Está en la página 1de 18

UNIVERSIDAD DE ORIENTE

NUCLEO BOLIVAR
ESCUELA CIENCIAS DE LA TIERRA
DEPARTAMENTO INGENIERIA GEOLOGICA
CATEDRA: HIDROLOGIA

INFILTRACION

Profesora: Zulimar Gámez


Fecha: Marzo 2018

RESUMEN

1. INFILTRACION
Es el proceso por el cual el agua penetra por la superficie del suelo y llega a sus capas
inferiores, producto de las fuerzas gravitacionales y capilares. Este concepto hay que
distinguirlo del de Percolación, que es el movimiento del agua dentro del suelo. Ambos
fenómenos están relacionados, puesto que la Infiltración no puede continuar libremente
hasta que la Percolación haya removido el agua de las capas superiores del suelo.

El Flujo subsuperficial, o interflujo es el desplazamiento del agua por debajo de la


superficie del terreno.

La infiltración ocurre cuando aguas procedentes de las precipitaciones o alcances


superficiales (deshielo, ríos o lagos), inicia un movimiento descendente adentrándose en el
subsuelo, pudiendo alcanzar diferentes profundidades en función de las condiciones, esta
sólo satura las capas más cercanas a la superficie, conformando un perfil típico donde el
valor de humedad decrece con la profundidad. Dando origen al Escurrimiento superficial
que no es más el Flujo sobre el terreno que proviene de la precipitación no infiltrada
(precipitación en exceso, hp) y que escurre sobre la superficie del suelo y después por los
cauces dando origen al Escurrimiento base o caudal base que se define como el agua
proveniente del escurrimiento subsuperficial y el escurrimiento subterráneo.
En el proceso de la infiltración se pueden distinguir tres fases:

a) Intercambio: Se presenta en la parte superior del suelo, donde el agua puede retornar
a la atmosfera por medio de la evaporación debido al movimiento capilar o por
medio de la transpiración de las plantas.
b) Transmisión: ocurre cando la acción de la gravedad supera a la de la capilaridad y
obliga al agua a deslizarse verticalmente hasta encontrar una capa impermeable.
c) Circulación: se presenta cuando el agua se acumula en el subsuelo debido a la
presencia de una capa impermeable y empieza a circular por acción de la gravedad,
obedeciendo las leyes del escurrimiento subterráneo.

Dependiendo de las características del suelo así como del tipo de cobertura
superficial en la cuenca hidrográfica, las pérdidas por infiltración serán mayores o menores
en la misma medida que las condiciones de dicho suelo faciliten o dificulten la capacidad
de infiltración.

2. CAPACIDAD DE INFILTRACION (fp) DE UN SUELO

Se denomina capacidad de infiltración a la cantidad máxima de agua que puede absorber un


suelo en determinadas condiciones, valor que es variable en el tiempo en función de la
humedad del suelo, el material que conforma al suelo, y la mayor o menor compactación
que tiene el mismo.

Si la llegada del agua a la superficie del suelo es menor que la capacidad de infiltración,
toda el agua se infiltrará. Si la intensidad de precipitación en la superficie del suelo ocurre a
una tasa que excede la capacidad de infiltración, el agua comienza a estancarse y se
produce la escorrentía sobre la superficie de la tierra, una vez que la cuenca de
almacenamiento está llena. Esta escorrentía se conoce como flujo terrestre hortoniano.
El sistema hidrológico completo de una línea divisoria de aguas se analiza a veces usando
modelos de transporte hidrológicos, modelos matemáticos que consideran la infiltración, la
escorrentía y el flujo de canal para predecir las tasas de flujo del río y la calidad del agua de
la corriente.

CAPACIDAD DE INFILTRACIÓN Y TASA DE INFILTRACIÓN

El estudio de la infiltración para diferenciar el potencial que el suelo tiene de absorber agua
a través de su superficie, en términos de lámina de tiempo, de la tasa real de infiltración que
se produce cuando hay disponibilidad de agua para penetrar en el suelo.

Una curva de tasas reales de infiltración solamente coincide con la curva de las capacidades
de infiltración de un suelo cuando el aporte superficial de agua, proveniente de la
precipitación y de escurrimientos superficiales de otras áreas, tiene una intensidad superior
o igual a la capacidad de infiltración.

Cuando cesa la infiltración, parte del agua en el interior del suelo se propaga a las capas
más profundas y una parte es transferida a la atmósfera por evaporación directa o por
evapotranspiración. Ese proceso hace que el suelo vaya recuperando su capacidad de
infiltración, tendiendo a un límite superior a medida que las capas superiores del suelo van
perdiendo humedad.

Si la precipitación presenta una intensidad menor a la capacidad de infiltración, toda el


agua penetra el suelo, provocando una progresiva disminución de su capacidad de
infiltración, ya que el suelo se está humedeciendo. Si la precipitación continúa, puede
ocurrir, dependiendo de su intensidad, un momento en que la capacidad de infiltración
disminuye tanto que su intensidad se iguala a la de la precipitación. A partir de ese
momento, manteniéndose la precipitación, la infiltración real iguala a la capacidad de
infiltración, que pasa a decrecer exponencialmente en el tiempo tendiendo a un valor
mínimo. La parte no infiltrada de la precipitación escurre superficialmente hacia áreas más
bajas, pudiendo infiltrar nuevamente, si hubiera condiciones.
Cuando termina la precipitación y no hay más aporte superficial la tasa de infiltración real
se hace cero rápidamente y la capacidad de infiltración vuelve a crecer, porque el suelo
continúa perdiendo humedad hacia las capas más profundas, además de las pérdidas por
evapotranspiración. Los valores de infiltración dependerán del espacio y del tiempo. La
muestra el desarrollo típico de las curvas representativas de la evolución temporal de la
infiltración real y de la capacidad de infiltración ante la ocurrencia de una precipitación.

A continuación se dan algunos valores promedios de capacidad de infiltración para distintos


tipos de suelos:

2.1 Formas en que se puede expresar la Infiltración del Suelo

 INFILTRACIÓN INSTANTÁNEA O VELOCIDAD DE INFILTRACIÓN: es la


velocidad con la que el suelo adsorbe el agua en un momento determinado;
disminuye con el tiempo hasta alcanzar un valor constante.
 INFILTRACIÓN ACUMULADA: es la lámina que se acumula en el suelo durante
un tiempo determinado; aumenta con el tiempo.
 INFILTRACIÓN MEDIA: es la velocidad de infiltración durante un tiempo
acumulado; disminuye con el tiempo.
 INFILTRACIÓN BÁSICA: es la velocidad de infiltración cuando alcanza un valor
constante. Se considera que se a alcanzado cuando la disminución es del 10% en
una zona.

2.2 Variación de la capacidad de infiltración se clasifica en dos categorías:

a) Variaciones en áreas geográficas debidas a las condiciones físicas del suelo.


b) Variaciones a través del tiempo en una superficie limitada:

 Variaciones anuales debidas a la acción de los animales, deforestación, etcétera.


 Variaciones anuales debidas a diferencias de grado de humedad del suelo, estado de
desarrollo de la vegetación, temperatura, etcétera.
 Variaciones a lo largo de la misma precipitación.

3. UNIDADES

Es corriente utilizar como unidad de medida de la infiltración el mm/h, ocasionalmente el


mm/día. Para mediciones directas, los intervalos de tiempo entre dos medidas sucesivas son
generalmente más cortos, pero el resultado se expresa reduciéndolo a alguna de las dos
unidades citadas.

4. FACTORES QUE AFECTAN LA CAPACIDAD DE INFILTRACIÓN

La capacidad de infiltración depende de muchos factores, algunos de los factores que se


describen a continuación influyen más en la intensidad de infiltración, al retardar la entrada
del agua.
4.1 Condiciones de Superficie: entre ellas tenemos

 Compacidad: cuando un suelo se compacta disminuye la infiltración. Esta es una


de las razones por las cuales campos cultivados que soportan el paso de tractores y
maquinaria agrícola tienen menos infiltración, lo mismo sucede con los campos de
pastoreo donde las pisadas del ganado van compactando el suelo.
 Tipos de superficies: La infiltración a través de la superficie del terreno depende
del valor de la lámina de agua, así como del tiempo que permanezca en esa misma
condición. Las Superficies desnudas, tienen baja infiltración por que el suelo se
halla expuesto al choque directo de las gotas de lluvia, lo que puede dar lugar a una
compactación del mismo. Los agregados de partículas son divididos por el agua,
que arrastrará de este modo elementos más finos, con mayor posibilidad de penetrar
hacia el interior y obturar los poros y grietas, impidiendo o retardando la
infiltración.
 Capa Vegetal: La cubierta vegetal protege al suelo de la compactación que provoca
el impacto directo de las gotas de lluvia, al detener y/o amortiguar la velocidad con
la que caen (interceptación). Se reduce entonces la violencia de las precipitaciones,
se frena su recorrido superficial y el agua permanecerá más tiempo en superficie
aumentando las posibilidades de Ser Infiltrada.
 Pendiente de la Superficie y Rugosidad: la pendiente del terreno influye por que
puede mantener durante más o menos tiempo una lámina de agua de cierto espesor
sobre él, de esto se concluye que a mayor pendiente menor infiltración, y viceversa.
La rugosidad de la superficie influirá en la velocidad que puede alcanzar el
escurrimiento superficial sobre el terreno: a mayor rugosidad, el escurrimiento será
más lento y la oportunidad de infiltración aumenta; si la superficie está menos
accidentada, el escurrimiento será más rápido, disminuyendo la capacidad de
infiltración.
 Áreas urbanizadas: las áreas urbanizadas reducen considerablemente la posibilidad
de infiltración.
 Afloramientos rocosos. en zonas con afloramientos rocosos, sin formación de suelo
o siendo éste muy incipiente, la infiltración puede llegar a ser prácticamente nula.
 El Arreglo Geométrico de los Elementos Estructurales: la distribución espacial
de las partículas y grupos de partículas, así como de los poros del suelo, modifican
de manera sustancial la permeabilidad. Asimismo, otros factores, como fisuras
discontinuidades, estados de floculación o dispersión, orientación y compacidad
relativa, ejercen su influencia.
 Conductividad Hidráulica de la Superficie del Terreno: El valor mínimo de la
capacidad de infiltración es igual a la conductividad hidráulica saturada. Si existe
vegetación o el suelo presenta alguna estructura, entonces la capacidad de
infiltración aumenta considerablemente. Si el estrato superior del suelo contiene
material arcilloso, la capacidad de infiltración será grande en los primeros instantes,
disminuyendo conforme transcurre el tiempo. El arrastre de sedimentos finos a
mayor profundidad y la actividad humana cambian también la capacidad de
infiltración de un suelo.
4.2 Características del suelo: estos factores son

 Textura del suelo: la textura del suelo influye en la estabilidad de la estructura, en


tanto sea menor o mayor la proporción de materiales finos que contenga éste. Un
suelo con gran cantidad de limos y arcillas, está expuesto a la disgregación y
arrastre de estos materiales por el agua, con el consiguiente llenado de poros más
profundos.
 Tamaño de los poros o granulometría, la existencia de poros grandes reduce la
tensión capilar, pero favorece directamente la entrada de agua. Entre mayor sea la
porosidad, el tamaño de las partículas y el estado de fisuramiento del suelo, mayor
será la capacidad de infiltración.
 Calor específico: el calor específico del terreno influirá en su posibilidad de
almacenamiento de calor, afectando a la temperatura del fluido que se infiltra, y por
lo tanto, a su viscosidad. El aire que llena los poros libres del suelo, tiene que ser
desalojado por el agua para ocupar su lugar, lo que reduce la intensidad de la
infiltración, hasta que es desalojado totalmente, en ese momento habrá un
incremento de esa intensidad.
 Acción del hombre y de los animales: si el uso de la tierra tiene buen manejo y se
aproxima a las condiciones iníciales (virgen), se favorecerá el proceso de la
infiltración, en caso contrario, cuando la tierra está sometida a un uso intensivo por
animales o sujeto al paso constante de vehículos, la superficie se compacta y se
vuelve impermeable.

4.3 Condiciones Ambientales: entre ellas se encuentran

 Humedad inicial: la infiltración varía en proporción inversa a la humedad del


suelo, un suelo húmedo presenta menor capacidad de infiltración que un suelo seco.
A medida que el suelo se humedece, las arcillas y coloides se hinchan por
Hidratación, cerrando los vacíos y disminuyendo en consecuencia la capacidad de
infiltración.
 Temperatura del suelo: las temperaturas bajas del suelo dificultan la infiltración.

4.4 Características del Fluido que Infiltra: se pueden mencionar

 Turbidez del agua: por los materiales finos en suspensión que contiene, penetran
en el suelo y reducen por colmatación la permeabilidad, y por tanto, la intensidad de
infiltración.
 Contenido de sales: el contenido de sales, en ocasiones favorece la formación de
flóculos con los coloides del suelo, reduciendo en consecuencia, por el mismo
motivo anterior, la intensidad de infiltración.
 Temperatura del agua: la temperatura del agua afecta a su viscosidad, y en
consecuencia, a la facilidad con que aquélla discurrirá por el suelo. Por tal razón las
intensidades de infiltración son menores en invierno que en verano.
 Contenido de Aguan los Estratos de Suelo Someros: Si el contenido de humedad
del estrato más somero del suelo está cercano a la saturación, la capacidad de
infiltración será baja. En el caso de que los estratos a mayor profundidad muestren
una conductividad hidráulica menor que en los estratos superiores, entonces la
saturación se lleva a cabo desde la superficie.
 Características Químicas de la Superficie del Suelo: La vegetación y los
microorganismos de los suelos producen diversas sustancias que son repelentes al
agua, provocando que por su efecto en ciertas partes de la superficie del terreno que
la capacidad de infiltración disminuya.
 La Duración y La Intensidad de las Precipitaciones: las precipitaciones suaves,
aunque sean prolongadas en el tiempo, favorecen la infiltración, sobre todo si no
superan la capacidad de infiltración de un suelo. Las precipitaciones muy intensas o
torrenciales la dificultan. Estas precipitaciones violentas superan con frecuencia la
capacidad de infiltración de los suelos, por lo que el agua no infiltrada tenderá a
movilizarse superficialmente, pasando a formar parte de la escorrentía superficial.
 Propiedades Físicas y Químicas del Agua: El cambio de temperatura en un suelo
provoca un cambio en la conductividad hidráulica. Esto se debe a la dependencia de
las propiedades físicas del agua con la temperatura: a mayor temperatura, valores
mayores de conductividad. Por su parte, es importante recalcar que si el agua posee
altos contenidos de sólidos disueltos, es posible que parte de estos se depositen en
los intersticios del medio poroso, disminuyendo con el tiempo la conductividad
hidráulica.

5. INTERSTICIOS, ESPACIOS U OQUEDADES DEL TERRENO

El agua se mueve a través de las rocas gracias a la existencia de grietas, fisuras y espacios
intergranulares pequeños, interconectados entre si y conocidos todos ellos como
intersticios. Los intersticios se caracterizan por tamaño, forma, regularidad, distribución e
intercomunicación.

El intersticio, espacio u oquedad en un terreno es cada uno de los espacios vacíos que
quedan entre los átomos que forman la red cristalina de un suelo o área de terreno
determinada, así como también el espacio hueco entre los granos que permiten el proceso
de infiltración. Los huecos o intersticios del terreno se clasifican en dos grandes grupos:

5.1 Los intersticios originales o primarios: son los espacios integrados por los poros
intergranulares creados por los procesos geológicos imperantes durante la
formación de la roca. En las rocas sedimentarias estos espacios están caracterizados
por el grado de consolidación y cementación.

5.2 Los intersticios secundarios: son aquellos resultantes de los fenómenos


tectónicos, físicos o químicos a que fueron sometidas las rocas después de su
formación; ellos son fracturas, fisuras, diaclasas y aberturas de disolución. Desde
un punto de vista Hidrogeológico, es posible distinguir dos grandes tipos de roca.
Las rocas con permeabilidad por intersticios o permeables en pequeño, como las
arenas y las gravas, y las rocas con permeabilidad por fisuras o permeables en
grande, cuyo tipo es la caliza.
Las rocas portadoras de agua se clasifican en dos grandes grupos de acuerdo con el
tipo de intersticios predominante.

 Formaciones no consolidadas, porosidad intergranular.


 Formaciones consolidadas con intersticios de origen secundario.

El flujo de agua a través de formaciones no consolidadas con porosidad de tipo


intergranular difiere apreciablemente de aquel existente en formaciones consolidadas con
porosidad de tipo fracturas, fisuras o aberturas de disolución. En las primeras el agua se
mueve a través de un medio uniforme, mientras en la segunda el flujo tiene lugar a lo largo
de canales o planos preferenciales, y dependiendo de la distribución y tamaño de los
pasajes, del tipo de la data de flujo, pueden variar ampliamente. Debido a que la mayoría de
los acuíferos explotados se encuentran en rocas no consolidadas (gravas y arenas), el
conocimiento de flujos a traves de medios porosos uniformes están más avanzados que el
de rocas con porosidad irregular del tipo fracturas o aberturas de disolución.

5.3 Porosidad: Se define como la relación del volumen de huecos (vacíos) al volumen total
del terreno que los contiene, es decir:

η= 100 w/v

La porosidad depende de un gran número de factores entre los que cabe destacar:
Naturaleza del terreno, La uniformidad granulométrica de sus componentes, La disposición
y forma de las partículas, Grado de cementación o compactación y Efectos de la fisuración,
disolución, meteorización, etc…

De lo anterior se deduce que hay dos tipos de porosidades:

 Porosidad primaria u originaria


 Porosidad adquirida o secundaria, producida por fracturación o por disolución.
En una porción de suelo poroso no saturado, existe una zona ocupada por partículas sólidas
y el resto por huecos o espacios vacíos. La porosidad “n” es la relación entre el volumen de
huecos y el volumen total
𝑉𝑣+ 𝑉𝑤
𝑛=
𝑉𝑇

Dónde:

𝑉𝑣 = Volumen de vacíos
𝑉𝑤 = Volumen de agua
𝑉𝑇 = Volumen total

5.4 Permeabilidad a (K): Es la constante que define la capacidad del medio poroso para
transmitir al agua a través de sí mismo, es decir, si en la ecuación:

V=K. i
De allí que sus unidades sean las de velocidad y generalmente se mide en m/día o cm/hora.
La conductividad hidráulica es dependiente del fluido y del medio poroso en conjunto,
diferenciándose del término permeabilidad que se define en función del medio poroso.

La permeabilidad es el factor más importante de las rocas en relación con la explotación de


sus aguas subterráneas. Depende de:

 Tamaño de los huecos interconectados (poros, fracturas, etc.)


 La granulometría de las partículas rocosas
 Naturaleza y rugosidad de la superficie de estas partículas
 La dirección dentro del terreno (anisotropía).

6. TIPOS DE AGUA EN EL SUELO Y SUBSUELO

La infiltración es el movimiento del agua a través de la superficie del suelo y hacia adentro
del mismo y es provocado por la acción de las fuerzas de gravitación y de capilaridad y
para su análisis es necesario conocer los tipos de aguas presentes en el suelo, subsuelo y
aguas subterráneas, cuyas características se describen a continuación:
6.1 El Agua en el Suelo

Agua que se encuentra en la zona superior del suelo o en la zona de aireación cerca de la
superficie del terreno, de forma que puede ser cedida a la atmósfera por evapotranspiración.

El agua en el suelo; Se halla en tres formas: gravitacional, capilar e higroscópica.

6.1.1 Agua Gravitacional o Agua Libre: Es el agua que sé que se introduce y fluye a
través del suelo por efecto de las fuerzas gravitatorias no está retenida por las partículas
sólidas del suelo y que, como consecuencia, puede desplazarse libremente por los poros. La
fuerza motriz actuante, en este caso, es la acción de la gravedad terrestre y, por efecto de
los movimientos verticales descendentes, se elimina mediante el drenaje interno del suelo
hacia horizontes más profundos del mismo. El agua gravitacional se subdivide en dos tipos:

 Agua gravitacional de flujo rápido: circula por los poros más gruesos, superiores a
50 m durante las primeras horas de lluvia.

 Agua gravitacional de flujo lento: desciende lentamente (con frecuencia durante


varias semanas) por los poros de diámetro comprendido entre 50 y 10 m.

6.1.2 Agua Capilar: Agua retenida en conductos de pequeño tamaños (Microporos) por
fenómenos de capilaridad y tensión superficial, ella esta suspendida en el suelo y no escurre
libremente si no por gravedad.

Es decir el agua se mantiene por tensión superficial sobre las superficies de las partículas y
agregados del suelo, rellenando huecos y poros capilares. Dentro de ella distinguimos el
agua capilar absorbible y la no absorbible.
 Agua capilar no absorbible:
Se introduce en los tubos capilares más pequeños < 0.2 micras. Está fuertemente
retenida y no es absorbible por las plantas.

 Agua capilar absorbible:


Es la que se encuentra en tubos capilares de 0.2-8 micras. Es un agua absorbible por
las plantas, útil para la vegetación y constituye la reserva durante los períodos secos.

6.1.3 Agua Higroscópica: Agua inmóvil que rodea a las partículas del suelo y solo se
desplazan en estado vapor, esta forma de agua se representa en todos los casos como una
fracción muy pequeña del total, en ningún caso puede ser absorbida por las plantas.

6.1.4 Agua de Constitución: Diferentes componentes del suelo (materia orgánica, arcillas,
sales, etc.) están formados por moléculas en cuya composición interviene el agua. Esta
forma de agua en el suelo, ligada a la propia constitución de la materia, resulta ser una
fracción cuantitativamente muy poco significativa y, al estar retenida de modo muy
enérgico, también es absolutamente inutilizable por las plantas.

6.2 El Agua en el Subsuelo

Es parte del ciclo hidrológico y constituye el 97% del agua dulce disponible en la
naturaleza. Se trata de agua que se infiltra al terreno por las llamadas áreas de recarga y
transita durante años atravesando el subsuelo. La parte del subsuelo donde se encuentra el
agua subterránea se denomina acuífero.

6.2.1 Acuíferos: Están constituidos por formaciones geológicas compuestas por materiales
permeables y porosos que reciben el agua, la almacenan y permiten el tránsito de la misma.
Los acuíferos pueden ser de tipo libres (a presión atmosférica) o confinados (a presión
mayor que la atmosférica por lo cual pueden ser surgentes)

6.2.2 Acuíferos Libres o Freáticos: Están próximos a la superficie y no están totalmente


saturados. En ellos el agua se presente a presión atmosférica. Son permeables y se apoyan
en general sobre una formación impermeable de tipo arcilloso.

6.2.3 Acuíferos Confinados o Artesianos: Son más profundos y completamente saturados


de agua, la cual se encuentra a una presión superior a la atmosférica por lo que al ser
perforados, los niveles suben pudiendo algunas veces ser surgentes. En general presentan
un estrato superior impermeable y pueden ser surgentes o semi-surgentes.

6.2.4 Acuíferos Semiconfinados: Se pueden considerar un caso particular de los acuíferos


cautivos, en los que muro, techo o ambos no son totalmente impermeables, sino que
permiten una circulación vertical del agua.

6.2.5 Acuíferos Costeros: pueden ser libres, confinados o semiconfinados.3 Lo que los
diferencia es la presencia de fluidos con dos densidades diferentes: agua dulce, con una
densidad menor, con relación al agua salada del mar o del océano. Esta diferencia de
densidad hace que en la zona de la costa, el agua dulce se encuentra sobrepuesta al agua
salada. El agua salada se introduce en el continente en forma de una cuña salina que se va
profundizando a medida que se introduce en el continente.

6.3 Agua Subterráneas

El agua subterránea es parte de la precipitación que se filtra a través del suelo hasta llegar al
material rocoso que está saturado de agua. Es decir es aquella parte del agua existente bajo
la superficie terrestre que puede ser colectada mediante perforaciones, túneles o galerías de
drenaje o la que fluye naturalmente hacia la superficie a través de manantiales o filtraciones
a los cursos fluviales.

6.3.1 Zona no Saturada o Zona Vadosa: Se ubica entre la superficie del terreno y la zona
saturada o superficie freática. es el espacio comprendido entre el nivel freático y la
superficie, donde no todos los poros están llenos de agua. es decir, están ocupados tanto por
agua como por aire en función de las condiciones Se caracteriza por ser una zona que
presenta partes saturadas y otras parcialmente saturadas que en ocasiones pierden el agua
gravídica.

Se pueden diferenciar en tres sub zonas:

 SUBZONA DE EVAPOTRANSPIRACIÓN: El agua aquí contenida puede


evaporarse volviendo a la atmósfera, o ser absorbida por los vegetales a través de
sus raíces, quienes también la evaporarán por transpiración
 SUBZONA INTERMEDIA: en la que el agua se mueve por gravedad hacia las
zonas inferiores
 FRANJA CAPILAR: se mantienen ocupados por agua sujeta a fuerzas capilares,
que asciende desde la zona saturada inferior a una altura tanto mayor cuanto mayor
sean estas fuerzas.

6.3.2 Nivel Freático: Es el nivel a partir del cual los materiales se encuentran totalmente
saturados de agua.

6.3.3 Zona Saturada: Su límite superior viene marcado por el nivel freático, y el inferior
por los materiales impermeables a partir de los cuales se ha acumulado el agua. Se
caracteriza porque los poros, grietas y fisuras de las rocas están completamente ocupados
por agua, que se encuetnra a una presión variable: igual a la atmosférica en el nivel freático,
y progresivamente mayor a medida que se profundiza.

Las aguas de esta zona son las que se consideran verdaderas aguas subterráneas. Han
llegado aquí a partir de la infiltración de las aguas de lluvia, o de las aguas superficiales
(deshielo, ríos, lagos). Una vez en esta zona y dependiendo de las condiciones, su flujo
natural las llevará de nuevo a la superficie dando lugar a manantiales y fuentes,
alimentando ríos, lagos y zonas húmedas, o descargando directamente en el mar. También
si las condiciones lo permiten, pueden ser captadas en cantidades significativas para el
consumo humano.
6.3.4 Área de Recarga: Es el área en superficie por donde se produce la entrada del agua
de las precipitaciones al suelo y luego por infiltración al acuífero. Esta zona puede ser
cercana o lejana al lugar de las perforaciones.

6.3.5 Área de Descarga: Es la zona donde el agua del acuífero después de su tránsito por el
subsuelo sale o descarga al mar, lagos, lagunas y ríos.

7. VARIACIÓN CON EL TIEMPO DE LA INTENSIDAD DE INFILTRACIÓN

Si se considera un área de suelo suficientemente pequeña, de manera que sus características


como el tipo de suelo o capa vegetal, así como la intensidad de la precipitación en el
espacio puedan considerarse uniformes. Suponiendo también que al inicio de la lluvia el
suelo está lo suficientemente seco para que la cantidad de agua que pueda absorber en la
unidad de tiempo, sea mayor que la intensidad de la lluvia en esos primeros instantes de
iniciada la lluvia. Bajo dichas condiciones, se infiltraría todo lo que llueve, es decir:

Si i < fp entonces f=i

Dónde:

f = Infiltración en lámina por unidad de tiempo (mm/h)


fp = Capacidad de infiltración por unidad de tiempo (mm/h)
i = intensidad de la lluvia (mm/h)

7.1 POSTULADO DE HORTON

Establece que la curva que representa la capacidad de infiltración se manifiesta de esa


manera, solo y solo si la intensidad de precipitación es mayor que la capacidad de
infiltración del suelo analizado.

Este principio o postulado es debidamente respetado en el ensayo de infiltración de doble


anillo, porque siempre hay agua en superficie que satisface la capacidad de absorción que
tiene el suelo en su grado máximo o potencial, cualquiera sea el tiempo que transcurre
desde el inicio del ensayo.

La metodología de ajuste gráfico de la curva de infiltración–tiempo se usa cuando la


intensidad de precipitación es menor que la capacidad de infiltración, y no se cumple el
postulado de Horton. Debe corregirse la curva potencial con la curva lámina acumulada que
representa los volúmenes acumulados e infiltrados en el suelo con velocidad de infiltración
f.

Al avanzar el tiempo y si la lluvia es suficientemente intensa el contenido de humedad del


suelo aumentará hasta que la superficie alcance la saturación, en ese momento se empiezan
a llenar las depresiones del terreno, es decir, se forman charcos y comienzan a producirse
flujos sobre la superficie. A este instante se le denomina tiempo de encharcamiento y se le
denota como “ponding time”.
Después del tiempo de encharcamiento y si la lluvia sigue siendo intensa, el contenido de
humedad del suelo aumentará y la capacidad de infiltración disminuirá con el tiempo.

Bajo éstas condiciones la infiltración se hace independiente de la variación en el tiempo de


la intensidad de lluvia, en tanto que ésta sea mayor que la capacidad de transmisión del
suelo, de manera que:

Si i > fp, t > tp entonces f= fp

Dónde fp decrece con el tiempo.

Dadas estas condiciones, la capa saturada que en el tiempo de encharcamiento era muy
delgada y estaba situada en la superficie del suelo, se ensancha a medida que su límite
inferior, denominado frente húmedo se va profundizando.

Entonces, dado que cada vez una mayor parte del suelo está saturada, las fuerzas capilares
pierden importancia paulatinamente hasta que llega un punto en que al estar el medio
saturado, el movimiento del agua se produce solo por la acción de la gravedad y la
capacidad de infiltración se hace constante.

Si después del tiempo de encharcamiento la lluvia entra en un período de calma, es decir, su


intensidad disminuye hasta hacerse menor que la capacidad de infiltración, el tirante de
agua existente sobre la superficie del suelo disminuye hasta desparecer y el agua contenida
en los charcos también se infiltra y en menor grado se evapora.
8. MÉTODOS DIRECTOS E INDIRECTOS PARA EVALUAR LA CAPACIDAD
DE INFILTRACION

Los métodos para medir la infiltración se dividen en métodos directos e indirectos.

8.1 Métodos Directos: Valorar la cantidad de agua infiltrada sobre una superficie de suelo:

8.1.1 LISÍMETROS: Es un depósito enterrado, de paredes verticales, abierto en su


parte superior y relleno del terreno que se quiere estudiar. La superficie del suelo
está sometida a los agentes atmosféricos y recibe las precipitaciones naturales. El
agua de drenaje es medida, al igual que la humedad y la temperatura del suelo a
diferentes profundidades. Los inconvenientes son la necesidad de períodos largos, la
reconstrucción del suelo no es adecuada ya que no se reproduce exactamente igual
el proceso que el mismo sufrió debido al accionar de la naturaleza y el hombre.

8.1.2 SIMULADORES DE LLUVIA: Aplican agua en forma constante


reproduciendo lo más fielmente el acontecer de la precipitación. Las gotas son del
tamaño de las de la lluvia y tienen una energía de impacto similar, comparándose
los efectos. Varían en tamaño, cantidad de agua necesaria y método de medición. El
área de lluvia es variable entre 0,1 m2 y 40 m2 . La diferencia entre precipitación y
escorrentía representa la valoración del volumen infiltrado.

8.1.3 INFILTRÓMETROS: Para realizar el ensayo de infiltración en el campo se


utiliza el infiltrómetro. Es un aparato sencillo, de uno o dos tubos de chapa de
diámetro fijo. Se clava en el suelo a una profundidad variable, se le agrega una
cierta cantidad de agua y se observa el tiempo que tarda en infiltrarse.

8.1.4 TUBOS: Es un tubo de cilíndrico de 0,20 a 0,25 cm de diámetro y un alto de


0,60 m, que se hinca en el suelo, midiéndose el descenso del agua, con el principal
inconveniente que el agua infiltrada por el círculo del fondo, en las zonas del suelo a
los lados del aparato participan también en la infiltración; dando medidas superiores
a la realidad.

8.1.5 INFILTRÓMETROS: Son dos anillos concéntricos, usándose el interior, de


23 cm. de diámetro para determinar la velocidad de infiltración, mientras que el
exterior de 35 cm se inunda a las mismas profundidades para disminuir los efectos
de frontera en el anillo interior. Los anillos se insertan en el suelo a la profundidad
mínima necesaria para evitar las fugas de los mismos. La medición es menor que la
anterior y más concordante con la capacidad real del suelo.

8.2 Métodos Indirectos: Se determina la capacidad de infiltración considerando una


cuenca perfectamente controlada, con datos precisos de precipitación, evaporación y
escorrentía, se puede determinar la infiltración.
8.2.1 ENSAYO DE INFILTRACIÓN: Los ensayos de infiltración permiten
conocer la variación de la capacidad de infiltración en función del tiempo,
decreciente a medida que transcurre el mismo. Los ensayos más simples y
difundidos son los que se desarrollan con los anillos concéntricos. Los datos
obtenidos de campo se vuelcan en una planilla registrándose las distintas alturas de
agua y los tiempos correspondientes. Los intervalos de tiempo dependen del suelo
donde se hace la medición. Con los datos de altura y tiempo se obtienen los deltas
de ambos.

La capacidad de infiltración se obtiene haciendo el cociente entre cantidad de agua


infiltrada y el intervalo de tiempo.

8.2.2 ECUACIÓN DE HORTON: la ecuación permite estimar la capacidad de


infiltración promedio de un suelo para grandes cuencas hidtograficas, bajo una
tormenta dada.

Se fundamenta en dos hipótesis:

 Que el patrón de intensidad de tormentas grandes producen crecientes similares a


las ecuaciones vecinas.

 Durante el periodo de lluvia en exceso, el escurrimiento superficial es igual a la


diferencia entre la lluvia y la infiltración que ocurren durante el periodo de lluvia en
exceso.

Hortón desarrolló una ecuación matemática para definir la curva de capacidad de


infiltración:

f = fo + (fo - fc) e- K * t

Donde:

F: capacidad de infiltración en mm/h para un tiempo t cualesquiera


fo: Capacidad de infiltración inicial ó máxima en mm/h
fc: Capacidad de infiltración final ó mínima en mm/h
K: Constante que depende del tipo de suelo estudiado en min -1
t: Tiempo desde el inicio dela lluvia en minutos

Los valores de fo, fc y K están asociados a los suelos y a su cubierta vegetal. Se determina
fo en suelo completamente seco y fc en suelo totalmente saturado.
EL POSTULADO DE HORTON: establece que la curva que representa la capacidad de
infiltración se manifiesta de esa manera, solo y solo si la intensidad de precipitación es
mayor que la capacidad de infiltración del suelo analizado. Este principio o postulado es
debidamente respetado en el ensayo de infiltración de doble anillo, porque siempre hay
agua en superficie que satisface la capacidad de absorción que tiene el suelo en su grado
máximo o potencial, cualquiera sea el tiempo que transcurre desde el inicio del ensayo.
8.2.3 INDICE DE INFILTRACIÓN: Es el valor de intensidad de lluvia (I), para
el cual el volumen precipitado se iguala al volumen de escurrimiento debido a la
saturación de humedad del suelo. Este método asume que la infiltración es constante
durante toda la duración de la luvia y que la lámina infiltrada es igual a la integral
de la distribución de la rata de infiltración, es decir, dela rea bajo la curva de
infiltración.

Uno de los métodos empíricos para estimar los índices de perdidas, es el de Método de Liu
y Wang, realizaron estudios en pequeñas cuencas con la finalidad de conseguir un modelo
que les permitiese estimar el caudal pico de crecientes por lo que se hizo necesario la
determinación de la tasa promedio de pérdidas de lluvia en la cuenca, observando en dichos
estudios que las pérdidas de lluvia se relacionaban directamente con la intensidad y
duración de la precipitación, cobertura vegetal, tipo de suelo y su condición de humedad
antecedente. Al graficar la tasa de perdidas, contra la intensidad de lluvia I, determinaron la
siguiente ecuación:
ɸ= a I b Ecuación 1

Dónde:
ɸ= tasa promedio de pérdidas de lluvia en mm/h
a , b= parámetros que muestran las características de las de las condiciones del terreno.
I= intensidad de la precipitación en mm/h.

Luego de analizar los datos observados en las pequeñas cuencas de estudio y los resultaos
de los experimentos artificiales, los valores de a y b fueron asignados como se indica en la
Tabla 1.

Tabla 1. VALORES DE LOS PARÁMETROS a y b

CONDICIONES DE HUMEDAD DEL


DESCRIPCIÓN DE LAS CONDICIONES DEL SUELO
TERRENO HÚMEDO MEDIO SECO
a b a b a b
Perfil delgado arcilloso, vegetación pobre 0,83 0,56 0,93 0,63 1,00 0,68
Arcilloso, arenoso, vegetación pobre, montañas rocosas y 0,93 0,63 1,02 0,69 1,08 0,75
regiones con perfiles delgados
Limosos, vegetación pobre, regiones con colinas, perfil 0,98 0,66 1,10 0,76 1,16 0,81
grueso pastos
Limosos y con vegetación densa de forestales 1,10 0,76 1,18 0,83 1,22 0,87
Arenosos, floresta vegetal original con un piso forestal 1,22 0,87 1,25 0,90 1,27 0,92
denso
Otro método es el de Cartaya (Liu-Wang, modificado): Este método está basado en un
estudio particularizado que realizó el Ing. Venezolano Humberto Cartaya (Guevara, E. y
Cartaya, H. 1991), con su empresa HIDROMET-1980 en el cual, él estimó los parámetros a
y b de Liu-Wang, sobre la base del análisis de 50 tormentas y sus respectivos Hidrogramas
Unitarios en 11 cuencas hidrográficas de diversos tamaños, ubicadas en la Región Norte y
Centro Occidental de Venezuela, específicamente en los estados: Miranda, Carabobo,
Falcón, Guárico, Portuguesa y Apure, dando como resultado por correlación estadística los
siguientes valores: a = 1,09 y b = 0,85; lo que permitió finalmente redefinir la relación
empírica Liu-Wang, para estimar el Índice de Pérdidas (Ø) de la ecuación 1 en:

ɸ= 1,09 I 0,85 Ecuación 2

Dónde:
ɸ= tasa promedio de pérdidas de lluvia en mm/h
I= intensidad de la precipitación en mm/h.
9. PROBLEMA DE INFILTRACIÓN

A continuación se da la tormenta total D=30’ de diseño, ocurrida en la cuenca del río


Mogotón, calculada para el proyecto de derivación para un acueducto en el Estado Trujillo:

T en años 2.33 10 100


P (mm) 47 69 99
I (mm/h) 94 138 198

Se desea calcular la lluvia efectiva utilizando los métodos empíricos para estimar el índice
de pérdidas de lluvia (ɸ).

Condiciones de la Cuenca: Condiciones de humedad antecedente media área cubierta de


vegetación forestal densa, suelos limosos.

Solución: Utilizando la tabla 1 tenemos que los parámetros a y b son: a: 1.18 y b: 0.83.

Luego, aplicando la ecuación 1 a los datos del problema se obtiene:

ɸ= a I b Ecuación 1

T en años 2.33 10 100


ɸ= 1.18 I 0.83
51 70 95
en mm/h

También se puede Utilizar el método de Cartaya (Liu-Wang, modificado):

ɸ= 1,09 I 0,85 Ecuación 2

T en años 2.33 10 100


ɸ= 1,09 I 0,85
51,83 71,83 97.63
en mm/h