguir que el servicio “crezca”) son:

• Aumentar el número de portadoras en cada sector.


• Aumentar el número de sectores en la estación base.
• Aumentar el número de estaciones base.

Nótese que ninguna de las acciones anteriores es trivial, en tanto que todas deben tratar o con
la asignación de más espectro, o con la replanificación celular. En ambos casos nos encontramos
con problemas que deben estar previstos desde el comienzo de la planificación de la red pues, de
cualquier otro modo, pueden ser irresolubles.
En el lado de los factores limitantes de la solución de acceso aquí descrita, se encuentran los
inherentes al método de acceso vía radio. En este sentido, la ubicación de estos sistemas en ban-
das por encima de los 10 GHz los hace especialmente sensibles a las lluvias densas (torrenciales)
donde el enlace puede llegar a interrumpirse, y en todo caso, el acceso a los clientes únicamente
se produce en condiciones de visión directa (LoS o Line of Sight).

14.5. WIMAX – IEEE 802.16

14.5.1. Introducción

La solución WiMAX (Worldwide Interoperability for Microwave Access), fundamentada sobre la


familia de estándares IEEE 802.16 supone la culminación de la estandarización en el mundo de las
redes de acceso inalámbricas de banda ancha, de amplia cobertura y elevadas prestaciones. Es,
por así decirlo, la estandarización que el mundo del MMDS y el LMDS llevaba muchos años espe-
rando.
Los sistemas WiMAX están pensados para el mundo de datos IP, destacando su gran capaci-
dad (hasta 75 Mbps por cada canal de 20 MHz), la gestión de la calidad de servicio (QoS), su
amplia cobertura (gracias a la denominada NLOS, esto es, Non Near Line Of Sight o no línea de
visión directa) y el empleo de bandas de frecuencias en diferentes rangos, tanto de uso común
como de uso privativo a través de la correspondiente licencia (el WiMAX tiene previsto funcionar en
bandas que requieren licencias y en bandas libres –ICM, Industrial, Científica, Médica–). A su vez,
WiMAX asegura la interoperabilidad con el estándar para redes WMAN desarrollado por la ETSI
HiperMAN (High Performance Radio Metropolitan Area Network).
El WiMAX Forum se constituyó en 2001 con el objetivo de facilitar y promover el despliegue de
redes inalámbricas de banda ancha (BWA) basadas en el estándar IEEE 802.16. Fue una iniciativa
con origen industrial, agrupando a los actores principales del mundo inalámbrico e informático. La
interoperabilidad entre los equipos de distintos fabricantes es uno de los objetivos destacados
como modo de extender el uso de esta tecnología.

© 165
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 166

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

El WiMAX puede tener diferentes aplicaciones en el mundo de las redes de comunicaciones,


desde las pensadas para el sistema como un todo, proporcionando capacidad de comunicacio-
nes a los usuarios finales, hasta las de red troncal inalámbrica para otras redes (estaciones base
de telefonía móvil o puntos de acceso Wi-Fi), el acceso al mercado empresarial y las soluciones
nómadas “always on”.
El WiMAX no es un estándar consolidado. Por más que el estándar superó sus revisiones “d”
(modalidad de servicio fijo) y “e” (modalidad de servicio móvil), la mayor parte de las soluciones des-
plegadas en los primeros tiempos del estándar pueden considerarse propietarias, y los equipos han
sido homologados muy poco a poco.
Y es que el WiMAX se plantea en muchos foros como la evolución natural de Wi-Fi hacia fun-
cionalidades multiservicio, en las que la movilidad y las soluciones de última milla aportadas por Wi-
Fi se ven complementadas por la mayor capacidad de WiMAX, que progresivamente sustituirá a
Wi-Fi a medida que los equipos y dispositivos WiMAX vayan estando disponibles, gracias a la revi-
sión “e” del estándar.

Fig. 100. Detalle del acceso con redes WiMAX, complementadas con redes WLAN.

El recorrido de la serie de estándares IEEE 802.16 ha sido largo y tortuoso, desde la primera
versión del estándar, la IEEE 802.16 del año 2001 (destinada a la banda de frecuencias compren-
didas entre 10 y 66 GHz en enlaces punto a multipunto con línea de vista, modulación SCM –Sin-
gle Carrier Modulation–, y velocidades de entre 32 y 134 Mbps por cada canal de 28 MHz,
pasando por IEEE 802.16a (enero 2003) como extensión del estándar inicial en frecuencias com-
prendidas entre los 2 y los 11 GHz, y con la posibilidad de emplear canales de anchuras de banda
comprendidas entre 1,5 y 20 MHz y alcanzando velocidades de hasta 75 Mbps por cada canal de
20 MHz, se llega al IEEE 802.16d del año 2004 y el 802.16e del año 2005:

• El estándar IEEE 802.16-2004, también llamado 802.16d, fue aprobado en junio del 2004 y
es la revisión que sustituye a los estándares anteriores. Abarca el rango de frecuencias com-
prendido entre 2 y 66 GHz e incluye lo que se conoce como perfiles WiMAX, tanto en ban-

166
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 167

BUCLE LOCAL INALÁMBRICO (LMDS)

das licenciadas como de uso común (los perfiles no son sino versiones del estándar para las
diferentes bandas y capacidades de datos).
• El estándar IEEE 802.16e se centra en las bandas de frecuencias reguladas de 2 a 11 GHz
(en la práctica de 2 a 6 GHz) e incorpora nuevos protocolos y funcionalidades orientadas a
ofrecer portabilidad y movilidad, a velocidades de hasta 120 km/h y con posibilidades de iti-
nerancia local y regional. Se aprobó como estándar a finales del 2005, y es la culminación
del WiMAX en entorno móvil. Sus alcances típicos NLOS son de 3 a 5 km, con canales de
anchura de banda superior a 5 MHz y velocidades de hasta 75 Mbps en canales de 20 MHz.

La tabla adjunta recoge una breve comparativa de los dos estándares.

IEEE 802.16d-2004 IEEE 802.16e


Caudal máximo 75 Mbps (20 MHz BW) 75 Mbps (20 MHz BW),
4 - 18 Mbps (5 MHz BW) hasta un 80% de dicha
capacidad en movilidad
Movilidad Fija y nómada Móvil hasta 120 km/h, roa-
ming regional
Anchuras de canal Entre 1,5 y 20 MHz Entre 1,5 y 20 MHz
Radios típicos de celda 5 - 8 km NLOS, alcance
máximo 50 km. Alcances
LOS muy variables según 3 - 5 km NLOS
altura, ganancia de la antena
y la potencia transmitida

Como colofón de esta introducción, debemos hacer una mención a un estándar emergente, el
IEEE 802.20 que guarda ciertas similitudes con el IEEE 802.16. A este estándar se le conoce con
las siglas MBWA, o Mobile Broadband Wireless Access. El trabajo sobre este estándar comenzó
en diciembre del año 2002, con la idea de que pudiera funcionar en bandas licenciadas por deba-
jo de los 3,5 GHz con servicios de datos todo IP a velocidades de pico superiores a 1 Mbps, así
como que diera soporte a las conexiones de voz y datos en movilidad a velocidades superiores a
los 250 km/h.
El MBWA especifica las capas física y MAC y, a pesar de las similitudes con el WiMAX en movi-
lidad, se diferencia de él en que parte desde 0 (no como el 802.16e que parte del 16d), en que su
objetivo de bandas de frecuencia es diferente, y en el soporte a servicios móviles simétricos de alta
velocidad sobre canales de ancho de banda reducidos (inferiores a los 5 MHz típicamente).

14.5.2. Estado del arte del sistema WiMAX IEEE 802.16d

Este resumen de características tiene su origen en las propuestas realizadas dentro del IEEE al
respecto del estándar IEEE 802.16d referido a los sistemas de comunicaciones punto a multipun-
to vía radio, preparado para el acceso nómada, pero donde no se implementa portabilidad ni movi-
lidad:

© 167
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 168

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• Capacidad: 75 Mbps con un canal de 20 MHz. Los reguladores conceden con frecuencia
canalizaciones más estrechas (inferiores a 10 MHz), lo cual reduce la capacidad máxima.
• Alcance: 50 km sólo en condiciones óptimas y en modo de capacidad reducida (unos pocos
Mbps). La cobertura típica ronda los 5 km con terminal de abonado de interiores (sin visión
directa) y del entorno de 15 km con los terminales de abonado conectados a antenas ex-
ternas.

Si concretamos aún más los detalles técnicos, podemos examinar las consideraciones de
capacidad y alcance con más rigor.

14.5.2.1. Capacidad
WiMAX tiene muchas opciones de funcionamiento para adaptarse a las diferentes redes y situa-
ciones en el ámbito mundial. En los datos proporcionados a continuación, nos centraremos en las
frecuencias por debajo de los 11 GHz, donde la LOS (Line Of Sight, o línea de visión directa) no es
estrictamente necesaria, el multitrayecto es significativo, y el acceso basado en OFDM es para
canales múltiplos de 3,5 MHz (1,75 es el valor que contempla el WiMAX):

• Con canales múltiplos de 1,75 conseguimos eficiencias espectrales máximas de 3,74 bps
netos/Hz (modulaciones de 64QAM), y mínimas de 0,34 (BPSK). Estas eficiencias bajan aún
más (en el peor caso, de 0,34 a 0,28 bps/Hz) si consideramos la capacidad de transmisión
de información neta (quitando las cabeceras de las tramas).
• Con canales de 3,5 MHz conseguimos velocidades netas máximas de 13,09 Mbps y míni-
mas de 1,2. La canalización de 3,5 MHz es tal que permitirá una reutilización posible del
espacio frecuencial asignado en España (20 Mbps) a los operadores LMDS.

14.5.2.2. Alcance
En cualquier despliegue celular debemos tener en cuenta dos condicionantes desde el punto
de vista de las consideraciones estrictamente radio:

• De un lado, el alcance, considerando la limitación de la relación señal a ruido.


• De otro, las consideraciones de interferencia producidas por la cercanía entre estaciones
base propiciada por el concepto celular.

Para establecer conclusiones acerca del alcance del sistema, nos podemos valer de la docu-
mentación del WiMAX Forum, las propuestas de modelización de canal del IEEE para el IEEE
802.16, centradas en la banda de 3,5 GHz, y los valores típicos de los equipos de radio en el mer-
cado.
Las gráficas adjuntas muestran alcances más próximos a los casos reales de uso en banda
ancha de las células WiMAX.

168
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 169

BUCLE LOCAL INALÁMBRICO (LMDS)

Fig. 101. Ejemplo de alcances realistas en redes WiMAX, una vez consideradas las componentes de tráfico
de acceso a Internet de banda ancha ofrecido a la red.

14.5.3. Estado del arte del sistema WiMAX IEEE 802.16e


14.5.3.1. Novedades
WiMAX, en su versión IEEE 802.16e, está optimizado para los canales móviles dinámicos, pro-
porcionando soporte para la itinerancia entre células. El WiMAX en movilidad utiliza OFDMA (Ortho-
gonal Frequency Division Multiple Access) por contraposición al OFDM (Orthogonal Frequency
Division Multiplexing), que es una modulación multiportadora que utiliza subcanalización, y propor-
ciona movilidad en ciertas bandas de las cubiertas por el IEEE 802.16.
De esta forma, mientras que OFDM permite sólo un usuario en el canal en un instante de tiem-
po (y para acomodar múltiples usuarios debemos recurrir a estrategias FDMA o TDMA), con
OFDMA, que es una OFDM multiusuario, podemos definir subcanales (un canal sería un cierto
grupo de portadoras), que serán utilizados por varios usuarios en el mismo canal al mismo tiempo.
Cada subcanal podrá ser adaptado para conseguir el mejor comportamiento, basado en las carac-
terísticas del canal para ese usuario (localización, características de propagación, etc.). El término
SOFDMA (Scalable OFDMA) aparece para definir anchos de canal variables asignables de forma
coherente con los parámetros de las modulaciones.

© 169
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 170

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 102. OFDM vs. OFDMA.

El WiMAX Forum estableció la OFDM 256 (256 portadoras disponibles para un canal, con estra-
tegias TDMA y FDMA en el multiacceso) para el servicio fijo 802.16d (2004). Para el IEEE 802.16e
de servicio móvil (2005) se ha propuesto OFDMA 128/512/1.024/2.048.

14.5.3.2. El servicio
Se definen en el contexto del WiMAX en sentido amplio, una serie de modalidades del servicio,
donde en el ámbito del IEEE 802.16e suponen novedad las correspondientes al acceso portátil,
movilidad simple y total:

• Acceso fijo (fixed access). Se asume una ubicación fija y estática en un área geográfica y,
aunque el usuario podrá decidir el acceso a una célula concreta al comienzo, la asignación
será siempre así, a no ser que la red determine lo contrario.
• Acceso nómada (nomadic access). Se asume una ubicación fija en un área geográfica, y el
usuario podrá decidir el acceso a una célula concreta al comienzo. La asignación de usuario
a célula será siempre la misma, a no ser que la red determine lo contrario. Si se produce un
movimiento dentro de la red propia, la suscripción del usuario será reconocida.
• Acceso portátil (portable access). La sesión del usuario se mantendrá mientras se mueva en
un área geográfica concreta, a velocidades no vehiculares, y con prestaciones de traspaso
(handover) limitadas.
• Acceso en movilidad simple (simple mobility access). La sesión del usuario se mantendrá
mientras se mueva en un área geográfica concreta, a velocidades vehiculares, y con presta-
ciones de traspaso (handover) adecuadas a aplicaciones no de tiempo real.

170
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 171

BUCLE LOCAL INALÁMBRICO (LMDS)

• Acceso en movilidad total (full mobility access). La sesión del usuario se mantendrá mientras
se mueva en un área geográfica concreta, a velocidades vehiculares altas, y con prestacio-
nes de traspaso (handover) garantizadas para aplicaciones de tiempo real.

La tabla adjunta recoge las implicaciones y modalidades.

Definición Dispositivo Localización Traspasos IEEE IEEE


/ Velocidad 802.16d 802.16e
Acceso fijo CPE exterior en Única / No Sí Sí
interior Estacionario
Acceso nómada CPE de interior, Múltiple / No Sí Sí
y tarjetas PCMCIA Estacionario
Acceso portátil Tarjetas PCMCIA, Múltiple / “Duros” No Sí
o minitarjetas Pedestre
Acceso en Tarjetas PCMCIA, Múltiple / Baja “Duros” No Sí
movilidad simple o minitarjetas, velocidad
PDA o vehicular
Smartphones
Acceso en Tarjetas PCMCIA, Múltiple / Alta “Blandos” No Sí
movilidad total o minitarjetas, velocidad
PDA o vehicular
Smartphones

NOTA: CPE (Customer Premises Equipment, o equipo en dependencias del usuario)

Los traspasos (handovers) y la itinerancia son las prestaciones sobre las que se afianzan los
modelos anteriores. De esta forma, la conexión se puede mantener en el movimiento por el con-
junto de la zona de cobertura, independientemente de la estación base o, incluso, del proveedor
del servicio que proporcione la cobertura en cada momento.
Al respecto de los traspasos (handovers) se distinguen dos tipos, el duro (hard) y el blando
(soft), con la particularidad de que el “duro” se basa en que el usuario está únicamente conectado
a una célula en cada instante (las latencias y la no continuidad del cambio lo hacen apropiado para
contextos de datos puros), y el “blando” en la posibilidad de conexión a dos células, de modo que
el traspaso sea más suave y sólo se realice una vez que existen garantías de éxito (estos son los
más próximos a los que conocemos de los sistemas móviles y, por tanto, más apropiados para los
servicios de voz).
Adicionalmente, la itinerancia entre proveedores del servicio (roaming) es algo también previsto
en el WiMAX móvil.

© 171
ACCESO ICTs-12 19/2/08 11:21 Página 172
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 173

15. Redes de
comunicación móvil
de segunda
generación (GSM)

15.1. INTRODUCCIÓN

l comienzo de la década de los 80 supuso la culminación de muchos de los esfuerzos de

E décadas anteriores en lo que a la creación de sistemas de comunicaciones móviles se refie-


re. Estos sistemas estaban orientados a proporcionar un servicio de telefonía móvil al públi-
co en general. El servicio que se pretendía constituir era como el telefónico tradicional, pero con el
valor añadido de la movilidad. Ejemplos de estos sistemas de primera generación son el MSCL1
en Japón, el NMT en los países nórdicos y AMPS en EE. UU.
A finales de la década de los 80 y principios de la de los 90 se reanudaron los esfuerzos por
crear auténticos estándares de comunicaciones móviles de lo que hoy se conoce como Segunda
Generación (2G). Se buscaba superar los “ensayos” de la primera generación basados en tecno-
logías heredadas de los sistemas PMR convencionales. Sistemas que constituyeran verdaderos
estándares, desarrollados desde 0, que utilizaran eficientemente el espectro y los diversos recur-
sos, y que hicieran uso de las técnicas más recientes como garantía de futuro. Sistemas que se
orientaban a proporcionar el servicio de voz, aunque de forma complementaria ya ofrecían una cier-
ta capacidad de transmisión de datos a baja velocidad (9.600 bps era la velocidad estándar).
De esta forma aparecieron las iniciativas de las diferentes instituciones de estandarización: por
parte del ETSI (European Telecommunications Standards Institute) surgió el GSM, el IS-54 (ADC)
en EE. UU. el PDC en Japón, etc. Diferentes estándares, con características tecnológicas de algu-
na manera similares, que trajeron consigo la agrupación de tendencias tecnológicas en áreas geo-
gráficas más o menos uniformes y afines.
Una de las características diferenciales de los sistemas de segunda generación es su vocación
de evolucionar hacia la prestación de servicios de datos. Considerando la voz como un servicio

© 173
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 174

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

totalmente maduro, que se da por supuesto, como modo de incrementar las posibilidades de
transmisión de datos de la red GSM aparecen diferentes servicios (inicialmente se habló de HSCSD
–High Speed Circuit Switched Data– en lo que acceso a datos con circuitos conmutados se refie-
re), y con posterioridad de GPRS –General Packet Radio Services– y EDGE –Enhanced Data rates
for GSM and TDMA/136 Evolution– en según qué áreas del mundo). Son lo que se ha dado en lla-
mar “Sistemas de Segunda Generación y Media (2,5G)”.
La idea subyacente en estos sistemas 2,5G es la de ir incrementando la capacidad de la inter-
faz aire reaprovechando las características del sistema maduro existente, y evolucionando desde
los 9.600 bps del servicio de datos. De esta forma se consigue incrementar esa velocidad hasta
los 14.400 bps, optimizando una serie de aspectos (incluso duplicar la velocidad con la compre-
sión V.42 bis), para, posteriormente, alcanzar más de 150 kbps con el servicio GPRS, y hasta 384
kbps con el servicio EDGE.

15.2. ANTECEDENTES

15.2.1. GSM

El estándar GSM, tal y como se conoce a día de hoy, es un estándar orientado y prácticamen-
te limitado a servicios de voz. Tomando como referencia los avances en la definición de la RDSI
(Red Digital de Servicios Integrados, en inglés, ISDN) del momento en que se desarrollo GSM, éste
nos proporciona prácticamente las mismas prestaciones que podemos encontrar sobre una red
fija, pero en un contexto de movilidad (servicios portadores, teleservicios y servicios suplementa-
rios).
Los servicios de datos en el mundo GSM vienen limitados por la tradicional conmutación de cir-
cuitos a 9.600 bps y el servicio de mensajes cortos SMS, limitado al envío de cadenas de 160
caracteres (140 bytes). Es un hecho curioso que, a pesar de que los mensajes cortos no surgieron
como un servicio importante dentro del estándar GSM, se han configurado en uno de sus mayo-
res éxitos comerciales, siendo tal su interés que existen numerosas iniciativas dentro del estándar
y dentro de los estándares de la siguiente generación para mejorar sus capacidades con conteni-
dos multimedia (EMS, MMS).
La evolución hacia el mundo de los datos reaprovecha las características del estándar. El hecho
de que GSM fuera inicialmente concebido para servicios de voz (en conmutación de circuitos), no
significa que la interfaz aire que ocupa y utiliza no pueda ser aprovechada y optimizada para trans-
misiones de datos. De hecho, esto es lo que buscan el GPRS, y el EDGE que trataremos más ade-
lante.

15.2.2. GPRS

GPRS (General Packet Radio Service o servicio general de paquetes vía radio) es, a la vez, una
norma y una evolución de GSM, y fue aprobado por el ETSI en 1998. El GPRS permite en la actua-
lidad aprovechar la misma estructura de acceso en frecuencia y tiempo del sistema GSM para la
transmisión de datos en modo paquetes a una tasa de datos habitual en las implementaciones
comerciales actuales de entre 11,2 y 22,8 kbps. Esta velocidad, superior a la de GSM, implica un

174
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 175

REDES DE COMUNICACIÓN MÓVIL DE SEGUNDA GENERACIÓN (GSM)

aprovechamiento mayor del intervalo de tiempo asignado a cada usuario así como la aparición de
nuevos terminales, ya en el mercado desde la segunda mitad del año 2000. Si además tenemos
en cuenta que GPRS admite la posibilidad de asignar más de un intervalo de tiempo de entre los
8 disponibles por portadora para una misma comunicación, la conclusión es que la velocidad
alcanzable es de hasta 182,4 kbps. Sin embargo, razones operativas llevan a fijar este tope máxi-
mo en 172,2 kbps en el caso en que un usuario usara todos los time slots o intervalos temporales
de la portadora disponibles para su comunicación y, además, no utilizara ningún esquema de
corrección de errores. El tráfico GPRS será transportado sobre canales denominados PDTCH
(Packet Data TCH), con la opción para el operador de destinar portadoras específicas para este
tráfico o compartirlas con el tráfico de voz, con diferentes esquemas de prioridad.
En las implementaciones actuales de las redes GPRS, como complemento para la transmisión
de datos en las redes GSM, es poco probable que un operador asigne todos los intervalos tem-
porales a un único usuario, con lo que la realidad es que esta tasa de bit máxima nunca se llega-
rá a alcanzar. Si además consideramos que existe limitación adicional en los terminales de usuario,
que permite utilizar de entre 1 a 3 intervalos temporales, vemos que la velocidad que podemos
conseguir queda aún más drásticamente reducida (en una primera fase se utilizaron en la mayoría
de las redes implementadas, 2 intervalos temporales y, posteriormente, 4).
Con respecto a las características radio de GPRS, el sistema utiliza la misma modulación que
el GSM, es decir, la GMSK. Los recursos radio podrán ser separados y asignados independiente-
mente en sentido ascendente y descendente, con el objeto de poder soportar servicios asimétri-
cos (característicos del acceso a Internet) y simétricos. Con todo ello, GPRS trata de adaptarse a
las características típicas del tráfico de datos, que van desde la transferencia ocasional de grandes
volúmenes de información a las más típicas características impulsivas del tráfico de datos. De
hecho, se definen en GPRS cuatro calidades de servicio diferentes (QoS) para atender a este
hecho.
El sistema GPRS también obliga a la introducción de nuevas entidades en la arquitectura GSM,
para que esta pueda manejar el tráfico de datos en modo paquetes de forma eficiente. Se trata de
las entidades SGSN (Serving GPRS Support Node o nodo de soporte servidor GPRS) y GGSN
(Gateway GPRS Support Node o nodo de soporte GPRS de pasarela), y aparecen nuevas interfa-
ces para unirlas con las ya existentes.
El sistema GPRS incluye un aspecto novedoso en lo que a la conexión a la red de datos se
refiere. El concepto de “siempre conectado” (always on), al que ya estamos familiarizados a causa
de las conexiones ADSL, por ejemplo, es esencial y habitual en los entornos de acceso a Inter-
net de banda ancha en redes fijas, donde un usuario puede tener su equipo conectado a Internet
sin que exista tránsito de datos constantemente. De este modo, si no existe tráfico efectivo de
datos, el cliente está habituado en las conexiones de banda ancha convencionales de red fija a no
recibir ninguna facturación por su conexión ociosa. El sistema GPRS implementa esta prestación y
se configura, por tanto, como una tecnología de acceso a alta velocidad en los entornos de movi-
lidad. El concepto básico que da soporte a esta prestación es el contexto GPRS, definido como el
conjunto de datos que la estación móvil y la correspondiente SGSN guardan para poder estable-
cer la sesión de datos en el momento que se precise.

15.2.3. EDGE

Como evolución de las redes GSM, también nos encontramos con el EDGE. La evolución
EDGE (Enhanced Data rates for GSM Evolution o velocidades de datos mejoradas para la evolu-
ción de GSM) se configura como la tecnología que podría superar al GPRS o, más comúnmente,

© 175
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 176

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

como evolución de redes de origen en estándares no GSM pero con multiacceso TDMA, hacia la
convergencia con las redes GSM para datos. En la introducción de este apartado, se habló del
EDGE como estándar de 2,5G. Sin embargo, su categorización no está clara, en tanto que la UIT
lo sitúa como estándar de 3G.
Sea como fuere, la tecnología EDGE trata principalmente de mejorar el acceso radio, esto es,
expresado de otro modo, que las redes GSM (y, por añadidura, las TDMA IS-136, derivadas del
D-AMPS), ofrezcan un juego de nuevas portadoras de acceso radio de mayor capacidad que la de
GSM o GPRS a sus núcleos de red.
La evolución de GPRS hacia EDGE viene condicionada por los siguientes aspectos fundamen-
tales:

• Los operadores móviles disponen de unos recursos frecuenciales que pueden utilizar, como
mejor les convenga, dentro de los límites de frecuencia y emisión establecidos.
• La gran mayoría de los usuarios, con el incremento espectacular del despliegue de la cober-
tura, recibe en su móvil una señal muy superior al umbral de ruido, y que a pesar de ser de
mucha mejor calidad que en las primeras épocas del despliegue de GSM, no se aprovecha.
• El hecho anterior conduce a que dispongamos de una señal de muy buena calidad que
podemos utilizar para implementar sistemas de modulación lineal de alto nivel, aumentando
la información transmitida en cada símbolo.
• La naturaleza inherente a la conmutación de datos en modo paquetes de GPRS, lleva aso-
ciada la circunstancia en que pueda darse el caso que los bloques de datos lleguen a per-
derse, e incluso se corrompan. Esto lo tiene en cuenta GPRS por medio de estrategias de
integridad y retransmisión que, si bien solventan el problema, repercuten negativamente en
los retardos de transmisión.

Por tanto, y como gran diferencia con el acercamiento del GPRS, en EDGE no se utiliza la
modulación GMSK sino una de más alto nivel, como es en este caso la 8PSK, para aprovechar la
situación de las redes GSM junto a sus condicionantes. Esto hace que podamos pasar de enviar
22,8 kbps a 69,2 kbps, y esto por cada intervalo de tiempo. Con respecto a la capa física de EDGE,
se sigue utilizando el ancho de banda de 200 kHz, donde además ocurre que el formato de la ráfa-
ga de EDGE, así como la forma del impulso, son tales que encajan en la máscara definida para el
espectro GSM.
El asunto ya mencionado de las posibles demoras temporales se traduce en EDGE en que este
estándar incluye dos modos de funcionamiento, uno en modo paquete (Enhanced GPRS o
EGPRS) y otro en modo circuito (Enhanced Circuit Switched Data o ECSD).
La transmisión EGPRS, por proporcionar una mayor tasa de transferencia de bit, precisa de un
control de enlace radio más sofisticado para prevenir la posible pérdida de paquetes. Para ello hace
uso de dos técnicas conocidas, como son la adaptación de enlace y la redundancia incremental.
La adaptación de enlace consiste en estimar la calidad del enlace según los datos de las retrans-
misiones y escoger la opción de modulación más adecuada en cada momento. La redundancia
incremental se basa en el envío inicial de información poco redundante que, con el aumento de los
errores por paquete, codifique más bits de redundancia con la información útil. EGPRS combina
las dos técnicas.
Con respecto a la transmisión en modo circuito, el GSM tradicional ofrece portadoras de
radio transparentes y no transparentes, definiendo velocidades desde 9,6 hasta 64 kbps en los
servicios transparentes (no incorporan ninguna protección de errores), y de entre 4,8 y 57,6
kbps para los no transparentes (que incorporan un protocolo de enlace radio para hacer una
entrega casi sin errores). Con EDGE, por ejemplo, conseguiremos dar una portadora no trans-
parente de 57,6 kbps con dos intervalos temporales, mientras que el GSM estándar necesita-
ría el doble.

176
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 177

REDES DE COMUNICACIÓN MÓVIL DE SEGUNDA GENERACIÓN (GSM)

El desarrollo de las especificaciones EDGE es una realidad. Su implementación con terminales


EDGE constituye un eslabón importante en la estrategia de ciertos operadores en la transición de
redes derivadas del TDMA IS-136 hacia la Tercera Generación del entorno del GSM, así como la
utilización de EDGE como “rellenador” de cobertura en redes WCDMA.

15.3. ESQUEMAS DE RED

15.3.1. Aspectos generales

La estructura básica para proporcionar el servicio de voz, así como las sucesivas revisiones de
la estructura (entidades y protocolos) para adaptar la red a la transmisión de datos en modo paque-
tes y, sobre todo, a la siguiente tercera generación, se soportan sobre un esquema bien conocido
heredado de una topología clásica de prestación del servicio de voz en redes fijas.

Fig. 103. Arquitectura general de un sistema de comunicaciones móviles de segunda generación.

El acceso de los usuarios a la red se realiza a través de las BTS o Base Transceiver Stations,
que mediante una utilización del medio aire ordenada (FDMA, TDMA, y Slotted ALOHA en el acce-
so) y un protocolo bien establecido, consiguen asignar recursos radio de forma dinámica.

© 177
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 178

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 104. Acceso al medio en un sistema GSM.

Las particularizaciones para proporcionar movilidad se derivan de la introducción de una serie


de registros (fundamentalmente el HLR y el VLR) que llevan el control de la movilidad, así como de
unos protocolos que permiten el encaminamiento sobre las redes fijas basándose en los datos
dinámicos de estos registros.

178
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 179

REDES DE COMUNICACIÓN MÓVIL DE SEGUNDA GENERACIÓN (GSM)

Fig. 105. Entidades e interfaces del sistema GSM.

15.3.2. Entidades y protocolos

En el esquema de una red GSM existen tres grandes bloques de elementos:

• El subsistema de estaciones base (BSS o Base Station Subsystem), formado por BSC y
BTS fundamentalmente.
• El subsistema de conmutación de red (NSS o Network Switching Subsystem), formado por
la MSC y sus registros asociados (HLR, VLR, EIR y AUC).
• El subsistema de estaciones móviles (MS o Mobile Stations).

Se definen las siguientes interfaces como las más representativas de cara a la comprensión del
sistema en su vertiente más relacionada con los aspectos radio:

• La interfaz A, o interfaz de línea.


• La interfaz Abis, que generalmente es transparente al operador.
• La interfaz Um, o interfaz radio.

Y, dentro de cada bloque, se distinguen las siguientes entidades:

• Subsistema de estaciones base:

 Controlador de estaciones base (BSC o Base Station Controller).


 Transceptor de estaciones base (BTS o Base Transceiver Station).

• Subsistema de conmutación de red:

© 179
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 180

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

 Central de conmutación (MSC o Mobile Switching Center), con sus registros de localiza-
ción de visitantes (VLR o Visitor Location Register).
 Central de conmutación de pasarela (GMSC o Gateway MSC), a través de la cual se efec-
túa la conexión con las redes públicas exteriores.
 Registro de localización de origen (HLR o Home Location Register).
 Registro de identificación de equipos (EIR, Equipment Identity Register).
 Centro de autentificación (AUC, Authentication Center).

• Gestión, operación y mantenimiento de la red:

 Centro de operaciones y mantenimiento (OMC u Operation and Maintenance Center).


 Sistema de gestión de red (NMC o Network Management System).

Es interesente ver el papel que desempeña cada entidad del sistema:

• MSC, elemento que realiza funciones de conmutación, así como de gestión de las llamadas
desde y hacia los móviles.
• HLR y VLR, donde el primero guarda la información de todos los usuarios del sistema, mien-
tras que el segundo gestiona sólo a aquellos usuarios que en ese momento estén bajo la
zona de influencia de la MSC a la que pertenece.
• AUC, entidad ocupada de gestionar la veracidad de la identidad del móvil en sus llamadas.
• EIR, registro para el control de los aparatos móviles sustraídos y/o extraviados.
• OMC, centro desde donde se opera y mantienen los diversos elementos de la red.
• BSC, centro de control del funcionamiento de las BTS. Nótese que una BSC puede controlar
el funcionamiento de varias BTS. Debe destacarse el aspecto novedoso que este hecho supo-
ne, en tanto que en sistemas anteriores su presencia no era precisa pues desde la central de
conmutación se era capaz de controlar las estaciones base. Estos elementos permiten pre-
parar al sistema para la atención de un número elevado de estaciones base y usuarios.
• BTS, elemento estación base, donde se efectúan las labores puramente radio del sistema.

15.3.3. La interfaz aire

El elemento distintivo de los sistemas móviles es la utilización del espectro radioeléctrico. El


GSM es la muestra clara de las economías de escala que se pueden lograr con acuerdos tempra-
nos en lo que a la reserva de frecuencias para ciertos sistemas se refiere.
Las bandas frecuenciales asignadas a GSM:

• Banda reservada en Europa para el estándar (banda primaria):

 890 - 915 MHz, para el canal ascendente.


 935 - 960 MHz, para el canal descendente.

• Frecuencias centrales:

 fB(n) = 890 + 0,2 · n (MHz)


 fA(n) = fB(n) + 45 (MHz)
 n = 1 a 124, incluidos

180
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 181

REDES DE COMUNICACIÓN MÓVIL DE SEGUNDA GENERACIÓN (GSM)

Esta banda primaria se amplió con una banda adicional denominada “banda GSM extendida”
(E-GSM 900):

• 880 - 890 MHz, para el canal ascendente.


• 925 - 935 MHz, para el canal descendente.

• Frecuencias centrales:

 fB(n) = 890 + 0,2 · (n - 1.024) (MHz)


 fA(n) = fB(n) + 45 (MHz)
 n = 975 a 1.023, incluidos

Fig. 106. Bandas GSM.

En estos canales así definidos, el sistema GSM utiliza la modulación GMSK, particularización
de la modulación FSK, acompañada de un filtrado gaussiano en banda base (con parámetro Bb·T
= 0,3, donde T es el período de bit).

15.3.4. La evolución hacia las redes 2,5G

El sistema GPRS obliga a la introducción de nuevas entidades en la arquitectura GSM, para que
esta pueda manejar el tráfico de datos en modo paquetes de forma eficiente. Se trata de las enti-
dades SGSN (Serving GPRS Support Node o nodo de soporte servidor GPRS) y GGSN (Gateway
GPRS Support Node o nodo de soporte GPRS de pasarela), y aparecen nuevas interfaces para
unirlas con las ya existentes:

• Gn, interfaz de GSN a red troncal (con otras GSN de la propia red).
• Gb, interfaz de BSS a SGSN.
• Gr, interfaz de SGSN a HLR.
• Gp, interfaz de GSN a GSN de red externa (roaming).
• Gs, interfaz de SGSN a MSC.
• Ga, interfaz de recogida de CDR (Call Detail Record) de tarificación.
• Gc, interfaz de GGSN a HLR.
• Gd, interfaz o para la transmisión SMS.
• Gf, interfaz de SGSN a EIR.
• Gi, interfaz de red GPRS con redes de paquetes externos, SGSN a MSC.

© 181
ACCESO ICTs-13 19/2/08 11:23 Página 182

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

15.4. SERVICIOS EN LA RED

Con el servicio de voz equivalente al de la RDSI pero en contexto de movilidad, el estándar


GSM proporciona servicios portadores (básicamente transferencia de información, en forma de voz
y datos, con conmutación de circuitos o paquetes, y velocidades de entre 300 a 9.600 bps, sím-
plex o dúplex), teleservicios (con capacidad de comunicación completa, telefonía con voz digitali-
zada a 13 kbps o 6,5 kbps, mensajes cortos SMS, almacenamiento y tratamiento de mensajes
–buzón de voz–, facsímile) y servicios suplementarios (restricción de llamadas, tratamiento de lla-
madas entrantes, identificación, tarificación, etc.).
Los servicios de datos GPRS se proporcionan con enlaces conectados en permanencia con
conmutación de paquetes de entre 22,8 kbps hasta 172,2 kbps usando todos los intervalos tem-
porales de la portadora y diferentes esquemas de prioridad.

182
ACCESO ICTs-14 19/2/08 11:27 Página 183

16. Redes de
comunicación móvil
de tercera
generación (UMTS)

16.1. INTRODUCCIÓN

MTS (Universal Mobile Telecommunication System) son las siglas que hacen referencia al

U sistema universal de Telecomunicaciones Móviles. UMTS es uno de los sistemas de comu-


nicaciones móviles de “tercera generación” de la UIT (Unión Internacional de Telecomunica-
ciones), y se enmarca en el ámbito de la familia global IMT-2000. Dicho esto, es cierto que el UMTS
es el sistema de tercera generación más conocido y extendido en Europa.
El sistema UMTS protagoniza en España el futuro mercado masivo de las comunicaciones mul-
timedia inalámbricas de alta calidad (en julio de 2005 se cifraba en 75 millones los clientes UMTS
en todo el mundo, distribuidos en 107 redes comerciales), referido a los operadores móviles con
licencias para ello. UMTS busca extender las actuales tecnologías móviles, inalámbricas y satelita-
les proporcionando mayor capacidad, posibilidades de transmisión de datos y una gama de servi-
cios mucho más extensa, usando un mecanismo de acceso radioeléctrico diferente al de la
generación GSM anterior, y una red de núcleo mejorada.
El UMTS condensa un esfuerzo de más de diez años, con intensos esfuerzos de investigación
y desarrollo en todo el mundo, y cuenta con el apoyo de numerosos e importantes fabricantes y
operadores de telecomunicaciones.
El UMTS no está siendo desarrollado de forma explosiva, sino que complementa las redes
móviles ya existentes. De esta forma, se extiende la capacidad GSM/GPRS mediante operaciones
de transmisión de datos de alta velocidad y en paquetes, incluyendo la incorporación de estacio-
nes base UTRA (Acceso Universal Radioeléctrico Terrestre) a redes “activas”. El lanzamiento de ser-
vicios UMTS basados en satélites podrá ser una fase futura que, aunque no necesariamente serán
desplegados, sí que se encuentran definidos.

© 183
ACCESO ICTs-14 19/2/08 11:27 Página 184

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

16.2. ANTECEDENTES

El UMTS ya es una realidad comercial, que complementa a las redes de comunicaciones móvi-
les de 2G y 2,5G. El mundo de la transmisión de los datos a alta velocidad se convierte en una rea-
lidad, mejorada en cada uno de los sucesivos avances tecnológicos del UMTS.
Los estándares iniciales del UMTS se completaron en abril de 1999, y se denominaron “Relea-
se 99”. Estos estándares fueron suficientes para los procesos de concurso de concesión de licen-
cias de explotación en los diferentes países poco tiempo después y, de hecho, estos estándares
son la base de muchos de los sistemas desplegados comercialmente en una primera fase.
En abril de 2001, el 3GPP publicó la conocida como “Release 4”, que proporcionaba cambios
menores (transporte, arquitectura de red e interfaz radio) pero necesarios sobre la R99.
En marzo de 2002 se completó la “Release 5” (R5), que definía prestaciones avanzadas como
el HSDPA (High Speed Download Packet Access), IMS (IP Multimedia Subsytem) y la UTRAN IP (el
transporte IP sobre la propia red de radio), que ahora sí, incluían avances mayores sobre las “relea-
ses” anteriores
La “Release 6” se completó con cierto retraso en diciembre de 2005 (la fecha de fin de defini-
ciones funcionales concluía meses antes), y define el canal ascendente E-DCH (Enhanced Dedica-
ted Channel, también conocido como HSUPA –High Speed Uplink Packet Access– para la mejora
en la UTRA de los canales de transporte dedicados), las mejoras necesarias para soportar recep-
tores avanzados en el terminal, y el soporte para los servicios “multicast” y “broadcast” (MBMS,
Multimedia Broadcast / Multicast Services).
La “release 7” y la futura “release 8” ocupan el tiempo del 3GPP, que continúa con el impulso
de UMTS permitiendo velocidades aún mayores y mejoras en la capacidad, así como también un
mayor soporte de servicios en tiempo real como voz sobre IP (VoIP), juegos interactivos y push-to-
talk (PTT). Las optimizaciones incluyen prestaciones como Multiple Input Multiple Output (MIMO -
Múltiple Entrada Múltiple Salida), llevando las velocidades teóricas de pico a niveles por encima de
los 14 Mbps actuales. Otras prestaciones son la mejora en la Red de Acceso de Radio (RAN -
Radio Access Network), como conectividad continua, mejoras en la latencia de los establecimien-
tos, mejoras en la Red Central e IMS relacionadas con la telefonía multimedia. Se espera que estas
especificaciones estén disponibles a mediados del 2007, bajo el nombre de UMTS LTE (Long Term
Evoluction), con el objetivo de incorporar, en el mundo de la telefonía móvil de tercera generación,
los avances de los datos en movilidad propios de técnicas utilizadas en el WiMAX (OFDMA en el
enlace descendente, SC-FDMA en el ascendente, etc.).
Las bandas de frecuencias contempladas en el CNAF para los sistemas UMTS (IMT-2000 en
general) son las de 1.900 – 1.980 MHz, 2.010 – 2.025 MHz, y 2.110 – 2.170 MHz para la com-
ponente terrenal, y 1.980 – 2.010 y 2.170 – 2.200 MHz para la componente espacial. Como ban-
das de expansión de estos sistemas se contemplan las de 1.710 a 1.785 MHz, y las de 2.500 a
2.690 MHz.
De forma paralela a como los sistemas 2G trajeron consigo la implantación del mercado de la
telefonía móvil, la 3G introduce un valor que se extiende más allá de la telefonía básica y entra de
lleno en el mercado del acceso a Internet y la transmisión de datos, donde se han abierto expec-
tativas de accesos inalámbricos a muy alta velocidad. El desafío se encuentra ahora en unir los
conceptos de cobertura / movilidad con los accesos de alta velocidad (Internet y servicios multi-
media).

184
ACCESO ICTs-14 19/2/08 11:27 Página 185

REDES DE COMUNICACIÓN MÓVIL DE TERCERA GENERACIÓN (UMTS)

16.3. ESQUEMAS DE RED

Entrando ya de lleno en la descripción del sistema UMTS, como cualquier red de telecomuni-
caciones completa, la red UMTS puede ser dividida, en el caso más general, en su parte estricta-
mente de transporte, y su parte inteligente encargada de controlar su funcionamiento.
La red de transporte o transmisión podríamos dividirla, a su vez, en la red de acceso y la red
troncal. Para conseguir que esta red sea capaz no sólo de transportar información, sino de hacer-
lo de un modo controlado e inteligente, deberemos incorporar la inteligencia de red a la parte de
transmisión (tanto en acceso como en troncal), es decir, el conjunto de equipos que manejan la
información transportada y controlan el uso de la red.
La red de acceso, en lo que a la parte de transmisión e inteligencia respecta, se refiere a la más
externa de la red, la parte más en contacto con el usuario final. Es lo que en UMTS se denomina
RNS (Radio Network System o sistema de red radio), en cuya parte más externa nos encontramos
con el acceso radio propiamente dicho, que es lo que se conoce como UTRAN (UMTS Terrestrial
Radio Access Network o red de acceso radio terrestre UMTS).
La red de transmisión (o transporte), incluida la parte de control, es la encargada de interco-
nectar los diferentes accesos de los usuarios, de modo que la interconexión del sistema sea total.
En UMTS se denomina core network o núcleo de red a esta parte del sistema.
El RNS o sistema de red radio consta de una parte de inteligencia o control, la RNC (Radio Net-
work Control o control de la red de radio), y una parte pura de transmisión, la UTRAN, que consti-
tuye el acceso radio al usuario. La UTRAN está formada por lo que tradicionalmente se conoce
como estaciones base, que en UMTS se denominan nodos B. Estos nodos B utilizan portadoras
de 5 MHz con acceso al medio W-CDMA (CDMA de banda ancha).

Fig. 107. Elementos e interfaces de la UTRAN.

La red de transmisión del UMTS estará basada en el concepto moderno de las redes multiser-
vicio para transporte de información de diferentes tipos y con diferentes calidades. Aunque inicial-
mente las redes se desplegaron básicamente sobre una red de conmutación de datos ATM

© 185
ACCESO ICTs-14 19/2/08 11:27 Página 186

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

(Asynchronous Transfer Mode) y en la que los datos se encaminan con protocolo IP (Internet Pro-
tocol), la idea es progresivamente convertir la red a todo IP dentro del concepto de IMS (IP Multi-
media Subsystem), donde se pretende proporcionar un núcleo de red con flexibilidad máxima,
independiente de la tecnología de acceso, y en el que se ha recomendado el uso del protocolo SIP
(Session Initiation Protocol) para la convergencia en una única tecnología del terminal e, incluso, del
UMTS con otras redes en las que el IMS constituya el núcleo de red.

Fig. 108. Esquema de la red UMTS en su evolución.

16.4. SERVICIOS EN LA RED

Los servicios ofrecidos por el UMTS son apropiados para todo tipo de usuarios, aunque se
tiende a pensar que la introducción de la red UMTS permitirá mejorar los servicios de transmisión
de datos en zonas de alta densidad de usuarios (esto es más por motivos de conveniencia aso-
ciados a la amortización de redes ya existentes).

Los objetivos planteados en el origen del desarrollo de la tecnología son:

• Servicios de uso sencillo y adaptables para abordar las necesidades y preferencias de los
usuarios en los diferentes ámbitos geográficos, y asociados a un entorno de servicios ami-
gable y consistente.
• Amplia gama de terminales con precios accesibles para el mercado masivo, soportando
simultáneamente las avanzadas capacidades de UMTS, así como la posibilidad de funcionar
en redes de generación previa (GSM y DCS, fundamentalmente).

186
ACCESO ICTs-14 19/2/08 11:27 Página 187

REDES DE COMUNICACIÓN MÓVIL DE TERCERA GENERACIÓN (UMTS)

• Servicios de voz de alta calidad, junto con servicios de datos de alta capacidad (64 kbps,
144 kbps, 384 kbps y 2 Mbps).
• Soporte inherente del Protocolo de Internet (IP).
• Soporte de servicios multimedia interactivos y nuevas aplicaciones de banda ancha, tales
como servicios de videotelefonía y videoconferencia.
• Conectividad virtual a la red en todo momento.
• Formas de facturación alternativas (por ejemplo, pago por byte, por sesión, tarifa plana,
ancho de banda asimétrico de enlace ascendente/descendente) según lo requieran los varia-
dos servicios de transmisión de datos que están haciendo su aparición.

Especial mención dentro de este apartado merecen las iniciativas que consiguen que el UMTS
vaya más allá de un estándar de telefonía móvil y se convierta en un entorno de comunicaciones
multimedia convergente. Ciertamente, combinar las coberturas de los sistemas tradicionales de
telefonía móvil con, por ejemplo, la convergencia de núcleos de red para la conexión “suave” de
redes del entorno de los datos con el UMTS se resuelve con el IMS; el acceso de datos en banda
ancha es un objetivo resuelto en UMTS por medio del HSDPA; …
El HSDPA es lo que se conoce como el acceso de alta velocidad de paquetes en el enlace des-
cendente, un servicio que se define sobre un nuevo canal descendente compartido, en el que los
diferentes usuarios de una célula comparten la interfaz radio dinámicamente con una velocidad de
pico de hasta 14 Mbps, por medio de modulaciones adaptables a la calidad del canal, retransmi-
siones en capa física auspiciadas por la propia estación base y recursos compartidos que permi-
tan a los usuarios encontrar un entorno muy próximo al de los servicios de descarga de datos
asimétricos en Internet al que están acostumbrados.

Fig. 109. Ejemplo de transmisión con HSDPA.

© 187
ACCESO ICTs-14 19/2/08 11:27 Página 188

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

De forma paralela, el HSUPA realiza una función similar, con disminución de latencia y aumen-
to de cobertura para el enlace ascendente, configurando en conjunto una solución que podríamos
denominar HSPA (High Speed Packet Access), que se adapta a la experiencia del usuario en el
acceso de datos en los entornos de comunicaciones fijas.

188
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 189

17. Redes vía satélite

17.1. INTRODUCCIÓN

a historia de los satélites forma parte de nuestro acervo cultural posterior a la Segunda Gue-

L rra Mundial. El origen de los sistemas de comunicaciones vía satélite vino marcado por un
acontecimiento peculiar, dado que fue, en 1945, Arthur C. Clarke, afamado escritor británico
de ciencia ficción, quien hizo notar que un satélite en órbita circular ecuatorial de radio 42.242 km,
tendría una velocidad de rotación igual a la de la Tierra, y con ello estaría siempre en el mismo punto
sobre el horizonte terrestre. Con tres satélites dispuestos en órbita y separados 120º, se podría dar
cobertura mundial a cualquier necesidad de comunicaciones. Con sus propias palabras “Muchos
pueden considerar la solución propuesta en este artículo demasiado remota para ser tomada en
serio. Esa actitud es irracional […]”.

Fig. 110. Versión libre de la configuración original planteada por Arthur C. Clarke en 1945.

© 189
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 190

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Esta idea original, junto con la disponibilidad de la tecnología, disparó la imaginación y la implemen-
tación de soluciones en los dos bloques del poder mundial de la época, EE. UU. y la Unión Soviética.
Y es que la transmisión de información sobre largas distancias se puede efectuar con una gran
profusión de medios de comunicación diferentes (hilos de cobre, cables coaxiales –cables subma-
rinos–, cables de fibra óptica, ondas radio largas y cortas, microondas, etc.). Todos ellos son
medios, válidos y aunque con diferentes características de despliegue, generalmente accesibles
cuando se trata de su reparación en el mantenimiento del sistema. Los sistemas de comunicacio-
nes espaciales, en su configuración de satélites de comunicaciones, se configuran como otro
medio de comunicación alternativo.
¿Qué nos hace pensar en los satélites de comunicaciones? ¿Cuáles son sus ventajas? ¿Cuá-
les son sus inconvenientes?
Ante estas cuestiones, haremos un análisis simplificado de sus pros y contras:

• Ventajas de los sistemas de comunicaciones vía satélite:

 Las comunicaciones de larga distancia son económicas. O, al menos, del mismo precio
que las de corta distancia. El argumento detrás de esta afirmación se fundamenta en la
realidad de que es igual de costoso comunicar puntos distantes 1 km que 10.000 km, en
tanto que los satélites una vez en órbita pueden realizar esta comunicación con la misma
facilidad y configuración.
 Gran capacidad de difusión, no comparable a ningún sistema de difusión terrestre. En su
configuración, no de repetidor (elemento que reenvía la señal a otro) sino de base de
cobertura (elemento que difunde una señal a un conjunto de receptores), un satélite geo-
estacionario a casi 36.000 km sobre la superficie terrestre puede abarcar casi todo un
hemisferio con aproximadamente 9º de semiabertura de haz en sus antenas. De hecho,
se dice que el 42% de la superficie terrestre es vista desde el satélite geoestacionario.

Fig. 111. Magnitudes relativas a los sistemas espaciales.

 Posibilidad de transmisión de anchos de banda elevados. A las elevadas frecuencias de


funcionamiento a las que se obliga trabajar a estos sistemas (generalmente del entorno de
las decenas de GHz), el ancho de banda disponible es muy elevado (siempre en el entor-
no de los MHz).
 No existen barreras naturales en la propagación de las señales de comunicaciones desde
los satélites. Este hecho, tan común en la propagación de las señales terrestres (microon-
das, por ejemplo), no es habitual cuando el apuntamiento es hacia un satélite en órbita.

190
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 191

REDES VÍA SATÉLITE

 Posibilidad de proporcionar el mismo tipo de servicio de telecomunicaciones y al mismo


coste en zonas urbanas y rurales. Esto supone un gran avance en la superación de la
“fractura digital” y en la dotación de soluciones de comunicación en áreas con pocas
infraestructuras de telecomunicaciones terrestres.

• Inconvenientes:

 Elevado coste inicial de la inversión, motivado fundamentalmente por el coste asociado a


la puesta en órbita de satélites de vida limitada.
 Imposibilidad de actuaciones manuales sobre los sistemas una vez en órbita (manteni-
miento y reparación). Esto obliga a diseños tolerantes a fallos múltiples, con la consiguiente
elevación del coste del sistema.
 Factores medioambientales, referidos a la puesta en órbita de estos satélites.
 Elevadas distancias de separación entre el satélite y las estaciones terrestres. Los avances
tecnológicos son los únicos que permiten superar las necesidades de antenas de grandes
dimensiones en tierra, las limitaciones en la potencia disponible en los satélites y la cares-
tía del espacio a bordo del satélite. Las antenas de alta ganancia, los receptores con muy
bajos niveles de ruido, y una adecuada selección y coordinación de las bandas de funcio-
namiento son aspectos claves para el buen funcionamiento de los sistemas.

Ahora bien, ¿qué es lo que realmente hace un satélite de comunicaciones? La mayoría de los
satélites de comunicaciones son repetidores activos (en momentos tempranos de la carrera espa-
cial se ensayaron repetidores pasivos, aunque sus limitaciones fueron evidentes), es decir, reciben
una señal desde la tierra, la amplifican (la regeneran en caso de ser digital) y la transponden para
enviarla de vuelta a la Tierra o a otro satélite en otra frecuencia. De esta forma, se pueden conseguir
transmisiones punto a zona (coberturas) o punto a punto (enlaces de comunicaciones tradicionales).
La evolución tecnológica del mundo de los satélites ha seguido históricamente la transición del
mundo analógico a digital, y del transporte punto a punto a la comunicación bidireccional punto a
zona (pasando por la difusión unidireccional). Entre medias, la aplicación de los sistemas vía saté-
lite a los sistemas de comunicaciones móviles (sistemas Iridium, Globalstar, etc.) ha creado siste-
mas de cobertura móvil global.
Las redes de comunicaciones vía satélite no pueden ser consideradas ni redes troncales ni
redes de acceso en sentido estricto. Si nos referimos a las distancias involucradas en la transmi-
sión, deberíamos hablar de estos sistemas como de sistemas troncales en tanto que las señales
electromagnéticas recorren miles de km. Sin embargo, si nos referimos a ellas con relación a su
funcionalidad, a excepción de las redes dedicadas al transporte de señales punto a punto, las
redes de difusión de TV, las redes móviles y las redes de acceso a datos en banda ancha pueden
ser consideradas como redes de acceso puesto que el repetidor a bordo del satélite es el último
eslabón del sistema con el cliente final receptor del servicio.

17.2. ANTECEDENTES

Tras la idea inicial de la utilización de puntos fijos en el horizonte como modo de enlazar insta-
laciones de telecomunicación en Tierra, en 1957, la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Sovié-
ticas (URSS) lanzó el Sputnik I al espacio. Este hecho marcó la disponibilidad de la tecnología para
enviar un satélite al espacio, primer paso antes de buscarle siquiera una aplicación a esta novedo-
sa posibilidad.

© 191
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 192

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

En 1958 se produjo el lanzamiento del primer sistema de comunicaciones espacial, el SCORE,


en órbita elíptica baja. Fue el primero de una generación de lo que se dio en llamar “bent pipe in
the sky” (literalmente, “tubería doblada en el cielo”, que únicamente pretendía la retransmisión sim-
ple hacia la Tierra de las señales que se les enviaba). Su funcionamiento se limitaba a grabar un
mensaje de 4 minutos al pasar por encima de una estación terrena, y a transmitirlo a su paso por
otra. Su período orbital era de 100 minutos, y funcionaba a una frecuencia de 150 MHz. La tecno-
logía se encontraba en una fase muy preliminar. Las baterías del ingenio fallaron al cabo de 35 días.
En 1960 y 1964, la empresa de comunicaciones ATT lanzó los satélites ECHO I y ECHO II res-
pectivamente, que desempeñaban funciones de reflectores pasivos, y que por ello no requerían
demasiada equipación de baterías, ni una frecuencia estricta de funcionamiento. Se caracterizaban
por estar ubicados en una órbita baja de funcionamiento, con un período de 100 minutos, y que
requerían el envío de una potencia de transmisión de 10 kW y antenas de 26 m para frecuencias
de entre 960 y 2.390 MHz.
En 1962 y 1963, los Bell Telephone Laboratories lanzaron los TELSTAR I y TELSTAR II respec-
tivamente, con 50 MHz de ancho de banda y modulación FM analógica, en órbitas bajas de 200
minutos de revolución. Lo más destacado de estos lanzamientos, es que sentaron el precedente
de utilización de la frecuencia de 4 GHz para el enlace descendente y los 6 GHz para el enlace
ascendente.
Una fecha especialmente relevante fue 1963, en que por primera vez se logró alcanzar una órbi-
ta síncrona. Así pues, fue en ese año cuando la serie SYNCOM (II y III, pues el I falló en el lanza-
miento), se configuraron como los primeros satélites geosíncronos de comunicaciones. Estos
sistemas se mantuvieron en funcionamiento hasta 1965.
En 1965, INTELSAT I se constituyó como el primer satélite geosíncrono de comunicaciones
comercial, y su funcionamiento se mantuvo hasta 1969.
En la segunda mitad de la década de los 80 culminó una era del desarrollo tecnológico de las
telecomunicaciones vía satélite con la implantación de sistemas que permitieron a los usuarios la
recepción generalizada e individual de radio y televisión (analógica). La segunda mitad de la déca-
da de los años 90 replicó la situación generada, pero con servicios digitales de televisión y multi-
media. El siglo XXI ha culminado la posibilidad de transmisiones bidirecciones de datos para
usuarios particulares.
Y es que la evolución tecnológica es la que ha permitido prestar los diferentes servicios de tele-
comunicación sobre el repetidor satélite. Siendo uno de los elementos clave de la transmisión saté-
lite la frecuencia de funcionamiento, no podíamos pasar sin hacer una referencia al desarrollo de
las diferentes bandas vía satélite (la síntesis general de estas bandas es: banda L, de 1 a 2 GHz;
banda S, de 2 a 4 GHz; banda C, de 4 a 8 GHz; banda X, de 8 a 12 GHz; banda Ku, de 12 a 18
GHz; banda K, de 18 a 27 GHz; banda Ka, de 27 a 40 GHz; banda V, de 40 a 75 GHz; banda W,
de 75 a 110 GHz):

• Banda C, desarrollada en la década de los 70, con utilización de los 4 GHz en el enlace des-
cendente y 6 GHz en el ascendente. Los usos típicos de esta banda fueron para operado-
res de telefonía y televisión, y los diámetros de las antenas de los usuarios finales superiores
a los 2 m.
• Banda Ku, desarrollada en la década de los 80, con 11 GHz en el enlace descendente y 14
GHz en el ascendente. Comienzan los usos en empresas y particulares (recepción de televi-
sión), con antenas de diámetro típico alrededor de 1 m.
• Banda Ka, desarrollada en años recientes, con 20 GHz en el enlace descendente y 30 GHz
en el ascendente. Uso típico característico para transmisión bidireccional de datos en banda
ancha, con antenas de diámetros inferiores a 1 m.

192
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 193

REDES VÍA SATÉLITE

17.3. ESQUEMAS DE RED

La arquitectura de los sistemas satélite es muy similar a la de cualquier servicio fijo terrenal, con
la diferencia de que las instalaciones (repetidores) en Tierra son sustituidas por instalaciones de
telecomunicaciones a bordo de satélite.
En cualquiera de los casos, los siguientes son los elementos claves de un sistema vía satélite
generalizado:

• Estaciones terrenales de pasarela (también conocidas habitualmente con el término “hub”).


• Estaciones terrenales de cliente (fijas o móviles, según se trate de un sistema de comunica-
ciones fijo o móvil).
• Estaciones repetidoras (punto a punto, punto a multipunto, etc.) a bordo de satélite.

En estos sistemas, en función de qué tipo de sistema vía satélite estemos considerando, pode-
mos particularizar:

• En sistemas de difusión de televisión, por ejemplo, encontramos los tres elementos de la


arquitectura, con la particularidad de que las comunicaciones discurren en el sentido pasa-
rela – repetidor – cliente.

Fig. 112. Esquema de funcionamiento de un sistema de difusión de TV vía satélite.

• En sistemas de transporte de señales punto a punto, encontramos pasarelas y repetidores,


así como uniones de cliente con los repetidores. De esta manera, el flujo de la información
discurre en ambos sentidos, pasarela – repetidor – pasarela, con simetría de los enlaces
(misma velocidad en ellos), así como entre las instalaciones de cliente y el repetidor. Las
variantes posibles en la comunicación residen en la posibilidad de que el cliente deba inter-
actuar con la pasarela o no.

© 193
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 194

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 113. Retardos en la comunicación vía satélite.

• En sistemas de difusión con canales de retorno, se dan los tres elementos, y la comunica-
ción es tanto en sentido pasarela – repetidor – cliente, como cliente – repetidor – pasarela.
Suele ocurrir, no obstante, que la velocidad en ambos sentidos no es la misma (no simetría
del enlace).

Fig. 114. Esquema de funcionamiento de un sistema de transmisión de datos en banda ancha.

194
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 195

REDES VÍA SATÉLITE

• En sistemas de comunicaciones móviles implementados con satélites de comunicaciones


con funciones de base de cobertura, aparecen los tres elementos, donde en unos casos las
pasarelas forman parte integral de la red troncal de conexión de los repetidores a bordo de
satélite (sistema Globalstar) y, en otros, son básicamente las interfaces de unión con las
redes de comunicaciones terrenales de terceros (sistema Iridium). De esta forma, en todos
los casos, los repetidores generan “huellas de cobertura” como lo hacen los sistemas de
comunicaciones móviles terrestres, y los terminales de cliente (teléfonos móviles, pero más
sofisticados y aparatosos) se conectan a ellos con distancias muy superiores a las habitua-
les en los sistemas de comunicaciones en tierra.

17.3.1. Los satélites

Los satélites son los repetidores del sistema de comunicaciones. Los satélites tienen una gran
carga de diseño en disciplinas no de telecomunicaciones, todas ellas orientadas a proporcionarle
una plataforma sólida que albergará el conocido como subsistema de comunicaciones (también
payload o carga útil). Esta circunstancia ha llevado, en ciertos momentos históricos, a períodos de
fabricación de satélites que se dilataban hasta 5 años, habiéndose reducido esta cifra en la actuali-
dad a los 1,5 años. El período de vida útil de un satélite oscila entre los 10 y los 15 años.
La carga útil de un sistema de comunicaciones satélite es el equipamiento de comunicaciones
que constituye la razón de ser del satélite en el aire y, será tanto mejor, cuanto más peso sea capaz
de contener. De modo complementario, el satélite cuenta con subsistemas auxiliares, que permi-
ten al subsistema de comunicaciones desempeñar su función básica: subsistema de telemetría,
control, seguimiento y monitorización, subsistema de energía, subsistema de control térmico, sub-
sistema de control de apuntamiento de sistemas radiantes, etc., todos ellos para contar con un
satélite que se mantiene donde debe estar y que puede ser monitorizado y controlado desde Tie-
rra. Los satélites en órbitas geostacionarias no pueden ser reparados, y la inversión necesaria para
la puesta en órbita geoestacionaria de un satélite de comunicaciones asciende a valores de entre
los 200 y 300 millones de euros.
Los satélites giran alrededor de la Tierra (orbitan) en un plano. Estas órbitas o trayectorias des-
critas no son todas iguales, y de ellas dependen, en gran medida, los servicios prestados en tanto
que condicionan la infraestructura en Tierra. Los principales tipos de órbitas en que se puede
desenvolver un satélite de comunicaciones son:

• Órbitas geoestacionarias (GEO, Geostationary Earth Orbit u órbita terrestre geoestacionaria),


en que el satélite gira en la misma dirección que la Tierra (hacia el este), y de modo síncrono
con ella en un plano cercano al ecuador. La órbita seguida es cuasi circular, y con ello se
supone que el satélite debe ser siempre “visto” en un mismo punto del horizonte, y esto es
“casi” de este modo, si descontamos las perturbaciones de la Luna, el Sol y la no esferici-
dad de la Tierra. El satélite utiliza constantemente la ayuda de la propulsión de sus motores
para contrarrestar estos efectos, disminuyéndose así la vida útil del aparato (condicionada a
la duración del combustible almacenado). Nótese que las órbitas geoestacionarias son muy
costosas de alcanzar en lo que a combustible se refiere, y también lo es su mantenimiento
en el plano del Ecuador (0º).
Estas órbitas son las más habituales en el entorno de los servicios de telecomunicaciones
fijos vía satélite.
• Órbitas geosíncronas, caracterizadas por su período de revolución, que es igual al de la Tie-
rra, es decir, de 24 horas aproximadamente. El giro del satélite se realiza hacia el este, y

© 195
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 196

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

puede estar en un plano de inclinación aleatoria sobre el ecuador. Este tipo de órbitas se uti-
lizan habitualmente si ya en Tierra, de antemano, son necesarias antenas de seguimiento
(tracking), pues de este modo se prolonga la vida del satélite en tanto que consume menos
combustible que en las órbitas geoestacionarias para el control de la inclinación. También se
escoge esta órbita por la facilidad de lanzamiento del satélite.
• Órbitas Molniya, órbitas elípticas inclinadas unos 60º respecto al plano del ecuador, con un
perigeo a 100 km sobre la superficie terrestre y un apogeo a 39.400 km.

Fig. 115. Órbitas Molniya.

Se escogen los parámetros de la órbita para que el período orbital sea de 12 horas, y que el
apogeo se encuentre siempre sobre el territorio de la antigua URSS. Para el seguimiento de
los satélites se utilizan 3 o 4 estaciones con tracking en Tierra, y tiene la ventaja de que la
puesta en órbita es barata, los satélites tienen una vida larga, y se consigue cobertura en los
polos, aspecto este que no se logra con los satélites geoestacionarios, y que para la URSS
tenía un valor estratégico.

• Órbitas medias (MEO, Medium Earth Orbit u órbita terrestre media) que tienen aplicaciones
similares a las de los LEO (ver siguiente), pero que se encuentran a mayor distancia sobre la
superficie terrestre (hasta los 10.000 km).
• Órbitas bajas (LEO, Low Earth Orbit u órbita terrestre baja), son órbitas básicamente cir-
culares, con altitud entre los 500 km y los 2.000 km, con ángulos inclinados 30 y 90º res-
pecto al ecuador. La ventaja de esta órbita es que los satélites se encuentran cerca de la
superficie terrestre, con el ahorro consiguiente de potencia y antenas en Tierra, y espacio
que esto supone. También es ventajoso el bajo retardo de propagación existente. Entre las
desventajas se cuentan la necesidad de antenas tracking u omnidireccionales, así como la
necesidad de un gran número de satélites para cubrir toda la superficie terrestre. Esta órbi-
ta es la utilizada para los servicios de comunicaciones móviles más habituales (Iridium y
Globalstar).

196
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 197

REDES VÍA SATÉLITE

El equipamiento básico de los satélites está compuesto por un transpondedor (con o sin rege-
neración, analógico o digital) capaz de disponer la señal de telecomunicaciones en la frecuencia y
condiciones adecuadas para poder retransmitirla. A su vez, los elementos auxiliares de acompa-
ñamiento son las antenas, los amplificadores de potencia (transmisión) y los amplificadores de bajo
nivel de ruido (recepción).

17.3.2. Las pasarelas

Estas pasarelas son las conocidas en ocasiones como “hubs”. Estas instalaciones son grandes
en infraestructura, y suelen ser las encargadas de ejercer el control de los satélites y su equipa-
miento, además de permitir el envío y recepción de comunicaciones con el satélite.

Fig. 116. Antena de seguimiento de satélites.

Las instalaciones cuentan con antenas en Tierra de gran diámetro (decenas de metros) y
ganancia que, en muchos casos (satélites no geostacionarios), deben hacer seguimiento de la tra-
yectoria de los satélites. A estos sistemas radiantes se unen todos los circuitos encargados de dis-
poner las señales tal y como el satélite las necesita.
Estas instalaciones hacen uso del subsistema de telemetría, control, seguimiento y monitoriza-
ción para el control de la situación del satélite, y se encargan de mantenerlo en órbita y en correc-
to estado de funcionamiento y apuntamiento.
Adicionalmente, estas instalaciones cuentan con una parte importante del sistema de comuni-
caciones que, como alternativa a su ubicación a bordo del satélite repetidor, se instala en Tierra en

© 197
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 198

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

la propia pasarela. Colocar sistemas de comunicaciones a bordo de satélite es muy caro, y es habi-
tual hacer que en el reparto de elementos inteligentes del sistema de comunicaciones, al satélite
se le procure evitar mucha carga (que se traduce en kg y, en definitiva, en coste de lanzamiento y
mantenimiento en órbita del satélite).

17.3.3. Los equipos de cliente

Los equipos de cliente han proliferado con la popularización de los sistemas de difusión de tele-
visión, así como con los canales de retorno de señal de datos. Ambas áreas se han convertido en
una realidad con el avance tecnológico, que ha permitido disminuir el tamaño y potencias necesa-
rias en los componentes.
Si nos referimos a los equipos que son la parte de cliente del sistema y que se instalarán en
ubicaciones fijas, podremos identificar dos partes, una de interior (IDU –InDoor Unit–) y otra de
exterior (ODU –OutDoor Unit–), así como un sistema radiante. Tanto si se trata de un cliente para
la recepción de TV, o para la comunicación de datos bidireccional, los equipos serán diferentes, y
externamente podremos ver la diferencia principal en el sistema radiante, que será de dimensiones
reducidas, entre 60 y 90 cm de diámetro en TV y entre 1 y 2 m para la comunicación bidireccional
de datos.

Fig. 117. Equipo receptor para emisión satélite.

El apuntamiento de las antenas sigue siendo un detalle importante en las instalaciones


de usuario y, en este sentido, las definiciones de elevación (inclinación sobre el plano hori-
zontal) y acimut (orientación en el plano horizontal medida en grados desde el norte geo-
gráfico en el sentido de las agujas del reloj) entre otras, son claves para entender cómo se
hace.

198
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 199

REDES VÍA SATÉLITE

Fig. 118. Conceptos de acimut y elevación.

Si nos referimos a los receptores en los sistemas móviles, nos encontramos con teléfonos móvi-
les que, en apariencia, son muy similares a los de otros sistemas terrenales, pero que se diferen-
cian de ellos generalmente por un tamaño superior, así como por unas antenas de mayor
envergadura. En estos teléfonos no suele haber una gran variedad de modelos y, en ocasiones,
suelen ser duales para poder funcionar con otros sistemas de comunicaciones móviles terrestres.

Fig. 119. Equipo de telefonía móvil satélite.

© 199
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 200

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

17.4. SERVICIOS EN LA RED

Los servicios que hoy en día proporcionan los satélites se pueden clasificar casi tanto como
lo hacen los servicios terrestres, con la diferencia, quizás, de ir unos años por detrás en presta-
ciones y capacidades, fruto del entorno particularmente hostil para la propagación electromag-
nética:

• Servicios analógicos y digitales.


• Servicios de comunicaciones de voz y de datos (banda estrecha y banda ancha).
• Servicios de difusión de radio y televisión.
• Servicios de comunicaciones punto a punto.
• Servicios de comunicaciones bidireccionales punto a zona.
• Servicios de comunicaciones móviles.

Tradicionalmente, los servicios prestados por los satélites (y fruto de la época histórica en que
surgieron) fueron los de transmisión de canales analógicos (telefónicos y de televisión, en configu-
ración punto a punto –véase el caso del INTELSAT 1 en 1965–).
Las restricciones para la provisión de servicios directamente desde el satélite fueron superadas
con el tiempo, basándose en la disminución del tamaño de los componentes electrónicos. Con la
superación de esta limitación aparecieron los servicios distribuidos desde el satélite directamente a
los usuarios finales (radio y televisión vía satélite, en formato de difusión).
La aparición de la digitalización ha llevado asociada la posibilidad de incluir todo tipo de conte-
nidos en los satélites y, por tanto, la posibilidad de transportar y difundir datos de forma ubicua. El
desarrollo de los canales de retorno (Return Channel by Satellite) han posibilitado que el servicio de
los satélites supere su restricción de unidireccionalidad hacia el usuario final.
En la actualidad, los sistemas vía satélite son capaces de proporcionar servicios concretos de:

• Transmisión de capacidad troncal de enlaces punto a punto, con velocidades del rango de
los Mbps.
• Comunicaciones de voz de calidad digital, tanto fija como móvil.
• Comunicaciones de datos a velocidades de banda estrecha para servicios de telecontrol, y
de banda ancha para la conexión de redes de datos, en este último caso con servicios ofre-
cidos habituales con máximas de 4 Mbps en sentido descendente y 1 Mbps en sentido
ascendente. En este último contexto, existen sistemas especializados en aplicaciones de
datos sobre estas conexiones de banda ancha (videoconferencia, servicios gubernamenta-
les, etc.).
• Difusión de televisión, tanto analógica como digital (en este último campo con estánda-
res tan difundidos como el DVB-S, y evolucionando hacia servicios de alta definición
–HDTV–).

Los impedimentos de funcionamiento de las comunicaciones vía satélite son los habituales en
este tipo de escenarios radio. La ausencia de línea de visión directa constituye una imposibilidad
en la transmisión (crítico en entornos urbanos, donde se debe garantizar el despejamiento en direc-
ción hacia el satélite), y la propagación por encima de los 10 GHz sufre con la presencia de lluvia
torrencial. Asimismo, la recepción en las antenas de la energía directa del Sol, provoca un breve
corte en ciertos momentos.

200
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 201

REDES VÍA SATÉLITE

17.4.1. La instalación en el ámbito de las ICTs

La experiencia más próxima de un usuario de a pie con los sistemas de recepción satélite es
la que se tiene con la instalación de una recepción de TV en su domicilio. Si el usuario reside en un
apartamento o bloque de pisos tiene la opción de instalar una antena comunitaria para todo el edi-
ficio, de modo que cada vecino puede escoger si prefiere un servicio de emisión gratuita o un
paquete de canales de pago emitidos por el mismo satélite, o bien puede optar por la colocación
de una antena parabólica individual para su uso exclusivo.

Fig. 120. “Huella” de difusión de televisión.

Durante el proceso de instalación, uno de los pasos más importantes es la alineación de la


antena parabólica (elevación y acimut para la fijación de la posición, y el ajuste de la polarización
como modo de ajustar finalmente la rotación del receptor en la antena o LNB). Esta actuación resul-
ta en un apuntamiento siempre a una misma posición sobre el horizonte, que es donde se ubica el
satélite en su órbita, siempre y cuando no existan obstáculos en la trayectoria desde el emplaza-
miento en el edificio.
La antena parabólica debe disponer de un LNB (Low Noise Block, o bloque de bajo ruido) uni-
versal. Sus dimensiones serán las que indique el proveedor del servicio, en función del número de
usuarios que dependan de ella, y del satélite proveedor del servicio y su posición.

© 201
ACCESO ICTs-15 19/2/08 11:37 Página 202

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Las señales que se reciben del satélite se remiten desde la antena parabólica y se dirigen al
LNB (situado en el extremo del “brazo” que se encuentra frente a la antena). Desde el LNB, las
señales se transmiten al receptor.
El receptor de satélite dependerá de la emisión del satélite, que fundamentalmente puede ser
o analógica o digital, a la vez que gratuita (canales con emisión en abierto) o de pago. Este recep-
tor debe realizar una conversión de modulación de la señal del satélite a otra que el receptor tradi-
cional de TV pueda entender, esto es, la estructura de las emisiones terrestres tradicionales.

202
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 203

18. Radio y televisión


analógica tradicional

18.1. INTRODUCCIÓN

18.1.1. La difusión de radio y televisión

os servicios de radiodifusión son algunos de los servicios de telecomunicaciones más

L sencillos desde el punto de vista de su expresión conceptual. La existencia de un único


canal, en sentido hacia el usuario, hace que mucha de la complejidad asociada a otros
sistemas de telecomunicación (multiacceso, sincronización, acceso en modo contienda, etc.)
pueda obviarse.
Los antecedentes de la radiodifusión se encuentran en los primeros estudios sobre las ondas
electromagnéticas realizados a finales del siglo XIX (Hertz demostró la existencia de estas ondas,
que Maxwell había pronosticado anteriormente), y en las primeras transmisiones con vocación
comercial de Marconi. La experiencia acumulada en este campo de la ciencia iba a encontrar
expresión radiotelefónica práctica en Guillermo Marconi. Marconi consiguió mostrar, en 1895, una
transmisión radio a 2 km de distancia en Italia y, en 1896, en Inglaterra. El excelente resultado de
las pruebas dio lugar a que en 1897 se estableciera la primera empresa para explotar comercial-
mente el nuevo sistema de comunicación inalámbrica. Posteriores experiencias en la Isla de Wight
y a través del canal de la Mancha culminaron con la transmisión transatlántica entre Inglaterra y
Terranova en los albores del siglo XX.

© 203
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 204

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 121. Arquitectura de un sistema de radiodifusión.

En todo el proceso que consigue crear, transmitir, recibir e interpretar señales de radio y televi-
sión, podemos distinguir dos ámbitos, el de la generación e interpretación de la señal de radio y
televisión, y el de la transmisión y recepción propiamente dicha.

18.1.1.1. La generación e interpretación de señales


Cuando hablamos de transmisiones de radio en general, a menudo nos dejamos arrastrar por
la “magia” de las ondas electromagnéticas propagándose en el aire, y nos olvidamos de todo el
resto del sistema, esto es, del modo de transformar las señales en su origen a electromagnéticas,
que finalmente son transmitidas con mecanismos propios de las radiocomunicaciones.

18.1.1.1.1. La generación e interpretación de señales de radio

En un sistema completo de radio, este proceso se realiza en etapas sucesivas. Las señales que
contienen la información que se ha de transmitir son señales acústicas provenientes de diferentes
fuentes (voz, música, etc.). La conversión de estas señales acústicas a señales eléctricas se reali-
za por medio de algún tipo de micrófono, es decir, un sistema que acepta a su entrada señales
acústicas (vibraciones mecánicas del aire), y que a su salida genera señales con las mismas carac-
terísticas en lo referente a la información que contienen, pero que ahora son de tipo eléctrico.
Las mesas de mezclas son los elementos que habitualmente encontramos en los estudios de
radio, como modo de combinar las diferentes fuentes sonoras en una única salida. En todo el pro-
ceso es importante resaltar que, para una reproducción exacta de la señal original, es necesario
conservar toda la composición de la misma, es decir, las frecuencias y las amplitudes a lo largo del
tiempo, ya que esto es lo que permitirá diferenciar entre sonidos generados por diferentes ele-
mentos. Estas mesas de mezclas combinan señales procedentes de micrófonos, líneas telefónicas,

204
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 205

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

reproductores de música, de forma tal que la señal resultante esté preparada para ser modulada y
transmitida por el sistema radio (esto es, ecualizada y con un nivel medio adecuado).
Estas señales atacan a los mecanismos de transmisión radio (moduladores), y salen al aire. En
el extremo receptor y una vez captada la señal electromagnética por medio de antenas, y trans-
formada esta en una señal eléctrica en banda base, acontece el proceso inverso, esto es, la repro-
ducción de las señales (es decir, la reconversión de señal eléctrica en señal acústica). Este proceso
se fundamenta en inyectar la señal eléctrica en un sistema que genera, a partir de las señales eléc-
tricas, señales acústicas. Normalmente esto ocurre por medio de bocinas o altavoces, con bobi-
nas que mueven membranas de algún tipo, que, a su vez, mueven el aire y generan las ondas
perceptibles por el oído.

18.1.1.1.2. La generación e interpretación de señales de televisión

En el mecanismo de transmisión de las señales de televisión, una parte fundamental está for-
mada por el modo de transformar las señales en su origen, a las electromagnéticas que finalmen-
te son transmitidas con mecanismos propios de las telecomunicaciones. Estos mecanismos
condicionan aspectos como el ancho de banda, que determinan completamente los aspectos de
transmisión y planificación de la señal de televisión.
En el caso concreto de la televisión, la señal que contiene la información es de mayor comple-
jidad que la de la radio, ya que las señales contienen, además de información sonora (convertida
de acuerdo con mecanismos similares a los descritos en el apartado anterior), información de la
composición luminosa de la sucesión de imágenes. En aras de una mayor simplicidad, comenta-
remos, como punto de partida únicamente, la televisión monocromo, es decir, en blanco y negro.
Los tres elementos que contienen información acerca de las imágenes son los siguientes:

• La distribución de luminosidad, es decir, la forma en que aparecen luces (blanco), sombras


(negros) y las distintas tonalidades de grises.
• La composición de la imagen en función de las tres dimensiones espaciales.
• Los movimientos de los elementos mencionados.

A través de cámaras de televisión se integran los tres factores anteriores en una señal eléctrica
equivalente, cuya amplitud varía con relación al tiempo. Esta conversión se realiza por medio de un
proceso de barrido, donde la cámara genera un haz que se mueve horizontalmente de izquierda a
derecha, detectando las variaciones en las características luminosas de las imágenes. Al llegar al
extremo derecho de la imagen, regresa el haz a la izquierda, se mueve ligeramente hacia abajo, y
repite el proceso hasta llegar a la parte inferior derecha de la imagen. En ese momento, el haz
regresa a la esquina superior izquierda de la imagen y repite el proceso.
El número de líneas horizontales por imagen y la velocidad en que se describen, determina la
calidad de la imagen reproducida, y existen diferentes normas internacionales al respecto.
Además, para garantizar que las imágenes se sucedan y presenten de forma correcta, se
requiere información adicional en la señal, denominada “información de control o de sincronía”, y a
través de ella se garantiza que el aparato receptor interprete cada imagen recibida como una ima-
gen completa, es decir, que no tome y reproduzca la mitad de una imagen y la mitad de la siguien-
te para generar una imagen en el receptor.
La compatibilización de las señales a color con las señales en blanco y negro, llevó a los siste-
mas de televisión a incluir una señal de color superpuesta en forma de señal sinusoidal represen-
tativa en cada punto de luz del color presente. Esta señal es ignorada por los receptores en blanco
y negro (es de alta frecuencia), e interpretada por los receptores a color como tal. Una de las con-
secuencias indeseadas de esta configuración concreta del sistema en su necesidad de compatibi-

© 205
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 206

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

lidad “hacia atrás” es la que podemos apreciar en muchas imágenes de televisión en las que apa-
recen elementos con rayas verticales de pequeño grosor, y que nuestro receptor interpreta errónea-
mente como un color fluctuante, en lugar de rayas verticales.

18.1.1.2. La transmisión y recepción radio


La modulación y la demodulación necesaria para la transmisión y la recepción, forma parte de
un proceso íntimamente ligado a la propagación de las ondas de radio.
Una vez que se cuenta con las señales eléctricas generadas, las transmisiones tanto de radio
como de televisión se realizan de una manera muy parecida. Los sistemas de transmisión emplea-
dos están compuestos de los siguientes elementos:

• Modulador. Su función consiste en adecuar la señal al medio de transmisión, procurándole


características que favorezcan su transmisión, así como trasladándola a la banda en que
debe realizarse la transmisión. Cada canal que se transmite, tanto en radio como en televi-
sión, tiene una frecuencia portadora distinta, y esto es precisamente lo que ubica a un canal
en el sitio adecuado al sintonizador del receptor.
• Transmisor. Su función consiste en amplificar la señal proveniente del modulador e inyectar-
la en la antena de transmisión o, en general, del sistema radiante.
• Antena de transmisión. Es la encargada de emitir, en el espacio libre, la señal proveniente del
transmisor.

Existen muchas formas de modular una portadora y, dependiendo del tipo de modulación, la
información de interés estará contenida en distintas partes de la señal modulada:

• AM. En la amplitud modulada, como su nombre indica, la modulación es de amplitud y, por


tanto, la información está contenida precisamente en la amplitud de la portadora modulada.
• FM. En la modulación en frecuencia, la información está contenida en la frecuencia de la por-
tadora. Esto significa que, a mayores amplitudes de la moduladora (que contiene la informa-
ción original), se transmite una portadora modulada, cuya frecuencia es mayor que la
frecuencia nominal de la portadora y, cuando la moduladora tiene una amplitud menor, la fre-
cuencia de la señal transmitida también es menor.

En el mundo de la radiodifusión existen transmisiones en AM y en FM, cada espacio frecuen-


cial dedicado a un ámbito determinado (históricamente la AM fue la primera, y el FM surgió con
condicionantes de mejor calidad). En el mundo de la difusión de televisión, las transmisiones de la
imagen tienen lugar en AM, y el sonido como FM.

18.2. ANTECEDENTES

18.2.1. Los sistemas de radio

La radiodifusión tiene sus orígenes en la primera década del siglo XX, y floreció tanto en Euro-
pa como en EE. UU. durante los años 20, de tal modo que para la década de los 30 casi todos los
países del mundo disponían de una red de estaciones radio para difusión.

206
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 207

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

La primera transmisión de radio (referida a contenido transmitido) fue hecha por F. A. Fessen-
den el 24 de diciembre de 1906, en Brand Rock, Massachussets, con modulación AM. El progra-
ma (poemas, música, charlas) sólo fue oído por los operarios de los barcos cercanos a la costa
(160 kilómetros). La emisión se efectuó en 50 kHz. La radiodifusión comercial comienza la década
de 1920, tanto en Europa (Reino Unido) como en Estados Unidos, donde en 1922 había alrededor
de 600 estaciones de radiodifusión con licencia para operar. En el año 1924 comienza la radiodi-
fusión en España, en concreto, en Barcelona, con la primera estación emisora EAJ 1 Radio Bar-
celona.
Lógicamente, la Segunda Guerra Mundial extendió aún más la utilización de la radio, de forma
que la radio AM comercial experimentó un máximo poco después de la Guerra Mundial, quedan-
do madura la difusión para un cambio tecnológico que permitiera reducir costes, automatizar pro-
cesos, y permitir a las estaciones emisoras locales emitir sus propios programas (la posibilidad de
grabación en cinta de programas, eliminó la excesiva dependencia de las emisiones en vivo).
La modulación FM fue la otra gran innovación. Esta modulación fue propuesta en su forma
moderna por Edwin H. Armstrong (a la sazón, miembro del IRE –Institute of Radio Engineers–). En
1941 se iniciaron transmisiones regulares de radio con la técnica FM. La modulación FM ofrecía
una mejor calidad de sonido y una interferencia menor. La modulación FM tuvo un éxito mayor en
Europa que en EE. UU. y, paulatinamente, fue introduciéndose (se dice que la mayoría de los radio-
difusores en FM no tuvieron beneficios hasta la década de los 70).
Con posterioridad apareció también la transmisión de una banda única, y la difusión estéreo en
los años 60.

18.2.2. Los sistemas de televisión

La televisión, o transmisión de imágenes a distancia, surge con muchas de sus características


actuales, y con sentido de utilización comercial semejante al de la radiodifusión, en el segundo ter-
cio del siglo XX. La razón de esta diferencia temporal respecto de la popularización de la radiodi-
fusión, cuando, en esencia, la teoría de transmisión de señales radio es la misma, se fundamenta
en el mayor ancho de banda necesario, así como en los propios aparatos de generación y repre-
sentación de imágenes.
Ciertamente, las primeras ideas para la realización de sistemas de televisión se expusieron en
la década de 1870, donde se intentaba la transmisión de una imagen completa mediante miles de
células fotosensibles distribuidas sobre una pantalla (representación de una imagen a través de sus
“puntos”). La tecnología de transmisión de la época no estaba preparada para semejante volumen
de información. Alrededor de 1880, el francés Maurice Leblanc propuso teóricamente un método
que se aplicó, en sus rasgos generales, a todos los sistemas de televisión posteriores: la transmi-
sión secuencial a través de un canal único de una sucesión de impulsos que, mediante un barrido
sistemático línea a línea y punto a punto de toda la pantalla, completaría una imagen virtual que
sería percibida como real por el cerebro humano (en virtud de nuestras “limitaciones” sensoriales).
En 1884, el alemán Paul Nipkow inventó un sistema mecánico capaz de trazar líneas paralelas
sobre una pantalla hasta configurar la apariencia de una imagen completa: era el disco de Nipkow.
Los dispositivos de rayos catódicos incidentes sobre una pantalla fluorescente para la repre-
sentación de imágenes datan de comienzos del siglo XX. En estos sistemas, una lámpara produ-
ce haces de electrones, partículas elementales de carga eléctrica negativa, que impactan sobre la
pantalla, cuya propiedad de fluorescencia le hace producir puntos luminosos como rastros de los
rayos que alcanzan. Sobre estas bases, el escocés A. A. Campbell Swinton concretó los puntos
esenciales de la moderna transmisión por televisión que, no obstante, requirieron varias décadas

© 207
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 208

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

de perfeccionamiento técnico antes de su aplicación práctica. La naturaleza electromagnética de


los rayos catódicos hace posible el dominio de su dirección de incidencia con campos magnéticos
interpuestos en su trayectoria, de modo que la deflexión controlada de los electrones procedentes
de una lámpara diodo permite focalizar un mosaico de puntos sobre la pantalla luminiscente, línea
por línea, a velocidades superiores a la de discernimiento visual hasta completar una exploración
de su superficie.
Estos trabajos previos fueron continuados desde una perspectiva electrónica por Vladimir
Zworykin, en las primeras décadas del siglo XX, con sus inventos del iconoscopio y kinescopio, cul-
minando la posibilidad de realización de un sistema electrónico práctico de transmisión y recepción
de señales de TV.
Las transmisiones regulares de televisión comenzaron en 1936 en el Reino Unido y Francia y,
en 1941, en EE. UU. Lamentablemente, la expansión de la TV se vio frenada por la Segunda Gue-
rra Mundial, y la venta de televisores individuales no despegó hasta 1948 (en el año 1949, en EE. UU.
funcionaban más de 1 millón de receptores que, en el año 1959, había alcanzado la cifra de 10
millones). No obstante, y sorprendentemente, en 1950 solamente 5 países disponían de servicio
de televisión. En 1965 había en España 1,7 millones de receptores de TV y, en 1980, a nivel mun-
dial eran 138 países con servicio de TV, con un número estimado de 400 millones de aparatos de
TV.

18.2.3. Los estándares y los aparatos

La explotación comercial y popularización de los sistemas de difusión de radio y de televisión


tienen en David Sarnoff a uno de sus ideólogos y más tempranos impulsores. Este empresario
ruso-estadounidense propuso, en 1916, el desarrollo de lo que él denominó “caja de música de la
radio” como un elemento de entretenimiento para el hogar, y, en la década de 1920, consiguió ven-
der estos aparatos para la RCA (Radio Corporation of America) por un valor de 80 millones de dóla-
res en tres años.
Sarnoff también fue un firme entusiasta de la televisión. En plena depresión económica entre
1930 y 1939, la RCA gastó 13 millones de dólares en desarrollar la televisión. El primer modelo
electrónico de televisión data del año 1932, construido por la compañía RCA con un tubo de rayos
catódicos perfeccionado y cien líneas de definición. En años posteriores, empresas europeas
siguieron el ejemplo, como la holandesa Philips y la británica Electric and Musical Industries (EMT).
La existencia de una fuente de señal compleja (señal de televisión) sobre la que caben diferen-
tes opciones de conformación, así como un aparato complejo que es el encargado de recompo-
ner la señal (aparatos de televisión), determinan diferentes caminos de desarrollo. En efecto, la
independencia de los desarrollos de los equipos estadounidenses y europeos culminó en el esta-
blecimiento de dos familias de estándares diferentes (con variantes nacionales derivadas de ellos)
que se extendieron por el resto del mundo, y que perduran en nuestros días. El sistema estadou-
nidense, que establece una relación de 30 repeticiones de imagen por segundo y supone 525 líneas
por imagen, y el sistema europeo, que adoptó 25 repeticiones y 625 líneas.
Los sistemas de difusión de televisión comenzaron con señales en blanco y negro y, progresi-
vamente, dieron cabida a imágenes en color. Baird, en 1928, diseñó un dispositivo de exploración
mecánica con un disco de Nipkow y unos emisores de luz en tres colores (verde y azul, proce-
dentes de lámparas de vapor de mercurio y helio respectivamente, y rojo obtenido con un tubo de
neón) de cuya combinación surgía una imagen coloreada aún con notables deficiencias. Al año
siguiente, un equipo de la compañía Bell Telephone Laboratories logró la transmisión de imágenes
en color entre Nueva York y Washington, de 50 líneas de definición y un canal de transmisión inde-

208
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 209

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

pendiente para cada uno de los tres colores fundamentales. Este tipo de sistemas, denominado
“no compatible” por no ser reproducible en receptores de blanco y negro o monocromos, fue des-
plazado en las siguientes décadas por el modelo compatible, en un contexto de aprovechamiento
de la base de televisores desarrollados en blanco y negro, y ya desplegados. El sistema estadou-
nidense de imágenes en color (con antecedentes en la representación de los colores basándose
en tres componentes de 1869) fue homologado oficialmente en 1954 por el National Television
Systems Committee (NTSC), bajo cuyas siglas se le conoce. En Europa, diferentes intereses nacio-
nales relacionados con compañías fabricantes, llevaron a inventar otros sistemas, de los que dos
lograron un alto índice de implantación comercial, el SECAM (Systeme Electronique Couleur Avec
Memoire, o sistema electrónico de color con memoria), de invención francesa e introducido, ade-
más, en la Unión Soviética y los países de su influencia, y el sistema PAL (Phase Alternation Line,
o línea de alternancia de fase), de origen alemán (Telefunken) y comercializado en la mayoría de los
países de Europa Occidental. En la actualidad, la UIT-R recoge, en la recomendación BT.1700, las
características de las señales de los diferentes sistemas (NTSC, PAL y SECAM) en banda base y,
el informe UIT-R BT.2043, los sistemas analógicos usados en los diferentes países del mundo.

18.3. ESQUEMAS DE RED

18.3.1. Aspectos de planificación

Por ser la difusión de radio y televisión uno de los elementos de las telecomunicaciones con
mayor solera y visibilidad, así como influencia social, la planificación que existe al respecto de las
bandas de frecuencia en el ámbito mundial, está muy sólidamente establecida y físicamente asig-
nada.
La asignación mundial se coordina por medio de la UIT (Unión Internacional de Telecomunica-
ciones), que establece una serie de bandas y regiones en las que divide sus actuaciones y con-
creta sus asignaciones:

• Denominación de bandas:

 Kilométricas, 30 a 300 kHz LF (Low Frequency, o frecuencia baja).


 Hectométricas, 300 a 3.000 kHz MF (Medium Frequency, o frecuencia media).
 Decamétricas, 3 a 30 MHz HF (High Frequency, o frecuencia alta).
 Métricas, 30 a 300 MHz VHF (Very High Frequency, o frecuencia muy alta).
 Decimétricas, 300 a 3.000 MHz UHF (Ultra High Frequency, o frecuencia ultra alta).
 Centimétricas, 3 a 30 GHz SHF (Super High Frequency, o frecuencia super alta).
 Milimétricas, 30 a 300 GHz EHF (Extremelly High Frequency, o frecuencia extremadamen-
te alta).

• División en regiones mundiales:

 Región 1: Europa, África y Norte de Asia.


 Región 2: América del Norte, América del Sur y Groenlandia.
 Región 3: Pacífico y Sur de Asia.

© 209
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 210

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 122. Regiones mundiales según la UIT.

Las asignaciones de frecuencia para las transmisiones de difusión analógicas tienen lugar en
nuestro entorno próximo en banda MF y HF para la radio, y en VHF y UHF para televisión.
La banda es importante, porque los mecanismos de propagación a través de los cuales llega
la señal radio a los receptores es diferente.

18.3.1.1. Mecanismos de propagación en LF (30 kHz – 300 kHz) y MF


(0,3 MHz – 3 MHz)
El mecanismo predominante en la propagación en esta banda es el de la onda de tierra u onda de
superficie. Estos sistemas se dice que funcionan en la banda conocida como de onda media,
donde la onda se propaga en la discontinuidad tierra – aire, adaptándose al terreno, y por medio
de antenas verticales de alturas de entre 50 y 200 m.
Los alcances producidos dependen del rango de frecuencias, donde en LF alcanzan hasta
2.000 km, en MF 300 km y en HF, donde este no es el mecanismo fundamental, hasta 50 km.

18.3.1.2. Mecanismos de propagación en MF (0,3 MHz – 3 MHz) y HF (3


MHz – 30 MHz)
El mecanismo predominante es la propagación por onda ionosférica aplicable, fundamental-
mente, a HF, y donde se producen constantes refracciones de la señal en las diferentes capas de la
Ionosfera que se traducen en “reflexiones” virtuales finales capaces de devolver las señales a tierra.
Los alcances de las comunicaciones varían entre el día y la noche (MF de hasta 2.000 km y HF
de hasta 4.000 km), y las polarizaciones de las antenas pueden ser horizontales o verticales.

210
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 211

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

18.3.1.3. Mecanismos de propagación en VHF (30 MHz – 300 MHz) y


superiores
A las frecuencias superiores a los 30 MHz, la Ionosfera se hace transparente a las ondas elec-
tromagnéticas, y la propagación se ve únicamente afectada por el suelo y la capa más baja de la
atmósfera (troposfera).
Las antenas empleadas en estas frecuencias son directivas, y elevadas sobre el suelo respec-
to a la longitud de onda. Los alcances son muy variables, oscilando desde las decenas de kilóme-
tros en el entorno terrenal, a los miles de kilómetros en el ámbito espacial.

18.3.2. Aspectos de instalaciones y equipamiento


18.3.2.1. Elección del emplazamiento y planificación
El concepto de planificación de una red de difusión radio busca establecer zonas de cobertu-
ra adyacentes para proporcionar el servicio deseado en una zona geográfica concreta.
Existen definiciones formales de cobertura para el entorno de radiodifusión. Así pues, se deno-
mina zona de cobertura de un transmisor de radiodifusión en una banda de radiodifusión deter-
minada, a la zona en el interior de la cual la intensidad de campo de un transmisor es superior o
igual a la intensidad de campo utilizable. Este valor de intensidad de campo (nótese que en las
bandas de difusión se suelen usar conceptos de campo eléctrico –tensión– en vez de conceptos
de potencia, aunque unos y otros tengan una equivalencia matemática) considera la relación señal
a ruido y la relación señal a interferencia en los puntos de la zona de cobertura para que los recep-
tores puedan funcionar, esto es, aspectos internos a la electrónica del receptor y su espacio cir-
cundante (ruido), y la presencia de otras instalaciones transmisoras diferentes de la deseada
(interferencia).
Debido a que la propagación tiene una calidad variable en cada momento por la variabilidad de
los canales radio, se habla siempre de probabilidad de cobertura, pues las condiciones de propa-
gación de día o de noche, o en diferentes estaciones, o con diferentes condiciones del entorno
(atmosféricas, obstáculos, etc.) hacen que la señal se reciba con mejor o peor calidad. La cober-
tura, por tanto, es un concepto eminentemente técnico.
La cobertura se proporciona desde estaciones transmisoras ubicadas en lugares adecuados,
generalmente “dominantes” geográficamente (esto es, visibles desde mucha superficie del terreno
a su alrededor). La elección del emplazamiento para la instalación se determina basándose en dos
criterios principales:

• La cobertura del área deseada, que debería ser tan efectiva como fuera posible.
• Las restricciones de la planificación de frecuencia deben ser estrictamente contempladas
(esto es, las interferencias producidas en áreas de cobertura adyacentes).

Los análisis de propagación radio y el conocimiento de las redes radio existentes con sus
características precisas, son fundamentales para lograr prever el comportamiento de nuestros emi-
sores y garantizar un correcto funcionamiento conjunto de todos los sistemas.

© 211
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 212

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

18.3.2.2. Radiodifusión AM
La banda de onda media está asignada principalmente para cobertura regional o, incluso, local,
como puede deducirse de la distribución de las emisoras de onda media alrededor del mundo.
La conferencia de Ginebra de 1975 estableció las frecuencias de 526,5 a 1.606,5 kHz para la
transmisión con modulación AM (ver UN-1 del CNAF español). En esta banda se establecen 120
canales de una anchura de 9 kHz cada uno. El sistema utiliza doble banda lateral y portadora com-
pleta, con preacentuación/desacentuación normalizada.
La cobertura más fiable es la efectuada por la onda terrestre. La mayoría de las antenas trans-
misoras para la onda media, son simples mástiles verticales en media longitud de onda, y el dia-
grama resultante de cobertura es aproximadamente circular si el terreno no presenta
irregularidades significativas. La cobertura de la onda terrestre depende de la absorción de la señal,
el contacto con la superficie de la Tierra, y es aproximadamente estacionaria durante el día y la
noche, aunque de noche, por la presencia de la onda ionosférica, los alcances para la misma
potencia son mayores. Por ello, uno de los parámetros para controlar en estas circunstancias es la
potencia de los transmisores de las instalaciones (estos pueden oscilar entre 1 kW y 100 kW, y pue-
den alcanzar potencias incluso superiores).
Como regla aproximada, en general puede decirse que, en ausencia de interferencias y con una
emisora de potencia moderada, el alcance de la onda terrestre de un transmisor de onda media,
expresada en kilómetros, es igual a su longitud de onda en metros. Por ejemplo, una emisora que
funcione en una λ de 500 metros (600 kHz) tiene una cobertura de hasta 500 km a contar desde
su antena transmisora. Por supuesto, las emisoras de alta potencia tienen un alcance mucho
mayor que, por otro lado, suele ser limitado de forma intencionada.
En lo que se refiere a los receptores, en los sistemas de difusión es muy importante que pue-
dan fabricarse a precios bajos. Tanto es así que la UIT se involucra y publica recomendaciones
especificando las características de los mismos y que, de esta forma, puedan fabricarse masiva-
mente para todos los lugares del mundo. A modo de ejemplo, la recomendación UIT-R BS.415-2
se denomina explícitamente “Especificaciones mínimas de los receptores de radiodifusión sonora
de precio módico”, e incluye los de AM y FM.

18.3.2.3. Radiodifusión FM
Las señales utilizadas en España siguen los acuerdos de Ginebra 1984, y usan la banda de
87,5 a 108 MHz (ver CNAF español, UN-17). La señal es estereofónica con sistema de fre-
cuencia piloto de 19 kHz, espaciado de 100 kHz entre canales, y 75 kHz de desviación de
frecuencia.
Las características concretas de la señal FM se establecen en la UIT en la recomendación UIT-R
BS.450-2 de “Normas de transmisión para radiodifusión sonora con modulación de frecuencia en
ondas métricas”. En ella se concretan aspectos tales como la preacentuación, la desviación de fre-
cuencia máxima, la modulación de señales estereofónicas por medio de modulación polar o
frecuencia piloto, transmisión de señales suplementarias, etc. La prestación del servicio será, en
general, con calidad estereofónica, de acuerdo con la UIT-R BS.526-3.
Para la radiodifusión en FM, tradicionalmente se ha utilizado la polarización horizontal. En los
últimos años, la gran utilización de receptores de FM con antena incorporada y de receptores de
FM para automóviles ha hecho que se utilicen otras formas de polarización como, por ejemplo, la
circular y la oblicua.

212
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 213

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

Fig. 123. Antena de recepción de FM.

18.3.2.4. TV
De conformidad con lo determinado internacionalmente en las diferentes regiones mundiales
por la UIT-R en las conferencias de Estocolmo 1961, Ginebra 1989 y 2006, España recoge en su
Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias (CNAF) el uso de la banda 470 a 862 MHz para la
TV analógica y digital, con la previsión de finalización de las transmisiones analógicas en el año
2010.
En efecto, la nota UN-35 del CNAF español establece la banda de 470 a 830 MHz como la
banda para la transmisión de señales de TV analógicas y digitales. En esta banda se acomodarán
los denominados planes técnicos nacionales de televisión privada, de la televisión digital terrenal y
de la televisión digital local. La UN-36 amplía la banda de 830 a 862 MHz, únicamente para la tele-
visión digital.
En los últimos tiempos se está realizando un esfuerzo notable en la reubicación de los canales
de TV y, en este sentido, son de destacar los asuntos contenidos en la nota UN-15, que obliga al
traslado de las emisiones de la banda de 47 a 68 MHz al margen de 470 a 830 MHz, y en la nota
UN-26, para la banda de 174 a 223 MHz.
Los sistemas analógicos de TV en España siguen la norma PAL (estándares del antiguo CCIR,
B y G, de anchos de banda respectivos, 7 y 8 MHz) y se acomodaban en las bandas de VHF y
UHF, respectivamente. Las características de RF de la señal analógica se incluyen en la recomen-
dación UIT-R BT.1701.

© 213
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 214

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

La tabla adjunta define las bandas tradicionales:

Banda N.º Canales CCIR Límite Límite Ancho de


Inferior Superior Canal
(MHz) (MHz) (MHz)
VHF Banda I 3 B 47 68 7
(1)
Radiodifusión FM N.A. N.A. 88 108 N.A.
VHF Banda S I (baja) 10 B 104 174 7
VHF Banda III 8 B 174 230 7
VHF Banda S I-1 (alta) 10 B 230 300 7
VHF Banda S II (hiperbanda) 20 B 302 470 8
UHF Banda IV 17 G 470 606 8
UHF Banda V 32 G 606 862 8

(1) Esta utilización no es para TV, sino para radiodifusión de emisoras de FM. Nótese que la primera cana-
lización de la Banda S I de VHF no es utilizable para TV.

Fig. 124. Espectros esquemáticos de las señales de TV terrestre.

La modulación de la señal de sonido es FM, a diferencia de la señal de vídeo.

18.3.2.5. Buenas prácticas de ingeniería


Las instalaciones difusoras de señales tienen la ventaja de que no reciben señales, y esto
permite ciertas “licencias” en el diseño de ciertos elementos internos. Sin embargo, cuen-
tan con el principal inconveniente de que sus transmisiones son de muy alta potencia y,
además, en ocasiones combinan varias de estas transmisiones sobre la misma infraestruc-
tura radiante.

214
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 215

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

En este sentido, existen recomendaciones fijadas por los diferentes organismos internacionales
destinadas a minimizar los problemas que pudieran causar. A modo de ejemplo, el ETSI propor-
ciona sus documentos ETR 132 como “Code of practice for site engineering VHF, FM, sound
broadcasting transmitters” y el ETS 300 384 del ETSI sobre “Radio broadcasting systems; VHF,
FM, sound broadcasting transmitters”.
Especial énfasis se realiza en las buenas prácticas al respecto de los sistemas radiantes, los fil-
tros y las puestas a tierra de la instalación.
Adicionalmente, no olvidan aspectos de impacto medioambiental posible, proponiendo reubi-
caciones que, sin afectar a las características de funcionamiento, puedan mejorar la visibilidad exte-
rior del complejo, reorientación de antenas y selección de características, en ocasiones olvidadas
en los elementos visibles (estilo y color de los material del sistema radiante).

18.4. SERVICIOS EN LA RED

La difusión por radio y televisión en todos los países está sujeta a una estricta normativa que
asigna los canales a los diferentes usuarios de manera rígida. Tanto la radio como la televisión son
considerados, en lo que a servicio se refiere, como mecanismos muy poderosos desde los puntos
de vista social, económico y político, y esta es la razón de que la reglamentación que los regula
esté muy afectada por los conceptos de competencia y recurso escaso que supone el espectro
electromagnético.
Conforme se establece en el artículo 43.1 de la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de
Telecomunicaciones (la nueva regulación comunitaria en materia de telecomunicaciones supone
una profundización en los principios ya consagrados en la normativa anterior, basados en un régi-
men de libre competencia, la introducción de mecanismos correctores que garanticen la aparición
y viabilidad de operadores distintos a los titulares del antiguo monopolio, la protección de los
derechos de los usuarios, la mínima intervención de la Administración en el sector, el respeto de
la autonomía de las partes en las relaciones entre operadores y la supervisión administrativa de
los aspectos relacionados con el servicio público, el dominio público y la defensa de la compe-
tencia; la Ley 32/2003 incorpora al ordenamiento jurídico español el contenido de la normativa
comunitaria citada, respetando plenamente los principios recogidos en ella, aunque adaptándolo
a las peculiaridades propias del Derecho y la situación económica y social de nuestro país), el
espectro radioeléctrico es un bien de dominio público, cuya titularidad, gestión, planificación,
administración y control corresponden al Estado. Esas funciones y actividades asociadas a la
administración del espectro radioeléctrico vienen siendo realizadas por la Secretaría de Estado de
Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, del Ministerio de Industria, Turismo y
Comercio.
No obstante, el artículo 47 de la mencionada Ley 32/2003, de 3 de noviembre, creó la
Agencia Estatal de Radiocomunicaciones con el objetivo de dotar de mayor agilidad a la ges-
tión del dominio público radioeléctrico y, en consecuencia, en esta Ley se especifican las
competencias que corresponderán a dicha agencia cuando se produzca su constitución
efectiva.
La normativa técnica que ampara cada una de las tecnologías aplicada en una banda adopta
la denominación de “Plan Técnico Nacional”.

© 215
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 216

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

18.4.1. Situación de la radiodifusión analógica en España


18.4.1.1. Situación de la radiodifusión en Onda Media
(hectométricas)
Si nos remontamos a 1978, con el Real Decreto 2648/1978, de 27 de octubre, nos encontra-
mos con el denominado Plan Técnico Nacional de Radiodifusión Sonora, que daba cobertura a las
emisiones de Onda Media en España, al amparo de los convenios internacionales en esta materia
y superando al Plan Transitorio de Ondas Medias del año 1964.
Desde entonces hasta el Real Decreto 765/1993, de 21 de mayo, en que se aprobó un nuevo
Plan Técnico Nacional de Radiodifusión Sonora en Ondas Media y, en 2002, con la Resolución de
29 de noviembre, para la renovación de las concesiones otorgadas hasta el año 2012, no se publi-
có nada técnicamente relevante. De hecho, los receptores se encuentran tan estandarizados a
escala internacional que no existe mucha capacidad de movimiento en este ámbito.

18.4.1.2. Situación de la radiodifusión en Frecuencia Modulada (ondas


métricas)
El Real Decreto 2648/1978, de 27 de octubre, establecía también las características que de-
bían cumplir las emisiones en FM. El Real Decreto 1433/1979 establece el Plan Técnico Transito-
rio de Servicio Público de la Radiodifusión Sonora en Ondas Métricas por Modulación de
Frecuencia, destacándose la titularidad pública del servicio, pero que podrá ser otorgado a terce-
ros (instituciones y empresas privadas) por medio de concesiones.
El Real Decreto 169/1989, de 10 de febrero, con el Plan Técnico Nacional de Radiodifusión
Sonora en Ondas Métricas con Modulación en Frecuencia, supuso un aumento considerable de
redes en todo el Estado.
En la actualidad está vigente el Real Decreto 964/2006, de 1 de septiembre, por el que se aprueba
el Plan Técnico Nacional de Radiodifusión Sonora en Ondas Métricas con modulación de frecuencia.

18.4.1.2.1. Las emisoras municipales de radio

El carácter de las diferentes emisoras no sería de interés si no tuviera asociado el hecho de una
asignación frecuencial en el seno de una planificación de índole mucho más amplia.
Este es el caso de las emisoras de carácter municipal, surgidas en la década de los 80 por todo
el Estado.
El Real Decreto 1273/1992, de 23 de octubre, regula el otorgamiento de concesiones y asig-
nación de frecuencias para la explotación del dominio público de radiodifusión sonora en ondas
métricas con modulación en frecuencia por las corporaciones locales, no presentando novedad
alguna desde el punto de vista técnico.

18.4.2. Situación de la televisión analógica en España

Lo más relevante de la legislación existente es que, según el Real Decreto 944/2005, de 29 de


julio, por el que se aprueba el Plan técnico nacional de la televisión digital terrestre, en su disposi-
ción adicional primera relativa al cese de las emisiones de televisión terrestre con tecnología ana-

216
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 217

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

lógica, “las emisiones de televisión terrestre con tecnología analógica de cobertura estatal o auto-
nómica cesarán antes del 3 de abril de 2010”.
Por lo demás, existe una amplia normativa específica a los efectos, entre otros, de autorizar las
televisiones de los Gobiernos autonómicos, las cadenas privadas estatales y las televisiones loca-
les, todas ellas con tecnologías analógicas.

18.4.3. Sistemas de transmisión de datos basados en la


difusión

Haciendo un aparte de los sistemas digitales de radiodifusión que se incluyen en apartados


posteriores (DRM, DAB y DVB), existen iniciativas orientadas a la inclusión de capacidad de envío
de datos en los propios sistemas de radio y televisión analógicos existentes.

18.4.3.1. Radio Data System (RDS)


El sistema de radiodifusión de datos conocido como RDS (Radio Data System o sistema de
datos radio) es una técnica que permite añadir a las transmisiones analógicas de radio FM, infor-
mación relacionada con los programas de radio. Estos “datos” son transparentes a la transmisión
audio, porque se transmiten de forma inaudible.
El RDS (Radio Data System) es un sistema desarrollado por la Unión Europea de Radiodifusión
(EBU/UER) en los años 80, que permite añadir, a una señal convencional en modulación de fre-
cuencia FM, una información adicional mediante la inclusión de un canal que contiene datos. Este
sistema está amparado bajo la recomendación UIT-R BS.643-2, aunque existen otros sistemas
como los recogidos en la UIT-R BS.1194-2 (DARC –DAta Radio Channel–, HSDS –High Speed
Data System– y STIC –Subcarrier Transmission Information Channel–).
La señal digital que contiene la información transmitida por medio del RDS, se transmite con
una velocidad de 1.187,5 bps y modula una subportadora de 57 kHz, utilizando el método de
modulación de amplitud con portadora suprimida, que se suma a la señal múltiplex estereofónica
a la entrada del transmisor de frecuencia modulada.
Las aplicaciones de este envío de datos pueden ser varias:

• Sintonización automática del receptor a una red de emisoras seleccionada por el usuario, cir-
cunstancia esta que le permite escuchar el mismo programa durante un largo viaje, sin nece-
sidad de sintonizar manualmente el receptor a otro centro emisor de la misma red, cuando
salimos de un área de cobertura y entramos en otra. Esto será posible en la medida en que,
entre los datos incluidos en una señal FM-RDS difundida desde un determinado Centro Emi-
sor, se encuentren las frecuencias de los Centros Emisores próximos como lista de frecuen-
cias alternativas.

© 217
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 218

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 125. Funcionamiento RDS.

• Presentación en la pantalla del receptor del nombre de la red de emisoras que se está escu-
chando y del tipo de programa que está recibiendo.
• La recepción automática de información complementaria (relacionada con el tráfico, o emer-
gencias en la zona), tanto como envío de texto o como sintonización automática a otra emi-
sora donde se den los avisos en forma de programa radio.
• Capacidad de radiobúsqueda (radio paging) a ciertos receptores especiales.
• Apoyo a sistemas de posicionamiento global (como el GPS) con el envío de datos comple-
mentarios que puedan ayudar a un posicionamiento más exacto.

18.4.3.2. Teletexto
El servicio de teletexto se define como uno que permite la difusión de una señal de datos (digi-
tal), transmitida sobre la señal analógica o digital de difusión de televisión. El propósito básico de
esta información es la de representar texto o imágenes bidimensionales muy básicas, en recepto-
res de TV preparados para ello.
El teletexto tiene su origen en el Reino Unido, en la década de los 70, partiendo de la idea de
idear un mecanismo con el que poder enviar subtítulos en las emisiones convencionales: de esta
aplicación inicial derivó en la transmisión generalista de información con que lo conocemos hoy en
día. En esencia, el teletexto consiste en el envío de información digital en momentos en que la señal
de televisión no es útil para la representación de imágenes (por ejemplo, durante el tiempo en que
el haz de electrones de las televisiones convencionales vuelve a su posición original vertical, para
comenzar de nuevo un barrido de la imagen; nótese qué estrecha relación existe entre el conteni-
do y estructura de la señal de TV en banda base, con respecto a los elementos mecánicos que tra-
dicionalmente han conseguido representar la señal de TV en nuestros receptores). El teletexto está
generalmente asociado a la transmisión analógica convencional, donde la posición en que se ubi-
can los datos es el denominado “field blanking interval” o intervalo de vaciado de campo y, en con-
creto, en el “vertical blanking interval” o intervalo de vaciado vertical (nótese que esta circunstancia
no excluye la utilización de otras zonas disponibles de la señal de TV).

218
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 219

RADIO Y TELEVISIÓN ANALÓGICA TRADICIONAL

Fig. 126. Imagen de receptor de TV con el barrido del tubo de rayos catódicos.

El teletexto ha tenido un éxito variado en diferentes partes del mundo. La información que difun-
de el teletexto se transmite de forma cíclica y repetitiva, de modo que para acceder de nuevo a ella,
basta con esperar el tiempo correspondiente. El teletexto se prepara para el funcionamiento con
toda clase de tipografías a escala mundial (alfabetos chino, japonés, latino, cirílico, etc.) y, en este
sentido, cobra relevancia la estandarización en la codificación empleada.
El ETSI recoge las normas europeas al respecto, en sus documentos ETS 300 706, ETR 287,
ETS 300 708 y TR 101 233.

© 219
ACCESO ICTs-16 19/2/08 11:40 Página 220
ACCESO ICTs-17 19/2/08 11:41 Página 221

19. Radio digital: DRM

19.1. INTRODUCCIÓN

l DRM (Digital Radio Mondiale) es un sistema creado por el consorcio del mismo nombre

E (fundado en 1998), cuya misión es establecer un sistema digital para las bandas de radiodi-
fusión con modulación de amplitud, Onda Larga (ondas kilométricas), Onda Media (ondas
hectométricas) y Onda Corta (ondas decamétricas), por debajo de 30 MHz.
Por tanto, el sistema DRM es un sistema de radiodifusión sonora digital flexible (programas
radiofónicos, datos relacionados con el programa, otros datos, e imágenes fijas) que podrá ser uti-
lizado en las bandas de radiodifusión terrenal por debajo de 30 MHz, donde en la actualidad se
utilizan modulaciones AM.
El sistema DRM ha sido diseñado para ser utilizado en canales de 9 o 10 kHz o múltiplos de
estas anchuras de banda de canal. Las diferencias detalladas de cómo parte del tren de bits dis-
ponibles para estos canales se utiliza para audio, protección contra errores y corrección de erro-
res, así como para datos depende de la banda asignada (ondas kilométricas, hectométricas o
decamétricas) y del uso previsto (por ejemplo, onda de superficie, onda ionosférica a corta distan-
cia u onda ionosférica a larga distancia).
El sistema DRM emplea codificación de audio avanzada (AAC, advanced audio coding), com-
plementada con replicación de banda espectral (SBR, spectral band replication) como su codifica-
ción digital principal. Para la codificación y modulación de canal se utiliza multiplexación por división
ortogonal de frecuencia (OFDM) y modulación de amplitud en cuadratura (QAM), junto con entre-
lazado temporal y corrección de errores sin canal de retorno (FEC) con codificación multinivel (MLC,
multilevel coding) basada en un código convolucional. La combinación de estas técnicas resulta en
un sonido de más alta calidad con recepción más robusta dentro de la zona de cobertura previs-
ta, en comparación con la calidad de la AM utilizada actualmente.
El sistema funciona bien en condiciones de propagación difíciles, tales como la propagación
de la onda ionosférica en la banda de ondas decamétricas por trayectos múltiples a larga distan-
cia, y también en condiciones más fáciles, como la propagación de la onda de superficie en la
banda de ondas hectométricas. En este último caso, se utilizan al máximo los algoritmos de codi-
ficación de fuente AAC y SBR, lo que produce un audio de calidad mucho más alta que la obte-
nida con AM, porque hay que emplear una cantidad mínima de corrección de errores. Para
muchas condiciones de propagación en la banda de ondas decamétricas, la necesidad de lograr
un alto grado de robustez reduce la calidad audio comparada con la transmisión digital en ondas
hectométricas; no obstante, la calidad audio será, en cualquier caso, mejor que la calidad AM
actual.

© 221
ACCESO ICTs-17 19/2/08 11:41 Página 222

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

El diseño permite utilizar el sistema DRM con una red a una sola frecuencia (SFN, single fre-
quency network).
El sistema proporciona también la capacidad de la conmutación automática de frecuencia, que
es particularmente útil para los organismos de radiodifusión que envían las mismas señales en dife-
rentes frecuencias de transmisión, como suelen hacerlo, por ejemplo, las grandes organizaciones
de radiodifusión en ondas decamétricas que emplean AM para aumentar la probabilidad de una
buena señal por lo menos en la zona de recepción prevista. El sistema DRM permite que un recep-
tor adecuado seleccione automáticamente la mejor frecuencia para un programa, sin ninguna inter-
vención por parte del oyente.

19.2. ANTECEDENTES

En el mundo de la radiodifusión, el DRM es al DAB lo que la radio AM es a la radio FM. El


DRM es la propuesta digital para la difusión radio AM actual. El DRM se configura como un
estándar reconocido a escala mundial (CEI –Comité Electrotécnico Internacional–, ETSI –Institu-
to Europeo de Estandarización de Telecomunicaciones–, UIT –Unión Internacional de Telecomu-
nicaciones–, etc.), tal y como lo muestran documentos como el IEC 62272, el UIT-R BS.1514-1
y el ETSI ES 201 980.
El sistema DRM (Digital Radio Mondiale) es un estándar de sistema de radiodifusión digital
terrestre en frecuencias por debajo de los 30 MHz. Esta banda de frecuencias tiene sentido en la
difusión de la conocida radio AM (Amplitud Modulada) tan extendida a escala mundial desde los
comienzos de la radiodifusión, allá por el inicio del siglo XX.
Desde un punto de vista técnico, la modulación del sistema DRM está basada en OFDM. En
concreto, la multiplexación OFDM (ortogonal por división en frecuencia) está particularmente bien
estructurada para la transmisión en canales con altos niveles de multitrayecto y retardos entre las
propias señales multitrayecto, de tal manera que, incluso esta circunstancia, puede aprovecharse
de una forma constructiva, tanto pasiva como activamente (en función de que no se ayude a su
generación o sí). El OFDM con una cierta codificación para ayudar a sus propósitos (COFDM), es
una modulación habitual en los contextos de la difusión (broadcasting) digital terrestre, en sistemas
tales como el DAB y el DVB-T.

19.3. ESQUEMAS DE RED

19.3.1. Conceptos

Los sistemas de radiodifusión digital comprenden conceptualmente unas etapas de transmisión


secuenciales:

• Codificación de la fuente: adaptación al mundo digital de las señales origen (analógicas y


digitales):

 La señal de audio se convierte al mundo digital, con una reducción de la velocidad binaria
adaptada a las características de la señal.

222
ACCESO ICTs-17 19/2/08 11:41 Página 223

RADIO DIGITAL: DRM

 El audio codificado anterior se multiplexa con otras señales de datos, que constituyen la
señal para transmitir.

• Codificación del canal: adaptación de la señal multiplexada al entorno radioeléctrico:

 El múltiplex de las etapas anteriores se somete a la codificación del canal para incremen-
tar su robustez y adaptarse al medio de transmisión.
 Los datos codificados se transforman en señal de radiofrecuencia para su transmisión.

Fig. 127. Bloques en transmisión de un sistema de radiodifusión digital.

19.3.2. Aspectos técnicos

19.3.2.1. Bloque 1
El sistema ofrece tres opciones en la codificación de la fuente:

• MPEG 4 AAC + SBR, hasta 72 kbps estéreo.


• MPEG 4 CELP+SBR, entre 4 y 20 kbps sólo voz.
• MPEG 4 HVXC+SBR, entre 2 y 4 kbps sólo voz.

Las codificaciones que ofrece el sistema son métodos modernos adaptados a cada tipo de
señal:

• Codificación de audio AAC (Advanced Audio Coding) para radiodifusión en mono o estéreo,
con protección frente a errores. Por ejemplo, para onda media se podría utilizar la configura-
ción estándar de 23,6 kbps y, en onda corta, de 10 kbps.
• Codificación de voz CELP (Code Excited Linear Prediction) para radiodifusión en mono,
cuando se requiere baja velocidad binaria o alta protección frente a errores.
• Codificación de voz HVXC (Harmonic Vector eXcitation Coding) cuando se requiere muy baja
velocidad binaria y protección frente a errores.
• Método para la reconstrucción de las bandas altas (SBR, Spectral Band Replication), con el
fin de mejorar la calidad percibida del audio, utilizando, de forma dinámica, el contenido
espectral de la información en la banda baja, para simular en la recepción la información de
la banda alta que se ha eliminado previamente a la transmisión. Este método se puede utili-
zar con cualquiera de las opciones anteriores.

© 223
ACCESO ICTs-17 19/2/08 11:41 Página 224

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

19.3.2.2. Bloque 2
La señal múltiplex transporta tres componentes, que suministran la información necesaria para
que el receptor sincronice la señal y determine qué parámetros se han utilizado en la codificación
a fin de poder decodificar los canales de audio y datos que contiene:

• Canal de servicio principal (MSC, Main Service Channel):

 El canal de servicio principal contiene la información (audio y datos) de todos los servicios
contenidos en el múltiplex. El múltiplex puede contener de 1 a 4 servicios, y cada servicio
puede, a su vez, ser bien de audio o de datos.
 La velocidad binaria del canal de servicio principal depende del ancho de banda del canal
y del modo de transmisión.

• Canal de acceso rápido (FAC, Fast Access Channel).

 El canal de acceso rápido se utiliza para la selección rápida de la información del servicio.
Contiene información sobre parámetros del canal (ancho de banda, tipo de modulación en
el canal de servicio principal y el canal de descripción del servicio, la profundidad del entre-
lazado, número y nombre de servicios, etc.).

• Canal de descripción de servicio (SDC, Service Description Channel):

 El canal de descripción del servicio contiene la información para decodificar el canal de


servicio principal.

19.3.2.3. Bloque 3
El sistema DRM utiliza modulación COFDM (Coded Orthogonal Frequency Division Multiple-
xing), y los datos del múltiplex se reparten entre una serie de portadoras ortogonales.
El sistema OFDM utiliza un gran número de subportadoras, moduladas individualmente, espa-
ciadas en frecuencia de forma uniforme, que transportan la información. En el sistema DRM, el
número de subportadoras varía desde 88 a 458, dependiendo del modo y del ancho de banda
ocupado.
En la codificación del canal COFDM encontraremos los siguientes parámetros:

• Modos de transmisión adaptados a cada escenario (banda y tipo de propagación funda-


mentalmente): A, B, C y D.
• Modulación de 3 tipos (4, 16 y 64 QAM):

 El canal FAC utiliza siempre 4 QAM.


 El canal SDC utiliza 4 o 16 QAM.
 El canal MSC utiliza 16 o 64 QAM.

• Capacidad de transmisión de hasta 72 kbps.


• Anchos de banda típicos de 4,5; 5; 9; 10; 18 o 20 kHz.

224
ACCESO ICTs-17 19/2/08 11:41 Página 225

RADIO DIGITAL: DRM

19.3.2.4. Bloque 4
El modulador convierte la representación digital de la señal OFDM en una señal analógica que
puede ser amplificada y difundida por el sistema radiante.

19.3.3. Aspectos de propagación

El estándar DRM está preparado para funcionar en bandas que van desde los 150 kHz hasta
los casi 30 MHz. Un rango tan amplio de frecuencias provoca efectos de propagación muy diver-
sos. Tanto es así, que podemos establecer tres rangos de frecuencia diferenciados, y que en la lite-
ratura obtienen denominaciones diversas:

• LW (Long Wave) = LF (Low Frequency) = OL (Onda Larga) = Ondas kilométricas.


• MW (Medium Wave) = MF (Medium Frequency) = OM (Onda Media) = Ondas hectométricas.
• SW (Short Wave) = HF (High Frequency) = OC (Onda Corta) = Ondas decamétricas.

Denominación Frecuencias
LW, LF, OL, kilométricas 148,5 - 283,5 kHz
MW, MF, OM, hectométricas 526,5 - 1.606,5 kHz
SW, HF, OC, decamétricas 3.950,0 - 4.000,0 kHz
5.950,0 - 26.100,0 kHz
(no en todo el ancho)

La propagación en las bandas de OM, OL y OC se produce mediante onda de superficie,


donde el ruido eléctrico es el factor adverso predominante, y onda ionosférica, con canales
variables de diferentes grados de complejidad, donde los factores adversos son el retardo
diferencial y los efectos Doppler. En algunas circunstancias, la señal llega al área de cobertu-
ra con ambos tipos de propagación; en estos casos, la señal recibida será la suma de las
señales que lleguen por diferentes caminos, más el ruido presente en el lugar de recepción.
Por tanto:

• OL/OM local. Onda de superficie (Ground Wave). Propagaciones estables con alcances entre
800 y 1.500 km.
• OL/OM de larga distancia. Onda ionosférica (Sky Wave). Propagaciones inestables (depen-
diendo de potencia, día y hora) con alcances de entre 50 y 2.000 km.
• OC en el extremo alto de la banda HF (26 MHz), de larga distancia con Onda Ionosférica (Sky
Wave), y también NVIS (Near Vertical Incidence Sky Wave). Propagaciones con alcances de
hasta 20.000 km.

La información de fase/amplitud digital de la señal RF se corrompe en diferentes grados a medi-


da que la señal RF se propaga. La protección y la corrección de errores incorporadas en el diseño
del sistema DRM mitigan estos efectos en un alto grado, lo que permite que el receptor decodifi-
que con precisión la información digital transmitida.

© 225
ACCESO ICTs-17 19/2/08 11:41 Página 226

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

De esta manera, están definidos cuatro modos de transmisión, a saber, A, B, C y D, con dis-
tintos parámetros, que son útiles tanto en condiciones de propagación favorables como es la pro-
pagación de onda de superficie en la banda de ondas hectométricas, como en condiciones de
propagación desfavorables, como es la propagación por onda ionosférica con trayectos múltiples
a larga distancia en la banda de ondas decamétricas.

Modo Ancho Canal Tasa de bit Robustez Usos habituales


(kHz)

A 4,5 – 5 – 9 – Alta Media • Onda superficie.


10 – 18 – 20 • Cobertura local y regional.
• LF y MF.

B 4,5 – 5 – 9 – Media Alta • Onda ionosférica.


10 – 18 – 20 • Cobertura internacional y nacional.
• MF y HF.

C 10 – 20 Media – Baja Alta – Muy alta • Onda ionosférica.


• Cobertura internacional.
• HF.

D 10 – 20 Baja Muy alta • Onda ionosférica.


• Cobertura NVIS.
• HF.

19.4. SERVICIOS EN LA RED

La nota UN-1 del CNAF español recoge la posibilidad de realizar emisiones con tecnología digi-
tal según el ETSI ES 201 980 v.1.2.2, esto es, DRM, en la medida en que los niveles de interferen-
cia en el mismo canal o en los adyacentes no sea superior al que se produciría con los sistemas
habituales analógicos.

226
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 227

20. Radio digital: DAB

20.1. INTRODUCCIÓN

l sistema DAB (Digital Audio Broadcasting) tiene su origen en el año 1987 como un proyec-

E to europeo denominado Eureka 147. Antes incluso, y desde 1981, el DAB ya era un pro-
yecto en el Institut für Rundfunktechnik (IRT).
El DAB es un sistema de radiodifusión digital robusto, diseñado para receptores tanto domés-
ticos como portátiles y, de forma especial, para la recepción en móviles, tanto en entornos de difu-
sión por satélite y como de difusión terrestre. El sistema permite difundir, además del audio,
también datos.
El sistema DAB supone la culminación del esfuerzo de digitalización de las emisiones de radio
FM. De hecho, la tecnología utilizada consigue evitar los problemas de la FM cuando se reciben
muchas señales de diferentes puntos (multitrayecto), consiguiendo, por el contrario, un aprove-
chamiento constructivo de las mismas en recepción. Esto se consigue por medio del uso de la mul-
tiplexación OFDM.
La técnica presente en el DAB permite aprovechar mucho mejor el espectro radioeléctrico,
introduciendo más canales en el mismo ancho de banda utilizando el concepto de multiplex digi-
tal: en España se ha establecido legalmente la difusión de seis programas por cada múltiplex o
bloque.

20.2. ANTECEDENTES

El sistema DAB proporciona radiodifusión digital multiservicio de alta calidad, destinada a


receptores móviles, portátiles y fijos. El sistema DAB tiene presencia en el segmento de la radiodi-
fusión terrenal y en el de la radiodifusión por satélite.
El sistema DAB es un sistema flexible que permite una amplia gama de opciones de codifica-
ción de los programas, de los datos asociados a los programas radiofónicos y de los servicios de
datos adicionales.
La nueva tecnología digital de la radio está basada, principalmente, en técnicas de compresión
de la información de imagen y sonido (MPEG), y en la multiplexación o modulación de portadoras
múltiples (OFDM), que proporcionan una notable mejora en la calidad de la información. Como con-
secuencia, la nueva tecnología lleva asociadas peculiaridades en la forma de explotación técnica,

© 227
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 228

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

que la diferencian sustancialmente de los sistemas convencionales existentes en la tecnología ana-


lógica.
Estas peculiaridades redundan en un uso más eficaz del espectro radioeléctrico, reduciendo las
distancias de reutilización de las frecuencias. La posibilidad de funcionar en redes de frecuencia
única (SFN) y la posibilidad de incorporar numerosos servicios adicionales de transmisión de datos
(servicios interactivos con la programación, anuncios interactivos, noticias, telecompra, .etc.), cons-
tituyen otra de las ventajas de la digitalización del sistema. De esta forma, podemos concretar sus
principales características en las siguientes:

• Eficiencia en la utilización del espectro y la potencia. Los transmisores pueden ser de menor
potencia, y las técnicas de compresión de datos aprovechan mejor los recursos frecuen-
ciales.
• Mejoras en la recepción. Mediante el sistema DAB se superan (e incluso se obtienen venta-
jas de ellos) los efectos de la propagación multitrayecto. Estas mejoras se logran mediante
la transmisión COFDM que utiliza un sistema de codificación para distribuir la información
entre un elevado número de portadoras. Esta circunstancia deriva en la posibilidad de esta-
blecer redes de frecuencia única para cubrir un área geográfica.
• Multiplexado. El sistema DAB permite multiplexar varios programas y servicios de datos para
formar un bloque único y ser emitidos juntos en un canal radio, obteniéndose un mayor apro-
vechamiento del recurso.
• Distribución. La distribución de la señal se puede realizar por satélite, por vía terrenal o vía
cable, utilizando diferentes modos que el receptor detectará automáticamente.
• Calidad de sonido. La calidad es equivalente a la de los discos compactos (CD). En el
sistema DAB se aprovecha el efecto que se produce debido a las características psi-
coacústicas del oído humano, que no es capaz de percibir todos los sonidos presen-
tes en un momento dado, de modo que no sea necesario transmitir los sonidos si estos
no son audibles. El sistema DAB utiliza un sistema de compresión de sonido llamado
MUSICAM (una señal estéreo que precisa 1,4 Mbps en un CD requiere sólo 200 kbps
por medio de la reducción de datos del Musicam –o, mejor, MPEG Audio Layer 2–) para
eliminar la información no audible, consiguiendo así reducir la cantidad de información
para transmitir.
• Servicios de Datos. Además de la señal de audio digitalizada, en el múltiplex se transmiten
otras informaciones, que se podrán recibir a través de una pantalla que el receptor puede
incorporar:

 Los datos asociados al programa, que se dedican a la información directamente relacio-


nada con los programas de audio (títulos musicales, autor, texto de las canciones en varios
idiomas, etc.).
 El canal de información, que transporta la configuración del múltiplex, información de los
servicios, fecha y hora, servicios de datos generales (radiobúsqueda, sistema de aviso de
emergencia, información de trafico, sistema de posicionamiento global, etc.).
 Servicios adicionales, que vayan dirigidos a un grupo reducido de usuarios (cancelación
de tarjetas de crédito robadas, envío de imágenes y textos a tableros de anuncios elec-
trónicos, etc.).

228
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 229

RADIO DIGITAL: DAB

20.3. ESQUEMAS DE RED

20.3.1. Conceptos

Los sistemas digitales, gracias a la posibilidad de multiplexación de datos, permiten incorporar


información diversa en una única transmisión. Esta transmisión se denomina “múltiplex” en el con-
texto de los estándares, y “bloque” en el ámbito de la legislación y los planes en España.
La configuración de los servicios prestados depende de la forma en que se repartan y organi-
cen los recursos radioeléctricos disponibles. Esta organización se establece en el Plan técnico
nacional para la radio digital.
Los planes de radio y televisión digitales no son planes de asignaciones de frecuencia (es decir,
planes en que a cada estación, definida por su posición geográfica, se le asigne una frecuencia y
una potencia) sino que son planes de preasignación de frecuencias (a cada zona geográfica del
área de planificación se le adjudica un canal radioeléctrico o, en su caso, un bloque de frecuen-
cias).
Surgen así las redes de frecuencia única y las redes multifrecuencia, como dos elementos para
la solución de las situaciones habituales de la radiodifusión:

• Las redes de frecuencia única (SFN) son redes de radiocomunicaciones integradas por trans-
misores que emiten por el mismo canal radioeléctrico o, en su caso, bloque de frecuencias,
la misma programación a una zona geográfica sin que se produzcan interferencias mutuas.
El factor técnico que más influye en la viabilidad de esta solución de planificación es la exis-
tencia de un intervalo temporal de guarda suficientemente largo para evitar la denominada
interferencia entre símbolos, ISI (Inter Symbol Interference). La zona geográfica puede ser tan
pequeña como una localidad o tan grande como un país pero, lógicamente, cuanto más
grande sea la zona más difícil será asegurar técnicamente el sincronismo entre transmisores.
La tecnología digital terrenal permite el uso de redes de frecuencia única, y es una de sus
grandes ventajas desde el punto de vista del aprovechamiento óptimo, racional y eficaz del
espectro radioeléctrico, pero tiene el inconveniente de no permitir la regionalización de la pro-
gramación (emisiones diferenciadas en su zona geográfica de servicio).
• Las redes multifrecuencia (MFN) son las redes integradas por transmisores que emiten en
diferentes canales para cubrir una amplia zona geográfica, haciendo un mayor uso del
espectro radioeléctrico pero permitiendo la regionalización de sus programas. Las redes ana-
lógicas de difusión de televisión son redes multifrecuencia, pero también se puede utilizar
este tipo de redes en la televisión digital.

20.3.2. El estándar DAB

En lo referente a los estándares que definen el sistema DAB, la norma EN 300 401 constituye el
núcleo del sistema. Este documento describe el sistema DAB, tal y como se define para la difusión
de programas de audio de alta calidad, y servicios de datos para la recepción móvil, portátil y fija
de transmisores terrestres o satélite en las bandas de 30 MHz a 3 GHz.
Este documento se complementa con el TR 101 496, documento en 3 partes que constituye
la guía principal del sistema desarrollada ya en los orígenes del DAB en el proyecto Eureka 147. El
documento cubre la descripción y características del sistema, la red de difusión, y las prestaciones

© 229
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 230

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

finales. Este documento contiene detalles suficientes para la implementación de sistemas DAB y
para el desarrollo de equipamiento.
El sistema DAB proporciona una señal conformada por un múltiplex de varios servicios digita-
les simultáneos en un ancho de banda aproximado de 1,5 MHz en el que se multiplexan con OFDM
hasta 1.536 portadoras con modulación QPSK diferencial (DQPSK). La velocidad binaria transpor-
tada es ligeramente superior a los 2,4 Mbps. En función de la configuración y detalles de cada red,
la configuración de protección de errores constituye una parte importante del régimen binario,
incluyendo un “overhead” que varía entre el 33% y el 300%. De esta forma, la capacidad binaria
disponible va de los 1,7 a los 0,6 Mbps. Cada uno de los servicios que se contienen en el múlti-
plex posee programas de audio u otros servicios de datos, relacionados o no con los programas.
El régimen binario de cada servicio individual del múltiplex es ajustable, y viene descrito en la pro-
pia información transmitida, en el denominado “Multiplex Configuration Information” (MCI o infor-
mación de configuración del múltiplex), contenido en una parte reservada del múltiplex llamada
“Fast Information Channel” (FIC o canal de información rápida) para que los receptores puedan reci-
bir cualquier configuración que se les envíe.
Las principales características definidas para el DAB son:

• Velocidades binarias de audio desde 384 kbps hasta 32 kbps o, incluso, hasta 8 kbps. Esta
circunstancia permite que el múltiplex se pueda configurar típicamente con 6 canales de
audio estéreo de alta calidad utilizando MPEG-1 (ISO/IEC 11172-3 MPEG-1 Audio), o inclu-
so hasta 63 programas mono con MPEG-2 (ISO/IEC 13818-3 MPEG-2 Audio). Entre medio,
hay muchas combinaciones intermedias posibles.
• Datos asociados a programa (Program Associated Data, PAD), incrustados en el propio flujo
binario de los datos audio, para datos que pudieran estar relacionados directamente con el
programa audio (datos de control dinámico de rango, indicación de música o locución, etc.).
La cantidad de PAD es ajustable, con un mínimo de 667 bps con MPEG-1, o 333 bps con
MPEG-2, siempre a costa de la reducción de la capacidad de envío de sonido.
• Servicios de datos, donde cada servicio puede ser un flujo separado, o puede dividirse adi-
cionalmente con una cierta estructura.
• Acceso condicional, aplicable a cada servicio individual o cada paquete individual de los ser-
vicios de datos. Este es un mecanismo que permite inhibir el acceso de ciertos usuarios, a
determinados contenidos.
• Servicio de información para datos en modo texto en cada programa del múltiplex e, inclu-
so, código máquina (programación) para facilidad de operación en el receptor. De esta forma
se pueden establecer relaciones cruzadas con otras emisiones DAB o, incluso, FM y AM.

20.3.3. Aspectos técnicos del Plan

Más allá de lo establecido en el Plan técnico nacional de radiodifusión sonora digital terrenal
(Real Decreto 1287/1999, de 23 de julio), modificado por el Real Decreto 776/2006, de 23 de junio,
las características técnicas del servicio y los transmisores se ajustarán a lo establecido en la norma
europea ETS 300 401 (la última versión es ya EN, desde el año 2000).
Según se establece en el Plan, el servicio de radiodifusión sonora digital terrenal se explotará
en las siguientes bandas de frecuencias:

• 195 a 216 MHz (bloques 8A a 10D).


• 216 a 223 MHz (bloques 11A a 11D).

230
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 231

RADIO DIGITAL: DAB

• 1.452 a 1.467,5 MHz (bloques LA a LI).


• 1.467,5 a 1.479,5 MHz.

Se denomina “bloque” a un espacio de un ancho de banda de 1,536 MHz en el que se incor-


porarán inicialmente seis programas diferentes, con independencia de su ámbito de cobertura. La
capacidad para utilizar por los servicios adicionales de transmisión de datos no sobrepasará el 20%
de la capacidad total de cada bloque de frecuencias.

Los detalles de los bloques se recogen en el cuadro adjunto:

8A: 195,168 - 196,704 MHz 11A: 216,160 - 217,696 MHz LA: 1.452,192 - 1.453,728 MHz 1.467,5 a 1.479,5 MHz

8B: 196,880 - 198,416 MHz 11B: 217,872 - 219,408 MHz LB: 1.453,904 - 1.455,440 MHz —

8C: 198,592 - 200,128 MHz 11C: 219,584 - 221,120 MHz LC: 1.455,616 - 1.457,152 MHz —

8D: 200,304 - 201,840 MHz 11D: 221,296 - 222,832 MHz LD: 1.457,328 - 1.458,864 MHz —

9A: 202,160 - 203,696 MHz — LE: 1.459,040 - 1.460,576 MHz —

9B: 203,872 - 205,408 MHz — LF: 1.460,752 - 1.462,288 MHz —

9C: 205,584 - 207,120 MHz — LG: 1.462,464 - 1.464,000 MHz —

9D: 207,296 - 208,832 MHz — LH: 1.464,176 - 1.465,712 MHz —

10A: 209,168 - 210,704 MHz — LI: 1.465,888 - 1.467,424 MHz —

10B: 210,880 - 212,416 MHz — — —

10C: 212,596 - 214,128 MHz — — —

10D: 214,304 - 215,840 MHz — — —

Los diferentes usos a los que se asigna cada bloque, dependen de la capacidad de descone-
xión territorial, así como del alcance geográfico:

• Ámbito nacional y autonómico – Frecuencia Única: los bloques de frecuencia de la banda


216 a 223 MHz (bloques 11A a 11D) se destinan, principalmente, al establecimiento de redes
de frecuencia única de ámbito nacional y autonómico (denominadas FU-E la del bloque 11B
para toda España –en Canarias sería la 11D–, y FU-Autonomía la de nivel autonómico). La
capacidad espectral excedentaria se destina a la cobertura local.
• Ámbito territorial provincial – Multifrecuencia: los bloques de frecuencia en la banda 195 a
216 MHz (bloques 8A a 10D) se destinan, principalmente, al establecimiento de redes de fre-
cuencia única de ámbito territorial provincial o, en su caso, insular, que se integrarán para
constituir redes multifrecuencia de ámbito nacional y autonómico (denominadas MF-I y MF-
II). La capacidad espectral excedentaria se destina a la cobertura local.
• Ámbito local – Frecuencia Única:

 Los bloques de frecuencia de la banda 1.452 a 1.467,5 MHz (bloques LA a LI) se des-
tinan, principalmente, al establecimiento de redes de frecuencia única (FU) de ámbito
local.

© 231
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 232

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

 Los bloques de frecuencia de la banda 1.467,5 a 1.479,5 MHz se destinan, principalmen-


te, al establecimiento de redes de frecuencia única (FU) de ámbito local. Los bloques de
frecuencia específicos en esta banda se establecen posteriormente por medio de una
Orden (en concreto, la de 15 de octubre de 2001).

A modo de ejemplo, la situación existente en Andalucía sería:

• Una red de frecuencia única FU-E en el bloque 11B (es el mismo bloque para toda España),
sin desconexión territorial.
• Una red de frecuencia única FU-AND en el bloque 11C en el ámbito de la Autonomía (com-
patible al nivel de planificación frecuencial con otros bloques de las Comunidades adyacen-
tes), sin desconexión territorial.
• Una red multifrecuencia MF-AND en la Comunidad Autónoma de Andalucía, con capacidad
de desconexión territorial:

 Almería: Bloque 9B.


 Cádiz: Bloque 9B.
 Córdoba: Bloque 10B.
 Granada: Bloque 8A.
 Huelva: Bloque 10B.
 Jaén: Bloque 8D.
 Málaga: Bloque 8D.
 Sevilla: Bloque 8A.

• Dos redes multifrecuencia (MF-I y MF-II respectivamente) de ámbito nacional, con capacidad
para efectuar desconexiones territoriales:

 Almería: Bloque 9D y Bloque 10A.


 Cádiz: Bloque 10C y Bloque 9C.
 Córdoba: Bloque 9C y Bloque 10D.
 Granada: Bloque 10C y Bloque 8C.
 Huelva: Bloque 9D y Bloque 10D.
 Jaén: Bloque 9A y Bloque 10A.
 Málaga: Bloque 9D y Bloque 8B.
 Sevilla: Bloque 9A y Bloque 8C.

20.4. SERVICIOS EN LA RED

En el año 2006 se calcula que, más de 475 millones de personas en el mundo, pueden recibir
emisiones DAB, gracias a los más de 1.000 servicios DAB diferentes. Los receptores DAB están
en el mercado desde el año 1998, y hay más de 250 modelos diferentes.
DAB presenta como particularidad, desde el punto de vista del servicio, la posibilidad de
transmitir datos (hasta un máximo aproximado de 1,7 Mbps) además de audio. De esta
forma, DAB es una “autopista” para la transmisión de datos unidireccional de alta velocidad
(televisión, imágenes fijas, etc.), cuya realidad se ha dado en llamar Digital Multimedia Broad-
casting (DMB), y que tiene la ventaja de poder ser captada en elementos portátiles en movi-
lidad.

232
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 233

RADIO DIGITAL: DAB

Una prestación habitual en los sistemas digitales de difusión de audio y vídeo es la conocida
como EPG o Electronic Programme Guide (guía de programación digital). Esta guía permite cono-
cer la programación por adelantado, poder programar conexiones o grabaciones con los mismos,
así como identificar sus características para que el usuario pueda realizar búsquedas del tipo de
programación que desea.
DAB no es único sistema de difusión radio digital. Otros sistemas digitales en bandas de fre-
cuencias similares como el DSR (Digital Satellite Radio) y el ADR (Astra Digital Radio), son sistemas
con calidad “casi CD” difundidos vía satélite y, como tales, la recepción sólo es posible en entor-
nos fijos. Adicionalmente, RDS (Radio Data System) es un añadido a la radio FM convencional que
no resuelve el multitrayecto y que no proporciona una gran capacidad de transmisión de datos.

© 233
ACCESO ICTs-18 19/2/08 11:42 Página 234
ACCESO ICTs-19 19/2/08 11:45 Página 235

21. Televisión digital


terrestre: DVB

21.1. INTRODUCCIÓN

a Televisión Digital Terrestre (TDT) es la evolución de la actual televisión convencional (analó-

L gica terrestre), que en el año 2010 se impondrá como única opción de televisión terrestre. Se
trata de una transmisión en formato digital, a la que se pueden aplicar diferentes procesa-
mientos como la compresión y corrección de errores, que nos permitirán incluir un mayor número
de canales en el mismo ancho de banda, y obtener una mejor calidad de imagen y de sonido. El
desarrollo de servicios interactivos será una posibilidad en virtud de las características digitales
mencionadas.
La TDT sustituirá completamente a la televisión analógica en el futuro. Esta circunstancia, que
será una realidad con toda probabilidad a escala mundial, comienza a tomar forma en España y en
otros países de la Unión Europea. El aprovechamiento de los actuales receptores de televisión pre-
cisará de la inclusión de un elemento adaptador de señales digitales a las analógicas que espera
nuestra televisión, esto es, un decodificador. En el próximo futuro aparecerán televisores prepara-
dos para la recepción directa de señales digitales de la TDT, formatos de pantalla 16:9 y presta-
ciones similares a las obtenidas en las grabaciones en CD (subtítulos, etc.).

21.2. ANTECEDENTES

La TDT constituye un servicio público esencial y el Gobierno debe hacer todos los esfuerzos
necesarios para que esa realidad lleve asociados los conceptos de cobertura universal y asequibi-
lidad.
En España, existe un calendario explícito que incluye la premisa de que, a partir del 4 de abril
de 2010, se emita sólo en digital: la TDT se ha concebido como una tecnología sustitutiva de la
actual tecnología analógica.
Y es que desde abril de 2002 existen emisiones de TDT de carácter nacional y autonómico, a
cuya oferta se han integrado desde el 30 de noviembre de 2005, nuevos canales y operadores de
ámbito estatal.

© 235
ACCESO ICTs-19 19/2/08 11:45 Página 236

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

La cobertura de la TDT viene determinada por el conocido como Plan Técnico Nacional de la
Televisión Digital Terrestre (Real Decreto 944/2005, de 29 de julio) que contempla su introducción
progresiva, con el objetivo de cobertura poblacional que pasará del actual 80% al 95 – 98% en
2010.
De esta manera, se establece la obligación de alcanzar una cobertura del 90% de la población
española antes del 31 de diciembre de 2008, tanto para el Ente Público Radiotelevisión Española
y las entidades públicas –creadas a tenor de lo establecido en la Ley 46/1983, de 26 de diciem-
bre, reguladora del tercer canal de televisión– como para las sociedades concesionarias del servi-
cio público de ámbito estatal.
Para la fecha prevista para el “apagado analógico”, el 3 de abril de 2010, las obligaciones de
cobertura alcanzan el 98% de la población para el ente público RTVE y las entidades públicas de
ámbito autonómico, y el 96% para las sociedades concesionarias del servicio público de ámbito
estatal (al haberse comprometido estas sociedades a ampliar en un 1% sus obligaciones la cober-
tura de población, para poder acceder a canales digitales adicionales).

21.3. ESQUEMAS DE RED

21.3.1. Conceptos

En el mundo de la radiodifusión es habitual encontrarnos con redes jerárquicas, cuya razón de


ser es la cobertura de lo que se denomina un área técnica. El área técnica es la zona del territorio
cubierta desde el punto de vista radioeléctrico por un centro emisor principal de difusión, y una
serie de centros emisores secundarios que toman la señal radio primaria de dicho centro. A su vez,
incluye centros de menor entidad a los anteriores, que no toman señal del centro principal pero tie-
nen cobertura solapada con él o con alguno de sus centros secundarios.
Tradicionalmente, en el mundo de la difusión analógica se contaba con “canales”, esto es,
canales radioeléctricos, que siendo porciones del espectro radioeléctrico (elemento “físico”) usadas
para la difusión desde una estación radioeléctrica de una señal de televisión, contenían siempre una
única emisión o programa.
Esta situación, válida en el mundo analógico, cambia en el mundo digital donde las técnicas de
multiplexación permiten aumentar el número de programas en un único canal físico. Este aprove-
chamiento se realiza por medio del concepto de múltiplex digital, que no es sino la señal que se
compone para transmitir en una frecuencia radioeléctrica (lo que antes llamábamos “canal”) y que,
al utilizar la tecnología digital, permite la incorporación de las señales correspondientes a varios pro-
gramas de televisión y de las señales correspondientes a varios servicios asociados y a servicios
de comunicaciones electrónicas. Es lo que se denomina “canal digital de televisión”.
Desde un punto de vista de planificación, esto es, de disposición geográfica de los canales
o frecuencias anteriores, también aparecen diferencias en los sistemas digitales respecto a los
sistemas analógicos. En estos últimos, la planificación frecuencial debería ser tal que las seña-
les procedentes de un repetidor no interfirieran con las de otro próximo que tuviera la misma
emisión.
En el mundo de la TDT, y gracias a la modulación que utiliza el sistema, las interferencias
mutuas entre emisores con la misma señal no son perjudiciales (sino todo lo contrario) siempre que
cumplan unas ciertas condiciones de retardo. De esta forma, se conforman dos tipos de redes o
planificaciones frecuenciales en el mundo digital:

236
ACCESO ICTs-19 19/2/08 11:45 Página 237

TELEVISIÓN DIGITAL TERRESTRE: DVB

• Redes de frecuencia única, formadas por estaciones radioeléctricas que cubren una cierta
zona del territorio (zona de servicio), utilizando la misma frecuencia o canal radioeléctrico en
todas las estaciones.
• Redes multifrecuencia (o convencional), formadas por un conjunto de estaciones radioeléc-
tricas, que permite cubrir una cierta zona del territorio (zona de servicio), utilizando una fre-
cuencia o canal radioeléctrico distinto en cada estación.

21.3.2. El estándar DVB-T

El proyecto Digital Video Broadcasting (DVB) se fundó en septiembre de 1993, con un conjun-
to de entidades públicas y privadas del ámbito de la industria de la televisión (en el año 2006 con-
taban con más de 260 entidades en 35 países). Los orígenes tempranos de esta iniciativa están en
los proyectos de investigación y desarrollo financiados por la Comisión Europea de los años 80 y
comienzos de los 90. El objetivo era establecer un marco tecnológico para la introducción de ser-
vicios de televisión digital basados en MPEG-2.
El ámbito de actuación de DVB excede el terreno de la televisión digital terrestre, en tanto que
esta última es sólo una parte de las especificaciones y trabajos desarrollados. Televisión por cable,
vía satélite, servicios interactivos, etc., son algunos de los ámbitos trabajados con éxito. Por tanto,
en el transcurso de los años se han desarrollado un conjunto amplio de especificaciones técnicas
abarcando, a su vez, un conjunto amplio de aspectos técnicos relacionados con la televisión digi-
tal, que exceden el ámbito de la difusión de televisión y se adentran en el mundo de los servicios
digitales bidireccionales en general.
El corazón de las especificaciones DVB son sus especificaciones de transmisión. De esta
manera, el DVB-S (mecanismo de transmisión vía satélite) aprobado en 1994 y basado en la modu-
lación QPSK, es hoy un estándar de facto en la transmisión satélite de señales de televisión digita-
les. El DVB-C (mecanismo de transmisión por cable y próximo al sistema DVB-S) utiliza
modulaciones superiores al 64QAM.
El DVB-T es el más reciente de los tres sistemas básicos (S –satélite–, C –cable– y T –terres-
tre–) y el más sofisticado. DVB-T se soporta sobre COFDM (Coded Orthogonal Frequency Divisio-
nal Multiplexing) y QPSK, 16 QAM y 64 QAM como modulaciones de subportadora. DVB-T permite
migrar las redes analógicas actuales sin apenas introducción de nuevos emisores, y con una poten-
cia de las instalaciones inferior. El DVB permite también la configuración de servicios móviles (DVB-H,
la H de “handheld”, esto es, “portátil”).
Por debajo de los aspectos de transmisión se encuentran los aspectos de tratamiento digital
de las señales y, en este ámbito, en la base del DVB se encuentra el MPEG-2 que permite la codi-
ficación de las señales con velocidades binarias que permitan reutilizar los canales definidos en las
planificaciones terrestres actuales. Este MPEG-2 no garantiza en sí mismo la interoperabilidad entre
sistemas, y esto ha motivado la creación de una serie de guías de implementación orientadas a
esta garantía, así como una implementación completa de información de servicio que comple-
menta la original ISO/IEC 13818. Otro aspecto clave en el sistema DVB-T es la difusión de datos
(no vídeo), donde se han tomado elementos de la MPEG-2 Digital Storage Media - Command and
Control (DSM-CC) y se han desarrollado especificaciones para su soporte.
A modo de colofón, el estándar DVB-T no es el único estándar de televisión digital terrestre
existente en el mundo, pero sí el elegido en Europa y, por supuesto, en España. ISDB-T o Terres-
trial Integrated Services Digital Broadcasting, en Japón, y ATSC o Advanced Television Systems
Committee en EE. UU., se reparten junto con el DVB-T, en la práctica, las diferentes regiones a
escala mundial.

© 237
ACCESO ICTs-19 19/2/08 11:45 Página 238

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

21.3.3. Aspectos técnicos del Plan

El servicio de televisión digital terrestre se explota en las bandas de frecuencia:

• Canales 21 a 56: 470 a 758 MHz.


• Canales 57 a 65: 758 a 830 MHz.
• Canales 66 a 69: 830 a 862 MHz.

La idea es ocupar espacios ahora previstos para canales convencionales, sin irnos más allá en
la utilización del ancho de banda disponible (VHF 7 MHz y UHF 8 MHz).
La explotación de los diferentes bloques se realizará en diferentes modalidades:

• Redes de televisión digital (convencional): los múltiplex digitales de la banda de frecuencias


470 a 758 MHz.
• Redes de frecuencia única (ámbito territorial autonómico y provincial): los múltiplex digitales
de la banda de frecuencias 758 a 830 MHz, con posibilidad de desconexiones territoriales
autonómicas.
• Redes de frecuencia única (ámbito estatal): los múltiplex digitales de la banda de frecuencias
830 a 862 MHz.

De esta forma, de un lado se configuran 4 múltiplex con 4 programaciones en cada uno, un


total de 16 canales de ámbito estatal. De otro, se configura una red de entorno autonómico, con
desconexiones para el ámbito provincial. Nótese cómo en este último caso –y a modo de ejemplo–
en Andalucía se dispone el canal 57 en el ámbito autonómico, y cada provincia dispone de otro
canal particular no coincidente con el anterior:

• Almería: Canal 59.


• Cádiz: Canal 59.
• Córdoba: Canal 60.
• Granada: Canal 58.
• Huelva: Canal 58.
• Jaén: Canal 62.
• Málaga: Canal 63.
• Sevilla: Canal 61.

Los canales coincidentes son compatibles en cuanto a su utilización, por no interferirse gracias
a la ubicación geográfica.
Las especificaciones técnicas de los transmisores de las estaciones de televisión digital
terrestre serán conformes con el modo 8k (casi 7.000 portadoras OFDM) de la norma europea
EN 300 744.

21.4. SERVICIOS EN LA RED

El Real Decreto 945/2005, de 29 de julio, aprueba el denominado Reglamento general de pres-


tación del servicio de televisión digital terrestre, que persigue establecer, desde un punto de vista
administrativo y jurídico, las condiciones de gestión del servicio de televisión digital terrestre (la

238
ACCESO ICTs-19 19/2/08 11:45 Página 239

TELEVISIÓN DIGITAL TERRESTRE: DVB

explotación del servicio de televisión digital terrestre se podrá llevar a cabo mediante gestión direc-
ta o mediante gestión indirecta en régimen de concesión administrativa) y la forma en que se pro-
cederá al otorgamiento de los títulos habilitantes para las transmisiones de TDT.
Son ya muchas las emisiones de TDT en España. RTVE, SOGECABLE, TELECINCO, ANTENA
3, VEO TV, NET TV y LA SEXTA emiten a escala nacional, y las cadenas autonómicas lo hacen en
su ámbito correspondiente. La capacidad potencial de la TDT para prestar servicios interactivos
prepara una infraestructura que puede facilitar el acceso a este tipo de servicios por parte de
muchos ciudadanos que no poseen un ordenador personal y que poseen, sin embargo, televiso-
res con los que se sienten cómodos. Con la TDT, el telespectador podrá convertir este televisor en
un terminal multimedia y recibir servicios, todo hay que decirlo, aún por desarrollar.
Como aspecto de interés por su desarrollo reciente, el DVB permite la recepción portátil y móvil,
como gran diferencia con otros desarrollos del DVB (cable y satélite). El componente principal,
detrás de esta posibilidad, es que el aparato de televisión pueda contar simplemente con una ante-
na telescópica, y que la recepción de señal sea posible incluso en movimiento. El Plan técnico
nacional contempla esta posibilidad conforme a la norma europea EN 302 304.
Como nota de cierre, existe también un Plan Técnico Nacional de Televisión Digital Local, publi-
cado por Real Decreto 439/2004, de 12 de marzo, y que no contempla novedades desde el punto
de vista técnico (salvo quizás que la polarización de las emisiones se prevé en horizontal).

© 239
ACCESO ICTs-19 19/2/08 11:45 Página 240
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 241

PARTE C. LOS SERVICIOS Y


LAS APLICACIONES
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 242
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 243

22. Los servicios de voz

22.1. LA VOZ

22.1.1. Antecedentes

os sistemas de telecomunicaciones, tal y como se conciben hoy día, tienen su origen

L en la transmisión de las señales de voz, esto es, la voz humana. Sin embargo, la evo-
lución histórica menos reciente no es tan clara en este sentido, en tanto que hace miles
de años era impensable esta comunicación oral a distancia que a día de hoy vemos tan
obvia.
Ciertamente, las primeras “telecomunicaciones” utilizaban los sentidos de la vista y el oído, y no
el del habla. Dos mil años antes de Cristo existen testimonios del uso de la telegrafía óptica en
Mesopotamia, por medio de la utilización del fuego y las señales luminosas. La transmisión reali-
zada era básicamente simbólica, basándose en claves con un cierto significado, y en los que la
interpretación era un asunto que dependía de la intervención humana manual. En el siglo IV a. C.
aparece la Clepsidra, que combinaba la transmisión de señales luminosas, con una traducción
directa a mensaje por medio del vaciado de un recipiente con agua en el que los niveles llevaban
asociados ciertos mensajes. La Clepsidra fue pronto perfeccionada por la transmisión de un ver-
dadero alfabeto en base a una “matriz” de bengalas.
La Edad Media continuó con la utilización de este tipo de sistemas. En España aún se recuer-
dan las denominadas “ahumadas”, emplazadas en ubicaciones dominantes geográficamente
hablando y que, estando al alcance de la vista, podían comunicarse entre sí. Muchas de ellas son
los antecedentes de los actuales repetidores de radio.
La telegrafía óptica fue sustituida por la telegrafía eléctrica, y con ella se comenzó a entender
necesaria la existencia de una infraestructura de soporte a la transmisión a distancia. Infraestruc-
tura que estaba formada por miles de kilómetros de cables soportando señales eléctricas por ellos.
La transmisión continuaba siendo de símbolos.
No fue hasta el año 1876 en que se inventó el teléfono, cuando se dispuso de un mecanismo
para la conversión de la voz en un elemento susceptible de ser transmitido e interpretado a dis-
tancia, como en el pasado lo fueron los símbolos. Este hito significó el arranque de una nueva
forma de entender la vida y que, desde el punto de vista técnico, se traducía en la existencia de
unas señales eléctricas (analógicas) que reproducían fielmente la forma en el tiempo de las seña-
les vocales.

© 243
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 244

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

¿Qué es entonces el teléfono? El teléfono no es sino un transductor doble. De un lado, las


señales de voz se transforman en señales eléctricas que pueden ser transportadas de un lado a
otro, inicialmente por medio de cables, y, en general, por ondas electromagnéticas, propagándose
por algún medio. De otro, las señales eléctricas recibidas se transforman en vibración que repro-
duce el sonido de las señales de voz.
La necesidad de transportar las señales vocales, una vez que existe un mecanismo de conver-
sión a señales eléctricas de las mismas, llevó asociado un estudio pormenorizado de las caracte-
rísticas de la que, en esencia, se basaba en las propiedades frecuenciales (incluso podríamos decir
que “musicales”) del habla humana.
En efecto, la voz humana es producida por una espiración de aire del conjunto pulmones – dia-
fragma, que atraviesa la laringe y sus cuerdas vocales, y se expulsa por la boca. Las cavidades de
la cabeza, actúan como resonadores. De esta forma, el tono (frecuencias), la intensidad (amplitud
o “fuerza”) y el timbre, o composición armónica (conjunto de vibraciones secundarias que acom-
pañan a un tono puro) caracterizan completamente no sólo la voz sino los sonidos en general. Refi-
riéndonos a las “frecuencias”, las frecuencias más bajas son las que más energía aportan a la señal,
pero son las más altas las que aportan “inteligibilidad” al conjunto.
Por ello, se determina un conjunto de frecuencias, o un espectro, que es el comúnmente acep-
tado como el mínimo imprescindible para garantizar la inteligibilidad de una conversación, y permi-
tir, al mismo tiempo, un reconocimiento del interlocutor. Este espectro lo fija la UIT-T en el rango de
frecuencias que va desde los 300 Hz a los 3.400 Hz (algunos diseños contemplan rangos diferen-
tes). Una vez preparados para transmitir conversaciones, desearíamos poder transmitir cualquier
escena de la vida cotidiana. De esta forma, aparecen sistemas capaces de transmitir música, con-
templando rangos más amplios del espectro, esto es, un margen de frecuencias superior (22 kHz,
por ejemplo).
Con todo, los sistemas se adaptan a la transmisión de señales en banda base de espectros
cada vez más amplios, y la infraestructura subyacente (cables, radios, postes, etc.) se despliega.
En este punto, los avances en las técnicas digitales permiten pensar en la transmisión de señales
de datos y, a su vez, en la posibilidad de la digitalización de la voz, asumiendo que esta pueda lle-
gar a ser una señal más de todas las posibles en el conjunto de las transmisibles. De esta forma,
los sistemas establecidos para la transmisión de voz pasan a ser sistemas de transmisión de datos,
de 1 y 0, en los que la voz es uno de los flujos de datos, codificado de una cierta forma específi-
ca. Codificación que se produce en forma de “símbolos” que ahora son transmitidos e interpreta-
dos de forma automática, sin intervención humana.
El círculo se cierra, y la transmisión vuelve a ser de símbolos. Es la interpretación automática,
versátil y rápida de estos símbolos (la voz incluida) la que diferencia a estos modernos símbolos,
de los primitivos existentes hace 4.000 años.

22.1.2. Aspectos técnicos y tecnológicos


22.1.2.1. La voz fija o móvil
El desarrollo de la voz transmitida sobre soporte fijo fue previo al desarrollo de las transmisio-
nes vía radio precursoras de la telefonía móvil (los primeros experimentos de Marconi comenzaron
a ver frutos 20 años después de la patente del teléfono).
Las redes de telefonía se desarrollaron de forma paralela a las redes de telegrafía que les pre-
cedieron, con una gran diferencia de alcance y despliegue en el ámbito del alcance al cliente final.
Esto es, si bien con el telégrafo se asumían unos ciertos conocimientos de utilización del código,
y, como consecuencia (y desde luego no solamente por ello), una utilización más empresarial y

244
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 245

LOS SERVICIOS DE VOZ

gubernamental, para el teléfono pronto ocurrió que su facilidad de uso dio paso a su demanda en
masa y a su difusión al gran público (resulta curioso que, en el año 1900, la penetración en EE. UU.
del teléfono era ya del 1,7%, mientras que en Europa, a modo de ejemplo, en Alemania era del
0,25% y, en Italia, del 0,04%). Esto no pudo ocurrir sin un gran despliegue ubicuo de cables de
cobre alcanzando los hogares donde hubiera un teléfono.
La servidumbre del teléfono, por tanto, tenía mucho que ver con la existencia de una serie de
medios físicos que pudieran proporcionar el acceso a la red de telefonía. Estos medios físicos de-
bían estar asociados a un despliegue de obra civil que no era ni obvio ni barato.
En las primeras décadas del siglo XX –gracias a los avances comerciales de la radio desde las
incursiones pioneras de Marconi, y de los progresos técnicos paralelos en la transmisión radio,
espoleados por la “creación de necesidad” que supuso la penetración progresiva del teléfono y, por
tanto, de la popularización de la comunicación oral a distancia– se empezaron a gestar las prime-
ras redes de telefonía inalámbrica.
Las primeras redes de comunicaciones móviles surgen en los EE. UU. de la mano de las redes
de radio privada para servicios asistenciales (policía, bomberos, etc.). Estas redes comenzaron
siendo para aparatos de radioteléfono ubicados sobre vehículo (grandes necesidades de espacio
y alimentación eléctrica de los dispositivos empleados), una prolongación de las redes de difusión
de radio (unidireccionales de la central a las unidades móviles) y de una calidad vocal escasa.
Pronto dieron paso a redes de telefonía inalámbrica bidireccionales de calidad suficiente (com-
parable a la obtenida por los medios fijos de la época), pero aún con una capacidad limitada de
cursar tráfico (conversaciones simultáneas limitadas).
La década de los 80 fue testigo del nacimiento de los primeros sistemas celulares en Japón,
Europa y EE. UU., sistemas que superaban el problema del número limitado de conversaciones
simultáneas, pero aún basados en estándares analógicos. Los “móviles” de estos sistemas eran
aún transportados sobre vehículo, y la digitalización y miniaturización aún no había entrado sufi-
cientemente en escena.

22.1.2.2. La voz en la transmisión analógica y digital


Los sistemas de telecomunicaciones, en general, y los de telefonía en particular, han evolucio-
nado desde un mundo analógico inicial hacia un mundo digital que ha condicionado aspectos de
tamaño, necesidades de alimentación y evolución hacia el mundo de los datos.
La progresión en el cambio de las técnicas ha sido siempre realizada en primera instancia en el
mundo de la telefonía fija para, posteriormente, encontrar cabida en el mundo de las comunica-
ciones móviles.
Los antecedentes de la digitalización en el mundo de las redes fijas los encontramos en la déca-
da de los 60 y 70, en los núcleos de red de los grandes operadores de telefonía, y aún alejados de
los usuarios. Tuvo que ser bien entrada la década de los 80 cuando la digitalización se aproximó
al usuario final (con la RDSI fundamentalmente).
En el mundo de la telefonía móvil, la digitalización de la red hacia el usuario y el despliegue de
infraestructuras de red fija, impulsaron el desarrollo de sistemas digitales (entre ellos el GSM como
claro exponente europeo y mundial) que, además, fueron la solución a problemas de congestión
del espectro radioeléctrico irresolubles de otra manera.
La calidad de la voz de los sistemas digitales en el mundo fijo y en el mundo móvil corre
caminos muy semejantes desde el punto de vista técnico, esto es, se pueden conseguir casi
las mismas “experiencias” en este campo. Sin embargo, desde el punto de vista práctico, resul-
ta cierto que la calidad de los sistemas móviles es inferior por el aprovechamiento que se rea-
liza del espacio radio, y por la necesidad de adaptarnos a circunstancias más restrictivas en
este ámbito. Las modernas técnicas de codificación y compresión, en su adaptación a las

© 245
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 246

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

características limitadas de nuestros órganos sensoriales, han hecho posible el milagro de un


ancho de banda (velocidad binaria en el mundo digital) cada vez más pequeño para la misma
calidad percibida.

22.1.2.3. La voz sobre protocolo IP


Como decíamos, la popularización de los medios de procesado de datos han motivado la nece-
sidad de un medio de intercambio de los mismos, particularmente en las largas distancias. Este hecho
ha resultado en el desarrollo de redes de datos de alcance global, entre las que cobra una rele-
vancia singular Internet, de la que se habla más adelante.
El progreso de Internet se fundamenta sobre la existencia de una infraestructura de red que
soporta la reutilización de los medios físicos para el intercambio de datos (digitales), y que se ha
desarrollado gracias a la aparición de protocolos capaces de gestionar el intercambio de informa-
ción sobre esta red. En concreto, el protocolo más relevante en el ámbito que nos ocupa es el IP
o Internet Protocol.
La digitalización de la voz es un proceso trivial con ayuda de los ordenadores actuales; el envío
de datos sobre Internet es también sencillo. La utilización de Internet para el intercambio de con-
versaciones de voz (la voz sobre IP o VoIP –Voice over IP–) no fue sino una consecuencia inevita-
ble. No obstante, esta utilización de la VoIP ha motivado desarrollos que la han hecho posible
(fundamentalmente H.323 y SIP), y que han preparado el contexto para que la “experiencia” de
comunicación vocal a través de las redes de datos sea similar a la que existe en las redes de voz
convencionales (calidad, servicios adicionales, etc.), habida cuenta de las especiales circunstancias
de las redes de datos que las hacen poco apropiadas para la compartición de recursos con otros
flujos de datos que pudieran no ser de tiempo real, pero sí muy “pesados” desde el punto de vista
del consumo de bits por segundo.
La VoIP no está únicamente orientada a funcionar en Internet. De hecho, el protocolo IP fun-
ciona en redes que no están necesariamente conectadas a Internet, o lo que es lo mismo, pode-
mos pensar en aplicar la VoIP sobre redes de datos que no tienen los condicionantes de Internet
(redes privadas, con alta calidad de servicio, etc.), para realizar redes de comunicaciones de voz
paralelas a las convencionales. Este es el caso más habitual de utilización de la VoIP, tanto en ope-
radores con redes públicas, como con usuarios particulares (empresas, clientes residenciales, etc.),
donde la VoIP no es necesariamente aplicada en toda la red, sino en tramos de la misma donde
sea útil en cada caso de aplicación.
La garantía de la denominada calidad de servicio, esto es, la calidad de las conversaciones tele-
fónicas sobre redes IP, es una de las mayores preocupaciones tecnológicas de la VoIP. Las cues-
tiones técnicamente relevantes son:

• Códecs. La voz ha de codificarse (es, en origen, analógica) para poder ser transmitida por la
red IP. Para ello se hace uso de códecs que garanticen la codificación, y permitan simultá-
neamente la compresión del audio (o del vídeo, incluso) para su posterior decodificación y
descompresión en el receptor. Según el códec utilizado en la transmisión, se utilizará más o
menos ancho de banda, generalmente proporcional a la calidad de los datos transmitidos.
Algunos de los códecs utilizados en VoIP son los G.711, G.723.1 y el G.729 (especificados
por la UIT-T).
• Retardo o latencia. Considerando en conjunto los retardos de tránsito y el retardo de proce-
sado, la conversación se considera aceptable por debajo de los 150 ms.
• Jitter, o variación en el régimen de llegada de los paquetes codificados de voz.
• Calidad del servicio asociada al contenido. La calidad de servicio se logra basándose en:

246
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 247

LOS SERVICIOS DE VOZ

 Supresión de silencios, que otorga más eficiencia a la hora de realizar una transmisión de
voz, aprovechando mejor el ancho de banda.
 Compresión de cabeceras.
 Priorización de los paquetes que requieran menor latencia, por medio de técnicas diversas.

Los estándares más relevantes en el mundo de la telefonía IP, y por orden de antigüedad, son
H.323 (origen UIT-T) y SIP (Session Initiation Protocol, origen IETF) y, en los últimos tiempos, MGCP
(Media Gateway Control Protocol) y Megaco (también MEdia GAteway COntrol protocol, H.248;
esfuerzo común de UIT-T e IETF) y, que no son sistemas completos sino protocolos de control para
afrontar la integración –comunicación central con pasarelas– de los sistemas con señalización
número siete del CCITT –esto es, la práctica totalidad de los de telefonía digital convencional– con
el mundo IP).
H.323 fue diseñado, desde su origen, como un sistema completo para el soporte de comuni-
caciones multimedia sobre redes IP, esto es, conferencias de audio, vídeo y datos, de modo que
se pueda proporcionar el mismo nivel de robustez que el que encontramos en la red telefónica clá-
sica. En este sentido, nos encontramos, entre otras, con “facilidades” para manejar entidades de
intermediación, fallos de conexión, y tarificación de llamadas.
H.323 no es tanto un protocolo como un conjunto de ellos, verticalmente integrados que, como
decíamos, conforman un sistema completo. Los elementos que conforman la arquitectura H.323
son:

• Los terminales, esto es, los teléfonos IP, implementables en software o hardware.
• Los “Gatekeepers”, el equivalente a las centrales telefónicas, encargados, en general, de
la asignación de la numeración telefónica, direccionamiento, autenticación y control de lla-
madas.
• Los “Gateways” o pasarelas, en la práctica, los enlaces con la red telefónica tradicional,
actuando de forma transparente para el usuario aunque, en general, sean las uniones con
redes diferentes de las H.323.
• Las “MCUs” o unidades multicontrol, con soporte para conferencias entre más de dos ter-
minales.

SIP fue desarrollado como modo de establecimiento de una “sesión” entre dos extremos, y
como un componente modular y flexible dentro de la arquitectura de Internet. El concepto de
“llamada” no es sino una “sesión” especial con flujos de datos relacionados con el tráfico vocal,
y, en este sentido, proporciona simplicidad y reusabilidad. El concepto subyacente es el binomio
“petición / respuesta” que existe en otros protocolos Internet como HTTP (www) y SMTP (correo
electrónico). En este sentido, la arquitectura SIP se basa en clientes (agentes de usuario y
“proxys”) y servidores (que dan respuesta a los clientes). Por la parte de los clientes, los agen-
tes de usuario realizan peticiones (de servicio), y los proxys son elementos de intermediación,
capaces de funcionar como clientes y servidores, así como de hacer peticiones en nombre de
otros clientes.
SIP no tiene definidos procedimientos para el manejo de errores, y se basa en contadores con
tiempo limitado que, al expirar, simbolizan un fallo en algún punto. Se otorga a los extremos (agen-
tes de usuario) la responsabilidad de volver a establecer la llamada. La tarificación tampoco es un
aspecto especialmente importante para SIP, y si un “proxy” SIP quiere recoger información de las
llamadas en curso, debe estar conectado al flujo de señalización de la llamada para detectar su
finalización.

© 247
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 248

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

22.1.2.4. Los servicios de valor añadido sobre la voz


El servicio de telefonía ya no se concibe como un mero transporte de conversaciones telefóni-
cas. Muy al contrario, existen una serie de servicios de valor añadido con los que estamos acos-
tumbrados a contar. En lo que sigue encontramos un conjunto de ellos, que denominaremos
“funcionalidades” para no inducir a error, que no pretende ser exhaustivo, sino descriptivo:

• Datos asociados a las llamadas. La identificación de las llamadas (entrantes, salientes, etc.,
todo el conjunto de facilidades que permiten tener controlado quién nos llama y a quién pro-
porcionamos nuestro número de teléfono, que han llegado a convertirse en un derecho
amparado por nuestro ordenamiento jurídico), el tratamiento de las llamadas (tarificación
incluida) basándose en todo un conjunto de parámetros que subyacen en nuestro perfil de
usuario (los call centers tienen mucho que decir en este ámbito cuando se trata de aplicar
trato diferenciado a los clientes basándose en la información que de los mismos tienen los
sistemas de las empresas, y que relacionan por medio del número de teléfono), etc., son
elementos de manejo cotidiano en los sistemas de telefonía disponibles.
• Utilizaciones alternativas de las líneas telefónicas. Desde los primeros módems telefónicos
que nos permitían el acceso a Internet a baja velocidad (banda estrecha), pasando por la
definición del fax para el envío de información escrita por medio de la línea telefónica, y sin
necesidad de llegar a las técnicas xDSL, nos encontramos con un abanico de utilizaciones
imaginativas de la infraestructura ubicua en que se configura la red telefónica.
• Servicios avanzados sobre las conversaciones telefónicas. El desarrollo de las centrales telefóni-
cas, así como de los medios de comunicarse con ellas desde los teléfonos de los usuarios (tonos
DTMF –Dual Tone Multi Frequency–, ya usados en los establecimientos de llamadas), han per-
mitido servicios como las conversaciones a tres, la retención de llamadas, los desvíos y otros,
que han facilitado la forma de usar la telefonía en contextos particulares y empresariales.
• Servicios de almacenamiento (buzón de voz) e interpretación de voz (IVR). La posibilidad de
grabar mensajes cuando el usuario no se encuentra disponible, así como la posibilidad de
atención telefónica cuando no se cuenta con una operadora que pueda atender al servicio
(el célebre “pulse 1 si quiere acceder al departamento de siniestros, o…”) suponen una nueva
forma de abordar la relación con el cliente.

22.1.2.5. La convergencia fijo – móvil


La convergencia fijo – móvil es un concepto al que se asignan diferentes interpretaciones desde
hace casi 20 años, en función de la realidad tecnológica del momento. El concepto es sencillo, un
único número de teléfono para cada usuario, con independencia del medio físico a través del que
se produzca la conexión, sea este “alámbrico” (fijo) o inalámbrico (móvil). Esta interpretación se
aproxima a la que se tenía a comienzos de los 90 con la idea de “número personal”, que básica-
mente consistía en que el número de teléfono dejaría de estar asociado a un terminal telefónico
concreto, y “acompañaría” al usuario allá donde se desplazase, y al terminal concreto en el que se
registrara para poder recibir llamadas. El concepto ha ido evolucionando gracias a la disponibilidad
de las tecnologías móviles y de la conmutación IP, en un mundo desarrollado en que el número de
teléfonos móviles supera al de clientes de la telefonía tradicional.
Por tanto, la convergencia fijo - móvil se interpreta ahora como la transición hacia un futuro en
el que desaparecerá la distinción entre redes fijas y móviles. Por el momento se perfilan dos fór-
mulas: la primera, en la que el usuario tendría la opción de usar distintos terminales con un núme-
ro personal único; en la segunda, tendrá un solo terminal (que podrá ser utilizado en diferentes
redes) manteniendo un número único que lo identifica.

248
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 249

LOS SERVICIOS DE VOZ

La realidad anterior que, desde un punto de vista “tarifario”, no tiene ninguna dificultad (¿para
qué complicarnos la vida tecnológicamente si podemos aplicar a las llamadas móviles tarifas de red
fija?), encuentra su implementación práctica, y una posibilidad de “descargar” las redes móviles por
medio de la conexión intermedia a redes Wi-Fi. Por tanto, desde el punto de vista de la tecnología,
la llave hacia la convergencia la tienen hoy los terminales GSM (en general, móviles, que bien
podrán ser también de tercera generación) duales Wi-Fi, que en los entornos cerrados donde cuen-
ten con una red Wi-Fi habilitada para el soporte del servicio de voz, podrán conectarse a ella y
aprovecharse de la infraestructura de red fija a la que se conecta la red inalámbrica y, que en entor-
nos sin presencia de Wi-Fi, funcionarán como un móvil convencional.

22.1.2.6. La mensajería unificada


La mensajería unificada supone un salto evolutivo en el mundo de la convergencia, uniendo el
mundo de la voz y los datos. En este sentido, se permite la utilización de múltiples canales de
comunicación (voz, vídeo, correo electrónico y fax) como si fueran uno solo, unificando el acceso
a la información con independencia de su naturaleza (escrita u oral) o el soporte sobre el que resi-
da (buzón de voz, fax, correo electrónico).
La mensajería unificada fue uno de los focos de atención a finales de la década de los 90,
donde las comunicaciones de datos por medios inalámbricos no habían alcanzado aún su máxima
difusión y despliegue. En esa época, tenía mucho sentido poder acceder a los mensajes de correo
electrónico por medio de un teléfono (y que hubiera un “lector” automático de los mismos, que los
leyera para su destinatario) o, incluso, enviar un correo electrónico que contuviera un mensaje de
voz dictado desde un terminal telefónico. La realidad de los medios disponibles hoy, en que el
acceso a los datos en movilidad es casi ubicuo (desde terminales habilitados para acceso móvil a
Internet) ha hecho que este mundo de la mensajería unificada pueda estar un tanto en cuestión.
La mensajería unificada, desde un punto de vista técnico, se soporta sobre un conjunto de ser-
vidores capaces de almacenar información de voz y datos de forma unificada, y de realizar con-
versiones sencillas de unas a otras (interpretación oral de texto escrito, y viceversa; las tecnologías
texto/voz, y de reconocimiento de caracteres se pueden considerar facilitadores). Desde el plano
de las tecnologías de comunicaciones, el simple acceso telefónico se consideraba el requisito
fundamental, y su disponibilidad ubicua la gran ventaja de los sistemas. En todos los casos, la meta
del sistema de mensajería unificada era simplificar y agilizar los procesos de comunicación para
ganar tiempo y lograr reducciones de costes de operación.

22.1.3. Otros

El servicio telefónico tiene, en la actualidad, una penetración social muy importante, y el dere-
cho al acceso al mismo es uno de los recogidos en nuestro ordenamiento jurídico. Tanto es así,
que el Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, recoge lo que se denomina “servicio universal” en
relación con la telefonía, que establece los mecanismos para el acceso a un conjunto definido de
servicios cuya prestación se garantiza para todos los usuarios finales con independencia de su
localización geográfica, a un precio asequible. De esta forma, se garantiza que todos los usuarios
finales puedan obtener una conexión a la red telefónica pública desde una ubicación fija y acceder
a la prestación del servicio telefónico disponible al público con unas características técnicas sufi-
cientes siempre que la solicitud de servicio se considere razonable:

© 249
ACCESO ICTs-20 19/2/08 11:46 Página 250

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

• Serán características técnicas para garantizar:

 La conexión y utilización de equipos terminales habituales (conformes con la normativa


vigente aplicable).
 La recepción y emisión de llamadas telefónicas de ámbito nacional e internacional a núme-
ros geográficos y no geográficos, de conformidad con lo establecido en el Plan nacional
de numeración telefónica.
 El establecimiento de comunicaciones de fax, al menos de telefax grupo III, de conformi-
dad con las recomendaciones pertinentes de la serie T de la UIT-T.

• Se considerarán razonables las peticiones de conexión que se soliciten, en general, para


cualquier inmueble situado en suelo urbano o, excepcionalmente, algunas destinadas a uso
residencial como vivienda habitual de la disposición transitoria quinta del texto refundido de
la Ley del Suelo (aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1992, de 26 de junio), o que la
edificación sea de uso residencial como vivienda habitual, aunque esté en suelo no urbani-
zable, pero haya sido excepcionalmente autorizada de acuerdo con lo dispuesto en el párra-
fo segundo del artículo 20.1 de la Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre régimen del suelo y
valoraciones.

250
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 251

23. El acceso a Internet

23.1. INTERNET Y LA WEB

23.1.1. ¿Qué es?

nternet es un fenómeno tecnológico que ha sobrepasado este ámbito de lo tecnológico para

I convertirse en un fenómeno cultural que ha cambiado nuestras vidas y que lleva a nuestra socie-
dad hacia nuevas formas de comportamiento que el futuro nos concretará.
En esencia, Internet es una “red formada” por millones de ordenadores a escala mundial, inter-
conectados entre sí, la denominada red de redes. Estos ordenadores (servidores y ordenadores
personales) se interconectan entre sí por medios físicos (cables eléctricos, fibras ópticas, enlaces
de radio, etc.) y pueden funcionar gracias a los protocolos de red necesarios para la conexión y el
control de las conexiones. La gran virtud de Internet como red, y de sus protocolos de interfuncio-
namiento en particular, es que las diferentes redes pueden funcionar de forma autónoma, y con un
mínimo conocimiento mutuo.
A su vez, la web hace referencia a la World Wide Web, o telaraña mundial, que asemeja el con-
cepto de redes unidas entre sí con el de una tela de araña, donde el tránsito de un punto a otro se
puede hacer por diferentes caminos. La web no es sino un servicio de los que proporciona Inter-
net, esto es, el conjunto de ordenadores unidos en Internet, aunque un servicio muy especial por-
que es el más conocido mundialmente, en tanto que dispone y organiza, de forma sencilla, la
información de millones de ubicaciones a escala mundial.
Internet es una red de comunicaciones, y la web es un servicio que se estructura sobre Inter-
net. La sencillez y preeminencia de los servicios web sobre Internet, hacen que, en ocasiones, la
gente confunda los dos conceptos.

23.1.2. Aspectos técnicos y tecnológicos

23.1.3. Internet
Tan importante como la unión física entre nodos en Internet, es el protocolo sobre el que son
capaces de intercambiarse información.

© 251
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 252

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

La clave se conoce con las siglas TCP/IP, combinación de protocolos TCP (Transmission Con-
trol Protocol o protocolo de control de la transmisión) encargado de descomponer la información
para transmitir en paquetes de tamaño inferior, numerarlos y añadir información para que en el des-
tino se puedan recomponer, e IP (Internet Protocol o protocolo Internet) que añade a los paquetes
anteriores las direcciones IP de origen y destino. A estos protocolos básicos se añaden otros com-
plementarios como ARP (Address Resolution Protocol), Internet Control Message Protocol (ICMP)
y UDP (User Datagram Protocol) que, siendo menos conocidos, apoyan al funcionamiento del con-
junto.
TCP/IP en tanto que protocolos básicos, consiguen que la información de origen alcance el
destino, despreocupándose del camino recorrido y de las posibles rutas averiadas momentánea-
mente, y permitiendo que en el destino la información aparezca de forma ordenada e íntegra, con
retransmisiones de la información que no alcanzó destino sin errores.
El origen y el destino y, en general, cualquier ordenador o servidor (nodos, normalmente) son
identificados de forma unívoca por una dirección IP (del estilo a 170.20.70.132), que, a su vez, es
traducida en los nodos por un texto del formato (portal.ubicacion.pais) con un servicio conocido
como DNS (Domain Name System, sistema de nombres de dominio) con idea de poder interpre-
tar y recordar más cómodamente las direcciones numéricas.
Internet es accesible por medio de la conexión física de datos a un proveedor de acceso a
Internet. Un proveedor de acceso a Internet no es sino un ente que pone a disposición de los
usuarios que a él se conectan, una dirección IP (privada o pública, temporal o indefinida) para
poder acceder a los servicios que en Internet se ofrecen, lo que comúnmente se conoce como
“navegar”. La conexión física de la que hablamos puede ser un acceso por medio de módem a
través de la línea telefónica, o una conexión ADSL, o una conexión con módem de cable, o un
enlace inalámbrico, etc.

23.1.4. La web

La web es el servicio más conocido de Internet, que no es sino un repositorio de información


ordenada que los diferentes servidores y usuarios que componen Internet ponen a disposición de
los usuarios en general.
El servicio Web, también conocido como WWW, permite acceder a páginas web creadas en
lenguaje HTML (Hyper Text Markup Language o lenguaje de marcación de hipertexto), y a las que
se accede con un protocol HTTP (Hyper Text Transfer Protocol o protocolo de transferencia de
hipertexto). Estas páginas web contienen todo tipo de datos (textos, imágenes, vídeos y otros
–multimedia en general–), y se enlazan entre sí por medio de vínculos en forma de enlaces de hiper-
texto.
Cada ubicación donde existen contenidos web se denomina “site” o sitio y, generalmente, dis-
pone de un conjunto de páginas web enlazadas entre sí, a las que se accede desde una de ellas
conocida como página principal que, haciendo la semejanza con un libro clásico, sería como el
índice de los contenidos, organizados en torno a él. Este “site” no es sino un servidor de páginas
web.
Obviamente, para el acceso al servicio web es preciso estar conectado a Internet. Una vez en
Internet, nuestro ordenador debe contar con lo que se conoce como un navegador o explorador,
capaz de conectarse a los diferentes “sites” por medio directamente de sus direcciones (casi nunca
direcciones IP, sino del estilo a http://www.portal.pais), o bien de enlaces (vínculos de hipertexto)
de otras páginas web expresamente diseñadas para localizar contenidos específicos en la web
(más conocidos como “buscadores” en Internet).

252
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 253

EL ACCESO A INTERNET

23.1.5. Otros

La red de redes conocida como Internet es una plataforma que interconecta ordenadores de
forma distribuida y con una gestión mínima de la estructura formada.
Esta estructura física soporta diferentes servicios que, en los siguientes apartados, se irán expli-
cando, y que son los que configuran las verdaderas posibilidades de Internet (poniendo un símil, Inter-
net es como un centro comercial, donde los diferentes servicios son las tiendas que en él se ubican).
La web es el servicio más importante, que confiere a Internet mucha de la importancia y reper-
cusión que hoy en día tiene.

23.2. EL CORREO ELECTRÓNICO

23.2.1. ¿Qué es?

El correo electrónico (electronic mail o e-mail, en terminología anglosajona) es un servicio que


se apoya en la Internet para proporcionar el equivalente digital al correo postal. Esto es, permite el
envío de contenidos (texto, datos –documentos en general–, imágenes, y cualquier tipo de conte-
nido moderado en tamaño –kBytes–) de unos usuarios a otros a través de la red de redes, sin más
que conocer la dirección (electrónica) de destino del usuario.
El correo electrónico se ha convertido en el medio de comunicación por excelencia del mundo
personal y empresarial, por su agilidad, versatilidad e inmediatez.

23.2.2. Aspectos técnicos y tecnológicos

El correo electrónico presenta dos caras, una desde la perspectiva de la red y la administración
y, otra, desde la perspectiva del cliente:

• Desde la perspectiva de la red, el correo electrónico se basa en servidores de correo elec-


trónico, que no son sino ordenadores que se conectan a Internet y que, conociendo las
direcciones de correo electrónico de sus usuarios, les permiten disponer en ellos de un repo-
sitorio de correo, que almacenará para ellos la correspondencia que les llegue, y el correo
que necesiten enviar, de forma temporal hasta que consiga ser enviado. Estos son los deno-
minados “buzones de correo”, residentes en los servidores de correo, a los que cada usua-
rio puede acceder mediante una identificación y una contraseña (dado que el buzón es
particular suyo).
• Desde la perspectiva del usuario, además de la dirección de correo electrónico se necesita
disponer de alguna de dos herramientas básicas, a saber, un cliente de correo electrónico o
un denominado “webmail”, para poder enviar y recibir mensajes de correo:

 Los “clientes de correo electrónico” son programas de ordenador que, residiendo en él, se
comunican con los servidores de correo (los repositorios, y enlaces con Internet) para soli-
citar el correo entrante, y enviar el correo saliente del usuario.

© 253
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 254

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

 Los “webmail”, también conocidos como correo web, son básicamente páginas web que
permiten interactuar con los servidores de correo de forma menos versátil que con los
“clientes de correo”, pero que, por el contrario, no necesitan instalar ningún software en el
ordenador del usuario.

El intercambio de información por medio del correo electrónico precisa de la estructura anterior
para poder funcionar y, adicionalmente, esa estructura necesita de:

• Unos proveedores del servicio, esto es, una serie de entidades que se pongan de acuerdo
con las direcciones de correo electrónicas y se ocupen de intercambiarse mensajes.
• Unos protocolos o lenguajes estándar sobre los que hacer “hablar” a las diferentes entidades:

 Protocolo SMTP (Simple Mail Transfer Protocol, o protocolo simple de transferencia de


correo). Este protocolo define el formato normalizado en que se comunican los servidores
entre sí, y los clientes de correo con los servidores para el envío de mensajes.
 Protocolos POP (Post Office Protocol, o protocolo de oficina de correos) e IMAP (Internet
Message Access Protocol, o protocolo de acceso a mensajes de Internet), que son los
protocolos según los que los “clientes de correo” acceden a los mensajes depositados en
el buzón de correo de los servidores. POP elimina los mensajes del buzón de correo
(depositándolos en el ordenador del usuario), e IMAP, por el contrario, los deja en el servi-
dor permitiendo que múltiples clientes se conecten al mismo buzón.

Fig. 128. Esquema de servidores, clientes y protocolos del correo electrónico.

23.2.3. Otros

El mundo del correo electrónico hereda toda la estructura del correo tradicional, y es sencillo
establecer paralelismos entre ambos. La tabla adjunta los sintetiza:

254
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 255

EL ACCESO A INTERNET

Correo Electrónico Correo Postal tradicional


Mensaje electrónico Paquete Postal
Buzón de correo (en recepción) Buzón de casa
Buzón de correo (en envío) Buzón postal de la calle
albertosendin@proveedor.es Dirección postal tradicional (nombre y apelli-
dos, calle, población, país)
Proveedor del servicio Correos y Telégrafos
SMTP Acuerdos entre oficinas de correos
POP / IMAP Abrir el buzón de casa

El correo electrónico se ha convertido en la herramienta de trabajo habitual de millones de per-


sonas, así como uno de los medios de intercambio de información digital por excelencia. La rapi-
dez en el intercambio de información permite agilizar operaciones que el correo tradicional es
incapaz de solucionar con sus restricciones físicas y geográficas.

23.3. BLOGS

23.3.1. ¿Qué son?

El término Blog puede ser traducido como “cuaderno de bitácora”. Su origen es reciente, y se
obtiene como contracción del término Weblog, que define a un nuevo tipo de página web en la que
uno o varios autores incluyen generalmente noticias y/o opiniones de forma cronológica y, gene-
ralmente, en la página principal. En este sentido, su estructura organizativa es sumamente senci-
lla, lo que la hace muy fácilmente gestionable y accesible a todo el mundo. Las noticias y/o
opiniones suelen tener, además, la posibilidad de ser comentadas por parte de los visitantes del
Blog, y esta opción puede tener restricciones al objeto de que no cualquier comentario o autor sea
bienvenido en el Blog.
La autoría del primer Blog se atribuye a un estudiante estadounidense que, en el año 1994, creó
lo que se considera la primera bitácora. El formato no ha sufrido cambios destacables hasta ahora.

© 255
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 256

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Fig. 129. Los Blogs son un fenómeno de Internet.

23.3.2. Aspectos técnicos y tecnológicos

Los Blogs se asocian con los contenidos de Internet, y a ellos se accede con todo tipo de tec-
nologías y sistemas que permitan el acceso a Internet, desde la simple red conmutada accedida
con un módem analógico, a las redes xDSL, pasando por las tecnologías inalámbricas (Wi-Fi, p. ej.)
o móviles (GPRS, UMTS, p. ej.).
Como adelantábamos, el contenido técnico especializado de estas páginas web es escaso. Su
formato las hace muy semejantes a un listado cronológico de textos, que se suceden en secuen-
cia sin apenas hiperenlaces o hipervínculos. Los contenidos son firmados por su autor, y se acom-
pañan de su fecha y hora de edición. Estos elementos se encuentran en la página principal del
elemento web, y suelen ir acompañados de contenidos o resúmenes referenciados en columnas
paralelas.
Los elementos adicionales que suelen acompañar a los textos son los siguientes:

• Categorización. Se clasifican los contenidos del Blog en función de una tipología más o
menos estándar (arte, política, religión, tecnología, opinión, etc.).
• Buscadores. Para localizar información dentro del propio Blog. En ocasiones, el espacio tem-
poral de existencia del Blog es tan amplio que localizar la información es una tarea compli-
cada.
• Enlaces externos. Generalmente a otros Blogs, aunque no de forma exclusiva.
• Archivos. Generalmente contenidos ya de cierta antigüedad del Blog, que se sacan de él
para no hacerlo demasiado pesado, pero que se agrupan en archivos accesibles de forma
lateral.

256
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 257

EL ACCESO A INTERNET

23.3.2.1. El Trackback
Los Blogs se caracterizan en los últimos tiempos por conformar una red muy estrechamente
relacionada y referenciada. Los trackbacks son precisamente los mecanismos que permiten rela-
cionar contenidos de dos Blogs diferentes, relacionados entre sí.
En pocas palabras, los trackbacks son mecanismos de notificación entre páginas web que per-
miten saber los contenidos de otros Blogs que han enlazado el contenido que hemos escrito, o
que avisa a otros contenidos de otros Blogs si nosotros somos los que hemos escrito.

23.3.2.2. La sindicación RSS


Las siglas RSS significan Really Simple Syndication, esto es, sindicación realmente simple. Su
traducción alcanza pleno sentido si recurrimos a la traducción del término inglés “syndication”,
expresado como publicación de artículos simultáneamente en diferentes medios.
La “sindicación” RSS no es sino una forma de acceder de forma sencilla y estar informado per-
manentemente de los contenidos de los Blogs de nuestro interés. Por medio de lectores RSS,
incluimos las referencias de nuestro interés en ellos y, automáticamente, estos se ocupan de mos-
trarnos las actualizaciones de los Blogs en cuestión.
RSS no es exclusivo del mundo Blog, y también se utiliza en contenidos que se adaptan bien
a la estructura Blog, fundamentalmente las noticias.

23.3.3. Otros
Al igual que otras muchas aplicaciones dentro de Internet, existen muchas facilidades para
poder incluir contenidos en la misma. Los Blogs no son una excepción e, incluso, con la sencillez
que ofrecen para la composición, existen gran cantidad de sitios que permiten componer Blogs de
forma gratuita y sencilla, con plantillas predefinidas y con posibilidad adicional de personalizarlos
de forma completa.
El espacio reservado a los datos en los blogs gratuitos no es ilimitado y, aunque los contenidos
no suelen ser especialmente “pesados” (muchos kBytes), es aconsejable hacer uso complemen-
tario de otros recursos en la red, que proporcionen espacio de almacenamiento gratuito, como ser-
vidores de imágenes, de vídeos y de contenidos en general.
La gestión de los contenidos también se ofrece de forma sencilla, por medio de utilidades de
administración de los contenidos, posteriores a la identificación del autor en las mismas.

23.4. LA FIRMA ELECTRÓNICA

23.4.1. ¿Qué es?

La firma electrónica es el equivalente digital de la firma manuscrita tradicional. A finales del año
2003, se publicó la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica que, como principal
novedad respecto al Real Decreto-ley 14/1999 (que trasponía la Directiva 1999/93/CE), equipara-
ba funcionalmente la firma electrónica a la firma manuscrita. De esta forma, la firma electrónica
tiene el mismo valor que la manuscrita a efectos legales.

© 257
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 258

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Las funciones de la firma electrónica son las siguientes:

• Identificación unívoca del firmante.


• Integridad del contenido firmado, esto es, garantizar que nadie ha alterado el contenido del
documento recibido.
• No repudio del firmante, esto es, que lo firmado no puede ser rechazado por quien lo firmó.

Para poder firmar digitalmente es preciso disponer de un certificado electrónico. Este no es sino
un documento electrónico expedido a través de Internet por una Autoridad Certificadora, que da
fe de que la firma se corresponde con un usuario concreto. Sus funciones son validar y certificar
que una firma electrónica se corresponde con una persona o entidad concreta. En el certificado
encontramos datos como el nombre completo, el DNI, el algoritmo y las claves de firma, la fecha
de expiración de validez y el organismo que lo expide. La única información que no deben cono-
cer terceros es la clave privada; el resto de los elementos no comprometen la seguridad del certi-
ficado.

23.4.2. Aspectos técnicos y tecnológicos

El proceso de firma por parte de un emisor, y la validación posterior de quien recibe la docu-
mentación, es sencillo en términos de aplicación. Esto es, los paquetes informáticos habituales
hacen el proceso muy simple en lo que a la operación se refiere.
El proceso, basado en una clave privada (almacenada en el ordenador del firmante) y una clave
pública (de público acceso para el que recibe documentos firmados), es el siguiente:

• El documento firmado se trata con una función hash para obtener el denominado “resumen”.
• El “resumen” obtenido se cifra con la clave privada del firmante y, con ello, se obtiene la “firma
electrónica del documento”, o “resumen cifrado”.
• El receptor de un documento firmado recibe el documento en sí y la firma del mismo (esto
es, el “resumen cifrado”).
• La comprobación necesaria se basa en comparar el resultado del tratamiento hash sobre el
documento original recibido, obteniendo de nuevo el “resumen”, con la aplicación de la clave
pública al “resumen cifrado”: si los dos resultados coinciden, se concluye que el documento
enviado lo ha firmado el emisor, y que nadie ha alterado entre medias su contenido.

23.4.3. Otros

La firma electrónica consigue establecer mecanismos de autenticación necesarios en el mundo


Internet, que puedan garantizar que los usuarios son quienes dicen ser, y que la información que
intercambian no es alterada sin su consentimiento.
Este tipo de iniciativas son fundamentales para conseguir que las operaciones por Internet
gocen de la buena prensa que necesitan para poder normalizarse en su uso cotidiano.

258
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 259

EL ACCESO A INTERNET

23.5. P2P

23.5.1. ¿Qué es?

¿Qué nos impide en una red como Internet, donde todos los ordenadores están conectados
entre sí sin demasiada estructura ni jerarquía, intercambiar de forma dinámica ficheros entre orde-
nadores particulares? La respuesta es, nada. En una estructura como Internet donde los concep-
tos de cliente y servidor son habituales, la idea de la igualdad entre entidades se impone en un
nuevo servicio aún más desestructurado.
Esta idea es el fundamento del P2P o Peer to peer, esto es, “entre iguales”. Este concepto es
propio de una era en la que la electrónica de los ordenadores personales ha avanzado con pasos
de gigante, y lo que antes sólo podía actuar como cliente por no tener capacidad de procesa-
miento adecuado para comportarse como servidor, ahora no tiene limitaciones. Aprovechar estas
capacidades individuales en una estructura como Internet, es lo que persiguen las redes P2P.

23.5.2. Aspectos técnicos y tecnológicos

El modelo tradicional de los servicios ofrecidos por Internet ha sido el de redes clientes - servi-
dor, donde muchos clientes accedían simultáneamente a los contenidos de un servidor habitual-
mente único. Esta estructura punto a multipunto es, a todas luces, menos eficiente que una
estructura de contenidos distribuidos, accesibles en modalidad punto a punto, donde la categori-
zación de los ordenadores que en cada momento actúen como servidores, se pueda imponer diná-
micamente en función de variables como su capacidad de procesamiento, o la distancia física. De
esta forma, los clientes, se convierten en servidores para los clientes más próximos a ellos.
Las redes P2P fomentan la partición de la información en unidades manejables y las descargas
concurrentes paralelas desde varios servidores con sistemas de balanceo de las conexiones a
unos y otros servidores.
Las ventajas del P2P son diversas:

• Se mejora el rendimiento de las descargas, agregando capacidades y buscando alternativas


a los cuellos de botella naturales de los sistemas cliente – servidor.
• Se mejora la escalabilidad en el crecimiento de las necesidades de la red.
• Se mejora la tolerancia a fallos, por eliminación de puntos únicos de fallo.

Por ello, las aplicaciones del P2P se ven en diferentes ámbitos, que van desde la compartición
de sistemas de ficheros, hasta la distribución de contenidos de grandes corporaciones, pasando
por la colaboración, la mensajería instantánea y la compartición de ciclos de procesamiento entre
ordenadores.

23.5.3. Otros

Tecnológicamente, el P2P es la respuesta natural a los problemas de escalabilidad de las redes


en su crecimiento. Pensar en el P2P asociado únicamente a cuestiones de piratería y derechos de
propiedad intelectual es un error.

© 259
ACCESO ICTs-21 19/2/08 11:47 Página 260
ACCESO ICTs-22 19/2/08 11:51 Página 261

24. La televisión

24.1. IPTV

24.1.1. ¿Qué es?

I PTV son la siglas que se corresponden con Televisión por medio del protocolo IP, esto es, Inter-
net Protocol Television.
La televisión IP es un servicio de televisión que se ofrece sobre el soporte que proporcionan las
tecnologías del mundo Internet, el equivalente a la televisión convencional analógica (la captada por
medio de las antenas de nuestra casa, y de la que llevamos décadas disfrutando), o a la televisión
convencional digital (TDT o televisión por cable, por ejemplo), pero que ahora se transmite por los
soportes propios del intercambio de datos (ADSL, por ejemplo).
La IPTV no tendría sentido si no fuera por el aumento del ancho de banda en las conexiones
de datos (precisamente las conexiones de banda ancha para acceso a Internet) y, por el hecho de
economizar en este ancho de banda se desarrollan técnicas de compresión de la información y
de simultaneado de transmisiones que hacen posible la IPTV.

24.1.2. Aspectos técnicos y tecnológicos

IPTV no es un protocolo en sí mismo, sino un servicio que, como tal, hace uso de otro conjun-
to de elementos técnicos y tecnológicos necesarios:

• De una red para el soporte de la transmisión de datos, esto es, un acceso a Internet que pro-
porcione paso a los servidores de contenidos del proveedor del servicio (por ejemplo, el
ADSL). Esta red será preferentemente “gestionada” frente a un acceso público sin control
que no permita calidad de servicio.
• De un protocolo denominado de “video streaming”, qué básicamente envía la información
respetando sus condicionantes técnicos de acuerdo con el contenido (retardos, por ejemplo,
para comunicaciones en tiempo real), y que permite compartir flujos de información en el
ánimo de no colapsar las redes con múltiples informaciones paralelas e iguales. Este “multi-
cast” es necesario, sin poder evitar el tradicional “unicast”.

© 261
ACCESO ICTs-22 19/2/08 11:51 Página 262

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

El streaming de vídeo permite limitar los flujos de información en momentos en que los usua-
rios no desean acceder a la televisión (por contraposición a los canales de televisión tradicionales,
que siempre están ahí, emitiéndose tanto si alguien los ve como si no), y consigue que únicamen-
te se activen de forma optimizada (no con tantos flujos desde el origen como usuarios tengamos),
y, en formato, “bajo demanda”, cuando el usuario lo desea. El “streaming” de vídeo no tiene senti-
do en las redes de datos actuales si no se acompaña de técnicas de compresión de la informa-
ción. Tradicionalmente se han utilizado compresiones y codificaciones MPEG-2 y, en los últimos
tiempos, se utiliza MPEG-4 (nótese que para transmitir un canal de televisión en formato estándar
–SDTV– con MPEG-2 se precisa un ancho de banda de 4 a 6 Mbps, y de entre 1,5 y 2 Mbps
MPEG-4 –las transmisiones de televisión de alta definición quedan fuera del alcance de los siste-
mas actuales dado que los canales ocuparían un mínimo de 8 Mbps en MPEG-4–). No debemos
confundir IPTV con vídeo a través de Internet.
En cualquiera de los casos, todos los aspectos de estandarización están en fases aún muy
tempranas.

24.1.3. Otros

La IPTV es un paso adelante hacia la progresiva consolidación de contenidos sobre el medio


único que suponen las plataformas Internet. El vídeo bajo demanda (los usuarios reciben de forma
interactiva los contenidos que solicitan), habitualmente asociado a estas siglas, se adapta muy bien
a una sociedad cuyo estilo de vida se centra en la particularización de los contenidos, por sobre-
oferta de los mismos. Y es precisamente la posibilidad de análisis de las elecciones de los usua-
rios en la selección de sus programas lo que permitirá una mejor adaptación de los contenidos, por
medio de ofertas que llevarán asociadas aspectos de comercio electrónico y publicidad.

24.2. LA TDT: SINTONIZADORES

24.2.1. ¿Qué es?

La Televisión Digital Terrestre como sistema ya ha sido descrita en otros capítulos de este texto.
En este apartado se hablará de la TDT desde el punto de vista del usuario, esto es, de lo que el
usuario dispone en su domicilio y le permite ver los programas de la TDT.
La TDT permite, a los usuarios que decidan conectarse a ella, elegir entre una mayor oferta de
canales de televisión, con unas características técnicas mejores que las de la televisión conven-
cional. Esta circunstancia redundará en una mejor experiencia audiovisual de su ocio televisivo.
El elemento fundamental de la TDT –desde el punto de vista del usuario– es el descodificador
(también aceptado decodificador) o sintonizador digital (también conocido como STP o Set Top
Box). Este dispositivo es capaz de descodificar la señal digital de televisión, y adaptarla al mundo
analógico que es el que nuestros receptores de televisión tradicional conocen. El decodificador
para televisión convencional oscila en precio entre los 40 y los 300 €. La tecnología digital nos abre
un mundo de posibilidades alternativo que comienza con la instalación de una tarjeta receptora
para el ordenador, también a partir de los 40 €, que nos permita ver la televisión en nuestro PC o
en la televisión por medio de la conectorización en banda base adecuada.

262
ACCESO ICTs-22 19/2/08 11:51 Página 263

LA TELEVISIÓN

Fig. 130. Parte trasera de un decodificador.

El decodificador, sintonizador o STB del que indistintamente hablaremos, no debe ser confun-
dido con el decodificador satélite, ni con el de cable coaxial de las redes HFC.

24.2.2. Aspectos técnicos y tecnológicos

En España, cuando hablamos de la TDT hablamos del estándar DVB-T. Los sintonizadores que
compremos deberán ser compatibles con esta norma.
El decodificador TDT permite tratar la señal digital que recibe según el estándar DVB-T:

• Se sintoniza en frecuencia al canal de la señal digital.


• Se separan los paquetes de audio, vídeo y/o datos, mezclados en la señal.
• Se comprueban los permisos necesarios para el acceso a los diferentes tipos de datos.
• Se adaptan los paquetes de audio y vídeo al formato esperado por la televisión convencio-
nal u ordenador.
• Se tratan los datos que pudieran incluirse en la señal digital.
• En ocasiones, el decodificador incorpora un canal de retorno (vía telefónica) que podría utili-
zarse en servicios interactivos.

A los efectos anteriores, el decodificador cuenta con un hardware (CPU, memorias, deco-
dificador MPEG-2, interfaces, etc.) y un software (generalmente un sistema operativo en tiem-
po real para tratar la información en ese contexto, así como poder ejecutar aplicaciones
interactivas).
El sintonizador no está solo en el mundo sino que, muy al contrario, necesita de una mínima
instalación:
• Referida a la instalación del edificio donde se encuentre nuestro domicilio, es preciso que

© 263
ACCESO ICTs-22 19/2/08 11:51 Página 264

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

esta se encuentre adaptada para la recepción de la TDT, o bien, cuente con un amplificador
de banda ancha instalado desde sus orígenes. En cualquiera de los dos casos, la señal digi-
tal llegará hasta nuestro domicilio en la frecuencia oportuna.
• Referida a la conexión doméstica, generalmente el cable de antena debe ser conectado al
decodificador, y desde este saldrán cables en banda base (euroconectores SCART general-
mente) hacia el aparato de vídeo y la televisión.

24.2.3. Otros

La TDT nos abre un mundo de posibilidades y nuevas prestaciones que nos proporcionarán
nuevas experiencias. Formatos de 16 : 9, sonido del estilo Home Cinema, calidad de imagen DVD,
guías de programación electrónicas que superan al teletexto convencional, posibilidades de inter-
actividad aún por desarrollar sobre la tecnología MHP (Multi Home Platform), etc.
La TDT es una realidad hoy, y será la única televisión terrestre disponible a partir del 2010,
reemplazando a la analógica para un mejor aprovechamiento de los recursos, y una apertura a un
mundo nuevo de experiencias digitales.

264
ACCESO ICTs-23 19/2/08 12:01 Página 265

25. Bibliografía

PARTE A: Los Conceptos

Introducción
“The Dawn of the Stupid Network”, David S. Isenberg, ACM Networker 2.1 (Febrero / Marzo 1998)
“ICT Especificaciones Técnicas de la Edificación”, Alberto Sendín, Ediciones Experiencia, 2006
“ICT Normas Técnicas para el Acceso a los Servicios de Telecomunicación”, Alberto Sendín, Edi-
ciones Experiencia, 2006
“ICT Procedimiento administrativo y seguridad en las instalaciones”, Alberto Sendín, Ediciones
Experiencia, 2007

Las Redes de Telecomunicación


http://cordis.europa.eu [Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo de la
Unión Europea]

Conceptos Generales de Telecomunicación


“Fundamentos de los Sistemas de Comunicaciones Móviles”, Alberto Sendín, McGraw-Hill, 2004
“Communication Systems Engineering”, John G. Proakis and Masoud Salehi, Prentice Hall, 2002
“Microwave Engineering”, David Pozar, Wiley, 2005
“OFDM & DMT in a nutshell” (presentación del área “xDSL Physical layer”, Octubre 2006), Thomas
Magesacher (Universidad de Lund), MUSE Autum School, 2006
“Sistemas de Telecomunicación. Transmisión por Línea y Redes”, J. M. Hernando Rábanos (Coor-
dinador), ETSI Madrid, 1991
http://www.complextoreal.com [Modulaciones avanzadas]

PARTE B: Las Redes

Redes de Telefonía Fija


“Sistemas de Telecomunicación”, Arne Cavalli-Björkman, Esselte Studium, 1973
“Tutorial RDSI”, Angel Hermosilla Ortega, Telefónica Investigación y Desarrollo, 2001
“RDSI: Telefonía y Servicios Digitales”, Jordi Palet, Datamation (Mayo 1994)
http://www.cybercursos.net [Curso RDSI]

Redes xDSL
“The DSL Sourcebook”, Paradyne Corporation, 2000
“Copper Testing for ADSL/2/2+”, JDSU (http://www.jdsu.com)
“Pruebas en xDSL, Sunrise Telecom (http://sunrisetelecom.com), Diciembre 1997

© 265
ACCESO ICTs-23 19/2/08 12:01 Página 266

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

Redes HFC
http://www.cablemodem.com [Cable Television Laboratories –CableLabs–]
http://www.opencable.com [Iniciativa OpenCable de CableLabs]
http://www.packetcable.com [Iniciativa PacketCable de CableLabs]
http://www.scte.org [Sociedad de Ingenieros de Telecomunicaciones vía Cable]
http://www.cable-europe.eu [Asociación Europea de Comunicaciones vía Cable]
http://www.docsis.org [Información estándar DOCSIS]
http://www.eurocablelabs.com [Centro de excelencia de EuroCableLabs]

Redes PLC
http://www.ist-opera.org [Proyecto OPERA]
http://www.homeplug.org [Iniciativa Homeplug Powerline Alliance]
http://www.upaplc.org [Universal Powerline Association]
http://www.cepca.org [Consumer Electronics Powerline Communication Alliance]

Redes de Fibra Óptica FTTX


“FTTX PON Guide. Testing Passive Optical Networks”, EXFO (http://www.exfo.com), 2004
“Infraestructuras de fibra hasta el hogar en los municipios. Servicios y modelos de explotación”,
J. L. Ros y F. Vela (ONO), Primera Jornada FTTH Localret y COECT, Barcelona, 06/02/07
http://www.ftthcouncil.org [Organización Fiber To The Home Council]

Ethernet en la Primera Milla (EFM)


“Ethernet Reference Guide”, EXFO (http://www.exfo.com), 2005
“Conductores de Fibras Ópticas”, Marcombo Boixareu Editores, G. Mahlke y P. Gössing, 2ª Edi-
ción, 2000
http://www.ieee802.org [Comités de estandarización del IEEE para LAN/MAN: 1, 3 y 17]
http://www.sffcommittee.com [Comité Small Form Factor]

Redes Locales Inalámbricas (WLAN)


“La situación de las Tecnologías WLAN basadas en el estándar IEEE 802.11 y sus variantes (Wi-
Fi)”, Grupo de Nuevas Actividades Profesionales, COIT (Colegio Oficial Ingenieros de Teleco-
municación), 2004

Bucle Local Inalámbrico (LMDS)


“Local Multipoint Distribution System”, Tutoriales CEI (Comisión Electrotécnica Internacional),
http://www.iec.org/online/tutorials
“WiMAX Deployment Considerations for Fixed Wireless Access in the 2.5 GHz and 3.5 GHz Licen-
sed Bands”, WiMAX Forum, Junio 2005
“Channel Models for Fixed Wireless Applications”, Erceg y otros, Broadband Wireless Access Wor-
king Group V 2003 (IEEE 802.16)
“Fixed, nomadic, portable and mobile applications for 802.16-2004 and 802.16e. WiMAX net-
works”, WiMAX Forum, Noviembre 2005
http://www.at4wireless.com [Centro de Tecnología de las Telecomunicaciones, antes CETECOM]
http://www.wimaxforum.org [WiMAX Forum]
http://www.ieee.org [Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos]

Comunicaciones Móviles de Segunda Generación (GSM)

“The GSM System for Mobile Communications”, M. Mouly y M.B. Pautet, Cell & Sys, 1992

266
ACCESO ICTs-23 19/2/08 12:01 Página 267

BIBLIOGRAFÍA

Comunicaciones Móviles de Tercera Generación


“The Global Evolution of UMTS/HSDPA - 3GPP Release 6 and Beyond”, Dic 2005, 3G Americas
“Data capabilities: GPRS to HSPDA and Beyond”, Peter Rysavy, 3G Americas, 2005
“3G/UMTS: Towards mobile broadband and personal Internet”, UMTS FORUM, 2005
“HSPA: High Speed Wireless Broadband From HSDPA to HSUPA and beyond”, UMTS Forum, 2005
http://www.3gpp.org [Acuerdo de colaboración 3rd Generation Partnership Project]
http://www.umts-forum.org [UMTS Forum]
http://www.umtsforum.net/ [Foro UMTS en castellano]

Redes vía Satélite


“El mundo es uno”, Arthur C. Clarke, Ediciones B, 1996
“Satellite Communications”, T. Pratt y C. W. Bostian, Ed. John Wiley&Sons, 1986
http://www.hispasat.com [Empresa Hispasat]
http://www.ses-astra.com [Empresa SES Astra]

Radio y Televisión Analógica Tradicional


“Información y telecomunicaciones”, Federico Kuhlman y Antonio Alonso C., FCE (Méjico), 1997
“Técnica” Volumen 10, Enciclopedia Temática Ciesa
“Genios de la Ingeniería Eléctrica. De la A a la Z”, Jesús Fraile Mora, Fundación Iberdrola, 2006
http://www.televes.com [Empresa Televés]
http://www.rne.es [Radio Nacional de España]
http://www.bbc.co.uk/rd/pubs [Publicaciones de la BBC]
http://www.bbc.co.uk/history [Historia de la BBC]
http://www.ebu.ch/ [Unión Europea de Radio y Televisión]
http://www.rds.org.uk/ [Foro Radio Data System]
http://www.rtve.es/rne/emisoras/rds.htm [Recurso de RDS en Radio Nacional de España]
http://inventors.about.com [Información sobre inventores]
http://www.museum.tv [Museo de la difusión en las telecomunicaciones]

Radio Digital DRM


“El Sistema DRM (Digital Radio Mondiale)”, Jose Mª Huerta, http://www.rtve.es/drm, Abril 2005
http://www.digitalbroadcasting.com [Información de radiodifusión digital]

Radio Digital DAB


http://www.rtve.es/dab/ [Tecnología DAB en Radio Televisión Española]
http://www.bbc.co.uk/digitalradio [Tecnología DAB en la British Broadcasting Corporation –BBC–]
http://www.worlddab.org/ [Digital Multimedia Broadcasting]
http://www.radiodigitaldab.com/index.htm [Foro de la radio digital]

Televisión Digital Terrestre DVB


http://www.digitag.org [Grupo de acción de la televisión digital terrestre]
http://www.dvb.org [Proyecto Digital Video Broadcasting –DVB–]
http://www.televisiondigital.es [Recurso dedicado a la televisión digital, Ministerio de Industria,
Turismo y Comercio]

PARTE C: Los Servicios y Las Aplicaciones

Los Servicios de Voz


“De las señales de humo a la sociedad del conocimiento. 150 años de telecomunicaciones en Espa-
ña”, Olga Pérez Sanjuán (coord.), COIT (Colegio Oficial Ingenieros de Telecomunicación), 2006

© 267
ACCESO ICTs-23 19/2/08 12:01 Página 268

TECNOLOGÍAS DE ACCESO PARA LAS ICTs

“Las comunicaciones en la construcción del Estado contemporáneo en España. 1700-1936”, A.


Bahamonde Magro, G. Martínez Lorente y L. E. Otero Carvajal, Ministerio de Obras Públicas,
Transportes y Medio Ambiente, 1993
http://www.ehu.es/acustica [Servicios. Curso de Acústica de la Universidad del País Vasco]

El Acceso a Internet
“Guías Fáciles de las TIC. P2P”, Ramón J. Millán Tejedor, COIT (Colegio Oficial Ingenieros de Tele-
comunicación), 2006
“Guías Fáciles de las TIC. Blogs”, Andrés Gallego Torres, COIT (Colegio Oficial Ingenieros de Tele-
comunicación), 2006
“Guías Fáciles de las TIC. El Correo Electrónico”, Carlos Díaz Motero, COIT (Colegio Oficial Inge-
nieros de Telecomunicación), 2006
“Guías Fáciles de las TIC. IPTV”, J. Enrique Soriano Sevilla, COIT (Colegio Oficial Ingenieros de Tele-
comunicación), 2006
“Guías Fáciles de las TIC. La Red Internet”, Gerson Aires Casas, COIT (Colegio Oficial Ingenieros
de Telecomunicación), 2006
“Guías Fáciles de las TIC. La Web”, Ana Castañeda Cubero, COIT (Colegio Oficial Ingenieros de
Telecomunicación), 2006
“Guías Fáciles de las TIC. Firma Electrónica”, V. Requena Trujillo, COIT (Colegio Oficial Ingenieros
de Telecomunicación), 2006

La Televisión
“Guías Fáciles de las TIC. Sintonizador Digital TDT”, J. Manuel Huidobro Moya, COIT (Colegio Ofi-
cial Ingenieros de Telecomunicación), 2006
http://www.mhp.org [Servicios. Proyecto Multimedia Home Platform, dentro del DVB]
http://www.smpte.org [Servicios. Society of Motion Picture and Television Engineers]

GENERAL

"Redes de acceso de banda ancha", J. Berrocal Colmenarejo y otros, Ministerio de Ciencia y Tec-
nología, 2003
"Recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones - Telemática (UIT-T)",
http://www.itu.int/ITU-T
"Recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones - Radio (UIT-R)",
http://www.itu.int/ITU-R

268
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página II
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página II
ACCESO ICTs-00 19/2/08 10:22 Página II