Está en la página 1de 13

INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Introducción:

Los miembros inferiores, fundamentalmente los pies, son los encargados de soportar todo el
peso del cuerpo y contribuyen a la propulsión (locomoción) y amortiguación durante la
marcha, carrera, saltos y todo tipo de actividad física humana.

Es por ello que debemos preocuparnos desde las edades tempranas por velar que se
mantenga la normalidad en las estructuras que los componen, debido a que un trastorno a
este nivel puede acarrear problemas estructurales y funcionales en la anatomía en general.

Pie Cavo

El pie cavo es una deformidad caracterizada por un aumento exagerado de la bóveda


plantar (que es un arco que se forma por los elementos óseos, ligamentosos y musculares
del pie; su función es amortiguar el impacto que se produce durante la marcha, además de
permitir la adaptación a las irregularidades del terreno), junto con desviaciones del talón (ya
sean en varo, es decir, hacia la línea media; o en valgo, hacia afuera de la línea media) y
dedos en forma de garra.

Causas

El origen del pie cavo está relacionado con una enfermedad neurológica. Según Torralba
existe una alta posibilidad de que esta alteración se produzca por una afectación neuromuscular
razón, por lo cual es de gran importancia que el paciente con pies cavos acuda a un especialista
para que este determine el origen exacto de su problema. También hay ocasiones en las que la
causa es idiopática, pues el aumento de la bóveda plantar se presenta sin una causa que lo
justifique. Por otro lado, los especialistas afirman que esta afección tiene una alta frecuencia
familiar, aunque no se ha podido identificar una transmisión hereditaria real.

Síntomas
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Este trastorno se empieza a manifestar en forma de dolor en la zona del arco y el talón así como
en la zona del antepie y por debajo de los dedos. “Se asocia a una tensión y acortamiento de la
musculatura plantar del pie y posterior de la pierna”, puntualiza el experto.

Los pies muy arqueados tienden a presentar el dolor, debido a que se ejerce más tensión sobre la
sección del pie que queda entre el tobillo y los dedos de los pies. Esto se traduce en
el acortamiento de la longitud del pie, la dificultad para calzar zapatos adecuados y la sensación
de dolor al caminar, permanecer de pie y correr.

El pie cavo provoca tensión muscular excesiva y rigidez de las articulaciones del pie. Cuando se
producen a edades tempranas, presenta muy pocas molestias y no suele alterar la marcha de
forma significativa salvo los que tienen una causa neurológica. Sin embargo, con el paso de los
años se van haciendo cada vez más rígidos y comienza a manifestarse la sintomatología
característica de la edad adulta.

 Metatarsalgia: Dolor en las almohadillas de la planta de los dedos al apoyar.

 Talalgia: Dolor en el talón al apoyar.

 Hiperqueratosis plantares: Durezas dolorosas en las zonas de mayor apoyo.

 Dedos en garra (flexionados hacia dentro).

 Aparición de tendinitis.

 Dificultad para calzarse.

 Lumbalgias frecuentes.

 Dificultad o cansancio extremo para permanecer de pie sin moverse.

Tipos
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Existen dos tipos de pies cavos:

 Pie cavo posterior o calcáneo-varo: Tipo de pies cavos en los que predomina la caída del talón.

 Pie cavo anterior: Caso más frecuentes en el que destaca la verticalización o caída los
metatarsianos y que suele asociarse a los dedos en garra.

También pueden presentarse formas mixtas.

Por otro lado, según la posición del talón el pie cavo puede clasificarse en varo, recto o valgo

Tratamiento

Los pies cavos presentan muy pocas molestias y no suelen alterar significativamente la marcha,
salvo aquellos que presentan una causa neurológica. Por ello, el objetivo principal del tratamiento
es el alivio de los síntomas que presente el paciente. “El tratamiento fundamental consiste en la
utilización de plantillas ortopédicas.

Espolón Calcáneo

El espolón calcáneo es una prominencia ósea que puede aparecer en la parte anterior del
talón (calcáneo) como consecuencia de estiramientos excesivos y continuados de la fascia plantar,
una banda de tejido conjuntivo que recubre los músculos de la zona.

Al estirarse excesivamente, la fascia puede calcificarse, formándose el espolón, que es bastante


doloroso y dificulta el apoyo normal de talón, ocasionando a veces una inflamación en la zona
que lo rodea.

Causas

El espolón es más frecuente entre personas que tienen el pie muy arqueado o que sufren
sobrepeso, aunque también puede aparecer entre aquellos que realizan movimientos violentos con
el pie. Asimismo, el pie plano y las contracturas en el tendón de Aquiles también aumentan la
tensión en la fascia plantar, por lo que pueden acarrear la aparición de espolones calcáneos.
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Síntomas

El espolón no presenta ningún síntoma, sí lo tiene la fascitis plantar”, según de la Rubia. El


principal síntoma es un dolor que generalmente se produce en la parte interna del talón, pero que
puede acontecer en cualquier punto de la planta del pie, del calcáneo a los cinco metatarsianos. El
dolor, que actúa como pinchazos en la zona plantar, desaparece cuando el pie está en reposo.

Tratamiento

Esta lesión suele tratarse con éxito mediante el uso de plantillas ortopédicas que alivian la tensión
sobre la zona haciendo que los movimientos sean menos dolorosos. Las férulas nocturnas y
los ejercicios de estiramientos también son efectivos para eliminar o disminuir el dolor. En caso
de que aparezcan inflamaciones, se pueden tratar mediante infiltraciones de fármacos
antiinflamatorios
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

PIE ZAMBO O EQUINOVARO

Pie zambo
El pie equino varo describe una variedad de anomalías del pie que por lo general están
presentes al momento del nacimiento (congénitas) en las que el pie de tu bebé presenta una
forma o posición torcida. En el pie equino varo, los tejidos que conectan los músculos al
hueso (tendones) son más cortos que lo habitual. El pie equino varo es un defecto congénito
frecuente y por lo general es un problema aislado para un recién nacido saludable en los
demás aspectos.

El pie equino varo puede ser leve o grave. Aproximadamente la mitad de los niños con pie
equino varo lo tienen en ambos pies. Si tu hijo tiene pie equino varo, tendrá dificultades
para caminar normalmente, por lo que en general los médicos recomiendan tratarlo poco
después del nacimiento.
Comúnmente, los médicos pueden corregir con éxito el pie equino varo sin cirugía, aunque
a veces los niños necesitan una cirugía de seguimiento más adelante.
Síntomas
Si tu hijo tiene pie equino varo, podría tener este aspecto
 La parte superior del pie generalmente está torcida hacia abajo y hacia adentro, lo
que acentúa el arco y hace que el talón se doble hacia adentro.

 Es posible que el pie esté tan torcido que de hecho se vea como si estuviera al revés.

 Los músculos de la pantorrilla en la pierna afectada generalmente están


subdesarrollados.

 El pie afectado puede ser hasta 1/2 pulgada (alrededor de 1 cm) más corto que el
otro pie.

Sin embargo, a pesar de su apariencia, el pie equino varo en sí no causa ningún dolor o
molestia.
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Causas
La causa del pie equino varo es desconocida (idiopática), pero puede ser una combinación
de la genética y el entorno.
Factores de riesgo
Los factores de riesgo son:
 Antecedentes familiares. Si alguno de los padres o sus otros hijos han tenido pie
equino varo, es más probable que el bebé también lo tenga.

 Enfermedades congénitas. En algunos casos, el pie equino varo puede estar


asociado a otras anomalías del esqueleto que se manifiestan desde el nacimiento
(congénitas), como la espina bífida, un defecto de nacimiento grave que se presenta
cuando el tejido que rodea la médula espinal del feto no se cierra de manera
adecuada.

 El entorno. Si una mujer con antecedentes familiares de pie equino varo fuma
durante el embarazo, el riesgo de que su bebé manifieste esta enfermedad puede ser
el doble que en los casos de las no fumadoras. Además, contraer una infección o
consumir drogas recreativas durante el embarazo puede aumentar el riesgo de pie
equino varo.

 Líquido amniótico insuficiente durante el embarazo. Si el líquido que rodea al bebé


en el útero es demasiado poco, el riesgo de pie equino varo puede ser mayor.

Complicaciones
Por lo general, el pie equino varo no causa problemas hasta que el niño empieza a pararse y
caminar. Si se lo trata, lo más probable es que tu hijo camine casi con normalidad. Es
posible que tenga dificultades con:
 Movimiento. La movilidad puede estar ligeramente limitada.

 Talla del calzado. El pie afectado puede tener hasta 1 y 1/2 tallas de calzado menos
que el pie normal.

 Tamaño de la pantorrilla. Es probable que los músculos de la pantorrilla del lado


afectado siempre sean más pequeños que los del otro lado.

Sin embargo, si no se lo trata, el pie equino varo puede causar problemas más graves. Estos
pueden ser:
 Artritis. Es probable que tu hijo padezca artritis.

 Baja autoestima. El aspecto inusual del pie puede hacer que la imagen corporal de
tu hijo sea una preocupación durante la adolescencia.
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

 Incapacidad para caminar con normalidad. La torsión del tobillo puede impedir que
tu hijo camine sobre la planta del pie. Para compensarlo, es posible que camine
sobre la bola del pie (región metatarsiana), sobre la parte externa del pie o incluso
sobre el empeine en casos graves.

 Problemas producidos por los ajustes para caminar. Los ajustes para caminar
pueden impedir el crecimiento natural de los músculos de la pantorrilla, producir
llagas o callosidades en el pie, y causar un andar extraño.

Prevención
Debido a que los médicos desconocen las causas del pie equino varo, es imposible
prevenirlo completamente. Sin embargo, si estás embarazada, puedes tomar las siguientes
medidas para limitar el riesgo de que tu bebé tenga defectos de nacimiento:
 No fumar ni pasar tiempo en entornos llenos de humo

 No tomar alcohol

 Evitar el consumo de medicamentos que no estén aprobados por el médico

Diagnóstico
En la mayoría de los casos, el médico reconoce el pie equino varo poco tiempo después del
nacimiento, simplemente observando la forma y el posicionamiento del pie del recién
nacido. En algunas ocasiones, es posible que el médico pida una radiografía para saber con
exactitud cuán grave es el pie equino varo, pero generalmente la radiografía no es
necesaria.
En algunos casos, es posible observar el pie equino varo con claridad antes del nacimiento
durante una ecografía. A pesar de que no se pueden tomar medidas para solucionar el
problema antes del nacimiento, tener conocimiento de la enfermedad puede darte tiempo
para obtener más información sobre el pie equino varo y consultar a los expertos de salud
adecuados, como un asesor en genética o un cirujano ortopédico.
Tratamiento
Debido a que los huesos, las articulaciones y los tendones de tu bebé recién nacido son muy
flexibles, el tratamiento para el pie equino varo generalmente comienza una o dos semanas
después del nacimiento. El objetivo del tratamiento es mejorar la apariencia del pie del niño
y su funcionamiento antes de que el niño aprenda a caminar, con la esperanza de prevenir
discapacidades a largo plazo.
Algunas opciones de tratamiento son:
 Estiramientos y un yeso (método Ponseti)

 Cirugía
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Estiramientos y yeso (método Ponseti)


Este es el tratamiento más frecuente para el pie equino varo. Tu médico hará lo siguiente:
 Moverá el pie del bebé a una posición correcta y luego lo colocará en un yeso para
mantenerlo en su lugar

 Reposicionará y volverá a enyesar el pie del bebé una o dos veces por semana
durante varios meses

 Realizará un procedimiento quirúrgico menor para alargar el tendón de Aquiles


(tenotomía percutánea del tendón de Aquiles) hacia el final de este proceso

Después de haber realineado la forma del pie del bebé, tendrás que mantenerla mediante
uno de los siguientes métodos:
 Hacer ejercicios de elongación con el bebé

 Colocarle zapatos especiales y dispositivos de inmovilización

 Asegurarte de que tu hijo use los zapatos y los dispositivos de inmovilización todo
el tiempo que sea necesario, por lo general todo el tiempo durante tres meses y
luego por la noche hasta por tres años

Para que este método sea exitoso, tendrás que aplicar los dispositivos de inmovilización
siguiendo las indicaciones del médico para que el pie no regrese a la posición original. El
principal motivo por el que a veces este procedimiento no funciona es que los dispositivos
de inmovilización no se usan constantemente.
Cirugía
Si el pie equino varo de tu bebé es grave o no responde a los tratamientos no quirúrgicos,
puede requerirse cirugía más invasiva. Un cirujano ortopédico puede alargar los tendones
para ayudar a colocar el pie en una mejor posición. Después de la cirugía, tu hijo tendrá un
yeso por hasta dos meses, y luego tendrá que usar un dispositivo de inmovilización
aproximadamente por un año, para evitar que regrese el pie equino varo.
Incluso con tratamiento, el pie equino varo puede no ser totalmente corregible. Pero en la
mayoría de los casos, los bebés tratados a edad temprana pueden usar zapatos comunes
cuando crecen y tener vidas normales y activas.

SINDROME DE MARFAN
El síndrome de Marfan es un trastorno hereditario que afecta el tejido conjuntivo, es decir,
las fibras que sostienen y sujetan los órganos y otras estructuras del cuerpo. El síndrome de
Marfan afecta más frecuentemente el corazón, los ojos, los vasos sanguíneos y el esqueleto.
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Las personas con síndrome de Marfan generalmente son altas y delgadas, y tienen brazos,
piernas y dedos de pies y manos desproporcionadamente largos. El daño causado por el
síndrome de Marfan puede ser leve o intenso. Si la aorta (el vaso sanguíneo de gran tamaño
que lleva sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo) se ve afectado, la enfermedad
puede poner en peligro la vida.
El tratamiento en general comprende medicamentos para mantener una presión arterial baja
y así reducir la tensión sobre la aorta. Es vital realizar controles regulares para verificar la
progresión del daño. Muchas personas con síndrome de Marfan con el tiempo requieren
cirugía preventiva para reparar la aorta.
Síntomas

Largo de los dedos en el síndrome de Marfan

Brazos más largos de lo común en el síndrome de Marfan


Los signos y síntomas del síndrome de Marfan varían ampliamente, aun entre miembros de
la misma familia. Algunas personas experimentan solo efectos leves, pero otras contraen
complicaciones que ponen en riesgo la vida. En la mayoría de los casos, la enfermedad
tiende a empeorar con la edad.
Las características del síndrome de Marfan pueden ser:
 Una contextura alta y delgada

 Brazos, piernas y dedos desproporcionadamente largos

 Esternón que sobresale o se hunde


INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

 Paladar alto y arqueado, y dientes apiñados

 Soplos cardíacos

 Miopía extrema

 Espina dorsal anormalmente curvada

 Pie plano

Causas
El síndrome de Marfan es provocado por un defecto en el gen que le permite al cuerpo
producir una proteína que ayuda a darle elasticidad y fuerza al tejido conjuntivo.
La mayoría de las personas con síndrome de Marfan heredan el gen anormal del padre que
tenga este trastorno. Cada hijo de un progenitor afectado tiene una probabilidad de 50/50 de
heredar el gen defectuoso. En alrededor del 25 por ciento de las personas con síndrome de
Marfan, el gen anormal no proviene de ninguno de sus padres. En estos casos, se desarrolla
una nueva mutación de forma espontánea.
Factores de riesgo
El síndrome de Marfan afecta a los hombres y a las mujeres de igual forma, y se presenta
en todas las razas y grupos étnicos. Debido a que es una enfermedad genética, el mayor
factor de riesgo del síndrome de Marfan es que uno de los padres tenga este trastorno.
Complicaciones

Aneurisma en la raíz aórtica

Aneurisma aórtico y disección aórtica


INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Luxación del cristalino

Desprendimiento de retina

Escoliosis

Anomalías del tórax


Como el síndrome de Marfan puede afectar casi cualquier parte del cuerpo, es posible que
provoque una gran variedad de complicaciones.
Complicaciones cardiovasculares
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

Las complicaciones más peligrosas del síndrome de Marfan afectan el corazón y los vasos
sanguíneos. El tejido conjuntivo defectuoso puede debilitar la aorta, la arteria grande que
surge desde el corazón y suministra la sangre al organismo.
 Aneurisma de la aorta. La presión de la sangre que sale del corazón puede hacer que
se forme una protuberancia en la pared de la aorta, como un punto débil en un
neumático. En las personas con síndrome de Marfan, es más probable que esto
ocurra en la raíz aórtica, donde la arteria sale del corazón.

 Disección aórtica. La pared de la aorta se compone de capas. La disección se


produce cuando un desgarro pequeño en la capa más interna de la pared de la aorta
permite que la sangre se filtre entre las capas internas y externas de la pared. Esto
puede provocar dolor intenso en el pecho o en la espalda. Una disección aórtica
debilita la estructura de los vasos sanguíneos y puede provocar una rotura, que
posiblemente sea mortal.

 Malformaciones de las válvulas. Las personas que tienen síndrome de Marfan


también son más propensas a tener problemas con las válvulas cardíacas, que
pueden tener malformaciones o ser demasiado elásticas. Cuando las válvulas
cardíacas no funcionan correctamente, el corazón a menudo tiene que trabajar más
para compensar. Esto puede finalmente provocar una insuficiencia cardíaca.

Complicaciones en los ojos


Las complicaciones en los ojos pueden comprender las siguientes:
 Luxación del cristalino. La lente de enfoque dentro del ojo puede moverse del lugar
si se debilitan sus estructuras de soporte. El término médico para este problema es
«ectopia del cristalino», y ocurre en más de la mitad de las personas que tienen
síndrome de Marfan.

 Problemas de retina. El síndrome de Marfan también aumenta el riesgo de un


desprendimiento o desgarro de la retina, el tejido sensible a la luz que recubre la
pared posterior del ojo.

 Aparición temprana de glaucoma o cataratas.Las personas que tienen síndrome de


Marfan suelen desarrollar estos problemas en los ojos a una edad más temprana. El
glaucoma provoca que la presión intraocular aumente, lo que puede dañar el nervio
óptico. Las cataratas son partes opacas en el cristalino del ojo, que normalmente es
transparente.

Diagnóstico
Para los médicos, puede ser difícil diagnosticar el síndrome de Marfan, ya que muchos
trastornos del tejido conjuntivo presentan signos y síntomas similares. Incluso entre los
INSTITUTO SUPERIOR LIBERTAD

miembros de la misma familia, los signos y síntomas del síndrome de Marfan varían
ampliamente, tanto en lo que respecta a las características como en lo que respecta a la
gravedad.
Deben estar presentes ciertas combinaciones de los síntomas y de los antecedentes
familiares para confirmar el diagnóstico del síndrome de Marfan. En algunos casos, una
persona puede tener ciertas características del síndrome de Marfan, pero no las suficientes
para diagnosticar el trastorno.
Tratamiento
Si bien no existe una cura para el síndrome de Marfan, el tratamiento se centra en la
prevención de las diversas complicaciones de esta enfermedad. Para lograr esto, tendrás que
controlarte regularmente para detectar si los daños provocados por la enfermedad avanzan.
En el pasado, la gente que tenía el síndrome de Marfan no solía vivir más de 40 años. Con
controles periódicos y un tratamiento moderno, la mayoría de las personas con síndrome de
Marfan ahora puede esperar llevar una vida más normal.
Medicamentos
Los médicos a menudo recetan medicamentos que reducen la presión arterial para ayudar a
prevenir la dilatación de la aorta y para reducir el riesgo de disección y rotura. Los
medicamentos más utilizados son los betabloqueantes, que hacen que el corazón bombee
más lentamente y se esfuerce menos. El losartán (Cozaar), un medicamento más nuevo para
la presión arterial, también es útil para la proteger la aorta.