Está en la página 1de 302

World of Warcraft: Antes de la tormenta es una obra de ficción.

Nombres, lugares, personajes e incidentes son producto de la


imaginación del autor o se utilizan de manera ficticia. Cualquier parecido con
personas reales, vivas o muertas, eventos o lugares es pura coincidencia.

Copyright © 2018 por Blizzard Entertainment, Inc.

Todos los derechos reservados.

Publicado en los Estados Unidos por Del Rey, un sello de Random House, una división de Penguin
Random House LLC, Nueva York.

Del Rey y el colofón de la casa son marcas registradas de pingüino Random House LLC registrados.

WARCRAFT, World of Warcraft y Blizzard Entertainment son marcas comerciales y / o marcas registradas de Blizzard
Entertainment, Inc., en los EE.UU. y / o otros países.
Todas las demás referencias de marcas en el presente documento son las propiedades de sus respectivos dueños.

de tapa dura ISBN 9780399594090 ISBN de libros

electrónicos 9780399594106

randomhousebooks.com

Diseño del libro de Mary Wirth, adaptado para el ebook

arte de la cubierta: Bastien Lecouffe Deharme

diseño de la cubierta Scott Biel

ep

V5.3.1
Contenido

Título de la

cubierta página de

mapas de

Derechos de Autor

Prólogo: Silithus Capítulo uno:


Ventormenta Capítulo dos:
Orgrimmar Capítulo tres:
Orgrimmar Capítulo Cuatro:
Ventormenta Capítulo Cinco:
Ventormenta Capítulo seis:
Tanaris Capítulo Siete: Forjaz
Capítulo Ocho: Forjaz

Capítulo Nueve: El templo NetherLight Capítulo Diez:


Dalaran Capítulo Once: Ventormenta Capítulo Doce:
Trueno Capítulo Trece: Darnassus Capítulo Catorce:
Ventormenta Capítulo Quince: El templo NetherLight
Capítulo XVI: Ventormenta Capítulo Diecisiete:
Capítulo Ventormenta Dieciocho: Tanaris Capítulo
XIX: La Ciudad Subterránea capítulo XX: El templo
NetherLight capítulo Veintiuno: Tanaris capítulo
Veintidós: La Ciudad Subterránea
Capítulo Veintitrés: Ventormenta Capítulo
Veinticuatro: Ventormenta Capítulo
Veinticinco: Ventormenta Capítulo
Veintiséis: Ventormenta Capítulo Veintisiete:
Tanaris
Capítulo Veintiocho: Tierras Altas de Arathi, Stromgarde Keep Capítulo

Veintinueve: Tierras Altas de Arathi, Capítulo pared de Thoradin Treinta: Tierras

Altas de Arathi

Capítulo treinta y uno: Tierras Altas de Arathi, Stromgarde Keep Capítulo Treinta y

dos: Tierras Altas de Arathi, Wall capítulo de Thoradin Treinta y tres: Tierras Altas

de Arathi, Stromgarde Mantener el capítulo treinta y cuatro: Arathi Capítulo

Highlands Campo Treinta y cinco por: Tierras Altas de Arathi, Stromgarde Keep

Epílogo: el Arathi Highlands

Dedicación
Agradecimientos por
Christie de oro sobre el
autor
K ezzig Klackwhistle enderezó de donde había estado arrodillado por lo que pareció al menos una
década, la colocación de sus grandes manos verdes en la parte baja de la espalda y haciendo una
mueca por el resultante cascada de COP. Se humedeció los labios secos y miró a su alrededor,
entrecerrando los ojos contra el sol cegador y secándose la cabeza calva con un pañuelo el sudor-rígido.
Aquí y allá fueron estrechamente agrupadas enjambres remolinos de insectos. Y, por supuesto, la arena,
en todas partes, y la mayor parte de ella probablemente va a terminar dentro de su ropa interior. Del
mismo modo que tenía ayer. Y el día antes.

Hombre, Silithus era un lugar feo.


Su apariencia no había mejorado en lo más mínimo por la espada gigantesca de un titán
enojado había metido en ella.
La cosa fue masiva. Ginormous. Colosal. Todas las palabras grandes y de lujo y varias sílabas
Goblins inteligente de lo que posiblemente podría lanzar en él. Se había hundido profundamente
en el corazón del mundo, aquí en el pintoresco Silithus. El lado bueno, por supuesto, era que el
enorme artefacto proporciona una gran cantidad de lo que él y los otros centenar de duendes
estaban buscando en este mismo momento.

“Jixil?”, Le dijo a su compañero, que estaba analizando una roca que asoma con el
Spect-o-Matic 4000.
“¿Sí?” El otro duende observó a la lectura, negó con la cabeza, y volvió a intentarlo.

"Odio este lugar."


“Ya lo hacen? Eh. Se habla bien de ti.”Mirando a la pieza de equipo, el más pequeño, duende de ocupantes
ilegales que golpeó profundamente.

“Ja, ja, muy divertido,” Kezzig quejó. “No, en serio.” Jixil suspiro, caminó a otra roca, y
comenzó a escanear. "Nosotros todas odio este lugar, Kezzig “.

“No, lo digo en serio. No estoy hecho para este entorno. Solía ​trabajar en Invierno. Soy un
amante de la nieve, acurrucarse por el fuego, acebo alegre un poco Goblin “.

Jixil le lanzó una mirada fulminante. “Entonces, ¿qué sucedió para traerte aquí en vez de
quedarse allí, donde no estaba molesto conmigo?”
Kezzig hizo una mueca, frotándose la parte posterior de su cuello. “Little Miss pasó Lunnix
Sprocketslip. Mira, yo estaba trabajando en su tienda de la fuente de la minería. Me gustaría salir como
una guía para el visitante ocasional a nuestra pequeña y acogedora aldea de Vista Eterna. Lunny y yo un
poco ... sí.”Él sonrió con nostalgia por un momento, y luego frunció el ceño. “Entonces ella va y se pone
la nariz fuera de quicio cuando me llamó dando vueltas Gogo”.

“Gogo” Jixil repitió con voz plana. "Caramba. Me pregunto por qué Lunnix se enojaba contigo
dando vueltas a una chica llamada Gogo. ”
"¡Lo sé! Dame un respiro. Se pone frío allí arriba. Un tipo tiene que acurrucarse junto al fuego de vez en cuando o
que va a congelar, estoy en lo cierto? De todos modos, ese lugar se levantó de repente más caliente que aquí al
mediodía “.

“No tenemos nada aquí”, dijo Jixil. Más le obviamente dejó de prestar atención a la
descripción de su difícil situación del Invierno de Kezzig. Suspirando, Kezzig recogió el paquete
enorme de equipos, la colgó fácilmente sobre sus hombros, y la arrastró hacia donde Jixil todavía
estaba esperando para obtener resultados positivos. Kezzig dejó caer el fardo a la tierra, y no
llegó el sonido de delicadas piezas de equipo clanking peligrosamente uno contra el otro.

“No me gusta la arena”, continuó. “No me gusta el sol. Y madre mía, es lo que realmente,
De Verdad Odio insectos. Odio a los pequeños insectos, porque les gusta meterse en las orejas y en
la nariz. Odio los bichos grandes porque, bueno, son grandes errores. Es decir, que no sacrifica el
amor que? Es una especie de odio universal. Pero mi odio particular, se quema con la luz de mil
soles “.
“Pensé que odiabas soles.” “Sí,
pero yo-”
Jixil repente se puso rígido. Sus ojos se abrieron magenta mientras miraba a su Spect-O-Matic.

"Lo que quería decir-"


“Cállate, idiota!”, Espetó Jixil. Ahora Kezzig estaba mirando el instrumento, también.

Se estaba volviendo loco.

Su poco aguja volteado hacia atrás y adelante. La pequeña luz en la parte superior dirigió una urgencia,
rojo excitado.

Los dos goblins se miraron. “¿Sabe lo que esto significa?”, Dijo Jixil con voz temblorosa.

Los labios de Kezzig se curvaron en una sonrisa que reveló la casi totalidad de sus dientes amarillos
irregulares. Se enroscó una mano en un puño y golpeó firmemente en la palma de la otra.

“Significa”, dijo, “se llega a eliminar la competencia.”


R ain cayó sobre la multitud sombrías que se dirigían a Resto del león como si hasta el cielo
lloró por los que habían sacrificado sus vidas para derrotar a la Legión Ardiente. Anduin Wrynn,
rey de Ventormenta, se puso un par de pasos hacia atrás desde el podio donde pronto se
dirigiría dolientes de todas las razas de la Alianza. Los observó en silencio como llegaron, se
trasladó a verlos, reacio a hablar con ellos. Se sospecha que este servicio en honor a los caídos
sería el más difícil que había soportado en su relativamente corta vida no sólo para los demás
dolientes sino por sí mismo; que se llevaría a cabo a la sombra de la tumba vacía de su padre.

Anduin había asistido el momento, demasiadas ceremonias en honor a las víctimas de la guerra.
Mientras lo hacía cada vez que-como, a su juicio, todo buen líder no-que esperaba y rezaba para
que ésta sería la última.
Pero nunca fue.
De alguna manera, siempre había otro enemigo. A veces el enemigo era nuevo, un grupo que salte
para aparentemente de la nada. O algo antigua y de cadena larga o enterrado, supuestamente
neutralizado, para levantarse después de millones de años de silencio para aterrorizar y destruir a los
inocentes. Otras veces, el enemigo estaba familiarizado con tristeza, pero no menos una amenaza para
la intimidad del conocimiento.
¿Cómo tenía su padre conoció a los desafíos y otra vez? Anduin se preguntó. ¿Cómo tenía
su abuelo? Ahora era una época de relativa calma, pero el próximo enemigo, el siguiente reto,
sin duda llegaría demasiado pronto.

No había sido tanto tiempo desde la muerte de Varian Wrynn, pero para el hijo del gran
hombre se sentía como toda la vida. Varian había caído en el primer impulso real de esta
última guerra contra la Legión, al parecer muerto tanto por la traición de un supuesto aliado,
Sylvanas, como por las criaturas monstruosas, Fel-alimentado vomitado adelante del Vacío
Abisal. Otra cuenta, de alguien de confianza Anduin, discute que la versión, lo que sugiere que
Sylvanas había tenido ninguna otra opción. Anduin no estaba seguro de qué creer.
Pensamientos del líder astuto y traidor de la Horda hicieron Anduin enojado, como siempre lo
hacían. Y, como siempre, hizo un llamado a la Santa Luz de calma. No sirvió para albergar
odio en su corazón aunque sea por un enemigo tan merecedores. Y no sería traer de vuelta a
su padre.

Y en esa fracción de segundo, el príncipe Anduin Wrynn había convertido en rey.

En muchos sentidos, el Anduin había estado preparando para esta posición durante toda su vida.
Aún así, él era muy consciente de que en otras, muy importantes, formas, no había sido realmente listo.
Tal vez todavía no lo era. Su padre había alzaba tan grande no sólo en los ojos de su joven hijo, pero a
los ojos de Varian de la gente, incluso a los ojos de sus enemigos.

Apodado Lo'Gosh, o “lobo fantasma”, por su ferocidad en la batalla, Varian había sido más que un
poderoso guerrero magníficamente hábil en el combate. Había sido un líder extraordinario. En las primeras
semanas después de la impactante muerte de su padre, Anduin había hecho todo lo posible para consolar
a un duelo, población aturdida recuperado de la pérdida, mientras se niega a sí mismo la oportunidad
adecuada a llorar.

Que afligen por el lobo. Anduin dolor por el hombre. Y cuando yacía despierto en la noche,
sin poder dormir, se preguntaba cuántos demonios al final se había llevado a asesinar el rey
Varian Wrynn.
Una vez que había expresado este pensamiento a Genn Cringris, rey del reino caído de
Gilneas, que había intervenido para aconsejar al monarca en ciernes. El anciano sonrió a pesar
de la tristeza perseguido sus ojos.
“Todo lo que se puede decir, muchacho, es que antes de que llegaran a su padre, que tenía por sí
solo mató al atracador vil grande que he visto, con el fin de salvar a un dirigible lleno de soldados en
retirada. Sé con certeza que Varian Wrynn hizo la legión pagar muy caro para la toma de él “.

Anduin no dudaba de eso. No era suficiente, pero tenía que ser. Aunque había un montón de
guardias armados en la asistencia, Anduin había puesto ninguna armadura en este día en que los
muertos fueron recordados. Estaba vestido con una camisa blanca de seda, guantes de piel de
cordero, pantalones de color azul oscuro, y una capa formal de pesada ajustado en oro. Su única
arma era un instrumento de la paz tanto como la guerra: la maza Fearbreaker, que llevaba a su lado.
Cuando había regalado al joven príncipe con él, el ex rey enano Magni Barbabronce había dicho que
Fearbreaker era un arma que había conocido el sabor de la sangre en las manos y algunos habían
taponado sangre en los demás.

Anduin quería conocer y agradecer a todos los que pudo entre los dolientes en la
actualidad. Deseó poder consolar a todos, pero la verdad era fría que tal cosa era imposible.
Tomó la comodidad con la certeza de que la luz brillaba sobre todos ellos ... incluso un rey
joven cansado.
Él levantó la cara, sabiendo que el sol estaba detrás de las nubes y dejando que las gotas suaves
llegan como una plegaria. Recordó que también había llovido hace unos años durante una ceremonia
similar en honor a los que habían llegado a la final, mayor sacrificio en la campaña para detener el
poderoso Rey Exánime.
Dos Anduin quien amaba habían estado en la asistencia a continuación, que no estuviera
aquí hoy. Uno, por supuesto, era su padre. El segundo era la mujer que había llamado
cariñosamente Tía Jaina: Lady Jaina Valiente. Una vez, la señora de Theramore y el príncipe
de Ventormenta habían estado de acuerdo en cuanto a la voluntad de paz entre la Alianza y la
Horda.
Y una vez allí tenían estado un Theramore.
Pero la ciudad de Jaina había sido destruida por la Horda de la manera más horrible posible, y
su dama despojada nunca había sido capaz de aliviar el dolor de ese momento terrible totalmente.
Anduin la había visto tratar repetidamente, sólo para tener un poco de tormento fresca vuelve a
lesionar su corazón herido. Finalmente, incapaz de soportar la idea de trabajar junto a la Horda
incluso en contra de lo que temer a un enemigo como la legión demoníaca, Jaina había salido en el
Kirin Tor, que se llevó, en el dragón azul Kalecgos, a quien amaba, y el Anduin, quien se había
inspirado toda su vida.
“¿Puedo?” La voz era cálido y amable, al igual que la mujer que hizo la pregunta.

Anduin sonrió sacerdotisa Laurena. Ella estaba preguntando si deseaba su bendición. Él


asintió e inclinó la cabeza y sintió la molestia en el pecho y la facilidad de su alma se asiente.
Luego se puso de pie con respeto a un lado mientras hablaba a la multitud, esperando su
turno.
No había sido capaz de hablar formalmente en el funeral de su padre. El dolor había sido demasiado crudo,
demasiado abrumador. Se había cambiado de forma en su corazón con el tiempo, llegando a ser menos
inmediato, pero no menos grande, y por eso había aceptado decir unas pocas palabras hoy.

Anduin dio un paso al lado de la tumba de su padre. Estaba vacío; lo que la Legión había
hecho a Varian se había asegurado de que su cuerpo no pudo ser recuperado. Anduin
considerado la cara de piedra sobre la tumba. Fue una buena imagen y una comodidad de ver.
Pero incluso los expertos stonecrafters no pudieron capturar el fuego de Varian, su
temperamento, su risa fácil, su
movimiento. En cierto modo, Anduin estaba contento de que la tumba estaba vacía; él siempre, en su corazón,
ver a su padre tan vivo y vibrante.

Su mente regresó a la primera vez que se había aventurado al lugar donde su padre había
caído. Donde Shalamayne, dotado de Varian por la señora Jaina, había permanecido, inactivo
y sin toque de Varian. A la espera del toque de otra a la que respondería.

El toque del hijo del gran guerrero.


Como lo sostuvo, casi había sentido la presencia de Varian. Fue entonces, cuando Anduin
verdaderamente aceptado los deberes de un rey, que la luz había empezado a girar de nuevo en la
espada, no la tonalidad naranja-rojo del guerrero pero el brillo cálido y dorado de la cura. En ese momento,
el Anduin había comenzado a sanar.

Genn Cringris sería la última persona a llamar a sí mismo elocuente, pero Anduin nunca olvidaría
las palabras que el hombre mayor le había dicho: Las acciones de su padre eran de hecho heroica.
Eran su desafío para nosotros, su pueblo, para no dejar que el miedo prevalezca ... incluso a las
puertas del infierno.
Genn sabiamente no había dicho nunca fueron que temer. Sólo eran de no dejar que gane.

No lo haré, Padre. Y sabe que Shalamayne.


Anduin se obligó a volver al presente. Asintió a Laurena, luego se volvió a mirar a la
multitud. La lluvia se iba pero no tenía
se detuvo, sin embargo, nadie parecía dispuesto a marcharse. La mirada de Anduin barrió sobre las viudas
y viudos, los padres sin hijos, los huérfanos y los veteranos. Estaba orgulloso de los soldados que habían
muerto en el campo de batalla. Que esperaba que sus espíritus descansarían fácilmente, sabiendo que sus
seres queridos eran héroes, también.

Debido a que no había nadie reunido en la actualidad del Resto del león que tenía deje que el miedo prevalezca.

Vio Cringris, colgando hacia atrás junto a un poste de luz. Sus ojos se encontraron, y el hombre
mayor asintió una breve acuse de recibo. Anduin dejó que su mirada vagar sobre las caras, los que
conocía y aquellos que no lo hizo. Una niña pandaren estaba luchando por no llorar; él le dio una
sonrisa tranquilizadora. Ella tragó saliva y le devolvió la sonrisa temblorosa.

“Como muchos de ustedes, sé de primera mano el dolor de la pérdida”, dijo. Su voz sonó clara
y fuerte, llevando a los que estaban en las filas más alejadas. “Todos saben que mi fath-”

Se detuvo y se aclaró la garganta y continuó. “Rey Varian Wrynn ... cayó durante la primera batalla
importante en las Islas Quebradas, cuando la Legión a Azeroth una vez más. El murió para salvar a
sus soldados en los hombres y las mujeres que se enfrentaron a horrores indescriptibles a nosotros,
nuestras tierras, nuestro mundo proteger valientes. Él sabía que nadie, ni siquiera un rey-es más
importante que la Alianza. Cada uno de ustedes ha perdido su propio rey o una reina. Su padre o
madre, hermano o hermana, hijo o hija.

“Y debido a que él y tantos otros tuvo el valor de hacer ese sacrificio, que hizo lo imposible.”
Anduin miró de cara a cara, vio lo hambriento que eran para una mayor comodidad. "Nosotros derrotado
la Legión Ardiente. Y ahora honramos a aquellos que sacrificaron todo. Les rendimos homenaje
no al morir ... sino viviendo. Al sanar nuestras heridas y ayudar a otros a sanar. Por reír y sentir el
sol en nuestras caras. Con la celebración de nuestros seres queridos cerca y dejar que ellos
conocen cada hora, cada minuto de cada día, que son importantes. ”

La lluvia había cesado. Las nubes comenzaron a limpiar, y los bits de azul brillante se asomaban a través.

“Ni nosotros ni nuestro mundo salió ileso,” continuó Anduin. “Estamos con cicatrices. Un titán
derrotado ha atravesado nuestro querido Azeroth con una espada terrible elaborado a partir de
odio manifestado, y todavía no sé qué número se tardará. Lugares en nuestros corazones
permanecerán siempre vacía.
Pero si desea servir a un rey que aflige hoy con ustedes, si quiere honrar la memoria de otro
rey que murió por ti, entonces Insto You- vivo. Para nuestras vidas, nuestra alegría, nuestro
mundo, estos son los regalos de los caídos. Y debemos apreciarlos. Para la Alianza!”

La multitud aplaudió, algunos a través de sus lágrimas. Ahora era el turno de los demás para
hablar. Anduin hizo a un lado, lo que les permite vienen y dirigirse a la multitud. Mientras lo hacía, su
mirada se dibujó de nuevo a Cringris, y su corazón se hundió.

Mathias Shaw, maestro de espías y jefe del servicio de inteligencia de Ventormenta, IV: 7,
junto al rey depuesto de Gilneas. Y los dos hombres parecían tan sombrío como Anduin nunca
los había visto.
Él no era demasiado aficionado a Shaw, aunque el jefe de espías había servido Varian y ahora
Anduin con lealtad y bien. El rey era lo suficientemente inteligente como para comprender y valorar
el servicio SI: 7 agentes realizan para su reino. De hecho, nunca se sabe exactamente cuántos
agentes habían perdido la vida en esta guerra reciente. A diferencia de los guerreros, los que
opera en las sombras vivían, servido, y murió con pocos nunca saber de sus obras. No, no era el
mismo jefe de espías Anduin disgustaba. Fue la necesidad de hombres y mujeres como él que
lamentaba.

Laurena había seguido su mirada y salió sin una palabra como Anduin asintió a Genn y
Shaw, moviendo la cabeza para indicar que no deben hablar lejos de las multitudes de
dolientes que no quiso apartarse por algún tiempo. Algunos persistía, de rodillas en oración.
Algunos irían a casa y continuar a llorar en privado. Otros irían a las tabernas para recordar
que todavía estaban entre los vivos y sin embargo, podrían disfrutar de la comida y la bebida y
la risa. Para celebrar la vida, tal como les había instado a Anduin.

Pero las tareas de un rey que nunca se realizaron.

Los tres hombres caminaron en silencio detrás del monumento. Las nubes casi habían
desaparecido, y los rayos del sol poniente brillaban en el agua del puerto que se extendía a sus
pies.
Anduin fue a la pared de piedra tallada y puso sus manos sobre ella, respirando profundamente el aire de
mar y escuchando el grito de las gaviotas. Tomando un momento para recuperar el equilibrio antes de
escuchar cualquier oscuras palabras Shaw tuvo que pronunciar.

Tan pronto como palabra del gran espada en Silithus le había alcanzado, Anduin había
ordenado Shaw para investigar e informar. Necesitaba botas en el
planta allí, no los rumores que habían estado circulando. Parecía imposible, y aterrador, y lo
peor de todo era que todo era verdad. El acto final de un ser corrupto, el último y el más
devastador golpe dado en la guerra contra la Legión, casi había borrado gran parte de Silithus.
La única cosa que había mitigado el alcance de la catástrofe había sido que gracias a Dios, en
su golpe al azar, enojado, Sargeras había no empuje la espada en una parte más poblada del
mundo de la tierra casi vacío desierto. Si hubiera golpeado aquí, en los Reinos del Este, un
continente de distancia de Silithus ... Anduin no podía permitirse ir por ese camino. Sería
agradecido por lo poco que podía ser.

Shaw había enviado hasta ahora misivas con la información. Anduin no había esperado que el
hombre a sí mismo para volver tan pronto.

“Dime,” fue todo lo que el rey dijo.


“Goblins, señor. Todo un lío de las criaturas desagradables. Parece que comenzaron a llegar
dentro de un de- días”
Se interrumpió. Nadie había llegado con un vocabulario para describir la espada que se sentía
cómodo. “Por la espada de huelga”, continuó Mathias.
“Que rápido?” Anduin se sorprendió. Mantuvo su expresión neutra mientras continuaba mirando por
encima del agua. Los barcos y sus tripulaciones ven tan pequeños desde aquí, el pensó. Como si fueran
juguetes. Así rompible.
“Tan rápido”, confirmó Shaw.
“Goblins no son los más encantador, pero son astucia. Y lo hacen las cosas por una razón
“, dijo Anduin.
“Y esas razones implican generalmente el dinero.”

Sólo un grupo podría reunir y financiar tantos duendes tan rápidamente: Cartel Pantoque, que
contó con el apoyo de la Horda. Este tenía las huellas dactilares aceitosas del untuoso y
moralmente deficiente Jastor Gallywix por todas partes.

Anduin apretó los labios por un momento antes de hablar. "Asi que. La Horda ha
encontrado algo valioso en Silithus. ¿Qué es esta vez? Otra antigua ciudad para depurar?”

“No, Su Majestad. Encontraron ... esto.”


El rey se dio la vuelta. En la palma de Shaw era un pañuelo blanco sucio. Sin palabras,
desdobló.
En el centro había una pequeña piedra de alguna sustancia de oro. Parecía
como la miel y el hielo, cálido y acogedor, pero también fresco y reconfortante. Y ... que
brillaba. Anduin miró con escepticismo. Era atractiva, sí, pero no más que otras gemas. No
parece nada como para justificar una enorme afluencia de duendes.

Anduin estaba confundido, y él echó un vistazo a Genn, una ceja levantada en la consulta.
Sabía poco de spycraft, y Shaw, aunque bien visto por todos, era todavía en gran parte un
enigma que Anduin estaba sólo empezando a descifrar.

Genn asintió, reconociendo que el gesto de Shaw fue el más extraño y extraño objeto, sino
que indica que sin embargo Shaw desea proceder, Anduin podía confiar en él. El rey se quitó
el guante y le tendió la mano.

La piedra cayó suavemente en la palma del Anduin. Y él se quedó sin

aliento.

La pesadez de dolor desapareció como si fuera una armadura física que había sido capturado y
se quitó. El cansancio huyó, reemplazado por el aumento, casi crepitante energía y perspicacia.
Estrategias corrieron por su cabeza, cada uno de ellos de sonido y exitosa, cada uno de ellos
engendrar un cambio en la comprensión y la garantía de una paz duradera que benefició a todos
los seres en Azeroth.

No sólo su mente sino también su cuerpo parecían ascender bruscamente y


sorprendentemente, disparando en un instante a nuevos niveles de fuerza, destreza y control.
Anduin sentía que no sólo podía escalar montañas ... que pudo movimiento ellos. Podía acabar
con la guerra, canalizar la luz en todos los rincones oscuros. Estaba exultante y también a la
perfección, totalmente tranquilo y totalmente seguro de cómo canalizar esta torrentes de los
ríos, no, el tsunami de energía y potencia. Ni siquiera la luz le afectó ya que esta ... esta hizo. La
sensación era similar pero menos espiritual, más físico.

Más alarmante.
Durante un largo momento, Anduin no podía hablar, sólo podía mirar con asombro la cosa
infinitamente preciosa que él tomó en su mano. Por fin encontró su voz.

"Que que es esto?”logró. “No sabemos.” La voz de


Shaw fue contundente.
Lo que se podría hacer con esto! Anduin pensó. ¿Cuántas ¿verdad
¿sanar? ¿Cuántas podría fortalecer, calmar, fortalecer, inspirar?
¿Cuántas podría matar?
La idea era un golpe de tripa, y sintió que la euforia inspirado por la retirada de piedras preciosas.

Cuando volvió a hablar, la voz de Anduin era fuerte y determinado. “Parecería que la Horda hace
sabemos ... y hay que averiguar más.”Esto no se podía permitir que caigan en las manos
equivocadas.
En las manos de Sylvanas ...

Tanto poder ...


Cerró los dedos cuidadosamente alrededor de la pequeña pepita de posibilidades ilimitadas y se volvió
de nuevo hacia el oeste.

“De acuerdo”, respondió Shaw. “Tenemos los ojos en él.”

Se detuvieron por un momento mientras Anduin considera sus siguientes palabras. El sabía que
tanto Shaw y Cringris-este último inusualmente silenciosa pero mirando con aprobación-estaban en
espera de sus órdenes, y que estaba agradecido de tener este tipo de individuos firmes en su
servicio. Un hombre menor que Shaw habría embolsado esta muestra.

“Obtener su mejor gente en él, Shaw. Llevarlos a cabo otras tareas si es necesario.
Tenemos que aprender más acerca de esto. Voy a llamar a una reunión de mis asesores en
breve.”Anduin extendió la mano para el pañuelo de Shaw y envolvió con cuidado el pequeño
trozo de este material desconocido, increíble. Se metió en un bolsillo. La sensación era menos
intenso, pero aún podía sentirlo.

Anduin ya había tenido la intención de viajar, para visitar las tierras de los aliados de Ventormenta. Gracias a
ellos y ayudarles a recuperarse de los estragos de la guerra.

Su horario acababa de ser acelerado drásticamente.


S ylvanas Windrunner, el ex general forestal de Lunargenta, la Dama Oscura de los
Desamparados, y jefe de guerra actual de la poderosa Horda, se había resentido ser dicho para
venir a Orgrimmar como un perro que necesita para llevar a cabo todos sus trucos. Ella había
querido volver a Entrañas. Ella perdió sus sombras, su humedad, su quietud reparador. Descansa en
paz, pensó con gravedad, y sintió el tirón de una sonrisa divertida. Se desvaneció casi de inmediato
mientras continuaba paseando con impaciencia en la pequeña cámara detrás del trono del jefe de
guerra en Grommash espera.

Ella hizo una pausa, sus agudos oídos recoger el sonido de los pasos familiares. La piel curtida que
sirvió como un guiño a la privacidad se ha elaborado un lado, y el recién llegado entró.

“Usted es tarde. Otro cuarto de hora, y me hubiera visto obligado a montar sin mi campeón
a mi lado “.
Se inclinó. “Perdóname, mi reina. He estado a punto de su negocio, y que tomó más tiempo
de lo esperado “.
Ella estaba desarmado, pero él lleva un arco y dio a luz un carcaj lleno de flechas. El único ser
humano ha de convertirse en un guardia, que era un tirador superlativa. Fue una de las razones
fue el mejor guardaespaldas Sylvanas posiblemente podría tener. Hubo otras razones, razones
que no tenían sus raíces
en el pasado distante, cuando los dos se habían unido bajo un sol brillante y hermoso y había
luchado por las cosas brillantes y hermosas.
La muerte les había reclamado Elf tanto, humana y por igual. Poco ahora era brillante y hermoso,
y gran parte del pasado que habían compartido había oscurecido y brumoso.

Pero no toda ella.

Aunque Sylvanas había dejado atrás la mayoría de las emociones más cálidas en el momento que se había
levantado de entre los muertos como un alma en pena, la ira de alguna manera había conservado su calor. Pero
ella sentía que calmarse a brasas ahora. Rara vez se quedó enojado por mucho tiempo en Nathanos Marris,
conocido ahora como Clamañublo. Y que había sido hecho a lo suyo, que visiten la ciudad subterránea, mientras
que ella había tenido que cargar con las tareas que le habían mantenido aquí en Orgrimmar.

Ella quería coger su mano, pero se conformó con una sonrisa de benevolencia hacia él.
“Estás perdonado,” dijo. "Ahora. Dime de nuestra casa “.

Sylvanas espera una breve enumeración de las preocupaciones modestas, una reafirmación de la lealtad de
los Desamparados con su Dama Oscura. En su lugar, Nathanos frunció el ceño. “... La situación es complicada,
mi reina.”

Su sonrisa se desvaneció. Lo que podría ser “complicada” al respecto? Entrañas


pertenecía a los Renegados, y eran su gente.
“Su presencia ha sido echaremos mucho de menos”, dijo. “Mientras que muchos están
orgullosos de que por fin la Horda tiene una Renegados como su jefe de guerra, hay algunos que
piensa que ha olvidado acaso aquellos que han sido más fiel a ti que cualquier otro.”

Ella se rió bruscamente y sin humor. “Baine y Colmillosauro y los otros dicen que no he
estado dándoles suficiente atención. Mis personas dicen que les he estado dando también mucho.
Haga lo que haga, alguien objetos. ¿Cómo alguien puede gobernar así?”Ella sacudió la cabeza
pálida. “Una maldición sobre Vol'jin y su loa. Debo haber permanecido en las sombras, en el
que podía ser eficaz sin ser interrogado “.

En el que podía hacer lo que realmente deseaba.

Ella nunca había querido esto. Realmente no. Como le había dicho al Vol'jin trol antes,
durante el ensayo de la tarde y en gran medida unlamented Garrosh, que le gustaba su poder,
su control, en el lado sutil. Pero con literalmente su último aliento, Vol'jin, el líder de la Horda,
tenía
ordenó que hiciera lo contrario. Había afirmado que había sido concedida una visión por la loa
que honrado.
Debe salir de las sombras y da ventaja. Debe ser jefe
de guerra.
Vol'jin había sido alguien que respetaba, a pesar de que se habían enfrentado en alguna ocasión.
Carecía de la abrasividad que tan a menudo caracteriza el liderazgo orco. Y ella había sido
genuinamente arrepentido de haber caído, y no sólo debido a la responsabilidad que había colocado
sobre su cabeza.
Había abierto la boca para preguntar Nathanos para continuar cuando oyó el chunda chunda de
la culata de la lanza en el suelo de piedra fuera de la pequeña habitación. Sylvanas cerró los
ojos, tratando de reunir paciencia. “Enter”, gruñó.

Uno de los Kor'kron, los guardias orcos de élite de la bodega, obedeció y se puso en posición de
firmes, con la cara verde ilegible. “Jefe de Guerra,” dijo, “es el momento. Tu gente le esperan “.

Tu gente. No. Su gente estaban de vuelta en la ciudad subterránea, su desaparición y sentir


menospreciado, sin saber que a ella le gustaría nada más que para volver y estar entre ellos una
vez más.
“Voy a estar fuera por un momento,” dijo Sylvanas, añadiendo, en caso de que el guardia no entendía lo
que estaba detrás de las palabras, “nos dejará.”

El orco saludó y se retiró, dejando que el colgajo de piel caer en su lugar. “Vamos a seguir esto
como vamos en camino”, dijo a Nathanos. “Y tengo otras cosas que me gustaría discutir con usted
también.”
“Como mi reina desea,” respondió Nathanos.

Unos años antes, Garrosh había empujado a tener una celebración masiva en Orgrimmar para
conmemorar el final de la campaña de Rasganorte. No estaba warchief-no entonces. Se había
producido un desfile de todos los veteranos que desea participar, su camino cubierto de ramas
de pino importados, y una fiesta gigantesca les esperaba al final de la ruta.

Había sido extravagante y caro, y Sylvanas no tenía ninguna intención de seguir los pasos
de Grito Infernal, no sólo en esta situación pero en todo. Había sido arrogante, brutal,
impulsiva. Su decisión de atacar
Theramore con una bomba de maná devastadora tenían las carreras más suaves que luchan con su
conciencia, aunque lo único que tenía verdaderamente problemático Sylvanas de todo fue el tiempo del
orco. Sylvanas le había detestado y había conspirado en secreto-lamentablemente sin éxito-matarlo,
incluso después de haber sido detenido y acusado de crímenes de guerra. Cuando, inevitablemente,
Garrosh tenido sido muertos, Sylvanas había sido inmensamente satisfechos.

Varok Colmillosauro, el líder de los orcos, y Baine Pezuña de Sangre, Gran jefe de los tauren,
habían dado ningún amor por Garrosh tampoco. Pero habían empujado a Sylvanas para hacer una
aparición pública en Orgrimmar y al menos algún tipo de gesto para marcar el final de la guerra. valientes
miembros de esta horda le conducen luchado y muerto para asegurarse de que la Legión no
destruir este mundo, como los demonios tienen tantos otros, el novillo había entonado. Había sido
más que un paso de censurarle abiertamente ella.

Sylvanas recordó apenas velado ... advertencia de Colmillosauro? ¿Amenaza? Usted es el


líder de todas la horda-orcos, tauren, trolls, elfos de sangre, pandaren, duendes-así como el
abandonado. Nunca se debe olvidar que, o bien
ellos podría.
Lo que no voy a olvidar, orco, pensó, la ira crecía en su nuevo, son esas palabras.

Así que ahora, en lugar de volver a casa y hacer frente a las preocupaciones de los Desamparados,
Sylvanas se sentó a horcajadas sobre uno de sus caballos esqueléticos óseas, saludando a la multitud
de celebrantes que se agolpaban en las calles de Orgrimmar. La marcha, que había tenido cuidado de
que nadie se refirió a él como un “desfile” - comenzó oficialmente en la entrada a la capital de la Horda. A
un lado de las puertas gigantescas eran grupos de los elfos de sangre y Renegados que habitaban la
ciudad.

Los elfos de sangre estaban vestidos espléndidamente en sus colores predecibles de rojo y oro. A su
cabeza estaba Lor'themar Theron. Se montó un hawkstrider redplumed y se encontró con su mirada de
manera uniforme.

Amigos, que habían sido. Theron había servido bajo un Sylvanas vivir cuando era general
forestal de los altos elfos. Habían sido compañeros de armas, al igual que el que montaba a su
lado como su campeón. Pero mientras que Nathanos, un ser humano mortal en los últimos años y
ahora abandonado, había mantenido su inquebrantable lealtad a ella, Sylvanas sabía que Theron
fue a su pueblo.

Las personas que habían estado al igual que ella una vez.
Ellos simplemente eran como ella no más.

Theron inclinó la cabeza. Serviría, al menos por el momento. Ni uno solo de los discursos,
Sylvanas simplemente asintió y se volvió hacia el grupo de los Renegados.

Se quedaron con paciencia, como siempre, y estaba orgulloso de ellos por eso. Pero no pudo
mostrar favoritismo, no aquí. Así que se les dio el mismo saludo que había dado a Lor'themar y los
sin'dorei, entonces empujado su caballo a moverse a través de la puerta. Los elfos de sangre y los
Renegados cayeron en línea, montado detrás para que no se le amontone. Ese había sido su
estipulación, y ella se había mantenido firme en ella. Ella quería ser capaz de arrebatar al menos un
par de momentos de privacidad. Había cosas destinados a los oídos de su campeón por sí solos.

“Quiero saber más sobre los pensamientos de mi pueblo”, le ordenó. “Desde su perspectiva,”
el guarda oscura se reanudó, “usted era un fijo en la Ciudad Subterránea. Nos has hecho, que
trabajó para prolongar su existencia, que eras todo para ellos. Su ascensión al jefe de guerra fue
tan repentino, la amenaza tan grande y tan inmediata, que dejó atrás a nadie para cuidar de ellos
“.

Sylvanas asintió. Supuso que podría entender eso. “Usted dejó un gran agujero. Y agujeros
en el poder tienden a ser llenado.”Sus ojos rojos se abrieron. ¿Estaba hablando de un golpe
de estado? La mente de la reina se remontó unos años a la traición de Varimathras, un
demonio que había pensado que obedecerla. Se había unido con el ingrato Putress, un
boticario Renegados que había creado una plaga contra los vivos y los muertos vivientes y
que casi había matado a Sylvanas. Retomando el Entrañas había sido un esfuerzo
sangrienta. Pero no. A pesar de que la idea se le ocurrió, ella sabía que su campeón leal no
estaría hablando de una manera tan casual si algo tan terrible había sucedido.

La lectura de su expresión perfectamente, como hacía a menudo, Nathanos apresuró a


tranquilizarla. “Todo está en calma allí, mi reina. Sin embargo, en ausencia de un líder poderoso, los
habitantes de su ciudad han formado un órgano de gobierno para atender a las necesidades de la
población “.
"Ah, ya veo. Una organización provisional. Es decir ... no es irrazonable.”El camino del jefe de
guerra por la ciudad le llevaría primero a través de un callejón lleno de tiendas llamada la
fricción y luego al Valle del Honor.
El Arrastre una vez había sido un nombre adecuado para la zona, que había haciendo tope una pared
del cañón en una parte menos sabrosa de la ciudad antes del Cataclismo. Con ese terrible evento, el
Drag, al igual que gran parte de Azeroth asediado, se había desplazado físicamente. Al igual que
Sylvanas a sí misma, que había emergido de las sombras. La luz del sol ilumina ahora el bobinado,
tierra apisonada duro de las calles. Más establecimientos de renombre, tales como tiendas de ropa y
tiendas de suministros de tinta, parecían estar surgiendo así.

“Ellos están llamando a sí mismos el Consejo solitario,” Nathanos continuó.

“Un nombre en lugar de autocompasión,” murmuró Sylvanas.

“Tal vez,” Nathanos estuvo de acuerdo. “Pero es un indicador claro de sus sentimientos.” Él
la miró mientras cabalgaban. “Mi reina, hay rumores acerca de las cosas que han hecho en
esta guerra. Algunos de esos rumores son incluso verdadera “.

“¿Qué clase de rumores?”, Preguntó ella, tal vez demasiado rápido. Sylvanas tenía planes sobre
planes, y se preguntó cuál de ellos había filtrado en el terreno de los rumores medio de su pueblo.

“Palabra les ha llegado de algunos de sus esfuerzos más extremos para continuar su
existencia”, dijo Nathanos.
Ah. Ese. “Asumo que la palabra también les ha llegado a ese Genn Cringris destruyó su
esperanza”, Sylvanas respondió con amargura.
Ella había llevado a su nave insignia, el Windrunner, a Stormheim en las Islas Quebradas en busca de
más Val'kyr para resucitar a los caídos. Fue, hasta el momento, la única manera de Sylvanas había
encontrado para crear más Renegados.

“Yo estaba casi capaz de esclavizar a la gran Eyir. Me habría dado el Val'kyr por toda la
eternidad. Ninguno de mi gente habría muerto alguna vez de nuevo.”Ella hizo una pausa. “Les
habría salvado.”
“Esa es la preocupación ....”

“No bailes alrededor de esto, Nathanos. Hablar con claridad “.

“No todos ellos desean para sí mismos lo que desean para ellos, mi reina. Muchos en el Consejo
Desolado albergan reservas profundas.”Su cara, siendo el de un hombre muerto, pero mejor
conservado debido a un elaborado ritual que había pedido realizado, se retorció en una sonrisa. “Este
es el peligro que creó cuando se les dio libre albedrío. Ellos ahora tienen la libertad de estar en
desacuerdo “.
Sus pálidas cejas se unieron en una terrible ceño fruncido. "Ellos querer
extinción, entonces?”dijo entre dientes, la ira quema vivos en su interior. “¿Es que quieren estar podrido
¿en la tierra?"
“No sé lo que quieren”, Nathanos respondió con calma. “Ellos desean hablar con usted, no
conmigo.”
Sylvanas gruñó suavemente en voz baja. Nathanos, siempre paciente, esperó. Obedecería ella en
todas las cosas, lo sabía. Podía, en este momento, ordenar un grupo de cualquier combinación de los no
Renegados guerreros de la Horda para marchar sobre la ciudad subterránea y apoderarse de los
miembros de este consejo ingrata. Pero aun cuando ella tenía ese pensamiento satisfactoria, sabía que
no sería prudente. Necesitaba saber más, mucho más, antes de que pudiera actuar. Ella preferiría para
disuadir olvidada de cualquier dejada de la mano de destruirlos.

“Yo ... a considerar su petición. Pero por ahora tengo algo más que deseo discutir. Tenemos
que aumentar lo que está en las arcas de la horda,”murmuró en voz baja Sylvanas a su campeón.
“Vamos a necesitar los fondos, y necesitaremos ellos. ”

Ella agitó a una familia de orcos. Tanto el macho como las cicatrices de la batalla orificio femeninos, pero
estaban sonriendo, y el niño se levantaron sobre sus cabezas para ver a su jefe de guerra era regordeta y de
aspecto saludable. Claramente, algunos de la Horda encantó su jefe de guerra.

“No estoy seguro de entender, mi reina”, dijo Nathanos. “Por supuesto, la Horda necesita
fondos y sus miembros.”
“No son los miembros que me preocupan. Es el ejército. He decidido no voy a disolverla “.

Se volvió a mirarla. “Ellos piensan que han llegado a casa”, dijo. “¿No es este el caso?”

“Es, por el momento,” dijo. “Las lesiones necesitan tiempo para sanar. Cultivos necesitan ser
plantadas. Pero pronto voy a pedir a los valientes combatientes de la Horda para otra batalla. El que
usted y yo tenemos tanto anhelado “.
Nathanos estaba en silencio. Ella no tomó que para el desacuerdo o desaprobación. A
menudo se quedó en silencio. Que no la presionó para obtener más detalles significaba que
entendía lo que quería.
Ventormenta.
T que hambrientos de paz niño rey Anduin Wrynn había perdido a su padre y por todas las
cuentas habían tomado a mal. Había rumores de que había recuperado Shalamayne y ahora se
lucha con el acero frío, así como con la Luz. Sylvanas era dudosa. Tenía dificultad para
imaginar el niño sensible hacer tales cosas. Ella había respetado Varian. Incluso le había
gustado. Y el espectro de la legión había sido tan terrible que había estado dispuesto a dejar a
un lado el odio que le alimentó ahora como alimento y la bebida le habían alimentado en la vida.

Pero el lobo se había ido, y el león todavía era un cachorro, en realidad, y los seres humanos
había tomado enormes pérdidas. Eran débiles.
Vulnerable. Presa.
Sylvanas y era un cazador.
La Horda fue duro. Fuerte. Curtido en la batalla. Sus miembros se recuperarían mucho más
rápidamente que las razas de la Alianza. Que necesitarían menos tiempo para las cosas que había
citados; cultivos, curación, una oportunidad de hacer una pausa y restaurar a sí mismos. Muy pronto,
tendrían sed de sangre, y se ofrecerían la vida-líquido rojo de los humanos de Ventormenta, los
enemigos más antiguos de la horda, para saciar esa sed.

Y en la negociación que aumentaría la población de los Desamparados.


Para todos los seres humanos que cayeron con su ciudad renacería para servirla. ¿Sería tan
terrible, de verdad? Serían con sus seres queridos de todos los tiempos. Ellos no sufrirían las
dagas de la pasión o pérdida por más tiempo. Tendrían que no dormir. Podrían dedicarse a sus
intereses en la muerte, así como en la vida. No habría por fin haber unidad.

Si los seres humanos sólo entienden lo terriblemente la vida y todo su sufrimiento operadora
tratado con ellos, pensó Sylvanas, que saltarían ante la oportunidad. Los Renegados entiende ... por lo
menos, había pensado que lo hicieron, hasta que el Consejo había concluido Desolado
inexplicablemente lo contrario.
Baine Pezuña, Varok Colmillosauro, Lor'themar Theron, y Jastor Gallywix serían sin duda
considerar que Sylvanas tenía un cierto interés en la creación de cadáveres humanos. No se
habían convertido en líderes de su pueblo por ser estúpido, después de todo. Pero también
estarían luchando contra los humanos odiados y reclamar su ciudad blanca y brillante, con su
vecina de bosques campos de tierra y abundantes, por su propia cuenta. Ellos no escatimar ella
los cuerpos, no cuando ella les entregó una victoria y uno a la vez práctico y altamente
simbólica tales.

Ya no era un héroe humano de pie y reunir la Alianza contra ellos. Sin Anduin Lothar, que
fue muerto por Orgrim Doomhammer, y ningún Llane o Varian Wrynn. El único que por esos
nombres era Anduin Wrynn, y él no era nada.

Sylvanas, Nathanos, y su séquito de veteranos habían ido todo el camino a través del valle de Honor y
en bucle hacia atrás, en dirección al Valle de la Sabiduría. Hay Baine la esperaba. Se puso de punta en
blanco tauren tradicional, sólo sus orejas y la cola se mueve a medida que se apagaron las moscas que
zumbaban en el aire de verano. Muchos de sus Bravos estaban reunidos en torno a él. Montado,
Sylvanas era lo suficientemente alto para mirar hasta los varones en el ojo, y lo hizo de manera
constante. Baine se quedó con calma hacia atrás.

Con excepción de aquellos pandaren que habían optado por aliarse con la Horda, Sylvanas tuvo
la menor en común con los tauren. Eran un pueblo profundamente espiritual, tranquilo y firme. Ellos
anhelaban la tranquilidad de la naturaleza y las formas antiguas de honor. Sylvanas vez había
entendido esos sentimientos, pero ya no podía relacionarse con ninguno de ellos.

Lo que le molestaba la mayoría sobre Baine fue que a pesar de la muerte de su padre y el mal al
mal que se amontonan sobre la cabeza de cuernos, el novillo todavía apreciado paz por encima de
todas las actividades: la paz entre las razas
y en el propio corazón.
Baine honor le obliga a servir a ella, y no iba a empañar la misma. No, a menos que fue
empujado a límites que aún no había llegado a Sylvanas.
Él puso su mano sobre su pecho, sobre su corazón, y estampó su pezuña en una versión
tauren de un saludo. Los Bravos hicieron lo mismo, y el suelo de Orgrimmar temblaban
ligeramente. Luego continuó Sylvanas, y los tauren se alineó detrás del grupo de renegados y
de Theron elfos de sangre.

Todavía Nathanos permanecieron en silencio. Siguieron el camino que trenza hacia el Valle de los
Espíritus, el asiento de larga data de los trolls. Estaban tan orgullosos de sí mismos, estos “primeros”
carreras. Sylvanas cree que en realidad nunca aceptaron las carreras de los últimos elfos de sangre,
los duendes, y sus propias personas como “verdaderos” miembros de la Horda. Se divertía que, dado
que los duendes habían unido a la horda, que habían rezumado en el Valle de los Espíritus y casi
habían arruinado su área asignada.

Al igual que los tauren, los trolls fueron de los primeros amigos a los orcos. El líder orco Thrall
había llamado la tierra Durotar por su padre, Durotan. Orgrimmar fue llamado así en honor a un jefe
de guerra a principios de la Horda, Orgrim Doomhammer. De hecho, hasta Vol'jin, todas jefes de
guerra había habido orcos. Y hasta Sylvanas, todos ellos habían sido miembros de las razas
fundadoras originales. Y masculina.

Sylvanas había cambiado todo eso, y estaba orgulloso de ello. Como ella, Vol'jin había dejado
a su pueblo sin líderes en su ascensión al jefe de guerra. Los trolls estaban hoy sin rostro público
para representar a ellos, excepto potencialmente Rokhan; al menos los Renegados la tenía en el
papel de jefe de guerra. Sylvanas se recordó a nombrar a alguien la cabeza de los trolls lo más
rápidamente posible. Alguien que pudiera trabajar con ellos. Podría controlar. Lo último que
necesitaba era que los trolls de elegir a alguien que quisiera desafiar su posición.

Aunque muchos hoy en día la había recibido con aplausos y sonrisas, Sylvanas no engañó a
sí misma que era universalmente amada. Se había llevado a la Horda a una victoria que parecía
imposible, y por ahora, al menos, parecía que sus miembros estaban sólidamente con ella.

Bueno.

Ella asintió con cortesía a los trolls, a continuación, se preparó para cumplir con el siguiente grupo.
Sylvanas no le importaba mucho para duendes. A pesar de su propio sentido del honor era
algo de líquido, que podía apreciar honor en otros. Era, como muchas otras cosas, un eco de
algo que una vez que había oído. Pero los duendes eran poco mejor que en cuclillas,
parásitos avariciosos feo lo que a ella se refiere. Oh, eran inteligentes. A veces
peligrosamente a sí mismos ya otros. Que eran creativa e inventiva no había ninguna duda.
Pero ella prefiere los días en que la única relación tenía con ellos era puramente financiera.
Ahora ellos eran miembros de pleno derecho de la Horda, y tuvo que fingir que importaban.

Ellos, por supuesto, no dejaron de tener su líder: el multi-mentón, nudo verde cintura-esfuerzo de la
codicia que era príncipe Comercio Jastor Gallywix. Se puso de pie en la parte delantera de su pandilla
variopinta de duendes, todos ellos sonriendo y mostrando sus dientes amarillos afilados. Sus
delgadas piernas parecían ya muy cansada para soportar su cuerpo, y él lucía su sombrero de copa
favorita y la caña. En su enfoque, se inclinó tan profundamente como su sección media permitiría.

“Jefe de Guerra,” dijo en esa voz untuosa, “espero que podría encontrar algo de tiempo para
mí más tarde. Tengo algo que una gran cantidad pueda interesar “.

Nadie más se había atrevido intenta insertar su propia agenda de este día. Confiar en un
duende para hacerlo. Ella frunció el ceño y abrió la boca para hablar. Luego miró detenidamente a
su expresión.
Sylvanas había vivido una vida muy larga antes de Arthas Menethil le había cortado. Y ahora
ella vivía, en cierto modo, una vez más. Había pasado gran parte de ese tiempo mirando a la
cara, a juzgar el carácter detrás de ellos y las palabras que se dijeron.

Gallywix menudo tenía ese tipo de alegría artificial bien atendidas-granizo-compañero que
tanto despreciaba, pero no hoy. No había ningún intento desesperado de él. Era ... calma.
Parecía un jugador que sabía que iba a ganar. Que tan audazmente se dirigió a ella aquí, ahora,
quiere decir que hablaba en serio acerca de hablar con ella. Pero su lenguaje corporal no fue
encorvando servilmente, pero se enderezó, quizá por primera vez que había visto nunca

- le dijo aún más claramente que se trataba de alguien dispuesto a alejarse de la mesa sin
una indebida desilusión.
Esta vez lo dijo en serio. Él hizo tener algo que interesaría a ella un muy buen negocio.
“Habla conmigo en la fiesta,” dijo.
“A medida que los comandos de mi jefe de guerra”, dijo el duende, y se quitó el sombrero de copa con ella.

Sylvanas se dio la vuelta para completar la ruta.


“No me fío de que duende.” Nathanos, que había permanecido tan callado durante tanto tiempo, habló con
desagrado.

“Tampoco yo”, respondió Sylvanas. “Pero una cosa duendes entienden es la ganancia.
Puedo escuchar sin prometer nada “.
Nathanos asintió. “Por supuesto, Jefe de Guerra.”

Los goblins y los trolls habían caído en la fila detrás de ella. Gallywix viajaba en una litera
detrás propios guardias de Sylvanas. ¿Cómo había finagled esa posición, ella no lo sabía. Él
encontró su mirada y sonrió, dándole un pulgar hacia arriba y un guiño. Sylvanas luchó para
mantener su labio se curve con disgusto. Ella ya estaba lamentando su decisión de hablar con
Gallywix más tarde, por lo que se centró en otra cosa.

“Hacemos Todavía estoy de acuerdo, ¿no?”, Dijo a Nathanos. “Ventormenta debe caer, y las víctimas
de la batalla se convertirá en Desamparados.”

“Todo es como es de desear que, mi reina”, dijo, “pero no creo que la mía es la opinión con
la que usted necesita preocuparse. ¿Ha abordado esto con los otros líderes? Pueden tener
algo que decir sobre la idea. Creo que no hemos visto una paz más caro comprado, ni más
apreciado. Tal vez no quieran hacer añicos el carro por el momento “.

“Mientras que nuestros enemigos se mantienen, la paz no es la victoria.” No cuando aún permanecía
presa vulnerables a ser cazados. Y no cuando la existencia continuada de su Renegados era tan incierto.

“Para el jefe de guerra!” Bramó un tauren, sus pulmones de gran tamaño que permiten el grito para llevar lejos.

“Jefe de Guerra! Jefe de Guerra! Jefe de Guerra!”

La “marcha de la victoria” de largo se acerca a su fin. Ahora Sylvanas se acercó Grommash


espera. Sólo un líder más le esperaba uno a quien le dio respeto a regañadientes.

Varok Colmillosauro era inteligente, fuerte, feroz, y, al igual que Baine, leal. Pero había algo en
los ojos de los orcos, que siempre puso en estado de alerta cuando se miraba en ellos. El
conocimiento de que si ella misstepped demasiado mal, bien podría cuestionar, o incluso oponerse
de plano, ella.
Esa mirada en sus ojos ahora mientras daba un paso hacia adelante. Se reunió Sylvanas mirada de la
mirada, no romper el contacto visual así como él ejecutó un breve arco y la hizo a un lado para dejarla pasar
antes de caer en la fila detrás de ella.

Como todos los demás lo harían.

Jefe de Guerra Sylvanas desmontó y entró Grommash espera, con la cabeza bien alta.

Nathanos estaba preocupado de que los otros líderes no apoyarían su plan.

Les diré lo que harán ... cuando sea el momento adecuado.

Una, mesa de madera toscamente labrada pesada y bancos se habían puesto en Grommash
espera. Una fiesta de celebración sería sirve para los líderes de cada grupo y un grupo selecto de
sus guardias o compañeros. Sylvanas se sentaba en la cabecera de la mesa, como correspondía
a su posición.
Ahora, como Sylvanas considerado sus compañeros de mesa, que se refleja que ninguno de
ellos tenía la familia de cualquier tipo. Su campeón fue lo más parecido a un consorte formal o
incluso actual compañero. Y su relación era complicada, incluso a sí mismos.

Cada una de las carreras se habían animado a presentar un ritual que celebran la victoria o en
honor a sus veteranos. Sylvanas estaba dispuesto a disfrutar esta solicitud; sería apaciguar a
muchos, y los fondos para tal evento no vendría de las arcas de la Horda, pero de los de cada
carrera. La idea había sido sugerida por Baine, por supuesto, que la gente se había practicado
tales rituales como parte de su cultura por ... bueno, siempre y cuando no había sido tauren,
Sylvanas asumió.

Los troles también habían aceptado participar, así como pandaren de la Horda. Tenían una
posición única entre la Horda en que eran una colección de individuos que sentía una conexión
con los ideales de la horda. Su líder, y su tierra, estaba muy lejos, pero habían demostrado su
valor a la Horda. Habían asintieron con la cabeza redonda peludos ante la perspectiva de la
presentación de un ritual, con la promesa de la belleza y el espectáculo para elevar los espíritus.
Sylvanas había sonreído gratamente y les dijo que sería de desear que tales.

Sylvanas ha recordado que una vez, Quel'Thalas utiliza para alojar magnífica,
brillantes, brillantes ceremonias con simulacros de batallas y pompa y boato. Sin embargo, en
tiempos más recientes, los ex altos elfos, luchando con la traición y la adicción, se habían vuelto
mucho más sombrío. Quel'Thalas se estaba recuperando, y los elfos de sangre aún amaba a sus
lujos y comodidades, pero que ahora se encuentra este tipo de ostentación de mal gusto a la luz
de tanta tragedia incesante de su gente. Su contribución, Theron le había dicho, sería breve y al
grano. Porque eran amargas ahora. Bitter como todavía eran los Renegados; Sylvanas había
negado rotundamente a participar en lo que se percibe como una pérdida de tiempo y oro.

En esto, los duendes estaban de su parte. Era un pensamiento oscuramente divertida. Ella esperó
a que varios chamanes de todas las razas abrió la ceremonia con un ritual. El tauren ofreció una
recreación de una de las grandes batallas de la guerra. Y, por último, el pandaren entró en el centro
de Grommash espera. Vestían trajes-túnicas de seda y pantalones y vestidos en tonos de verde jade,
azul cielo y rosa nauseabundo. Sylvanas tuvo que admitir, por tan grande y suave y redondo como
apareció el pandaren, que eran sorprendentemente grácil mientras bailaban, se desplomó, y la puesta
en escena batallas simuladas.

Baine se levantó para cerrar los eventos. Poco a poco, su mirada recorría el pasillo, teniendo en no sólo los líderes
en la mesa, pero otros que estaban sentados en las mantas y se esconde en el suelo de tierra apisonada.

“Es con dolor y orgullo que nos reunimos aquí hoy”, retumbó. “Dolor, para muchos valientes
héroes de la Horda cayó en combate honorable y terrible. Vol'jin, Jefe de Guerra de la Horda,
condujo la vanguardia contra la Legión. Luchó con valor. Luchó por la Horda “.

“Para la Horda,” llegó el murmullo solemne. Baine volvió a mirar algo. Sylvanas siguió su
mirada y vio las armas y la máscara ritual que cuelga de Vol'jin en un lugar de honor. Otros,
también, inclinaron sus cabezas. Sylvanas inclinó la propia.

“Pero no olvidemos el orgullo que tenemos en esas batallas y sus resultados. Por contra
todo pronóstico, hemos vencido a la Legión. Nuestra victoria fue comprada con la sangre, pero estaba
compró. Nos Bled. Ahora nos curamos. Lloramos. Ahora celebramos! ¡Por la horda!"

La respuesta no era silenciosa, una respetuosa pero esta vez un fullthroated, alegría de corazón
abierto que todos, pero sacudió las vigas del techo de la bodega.
"¡Por la horda!"
jabalí asado y hortalizas de raíz se sirvieron, con cerveza, vino, o más duro
licor para bajar la comida. Sylvanas observó mientras que otros participaban. Poco después de que el primer
curso se aclaró, se dio cuenta de un sombrero de copa rojo y púrpura manchado con estrellas dirigen hacia
su extremo de la mesa.

“Oh, Jefe de Guerra? Un momento de su tiempo.”“ Uno momento “, dijo el duende Sylvanas
sonriendo. Se detuvo junto a su silla. "Tú tienes mi atención. No lo desperdicies."

“Estoy seguro de que estará de acuerdo que no soy, Jefe de Guerra,” dijo de nuevo con ese aire de
total confianza. "Pero primero, un poco de historia. Estoy seguro de que está consciente de las tragedias y
desafíos del Cartel Pantoque enfrentó antes de que nos invitaron a unirse a la Horda “.

"Sí. Su isla fue destruida por un volcán en erupción “, dijo Sylvanas. Gallywix parecía poco
convincente triste. Se tocó un dedo enguantado en el ojo para enjugar una lágrima
inexistente. “Tantos perdidos”, suspiró. “Tanto kaja'mita ido, así."

Sylvanas modificado su pensamiento. Tal vez las lágrimas fueron auténtico. “Kaja'Cola.” El
duende sorbió con nostalgia. “ 'Te da ideas.' ”‘Sí, soy consciente de que no haya más
kaja'mita,’dijo Sylvanas rotundamente. “Llegar al punto, suponiendo que tiene uno.” Su
conversación con el duende estaba llamando la atención indebida de Baine y Colmillosauro,
entre otros.
“Oh, sí indeedy, yo, ciertamente, lo hago. Ya sabes,”dijo, riendo un poco,“que es un poco
raro. Hay una clara posibilidad de que ese volcán ... podría no haber sido causado por
Alamuerte o el Cataclismo “.
Sus brillantes ojos se abrieron un poco. Realmente estaba diciendo lo que pensaba que era?
Ella esperaba con una impaciencia que no se asocia generalmente con los muertos.

“Ves, hmm ... cómo decir esto?” Tamborileó con los dedos en su primera barbilla. “Nos fueron la
minería en lugar profundamente en Kezan. Tuvimos que mantener contentos a nuestros clientes,
ahora, ¿verdad? Kaja'Cola siendo el delicioso, brainboosting que- bebida”

“No me empuje, duende.”


“Gotcha. Asi que. Volver a mi historia. Estábamos llegando al fondo. Muy profundo. Y encontramos
algo inesperado. Una sustancia desconocida hasta ahora. Algo verdaderamente fenomenal. ¡Único!
Sólo una pequeña vena de líquido que se volvió sólido y cambió de color una vez expuesta al aire. Una
de mis mineros más inteligentes, ah ... recuperado una parte de ella en privado y me lo trajo como
muestra de
su estima “.
“En otras palabras, lo robó y trató de sobornarte con ella.” “Esa es una manera de ver las cosas.
Pero eso no es el punto. El punto es que, si bien esa horrible Alamuerte sin duda tuvo mucho que
ver con la activación del volcán, la excavación profunda que puede- mayo, Repito, no estoy del todo
seguro de ello, han contribuido “.

Sylvanas considerado el príncipe comercio con asombro recién descubierta en las


profundidades de su avaricia y el egoísmo. Si Gallywix tenía razón, él alegremente destruyó su
propia isla y un buen número de inocentes, bueno, comparativamente inocentes-duendes junto con
él. Todo por una pieza de algún tipo de mineral maravillosa.

“No sabía que tenías en ti”, dijo casi en tono de admiración.

Parecía a punto de darle las gracias, y luego se lo pensó mejor. "Bien. Fue una muy especial minerales,
hay que decir “.

“Y me imagino que lo mantiene encerrado en un lugar muy seguro.” Gallywix abrió la boca,
luego entrecerró los ojos y miró con desconfianza al Nathanos. Sylvanas casi se rió. “Mi
campeón Nathanos es una especie severo. Apenas habla, incluso para mí. Secretos que
tienen que compartir conmigo son más seguros con él “.

“Como dice mi jefe de guerra,” Gallywix respondió lentamente, claramente convencido, pero al
no ver otra opción. “Usted es incorrecta, Dama Oscura. No guardo escondido. Lo guardo a la
vista, literalmente, a mano “.
Usó la punta de oro-hued de su bastón para hacer retroceder a su sombrero de copa horrible en un gesto
casual. Sylvanas esperaba una respuesta. Cuando un momento pasó y ella recibió ninguna, ella comenzó a
fruncir el ceño. diminutos ojos del goblin se movían, el parpadeo de la parte superior de su bastón y luego de
vuelta a Sylvanas.

¿La caña? Ella lo miró de nuevo, más cerca esta vez. Ella nunca había prestado mucha
atención. Ella nunca prestó mucha atención a todo lo Gallywix llevaba, transportada, dijo. Pero
algo estaba molestando a ella.
Luego se sabía lo que era. “Lo que solía ser de color rojo.” “Es usado sea,”él

estuvo de acuerdo. “No es ahora”.

Sylvanas se dio cuenta de que el pequeño orbe, sólo del tamaño de una manzana, no era
realmente de oro. Estaba hecha de algo que parecía como ... como ...
Ámbar. la savia del árbol que durante siglos habían endurecido para convertirse en algo que
podría ser fabricado en la joyería. A veces los insectos antiguos habían sido atrapados en el fluido
circulante, siempre envuelto por ella. Éste tenía la misma calidez a ella. Era bonito. Pero ella era
escéptico de que esta decoración de aspecto inofensivo era tan omnipotente como Gallywix
tendría que creyera.

“Déjame ver,” ella exigió.


“Me encantaría hacerlo, pero no delante de los ojos curiosos. ¿Podemos ir a un lugar un
poco menos público?”En su mirada irritada, dijo en la voz más sincera que jamás había oído
hablar de él,“Mira. Estás a querer mantener esta información cerca. Confiar en mí “.

Curiosamente, ella lo hizo. “Si está exagerando, que van a sufrir.” “Oh, lo sé. Y también sé
que les va a gustar lo que se encuentra fuera “.

Sylvanas se inclinó y murmuró a Nathanos. “Estaré de vuelta momentáneamente. Había


mejor derecho “.
Consciente de los ojos en ella, se levantó e indicó que Gallywix podría seguir a su regreso a la
habitación detrás del trono. Así lo hizo, y como el colgajo de piel se redujo cerrado, dijo, “Huh. No
sabía que este lugar estaba aquí “.
Sylvanas no respondió, sino que simplemente extendiendo la mano para la caña. Con un poco de arco,
se la entregó a ella. Su mano se cerró alrededor de ella.

Nada.
La decoración era estridente, pero Sylvanas podía ver ahora que era de artesanía fina. Ella fue
rápidamente agotador de juego del duende. Ella frunció el ceño ligeramente y deslizó una mano hacia
arriba el eje de la caña a la joya que estaba colocada encima de ella.

Sus ojos se abrieron de par en par, y ella contuvo el grito ahogado de asombro. Una vez que
había llorado la vida negado a ella. Se había contentado con los dones de su muerte viviente: su
devastadora gemido alma en pena, la protección contra el hambre y el cansancio, y las otras
cadenas que ataban los mortales. Pero esta sensación a los dos empequeñecido.

Se sentía fuerte, pero no meramente poderoso. Como si su agarre podría aplastar un cráneo, como si un
solo paso podría cubrir una liga y más. La energía enroscada dentro de cada músculo, el esfuerzo como una
bestia de pura precisión y poder contra una correa. Los pensamientos se agolpaban en su cerebro, y no
simplemente su habitual
calcular, pensamientos astutos, inteligentes pero brillante, alarmantemente los brillantes. Innovador.
Creativo.
Ya no era una dama oscura o incluso una reina. Ella era una diosa de la destrucción y la
creación, y ella se sorprendió de que ella nunca había entendido hasta qué punto los dos
estaban entrelazadas. Ejércitos, ciudades, culturas enteras que podrían criarlos.

Y les cayó. Stormwind sería uno de los primeros, dando su gente para engrosar el número
de su cuenta.
Podía tratar la muerte en una escala que- Sylvanas lanzó el orbe como si se hubiera
quemado. “Esto va a cambiar ... todo. ”Su voz temblaba. Ella llamó a su habitual calma
glacial. “¿Por qué no se utiliza este ere ahora?”

“Fue oro cuando era líquido, ver, y era asombroso. Luego se convirtió en sólido y rojo, y fue bastante
menos ordinaria. Siempre mantenía la esperanza de que iba a encontrar más de un día cosas. Y
entonces ... un día, la pluma, la parte superior de la caña de oro y volvió de nuevo increíble. ¿Quien
sabe?"
Sylvanas tenía que volver a la fiesta. Los otros líderes, sin duda, ya estaban hablando. Ella
no tenía la intención de darles más forraje por la persistencia aquí.

“Usted ve las posibilidades”, dijo el duende como volvieron a entrar en la bodega. Como si
estuviera hablando de algo rutinario y pragmática, algo que no había sacudido Sylvanas a su
núcleo con un sabor de poder hasta ahora inimaginable.

“Yo,” dijo ella, su voz bajo control de nuevo, aunque dentro de ella todavía temblaba. “Una vez
finalizada esta fiesta, usted y yo hablaremos largo y tendido. Esto servirá la Horda bien “.

Solamente la Horda.

“La Alianza no sabe nada de esto?”


“No se preocupen, Jefe de Guerra,” dijo, su antiguo ser simplista de nuevo. “Tengo gente en él.”
UN nduin convocó a sus consejeros a unirse a él en la sala de mapas de Ventormenta. Se
inclinaron sus cabezas al entrar; hacía tiempo que les había ordenado que no ceda.

Cringris y Shaw estaban allí, por supuesto. Así fue profeta Velen, la antigua draenei que habían
tutelado Anduin en los caminos de la Luz. De todos ellos, se podría decir que tal vez el profeta
draenei había perdido la mayor parte en esta guerra. Genn había perdido a su hijo a la violencia en
los últimos años, y por supuesto esta guerra había afirmado Varian Wrynn. Pero Velen había sido
testigo de la muerte no sólo de su hijo, sino de todo su mundo -bastante literal.

Y todavía, Anduin pensó mientras observaba el ser lavanda de piel,


aunque puedo sentir su dolor, él sigue siendo el más sereno de todos nosotros.
Sky Admiral Catalina Rogers también estaba presente. Anduin tenía sentimientos similares
hacia ella como lo hizo hacia el maestro espía Shaw. Anduin respeta tanto a los individuos, pero su
relación con ellos no era cómodo. Rogers era demasiado sediento de sangre Horda para su gusto.
Se había reprendido fuertemente tanto a ella como Cringris por tomar mucho más lejos de lo que
había ordenado una asignación reciente. Pero la Alianza había necesitado hawkishness de Rogers
en la guerra, y Mathias protegido a los inocentes en su propio camino.
“Ha sido un día difícil”, dijo el Anduin. “Pero era más difícil para los que nos dirigimos. Al
final, la guerra ha terminado, la legión es derrotado, y podemos enterrar a los muertos
sabiendo que mañana no va a contribuir a los números de los muertos en la batalla. Y para
esto estoy agradecido.
“Sin embargo, esto no significa que podemos dejar a nuestros esfuerzos hacia hacer de este
mundo mejor. En lugar de matar a nuestros enemigos, debemos sanar y restaurar nuestras personas
y un mundo que está herido terriblemente. Y,”añadió Anduin,“hay que proteger y estudiar un recurso
precioso que ha llegado a mi conocimiento sólo hoy. Todas estas cosas constituyen un nuevo
conjunto de desafíos “.

Anduin podía sentir la pequeña piedra de oro-azul en el bolsillo, enclavado en silencio y con
benevolencia. El sabía muy poco sobre él todavía, pero una cosa sí sabía: que no estaba mal,
aunque comprendía muy bien que sin duda se podría convertir a oscuros propósitos. Incluso el
naruu podía.
Anduin retiró el pañuelo. “Esta mañana, maestro espía Shaw me informó acerca de lo que
ha observado, en Silithus. No sólo hay grandes grietas que han estallado, a repartir desde
donde la espada de Sargeras empalado el mundo, pero esas fisuras han revelado una
sustancia desconocida hasta ahora. Es único. Es más fácil para mostrar cómo en lugar de
decirle “.

Le entregó el pañuelo a Velen, quien reaccionó como Anduin tenía. Los draenei tomó aire de
sorpresa. Casi antes de que los ojos del Anduin, décadas de sufrimiento años- parecían ser
levantado. Tan profundo como lo había sido para experimentar por sí mismo, se mueve casi más
de Anduin para presenciar el efecto del material sobre otra.

“Por un momento, pensé que una pieza de un naaru,” respiró Velen. “No lo es, pero la
sensación es ... similar.”
El naruu eran seres benévolos hecho de energía sagrada. Nada estaba más cerca de la luz
que ellos. Cuando Anduin había estudiado con los draenei en el Exodar, que había pasado
mucho tiempo en la presencia de los naaru O'ros. El hermoso, benévolo había sido otra de las
víctimas de la guerra, y el recuerdo de ese momento ya estaba teñida de dolor. Aun así,
Anduin recordó las emociones O'ros había engendrado, y estuvo de acuerdo con la evaluación
de Velen.

“A pesar de que,” ​Velen añadió, “existe la posibilidad de un gran daño aquí, así como un gran
bien.”
Cringris tomó siguiente. Parecía aturdido por lo que experimentó, casi confundida por ella,
como si un profundo, firme convencimiento había sido destrozada. Luego frunció el ceño, las
líneas alrededor de los ojos profundización y empujaba la piedra color de miel hacia Shaw.

“Admito,” dijo en una voz áspera, dirigiendo sus palabras a la vez el rey y el jefe de espías,
“pensé que tal vez exagerabas. No eras. Esta materia es potente y peligroso “.

Shaw agitó la piedra; parecía tener ningún deseo de manejar más de lo necesario. Anduin
respetaba eso. Rogers tomó siguiente. Tropezó, extendiendo la mano para agarrar el lado de la
gran mesa de mapas para mantener el equilibrio, mirando absorto en el pequeño trozo de
piedra. Luego su expresión se volvió a uno de ira y esperanza commingled. “¿Hay más de
esto?”
Shaw dio Velen y Rogers una versión editada de lo que le había dicho a Genn y el Anduin anterior. Los
dos escucharon atentamente. Cuando hubo terminado, dijo Rogers, “Si podemos encontrar una manera de
utilizar este ... que podría aplastar a la Horda.”

“La idea de Sylvanas con esto me pone enfermo”, dijo Genn, no pelos en la lengua.

¿Por qué debemos doblar todo a la violencia? Anduin pensó con su propia pista de ira. En cambio,
dijo, en respuesta a la primera pregunta de Rogers, “le dije maestro espía Shaw debemos obtener
más de esto y estudiarlo. Creo que hay mucho mejores cosas que podemos hacer con esta sustancia
que crear métodos para matar de manera más eficiente “.

“Sylvanas no pensaría así, y tampoco debemos.”


Anduin niveló su mirada de ojos azules en Cringris. “Yo diría que lo que nos hace mejor que ella
es que nos hacer creo.”Como Genn empezó a protestar, Anduin levantó una mano. "Pero yo podria Nunca
dejar la Alianza vulnerables. Con suficiente información, podemos aplicar nuestros conocimientos a
más de una tarea.”Él se puso derecho y centró su atención en el mapa de Azeroth se extendió
delante de él, sus ojos azules itinerancia la imagen de un mundo que se había convertido
recientemente precioso para él. Su mirada se detuvo en la casa de aliado más cercano de
Ventormenta, las tierras de los enanos y su ciudad capital de Forjaz.

“Los humanos no están solos en contra de la Legión,” Anduin recordó a los reunidos. “Nos
unió en esa lucha por los draenei y los pandaren que habían optado por la Alianza. Su gente,
también, Genn: huargen y los refugiados humanos que han ganado con creces su lugar en el
Alianza por pie hombro con hombro en primer lugar con mi padre y luego conmigo para hacer frente a esa
terrible peligro. Los enanos y los gnomos estaba también con nosotros “.

"Si no bastante hombro con hombro,”dijo Genn. Anduin había descubierto que las emociones
más suaves tienden a hacer que el rey brusco incómodo. Genn llevaba rabia y terquedad mejor
que el calor o la gratitud. Así, también, tenía Varian durante muchos años.

“Tal vez no,” dijo Anduin, sonriendo un poco; la broma era uno en el que los propios enanos
probablemente guffaw. Tuvo la visión de su antiguo rey Magni Barbabronce, replicando con algo
como Nae preocupaciones, muchacho, vamos a cortar descenderéis tamaño tae.

“Pero siempre han estado ahí para nosotros, tan robusto y invencible como la piedra.” El afecto de
estos, la gente cabeza dura fuertes, que habían sido los que le abre a lo largo tanto en su camino al
sacerdocio, así como hacia la lucha contra la técnica adecuada, barrido a través de Anduin. “Debemos
llevar esto a la Liga de Expedicionarios. Puede ser que tengan alguna información que nos falta. Y
ellos están en todo el mundo. Eso es un montón de ojos y oídos adicionales para usted, Shaw “.

Shaw asintió con la cabeza de color marrón rojizo. Anduin continuó. “Los elfos de la noche
también podrían ser de ayuda. Tan antigua como su raza es, tal vez se han encontrado con algo
como esto antes. Ellos también perdieron muchos en esta guerra, y creo que una promesa de ayuda
y apoyo sería bienvenido. Y el draenei-”Anduin alcanzó a tocar el brazo de su viejo amigo Velen.
“Usted ha perdido más que cualquiera de nosotros puede comprender plenamente. Y como usted
dice, este material de ... ... evoca la naruu. Tal vez hay algún tipo de conexión “.

Volvió su atención al grupo. “Todos vinieron cuando llamamos. Y ahora sus veteranos han vuelto a
campos mucho tiempo olvidadas, a los suministros peligrosamente agotados. Recordamos lo que
sucedió después de la batalla de Rasganorte. Cuando se agotan los recursos, las chispas de
resentimiento pueden recurrir a una conflagración, incluso entre las razas en el mismo lado.
Asegurémonos de que ninguno de nuestros aliados arrepiento de haber ofrecido ayuda a Ventormenta “.

Se miraban unos a otros, asiente con la cabeza. “Tengo la intención de viajar a las tierras de
nuestros amigos firmes,” les informó Anduin. “Para darles las gracias personalmente por sus
sacrificios, para ofrecer lo que podemos por lo que su recuperación económica será rápida, y para
conseguir su
ayudar así “.
Había esperado Cringris a protestar, y el hombre mayor no defraudar. “Su gente es en
Ventormenta,” recordó el rey Genn innecesariamente. “Ellos te necesitan aquí. Y Gilneas, al
menos, no necesita ninguna visita real “.

Nº Gilneas no lo hizo. Nunca lo había hecho. En los últimos años, por el mismo orden de
Cringris, Gilneas había aislarse de todo contacto con cualquier cosa fuera de sus paredes de
piedra maciza. El reino no había llegado a la ayuda de los demás cuando estaban en necesidad, y
que el aislamiento había provocado la ira y el resentimiento hacia el gilneanos, al menos al
principio, cuando al fin se habían visto obligados a abandonar su aislamiento autoimpuesto. Pero
ahora ya no quedaba nada de la otrora gran reino que ruinas, sombras, y la tristeza.

“Usted estaba enojado conmigo, por lo que recuerdo, cuando me aventuré en las Islas Quebradas a ver el
lugar donde cayó mi padre”, Anduin respondió suavemente.

"Claro que yo estaba. Usted dejó Ventormenta y dijo que nadie “, replicó Cringris. “Usted ni
siquiera había nombrado a su sucesor. Todavía No tienen, por cierto. ¿Qué hubiera pasado si
habían matado?”
“Pero yo no estaba”, respondió Anduin. “Y mi salida era lo correcto a hacer.” Más
suavemente, continuó. “Genn, que me dijo que no tenía que ver ese lugar. Pero lo hice. Para
mí, el sacrificio de mi padre ha hecho que sea sagrado terreno. Es donde encontré
Shalamayne-o tal vez debería decir, donde me encontró. Es donde yo ...”Se detuvo. Todavía
no estaba listo para decirle a nadie lo que había experimentado, ni siquiera Velen, el profeta,
que habría entendido.

“Donde verdaderamente aceptado el manto de mi reino”, dijo en su lugar. Se aclaró la garganta; su voz
era demasiado grueso. “Cuando yo era capaz de conducir a la Alianza a una difícil victoria. Sí. El pueblo de
Ventormenta me necesitan. Pero también lo hacen los de Forjaz y Darnassus. Esta es la forma en que
usamos la paz. Para sentar las bases de la unidad y la prosperidad de modo que tal vez la guerra un día
podría ser relegado a los libros de historia “.

Era un objetivo noble, pero quizás uno inalcanzable. La mayoría de las personas alrededor de la mesa
decidió dejar de este último. Pero Anduin estaba decidido a intentarlo.

-
“Ol' Emma” era lo que la mayoría de la gente en la conocían como Ventormenta. Que se encontraba bien
con ese apodo; ella estaba de edad, después de todo, y se suele hablar con amabilidad. Pero tenía un
nombre-Piedramácula-real y un pasado, como todos los demás. Había amado y sido amado una vez, y si
a veces se perdió en el pasado porque, bueno, que era donde todo el mundo estaba, entonces que así
sea.

Primero fue su marido, Jem, que había muerto en la Primera Guerra. Pero personas murieron en
la guerra, ¿verdad? Y ellos fueron honrados y recordados en ceremonias como las que dulce niño
rey había conducido.
Anduin Wrynn recordaba tanto de sus propios niños brillantes. Tres de ellos se había producido:
el pequeño Jem, llamado así por su padre; Jack, llamado así por su tío Juan; y Jake. Ellos, también,
habían muerto en una guerra, al igual que su hermana, Janice. Excepto que la guerra era peor que
la que acababa de terminar, de una manera. Sus hijos habían muerto a causa de Arthas Menethil y
su guerra contra los vivos. Habían sido guerreros de Lordaeron, dados los lugares de honor como
los guardias del rey Terenas. Habían caído junto con su rey y su reino.

Pero nadie honrado sus nombres con una ceremonia formal. Nadie pensó en ellos como héroes de
guerra. Que habían sido convertidos en monstruos no-muertos sin sentido. Todavía estaban en ese
estado brutalmente crueles, estaban muertos o habían convertido en uno de la Reina Banshee
Renegados.

Cualquiera que sea el destino final de sus preciosos hijos, que se perdieron a ella, y el mundo de los vivos de los
seres humanos hablaron de tales horrores sólo en susurros.

Se agarró el mango de la pala que llevaba y se concentró en su tarea: sacar agua del pozo.
Pensando en Jem, Jack, y Jake nunca fue una buena cosa. Los lugares que arrastraron su
mente y de corazón
Emma agarró el mango de su cubo con más fuerza mientras se acercaba al pozo. Concéntrese
en lo que necesitan los vivos, se dijo. No de los muertos.
O los no-muertos.
"YO oído que usted habló con gran elocuencia al servicio de hoy, Su Majestad “.

Anduin sonrió con cansancio en el anciano sirviente. Él era muy capaz de prepararse para la
cama a sí mismo, pero Wyll Benton se había ocupado de él desde que era un niño pequeño y se
ofendería si su servicio fue rechazada.
“Príncipes y reyes tienen mucho de qué preocuparse”, le había dicho una vez, la primera vez
Anduin había tratado de disminuir sus funciones. “La última cosa que necesitan es molestar a sí
mismos con cosas como candlewick recorte y colgando la ropa adecuada.”

Era alto y corpulento, aunque Anduin señaló que había adelgazado un poco recientemente.
Su suave, actitud un tanto separada disfraza una voluntad obstinada y ardor de la devoción a
la casa de Wrynn. Tanto ha cambiado, y la mayor parte de ella no para mejor, Anduin pensó. Pero
al menos Wyll es una constante.

“Si, efectivamente, yo era elocuente, que era la Luz hablando a través de mí para confortar a aquellos que
la necesiten”, respondió Anduin.

“Se subestima, Su Majestad. Siempre ha tenido una habilidad con las palabras “.

Wyll retira el cinturón del Anduin, colgando el Fearbreaker maza reverentemente


de un gancho en la pared cerca de la cama del rey. El criado se había montado el gancho allí,
donde Anduin podría llegar en cualquier momento.
Por si acaso, el dijo. El príncipe Anduin había sido en el momento había rodado sus ojos en eso,
pero el hombre se había convertido en sentido su corazón caliente en la expresión tácita de la
inquietud de un hombre que era más que un sirviente-Wyll era un viejo amigo.

“Eres demasiado bueno”, dijo el Anduin. “Oh, señor,” Wyll suspiró, “Soy Nunca que, como
bien sabes.”Anduin apretó los labios para evitar sonreír abiertamente. Sus levantó el ánimo, y
no pudo resistir las burlas Wyll.

“Usted estará contento de escuchar que vamos a volver a Forjaz pronto. A menos que preferiría no hacerlo?”

“¿Por qué, Su Majestad, ¿por qué no lo haría? No hay nada como el calor constante y sonido metálico
de una forja gigante que funciona continuamente para asegurarse de que uno descansa bien. Además,
seguramente nunca pasa nada malo en Forjaz. Nadie se volvió a diamante, o está enterrado bajo los
escombros, o tomado como rehén, o forzado a huir para salvar su vida “, la vieja criada continuó con una
voz apenas por debajo de sarcasmo.

Wyll Anduin había acompañado en su última visita a Forjaz, poco antes del Cataclismo había
cambiado para siempre la faz de Azeroth. Todas las cosas que el criado acababa mencionados,
junto con muchos otros, se habían producido en ese viaje lleno de acontecimientos, y dos de ellos
habían pasado a Anduin.
Las palabras, pretende ser una broma, al menos tanto de una broma como Wyll podría
manejar causadas por otra ola de dolor fluya sobre el joven rey. Éste, sin embargo, era
diferente; la pérdida fue mayor. El tiempo se había suavizado el dolor, aunque nunca lo
abandonaría por completo. En el silencio de su rey, Wyll miró como colgó el abrigo.

“Su perdón, Su Majestad,” dijo, su voz llena de remordimiento. “No me refiero a hacer la luz
de su pérdida.”
“De la pérdida de Khaz Modan,” dijo Anduin. El terremoto en Dun Morogh, sus temblores se
sintió incluso en Forjaz, había marcado el primer indicio de que el mundo infeliz estaba en cierto
peligro. Anduin había ido a Dun Morogh para ayudar con los esfuerzos de rescate. Aún no había
abrazado el camino del sacerdocio, pero sabía que los primeros auxilios y desesperadamente
quería ayudar. La ronda de réplicas se cobró la vida de Aerin Stonehand, la mujer enana joven
que había sido asignado para entrenarlo.
Fue la primera vez Anduin había perdido a alguien cercano a su edad. Y, si estaba siendo honesto
consigo mismo, que había empezado a sentir más que una simple amistad hacia el animado guerrero de
ojos brillantes,.
“Está bien”, aseguró a Wyll. “Las cosas están mejor ahora. de Magni despertado de su ...
ah, en comunión con la tierra, estoy muy bien, y los Tres Martillos están trabajando juntos
como una máquina bien engrasada gnomo “.

Magni Barbabronce, que había sido rey de Forjaz en el momento, había participado en un
ritual que “hacer de él uno con la tierra.” Todos habían esperado que el rito daría una cierta
penetración en el mundo en dificultades, pero el ritual había sido bastante literal , no
metafórica. Se había convertido Magni en diamante. En el momento, la ciudad ya había
asediado entristecido profundamente. Gracias a la Luz, se supo que Magni no había muerto ...
pero había sido cambiado. Ahora, Anduin habían dicho que el ex rey habló con-y-de Azeroth a
sí misma. Nadie estaba seguro de dónde o cómo encontrarlo; vagó el mundo y llegó cuando
sea necesario.

Anduin se preguntó si volvería a ver de nuevo Magni. Así lo esperaba. “Aún así, señor,” dijo
Wyll. “Por supuesto que voy a ir contigo.” Por supuesto que lo haría. Por lo que sabía Anduin, el
devoto servidor no tenía familia propia, y que había servido a los Wrynns durante la mayor parte
de su vida. Anduin no necesitaba que tiende-él de Wyll era muy capaz de colgar un abrigo por él
mismo y la eliminación de sus propias botas, pero a medida que aumenta la edad prohibido Wyll
de hacer muchas cosas, Anduin conocía su criado infancia todavía quería sentir que era de uso .
Anduin apreciado Wyll no por lo que hizo, sino por lo que era.

“Me alegraré de su empresa”, dijo Anduin, y que era. “Eso es todo por ahora, sin embargo.
Buenas noches, Wyll “.
El anciano se inclinó. “Buenas noches, Su Majestad.”
Anduin vio cerrar la puerta, sonriendo cariñosamente después de él. Cuando la puerta se
cerró snicked, se volvió de nuevo a su tocador. La piedra de color ámbar, todavía envuelto en el
pañuelo, se sentó al lado de dos elementos que llevan a cabo un gran significado personal para
Anduin. Uno de ellos era una pequeña caja tallada que contenía anillos de compromiso y boda
de la reina Tiffin. La otra era la brújula Anduin vez había dado su padre.

Miró la pieza blanca de la tela por un momento, pero fue el


brújula alcanzaba, el mismo que había sido recuperado y devuelto a él por un aventurero que
había ayudado al nuevo rey angustiado en sus primeros pasos hacia la curación de su dolor.

Abrió la brújula y ahora considerado el retrato de un niño pequeño pintado interior, mejillas aún
redonda con la suavidad de la infancia. Después de todo lo que había visto y experimentado en los
últimos meses, Anduin preguntó si alguna vez había sido realmente tan joven como el artista lo había
representado.
Un compás. Algo para mantenerlo en el camino correcto.
Se había producido una clara brújula en la lucha contra la Legión Ardiente. Claro, bueno,
verdadero y poderoso. Anduin sabía que el siguiente paso de inmediato en su camino. Para
cumplir con sus aliados, ayudarles a ayudar a su propia gente, y demuestran lo valioso que
consideraba esos lazos. Para solicitar su ayuda en aprender más sobre este extraño mineral y
evitar que sea mal utilizado. Después de esto…

Él cerró los ojos. Ligero, el rezo, que me ha dado buenos asesores y cierto que me han ayudado
llevo bien hasta el momento. Confío en que me muestran los pasos a seguir en su debido tiempo.
Siempre he anhelado por la paz, y ahora la paz de una especie está sobre nosotros. Y este material
... que podría ser utilizado para promover la paz en formas que ni siquiera podemos imaginar.

Dame la orientación para dirigir bien ahora, también.

Se coloca la brújula hacia abajo suavemente, apagó la vela Wyll había dejado encendida en
la mesilla de noche, y no tenía sueños.

Por la mañana, Anduin llama para una reunión menos formal en la sala de recepción fuera de sus
habitaciones privadas. Había pasado más de una noche allí, cenar solos con su padre. Todavía tenía
dificultad para pensar de la habitación, ya que pertenece a él ahora.

“Había casi olvidado que se dirigían hacia el verano”, dijo Cringris mientras se servía de un
melocotón con olor dulce, perfectamente maduras. Se proporcionaron bollos, queso Amberseed
Stromgarde, huevos con hierbas, jamón, tocino, Sunfruit fresca, pasteles y también habían sido
establecidos, y leche, café, té, y una selección de jugos para bajar la comida.

Como ferocanis, Cringris había cazado por la comida de una manera que el resto de la Alianza no
podía, y podría alimentarse de cosas que otros no pudieron.
Ferocanis eran, en muchos aspectos, los más fuertes y mejor adaptada a la guerra, por el dicho de que un
ejército marchó sobre su estómago era verdadera. Pero está claro que el rey de Gilneas todavía disfrutaba el
sabor de los primeros frutos de verano.

Parecía mayoría de ellos habían dormido bien, al igual que el joven rey. Se preguntó si era un
efecto de la piedra. Después de algunas bromas acerca de la comida, el rey dirigió la
conversación a aspectos prácticos.
“Genn”, dijo, mientras se servía una segunda porción de huevos “, me gustaría pedirle que
cuidar de mi reino mientras estoy fuera. No puedo pensar en nadie mejor que tienden a él que
alguien ya familiarizado con lo que eso conlleva. No se preocupe “, añadió, sonriendo,‘Prometo
que formalizarlo antes de dejar este tiempo’.

Poco a poco, Genn dejó el tenedor. “Su Majestad”, dijo, “Es un honor. Voy a servir a
Ventormenta como he servido dos de sus reyes. Pero yo soy un hombre viejo. Es posible
hacer bien para comenzar a buscar una manera de tener a alguien más joven regla si algo va
a pasar “.
Interiormente Anduin suspiro. Esta no era la primera vez que el objeto de una heredera
había criado. Él prefirió ignorarlo, pero estaba casi seguro de que Genn sería hacer referencia
a ella al menos una vez más antes de irse a Forjaz a pesar de que Anduin había hecho su
opinión bastante clara. Él era
no va a casar con una mujer que no amaba.
“Estoy contento de aceptar”, dijo Anduin, esquivando toda la cuestión y girando a Velen
antes Genn podría conseguirlo. “Profeta, espero que me acompañe en mi viaje tanto a Forjaz
y en el extranjero. No he olvidado los draenei que todavía guardan la Exodar. Me gustaría
verlos y darles las gracias “.

Los draenei de barba blanca inclinó la cabeza, movió. “Es un honor para que lo acompañe,
Su Majestad. Esto significará mucho para mi pueblo.”
“Va a significar mucho para mí también”, respondió Anduin, untando su tostada.
Mantequilla, el pensó. Algo que daba por sentado cuando muchos no tienen ni siquiera un trozo de pan.
“¿Qué puede ofrecer a los draenei Ventormenta para mostrar nuestro profundo agradecimiento por su
ayuda contra nuestro enemigo común?”
“Que Su Majestad se preocupa lo suficiente para siquiera preguntar por todo lo que han sufrido seguramente
calentar sus corazones.”

El joven rey colocó el cuchillo de la mantequilla hacia abajo y observó a su viejo amigo. “Usted sabe más acerca
de la resistencia que cualquiera de nosotros,” dijo en voz baja. “Del sufrimiento, de la pérdida.”
Liam Cringris no fue el único hijo que había dejado atrás un padre amoroso. Más de lo que
esta pérdida profundamente personal fue la que la gente de Velen habían sufrido. Argus, su
amado planeta, no sólo había sido invadido con man'ari dañado, pero había sido torturado
deliberadamente durante millones de años por el titán caído Sargeras. El alma de ese mundo
roto se había levantado para encender cualquiera y todos, incluso los que habían liberado a él
y trató de evitarlo. Incluso ahora, Anduin apenas podía soportar la idea de ella, y rogó a la luz
que su propio mundo, su hermosa Azeroth, que había sufrido tales formas variadas y
maravillosas de la vida, no sufriría el mismo destino.

La cara de Velen se suavizó con dolor que nunca, podría Nunca, ser mitigada, pero su voz era
cálido mientras hablaba. “Es precisamente porque sabemos que gran parte de la oscuridad de
este universo que nos centramos en cambio, en lo que es bueno y amable y verdadero. Digo una
vez más, su presencia en las salas de violeta de nuestra ciudad a calmar el ánimo más de lo que
todavía entiende “.

No hubo discusión con un draenei, pensó Anduin. Una sonrisa curvó sus labios. “Es como
desee, mi viejo amigo. Pero te pido que fija su mente a pensar en algo más tangible que
podemos llevar así “.
propios labios del antiguo curvados en una sonrisa que era eternamente joven. “Voy a ver
lo que puedo llegar a.”
"Bueno. Más acuciante es lo que necesitamos para llevar a Forjaz, ya que es la primera ciudad en la que la
intención de visitar. ¿Qué podemos ofrecer a los enanos como un regalo que serían más apreciar?”

Por un momento, con el ceño fruncido fueron en la contemplación. Y entonces, como uno solo, todos
ellos, incluso el gran profeta Velen, comenzó a reírse.
GRAMO rizzek Fizzwrench dio un paso fuera de su sencilla destartalada cabaña en el
perezoso, va desvaneciendo, el calor de la tarde. Sonrió ante el sonido familiar de mar rompiendo contra
la costa, el crujido de las palmeras. Las ventanas de la nariz en su nariz grande, mucho se dilataron y su
pecho estrecho expandieron al respirar el aire salado.

“Otro día hermoso todo para mí,” dijo en voz alta, haciendo crujir los nudillos, cuello, manos y
pies en un largo tramo precioso. Luego, con un cacareo de la anticipación, se sumergió en las
olas.
Una vez que había sido un duende ordinaria. Al igual que todos los demás, que había vivido en
estrecho, menos de los barrios pobres de higiene y los barrios, haciendo obras desagradables para las
personas aún más desagradables. Había sido muy bien cuando estaba en Kezan, pero cuando esa isla
... bueno, exploded- que en realidad no se suponía islas para hacer y los refugiados del Cártel Pantoque
trasladó a Azshara, las cosas cambiaron.

No le gustaba Azshara, por una cosa. Era demasiado otoñal por su espíritu de verano. Todos
esos colores naranja y rojo y marrón. A él le gustaba el azul del cielo y el mar y que la arena de color
amarillo brillante y el ondear calmante de palmeras verdes frondosos. Entonces, cuando las
trituradoras comenzaron rompiendo la tierra, lo que hace que feo, que no le gustaba Azshara aún
más. La idea de
perder tiempo y dinero, que eran tipo de una sola- remodelación de una parte de Azshara para
hacer un símbolo de la Horda parecía el peor Grizzek brownnosing había visto y nunca había
visto un montón.
Y todas esas otras razas de la Horda: simplemente no parecen entender la mentalidad duende.
Los “murientes”, como él pensaba de los Desamparados, le dieron los pelos de punta, y lo único
que parecía disfrutar jugando con venenos era. Los orcos pensaban que eran mejores que los
demás. “Horda original” y todo lo que tonterías. Los tauren eran demasiado enamorado de la tierra
para hacer que cualquier persona razonable cómoda, y todo el asunto de los trolls habían pasando
con el loa miedo a la mierda de él. Pandaren eran demasiado ... bueno ... agradable. Había
conocido a un elfo de sangre o dos podía compartir una cerveza con, pero la carrera en su conjunto
fue camino demasiado bonita, y que les gustaba cosas bonitas, y los goblins y su cultura más
definitivamente no calificaron cosas tan bonitas.

Pero la peor parte de unirse a la Horda fue que el sindicato había elevado Jastor Gallywix
desde un simple príncipe mercante viscosa al poderoso líder viscosa de toda una facción
Horda. Y entonces, un día, de repente, como si un interruptor se había volteado, Grizzek había
tenido suficiente.
Había tomado todo lo que poseía, todo de sus adornos de laboratorio, libros llenos de años
de notas minuciosamente detallados en los experimentos, y un pequeño almacén lleno de
suministros y movido aquí, a una playa desierta en Tanaris.

Trabajando solo en el sol sofocante, que se convirtió su piel pálida yellowgreen a una rica
tonalidad bosque-esmeralda, que había construido un pequeño, modesto domicilio y una no
tan pequeña, de laboratorio no es muy modesta. Grizzek descubrió que floreció en la soledad
y la luz solar. Se levantó por la tarde, fue a nadar, y rompió su ayuno, y luego se dirigió a
trabajar durante los fríos tarde y noche. Con los años, se había construido un sistema de
defensa erizado compuesta de robots, alarums, silbatos, y otros dispositivos de advertencia.

Su dispositivo de este tipo favorito era Plumas, el loro robótico llamado unimaginatively que
proporcionó lo que pasaba por la empresa. Plumas volaron de reconocimiento varias veces al día,
usando sus ojos mecánicos para explorar en busca de algo fuera de lo común. Sería alertar
inmediatamente a Grizzek problemas. Y luego ... bueno, dependiendo de la naturaleza del intruso,
que serían enviados con una advertencia brusco o bien una explosión del Dragón Goblin
Pistola Mark II que siempre tenía a mano.

Era una vida hermosa. Y él había hecho muchas cosas bellas. Bueno, bonito podría no ser la
palabra correcta. Había hecho cosas que soplaron otras cosas de una manera espectacular y
artilugios prácticos que hicieron posible que para él no hay que preocuparse acerca de la cocina, la
limpieza, o, en realidad, aparte de la creación de más aparatos y artefactos explosivos nada.

Y así, por supuesto, cuando las plumas aparecieron repentinamente mientras estaba tumbado sobre su
espalda, flotando perezosamente, y chilló en voz alta, “Alerta de intruso, entrada lado oeste!” Que significaba que
su hermosa vida era probablemente a punto de implosionar.

Grizzek hizo una mueca, escuchar el informe de las plumas. Cuando se trataba de un solo nombre, sin
embargo, sus ojos se abrieron de golpe.

Juró larga, en voz alta, y colorido, y nadó a la orilla.

“Príncipe del Comercio”, dijo Grizzek unos momentos después, de pie en la puerta principal, que gotea y
usando nada más que una toalla. “Pensé que teníamos un trato. Tienes que mantener todas mis
invenciones, tengo que dejar el cartel con los suministros y la paz de la mente “.

Comercio Príncipe Jastor Gallywix, llamativamente vestida como siempre, su redonda barriga
abultada le precede en casi dos pasos completos, se limitó a sonreír. Había traído consigo varios
boxeadores, incluyendo el Druz musculoso, su principal ejecutor.

“Hey, Druz,” añadió Grizzek. “Yo,


Grizzek,” respondió Druz.
“¿Es así como se saluda a un viejo amigo?” Resonó Gallywix. Grizzek se le quedó

mirando con rotundidad.

“Tradicionales demandas de etiqueta duende que invite en un príncipe mercante!”

“En realidad, no”, replicó Grizzek. “No hacer, y de todos modos, yo no es nunca ha sido tanto
por la etiqueta.” Druz se apoyó en la puerta, limpiándose las uñas con un cuchillo. La idea de ser
apuñalado con un cuchillo recubierto con lo que estaba bajo las uñas de Druz era horrible.

La sonrisa de Gallywix no vaciló. “Doce extremadamente fuertes duendes, muchos


de ellos con armas de fuego capacitados en usted, la demanda que invite en un príncipe del comercio “.

Grizzek dejó caer. Suspiró profundamente. "Bien bien. Lo que se trata todo esto, Gallywix?”, Se
preguntó, sin molestarse con el título del líder de la Horda.

“Lo que siempre se trata?”


“La expresión creativa, la estimulación intelectual, y sueño profundo durante la noche?” Ofreció
Grizzek.
"¡Por supuesto no! Esto es un negocio. Una, por así decirlo, dorado oportunidad “. Gallywix un gesto
con su bastón.
Los ojos de Grizzek fueron automáticamente al orbe en lo alto de ella. Lo había visto mil veces,
que rojos brillantes
Él parpadeó.
“Es el oro”, dijo. "No oro oro, pero

sí.”“Ah. Así que por el juego de

palabras “.

La sonrisa de Gallywix se desvaneció un poco, y Grizzek disfrutaba el hecho de que se estaba por debajo
de la piel del príncipe comercio. “Sí”, dijo. “Ese es el juego de palabras.”

“Lo que solía ser de color rojo.”

Gallywix frunció el ceño, y sus barbillas movió con irritación. "Lo hizo. Lo mismo adorno, color
diferente. Vamos, Grizzy, tienes que ser intrigado por ese
¡al menos!"

Maldito duende, Grizzek estaba intrigado. La curiosidad, como siempre, consiguió el mejor
de él. Además, él podría soportar tener sus suministros de repuestos.

Voy a pesar de esto, pensó, y luego abrió la puerta a admitir Gallywix. “Sólo tú”, dijo
mientras Druz trató de intervenir. “Sólo tengo una silla.”

"Está bien. Voy a estar “, dijo Druz.

Lo que pasaba por la cocina era estrecha con tres duendes embutida en ella, y no había hecho
sólo una silla. Mientras Gallywix trató de maniobrar su corpulencia en ella, Grizzek excusó para
poner en un par de pantalones y una camisa de lino, luego se levantó y escuchó. Gallywix habló
de ahondar demasiado profundamente en el corazón de Kezan, de la vena única gloriosa de oro
que
había descubierto que había esfumado, de cómo había aumentado la potencia de esta sustancia, a continuación,
aparentemente muerto con el paso del tiempo, pasando de un color miel caliente al rojo como una gota de sangre
humana.

Sus ojos se fijaron inicialmente en el príncipe del comercio, pero su mirada vagó hacia el bastón como la
historia se hizo cada vez más fantástico.

“Y luego,” Gallywix estaba diciendo, “llega este gigante, espada titanwhipped arriba, se hundió a la
derecha en Silithus. La tierra se abrió, y allí estaban las venas y las venas de las cosas, que fluye como un
río hermoso de la miel pura. Por supuesto, yo y yo solos realmente entendía lo que era, así que salté
derecho sobre él. En este momento, tenemos una gran cantidad de personas que la minería y
asegurándose de que sólo el derecho personas la contraen.”

“Estoy profundamente escépticos de que esto es la maravilla que creo que es, Príncipe
mercante.” Grizzek echó un vistazo a Druz para la confirmación de la historia. Curiosamente, él y
el jefe del músculo Gallywix empleó siempre se había llevado bastante bien. Druz se encogió de
hombros.
fea sonrisa de Gallywix profundizó, y los pequeños ojos brillaron. "La prueba está en el
pudín."
Grizzek parpadeó. “Lo que hace que incluso ¿media? ”

“Ni idea, pero suena bien. Mira, voy a hacer un trato contigo. Tome la caña, tocar la parte
superior, y ver qué pasa. Si no desea participar en el trabajo con este material, sólo decir la
palabra. Voy a estar fuera de su pelo “.

"Estoy calvo."

“Figura de expresión”.

“Está bien, pero ¿Qué tal vamos un paso más allá. Si quieres mi ayuda, llego a dictar lo
que hago, lo hago, y cómo se utiliza “.
Eso no le cayó bien con el príncipe comercio con sombrero de copa. La sonrisa se congeló como si Gallywix
había entrado en conflicto con un mago heladas enojado. “Usted no es el único ingeniero en el mundo, ya sabes.”

"Suficientemente cierto. Pero sé que no me habría seguido la pista después de todo este tiempo, si usted
no necesita mi ayuda “.

“Grizzek,” dijo Gallywix, suspirando, “usted es demasiado inteligente para su propio bien.”

Grizzek esperó con los brazos cruzados. “Está bien, está bien”, dijo con enfado el líder duende. “Pero
sólo se les paga un pequeño porcentaje.”
“Nosotros negociaremos mis honorarios y beneficios hora después decido.” Una vez más, Gallywix
sacó la caña. Grizzek agarró. Cerró su otra mano sobre la parte superior.

Todo en la habitación de repente entró en hiperconcentrarse. El color amplifica. Las líneas


eran agudos, limpio. Oyó capas en el sonido del mar, casi podía sentir las vibraciones del
canto de los pájaros.
Y su mente
Se corrió, se desplomó sin orden ni concierto, analizar y calcular qué porcentaje de su mano
estaba en contacto con el orbe, en qué grado un callo o el brillo del sudor en la palma de
repente húmeda contacto inhibido, lo que utiliza este podría ser Put

Grizzek retiró la mano como si se hubiera quemado. Era gloriosa-casi demasiado.

“Caballa Santo,” murmuró. "¿Ver?"

El cuerpo del ingeniero seguía vibrando de la experiencia, con el corazón acelerado, sus manos
temblorosas. Él sabía que tenía una mente brillante. El sabía que era un genio. Fue por eso
Gallywix lo había buscado. Y el príncipe del comercio había tenido razón para hacerlo, porque las
cosas que se podrían crear con estas cosas ...

“Yo, eh ... Está bien. Voy a trabajar en ella. experimentos llevados a cabo, el diseño de algunos prototipos “.

La sonrisa de Gallywix fue cruelmente feliz ahora. “Pensé que vendrías.”

“Mi demanda sigue en pie”, insistió Grizzek. “Quiero plena autonomía en esto.” Él había
traicionado a sí mismo antes con su reacción, lo sabía, pero no era demasiado tarde para salvar
algo. Que había sido sorprendido, eso era todo, y ahora se trajo a su mejor cara de póker de
soportar.
“Te estás muriendo para conseguir sus manos en él, y lo sabes.” Grizzek se encogió de hombros,
tratando de imitar absoluta falta de interés de Druz. “Bah, está bien,” resopló Gallywix. “Pero voy a
tener un poco de mi pueblo aquí a partir de ahora.”

“Adelante”, dijo Grizzek. El sabía muy bien que él no sería aventurarse lejos de estas cosas
de todos modos. “Pero antes de empezar, voy a escribir una lista de suministros. Y la parte
superior de la lista”-se hizo un gesto a la caña
consejo: “es una muestra de ello.”

“Usted obtendrá un montón de esto. Siempre que un montón de cosas nuevas creadas con ella se inicia
dejando aquí sobre una base regular “.

"Por supuesto por supuesto. Y ...”Oh, cómo odiaba a decir esto. “Tengo una petición más. Voy a
necesitar mi antiguo compañero de laboratorio para trabajar conmigo en esto “.

“Claro, claro.” Gallywix había conseguido lo que quería y se sentía claramente generosa.
“Dame un nombre; Voy a por ellos bien a usted “.
Grizzek le dijo.
Gallywix casi explotó, pero un cuarto de hora más tarde que había cedido.

Fue con alivio y la reticencia que Grizzek cerró la puerta de su pequeña cabaña. Se limpió
la silla en la que se había sentado Gallywix, porque sí, y se dejó caer en ella.

Esta era o bien la mejor idea de su vida ... o lo peor. Grizzek


sospecha de este último.
UN nduin había realizado todas sus obligaciones regias, observando el protocolo apropiado al
llegar a las puertas masivas de Forjaz y más tarde durante la comida formal largo. Había tenido que
caminar de sí mismo. Enanos les gustaba comer y beber les gustaba, y aunque Anduin era más
grande que cualquiera de ellos, que era muy consciente de que incluso la más mínima enano podía
beber debajo de la mesa si no tenía cuidado.

Moira Thaurissan, la hija de Magni Barbabronce y el líder de la enana del clan Hierro Negro
por matrimonio, fue uno de los Tres Martillos que rige Forjaz. Ella personalmente prefiere el vino
a la cerveza querido de la mayoría de los enanos, y ella se aseguró el rey visita se sirvió uno de
los mejores tintos de Forjaz mientras cenaban en carne de jabalí estofado con un montón de pan
integral abundante para absorber los jugos, verduras asadas con miel, y una montaña de
pasteles con los que terminar la comida.

Anduin había querido convocar una reunión con los Tres Martillos de inmediato, pero que le había
dicho una vez necesaria para digerir una comida abundante. A menos que fuera una cuestión de vida o
muerte inmediata, una tubería, el brandy, o más postres eran necesarios en primer lugar.

Moira, observando la reacción del Anduin a la opción de cualquiera de los tres, sugirió un
preámbulo de una hora alrededor de Forjaz en lugar de ayudarles a
digerir. Anduin aceptó con agradecimiento. Se invitó a los draenei a acompañarlos, pero Velen
puso reparos, diciendo, “Ustedes dos tienen mucho de que hablar, estoy seguro. Me quedaré
aquí y conversar con Muradin y Falstad.”Muradin Barbabronce, el hermano mediano de los
tres Bronzebeards, representada clan de su familia en el Consejo de los Tres Martillos. (El
más joven de los famosos hermanos, Brann, había fundado la Liga de Expedicionarios y tenía
demasiada pasión por los viajes en que se quede en Forjaz.) Falstad Martillo Salvaje, el tercer
martillo y el líder de la famosa Martillo Salvaje, planteado una Stein a los draenei .

“Pipe, el brandy o el postre?”, Bromeó Anduin.


“Postre, creo”, respondió Velen. “Parece la opción más inocua.” “Tener mi parte. Si yo
como otro bocado, voy a reventar “.
“¿Te importa si tenemos un poco de compañía?”, Preguntó Moira cuando se levantaron y salieron de la mesa.

"Por supuesto; alguien que te gusta “.

La reina habló en voz baja con uno de los guardias, que asintió y salió. Unos minutos más
tarde, regresó, acompañar a un niño pequeño enano. La piel del niño era de un tono inusual
pero atractivamente gris cálido. Sus ojos eran grandes y verde, sosteniendo ningún indicio de
la luz roja común a los enanos Hierro Negro, y su cabello era blanco. Anduin a la vez sabía
que tenía que ser: hijo de Moira, el nieto de Magni Barbabronce, y el heredero al trono, el
príncipe Dagran.

“Sé que hemos visto antes, Su Majestad, pero me temo que no lo recuerdo”, dijo el joven
príncipe con perfecta cortesía y poco más que un rastro de acento enano local. ¿Cuantos
años tenía? ¿Seis siete? Anduin recordó que él también había sido educado en la etiqueta y la
cortesía apropiada para el hijo de un rey cuando era más joven que este muchacho.

“Me extrañaría si lo hizo. Consideremos esta nuestra primera reunión.”Anduin se inclinó hacia delante y
extendió su mano de una manera formal, y el niño la estrechó solemnemente. “Estoy contenta de que podría
unirse a nosotros en nuestra caminata de hoy. Entonces ... ¿cuál es tu lugar favorito en Forjaz?”

Los ojos del chico se iluminaron. “Th 'Hall o' Exploradores!”

Anduin disparó Moira una mirada complace al tiempo que respondía: “El mío también. ¡Vamos!”Una vez que
habían llegado a la sala y habían disfrutado mirando a su alrededor, él
pediría Moira para convocar Falstad, Muradin y Velen. Entonces Anduin revelaría la segunda
razón por la que había llegado a Forjaz.
A medida que se dirigían tranquilamente hacia su destino, guardias humanos y enanos siguiendo
a una distancia conveniente todavía discreta, Anduin se entregó a sí mismo en la nostalgia. El calor lo
abofeteaba a medida que pasaban la Gran Fundición que dio a la antigua ciudad su nombre. El olor
característico del metal fundido lo transportó de nuevo a su última visita unos años antes.

“Ha sido demasiado tiempo desde que he estado aquí”, dijo a Moira. Los ojos verdes de Moira estaban en su

hijo como ella respondió, “Sí, lo ha hecho. Los años pasan más rápido de lo que pensamos “.

En cuanto al niño que fue claramente luchando para no correr por delante de su madre y el rey
humano, Anduin dijo a Moira, “Fue bueno de los Tres Martillos para venir a Ventormenta en honor a
mi padre. Especialmente teniendo en cuenta el hecho de que la última vez que estuve aquí, trató de
matar “.
Moira se rió entre dientes. “Oh, muchacho, sabes que él y yo nos hizo nuestra paz sobre la que hace
mucho tiempo. En el momento en que lo perdimos, que habíamos llegado a admirar y respetar a los demás.
Su padre estaba enojado conmigo por mantenerlo aquí. Estaba preocupado por su seguridad. Como adulto
de Dagran, por imposible que parezca, ese niño se ha vuelto más precioso para mí por el día. Grande como
era Varian Wrynn, lo habría desgarrado con mis propias manos tenía secuestró a mi sumados uno.”Una
expresión feroz se dibujó en su rostro.

“Te creo”, dijo Anduin, y lo hizo. “Los enanos son combatientes, eso es seguro.”

“Estaba orgulloso de ustedes”, dijo Moira en silencio. “Aun cuando no se entiende. No


piense que sólo te quería en los últimos años, Su Majestad “.

"Yo no. Yo sabía. Y por favor,”dijo Anduin,“llámame Anduin. Estoy más acostumbrado a la
amistad de formalidad aquí. Cuando vine a visitar, su padre me pidió que lo llamara tío Magni,
y Aerin me llamó 'león del li'l.' ”
“Aerin?”
“Una joven que fue la primera mujer en la guardia de su padre. Habrías le gustaba. Ella
estaba tratando de mejorar mis habilidades con la espada y el escudo antes de morir en
Kharanos “.
“Ah,” dijo Moira, mirándolo especulativamente. “Ha perdido su primer amigo, ¿verdad? Lo
siento.”Ella se animó un poco. “Pero al menos por lo que escucho,
su enseñanza no fue en vano. No eres el guerrero de su padre era, pero no hay vergüenza en
eso, y entender su manejo de la espada no es del todo malo en estos días.”

Él le dio una sonrisa irónica. “Sorprendiendo a todos, sin duda.” “Bueno, tal vez
sólo un poquito.”
Anduin rió. “Definitivamente no soy el guerrero padre era. Nunca será. Nadie va a." No puedo
ser el héroe que eras, que había dicho, de rodillas, donde su padre había muerto. No puedo ser el
rey que eras. Se volvió hacia ella, la decisión de confiar en ella.

“Pero voy a decirte algo. Antes de conocer a Aerin, odiaba el entrenamiento con armas pesadas.
Evité tanto como sea posible, y que llegó a ser extremadamente creativo con mis excusas. Pero
después de su muerte, empecé el entrenamiento en serio. Yo no eludirlo más. Yo quería llegar a ser,
si no es un espadachín superior, una buena en lo más mínimo. La luz me ha bendecido con otros
regalos. Confío en ella que me ayuda aunque tenga ningún arma en la mano en absoluto. Aerin se
comprometió a 'enano temperamento' mí, y lo hizo “.

Moira se rió en voz alta en eso. “Eso es tan bueno como un término que he oído! -Enano
templado, eh? Bien. Eres un espécimen bien, Anduin Wrynn, y estoy orgulloso de mi pueblo
han contribuido al hombre que ha crecido hasta ser “.

"Gracias. Me siento honrado de tener una fuerte amistad tan personal con los enanos,
todos ellos.”Dudó. “Todos ustedes parecen estar llevándose bien.”

“Somos enanos”, dijo, encogiéndose de hombros. “Las palabras vuelan. A veces también lo hacen jarras de
cerveza. Aunque estoy pensando que esta última va a pasar con menos frecuencia cuando están llenos. Estamos muy
agradecidos por su regalo “.

“Me di cuenta.” Cuando Anduin había hecho su entrada formal a Forjaz unas horas antes,
había sido recibido por los Tres Martillos y una guardia de honor. Habían hecho lo acogen en
esta, su primera visita como un rey gobernante. Y sabía que bienvenida fue genuina.

Pero cuando los diez vagones que llevan el regalo de Ventormenta enrolladas y la cubierta
protectora fue llevado fuera de la primera, aplausos y vítores sonaron.

El regalo, por supuesto, era la cebada, el ingrediente clave en lo que fue sin duda la exportación preferido
por todos Forjaz.
“Piense en ello como la contribución de Ventormenta a la paz y la buena voluntad en Forjaz,” dijo
Anduin.
“Una vez que haya terminado con sus viajes, date vuelta y le tostada con el primer grupo,”
prometió Moira. “He escuchado los maestros cerveceros van a llamarlo de Anduin ámbar Ale.”

Que tiene una risa de pleno derecho de él. Ella se le unió. “No puedo recordar la última vez
que se rió de esa manera”, dijo. "Se siente bien."
“Sí, lo hace. Para responder a su pregunta antes de que nos desviamos del tema sumamente
importante de la cerveza, los martillos han sido capaces de trabajar a través de las cosas, sí “.

“Y ... ¿cómo está tu padre?”


“Bueno,” dijo, “que es el diamante, ahora, y la Luz sabe dónde está el día a día. ¿Le
gustaría ver dónde estaba?”
"Sí. Me gustaría."

Dagran pausa. Más adelante, Anduin podía vislumbrar la forma del esqueleto alado familiar
a través de las arcadas que marcaban el Salón de Exploradores. El niño miró con nostalgia a
él y le dijo: “Mientras usted
promesa volvamos t' la pteradon!”

Magni se había convertido en uno con la tierra en el Viejo Forjaz, una cámara de profundidad por debajo del
Trono. Los tres descendientes, y el Anduin casi se podría sentir la presión de toneladas de piedra y tierra
por encima de él. Los enanos, por supuesto, no tenían tal malestar como su ruta los llevó aún más
profundo.

Anduin sabía que la tarima donde Magni se había convertido al diamante estarían vacíos.
Él sabía. Aún así, ver realmente fue un shock.
Había estado presente en ese día cuando el rey Magni Barbabronce había realizado el antiguo
ritual. Ahora se encontraba, sin palabras, como Dagran subió los escalones con agilidad ante su
madre y el gobernante visitar, sin pasar por trozos azuladas translúcidas que una vez que se habían
formado el revestimiento de diamante del rey de diamantes. El niño fue directo a un pergamino que
había sido montada con seguridad detrás de un vidrio y comenzó a leer en voz alta. Los pelos en la
parte posterior del cuello del Anduin picaban al escuchar de nuevo las palabras que habían sido
pronunciadas por Asesor Belgrum, ahora pronunciadas en los tonos agudos del nieto de Magni.
“ 'Y aquí el porqué y el th' cómo, para volver a ser uno wi' la montaña. Porque he aquí, somos de
tierra, o 'la tierra, un' su alma es la nuestra, su dolor es nuestro, su latido del corazón es nuestro.
Cantamos su canción un' llorar por su belleza. Para quien no desearía t' volver a casa? Ese es el
por qué, Oh, hijos o 'la tierra'. ”Dagran alzó la vista. “¿Debo seguir adelante?”

“No, chico dulce”, dijo Moira.


Anduin inclinó y recogió uno de los fragmentos. “Fue una cosa terrible para la vista,” dijo en
voz baja, girando sobre el trozo de diamante en sus manos. “Ocurrió tan rápida y tan completa.
Pensé que estaba muerto."
“¿Y por qué no?”, Dijo Moira. “Incluso hemos pensado así enanos.” “Eso tenía que haber sido un
golpe tremendo cuando se despertó.” “Esa frase,” Moira dijo, “no lo hace empezar para capturarlo. Todo
lo que puedo decir es que es una buena cosa corazones enanos son casi tan fuerte como la piedra “.

Anduin vaciló. "Estoy tan feliz. No sólo para mí y mi amistad con él, pero para usted. Hubo un
tiempo en que pensé que mi padre y yo nunca llegaría a ser una familia de verdad, pero lo hicimos.”

Moira estaba en silencio durante un tiempo. Su hijo brillante, aficionado a los libros fue ocupándose
con otro tomo antiguo, sus ojos verdes chasquear sobre las palabras antiguas. Cuando hablaba, se
lanzó la voz baja.
“Es por ese niño que me gustaría que más que por mí mismo”, dijo. “Es ... un montón de
deshacer, Anduin. Pero dijo que quería probar “.
“Va a?”, Preguntó el Anduin, hablando en voz baja para que el niño no podía oír. “Creo que
mi gente y mi hijo estarían mejor servidos por tener buenas relaciones con un ser que habla
directamente a Azeroth.” Fue un intento de ligereza, pero cayó plana.

"¿Pero qué hay de ti?"


Una vez más Moira estaba en silencio. Ella acababa de abrir la boca para hablar cuando una voz la
interrumpió.

“Yer Alteza, Su Majestad, ven pronto!” Fue uno de los guardias normalmente estacionados
en el Trono. Estaba rojo y sin aliento.
“¿Qué es?”, Preguntó Moira.
“Es tu padre! ¡Él está aquí! Y necesita tae se ven dos de inmediato!”
METRO Agni Barbabronce les esperaba en el Salón de Exploradores.

Anduin, que había mirado, incapaz de intervenir, como el rey se transformó en


agonizantemente reluciente piedra, había pensado que estaría dispuesto a cumplir con el
Magni despertado.
Él no estaba.
Magni se situó por debajo del esqueleto pteradon de espaldas a la entrada, enfrascado en
una conversación con Velen y alta Explorador Muninn Magellas. Falstad y Muradin de pie junto
a ellos, escuchando con atención, sus pobladas cejas dibujadas juntas de preocupación.

Manitas Mayor Gelbin Mekkatorque, el líder de barba blanca de los gnomos cuya actitud alegre
contrastaba con su profunda sabiduría, tranquilidad, también había sido convocado. Anduin había
programado una reunión con él para el día siguiente. Los gnomos habían sido de gran valor en
contra de la legión, y quería asegurarse de que tuviera la oportunidad para agradecer a los
físicamente más pequeño pero quizás intelectualmente mayores miembros de la Alianza. La
presencia del asesor del Manitas, el guerrero rudo Capitán Tread Sparknozzle, cuyo parche en el
ojo negro era testimonio de sus años de experiencia en el campo de batalla, indicó que esta no era
una simple visita diplomática por parte de Magni.
Cuando la forma resplandeciente volvió a Anduin, el joven rey se sentía como si hubiera sido
golpeado en el estómago. Una cosa hecha de piedra no debe moverse con tanta gracia, ni debe
su aleteo barba diamante con ese movimiento. Magni fue ni el enano que había sido ni la estatua
se había convertido; era a la vez y tampoco, y la yuxtaposición golpeó Anduin a un nivel profundo.
Un segundo más tarde, sin embargo, la gratitud y la alegría lo inundaron con las palabras de
Magni.

“Anduin! Mi, ye've crecido!”


La frase detestado por los niños de todo el mundo fue transformado por el poder de la nostalgia
y la llegada inexorable de la edad adulta. Era tan ordinaria una frase, por lo real, que la ilusión del
“otro” era tan destrozada como la prisión de diamantes de Magni había sido. La voz era cálida,
viva, y muy definitivamente Magni. Anduin se pregunta si la “carne” diamante sería caliente,
también, si fuera a tocar el ser que ahora se dirigió hacia él. Sin embargo, las espuelas y
fragmentos que salpicaban la forma en forma de enano excluyen los apretones de manos y
abrazos entusiastas de trituración que Magni había sido tan propenso a en su encarnación
anterior.

Tenían Moira o Dagran encontraron una forma de evitar eso? Magni no desean incluso para
otorgar los gestos que había estado tan libre con durante su vida como un ser de carne y hueso? Por
el bien de todos ellos, Anduin esperaba. Moira había pedido Belgrum para cuidar de Dagran, que
había protestado que quería conocer a su abuelo. Ya veremos, ella dijo. Su cara no era difícil
exactamente, pero estaba preocupado.

“Magni,” dijo Anduin. “Es tan bueno verte.”


“Y vosotros ya mí hija.” Magni volvió sus ojos de piedra a Moira. “Me atrevo tae esperanza de que una vez me ha
hecho el deber aquí, yo podría ser capaz de tae reunirse conmigo nieto. Pero, lamentablemente, NAE de una visita de
lo que ha venido sobre “.

Por supuesto no. Magni habló por Azeroth ahora, y que era un grande y solemne deber. La mirada
de Anduin parpadeaba a los draenei. Velen no había un alma sentimental. Sonrió con facilidad y con
gusto y con frecuencia se rió. Pero él había conocido tanto dolor que se trataba de esas líneas de su
antigua cara recordaba, cortando a través de su rostro, como si hubieran sido cincelada, y fueron
puestos en una expresión sombría ahora.

Magni considerado Moira, Anduin y Velen en serio. “He buscado la tres de la salid NAE
porque todos o 'sois líderes o' yer personas sino porque son sacerdotes.”
Moira y Anduin intercambiaron miradas de sorpresa. Anduin estaba al tanto de esta
comunidad, por supuesto, pero por alguna razón no había pensado mucho en ella.

“Ella está en un terrible dolor”, dijo, con el rostro de diamantes, aparentemente tan duro,
surcando fácilmente en una mueca de dolor empático. Anduin se preguntó si el rito que tanto había
transformado Magni significaba que podía ahora, literalmente, sentir el dolor de Azeroth. Anduin
pensó en la destrucción de Silithus, del tamaño de casi inconcebible de la espada ahora se eleva
sobre el paisaje. Si había llegado el último intento de Sargeras para destruir Azeroth cerca de tener
éxito, era un pensamiento aterrador.

“Ella necesita healin'. Un' eso es lo que hacen los sacerdotes. Ella dejó claro que todos deben curarla o
todos perecerán “.

Velen y Moira se miraron. “Creo que las palabras que su padre ha hablado son verdaderas”, dijo
a los draenei. “Si no tienden a nuestro mundo herido, ya que muchos de nosotros como sea posible,
entonces con toda seguridad que todos
será perecer. Hay otros que hay que escuchar este mensaje “.
“Sí”, dijo Moira, “y yo creo que es hora de que el muchacho se reunió con el resto de nosotros.” Y como uno,

los dos volvió a mirar directamente a Anduin. ceño fruncido del Anduin en la confusión. “El resto de quién?”

“Otros sacerdotes”, dijo Moira. “El Profeta y yo hemos estado trabajando con un grupo que está desde hace

mucho tiempo para llegar a conocer.”

Y entonces comprendió Anduin. “El Cónclave. En el templo NetherLight “.

El mismo nombre parecía establecer la calma en el alma del Anduin, casi a despecho de la historia
del templo como la prisión por Saraka, un señor vacío y una naaru caído, y su ubicación en el corazón
del Vacío Abisal. Durante millones de años, los draenei había estudiado la criatura. Hace muy poco
que habían podido para purificarlo. Ahora, como su verdadero ser, Saa'ra, los naaru se demoró,
abrazando a su antigua prisión como un santuario que ofrecía a los demás.

Anduin había oído hablar de la lucha que se había desarrollado en los primeros días de la
invasión de la Legión. Y sabía que muchos de los que ahora se dirigió a sus sagrados recintos
eran, al igual que la propia naruu, los que habían caído en la oscuridad, pero había sido traído de
vuelta a la luz. Estos sacerdotes, conocidos como el Cónclave, habían llegado a otros en Azeroth
para que pudieran unirse para ayudar a reposar contra el ataque de la Legión. Aunque el
amenaza había terminado, el Cónclave todavía existía, ofreciendo ayuda y compasión a todos los que
buscan la luz.
“Lo que el Cónclave hizo y sigue haciendo es tan importante”, dijo el Anduin. Durante la guerra,
habían vagado Azeroth, el reclutamiento de sacerdotes para atender a los que estaban en el frente de
batalla contra la Legión. Ahora todavía tendían a esos luchadores valientes que se hacen cargo de
lesiones duraderas para el cuerpo, mente y espíritu. No todas las cicatrices eran física. “Me gustaría
poder haber ayudado a sus esfuerzos durante la guerra.”

“Querido muchacho,” dijo Velen, “que siempre ha sido justo donde tenía que estar. Tenemos
nuestros propios caminos, nuestras propias luchas. El destino de mi hijo era mío. ruta de Moira es la
superación de los prejuicios y la defensa de los Hierro Negro que creen en ella. El suyo estaba
consiguiendo un gran rey y gobernar las personas que le han amado desde su nacimiento. Es hora
de dejar de remordimientos. No hay lugar para ellos en el templo NetherLight. Es un sitio lleno única
esperanza y determinación para seguir donde la Luz nos lleva y lo pongo en los lugares oscuros que
lo que necesitan su bendición “.

“El Profeta, ya que por lo general es, está bien muerto”, dijo Moira. “Aunque admito que estoy
contento de finalmente poder compartir este lugar con usted. A pesar de la extrema detrás de
esta visita ahora, sé que encontrará un bálsamo para su alma allí. Es imposible no “.

Ella habló como aquella que se había encontrado un bálsamo tales. Anduin pensó en el extraño
material de forma segura dentro de su bolsillo. Había planeado mostrar a los Tres Martillos después de lo
que se suponía que había sido un agradable paseo. Ahora se daba cuenta de que nadie estaría en
mejores condiciones para identificar la piedra de Magni, que seguía siendo uno con la tierra.

“Vamos a ir, pero todavía no. Les agradezco por su mensaje, Magni. Y ... hay algo que tengo que
mostrarle. Todos ustedes.”En pocas palabras resumió lo que sabía sobre el material de color ámbar,
dándose cuenta mientras hablaba de que era muy poco.

“No sabemos mucho”, terminó, “pero creo que nos puede decir más.”

Se retiró el pañuelo y la dobló abierta. La pequeña joya brillaba su cálida ámbar y tonos
azules.
Los ojos de Magni se llenaron de lágrimas de diamante. “Azerite”, que respiraba.

Azerite. Tenían un nombre para él en el pasado. “¿Qué es?”, Preguntó Moira.


“Och,” dijo en voz baja Magni, por desgracia, “Te dije que era hurtin'. Ahora pueden ver fer yerselves.
Esto es parte o' ella. Es ... bah, 'tis tae tan difícil de describir con palabras. Su esencia, supongo que va a
hacer. Más de un 'más o' que está llegando tae th' de superficie “.

“Puede que no curarse a sí misma?” Mekkatorque quería saber. “Sí, ella puede y tiene”,
respondió Magni. “Ye've NAE º Cataclismo olvidado', tenéis? Pero esa cosa vil bastardo que le
sacó la wi '...”Él negó con la cabeza, con aspecto de alguien que estaba perdiendo su amada.
Anduin suponía que era.

“ ¡Es una buena una "noble esfuerzo que ha hecho, pero uno que está destinado tae falle. Canna Azeroth
hacen por Hersel'. Nae este momento. Es por eso que está Beggin' Fer nuestra ayuda!”

Todo tenía sentido. Perfecta, sentido devastador. Anduin aprobó la pequeña muestra de Azerite a Moira.
Como todos lo hicieron, se fue con los ojos abiertos de asombro ante lo que estaba sintiendo.

“Te escuchamos”, dijo a Magni, mirando profundamente a los ojos de diamante. “Haremos todo lo que
podamos. Pero también es necesario para asegurarse de que esta ... Azerite ... no es utilizado por la Horda “.

El guijarro Azerite ahora descansaba en las manos de Muradin. Él frunció el ceño. “O Suficiente' esto
y os podría acabar con toda una ciudad.”

“Suficiente o' esto”, dijo Falstad, “una 'horda podríamos hacer añicos th'.” ‘No estamos en
guerra’, dijo Anduin. “Por ahora, nuestra tarea es doble y está claro. Necesitamos sanar
Azeroth, y tenemos que tener esto”, y aceptó el Azerite-‘con seguridad lejos de la Horda’.

Consideraba Mekkatorque. “Si alguien puede encontrar la manera de poner esto ... esta esencia
para un buen uso para un propósito digno, es su gente. Magni nos ha dicho que Azeroth está
produciendo cantidades crecientes de esta sustancia. Le enviaremos muestras cuando los hemos
obtenido “.
Gelbin asintió. “Voy a conseguir mis mejores mentes en ella. Creo que sé la persona indicada “.

“Un 'Voy a hablar tae los demás miembros de Th' Exploradores Liga un' enviar a un equipo abajo tae
Silithus,” dijo Magellas.
“Todo lo que es grande,” dijo Magni así como él sacudió la cabeza con tristeza. Para Anduin, dijo, “Sí,
me ken que todo esto fue una sorpresa os tae, muchacho. Off wi' vosotros tres. Ve tae yer sala de cura un'
vamos a saber un mundo entero podría ser
muriendo.”Se aclaró la garganta y se enderezó. "En ese mismo momento. Yo trabajo está hecho. Estaré fuera."

“Padre,” dijo Moira. “Si no estás llamado de distancia por ... por ella ... entonces yo pediría que se quede un
poco.” Ella tomó una respiración profunda. “Hay un pequeño muchacho que me ha estado molestando sobre usted
cumplir desde hace algún tiempo.”
T ÉL norte Etherlight T emple

Anduin dio un paso a través de un portal en un reino de extrañar tan hermosa, tan lleno de luz, su corazón
parecía a punto de equilibrio, ya que se llenó de alegría.

Había pasado mucho tiempo en el Exodar y estaba acostumbrado a la luz violeta suave y la
sensación de paz que impregnaba el lugar. Pero esto ... esto tenía el Exodar 's esencia con
mayúsculas, pero con un toque diferente.
Las enormes estatuas talladas de draenei deberían haber sido intimidante, por encima de los
visitantes como lo hicieron. En su lugar, se sentían como presencias benévolos de protección. El
sonido melódico de agua que fluye vino de ambos lados de la rampa que Anduin descendió;
chispas de luz flotaban suavemente, como si creado por el chapoteo suave.

Tomó una profunda bocanada de aire limpio, dulce, como si nunca hubiera realmente amplió
sus pulmones antes. Más lejos en el templo, por la larga pendiente, suave, era un grupo de
personas. El sabía quiénes eran o, más bien, lo que representaban, y el conocimiento le llenó de
alegría tranquila anticipatoria.

Velen puso una mano sobre el hombro del rey como había hecho tantas veces en los últimos
años y sonrió.
“Sí”, afirmó, al ver la pregunta tácita del Anduin. “Son todos aquí.”

“Cuando dijo sacerdotes,” Anduin dijo, “Asumí que quería decir ...” “Los sacerdotes al igual
que nosotros”, finalizó Moira. Ella hizo un gesto a los distintos individuos dando vueltas por ellos.
Entre su número Anduin vio no sólo los seres humanos, gnomos, enanos, draenei, y
ferocanis-aquellos que sería en casa en la catedral de Ventormenta de elfos de la noche de luz,
sino también, que adoraban a su diosa de la luna, Elune; tauren, que siguió a su dios sol,
An'she; y…

“Forsaken”, susurró mientras el cabello a lo largo de los brazos y la parte posterior de su cuello levantado.

Uno de ellos se puso, ella se inclinó hacia él, alegremente hablando con un draenei y un
enano. Había otro grupo en dirección a una de las alcobas de la sala, teniendo cuidado de no
montones antiguos tomos duda.
Éste consistía en un Renegados, un duende de la noche, y una ferocanis.

Palabras no salían. Anduin se encontró mirando abiertamente, sin atreverse a parpadear


para que no todo resulta ser un sueño. En Azeroth, estos grupos estarían matando unos a
otros, o, por lo menos, serían sospechosos, lleno de odio y miedo. El sonido musical de risa
ronca de un duende de la noche flotaba a él.

Velen veía completamente contenido, pero Moira le observaba detenidamente. “¿Estás bien,
Anduin?”
El asintió. “Sí”, dijo, con la voz ronca. “Puedo decir sinceramente que nunca me he sentido mejor.
Este ... todo esto ....”Él negó con la cabeza, sonriendo. “Es lo que he soñado con ver toda mi vida.”

“Somos sacerdotes, ante todo,” dijo una voz. Era masculina, cálida y alegre, a pesar de que tenía un
timbre que le es propio, y como volvió Anduin, está totalmente de espera para saludar a un sacerdote
humano de la Luz.
Se encontró cara a cara con un Renegados.
Anduin, educado desde la infancia no dejar que sus emociones muestran, esperaba que se
recuperó lo suficiente, pero por dentro estaba recuperando. “Por lo que parece,” dijo, su voz
traicionando su sorpresa a su pesar. “Y me alegro por ello.”

“Su Majestad”, dijo Velen, “¿puedo presentar Arzobispo Alonsus Faol.” Los ojos de los
Desamparados brillaba una extraña amarilla. No podían brillar con la diversión como la de un hombre
que vive lo haría, pero de alguna manera lo hicieron.
“No se preocupe por no reconocerme,” dijo el arzobispo. “Sé que no me parezco a mi
retrato.” Él levantó una mano huesuda y se acarició la barbilla. “He perdido la barba, que se ve.
Adelgazado un poco, también.”
Oh, sí, esos ojos brillaban-muertos.
Anduin renunció a toda esperanza de comportarse de una manera típicamente real aquí.
Somos sacerdotes, ante todo, el ser no-muertos le había dicho, y se descubrió que era un
alivio para quitar la carga de la realeza, al menos temporalmente. Sonrió y se inclinó.

“Usted es un hombre fuera de la historia, señor”, dijo el arzobispo Anduin con voz de
asombro. “Usted fundó la orden, el paladín Mano de Plata. Uther era su primer aprendiz. Y
Ventormenta podría no estar de pie hoy si no fuera por sus esfuerzos diligentes. Decir que es
un honor conocerlo no comienza a describirlo. Usted fue ... que son Una de mis
héroes “.
Anduin era completamente sincero. Había estudió minuciosamente a través de todos los gruesos
tomos con respecto a la benévola, sacerdote Padre Invierno similar. Las palabras en las páginas pintaron
un cuadro de un hombre que fue rápido para reírse pero se mantuvo tan fuerte como la piedra. Los
historiadores, por lo general satisfechos con limitarse a registrar hechos secos, habían elocuentemente
acerca de calidez y amabilidad de Faol. Retratos le representa como un hombre bajo y corpulento de
barba blanca espesa. El ser no-muerto que estaba de pie delante del rey de Ventormenta era aún más
corto de lo normal pero de otra manera irreconocible. La barba había desaparecido. ¿Cortar? Podrido? Y
el pelo era oscuro con sangre seca y licor. Él olía a viejo vitela: polvo pero no desagradable. Faol había
muerto cuando Anduin era un niño, y el niño nunca había llegado a su encuentro.

Faol suspiro. “No he hecho y ha sido aquellas cosas que ha citado, es cierto. También he
sido un peón sin sentido de la Plaga.”Levantó los brazos óseas, lo que indica el glorioso
templo y los que tendía ella. “Pero aquí lo único que importa es que soy un cura en primer
lugar.”
“He estado trabajando con el arzobispo desde hace algún tiempo”, dijo Moira. “Él ha estado
ayudando a mí y los Hierro Negro encontrar y reunir sacerdotes para el templo. Teníamos que hacer
eso con el fin de oponerse a la legión, pero incluso ahora que la crisis ha pasado, todavía guardo
venir aquí. bien la compañía del arzobispo. Teniendo en cuenta que es, después de todo ... tú saber.”Ella
hizo una pausa. “Un hombre sin barba.”

Anduin rió. Se sintió un agradable calor familiar en el pecho mientras miraba a su


alrededor, tratando de ser más evaluación en su evaluación del lugar. Podría ser esto un
modelo para el futuro? Sin duda, si GNOME y tauren, Elf y sangre humana, abandonada y
enano, podrían unir juntos por el bien común, esto podría ser re-creado a mayor escala en
Azeroth.

El problema era que los sacerdotes, al menos, tenían un punto en común todos estuvieron de acuerdo en incluso
si cada uno vio la luz a través de una lente diferente, por así decirlo.

“Hay otra persona notable Creo que desea cumplir,” dijo a Faol Anduin. “Ella también es de
Lordaeron. Pero no temas; que aún respira, aunque se enfrentó a muchos peligros con el
valor y la ayuda de la Luz. Ven aquí, querida.”Su voz se hizo aficionado como él hizo una seña
a una mujer rubia sonriente. Dio un paso adelante, tomando la mano disecada del arzobispo
sin vacilar, luego se volvió a considerar Anduin.
“Hola, Su Majestad,” dijo. Ella era, supuso, un poco mayor que Jaina, alto y delgado, con el pelo
de oro largo y detener a los ojos verde azuladas. Ella parecía familiar de alguna manera, aunque
Anduin sabía que nunca la había conocido antes. “Por favor, permítanme ofrecer mis condolencias
por la muerte de su padre. Ventormenta y la Alianza perdieron un hombre verdaderamente grande.
Su familia siempre ha sido tan amable con la mía, y lamento que yo no era capaz de presentar mis
respetos “.

“Gracias”, dijo Anduin. Él estaba tratando y de no colocar ella. “Vas a tener que
perdonarme, pero ... ¿Nos conocemos?”
La mujer sonrió con cierta tristeza. “No, no hemos,” dijo, “pero es probable que hemos visto un
parecido familiar en algunos retratos. Ya ves ... estoy Calia Menethil. Arthas era mi hermano “.
do Menethil otras cosas. El suyo era otro nombre directamente de los libros de historia.
Calia, como el arzobispo, se pensaba perdida. La hermana mayor de la nefasta Arthas
Menethil, que se cree que han perecido en el día en que el heredero de Lordaeron, que era
para entonces un servidor de la aterradora Lich King, tenía entró en la sala del trono, mató a
su padre en frío sangre, y desatado la Plaga no-muertos a la ciudad. Pero su hermana había
sobrevivido, y ella estaba aquí en el templo NetherLight. La Luz la había encontrado.

Movido de una manera que no podía describir, Anduin cerró la distancia entre él y Calia en
tres pasos rápidos, de piernas largas y extendió su mano en silencio.

Calia vaciló, y luego se lo llevó. Anduin le apretó la mano y sonrió. “Estoy más alegre de lo que
puedo decir para encontrar aún con vida, mi señora. Después de tanto tiempo sin noticias, asumimos lo
peor “.
"Gracias. Hubo momentos, se lo aseguro, cuando pensaba que la peor fue sobre mí “.

"¿Que pasó?"
“Es una larga historia ...”, dijo, claramente dispuesto a compartirlo. “Y no tenemos tiempo para una
larga historia el día de hoy.” Fue Velen. Anduin
estaba llena de preguntas, tanto para el arzobispo y la reina de Lordaeron, por ejemplo, ahora,
lo era. Pero Velen tenía toda la razón. A pesar de los choques agradables que había recibido
en los últimos momentos, Anduin, Moira y Velen estaban aquí con un propósito sombrío.

Sonrió a Calia y, liberando su mano, volvió a considerar a los sacerdotes reunidos.

Habían tantos. Como si leyera su mente, Faol dijo, “Parece que muchos de nosotros, ¿no es así? Pero
esto es sólo un puñado en comparación con los números que podríamos tener. Hay un montón de espacio
para todos nosotros “.

Anduin ni siquiera podía envolver su mente alrededor de ella. “Qué cosa más increíble que ha
logrado aquí”, dijo a Faol. "Todos ustedes. Yo sabía que estaba trabajando hacia esto, pero
realmente a verlo con mis propios ojos es otra cosa. Me gustaría que esto fuera nada más que una
visita a un sitio en el que he deseado para la vista, pero hemos recibido algunas malas noticias “.

Asintió a Moira. Ella era la hija de Magni, “el Presidente”, que había llevado a la advertencia
a ellos. Ella también era muy conocido y bien considerado aquí, mientras que él era un recién
llegado, un rey, para estar seguro, pero en un lugar en el que no se veía como la máxima
autoridad. La reina enana cuadró los hombros y se dirigió al grupo.

“Somos servidores de la luz, pero vivimos en Azeroth,” dijo. “Y mi padre se ha convertido


en el altavoz para nuestro mundo. Llegó a Forjaz, donde el profeta y el rey de Ventormenta
estaban de visita, con la terrible noticia “.

Su contundente, el habla constante vaciló un poco. Y por un momento Anduin vio en ella el rostro
de la niña que había sido una vez, perdido e incierto. Ella se recuperó rápidamente, sin embargo, y
continuó.
“Muchachos, muchachas ... dolor de nuestro mundo mal. Ella está en problemas. En el dolor horrible. Mi padre nos
dijo que necesita curación; ella no puede hacerlo por sí misma “.

jadeos suaves ondularon a través de la multitud reunida de sacerdotes. “Es esa espada
monstruosa!” Retumbó un tauren, su profunda voz recordando Anduin bruscamente de Baine
Pezuña de Sangre, el Gran jefe tauren
- y su amigo.
“¿Cómo podemos sanar el mundo mismo?”, Dijo un draenei, una nota de desesperación haciendo
su melodiosa voz se quiebra.
Era una pregunta válida. Como de hecho? Sacerdotes curado, pero sus pacientes
eran carne. Se repararon las heridas, enfermedades y maldiciones curados, y, a veces, si la luz
hubiera querido, llevaron a los muertos a la vida. ¿Qué podrían hacer con una herida en el
mundo?
El sabía donde podrían comenzar. Podía sentir la respuesta interior de la chaqueta, junto a su
corazón, donde se había colocado la pequeña preciosa pieza de Azerite,. Por un momento vaciló,
mirando a los Renegados, Troll, y las caras tauren se volvió hacia ellos. Horde enfrenta. Podrían
ser de confianza?
Se hizo la pregunta del cuerpo de luz y la suya propia.
Anduin había sido gravemente herido cuando Garrosh había causado un enorme artefacto
conocido como la Campana Divina a derrumbarse sobre él en Pandaria. Desde ese momento,
sus huesos le dolían cada vez que estaba en el camino equivocado, cuando estaba siendo cruel
o desconsiderada, o el cortejo peligro.

No hubo dolor en su cuerpo ahora. De hecho, se sintió mejor de lo que había tenido en mucho
tiempo. ¿Era el templo NetherLight o la pieza de Azerite que coloca esta calma sobre él?

El no sabía. Pero sabía que ambos eran influencias benévolas. Además, Azeroth se
había preguntado por su ayuda.
Anduin dio un paso adelante, levantando las manos para pedir silencio cuando parte del público comenzó a
crecer cada vez más ansioso. “Hermanos y hermanas, escuchen a mí, por favor!”

Se calmaron, sus oh tan diferentes caras se volvieron hacia él con expresiones exquisitas, muy
similares de preocupación y el deseo de ayudar. Y por lo que ellos, estos sacerdotes cuya
población debía lealtad a la Horda de confianza. Dejó que sostienen el Azerite, observando sus
reacciones.
“Magni fue una vez un enano, el padre de una sacerdotisa,” dijo Anduin como cada uno de ellos tenía
el pequeño artículo. “Tiene sentido que iba a convertir primero en nuestra orden. Estoy seguro de que
hay algo que podemos hacer nosotros mismos en algún momento, pero primero tendremos que hacer la
investigación. Hacer preguntas. Y mientras tanto, tenemos que llegar a otros tipos de sanadores.
Chamán. Druidas. Los que tienen lazos más cercanos a la Tierra y sus seres vivos que nosotros “.

Anduin hizo una pausa, mirando a la gran sala. Se preguntó cuál es el equivalente druidic
parecía, o la chamánico. Sin duda hermosa y perfectamente adecuado para ellos, ya que este
templo era para el Cónclave.
“Voy a viajar a Teldrassil a mí mismo muy poco.” Se corrigió a sí mismo. "No. No es poco, a la
mañana siguiente.”Él deseaba haber podido pasar más tiempo en Forjaz. Había querido reunirse
con Mekkatorque y su gente y darles las gracias por su contribución de los cerebros de los
gnomos y la tecnología de los gnomos que había ayudado a dar marcha atrás a un enemigo tan
grave que no había habido cierto cabe duda de que alguna vez tener éxito. Pero los
acontecimientos todos ellos habían superado. Mekkatorque entendería.

“Usted ha estado fuera en el mundo, la búsqueda de sus compañeros sacerdotes,” el rey de


Ventormenta continuó. “Ahora necesitamos ampliar esa mano extendida de la ayuda. Hay que
extenderla a aquellos que tienen una mejor oportunidad de ayudar de inmediato. Esto no será fácil.
Por tanto, pediría la Horda y la Alianza miembros presentes a buscar a los druidas y chamanes en
sus propios lados “.

Comenzaron asintiendo, más tranquila, y el Anduin se dieron cuenta de lo que acababa de


hacer. Había llegado, un invitado, en esta sala y había asumido que tenía el derecho de instruir a
los miembros del Cónclave en sus próximas acciones.

Disgustado, se volvió a Faol.


“Mis disculpas, Mons. Estos son sus personas “.
“Son personas que sirven a la Luz”, el cura-muertos le recordó. “Como es usted.” Su
cabeza inclinada hacia un lado, y sonrió ligeramente. “Me recuerdas a hermano de Calia
cuando era más joven, cuando todavía seguía la luz. Tienes un don para gobernar, mi joven
amigo. La gente va a seguir a donde los llevan “.

Anduin entiende que la comparación se entiende como un cumplido. Había oído antes, lo
más memorable de Garrosh.
Mientras que el primero Jefe de Guerra de la Horda había sido encarcelado por debajo del
Templo del Tigre Blanco durante su juicio, que había pedido Anduin a visitarlo. Garrosh había
hecho subir el fantasma del hombre que se había convertido en el Rey Lich. Había otro,
príncipe humano amada de pelo dorado vez. Era un paladín, y sin embargo, dio la espalda a la
Luz.
No es una comparación inesperada en absoluto, dadas sus similitudes externas, sin
embargo, era uno incómodo. Anduin encontró miraba a Calia, que estaba sonriendo de
acuerdo, la nostalgia afilar las líneas prematuras en la cara. Ni siquiera Jaina pudo sonreír al
pensar en Arthas. Nadie podía excepto los pocos que quedan que recordaba Arthas Menethil
como una
niño inocente.
“Gracias”, dijo Anduin Faol. “Pero no voy a meterme de nuevo a menos invitado a hacerlo.
Respeto el Cónclave y su liderazgo “.
Faol se encogió de hombros. Un pequeño trozo de piel momificada se cayó y flotó hasta el suelo
ante el gesto. Debería haber sido repelente, pero Anduin encontrado a sí mismo respecto a ella de la
misma manera como lo haría una pluma que cae de una capa recortada. Estaba aprendiendo a ver a la
persona, no el cuerpo.
En cierto modo, todos estamos atrapados en una concha, el pensó. La suya es sólo mantienen unidos de manera
diferente.

“Todas las voces son escuchadas aquí”, dijo Faol. “Incluso el más joven acólito puede tener
algo útil que decir. Su voz es bienvenido aquí también, Rey Anduin Wrynn. Como es su presencia
“.
“Me gustaría volver pronto”, dijo el Anduin. Miró a Calia y Faol. “No hay mucho que ver aquí
que creo que puedo aprender.”
Y mucho, pensó pero no lo dijo, Necesito aprender. Una idea empezaba a formar, atrevida y
audaz e inesperado. Tendría que hablar con Shaw.

Faol rió, un sonido desagradable rasposa pero no. “Admitir que no sabe algo es el principio
de la sabiduría. Por supuesto. Cualquier momento ... cura “.

Él inclinó la cabeza. Anduin miró a Moira y Velen. “Debo volver a Ventormenta poco y
prepararse para mi viaje. Tiene una nueva urgencia.”Le entregó la muestra Moira Azerite.
“¿Por favor entregar este a Mekkatorque para mí? Dile que siento, no puedo entregarlo en
persona “.

“Sí”, dijo Moira. “Voy a compartir todo lo que aprende, por supuesto. Mi padre, sin duda, tienen
algunas sugerencias para nosotros también “.

“Estoy seguro de que lo hará,” dijo Anduin. La importación de la tarea se instaló de nuevo en su
corazón y mente, alejando la paz de este lugar y su curiosidad por Calia ... y alrededor de los
Desamparados.
W gallina que se sentía inquieto, Kalecgos, el ex Aspecto Dragón azul y miembro actual del
Consejo de los Seis de los Kirin Tor, le gusta caminar por las calles de su ciudad adoptiva. Se
dirigió, fiable y responsable, las preocupaciones y los problemas de las horas de luz del día,
cuando tenía que estar presente para ayudar a abordar un problema espinoso o sugerir
métodos antiguos que el consejo actual no podría haber investigado. Por la noche, sin
embargo, sus preocupaciones y problemas eran los suyos.

Dragones tomaron a menudo en las formas de los miembros de las razas más jóvenes. Alexstrasza la
Protectora apareció como un alto elfo. Chronormu, uno de los más importantes de los dragones de bronce en
el tiempo la guardia, favoreció la apariencia de un gnomo conocido como “Cromi.” Kalecgos hace mucho
tiempo se había asentado sobre la cara y el cuerpo de un medio-humano, hombre semielfo. Nunca había
estado segura de por qué. Por supuesto que no, ya que le permitió pasar desapercibido: no había una gran
cantidad de semielfos corriendo.

Se había decidido que la forma le atraía porque representaba una fusión de dos mundos.
Porque él, “Kalec”, también sentía que era una mezcla de dos mundos: el de dragón y la de
humano.
Kalec siempre había sentido la necesidad y la protección de las razas más jóvenes. Al igual que el gran
dragón rojo Korialstrasz, que había dado su vida para salvar a otros,
los seres humanos gustado. Y a diferencia de Korialstrasz, quien hasta su último aliento había sido leal sólo a su
adorada Alexstrasza, Kalec había amado a los seres humanos.

Dos, de hecho. Dos mujeres fuertes, amable y valiente. Amado y perdido a los dos. Anveena
Teague-que al final se dio cuenta que no era un verdadero ser humano en absoluto, se había
sacrificado para que una monstruosa, devastadoramente poderoso demonio se le negó la entrada a
Azeroth. Y Lady Jaina Valiente
- ella se había ido, también, que se hunde cada vez más en un pozo oscuro del dolor y el odio que temía
pudiera consumirla.

Ella solía unirse a él en estos paseos. Caminaban juntos, de la mano, a menudo para hacer
una pausa y ver las lámparas de luz Windle Sparkshine Dalaran a las nueve en punto. La hija
de Windle, Kinndy, había sido aprendiz de Jaina y fue una de las muchas víctimas de ataque
de Garrosh. No, Kalec pensó, llamarlo lo que era: destrucción de Theramore.

Windle había conseguido el permiso para crear todas las noches en memoria de su niña; su imagen,
dibujada a la luz de oro mágico, apareció cuando Windle usó su varita para iluminar cada lámpara.

Pero Jaina había dejado, envuelto en ira y la frustración como en un manto. Dejado la organización
de magos conocido como el Kirin Tor y su posición como su líder; lo dejó, también, con sólo unas
pocas palabras de enojo que se hablan entre ellos. Ella había sido empujado más lejos de lo que podía
soportar, y ahora se había ido.

Kalec podría haberla seguido, podría haberla forzado a enfrentarse a él, exigió una
explicación de por qué se había ido tan bruscamente. Pero no lo hizo. La amaba, y él la
respetaba. Y aunque cada día que pasaba hacía cada vez menos probable que volvería, que
aún mantenía la esperanza.

Mientras tanto, había sido nombrado para llenar la vacante dejada por el éxodo de Jaina, y el
Kirin Tor había sido ocupada de hecho durante la guerra contra la Legión. Él tenía un propósito.
Tenía amigos. Él estaba haciendo su camino en el mundo.

Había pensado en visitar a su buen amigo, Kirygosa, que había tomado en silencio su residencia en
Tuercespina. Después de una vida pasada en una parte del mundo que conocía sobre todo en invierno,
Kiry estaba disfrutando de un verano permanente. Puede ser que sea agradable a unirse a ella por un
tiempo. Pero de alguna manera nunca lo hizo. Si Jaina fue nunca para buscarlo, sería aquí. Y así se
quedó.

Esta noche, sus pies lo llevaron a la estatua de uno de Dalaran de mayor


magos, Antonidas, que había sido tutor de Jaina. Había sido ella la que había encargado a la
estatua, que flotaba a pocos pies de la hierba verde gracias a un hechizo. Y ella había sido
quien había escrito la inscripción:

ArchMage Antonidas, GRAND MAGUS del Kirin TOR


La gran ciudad de Dalaran SOPORTES UNA VEZ nuevo-
Un testimonio de la tenacidad y la voluntad
DE SU hijo más grande. Vuestros sacrificios no
habrá sido en vano, querido amigo. CON AMOR Y HONOR,
Jaina

Fue aquí que él y Jaina una vez tuvo una terrible discusión. Devastado por la destrucción
brutal de su ciudad, Jaina había deseado venganza. Cuando el Kirin Tor no le ayudaría a huelga
contra la Horda, se había vuelto hacia él. Sus palabras, primer acto, a continuación, mordaz en
su mal alimentada por la ira, permanecía con él todavía.

Una vez dijiste que iba a luchar por mí, para la dama de Theramore. Theramore se ha ido.
Pero todavía estoy aquí. Ayuadame. Por favor. Tenemos que destruir la Horda.

Él la había rechazado. Esta implacable ... bueno, odio que no eres tú. Te equivocas.
Esta es yo. Esto es lo que la Horda hecho yo.
En muchos sentidos, Jaina fue tanto una víctima de Theramore como era Kinndy. Había sido
la decisión del Kirin Tor para permitir nuevamente que los miembros de la Horda entre ellos.
Azeroth era demasiado vulnerable a la legión de rechazar la ayuda por miedo y el odio. Kalec
había querido hablar con Jaina, pero ella había desaparecido sin decir una palabra.

Y entonces su piel se erizó, y una repentina sabiendo llenó su cerebro. Lady Jaina Valiente
había regresado a Dalaran. Él la sintió, y ella tenía razón

“Pensé que te encontraría aquí,” dijo una voz suave detrás de él. Su Salto del
corazón, Kalec se dio la vuelta.
Ella era tan hermosa como la recordaba como ella se quitó la capucha de su capa. Luz de la
luna brillaba sobre su cabello blanco, con su única racha de oro, y parecía que fue coronada
con el color plata brillante. Llevaba otra manera, en una trenza este momento. Su rostro estaba
pálido, con los ojos
charcos de sombra.

“Jaina”, Kalec respiraba. “L-lo tan contenta de que estés bien. Es muy bueno verte."

“Los rumores dicen que eres ahora un miembro del consejo.” Ella sonreía mientras lo decía.
"Felicitaciones."
“El rumor es correcta, y gracias”, respondió Kalec. “Aunque me desocupar más que feliz ... si
está vuelto para quedarse.”
La sonrisa se desvaneció, se volvió triste. "No."

El asintió. Era lo que había temido, y su corazón herido, pero no sería bueno que decir eso.
Ella supo.
“¿Dónde vas a ir?”, Dijo en su lugar.
La luz era lo suficientemente brillante como para coger el pequeño surco entre las cejas que era
tan singularmente la de ella. Afectó Kalec incluso más que la sonrisa tenía.

“No sé, en realidad. Pero yo no pertenezco aquí.”Su voz afilada poco de rabia. “No puedo
estar de acuerdo con que-” Se contuvo y respiró profundo. "Bien. No estoy de acuerdo “.

Esto es lo que la Horda me hizo.


Se miraron el uno al otro durante un largo momento. Luego, para sorpresa de Kalec, Jaina se
adelantó y tomó sus manos entre las suyas. El tacto, tan dulcemente familiar, lo movió aún más
de lo que esperaba que lo haga. “Tenías razón sobre algo. Yo quería que sepan que “.

“¿Qué?”, Preguntó, tratando de mantener la voz firme.


“Acerca de lo peligroso, lo perjudicial, el odio es. No me gusta lo que ha hecho a mí, pero
no sé que puedo cambiar ahora. Yo sé lo que estoy en contra. Yo sé lo que me irrita. Lo que
odio. Lo que no quiero. Pero no sé lo que me tranquiliza, o lo que me gusta, o lo que yo
quiero.”Su voz se lanzó en voz baja, pero temblaba de emoción. Kalec agarró las manos con
fuerza.

“Todo lo que he sentido o hecho desde Theramore ha sido una reacción


en contra alguna cosa. Me siento ... me siento como si estuviera en un hoyo y cada vez que trato de salir de ella, acabo de
caer una vez más hacia abajo “.

“Lo sé,” dijo suavemente Kalec. Sus manos eran tan cálida en la suya. No quería dejar ir
nunca. “He visto que lucha tan duro durante tanto tiempo. Y no pude evitar “.
“Nadie podía”, dijo Jaina. “Esto es algo que tengo que hacer por mí mismo.” Miró hacia
abajo, pasando su pulgar sobre los dedos. "Yo lo sé también."

“No me voy a causa del voto.”


Kalec, sorprendido, levantó la vista bruscamente a eso. “¿No?” “No. No esta vez. La gente debe ser
fiel a su propia naturaleza, como necesidad
I.”Ella se rió en voz baja, auto-desaprobación. “Yo sólo ... tengo que averiguar lo que es.”

"Vas a. Y creo que no será nada feo o cruel.”Ella lo miró. "No estoy seguro yo
creer que."
"Hago. Y ... te admiro. Por tener el valor para hacer frente a esto.”“Sabía que lo
entenderías. Siempre tienes “.
“La paz es un objetivo noble para el mundo”, dijo Kalec, “pero también es un objetivo noble para uno
mismo.” Se dio cuenta de que estaba sonriendo a pesar del dolor que sentía en el pecho con forma
humana. “Usted encontrará su camino, Jaina. Tengo fe en ti."

Dijo irónicamente, “Usted puede ser la única persona en el mundo que lo hace.” Él levantó las manos
y le dio un beso en cada uno de ellos. “Viajar con seguridad, mi señora. Y Nunca olvide: si tiene
necesidad de mí, voy a estar allí “.
Ella lo miró por un momento, dando un paso más cerca. Ahora podía ver sus ojos agarrar la luz de
la luna. La había perdido. La echaría de menos. Tenía una terrible sensación de que no volverían a
verse de nuevo, y que esperaba que se había equivocado.

Jaina soltó su mano, pero sólo para traer la suya hasta la taza de su cara. Ella se puso de puntillas
mientras se inclinaba. Sus labios se encontraron, tan familiar, tan dulce, en un beso tan tierno que sacudió
Kalec a su núcleo. Jaina ...

Él quería besarla para siempre. Pero muy pronto, ese calor preciosa hacia atrás. Tragó
saliva.
“Adiós, Kalec,” susurró ella, y ahora vio lágrimas brillando en sus ojos.

“Adiós, Jaina. Espero que encuentre lo que busca “.


Ella le dio una sonrisa temblorosa, luego se retiró unos pasos. La magia se arremolinó
mientras evocaba un portal. Entró en ella y se había ido.
Adiós, querida.
Kalec permaneció largo tiempo, su única compañía de la estatua del gran archimago.
T Forjaz viaje que había sido interrumpida, y Wyll había estado funcionando a sí mismo harapientos
tratando de conseguir todo junto en el tiempo para la siguiente etapa del viaje de Anduin. Anduin tenido,
después de mucho esfuerzo, logró persuadir a Wyll permanecer en Ventormenta y pasar un buen
merecido descanso.

Una vez Wyll se había retirado, Anduin cogió el candelabro en el tocador. Encendió uno de
sus tres velas y lo colocó en la ventana antes de dirigirse al comedor para una cena tardía.
Esta noche, como en ciertas ocasiones anteriores, el candelabro tenía una finalidad distinta de
proporcionar iluminación.

Como Anduin miró el pollo asado, verduras y manzanas crujientes Dalaran no tenía apetito.
Las noticias de Shaw y Magni era demasiado inquietante. Se habría ido a Teldrassil de
inmediato, pero se había tomado tanto tiempo para tener todo preparado. La primera luz no
podía llegar lo suficientemente pronto para él.

“Comer algo,” dijo una voz ronca. “Incluso los sacerdotes y reyes tienen que comer.”

Anduin se llevó una mano a la frente. “Genn”, dijo, “Lo siento mucho. Por favor únete a mi.
Todavía tenemos cosas por resolver antes de irme, ¿verdad?”
“Lo primero es la comida”, dijo Cringris, y acercó una silla y
alanceado un poco de pollo.

“Usted y Wyll está coludiendo en mi contra”, suspiró Anduin. “Lo triste es, estoy contento de
ello.”
Genn gruñó con diversión mientras Anduin llenó su propio plato. “Tengo los papeles
elaborados”, dijo Genn.
“Gracias por el manejo que usted. Voy a firmar de inmediato.”“Leer primero. No importa que
lo escribió. Hay una pieza libre de consejo para usted “.

Anduin sonrió con cansancio. “Me ha dado un poco de asesoramiento gratuito.” “Y algunos
incluso estás agradecido, me imagino”, dijo Genn. "Todo ello. Incluso lo que no estoy de acuerdo
con y optar por ignorar.”‘Ah, ahora no habla de un rey sabio.’Cringris cogió la botella de vino
sobre la mesa y llenó su vaso.

“No golpe planeado, entonces?” Anduin se vio llegar a otra ración de pollo. Su cuerpo tenía
hambre, al parecer, incluso si su mente se distrajo.

“No esta visita.”


"Eso es bueno. Guarde los esfuerzos de trazado para otro momento.”“Hay es una cosa que
me gustaría hablar antes de partir “, dijo Cringris, poniéndose serio. Había algo en su
lenguaje corporal que alertó a Anduin, que puso el cuchillo y el tenedor y miró al otro rey.

“Por supuesto,” dijo Anduin, preocupado.


Ahora que tenía toda la atención del rey de Ventormenta, Genn parecía un poco incómodo.
Tomó un sorbo de vino, a continuación, se enfrentó de lleno Anduin.

“Me honra con su confianza”, dijo. “Y voy a hacer todo lo posible para gobernar a tu pueblo
con cuidado y diligencia si, la luz no lo quiera, algo debe pasar a ti.”

“Sé que lo hará”, le aseguró Anduin. “Pero yo soy un anciano. No


voy a estar ahí para siempre “.
Anduin suspiro. El sabía hacia dónde se dirigía. “Ha sido un día largo y difícil. Estoy
demasiado cansado para tener esta discusión con usted “.
“Siempre has sido demasiado una cosa u otra cada vez que lo he traído
arriba “, señaló Genn. Anduin sabía que era verdad. Él jugaba con su comida. “Estamos en la
víspera de su salida para visitar varios terrenos diferentes,” continuó Cringris. “Peligros frescas están
surgiendo. Cuando será ser un buen momento? Porque no me gustaba la idea de tratar de ordenar a
través de bandadas de nobleza cada uno empujando su mejor reclamo hacia adelante “.

La imagen hizo Anduin sonreír a pesar de sí mismo, pero se desvaneció en las siguientes palabras de Genn.

“Esto no es un juego. Si la persona equivocada se da el reino, Ventormenta podría


encontrarse mirando a una situación muy grave por cierto. Su madre era una muerte horrible
una turba furiosa por lo que la nobleza estaba haciendo a las personas. Y tienes la edad
suficiente para recordar cómo eran las cosas inestables cuando su padre desapareció “.

Anduin era. Había sido el rey nominal durante la desaparición de su padre, pero él había
tenido Bolívar Fordragón de pie a su lado para ofrecer consejos. Varian había desaparecido, y
el dragón negro Onyxia lo había reemplazado por un impostor, gobernando el reino a través
de ese títere. Ventormenta estaba inquieto y agitado hasta que Onyxia fue derrotado y lo real
Varian Wrynn de nuevo sentado en el trono.

El joven rey tomó un sorbo de vino. “Recuerdo, Genn,” dijo en voz baja.

Genn la mirada hacia su comida a medio comer. “Cuando perdí a mi hijo”, dijo en voz baja,
su voz intensa, “He perdido un pedazo de mi alma. No me encanta Liam. Yo lo admiraba. Yo lo
respetaba. Él habría sido un gran rey “.
Anduin escuchó.
“Y cuando cayó, cuando ese corazón, alma en pena no-muertos lo mató con una flecha
destinada a yo- tanto murieron con él. Pensé que nunca iba a recuperar. Y no lo hice ... no del
todo. Pero yo tenía mi esposa, Mia. Tuve a mi hija, Tess, casi tan fuerte e inteligente que su
hermano “.
Anduin no interrumpió. Genn nunca había sido tan abierta con él antes. Ahora el rey
gilneano levantó los ojos azules. En la luz de las velas, que brillaban, y su voz ronca por la
emoción.
"Lo superé. Pero tenía un agujero en mi corazón donde solía ser. Un agujero que trató de
llenar con mi odio por Sylvanas “.
Suavemente, dijo Anduin, “Ese tipo de agujero no se puede llenar de odio.” “No. No puede. Pero me

encontré con otro joven que amaba a su pueblo como


Liam hizo. Que creía en cosas que estaban bien, y justo, y verdaderos. encontré tú, mi hijo. No
eres mi Liam. Eres tú mismo. Pero sí sorprendo a mí mismo tratando de guiarlo “.

“No se puede sustituir a mi padre, y sé que lo sabes,” dijo Anduin, profundamente conmovido por
las palabras de Genn. “Pero eres un rey y un padre de ambos. Usted entiende ser a la vez. Y ayuda
“.
Genn se aclaró la garganta. Las emociones eran no es ajeno a él, sabía Anduin, pero eran por lo
general los calientes, enojado, violento. Fue parte de la maldición huargen, sí, pero Anduin sabía
que también era una parte intrínseca del hombre. Genn no estaba acostumbrado a las emociones
más suaves y casi siempre, como ahora, los echó fuera.

“Yo estaría diciendo lo mismo a Liam en este momento si estuviera aquí. La vida es demasiado corta.
Demasiado impredecible. Para cualquier persona en este mundo, especialmente para un rey. Si amas a
Ventormenta, es necesario asegurarse de que va a ir en las manos que cuidar de él “.

El pauso. Aquí viene, Anduin pensó.


“Anduin, ¿hay alguien que ha considerado como un posible reina? Alguien para gobernar en
su lugar si usted se cae en la batalla, tener un hijo para continuar la línea de sangre Wrynn?”

Anduin bruscamente creció muy interesados ​en la comida delante de él. Genn suspiro, pero salió
más como un gruñido. “Los tiempos de paz son raras en este mundo. Y que siempre están
demasiado breve. Es necesario utilizar este tiempo para al menos iniciar la búsqueda. Si va a viajar a
todos estos lugares, no se puede tener unos bailes formales, o visitas al teatro, o algo así?”

“Lo creas o no, entiendo que tengo que hacer eso”, admitió Anduin. Genn no sabía nada de la
pequeña caja con anillos de la reina Tiffin que Anduin mantuvo cerca, y el hombre más joven no estaba a
punto de ser voluntario esa información. “Y la respuesta es no, no he conocido a nadie hasta ahora de
que me he sentido de esa manera sobre. Hay tiempo. Estoy más que dieciocho años “.

“No es raro que los esponsales reales que se producen cuando los participantes se encuentran
todavía en la cuna”, Genn presionado. “Estoy un poco de un extraño a la sociedad Ventormenta, pero sin
duda hay otros que podrían compilar una lista.”

Genn tenía buenas intenciones, Anduin sabía. Pero estaba cansado y preocupado, y su atención se
centró en qué hacer con un mundo herido, no en un matrimonio arreglado.
“Genn, aprecio su preocupación”, dijo, escogiendo las palabras con cuidado. “Este no es un
asunto sin importancia. Ya te he dicho lo entiendo. Pero la idea de un matrimonio
arreglado-acordando pasar mi vida con alguien que ni siquiera lo sepa antes de hacer ese
compromiso, que es detestable para mí. Además “, añade,‘que no tiene uno.’

Genn frunció el ceño. “El hecho de que no es un camino que elegí no significa que no sea
un solo sonido. Yo sé que no es la cosa más romántica del mundo, pero no tiene que ser un
desconocido. Mi hija, Tess, está cerca de su edad. Ella YOLIOZU”

“Muy a la protesta eran ella aquí en este momento,” interrumpió Anduin. “Por lo poco que
he visto de ella, está claro que es una mujer notable. Pero sin duda tiene su propia vida, y voy
a tomar una conjetura salvaje y decir que no creo reina de Ventormenta es alto en su lista de
lo que quiere para ella “.

Tess Cringris, unos años mayor que él, era a todas luces una mujer strongwilled. No había
habido todo tipo de rumores sobre sus acciones, lo que implica que ella había tomado una o
dos páginas de Mathias Shaw. No había pedido Genn en ello, y ahora que el hombre había
extendido su hija como una reina potencial, que no estaba dispuesto a.

cejas blancas de Genn se unieron en un ceño fruncido. “Anduin-” “Nos volverá a examinar este
tema, lo prometo. Pero por ahora, hay otro argumento que me gustaría entrar en contigo “.

A pesar de sí mismo, Genn se rió entre dientes. “Usted sabe que voy a discutir con usted en cualquier momento, Su

Majestad.”

“Lo hago de hecho,” dijo Anduin, “y en especial acerca de esto. Después de la visita de Magni,
Moira, Velen, y fui al templo NetherLight. No creo que le sorprendería un ápice a decir que me
pareció que era ...”Él negó con la cabeza. “A decir verdad, las palabras me fallan. Era tranquilo y
hermoso, y simplemente estar allí me hizo sentir tan tranquilo. Tan concentrado “.

“La única sorpresa que tengo acerca de su visita fue el tiempo que tardó en llegar allí”, dijo
Genn. “Pero, de nuevo, un rey tiene poco tiempo para la serenidad y la paz.”

“Mientras estaba allí, me encontré con dos personas que me sorprendió”, dijo. Tomó
aliento. Aquí vamos, el pensó. “Uno de ellos era Calia Menethil.”
Genn se quedó. "¿Estas seguro? No es un impostor?”
“Se ve mucho a su hermano. Y confío en los sacerdotes del templo se han asegurado de su
afirmación es verdadera “.
“Usted pone mucha fe en la buena voluntad de los sacerdotes.” Sonrió

Anduin. "Si, lo hago."

“Bueno, fuera con él. ¿Qué aprendiste? ¿Cómo se escapa? ¿Todavía reclamar el trono de Lordaeron,
siempre y cuando podamos desalojar una días los ocupantes en descomposición que actualmente se
contaminan?”

Anduin sonrió un poco tristemente. “No me presiono. Voy a volver y hablar con ella más tarde. Me dio
la impresión de que no era una historia feliz “.
“Luz sabe que no puede ser”, dijo Genn. “Ese pobre familia. Lo que la chica debe haber sido a través.
Probablemente escapado a esos desgraciados por la piel de sus dientes. ¿Cómo se debe despreciar a los
no-muertos después de eso!”

“En realidad, eso es lo siguiente que quería contar you.The templo NetherLight es una sala de
curas de Azeroth. Todas de sus sacerdotes. Incluyendo Horda.”Se detuvo. “La inclusión de Forsaken”.

Anduin se había preparado para un enojado abajo de la protesta. En su lugar, Genn con calma dejó
el tenedor y habló con una voz cuidadosamente controlada.
“Anduin,” dijo, “entiendo que uno siempre quiere ver lo mejor de la gente.”

"No es-"
Genn levantó una mano. “Por favor, Su Majestad. escúchame.”Anduin frunció el
ceño pero asintió.
“Es un rasgo admirable. Especialmente en una regla. Sin embargo, un gobernante debe tener
cuidado de que no ha jugado para un tonto. Sé que se conocieron y respetado Thrall. Y sé que se
tiene en cuenta Baine un amigo, y él ha actuado con honor. Incluso su padre negoció con
Lor'themar Theron y celebró Vol'jin en gran estima. Pero son los Desamparados ... diferente. No
se sienten cosas como lo hacemos más. Son abominaciones ... “.

La voz de Anduin fue leve. “Un líder actual del Cónclave es arzobispo Faol.”

Genn maldijo y se puso en pie. Cubiertos cayó al suelo. “¡Imposible!” Su cara había
enrojecido, y una vena se destacó en su cuello. "Eso es peor de una abominación. Eso es una
blasfemia! ¿Cómo se puede tolerar esto, Anduin? ¿No te enferman?”

Anduin pensó en el buen humor traviesa finales Alonsus Faol


había mostrado. La amabilidad, la preocupación. Somos sacerdotes delante de todo lo demás.
Y él fue.
“No”, dijo Anduin, sonriendo. "Todo lo contrario. Al verlos allí, en ese lugar de la luz ... me
dio esperanza, Genn. Los Renegados no son Plaga sin sentido. Son gente. Tienen libre
albedrío. Y sí, algunos de ellos se han cambiado para peor. Los que se han trasladado en su
nueva existencia con el odio y el miedo. Pero no todos ellos. Vi sacerdotes Renegados de
habla no sólo con los tauren y trolls pero con enanos y draenei. Recordaban el bien. Moira ha
trabajado con Faol desde hace algún tiempo, y

-”
Genn juró. “Moira, también? Pensé enanos tenían sentido! Ya he oído suficiente.”Se dio la vuelta, a
punto de tallo fuera de la habitación.
“No, no lo ha hecho.” La voz de Anduin era suave, pero no admitía desacuerdo. Le tendió
una mano y señaló la silla que el otro había dejado vacante. “Usted permanecerá, y se le
escucha.”
Genn lo miró, sorprendido, y luego hizo un gesto de aprobación, se sentó de nuevo, aunque con
reticencia evidente. Tomó un respiro profundo.
“Lo haré”, dijo. “Aunque no me gusta.”
Anduin se inclinó hacia delante con atención. “Hay una oportunidad aquí si estamos lo
suficientemente audaz para tomarlo. Sylvanas dio la vida Renegados. Por supuesto que la siguen. Pero
la Alianza se alejó de ellos. Todo lo que teníamos que ofrecer ellos eran nombres'deaders,'
'canallas'. Nosotros los vistos con miedo.
Asco. Ni siquiera podía imaginar que eran personas “.
"Fueron," dijo Genn. "Ellos fueron gente. Una vez. No son por más tiempo.”‘Hemos elegido a
verlos de esa manera.’
Genn intentó otra táctica. “Está bien.” Se echó hacia atrás en su silla, con los ojos entrecerrados.
“Digamos que viste unos pocos decente Renegados, un extremadamente pequeño puñado, todos los
cuales pasó a ser sacerdotes. ¿Se ha encontrado alguna otros como eso?”

Hubo otro Anduin recordó que tenía definitivamente no es sacerdote. En el juicio de Garrosh, los
dragones de bronce habían ofrecido tanto la defensa como la acusación la capacidad de mostrar
escenas del pasado a través de un artefacto conocido como la visión del tiempo. En uno de esos
visión, Anduin había sido testigo de una conversación entre un Renegados y un elfo de sangre en
una taberna poco antes de que la taberna había sido destruida por los que son demasiado
dedicado a Infernal.
Los dos soldados habían estado en contra de la violencia y la crueldad que Garrosh había
personificado. Y habían muerto por sus creencias. Oh, ¿cuál era el nombre ... Se inició con una “F”
“Farley”, dijo Anduin. “Frandis Farley.”
"¿Quien?"

“Un capitán Renegados que se volvió contra Garrosh. Él se indignó por la violencia de
Theramore. Vivía aquí, en Ventormenta, cuando estaba vivo.”

Genn parecía que ni siquiera podía comprender lo que acababa de decir Anduin.

“Frandis Farley no era sacerdote. Sólo un soldado que todavía tenía suficiente la humanidad
dejó en él para entender el mal cuando lo vio.”Cuanto más Anduin trabajó a cabo, tanto más
seguro que se convirtió.
“Anomalías”, dijo Cringris.
“No acepto eso”, dijo Anduin, inclinándose hacia adelante. "Tenemos no idea de lo que el
ciudadano medio de Entrañas piensa o siente. Y una cosa que no se puede discutir conmigo:
Sylvanas se preocupa por su gente. Ellos son importantes para ella. Y eso puede ser algo que
podemos usar a nuestro favor “.
“Para bajarla?” “Para traer ella a la mesa de negociaciones.”Los dos hombres se miraron,
Anduin tranquilo y concentrado, Genn luchando por reprimir su ira.

“Su objetivo es convertir a más de nos en más de ellos, ”Dijo Genn. "Su Gol es proteger a su
gente “, insistió Anduin. “Si le hicimos saber que entendemos que la motivación, si podemos
asegurarle que los que ya existen no estaría en peligro de la Alianza, que va a ser mucho menos
propensos a usar Azerite para crear armas para matarnos. Aún mejor, en realidad podría ser
capaz de trabajar con la Horda para salvar a un mundo en el que los dos tenemos que vivir “.

Genn miró durante un largo momento. “¿Seguro que no captó algo en Forjaz?”

Anduin levantó una mano apaciguadora. “Sé que suena como una locura. Pero nunca hemos tratado
de entender los Desamparados. Ahora podría ser la oportunidad perfecta. Arzobispo Faol y los otros
podrían ayudar a las negociaciones abiertas. Cada lado tiene algo que el otro es posible que quieran “.

“¿Qué tenemos que los Renegados quiere? Y qué es lo que los Renegados
tengo eso nosotros podría pedir?”
Anduin sonrió, suavemente. Su corazón estaba lleno cuando contestó, “familia”.

Sus cuartos eran oscuros como él entró en ellos, sólo iluminada por la luz de las lunas. “Tienes
mi mensaje,” Anduin dijo en voz alta mientras encendía una vela y miró a su alrededor.

La habitación parecía vacío, pero por supuesto no lo era. Una sombra que parecía
perfectamente normal un momento antes brillaba, y un marco flexible familiarizado salió a la
luz tenue.
“Siempre lo hago”, dijo Valeera Sanguinar.
“Uno de estos días voy a pedir que me muestran cómo llegar.” Sonrió. “Creo que podría ser
un poco demasiado pesado para su gestión.” Rió Anduin. Contó afortunado que había
muchas personas de su confianza. No todos los reyes, lo sabía, podían decir lo mismo. Pero
Valeera estaba en un nivel completamente diferente de incluso Velen o Genn Cringris. Ella y
Varian había luchado junto a la otra en los pozos de gladiadores, y el Anduin había conocido
hace años. Ella había salvado dos vidas suya y del padre en más de una ocasión y había
comprometido su lealtad a la línea de Wrynn. Y lo que era casi tan importante era que ella era
capaz de moverse en círculos negados a Anduin y sus asesores.

Valeera era un elfo de sangre, y ella era espía personal del rey. Había servido Varian en esa
capacidad durante su reinado, y ella había ayudado al príncipe cuando necesitaba mensajes
entregados que pidió mantenerse en secreto, incluso de su padre. Aunque confiaba maestro
espía Shaw para hacer lo que era mejor para el reino, Anduin no sabía el hombre lo suficiente
como para confiar en que iba a hacer lo que era mejor para el rey. Ciertamente él no habría
aprobado la correspondencia Anduin había estado llevando a cabo durante los últimos años.

“Asumo que sabes sobre Azerite”, dijo.


Valeera asintió con la cabeza de oro, que se encarama en una silla sin esperar a que se le pregunte.
“Yo”, dijo. “Me han dicho que puede construir reinos, para abatirlos, y posiblemente condenar el mundo.”

“Todo lo que es cierto,” confirmó Anduin. Sirvió una taza de cada uno
vino y con una sola mano a ella. “Nunca he abrazado la idea de que la Horda y la Alianza deben
estar siempre uno contra el otro. Y me parece que, ahora más que nunca, tenemos que tener la
cooperación y la confianza en ambos lados. Este nuevo material ...”Él negó con la cabeza.
“Demasiado peligroso en manos de cualquier enemigo. Y la mejor manera de derrotar a un
enemigo es hacer que un amigo “.

El elfo de sangre tomó un sorbo de vino. “Yo te sirvo, Rey Anduin. Creo en ti. Y estoy con
toda seguridad a su amigo y siempre lo seré. Me gustaría vivir en este mundo que ves. Pero
no creo que sea posible “.
“Improbable”, dijo Anduin, “pero hacer Creo que es posible. Y usted sabe mejor que nadie
que no estoy solo en que el sentimiento “.
Le entregó una carta. Fue escrito en un código personal comprendido por sólo un puñado de
personas. Valeera tomó y lo leyó. Su expresión se estropeara, pero asintió mientras metía con
cuidado en un bolsillo cerca de su corazón. Como siempre, ella memorizar los contenidos en
caso de que se pierde o se destruye la carta.

“Voy a ver que su sustituto lo recibe”, prometió Valeera. Ella no parecía feliz.

“Ten cuidado”, agregó. “Nadie va a apoyar esto. Está condenado al fracaso “.

“Pero lo que si funciona?” Presionó Anduin.


Valeera escudriñó las profundidades de rubíes de la taza, y luego levantó los ojos brillantes a la
suya. “Entonces,” dijo lentamente y con gran renuencia, “Creo que voy a tener que dejar de usar la
palabra 'imposible'. ”
S ylvanas Windrunner reclinado sobre una piel bronceada en la gran tipi el Espíritu subida. Nathanos
sentó a su lado. Él parecía incómodo con las piernas cruzadas en el suelo, pero si no se le permitía
sentarse en una silla o de pie, no dejaría que lo haga, ya sea. Un mago elfo de sangre, Arandis Sunfire,
la había acompañado también de modo que ella pudiera hacer una salida rápida si las cosas se hicieron
demasiado aburrida o si una emergencia le llaman distancia. Se puso de pie con rigidez a la izquierda
de la pareja, mirando como si él deseó estar en cualquier lugar pero aquí. A la derecha de Sylvanas fue
uno de sus guardas, Cyndia, cuya rigidez perfecta quietud hecho de Arandis aspecto energético.

Sylvanas se inclinó para Nathanos y le susurró al oído: “Estoy muy cansado de tambores.”
Para ella, era el sonido unificador de la “vieja Horda” - los orcos, los trolls, y los tauren, por
supuesto, parecía estar dispuesto a golpear con alegría en la batería en cualquier momento.
Ahora, al menos, no eran los tambores de guerra thuddingly fuertes de los orcos, pero suave,
firme como tambores Archidruida Hamuul Tótem siguió hablando sobre “la tragedia de Silithus.”

En lo que se refiere a Sylvanas, lo que había pasado no era realmente trágica en absoluto. En su
opinión, un titán loco hundiendo una espada en el mundo había sido un regalo. Ella mantenía el
descubrimiento de Gallywix tranquila hasta que estuvo segura de cómo podría utilizarse
adecuadamente el material peculiar
para obtener el máximo beneficio para la Horda. Gallywix le había dicho que tenía “la gente en eso, también.”

Además, lo que estaba en Silithus, realmente, pero gigante de insectos y cultistas Crepúsculo, ambos
de los cuales el mundo estaba mejor sin él? Pero los tauren, en particular, cuyo pueblo había dado la
Horda sus druidas originales y que había perdido a varios miembros del Círculo Cenarion, había sido
devastado por la pérdida de la vida.

Sylvanas se había sentado con gracia a través de un ritual en honor y calmar sus espíritus con
problemas. Y ahora que estaba escuchando, y se espera que apruebe
- planea enviar más chamán y druidas a Silithus para investigar, y todo porque Hamuul
Tótem había tenido un sueño terrible.
“Los espíritus claman,” Hamuul estaba diciendo. “Murieron en un esfuerzo para proteger la tierra,
y ahora sólo la muerte habita en ese lugar. La muerte y el dolor. No hay que dejar nuestra Madre
Tierra. Hay que volver a crear el Hold Cenarion “.

Baine la observaba con atención. Algunos días se deseaba que sólo tiene que seguir su
gran corazón, sangrado y gire el tauren a la Alianza. Sin embargo, su desdén por la dulzura de
los tauren no eclipsar la necesidad de ellos. Mientras Baine se mantuvo leal y hasta ahora era,
donde se contó ella-él y su gente utilice en beneficio de la Horda.

Con Baine fue un representante trol, los ancianos Maestro Gadrin. El jefe de guerra no
estaba a la espera de esa conversación, tampoco. Había un vacío de poder en la jerarquía trol
este momento, y los trolls eran un pueblo caóticas. Sólo ahora, tardíamente, tenía darse
cuenta de lo tranquilo y centrado un individuo Vol'jin había sido. Ciertamente, no se había
dado cuenta de lo que hizo sin esfuerzo que lleva aparece la Horda. Los trolls exigirían una
visita, también, sin duda, para que pudieran exponer sus diversas sugerencias para un líder.

Tótem había terminado su apelación. Todos estaban mirando a ella ahora, todas esas cabezas
peludas, de cuernos se volvió en su dirección.

Como ella estaba considerando su respuesta, uno de Longwalkers de Baine, Perith Pezuña
Tempestuosa, llegado. Estaba jadeando cuando se inclinó y le susurró al oído de su Gran jefe.
Los ojos de Baine se abrieron un poco, y su cola agitaban. Él hizo una pregunta en Taur-ahe, a la
cual asintió el corredor. La atención de todos estaba ahora en el líder tauren.

Solemne de rostro, se levantó para hablar. “Me acaban de informar que


pronto será tener un invitado. Él desea hablar con usted, Jefe de Guerra, de lo que ha ocurrido
en Silithus “.
Sylvanas se tensó un poco, pero era tranquilo por fuera. “¿Quién es este visitante?” Baine guardó silencio

durante un momento y luego respondió: “Magni Barbabronce. El Portavoz de Azeroth. Le pide que envíe un mago;

que es demasiado pesado para el ascensor que le llevan de manera segura “.

Todos empezaron a hablar al mismo tiempo a excepción de Sylvanas. Ella y Nathanos


intercambiaron miradas. Su mente estaba corriendo a mil leguas por segundo. Magni no pudo tener
algo que decir que agradecería audiencia. Fue campeón del mundo, y en este momento, las fisuras
profundas en ese mundo estaban dando un tesoro espectacular. Ella tuvo que detener esto, pero
¿cómo?
Todo lo que podía hacer, se dio cuenta, era tratar de minimizar los daños. “Sé que Magni
Barbabronce ya no es realmente un enano,” dijo. “Pero fue una vez. Y sé que a usted, Gran
jefe, la idea de acoger formalmente un ex líder de la carrera de Alianza debe ser difícil, si no
repelente de plano. Yo te liberará de la decisión de darle la bienvenida. Soy el Jefe de Guerra
de la Horda. Todo lo que tiene que decir, que puede decir a mí solo “.

Las fosas nasales de Baine se encendieron. “Me gustaría pensar que de todas las personas
entendería cómo una transformación física puede cambiar puntos de vista propios, Jefe de Guerra. Una
vez fuera un miembro de la Alianza. Ahora usted lleva la Horda. Magni ya no es ni siquiera carne “.

No era un insulto en cualquier forma, sin embargo, de alguna manera se picó. Pero no pudo contrarrestar la
lógica. "Muy bien. Si usted piensa que es seguro, Gran jefe “.

Los tauren y los trolls continuó mirándola, y le tomó un momento darse cuenta de que
estaban esperando que ella ofrece el uso de su mago. Ella apretó los labios por un momento,
luego se volvió a Arandis. “¿Va a acompañar a Perith donde el altavoz nos espera?”

“Por supuesto, Jefe de Guerra,” dijo rápidamente. En los torpes minutos antes de que todos oye el
zumbido del portal, el cerebro de Sylvanas estaba trabajando sobre la mejor manera de manejar la
conversación inminente.

Cuando apareció Magni, la multitud de facetas de su cuerpo de diamante que refleja la luz del fuego,
Baine le dio una cálida bienvenida.
“Estamos honrados con su presencia, altavoz”.
“Sí, estamos”, dijo Sylvanas inmediatamente. “Me han dicho que pedirá a verme.”

Magni cabeza a Baine, aceptando la bienvenida, antes de que él se cuadró cuando se enfrentó a
Sylvanas. Apuñaló a un índice de diamante en su dirección. “Lo hice”, dijo, “una' que haya mucho tae decir.
En primer lugar, ye've consiguió tae deshacernos o' yer pequeños hombres verdes. Son sólo te haces una
mala cosa peor “.

Sylvanas se lo esperaba. “Ellos están investigando la zona”, dijo, manteniendo su voz


calmada y suave.
“Nae, no lo son. Están pokin y proddin', y Azeroth no le gusta. Ella necesita tae-cure o ella
está pasando mueren tae “.
Todos los presentes escucharon con atención mientras el Presidente explicó que Azeroth estaba en
agonía, atormentado por el dolor que estaba destruyendo lentamente ella. Su esencia se filtraba a la
superficie, y esta esencia fue poderosos más allá de lo imaginable.

La última parte, Sylvanas ya sabía. El primero era preocupante. “Tenemos tae ayuda 'er,”
dijo Magni, con la voz entrecortada, y esta vez no lo corrigió.

“Por supuesto que debemos,” dijo. Esta revelación podría deshacer todo. “Asumo que va a
hablar con la Alianza.”
“Ya está hecho”, dijo Magni, claramente esperando para tranquilizarla. “Anduin Young y
'Exploradores Liga XIX, XX' Círculo Cenarion, y th' Anillo de la Tierra están yendo tae estará
enviando equipos tae Silithus pronto.” El Magni Barbabronce que una vez había gobernado
Forjaz nunca habría revelado lo que este altavoz de Azeroth sólo tenía. Esta era una
información valiosa.
“Bueno,” dijo Baine. “Estamos dispuestos a hacer lo mismo.”

No debería haber hablado antes de su jefe de guerra, pero Sylvanas estaba empezando a tener una
idea.
“Gran jefe Baine habla por todos nosotros. Lo que han compartido es noticias graves de hecho,
altavoz. Por supuesto, vamos a hacer lo que podamos para ayudar. De hecho,”continuó,‘Me gustaría
pedir a los tauren para organizar la respuesta Horda’.

Baine parpadeó dos veces, pero por lo demás no dio ninguna indicación de cómo sorprende que
fue, sin duda. “Será un honor”, ​dijo, y dio un puñetazo a su corazón en un saludo.

“Gracias por su advertencia, Speaker. Todos existimos en esta preciosa


mundo. Y a medida que los acontecimientos recientes han traído a casa a todos nosotros, no hay muchos
lugares que nos queda por huir a qué debemos destruir a éste “, dijo Sylvanas.

“Eso es ... muy iluminado o' vosotros”, permitió Magni. "En ese mismo momento. Me tarea está
lejos de terminar. Sé que 'miembros o' th la Horda y la Alianza ambos tienen imaginin problemas que
no son las únicas personas en el mundo. Pero hay muchas otras razas debo advertir. Como decís,
Jefe de Guerra, nos todas
existe en este precioso mundo. Suspender yer duendes. O de lo que podríamos estar tratando de tae encontrar
una nueva llamada tae mundo de origen “.

Sylvanas no prometió que lo haría, pero ella sonrió. “Por favor, vamos a ahorrar algo de tiempo
que se ejecuta esta tarea. Donde puede Arandis le envíe el siguiente?”

“Desolace, creo”, reflexionó Magni. “Necesidad tae decir th' centauro. Gracias vosotros, Lassie “.

Sylvanas mantuvo la sonrisa agradable en su cara mientras ella hervía en el término demasiado
familiar, condescendiente. Todos eran tan tranquila Arandis conjuró un portal que se abría hacia la
tierra desnuda, feo y Magni dio un paso a través de él y desapareció.

Hamuul suspiró profundamente. “Es incluso peor de lo que temía”, dijo. “Tenemos que empezar a
trabajar tan pronto como sea posible. Gran jefe, necesitamos todos los que han trabajado con la Alianza
antes de que-”

"No."
La voz del jefe de guerra cortó la conversación con la eficiencia de una hoja de poda de una
cabeza.
“Jefe de Guerra,” Baine dijo con calma, “todos hemos escuchado las palabras del hablante.
Azeroth está gravemente herido. ¿Nos hemos olvidado las lecciones del Cataclismo ya?”

Las colas se agitaba. Las orejas se redujeron y se movieron. Los trolls hacia abajo y negaron
con la cabeza. Oh, sí, todos recordaron el Cataclismo.
“Tal cosa no se puede permitir a pasar una segunda vez.”
Debería haber hecho esto hace mucho tiempo, Sylvanas pensaba. Se levantó de manera fluida y
se dirigió al líder tauren. “No tengo palabras para sólo sus oídos, Gran jefe,” dijo ella, su voz un
ronroneo. "Camina conmigo."
Las orejas de Baine aplanan contra la cabeza por un momento, pero asintió y bajaron los
escalones que conducían desde el tipi a la subida.
Las subidas de Trueno-Espíritu Rise, Elder Rise, y Hunter RISE- estaban todos conectados
a la subida centro por puentes de cuerda y tablones. Sylvanas maravilló en silencio en la
ingeniería. Parecían tan raquítica y precaria, sin embargo, fáciles de manejar el peso de varios
tauren cruce a la vez.

Sylvanas se dirigió sin vacilar a la mitad del puente. Se balanceó ligeramente. Desde allí podía
ver el débil resplandor de la caverna que albergaba las piscinas de la visión. Antes de irse, ella
tendría que pagar una visita allí; que era la única congregación de Desamparados en la capital
tauren. Necesitaba volver a casa, a la Ciudad Subterránea, también; para reunirse con el
Consejo solitario. Para evaluar la amenaza-o falta de ella-por sí misma.

“¿Cuáles son las palabras que desea compartir conmigo,? Jefe de Guerra”, preguntó Baine.

“Es mi gente feliz aquí?”


El tauren ladeó la cabeza con perplejidad. “Creo que sí”, dijo. “Tienen todo lo que piden y
parecen contentos.”
“El tauren se hizo amigo de los Desamparados cuando fueron rechazadas por la Alianza. Para que
siempre estaré agradecido “.
Hamuul Tótem, actualmente una espina en su costado, había argumentado con éxito que los
Renegados eran capaces de redimirse. Con el libre albedrío, podrían optar por expiar lo que habían
hecho después de haber sido asesinado y esclavizado a la voluntad del Rey Lich. Se había
convencido al jefe de guerra Thrall, que conocía una cosa o dos acerca de personas que están
siendo vistos como “monstruos”, para admitir los Desamparados en la Horda.

Sylvanas nunca se olvide. Se volvió a Baine ahora, mirando hacia él. “Y por eso, he mirado
para otro lado cuando se persiguió una amistad con una cierta humano.”

“Mi interacción con Jaina hace tiempo se sabe”, dijo Baine. “Se hizo de conocimiento
público en el juicio de Garrosh. Ella me ayudó cuando el Grimtotem estaban en rebelión contra
los tauren. ¿Por qué este problema ahora?”

“Eso no me preocupa. ¿Qué tiene problemas para mí es que usted ha seguido


intercambiando correspondencia con Anduin Wrynn. Por qué lo niegas?”

Se quedó en silencio, pero su cola de conmutación de repente le entregó. Tauren


eran terribles mentirosos. Al fin habló. “Nunca, de palabra o por implicación, propugnado cualquier
cosa eso sería hacer daño a la Horda “.
"Te creo. Es por eso que no he interferido antes de ahora. Pero el príncipe Anduin es ahora
Rey Anduin. Él ya no es una inútil e ingenuo soñador es. Él es el creador de la política. Se
puede iniciar una guerra. Si estuviera en mi lugar, ¿le condona mensajes secretos enviados a un
rey Alianza?”
“¿Qué vas a hacer?” Preguntó Baine con notable calma. “Nada”, dijo, “siempre y cuando se corta
la conexión. Y para demostrar que no guardo rencor a lo que algunos de ellos podrían etiquetar
comprensiblemente traición, me atengo a mi oferta para que pueda dirigir la respuesta para ayudar a
curar Azeroth. De hecho”-se hizo un gesto a la entrada de la caverna debajo de ellos-“Voy a hablar
con los Renegados aquí y ver si las piscinas de visión puede ser de alguna ayuda. Voy a dejar mi
guardabosques Cyndia atrás. Ella me aconsejó mantendrá de todos los acontecimientos “.

Se volvió de nuevo a Baine. Se quedó tan inmóvil como si fuera una estatua de un tauren. Incluso su
cola había dejado de espasmos.

“No entendemos el uno al otro?” “Perfectamente,

Jefe de Guerra. ¿Eso es todo?"

"Es. Espero que esta conversación marca el comienzo de un nuevo nivel de cooperación
entre los tauren y los Renegados “.
Baine la siguió, se avecina un casco de silencio, mientras regresaban a la tipi. Informó a los que
estaban esperando allí de su sugerencia de que los Renegados de las piscinas de la visión de
trabajar con los tauren, ya que trató de curar el mundo. Cuando Hamuul habló de un nuevo Hold
Cenarion, en Silithus, uno de los trolls tomó la palabra.

“Un' lo que da de duendes? Dey ser dere grueso como moscas “, dijo que el trol. “Ya que va a tirar hacia
fuera como dem da altavoz dijo?”

“Los duendes”, dijo Sylvanas, “sabe acerca de los lugares profundos del mundo mejor que
cualquier otro miembro de la Horda. He hablado con Gallywix, y él me asegura que están
explorando e investigando.”Cuando parecía como si varios estaban dispuestos a oponerse a
esto, ella les impidió diciendo:“Se informa directamente a mí. Y cuando esté listo, voy a
compartir lo que he aprendido con la Horda “.

“Pero no es la Alianza?”, Dijo Tótem.


Sylvanas con mucho cuidado no se veía a Baine cuando respondió. “Magni
Ya se habla de la Alianza. Estoy seguro Anduin no enviará correos a Orgrimmar con sus
últimos descubrimientos. ¿Por qué debería?"

“Debido a que este mundo pertenece a todos nosotros,” dijo en voz baja Tótem. Sylvanas
sonrió. “Tal vez un día, pronto, 'todos nosotros' significará 'Horda'. Mientras tanto, puse los
intereses y el bienestar de mi pueblo antes de la Alianza que destruyó Taurajo. Sugiero a todos tú hacerlo
así “.
“Pero-” comenzaron los archidruida.

Se volvió hacia él, con el rostro frío, compuesto, pero sus ojos caliente, fuego enojado. “Objeto
de nuevo y no lo voy a tomar bien. Vol'jin y su loa me nombraron Jefe de Guerra de la Horda. Y como
Jefe de Guerra de la Horda, decido lo que es importante para revelar, y cuando ya quién.
¿Entendido?”
Las orejas de Hamuul aplanados contra su cráneo, pero él hablaba suficiente calma. “Sí, Jefe de Guerra.”
T ÉL T NDERCITY

Parqual Fintallas había sido un historiador cuando todavía tomó aire. Había sabido que todo lo
que hay que saber sobre Lordaeron y recordado, con una gran cantidad de afecto, el tiempo
pasado con su esposa, Mina, y su hija, Philia, en sus modestas pero confortables cámaras en
Capital City. Incluso ahora, que podía recordar el olor de la tinta y el pergamino mientras
escribía notas de varios viejos tomos mohosos, y el oro, el matiz de miel de la luz que se
filtraba. El crepitar del fuego, cálido y reconfortante mientras trabajaba tarde en la noche por la
luz de las velas. A veces Mina enviaría en Philia para entregar su cena cuando estaba
demasiado absorto para venir a la mesa. Había tirar de ella en su regazo cuando era joven y la
invitó a sentarse con él cuando ella era mayor, animándola a navegar a través de la biblioteca
masiva mientras se alimentaba de la excelente cocina de Mina.

Pero no había fuego crepitante aquí en la Ciudad Subterránea, sin olores de pergamino y tinta y
deliciosa comida preparada con amor por una compañera cálida y sabia. Ningún niño a molestarlo con
preguntas que había amado a contestar. Sólo el frío, la humedad, el olor nauseabundo de la
podredumbre, y el resplandor verde misterioso del río contaminado que fluía a lo largo de la necrópolis
subterráneas.
Esos recuerdos eran demasiado dulce para ser todo menos doloroso, pero lo dulces que
eran todavía. Los Renegados fueron fuertemente desalentado de visita de lugares que habían
seres en la vida. Su casa ya no era Lordaeron pero Entrañas, un lugar que, al igual que los
habitantes que ya no tenían necesidad de sueño, no distinguían entre el día y la noche.

Una o dos veces, Parqual había colado en su antiguo alojamiento, el contrabando de libros
en Entrañas. Pero él había sido capturado de una vez advertido. Sus libros habían sido
confiscadas. No hay necesidad de recordar la historia humana de este lugar, que le habían
dicho. Sólo la historia de la Ciudad Subterránea importa ahora.

Con los años, que había hecho uso de aventureros para adquirir más libros, cada uno precioso
para él. Pero no podía usar aventureros que buscaban oro o la fama de traer de vuelta lo que
había pasado. Mina estaba muerto o una monstruosidad gibbering. Y Philia, su brillante, hermosa
niña, seguía siendo humana, posiblemente aún con vida. Pero aún así, ella estaría horrorizado
por lo
que había sido de su querido papá.
Durante mucho tiempo, se había creído único en su melancolía. Pero entonces Vellcinda había
fundado el Consejo Desolado para cuidar de la ciudad durante la ausencia de la Dama Oscura. Lo que
había comenzado como una necesidad puramente tenía, por lo menos Parqual, convertido en algo mucho
más. Se le había dado un sentido de camaradería y el conocimiento de que no todo el mundo estaba
contento simplemente para servir sin cuestionar. Los Renegados podría no ser viviente, pero tenían
necesidades, deseos, emociones que no estaban siendo satisfechas.

Vellcinda cree que Sylvanas visitaría pronto y sería escuchar lo que el Consejo tenía que
decir.
Parqual esperaba sinceramente que tenía razón, pero tenía sus dudas. Sylvanas necesaria
para detener obligándolos a vivir de nuevo si no se desean; que necesitaba para que puedan
abrazar a sus vidas anteriores, así como su no muerte.

La historia enseña que los que tenían el poder eran generalmente reacios a renunciar a cualquiera de ella a
menos que se vieron obligados a hacerlo.

Y en todos sus años de vida y no muerte, Parqual había encontrado pocas veces lecciones de la historia a
equivocarse.
T que el capital de los elfos de la noche fue uno de los lugares favoritos de Anduin, a pesar de que rara
vez había sido capaz de viajar hasta allí. El kaldorei eran un pueblo hermoso, y también lo era su ciudad,
enclavado de forma segura en el abrazo de la enorme árbol del mundo, Teldrassil.

Anduin se puso ahora al lado Sacerdotisa Tyrande y su amado, el archidruida Malfurion, en


el templo de la luna. Serenidad envolvió a este lugar como las ofertas del templo se dedicaban
a sus deberes con la gracia y el propósito. El sonido rítmico de agua salpicando en voz baja
era relajante, y la estatua de Haidene, sosteniendo en alto el recipiente de líquido que fluía
radiante de la Poza de la Luna, estaba calmando a la vista.

Su mente regresó al templo NetherLight. La luz nos encuentra, el pensó. Todos nosotros.
Elige la historia, o la cara, o el nombre o la canción que resuena más con cada uno de
nosotros. Podemos llamarla Elune, o An'she, o simplemente la luz, pero no importa. Podemos
alejarse de él si queremos, pero siempre allí.

Atrapó Tyrande mirándolo, una ligera sonrisa en sus labios. Ella entendió.

“Lamento que no he sido un visitante más frecuentes a su hermosa


ciudad “, dijo en voz alta.

“La guerra por su naturaleza conspira para mantener a todos de los lugares que nutren el espíritu”, dijo
Tyrande.

Con un suspiro, Anduin se alejó de la estatua y se enfrentó a la pareja de líderes. “Mi carta describe
la naturaleza de la actual batalla que enfrentamos”, dijo. “Una batalla para sanar nuestro mundo. Tiene
Magni venga a ti todavía?”
“Todavía no”, dijo Malfurion. “Es un mundo de ancho, y altavoces para que él puede ser, pero hay
mucho camino por recorrer. Ya habíamos enviado miembros del Círculo Cenarion de nuevo a Silithus
después ... después de la tragedia. Se trataba de evaluar el daño “.

Tenemos los ojos en él, Shaw le había dicho antes.


“No es la primera vez, y estoy seguro no será la última, estoy agradecido por los fuertes lazos
entre nuestros pueblos”, dijo Anduin. “¿Qué aprendió el Círculo?”

Los dos intercambiaron una mirada. Entonces, “Ven”, dijo Malfurion. “Vamos a montar.” Anduin se
dirigió con ellos a través de la hierba mullida del templo y salir por la puerta de arco. Dos centinelas,
las mujeres soldados feroces que guardaban la ciudad, los esperaban con tres sables de la noche.

“¿Sabe usted cómo montar uno?”, Preguntó con una sonrisa Tyrande. “He montado gryphons,
Hipogrifos y caballos”, dijo Anduin, “pero no un Nightsaber.”

“Son similares a un grifo, pero con una marcha más suave. Creo que lo disfruten “.

Hubo una manchado negro, uno que tenía un abrigo gris suave, y una blanca con rayas
negras que recordó al joven rey del gran tigre blanco, Xuen, a quien había conocido en
Pandaria. Demasiado así; sintió que sería casi una falta de respeto a montarlo. Se optó por el
gris, balanceándose en la silla de montar con facilidad. El gato grande le devolvió la mirada,
gruñó, y sacudió la cabeza antes de establecerse en un galope rítmico que era tan cómodo
como había prometido Tyrande.

“Creo que es tan sombrío como el orador hizo que fuera a ser”, dijo Malfurión mientras los
tres se dirigieron por la rampa alfombrada y en la piedra de mármol blanco, alejándose del
templo. Mantuvo su voz de tono suavemente. “Todo el mundo en el Hold Cenarion y en toda la
región fue muerto a la vez.”
“Envié sacerdotisas cuando oí”, dijo Tyrande, y lo dejó así. Anduin pensó con tristeza de la
vista horrible que debe haber recibido las suaves Hermanas de Elune. Más que el mundo
tiene la herida de Sargeras. El único consuelo era que el titán loco había, después de cortar
por lo largo de una franja de destrucción y tormento en todo el universo, por último estado
preso.

“Nuestro primer pensamiento fue para enviar grupos de druidas y sacerdotisas para crear
moonwells,” continuó Malfurion.
Tenía sentido. Moonwells contenían aguas sagradas que podría curar heridas y restaurar la
energía y vitalidad, y que a menudo se ponen en uso las áreas dañadas de purificación. O en este
caso, la curación de las heridas.
“¿Se reunió con el éxito?”, Preguntó el Anduin.
“Es demasiado pronto para decir. La mayoría de nuestros grupos ni siquiera han tenido la
oportunidad de crear una. Los duendes están trabajando duro en el saqueo de Azeroth “, dijo
Malfurion, normalmente su agradable, voz grave un estruendo de ira heridos. “Y hay mucho para ellos
para explotar. Como Magni le ha dicho, la esencia del mundo ha llegado a la superficie, y en gran
oferta. Nosotros mismos encontramos una vena “.

Una vena. la mente del Anduin se dirigió inmediatamente a la intrincada red de venas y arterias
que fue a través de un cuerpo vivo. Es extraño como hace mucho tiempo, mucho antes de que
nadie entiende que Azeroth era un titán naciente dormir, el término “vena” había sido utilizada para
describir las cintas de varios minerales que corrían por todo el mundo.

Malfurion dio la Nightsaber negro a rayas a la derecha, en dirección hacia la terraza del
Guerrero. Al pasar junto a los ciudadanos de Darnassus, muchos se volvieron a considerar a la
vista del joven rey de Ventormenta, inclinándose y saludando a él. Anduin sonrió y devolvió las
olas, aunque el tema que estaba discutiendo con los líderes de los espectadores Darnassiano
era poco prometedor.

“Hemos obtenido algunas muestras para estudiar,” continuó Malfurion. “Es ...” El archidruida, Anduin
sabía, era bastante más de diez mil años de antigüedad. Sin embargo, esta sustancia le dejó en una pérdida
para las palabras. Por un momento, el elfo de la noche parecía casi superado.

El montar estrechamente al lado y en perfecta sincronización con su marido, Tyrande se acercó


a él, apretando su brazo brevemente en silencio.
Anduin considerado Malfurión con profunda simpatía. “He sostenido que,” ​él
dijo silenciosamente. “Sé lo que me afectó. No me puedo imaginar cómo debe haber movido los tan
profundamente conectados con la naturaleza y la tierra “.

“No puedo negar la grandeza de ella, o el poder, para bien o para mal. Y Tyrande y yo,
todos los kaldorei-hará todo lo posible para evitar su mal uso.”

Terraza del Guerrero se alzaba delante. En la parte superior, en posición de firmes, una unidad
de cinco centinelas les esperaba. Su líder era un duende con el pelo largo de color azul oscuro
recogido en una cola de caballo. Tenía la piel pálida de color rojizo-púrpura, y las marcas
tradicionales en su cara parecía marcas de garras. Al igual que todas sus hermanas, ella era
fuerte y ágil y feroz. Pero a diferencia de muchos de los centinelas Anduin había conocido antes,
no tenía una expresión endurecida. Tyrande se quitó el sable y saludó al centinela con gusto.
Anduin y Malfurion, también, desmontaron.

Con una mano en el hombro del Sentinel, Tyrande se volvió hacia su huésped. “Rey Anduin
Wrynn,” dijo ella, y Anduin se dio cuenta de que tomaría mucho tiempo para que se
acostumbren a ese título, “¿puedo presentar capitán Cordressa Briarbow.”

El capitán se volvió a Anduin e inclinó la cabeza. “Es un honor”, ​dijo.

“Un placer, capitán,” dijo Anduin. “Te recuerdo del juicio en Pandaria.”

Ella sonrió. “Me halaga usted recuerda.”


“Hemos estado en comunicación con la Liga de Expedicionarios,” dijo Tyrande. “Por lo
general, proporcionan su propia protección. Sin embargo, dado el estado de Silithus en este
momento, los he ofrecido la ayuda de la unidad de Cordressa.”Sus ojos brillaron. “Goblins no
se podía jugar, y con ellos se presentan en tantos números, la zona es peligrosa”.

“Una sabia decisión,” dijo Anduin. “Estoy seguro de que habrá varias expediciones. Me asignará
algunos de mis unidades de protección que afecta también.”Anduin había ningún amante de la guerra,
pero él sabía que otros prosperaron en el combate. Esto permitiría que utilicen su formación de una
manera positiva.
“Druidas y chamanes pueden cuidar de sí mismos”, dijo Malfurion, “pero los miembros de la Liga
de Expedicionarios son generalmente arqueólogos y científicos. Y en este momento están haciendo
un trabajo valioso “.
Su atención fue dibujada por un remolino suave de blanco a unos pies de distancia,
acompañado por el sonido distintivo de la apertura del portal. Un momento después, un
gnomo, todas las cejas y el bigote, entró. bordados de oro en su tabardo violeta representa el
ojo que todo lo ve que era el símbolo del Kirin Tor.

¿Qué los magos más poderosos de Azeroth quiere de Tyrande y Malfurion? Anduin se
preguntó. Pero cuando el gnomo trundled directamente a él, el rey se dio cuenta de que no
fueron los líderes de Darnassus que el Kirin Tor había venido a ver.

“Saludos, Sacerdotisa, Archidruida”, dijo el gnomo, señalando a los elfos de la noche mucho
más grandes. “Rey Anduin, este mensaje es para ti.”
"Gracias." Ligero, por favor, que esto no sea más malas noticias. Nuestro pobre mundo no puede
manejarlo.
Se rompió el sello y leyó, sintiendo todos los ojos en él.

Para Anduin Wrynn, Rey de Ventormenta, Kalecgos del Kirin Tor da saludos.

Su Majestad, espero que te encuentres bien. Tengo entendido que se embarcó


en un viaje de agradecer a sus compañeros miembros de la Alianza por su papel en
ganar una guerra terrible. Es exactamente el tipo de cosas que se puede esperar de
usted, mi amigo, y espero que vaya bien.

Nuestro común amigo me hizo una visita inesperada en este momento. Creo
que no veremos de nuevo en el corto plazo. Pero tengo fe en que ella va a
regresar, y su mente será la más tranquila y más clara para su retiro de este
mundo. Es difícil de curar cuando está siendo constantemente volvió a abrir una
herida.
No sé nada acerca de dónde será, pero sentí que desearía escuchar. -K

“Va bien, Su Majestad?” Malfurión preguntó en voz baja.


Fue, en general, una buena noticia. Al mismo tiempo, Anduin nuevamente lamentó que Jaina
todavía parecía estar perdido. Se espera, como lo hizo Kalec, que encontraría las respuestas, y la paz,
que buscaba.
“Sí”, dijo. “Una actualización de un asunto personal. Nada grave.”‘¿Me quieren llevar a
una respuesta?’Preguntó el mensajero de GNOME.
“Usted puede decir Kalecgos que he recibido el mensaje y compartir sus esperanzas.
Gracias."
El gnomo asintió. “Buenos días, entonces!” Sus manos pequeñas hacen movimientos que
Anduin no podía seguir, y el aire antes de que el servicio de mensajería brillaron. Anduin alcanzó a
ver la hermosa ciudad flotante de Dalaran por un instante, a continuación, el gnomo dio un paso a
través del portal. Se desvaneció detrás de él.

Anduin volvió a Malfurion y Tyrande. “En dicha carta Jaina”, dijo. “Ella es segura, de
acuerdo con Kalecgos.”
“Esa es una buena noticia”, dijo Tyrande, “a pesar de que hace que me pregunte por qué no
eligió para luchar junto a nosotros en contra de la Legión después de la orilla roto. ¿Ella
regresará?”
Anduin negó con la cabeza. “No inmediatamente, en todo caso. Ojalá un día."

“Y puede ser ese día pronto”, dijo Malfurion. “El mundo necesita a todos los campeones que pueda
encontrar.”

“Lo hace,” dijo Anduin lentamente, pensando. Su plan había sido para encontrarse con
Velen en el Exodar. Había pasado mucho tiempo allí unos años antes, y que era lo más
parecido que tenía a un segundo hogar. Anhelaba a recorrer sus salas cristalinas vez más y
hablar con los draenei cálida y agradable.

Pero Velen ya se había iluminado los draenei sobre lo Magni había revelado en Forjaz. Hasta
el más pequeño de uno, todos eran probablemente difícil en el trabajo ya. los Exodar Velen y no
lo necesitaba en este momento. Su tarea consistía en difundir la noticia a los demás y
estimularlos a la acción. Y eso era una tarea que no podía hacerlo solo.

Anduin tomó una decisión. Él no viajaría a la Exodar. Él volvería a Ventormenta brevemente,


y luego viajaría a la tercera posición que, en su corazón, sentía que podía llamar a casa: el
templo NetherLight.
yo t era muy tarde cuando regresó de Anduin Teldrassil. Utilizó su piedra de hogar para
evitar molestar a nadie. Wyll había estado dormido durante varias horas, y el Anduin no se
sentía como entrar en discusiones con Genn Cringris por el momento. Hubo, sin embargo,
alguien lo hizo muy mucho deseo de hablar con, y quería darle una oportunidad de informar
con noticias antes de partir hacia el templo NetherLight.

Se había materializado en la sala de recepción donde él y su padre había compartido tantas


comidas, argumentos y discusiones. El fantasma de una sonrisa se dibujó en sus labios, junto con
el dolor de la pérdida; luego se volvió y se dirigió a sus habitaciones privadas, encendió una vela,
y lo colocó en la ventana. Esa tarea hecho, tendía a otro de llenado su estómago gruñendo.
Después de descender a la cocina, tranquilo en esta hora, se colmó de un plato con pan,
manzanas Dalaran agudo, y goldenbark. Cuando Anduin regresó a su despacho, cerró la puerta
detrás de él y le dijo: “Me voy a sentir tonto si estoy hablando a mí mismo.”

“No eres.” Valeera estaba allí. Anduin comenzó a sonreír, a continuación, vio la expresión de su
cara. Todos a la vez, perdió su apetito.
“Algo va mal”, dijo. Cuando ella no lo negó, el corazón del Anduin se hundió. "Dime."
Ella cerró los ojos, a continuación, en silencio le entregó una carta. Por un momento, Anduin
no quería leerlo. Quería quedarse en este lugar de la ignorancia inocente. Pero eso no fue
concedida a un rey, no uno que quería ser un buen líder de su pueblo, en todo caso.

Tragó saliva. “¿Es seguro?”


“Por el momento”. Valeera sacudió la cabeza ante la carta.
Al menos lo peor no ha sucedido, Anduin pensó. Pero sospechaba que sabía lo que había
en la carta ahora.
Con un peso en el corazón, desdobló la carta, que fue escrito en el código acordado. Lo
tradujo al leer.

Durante años, he apreciado nuestra amistad.


Todavía lo acaricio. Pero con gran renuencia y por el bien de los que
miran a mí en busca de protección, sé que ha llegado el momento en
que debo cortarlo.

El estómago de Anduin apretó. Ella sabe. Continuó la lectura.

No voy a poner a mi gente ni tú, amigo, por lo


aún más el riesgo.

Todavía creo que llegará un día en que podamos hablar abiertamente,


con el apoyo de todo nuestro pueblo. Pero ese día aún no ha llegado.
Madre Tierra cuida de ti.

Anduin había medio esperado este líder una vez Sylvanas se había convertido de la Horda.
Pero aún así, se sentía como un golpe físico. Desde el día en que se había materializado por
accidente en medio de una reunión entre Baine Pezuña y Jaina, le había gustado el líder
tauren. Al igual que Baine, Anduin había pensado que eran amigos. Pero a la vez fue
asediado por la duda.

Baine había expresado sus simpatías acerca de la muerte de Varian, Anduin recordando que él,
también, había perdido a un padre. Los informes iniciales de Genn Cringris y otros fueron Sylvanas
que los había traicionado, abandonando
Varian y, presumiblemente, todos los demás miembros de la Alianza, que mueran cuando ella
se retiró sin previo aviso de la orilla roto. Baine, que había estado allí, había dicho Anduin una
historia diferente. Otra ola de demonios había aparecido, dijo, y Sylvanas informado de que un
Vol'jin morir le había ordenado hacer sonar la retirada.

Baine había mentido?


Nº corazón del Anduin estaba dolorido, pero no había ninguna advertencia de peligro o el engaño de los
huesos rotos de una vez. Baine había dicho la verdad tal como la conocía. Sin embargo, nadie pero
Sylvanas, al parecer, habían oído realmente el orden de Vol'jin.

No dejaré que Sylvanas empañar mi fe en Baine, pensó con decisión. Con un profundo suspiro,
se levantó y arrojó la carta al fuego, observando cómo las llamas se encendieron brillantes y
reducen el pergamino a una bola retorciéndose ennegrecido y luego a cenizas.

“¿Se Perith aceptar mi carta?”, Preguntó el Anduin, forzando la voz para estar tranquilo y nivel.

“No”, respondió Valeera. Otro golpe intestino. “Él pensó que podría poner en peligro su jefe.
Hay ojos sobre él “.
“Perith es muy sabia,” respondió Anduin.
“Sin embargo, dijo que le diría a Baine lo que dice la carta.” “Yo había

esperado que por lo Baine apoyaría mi plan.” “Él todavía puede.”

“O puede hacer nada que huela a la deslealtad. No puedo culpar. Yo haría lo mismo. Un líder
que pone en peligro su pueblo hay un líder en absoluto.”Anduin mantuvo su mirada en las llamas.

Valeera dio un paso al lado de él. “Hay una cosa más”, dijo. “Baine que quería tener esto.”

Ella extendió la mano. Un pequeño trozo de hueso de lo que parecía, no más grande que la uña
de Anduin, descansaba en su palma enguantada. Tomó Anduin unos segundos para comprender lo
que estaba viendo, y cuando lo hizo, su respiración se detuvo.

Este era un trozo de cuerno de Baine, desprendido en una oferta de respeto y amistad.

Su mano se cerró lentamente a su alrededor.

“Lo siento, Anduin. Yo sé lo que es una decepción este “.


Ella también lo hizo. Él la miró, sonriendo con tristeza, recordando que no hace tanto tiempo los
días cuando ella era mucho más alto que él.
“Lo sé”, dijo. “Y gracias por ello. Para todo. Parece cada día que pasa se reduce el número
de personas que pueden confiar en “.
“Espero que siempre me cuente entre ese grupo”, dijo Valeera. “Nunca dude que,” ​le
aseguró Anduin.
Sus ojos buscaron los suyos por un momento. “Usted es una persona amable, Anduin. Está en su naturaleza a
pensar lo mejor de las personas. Pero también eres un rey “, dijo en voz baja Valeera. “Usted no puede permitirse el
lujo de confiar imprudentemente.”

“No”, de acuerdo con tristeza. “No puedo.”

Se quedaron junto al fuego en silencio durante un largo tiempo.


S ILITHUS

Las dos lunas estaban fuera esta noche. Sapphronetta Flivvers, mirando hacia ellos después
de un largo día de viaje y la instalación del campo, dijo a su compañero: “Usted sabe, son
realmente muy bonito.”
El elfo de la noche centinela, Cordressa Briarbow, dijo: “¿Sabe su nombre?”

El calor entró en la cara redonda del gnomo. “Um ... uno de ellos es el azul ... ah ... algo.” En
suave risa del duende de la noche, Saffy sonrojó aún más profundamente. Su ex marido
siempre le había dicho lo linda que estaba cuando ella se sonrojó, que Saffy detestaba y que la
hizo empotrado No rubor!
- de rabia cada vez que lo dijo. Que por supuesto que acaba de hacer lo más feliz. “Lo siento,”
dijo ella. “He pasado casi toda mi vida bajo tierra o en un laboratorio, que se ve. Me temo que no
entiendo fuera mucho “.
“Están bien versados, de muchas cosas que no podía entender, Sapphronetta,” dijo
Cordressa suavemente. “Nadie puede saberlo todo.”
“Trate de decirle eso a mi ex marido.”
De nuevo, la risa suave. “Las lunas se nombran el azul del niño y la Dama Blanca, la madre
del niño. La Dama Blanca tiene diferentes nombres. Mi gente la llaman Elune. Los tauren llaman
Mu'sha. Una vez cada 430 años, algo realmente maravilloso ocurre. Las lunas se alinean entre
sí, y por unos momentos preciosos y gloriosos Parece como si la Señora sostiene a su hijo.
Nuestro mundo está bañado en un resplandor blanco azulado, y el propio tiempo parece haberse
detenido si nos fijamos en ella con el corazón abierto “.

Contemplando las hermosas orbes, Saffy dejó escapar un suave aliento de asombro. “¿Cuándo fue la última que

suceda?”, Preguntó ella, preguntándose si ella había aprendido de este interesante dato a tiempo para presenciar el

evento.

"Hace cinco años."

La cara de saffy cayó. “Oh,” dijo. “Supongo que probablemente no van a estar para verlo.”

El elfo de larga vida, que probablemente haría estar allí para verlo, no respondió. “Sin embargo, se
pueden ver tanto en la actualidad en el hermoso cielo, claro del desierto.”
Esa fue probablemente la primera vez Saffy había oído la palabra “hermosa” para describir todo
lo concerniente a Silithus. Incluso antes de que tuviera una espada gigantesca que salen de ella, a
todas luces era un lugar horrible. Su mirada viajó a la espada ahora. Era difícil pasar por alto. No
sólo era descomunal, pero estaba rodeado de un aura espeluznante de la luz roja, por lo que era
una monstruosidad a cualquier hora del día y la noche. La monstruosidad negro había sido hundido
hasta la mitad en el suelo pobre. fisuras de tratamiento al vapor habían sido revelados, produciendo
el misterioso Azerite en sus dos formas de líquido y endurecidos trozos azul-oro. Saffy era más que
un poco frustrado de que Mekkatorque y Brann Barbabronce le habían expulsado de la expedición
antes de que ella había tenido la oportunidad de tocar en realidad las cosas. Sus notas eran útiles,
pero no podía esperar a ver-sentir-y la sustancia misma.

Y el desierto que rodeaba la espada estaba caliente, llena de insectos de todas las formas y tamaños,
cultistas, cosas misteriosas que acechan en ruinas ... ese estaba
¿hermosa?
Bueno, está bien, podría Saffy de acuerdo en que el cielo era hermoso. Se coló una mirada hacia arriba a
su compañera, con la cara vuelta hacia arriba y bañado con la luz mientras sonreía ligeramente. Otros
miembros de la Liga de Expedicionarios, también habían hecho una pausa para considerar el par de lunas.
Una vez más Saffy la vista hacia ellos. ¿Cómo podían ser tan plácido, el azul del niño y la Dama Blanca?
Just-navegando a través del cielo nocturno, felizmente inconscientes de que debajo de ellos una

espada gigante sobresalía del mundo!


Fue entonces cuando Saffy cuenta de que había hablado en voz alta. Ella se llevó una
mano a la boca. Esperando la risa o el castigo por su arrebato, se sorprendió cuando
Cordressa colocó una mano en su hombro, tener que agacharse para hacerlo.

“Usted dice, pero lo que todos pensamos,” dijo. “Su paz es envidiable. Pero sabemos mejor. En
cierto modo, envidio a los druidas del Círculo Cenarion y el chamán del Anillo de la Tierra. Ellos están
buscando medios para ayudar a Azeroth directamente. Eso debe ser muy gratificante “.

Ahora fue el turno de Saffy para tranquilizar al elfo de la noche. “La Liga de Expedicionarios tiene un papel,
también. tiempo las cosas fueron mal últimos en este lugar, es porque algo muy antiguo consiguió quicio “.

Ella clavó un dedo en la dirección de la espada. “Magni nos dijo que Azeroth estaba haciendo
daño. Pero también no se sabe qué tan profundo que la cosa va; Sargeras lo que podría haber
perturbado o despertado eso también contribuye a
su angustia. Y esta vez, estamos caminando a la derecha en un área que sabemos que es
peligroso. Sacerdotisa Tyrande y que están ayudando a Azeroth al protegernos “.

Nos. Era la primera expedición de Saffy, a pesar de que había sido un miembro consultor de
vuelta en el Salón de Exploradores por un tiempo. Todo fue muy emocionante, sin embargo, que
fue moderado por la proximidad de tantos duendes.

Cordressa sonrió. “No he trabajado mucho con su gente”, dijo. “Pero si usted es un
representante típico de los gnomos, que claramente necesidad de rectificar eso.”

Saffy sonrojó de nuevo. “A todos nos limitamos a hacer lo que podamos”, dijo. Ella había sido
escogido porque era un geólogo bien reconocida especializada en la mineralogía. Los arqueólogos
del equipo estarían buscando dioses antiguos, antigua tecnología -los del fin del mundo tipo habitual
de las cosas. Saffy había sido llevado a la mezcla específicamente para estudiar Azerite.

Siempre y cuando en realidad podría llegar a cualquier Azerite. Los duendes-oh, cómo odiaba
duendes-se pone en cuclillas en las costuras visibles de la materia y la realización de los ojos-hurtingly
incursiones mineras feas. Durante los últimos dos días, los miembros de la liga se habían quedado con
seguridad lejos, observando con los telescopios y diversos artilugios con los que Mekkatorque les había
amueblado.

Frustrante y crudo ya que este método era, Saffy ya había aprendido mucho de su
observación. Por un lado, Azerite era líquido cuando se sangró de la tierra, girando sólida sólo
cuando se expone al aire. ¡Fascinante!

La otra cosa es que el suelo cerca de la espada estaba caliente todo el tiempo, no sólo
durante las horas del día. Desiertos tenían temperaturas altas variaciones, se queme en el día, si
no exactamente al frío, al menos, considerablemente más frío por la noche. No Silithus, no
ahora.
Saffy se moría por tener en sus manos más del material. Ella había sido incorporado al equipo
después de que el rey de Ventormenta había visitado Forjaz, dejando con ellos sólo un pequeño trozo
de estudiar. La siguiente tarea sería enviar exploradores para obtener más muestras de Azerite,
preferiblemente de una variedad de lugares. Entonces Saffy podría llegar a hacer lo que le gustaba
hacer: analizar, estudiar y comprender.

Le dolía físicamente dolorido- que piense en todos esos trasgos jugar un poco con esta
sustancia preciosa. El único valor que tenía a
ellos era cómo podían “transmutar” oro líquido en monedas de oro. Goblins. ¿Cómo puede
alguien estar de pie hacer negocios con ellos? cosas sucias. Se trataba de la pluma y el flash
y el ruido, no la ciencia de todo.

“Sus pensamientos no son felices, Sapphronetta,” dijo Cordressa. Saffy se dio cuenta de que,
aunque su rostro seguía se presentó a las lunas, ella tenía el ceño fruncido. "Ven. Comamos algo.
A continuación, algunos de mi hermana centinelas se quedarán y guardará mientras duerme “.

"¿Algunos?"

El elfo de la noche sonrió, con los ojos brillando en la oscuridad tan brillante como lo hicieron las lunas.
"Algunos. Y algunos otros comenzarán la primera misión de exploración “.

Eso tenía sentido. El kaldorei fueron llamados elfos de la noche por una razón distinta de las
tonalidades crepusculares de su piel y el cabello. Ellos fueron utilizados para la caza en las horas
nocturnas.

Saffy estaba encantada. “Tal vez va a volver con algunas muestras puedo estudiar!”

“Tal vez, aunque espero muestras vendrán después. Debe cultivar la paciencia. Lo más
probable es que volveremos esta noche con información sobre el número y ubicación del enemigo.
Tal Intel en sus planes, también.”Sonriendo con picardía, ella tocó una oreja largo de color púrpura.
“No sólo vemos bien, oímos bien, también.”

Saffy rió.

La cena, como era siempre el caso cuando estaban involucrados enanos, era abundante, se
adhieren a-su-costillas tarifa regado con abundante cerveza. Saffy no quería pensar demasiado
en lo que fue “bañado cerveza” aquí. Había oído a uno de los centinelas que hablan con cariño
sobre las patas de araña pegajosa que había crecido en, y que había sido suficiente.

Después de la comida, dos centinelas, incluyendo Cordressa, se deslizó en silencio hacia


la noche cálida. El líder de la expedición, Gavvin Stoutarm, reunió a los cinco miembros de la
liga y se dirigió a ellos.
“Somos un grupo muy unido”, dijo, “una" estamos NAE demasiado acostumbrados tae elfos nocturnos bein
parte del o de nuestro número.”A pesar de Expedicionarios Liga era
abierta a todas las razas de la Alianza, que parecía apelar sobre todo para los seres humanos y enanos,
con el gnomo impar o ferocanis aparecer de vez en cuando. elfos de la noche eran un poco la vista,
como lo eran por lo general en contra de perturbar la tierra con el propósito de eliminar artefactos de
donde estaban ocultos.
“Estoy orgulloso del o de cómo os todos han interactuado wi ' 'em. Todos estamos en este pobre mundo juntos,
un' estamos todos Pullin juntos. No hay delito tae otros guardias que hemos tenido, pero fer uno estará durmiendo
más sólida que esta noche habitual “.

“Och, Gavvin, eres, y si más sólida porque vosotros bebió unos seis pintas o' durmiendo cerveza!”

Carcajadas llenó el aire de la noche, con Gavvin Stoutarm, que sin duda se había permitido
su sed, reír más fuerte. “Off sacos de dormir tae yer wi' ye”, dijo.

A pesar de las palabras tranquilizadoras, Saffy encontró el sueño difícil de alcanzar. Ella se revolvía, por primera
vez en su saco de dormir y después de ella, que era tan terriblemente caliente y luego de vuelta en ella, porque se dio
cuenta de que, fuera del saco de dormir significaba
insectos. Y arena.
Se acurrucó, sofocante, escuchando los sonidos nocturnos ruidosos de cuatro enanos que
roncan fuerte como para despertar a los muertos. Era una buena cosa que había centinelas de
guardia de pie, pensó. sibilancias y resoplando de Stoutarm de otro modo habrían llevado a los
duendes sobre ellos en grandes cantidades sólo para callarlo.

Saffy debe haber sido más cansado de lo que pensaba. En algún lugar entre los ronquidos
y los insectos y el calor y la arena, ella se quedó dormida.

Ella se despertó con el sonido horrible de bramido duende, la grieta de fusiles, y el estruendo del
acero contra el acero. Gasas y en posición vertical, que lucha por escapar de las franjas de
confinamiento de tela, Saffy fue por la pistola que guardaba debajo de la almohada y se puso de pie.
Su corazón latía violentamente en su pecho mientras miraba frenéticamente, casi sin poder disfrutar de
la escena que tenía delante.

la luz de las lunas, tan agradable y calmante antes, ahora parecía frío e indiferente, ya que
ilumina los cuerpos de dos centinelas muertos. Su sangre parecía negro a la luz de color azul
pálido, y el resplandor había huido de sus ojos, dejándolos piscinas oscuras de sombra. Había otro
cuerpo, un cuerpo demasiado Saffy no quería mirar por miedo al pánico que se arañando en la
parte posterior de su cerebro que precipitarse a la vanguardia y apagar su capacidad para
pensar, Saffy, piensa -
Su ex marido había insistido en que ella tiene un arma. Ella le dijo que tomaría un laboratorio sobre un
arsenal cualquier día, pero en este momento deseó haber practicado con la cosa. Por qué no había
tomado su relámpago explosiva 3000 con ella? De hecho, ella había conseguido que trabajadora

Saffy agarró la pistola con las manos pequeñas, temblores, sacudidas hacia el ruido alrededor de
cada nuevo horror que se desarrolló. En voz alta, toma de posesión de los enanos feroz trajo un torrente
de lágrimas de alegría en sus ojos. Gavvin Stoutarm, al menos, todavía estaba vivo y coleando y
puñetazos y mordiscos, a partir del sonido de un duende enojado chillido.

boca suave del gnomo encuentra en una línea dura. Se obligó a sus manos para dejar de
temblar y no se centró en la terrible, desgarrador suena sus amigos hicieron a medida que luchaban
y-
- muriendo, Saffy, están muriendo:
- y apuntó la pistola a una forma en cuclillas, a gran orejas que fue borrando estrellas del
horizonte.
Ella apretó el gatillo. Hubo un grito de dolor gratificante. El auge resultante había golpeado
la espalda, y ella se puso de pie sólo para descubrir con horror que el duende no había sido
enviado sino que simplemente enfurecido.

"Por qué eres pequeño-"

Saffy disparó de nuevo, pero esta vez mirando al cielo como la forma oscura se acercó y la
agarró del brazo. Él apretó con fuerza, y con un grito de miedo y furia mineralogista se vio
obligado a dejar la pistola.
"¡Oye! Kezzig, que es una dama gnomo!”

“Sí”, dijo el atacante de Saffy, haciendo un puño y el dibujo hacia atrás el brazo, “y voy a
perforar el salón-oh.” El puño se detuvo en midmotion. “Tal vez ella no es la correcta.”

“Ella se ajusta a la descripción perfectamente. Ya conoces las reglas “.‘Sí, sí, reglas
estúpidas,’el duende llamado Kezzig murmuraron. Él bajó su puño. Saffy tuvo la oportunidad
de retorcerse, al mismo tiempo tratar de torcer libre y morder el brazo musculoso.

Kezzig chilló de dolor, pero no la soltó. “Está bien, pequeño Spitfire, todas las apuestas están apagadas.”

Lo último que vio fue Sapphronetta Flivvers una enorme, puño oscuro
silueta contra el, cielo nocturno demasiado desapasionada demasiado tranquila.
T él sensación de paz que robó más de Anduin cuando entró en el templo NetherLight era un
bálsamo para el espíritu sigue siendo heridos de noticias de Valeera respecto Baine. Se sentía como
si le hubieran metido una gruesa manta caliente a su alrededor mientras yacía frío y escalofríos.
Sonrió suavemente para sí mismo y una vez más se maravilló de la capacidad de la luz a la
comodidad.
Arzobispo Faol levantó la vista de un viejo tomo que había estado hojeando medida que se acercaba el
Anduin. El brillo en sus ojos muertos aumentó con el placer, y sus labios se torcieron en una sonrisa.

“Anduin!”, Exclamó con una voz curiosamente cálido, obviamente, recordando que el rey de
Ventormenta le había pedido que no se utilice el título formal. “No esperaba verte de nuevo
tan pronto. Siéntate, siéntate!”Hizo un gesto hacia una silla a su lado.

Anduin devolvió la sonrisa a los Renegados con uno de los suyos, aceptando el asiento ofrecido.
Incluso mientras lo hacía, él sacudió la cabeza mentalmente. Cómodamente sentado al lado de un
Renegados. Era algo que en realidad nunca había pensado que sucedería.

Si todo el mundo podría experimentar la paz del templo NetherLight,


el pensó. Tal vez entonces nos gustaría parar tratando de matarse unos a otros.

Faol rió, ese sonido ronco, a partir de dos piezas de frotamiento pergamino
juntos. “Dime todo acerca de su visita a Teldrassil.”
Un sacerdote elfo de sangre se acercó con una botella de néctar de fruta y un vaso. Anduin le dio
las gracias. Echar, dijo, “Los elfos de la noche siempre se puede confiar en ellos para cuidar el
mundo. En el momento en que visité Darnassus, que ya habían enviado varios grupos de
sacerdotisas y druidas en Silithus para crear moonwells “.

“Ah, moonwells. Nunca vi uno mientras vivía, y, bueno, trato de no mojarse en estos días. Pero he
oído que son lugares para contemplar “.
"Son. Si los kaldorei tienen éxito, esto podría ayudar en gran medida Azeroth. También están
enviando centinelas para acompañar a las organizaciones menos militaristas como la Liga de
Expedicionarios “.
“Todo esto suena bastante positivo”, dijo Faol.
“Es”, dijo Anduin. “Pero creo que podemos hacer más. Voy a emular a los elfos de la noche y enviar a lo
largo de algunos de los mejores de Ventormenta también. Lo que está pasando en el mundo ... no podemos
permitirnos perder aquellos que podrían ser capaces de encontrar una solución a ella. Pensé que iba a volver
y ver cómo sus sacerdotes estaban haciendo en la difusión de la palabra “.

“Por supuesto!”, Dijo Faol. “Estoy orgulloso de decir que todo lo que hemos intensificado para el
desafío.” Miró hacia arriba y le hizo señas. “Calia, querida, no va a unirse a nosotros?”

A medida que se acercaba a ellos Calia, Faol continuó: “Ella quiere mucho para ayudar. La he
nombrado nuestro enlace a las razas de la Alianza, mientras que yo he estado familiarizarme con
todo tipo de piezas nuevas de Azeroth visitando los miembros de la Horda. Ha sido más
esclarecedor!”
Calia ahora estaba junto a Anduin, en busca de una a la otra. “Es bueno verte de nuevo,
Anduin,” dijo.
“Nuestro joven amigo acaba de regresar de Teldrassil,” dijo Faol. “Él dice que los elfos de la noche ya
son difíciles en el trabajo, y yo le informó de que no hemos estado eludiendo nuestras obligaciones,
tampoco.”
“Estoy contento de escuchar eso”, dijo Anduin. “En realidad, vine aquí con la esperanza de hablar
con ustedes dos en otro tema, así, si tenemos tiempo.”
“Ja!”, Dijo Faol, encantados, como Calia se deslizó con gracia en el asiento junto a Anduin.
“Saa'ra será tan celoso; por lo general todo el mundo viene a verlo. En cuanto al tiempo, no
tenemos nada, pero en este lugar. Se ha hecho el bien Cónclave no permanecer enclaustrado aquí,
pero al estar fuera de casa en el
nuevo mundo. Ahora, a continuación. Que ha visitado Forjaz y Teldrassil, y parece que ambos
ya han tomado medidas inmediatas “.
Durante los siguientes minutos, Calia y Faol dieron Anduin un resumen de donde habían
viajado y donde se habían enviado a otros a viajar. “Tratamos de tener en cuenta los que
estamos hablando,” dijo Calia. “Por ejemplo, si estamos viajando a las Islas del Eco, enviamos
uno de nuestros troles. Para Tranquillien, un elfo de sangre.

“Algunos ya han escuchado,” dijo Calia “y lamento decirte que algunos todavía están más
interesados ​en la minería de la Azerite que en ayudar a Azeroth.”

Anduin asintió. “No es inesperado, aunque es muy lamentable.” Suspiró. “Suena como que
hemos hecho todo lo posible. Sólo tenemos que proteger el Azerite tanto como sea posible y
tratar de garantizar la Horda no adquiere gran parte de ella “.

Incluso cuando dijo las palabras, Anduin conocía la idea no era más que una ilusión. Por
alguna razón, los duendes habían descubierto cosas primero. Habían descendido en Silithus
en masa y establecer las minas y las formas de procesar el material antes de Shaw incluso
podría informar a Anduin. Esa batalla se puede perder ya, y la idea le dolía.

Sin embargo, podría ser una manera de luchar contra la Horda sin luchar en absoluto.
Anduin había esperado tener Baine ayudando en silencio desde el otro lado, pero eso no iba a
ser. Si esta idea era trabajar, sería hasta el Anduin.

Se cruzó las manos delante de él y miraba de Calia a Faol. “Quería discutir los
Desamparados”, dijo. “Y me disculpo de antemano si sueno ignorante o un insulto.”

Faol agitó sus palabras de distancia. “No hay necesidad en absoluto para disculparse. Hacer preguntas es la
manera de aprender, y resulta que tengo algunas respuestas “.

A pesar de la afirmación del arzobispo, Anduin estaba convencido de que sonaría grosero.
Estaba empezando a pensar que la discreción era la mejor parte del valor y que estaría mejor
servida por excusándose ahora.
“Había visto Forsaken antes de ahora”, dijo. “Y yo era consciente de que se
- No eras-sin sentido, delirante Plaga. También nunca pensé que eras inherentemente malo “.

“Pero usted pensó que nosotros capaces de hacer cosas malas”, dijo Faol. “No lo hagas
preocuparse por eso. Eso no es nada más que estar atento. Voy a ser el primero en admitir que los
Renegados han hecho cosas terribles. Pero también lo han hecho los seres humanos. Incluso los
tauren tienen un esqueleto o dos en su armario- metafóricamente hablando, por supuesto “.

Anduin sonrió, satisfecho de que Faol lo entendía, y continuó. “Los encontré ... relacionables
menos que las otras razas de la Horda, aunque muchos solía ser humano. Quizás porque que
solían ser humano. La Alianza les dio la espalda. Las personas que en la vida que conocían. Tal
vez incluso había amado “.
“El miedo es una emoción poderosa,” dijo en voz baja Calia. Algo en el tono de su voz, en la
forma en que se celebró su cuerpo, traído a casa a Anduin que su viaje apasionante de la
supervivencia tenía que haber sido terrible, tal vez más allá de su capacidad de comprensión. Se
sentó con las manos en su regazo, estrechamente entrelazadas, y vio que le temblaban.

“Calia,” dijo antes de que pudiera detenerse, “¿cómo posiblemente sobrevivir?”

Levantó los ojos azules como el mar a la suya. De nuevo se le recordó que ella era la hermana de
Arthas, familiar para él aunque nunca la había conocido. Su sonrisa era triste.

“Por el destino y por la misericordia de la Luz”, dijo. “Un día voy a decirle. Pero todavía es demasiado
... demasiado cerca. No sólo mi viaje, pero ... perdió gente que amaba, que vea “.

Anduin asintió. "Por supuesto. Su padre y hermano ....”Era una historia dolorosa, fea. Arthas,
corrompido por la espada Frostmourne y paso a paso de la trayectoria de la luz por los susurros del
Rey Lich tirado, no había vuelto simplemente a los ciudadanos de Lordaeron en monstruos. Había
utilizado una ceremonia de bienvenida pública como una oportunidad para matar a su padre como
Terenas se sentó en su trono. Anduin repente, enfermiza dio cuenta de que era posible, no,
probablemente, una certeza de que cerca de Calia Menethil que había sido testigo de un asesinato.
Una vez más se maravilló de que ella había sido capaz de escapar.

“No sólo ellos,” dijo Calia. “Otros me gustaban así.” Los ojos del rey se abrieron. ¿Tenía
una familia propia?
"Entiendo. Lo siento si te causé ningún peligro.”Se mordió el labio, preguntándose si
debería continuar. Ella pareció darse cuenta de su dilema y se enderezó un poco, dándole una
leve sonrisa.
"Adelante. Pregúntame lo que se quiere. No puedo prometer voy a responder, pero lo haré
si puedo."

“Usted tenía que haber tenido una experiencia terrible con los no-muertos,” dijo en voz baja.
“¿Cómo es que estás tan cerca con el arzobispo?”
Calia se relajó y sonrió a su viejo amigo. “Me ayudó a salvar”, dijo. “Lo recordaba, que se
ve. Y en medio de todo ese horror, cuando yo estaba constantemente huyendo tantos Me
encantó cuyas mentes y voluntades había sido robada de ellos ... a ver la cara de alguien que
todavía era quien tenía estado-”

Ella sacudió la cabeza, en el temor del momento, incluso ahora, parecería. “Era como si la
esperanza en sí era una espada que apuñaló limpia a través de mí. Excepto que en lugar de la
herida, que me ofreció la oportunidad de moverse a través de mi conmoción y el dolor a un lugar de
curación. Como puede ver, para mí, los Renegados no eran monstruos. Eran amigos. Era la Plaga, el
tambaleante, tropezando cosas que llevaban faces- mis amigos ellos se había convertido en
monstruos “.

Faol parecía genuinamente movido por sus palabras, y el Anduin preguntó si alguna vez les había
oído antes. El arzobispo tomó de la mano, dándole golpecitos en la carne humana sana suavemente
con sus dedos casi marchitas, momificados.
“Querido hijo,” dijo. Su voz era espesa, como si las lágrimas contenidas. Forsaken podrían
llorar? Anduin dado cuenta de que no tenía idea. No se trataba tanto de ellos que él no lo sabía. “,
Querido hijo querido. La alegría era mío en encontrar con vida “.

Anduin se alegró de haber llegado. Había sido, sin lugar a dudas, la decisión correcta. “Hay algo
que me gustaría hacer”, dijo, “y me gustaría que ustedes dos para que me ayude.”

“Por supuesto, si podemos,” respondió Faol.

“Una terrible guerra ha llegado a su fin. Uno que ha dañado tanto Horda y la Alianza. Decenas de
miles de personas perdieron la vida, entre ellos los de Vol'jin y mi padre. Ahora se nos dice que
nuestro mundo podría ser otra de las víctimas, con una sustancia preciosa que no puedo en buena
conciencia permitir que caiga en manos hostiles. Los duendes saben sin duda al respecto, y
Sylvanas es probable que ya maquinando cómo usarlo contra nosotros. Pero eso no ha ocurrido
todavía. Tenemos una oportunidad aquí para entrar juntos- verdaderamente

se unen y trabajar a gran escala de la manera Anillo de la Tierra y el Círculo Cenarion hacen. La
forma en que este templo hace “.
Los dos estaban escuchando. No se burlan de su pasión por la paz como
Cringris hizo o lo consideran con compasión escépticos como lo hizo Valeera. Alentados,
Anduin continuó.
“Personas inocentes Ya, ya sea Sylvanas u otras facciones han asesinadas que no han hecho
nada más que tratar de aprender sobre la herida del mundo. Tengo una idea sobre cómo podemos
detener eso. Pero no puedo aplicar directamente. Aún no."

El pauso. Lo que estaba a punto de decir debería haber crecido más fácil con el tiempo,
pero no fue así. “Muchos creen Sylvanas traicionado deliberadamente mi padre y de la Alianza
en el Shore roto. Nadie de nuestro lado va a abogar por la ampliación de una oferta de paz y
sin recibir nada a cambio “.

Faol lo miró inquisitivamente. "Hacer tú creer que traicionó Rey Varian?”, preguntó con
calma.
Anduin pensó en el informe del incidente de Baine. “No sé qué creer”, dijo finalmente. “Pero
sé cómo mis asesores-y la mayor parte de la Alianza-siento por ella. Ella es el enemigo. Pero
ella no está desprovista de la capacidad de cuidar de una cosa, si no otra cosa “.

Calia parecía un poco confundido, pero los ojos de Faol estaban brillantes con la
comprensión. “Creo que veo por dónde vas con esto, mi hijo.”
“Ella se preocupa por los Renegados, la gente se ve como sus hijos. Y la Alianza se
preocupa por su caído seres queridos “.
ojos brillantes de Faol se abrieron, pero fue el primero en hablar Calia. “¿Estás diciendo que la
Alianza fue devastado después de Lordaeron porque muchos de sus seres queridos fueron
asesinados o se convirtió en la Plaga. Fue pérdida personal.”Ella hizo una pausa. "Como el mío."

Anduin asintió. “Sí,” dijo en voz baja. “Y que han llegado a creer que los Renegados son monstruos
no-muertos. Para la mayor parte de mi pueblo, que no son mejores que la Plaga. Pero tú conocer mejor.
Encontraste la esperanza y la ayuda de un Renegados que había sido un amigo en la vida y todavía
era un amigo de la muerte “.

Pero Faol sacudía la cabeza. “Usted y Calia son individuos notables, Anduin,” dijo. “No
estoy seguro de que su humano promedio sería capaz de hacer los saltos de los dos que
tiene.”
“Eso es porque no han tenido la oportunidad”, insistió Anduin. “Calia fue rescatado por
alguien conocido y de confianza, alguien que no deje
su abajo. En el juicio de Garrosh, la visión del tiempo me mostró otra valiente
Forsaken-Frandis Farley. Hay una Farley Fredrik quién es el dueño de Villadorada. Podrían
ser parientes. Me pregunto si Fredrik le gustaría saber que Frandis murió resistiendo un líder
cruel e injusta. Me gustaría pensar que lo haría “.

Se inclinó hacia delante, hablando desde su corazón. “Tiene que haber tantas historias,
Faol. Asi que muchos. Lordaeron y Ventormenta eran más de aliados políticos; eran amigos. La
gente viajaba fácil y libremente a través de los reinos. Tiene que haber parientes que lloran a
sus seres queridos ya muertos cuando en realidad son todavía-”

El rey se detuvo, dándose cuenta de lo que estaba a punto de decir. Faol sonrió con tristeza. “Alive?” El

arzobispo negó con la cabeza. “Es probablemente una piedad que ellos creen muerto. Demasiados no puede

desprenderse de sus prejuicios incluso a tratar de vernos como realmente somos “.

“¿Qué pasa si lo intentaron?” Anduin se inclinó hacia delante en su asiento. “¿Qué pasa si algunos de
ellos fueron abiertos a la idea? Para hacer frente a sus seres queridos que han sido cambiadas ..., sí, pero
aún quiénes eran? ¿No es mejor que su ser realmente muerto?”

“No para una gran mayoría, no lo es.”


“No necesitamos una mayoría para empezar. Mira Calia. Mírame. Sólo necesitamos algunos. Necesitamos
una chispa de comprensión, de aceptación. Eso es todo. Sólo una sola chispa “.

Su voz temblaba mientras lo decía, y sintió que la luz de la colada a través de él con su dulce
bendición, caliente. Anduin sabía que estaba hablando de una gran verdad. Una que requeriría
esfuerzo y cuidado, pero que de hecho podría incendiarse y barrer a través del mundo.

Y cuando lo hizo, nada sería lo mismo.


“Creo que tiene razón,” dijo Calia. Su voz era más fuerte de lo que había pasado desde que la
conversación había comenzado. No había color en las mejillas, el entusiasmo en su cara. Ella estaba
iluminado desde dentro, como él, por el acto increíblemente audaz de esperanza.

Calia se volvió hacia su amiga. “Yo estaba perdido, Alonsus. Emocional y físicamente y
mentalmente. Me trajiste de vuelta de un lugar muy oscuro. ¿Qué otras maravillas que podría
trabajar de nuevo? Por tanto Renegados y la humanidad?”
“He visto mucha oscuridad”, dijo Faol, y por una vez no era cálido y alegre en silencio. Él
era grave, y las luces en sus ojos brillaba un tono diferente al hablar. “, Mucha oscuridad
Mucho. Hay maldad en este mundo, mis jóvenes amigos, ya veces no se requiere la
corrupción de una fuente externa para prosperar. A veces se tiene en los corazones de la
gente que menos aparentes. Una pequeña semilla de resentimiento o miedo encuentra suelo
fértil y florece en algo terrible “.

“Pero no es el inverso también es cierto?” Presionó Anduin. “No se puede una pequeña semilla de esperanza o la
bondad encontrar suelo fértil así?”

“Por supuesto que puede, pero no estamos hablando de una pequeña semilla”, dijo Faol. “En
primer lugar, la única Renegados se sabe de quién apoyaría tal cosa son yo y unos pocos aquí
en el Cónclave. Puede que no haya muchos otros que haría. Y si hay, entonces debe trabajar
con el líder de la Horda-la Reina alma en pena. Ella puede no querer a su gente a pensar con
cariño de su tiempo como seres vivos. Y por último, ¿hay seres humanos que no sean Calia
quienes incluso desean satisfacer sus, er, familiares o amigos todavía existentes?”

En la expresión abatida del Anduin, el arzobispo Renegados se suavizó. “Lo siento


desanimarte. Pero una regla-incluso una sola sacerdotal debe conocer todos los obstáculos en su
camino. ¿Quieres lo que es correcto, Anduin Wrynn Llane. Y es mi ferviente esperanza de que
esta idea tuya llevará a término. Pero tal vez esa hora no es ahora “.

Anduin no acababa de desplomarse, pero él quería. Se pasó una mano por el pelo y suspiró. "Puede que
tengas razón. Pero es una oportunidad para reunir a las familias. Para conseguir todos nosotros trabajando
juntos para que nosotros no estamos enfocados en tratar de matarse unos a otros. Es una oportunidad para
detener el daño a Azeroth. Esto es importante en muchos niveles!”

“No dije que no estaba de acuerdo con eso.” Faol se quedó en silencio por un momento, pensando.
"Te diré que. Voy a hablar con el resto de los sacerdotes abandonada y obtener sus opiniones. Podemos
empezar a sentar las bases de esta “.

El joven rey se iluminó un poco. "Sí. Esa es probablemente la mejor manera de proceder por ahora.
Pero pausas en la agresión entre Alianza y la Horda parecen ser poco frecuentes. Tenía la esperanza de
aprovechar al máximo de-”

“Su Majestad?” Anduin se volvió para ver sacerdotisa Laurena. Su rostro normalmente
amigable a cabo una expresión de preocupación, y su voz era sombría.
Anduin entró frío. “¿Qué pasa?”
“Es Wyll. Creo que será mejor que vuelvas. Inmediatamente."
GRAMO enn estaba allí para reunirse Anduin y Laurena mientras pasaban a través del portal. La
mirada en los ojos del hombre mayor era como una mano fría alrededor del corazón del Anduin.

“Su Majestad”, comenzó. "Es


él…?"
"No no. Aún no. No soy un sanador, pero creo que no pasará mucho tiempo ahora.”Anduin negó
con la cabeza. No. Todavía había tiempo. La luz estaba con él. “No voy a aceptar eso”, dijo, casi
mordiendo las palabras mientras corría hacia el ala de los criados.

“Anduin,” Genn llamó después de él. Pero el joven rey no quiso escuchar. Aerin. Bolívar. Su
padre. Había perdido demasiados que había importaba. No iba a perder Wyll. Hoy no.

Como era adecuado para alguien con tan alta posición en el hogar, Wyll tenía una habitación
bastante grande. Fue impecablemente ordenado, como el hombre mismo. Había un lavabo con un
lavabo impecable, espejo, y los suministros de afeitar junto con un armario, un baúl de ropa, y una
silla cómoda para leer. Una taza de té y un pequeño tazón de cereales cocidos ahora con el frío se
sentó en una mesa al lado de él.
La única razón por la cama no estaba perfectamente hizo fue que Wyll estaba en ella. El
corazón de Anduin se sacudió dolorosamente. Wyll nunca decir la edad que tenía, pero Anduin
sabía que había tendió al joven Varian Wrynn y había insinuado que podría incluso haber servido
Llane Wrynn, el abuelo de Anduin, cuando él también era joven. Pero en la mente del Anduin,
Wyll no tenía edad.

Había sido viejo desde que el rey podía recordar, pero que siempre había tenido la energía
para mantenerse al día con su joven. Ahora, como Anduin considerado la figura acostada en la
cama, se sentía como si todos los años de Wyll había descendido sobre él a la vez. Su cara
normalmente rojiza pálida, y sus pómulos altos que siempre había le daba un aspecto distinguido
ahora sólo hizo hincapié en las mejillas hundidas. Se acordó de notar que Wyll había estado
perdiendo peso, incluso antes de haber viajado a Forjaz. Había pensado nada de él entonces.
Pero era como si el peso se había derretido simplemente fuera de su cuerpo alto. Se veía
disminuida, más pequeño. Frágil. Anduin sintió un repentino rubor, vergüenza de culpa.

“Wyll”, dijo, y su voz se quebró.


párpados del anciano, delgada como el papel y de pasta azul, se abrieron. “Ah,” dijo, su voz
aflautada. "Su Majestad. Por favor, perdóname si no me levanto. Les dije que no le moleste “.

Anduin agarró la silla y se la pasó a la cabecera de Wyll, tratando de alcanzar la mano nudosa.
“Tonterías”, dijo. “Me alegro que hicieron. Vas a estar bien en un momento. Wyll, has estado allí
para mí durante tanto tiempo como puedo recordar. Anticipándose a mis deseos y necesidades
como por magia. Se ha encargado de toda mi vida. Ahora voy a cuidar de ti.”Él tomó una
respiración profunda y pidió la Luz. A la vez su mano entró en calor.

Pero para su sorpresa, Wyll hizo un ruido suave de protesta y retiró la mano. "Por favor no.
Eso no será necesario “.
Anduin se le quedó mirando. “Wyll ... Yo te podrá sanar. El Light-”“Es una cosa hermosa y bella. Y
te ama, muchacho. Al igual que su padre. Al igual que yo. Pero creo que es tiempo que estaba en
mi camino “.
El estómago de Anduin apretó. Él sabía que no podía restaurar la juventud del anciano. A pesar
de que no creía que tal fue más allá del poder de la Luz, si tal cosa fuera posible, no se concedió a
los sacerdotes u otras personas que utilizan la luz para sanar. pero Anduin podría curar cualquier
enfermedad que estaba chupando la vida de su viejo amigo. Se podría eliminar dolores y molestias
y rigidez. Wyll tenía, aunque de mala gana, le permitió hacer cosas similares en el pasado.
¿Por qué se le niega la ayuda ahora, cuando contaba más que nunca?

"Por favor. Yo ... te necesito, Wyll “, dijo Anduin. Era egoísta, pero era verdad. “No, no lo hace, Su
Majestad,” Wyll dijo muy suavemente. “Ya está todo crecido ahora en un joven bien. Es necesario un
ayuda de cámara, no el sirviente de un niño. He hecho una lista de compañeros de allí que puedo
recomendar “.

Wyll volvió la cabeza blanca y señaló con un dedo inestable. Efectivamente, en la mesita,
había un pergamino enrollado que yacía junto a un libro. Anduin cuenta de que había un
marcador insertado tres cuartas partes del camino a través. Se aprovechó esto y dijo: “Pero su
libro ... que no haya terminado con su historia.”

Wyll rió, sibilancias. “Oh,” logró “está acabado mi historia, me temo. Y ha sido un buen uno,
si me permite decirlo. He llegado a servir bajo los tres reyes-buenos. los justos. Uno que
necesitaba un poco de guía, para estar seguro. Y no se preocupe, no estoy hablando de ti,
muchacho. He tenido un propósito, y el verdadero amor, y sólo lo suficiente peligro para hacer
cosas interesantes “.

Volvió los ojos llorosos en el Anduin. “Pero estoy cansado querido muchacho,. Estoy muy, muy cansado. He vivido
lo suficiente, creo. La Luz el mundo tiene cosas mucho mejores que hacer con ella misma que para sanar los viejos
mal humor que han vivido mucho tiempo, una vida plena “.

No, Anduin pensó. No, no creo que lo haga.


“Por favor, déjame ayudarte,” dijo, tratando por última vez. “Estoy empezando mi reino. Y
he perdido tanto. Tantos."
“He perdido todos”, dijo Wyll casi conversacional. Anduin sabía que el anciano no le estaba
recriminando, pero aún así, se sintió aumento de calor en la cara. "Tus abuelos. Tus padres.
Mis hermanos y hermanas y sobrinos. Todos mis viejos amigos. Y mi amado Elsie. Todos ellos
están esperando para mí. No se puede ver bien todavía, pero lo haré. Sería una gran cosa
para moverse sin dolores y molestias, voy a admitir eso. Pero va a ser una cosa grandiosa
para establecer todas estas cargas hacia abajo y estar con mis seres queridos “.

Anduin no podía pensar en nada que decir. Se preguntó qué era lo que finalmente estaba tomando
Wyll de distancia. ¿Una enfermedad? Podía purgarlo. Un corazón débil o de otro órgano no? Podía
repararlo.
Que pudo, pero había sido prohibido. Sus ojos ardían.
Wyll puso suavemente una mano sobre el brazo del Anduin. “Está bien”, dijo. “Usted va a
ser un rey maravilloso, Anduin Wrynn Llane. Uno de los libros de historia “.

Anduin cubrió la mano con la suya. No llamó a la luz. Que respetaría los deseos de este
buen hombre que había servido a la familia real de toda su vida.

“Me gustaría ser uno mejor con usted asegurarse de que mi corona se sentó justo en la cabeza”,
dijo, recordando su viaje a Forjaz unos años antes, cuando Wyll había tomado un cuarto de hora que
pueden organizar círculo del príncipe.
“Oh, usted darse cuenta de eso,” dijo Wyll.

“Wyll,” Anduin dijo suavemente. “¿Me permitirá aliviar su dolor, al menos?” El viejo criado-el-viejo
amigo asintió. Incluso agradecido por esta pequeña oportunidad de ayudar, para que al menos
algunos débil intento de devolver Wyll por todo lo que había hecho, Anduin pidió la Luz para eso y
sólo eso. Una suave luz dibujaba su mano. La iluminación viajó rápidamente a la mano de Wyll, luego
corrió a lo largo de su cuerpo durante unos segundos, antes de que la quema vivos se desvaneció.

“Oh, sí, eso es bastante agradable,” dijo Wyll. Él se veía mejor. No tan pálida, y la respiración parecía
venir más fácil para él como su pecho subía y bajaba de manera uniforme. Pero el propio pecho del Anduin
era apretada por el dolor.

"¿Que más puedo hacer? Algo de comer, tal vez? Escucho el chef ha perfeccionado algunos
pasteles.”Wyll era tan malo como cualquier niño de seis años de edad, cuando se trataba de dulces.

“No, no lo creo”, dijo Wyll. “Creo que he terminado con eso ahora. Gracias, sin embargo, su
Maj-”
“Anduin.” Su voz se rompió. “Estoy Anduin.”
“Eres bueno a un anciano, Anduin. No debería mantener. Por favor, no te critiques para
esto. Nada es más natural que lo que voy a hacer en breve “.

“Me gustaría estar si me dejas.”


Wyll lo observó. “No había ninguna causar más dolor que tengo que hacerlo, querido muchacho.”

Anduin negó con la cabeza. "No. Usted no lo hará.”No fue una mentira. No exactamente. La
pérdida de Wyll sería devastador si Anduin estaba presente o no.
Pero al menos si estaba aquí cuando el anciano respiró por última vez, Anduin sabría que había
hecho todo lo posible. Se le había negado la oportunidad de estar con su padre cuando murió
Varian. Habían abrazado cuando dejó el rey, y sus palabras el uno al otro había sido amable.
Pero Varian había caído sola excepción de la presencia de los demonios y su asesino, y ni
siquiera su cuerpo podría ser recuperado.

Wyll había ganado el derecho a tener a alguien con él al final. Se había ganado mil veces
más.
“¿Qué tal si usted lee el resto del libro?”, Dijo el Anduin. “Eso sería muy agradable”, dijo
Wyll. “¿Recuerdas que me enseñó a leer?”

Anduin hizo. El recuerdo le hizo sonreír. “Solía ​se molestan cuando usted corregir mi
pronunciación”, recordó.
"No en realidad no. Eras un niño muy leve templado. Usted acaba de conseguir frustrado. Hay una
gran diferencia “.
Un bulto en sí encajada en la garganta del Anduin. Se esperaba que pudiera leer allá de ella. Le debía Wyll que
gran parte, por lo menos. "Todo bien. Leeremos. Deja que te traiga un poco de agua “.

Dio un paso fuera de llamar a alguien y se encontró Genn la estimulación en el pasillo.

“¿Cómo está?”, Preguntó en voz baja Cringris.

Anduin no podía hablar y tomó un momento para recomponerse. “Se está muriendo”,
respondió. “Él no me deja que lo cure.”
“Él dijo lo mismo a Sacerdotisa Laurena cuando le llamaron para mirarlo”, dijo Genn.

"¿Qué? Genn, ¿por qué no me lo dijiste?”


Genn miró desapasionadamente. “¿Habría alguna diferencia para ti?”

Anduin se hundió. “No”, dijo. “Me lo he pedido que voy a tratar independientemente.”

Genn extendió la mano y apretó el hombro de Anduin. “Por lo que vale la pena, lo siento. Y
es su elección. No se puede salvar a todos “.
“Se siente como si no pudiera salvar nadie, ”Dijo Anduin.

“Conozco esa sensación, también,” dijo Cringris. Anduin pensó en lo


el otro rey había soportado y sabía que era verdad. Sólo unos pocos refugiados habían escapado
Gilneas, y fue sólo a través de la bondad de los elfos nocturnos que habían sobrevivido.

El joven rey asintió, su corazón tan pesado como el plomo dentro de su pecho. Tomó un
respiro profundo. “Voy a leer a él por un tiempo. ¿Le importaría tener a alguien traer un poco de
agua y tazas?”
Genn parecía a punto de hablar, y luego asintió. "Por supuesto. ¿Le gustaría que alguien se quede
con usted?”
"No. Estoy bien. Yo sólo ... bueno. Si hay una emergencia, ya sabes dónde encontrarme. Creo que
va a ser pronto “.
El hombre mayor asintió con simpatía. “Voy a alguien fuera de la estación por si acaso. Que está
haciendo una buena cosa, muchacho.”

“Quisiera creer eso.”


“Cuando esté edad o la mina de Wyll, lo hará.”

Las próximas horas se deslizaron por. Wyll se había animado un poco y aceptado un poco de agua, a
pesar de que no permitiría Anduin a inquietarse demasiado por encima de él. Escuchó el libro, que era
una historia sobre los Aspectos de Dragón, y en un principio hizo un par de comentarios. Luego habló
cada vez menos, y finalmente se dio cuenta de Anduin el anciano había quedado dormido.

O tenía él-
Como Anduin se inclinó hacia delante para hacer el pecho Seguro de Wyll aún se movía, los ojos de Wyll
se abrieron. Anduin se dio cuenta en seguida de que Wyll estaba mirando a algo que el rey no podía ver.

“Papá,” murmuró Wyll. "Mamá…"


Anduin dejó el libro y tomó la mano del anciano. Cómo adelgazar la piel fue, cómo se retorció los
dedos, como raíces de un árbol. Sin embargo, hasta sus últimos días, Wyll había completado sus tareas.
Los ojos de Anduin picaron de nuevo como él previó esas manos que se realiza con dificultad las cosas
que él mismo podría hacer tan fácilmente.

¿Cómo si no hubiera dado cuenta de esto? Lo siento mucho, Wyll. No quería ver.

Entonces, de repente, Wyll creció quejumbrosa. “Pero ... ¿dónde está mi Elsie? Había que han muerto,
querida. Si había sobrevivido a la Plaga, habrías encontrado una
manera de llegar a mí. Elsie, ¿dónde estás?”Extendió el brazo, tratando de alcanzar su mujer fantasma.
“No puedo encontrar mi camino sin ti!”
El corazón de Anduin estaba rompiendo. Suavemente, llamó a la luz y puso su mano en la frente
radiante ahora húmeda del anciano.
“Shh,” dijo en voz baja. "Estar en paz. Encontrará entre sí, viejo amigo. Vas a. Cuando el tiempo es
correcto. Pero ahora descansar “.
Wyll parpadeó rápidamente, frunciendo el ceño un poco, y cuando se volvió a Anduin, parecía
que lo hizo reconocer a su cargo. “Anduin? Estás aquí, también?”

"Si, soy yo. Estoy aquí. Yo no te dejaré “.


Wyll acomodó abajo, cerrando los ojos. “Usted fue un niño muy bueno. Fue una alegría teniendo
cuidado de-”Se interrumpió en mitad de la frase. Anduin se mordió el labio inferior.

Entonces el anciano se recuperó. “Dile que siempre me ha gustado sólo a ella. Mi pequeña Elsie con el
pelo rojo fuego. Si la ves. Dile que voy a esperar por ella “.

Se llenaron de lágrimas los ojos del rey. “Por supuesto que voy a decirle. Lo prometo.”Tragó saliva. “Usted va
en este momento.”

"Creo que lo haré. Es realmente muy hermosa,”Wyll suspiro. “Gracias por no mantener con.”

Anduin comenzó a decir algo, pero luego cerró la boca. Podía sentir enlentecimiento del pulso del
anciano ... ... desaceleración oído un suave suspiro de la cama.
Lento ... lento ...

Detener.
GRAMO enn estaba esperando fuera de la puerta Anduin. Cuando surgió el rey,
Genn lo miraba con ojos que contenían demasiados dolores.
“Estoy bien”, dijo el Anduin. No era del todo cierto, pero tenía un propósito, y eso ayudó.
“Necesito que hagas algo por mí.”
"Por supuesto. ¿Qué necesitas, muchacho?”
“Por favor, pregunte sacerdotisa Laurena para preparar el cuerpo de Wyll para el entierro con todos
los ritos debido al modo cerrar un amigo de la familia Wrynn. A continuación, decir a mis asesores para
reunirse conmigo en la sala de mapas en dos horas. Notificar a alta exarca Turalyon y Alleria Windrunner
que deseo su asistencia así “.

cejas espesas de Genn aumentaron a eso, sino que se detuvo justo antes de preguntar por qué. En
cambio, dijo, “Usted no necesita hacer nada por el momento, ya sabes. Tu cabeza-"

“Es claro”, respondió Anduin. “Pero le agradezco su preocupación. Voy a estar en mi habitación que se
preparan para la reunión “.

Se volvió y se alejó antes de Genn podía seguir presionarlo. Él había estado a solas con el
cuerpo de Wyll y su propio dolor durante una hora antes de emerger, y la primera ola de dolor
había disminuido y cresta. Ahora tenía que concentrarse.
Anduin pasó las horas previas al encuentro escribiendo furiosamente y consultar varios tomos, y
luego dijo una oración rápida para calmar a sí mismo y fue a reunirse con sus asesores en la sala de
mapas.
Todo el mundo que había solicitado estaba allí: Genn Cringris, Mathias Shaw, Catherine
Rogers, Alleria Windrunner, y Turalyon. Incluso Velen había viajado desde el Exodar Ser
presente. Cuando Anduin les informó de sus planes, solamente Velen estuvo allí con él.

Rogers, por supuesto, no fue una sorpresa. “Ha estado en Costasur recientemente?” Espetó
retóricamente. “La misma criatura que está negociando con deliberadamente desencadenó la
plaga contra un pueblo de la Alianza! Tenía amigos- familia- ahí. Ahora sólo hay Renegados “.

“Los Renegados no son el azote,” Anduin le recordó. “Algunos de ellos conservan un


sentido de quiénes eran, y ellos pierden sus parientes vivos.”

“No puedo creer que ellos capaz de tales cosas,” replicó Catalina. Anduin volvió a Shaw.
“Maestro espía?”, Preguntó con calma. Shaw asintió. “Su Majestad es correcta. Hace poco, él
me pidió que enviara agentes adicionales a Entrañas. Un órgano de gobierno ha surgido en
ausencia de Sylvanas. Se hacen llamar el Consejo solitario. Tengo razones para creer que la
propuesta del rey de una reunión sería muy bien recibida entre este número. Pero ellos no
representan a la mayoría de los Desamparados “.

Rogers parecía aturdido. Anduin dio un paso hacia ella, suplicándole. “Catherine ... su
familia y amigos ... que podría estar entre el consejo.”
Por un momento, vio algo revoloteo suave en el rostro del cielo del Almirante. A continuación, la mandíbula
apretada, y que cara se puso más duro de lo que nunca lo había visto.

"Son muerto. ”Ella todo escupido las palabras. “Peor que los monstruos muertos-. ¿Cómo se
puede imaginar que me gustaría ver como lo son ahora?”

“Recuerde, Cielo Almirante,” Anduin dijo, su voz todavía tipo, “que hable con su rey.”

Todo el color que había huido de su rostro se precipitó hacia atrás. Ella se inclinó inmediatamente.
“Mis disculpas, Majestad delito si le he dado. Pero los restos arrastrando los pies de mis seres
queridos son los último cosa que yo quiero volver
para ver. Yo prefiero recordar como eran. Viva, sana, feliz y ... humano. ”

“Sin ofender fue tomada, Almirante,” respondió Anduin. “Y su punto es comprensible. Rey
Cringris?”
“Usted sabe mis pensamientos en Desamparados,” gruñó Genn. Su voz era tan áspera y profunda, el rey
mayores, así podría haber estado en su forma huargen. “Estoy de acuerdo con el Almirante. Son monstruos.
Si nos importa en absoluto para nuestros familiares abandonado, que deberíamos estar tratando de darles
muerte verdaderos, no aceptar lo que se han convertido “.

El corazón de Anduin hundido aún más con cada opinión expresada. “Reuniones a menudo puede ser
decepcionante,” dijo Alleria sin rodeos. “Usted no puede saber, pero recientemente Vereesa y me encontré
con Sylvanas. Es ... no fue así “.

“No, no lo sabía”, dijo Anduin, la cepa arrastrando en su voz. Pensó en sus palabras a
Valeera: Parece cada día que pasa se reduce el número de personas a las que se puede
confiar. “Tal vez le importaría que me ilumine.”

“Nos encontramos sólo para ver lo que quedaba de nuestros lazos familiares”, dijo. “Te diré
más si lo desea. Pero basta con decir que no iba a poner mi fe en ella, Anduin Wrynn. Ha pasado
demasiado tiempo en la oscuridad, y se ha comido lo que queda de la hermana que tanto
amaba.”Su voz era fuerte, sin embargo, se estremeció ligeramente. A pesar de todo lo que había
sucedido a ella, a pesar de su familiaridad con el vacío preocupante, era obvio que Anduin que
seguía siendo capaz de amor profundo. Ella era todavía Alleria. Y el fracaso de la reunión de las
tres hermanas le había herido. No es un buen augurio para su plan para convencer a este grupo
de la fuerza de los lazos familiares.

“Tampoco confío en los cerebros de pudrición plagado de los Desamparados sean capaces de distinguir
al amigo del enemigo si se encontraron cara a cara con sus antiguos seres queridos”, continuó Alleria. “Yo
aconsejaría contra este camino.”

“A medida que iba a hacerlo,” dijo Turalyon, sorprendiendo Anduin. Más que la mayoría, el paladín
entiende el poder de la luz y cómo podría cambiar las mentes y los corazones. incluso se había
hecho amigo y luchado junto a un demonio que había sido infundido con la Luz. “Os pido como un
táctico: ¿Usted realmente desea arriesgarse al fracaso? Se podría empezar una guerra. Si tan sólo
una de las jugadas Renegados y mata a un Miembro-Alianza”

“Infierno”, resonó Genn, “si uno de los miembros de la Alianza estornuda demasiado
en voz alta, tendríamos guerra. Es demasiado arriesgado, Su Majestad.”Se calmó antes de
continuar en voz más baja. “Luz sabe que su corazón está en el lugar correcto. Y es un corazón
más generoso grande que la mía. Pero hay que ser un buen rey, así como un buen hombre “.

Valeera había dicho algo similar. Anduin sabía la verdad de las palabras, sin embargo, él también
tenía que ser fiel a sí mismo.
Genn continuó. “Tenemos más que suficiente para mantenernos ocupados y sin dormir por la noche
con duendes, Azerite, y un mundo dañado. No empecemos una guerra convencional sobre, qué-un
total de unas pocas docenas de personas? Ganamos tan poco y parados para perder tanto “.

“Estamos para ganar la paz”, se oyó la voz tranquila de Velen. “Las acciones de unas pocas docenas
... gente, ”Rogers y pronunció la última palabra en un tono ligeramente estrangulada,‘no determinan la
paz’.

“No”, dijo Anduin. “No en ese momento, tal vez. Pero con el tiempo. Si esto va bien”

"Si," Cringris enfatizó.


Anduin le lanzó una mirada penetrante. “Si esto va bien”, repitió, y agregó, “y yo creo que
va, esto podría plantar una semilla. Si estas pocas personas pueden encontrar un terreno
común, por qué no cien, o mil, o diez mil, o más?”

Consciente de que las emociones negativas corrían alta y amenaza con eclipsar otros
factores, intentó apelar a sus mentes tácticas. “¿Por qué Sylvanas comenzar abiertamente una
guerra? Ella tiene mucho que perder y poco que ganar. La Horda está preocupado con las
mismas preocupaciones que enfrenta la Alianza: Cómo recuperarse de la devastadora guerra
con la Legión. Cómo curar a Azeroth y cómo mantener Azerite caigan en manos de la
oposición. ¿Crees que ella quiere pelear otra guerra abierta con todo lo que pasa?”

“Siempre hay un plan con el alma en pena”, dijo Genn. “Ella siempre los pasos por delante de
nosotros.”

“Entonces vamos a trabajar a cabo los mismos pasos de nosotros mismos. En ningún escenario
funciona la guerra abierta a cualquiera de la ventaja de la Horda o de la Alianza “.

“Que nosotros sepamos,” dijo Alleria. “Y hay mucho que ninguno de nosotros sabe de
Sylvanas y cómo piensa.”
“¿Hay alguno de los presentes que cree que desearía que el daño llega a los Renegados?”
Desafió Anduin.
Había silencio.
“Los Renegados son sus personas. Sus creaciones. Su niños en cierto sentido. Hemos visto montañas
de evidencia de que ella está tratando de salvarlos, para encontrar medios para prolongar su existencia “.

“Como he dicho antes, que quiere hacer más de ellos matando nos, ”Dijo Genn. “¿Y si se considera
que estos seres humanos podrían ser susceptibles de convertirse a sí mismos abandonado? Podrían
estar con sus seres queridos para siempre de esa manera “.

“Para que pudiera matar a nuestra gente, contratar a un par de docenas de nuevo Forsaken- y entrar
inmediatamente en una guerra. Esa es una excelente táctica.”Anduin intentó, pero no pudo evitar el
sarcasmo de su voz.
Genn cayó tristemente en silencio. Anduin miró uno por uno. “Soy consciente de que esto
podría ser contraproducente. Los Renegados podrían encontrarse envidia de los vivos, lo que
podría consolidar una actitud moderada en uno celo. Lo mismo podría decirse de la parte de la
Alianza. Ellos pueden encontrarse rechazados por la gente que alguna vez amaron y se vuelven
más decidido que nunca a destruir los Desamparados. Pero creo que se merecen la oportunidad
de averiguarlo. Tanto los seres humanos y los Renegados “.

Los halcones en el grupo de pie con los brazos cruzados y sus labios apretados. Estaba
claro para ellos que la mente del Anduin estaba hecha. A pesar de que le superaban en número
de cuatro a dos Shaw parecía tener ningún lado que conocían este encuentro procedería.

Genn intentó una última vez. “Creo que los otros necesitan saber lo que hago”, dijo, no sin
amabilidad. “Que ha perdido su viejo amigo hace tan sólo unas horas. Me dijiste Wyll había
querido ver a su esposa, que murió a Lordaeron. Estás haciendo esto por él, y entiendo por
qué quiere. Pero no se puede poner en riesgo vidas inocentes sólo para sentirse mejor “.

“Tienes razón en parte, Genn,” dijo en voz baja Anduin. “Estaría mintiendo si te dijera que no lo
deseo de todo corazón que Wyll y Elsie habían podido verse de nuevo. Es demasiado tarde para
Wyll, pero no es demasiado tarde para los demás “.

Se puso las manos sobre la mesa de mapas y se inclinó hacia delante. “Si Sylvanas responde con
términos que son aceptables para mí-términos que creo que proteja adecuadamente los ciudadanos de
Ventormenta-esta reunión será tener lugar. yo
esperar que todos ustedes que aceptarlo y dar vuelta a su atención a seguir mis órdenes para
asegurarse de que todo va según lo planeado. ¿Ha quedado claro?"

Asiente con la cabeza y algunos murmuraron “Sí, Sus Majestades fueron” alrededor de la mesa. "Bueno. Ahora vamos a

empezar nuestra preparación “.


S apphronetta Flivvers despertaron con dolor.
El gnomo fue golpeado y maltratado, y sus manos y pies estaban atados con seguridad. Ella los
flexionado, teniendo en cuenta que todavía tenía una buena circulación, y comenzó a evaluar su
situación actual.
No era prometedora. Estaba tumbada boca abajo con algo caliente, y podía sentir los
músculos tensar y contraer debajo de ella y escuchar el lento batir de alas. Grifo? No; alas de
plumas sonaba diferente cuando vencieron. Wyvern.

Ella había sabido que su equipo estaría dirigido. Por eso habían reforzado la seguridad. Saffy
sintió una punzada terrible para sus amigos y para los centinelas que habían sido asignados para
ayudarles.
Que un ataque había llegado apenas era un shock. Pero ¿por qué había sido autorizado a sobrevivir?
La Horda, por supuesto, no era aficionado a cualquiera de las razas de la Alianza, pero tenían poco uso, en
particular para los gnomos. Sin embargo, allí estaba ella, no sólo salvó pero tomada. Secuestrado!

Ella trató de recordar las palabras exactas que había oído: Kezzig, que es una dama gnomo!

Sí, y voy a perforar el salón-oh. Tal vez ella no es la correcta.


Ella se ajusta a la descripción perfectamente. Sabes las reglas. Sí, sí,
reglas estúpidas.
Habían llegado a matar a los miembros de la Liga de Expedicionarios y sus protectores; eso
era evidente. No habían estado buscando para ella, pero para alguien que se parecía a ella, y
querían la “dama gnomo” vivo. Si tan sólo pudiera averiguar lo que buscaban, ella podría ser
capaz de engañar a su camino a la seguridad y la oportunidad de escapar.

Saffy no podía sentir el peso cómodamente familiar, agradable de su cinturón masiva herramienta.
Obviamente, que se habían llevado. Fue una pena les gustaría poner cuerdas en su lugar de cadenas
cerradas, porque estaba bastante seguro de que no se habían eliminado las horquillas. No había nada
que pudiera usar como arma, y ​alguien tenía que estar sentado cerca de ella para asegurarse de que el
gnomo se habían ido a todo este esfuerzo para secuestrar a no caerse en pleno vuelo.

URF. Ahora había un pensamiento. Saffy detuvo incluso su ligero retorcimiento y todavía
estaba, pensando furiosamente. Tendrían que aterrizar, y que tendrían que sacarla de la bolsa
en la que se la había tirado. Ellos deben querer algo de ella o quien ellos pensaban que era,
pero no podía imaginar ...

Oh espera. Sí, que podía. Podía imaginarlo muy bien. Habían estado en Silithus, y sabían que
había duendes en vigor. Goblin actividad significó una de dos cosas: el beneficio o la tecnología.
Bueno, está bien, tres cosas: la ganancia, la tecnología o la minería. Bueno, no hay ganancia: la
gente, la tecnología, minería, o apabullantes.

Y duendes también significaron ...

Oh, vamos, Saffy, se dijo. Hay una gran cantidad de duendes en el mundo. Las probabilidades de
que lo que está pensando es de aproximadamente 5.233.482 a
1. Alguien tendría que conocer su ubicación, y-
Oh querido. Ellos no tienen que conocer su ubicación. Fueron secuestrando cada “dama gnomo” se
encontraron con que ajustarse a la descripción.
El wyvern aterrizó con un golpe. Saffy comenzó a deslizarse fuera y no pudo reprimir un jadeo. A
continuación, la bolsa que encajona la estaba bruscamente arrastrado al monte, y dejó escapar un Saffy Fuera de
la oficina mientras ella se arrojó en un hombro huesudo.

Oyó zumbido, zumbidos, pitidos y sonidos conversación ahogada en, como se esperaba,
Goblin. Un lenguaje que había recogido hace mucho tiempo, cuando había sido joven y y-
inocente
Estúpido. Vamos, admitirlo, Saffy. Estúpido.
No pudo hacer que la mayor parte de lo que decían, pero ella cogido suficiente: ... muerto ...
... llevarla mejor la pena ... saber qué hacer.
Su corazón se aceleró. No. No puede ser. Las probabilidades eran- Ella se
dejó caer sin ceremonias en el suelo.
“Ella mejor que sea bueno,” vino una voz del pasado de Saffy. Una voz unida a un duende que
despreciaba con cada fibra de su ser. Un duende había esperado nunca se tiene que poner los ojos
en el resto de su vida.
Ella debe permanecer en silencio. No le dé ninguna gratificación. Pretender cooperar con lo
vil, despreciable esquema que estaba planeando.
La bolsa se abrió, y ella parpadeó, momentáneamente cegado por la luz. manos ásperas la
agarraron por los brazos y la sujetaron como un cuchillo aserrado a través de sus cuerdas. Luego fue
llevada a ponerse en pie.
“Hey, hey, ¿qué hiciste con ella?”, Fue la voz detestado. “Su cara es todo-”

Con un rugido de furia alimentada por años de cocer a fuego lento resentimiento, Saffy consiguió
hacerse libre de los dos matones a cada lado y lanzar a sí misma como una mini-cohete, con el
pelo de color rojo vivo, a su archienemigo.
El símbolo de la miseria, frustración y rabia.
Ella tuvo la satisfacción de ver sus diminutos ojos se abren con horror conmocionado y sus
grandes manos nudosas vienen hacia su rostro.
“Usted mentira, manipuladora, perezoso, horrible, que no es buena, sucio ¡desgraciado! ”Saffy
gritó, sus manos, dedos formados en garras, extendidos a sacarle los ojos.

Trágicamente, los matones de su llegaron justo antes de que ella fue capaz de arañar ocho surcos
perfectos en esa cara verde feo. Un trapo recubierto con material de que sabía lo que falta se metió
en su boca, y ella estaba atado de nuevo.
¿Podría alguna vez aprender a conseguir su temperamento bajo control? Aparentemente no. Por
otra parte, esto era Grizzek. Se merecía todo lo que podría lanzar en él. Sólo la idea hizo
retorcerse con furia impotente.
“Usted cambia de opinión, nos ocuparemos de ella,” el más grande, burliest uno dijo.

“No hay necesidad, Druz”, dijo el cobarde odiado. “Ustedes SCRAM. Tengo esto.”Saffy continuó a

retorcerse como Grizzek mostró los matones a cabo.


“Hola, Saffy! Hola, Saffy!”
Que no podía tener, pero lo había hecho. Allí estaba, la hermosa exquisita loro, ella había
creado. Oh, si pudiera liberarse para dos minutos-
“Lo siento, te hacen daño. No se suponía.”
“Mmmphh mhphfmpp oo?” Repitió con incredulidad, y luego se lanzó a una serie de
hermosa, pero lamentablemente ininteligible maldición.
“Lo curioso es que el grupo estaba ni siquiera buscando. Eran después de sus amigos. L-lo
siento por eso, también, chico.”
Pero no lo sientes me hubieran secuestrado! ella trató de decir. Todo lo que surgió fue más
ruidos amortiguados.
“No, no me siento por eso. Además,”dijo, moviendo la cabeza, esos grandes feas orejas
aleteo ligeramente con el movimiento,‘loco como suena, creo que por el momento todo esto
acabe, no vas a ser lo siento bien.’
Él hizo una mueca ante sus negativas este momento. “Usted guarda en el estilo, que no vas a haber dejado
ninguna voz.” Se detuvo. “Lo cual, considerando todas las cosas, puede que no sea una mala idea.”

Se mordió en el trapo de sabor horrible, con los ojos disparando dagas con la mirada. Después de su
respiración se calmó un poco, Grizzek se acercó y se desató la mordaza, manteniendo sus grandes dedos
alejados de pequeños dientes afilados de SAFFY.

Se miraron el uno al otro. “Aw, Saffy. Tengo que decir, es bueno verte de nuevo “.

“El placer es todo suyo,” rompió Saffy. "¿Extráñame?"

"Sí. Repetidamente. Como se recordará, mi Rayo explosiva 3000 fracasó cada vez que apunté “.

“Te dije que ese pedazo de basura no funcionaría.”

“Ahh, miel, te odio, también. le diga qué “, dijo el gnomo,“desatarme, me da comida y agua y
mi espalda loro, y voy a salir y no informar a las autoridades.”Por supuesto, lo haría. En un
minuto Gadgetzan, que lo haría. Asumiendo que no había ningún “autoridades”, dondequiera
que estuvieran.

“No se puede hacer eso, Punkin”, dijo, sacudiendo la cabeza. “Y no es su loro.”

"Es asi que mi loro!”


“No, nosotros lo hicimos juntos. Vamos,”dijo, casi dolido,“tienes que recordar eso. Fue
nuestro primer aniversario presente el uno al otro “.

También había sido su pasado. Saffy no quería pensar en lo loco en el amor que había estado con
el Mook verde. Bien, se corrigió, simplemente una locura, por lo menos.

"Además. Sólo espera a su sombrero aquí por un minuto y vas a entender.”

“Sus matones tomó mi sombrero!”, gritó tras él mientras caminaba hacia fuera. Su hermoso sombrero de
explorador, dado a ella expresamente para esta misión.

“No son mis matones”, dijo. “Ellos nunca han lastimar ya si hubieran sido mis matones. O sus
amigos. Usted sabe que yo no trabajo de esa manera, Punkin “.
“No me llames así!” Ella se tensó contra las cuerdas con toda la fuerza de su pequeño cuerpo, pero
los nudos eran buenas. Por supuesto, los nudos eran buenas. Estamos en Tanaris, por el océano.
Todo el mundo es un marinero. Incluso los matones.

Tenía sed, hambre, recalentado, quemada por el sol, y agotado, y se dejó caer contra sus
ataduras.
“Aquí,” Grizzek dijo casi con suavidad, y tomó una de las manos que fueron atadas a la
espalda. Saffy retorció con furia, pero él puso algo en su palma y cerró los dedos sobre ella.

Ella abrió la boca una vez. El dolor en su cara quemada por el sol, magullado alivió. Su boca ya no
estaba seca ni tampoco su estómago estruendo por la comida. Se sentía alerta, fuerte, agudo. Su mirada
se posó en el loro.

“Hay alrededor de cinco diferentes cosas que puedo hacer para mejorar las plumas si me
das una llave ArcLight, tres conjuntos de tuercas y tornillos, y un buen destornillador,” anunció.
Y luego parpadeó.
¿Cómo había sabido que?
Grizzek le soltó la mano. Mantuvo su puño fuertemente cerrado alrededor ... lo que fuera que
había presionado contra su palma.
Se movió detrás de ella, sentado en la única silla, observando su reacción. “Es algo,
¿verdad?”, Dijo, su voz suave y llena de reverencia.

“Sí,” ella respiró, como asombrado como él.


El silencio se extendió entre ellos. Entonces, finalmente, pidió Saffy, “¿Cuál es
¿eso?"

“El jefe dice que se llama Azerite,” dijo Grizzek.


Azerite! La misma sustancia que había sido puesto en ese terrible desierto para analizar. Ahora Saffy
entiende por qué. Su cerebro estaba en llamas, pero la calma, no frenético. Este material era increíble.

“En realidad, lo que el jefe le llama realmente es 'Mi Camino a la Sentencia Azeroth con una gran cantidad de
estatuas para mí Glorioso.' ”

Saffy recordó bruscamente una de las cosas que le había dicho a ella mientras ella estaba
gritando y luchando para escapar. No son mis matones, el dijo. Lo que significaba que eran
matones de otra persona. Que significa…
“Oh, Grizzek,” dijo ella, horrorizada. “Por favor, dime que no está trabajando con ese monstruo verde feo,
con el sentido de la moda terrible!” Ella hizo una pausa. “Eso podría aplicarse a una gran cantidad de
duendes, en realidad. Lo que quería preguntar era-”

“Sé lo que quieres decir”, dijo, bajando la cabeza y no mirarla a los ojos. “O, más bien, que
se refería a ti. Y si."
“Jastor Gallywix?” Él asintió
miserablemente.
“No creo que nunca he estado más decepcionado de ti. Y eso es mucho decir “.

"Mira. Él vino a mí con esta materia. Tienes una idea de lo que puede hacer. Está de acuerdo en
dejar a decidir lo que hago, lo hago, y lo más importante, cómo se utiliza. Y que me ha dado todo lo
que he pedido para el suministro a gota con el fin de comprenderlo, refinarlo, y hacer sorprendentes,
invenciones fantásticas con él “.

“Todo, ¿eh? Supongo que eso explica por qué me has secuestrado.”‘Punkin, I-’

Ella sacudió su cabeza. "No. Lo entiendo. Yo ...”Ella saliva. Tragar su orgullo era difícil. “Yo podría
haber hecho lo mismo. Podría tener. Probablemente no. Pero yo
podría tener."
Sus ojos se abrieron con una expresión de gratitud, y sus orejas inclinadas ligeramente con
alivio. “Entonces ... ¿me ayudas?”
"Te ayudare."
“Aw, Punkin, hemos hecho un infierno de un equipo de vuelta cuando,” dijo. Ella sonrió. "Sí. Lo hicimos.

Es una pena que nos casamos y arruinado todo


ese."
“Bueno, no está casado ahora, por lo que decimos, vamos a ir a trabajar.” “Tienes que

desátame primero”.

"¿Oh? Sí, claro, por supuesto.”Se deslizó de la silla, tratando de alcanzar un cuchillo con una
mano, y corrió detrás de ella. Sus bonos se cortaron libre para la segunda vez aquella mañana.

Aunque tarde, se detuvo. “Usted ... lo que significa, ¿verdad? No me vas a Clonk con algo y
huir con plumas?”
La idea se le había ocurrido, pero no Saffy voluntarios que bit de información. No, ella
estaba en esto para el largo plazo. Cualquier cosa que pueda hacer lo que este Azerite podía
hacer era algo que quería un papel en el desarrollo. ¿Qué vehículos, lo que aparatos y
baratijas, lo artilugios que podían crear!

"No. No voy a hacer eso.”Ella se puso de pie con tanta facilidad como si no hubiera pasado demasiado tiempo
en un saco de arpillera que son trasladados a través del continente. “Pero tengo una condición.”

"¡Cualquier cosa!"

“Cuando hemos terminado, consigo las plumas.”

Hizo una mueca, y luego tendió la mano. Ella abrió su pequeño uno rosa, ver el destello de
oro-azul suave de Azerite, y luego se encuentra entre sus dos manos mientras se estrechaban
en él.
V ellcinda no perdió el sueño.
No se había dado cuenta hasta después de su muerte cuánto tiempo se había perdido con los ojos
cerrados y su cuerpo todavía. Hay un viejo dicho, “Un montón de tiempo para dormir en la tumba”, pero
que había encontrado la realidad sea exactamente lo contrario. Había dormido demasiado cuando vivía:
todo un tercio de la vida, lo extraordinario. Ahora que estaba un abandonado, que había hecho todo lo
posible para que la mayor parte de lo que ella, con lo que quedaba de la incorregible optimismo que
había tenido en la vida, con firmeza vista como una segunda oportunidad.

Había sido un sirviente cuando murió. Así que, por supuesto, cuando Vellcinda “despertó” como
Renegados, el primero que hizo, mientras su mente se convirtió poco a poco acostumbrado a su
nueva realidad, era servir. Era lo que mejor conocía. Había sido amable y paciente con los que
habían despertado aterrorizado y desorientado y había ayudado a enterrar a los que se había negado
oscuro regalo de Lady Sylvanas.

Una parte de ella entiende la negativa. ¿Quién de ellos no había sido confundido y asustado
para despertar a la vista de su propia descomposición de la piel? Nadie con dos dedos de la
izquierda, que era quién. Y, por supuesto, algunas de las pobres no tienen ni la mitad de un
cerebro.
Vellcinda parecía haber sido uno de los afortunados que había despertado con sus mentes
completamente intactas, muchas gracias, y había resuelto con firmeza para poner a buen uso.

Ella perdió a su marido, y al despertar, ella había querido buscarlo. Había estado en
Ventormenta, y Vellcinda había estado en Lordaeron, visita familiar, cuando murió. Ella había
estado en el castillo cuando había regresado a Arthas. Había esperado a echar un vistazo al
paladín amada y su regreso triunfal, pero había sido pegado a trabajar en las cocinas mientras
marchaba a través de una lluvia de pétalos de rosa en la sala del trono. Pero ella había estado
dentro del rango de lo que se desarrolló inmediatamente después de Arthas comprometido
tanto el parricidio y el regicidio con un solo golpe de una espada profano.

Su amado se había librado de eso, y se alegraba de ello. Otros le dijeron que intenta
comunicarse con él sólo conduciría a la angustia para los dos. El creía muerta; y al final,
Vellcinda había decidido que era mejor así. Era un hombre bueno, amable. Se merecía
encontrar una mujer que vive con el amor.

Muchos otros Renegados, tales como su amigo y compañero gobernador Parqual, parecía
perder sus seres queridos tanto como lo hizo. Otros parecían tibia, y todavía otros no les importa
en absoluto. Algunos incluso ... mal. Lo que había sucedido, a ella, a ellos, a personalidades tan
diferentes y modos de pensar? Fue uno de los misterios acerca de ser abandonado.

Ella no tenía ningún recuerdo de su tiempo como un ser sin sentido, y que era una buena cosa.

A medida que se desarrollaban los años, sin embargo, Vellcinda se cansó de servir. Pero su cerebro era casi
tan fuerte como lo había sido siempre, y Vellcinda comenzó a querer aprender, para lograr, en lugar de
simplemente hacer por los demás.

Dirigió su naturaleza verdaderamente atenta hacia la mejor manera de cuidar el, ah, único desafíos
de ser un cadáver activo, sensible. Lesiones, por ejemplo.

“Vamos,” le diría a los heridos, “Forsaken carne no va a curarse a sí mismo, ya sabes!”


Costura; injerto en nuevo músculo, tendón y la piel; y pociones mágicas eran las opciones abiertas
a su pueblo en lugar de simplemente limpiar una herida, vendajes, y confiando en la capacidad
innata del cuerpo para repararse a sí mismo.

El tiempo dedicado a la reparación de carne no-muerta físicamente finalmente llevó a un deseo


para estudiar con los boticarios. Aunque Sylvanas poner la mayor parte de ellos para trabajar en
venenos, Vellcinda estudió maneras de mantener a los Renegados activa y saludable, mental y
físicamente.

Se dio cuenta de que algunos de los heridos parecían ser más miedo de morir ahora de lo que
había sido cuando vivían. Mientras inspeccionaba el ajuste de una nueva mano sobre el brazo
derecho de un herrero-un accidente con acero fundido había hecho el trabajo por debajo de su
original de una que había dicho a ella: “Siempre me pone nervioso a entrar aquí.”

“¿Por qué es eso, querido?” Vellcinda no había sido terriblemente edad cuando ella había muerto. Un joven de
sesenta años, que siempre había dicho. “Estoy mucho menos aterrador que el doctor Halsey.”

El herrero, Tevan Whitfield, había rió, un sonido áspero, hueco. “Eso es cierto. No, quiero
decir ... cuando estaba vivo, me sentí inmortal. Yo no cuido, y yo estaba un poco imprudente.
Ahora yo a.m inmortal, técnicamente. Pero debido a una lesión es el único que puede poner en
peligro que, de repente estoy consciente de cómo es frágil carne “.

“La carne siempre ha sido frágil.” Ella inspeccionó la mano. Se había cosido en bien. Se dio
cuenta de nuevo que no tenía callos, ni fueron los músculos fuertes. El dueño anterior de la
mano del herrero Tevan llevaba ahora había sido probablemente algún tipo de artista o
animador.
Ella golpeó la palma carnosa de la mano suavemente con sus huesos índice. "¿Puedes
sentir eso?"
“Sí”, dijo.
“Excelente.” Ella lo observó desapasionadamente. “Debo hacerle saber que esta mano no será tan fuerte como la
que estamos acostumbrados.”

“A las pocas semanas de martilleo se hará cargo de eso.”

Vellcinda le dio una mirada compasiva. “No, querida,” ella dijo suavemente, “no lo hará. No se
puede crecer el músculo más “.
Su cara cayó. No literalmente. Su rostro no se había deteriorado mucho a todos. Era, de hecho, bastante
guapo para un Renegados.

“Vuelve si no se puede utilizar de forma adecuada”, dijo. “Vamos a ver si no podemos encontrar una mejor
para usted.” Ella acarició la mano con suavidad.

“¿Ves?” Tevan había dicho. "Esto es de lo que hablo. Con el tiempo, sólo tendremos que usamos
nosotros lejos ... “.
“Eso es lo que sucede en la vida, también,” Vellcinda le recordó enérgicamente. "Nosotros
No todos pueden ser bonitas, cosas casi-inmortales como elfos. La actitud correcta es que tenemos que
aceptar lo que tenemos y estar agradecidos por ello. Usted y yo y los otros están aquí. Y eso es una
cosa preciosa. Nada dura para siempre, y si morimos y no podemos volver, así, hemos tenido una
segunda oportunidad, y eso es más que muchos han tenido “.

Tevan sonrió. Con su cara intacta, era una expresión agradable. Vellcinda no tenía la
modestia falsa sobre su propia cara, que era un poco peor para el desgaste de ser un vago
perezoso en su tumba durante tanto tiempo. Había estado normal, incluso como un ser vivo,
humano respirar. Su marido siempre había dicho que era hermosa para él, sin embargo, y ella
lo creía.
Eso era lo que era el amor, ¿verdad? Ver con el corazón y no los ojos y la búsqueda de la
belleza allí.
“Tienes razón,” dijo el herrero. “No creo que he pensado en ello de esa manera. He elegido para
recibir el regalo. Sé que otros no lo hicieron. En ese momento, yo les pareció tontos. Pero ahora me
pregunto. Sé Lady Sylvanas está tratando de encontrar maneras en que podemos continuar nuestra
existencia. Pero lo que si no estábamos destinados a?”Hizo un gesto a su nueva mano fina noncallused.
“¿Cuánto debemos hacer, hasta dónde debemos ir, sólo para seguir existiendo?”

Vellcinda había sonreído. “La bondad, por un herrero, sus pensamientos son bastante
filosófico”.
“Tal vez sea mi nueva mano.”
Tevan había sido el primero con el que Vellcinda había llevado a cabo esa discusión, pero no
sería la última. Una vez que la idea había entrado en su cabeza, Vellcinda descubrió que no podía
dejar de pensar en ella.
Ahora, meses después de esa conversación, el líder del Consejo Desolado quedó en la sala del
trono de la Ciudad Subterránea, en el lugar donde Sylvanas había permanecido durante tanto
tiempo hasta que ella había dejado de dirigir la Horda. Al lado de Vellcinda en la parte superior
tarima fueron los otros cuatro miembros principales del Consejo de Gobierno, que fueron llamados,
simple y lógica, los Gobernadores. En el segundo paso, justo por debajo de ellos, eran los siete
conocidos como los ministros, que pondrían en práctica las políticas de los Gobernadores crearon.
En la parte inferior fueron los que Vellcinda pensó eran en realidad los más importantes miembros
del consejo: los diez oyentes. Todos los días, que podría reunirse y hablar con aquellos de los
Desamparados que tenía preguntas, comentarios o quejas acerca de cómo rige el liderazgo.
Informaron directamente a los Gobernadores. A pesar de todo ciudadano de la
Entrañas estaba libre que pare a cualquier miembro del consejo, incluyendo el primer
gobernador, Vellcinda sí misma, los oyentes eran más fácilmente disponibles.

Hasta el momento, las cosas parecían ir viento en popa. Vellcinda miraba hacia la multitud
calma que llenó la sala a rebosar y continuó exterior. Ella era muy satisfechos. Hoy en día,
más que nunca, que tenían que estar juntos, trabajar juntos, para el mejoramiento de todo el
mundo hasta su Dama Oscura regresó.

Hoy estaban sosteniendo un servicio para los Renegados que habían experimentado su
última muerte, luchando contra el mal aterrador de la Legión Ardiente. Vellcinda había hablado
con el campeón de la Dama Oscura, Nathanos Clamañublo, en su reciente visita a la Ciudad
Subterránea y le había implorado a persuadir a Sylvanas volver.

“Sé que tiene muchas responsabilidades,” ella le había dicho. “Pero sin duda se puede pasar unas
horas con nosotros. Por favor, dile que para la ceremonia estaremos llevando a cabo para aquellos
que voluntariamente aceptó la muerte en nombre de la Horda. Ella no tiene que permanecer mucho
tiempo si sus deberes la llaman, pero significaría mucho “.

Nathanos había dicho que iba a llevar el mensaje. Pero no había habido ninguna señal de que
Sylvanas vendría.
Esperó unos instantes más por si acaso. Los Desamparados en la multitud esperó
pacientemente, como siempre lo hacían. Por último, su líder suspiró.
“Supongo que todos quieres que hable”, dijo Vellcinda. “Así que voy a tratar de decir algo.
Perdóname si me aclaro la garganta un par de veces; estamos muy familiarizados con ese cosquilleo
del licor!”
Eso provocó algunas risas, ronca y gutural. Vellcinda continuó. “Quiero reconocer primero
nuestros amigos que hicieron el viaje para estar aquí hoy. Veo elfos de sangre, y los trolls y orcos,
e incluso un par de duendes y pandaren. Gracias por estar con nosotros en honor a los caídos de
entre nuestros números menguantes usted. Estoy particularmente agradecido por todos los tauren
por ahí. Si no fuera por ti, que podría ser todos extintos “.

Hubo representantes de todas las razas de la Horda allí, pero vio más que cualquier otro
tauren. Fue gracias a los tauren que los Renegados había sido admitido en la Horda. Vellcinda
estremeció al pensar en lo que habría sucedido a su gente, sin que la protección.

“Aun así, con la excepción de nuestros amables amigos que están aquí con
nosotros, me temo que es, por desgracia, exacto decir que muchos de los que viven todavía no nos aceptan. Y
estas personas parecen pensar que debido a que ya hemos estado muerto, que realmente no se preocupan por la
vida, o lo que sea que elija para llamar nuestra existencia. Parecen pensar que debemos sufrir menos cuando los
de nuestros números perecen. Bueno, son lisa y llanamente equivocado. Nosotros hacer cuidado. Nosotros hacer

afligirse.

“Nuestra reina es la caza de una manera de aumentar nuestros números al traer de vuelta a los caídos de
entre los muertos. Hacer más Renegados. Pero lo que los de Estados Unidos se reunieron hoy aquí realmente
deseo de ella es saber que ella valora los Desamparados que ya tiene. No sólo a nosotros como su gente-que
por supuesto que somos, sino como individuos. Para aceptar que algunos de nosotros estamos satisfechos con
sólo una segunda oportunidad y podría no querer una tercera o una cuarta pero la última muerte en su lugar.

“Estamos aquí hoy, pensando en los que experimentó su último muerto. Se han ido,
completamente. Su sangre no fluye en las venas de sus hijos y de las generaciones, al menos
no siempre generaciones que van a vivir aquí e interactuar con nosotros. Los Renegados se
pierden, sino que también están en paz. Reunidos en el pasado con sus seres queridos en la
vida. Honremos su pérdida por no olvidar nunca sus nombres. Quiénes eran. Que hicieron."

Vellcinda se armó de valor. "Yo iré primero. En este día, recuerdo Tevan Whitfield. Era un
herrero, y él me dijo una vez que él era más miedo a la muerte como un Renegados de lo que
había sido como un hombre vivo. Y sin embargo, cuando se le pidió servir, así lo hizo. Hizo las
armas que permitieron a otros a luchar contra el enemigo. Se reparó la armadura cuando fue
dañado como remendamos cuerpos cuando están dañadas. Se enfrentó a su mayor temor y
perdió esa apuesta. Voy a recordar siempre, Tevan. Eras un buen amigo “.

Ella asintió a Parqual Fintallas, que estaba de pie junto a ella. Se aclaró la garganta y comenzó a
hablar de una mujer que había sido un guerrero en la vida y en su muerte viviente, hasta que su cuerpo
había sido cortado en pedazos por un atracador vil. Los recuerdos se extienden como las ondas de un
estanque. En primer lugar de los que estaban en el estrado, luego los ministros, y luego los oyentes.
Luego, uno por uno, los miembros de la multitud, también, comenzó a hablar.

Así que muchos de ellos habían perdido a sus familias en ese lejano día terrible, cuando había
regresado a Arthas, que era raro ver a uno intacto. La mayoría Renegados había hecho nuevas familias
de las uniones realizadas con aquellos a quienes
Nunca había conocido en la vida, pero que eran tan importantes.

Como escuchó Vellcinda, sosteniendo su amigo Tevan en sus pensamientos, ella estaba triste, pero
estaba contenido. Todo estuvo de duelo, pero nadie lloró. Nadie arremetió contra la injusticia. Pero lo
más importante para ella era que nadie estaba enojado. Ella había llegado a creer que la ira no era
bueno para los Desamparados. Muchos ya no estaban pensando muy claramente, con sus cerebros
por lo general siendo podrida en un grado u otro. En lo que se refiere a Vellcinda, rabia apenas
enturbiado las aguas hasta que nadie podía ver que él o ella estaba tratando de nadar.

Había algunos en la ciudad subterránea que resentía el papel del Consejo Desolado había creado para
sí mismo, sino Vellcinda habían sido firme que era sólo una medida provisional. Los materiales necesarios
para ser traído. Extremidades de repuesto tuvieron que ser adjunto.

“Clemente,” Vellcinda había dicho una vez en una reunión pública, “si nuestro querido Sylvanas debe
pasar por esa puerta, yo estaría más que feliz de decir, 'Hola, Dama Oscura, que he echado de menos
terriblemente. Por favor, hacerse cargo de la ejecución de este gran ciudad. Es una cosa muy agotador! ”

Como servidor, que había comida preparada, tendido los fregados, bañeras enfermos, y vació
orinales. Ella había hecho lo que había que hacer, y por lo que a ella se refería, ella preferiría un
paso atrás y dejar que otros que estaban mejor en el liderazgo paso hacia arriba. No podía
recordar la última vez que acababa sentó y disfrutó viendo la calma de flujo de los canales
verdes.
Volvió a la presente, reprendiendo a sí misma por woolgathering. Cuando la última persona
que había terminado de hablar, miró a la multitud reunida. “Mi, estoy tan orgullosa de todos
ustedes. Y de los que dieron todo lo que tenían para la Horda. Gracias por venir."

Y eso fue todo. La multitud se dispersó, y ella los vio partir. Estaba decepcionado de que
Sylvanas no había aceptado la invitación para asistir, pero no fue inesperada.

“El primer gobernador Vellcinda,” vino una voz tranquila. Se volvió, sorprendido y encantado.

“¿Por qué, Campeón Clamañublo,” dijo. “¿Qué tan bueno que haya venido. Yo ... no creo que ...?”

Sacudió la cabeza. "No. Nuestra reina tiene asuntos urgentes que atender. Pero “, añadió,“ella me
ha enviado a aprender más acerca de lo que está sucediendo en su ausencia y para hacerle saber
que ella tiene la intención de visitar en breve.
Ella lamenta no haber podido estar aquí hoy “.
“Oh, eso es tan amable de ella! Estoy contento de escuchar eso.”Ella palmeó el brazo. “Soy lo
suficientemente mayor para leer entre líneas, joven. Lady Sylvanas es miedo de que ella tiene otro
Putress en sus manos. Pero no se preocupe. Sólo somos un grupo de ciudadanos preocupados,
cuidadores de una especie, ocupándose de la casa mientras la dueña se ha ido. ¿Por qué no viene
alrededor para una visita de esta tarde? Estaremos encantados de discutir lo que estamos tratando de
hacer. Tal vez le apetece un poco de té?”Vellcinda le gusta a preparar el té, a olerlo, para sostener la
taza caliente en sus manos, incluso si ella no bebió la bebida.

Parecía un poco desconcertado y abrió la boca para responder. Pero antes de que pudiera hacerlo,
Vellcinda oyó otra voz. “Ah, precisamente, el tipo al que he venido aquí a cumplir. Bueno, no del todo,
pero lo suficientemente cerca “.

Vellcinda y Nathanos dos se volvieron a ver a un más bien corto Forsaken vestido con ropas
de sacerdote. Ella no lo reconoció, pero eso no era sorprendente. Entrañas no era enorme, pero
aún así había un montón de gente aquí, por no hablar de todos aquellos que fueron simplemente
de paso.
“No he tenido el placer”, dijo.
El recién llegado se inclinó. “Arzobispo Alonsus Faol”, dijo. Vellcinda se sorprendió. Había sido
un nombre muy conocido no hace mucho tiempo. Ella estaba contento que no había perecido con
tantos otros.
“Oh, mi,” dijo. "Es un honor."
Incluso Nathanos Clamañublo se inclinó ante el arzobispo. "De hecho, es. ¿Qué es lo que deseas
de mí, señor?”
“Tengo una carta. En realidad, dos. El primero es para su jefe de guerra. El segundo es para
alguien llamado Elsie Benton “.
Vellcinda balanceó ligeramente. Nathanos la agarró del brazo, mirándola con preocupación,
pero ella sonrió y lo despidió. “Ha sido un largo tiempo ya que he oído ese nombre. Sólo mi
familia y amigos más cercanos que me llamaron “.

La expresión del arzobispo se suavizó. “Entonces ... aquí. Sus cartas.”Se entregó a cada uno de ellos
un rollo firmemente enrollado, y Vellcinda tomaron los de ella con una mano temblorosa. Sus ojos se
agrandaron cuando vio el sello de cera, que era de color azul, con la huella del león de Ventormenta.

Y sabía que a la vez lo que era.


Lo mismo hicieron Nathanos. “Esto es del rey de Ventormenta”, espetó, su
ojos rojos encendidos de ira cuando se volvió a Faol. “¿Qué haces, fraternizar con un enemigo
de la Horda?”
“Pero ya que no soy un miembro de la horda, el rey no es mi enemigo”, dijo el arzobispo
gratamente. “Me servir a la luz. Soy un sacerdote, y así es el rey Anduin. La carta es para su
reina, y es importante. Usted debe asegurarse de que ella lo ve. Pero “, añadió,“no es inmediato
grave. Le sugiero que haga lo que había previsto. Pasa algún tiempo aquí en la Ciudad
Subterránea. Tome sus pensamientos y esta misiva de nuevo al jefe de guerra. Y usted, querida
señora ...”

Faol puso una mano en su brazo. “Esta misiva, lo siento decir, contiene malas noticias. Me
siento mucho “.
Vellcinda se alegró de la advertencia cuando se rompió el sello, abrió el libro y leyó:

Para Elsie Benton,

Ni siquiera sé si todavía existe. Pero me siento obligado a pedir Arzobispo Faol a


buscar para usted mientras está en Entrañas. Si usted está leyendo esto, supongo
que su búsqueda se ha realizado correctamente.

Es con la más profunda tristeza que debo informarle de que su marido, Wyll
Benton, falleció en paz esta tarde. Espero que te consuela saber que no murió
solo; Yo estaba con él.

Wyll sirvió mi padre y mi devoción por muchos años. No me hable de su


familia; Sospecho que era demasiado doloroso para él recordar aquellos
tiempos y lo que él pensaba que era su destino. Llamó para usted antes de
morir y esperaba volver a verte.

Sigo el camino de un cura, como usted sabe, y le rogué que me permitiera


curarlo. Se negó, y se respete su deseo.

He resuelto hacer todo lo que puedo para que los que están Desamparada
puedo reunirse con sus amigos humanos y las familias, aunque sea
brevemente. Hay algunas cosas que, creo, que trascienden la política de los
reyes y reinas y generales.
La familia es uno de ellos. Con este fin, he enviado una misiva a su jefe de guerra. Espero
que ella está de acuerdo conmigo.

Cierro mediante el cumplimiento de una promesa de pedido por mi amigo


Wyll: que le dice que él siempre amó sólo usted y que le esperará.

Una vez más, por favor, acepte mis más sinceras condolencias.

Y una firma en un elegante, educada mano: Rey Llane Wrynn Anduin.

“Mi pobre Wyll,” dijo Vellcinda, con voz temblorosa. “Arzobispo, por favor, gracias Rey Anduin para
mí. Estoy agradecido de que mi marido no murió solo. Nadie debe morir solo. Usted le dice al rey que
creo que este es un buen plan. Espero que nuestro jefe de guerra también lo hace. Me he estado tan
contento de haber visto Wyll una vez más “.

“¿Qué plan?” Nathanos exigió, mirando desde Vellcinda a Faol con recelo.

“Esto”, dijo Vellcinda, entregándole el pergamino. Como leer Nathanos, dijo Faol, “El esquema
para el rey de la proposición de Ventormenta se clarifica más en el rollo que ha de darse al Jefe de
Guerra Sylvanas. Voy a estar aquí por unos pocos días, y estoy feliz de responder a cualquier
pregunta que pueda tener o Vellcinda.”

Mirando disgustado, volvió Nathanos la misiva. Agarrando el rollo precioso, el primer


gobernador del Consejo Desolado corregida Faol.

“Elsie”, dijo. “Creo que es hora de que fui por Elsie de nuevo.”
Lu, La Lu, mi querido hijo,
Lu, La lu, lu La Lay, Lordaeron
dice: “Ve a dormir.” Azeroth dice, “Usted
sueño profundo.”
Lu, La Lu, La Lu, La Lay, salvo en
mis brazos te quedas.

do otras cosas cantaba suavemente al niño soñando que sostenía. Este pequeño precioso que un
día sería heredero del trono de Lordaeron.
No. No, no había Lordaeron, ya no. Sólo había Entrañas, habitado por los muertos. la
corona de su padre había sido rota y ensangrentada y estaba perdido en el tiempo. Calia
nunca usarlo ahora. Este adormilado, soñando bebé nunca se lo llevaría, tampoco. Y que le
dolía. Una sola lágrima corría por su cara a la tierra en la más rosada, mejilla suave del
mundo.

El niño que estaba por todos los derechos del heredero al trono verdadero parpadeó, la pequeña
boca formando un puchero. Calia levantó el paquete y besó la lágrima, degustación de sal en los labios.

Y el bebé se rió cuando su madre comenzó una vez más a cantar la vieja, vieja canción de cuna,
mirando como su marido vino a besar la parte superior de su
La cabeza de la mujer. Él puso su mano sobre su hombro, dándole un suave squeeze

- la garra huesuda la excavación profunda y-

Calia gritó. Se sentó de golpe, con el corazón golpeando contra su pecho, respirando con
dificultad. Para una interminable, horrible instante, podía sentir el dolor de la mano no-muertos
que la agarró. Entonces ella parpadeó, y el horror se retiró en la memoria.

Se cubrió la cara con las manos, dándose cuenta de que estaba mojado por las lágrimas, y trató todavía la
agitación.

Fue sólo un recuerdo. No era real. Pero había


sido, una vez.
Se deslizó fuera de la cama, cogió una bata, y luego descalza a Saa'ra.

No importa cuál sea la hora, por lo general había alguien sobre NetherLight en el templo.
Siempre hay alguien que venía en o salir. Los que han hecho de este lugar su hogar sabía de los
terrores nocturnos de Calia y habían dejado claro que estaban disponibles en cualquier momento si
necesitaba compañía o para hablar. Pero ella sólo alguna vez quería hablar con Saa'ra.

El naruu esperaba ella, como siempre lo hacía. Se cernía sobre ella, una entidad cristalina
dibujaba con luminosa púrpura, y se emite una música exquisita débil, incesante. Saa'ra hablaba a
veces en palabras que todos pudieran oír y, a veces directamente y en privado con el corazón y la
cabeza de alguien, como lo hizo ahora.

Querido. Lo siento mucho el sueño se ha preocupado una vez más.


Calia asintió, hundiéndose frente a Saa'ra y retorciendo los dedos torpemente. “Sigo
pensando que van a parar en algún momento.”
Ellos van a, el ser gentil le aseguró. Una vez que esté listo para que se detuvieran.

“Así que has dicho. Pero por qué no puedo estar listo ¿ahora? ”Ella se rió un poco, al oír la
petulancia en su propia voz.
Hay cosas que debe hacer antes de que la paz se concederá a usted. Las cosas que usted
debe entender, que se debe integrar en sí mismo. Las personas que necesitan su ayuda. Lo
que se necesita con el fin de curar siempre vendrá el propio camino, pero a veces es difícil de
reconocer. A veces, las más bellas e importantes regalos vienen envueltos en el dolor y la
sangre.
“Eso no me hace sentir mejor”, dijo Calia.
Puede ser que cuando se dan cuenta de que todo lo que ha sucedido a usted esconde un regalo en su interior.

Calia cerró los ojos. “Perdóname, pero es difícil pensar de esa manera.” La corrupción de
su querido hermano y el asesinato de su padre, por lo que muchas de las personas de
Lordaeron ... su vuelo, su terror ... La pérdida de su marido y su hijo, el pérdida de todo-

No. No todo. Lo que participamos, nos podemos beneficiar. Por cada fiebre haya curado,
hueso que repare, que han mejorado la vida ... eso, y la alegría que ha venido de eso, ahora
es tan parte de usted como su dolor. Los honramos tanto, querido hijo de la luz. Yo diría que
la confianza de que hay un propósito, pero ya sé que hay. Usted ha visto los frutos de su
trabajo. No los ignore o menospreciarlos. Degustarlos. Saborearlos. Ellos son los suyos tanto
como cualquier otra persona.

Su opresión en el pecho disminuyó ya que la paz se coló en su corazón. Calia se dio cuenta de que
había estado apretando sus manos, y como ella los desdobló, vio pequeñas medias lunas rojas en sus
uñas habían cavado en la carne de su palma. Ella respiró hondo y cerró los ojos.

Esta vez no vio los horrores de su fuga. O, más difícil de soportar, a la vista de su hija en el
juego. Sólo vio oscuridad, tierna y suave. Se suavizó lo que era demasiado duro de soportar
en el pleno resplandor de la luz. Se proporciona seguridad para los animales salvajes y
privacidad para los que querían crear, sólo por un tiempo, un mundo con sólo dos.

Calia sintió el calor de Saa'ra su pincel como el golpe de una pluma.


Dormir ahora, valiente. No más batallas, sin más horrores para usted. Sólo la paz y el descanso.

“Gracias”, dijo Calia, inclinando la cabeza. Y mientras se rellena de nuevo a su habitación,


una mano en su brazo, su carne fresca y poco natural suave, la hizo detenerse. Fue Elinor, una
de las sacerdotisas abandonado. “Calia?”, Dijo.

Calia quería nada más que para dormir. Pero ella se había comprometido a estar siempre ahí
para los que la necesitaba, y Elinor parecía preocupado. Sus ojos brillantes se movían alrededor,
y su voz era puso bajo.
“¿Qué pasa, Elinor? ¿Hay algo mal?"
Elinor sacudió la cabeza. "No. De hecho, algo podría estar pasando derecho para
la primera vez en mucho, mucho tiempo. Podemos hablar en privado?”

“Por supuesto”, respondió Calia. Ella trajo Elinor en su nicho, y los dos se sentó en la cama.
Una vez que estaban solos, Elinor no necesitó más instando a hablar. Las palabras caído de sus
labios correosos tan rápidamente que Calia tuvo que pedir más de una vez durante la
sacerdotisa Renegados repetirse a sí misma.

Los ojos de Calia se abrieron al escuchar, y su mente regresó a lo que el naruu le había
dicho: Hay cosas que debe hacer antes de que la paz se concederá a usted. Las cosas que
usted debe entender, que se debe integrar en sí mismo. Las personas que necesitan su
ayuda. Lo que se necesita con el fin de curar siempre vendrá el propio camino, pero a veces
es difícil de reconocer.

Los ojos de Calia se llenaron de lágrimas, y ella se abrazó a su amiga con suavidad. Su corazón se sentía lleno y
lleno de esperanza por primera vez desde que cayó Lordaeron. Ahora tenía un propósito.

La curación había llegado a su manera.


GRAMO ALLYWIX PAG LEASURE PAG ALACE, UN ZSHARA

Había muchos lugares en Azeroth, donde Sylvanas preferiría no ser. Pleasure Palace
desagradablemente llamado de Gallywix no estaba en la parte superior de la lista, pero estaba
cerca.
Una vez Azshara había sido una tierra hermosa, llena de espacios abiertos y tonalidades
otoñales y la apertura hacia el océano. A continuación, los duendes se habían unido a la horda
bajo Garrosh, y habían desfigurado la región con su estridencia marca. El “palacio” donde ahora
estaba sentado en un sillón junto a Jastor Gallywix había sido excavada en una ladera de la
montaña. El escarpe de la montaña se había convertido en una “cara” literal de manera que mien
grotesca de Gallywix leered sobre los restos de la tierra abajo.

El palacio en sí era aún más feo, en opinión de Sylvanas. Fuera había un gran césped verde con un
curso de algún tipo de juego con una pequeña bola blanca, una enorme piscina con una superficie
calentada, y los camareros y camareras actualmente estaban ociosos, salvo por aquellos que asistieron
a Gallywix. En el interior no era mucho mejor. Tablas gimió de alimentos, muchos de los cuales nunca
se pueden comer, y enormes barriles sirven para la decoración. Arriba era el dormitorio del príncipe
comercio. Sylvanas oído decir que dormía en montones de dinero, y ella no tenía ninguna prisa para
averiguar si los rumores eran ciertos.

Había sido el placer de recibir su mensaje y mantuvo que ofrece bebidas. Ella se negó
cada vez. Mientras se entregaba, le dijo de la reunión en la Cima del Trueno, omitiendo la
delicada amenaza que había dado a Baine, por supuesto. Ella daría Gallywix sólo la
información que necesitaba saber.
“Confío en que sus esfuerzos para sanar el mundo no dañará sus esfuerzos para recopilar
Azerite,” terminó.
Gallywix rió, balanceándose vientre descomunal, y tomó un sorbo de la bebida espumosa, con sabor
a fruta. “No, No,” le aseguró él, agitando una mano grande verde. “Pueden tener sus pequeñas
ceremonias. Mi operación es demasiado amplia en este punto que debe ser golpeado. Y bueno, si los
mantiene feliz, de eso se trata, ¿verdad?”

Sylvanas ignoró el comentario. “Su operación hasta el momento no ha dado mucho que
puedo usar,” le recordó ella.
“Relax”, dijo, “Me got-”
“La gente en él. Sí, lo sé."
"No en serio. Tengo las mejores mentes que conozco en un pequeño lugar en Tanaris. les dio una
generosa porción de la materia pegajosa de oro. Dijo 'em ir nueces.”Tomó otro trago y chasqueó los
labios.
"¿Y?"
“Y están trabajando en ello.” Su mirada se deslizó hacia un lado. “¿Qué son

exactamente trabajando?”

“Yo, ah ... les dije que podían hacer lo que quieran. Pero sabes científicos. Van a pensar de
cosas que usted y yo nunca podría imaginar. La mejor manera de operar “.

“Quiero armas, Gallywix.”


Se tomó su bebida y se agitó para otro. “Seguro, seguro, van a tener armas para nosotros.”

“Les quiero atención en las armas. O de lo contrario voy a enviar en cada Renegados, elfo de sangre,
Tauren, Trol, orco, y Pandaren puedo encontrar y hacerse cargo de su 'operación'. ¿Estamos claros?"

De mala gana, el príncipe comercio asintió. Sin duda sabía que había enviar su propia gente en torno a
tomar las armas que se hicieron, mientras que sus científicos podrían elaborar otros artículos que podía
vender en el lado de hacer una pequeña ganancia.

Una distracción para Gallywix llegó en la forma de un duende que pesadamente en la


habitación y balbuceó algo que sólo su jefe entiende. “Por supuesto, idiota,” dijo el duende.
“Mostrar Campeón Clamañublo de una vez!”

Sylvanas pensaba que era casi tan aliviado como Gallywix por la interrupción. Nathanos
entró, dio Gallywix el mínimo posible de un movimiento de cabeza, y se inclinó a su reina.

“Mi señora,” dijo, “perdona la intrusión, pero pensó que era mejor para lograr que esta misiva
inmediatamente.” Se arrodilló ante ella y le tendió un pergamino. Se selló con cera azul y
estampada con la cabeza de león.
“Ajá! Yo sé que el sello!”Exclamó Gallywix, a continuación, tomó un sorbo de cóctel de plátano.
Sylvanas también lo sabía. Ella apartó la mirada del pergamino y empalado el duende con una mirada
fría.
“Nos disculpa,” dijo.
Él esperó un momento. Cuando ella siguió sentado, levantando una pálida
ceja rubia, Gallywix hizo una mueca y lanzó a sí mismo de la silla. “Tómese su tiempo”, dijo.
“Voy a estar en la bañera de hidromasaje si quiere unirse a mí cuando haya terminado con
este tío.” Él movió las cejas, entonces rodaba a cabo. “Heya, honeybunny, tráeme un ponche
de piña, ¿sí?”
“Claro, jefe!”, Respondió una voz femenina duende chirriante.

Los ojos rojos de Nathanos estaban fijos en la forma en retirada del príncipe comercio. “Lo mataré”,
dijo.
"Oh no. Que el placer será todo mío “.
Sylvanas se puso de pie y miró al pergamino que sostenía. "Asi que. Esto es de un cachorro de
Varian? Se le entregó en la Ciudad Subterránea?”

La cara de Nathanos era ilegible. "Sí. Mano entregado a mí por el arzobispo Faol. Él es
ahora un Renegados “.
Sylvanas soltó una breve carcajada aguda, por lo que. “Su luz funciona de manera
extraña.”
“Por lo que parece.”
Sylvanas rompió el sello y leyó.

A la reina Sylvanas, Oscuro Virgen de los Desamparados y el Jefe de Guerra


de la Horda, Rey Llane Wrynn Anduin da respetuosos saludos.

Me dirijo a usted con una propuesta que no tiene nada que ver con los
ejércitos, territorios o bienes, pero es uno que creo que va a servir tanto a la
Horda y la Alianza.
Voy a cortar directamente al corazón del asunto. Cuando se acercó a la
Alianza, que buscan un hogar para su pueblo, que es repudiada. Estábamos
todavía bajo el terror de lo que Arthas había hecho a Lordaeron y no podía
entender que su Renegados eran realmente diferente.

He hablado recientemente con un Renegados que fue respetado en gran


medida en la vida y han aprendido que a pesar de todo lo que ha sufrido, todavía
sigue la luz. Su nombre es Alonsus Faol, y que una vez fue arzobispo de
Lordaeron. Él ha aceptado ser un intermediario en el interés de ayudar a los vivos
y los muertos vivientes.

Esta misiva es acerca de las familias. Las familias que fueron arrancados
Aparte no por Horda y la Alianza, sino por Arthas, que llovió desesperación y
devastación sobre todos nosotros. Cónyuges, hijos, padres, tantos separados, divididos
por primera vez por la muerte, a continuación, por el miedo y la ira. Tal vez, si podemos
trabajar juntos, los impulsados ​además por fin, pueden ser reunidos.

Sylvanas se puso rígido. Oh si. Ella, más que nadie, entiende acerca de las familias divididas.
Muertos seres queridos. Había perdido todo a causa de Arthas: sus amigos, su familia, sus
queridos Quel'Thalas. Su vida. Su capacidad de cuidar, de cierto cuidado, realmente sentir
cualquier emoción excepto odio y la ira en esas cosas.

Y ella había intentado una reunión. Había aceptado la oferta de su hermana mayor a llamar a lo
Arthas Menethil le quedaba de su familia unida, para reclamar Windrunner Spire y purgarlo de las
cosas oscuras que habitaban en ella. Y tal vez para purgar a sí mismos de sus propias
oscuridades por remonta a una época en que no había sombras dentro de ellos.

Pero había sido un esfuerzo inútil. Soles y lunas que habían sido cuando eran jóvenes.
Alleria brillante, con su reluciente cabellera de oro, y la risa Lirath joven. Sylvanas había sido
Dama de la Luna, y Vereesa, la más joven de las tres hermanas, había sido Little Moon.

Vereesa se inclinó y se manchó con dolor por un amor perdido. La muerte de su marido,
Rhonin, en Theramore, una de tantas víctimas de la bomba de maná de Garrosh, la había hecho
añicos. su destrozada tan completamente que por una perdida, solo, preciosa momento, se había
convertido en la sombra de su hermana, Sylvanas, y que había tramado juntos. Vereesa había
estado tan cerca de unirse a Sylvanas en Entrañas.

Tan cerca de unirse a ella en la no muerte.

Pero en el último momento, el amor a sus hijos vivos habían eclipsado el dolor de Little
Moon por su marido muerto. Y así Vereesa se había quedado con la Alianza. Y Alleria, creía
perdido durante tanto tiempo y luego regresó milagrosamente, había invitado a la oscuridad
insondable del vacío en su interior. Se le concedió poderes y fuerza. Pero cambió su aspecto,
así como quién era-que se estaba convirtiendo. Sylvanas sabía lo suficiente de lo que estos
poderes podrían hacer para reconocer la marca de los dedos fríos sobre Alleria.

En cuanto a sus propias sombras y la oscuridad, Sylvanas los conocía bien


No lo suficiente para examinarlos ahora.

El plan de niño rey era una tonta. Todavía creía que la gente pudiera cambiar. Oh, que sin
duda podía. Alleria, Sylvanas, y Vereesa eran todas las pruebas.

Pero no se cambie para mejor; al menos, Anduin no lo vería de esa manera.

¿Por qué estaba tan enojado? El cachorro se puso en la piel mucho más que el Lobo tuvo.

Ella volvió su atención a la carta.

Actualmente no estamos en guerra. Pero no soy tan ingenuo como para creer que eso
significa hostilidades no todavía persisten. Hemos experimentado cambios tumultuosos
reciente en nuestro mismo mundo en forma de Azerite-una manifestación del dolor
Azeroth ella está sintiendo. Con la unidad, podemos dirigir nuestra exploración de esta
sustancia de manera que puede salvarla. Vamos por lo tanto, a centrarnos en una más
pequeña, pero no menos importante el gesto de la unidad como un primer paso hacia
un futuro potencial que beneficia tanto a la Horda y la Alianza.

Propongo lo que equivale a un solo día de un alto el fuego. En este día, las
familias que han sido divididas por la guerra y la muerte tendrán la oportunidad
de reunirse con los que perdieron. La participación será estrictamente
voluntaria. Todos aquellos en el lado Alianza de ser revisado a fondo, y se le
permitirá a nadie que creo que sería un peligro para los Desamparados.
Quisiera pedir lo mismo de ti. Vamos a determinar un número limitado de
participantes.

Un lugar adecuado para este evento es Arathi Highlands. Voy a tener mi pueblo
se reúnen en la antigua fortaleza de Stromgarde Keep. Muro de Thoradin está cerca
de un puesto de avanzada de la Horda. Allí, en el campo abierto, con la suficiente
protección, según lo acordado por los dos de nosotros como líderes de humanos y
Renegados, estas familias se reunirán rotos. Su duración será desde el amanecer
hasta el anochecer. Con su consentimiento, Arzobispo Faol y otros sacerdotes
facilitarán, asistir y ofrecer confort, según sea necesario.
En caso de que ningún daño sobrevendrá a mi pueblo, tener la certeza de que no voy a dudar en
tomar represalias en especie.

También entiendo que mi pueblo deben dañar cualquier Renegados, que va a


hacer lo mismo.
Como sacerdote, como rey de Ventormenta, y como el hijo de Varian Wrynn,
voy a garantizar el paso seguro de los Desamparados que optan por estar
involucrados. Si este alto el fuego tiene éxito, podría repetirse.

No confunda esto con una oferta de paz. Es solamente una oferta de la compasión
de un solo día para las personas que fueron arrancados cruelmente separados por
una fuerza que no era ni la Horda ni la Alianza.

Usted y yo hemos perdido familia, Jefe de Guerra. No nos fuerza que a otros
que, como nosotros, no lo eligen.
Hecho este día por mi mano,
REY Anduin Wrynn Llané

“Él es aún más tonto de lo que pensé que si él cree que no veo a través de su trampa,” dijo
Sylvanas, arrugando la carta en una bola. “¿Qué opinas de este arzobispo Faol que le dio la
carta?”
“Él es, en efecto abandonado. Él parece genuina, aunque cuando le sugerí que prometen
lealtad a usted y la Horda, puso reparos. Dijo que prefería servir a la Luz en lugar de reyes o
reinas “.
“Ja!”, Dijo Sylvanas sin humor. “Me lo liberó a ser un Renegados para que pudiera tener libre
albedrío, y por lo tanto soy he devuelto. No importa. Supongo que cree que es inofensivo “.

“Él es poderoso, Dama Oscura. Pero no es un enemigo. También trajo una carta para el
jefe del Consejo Desolada “.
Sylvanas se tensó. “Veo que los espías del rey son difíciles en el trabajo si sabe Wrynn del consejo.”
Wrynn. Durante tanto tiempo que había significado Varian. Extraño.

"Posiblemente. Hay que recordar que muchos de los nuestros se mueven libremente en el
templo NetherLight. Además, la carta que le envió a ella ni siquiera mencionó el consejo.
Resulta que hasta hace muy poco, Elsie ella estaba entre el número de Renegados que tenía
familia que vive. Su marido, Wyll Benton, sirvió tanto Varian y el Anduin Wrynn “.
“Elsie?”
“Era el nombre Wyll tenía para Vellcinda, y ella se recuperó ahora”, explicó Nathanos.

La mayoría de los Renegados había dado nuevos nombres o los apellidos por sí mismos. Lo
hicieron para marcar su renacimiento como Renegados, dejar a un lado sus viejas identidades y
comprometerse juntos como un grupo unificado. Sylvanas se sorprendió al descubrir que su pecho
le dolía escuchar que Vellcinda había rechazado su nombre Renegados. “Vellcinda” era un nombre
con dignidad, seriedad. “Elsie” era ... bueno, evocadora de lo que la mujer había sido en vida, lo más
probable. Común y ordinaria. Y humano.

Sylvanas se centró en la otra pieza de información su campeón le había dado. Este plan de
Anduin de repente parecía mucho menos estratégico que el personal si hubiera perdido a un fiel
servidor. Que hizo que fuera mucho menos amenazante. Aún así-

“Vellcinda probable que sirvió a la familia real también.” Sylvanas no sería dignificar nuevo, el nombre de la
ofensiva del primer gobernador mediante la utilización de la misma.

"Sí. Ella trabajó en las cocinas “, continuó Nathanos. “Ella se entristeció al enterarse de la
muerte de su marido. Esta propuesta cumple con su aprobación, ya que cree que está lejos de
estar solo en la retención de recuerdos de miembros de la familia “.

Sylvanas sacudió la cabeza. “Este alto el fuego es un error. Es sólo dará lugar a dolor de mi
pueblo. Ellos no poder ser humano, y para colgar esta tentación del reencuentro con sus seres
queridos dará lugar a que cada vez más descontentos con lo que realmente son dejada de la mano.
Ellos se deteriorarán a corazón roto conchas, que quieren algo que nunca puede tener. No tengo
ningún deseo de verlos sufrir así.”Una vez más, pensó en su propio intento de conexión con los
vivos y cómo todo lo que había hecho era despertar viejos fantasmas mejor dejar descansar en paz.

“Se podría usar esto para su ventaja”, dijo Nathanos. “Vellcinda dijo que muchos
Renegados desean su muerte próxima a ser su última muerte. Ellos no desean seguir
existiendo. Y una razón comúnmente citada es que quieren estar con sus seres queridos
mientras vivían “.
Sylvanas volvió la cabeza hacia él lentamente, considerando sus palabras. “Si autoriza esta
experiencia esta reconexión con las personas que amaban en la vida y lo presentan a ellos
como algo que tú les han otorgado generosamente, tal vez van a ser más susceptibles a
aceptar su solución: encontrar maneras de mantener a los Desamparados como una raza se extingan “.

“Se confraternizar con el enemigo”, dijo Sylvanas. “Dejar que interactúan con la vida y los
vivos.”
"Quizás. Pero aún así, es sólo para un solo día. darles esta esperanza, este momento con las
personas que pensaron que nunca verían de nuevo. Entonces-"
“Entonces tengo el poder de su felicidad, al menos en este aspecto,” terminó. “O podrían
decidir que odian a los vivos ya sean aún más dedicados a su Dama Oscura.” De cualquier
manera Sylvanas ganaría.
El asintió. “Por lo menos, demostrará a los que está escuchando sus preocupaciones.
Realmente creo que el Consejo asoladas en última instancia inofensivo. No son traidores
radicales. darles esta oportunidad, una vez. Si ve beneficios, se puede determinar si desea
repetirla “.
“Usted hace un buen argumento.” Ella se desarrolló la misiva arrugada y leer de nuevo. “Va
a ser difícil para mis arqueros se queden las manos con tantos humanos en frente de ellos.”

“Ellos te obedecerán, mi reina”, dijo Nathanos. Era la verdad. Sus forestales oscuras nunca
se perderá una flecha sin sus órdenes. Y Sylvanas no estaba preparada para una guerra con
la Alianza, no por esto, por lo menos.
Ella tomó una decisión. “Voy a aceptar esta invitación en nombre de los Desamparados.
Retorno a la Ciudad Subterránea. Informar a Vellcinda Benton que la reina es comprensivo
con su deseo y va a visitar ella para discutir esta reunión con más detalle. Haga que empezar
a compilar una lista de los miembros del consejo que tienen parientes que viven en
Ventormenta. Que sus nombres e información. Voy a dar esa lista a Anduin para que pueda
localizarlos y determinar si ellos también desean participar “.

“Hay algo más que los miembros del consejo que les gustaría estar involucrados”, dijo
Nathanos. “Un gran número asistió al funeral y simpatizan con ellos.”

Pero Sylvanas sacudió la cabeza. "No. Esto tiene que ser un número pequeño para que pueda controlar la
situación. sólo los miembros del Consejo “.

“Como mi reina desea. Si se me permite hablar con libertad, creo que usted ha tomado una decisión
sabia. De todo lo que he visto, creo que esto va a acabar con las muestras de descontento “.

“De una forma u otra lo hará.” Ella sonrió con frialdad. “También podría allanar el
camino para reclamar Ventormenta. Yo había pensado que un ataque sería el único medio para tomarlo.
Pero si el joven rey confía en nosotros, que algún día podría pasar pronto a través de esas magníficas
puertas a una cálida bienvenida “.
Sus pensamientos una vez más fueron a la sustancia sorprendente que era Azerite. Lo que
podría hacer. Lo que podría crear.
Lo que podría destruir.
S oco después de Saffy había acordado ( “por su propia voluntad, ahora,” Grizzek había subrayado)
para que le ayuden en la plomería el potencial de la mágica, maravillosa, milagrosa Azerite, Gallywix les
había enviado una sola cuba grande de las cosas junto con una Nota: Usted dos niños creativos se
vuelven locos!
Los primeros experimentos habían cubierto los pasos básicos: la identificación de las propiedades
del material, las pruebas de que en diversas condiciones. Expuesto a la luz solar y moonslight. Sellada,
se expone al aire. Inmerso en diversos líquidos, incluyendo el ácido y otros productos químicos
altamente peligrosos. Esa había sido la parte favorita de Grizzek hasta ahora.

Durante uno de estos experimentos, Saffy dado cuenta de que la sustancia espesa, parecida al alquitrán de un
veneno mortal que habían manchado en un trozo de muestra había cambiado de color.

“¿Va a mirar eso,” dijo. Rápidamente se tomó un vial del antídoto y lo dejó a su alcance.
Entonces, antes de Grizzek podría incluso Yelp en sorpresa, que había extendido una mano y
tocó el veneno descolorida.

“Saffy, no!” Él se lanzó hacia delante y la agarró del brazo con una mano y el antídoto con
el otro.
“Espera un minuto”, dijo Saffy. “Este material debe comer mi piel
de distancia por ahora. Pero mira. Estoy bien."

Ambos se miraron el veneno en su mano, luego el uno al otro. “Quien no se arriesga, no


gana”, murmuró Saffy. Y se lamió las cosas fuera de sus dedos.

Grizzek lanzó un grito ahogado. Saffy chasqueó los labios. "¡Asombroso! Esta sustancia
altamente venenoso, corrosivo ahora sabe a Sunfruit y las cerezas “, dijo.

“Tal vez siempre sabía a eso”, ofreció Grizzek. Su voz temblaba un poco.

“No, se supone que es totalmente insípido.” “Sí, lo que sea, sólo ... sólo no lo hacen hacer cosas por el
estilo, Saffy, ¿de acuerdo?”Ella lo miró y vio que había puesto pálido. Había estado preocupado por ella.
No sólo preocupa al igual que en Oh, voy a perder mi compañero de laboratorio preocupado pero
preocupado como en ...

Saffy no podía permitirse pensar en eso. Tenían trabajo que hacer. Trayendo sentimientos antiguos otra vez
sólo sería una distracción. Ellos siempre habían hecho mejor como compañeros de laboratorio, de todos modos.

Ella volvió su atención a su lado. “Esto es importante ..., Grizzy. Realmente importante. A largo plazo, que
sabe lo que esta sustancia puede hacer? Acabamos de ver que puede neutralizar el veneno. Apuesto a que
puede sanar las heridas, también. Tal vez se puede extender la vida.”Ella sacudió la cabeza con incredulidad.
“Qué regalo! Vamos, de vuelta en ella! Hay tantas otras cosas que necesitamos saber!”

Después de que habían hecho todo lo posible para poner a prueba Azerite en forma líquida, hasta la próxima eran

pruebas para determinar si, una vez que se había endurecido, cualquier cosa podría romperlo.

Nada podía.
No es una espada, o un martillo, o una trituradora de duende, o incluso un dispositivo Grizzek
había nombrado el Crunchola, que demostró a Saffy. Era una trituradora modificado, pero uno de
sus miembros operados mecánicamente fue equipada con una mano de agarre aumentada por un
haz de energía.
“La idea”, Grizzek explicó, “es que el pulso de energía aumenta la presión, por lo que es siete
veces más fuerte que la mano de costumbre.”
“Eso es un número impar,” Saffy observó, perplejo. "¡Es!"

Tardó un segundo, y luego dijo rotundamente: “Me refería extraña como en inusual.
¿Por qué no diez o quince años?”

Se encogió de hombros. “Siete se supone que es la suerte.”

Ella puso los ojos. Ellos sacar con una cuchara un cubo de Azerite líquido de la Gallywix cuba
herméticamente sellada había proporcionado y se colocan que se endurezca en el aire abierto. La
sustancia se deslizó con facilidad una vez que se establece y era sorprendentemente ligero. El
Crunchola, o “crujiente”, como Grizzek, que parecía inexplicablemente aficionado a la cosa, apodado,
cogió el trozo de Azerite en su mano Lucky Seven-energía mejorada. Grizzek pulsó el interruptor. El
Crunchola apretó estanco-tighter-

Y luego Grizzek chilló de consternación como sus cuatro dígitos se rompió. “Tu mano!”, Exclamó.
“Crujiente, me siento tanto!”
Saffy miró sus notas y tachado de “NÚMERO DE PRUEBA 345: Crunchola” y escribió
“Azerite 1, Crunchola 0.”
“Uno de los recursos que hacemos falta es un mago”, comentó Saffy, mirando a la ileso, Azerite
en forma de cubo. “Sería interesante ver cómo esta se ve afectada por la magia!”

“Si realmente quieres uno para unirse a nosotros, puedo pedir Gallywix.” Grizzek no parecía tan
interesado en él, y Saffy rigidez en el pensamiento.

"Quizas mas tarde. En este momento tenemos un buen ritmo va con los dos de nosotros.”Ella se
sorprendió de que lo estaba diciendo, pero era innegable. La idea de un tercero que entran en su
laboratorio se sentía mal de alguna manera.
Grizzek pareció animarse al escuchar sus palabras. “Sí, lo hacemos”, dijo. Se bajó de la
Crunchola, acariciando su brazo de tristeza. “Voy a arreglar para arriba, amigo”, prometió. Luego
tomó una respiración profunda y se volvió a Saffy.
“La magia puede ser la fase dos,” dijo Grizzek. “Vamos a agotar nuestros propios recursos e imaginación
en primer lugar. Dar Gally-niño una línea de base para lo que podemos hacer con la ciencia pura “.

Saffy rió. “Gally-chico?”


Grizzek se rascó la nariz enorme y se rió un poco. “Sí”, dijo. “Tonto, pero el tipo me molesta
es tan malo.”
“Creo que es perfecto”, anunció Saffy. Sus ojos se encontraron, y la expresión de Grizzek fue sin
vigilancia.
“Ya lo hacen?”, Se preguntó, sorprendido.

“Sí”, respondió ella. “Airbags Pompous veces necesitan el pinchazo agudo ocasional. La
deflación es mejor que la explosión “.
“Para él o para nosotros?”

“Oh, para él, sin duda. No me importa si estalla “.


Se rieron juntos, como lo habían hecho en los viejos tiempos, en esa banda estrecha, donde todo
había sido perfecto y que había sido una locura acerca de entre sí en lugar de ser conducido loco por El
uno al otro.
Cuidado, Saffy, el gnomo recordó. No mala suerte esto. Todo va muy bien que las cosas se
vuelven malas.
“Nos hemos reunido una buena base sobre la naturaleza de la sustancia en forma aislada”, dijo.
“Voy a compilar mis notas, y después podemos pasar a ver lo que sucede cuando tratamos de
darle forma, o manipularlo, o combinarlo con otros elementos.”

“Oooh! Debemos hacer artículos portátiles.”‘Al igual que los

anillos o collares?’

"¡Sí! Gally-niño sin darse cuenta me dio la idea. Utilizó el primer trozo conocido de este
material como un adorno para su bastón. Podemos experimentar con ella y averiguar cómo
hacer amuletos, anillos y otras baratijas con él. Pensamos que podemos mezclarlo con otros
metales?”
“Vamos a saber!” Esa era su especialidad. “Pero primero mejor compilar estas notas.”

Pero Grizzek sacudía la cabeza. “Nop. Estos pueden esperar. Salir a la calle, despejar la cabeza “.

“Nunca salgo.”
"Lo sé. Pero que deberías. Moons'll estar aquí pronto. Vamos, lárgate. Yo me encargo de la
cena.”No se dijo poco amable.
“¿Todavía quemar las cosas cuando se cocina?”, Preguntó. “No tanto en estos días.” Él hizo un
movimiento espantando. Con un encogimiento de hombros, Saffy encaminó a la playa. No estaba
sola, por supuesto; matones de Gallywix estaban estacionados en todo el enclave e incluso
patrullaban las playas. Pero mantuvieron su distancia y no le molestaba o Grizzek demasiado.

Se había puesto una silla, y había una mesa. Un paraguas estaba así, no es que uno
necesitaba a esta hora. Como Saffy se acomodó en la silla, tenía que admitir que el cielo era
absolutamente glorioso y la moonslight en el océano era sorprendentemente suave.

Saffy por lo general tomó un tiempo para relajarse cuando su cerebro estaba filtrando
enérgicamente. Ella oyó el ruido de algo estrépito detrás de ella y se volvió para ver Grizzek
equilibrar una bandeja en una mano y cargar una silla con la otra. No dijo nada mientras
plunked la bandeja sobre la mesa y se detuvo la silla.

“Vino”, dijo Saffy, sobresaltado. “Se sirvió vino.”


“Sí”, gruñó. “Había una botella en alguna parte. Sabía que gustó la materia “.

En realidad no había cocinado, que era probablemente por qué el lugar estaba todavía en pie. Él sólo
había recalentado un guiso de marisco que había hecho para el almuerzo y tomó un poco de pan.
Comieron en silencio, escuchando el sonido del mar. Saffy estaba pensando muy, muy difícil, y no se
trata de Azerite, sin embargo, que querían colarse en torno a las esquinas de su ponderación.

“Grizzek,” dijo. "¿Sí?"

“Cuando llegué aquí, me has llamado por mi seudónimo.” Uno de ellos, por lo menos; que
habían tenido varios de ellos sobre la franja de tiempo cuando las cosas iban bien.

Su matrimonio había sido, así, tan corto como estaban. Habían sido compañeros de laboratorio en
primer lugar, y que habían ido bien, pero luego que habían sido lo suficientemente estúpido como para caer
en el amor unos con otros. El primer mes había sido glorioso, el epítome de una gran historia de amor. Y
entonces se había venido abajo al igual que uno de artilugios defectuosos y mal diseñados de Grizzek. De
repente, todo lo que uno se irritó al otro más allá de la tolerancia. Muchas cosas se tiran o se rompen, y una
vez que se había encontrado Saffy gritando tan fuerte que perdió su voz. Eso había sido un día horrible.
Grizzek había sentido libre para burlarse de ella, y ella no podía disparar de nuevo una réplica concisa.

Pero ni siquiera lo desagradable de ese terrible tiempo pareció invadir su colaboración


ahora. Trabajaron juntos casi a la perfección, escuchar lo que el otro dijo, ofreciendo
sugerencias, formando una verdadera asociación. Saffy se resistía a admitirlo, pero las últimas
semanas que trabajan junto a Grizzek había sido bastante bueno. Maravillosa, en realidad.
Que en sí mismo era casi tan increíble como el material extraño que ella y su marido anterior
había estado trabajando con.

Lo oyó la inhalación y aclarándose la garganta. “Sí”, dijo. “Creo que lo has llamado Punkin. Lo
sentimos, supongo “.
Saffy tomó un sorbo de vino y pensó un poco más. “Ha sido bueno, estas últimas semanas.”

“Sí, lo ha hecho.”

“Me recuerda a los viejos tiempos,” dijo con cautela. “Yo, también”,
dije en voz baja.
Ella quería hacer mil preguntas. ¿Todavía me falta? ¿Por qué cree que no odiamos más?
Está afectando la Azerite lo que sentimos el uno al otro? Podemos solamente estar bien
cuando estamos trabajando? ¿Sería un error intentar de nuevo?

En cambio, dijo, “Este Azerite ... es bastante sorprendente. Podría ayudar a mucha gente “.

“Eres un genio, Saffy. Un genio absoluto. Vas a hacer tales cosas-”

“Y usted, Grizzy,” Saffy dijo con entusiasmo. “Sus robots y sus lanzadores, y esos
pequeños dirigibles de una sola persona, el Azerite va a ayudar con todo eso, también!”

“Ya lo creo?” “Yo saber

¡asi que!"

“Saffy, vamos a hacer de este mundo sentarse y tomar nota, usted y yo. El cielo es el
límite."
Poco a poco, su corazón latía tan rápido como el de un conejo, Sapphronetta Flivvers deslizó su mano
sobre la mesa. Y sintió verde grande callosa pata cerca de Grizzek alrededor de ella. Suavemente, de
manera protectora, como si fuera la cosa más preciosa en el mundo.

Y Saffy sonrió.

Entre besos y besuqueos, la, par a implicarse reunido consiguió una asombrosa cantidad de
investigaciones realizadas. Se mezclan el Azerite con una variedad de diferentes metales e
incluso utilizaron como pintura. Hicieron colgantes, anillos, pulseras, pendientes y. E hicieron
armadura. Era fea cosas, goblindesigned, pero que no estaba destinado a ser bastante.
Sobrevivió tres sólidos minutos de bombardeo de la reconstruida relámpago explosiva 3000. El
único daño fue una ligera fusión del metal.
Todo esto se había requerido sólo una pequeña cantidad de Azerite. Entonces Saffy decidió ir a
toda alquimista gnomo. Ella comenzó a experimentar con pociones. Con una sola gota de uno en
paté verde completamente lisa de Grizzy, se dejó crecer la melena de lujo de espeso cabello negro
y brillante que fluía por la espalda.

“Aaaah!” Gritó. “Córtala, córtala!”


Cuando una gota de veneno se mezcló con climatizada Azerite, un resultado similar al
experimento anterior en el que Saffy había lamido de veneno se logró. Cuando se vierte la
mezcla en una planta de lucha, la palmera se duplicó en tamaño.

“Esa es una proporción alta de Azerite de veneno”, reflexionó. “Vamos a ver lo que sucede cuando
cambiamos las proporciones.”

“¡Cuidado, Punkin,” Grizzek dijo con preocupación. “Sólo acabo de encontrar ya de nuevo.”

El corazón de saffy calentado, dio la vuelta en su pecho, y se ablandó. En sentido figurado, por
supuesto. Ella se acercó y lo besó profundamente. “Voy a tomar todas las precauciones y algo más.”

Revoloteaba con ansiedad mientras se preparaba el veneno, a continuación, se ofrece a ser el que se
mezcla con el Azerite. “Oh, Grizzy, eres tan dulce! Sin embargo, no se sabe exactamente cuánto he usado
“.

Sacando la lengua con el fin de concentrarse mejor, Saffy vierte la cantidad precisa de Azerite
en el vaso de veneno. No hubo ningún cambio visible para la sustancia como ella hizo girar
suavemente para mezclar el contenido. Luego tomó una respiración profunda y vierte una gota
en la planta.
La reacción fue inmediata.
La planta fue del color casi absurdamente sana, vibrante verde esmeralda al primer amarillo
enfermizo, y luego negro. Se dejó caer, completamente muerto.
Se miraron, y luego el uno al otro. No dijeron nada. Saffy probó en otra planta. Pero esta vez,
antes de que se habían manifestado visualmente los efectos del veneno, se recorta un
segmento. El par de científicos presiona las cabezas muy juntas mientras observaban la sección
de la putrefacción delante de sus ojos, como si cada fragmento que compone la planta había
sido blanco al instante.

Saffy habló primero. “Vamos a aumentar la cantidad de Azerite.” A medida que estaba haciendo así, las

plumas volaron en la habitación y en círculos su


cabezas. “invitados feos grandes! Grandes feas huéspedes!”Que squawked.

Se miraron el uno al otro, con los ojos abiertos. “Espero que no es Gallywix,” murmuró Grizzek. “Es
de esperar que sólo los matones. Me desharé de ellos. Vuelvo enseguida."

Los ojos de SAFFY lo siguieron al salir. Ella nunca antes había considerado “sólo los
matones” como una frase esperanzadora, pero la alternativa sería mucho peor. No estaban
preparados para demostrar algo que el líder de los duendes Cartel Pantoque todavía, y decir
que lo que acababa de presenciar la inquietaba era tanto de un eufemismo decir que la
Espada de Sargeras era un cuchillo clavado en el suelo .

Se tomó un momento para anotar sus notas, la catalogación de las proporciones precisas, a
continuación, se duplicó la cantidad de Azerite en la mezcla mortal. Que acababa vierte una cucharada en
otra planta con resultados casi idénticos cuando se volvió Grizzek. Su coloración verde esmeralda
normalmente saludable, había palidecido a un verde pálido enfermizo.

“No te ves bien, Grizzy,” murmuró Saffy.


“Bueno,” dijo pesadamente, “Tengo buenas noticias, y tengo malas noticias. La buena noticia es que eso
era de hecho sólo los matones “.

Saffy dejó escapar un aliento que no se había dado cuenta de que había estado conteniendo. “Gracias a Dios por los
pequeños favores”, dijo.

“Las malas noticias es Gallywix quiere una manifestación en dos semanas. Y,”añadió Grizzek en
gran medida‘ nos quiere centrarse en armas’.
PAG arqual Fintallas quedó con los otros miembros del Consejo Desolado para lo que,
esperaba, sería su reunión más productiva todavía. En esta ocasión, se puso un paso más bajo
que de costumbre, al igual que todos los miembros.

El primer gobernador misma no se encontraba en la escalera más alta, pero un paso por
debajo de ella. Esta vez, alguien más, alguien que debería haber estado en cada reunión del
consejo-finalmente estar presente y que ocupa ese lugar. Arzobispo Faol, que se había convertido
en un habitual en la Ciudad Subterránea en los últimos semanas, estaba junto a Elsie. Ellos
ponen sus cabezas juntas y hablaban en voz baja.

La sala estaba llena a capacidad. Los que tomó aire, sin duda, tendría dificultades para
hacerlo en esta sala; Parqual era muy consciente de que aunque algunos de los
Desamparados se había secado en lugar de decaído, la mayoría de ellos habían sido
levantada mientras se pudrían, y el olor no podía ser una agradable.

Elsie estaba sonriendo. También lo fueron la mayoría de los reunidos. Estaban contentos de estar
presente en esta reunión. Parqual estaba contento, también, pero no fue tan esperanzador cuando estaban a
punto los resultados finales. Él y algunos otros querían moverse mucho más rápido que el paciente, que
perdona Elsie hizo. No esperaba
Sylvanas se mueva a un ritmo rápido, pero estaba dispuesto a escuchar lo que tenía que decir.

De repente, la habitación se quedó en silencio. Parqual volvió y vio la figura de Nathanos


Clamañublo pie en la puerta al final del largo pasillo que conducía a la habitación grande.

Nathanos esperó un momento y luego anunció: “Reina Sylvanas, Jefe de Guerra de la


Horda y querida Dama Oscura de los Desamparados, ha llegado.”

Surgió una alegría. No es tan vivo como bramido de un orco o tan dulce como un hurra de un elfo de sangre,
sino como verdadero, ya que posiblemente puede provenir de gargantas muertas. Y entonces ella estaba allí.

Incluso aquí, en el lugar más seguro del mundo para ella, Sylvanas había optado por no dejar
de lado su armadura, Parqual reflexionó. Si fue que simplemente no lo retire nunca?

Se puso de pie recto y alto, a diferencia de muchos de los que la adoraba. Hermosa todavía,
mientras que habían sido devastado por la muerte y el renacimiento. Luego se inclinó la cabeza en la
aceptación de su adoración y se dirigió con paso suave, elegante hacia su lugar como reina de los
Desamparados.
“He perdido este lugar,” dijo mientras miraba a su alrededor con cariño, asintiendo a unos
pocos individuos que reconoció. “Y te he perdido, mi pueblo. Los orcos, elfos de sangre, trolls,
tauren, duendes y pandaren son miembros dignos y leales de la Horda, pero no tienen el
vínculo único que, los Renegados, y lo hace “.

Hubo un murmullo de agradecimiento por el reconocimiento. Con otras razas, sería aplausos y
estampación de los pies. Los Renegados, sin embargo, había aprendido que no era aconsejable
usar indebidamente sus apéndices antes de tiempo con este tipo de gestos. Aplaudir fue terrible
para las manos.
Sylvanas miró a Elsie. “El primer gobernador. He oído de mi leal Nathanos que ha tenido
buen cuidado de mi reino en mi ausencia “.
Elsie inclinó la cabeza y se inclinó tan profundamente como pudo. “Sólo porque usted
estaba ausente, mi reina. Estamos muy caro contenta de haber vuelto “.

“Sólo por unas horas, por desgracia,” dijo Sylvanas. El pesar en su voz sonaba sincero.
“Pero en ese momento, espero ser capaz de resolver algunas cosas que satisfaga a todos
aquí.” Miró de nuevo a todos
ellos.
“Entiendo que el primer gobernador también ha recibido una carta del rey de Ventormenta.
Propone alto el fuego de un día en las tierras altas de Arathi a fin de celebrar una reunión de
Renegados y los seres humanos. Familias o amigos que han sido separados por la masacre que
tuvo lugar en esta ciudad sólo unos pocos años pasado “.

Sylvanas volvió su mirada carmesí al arzobispo Faol. “Arzobispo Faol ha estado hablando
tanto a él como al Consejo solitario. ¿Cuáles son sus pensamientos sobre esto, el arzobispo?”

Faol no respondió a la vez. Miró a la multitud reunida, y luego a Sylvanas. “Se puede
confiar Rey Anduin, Su Majestad. Lo que quiere decir no hace mal. Sé por mis conversaciones
con el primer gobernador y otros en la ciudad subterránea que todos los que están aquí hoy y
más de unos pocos Renegados que no pudieron estar presentes, están a favor de esta
reunión. Queda por ver si la mitad humana de este plan es también sensible. Si lo están, I y
otro sacerdote del Cónclave sería un honor para supervisar el evento “.

Excitado murmurando barrieron a través de la sala. La Dama Oscura paseaba arriba y abajo por un
momento, teniendo en cuenta. O pretender tener en cuenta, Parqual pensamiento. Ella ya sabe lo que va
a hacer. Este momento es para nuestro beneficio.

Por último, se detuvo y se enfrentó a la multitud. “Voy a permitir esto.” Una ovación. No es un
murmullo de aprobación, sino una alegría genuina, aún más fuerte que el que había recibido la Dama
Oscura. Sylvanas dejó que su curva de los labios en una leve sonrisa, luego levantó la mano, pidiendo
silencio.
“Pero debo garantizar sobre todo la seguridad de mi amada Renegados”, dijo. “Así que esto
es lo que voy a decir al rey cuando contesto. Cada miembro del Consejo Desolado presentará
cinco nombres, por orden de preferencia, de personas en Ventormenta que les gustaría conocer.
Si estas personas están todavía vivos, serán contactados y se les pregunta si desean participar.
El rey y sacerdote seleccionado por el buen arzobispo permitirá sólo a aquellos a los que
consideren sincero de asistir. Le diré que su pueblo pueda reunirse en Stromgarde Keep. En la
fecha seleccionada, vamos a volar a la pared de Thoradin antes del amanecer. Campeón
Clamañublo, I, y doscientos de mis mejores arqueros estará allí ... en caso de que el rey humano
decide traicionar nuestra confianza “.
Era posible. Era poco probable de este rey si la mitad de las cosas Parqual que oía de él
eran ciertas, pero de hecho era posible. Y tuvo que admitir las palabras de Sylvanas eran un
consuelo.
“Veinte y cinco sacerdotes serán montados sobre los murciélagos y patrullando activamente el campo. En
caso de un ataque abierto, los equipos de mis forestales oscuras y otros serán enviados a defenderte. Voy a
permitir que el rey de campo un número similar de los defensores de los sacerdotes, aunque no espero que
ningún miembro del Consejo de iniciar las hostilidades “.

Era mucho para proteger veintidós Renegados. Pero Parqual era muy consciente de la
importancia de esta reunión, ya que, claramente, eran Anduin y Sylvanas.

“Al salir el sol, usted tendrá que caminar hacia adelante a un punto medio que estará
marcado por la Horda y la Alianza banderas. Arzobispo Faol y su ayudante se reunirán allí. Al
igual que sus homólogos de la Alianza “.
Parqual había pensado que había pasado más allá de la capacidad de tales cosas para causar una profunda
emoción, pero al parecer no.

Filia. ¿Serían capaces de encontrarla? Iba a querer venir? ¿Qué pensaría si lo hacía? De
pronto fue muy consciente de cómo se inclinó y se torció el cuerpo era, de carne que se
corrompió, colgando de los huesos expuestos. ¿Estaría horrorizada?

No. Ahora que la posibilidad estaba manifestando, se dio cuenta de que le había hecho daño
por temor a su repulsión. No su Philia. Estaba tranquilamente seguro de eso. Si su corazón aún
podía ganar, estaría compitiendo con entusiasmo. Se sentía un suave toque en el hombro derecho
y se volvió a Elsie. Estaba sonriendo para él. Oh, Elsie, aunque sólo sea su Wyll había vivido sólo
un poco más de tiempo.

Pero Sylvanas, aparentemente sin darse cuenta de lo profundamente sus palabras lo habían
afectado y otros, continuó. “Se permitirá a todos los participantes a permanecer en el campo hasta el
anochecer. En ese momento, volverá a la pared, y los seres humanos a Stromgarde Keep “.

Se detuvo, de nuevo el escaneo de la multitud. “Obviamente, lo que acabo de decir se


supone que todo va bien. Existe la posibilidad de que no lo hará. Si percibo ningún tipo de
peligro para ti, mi pueblo, lo haré
inmediatamente ordenar la retirada. Una bandera no-Renegados una horda de una sola va a
volar en los terraplenes de la pared, y la bocina sonará. Si la Alianza decide ordenar la
retirada, lo mismo sucederá, salvo que volarán
la bandera de Ventormenta en Stromgarde Keep y el sonido de su propio cuerno. Si se hace sonar
la bocina o bien, se debe dar la vuelta y volver a la pared a la vez. ”

Su voz se quebró como un látigo y se hizo eco en la gran cámara. El efecto fue escalofriante, y la
multitud estaba totalmente en silencio.
“Ahora, a continuación. ¿Hay alguna pregunta?"

Parqual estabilizó y levantó la mano. La mirada de color rojo brillante cayó sobre él.
“Habla”, dijo Sylvanas.
“¿Se nos permite intercambiar algo?”
“No se permitirá intercambios de chucherías de la siguiente manera,” dijo Sylvanas. “Antes
del evento, cualquier cosa que desee dar a sus homólogos será examinado. Habrá áreas en el
campo en el que se pueden colocar en las mesas cuando se llega al lugar de la reunión. La
Alianza hará lo mismo. No toque nada que han dejado en las mesas mientras está en el
campo. Al final del día, estos artículos serán recogidos y se han ido a través para garantizar
que son seguros y no contienen nada sediciosa. Los mismos serán distribuidos a usted en una
fecha posterior. La Alianza, espero, hacer lo mismo con sus dones “.

“Nuestra Señora oscura es más generoso,” dijo Parqual.

Sylvanas inclinó la cabeza. “¿Puedo entender que tiene un elemento que desea compartir.”

“Yo.” Él pensó con entusiasmo de un juguete Philia vez había amado. Había dejado atrás cuando-

“Entonces es mi sincera esperanza de que la Alianza no se decide a tirar a la basura”, dijo


Sylvanas con esa voz suave, ronroneando. Era un pensamiento cruel y Parqual no le gustaba
entretener a ella.
"¿Alguna otra pregunta?"
Se planteó otra mano. “Que les toca? Nuestros seres queridos?”‘Es posible que,’respondieron
Sylvanas. “Aunque no puedo garantizar que tales un toque sería bienvenido.”

Una vez más, un mal pensamiento. La duda se agitó en la mente de Parqual, pero se obligó
de nuevo. No su Philia. Había esperado audiencia de su líder le haría sentir mejor, pero en
cambio, se sentía inquieto e infeliz. Otros parecían sentirse de esa manera, también. Y entonces
comprendió.
Sylvanas no quería que hagan esto, pero no podía salir y
simplemente prohibirlo. Había demasiados de ellos. Sus ideas estaban extendiendo. Incluso
personas como Elsie, que eran completamente leales a la Dama Oscura, que la querían ... incluso
Elsie querían tomar los Desamparados en una dirección diferente. Así Sylvanas estaba haciendo lo
que podía para robarles cualquier pequeño placer en la planificación.

De repente vio a su “reina” en una nueva luz. Vio muchas, muchas cosas en una nueva luz.

Como si leyera su mente, dijo Sylvanas, “Me di cuenta que no sueno optimista. Esto se
debe a que no soy. Te confieso ahora, me gustaría que no hacerlo. No porque le negaría
cualquier alegría, sino porque no me verte herido. Ya está listo para abrazar a sus parientes
vivos. Pero se sienten lo mismo? ¿Qué vas a hacer si no desean verte? Si ellos piensan que
las abominaciones, monstruosidades en lugar de la notable, Renegados valiente que eres? Si
soy cruel, sólo es ser compasivo “.

“Todo el mundo sabe que, mi señora!” Exclamó Elsie.


“Gracias, el primer gobernador”, dijo Sylvanas. “¿Hay alguna pregunta más?”

Tenía que haber. Pero nadie se atreve a preguntar, y Parqual pensó que había dibujado
suficiente atención a sí mismo.
“Si no hay, el primer gobernador, tengo algunos para usted. ¿Se unirá a mí más tarde para hablar
de ellos?”
“A medida que mis deseos de la reina”, dijo Elsie. Se volvió hacia la multitud. “Todo el mundo, espero
que comparta mi placer y anticipación de la llegada reencuentro con nuestros seres queridos. Me gustaría
dar las gracias a Sylvanas Jefe de Guerra de nuevo para permitir que esto suceda. Es mi mayor deseo en
el mundo que este no tenga problemas para que podamos ver a nuestros amigos y familias más en
nuestro futuro. Para la Dama Oscura!”

Otra ovación, y Sylvanas sonrió fugazmente, a continuación, se bajó del estrado. La


multitud de los Renegados se separó de ella. Los vítores continuó hasta Sylvanas, flanqueado
por dos guardas oscuros, desapareció en el pasillo.

Parqual volvió a Elsie. “Pareces un poco melancólica,” dijo. “Pensé que sería feliz”.

"¡Oh! Oh, sí, lo soy. Lo que admitir que me siento un poco mal por mí mismo,
aunque. Deseo que había sido capaz de ver a mi Wyll. Para mostrarle que después de tanto tiempo todavía
tengo mi anillo de boda “.

Sorprendido, Parqual la mirada hacia su mano. Ella se rió entre dientes. “Oh, no, por supuesto que no
encaja en el dedo más. Mis manos son demasiado huesuda, y no me gustaría correr el riesgo de perderlo.
Pero es seguro y sonido en mi habitación en la posada, sin embargo “.

Pensó en Philia. “Elsie, lo siento mucho”, dijo.


Ella hizo un gesto con la mano. “No se preocupe por mí. He tenido más suerte y el amor que
la mayoría. El legado de Wyll será que muchos otros van a ser capaces de experimentar algo
maravilloso gracias a él. Está bien si dos no llegaron a tenerlo. No se puede tener todo “.

Se inclinó con complicidad a Parqual y susurró: “A pesar de ello, voy a rizar el anillo en una
cadena y el desgaste que a la reunión.”
“De alguna manera creo que él sabrá”, dijo Parqual, y en serio.
UN nduin esperaba francamente bien un rechazo inmediato de Sylvanas o una salida
arrastrado cadena de comunicación de ida y vuelta. Para su placer y la sorpresa líder de la Horda
había respondido con prontitud que efectivamente interesados ​en apoyar su propuesta. Pero, Sylvanas
había escrito, vamos a empezar con un grupo pequeño, bien examinada. No voy a correr el riesgo
de tentar al menos noble medio de tu pueblo al asesinato.

Hubo una segunda carta, también. Éste había cimentado la rectitud de su decisión en su
mente-y tocó su corazón también.

Querido rey Anduin,

Gracias por tomarse el tiempo para escribir una nota tan amable que me
informa del fallecimiento de mi querido Wyll usted. Estaba muy aficionado a su
familia, y me complace saber que el niño se ocupó de convirtió en el hombre que
lo consoló cuando salía de este mundo.

Todos vamos a morir con el tiempo, incluso nos abandonado. Me mueve más de lo que
puede imaginar a conocer sus últimos pensamientos fueron para mí. Él nunca ha estado
lejos de la mía.
Arzobispo Faol ha sido una presencia muy amable aquí, y escribir hoy no sólo dar las
gracias a usted, pero para hacerle saber que todos los veintidós miembros del Consejo
Desolado aceptan de buen grado su oferta para cumplir con nuestros seres queridos que
aún respira, si es que quieren reunirse con nosotros.

Nuestra querida Dama Oscura ha pedido a cada miembro del consejo de


cinco nombres para enviarlo a usted. De esta manera, si una persona ya no
vive o no desea asistir, hay otras opciones para reuniones.

En cuanto a mí, no tengo uno dejó que yo sepa a reunirse durante esta
reunión de los vivos y los muertos. Wyll y no eran jóvenes, cuando la muerte
nos separó, y la mayoría de nuestras conexiones estaban con las familias
reales y sirvientes.
Si se pulsa, diría que me gustaría mucho para satisfacer a expresar mi
agradecimiento en persona, pero me gustaría entender que tal cosa sería
demasiado arriesgado para usted. Incluso lo que sugiere esta reunión muestra
mucho valor, y os encomiendo.

Sepa que su carta es ahora uno de mis pertenencias más queridas, tales
como son, sólo superada por el anillo de bodas Wyll me dio hace tanto tiempo,
cuando éramos jóvenes y feliz y el mundo estaba lleno de esperanza.

Gracias por lo que es lleno de esperanza, una vez más, aunque sólo sea por un solo día.

Con Respeto,
ELSIE BENTON

Anduin se sintió sonriendo. Se desvaneció como mentalmente reconoció que había otros
que, a pesar de que sin duda se sorprendería por el par de respuestas, no sería del todo
satisfechos.
Un golpe en la puerta lo sacó de su ensimismamiento. “Adelante”, que llamó. Se preparó
para otro regaño de uno de sus asesores, pero se sorprendió cuando el guardia abrió la
puerta y Calia Menethil entró.

Se levantó y se acercó a ella. “Calia”, exclamó, “es bueno verte. A


qué se debe este placer inesperado?”Había estado trabajando en una mesa y ahora se detuvo un
segundo silla para su huésped.
Se deslizó en el asiento que le ofrecía. “Me acerqué a Laurena. Estaba preocupado por su
amigo. Lo siento mucho, Anduin.”Sus ojos, la misma que seablue Anduin había visto en las
viejas pinturas de Arthas, se llenaron de simpatía. “Entiendo que Wyll que pidió no curarlo.
Como sacerdote, sé lo difícil que es una solicitud al honor. Especialmente cuando se trata de
alguien que amas “.

"Gracias. Wyll era una presencia constante en mi vida y en mi padre, también. Me da vergüenza
que sabía muy poco acerca de él personalmente. Para mí, no era más que ... Wyll.”Anduin se
detuvo. “Usted ha estado con los moribundos, Calia. Ya sabes que a veces cuando la gente pasa,
creen que ven a sus seres queridos “.

Ella asintió con la cabeza de oro. "Sí. Sucede con frecuencia.”‘En sus últimos momentos,
Wyll fue en busca de su esposa, Elsie.’Él la miró intensamente. “Estaba en Lordaeron.”

Calia inhala rápidamente. “Oh,” dijo. “Y ahora estás aún más decidido a hacer que suceda
esta reunión.”
“Estoy absolutamente comprometido con él. Mis asesores estaban ... no exactamente feliz con la
idea, pero va a suceder.”Él levantó las dos letras. "Dos cartas. Uno de ellos es el Jefe de Guerra de la
misma. Ella ha aceptado “.
La cara de Calia se fundió en una sonrisa. “Oh, Anduin, estoy tan contenta! ¿Y el segundo?"

“A partir de Elsie Benton. El jefe del Consejo Desolado de Entrañas. Era la esposa de Wyll. Y
ella quiere esta reunión, también “.
De repente Calia era subir de la silla y le echó los brazos alrededor de él, riendo con deleite. Se
rió un poco demasiado, la primera risa, que había pasado los labios desde la muerte de Wyll. Él le
devolvió el abrazo. Calia estaba cerca de la edad de Jaina, un poco mayor. Se había perdido su
“tía”, y estaba contento de haber encontrado a alguien similar en Calia.

Se echó hacia atrás, dándose cuenta de repente lo que había hecho. “Mis disculpas, Su Majestad.
Estaba tan pleased-”
“No se necesita disculpa. Es bueno tener a alguien que ... bueno, que es similar a mí de alguna
manera. Ambos crecimos niños reales, y ambos fueron llamados por la Luz para convertirse en
sacerdotes. Si Moira fuera a caer en el ahora,
podríamos formar un club “.

Anduin lamentó mencionar la vida anterior de Calia casi a la vez. Ella se puso rígida y miró
hacia abajo. Era evidente que aún algo que ella no quería discutir. Antes del momento creció
torpe, habló de nuevo, cambiando de tema.

“Sylvanas envió a lo largo de una lista de nombres recogidos de todos los miembros del Consejo
solitario. Me pregunto: ¿Le gustaría que me ayude cuando entrevisto a estas personas “?

Ambos sabían, pero Anduin no dijeron que iba a ser de particular ayuda porque ella podría
recordar algunos de Consejo Desolado de su tiempo como seres vivos. Y también podría
reconocer algunos de los nombres que figuran en la lista del Consejo.

Ella asintió. "Por supuesto. Voy a ser feliz a “.


“Antes de empezar a trabajar en las entrevistas, hay alguien Creo que hay que cumplir”,
dijo a Calia. “Estará aquí esta tarde.”
"¿Oh? ¿Quien?"

“Alguien que, espero, nos dará una idea de cómo los demás podrían responder. Digamos que
es probar las aguas “.

Fredrik Farley se utilizó para el suministro de alimentos, bebidas y entretenimiento para una posada llena de
gente. También se utilizó para romper posteriormente por las peleas que a menudo resultan de la
combinación. Se había limpiado la sangre una o dos veces y había tenido que expulsar a unos pocos
individuos demasiado ruidosos a partir de la Posada Orgullo de León, pero sobre todo él simplemente hizo
feliz a la gente. Sus clientes, ya sean locales o los que simplemente de paso, llegaron a cantar canciones,
contar cuentos, o sentarse junto al fuego con una jarra de cerveza. A veces se abrieron sus corazones a él oa
su esposa, Verina, ya que ofrecen un oído comprensivo.

Lo que era Fredrik Farley no utilizado para estaba apareciendo ante el rey de Ventormenta.

Su primera reacción cuando se le presenta la citación era el terror. Él y su esposa se esforzó para
ejecutar una posada sobre todo legal en el orgullo del León. Había estado en la familia Farley
durante años y había ofrecido cervezas a los visitantes sedientos desde tiempos del Rey Llane.
alguien había presentado una queja debido a la reciente refriega? los acusó de riego de la cerveza?
“El joven rey Anduin tiene una reputación tipo”, Verina había dicho, tratando de impulsar a los
dos. “No me puedo imaginar lo que tirar en el cepo o el cierre de nuestra casa pública. Tal vez él
quiere hablar con usted acerca de una fiesta privada “.

Fredrik querido Verina, tenía ya que ambos estaban en sus primeros años veinte. Y ahora que la
quería más que nunca. “Creo que si el Rey Anduin Wrynn quería organizar una fiesta, que tiene un
torreón encantador para hacerlo en,” dijo, besando su frente a la ligera. “Pero quién sabe, ¿verdad?”

La carta al correo que se le presentó hace referencia a “un asunto personal” y pidió que
venga “en cuanto pueda.” Eso, por supuesto, significaba alcanzar para el abrigo y el sombrero
después de la conversación rápida con su esposa y que acompaña a la mensajería de vuelta a
Ventormenta.
Fue escoltado a la Cámara del peticionario. Era una habitación grande, austera. Iluminado por
lámparas y velas, que incluye una zona con una, alfombra ricamente bordado de espesor y unos
bancos, así como una pequeña mesa con cuatro sillas en el centro. Un noble con una barba
elegantemente recortado y dos trenzas largas canas de pelo lo recibió, presentándose a sí mismo
como el Conde Remington Ridgewell. Fredrik fue invitado a tomar asiento.

“No, gracias, mi señor-er-Conde,” tartamudeó. ¿Cómo una dirección de una cuenta, de


todos modos? “Prefiero estar de pie si te place,” dijo.
“No importa en absoluto para mí”, dijo el conde. Dio un paso atrás unos pasos y se llevó las
manos a la espalda, a la espera.
Fredrik se quitó la gorra y se la, de vez en cuando se ejecuta con nerviosismo una mano por la
calva. Se espera que lo hagan esperar por un tiempo. Reyes, suponía, tenía un buen montón de
cosas que tenía que hacer en un día. Miró a su alrededor la gran cámara. ¡Tan grande! Podría
adaptarse a la totalidad del orgullo del león aquí con espacio de sobra, reflexionó.

“Me estoy dirigiendo el posadero Fredrik Farley?” Dijo una voz agradable, con un sonido
juvenil.
Fredrik se volvió, esperando ver un escudero, y en su lugar se encontró cara a cara con el
Rey Anduin Wrynn. Pero el gobernante de Ventormenta no estaba solo. Una mujer mayor de pie
junto al rey, vestido con una túnica blanca. Y un poco detrás de él era un hombre muscular
mayor de pelo blanco, una barba bien recortada, y penetrantes ojos azules.

“Su Majestad!”, Dijo Fredrik, su voz escalada con sorpresa. “Su perdón I-wasn't-”
Es tan joven, Fredrik pensó. Mi Anna es mayor que él. No me había dado cuenta de que ...

El sorprendentemente joven rey sonrió con facilidad y señaló una silla. “Por favor, no sentarse.
Gracias por venir."
Fredrik filo hacia la silla y se dejó caer, todavía con su sombrero. El rey se sentó frente a él,
y la sacerdotisa y el hombre mayor que le había acompañado hizo lo mismo. Rey Anduin juntó
las manos y contempló Fredrik constante, pero amablemente. El hombre mayor se cruzó de
brazos y se echó hacia atrás en su asiento. En contraste con el rey y la sacerdotisa, que
parecía casi enojado. Fredrik pensó él conoce de aspecto, pero no pudo colocar.

“Lo siento por el misterio de todo esto, pero es un poco de un asunto delicado, y quería
hablar con usted mismo.”
Fredrik sabía que sus ojos eran tan grandes como huevos a ese punto, pero era totalmente
incapaz de hacer nada al respecto. Él tragó saliva. Anduin agitó al noble operadora. “Vino para el
Sr. Farley, por favor, el conde Ridgewell. ¿O prefiere una cerveza?”

El rey de Ventormenta me está preguntando si quiero vino o cerveza, Fredrik pensó. El mundo se
había vuelto loco.
“W-lo tienes, Su Majestad.”
“Una botella de Enarboladas Dalaran Rojo”, dijo, y el recuento asintió y se fue. El rey volvió su
mirada a Fredrik. “Eres un posadero. Estoy seguro de que estará familiarizado con mi selección “.

Fredrik era de hecho familiarizados con la cosecha, pero no era algo que no había mucha
demanda en el Orgullo del León, ya que el precio era desorbitado. “Te estoy ofreciendo una copa
ahora porque vamos a brindar por un hombre muy valiente”, continuó el rey. “Y luego voy a
preguntar si usted mismo lo haría, si fuera posible, estar inclinado a hacer una cosa muy valiente.”

Fredrik asintió. "Por supuesto señor. Es como desee “.


La sacerdotisa colocó una mano en su brazo. “Sé que es difícil no estar nervioso, pero te
prometo, usted es libre de irse en cualquier momento. solicitud de Su Majestad es sólo eso, no
una orden “.
Fredrik sentía algo del Abate temor, y su corazón, que había estado golpeando fuertemente
desde que el mensajero había llegado a la posada, finalmente comenzó a disminuir a pesar ceño
fruncido del hombre mayor.
“Gracias, Sacerdotisa.”
Anduin continuó. “Es mi entendimiento de que perdió su hermano a la plaga. Quiero que
sepas que lo siento mucho por su pérdida “.
Esto no era en absoluto lo Fredrik había estado esperando. Se sentía como si hubiera sido
golpeado intestino. Pero los ojos azules del joven rey se mantuvo amable y simpático, y Fredrik
encontró hablando libremente.
“Sí”, dijo Fredrik. “Nos estaba más cerca que los varones. Frandis siempre le gusta jugar
con espadas. Era bueno en ella, siempre tanto better'n mí. Consiguió un trabajo protegiendo
caravanas de suministro de rufianes. Iba de aquí para Forjaz o donde las caravanas iban. Ese
día, se fueron a Lordaeron “.

El chico- no, Fredrik, el rey! - mirado por un minuto. “Y usted pensó que Frandis murió,
¿verdad?”
súbita esperanza se apoderó del posadero. “Él no es-vivo?” El rey sacudió la cabeza rubia
con tristeza. "No. Pero con el tiempo se convirtió en un Renegados. Y fue como Renegados
que se convirtió en un héroe. Lo mataron porque él desafió a un tirano el Jefe de Guerra de la
Horda, Garrosh. Murió porque no quería seguir las órdenes que él sabía que estaban mal y
cruel “.

Contar Ridgewell regresó con una bandeja con cuatro vasos y el vino prometido. El rey le
dio las gracias y llenó los vasos. Fredrik alcanzó su, cuidando de no sostener el vidrio soplado
frágil con demasiada fuerza. No fueron las tazas pesados ​que estaba acostumbrado en su
taberna, eso era seguro.

Frandis-su hermano había sido un Renegados. Fredrik bruscamente comenzó a temblar, y el


vino se derramó en torno a la hermosa copa. Tomó un trago para calmar sus nervios, y luego se
dio una patada por no saboreando la vendimia rara.

“Un héroe”, dijo Fredrik, repitiendo las palabras del rey Anduin. “Eso no suena como un
abandonado,” añadió con cautela, preguntándose si esto era una especie de juego.

“No me gusta lo que pensamos como Renegados, no”, dijo la mujer. Junto a ella, el hombre de
cabello gris se parece cada vez más irritada.
“Pero qué suena Frandis?” Preguntó el rey.
Las lágrimas brillaron en los ojos de Fredrik. “Es hacer”, dijo. “Él era un buen
hombre, Su Majestad.”
“Lo sé,” dijo el rey. “Y él era un hombre bueno, incluso después de su muerte. Hay otra
Renegados que también retienen a sí mismos ... incluso después de su transición. No todos ellos,
sin duda. Pero algunos."
“Es ... no parece posible”, murmuró Fredrik.
“Déjame hacerte una pregunta,” dijo el rey. “Supongamos, por alguna casualidad, Frandis todavía
estaba con nosotros. Como Renegados. Sabiendo que era todavía en gran parte a sí mismo, siendo el
hombre bueno que era tu hermano, te hubiera gustado conocer con él?”

Fredrik bajó la mirada a su regazo. Vio que sus grandes y fuertes manos habían sido agarrando y
girando su sombrero hasta que se había perdido por completo su forma.

¡Que pregunta! haría lo que quiere eso?


“Tenga en cuenta que su respuesta, esto puede ser tu hermano, pero él también sería un
Renegados.” Por primera vez, el hombre mayor había hablado. Su voz era profunda y tenía
casi un gruñido a ella. “Él no estaría vivo. Él podría estar pudriendo. Huesos es probable ser
que sobresale a través de su piel. Habría hecho cosas terribles como miembro de la Plaga. Y
que iba a servir a la Reina alma en pena. ¿Le seguirá interesado en conocer a su 'hermano'?”

Rey Anduin no parecía satisfecho con las palabras del hombre viejo, pero él no lo silenciar,
tampoco. Fredrik sintió frío, recuperado de la imagen gráfica que había sido pintado. Sería
aterrador a encontrarse cara a cara con-

¿Con que? O, más importante, con quién? Con un monstruo? O con su hermano?

Fredrik tendría que averiguarlo por sí mismo, ¿verdad? El posadero tragó saliva y miró
directamente por primera vez en la cara de niño de su rey, a continuación, en la gentil uno de la
sacerdotisa, entonces, menos de buen grado, al hombre mayor, casi enojado.

Su respuesta fue por su rey.


“Sí, Su Majestad”, ha indicado. “Me hubiera gustado verlo. Y si era como usted dice que era:
una persona que trató de detener algo malo, entonces todavía estaría mi hermano “.

El rey y la sacerdotisa se miraron satisfechos, y el rey


rellenados vidrio de Fredrik mientras que el hombre mayor sacudió la cabeza y suspiró con frustración.
O urante los próximos días, Anduin y Calia llevaron a la lista de nombres humanos
Sylvanas les había dado y envió cartas a todos los mencionados. Anduin mismo las escribió
en lugar de tener un escriba hacerlo. Dejó en claro que la participación en el Encuentro,
mientras él y Calia se encontraron llamándolo, era totalmente voluntaria.

Ningún daño vendrá a usted o su familia si se niega, dijo en la misiva. Esto no es una orden
sino una invitación, la oportunidad de ver a sus seres queridos de nuevo, a pesar de que son
diferentes de las que recuerdo.

Los mensajeros que entregan las cartas habían recibido instrucciones de no dejar sin
respuesta. Algunos de los de la lista sabían leer y escribir y escribió sus propias respuestas;
otros los dictados al mensajero. Anduin miró el montón de respuestas y suspiró. “Contando
lotes de hoy, hay más negativas que las aceptaciones”, dijo.

Calia sonrió con tristeza, pero amablemente. “Eso no debe sorprender”, respondió ella.

"No. No lo hace “. Y es por eso que es doloroso, pensó pero no lo dijo. “Pero hubo algunos
que aceptó de inmediato”, le recordó ella. “Y todos los miembros del consejo presentó cinco
nombres, anticipando que
algunos no quieren participar “.
“Es cierto.” Fue bueno para él para recordar eso. Su tarea era todavía más que empezar; todas
las personas que responden positivamente tendrían que ser entrevistado para asegurarse de que su
deseo de reunirse con la familia o los amigos se deriva de amor y preocupación en lugar de la
venganza. Otros de sus asesores habían ofrecido para ayudar Calia y el Anduin en el proceso, pero
el joven rey les habían negado. Era algo amargo, pero que no confiaba en ellos para ser imparcial.
Había visto cómo descontento Genn había estado con Fredrik Farley. La gente necesitaba para
entender lo que pudieran encontrar, pero que no necesitan ser intimidados para negarse.

Anduin había sido informado de que el sentimiento negativo no se limita a sus asesores.
Guardias y la gente de Shaw habían informado de que hubo murmullos en algunas de las
tabernas y en las calles. Los guardias habían sido instruidos para interrumpir este tipo de
conversaciones si rayaba en la sedición o crecieron violenta. Hasta el momento, nada hubiera
sucedido; el odio expresado, los guardias informaron, era para con Sylvanas y la Horda por lo
que habían hecho a sus seres queridos. Algunos todavía creen que la muerte era mejor que
convertirse en “monstruos”.

La comunicación entre él y la Reina Banshee continuó yendo sorprendentemente bien. Habían


golpeado a cabo un conjunto de reglas que cada uno de acuerdo a adherirse y que incluso habían
pasado la inspección entre sus asesores para fines de seguridad. Todo el mundo estaba, si no
exactamente feliz, aprobando el lugar seleccionado, los números elegidos, y los pasos que se
seguirían de la llegada de las fuerzas de cada una de las facciones de la hora y la forma de su
partida.

En un momento dado, Genn se había enfrentado a Anduin y le preguntó a quemarropa: “¿Cómo


se puede trabajar fácilmente con la criatura que traicionó a su padre? Hay más sangre en sus
manos que no hay agua en el océano!”
“No es fácil”, Anduin había respondido. “Y ella tiene sangre en sus manos. Todos lo hacemos. No,
Genn. No puedo cambiar el pasado. Pero si esto sigue así, entonces puedo cambiar el futuro: una
persona, una mente, un corazón a la vez. Y tal vez eso será suficiente para que un nuevo estallido de la
guerra alimentada por Azerite no va a acabar con cada uno de nosotros “.

Los días pasaron. Anduin y Calia continuaron reuniéndose con aquellos cuyos nombres estaban en la
lista proporcionada. Algunos eran como Fredrik: las personas que han luchado con el concepto de un
Renegados como una “persona”, pero anhelaban
conexión. Otros, sin embargo puede ser que han expresado su disposición a reunirse con sus
parientes Forsaken en la carta, se consideraron inadecuados. Calia era un agudo observador, y el
Anduin confiaba en las viejas heridas que había recibido de la Campana Divina para guiar sus
decisiones. Y a veces, por desgracia, era bastante obvio que la “reunión” habría dado lugar a la
violencia.
Había un trasfondo de hostilidad, un deseo sin voz para castigar a los Renegados
simplemente por el hecho de haber muerto y vuelto a nacer. Otros, por lo general con más de
razón suficiente, eran abiertamente enojado con Sylvanas. Se les dio la moneda y refresco por
su tiempo y despedidos.
“El odio”, dijo una vez a Anduin Calia, “siempre me sorprende. No debería. Pero lo hace “.

Ella asintió con la cabeza de oro con tristeza. “Como sacerdotes, no podemos endurecer nuestros corazones y lo
siguen haciendo lo que la Luz quiere que hagamos. La vulnerabilidad es nuestra fuerza y ​nuestra debilidad ambos.
Pero lo tendría ninguna otra manera “.

Las velas se habían quemado en la cámara baja en el último día que la última persona se
acomodó en la silla. Su nombre era Philia Fintallas, y la persona que había pedido para ella fue
su padre, Parqual.
Philia parecía tener unos quince años de edad, si acaso. Tenía unos ojos grandes y
expresivos y un pequeño botón de la nariz. Con la vitalidad de su comportamiento, ella
parecía tan lejos de un Renegados como el verano del invierno.

“Mi padre era un historiador en Lordaeron, y nací allí”, dijo. “Pero habíamos familia
aquí-tías, tíos, primos y yo habíamos volver para una visita. Se suponía que debía haber ido a
casa el día después del horario”Se interrumpió, y se llenaron de lágrimas en los ojos. Anduin
sacó un pañuelo y se lo pasó a ella. Ella lo aceptó con una sonrisa temblorosa de
agradecimiento y sorbió el agua Calia había vertido por ella.

“Después vino Arthas,” Anduin terminó por ella. Se coló una mirada a Calia. No podía contar el
número de veces que el nombre de su hermano había sido mencionados durante estas reuniones con
los supervivientes. Y cada uno le había maldecido con ganas. En algún nivel, tenía que herir la
hermana de ese hombre. Anduin nunca se identificó Calia por su nombre, y ella nunca reaccionó a las
cosas viles que se dijeron sobre el Rey Exánime muertos. Admiraba su fuerza, especialmente teniendo
en cuenta lo que había dicho acerca de no endurecer el corazón.

Philia asintió miserablemente, entonces respiró profundamente y continuó. “No hemos oído
nada de mamá o papá, así que supuse que eran
muerto. Esperado que estaban muertos, dado todo lo que habíamos oído hablar de la Plaga. Oh, no es
tan horrible ahora que lo sé, tengo que decir que mi tío no quería que viniera cuando llegué a su carta,
Su Majestad. Pero tenía que hacerlo. Si por algún milagro que sigue siendo él, tengo que verlo. Tengo
que ver a mi papá!”
Su voz atrapado como las lágrimas que había intentado tan duro para contener derramado por sus mejillas.

Calia había sido indefectiblemente amable y reconfortante para todo lo que ella y el Anduin
había hablado con el, pero evidente amor de esta chica con claridad la golpeó con fuerza. Se
levantó y fue a Philia, sosteniéndola con fuerza, dejando que su sollozo contra su hombro. Anduin
creyó ver lágrimas en los ojos de la sacerdotisa mientras las dos mujeres se abrazaron, y le ocurrió
una idea. Era un tema delicado pero que necesitaba para abordar con Calia una vez completada su
tarea aquí.

“Es verdad, te lo prometo”, dijo a Philia. “No he conocido a su padre, pero me he


encontrado con muchos Renegados que recuerdan quienes eran y que sería muy feliz de
reunirse con aquellos que han pensado en ellos muertos o destruidos más allá del
reconocimiento.”
Calia se apartó un paso de la chica, colocando sus manos sobre los hombros. “Philia?
Mírame."
La chica lo hizo, tragando, con los ojos rojos e hinchados. “He oído hablar de su padre de
alguien que lo conoce como es ahora. Él habla muy bien de él y me dice que todavía es
amable e inteligente. Creo que va a ser una alegre reunión para los dos “.

"¡Gracias! Muchas gracias! ¿Cuándo sucederá esto?”‘Vamos a enviar un correo con las
instrucciones,’Anduin le prometió. “Con suerte, no demasiado largo.”

Cuando la chica se fue, radiante de alegría, Calia dio Anduin una sonrisa a pesar de que su cara estaba
enrojecida aún por las lágrimas de empatía que había derramado.

“Espero que ahora ves lo bien que haces, Anduin Wrynn.” Él le dio una sonrisa de medio lado. “Espero
que sea será ser bueno “, dijo. “Voy a relajarse cuando todo ha terminado. No podría haber hecho esto sin
ti, Calia. Tienes un don para la lectura de la gente “.

“Eso fue algo que aprendí desde muy temprana edad como un niño real, como estoy seguro de que lo hizo.
Trabajar tan estrechamente con tantos compañeros sacerdotes sólo ha ayudado a perfeccionar esa habilidad y
templar con compasión “.
Hubo una pausa. Calia ella simplemente le había proporcionado una ramificarse en la
conversación que deseaba tener con ella, pero aún así, Anduin armó de valor.

“Calia,” empezó con cuidado, “que ha sido de gran ayuda. Y usted no es ciudadano de
Ventormenta. Si este plan conduce finalmente a la paz, serás un héroe de la Alianza “.

Sonrió un toque con pesar. “Gracias, pero yo no me considero un miembro de la Alianza. Soy
un ciudadano de la nada ahora, excepto quizás el templo NetherLight “, dijo. “Voy a donde la luz
me quiere. Realmente creo que este es el camino correcto hacia la reparación de otras divisiones
mayores, “.
Anduin no podía dejarlo pasar sin hacer absolutamente seguro. Había demasiado en juego. “El
reino de Lordaeron es su derecho de nacimiento. Pocos estarían dispuestos a dejar de lado ese título
y el poder que les otorgaría,”presionó. “Entiendo su razonamiento, pero muchos no lo hacen. Es
posible que tenga algunos campeones nacionalistas crecientes, listo para tomar la ciudad en su
nombre “.
De repente, su expresión se volvió pensativa, y ella buscó en sus ojos. “¿Usted estaría entre
ellos, Anduin? Es por eso por lo preguntas? Sería el rey de Ventormenta hacer la guerra contra la
Horda, buscar en la Ciudad Subterránea, para conceder la reina de Lordaeron su reino vacío?”

El trono estaba ella por todo el derecho. Sin embargo, valió la pena la guerra habría de expresar su
deseo de reclamar? Ella vio la lucha en la cara y le puso una mano sobre la suya.

"Entiendo. No se preocupe. Los que actualmente habitan en Lordaeron vivieron allí en la vida. Los
Renegados son los verdaderos herederos. Pertenece a ellos ahora. Lo mejor que puedo hacer por aquellos a
los que habría gobernado es exactamente lo que estoy haciendo. He encontrado la paz y un llamado en el que
realmente puedo materia. Eso es más importante que una corona ensangrentada “.

“El sacrificio de la paz y un llamado suele ser el precio de una corona “, dijo Anduin.

“¿Usted no tiene que así sea. Stormwind tiene la suerte de tenerte. Pero si realmente desea que
agradecerme, tengo que pedirle un favor. Por tanto usted como el arzobispo. Me gustaría participar
en el Encuentro “.
Anduin frunció el ceño ligeramente. “No creo que sea prudente,” dijo. “Puede haber quienes
los reconocen. Podría ser peligroso. Podría ser mal interpretado ....”Se podría, de hecho, llevar a
la guerra.
“Si alguno de los Desamparados hacer reconocerme, me dará la oportunidad de mostrar que ellos no
tienen ninguna mala voluntad”, respondió ella. “Que no tengo ningún deseo de correr fuera del lugar que ha
sido su casa durante tanto tiempo. Quiero que se queden allí. Yo quiero que sean seguros “.

Anduin la observó detenidamente, tomando una respiración y centrar a sí mismo.


La luz que me haga saber si les significa daño. No sintió dolor de responder en sus huesos,
ningún indicio de que Calia Menethil estaba planeando algún tipo de golpe asesina. Sus
intenciones eran en alineación con la Luz que sirven tanto.

“Yo ya he establecido un vínculo de confianza con estas personas que hemos


entrevistado,” continuó. “Y nadie sabe el arzobispo mejor que yo.”

Esto era cierto. Y nadie la conocía mejor que Faol. “Voy a hablar con el arzobispo,” dijo al
fin Anduin. “Si está de acuerdo, entonces yo también.”
Calia le sonrió. “Gracias”, dijo. "Significa más de lo que crees."

Hubo una última cosa que se sintió obligado a decir. “Tengo una pregunta, y es importante
que sé la respuesta.”
Su cabello dorado, dorado como el de Arthas, tan dorado como el suyo, cayó en una hoja brillante
para ocultar su rostro mientras miraba hacia abajo. Su voz era pequeña cuando habló.

“Confío en que, Anduin,” dijo. “Si usted siente que debe saber la respuesta, a continuación, pedir a él.”

Tomó un respiro profundo.

“Calia ... ¿Hay un niño? ¿Tiene un heredero?”


T as palabras no dichas colgaban entre ellos, pesado y triste, y el Anduin sabían la respuesta antes de
que ella se la dio.
“No era un niño,” Calia Menethil dicho en voz tan baja que tuvo que esforzarse para oírla. Fue
suficiente, pero Anduin esperó para ver si estaba lista para contar su historia. Del mismo modo que
tomó aire para cambiar de tema, ella comenzó a hablar.

“Usted debe entender ... mi padre era normalmente un hombre amable y comprensivo, pero en
este caso lo que era firme. Él era elegir el hombre que era para casarse, y yo iba a estar de
acuerdo con ella “.
Sus tristes ojos verde mar levantadas de las manos entrelazadas en el regazo. “He cometido muchos
errores y malas decisiones en mi vida. Cada uno tiene, sino como derechos, nuestras decisiones son
más importantes que las de los demás, ya que afectan de manera que muchas más personas. Usted
puede sentir que usted tiene que encontrar una reina, un heredero. Sus asesores le pedirá que haga un
buen partido político. Otros podrían ser capaces de vivir con tales cosas. Pero no la gente como
nosotros. Prométeme esto, Anduin: todo lo que alguien te dice que hagas, no te cases si su corazón no
le dice nada “.

Su cara era feroz, pero todavía hermoso y encantada, y sus palabras lo golpeó con la
fuerza de la verdad. Aun así, Anduin sabía que al final
tendría que hacer lo que era mejor para su reino.
“No puedo hacer una promesa Puede que no sea capaz de mantener”, dijo, “sino por lo que vale la pena, que
comparte sus sentimientos sobre este asunto.”

“Todos hacemos lo que debemos,” dijo Calia. “Yo no era el heredero directo. No tengo sus
responsabilidades. Si lo hubiera hecho, podría haber aceptado sin protestar. Pero Arthas era el
heredero, el hijo primogénito, y a medida que crecía, papá comenzó a centrarse más en él. Parecía
como si él y Jaina sería una perfecta-un par matrimonio por amor, así como una política sólida. Al
menos hasta que Arthas alguna manera decidió que no era perfecto “.

Ella hizo una pausa, y luego levantó la vista hacia él. “Jaina ... Yo he tenido miedo de preguntarle. Es ella…"

“Está viva,” Anduin se apresuró a tranquilizarla. “No sabemos dónde está, pero ella puede
cuidar de sí misma.” Él no le dijo de las luchas de Jaina o de su aparente abandono de la
Alianza. Calia tenía bastantes dolores en su corazón. Anduin tenía ningún deseo de añadir a
ellos a menos que ella preguntó.

Sus palabras parecían ser suficiente para ella. Ella sonrió, sus ojos distantes, y dijo: “Estoy contento. Ella
era muy querido por mí cuando éramos más jóvenes. Cuando el mundo era menos cruel que ahora. Y con lo
que se convirtió en Arthas ... ... Estoy muy contenta de que ella no estaba casada con él.

“Sin embargo, mientras el ojo del Padre estaba en mi hermano, he realizado mi propia rebelión tranquila.
Me enamoré de alguien Padre nunca se habría aprobado: uno de los hombres de a pie. Robamos qué
momentos que pudimos, y una vez que, en la oscuridad de la noche, nos constante de distancia y le pidió
una sacerdotisa para casarse con nosotros. Ella se negó en un primer momento, pero persistió. Llegamos a
ella una y otra vez, mi dulce amor y yo, y al final, con la bendición de la Luz, nos casamos.”

Su mano cayó a su vientre, plano ahora, pero una vez redondeado con el niño. “Cuando yo estaba
seguro de que yo llevaba, le confesé a la madre. Oh, estaba furiosa conmigo! Pero podía decir por la
cara que se trataba de un verdadero amor, y yo le aseguró que mi hijo sería legítimo. Padre estaba
demasiado atrapado en Arthas hacer muchas objeciones cuando mi madre y yo fuimos en un 'tiempo
de descanso' a las partes más remotas del reino “.

La mano de Calia dejó de moverse en su abdomen, y las dos manos se cerraron en puños.
“Tengo que mantener mi niña hermosa y tienden a ella por unas pocas semanas antes de que se
decidió que mi marido elevaría ella, lejos de Lordaeron e ignorante de su derecho de nacimiento.
Madre prometió que cuando el
momento adecuado, cuando Arthas finalmente se había casado y produjo un heir- podríamos
reconocer mi hija y quizás elevar mi marido a la condición de un noble para que su nombre
sería inmaculada.
“Ese día nunca llegó. Pero la Plaga hizo “.
Anduin escuchó, con el corazón lleno de simpatía. Calia estaba describiendo ser vendida
como ganado al mejor postor. Se había rebelado, enamorado, y concibió un hijo. Una hija. Por
un breve instante, se preguntó qué Anduin una hija o un hijo de su vería así.
Independientemente de la apariencia o el sexo, ese niño descartaría un día ... y hasta entonces
estaría profundamente amado.

“No recuerdo mucho de ese tiempo. Recuerdo tumbado en una zanja mientras que la Plaga
pasó por encima de mí. Creo que este día fue gracias a la luz que nunca me encontraron.
Hice mi camino a Costa Sur, donde mi marido y su hijo se habían escondido. los tres lloramos
cuando estábamos reunidos. Pero no iba a durar “.

No. No es una segunda vez. Anduin cogió una de sus manos en puños. Por un momento, fue tensa
por debajo de él, y luego, lentamente, el puño cerraban como Calia permitió que sus dedos se
entrelazan a la de él.
“Usted no tiene que decir nada más, Calia. Siento haber molestado.”‘Está bien,’dijo ella.
“He empezado ahora. Creo que quiero terminar.”‘Sólo si lo desea,’le aseguró.

Ella le dio una leve sonrisa. “Tal vez si le digo a alguien, las pesadillas se detendrán.”

Interiormente, él hizo una mueca; que no tenía respuesta a eso. Ella continuó. “Nadie me
reconoció. Todos suponían que estaba muerto. Estábamos felices por un tiempo. Y luego vino la
plaga. Nosotros corrimos. No estaba a punto de dejar a mi familia de nuevo, pero en la multitud que
se separaron. Me puse de pie en medio de la calle, gritando por ellos. Alguien se apiadó de mí,
tirando de mí a su caballo al galope y más allá de los límites de la ciudad justo a tiempo.

“Hubo un grupo de refugiados en el bosque. Muchos de nosotros esperamos, desesperada por


palabra de nuestros seres queridos. A veces se contestan las oraciones, y hubo reuniones que
estaban ...”Calia se mordió el labio. “Recé para que mi familia también, se ahorraría. Pero ...”Su
voz se apagó. “Nunca los vi de nuevo.”

Y luego, con la comprensión de que se detuvo su respiración con el choque,


Anduin entiende por qué Calia había decidido hacerse amigo de los Desamparados. ¿Por qué, en lugar
de verlos como los destructores de su ciudad, su forma de vida, y toda su familia, que había elegido
para identificar con ellos.
“Usted está esperando que su marido y su hijo, también, se convirtió en Forsaken en lugar de morir como
Plaga”, dijo en voz baja. “Usted está esperando que obtendrá la palabra de ellos en el Encuentro”.

Calia asintió, secándose las lágrimas en su cara con una mano. El otro permaneció entrelazadas
con el joven rey. “Sí”, dijo. “No fue hasta que me encontré con el arzobispo que empecé a entender
que los Renegados no eran monstruos. No eran más que ... nos. Las mismas personas que usted y yo
sería si hubiéramos estado muerto y dado una especie diferente de la vida “.

“Usted no sabe si su familia hubiera sido así”, advirtió Anduin. “Podrían haber sido llevado a
la locura o se convierte cruel. Podría ser devastador para que se puedan ver.”Las palabras de
Genn a Fredrik volvieron a él ahora incluso mientras hablaba.

"Lo sé. Pero tengo que esperar por la oportunidad. No es eso lo que la Luz se trata, Anduin?
¿Esperanza?"
la mente del Anduin regresó al juicio de Garrosh. Cuando ese orco había ejecutado su
fuga, lo había hecho gracias al caos sembrado por un ataque inesperado en el templo. En esa
batalla, Jaina había sido gravemente herido.

No, se corrigió a sí mismo. Ella había estado muriendo.

Así que muchos trataron de curarla, tanto Alianza y la Horda. Pero la herida era demasiado.
Anduin recordaba rodillas en el frío suelo de piedra del templo, mirando respiración dificultosa de
Jaina y ver burbujas de color rojo forman en sus labios, sus manos en su túnica ensangrentada. Por
favor, por favor, había rezado, y la Luz había venido. Pero, al igual que los otros, estaba agotada.
Y la luz que había llamado no sería suficiente para salvarla.

Se acordó de que otros le decían que se fuera, que había hecho todo lo posible. Pero se
quedó allí en esos momentos tristes, impotentes antes de la muerte de esta mujer que había
amado como una tía. No, le había dicho a los que quería que a pie. No puedo.

Y entonces la voz de su maestro-Chi-Ji, la grúa Rojo. Y así, el estudiante recuerda las


lecciones de la sien.
Anduin citó las palabras de la ji-ji a Calia ahora. “La esperanza es lo que tiene
cuando todas las demás cosas que han fracasado”, dijo. “Donde hay esperanza, hacer espacio para la
curación, para todas las cosas que son posibles-y algunos que no lo son.”

Sus ojos brillaban, y ella le dio una sonrisa temblorosa. “Usted entiende,” dijo.

“Yo”, dijo. “Y sé que tiene usted participa en el Encuentro es lo que hay que hacer.”
Mientras hablaba, sintió el calor y la calma roban a través de él. Ese calor pasa a través de
sus manos unidas a Calia, y vio las líneas alrededor de los ojos y disminuir la boca, su cuerpo
se relaje.

Cualquiera que sea betided, este acto de bondad era lo correcto. Anduin tuvo que esperar que no
iban a pagar un precio muy caro por ello.
T ANARIS

El equipo del ingeniero de duende y mineralogista GNOME recogió su ritmo. Saffy parrilla
Grizzek en todo lo que sabía acerca de su “jefe”, y lo mató para ver su cara, normalmente tan
brillante y alegre, sobre todo recientemente a crecer más oscuro y más retraído. A veces
Grizzek embridó la forma en que su pueblo se consideraban o, más exactamente,
vilipendiado. No todos los duendes estaban fuera de vender cosas peligrosas a precios
ridículos. Hubo algunos que fueron incluso bien visto: Gazlowe, que operaba en trinquete, al
sur de Orgrimmar, vino a la mente.

Pero Jastor Gallywix resume lo peor que podría decir sobre duendes. Era astuto, egoísta,
arrogante, totalmente despiadada y sin la carga por el remordimiento. Incluso había vendido su
propio pueblo como esclavos justo después del golpe Cataclismo, por amor de Dios. Grizzek y su
querida Punkin habían llegado a ser tan absorto en la impresionante magnificencia de Azerite que
habían perdido de vista lo que sin duda estaba en el corazón del deseo de Gallywix a aprender
acerca de él: su capacidad para matar a cualquiera que eligió duende.

“Todo esto es mi culpa”, dijo Grizzek en un momento dado, más miserable de lo que había estado
alguna vez en su vida. “No debería haber confiado en Gallywix a cumplir su promesa. Debería haber
sabido que él querría que hiciera armas. Y lo peor de todo, lo que debería Nunca que han arrastrado a
esto. Lo siento mucho."
“Hey,” dijo Saffy, cayendo en sus brazos y apretándose contra su pecho hundido verde.
“Aunque no puedo aprobar sus métodos, me alegro de que estamos trabajando juntos en esto.
Usted tenía razón. Usted sabía que me gustaría estar involucrado. Puede que haya llegado aquí
pataleando y gritando, literalmente, pero me quedé porque quería. Y porqué-"

Grizzek contuvo el aliento. Iba a decir-


“Porque estoy feliz de que nos hayamos encontrado de nuevo. Este Azerite es algo muy
poderoso. Su estado natural es hacia el crecimiento y la curación. Tal vez incluso Gallywix va a
entender que es mucho mejor ponerlo a ese tipo de usos “.

“Pookie”, dijo, “él es un duende. Nos gusta volar las cosas.”Ella era, por supuesto, no puede
negar la verdad en esto. “Bueno,” cercado ella, “la construcción y la curación son tan
importantes como la destrucción y
asesinato."

Sapphronetta era tan ingenuo. Y él la quería tanto por ello. En el momento en Gallywix apareció,
todo el vientre grande, gran actitud y una gran sonrisa, estaban listos.

“Príncipe Comercio”, dijo Grizzek, “por favor, permítame presentarle a mi compañero de laboratorio:
Sapphronetta Flivvers.”

Saffy hizo una reverencia, que parecía ridícula, pero entrañable como que llevaba un mono
y botas torpe. Gallywix parecía encantada.
“Encantado, encantado”, que se disparó en su abrasiva voz, ronca, tomando su mano y
presionando sus labios sobre ella. Saffy palideció, pero no se apartó. “Usted fue la pena cada
cobre para secuestrar, querida, y ni siquiera ha visto a su trabajo todavía.”

“Uh ... gracias”, dijo. Sus ojos se estrecharon, y era obvio que ella no quería más que a la
cubierta él, pero de nuevo se abstuvieron de acciones que probablemente daría lugar a su
encarcelamiento y / o ejecución.

“Hemos estado trabajando en una variedad de cosas,” Grizzek comenzó, pero Gallywix lo
interrumpió.
“Un montón de armas, espero,” Gallywix dijo mientras avanzaba lentamente por la puerta hacia el patio.
“Nuestro jefe de guerra es extremadamente interesado en las cosas que van auge. Y yo le dije, 'Jefe de
Guerra,' Me dice, 'no se preocupe, la miel. Tengo el mejor tipo que hace que las cosas van auge. ”

“En realidad,” dijo Saffy, forzando una sonrisa, “duendes ya tienen éxito en hacer que las cosas van
auge. Lo que hemos estado trabajando es mucho más valioso “.

Lo condujeron interior hacia el laboratorio. Dispuestas con un ojo para impresionar eran todos sus
trabajos de amor. Se procedió a poner los objetos a prueba como Gallywix observaba, sus diminutos
ojos fijos en la avidez Azerite.
Primero que compartían los artículos portátiles: las joyas y baratijas. “Nos dieron la
inspiración de usted,” dijo Grizzek. “Su caña fue el primer adorno hecho de Azerite!” Gallywix
vigas y acarició el orbe oro brillante en discusión. Saffy discute las propiedades de los
diferentes baratijas, y Grizzek llevó a cabo la armadura que habían diseñado.

“Santo fuma”, exclamaron Gallywix mientras observaba la armadura tomar minuto a minuto de
fuego directo desde el rayo explosiva 3000. El siguiente fue la demostración de crujiente.
Grizzek había reconstruido la parte dañada y
una mueca de nuevo sin embargo, como fue nuevamente destruido cuando la trituradora modificado trató de aplastar un
trozo de Azerite.

“Vaya, vaya!”, Dijo Gallywix. “Eso es lo más difícil.”


“Piense en el material de construcción que podría hacer de él”, dijo Saffy. “Sería soportar
incendios, terremotos-”
“Piense en las trituradoras de papel que podríamos hacer!”

“Er ... sí. Vamos a pasar.”A continuación, Saffy demostró lo Grizzek refiere como su‘mejor
truco de salón’de neutralizar el veneno y lamerlo de su mano.

“Usted no tendrá que elaborar antídotos específicos”, dijo. “Sólo llevar un poco de esto y
mantenerlo líquido, y no importa el veneno, ya no es un problema!”

"¡Jaja! Cuando nosotros usarlo, es veneno Nunca un problema!”Todas las barbillas de Gallywix y su vientre,
también, movió con sus carcajadas.

Grizzek estaba empezando a sentirse mal del estómago. Su pobre Saffy estaba mirando como si
ella sentía lo mismo.
Al final de las manifestaciones, Gallywix no se veía muy feliz. “Te pedí armas”, dijo.
"Específicamente. Por nombre."
“Ah, sí”, dijo Grizzek. "Sobre eso. Nosotros, AH”
“Algunas cosas podrían ser modificados en armas”, dijo Saffy, sorprendiendo Grizzek. “Pero yo insto
encarecidamente que no lo hiciera. Lo que hemos demostrado que podría salvar vidas. Horda vive.”Que
la entrada era difícil para ella, pero ella perseveró. “Se puede construir estructuras que la Alianza no
puede atacar. Puede prolongar la vida, curar heridas, salvar a las personas que de otro modo podrían
haber muerto. Esto ayuda a la Horda. Usted no necesita armas “.

Gallywix suspiró y miró a Saffy con una expresión que era casi amable y casi respetuosa.

“Eres una chica y un sabelotodo,” dijo, “por lo que voy a decir muy bien. Estamos en un mundo
que siempre va a estar en guerra, mejillas dulces, y los únicos que sobreviven que son los que
tienen las armas más grandes. Grizzek aquí entiende. Usted gnomos parecen tener problemas
con ese concepto. Claro, claro, esto Azerite hace todas las cosas que usted dice que va a hacer.
Nosotros será hacer que los edificios, y curar la enfermedad y salvar vidas. Pero también vamos a
moler la Alianza por debajo de los talones, y, señorita sabelotodo, tiene que decidir si vas a estar
en el lado ganador cuando para que todo vaya
abajo. Créanme cuando digo que espero que sí “.

Miró a Grizzek, apuñalar a un dedo hacia él para acentuar las palabras. “Armas. Pronto."

Luego se quitó el sombrero horrible a Saffy y contoneándose a cabo. Por un largo momento,
ninguno Grizzek ni Saffy hablaron. Luego, en voz baja, dijo Saffy, “Lo que va a hacer con el
Azerite ... esos serán los delitos contra gnomanity. Y la humanidad, y los goblins, orcos y, y
todo el mundo. Todo el mundo, Grizzy “.

“Lo sé,” dijo tan tranquilamente.


“Y habremos hecho posible que lo haga.” Grizzek estaba en
silencio. Él también lo sabía.
Se volvió hacia él, con los ojos muy abiertos y brillantes de lágrimas. “Azerite es parte de Azeroth. No
podemos dejar que haga eso a ella. No podemos dejar que lo haga a nos. De alguna manera tenemos que
detenerlo “.

“No podemos detener, Saffy,” respondió Grizzek. Sus ojos recorrieron las cosas magníficas
que los dos de ellos habían hecho de su pasión por la ciencia y retoques, y uno para el otro.
Todos ellos hicieron su corazón se hincha de orgullo y luego duelen por el terror de la forma en
que se utilizarían.
Ella se le acercó y comenzó a llorar suavemente. Puso sus brazos alrededor de ella, tratando de
mantener su suficientemente apretado para dejar fuera el dolor de su complicidad.

A continuación, un pensamiento se le ocurrió. “No podemos parar”, repitió, “pero creo que tengo un plan
sobre cómo podemos detener alguna cosa. ”
“T racias por venir”, dijo el Anduin a sus huéspedes. “Sé que es tarde, pero es
importante.”
“Por lo que su carta decía,” respondió Turalyon. Era de hecho tarde, pasada la medianoche, pero
el joven rey sospechaba que ni Cringris ni Turalyon todavía no se había visto a su cama. El exceso
que estaba pasando.
El rey había solicitado sus presencias en la Catedral de la Luz. Unos pocos acólitos y los
novatos se movían incluso a esta hora, pero la mayoría de los sacerdotes se habían ido. Él les
esperaba en el atrio de la catedral e indicó que deberían unirse a él mientras caminaba por el
pasillo hacia el altar.

“Quería darle una actualización en donde estamos a favor de la reunión,” dijo Anduin.

Ellos mal vistas, intercambiando miradas. “Su Majestad”, dijo Genn, “Ya le hemos dado
nuestra opinión sobre esto.”
“Tenemos”, dijo Turalyon. “Con todo respeto, Su Majestad, tenemos un desacuerdo
fundamental sobre las intenciones y el propósito de la luz.” Él vaciló. “Yo no te condeno por
sus sentimientos. No sería la primera vez que un devoto ha entendido mal la luz. Sé que
tengo. No pretendo ser perfecto o tener una verdadera comprensión de la misma. Nadie
puede."
“Pero a los dos siente que esto está mal?” Presionó Anduin. “Que no hay nada que ganar
con la reunión Renegados y los seres humanos cuando un vínculo antes había existido entre
ellos?”
“Hemos dejado claro, Su Majestad”, declaró Turalyon. “Si nos ha mandado venir aquí a esta
hora, simplemente hacer un refrito de este argumento contigo-”

“No”, dijo Anduin. "No conmigo."


“En mi caso,” llegó un rico, cálido, extraña voz haciendo eco. Se dieron
la vuelta.
Arzobispo Alonsus Faol se paró en los escalones azules que llevan al altar.

Iba vestido con una mitra y el manto que revelaba su estatura en la vida. Anduin había mirado con
diligencia para las prendas de vestir. Era, se había dado cuenta, más fácil para los seres humanos para
reconocer los símbolos exteriores de un arzobispo de lo que quedaba del hombre mismo.

Tanto Cringris y Turalyon parecían aturdidos. Anduin esperó, pero no habló. Esto tenía que
desarrollarse entre Faol y sus antiguos amigos más queridos, sin la interferencia de los
extranjeros. Anduin dijo una oración silenciosa que todos en esta sala se vería con ojos de
amistad recordada y ver realmente.

“Soy muy consciente de que no me veo como me recuerda,” continuó Faol. “Pero creo que
reconoces mi voz. Y mi cara está casi intacto, a pesar de que carece de esa tupida barba
blanca que era tan aficionado “.
Turalyon fue tan inmóvil como si fuera la estatua que se encontraba en la entrada de
Ventormenta. Lo único que demostró que no era fue la rápida caída y elevación de su pecho. La
expresión de su cara era una de repugnancia absoluta, pero no se habla ni se mueve.

Si la reacción de Turalyon estaba frío, Genn de era puro fuego. Se dio la vuelta en el Anduin, con el
rostro desencajado de furia. No por primera vez, el joven rey era consciente del poder absoluto del
hombre, incluso cuando no estaba en su forma huargen. No necesitaba garras y dientes, ni siquiera
una espada, para matar. Y en este momento, parecía como si estuviera a punto de rasgar Anduin
aparte con sus propias manos.

“Usted ha ido demasiado lejos, Anduin Wrynn,” gruñó Cringris. “¿Cómo se atreve a llevar este cosa
en la Catedral de la Luz! Usted está persiguiendo este
ideales distorsionada de lo que es la paz de verdad. Y ahora que usted ha traído aquí “.

Su voz temblaba. “Alonsus Faol era mi amigo. Fue amigo de Turalyon. Habíamos aceptado
que él se había ido. Fue enterrado en el resto de Faol. Por qué eres obra esto a nosotros?”

Anduin no se inmutó. Había estado esperando esta reacción. Al no obtener respuesta,


Cringris encendió la fuente de su odio.
“Usted ha conseguido el niño bajo algún tipo de hechizo, desgraciado?” Bramó. “Sé que hay
sacerdotes que pueden hacer ese tipo de cosas. Deje ir Anduin, sal de aquí, y no voy a rasgar el
cadáver putrefacto de los suyos a jirones.
“Se eligió esta ... esta existencia arrastrando los pies. Usted eligió ser esta criatura de pesadillas. Y
tu tener a saber lo que me ha pasado. Para mi pueblo. Lo suyo lo hizo para mí y lo mucho que detesto
lo que te has convertido. Si usted tuviera un mínimo de decencia, ningún respeto por aquellos que una
vez llamado amigos, que le han lanzado a sí mismo en el fuego durante su primer extremo de Hallow y
nosotros todo este ahorrado!”

Anduin cerró los ojos, dolor en el vitriolo Cringris lanzaba a un hombre que había amado en
la vida. Había sabido que esto sería difícil, pero que no había esperado Genn ser tan malicioso
en su cólera.
Faol, sin embargo, parecía completamente sorprendido por la reacción y miraba tristemente
Genn. “Estás ahí, a pocos pasos de distancia de un viejo amigo, y me atacas con las palabras
elegidas por su posibilidad de herir”, dijo Faol. “Y sé por qué lo hace.”

“Lo hago porque usted es un monstruo! Debido a su gente es una abominación y debe Nunca
¡ha sido creado!"
Faol negó con la cabeza. Su voz se mantuvo en calma, teñida con un toque de tristeza. “No, mi
viejo amigo. Esto se hace porque tiene miedo “.
Anduin parpadeó, sorprendido. Genn Cringris fue muchas cosas, pero no era un cobarde.
Anduin no quiere interferir, pero si parecía Faol estaba en peligro, lo haría. Aunque Faol fue
probablemente un cura más potente, incluso en su estado actual, que jamás podría ser
Anduin.
Cringris se quedó completamente inmóvil. “He matado a insultos menor que eso.” Las palabras
fueron lanzadas bajo, un gruñido.
“Yo sé que,” ​continuó Faol. “Y sin embargo, lo repito: usted tiene miedo. Oh, no de mi
persona.”Se puso una mano seca en el pecho huesudo. “Estoy seguro de que usted cree que me
puede llevar en uno de sus latidos. Usted puede ser
justo en ese, pero me gustaría tan pronto no encuentro a cabo “.

Él sacudió la cabeza con tristeza. “No, Genn Cringris. Tienes miedo porque cree que si se
reconoce aquí, ahora, conmigo, que Renegados no son irredimibles monstruos-si muestra
algún indicio de entendimiento, o la bondad, o la compasión, o la amistad, entonces significará
que su hijo murió para nada."

Un grito humano de la rabia y el dolor se convirtió en el aullido de un lobo como el rey gilneano arqueó
su espalda. Su forma se movió, envuelto en humo mística tan gris como piel de lobo. Más alto, mucho
más masiva, se puso en cuclillas sobre sus cuartos traseros de lupino y se preparó para saltar al Faol.
Turalyon aprovechó la ferocanis por el brazo, sacudiendo la cabeza.

“Sin derramamiento de sangre en este lugar,” dijo. “La criatura no tiene ni siquiera tener sangre “, Genn
gruñó, su voz profunda y entrecortada. “Él está atado juntos como una marioneta palo con el licor y la
magia!”

“Sé algo de pérdida”, continuó el arzobispo. Anduin se maravilló de la tranquilidad de Faol. “Y


sé algo de ti, también. Que ha celebrado rápido a ese dolor. Te está bien servido. Te está
habilitado para luchar con ferocidad desenfrenada. Pero como cualquier arma de filo, que puede
cortar en ambos sentidos. Y en este momento, está viniendo entre usted y un entendimiento de
que podría cambiar su mundo “.

"YO hipocresía cambiar mi mundo!”Genn gritó con la voz quebrada. Las palabras aún estaban
ardiendo de furia, pero el disparo a través de ellos era un hilo profunda de dolor que hizo doler el
corazón del Anduin. “Quiero que mi hijo de vuelta, pero eso alma en pena lo mató! Ella y su tipo- tu
tipo-casi destruyó mi pueblo!”

“Sin embargo, aquí está,” Faol continuó casi plácidamente. “Muchos de ustedes todavía están
sanos. Fuerte. Viva.”Por primera vez desde que comenzó este enfrentamiento, el cura no muertos se
adelantó. “Respóndeme a esto, viejo amigo. Si yo no hubiera venido solo, si hubiera llevado Liam
conmigo, levantado, como estaba, y aún a sí mismo, como yo-sería su respuesta sea diferente?”

El ferocanis se echó hacia atrás en las palabras que le traspasaron más que cualquier hoja.
Jadeaba, con las orejas aplastadas en la parte posterior de su cráneo, su cola azotando el aire.
Anduin, el propio aturdido por el choque de las palabras del arzobispo, levantó sus manos,
ahuecándolas en preparación para la Luz. Pero antes de que pudiera actuar, Cringris aulló de
furia, puso a cuatro patas y corrió de la habitación.
Anduin comenzó a ir tras él, pero Faol lo detuvo. “Que se vaya, Anduin. Genn Cringris ha
tenido un temperamento, y ahora se ha visto obligado a mirar algo triste y feo dentro de sí
mismo. Él va a entrar en razón ya sea en su propio tiempo o no lo hará. Pero ahora, todo lo que
dice, se ha dado cuenta que no nos puede tar en el mismo saco. Es una pequeña victoria, pero
lo aceptará “.

"Victoria."
La sola palabra se entrelazó con aborrecimiento más helada que Anduin nunca había oído, tan
lleno de disgusto que le dolía físicamente. En los momentos de tensión con Genn, casi había olvidado
el paladín en silencio. Los dos hombres habían reaccionado de forma diferente pero con la misma
repelencia.
Turalyon no tenía espada y no llevaba armadura. Sin embargo, todavía tenía gran influencia y de
gran alcance en la catedral cuando se enderezó en toda su estatura. Si Genn había sido sacudido
por la furia de angustia, Turalyon, uno de los primeros paladines de la Mano de Plata, se llena de
justa cólera.
“Usted blasfemáis lo que antes era un buen hombre”, espetó. “Usted ha robado su forma y su
desfile sobre, lo que lleva como si fuera un traje de la ropa. Su boca rota es bueno para nada,
salvo vomitando mentiras sucias. Los no-muertos son profano. Cualquiera que sea poderes
sacerdotal que han venido de las sombras de la luz, no la propia luz. Si hay cualquier cosa la
izquierda en ti de ese buen hombre, amablemente me quería tanto, que cabriolas pieza de
carnicería, ven a mí, y yo le explosión en el olvido misericordioso “.

¿Cómo podría Turalyon no ve lo Anduin vio? La alta exarca había abrazado un señor del terror
redimido como compañero y compañero de lucha! El joven rey, también, había sido inicialmente
horrorizado. Sin embargo, aunque el legendario paladín, sin duda, se había encontrado con cosas
más oscuras, incluyendo verdaderamente mal Renegados, que nunca sería Anduin, hijo de Varian
había visto el coraje con una de las creaciones de Sylvanas. Él se mantuvo firme en la memoria de
presenciar Frandis Farley asesinada por haberse atrevido a oponerse a la crueldad y la violencia
innecesaria. Recordó la carta de Elsie, la forma en que casi se había roto el corazón. Había visto
cosas Turalyon, en sus mil años de guerra contra la Legión, nunca había presenciado.

Y ahora Turalyon se niega a ver algo-alguien-que estaba justo delante de él.

“He creado la Orden de la Mano de Plata,” Faol lo amonestó, con voz cada vez más fuerte.
“Vi en ti algo que nadie más tenía. Tú
eran un buen sacerdote, pero eso no era lo que la Luz quería que fueras. La luz necesaria
campeones que podían luchar tanto con las armas de la humanidad y el amor y el poder de la
Luz. Los otros fueron más fuertes con la primera y salió a la luz después. Usted fue todo lo
contrario. Eran hombres buenos y finos. Eran nobles paladines. Pero que se han ido, y que se
han convertido en el alto exarca de la Luz. Eres demasiado inteligente, Turalyon, para negar la
verdad. Y negar que se niega la propia luz “.

Para horror de Anduin, Faol cerró la distancia entre él y el paladín. Él abrió los brazos de
par en par. Turalyon tembló y apretó los puños, pero no golpeó.

“Busca la luz en mí,” instruyó Faol. "Lo encontrarás. Y si no lo hace, entonces yo pido que
me derribar, porque no se lo deseo a existir como un cadáver roto la Luz había abandonado “.

Anduin miró hacia abajo para ver que Calia había dado un paso al lado de él. Ella lo miró, y
vio que tenía miedo por su amiga. Era, también, a pesar de que se había encontrado con el
arzobispo sólo recientemente.
Todo será como la luz lo quiere, el pensó.
Por un momento, pensó Anduin el paladín tan furioso que no iba a intentarlo. Pero entonces
Turalyon levantó un brazo. Un rayo de lo que parecía ser la luz del sol de oro puro, imposible en
esta hora de la noche, cuando ese orbe ocultó su cabeza, brillaba sobre ambas formas.

La cara de Turalyon era duro como una piedra. Era la expresión implacable de los justos
haciendo lo que considera que lo correcto. Pero entonces, como se observó Anduin, paralizado
por la sorda lucha continua entre la creencia y la fe, aquel rostro de granito se suavizó. Los ojos
de Turalyon se abrieron; a continuación, el radiante brillo, de oro que envolvía a los vivos y los
muertos captó el brillo de las lágrimas derramadas. La alegría se dibujó en su cara, y luego, como
se observó Anduin, fue más allá de la capacidad de hablar, Turalyon, paladín de la Mano de
Plata, alta exarca del Ejército de la Luz, se puso de rodillas.

“Su Excelencia”, que respiraba. “Perdóname, mi viejo amigo. Mi arrogancia me cegó a lo


que estaba claro desde el principio tenía miré con los ojos derechos “.

Y se inclinó su cabeza para recibir la bendición del arzobispo.

Faol, también, estaba luchando por la emoción. “Querido muchacho,” dijo en una voz que sacudió,
“querido muchacho. No hay nada que perdonar. Hubo un tiempo cuando
Habría estado de acuerdo con usted. Usted es el único miembro vivo de la orden original, el
último de los hijos sólo me gustaría tener. Estoy agradecido de que no le he perdido, también, no
a la muerte, o el vacío, o para sus propias limitaciones “.

Él puso su mano, en descomposición y sin vida, sobre la cabeza gris y oro del paladín. Turalyon cerró
los ojos en la alegría tranquila.

“Mi bendición, tal como es, es sobre ti. No hay nadie, vivo, muerto, o en cualquier lugar en los
misteriosos matices intermedios, que no pueden beneficiarse de siempre mirando con los ojos, el corazón
y la mente abierta. Aumentando, mi querido muchacho, y dar lugar incluso mejor ahora que tiene una
mayor comprensión de los caminos de la Luz.”

Turalyon lo hizo, apareciendo torpe por un momento antes de enderezarse. Miró a Anduin.
“Te debo una disculpa, así,” dijo. “Pensé en ti como alguien que esperaba lo mejor a costa de
la sabiduría. Yo no podría estar más equivocado."

Anduin oyó Calia suspiro profundamente con alivio. “No hay necesidad”, respondió. “Se nos
enseña a temer los Desamparados. E incluso el arzobispo entiende que hay muchos cuya
renacimiento vuelto fríos y crueles. Pero no todos."

“No,” estuvo de acuerdo Turalyon. "No todo. Soy muy afortunada de tener a mi viejo amigo y mentor de vuelta
“.

“Vamos a trabajar juntos”, le aseguró Faol. “Si tan sólo Cringris podría haber sido testigo de esto”,
dijo Calia. “Al igual que todas las personas, verá cuando esté listo”, dijo Turalyon. “Desde luego, lo
voy a tranquilizar a lo mejor que pueda. Pero por ahora, vamos a hacer lo que pueda para ayudarte.
Otros deben ser capaces de tener el don que el arzobispo y he recibido esta noche “.

Anduin sonrió. No podía ver el futuro. Pero podía ver este momento, y su corazón estaba
lleno. “Voy a aceptar su ayuda, de buena gana.”
“Y un saber,”Grizzek observó mientras él y Saffy prepara su fuga,‘la vida con que nunca es
aburrido’.
“Nosotros mantenemos saltar, ¿verdad?”, Respondió ella, y le dio una mirada que dirigió su corazón
todo pegajosa-melty.

Grizzek, al no ser un completo idiota, había anticipado que en algún momento, alguien que no le
deseo sol y arco iris y podría venir a llamar una vida larga y feliz. Se había preparado para la
eventualidad mediante la excavación de pozos, mediante la modificación de una segunda trituradora
de excavar, en realidad, un túnel que se abría hacia un lugar al azar en Tanaris. Después Gallywix
había partido, habían decidido hacer una carrera para él. Empacaron lo que podían llevar con ellos
en la pequeña cesta de minería, incluyendo algunos barriles herméticos de Azerite, y todo lo demás
... bueno, algunos de ellos podrían no ser destruidos, pero que habían desmantelado lo que
pudieron.

La bomba es colocada para detonar una hora después de salir también ayudaría. Todas sus
notas venían con ellos. Las plumas que habían programado para volar a Teldrassil con una
advertencia sobre lo que había sucedido y una petición de rescate en un lugar específico.
Ofrecerían la Alianza lo que habían descubierto en la estipulación de que se estarían creando
únicas cosas que podrían ayudar, no dañar.
Era un riesgo. Un loco, glorioso, pero era la única opción que tenían. Ninguno de los dos, habían decidido,
podría vivir con el conocimiento de sus descubrimientos iban a ser utilizados para matar de manera efectiva.

Justo antes de que se fueran, Grizzek llevó mucho última mirada. “Voy a extrañar este
lugar,” admitió.
“Lo sé, Grizzy,” dijo Saffy, sus grandes ojos llenos de simpatía. “Pero vamos a encontrar otro laboratorio.
Uno en el que podemos crear al contenido de nuestro corazón “.

Se volvió hacia ella. "En cualquier lugar del mundo. Con tal de que la lleva.”Entonces, mientras sus
ojos se abrieron con sorpresa, se arrodilló delante de ella. “Sapphronetta Flivvers ... ¿quieres casarte
conmigo? ¿De nuevo?"

En su gran mano verde, él llevó a cabo uno de los anillos Azerite que habían creado. La
base fue duro porque ninguno de ellos era un joyero, y el Azerite fue una caída imperfecta que
había sido deja endurecer. Pero cuando Saffy dijo, “Oh! Grizzy, sí!”, Y se lo guardó en su
enanísimo dedo, él pensó que era el anillo más hermoso del mundo.

La abrazó con fuerza. “Soy uno duende feliz”, dijo, besando la parte superior de su cabeza.
“Vamos, Punkin. Vamos a salir en nuestra próxima aventura “.

Descendieron en el túnel. “Espero que no se ha derrumbado”, dijo Grizzek. “No he


comprobado en un par de años.”
“Creo que vamos a averiguar”, dijo Sapphronetta gravedad.

Fue una caminata de metro de largo desde el laboratorio de Grizzek a las colinas que
separaban Tanaris de Mil Agujas, donde Grizzek prometió Saffy que surgirían. En el camino, se
habló abiertamente por primera vez. De lo mucho que se preocupaba por los demás y siempre
tenía. Acerca de lo que habían hecho mal y cómo se sentían que habían sido tratados
injustamente. Durante las comidas, analizaron lo que había funcionado esta vez que no habían
trabajado la última vez. Y cuando dormían, lo hicieron acurrucaron muy juntos.

No hubo derrumbes, afortunadamente. Y, por último, el par alcanzó el final de esta fase de
su viaje. “Según mis cálculos, se trata de la medianoche”, dijo Saffy. Grizzek la creyó.

“Perfecto”, dijo Grizzek. “Es un lugar muy remoto, pero aún así, me gustaría no salir de este
agujero en plena luz del día. ¿Cómo te gnomos nunca soportar vivir bajo tierra, Saffy? Voy
loco sin sol “.
“No hay sol allá afuera”, le aseguró Saffy. “Pero vamos a estar
viviendo con elfos de la noche.”
“Consiguen sol en Teldrassil, también; simplemente prefieren dormir a través de él “.

“Ustedes Alliance está muy extraño.” La besó. "Pero mono. Definitivamente linda “.

Grizzek había dejado una escalera al final, y él se subió primero y deshizo el pestillo. “Mira a
continuación,” llamó hacia abajo.
“¿Eh?” Entonces: “¡Hey!”

“Me cubrí con arena”, explicó como los granos amarillos corrían por encima de ellos. No le
importaba. La libertad y una vida con el gnomo que le había dado su corazón a años atrás le
esperaban anteriormente. Se limpió la cara y trepó por el resto del camino, sacando la cabeza
y parpadeando incluso en la tenue luz de las lunas y las estrellas.

Nada parecía fuera de lo normal. Grizzek ladeó la cabeza, escuchando. No escuchó nada.
“Está bien, creo que estamos bien”, dijo, y se izó hasta en el suelo. Él extendió una mano para
ayudar a Saffy a cabo. Se pararon, se estiró y se sonrieron el uno al otro.

“La fase uno completo”, dijo. “Voy a volver hacia abajo y abrir el resto de nuestras cosas.”

“En realidad,” una voz “que no será necesario.”


Giraban. Una gran duende se recortaba contra el cielo lleno de estrellas. Grizzek conocía
esa voz. Alargó la mano de Saffy y se agarró con fuerza.

“Druz, usted y yo siempre nos llevamos bien. Le dirá qué. Voy a volver y trabajo para Gallywix. No hay
más trucos. Voy a hacer lo que quiere. Usted puede tomar todo lo que tenemos. Simplemente deja que
Saffy tiene algo de comida y agua y dejar que se vaya “.

“Grizzy-”
“No es dejar que mueras, Saffy,” dijo Grizzek. “Llegamos a un acuerdo, Druz?” Druz bajó,
seguido por ningún otro menos de tres duendes grandes, de aspecto irritados. "Lo siento amigo.
Hemos estado en que usted todo este tiempo. A los cinco minutos de que el saltar hacia abajo en
su agujero, que habíamos desactivamos la bomba de configurar para que suene en su laboratorio.
Y en cuanto a su loro, filmamos del cielo. Sólo tenemos lo que tomó, y luego ...”Él
se encogió de hombros.

“No sólo vamos a matarnos? A sangre fría?”Tartamudeó Saffy. Druz la miró y suspiró.
“Pequeña señora, su novia aquí sabía lo que se estaba metiendo. Esto viene directamente
del jefe. Es outta mis manos “.

Los otros duendes saltaron hacia delante, agarrando ambos Grizzek y Saffy más o menos.
Grizzek el puño y golpeó en el vientre de la más cercana. Oyó un grito y un gruñido de Saffy y
pensé que había recibido en un buen golpe de algún tipo, también. Pero ninguna resistencia por
parte de ellos no era más que un gesto. Dentro de un puñado de minutos, el duende y el gnomo
habían registrado, abofeteado un poco, y luego atado espalda con espalda. Incluso fueron atados
sus pies.

“Hey, Druz! Tengo algunas notas fuera del gnomo “, dijo uno. “Buen trabajo,
Kezzig,” dijo Druz.
“Este es mudo, Druz,” Grizzek murmuró la boca llena de sangre y dientes rotos. “Y no es
tonta. Yo valgo mucho más vivo que muerto “.

“No realmente,” dijo Druz. “Tenemos todas las cosas que ha realizado en el laboratorio. Tenemos todas las
cosas que trató de robar. Y ahora tenemos las notas de la gnome. Podemos tomar desde aquí. Usted es un
riesgo demasiado grande “.

“Abrázame rehén,” Saffy elevó la voz. “Te garantizo que no se escape.” “Saffy, cállate!”
Grizzek entre dientes con rabia. “Tratando de salvar aquí!” ‘Tengo mis órdenes’, dijo Druz,
sonando casi de disculpa. “Usted enumeró el jefe, y esto es lo que nos han dicho que ver
contigo.” Asintió a Kezzig. “Establecer la bomba.”

“¿Q-qué?” Espalda con espalda con Saffy como estaba, Grizzek no podía verla. Pero ella
parecía pálido.
“Uno trata de hacer estallar nuestras cosas, le explotará. bomba más pequeña, sin
embargo.”Kezzig acercó y empujó algo frío y duro entre la pareja unida. “Lo siento, no funcionó,
Grizz. Mírelo de esta manera: que va a ser rápido. No tiene por qué ser “.

Y se alejaban, riendo y hablando.


Grizzek analizó la situación. No era bueno. Él y Saffy estaban sentados espalda con espalda,
atadas firmemente con lo que parecía cuerda resistente. Sus manos estaban atadas,
presumiblemente para que no serían capaces de
trabajar en libertad y así desatar sí mismos.
“Que tal vez si se retuercen, se puede deslizarse fuera de ella?” Saffy. Siempre pensando. A
pesar de lo terrible de la situación, Grizzek sintió sonriendo.

“Vale la pena probarlo”, dijo, aunque no añadió que podría causar que la bomba se apaga
inmediatamente. Probablemente sabía que de todos modos. “Cuenta de tres, deslizarse hacia la izquierda.
¿Listo?"

"Sí."
“Uno ... dos ... tres ... scoot!” Se movían alrededor de seis pulgadas a la izquierda a lo largo de la
superficie irregular del estrecho sendero. La bomba todavía estaba encajado firmemente entre ellos.
“Eso no va a funcionar. Punkin, que puede llegar a los pies?”

“I-Creo que sí,” dijo.


A la cuenta de tres, que intentaron. Se volcó hacia la derecha la primera vez. Ellos
intentaron por segunda vez, una vez que habían enderezó. El pie de Grizzek convirtió en una
piedra suelta, y se bajó de nuevo.
“Uno, dos, tres!” Grizzek dijo otra vez, y luego, con un gruñido, que estaban de pie.

La bomba todavía estaba encajado firmemente entre ellos. “Está bien, Pookie, eso no va a caer por su
cuenta. Tenemos que provocar que se suelte “.

“Usted es el experto en explosivos, pero no puedo imagina eso sería productivo para mantener
una bomba sin explotar “.
“Creo que es la única oportunidad que tenemos.” “Yo

también.”

Una vez más, en la cuenta de tres, comenzaron a saltar arriba y abajo. Incredulidad, Grizzek
sintió el cambio de bomba. Se había estado presionando, en silencio amenazador, contra su
espalda baja. Ahora fue en el coxis.
“Está funcionando!” Chilló Saffy.
“Creo que es”, respondió Grizzek, tratando de no ser demasiado optimista. Siguieron saltando. La
bomba se deslizó inferior, ...
Y luego Grizzek ya no sentía la presión. Se preparó para lo que él pensaba que era
inevitable en secreto: la detonación en contacto con el suelo.

Pero su suerte parecía estar sosteniendo. Lo oyó plop en la arena, pero


nada más. “Lo hicimos!” Saffy gritó alegremente. “Grizzy, WE”
“Quiet por un segundo”, dijo Grizzek. Saffy obedecido. Grizzek cerró los ojos enfermos.

En el silencio de la noche del desierto, pudo escuchar el tic-tic. La bomba estaba en un temporizador.

“No está fuera de este todavía”, dijo. “Hop a la derecha y seguir saltando.” “¿Por cuánto tiempo?”

“Hasta que se llega a Gadgetzan.”

Saltaron. A pesar de que él creía que la bomba fue apremia su vida segundo a segundo,
Grizzek maravilló de lo que habían hecho juntos. Incluso ahora, que estaban trabajando juntos
en perfecta coordinación. El cliché máquina bien engrasada.

“Grizzy?”
“¿Sí?” Hop. Salto. Salto. “Tengo
una confesión.” “¿Qué es eso,
Pookie?”
“Yo no te dije algo que hice porque pensé que estaría enojado conmigo.” Hop. Salto.
Fueron tres yardas de distancia de ella ahora. Si tan sólo los dos tenían ya piernas-

“No se puede estar enojado contigo por nada ahora, Punkin.” “He grabado

las notas.”

Grizzek estaba tan sorprendido que casi tropezó, pero se las arregló para mantener su
ritmo.
"¿Tu que?"
“Arranqué todas nuestras notas y los quemaron.” Hop. Salto. “No hay manera de Gallywix puede
recrear nuestros experimentos. Él tiene algunos prototipos y un par de pociones mezcladas ya-, pero eso
es todo. Cualquiera que sea algo horrible que se propone hacer con Azerite, no va a ser de nosotros “.

Salto. Salto.

“Saffy ... aw, eres un genio!”


En ese momento, el pie izquierdo de Grizzek convirtió en una piedra cubierta de arena
resbaladiza, y oyó algo fácil. Ellos se vino abajo, y esta vez, él sabía de horror enfermo que no
iba a ser capaz de obtener una copia de seguridad. Boca abajo en la arena, no pudo
determinar la cantidad de distancia
que habían puesto entre ellos y la bomba, y en la oscuridad, que no habían sido capaces de
identificar el tipo de explosivo Druz había metido entre ellos. Eran lo suficientemente lejos como
para sobrevivir si se fue?
Apretó los dientes por el dolor como él dijo, “Saffy, de mi tobillo roto. Tenemos que rastreo,
¿de acuerdo?”
La oyó trago. “Está bien”, dijo con valentía, aunque su voz tembló.

“Pase el cursor de modo que los dos estamos en nuestros lados izquierdo; de esa manera puedo empujar con la pierna

buena “.

Así lo hicieron y comenzaron a retorcerse de distancia. “! Grizzy” Saffy jadeó mientras jadeaba, “Todavía
tengo el anillo! Mi anillo de compromiso!”

El anillo, hecho de metal feo común. Y adornada con un pequeño de oro, gota de Azerite
brillante.
“Podría ser suficiente para protegernos!”, Dijo.
“Puede que en ese”, dijo Grizzek. Esperanza, vertiginosa y maravilloso, fluía a través de él, y él
comenzó a retorcerse en serio. “Tengo una confesión que hacer también, Punkin”.

“Sea lo que sea, te perdono.”


Se humedeció los labios. Todos estos años, nunca lo había dicho. Desperdiciado, estúpidos años. Pero
todo eso iba a cambiar, a partir de ahora.

“Sapphronetta Flivvers ... Me LO-” La


bomba explotó.
UN nduin ocupaban la cima de las murallas en ruinas de Stromgarde Keep. El viento que agita
su pelo rubio estaba húmedo y fresco, y el cielo nublado hizo poco para disipar la sensación de dolor
que impregnaba este lugar.
Arathi Highlands eran una parte de Azeroth rico en historia humana y abandonado. Aquí, la
poderosa ciudad de Strom se había alzado, y antes de él, el imperio de Arathor, que había dado
a luz a la humanidad. La antigua Arathi había sido una raza de conquistadores, pero había
reconocido la sabiduría en la ampliación de la cooperación, la paz y la igualdad de las tribus
vencidas. Esas cualidades se habían hecho a la humanidad fuerte. Esas antiguas tribus de los
Reinos del Este se habían unido, teniendo éxito en forjar una nación que se había cambiado el
mundo.

Aquí, también, fue la cuna de la magia para la humanidad, un regalo de los altos elfos de
Quel'Thalas sitiados a cambio de la ayuda de poderoso ejército de Strom contra su enemigo
común, los trolls. Todas las grandes naciones humanas habían sido resueltos por los que se
fueron Arathor: Dalaran, fundada por el primer magos instruido por los elfos, así como Lordaeron,
Gilneas, y más tarde Kul Tiras y Alterac. Los que se quedaron habían construido la fortaleza en la
que el rey de Ventormenta ahora se encontraba.

Oyó el sonido de las botas sobre la piedra y se volvió a considerar Genn. los
hombre mayor se acercó a su lado, con los ojos de itinerancia cuidadosamente sobre el
paisaje de pinos y colinas verdes.
“La última vez que puse aquí,” dijo Genn, “Gilneas fue una poderosa nación y la estrella de
Stromgarde menguaba. Ahora ambos reinos están en ruinas. la casa de éste sólo a los
delincuentes, ogros, trolls y. Y el mío es el hogar de
ellos. ”
Señaló a través de los campos ondulados de la piedra gris de lo que se conoce como el Muro
de Thoradin. Anduin, Cringris, Turalyon, Velen, Faol y Calia, junto con exactamente doscientos
de los mejores de Ventormenta, habían llegado unas horas antes del Puerto de Ventormenta.
Había sido aleccionador para ver estas ruinas aparecen de la niebla, la piedra gris como el cielo
mismo; más aún, a pie donde se encontraban ahora.

Muro de Thoradin y el pequeño campamento Renegados fuera de ella marcaron el punto más
alejado del alcance de la Horda en esta tierra que fue la cuna de la humanidad. Gilneas no estaba
demasiado lejos, envuelta en el tizón, invadida por los Renegados que habían llevado a la gente de
Genn a convertirse en refugiados y había matado al hijo del rey.

Genn levantó un catalejo, hizo un sonido gruñidos suave, y se la dio el instrumento a Anduin.
Anduin le emulado. A través de la herramienta de gnomo, pudo ver figuras armadas que patrullan la
antigua muralla. Al igual que hicieron a su pueblo de las paredes de Stromgarde Keep.

Todos ellos fueron abandonado.

Mañana, con la primera luz, el Consejo Desolada se reunían en el arco de la muralla de Thoradin.
Marcharían a un punto a mitad de camino marcado por un tenedor en el camino de tierra simple. Al
mismo tiempo, la década de seres humanos seleccionados para reunirse con sus amigos o familiares
que acercarse a ellos. Calia y Faol llevarían a cabo las reuniones. No habría ninguna otra horda o
interferencia Alianza, aunque cada lado había acordado permitir que un grupo de sacerdotes que
vuelan sobre la cabeza por si acaso.

Anduin devolvió el catalejo a Genn. “Sé que esto debe ser difícil para ti.”

“Usted sabe poco acerca de esto”, espetó Genn.


“Entiendo más de lo que piensa”, continuó Anduin. “Tengo Turalyon y Velen para que me
ayude.” Por favor, agregó, “Usted no necesita ponerse a través de esto.”
“Por supuesto que sí”, dijo Genn. “Fantasma de su padre me perseguiría si yo no hubiera venido.”

Como Liam te persigue, porque lo hiciste, Anduin pensó con tristeza. “Todo va a terminar pronto”, dijo.
“Hasta el momento, Sylvanas parece haber mantenido su palabra. Exploradores informan de que todo
parece estar en orden en los términos que hemos discutido “.

"Si ella hizo cumplir una promesa, sería una primera “, dijo Genn. “Todo lo que podemos pensar en ella,
hay que ser consciente de que es un maestro de la estrategia y que, por lo tanto cree que aceptar esto
de alguna manera vamos a beneficiar de ella y la Horda.”

“Eso es lo que me da miedo”, respondió Genn.

“Ella está preocupada por perder su control sobre la ciudad subterránea debido al Consejo solitario,
pero es lo suficientemente inteligente para saber que son una amenaza real. Así que ella está de
acuerdo en un día donde los miembros del consejo sólo se les permite cumplir con sus seres queridos.
El consejo está satisfecho. Además, es una cosa honorable que hacer, y que aplaca a los orcos, trolls, o
tauren. Es la política astuta “.

“Ella podría muy fácilmente nos traicionar y asesinar a todos.” “Ella podía. Pero eso sería una
idea terrible. Ir a la guerra por este derecho cuando la Horda se está recuperando de una brutal?
Cuando pudo centrará en Silithus y Azerite?”Él negó con la cabeza. “Un terrible desperdicio de
recursos. Yo no confío en ella para mantener su palabra por el honor. yo hacer confiar en ella para
no ser estúpida. ¿verdad?”

Genn no tenía respuesta a eso.


“Sus Majestades,” vino la voz profunda de Turalyon. “He puesto los sacerdotes en su
posición. Por su aceptación, veinticinco de ellos se montará sus grifos mañana y ser nuestros
ojos en el campo de batalla.”
“No es un campo de batalla, Turalyon,” Anduin le recordó. “Este es un sitio de reunión
pacífica. Si todo va según lo planeado, nunca será un campo de batalla “.

"Mis disculpas. Me equivoqué “.

“Las palabras tienen poder, como sé que lo sabes. Asegúrese de que los soldados bajo que se abstengan de
utilizar ese término “.

Turalyon asintió. “Hemos visto nada que indique el engaño por parte de la Horda. Ellos
parecen mantener a los números apropiados y
sosteniendo sus posiciones “.

Anduin sintió un aleteo en su pecho que rápidamente se sofocó con una respiración profunda. A pesar de
su insistencia en que esto no iba a provocar una guerra, que compartía las preocupaciones de sus asesores.
Sylvanas fue de hecho un buen estratega, y ella es casi seguro que tenía planes en el lugar que incluso IV: 7
había sido incapaz de desentrañar.

Por el momento, sin embargo, que iba a dejar a un lado su aprehensión. Arzobispo Faol y
Calia estarían llevando a cabo un servicio en breve, y después de que se moverían entre los que
habían sido lo suficientemente valiente y que amaba lo suficiente a aceptar la oportunidad de
reunirse con personas que no sería como lo fueron en la memoria, sino que se estaría presente.
Sería, tanto como los Renegados podría ser, vivo.

Todavía había algo a la izquierda del antiguo santuario de la fortaleza. Era más que suficiente
para albergar a los diecinueve civiles que habían venido a ser parte de la reunión, los sacerdotes
y los soldados que deseaban unirse a ellos. Había unos cuantos maderos que faltan en el techo,
y las gotas de llovizna cayó sobre algunos de los que se habían reunido. Nadie parecía a la
mente. Esperanza brillaba en sus rostros en un día gris, y el Anduin se animó en esas
expresiones. Esta, reflexionó, se combate el miedo y el rencor de larga data. Con esperanza y con
el corazón abierto.

Calia y Faol esperó hasta que todos se montó, y luego hablaron Faol.

“En primer lugar, quiero asegurarles que pocas personas disfrutan de sentarse a través de un servicio
religioso por mucho tiempo, incluso en el mejor de los casos. Y hoy en día “, continuó, mirando hacia las nubes
grises,‘basta con decir que voy a ahorrar una larga sesión pasó de pie en un edificio antiguo con corrientes de
aire’.

Hubo algunas risas y sonrisas. Turalyon se paró junto a Anduin y dijo en voz baja, “Todavía
se están acostumbrando a la idea de un cura Renegados”.

Anduin asintió. “Es de esperar. Por eso le pregunté Calia a participar, también. Al ver los
dos de ellos al lado del otro, sacerdotes de la Luz, por lo que, obviamente, cómodos unos con
otros, es una buena introducción a lo que van a encontrar en breve “.

“Alguien la reconoció todavía?”


Calia se había puesto un vestido anodino, práctico y una pesada capa con una capucha. Casi todo
el mundo tenía sus capuchas en la lluvia, así que ella no lo hizo
destacar. Valeera una vez le había dicho que los mejores disfraces eran simples; ropa adecuada,
comportándose como si uno pertenecía. Nadie estaba buscando una reina pensado durante mucho
tiempo muerto hoy.
“No es que yo he oído. Para ellos, ella es sólo una sacerdotisa de pelo rubio.”Turalyon
asintió, pero aún se veía afectado.
Faol continuó. “Su rey ya te ha dicho lo que esperamos que quedará reflejado, y él le ha
aconsejado sobre qué hacer si se levante bandera ya sea en la pared de Thoradin o aquí en la torre
del homenaje. Deseo evitar la repetición tediosa, por lo que voy a decir estar alerta y actuar con
rapidez.
“Pero espero de verdad que eso no ocurra. Yo y mi compañero de sacerdotisa a estar por ahí
con usted. Otros serán parados por prestar ayuda si es necesario. Es posible que los comerciantes,
o herreros, o agricultores. Pero hoy en día son mis hermanos y hermanas. Hoy en día todos somos
servidores de la luz. Si tienes miedo, no te avergüences de ella. Estás haciendo algo que nadie ha
hecho antes, y que siempre se puede mantener el miedo. Pero no sabe que lo está haciendo el
trabajo de la Luz. Y ahora, aceptar sus bendiciones “.

Él y Calia levantó sus brazos, girando la cara hacia el cielo. El sol puede estar oculta detrás
de las nubes, pero eso no quiere decir que no estaba allí, enviando sus rayos vivificantes a los
que habitaban en la cara de este mundo. Fue lo mismo con la luz, pensó Anduin. Siempre estaba
presente incluso cuando parecía estar mucho más allá del alcance de uno.

Un brillo dorado llenó la zona: ninguna explosión cegadora de iluminación, sino un resplandor
suave que sellará el pecho del Anduin aflojar mientras inhalaba profundamente. Había estado
despierto toda la noche, ambos no pueden ni quieren dormir, pero mientras cerraba los ojos y se
abrió a la energía curativa, se sintió renovado, fresco y tranquilo.

Salió al igual que las nubes despejaron por un momento y unos bellos, solitarios rayos de
sol caían sobre el grupo mientras se abrían camino fuera del lugar sagrado. Esto, también, fue
una bendición de la luz, aunque simple y mundano si algo tan magnífico como el propio sol
nunca se podría llamar tales cosas.

Muchos de los presentes -incluyendo Anduin sí mismo, nunca había estado en este lugar
histórico. Se les permitió moverse dentro de los confines de la fortaleza, aunque no fuera de él.
Anduin pondría a nadie innecesariamente en riesgo por lo que les permite aventurarse demasiado
lejos. Se cree que Sylvanas mantendría su palabra, pero ninguno de ellos había dicho nada acerca
de espías. Él tuvo
SI: 7 para observar y informe; ella tenía su mortacechadores a hacer lo mismo. Su presencia fue
otra razón para estar preocupado por Calia, y ella estaba bajo instrucciones estrictas para
mantener la capucha de su capa cada vez que se aventuró fuera de un espacio cerrado.

La mayoría estaría de regreso a los barcos a dormir, aunque algunos habían pedido
permanecer en el interior de Stromgarde Keep. Un montón de comida, agua potable, tiendas de
campaña, y la leña seca se había proporcionado para su comodidad. Anduin los observó cuando
salían de la capilla, algunos en grupos de amigos recientes, otros en la soledad. Algunos se
quedaron atrás para hablar con Calia y Faol, y que hizo Anduin sonrisa. Entre ellos se dio cuenta
de la pasión y testaruda joven Philia, que parecía irradiar casi palpable la alegría a Emma, ​una
anciana que había perdido a tantos a la guerra de Arthas contra la sala de una hermana y su
familia y, aún más trágicamente, Emma propio tres hijos. “Ol' Emma”, como Anduin había
aprendido algo de su llamada, no era el más robusto de las mujeres, y su mente tenía una
tendencia a vagar. Pero parecía alerta y su color era bueno como ella habló primero en Calia y
luego, con cuidado, a Faol.

“He, de alguna manera, más lecciones aprendidas en los últimos meses que en mil años”,
dijo Turalyon, siguiendo la mirada de Anduin. “No hay mucho que se han equivocado acerca.”

“Genn todavía piensa que esto es una mala idea.”

“Él tiene razón para preocuparse. Sylvanas es ... resbaladizo. Pero nadie puede realmente conocer a otro
de corazón. Usted tiene que hacer el mejor llamada con la información que tiene y sus propios instintos.
Genn es alimentada por la ira y el odio-no todo el tiempo, pero a menudo. Usted y yo son alimentados por
otras cosas “.

“La Luz”, dijo en voz baja Anduin.


“La luz, sí,” estuvo de acuerdo Turalyon. “Pero debemos dejar que nos guíe, no nos ordena. También
tenemos nuestras propias mentes y los corazones. Debemos hacer uso de esos también “.

Anduin dijo nada. Había oído hablar de las batallas que Turalyon y Alleria habían estado
luchando durante un milenio. Él sabía que habían sido devotos de una llamada naruu Xe'ra,
que, pensaban, había personificado lo que amaron mejor de la Luz. En su lugar, Xe'ra había
revelado a sí misma a ser severo e implacable-peligrosamente.

“Un día, pronto,” dijo Anduin, por fin, “Me gustaría hablar con usted acerca de sus
experiencias con la Luz. Pero por ahora, entiendo sus palabras y
de acuerdo con ellos “.

Turalyon asintió. “Voy a compartir lo que puedo con la esperanza de que le ayudará a ser el
gobernante de su abuelo y su padre eran. Y voy a pedir a mi hijo, Arator, para venir a Ventormenta
pronto. Ustedes dos son muy similares “.
“Por lo que sé, él es el mejor espadachín.” Sonrió Anduin. “Casi todos los espadachín que
conozco dice lo mismo, así que estás en buena compañía.” Turalyon la vista hacia el cielo.
“Aún tarde tarde. ¿Cuáles son sus planes?”

“Voy a caminar con Genn. Tiene que me diga lo que recuerda de este lugar. Nos ayudará tanto a
distraer. Entonces ...”Se encogió de hombros. “No creo que voy a recibir mucho dormir esta noche.”

“Ni yo rara vez dormir antes de la batalla.”

“Esta no es una batalla”, dijo Anduin, y no por primera vez. Turalyon lo observó amablemente con los
ojos marrones cálidos, un indicio de una sonrisa en su rostro lleno de cicatrices.

“Mañana, usted, las cuarenta y una personas en el campo, y todo el mundo mirando tomarán
parte en una batalla no para bienes o riquezas, sino por los corazones y las mentes del futuro”,
dijo Turalyon. “Yo diría que una batalla, Su Majestad, y uno bien vale la pena luchar.”

Esa noche, las antorchas se encendieron a lo largo de las murallas de la antigua fortaleza, algo que
las paredes no habían visto en muchos años. La cálida, luz bailando disipará la oscuridad, pero
coexistía con las sombras vacilantes de su propia creación. La noche era extrañamente clara, y la luz
de la luna era una especie de la zona.

Anduin había envolvió en una capa y ahora estaba mirando hacia el paisaje ondulado.
Muro de Thoradin era sólo una ligera mancha de piedra clara en la distancia. Anduin vio nada
se mueve allí o en el campo que se extendía entre los dos puestos de avanzada.

Cerró los ojos por un momento, respirando el aire fresco y húmedo. Luz, que ha guiado y me ha
marcado para la mayor parte de mi vida. Y desde que murió mi padre, me he despertado cada
mañana con el destino de decenas de miles de personas que descansan sobre los hombros. Me has
ayudado a soportar esta carga, y he tenido la suerte de tener muchas personas sabias a confiar.
Pero esto
va por mi cuenta. Se siente como si lo que hay que hacer. Los huesos que se hicieron añicos por la
campana son fáciles noche. Mi corazón está clara, pero mi mente ...
Él sacudió la cabeza y dijo en voz alta: “Padre, que siempre parecía tan seguro. Y usted ha actuado con
tanta rapidez. Me pregunto si alguna vez dudaste de lo que hago “.

“Nadie excepto un loco o un niño está completamente libre de toda duda.” Anduin se volvió,
riendo un poco de vergüenza. “Mis disculpas,” dijo a Calia. “Usted tropezó con mis
divagaciones.”
“ yo se disculpa por interrumpir “, dijo. “Creo que es posible que desee compañía”.

A su juicio, la disminución de la oferta, y luego dijo: “Quédate si quieres. Puede que no sea el mejor
compañero, aunque “.
“Tampoco yo”, admitió. “Vamos a estar incómoda juntos, entonces.” Rió Anduin. Estaba creciendo
aficionado a Calia. En casi cuarenta años, ella era mucho mayor que él, pero se sentía menos como
una figura paterna, mientras Jaina había sido, y más como una hermana mayor. Fue la Luz en la
que lo hizo sentir tan fácil en su presencia? ¿O era simplemente quién era? Ella tenido

sido una hermana mayor de una vez.

“Ojalá que el dolor que hable de Arthas?”, Preguntó. “Antes de cosas ... antes.”

"No. Yo quería a mi hermano pequeño, pero pocas personas parecen comprender eso. No siempre
fue un monstruo. Y ese niño es la forma en que siempre lo recordaré “.

Una sonrisa repentina cruzó sus características. “¿Sabías,” ella dijo, “que una vez fue terrible en el manejo de
la espada?”
mi EII espera que los participantes de la Alianza en la Reunión habían tenido un buen viaje. Fue un
viaje mucho más tiempo para ellos de lo que era para los Desamparados. Arathi Highlands eran
relativamente cerca, a sólo un corto vuelo a través de murciélago.

Por supuesto, a través de un corto tramo de murciélago seguía siendo emocionante, ya que tan pocas
veces viajó en cualquier lugar que no sea Brill a visitar a unos amigos. Ella no podía creer que el día había
llegado finalmente, que esta reunión fue sucediendo realmente, ya que su bate aterrizó y se deslizó fuera a
la hierba suave en un sitio llamado Caída de Galen.

Era un nombre adecuado, como el príncipe humano Galen Aterratrols, heredera de una sola vez
a la vez gran reino de Stromgarde, habían sido muertos en este lugar años antes por los
Renegados. boticarios de Lady Sylvanas le habían levantado de las garras de la muerte, y por un
tiempo que le habían servido. A continuación, se rebeló, teniendo sus hombres y declarando que le
debía ninguna lealtad a nadie más que a sí mismo y que él restauraría Stromgarde a su antigua
gloria.

Stromgarde Keep laico hacia el sur; se podía ver desde aquí. Todavía estaba en ruinas, y
Galeno había caído dos veces, una como un ser humano, una vez como Renegados. Tal, Mused
Elsie, es el destino de aquellos que desafían la
Reina alma en pena.

Un controlador de Renegados tomó las riendas y se alimenta el bate un gran insecto muerto, que se
masticó felizmente, ya que se llevó.

Parqual la estaba esperando, con los labios de color gris-verdes aparecieron en una sonrisa. En sus
brazos llevaba un raído osito de peluche de edad. “Me alegra que hayas venido”, dijo, “a pesar de que no
tiene a nadie esperando.”

“Por supuesto que tenía que venir”, dijo. “Tenía que verte reunirse con esa hija a seguir adelante
y seguir sobre.” Ella asintió con la cabeza en el juguete. “Usted debe recordar, Philia va a ser una
niña grande. Ella podría ser un poco mayor para un oso de peluche. Bastantes años han pasado “.

Se rió entre dientes. "Sé que sé. Estoy tan contenta que me quería ver.”Indicó el animal de
peluche. “Brownie oso aquí fue el primer juguete que le di cuando ella nació. Ella tenía miedo
de olvidarse de él en su viaje a Ventormenta, por lo que dejó atrás. Es ... una de las pocas
cosas de mi antigua vida que tengo. Y quería compartir eso con ella “.

Elsie sonrió a su amiga, dejando que su placer y anticipación ser de ella sólo un poco. Miró a su
alrededor con satisfacción. Aunque muchos en el consejo se había reunido con el rechazo en sus
primeros-o, a veces de segundo o tercer intentos de contactar con los vivos, todos los miembros
finalmente lo hizo encontrar a alguien que estaría de acuerdo en venir. Que iba a ser un día
memorable.
“Ella no está aquí todavía”, continuó Parqual. “Me pregunto si tenía dudas acerca de venir.”

“No veo por qué se nos decía que vendría a continuación, no”, dijo Elsie. Al mirar alrededor, se dio
cuenta de que Annie Lansing tenía una cesta de bolsitas, las flores en plena floración, y las bufandas y
ella se permite a los miembros del Consejo de hacer una selección. Annie no tenía ningún hueso de la
mandíbula, y actualmente tenía una bonita bufanda verde envuelto alrededor de la parte inferior del
rostro.

“Oh, eso es una buena cosa tal Annie está haciendo”, exclamó Elsie. “Va a ser difícil para
nuestros seres queridos para ver lo que nos ha pasado. Una bufanda o una bolsita ayudarán
“Algunos Renegados había sobrevivido a su tiempo con la muerte mejor que otros.; un Gentling
de su descomposición ayudaría a los miembros de la Alianza en ver más allá del cuerpo, que
había soportado tanto, para que pudieran centrarse en la persona.

“Esa es una buena idea!” La cara de Parqual no era demasiado desfigurado, y cuidadosamente escogidos
pantalones y una chaqueta cubierto sus huesos expuestos. Pero él era
consciente de que a los vivos, no puede oler muy agradable. “Creo que voy a hacerme con un
sobre.”
"Deberías apresurarte; se ven muy popular!”Elsie sonrió mientras Parqual, agarrando Brownie Bear,
arrastrando los pies rápidamente hacia el lugar repleto de Annie.

Elsie volvió su atención a las murallas de la gran muralla y la línea de arqueros encima de ellos.
Cuando uno de ellos se dio la vuelta, Elsie comenzó cuando se dio cuenta de que estas mujeres,
fuertes y ágiles y todavía hermosas incluso en su no muerte, sólo podían ser de élite forestales
oscuras de Sylvanas. Se quedaron tan inmóvil como si tallado en piedra, su carcaj lleno de flechas,
sus arcos llevan a cabo en una mano. Sólo sus capas y su pelo largo se movían en la brisa.

Nathanos Clamañublo era lo alto de la pared, así, hablando en voz baja a ellos. Se encontró con la mirada de Elsie y

saludó con la cabeza. Ella asintió con la cabeza hacia atrás.

“Ahí está!”, Alguien llama, y ​Elsie volvió. La Dama Oscura


venía.
Sylvanas montó encima de uno de los murciélagos, sus cabellos de oro blanco y brillantes ojos rojos
que marcan ella como inequívocamente como su porte. El murciélago fue objeto de un aterrizaje, y
Sylvanas saltó con gracia de la espalda. No hay movimiento de rigidez del hueso o desprendimiento de la
piel para ella. Su cara era lisa, con altos pómulos, y sus movimientos eran tan flexible como lo habían sido
cuando ella todavía respiraba. Elsie sintió una abrumadora sensación de gratitud que su líder estaba aquí
para apoyarlos a pesar de que Sylvanas tenía preocupaciones.

La mirada rojo fuego barrió la pequeña multitud y se posó en Elsie. “Ah, el primer
gobernador”, dijo Sylvanas. "Es bueno verte de nuevo. Confío en que nadie ha olvidado el
procedimiento esbocé para lo que está por venir “.

¿Olvidado? Elsie tenía estampado en su mente, y estaba segura de que los demás también lo
hizo. Nadie quería poner en peligro las futuras reuniones haciendo que cualquier cosa ir mal en la
actual.
Sylvanas volvió y señaló las cifras sobre la pared. “Algunos recordatorios, por si acaso.
Estos arqueros están aquí para su protección. Anduin tiene el mismo número a lo largo de las
murallas de Stromgarde Keep. Usted ya sabe Arzobispo Alonsus Faol. Él y otro sacerdote
estará acompañando a los seres humanos de la Alianza mientras se dirigen hacia el lugar de
la reunión, que estará a medio camino entre las fortalezas. Serán movían con usted para
facilitar las conversaciones y para su seguimiento “.
Su mirada vagó por los miembros del consejo reunidos. “Al participar con sus homólogos
de la Alianza, hablará de otra cosa que no sea su historia pasada con ellos. Usted no va a
hablar de su existencia conmigo en Entrañas. No van a hablar de sus vidas actuales,
tampoco. Faol y el otro sacerdote han acordado que si llegaran a nadie, Renegados o
humano, caer en este tipo de conversaciones-o de hecho cualquier cosa que pueda oler a
traición o falta de respeto hacia el otro lado, esas partes recibirán un recordatorio. Una
segunda vez, y será acompañado fuera del campo. Tratar el arzobispo y el cura con cortesía
apropiado y obedecerlas. Dawn es casi aquí. Una vez que nace el día, si estamos preparados,
voy a hacer sonar la bocina una vez, y usted puede tomar el campo. Tendrá hasta el
anochecer. Si por alguna razón considero que es necesario poner fin a la reunión, voy a hacer
sonar la bocina de nuevo tres veces y erigir la bandera abandonado. En tal caso, el regreso inmediatamente.

Elsie quería saber cómo inmediata “inmediatamente” era. Seguramente, si uno quería expresar una
última palabra de cariño, o tal vez incluso un abrazo si el miembro de la Alianza fue lo suficientemente
valiente, que no era una acción de traición. Pero no se puso en duda la Dama Oscura.

“Cuando la reunión ha concluido, el cuerno le avisará de que es hora de volver a casa”,


finalizó Sylvanas. “¿Entendido?”
Una obedecido, especialmente en esta situación, en la que la mala conducta o incluso un simple
malentendido en cualquier lado podría significar un nuevo estallido de una guerra que, bueno, nadie necesita
que en este momento, sin duda.

Así Elsie se quedó en silencio. Cuando el cuerno sonó, su gente podrían decir adiós y
volver de inmediato. Era clara y no admitía desacuerdo.

No era el golpeteo suave de los cascos sobre la hierba como uno de los guardaparques oscuros de
Sylvanas llevó un caballo ósea a la Dama Oscura. Ella asintió y tomó las riendas, y luego regresó a su
brillante mirada a sus sujetos.

“Me paseo ahora para reunirse con el rey humano joven. Hago esto por ti. Debido a que está
abandonado. No seré largo. Y entonces puede seguir adelante y cumplir con los seres humanos que
alguna vez habían sido parte de su vida anterior. Va a ver si todavía tienen un lugar en su existencia en
la actualidad “.
Ella hizo una pausa, y cuando volvió a hablar, Elsie pareció oír las discusiones de pesar que atan las
palabras.

“Usted debe prepararse para gran decepción. A pesar de que pueden tratar,
los vivos no puede realmente entender nosotros. Sólo podemos. Solo nosotros sabemos. Pero has
pedido esto de mí, y por eso me lo dará. Voy a volver en breve “.

Sin decir una palabra, se volvió a sí misma en la silla y volvió la cabeza del caballo
esquelético.
Solo, sin armas, Sylvanas, la Dama Oscura de los Desamparados, la Reina alma en pena,
montó a recibir al rey de Ventormenta.
Elsie nunca se había sentido más orgulloso de ser un Renegados.
UN nduin había visto Señora Sylvanas antes, por supuesto. Todas las grandes figuras
políticas de Azeroth se habían reunido en el templo del Tigre Blanco para presenciar el juicio
pasado en Garrosh. Se sospecha, pero no sabía a ciencia cierta que había estado involucrado
en el complot contra la vida de Grito Infernal. Ciertamente él no lo pondría por delante de ella.
Sylvanas, la que estaba muerto y sin embargo “vivido”, no tenía reparos en poner fin a la vida
de otros.

No había ninguna duda en la mente del Anduin que prohíbe Genn que lo acompañe a esta
reunión había sido lo correcto. Cringris había demostrado ser un aliado digno y valioso, y que
había sido abierto sobre su afecto hacia el Anduin. Pero había algunas posiciones que
simplemente no poner a alguien. Así que cerca de la persona Genn odiaba más que nadie en
el mundo fue uno de ellos. Anduin confiaba Genn y era aficionado a él, pero sabía que aquí,
pero unos pasos de distancia de su enemigo, Genn probablemente habría atacado. Y si Genn
murió o Sylvanas lo hizo, la guerra habría estallado en el peor momento posible.

Anduin no necesitaba Shalamayne o incluso la maza más familiar, Fearbreaker. Su arma


era la luz. Y, por supuesto, Sylvanas fue suficiente mortal sin un arco. Todo lo que tenía que
hacer era abrir la boca
y proferir un gemido, y él perecería.
Mientras montaba la Reverencia de bata blanca a lo largo del camino de tierra blanda hacia el lugar de
reunión, una pequeña colina a medio camino entre sus respectivas fortalezas, vio una pequeña aún de forma
que se aproxima.

Sylvanas fue montado en uno de sus corceles esqueléticos inquietantes. Las fosas nasales
de reverencia se dilataron al captar el olor de la muerte y la decadencia, pero fiel a su nombre,
el caballo no vacilan. Era una guerra entrenados montaje. caballos ordinarios se inquiete por el
olor de la sangre o de órganos. Que evitarían pisar otras criaturas, si es posible. No caballos de
guerra. En la batalla, Reverencia sería una extensión del Anduin y un arma adicional, corriendo
por los enemigos y pisoteándolos bajo los pies. El caballo fue entrenado para actuar en contra
de sus instintos.

Como he sido, Anduin pensó. Los dos estamos dispuestos a ir en contra de nuestra naturaleza, si tenemos que
hacerlo.

Continuó a acercarse a la Reina alma en pena. Podía verla con más claridad. Sylvanas había
venido desarmado, como había exigido que ambos sean. Podía ver sus ojos rojos brillantes
debajo de la capucha que llevaba, su piel un silenciado azul-verde no es en absoluto fuera de
lugar en la tierra sombría y lluviosa, las marcas bajo sus ojos mirando curiosamente como
manchas de lágrimas. Era hermosa y mortal, tan bella y mortal como las flores de la Angustia de
la Doncella hierba tóxica.

Las emociones se desplomaron en su interior a la vista: La aprehensión. Esperanza. Y en el lugar,


la ira. Baine le había dicho que Vol'jin había ordenado la retirada; Sylvanas había llevado a cabo.
Pero había Vol'jin hecho, en realidad? Había allí verdaderamente habido alternativa? Sylvanas había
traicionado a su padre y él y todos se fueron en esa aeronave a morir? Y si tenía ... debe Anduin
incluso estar hablando de paz con ella ahora?

Las palabras que él había dicho recientemente acerca de Varian Wrynn, a la multitud reunida en
el resto del León, volvieron a él. Él sabía que nadie, ni siquiera un rey-es más importante que la
Alianza. Anduin también lo hizo. Si todo ha ido bien hoy, la Alianza pronto podría ser más seguro de
lo que había sido. Cualquiera que sea Sylvanas había o no había hecho, Anduin estaba seguro de
que este era el camino correcto. Y a veces el camino correcto era dolorosa y peligrosa.

Llegaron a diez pies de uno al otro y trajeron sus monturas a un alto. Durante un largo
momento, ellos simplemente tomaron medida de cada uno. Lo único
sonidos eran el suspiro suave del viento que agita el oro y pelo plateado, el sello de los cascos de
VR, y el chirrido de la silla de montar como el gran caballo cambiado. Sylvanas y sus no-muertos
montaje se quedaron perfectamente, no natural todavía.

Luego, impulsivamente, Anduin se balanceó hacia abajo y dio unos pasos hacia Sylvanas. Ella levantó
una ceja. Después de una pausa, ella lo emuló, caminando casi lánguidamente hasta que estuvieron
menos de una yarda de distancia.

Anduin rompió el silencio. “Jefe de Guerra,” dijo, y asintió con acuse de recibo. “Gracias por
honrar mi solicitud.”
“Pequeño león”, dijo en ese gutural, haciéndose eco extraño tono que tenía los Desamparados.

El término picó más de lo que debería. Aerin, el enano valiente que murió tratando de salvar
vidas, que lo había llamado con el calor. No le gustaba Sylvanas torsión que la memoria a un
insulto.
“Rey Anduin Wrynn,” dijo, “y no tan poco más. Harías bien en no subestimar a mí “.

Ella sonrió levemente. “Usted sigue siendo lo suficientemente pequeño.”

“Estoy seguro de que tenemos un mejor uso de nuestro tiempo que permanecer aquí lanzando insultos.”

“Yo no.” Ella estaba disfrutando de esto. Se imaginó que a ella, que parecía pequeña. Después de
todo, por sus acciones en la orilla roto, ordenó o no, ella había sellado la muerte de Varian. ¿Cuál fue
el hijo para ella más que una partícula, una pulga, un inconveniente menor?

“Sí, lo hace,” dijo, no permitiéndose ser cebados. “Usted es el Jefe de Guerra de la Horda.
Sus miembros luchaban valientemente contra la Legión. Y la gente más cercana a usted, los
Renegados-han pedido algo de ti que significa mucho para ellos, y que han escuchado “.

Ella encontró su mirada implacable. No tenía idea de si estaba recibiendo a través de ella. Probablemente
no, pensó con tristeza. Pero eso no era por lo que había venido aquí hoy.

“Esto no es una oferta de paz”, continuó. “Simplemente un alto el fuego durante un período de doce
horas.”

“Así que usted ha dicho en su carta. Y me respondió que estaba de acuerdo con sus términos. ¿Por qué
estamos teniendo esta conversación?”

“Porque quería verte en persona,” respondió el rey. "Quiero


escuchar de sus propios labios que se verán perjudicados ningún miembro de la Alianza “.

Ella puso los ojos. “¿Su preciosa luz puede saber si alguien está mintiendo?”

“Voy a saber,” dijo simplemente. Eso no era del todo cierto. Pensaba que iba a saber. Él creído
sabría. Pero no era cierto. La luz no era una espada. Una hoja afilada siempre se podía
confiar en que cortar carne si el golpe fue dado de una manera determinada. La luz era más
nebuloso. Se respondió a la fe, no sólo habilidad. Y curiosamente, fue a causa de que la que
confiaba aún más que Shalamayne.

Algo brilló en su cara y luego se había ido. Ella levantó la barbilla ligeramente a medida que ella
respondió: “¿No confías en mí para mantener mi palabra, entonces?”

Se encogió de hombros. “Usted ha ido hacia atrás en él antes.”

Allí estaba. La muerte de Varian. Sylvanas no respondió a la vez. Entonces, casi con cortesía, dijo,
“Te doy mi palabra. A medida que la Dama Oscura de los Desamparados y como Jefe de Guerra de la
Horda. Ningún miembro de la Alianza llegará a daño por cualquier miembro de la Horda en la
actualidad. Incluyéndome a mí. Que hace que te satisface, Su Majestad?”

Hubo un énfasis adicional en las dos últimas palabras. Ella no estaba mostrando respeto al
usarlos. Ella estaba usando su nueva posición como un cuchillo NotSo-sutil entre las costillas.
Porque ambos sabían que en un mundo mejor hubiera sido Varian Wrynn hablar con ella. Y
esta reunión habría sido menos cargada de tensión, el resentimiento y la desconfianza.

Anduin habló antes de que pudiera detenerse. “¿Usted


traicionar a mi padre?” Se tensó Sylvanas.

El corazón de Anduin aceleró, golpeando contra su pecho. No era una pregunta que él tenía la
intención de preguntar. Pero era la que necesitaba. Él tenía que saber. Tenía que saber si Genn
Cringris tenía razón, si Sylvanas había establecido su padre y el Ejército de la Alianza para morir.

Las palabras estaban allí.


Sylvanas se quedó inmóvil como una piedra, con el rostro inexpresivo. Su
pecho no sube y baja con la respiración. Su corazón no bombea sangre. Pero aún así, ella se
sorprendió de que el niño tuvo el valor de enfrentarse a ella sin rodeos y con tanta rapidez.

No había pensado mucho en los acontecimientos de la costa roto. No había habido tantas otras cosas
para tomar su atención, y ella no era uno de rumiación. Pero ahora sus pensamientos volaron de vuelta a
ese momento sangrienta y caótica como si de nuevo se puso en ese aumento, con el ejército de la
Alianza por debajo de ella, luchando con fuerza, mientras que la Horda dio todo su poderoso corazón
para el ataque.

Tenemos que quedarnos aquí, le había dicho a los arqueros. Y por lo que tuvieron, disparando una
flecha tras otra, como una lluvia mortal, una tormenta, sobre el enemigo felfueled detestado. Y estaba
funcionando. La Legión vino, ola tras ola de monstruos demoníacos, a cada cual más horrible y
aterradora que la anterior. Pero la gente de Varian eran buenas. Como eran las suyas.

El grito de sorpresa y la advertencia le había causado a girar. Sylvanas había visto, aturdido,
como una inundación de los demonios vierte a través del hueco detrás de ella. Ella vio a Thrall,
guerrero poderoso y chamán, el fundador de la corriente de la Horda de rodillas, su cuerpo
temblando verde con el simple esfuerzo de tratar de ponerse de pie. Baine se puso sobre él,
defendiendo salvajemente a su amigo. Choque la paralizó por un momento.

Y luego las palabras de su Jefe de Guerra: Dey're viniendo desde atrás! Cubrir el flanco da!

La lanza. Esa terrible lanza, perforando el torso de Vol'jin mientras gritaba su orden. Debería
haberlo matado de inmediato, pero Vol'jin no estaba dispuesto a morir. Aún no. Propósito le
alimentó. Él mató a su asesino y continuó luchando, cada vez más débil ante sus ojos. Antes de
Sylvanas sabía, ella estaba en su caballo, cabalgando hacia su líder, lo que saca a sacarlo del
campo de batalla para la seguridad.

En lo que debe haber sido un esfuerzo agónico, el troll se volvió y la miró. Susurró el fin de
ella, su voz demasiado débil para que otros lo oyen por encima del estruendo de la batalla
furiosa.
No deje que da Horda morir dis día.
Era una orden directa de su jefe de guerra. Y era la correcta. por debajo del esfuerzo de
Alianza, valiente como era, era dependiente de la ayuda Horda. Si la Horda se retiró ahora, el
ejército de Varian caería.
Pero si la Horda se quedó y luchó, a continuación, ambos ejércitos caerían.
Sylvanas había cerrado los ojos, cada opción inaceptable para ella, pero ella hizo la única
opción que podía: la obediencia a la voluntad del jefe de guerra, que más tarde moriría de la
lanza envenenada y, para sorpresa de todos, nombrar a Sylvanas como líder de la Horda .

Ella levantó el cuerno a los labios y dio la voz de retirada. Le había dicho a nadie del
arrepentimiento que había sentido cuando, de pie en la popa de su nave, ella vio el humo verde de
la explosión de abajo, donde Varian había caído, y se preguntó si ella estaba viendo los momentos
finales, insoportables de un poderoso guerrero.

Sylvanas le diría a nadie de que ahora, tampoco. Pero a medida que se presentó ante el joven
rey, que podía ver las huellas de su padre en él que había llegado con los últimos años. No sólo
físicamente, en un aumento de la altura del Anduin y físico más musculoso, o incluso en la fuerte
línea de la mandíbula determinada. Vio Varian en su porte.

¿Usted traicionar a mi padre?


Más tarde, se pondría en duda su elección en la respuesta. Pero en este momento no tenía ningún
deseo de ofrecer la falsedad.
“Destino de Varian Wrynn fue escrito en piedra, Little Lion. los números de la legión habrían visto a
que cualquiera que sea la elección que hice ese día “.
Sus ojos azules buscaron los de ella por la mentira. No encontró ninguno. Algo en él se
relajó ligeramente. El asintió.
“¿Qué pasa aquí hoy beneficia tanto a la Horda y la Alianza. Me alegro de que haya acordado
en honor a este alto el fuego. Por la presente juro que yo también voy a cumplir con él, y ningún
miembro de la Horda, vendrá a dañar por cualquier mano Alianza el día de hoy.”Él inclinó la
cabeza en reconocimiento mientras se reflejó sus palabras, agregando,“La inclusión de la mina “.

“Entonces no tenemos nada más que decir.”

Él negó con la cabeza de oro. “No, no lo hacemos. Y lo lamento. Tal vez otro día que volverá a
reunirse y hablar de otras cosas que podrían ayudar a nuestros dos pueblos “.

Sylvanas se permitió una pequeña sonrisa. “Dudo mucho.” Sin otra palabra, Sylvanas
volvió, ofreciéndole un tiro claro a su espalda, saltó a la silla de su caballo no-muertos, y al
galope por el camino por donde había llegado.
re ese a las duras palabras del líder de la Horda como se fue, Anduin sintió esperanzado. La
creía ... fuerzas de la Legión había estado apareciendo en todas partes, Genn le había dicho. Si
los soldados de la Horda habían sido sorprendidos en esa cresta, y el Anduin se cree el informe
de Baine que tenían, no era razonable suponer que permaneciendo allí les habría condenado

- y La alianza.
Había pensado que nunca conocería la verdadera historia, llena. Pero si las cosas iban bien en la
actualidad y en el futuro este tipo de encuentros, entonces tal vez muchas preguntas podrían ser
respondidas, y no sólo de él.

Un hacendado se adelantó y tomó las riendas de reverencia que el rey se deslizó del lomo del
caballo. “Estás de vuelta en una sola pieza,” observó Genn.
“No suena tan decepcionado”, bromeó Anduin. “Me fue bien,
entonces,” dijo Turalyon.
Anduin se puso serio mientras observaba el paladín. Él era tanto un héroe personal para el
joven rey como Faol era. Turalyon amado a una mujer que bordeaba la línea entre el vacío y la
Luz, cuya hermana era la persona con quien acababa de conocer.

“Sí”, dijo. “Lo hizo.” Hizo una decisión sobre el terreno. “Le pregunté sobre el Padre”, dijo a
Genn. “Ella dijo que no había nada que pudiera tener
hecho para salvarlo. Y yo le creo “.
“Por supuesto que diría que,” ​Genn burló. “Anduin ...” Él negó con la cabeza. “A veces es
simplemente demasiado ingenuo. Temo que algo va a venir y superar eso de que uno de
estos días “.
“No soy ingenuo. Esta… sintió cierto."

Genn continuó a fruncir el ceño, pero asintió Turalyon. “Entiendo.” Anduin se interpuso entre ellos,
aplaudiendo cada uno de ellos en un hombro. "Vamos a empezar. Hay personas deseosas de estar
con sus familias “.
“Voy a decir a los sacerdotes a estar preparados por los grifos,” dijo Turalyon.

Que puedan ser necesarios sólo para bendiciones, Anduin pensó pero no lo dijo. En voz alta, se
limitó a decir: “Gracias, Turalyon.”
Se movió hacia delante, mirando a los diecinueve personas que estaban esperando. En
sus caras eran expresiones de temor y excitación. Su rey entiende tanto las emociones por
completo.
“Es el momento”, dijo. “Que hoy sea un día de cambio. De conexión. De esperanza y con
ganas de un día donde el reencuentro con los seres queridos se convierte en un hecho común
en lugar de un histórico. Se le observó y estará protegido “.

Habían sido bendecidos por dos sacerdotes ya, pero esta bendición serían de su rey.
Levantó las manos y llamó abajo de la Luz sobre los reunidos. Ojos cerrados. Los labios
aparecieron en sonrisas suaves, y podía sentir la calma se asientan en los presentes. Incluido
él mismo.
“Luz sea con ustedes”, dijo Anduin. Miró primero al arzobispo Faol, que puso una mano en el
corazón unbeating y se inclinó, y luego a Calia, que se había quedado con él toda la noche
distrayéndolo con historias. Ella sonrió, con los ojos brillantes. Este momento fue tanto para
ellos como lo fue para los participantes activos.

Asintió a Turalyon, que inclinó la cabeza, y agitó a Genn Cringris. Glower jefe del asesor
del Anduin no se había levantado desde su llegada, pero asintió ahora y gritó órdenes.

Lo que quedaba de las enormes puertas de madera crujía y se estremeció abierta. Anduin
recordó su conversación con Turalyon. El paladín había dicho que todos ellos estarían luchando
“no para bienes o riquezas, sino por los corazones y las mentes del futuro”.

Por un momento, el grupo simplemente se quedó. Entonces uno de ellos-Philia-


se abrió paso entre la multitud y echó a andar hacia adelante con valentía, su cuerpo recto, su mandíbula
apretada, con los pies calzados con botas que viajan rápidamente sobre el césped verde.

Como si fuera una señal que los otros habían estado esperando, que comenzaron a moverse,
también, algunas de ellas con ritmos más rápidos que otros. Nadie se le permitió echar a correr para
que no prisa a alguien error de peligro. Sino que fluían de la puerta y hacia el conjunto de formas que
ahora estaban saliendo de la pared de Thoradin.

A través de los sonidos de la conversación, una risa feliz resonó en tono amable y extrañamente
hueca. Fue arzobispo Faol. Y de repente se encontró Anduin lágrimas de alegría que pican los ojos.

Usted ha dirigido el Ejército de la Luz, Turalyon, Anduin pensó, y su corazón se levantó. Pero este es
el ejército de esperanza.

Ol' Emma se preguntaba si esto estaba sucediendo realmente o si era sólo uno de sus sueños. Ella
decidió que el dolor en sus articulaciones mientras caminaba por la hierba suave, a un ritmo mucho
más rápido de lo habitual, demostró que era de hecho una realidad. Emma entró una gran cantidad en
una base diaria, el transporte de agua hacia atrás desde el pozo hasta su casa pequeña, ordenada, por
lo que la resistencia no era el problema. La velocidad era. Ella deseaba tanto ser como Philia y todos
menos correr hacia el centro del campo, pero su edad no le permitiría. Se dijo que Jem, Jack, y Jake,
sin duda, habían aprendido a tener paciencia en su tiempo como no-muertos. Se podría esperar unos
momentos más para verla.

Ella era la única que no quiere esperar.


Alguien cayó en el paso a su lado. Llevaba un casco maravillosamente hecho a mano y se
presentó como Osric Strang.
“Soy Emma Piedramácula,” dijo Emma. “Esto se ve muy poderoso pesada.” Osric, un hombre
musculosas con el pelo rojo y una barba, se rió. “Heavy suficiente para hacer su trabajo. Hice esto para
el que la persona que voy a ver hoy. Tomás era como un hermano para mí. Se utilizó para discutir
sobre quién hizo la mejor armadura, cuando nos sirvieron como guardias-él en Lordaeron, yo en
Ventormenta. Pensé que lo ha perdido para siempre esa horrible día “.

Osric un gesto hacia el timón. “Pensé que si había sobrevivido a ser convertido en un Desamparados con
su cerebro intacto, será mejor hacer lo que pudiera para mantenerla
de esa manera.”Él sonrió. “¿A quién vas a ver?”
“Mis hijos”, respondió Emma. Podía oír la sonrisa en su voz. "Los tres. Estaban en
Lordaeron cuando ...”No pudo terminar.
Osric la contempló con profunda simpatía. “Estoy ... Lo siento tanto que los perdió. Pero estoy muy
contento de que se incorporó al Consejo para que pueda verlos de nuevo “.

“Oh, yo soy, también,” dijo Emma. “Usted tiene que centrarse en lo que tiene, ¿verdad?”

“Eso lo hace.” El armero se movió el timón para el hueco de un brazo y extendió la otra a
Emma. “Puede ser un poco más complicado caminar este terreno. Aferrarse a mí “.

Tal un buen chico, pensó mientras agradecido por lo que hizo. Como el mio.
El sitio de reunión, exactamente a medio camino entre Stromgarde Keep y de Thoradin
pared se había preparado para el evento. Había dos mesas, una a cada lado. Una era donde
la Horda podría poner regalos para la Alianza, y la otra era donde la Alianza podría colocar
sus propios dones. Osric se acercó a la mesa Alianza y dejó el timón, y luego se reunió con
Emma. La sacerdotisa que los había entrevistado sonrió winningly por debajo de la capucha a
los participantes reunidos, a continuación, les pidió que formar una larga fila frente a sus
homólogos de la Horda.

Más temprano, el tiempo había sido húmedo y frío, el cielo nublado. Ahora, sin embargo, las nubes fueron
desapareciendo y la luz del sol se asomaban. Como todo el mundo se colocó en posición, Emma miró a su
alrededor con ansiedad por sus hijos. Con una punzada de preocupación, se preguntó si no sería ni siquiera
capaz de reconocerlos. A pesar de que se había encontrado con el arzobispo Faol, Emma no estaba
completamente preparado para lo mal que algunos de los Desamparados se veía.

A nadie se le confunda con los seres vivos, y la luz del sol no era amable con ellos. Los huesos sobresalían a
través de la piel de color verde grisáceo. Sus ojos brillaban de manera inquietante, y encorvados y arrastrando los
pies mientras caminaban.

Bien, se dijo. Mi piel está toda arrugada, ya veces me encorva y orden aleatorio, también.

Hubo un largo silencio. Arzobispo Faol mueve hacia delante. “Si desea salir ahora, puede
hacerlo”, dijo en esa voz extraña pero agradable. Al principio nadie se movió, pero luego Emma
vio unos cuatro o cinco seres humanos, sus rostros sorprendidos y casi tan gris como las de los
Desamparados, girar y
acelerar de nuevo hacia el torreón. Uno de los que habían sido rechazados clamaron después de una
figura saliendo con una voz hueca que contenía un mundo de dolor. Los otros se quedaron por un
momento, luego se volvió y comenzó el largo camino por donde habían venido, con las cabezas
inclinadas. Oh, esas cosas malas, Emma pensó.

“¿Alguien más?” Preguntó Faol. No había ninguno. "Excelente. Cuando diga su nombre, por favor, un paso
adelante para mí. Usted estará acompañado por su ser querido, y es posible que luego vagar por el campo
juntos libremente “.

Desenrolló un pergamino y lo leyó. “Emma


Piedramácula!”
El corazón de Emma subió. Para Osric, ella preguntó con voz temblorosa: “¿Es hora de que me veo
ahora? ¿Después de tanto tiempo?"

“Si se quiere,” dijo la sacerdotisa. “Si no lo hace, puede volver a la fortaleza.”

Emma sacudió la cabeza. "Oh no. No no. No voy a defraudar como esas otras personas
“Osric palmeó la mano tranquilizadora.; y Emma se apartó, se enderezó, y se dirigió hacia
donde estaba sin ayuda Faol.
“Jem, Jack, y Jake Piedramácula”, el arzobispo llamados.
Tres de altura Renegados dio un paso adelante de su propia línea, avanzando vacilante. Emma se
quedó mirándolos mientras se acercaban. Todos ellos habían sido tan grandes y ajuste en la vida.
Tales hombres jóvenes y fuertes. El grado de confianza que habían sido, el orgullo de servir a
Lordaeron. Ahora estaban en los huesos y Limp pelo coagulada. Le tomó un momento para leer sus
expresiones.
Sus hijos, una vez que la risa y confiado, parecían ... asustado.
Ellos tienen más miedo aquí, frente a mí, que en un campo de batalla, Emma se dio cuenta. Y
luego todas las diferencias entre ella y ellos de repente no importaban.

Ella comenzó a llorar a pesar de que sentía que su curva de la boca en una enorme sonrisa.

“Mis hijos”, dijo. “Ay, mis hijos!” “¡Mamá!”, Dijo Jack,


dando tumbos hacia ella.
“Le hemos echado mucho de menos!” Dijo Jem. Y Jake simplemente bajó la cabeza, superar con el
momento. A continuación, los tres de los Desamparados se inclinó para abrazar a su madre.
-

Gracias, Calia dijo a la Luz mientras observaba a la matriarca de la familia reunida derramó
lágrimas de alegría. Gracias por esto.
Ella escuchó, sonriendo, como otros nombres fueron llamados. Ellos dieron un paso adelante, vacilante
o alegre. Algunos simplemente negaron con la cabeza y, al no poder dar los pasos finales ahora que había
llegado el momento, regresaron en silencio, dejando a su Renegados seres queridos que se colocan
solamente hasta que, también, se apartaron y se fueron de nuevo a la pared. Calia oró por ellos: los que se
habían negado y los que habían sido rechazados. Todos estaban sufriendo. Todo necesita la bendición de
la Luz.

Pero había sorprendentemente pocos de ellos. La mayor parte de las reuniones eran cauto al principio:
rebuscado, incómoda. Pero eso estaba bien, también.

“Philia Fintallas”, leyó el arzobispo. Philia estaba en la vanguardia, y ella había visto a su
padre, Parqual, ya. Ante el sonido de su nombre, ella corrió hasta él, gritando, “¡Papá!”

Estos dos necesidad de rogarles o mediadora. Se apresuraron el uno al otro, deteniéndose justo
antes de tocar, y ambos llevaban sonrisas tan grande como el corazón de Calia sentía. "Es
realmente tú, ”Dijo Philia, poner tanto en la palabra única.

Después de las primeras reintroducciones, las cosas fluyeron mucho más suave y rápido. No
todas las reuniones eran tan alegre y fácil como los demás, sino que estaban hablando.
Renegados y humano estaban hablando. ¿Quién podría haber creído que este momento pasar?
Un hombre, un rey-tenido.
Y si esto podría suceder, tal vez más también podía hacerlo. Más eventos que deberían haber
ocurrido, pero que Arthas había destruido tan trágicamente.
Hay una cosa tal como un nuevo comienzo, pensó. Por todos nosotros.
Faol dio un paso al lado de ella. “Estos ojos han visto tanto dolor. Qué delicioso, después de
todo lo que ha sucedido, que todavía pueden contemplar este “.

“¿Usted cree que habrá otra reunión?”, Preguntó Calia. “Espero que sí, pero eso es responsabilidad
exclusiva de Sylvanas. Tal vez incluso ella se encuentra todavía tiene un corazón, al igual que estas
personas tienen “.

“Podemos esperar”, dijo Calia.

“Sí, de hecho,” respondió Faol. “Siempre podemos esperar.”


S ylvanas Windrunner se situó en la parte superior de la pared antigua. Nathanos, como siempre, estaba a
su lado. Su mirada estaba fija en la escena que se desarrollaba en la distancia.

“Parece que se va sin incidentes”, dijo Sylvanas. “Tienes algún motivo para creer que no es?”

“Ninguno que he aprendido, mi reina”, dijo Nathanos.


“Aunque veo que algunos de los seres humanos han despreciado la interacción con aquellos cuyas
esperanzas se habían planteado”, dijo. “Eso fue cruel de ellos.”

“Fue,” estuvo de acuerdo Nathanos. Se ofreció nada más.


“Me resistía a aceptar esta reunión, pero tal vez esta es una buena cosa. Ahora mi
Renegados empezar a entender la forma en que se perciben incluso por aquellos que una vez
afirmó que amarlos “.
“Usted fue prudente han permitido, mi reina. Que vean por sí mismos cuál es la situación.
Si es doloroso para ellos, ellos no quieren repetir la experiencia. Si es feliz con ellos, usted
tiene algo para sostener sobre ellos para mantenerlos obediente. No “, agregó,‘que alguna vez
hubo mucho que temer de este grupo.’

“Fue bueno para mí ser testigo de esto. He aprendido mucho de él “.


“Va a repetirlo?”
Sylvanas miró hacia el sol. “El día es joven todavía. No estoy hecho la observación. Tampoco voy
a descansar mi vigilancia. cachorro de Varian le gusta aparecer como si él es completamente sin
engaño, pero puede ser más astuto de lo que le damos crédito. Él podría haber planeado un ataque
contra su propio pueblo con un ojo para culpar por ello. Luego sería visto como un líder fuerte para
declarar la guerra a nosotros. El último protector de los desamparados “.

“Es posible, mi reina.”


Ella le dio una de sus raras sonrisas irónicas. “Pero usted piensa lo contrario.” “Con todo
respeto, tal cosa suena más como una estrategia que emplearía”, dijo.

“Lo hace,” dijo. "Pero no hoy. No estamos preparados para una guerra.”Miró a los guardas
que había colocado encima de la pared. Su carcaj estaban completos, sus arcos atados a sus
espaldas de fácil acceso.
Atacarían el instante en que les dijo a. Sylvanas sonrió.
UN rathī H IGHLANDS F ield

Parqual y Philia se había acercado a la mesa de cambio Renegados. Elsie los observaba feliz
como Parqual señaló a un viejo, oso de peluche hecha jirones, y las lágrimas corrían por el rostro
de la chica.
“Quiero mantener Brownie,” Elsie oyó decir. “Quiero abrazarte tú,
Papá."
“Oh, mi pequeña, o no tan pequeño,” se rió, “Brownie está fuera de límites hasta que su rey dice
que es seguro. Y en cuanto a mí, mi piel no puede manejar los abrazos de oso que recuerdo “.

Philia se secó la cara. “¿Puedo tomar tu mano si lo hago con cuidado?” La gente pensó que debido a
que la carne Renegados estaba muerto, que fue limitado en lo que podía comunicarse. Nada mas lejos
de la verdad. Una miríada de expresiones en el rostro de Parqual: alegría, el amor, el miedo, la
esperanza.

“Si te gusta, niño,” dijo.


Renegados se produjo en todas las etapas de la muerte: recién muertos, parcialmente en
descomposición, casi momificados. Parqual fue el último de ellos a pesar de que él había estado tan
determinado a haber un sobre metido en el bolsillo, y Elsie quería abrazar a los dos al tiempo que
extendía su marchita, la mano de pergamino frágil y lo colocó en su hija suave, viviendo uno .

Elsie quería quedarse con Parqual y Philia para saborear el reencuentro de padre e hijo.
Pero había otros, que se encontraban en una pérdida para las palabras o no saben cómo
reaccionar y pudo apreciar que alguien le ayude. Estos dos estaría bien. Habían venido con
amor y temor en sus corazones. Pero también habían venido con otra cosa: la esperanza.

“Madre?” La voz pertenecía a Jem, el mayor de los chicos Piedramácula. Parecía molesto. Elsie miró
a su alrededor para él. Lo encontró con Jack y Jake, formando un anillo alrededor de su pequeña madre;
entonces uno de ellos dio un paso a un lado, mirando a su alrededor para la ayuda.

Elsie vio que su madre, Emma, ​estaba pálido y parecía tener dificultad para respirar.
“Sacerdotisa!” Gritó uno de ellos, su voz sepulcral teñida de miedo. “Por favor, ayudarla!”
La mujer envuelta corrió y levantó una mano. La luz vino a ella, llama hacia abajo como si
del mismo sol, y lo envió hacia la madre. La mujer abrió la boca suavemente. Su cara pálida
se calentó hasta una tonalidad rosada humanamente sana, y ella parpadeó, mirando a su
alrededor para la mujer que le había sanado. Sus ojos se encontraron, y la sacerdotisa
sonrieron.
“Muchas gracias”, dijo Elsie.
“Es un honor estar aquí”, respondió la sacerdotisa. “Perdóneme, no pude dejar de notar que
usted está de pie solo. ¿Su reunión no va bien?”Su cara era en gran parte en la sombra, pero
Elsie vio que su sonrisa era amable.
“Oh, querida, eres tan dulce”, dijo Elsie. "Estoy bien. Estoy aquí para compartir la alegría de mi
consejo “.
La sacerdotisa jadeó suavemente, y se acercó a Elsie. “Usted debe ser el primer
gobernador Benton,” dijo. Alcanzó manos de la mujer Renegados. “Me enteré de Wyll. Lo
siento mucho."
Elsie comenzó a retroceder, y luego se detuvo. Seguramente alguien Faol de confianza para ayudar a
él no encontraría correosa Elsie, apéndices fríos horrible. La sacerdotisa les tomó entre las suyas con
mucho cuidado, ya es consciente, tan valiente joven Philia se acaba de descubrir, que uno tenía que ser
amable con los Renegados. Su carne era tan muy frágil. Y, sin embargo, como se había observado Elsie,
la mayoría de ellos parecían hambrientos de contacto físico.

Las manos de la sacerdotisa eran suaves y cálidos. El toque se sintió tan agradable. Luego se libera las
manos de Elsie, pero se quedó cerca.

“Gracias”, dijo Elsie. “El arzobispo ha sido tan amable con nosotros. Estamos agradecidos de que
usted y él aquí con todos nosotros hoy “.
“Estoy feliz de estar aquí de lo que sabes,” la mujer le aseguró humana. “Quería asegurarse de que
encontré que dar las gracias tú por ser tan dispuesto a trabajar con nosotros. Sabe que el Rey Anduin
lamenta profundamente que no se puede agradecer en persona “.

Elsie agitó una mano despectiva. “Este no es un lugar seguro para un rey humano que sea.
Él tiene que pensar en su pueblo. Le debo una deuda que nunca podré pagar. Estaba con mi
Wyll al pasar, cuando no podía ser. Y te diré, Wyll amado a los chicos Wrynn como si fueran su
propia “.
Las dos mujeres permanecieron juntos, viendo el evento continúan desarrollándose. Aquí y
allí escucharon el sonido de la risa. Se sonrieron el uno al otro.
“Esta es una buena cosa”, dijo Elsie. “Una cosa muy buena.”

“Su Majestad espera que si todo va bien, hoy en día, su jefe de guerra podría ser aceptable para
otra reunión en un momento posterior.”
La sonrisa de Elsie se desvaneció ligeramente. “No creo que va a pasar”, dijo el primer
gobernador. “Pero, de nuevo, nunca creí que iba a suceder en absoluto. Por lo tanto, le muestra
lo que sé, supongo.”Ella se rió.
“Si hay un segundo encuentro,” la sacerdotisa continuó, “Rey Anduin quiere conocerte.”

“Oh, mi, eso no sería una maravilla!” Elsie miró hacia el torreón. Era lo suficientemente
lejos que no podía distinguir caras, pero parece que el joven rey no era tímido para dejarse
ver. Se puso de pie vestido con su armadura distintiva cubierto con un tabardo azul que lleva
el León de Oro de Ventormenta. Los ejes de la luz del sol brillante parecían buscarlo, para
coger el brillo de su armadura y su cabello dorado.

“Reina Tiffin era una belleza. Y tan amable “, reflexionó Elsie. “Anduin tiene su cabello. 'Un
niño de sol,' Wyll lo llamó. Nadie sabía entonces, cuando yo todavía respiraba, que el chico de
sol un día sería un rey de la luz!”

Mientras observaban, otro se situó junto al rey de Ventormenta: alto, corpulento, con el pelo
blanco. “¿Quién es ese señor?”, Preguntó Elsie.

Por un momento, una sombra más profunda pasó sobre el rostro de la sacerdotisa. “Ese es el
rey Genn Cringris de Gilneas,” dijo.
“Oh, querida”, dijo Elsie. “Me imagino que no está muy contento con todo esto.” “Puede que no sea”,
respondió la sacerdotisa. “Pero él está de pie al lado de su rey, y él nos está mirando.”

Ella levantó su brazo. “Es posible que no sea capaz de recibir al rey Anduin, pero se puede
saludar a él”, dijo Elsie.
Vacilante, Elsie la imitó. Al principio, sus movimientos eran pequeños y tímido, pero cuando
Anduin los vio y le devolvió el gesto, el placer se precipitó a través de ella y se agitaban con
más fuerza. Como era de esperar, Cringris no se unió a. Pero eso estaba bien. Él estaba ahí.
Tal vez que vería algo hoy que lo mueva.

“Imagine Me, Elsie Benton, agitando hola a un rey!”, Murmuró. Y cuando Anduin se inclinó
ante ella, el primer gobernador de la dejada,
Consejo rió brillantemente en sorpresa.
UN rathī H IGHLANDS, T HORADIN'S W TODAS

Sylvanas hizo un punto de hablar con cada uno de los miembros del consejo que habían
regresado con ira y desilusión, a la pared. Ella era a la vez triste y satisfecho mientras hablaba
con ellos. “Temí esto mismo podría suceder”, les dijo. “Usted entiende ahora, ¿verdad?”

Lo hicieron. La brecha entre humanos y Renegados no pudo ser salvada. Sylvanas sintió
particularmente justificada cuando Annie Lansing, que habían trabajado para crear sobres y bufandas
para hacer que los Renegados más atractivo para los seres humanos, caminó lentamente hacia atrás.

“Usted fue a tanto esfuerzo a favor de ellos,” dijo Sylvanas. “Creo que si no se distraigan con lo
que nos parecía ... lo que olía a ... que realmente nos podían ver,” Annie respondió con tristeza.
“Verdaderamente ver yo. ”
"¿Quién fue?"
Hubo una pausa. "Mi madre."
“El amor de una madre se supone que es incondicional”, dijo Sylvanas. “Al parecer no lo
es,” dijo Annie con amargura. Desenrolló la bufanda, y Sylvanas miraba sin pestañear a la
cara mutilada. “Deberíamos haber escuchado, Dama Oscura. Estábamos muy mal “.

Las palabras eran dulces como la miel. Dulce como la victoria. El consejo sería dividida, y
el conflicto entre sus miembros lo destruiría. Sylvanas y no había tenido que hacer una cosa.

Sylvanas ascendió la pared con pasos rápidos, ágiles y sacó su catalejo. Con un poco de
suerte, que vería más Renegados recién iluminado regresar de nuevo a la que pertenecían.
Donde estaba el primer gobernador en medio de todo esto? ¿Estaba sacudido por el
desgaste?
Sylvanas la encontró. Y toda su satisfacción evaporó. Vellcinda se puso fácil y
cómodamente junto a la sacerdotisa con capa y capucha Faol había traído consigo. El primer
gobernador miraba hacia el torreón, hacia arriba, a alguien encima de él. Y luego se agitó.

Sylvanas rápidamente trasladó el catalejo, las imágenes que le reveló virar sobre un loco
hasta que se posaron en la figura del rey de Ventormenta.
Anduin, sonriendo, estaba moviendo hacia atrás. Como observó Sylvanas, furia hirviendo
dentro de ella, puso su mano sobre su corazón y se inclinó.

Encorvado.

Para Vellcinda Benton, el primer gobernador del Consejo solitario. Sylvanas abrió la boca
para ordenar la retirada. Pero no. Aún no. Esto no fue suficiente para condenar a Vellcinda a
los ojos del consejo. Sylvanas necesario ir con cuidado.

Para Nathanos dijo, “Quiero ver a alguien Vellcinda en todo momento. Y,”añadió,‘Quiero
que la sacerdotisa observó también’.
UN rathī H IGHLANDS F ield

Ella se ríe como una niña pequeña.

Casi como un ser vivo.


El corazón de Calia estaba lleno, tan lleno. Ella trató de quemar este momento en su mente
para que ella lo recordaría cuando se despertó con los brazos dolorosamente vacías de las
pesadillas que aún perseguían sus sueños. Cuando oía palabras feas pronunciadas por ambos
lados de la guerra aparentemente interminable de Azeroth entre Horda y la Alianza. Recordaría
de pie en este campo, mientras que el niño adulto de sol saludó a la mujer cuyo marido le había
tendido toda su vida. Recordaría este día y todos sus dones, como el día en que todo empezó a
cambiar.

“Hice traer algo por él para dar a Wyll donde lo enterraron.”

Elsie dio unas palmaditas en el pecho, tocando un anillo de oro simple que colgaba de una cadena
alrededor de su cuello. “Quiero llevarlo hasta el último momento posible, y luego lo voy a poner sobre la
mesa. Es mi anillo de bodas. Yo lo llevaba hasta el día de mi muerte ... y después, también, hasta que
simplemente no podía.”Indicó sus dedos huesudos. “Se hace difícil mantener los anillos en. O los dedos,
para el caso. Pero seguí esto. Estaría muy agradecido si usted se aseguró de que llegue el rey “.

La sacerdotisa contempló el anillo y pensó en su familia. De su hijo, a quien se imaginó que


después de haber crecido a ser como Philia: valiente y leal y amable. De su propio marido, que se
había mantenido su secreto y su amado por lo que ella era. De todas las personas de Lordaeron,
que no merecen lo que les había sucedido y que había luchado con valentía. De cada uno de
aquellos en el campo hoy en día, lo suficientemente valiente para mirar la fealdad exterior más allá
de una belleza interior, o, por el contrario, el valor suficiente para superar su miedo al rechazo y ver
seres queridos de nuevo como tal, no como el enemigo. De Philia, que quería abrazar a su padre.
De Emma y sus hijos, reunidos en el ocaso de una madre. De los número incalculable de personas
como ellos, en ambos lados, el anhelo de estar unidos.

De su hermano, que era el responsable de todo el dolor, toda la pérdida. Un Menethil había

hecho esto.
Un Menethil tendría que solucionarlo.
F o un largo momento Anduin se quedó mirando, una sonrisa jugando en sus labios. Recordó
su primera experiencia con el Cónclave, cómo se sentía al estar caminando en un lugar de
seguridad completa, para ver las carreras que de otro modo podría ser que raja los unos las
gargantas reír juntos, o discutir filosofías, o la investigación, o simplemente sentados lado a lado
en tranquilo, alegre convivencia.

Y ahora escenas similares se desarrollaban por debajo de él, pero los de posiblemente incluso
mayor importancia para el futuro de Azeroth. Observó Calia, que se había escondido en una zanja
durante dos días mientras que las criaturas sin mente enfurecidos invadieron y registraron por encima
de ella, se mueve sobre la multitud, hablando a pequeños grupos y bendecirlos. La había visto curar
Emma, ​cuyo reencuentro con no uno, sino los tres de sus hijos habían sido casi más de lo que podía
manejar. Había visto Parqual y Philia responden con alegría y libremente el uno al otro, como si la
muerte no los había separado en absoluto.

Calia estaba demasiado lejos para Anduin a distinguir su expresión, pero ella levantó su brazo y
lo agitó. De pie junto a la sacerdotisa era una mujer abandonada que parecía no tener un miembro
de la familia de la Alianza. Echando un vistazo a Calia, ella también, levantó el brazo y saludó al rey
de Ventormenta. Este tenía que ser el primer gobernador, Elsie Benton. Anduin no pudo reprimir
una
sonrisa mientras le devolvió el saludo e impulsivamente dio una rápida reverencia.

“Esa no es la forma en que una palmadita en la espalda.”

Anduin rió y volvió a Genn, aplaudiendo al hombre mayor en el hombro. “Confieso, yo podría
querer hacer un poco de palmaditas espalda. Pero creo que las felicitaciones que les pertenece.
Los que allí abajo. El valor que se tenía que haber tomado para cualquiera de ellos que estar
dispuesto a hacer esto ... es casi insondable “.

Se espera que una réplica irritada. En su lugar, Genn Cringris se quedó en silencio, como si estuviera
considerando en serio las palabras del Anduin. Y que, Anduin pensó, era una victoria allí mismo.
UN rathī H IGHLANDS F ield

Philia había creído que su padre como ahora no sería demasiado diferente del hombre que
había amado tanto. Estaba descubriendo mientras hablaban y deambulaban por el campo
juntos que ella era a la vez malo y derecha.

la apariencia de Parqual, especialmente de cerca, le había sorprendido inicialmente. Durante un breve


momento, aunque nunca se lo diría, horror y repugnancia había cerrado la garganta e instó a su cuerpo a
huir. Pero entonces él había sonreído. Y fue la sonrisa de su papá.

Diferente-oh, sí. Cambiado más allá de lo imaginable. Pero seguía siendo el mismo. Algunas
cosas que había olvidado, y que le dolía. Pero en muchos aspectos, todavía era tanto a sí mismo,
que apenas podía creer.
En un momento dado, estaban charlando alegremente sobre la historia, un tema sobre el
que ambos estaban apasionados. Sin pensar, Philia soltó: “Oh, papá, usted debe escribir
sobre Arthas y lo que ocurrió ese día!”
Horrorizado, se llevó una mano a la boca como su padre se volvió muy quieto. “Lo siento,”
dijo ella. “No debería tener-”
“No, está bien,” Parqual respondió rápidamente. “Es algo que he pensado. Un relato de
primera mano. Las fuentes primarias son los más importantes, ya sabes.”

Philia lo sabía, y ella sonrió ligeramente.


“Nunca lo hice, porque todos los que lo leería ya tiene su propia cuenta de primera mano.
Pero ahora…"
Las posibilidades. “Papa-que podría escribirlo, y podríamos compartirlo con la Alianza! Sólo
sabemos rumores y susurros. Usted puede dejar que nosotros sabemos lo que realmente sucedió!”

La miró con tristeza. “No creo que nuestra Dama Oscura permitirá una segunda reunión,
querida.”
Philia sentía como si su corazón se había caído a sus pies. “Es ... ¿Esta es nuestra única oportunidad de
ver uno al otro?”

“Es muy posible.”


Ella sacudió su cabeza. "No. No, no voy a aceptar eso. Sólo acabo de encontrar
de nuevo, papá. No voy a perder por segunda vez. Tiene que haber una manera!”
Philia espera negaciones más tristes, pero en lugar de su padre se quedó en silencio. Su mirada
Lambent no estaba en ella, pero en la mujer que había sido señalado como el líder del Consejo
solitario. Elsie Benton se quedó ahora con la sacerdotisa humana que había sido tan amable con los
Renegados. Como si sintiera su mirada, la sacerdotisa volvió la cabeza y miró a Parqual.

“Creo que es posible que hayamos encontrado de esa manera,” murmuró Parqual. Suavemente, colocó
una mano en la espalda de su hija. "Ven. Hay gente que me gustaría que conozcas “.

Calia siguió manteniendo sus ojos en el campo mientras hablaba con Elsie. Parecía como si
todos los que se quedaron estaban teniendo conversaciones positivas con sus seres queridos.
Oyó la risa y vio sonrisas.
Así es como debería ser. Los habitantes de Lordaeron no han tenido la libertad de ser quien o lo
que desean ser. Para este momento, lo son.
Hubo Osric, hablar con su amigo Tomás. Allí, se reunieron dos hermanas. Hubo Ol' Emma,
​a quien había curado Calia, mirando diez años más joven que ella sonrió a sus hijos. Y
Parqual y Philia venían a unirse a ellos. Hablaron durante unos momentos; Calia era
demasiado lejos para oír lo que decían.

Parqual dijo algo a su hija, y luego se dirigió solo hacia Calia. Se sintió un destello de
preocupación; él no debería estar acercándose a ella de esta manera. Nadie debía saber que
ella y Parqual se conocían entre sí. En voz alta, dijo: “... Sacerdotisa puede tener su
Renegados esta bendición?”
“Por supuesto”, respondió ella.

Inclinó la cabeza, susurrándole, “Te necesitamos ahora. Es el momento.”‘¿Q-qué?’

"Verás. Estar listo."


Calia se estabilizó y pidió la bendición de la Luz. Llegó, bañándolo en su cálido resplandor
de oro blanco. Parqual mueca; la Santa Luz sanó abandonado, pero no era agradable para
ellos. Con un gesto de agradecimiento, se volvió y se reunió con el grupo. Los observó, alerta
ahora. Durante un tiempo, simplemente charlaban. Y luego, también casualmente, Philia y
Parqual se alejó de la Felstones. Después de un momento, el Piedramácula
familia, también, comenzó a caminar. Poco a poco e indirectamente, a fin de no atraer demasiado
la atención, que se movían desde el centro del campo hacia Stromgarde Keep.

Las palabras de Saa'ra se precipitó de nuevo a Calia con tanta rapidez que se tambaleó.

Hay cosas que debe hacer antes de que la paz se concederá a usted. Las cosas que usted
debe entender, que se debe integrar en sí mismo. Las personas que necesitan su ayuda. Lo
que se necesita con el fin de curar siempre vendrá el propio camino, pero a veces es difícil de
reconocer. A veces, las más bellas e importantes regalos vienen envueltos en el dolor y la
sangre.
Fue este el momento en que había estado pensando desde que había encontrado su camino
hacia el templo y el arzobispo NetherLight Faol? Tanto había caído en su lugar tan perfectamente:
el Consejo Desolado, noble llamado del Anduin para esta reunión. Y ahora, de forma espontánea,
humana y Renegados habían dado un paso tan valiente que Calia sintió tanto inspirado y
vergüenza.
Sí. Parqual tenía razón. Era
hora.
Se volvió hacia Elsie, la capucha caerse con su movimiento. “Elsie, hay algo que debe
saber. Y ruego a la luz que me ha enviado aquí el día de hoy que va a entender-y
apoyarlo.”Ella tragó saliva. "Apoyarme."
UN rathī H IGHLANDS, T HORADIN'S W TODAS

“Algo está mal”, murmuró Sylvanas. “Pero no puedo poner mi dedo en exactamente lo.”

La sacerdotisa había dicho algo a Vellcinda que tenía el primer gobernador agitado. Nadie más
en el campo pareció darse cuenta. Estaban demasiado ocupados tomando un paseo con sus seres
queridos.
Y eso fue todo.
“Están desertar”, espetó Sylvanas.
Nathanos estaba alerta al instante, la exploración del campo con su catalejo. “Varios de ellos
se están moviendo en la dirección de Stromgarde Keep”, confirmó, “pero que puede no ser
intencional.”
“Vamos a ver”, dijo Sylvanas. Ella levantó el cuerno a los labios y sopló tres notas largas,
claras.
Ahora a ver quién viene cuando se le llama y que se rompe y se ejecuta.
En ese momento, uno de los sacerdotes regresaron, instando a su bate para ir tan rápido como fuera
posible. Ella pareció sorprendido y ha enfermado.

“Mi señora!” Se quedó sin aliento. “La sacerdotisa-I no la reconoció hasta que la capucha se
cayó-Apenas puedo creer IT”
“Escúpelo,” Sylvanas gruñó, su cuerpo tenso como una cuerda de arco. “Mi señora
es Calia Menethil!”
Menethil.
El nombre estaba cargado, cargado de significado y augurio. Era el nombre del monstruo
que la había hecho. Quien había sacrificado y destruido. Era el nombre del rey que había
gobernado Lordaeron. Y era el nombre de la hija-heredero de ese rey.

Y pensar que ella había pensado que el rey de Ventormenta un tonto ingenuo. Jugó la
política mejor de lo que podría haber imaginado.
Anduin Wrynn había traído un usurpador con él. Y ahora, esa chica, esa maldita humana niño que
deberían estar mucho tiempo muerto, estaba tomando el propio pueblo de Sylvanas para unirse a la
Alianza.
“Mi señora, ¿cuáles son sus órdenes?”
UN rathī H IGHLANDS F ield

En el centro del campo, Elsie se quedó mirando la reina de Lordaeron. “No es posible”, dijo. Pero
ella sabía que era verdad. Calia había tenido cuidado de mantener su rostro oculto en la sombra de
la capucha. Pero ahora el capó se había ido y se había vuelto a mirar directamente a Elsie, y Elsie
no podía apartar la mirada.

“Usted es mi pueblo, y yo quiero ayudarte”, declaró Calia. “Sólo he venido a observar, para
comenzar a conocer a los Renegados de Lordaeron.”
“Entrañas”, dijo Elsie. “Vivimos en Entrañas.”
“Usted no lo hizo una vez. Usted no tendrá que vivir en las sombras más. Sólo
- Por favor. Ven a caminar conmigo. Parqual, la Felstones, todos los demás-ven? Están
desertar. Anduin será refugio y que proteja a todos; Sé que lo hará!”

“Pero la Señora-oscuro-”
Como en respuesta, el cuerno sonó tres explosiones afilados. Elsie volvió la cara gris-verde de
nuevo hacia la pared y el estandarte de los Renegados que había sido desplegado.

“Lo siento, Su Majestad”, dijo Elsie. “No puedo traicionar a mi reina. Ni siquiera por ti.”Se
dio la vuelta y gritó:“Retírese! ¡Retirada! ”
UN rathī H IGHLANDS, S TROMGARDE K EEP

Anduin oyó el sonido de la bocina. Desconcertado, miró hacia abajo, tratando de averiguar lo que
había causado. Por lo que podía ver, nada había cambiado de un momento-

Él apretó los labios cerrados para evitar un gemido se escape. Hubo repentina profunda, dolor
sordo en su interior.
“¿Qué pasa, hijo?”, Preguntó Genn bruscamente.

“Es la campana”, dijo sombríamente Velen, por desgracia. Turalyon parecía confundido, pero la cara
de Cringris fue duro. Él sabía sobre la campana. Acerca de la advertencia que significaba su joven rey.

“El retiro”, Anduin logró, haciendo una mueca cuando el dolor aumenta. “Es peligroso.” Un
segundo dolor golpeó Anduin, diferente, pero aún más devastador para él. Para esto no fue el dolor
de huesos daño de la obra de la Campana Divina pero el dolor cuchillo afilado de un sueño añicos
ante sus ojos. Con una sacudida enferma, Anduin vio que las diminutas figuras que habían estado
en la atención en el muro de Thoradin ahora estaban montados sobre los murciélagos y volar hacia
el campo.

forestales oscuras.

“Se acabó”, susurró, y se apoyó en el parapeto. “Ponerse a salvo antes de que sea
demasiado tarde!”
En el campo de abajo, se extendía como marcadores en la sala de mapas, fueron otras figuras
diminutas. Algunos de ellos se dirigían de vuelta hacia la pared de Thoradin. Algunos volvían a la
fortaleza.
Y algunos todavía estaba de pie en el campo como paralizado.

El dolor no fue amainando, y el Anduin apretó los dientes contra él mientras miraba hacia atrás en la
pared. Se obligó a sus manos en puños para abrir y levantó el catalejo.

Su mente veía las cosas con una extraña claridad, rápido, e inmediatamente elegido arzobispo Faol
y Calia. El primero estaba cerca de la pared, instando a sus cargos a correr a través de las puertas de
seguridad. Pero Calia se quedó en el campo, discutiendo con Elsie Benton. la capucha de la
sacerdotisa estaba abajo.
Calia ... ¿qué haces?
Calia se apartó del primer gobernador, se adelantó unos pasos, ahuecó sus manos
alrededor de su boca y gritó, “Renegados! Soy Calia Menethil! La cabeza de la torre!”

“¿Qué es esa chica ¿obra? ”Gritó Genn.


Pero Anduin no estaba escuchando. Su mirada estaba fija en la pareja de la mujer en el
campo, un ser humano, una Renegados, y en ese momento Elsie Benton cayó como una piedra
con una flecha negro-fletched que sobresale de su pecho.

Calia se volvió hacia Elsie, pero era demasiado tarde. Una expresión de horror en su rostro era,
pero no había nada que pudiera hacer ahora para el primer gobernador asesinada. Calia volvió a
gritar, “Para la fortaleza! ¡Correr!"
Anduin se echó hacia atrás, su mente confundida. Ahora vio que todos los seres humanos, y
Desamparados, ambos habían entrado en una carrera.

Sylvanas se había trasladado a la ofensiva, así como así. Justo debajo de sus ojos vigilantes.

Y él, Anduin Wrynn, había puesto a civiles inocentes desarmados directamente en su camino. La
única manera de corregir su terrible error fue hacer todo lo posible para salvar a ellos, incluso si eso
significa empezar una guerra.
Pero incluso con ese pensamiento, el dolor no bajamar. Todo el mundo le gritaba, pidiendo
órdenes, diciéndole una cosa mientras que otra persona estaba gritando otra. Pero Anduin no
podía oír nada de ellos. El sabía que tenía que escuchar lo que esta extraña, contradictoria
regalo de la Campana Divina tenía que decirle. Él cerró los ojos y se declaró en silencio, La
luz, lo que está sucediendo? ¿Que puedo hacer?

La respuesta vino. Fue rápido, contundente y brutal.


Proteger. Y
llorar.
“No”, susurró, en protesta, incluso mientras aceptaba las palabras. Sus ojos se abrieron de golpe.

Genn estaba en su apogeo en él. “-got para conseguir nuestros soldados por ahí y” “-stand listo
para defender a nuestro pueblo subproductos” Fue Turalyon, radiante de la Luz. Anduin no podía
hablar, pero asintió a Turalyon que debe proceder.

Los murciélagos se abalanzaron y se lanzó sobre el campo, sus jinetes se ducha con líneas negras.
Cada uno de ellos hirió a su objetivo. Y el Anduin entiende.

“Genn,” dijo, su voz un susurro rasgado. “Genn-les está matando. Ella les está matando todas. ”

Sylvanas había mantenido su palabra. Sus guardas no estaban atacando a los humanos.

Atacaban Renegados. Incluso aquellos que regresaban a la pared.

Esto está mal, el pensó. Y estoy mal por los que están aquí.
Él tomó su decisión, y el dolor disminuía a la vez. “Pase lo que pase” -se llama por encima
del hombro, corriendo hacia el restante grifo izquierda “no atacan los Rangers a menos que
nos ataquen. ¿Está claro? Necesito su palabra!”

“Usted lo tiene”, ha indicado Turalyon. Anduin se preguntó si el paladín tenía alguna idea de lo
que estaba a punto de hacer o si fue simplemente ser un buen soldado. Genn, sin embargo,
podría no contar con simplemente a obedecer sin protestar.

“¿Qué piensa?”, Exigió. “Estos no son sus personas. Son los suyos! Cáscara matar ¡Tú,
chico!"
Anduin estaba a punto de descubrir.
F o un momento espantoso, la masacre en torno Calia Menethil se superponen y se
mezclan con el recuerdo de esos hace dos años terribles días en que había permanecido
inmóvil en una zanja mientras no muertos enloquecido arrasó sólo unos pocos pies de
distancia. Ella se congeló y sólo pudo ver con horror como las forestales oscuras de Sylvanas
desatados flechas a los miembros del Consejo solitario.

Habían llegado sin odio en sus corazones para Sylvanas. Estos fueron sólo las personas que
querían ver la familia y amigos que pensaban que eran siempre fuera de su alcance. Sin embargo, su
jefe de guerra, su propia Dama Oscura, la que les había hecho y por encima de todos los demás
deben salvaguardar su bienestar, había ordenado a sus guardas para disparar en medio de ellos.

Ni siquiera están armados, La mente de Calia dijo estúpidamente, como si eso fuera lo más
importante en esta traición horrible. Habían traído sólo los anillos y las cartas de amor y
juguetes en este campo. Ellos querían otra cosa que la bondad y la conexión.

No era mi intención para que esto suceda, pensó. Pero eso no importaba. Tampoco
importaba que la idea inicial a buscar refugio con la Alianza había venido de Parqual. Habrían
sido su gente si hubieran vivido, y que estaban a su gente en la no muerte, también. Y lo haría no
escurrirse a
la seguridad como un cobarde, mientras que sus personas estaban siendo masacrados por una reina
celosa usurpador por atreverse a correr hacia lo que cree que es un santuario.

Ella era Calia Menethil. Heredero del trono de Lordaeron. Y ella lucharía-y cincelado para
defender a su pueblo. Sólo tenía que conseguir de forma segura a Stromgarde Mantenga y
mantener una barrera de luz entre ellos y las flechas que siguieron a reclamarlos.

“Para la fortaleza!”, Gritó. "¡Correr!"


Y ella se apresuró a hacer lo que pudiera para proteger a su pueblo de la rabia de la falsa
reina.
UN rathī H IGHLANDS, T HORADIN'S W TODAS

“Mi reina, ¿qué ¿obra? ”


Sylvanas escuchó el choque en la voz de su normalmente tranquila campeón. Ella optó por pasar por
alto. En la superficie, lo que se estaba desarrollando por debajo de los disparos de flechas, los gritos y
las súplicas del Consejo solitario ya que sabía su último muerto podría parecer desconcertante e
inquietante.

“La única cosa que puedo hacer y todavía se aferran a mi reino, ya que es”, dijo. “Ellos fueron
desertando.”
“Algunos estaban corriendo de vuelta aquí, a la seguridad”, respondió.

“Fueron,” ella estuvo de acuerdo. “Pero, ¿cuánto de eso era el miedo? Cómo tentado estaban hasta
ese punto?”Ella sacudió la cabeza. “No, Nathanos. No puedo correr el riesgo. Los únicos miembros del
Consejo Desolado confío son los que regresaron a mí desde el principio, roto y amargo.
Verdaderamente Solitario. Todos los demás ... No puedo permitir que la confianza, la esperanza, para
crecer. Es una infección dispuestos a difundir. Tengo que cortar “.

Poco a poco, aceptando sus palabras, asintió. “Usted está dejando a los humanos van”.

“No tengo ningún deseo de luchar una guerra cuando no estoy preparado para hacerlo.” Ella
contempló el creciente número de cadáveres inmóviles Forsaken en el campo. Así que muchos
habían optado por la muerte. “No creo que el niño rey organizó esto. Fue estúpido. Es ingenuo, pero
no es estúpida. Él no se arriesgaría a la guerra por un puñado de comerciantes y obreros
abandonado.”Su sospecha inicial se había evaporado rápidamente. Si lo que pretendía esta
deserción, habría planeado mejor para él. No, Sylvanas coloca la culpa a la niña Menethil, como
imprudente y engañoso como su hermano detestado. Había Gulled tanto el rey de Ventormenta y el
Jefe de Guerra de la Horda.

Y ella estaba a punto de morir por ella.

“Me canso del juego”, dijo Sylvanas. “Voy a matar al usurpador mismo. Y luego los
Desamparados volverá a su país, al que pertenecen. Conmigo."
Ella le dio una sonrisa fría campeón. “No es uno de los deseos del Consejo solitario fue para
renacer una y otra vez. Así que les he dado dos regalos en la actualidad. Un reencuentro con sus
seres queridos y sus muertes finales.
“Y ahora,” dijo ella, agarrando su arco y saltando a la ligera lo alto de un bate de espera, “Estoy
a punto de consignar Calia Menethil a los anales de la realeza muertos de la historia.”
UN rathī H IGHLANDS F ield

Anduin rezado a la Luz como nunca lo había hecho antes. Estas personas-tanto humanos como
Renegados-había hecho nada más que tratar de ver más allá de su edad, el odio, el miedo. Habían
llegado a cabo en el amor y en la confianza-

- confía en mi-
- hacer lo que era correcto y bueno, y amable.
A pesar de que instó al grifo a su mayor velocidad, se dio cuenta con un enfermo, se hunde el
horror que iba a ser demasiado tarde.
Más adelante, Osric Strang corrió junto a su amigo Tomás. El joven rey alcanzó la Luz, pero
antes de que pudiera liberarlo de la marcha dejaron, una flecha cantó junto a su oreja y se
implantó en el pecho huesudo de Tomas. Fue claro a través de, la perforación de la columna
vertebral con precisión inhumana.

No…
Anduin miró alrededor violentamente. Hubo Philia, con su padre, Parqual, corriendo con su brazo
alrededor de él de manera protectora, como si fuera el padre, y no él. Pero las flechas de los
guardas oscuros eran tan implacable como aquellos que les disparó. Golpearon cierto, y Parqual
cayeron en mitad de un paso. Philia cayó de rodillas, con los brazos yendo alrededor del cuerpo en
descomposición y sus sollozos rasga Anduin en pedazos.

Podía llegar a ninguno de ellos en el tiempo. Ni siquiera alguno de los chicos de piedra mácula,
que estaban corriendo hacia el torreón tan rápido como sus piernas largas podían ir. Uno de ellos
acunado el miedo, Emma ancianos en sus brazos, tratando de protegerla con su propio cuerpo, sin
entender que él y sus hermanos no-muertos eran los que está en peligro, no su madre.

Tres flechas cantaron. Tres flechas alcanzaron sus objetivos. Tres cuerpos cayó al suelo,
su madre golpeando la tierra dura y gritando sus nombres.

El otro Forsaken en este campo letal eran demasiado lejos. Anduin sabía que no podía
salvarlos. Pero él podría salvar a Emma.
Llevó el grifo hacia abajo y saltó de la espalda, recogiendo la mujer llorando y llamando a la
Luz. Ella los ha perdido, ahora.
Por favor, darle esperanza, así como la curación. Sus chicos querrían que ella viva.

párpados revolotearon de Emma. Los abrió y levantó la mirada hacia él. Tenía los ojos
hinchados por las lágrimas. “Todos ellos”, dijo.
“Lo sé,” dijo Anduin. “Y usted debe vivir para todos ellos, ya que no se puede.” Él levantó
su-ella era tan ligero, tan frágil y la ayudó a lo alto del grifo. “Él va a tener que volver con
seguridad.”
Ella asintió, llamando a su valor, y se agarró con fuerza mientras la bestia se recompuso y
ascendió a un cielo lleno de murciélagos y grifos teniendo forestales oscuras y sacerdotes. A
pesar de la provocación, los sacerdotes del Anduin no habían atacado, por lo que Anduin
estaba agradecido.
Sylvanas había matado a su propia gente. Pero ella había ordenado la moderación cuando se trataba de
los seres humanos. Al menos hasta el momento. La mirada de Anduin barrió el campo. Había unos cuantos
residentes Ventormenta corriendo hacia la torre del homenaje, pero no sacó el fuego a los forestales oscuras.

Pero una advertencia comenzó a sonar en el fondo de su mente. Si ellos se realizaron con la
masacre de su propia especie y que no querían atacar a los seres humanos que habían participado
en el Encuentro, ¿por qué estaban aquí?
Y la respuesta de golpe en la cabeza. Él frenéticamente comenzó a explorar el terreno para
una sola persona, vivo o muerto viviente, que podría representar una amenaza para Sylvanas:
Calia Menethil.
Ella estaba corriendo tan rápido como pudo. Un campo de oro caliente la envolvió: la Luz,
protegiéndola de cualquier daño. Por ahora. Anduin lanzar un hechizo sobre sí mismo mientras corría
tras ella, tratando de cerrar la distancia entre ellos.
Una sombra pasó por encima. Anduin alzó la vista, y su corazón surgió como un solo murciélago
voló por encima de él, bajo y cerca, una intimidación y una burla. Él alcanzó a ver los ojos rojos
brillantes, y luego el bate se había ido, avanzar con mayor rapidez de lo que jamás podría correr
hacia la reina sin corona protegidas de la luz de Lordaeron.

Sylvanas estaba corriendo a bajar como un halcón haría un conejo. El escudo protegería
Calia, pero no iba a durar para siempre, y entonces no sería unos instantes durante los cuales
sería completamente vulnerable. Si tan sólo pudiera llegar a ella a tiempo, podría hacer
descender otro escudo para ella. Pero su decisión de enviar a los ancianos Emma vuelta a la
seguridad de su grifo significaba que contaba con sus propios pies. Hizo un llamado a la Luz de
la fuerza y ​la velocidad y un escudo propio.
El sabía que se había hecho el blanco perfecto. Que así sea. Si Sylvanas quería la guerra,
dejarla a crear uno.
Pero incluso mientras cerraba la distancia, sabía que no sería suficiente. El grito de negación raspó la
garganta del Anduin prima al pronunciar ella. El mundo a su alrededor parecía romperse como el cristal;
todos sus fragmentos brillantes de esperanza e idealismo y la alegría se volvieron irregulares y agudo.

El aura resplandeciente de protección alrededor de la verdadera reina de Lordaeron brillaba, y luego


desapareció.

Observó, sólo unas pocas yardas demasiado lejos para salvar Calia, como Sylvanas retrocedió
una flecha negro, poco a poco, con languidez, saboreando el momento, y luego se deja volar.

zarcillos de humo violeta se enroscaron alrededor del arma que volaba infaliblemente hacia su objetivo.
El tiempo pareció detenerse como Calia, la capucha y su pelo rubio del vuelo, fue golpeado en el centro de
la parte posterior-directamente a través del corazón. Ella se arqueó y cayó hacia adelante, golpeando el
suelo duro, brazos y piernas en jarras, haciendo que sus últimos movimientos torpes y sin gracia.

Anduin pidió a la luz, pero estaba demasiado lejos, demasiado lento, y no hubo respuesta.

Calia Menethil, heredero del trono de Lordaeron, estaba muerto. Ahora, más allá de toda
capacidad de ayudar, curar, la alcanzó y se puso de rodillas a su lado. Una vez más, una
sombra cayó sobre su cuerpo, así como su corazón, y él alzó la vista, devastado y furioso,
para ver Sylvanas sonriendo hacia él, otra flecha nocked a la cuerda del arco.

El aire se llenó con el sonido de batir las alas membranosas como se le unió una gran cantidad de
sus guardas. Ellos también habían flechas nocked, todos ellos destinados a él.

Un chorro de miedo corrió a través de él, entonces absoluta furia al rojo vivo. El escudo de luz
todavía brillaba a su alrededor, pero no duraría. Él tenía una opción. Él podría salvarse a sí mismo
y ejecutarla de inmediato a la fortaleza, protegida por la Luz, o podría reunir marco inerte de Calia
y, vulnerables a incluso una sola flecha ordinaria, soportar su desde el campo.

Turalyon mantuvo llamar a este un campo de batalla. Yo le decía que estaba equivocado.

En silencio, Anduin reunió cuerpo aún caliente de Calia en sus brazos y se levantó.
Miró a las forestales oscuras, a su señora oscura, y contempló de manera uniforme en esos
orbes rojos.
“Usted no quiere una guerra”, dijo con calma.

“¿Verdad?” Se echó hacia atrás en la cadena más lejos. Anduin pudo escuchar el crujido del arco óseo. “Si
te mato hoy, también, voy a tener un conjunto combinado de la realeza muertos: una reina y un rey “.

Sacudió la cabeza. “Si quería la guerra, no estaríamos teniendo esta conversación. Pero tengo
derecho a declararlo. Que prometió no matar a uno de mi pueblo.”Él levantó el cuerpo de Calia,
dejando que su cuadro fijo decir todo lo que había que decir.

“Ah, pero ella no es uno de los suyos, es ella?” La voz de Sylvanas tenía un borde frío, pero
enojado a él, y el pelo a lo largo de los brazos de Anduin levantó. “Ella es-era-un ciudadano de
Lordaeron. Su reina. Trajiste un usurpador en el campo, Anduin Wrynn. Estaría bien en mi derecho
de considerar que una acción hostil. Que violó el tratado en primer lugar?”

“Ella vino como un sanador!”

“Ella sale como un cadáver. ¿Creías que no descubriría lo que habías hecho?”

“Te juro por la Luz, actué de buena fe. Le di órdenes a su gente a un defecto. Puede creer
que o no. Pero si me pegas abajo, mi gente y todos los aliados de Ventormenta tomarán
represalias. Y lo harán sin ocultar nada “.

Sus ojos se estrecharon. Anduin sabía que entiende la lección de los acontecimientos trágicos de
este día. Ella no era amado universalmente medio de su pueblo. Él era. Ella gobernó con mano de hierro.
Gobernó con compasión. Ninguno de los dos estaba listo para una guerra. Anduin dijo una oración
silenciosa que Sylvanas no comenzaría uno.

El silencio se prolongó. “Me duele por los caídos hoy”, dijo el Anduin. “Pero ellos no
murieron por mi mano. Calia Menethil en verdad no era mi tema. En cuanto a lo que pensaba
que podía lograr ... yo realmente no lo sé. Fuera lo que fuera, que pagó el precio por ello. Voy
a tomar su cuerpo de vuelta al templo NetherLight y el Cónclave que tanto amó. Si desea una
guerra, puede empezar ahora.”

Se volvió, sintiendo un cosquilleo fantasma en su espalda expuesta al empezar a caminar


con calma, sin prisas, hacia Stromgarde Keep. El escudo
En torno a él se desvaneció y desapareció.

No pasó nada. Entonces oyó los murciélagos pronuncian sus sonidos, highpitched enervantes
y una rápida, fuerte aleteo de las alas de cuero. Y entonces ya no estaban.

No habría guerra entre la Alianza y la Horda hoy.


T que días siguientes fueron una falta de definición de pesar, dolor y examen de conciencia para Anduin Wrynn.

Genn, como era previsible, se había puesto furioso, pero para sorpresa de Anduin, se había mordido
la lengua cuando el joven rey caminaba por las puertas de Stromgarde que llevan el cuerpo de Calia
Menethil. Faol rompió el corazón, recibiendo el cadáver de su amado amigo humilde de los brazos de
Anduin, como aturdidos como Anduin había estado en el turno de Calia y lleno de remordimiento por no
haber anticipado la misma.

“Yo nunca la he traído hoy si hubiera tenido la más mínima idea”, dijo.

“Lo sé,” dijo Anduin. "Llevala a su casa. Y voy a hacer lo mismo para mi pueblo. Voy a venir al
templo tan pronto como pueda “.
Se arrancó la mirada para ver a las personas que antes habían sido tan lleno de esperanza aspecto tan
conmocionado y devastado cuando se subían a los barcos que los habían llevado a los Arathi Highlands y sus
fantasmas. Incluso aquellos que no se habían separado así de sus contrapartes Forsaken parecían sacudidos.
Anduin por lo general era capaz de encontrar las palabras adecuadas en el momento adecuado, pero ahora no lo
halló.

¿Qué podía decirles, en realidad? ¿Cómo podía consolarlos? No hubo fácil, carretera obvia
detrás de esto, y así se retiró a su
cabina, en profunda oración para recibir orientación.

Llegó en la forma de un golpe en la puerta y la aparición de un viejo amigo. “No deseo


molestar”, dijo Velen.
Anduin sonrió con cansancio. “Nunca pude”, dijo, e invitó a los draenei interior. Se ofreció
un refresco, pero se negó a Velen con gracia.

“No voy a estar mucho tiempo”, dijo Velen. “Pero sentí que debía venir. Usted es rey ahora,
no los jóvenes guié hace sólo unos pocos años atrás en el
Exodar, pero yo siempre estaré allí si alguna vez desea lo que la sabiduría de la luz crea conveniente para que
yo te dé “.

Velen, sin duda, pensó el recordatorio del tiempo del Anduin entre los draenei sería
reconfortante. Pero todo Anduin podía pensar era en lo mucho que añoraba aquellos días. Para
que la paz. Y antes de que sabía lo que estaba ocurriendo, que había espetó, “me siento
impotente, Velen. Le prometí a mi pueblo un reencuentro con sus seres queridos. En su lugar,
observaron que ser sacrificados. Quiero consolarlos, pero no tengo palabras. Echo de menos mi
tiempo aprendiendo de usted. extraño el Exodar. Extraño O'ros “.

Velen sonrió con tristeza. “Todos lo hacemos,” dijo, “pero no se puede volver a tiempos más felices.
Sólo podemos vivir en el presente, y en este momento que la presente es doloroso. Pero nosotros
tenemos una manera de estar con un naruu. Somos sacerdotes, Anduin, pero no podemos curar a otros
hasta que estemos constante y tranquilo dentro de nosotros mismos. Ir al templo NetherLight ahora.
Compartir su dolor con Faol y, al hacerlo, ayudar a los demás. Hablar con Saa'ra. Ver lo que tiene que
decir a usted. Hay tiempo. A continuación, puede saludar a su gente en los muelles y, Luz dispuesto,
sabía qué decir para ayudar a sus corazones heridos.”

Anduin sonrió. “Nunca voy a ser tan sabio como usted, viejo amigo.” Velen rió y sacudió la
cabeza con pesar. “Mi única sabiduría es comprender que no soy.”
T ÉL norte Etherlight T emple

Cuando Anduin entró en el templo, vio inmediatamente que algo estaba pasando. Parecía como si
todo el mundo en el templo había agrupado alrededor de la entrada a la habitación de Saa'ra, que
se caracterizó por su constante resplandor. Anduin, con el ceño fruncido, se apresuró hacia la
multitud, abriéndose paso a través de los sacerdotes que estaban de pie o arrodillados, silenciosa y
reverente. Más adelante, Anduin podía ver la forma radiante de la lila Saa'ra, ya pesar de su
angustia y confusión, se sentía reconfortante cepillo del naruu sobre su espíritu.

El cuerpo de Calia Menethil flotaba frente a Saa'ra. Ella estaba en el aire como si estuviera
durmiendo, las manos cruzadas sobre su pecho. Su cabello rubio brillaba casi tan brillante como la
naruu sí, cayendo suavemente, su oro y ropas blancas cubriendo su cuerpo esbelto.

Faol se arrodilló frente a la entidad cristalina, con la cabeza inclinada en oración.


Sacerdotisa Ishanah dio un paso al lado Anduin y dijo en voz baja, “Algo está pasando a Calia.
Su carne no ha empezado a descomponerse. Faol ha estado con ella desde que la trajo
aquí.”Los draenei se volvió, mirando hacia abajo a Anduin como ella dijo,“Saa'ra le dijo que
esperar tú, mi joven rey “.

Un escalofrío recorrió la espalda de Anduin, y tragó. Él respiró hondo y dio un paso hacia el
arzobispo. “Estoy aquí, excelencia,” dijo en voz baja. "¿Qué quieres que haga?"

Faol volvió la cara hacia el Anduin de. “No estoy muy seguro”, dijo. “Pero Saa'ra insistió en
que se va a formar parte de esto.”
Y luego Saa'ra, que había permanecido en silencio, habló en su mente.

Calia vendría a mí cuando los sueños de lo que fue el pasado eran demasiado dolorosa de
soportar, dijo Saa'ra. Le advirtió que tener paciencia. Había cosas que tenía que hacer antes de
los sueños, cesarían las cosas que hay que entender. Las personas que necesitarían su ayuda.

Y yo le aseguré de esta aparentemente extraña verdad: que a veces las más bellas e
importantes regalos vienen envueltos en el dolor y la sangre.
La verdad de esas palabras golpeó el corazón del Anduin. Esos fueron los regalos que
nadie quería, que uno podría hacer cualquier cosa que no ha otorgado. Pero también eran de
hecho, como dijo Saa'ra: bella e importante.
No habrá más de esas batallas por ella ahora. Calia Menethil será liberado de los dolores
de la vida, de las pesadillas que una vez que alquilan su corazón.

Se entiende que los de ese campo eran su gente. Y ella aceptó esa responsabilidad al dar
su vida para tratar de salvarlos. No es humano, como lo eran cuando era joven, pero
abandonado, como lo fueron en ese momento.

Luz y oscuridad. sacerdote abandonado y sacerdote humano. Junto meterás la espalda


como la Luz y ella misma tendría que ser ella.
La boca de Anduin estaba seca, y se puso a temblar. Miró a Faol, pero el cura se limitó a
asentir. Se movían sin decir nada al lado de Calia, de pie mientras flotaba en el aire, y cada uno
de ellos tomó una de sus manos pequeñas y pálidas.

Traerla de vuelta como la Luz y ella misma tendría que ella sea, Saa'ra había dicho. No
sabía lo que el naruu había querido decir con las palabras, y sospechaba que Faol tampoco.

Pero de alguna manera, lo sabía, Calia hizo.

Anduin sintió la luz llegado a él, cálido y calmante. Se filtraba a través de su cuerpo, calmar
su espíritu y su mente tumultuosa. Era una sensación familiar, pero había algo diferente. Por
lo general experimentado el poder de la luz que fluye a través de él como un río. Pero ahora
parecía que todo un océano lo estaba utilizando como recipiente. Anduin sintió un parpadeo
rápido del miedo. ¿Sería capaz de contener y algo directo esta poderosa?

Se anticipa que se sentiría abrumado, se extendía a su límite, pero la ola de luz que se
extendió por él ahora era una que lo revitalizó aun cuando le pidió que estar completamente
presente, para dar todo de sí mismo a la tarea por delante.

Sí, dijo en su corazón. Voy a.


La luz lo diseña con su cálida tonalidad, y persiguió por todo el cuerpo y aún así
completamente intacta de la reina de Lordaeron y giró el arzobispo Renegados. Anduin sintió
hincharse como una ola, a continuación, la cresta y se rompen, lo vaciado pero no lo agotan.
La mano fría en su apretó.
Anduin quedó sin aliento cuando Calia abrió los ojos. Brillaban una, blanco suave y delicado, no el tono
amarillo inquietante de un Renegados de. Una sonrisa curvó una cara que no tenía al ras de la vida a ella. Poco
a poco su cuerpo inclinado de horizontal a vertical, y sus pies se acomodó en el suelo de piedra.

Calia Menethil estaba muerto, pero ella vivía. Ella había muerto viviente sin sentido, pero ella no
fue abandonado, ya sea. Había sido criado por un humano y un Forsaken tanto usando el poder de
la Luz, se bañó en el resplandor de un naaru.

“Calia,” dijo Faol, y su voz temblaba. “Bienvenido de nuevo, querida niña. No me atreví esperanza
de que usted volver a nosotros!”
“Alguien me dijo una vez que la esperanza es lo que tienes cuando todas las demás cosas que
han fracasado”, Calia le dijo. Su voz fue haciéndose eco, sepulcral, pero al igual que Faol de, que era
cálido y amable. Su mirada blanca fue a Anduin. Ella sonrió suavemente. “Donde hay esperanza,
hacer espacio para la curación, para todas las cosas que son posibles-y algunos que no lo son.”

Anduin observó a todos respondieron a Calia's-qué? ¿Resurrección? No, ella todavía


estaba muerto. Don Oscuro? Eso no sería exacta tampoco, porque era la luz que había
estado presente en la actualidad. No había nada de la oscuridad en esta mujer no-muertos.

Después de un corto tiempo, sin embargo, se volvió a Anduin y le dio una sonrisa triste.
“Gracias”, dijo, “para ayudar al arzobispo traerme de vuelta.”
“La luz no necesita mi ayuda”, dijo. “Bueno, entonces, por no
abandonarme en el campo.”
“No podía hacer eso.” Él frunció el ceño y preguntó en voz baja, “¿Era ése su plan desde el principio? Para
utilizar mi trabajo en el Encuentro como una oportunidad para recuperar su trono?”

El dolor se dibujó en su rostro pálido. "No. Realmente no. Ven y siéntate conmigo.”Encontraron
una pequeña mesa, y todos ellos dieron privacidad. “Desde que conocí Arzobispo Faol, yo había
creído que un día, si tuviera la oportunidad, pude demostrar que a pesar de que no fue
abandonado, podría tratarlos como mi pueblo y gobernar bien. Mi hermano había tratado de
destruirlos. Quería ayudar a ellos “.

“Por eso, cuando se enteró de la Reunión, que quería participar.” Ella asintió con la cabeza.
"Sí. Quería conocer más Renegados que no eran
sacerdotes. Yo quería ver cómo reaccionarían a la satisfacción de sus familias. Pero eso era todo
lo que pensaba de la reunión. Lo juro."
“Te creo”, dijo, y la vio visiblemente relajarse. “No me lo merezco,
pero gracias.”
Cruzó las manos sobre la mesa y la miró penetrante. “Entonces, ¿qué cambió de opinión?”

“Parqual Fintallas acercó y me dijo que me necesitaban-ahora. Que ya era hora. No sabía lo
que quería decir al principio, pero luego me di cuenta que estaban desertando. Que tenía una
opción: apoyarlos, revelar quién era yo, y hacer que los demás y con la seguridad, o repudio
ellos y obtener los maté “Miró hacia otro lado.. “Pero tengo los mataron todos modos.”

“También casi inició una guerra”, dijo el Anduin, su voz dura. “Usted podría haber sido
responsable de la muerte de cientos de miles. ¿Entiendes eso?"

Ella parecía disgustado. “Lo hago ahora”, dijo. “Nunca me enseñaron cómo gobernar, Anduin,
porque nadie espera que lo haga. Nunca estudié formalmente la política o estrategia. Así que cuando
llegué por ahí ...”
“Sólo siguió su corazón,” dijo Anduin, su ira girando a la tristeza. "Entiendo que. Pero una
regla no siempre tiene ese lujo “.
"No. Aún no estoy listo para gobernar. Pero deseo de servir al pueblo de Lordaeron. Ellos son mi
pueblo, y ahora yo soy como ellos. Se siente ... bien.”Sonrió. “Voy a aprender. Y del arzobispo, que
voy a aprender lo que se siente al ser ... esto. Para ser no-muertos, pero vivimos en la luz “.

Debe haber sido terrible. Debería haber sido horrible. Pero a medida que Calia Menethil, cambió,
pero todavía ella misma, contempló el rey de Ventormenta, Anduin todo podía pensar eran las
palabras de los naaru: Calia fue liberado para siempre de las pesadillas que la habían perseguido.

Y se alegró.
Fue el único consuelo en uno de los días más tristes que había conocido nunca.
V Elen había aconsejado Anduin para ir al templo NetherLight, hablar con Saa'ra, y escuchar
lo que dijo el naruu. Entonces, Velen había sugerido que Anduin sería capaz de saludar a su
gente en los muelles y “dispuesto luz, saber qué decir para ayudar a sus corazones heridos.”

Los draenei había tenido razón.

Cuando los barcos habían entrado en el Puerto de Ventormenta, Anduin estaba allí para reunirse con ellos,
pero no para dar la bienvenida a casa. Él estaba allí para llevarlos de vuelta a las Tierras Altas de Arathi.

Él trajo consigo los talladores de lápidas y los excavadores de tumbas. Los habitantes de
Lordaeron-del-Entrañas no serían dejan pudrir, olvidado en un campo verde húmedo. Anduin
había invitado a los que deseaban volver a quedarse en el barco; otros eran bienvenidos a
regresar a sus hogares.

La mayoría se quedó.

Ahora caminaba entre ellos, visto pero sin ser molestado por los Renegados que tripulaban Caída de
Galen cerca de la pared de Thoradin, ya que identifican, habló sobre las palabras, y enterró los que habían
sido lo suficientemente valiente para tratar de mover el prejuicio y el miedo pasado. Anduin escuchó como
seres humanos contaron sus historias sobre los caídos como los Renegados eran, al fin, sepultado.
Velen podría desviar elogios sobre su sabiduría, pero Anduin sabía mejor. Esta fue la
curación. Este fue el respeto. Cuando enterraron a Jem, Jack, y Jake-Anduin no pensaba que
fuera a olvidar su nombres- Emma rompió. Philia estaba allí, deslizando un brazo alrededor de
ella para apoyar a la mujer mayor, sus propios ojos enrojecidos por el llanto.

“Se han ido ahora, cada uno de ellos,” dijo Emma. “Estoy solo.” “No, no lo eres,” dijo
Philia. “Vamos a ayudarnos unos a otros.”

Genn había regresado a las Tierras Altas de Arathi con Anduin. Aún no había tenido la
oportunidad de hablar con el niño, y él no estaba dispuesto a dejarlo regresar sin que le
acompaña. Ahora se escuchó como Philia y Emma consolación entre sí, y vieron como Anduin,
claramente conmovido, caminaban unos pasos de distancia.

Genn se situó junto a él.


“Yo sabía que los gatos eran silenciosas, pero los lobos son casi tan sigiloso”, dijo Anduin.

Genn se encogió de hombros. “Sabemos cómo moverse para adaptarse a la tarea”, dijo. “Así que estoy

descubriendo ... y otra vez.”

“He llegado a conocer bastante bien que en los últimos años”, dijo Genn, haciendo caso omiso de la
vacuna. “He visto crecer tarea hasta -una más difícil para usted de lo que debería haber sido. Pero nada es
fácil en este mundo, que parece “.

“No,” estuvo de acuerdo Anduin. Sus ojos azules recorrieron el campo. “Ni siquiera el mantenimiento de la paz
para un solo día.”

“Usted debe saber por ahora que la paz es una de las cosas más difíciles en este o cualquier mundo, para
mantener a mi hijo”, dijo Genn, no sin amabilidad.

Anduin sacudió la cabeza en el dolor y la incredulidad. “No puedo borrar las imágenes del
Consejo solitario corriendo lo más rápido que pudo para lo que pensaban que era un futuro con sus
seres queridos. Me siento responsable. Para ellos. Y para ellos,”dijo, señalando a los vivos todavía
se mueve en el campo.
“Sylvanas mató a su propia gente, Anduin,” Genn le recordó. "No tú."

“Racionalmente, por supuesto que lo sé. Pero eso no importa. No en los huesos. Y no
aquí.”Anduin colocó una mano en el pecho por un momento,
luego la dejó caer. “Los que cayeron en este campo lo hicieron porque el rey Anduin Wrynn de
Ventormenta les había prometido que estarían a salvo al reunirse con sus seres queridos. Y
murieron a causa de esa promesa. Por mí."

La amargura en su voz era como ácido. Genn, que nunca había oído hablar de él antes, se quedó en
silencio. Después de un tiempo, habló Anduin.

“Usted ha venido a darme una conferencia, obviamente. Adelante. Merezco cada palabra “.

Genn olfateó y se frotó la barba por un momento, sus ojos en el horizonte. “En realidad, he
venido a disculparse.”
La cabeza de Anduin se dio la vuelta, y él no se molestó en ocultar su sorpresa. "¿Pedir disculpas?
¿Para qué? Todo lo que hizo fue avisarme contra esta “.

“Me dijiste que ver. Así que lo hice. Escuché, también.”Señaló a una oreja. “Los lobos
tienen un oído excelente. Vi las interacciones. Vi lágrimas. Oí la risa. Vi el miedo dar paso a la
alegría “.
Mantuvo su mirada en el pueblo de Ventormenta en honor a sus muertos mientras continuaba a
hablar.

“Vi otras cosas, también. Vi una pista protector Ventormenta a cabo en este campo. Él habló con
una mujer de su Renegados esposa o su hermana, tal vez. Pero, finalmente, sacudió la cabeza y se
alejó de ella, de vuelta a la torre del homenaje “.

ceño fruncido del Anduin, desconcertado, pero permaneció en silencio. “Los Renegados bajó la
cabeza y se quedó por un momento. Sólo ... se quedó allí. Y entonces, muy lentamente, se dirigió de
nuevo a la pared de Thoradin “.

Ahora Genn enfrentó Anduin. “No hubo violencia. No ... la ira o el odio. Ni siquiera las palabras
duras, lo que parecía. Y mientras esos felices reuniones fueron notables, extraordinario, se me
ocurrió que esto era aún más importante. Porque si los seres humanos y Renegados podrían
satisfacer, con tanta emoción involucrada, y en desacuerdo-disgusto o incluso ser repelidos por
los unos a los otros y simplemente a pie ...”

Cringris negó con la cabeza. “Todo lo que había visto desde los Desamparados fue la traición, el
engaño, y un hambre para poner fin a la vida.” Vi a mi niño muere en mis brazos, dando su vida para
salvar la mía, pensó pero no lo dijo. “Vi espantosa, arrastrando los pies monstruosidades descienden
sobre los seres vivos, sin otro deseo que apagar la luz de la vida. Carné de identidad Nunca visto lo que
vi
ese día. Nunca pensé que podía “.
Anduin escuchó.
“Creo en la luz”, declaró Genn. “Yo he visto, beneficiado de ella, así que tengo que hacerlo. Pero en
realidad nunca he sintió eso. No podía sentirlo desde Faol. Acabo de ver lo que yo veía como una
farsa-un viejo amigo desgarrador, muerto, animada como una especie de broma. Soltando cosas que
no podía ser cierto.
“Y luego dijo algo que estaba cierto. Demasiado cierto. Se cortó como un cuchillo, y yo no podía
soportar eso “.

Genn tomó una respiración profunda. “Pero él tenía razón. Tú tenían razón. Todavía pienso lo que se
hizo a los Renegados en contra de su voluntad era horrible. Pero es claro para mí ahora que algunos de
ellos no se han roto por ella. Algunos de ellos son todavía las personas que una vez fueron. Así que yo
estaba equivocado, y pido perdón “.

Anduin asintió. Una sonrisa se dibujó en su rostro fugazmente, y luego se había ido. Estaba
claro que aún tenía la carga de culpa y tercamente no abandonaría el dolor de ella. Aún no.

“Tenías razón sobre Sylvanas,” dijo Anduin, que la amargura frío persistente en su voz.
“Luz sabe, desearía haber escuchado.”
“Yo no era razón sobre ella, o bien,” dijo Genn, sorprendiendo Anduin por segunda vez en
pocos minutos. "No completamente. Yo sabía que no podía dejar pasar esto sin hacer algo.
Pensé que había atacar nos. No es su propia gente “.

Anduin hizo una mueca y se volvió. “Ella puede haberlas matado, pero me prometió el paso
seguro del Consejo solitario. Esas muertes son en mi conciencia. Ellos me persiguen “.

“No, ellos no”, dijo Genn. “Porque has guardado su parte del trato. Nadie se dio cuenta de
lo mal Sylvanas podía hacer frente a cualquier cosa que no fuera completa y absoluta
obediencia. Si me preguntas, el Consejo Desolado firmó su propia sentencia de muerte
simplemente por existir como un órgano de gobierno. Habría hecho algo a ellos tarde o
temprano. Sus fantasmas, si Renegados puede tener fantasmas, no te perseguirá, muchacho.
Que hizo algo maravilloso para ellos “.

Ahora Anduin se volvió a Cringris, mirando a su completa en el ojo. “Respóndeme a esto:


¿Hubiera sido suficiente para ti, Genn? Para ver a su hijo una vez más y pagar por ello un
encuentro con su vida?”
La pregunta era completamente inesperado, y por un momento Genn se sorprendió. el
dolor de edad disparó a través de él, y apretó la mandíbula. No quería responder, pero había
algo en la cara de la juventud que no dejaba que el hombre mayor se niegan.

“Sí,” dijo al fin. "Sí. Tendría.”Y era verdad.

Anduin tomó un profundo y tembloroso suspiro y asintió a Genn. “No obstante, es una tragedia, y
se hace cualquier posibilidad de paz un gran daño. Se destruyó la posibilidad de trabajar en conjunto
con la Horda para sanar el mundo. Azerite seguirá amenazando el equilibrio de poder. Se ha hecho
daño a la Alianza, también. Sylvanas usó un momento que podría haber sido un verdadero punto de
inflexión como una oportunidad para eliminar a las personas a quien veía como sus enemigos. Y lo
hizo con tanta facilidad, por lo bien, que ni siquiera puedo llamarla en él. Ella no se rompió su palabra.
Calia era un usurpador a los posibles. No puedo pedir Ventormenta para ir a la guerra porque el Jefe
de Guerra de la Horda eligió para ejecutar los individuos que ahora se pintan como traidores. Así que
se sale con la suya. Ha ganado. Se eliminó la oposición, mató al heredero legítimo a Lordaeron, y lo
hizo al mismo tiempo que el aspecto de un líder noble para no atacar a la Alianza e iniciar una
guerra.”

Genn dijo nada. Él no necesitaba. Él simplemente se quedó junto al Anduin y dejar que el joven rey a
solucionar el problema por su cuenta.

Pasaron los minutos, y luego, finalmente, Anduin hablaron. "Yo nunca, nunca dejar de esperar por la
paz “, dijo. Su voz temblaba de emoción Leashed. “He visto demasiado bueno en demasiadas personas
para pintar a todos como el mal y digno de masacre. Y también lo hará Nunca dejan de creer que la
gente puede cambiar. Pero ahora me doy cuenta de que he sido como un agricultor espera de poder
cosechar los cultivos de un campo envenenado. Simplemente no es posible “.

Cringris se tensó. El niño estaba dando lugar a algo.


“La gente puede cambiar”, repitió el Anduin. “Sin embargo, algunas personas nunca
- Nunca Deseado para hacerlo. Sylvanas es uno de esos.”Él tomó una respiración profunda. El dolor y
la sombría determinación lo hacían parecer más viejo. Genn había visto expresiones similares en las
caras de los que habían recibido el encargo de un deber doloroso.

Cuando el niño hablaba, Genn estaba contento de las palabras, pero triste por su
necesito decir ellos.
“Creo”, dijo Anduin Wrynn Llane, “que Sylvanas está bien y verdaderamente perdida”.
Este libro está dedicado a tres que han defendido y luchado por
que sea aún mejor:

Tom Hoeler, mi editor en Del Rey, Cate Gary, mi editor unos pasos,
aquí en Blizzard, y Alex Afrasiabi, director creativo de World of
Warcraft.

Gracias a todos mucho por su amor por los personajes y el mundo, por su atención a los dos
pequeños detalles y el cuadro grande, para explorar este camino conmigo, y por querer
hacer Antes de la tormenta el mejor
book que podría ser.
T la suya es la primera novela de Blizzard He comenzado y terminado como empleado formal.
Mi experiencia de ser capaz de hacer al instante cualquier pregunta y lo han contestado, sentado
en las reuniones que determinaron el futuro vasto de Azeroth, y estar rodeado por la energía de la
creación y sus creadores increíblemente talentosos impregna este libro.

Nota-a algunas de las personas notables que trabajo con regularidad y que ayudan a hacer
“ir a trabajar” más como “volver a casa”: Lidia Bottegoni, Robert Brooks, Matt Burns, Sean
Copeland, Steve Danuser, Cate Gary, Terran Gregory, George Krstic, Christi Kugler, Brianne
Loftis, Timoteo Loughran, Marc Messenger, Allison Monahan, Justin Parker, Andrew
Robinson, Derek Rosenberg, Ralph Sánchez, y Robert Simpson.
Por Christie ORO
MUNDO DE WARCRAFT

Señor de la subida
clanes de la Horda
Más allá del Portal Oscuro ( con Aaron S. Rosenberg)
Arthas: Rise of the Lich King Devastación:
Preludio al Cataclismo
Thrall: Crepúsculo de los Aspectos Jaina:
mareas de la guerra
Crímenes de guerra

Warcraft: Durotan: El oficial de la película Precuela


Warcraft: The Movie Oficial Novelización
Antes de la tormenta
BARCO DE ESTRELLAS

El Templario Oscuro Saga, Libro Uno: Primogénito The Dark Templar


Saga, Libro Segundo: Cazadores de Sombras
La Saga Templario oscuro, Libro Tres: Crepúsculo
StarCraft II: Devils' Debido
StarCraft II: Flashpoint
GUERRA DE LAS GALAXIAS

Guerra de las Galaxias: El destino de los Jedi: Omen Star

Wars: El destino de los Jedi: Aliados Star Wars: El destino de

los Jedi: Ascensión

Star Wars: Discípulo Oscuro Star Wars:


Battlefront II: Inferno Squad
novelas originales

Las alas de fuego en el

corchete de piedra bajo la

sombra del instrumento de Mar

del destino del hombre y el rey

Thief

AD 999 ( como Jadrien Bell)


STAR TREK

Star Trek Voyager: El Sol asesinado


Star Trek Voyager: Marooned Star Trek
Voyager: Siete de Nueve
Star Trek: Voyager: The Dark Matters Trilogy, Libro 1: Embozador
Star Trek: Voyager: The Dark Matters Trilogy, Libro 2: Ghost Dance Star Trek: Voyager: The Dark
Matters trilogía, libro 3: La sombra del cielo
Star Trek Voyager: En tierra de nadie Star Trek
Voyager: qué había más allá
Star Trek Voyager: Homecoming Star Trek Voyager: cuanto más
lejos de la orilla de Star Trek Voyager: Spirit Walk, Libro 1: viejas heridas Star
Trek Voyager: Camino de espíritu, Libro 2: enemigo de mi enemigo

Star Trek The Next Generation: Double Helix: la primera virtud ( con Michael Jan Friedman)
Star Trek: Hard Crash ( cuento)
Star Trek: The Last Roundup
SOBRE EL AUTOR

Christie Golden es el premiado New York Times autor de éxito de cincuenta y cuatro novelas y más de una docena de cuentos en los
campos de la fantasía, la ciencia ficción y horror. Sus trabajos de amarre en los medios de comunicación incluyen el lanzamiento de la
línea de Ravenloft en 1991 con Vampiro de las nieblas,
más de una docena Star Trek novelas, varios novelizaciones de cine, el Warcraft y World of Warcraft novelas Levantamiento de la
Horda, Señor de los Clanes, Arthas: Rise of the Lich King, y Crímenes de guerra, Assassins Creed: La herejía, tanto como Star
Wars Battlefront II: Inferno escuadra, Star Wars: Dark Discípulo, y el Star Wars: El destino del Jedi novelas Omen, aliados, y Ascensión.

En 2017, fue galardonado con el Premio de la Asociación Internacional de Medios de amarre en el Writers' Fausto y nombró a un Gran
Maestro en reconocimiento a lo largo de un cuarto de siglo de escritura. Actualmente trabaja a tiempo completo para Blizzard
Entertainment, donde se llega a colgar en Azeroth al contenido de su corazón.

christiegolden.com
Gorjeo: @ChristieGolden
Encuentra Christie oro en Facebook
¿Cuál es el siguiente en la
lista de lectura?

Descubre tu lado
gran lectura!

Consigue personalizada selecciones de libros y hasta al día de noticias sobre este autor.

Regístrate ahora.