Está en la página 1de 11

Bogotá D.C.

2 de noviembre de 2017

Honorable Magistrados
CORTE CONSTITUCIONAL
Sala Plena
Att: Diana Constanza Fajardo Rivera
Magistrada Sustanciadora
E. S. D.

REF. Coadyuvancia o Defensa de Constitucionalidad del proyecto de Ley Objetado por el


Gobierno Nacional por Inconstitucionalidad - Expediente - OG-154.
Revisión Constitucional Objeciones Presidenciales

Proyecto de Ley 122 de 2016 Senado – 211 de 2016 Cámara de Representantes “Por la cual se establece
la naturaleza y régimen jurídico de la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano".

ALEXIS FERLEY BOHORQUEZ, ciudadano colombiano en ejercicio, domiciliado en la ciudad de


Yopal Casanare, identificado con cedula de ciudadanía 1.118.529.938, abogado egresado de
Unitrópico, con Tarjeta Profesional 294633, expedida por el Consejo Superior de la Judicatura y
NEYDI LILIANA BERNAL HUERTAS, ciudadana colombiana en ejercicio, domiciliada en la ciudad
de Yopal Casanare en la Calle 13 No.16 – 21, identificada con cedula de ciudadanía 33.646.127,
abogada egresado de Unitrópico, con Tarjeta Profesional 294522, expedida por el Consejo Superior
de la Judicatura, previa presentación personal ante Notario Público en la Ciudad de Yopal, actuando
en nuestro propio nombre en ejercicio de las prerrogativas contempladas en los artículos 40, 95
numeral 7 y 242 de la Constitución Política y en el Decreto 2067 de 1991, muy atenta y
respetuosamente nos permitimos exponer ante los Honorable Magistrados nuestras consideraciones
de orden jurídico en torno a las objeciones que por inconstitucionalidad ha formulado el señor
Presidente de la Republica sobre el Proyecto de Ley 122 de 2016 Senado – 211 de 2016 Cámara de
Representantes, “Por la cual se establece la naturaleza y régimen jurídico de la Fundación Universitaria
Internacional del Trópico Americano.”, manifestando que, por las razones expuestas a continuación,
solicitamos que aquellas se declaren INFUNDADAS:

Nos permitimos describir esta solicitud de la siguiente manera:

El texto aprobado por el legislativo y posteriormente remitido al Presidente de la Republica, para su


sanción, es el siguiente:

PROYECTO DE LEY NÚMERO 211 DE 2016 CÁMARA 122 DE 2016 SENADO


“Por la cual se establece la naturaleza y régimen jurídico de la Fundación Universitaria Internacional del
Trópico Americano".
El Congreso de la República
DECRETA:
Artículo 1°. Objeto. La presente ley tiene como objeto otorgar las herramientas necesarias al Ministerio
de Educación Nacional, al departamento de Casanare y a la Asamblea Departamental del Casanare,
para transformar la Naturaleza, Carácter Académico y Régimen Jurídico de la Fundación
Universitaria Internacional del Trópico Americano.

Artículo 2º. Solo para los efectos de esta ley. A iniciativa del Gobernador autorícese a la Asamblea del
departamento de Casanare a oficializar e incorporar en la estructura administrativa del departamento
a la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano, previa renuncia o donación al
departamento de los derechos sobre los aportes, cuotas sociales o bienes a nombre de entidades
públicas y particulares dentro del patrimonio de la Fundación Universitaria Internacional del Trópico
Americano si así lo establecen sus estatutos internos. La institución de educación superior oficializada
mediante Ordenanza quedará organizada como una Universidad Pública de orden departamental con
sujeción a las particularidades de la Ley 30 de 1992, sin necesidad de disolución.

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
Parágrafo 1°. Una vez se expida la ordenanza que incorpore en la estructura administrativa del
departamento a la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano, el nombre de esta
será cambiado por Universidad Internacional del Trópico Americano, conforme a su nueva naturaleza
jurídica y utilizará la sigla Unitrópico igualmente para identificarse.

Parágrafo 2°. Autorícese al Ministerio de Educación Nacional, a la Gobernación y a la Asamblea


Departamental de Casanare, para adelantar y gestionar los trámites que corresponda en aras de
garantizar que todos los bienes muebles e inmuebles que se encuentren bajo la tutela y uso de la
Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano (Unitrópico) a la promulgación de la
presente ley, pasen a ser propiedad de la Universidad Internacional del Trópico Americano
(Unitrópico).

Artículo 3º. La nueva entidad oficial de orden departamental Universidad Internacional del Trópico
Americano, sustituirá en todo a la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano, esto
es en tanto sus derechos como en sus obligaciones.

Artículo 4°. Una vez la Asamblea Departamental de Casanare expida la Ordenanza de incorporación a
la estructura administrativa de la institución, autorícese al Ministerio de Educación Nacional para que
se incluya en la lista de instituciones de educación superior oficialmente reconocidas a la Universidad
Internacional del Trópico Americano (Unitrópico), en un plazo máximo de seis (6) meses.

Artículo 5°. Con el fin de evitar situaciones que afecten las expectativas legítimas de los estudiantes, el
Ministerio de Educación Nacional conforme al artículo 10, numeral 6, de la Ley 1740 de 2014; transferirá
los registros calificados y demás documentos y actuaciones administrativas concomitantes de la
Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano a la Universidad Internacional del
Trópico Americano.

Artículo 6º. Una vez la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano sea organizada
como Universidad Pública del orden departamental, presentará directamente proyectos de formación
y capacitación científica al Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías,
conforme a los requisitos generales expedidos por la Comisión Rectora del Sistema General de Regalías.
Los proyectos beneficiarán a docentes de planta, estudiantes y egresados de la institución.

Artículo 7°. La presente ley rige a partir de la fecha de su promulgación.

OBJECIONES PRESIDENCIALES

Mediante oficio OFI17-00063453 / JMSC 110200, el Gobierno Nacional con fundamento en lo


dispuesto en los artículos 165, 166 y 167 de la Constitución objeta el Proyecto de Ley 122 de 2016
Senado y 211 de 2016 Cámara, dicha objeción se fundamenta en los artículos 169, 34 y 334 de la
Constitución de Política de Colombia.

Las Observaciones de orden constitucional alegadas por el Gobierno textualmente fueron las
siguientes:

1. Observaciones de orden constitucional

1.1. Falta de consonancia entre el título y su contenido

La Constitución Política prevé en su artículo 169 que el título de las leyes deberá corresponder
precisamente a su contenido y la Ley 5ª de 1992 en su artículo 193 reproduce la misma condición.

En relación con dicha consonancia en Sentencia C-752/15 la Corte Constitucional manifestó:

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
“Con todo, esta función de control judicial está delimitada por el hecho de que el título de la
ley no tiene un valor normativo, esto es, no conforma una regla de derecho autónoma y dirigida
a predicar consecuencias jurídicas de la actuación del Estado o los particulares. En contrario,
sus propósitos son exclusivamente interpretativos de la legislación que encabeza, esta sí de
naturaleza normativa. Sobre este particular, la Corte ha reiterado que “el título de las leyes, a
pesar de no constituir una norma en estricto sentido en tanto de ellos no es deducible un
mandato, una prohibición o una permisión, sí “exhibe valor como criterio de interpretación
de las normas contenidas en el cuerpo de la ley. Siendo así, es claro que incluso los criterios de
interpretación de la ley que emanan del texto del título o encabezado de la misma son pasibles
del control de constitucionalidad, puesto que un título contrario a los preceptos
constitucionales, de no ser excluido del ordenamiento jurídico, podría conducir a una
interpretación de parte o toda la ley no conforme con el estatuto superior””. (Negritas son
nuestras).

Lo anterior cobra relevancia en el siguiente sentido:

Mientras que con el epígrafe del proyecto de ley del asunto se dice que se definirá la naturaleza
y régimen jurídico de una fundación universitaria, su articulado, por el contrario, busca otorgar
herramientas jurídicas para transformar la naturaleza, el carácter académico y el régimen
jurídico de la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano (Unitrópico); así
como autoriza a la asamblea departamental de Casanare, a iniciativa del gobernador, para
incorporar en la estructura del departamento a dicha fundación en calidad de universidad
pública.

Quiere ello decir que, en el presente caso, no estamos frente a una iniciativa que tenga como
objeto definir la naturaleza jurídica de una institución de educación superior, sino que del
articulado propuesto se desprende que la consecuencia jurídica que realmente se generaría sería
la de la creación de un nuevo ente universitario autónomo; creación que por lo demás, se haría
de una manera sui generis desconociendo la regulación que para tal efecto prevé la Ley 30 de
1992.

Así las cosas, el título del Proyecto de ley número 211 de 2016 Cámara, 122 de 2016 Senado, por
la cual se establece la naturaleza y régimen jurídico de la Fundación Universitaria Internacional del
Trópico Americano, no cumple con su función de permitir la interpretación del articulado
propuesto, ya que lo que se está definiendo -no es la naturaleza jurídica de la institución de
educación superior que hoy existe, y que por lo demás no requiere de mayor interpretación-
sino la de la nueva universidad que crearía el departamento de Casanare.

1.2. En cuanto a las condiciones que deben cumplirse para el surgimiento de la nueva
universidad oficial

El artículo 2° del proyecto de ley analizado define que “A iniciativa del Gobernador autorícese
a la Asamblea del Departamento de Casanare a oficializar e incorporar en la estructura
administrativa del Departamento a la Fundación Universitaria Internacional del Trópico
Americano, previa renuncia o donación al departamento de los derechos sobre los aportes,
cuotas sociales o bienes a nombre de entidades públicas y particulares dentro del patrimonio de
la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano si así lo establecen sus estatutos
internos. La institución de educación superior oficializada mediante Ordenanza quedará
organizada como una Universidad Pública de orden departamental con sujeción a
particularidades de la Ley 30 de 1992, sin necesidad de disolución”.

Analizado lo anterior, vemos que el Legislador prevé unas condiciones que son jurídicamente
imposibles de cumplir para que la Asamblea Departamental de Casanare pueda oficializar e
incorporar en la estructura administrativa de la entidad territorial a Unitrópico, como es que las
personas naturales o jurídicas de derecho público o privado renuncien o donen al departamento,
los aportes, cuotas sociales o bienes que estén dentro del patrimonio de la mencionada
Fundación.

Sobre el particular, son varios los reparos:

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
En primer lugar, hoy en día, Unitrópico es una persona jurídica titular de derechos y
obligaciones de conformidad con lo establecido en el artículo 633 del Código Civil, reconocida
como entidad sin ánimo de lucro, y en consecuencia de ello, goza de un patrimonio, mediante
el cual cumple la realización efectiva de un fin, de ahí que los bienes que ingresen al mismo no
pueden confundirse con aquellos que son propios de los fundadores o de las personas que
integran sus respectivos órganos de dirección y gobierno.

Así las cosas, el artículo 2° del proyecto de ley en comento tiene una imprecisión pues los bienes
que conforman el patrimonio de Unitrópico no son de propiedad de los fundadores que los
hayan aportado al momento de la constitución de la mencionada institución, sino que dichos
bienes pasaron a ser parte de Unitrópico que, como persona jurídica, es en principio la única
facultada para ejercer actos de disposición sobre los mismos.

En segundo lugar, reiteramos que Unitrópico al ser una fundación, su patrimonio no se


encuentra representado en aportes o cuotas sociales (tal como lo indica el artículo 2° del
proyecto analizado). Así las cosas, no es posible que opere la renuncia o donación pretendida,
toda vez que estas figuras jurídicas solo son viables en tratándose de sociedades (que gozan de
ánimo de lucro), en donde la participación de los socios en el capital de la persona jurídica se
encuentra representada en acciones, cuotas o partes de interés, las cuales sí pueden ser objeto
de disposición por parte de los referidos socios.

Por su parte, quienes participan en la constitución de una fundación, no cuentan con una
participación del capital de la persona jurídica, y lo único que ostentan es la calidad de
fundadores la cual jurídicamente es imposible de ceder.

Y, en tercer lugar, suponiendo que fuera viable la renuncia o donación de los derechos sobre los
“aportes, cuotas sociales o bienes”, tal como lo propone el artículo comentado, tampoco se
entiende que esto deba hacerse al departamento de Casanare. En efecto, partiendo de la base de
que la entidad territorial es una persona jurídica diferente a la persona jurídica que sería la
universidad pública que pretende crearse, lo que propone la disposición analizada conllevaría
a que la nueva institución de educación superior no pueda gozar del derecho de propiedad de
los bienes que antes eran de Unitrópico, pues se reitera, su titularidad recaería en el
departamento.

Lo anterior, también pone en entredicho la seguridad de que la universidad pueda contar con
un patrimonio suficiente para el cumplimento de sus funciones de docencia, investigación y
extensión, y en ese orden de ideas, tampoco se puede garantizar el derecho a la educación de
los estudiantes de la referida institución de educación superior.

Visto lo anterior, las condiciones que establece el artículo 2° para que proceda la oficialización e
incorporación de Unitrópico en la estructura administrativa del departamento de Casanare son
imposibles de cumplir y, en consecuencia, la referida corporación pública estaría habilitada
legalmente para hacer dicha incorporación únicamente mediante la expedición del
correspondiente acto administrativo, lo que supondría entonces un verdadero caso de
confiscación el cual se encuentra proscrito por el artículo 34 de la Constitución Política, en la
medida en que la entidad territorial adquiriría la titularidad de los bienes de Unitrópico sin que
medie alguna compensación.

1.3. Análisis del impacto fiscal de la iniciativa

El artículo 334 de la Constitución dispone que “La sostenibilidad fiscal debe orientar a las Ramas
y Órganos del Poder Público, dentro de sus competencias, en un marco de colaboración
armónica”.

Sin embargo, se observa no solo en el texto del proyecto de ley presentado a sanción
presidencial, sino en su respectiva exposición de motivos (Gaceta del Congreso número 355 de
2016 y 260 de 2017), cómo el legislador no aplicó lo ordenado por el artículo 7° de la Ley 819 de
2003, que dice:

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
“Artículo 7°. Análisis del impacto fiscal de las normas. En todo momento, el impacto fiscal de
cualquier proyecto de ley, ordenanza o acuerdo, que ordene gasto o que otorgue beneficios
tributarios, deberá hacerse explícito y deberá ser compatible con el Marco Fiscal de Mediano
Plazo.

Para estos propósitos, deberá incluirse expresamente en la exposición de motivos y en las


ponencias de trámite respectivas los costos fiscales de la iniciativa y la fuente de ingreso
adicional generada para el financiamiento de dicho costo”.

En relación con lo expuesto en dicha normativa, la Corte Constitucional mediante Sentencia C-


502/07 se manifestó en los siguientes términos:

“Evidentemente las normas contenidas en el artículo 7° de la Ley 819 de 2003 constituyen un


importante instrumento de racionalización de la actividad legislativa, con el fin de que ella se
realice con conocimiento de causa de los costos fiscales que genera cada una de las leyes
aprobadas por el Congreso de la República. También permiten que las leyes dictadas estén en
armonía con la situación económica del país y con la política económica trazada por las
autoridades correspondientes. Ello contribuye ciertamente a generar orden en las finanzas
públicas, lo cual, repercute favorablemente en la estabilidad macroeconómica del país. De la
misma manera el cumplimiento de los requisitos establecidos en el mencionado artículo 7° ha
de tener una incidencia favorable en la aplicación efectiva de las leyes, ya que la aprobación de
las mismas solamente se producirá después de conocerse su impacto fiscal previsible y las
posibilidades de financiarlo. Ello indica que la aprobación de las leyes no estará acompañada
de la permanente incertidumbre acerca de la posibilidad de cumplirlas o de desarrollar la
política pública en ellas plasmada. Con ello, los instrumentos contenidos en el artículo 7°
analizado pueden contribuir a la superación de esa tradición existente en el país -de efectos tan
deletéreos en el Estado Social de Derecho- que lleva a aprobar leyes sin que se incorporen en el
diseño de las mismas los elementos necesarios -administrativos, presupuestales y técnicos- para
asegurar su efectiva implementación y para hacer el seguimiento de los obstáculos que
dificultan su cabal, oportuno y pleno cumplimiento”.

Así las cosas, dado que la Ley 819 de 2003 es de carácter orgánico, el Ministerio encuentra que
no se atendió lo allí dispuesto para efectos de dar trámite al proyecto de ley analizado, máxime
cuando en la exposición de motivos no se encuentran expresamente los costos fiscales de una
medida adoptada en ese sentido -prácticamente la creación de una universidad pública
departamental-, de ahí que consideramos pertinente, tal como lo expuso el Ministerio de
Hacienda y Crédito Público en su concepto jurídico (Gaceta del Congreso número 378 de 2017).

“De modo que, comoquiera que el proyecto de ley no incluye el impacto fiscal de la iniciativa,
ni fuentes de financiación adicionales que cubran los costos de la misma, conforme lo establece
el artículo 7° de la Ley 819 de 2003, es imposible cuantificar los gastos que esta generaría. No
obstante, teniendo en cuenta que el país atraviesa por una situación macroeconómica que limita
el gasto público, se estima que el proyecto de ley podría implicar para la Nación un gasto que
no se encuentra contemplado en las estimaciones del Marco de Gasto de Mediano Plazo del
sector.

Por todo lo anterior, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público de manera respetuosa se


abstiene de emitir concepto favorable del proyecto de ley del asunto, no sin antes reiterar la
voluntad de colaborar con la actividad legislativa en términos de responsabilidad fiscal
vigente”.

No sobra resaltar que el proyecto de ley analizado genera un impacto considerable a las finanzas
públicas si tenemos en cuenta lo siguiente:

Primero, la Ley 30 de 1992, establece en su artículo 86 que “Los presupuestos de las


universidades nacionales, departamentales y municipales estarán constituidos por aportes del
Presupuesto Nacional para funcionamiento e inversión, por los aportes de los entes territoriales
y por los recursos y rentas propias de cada institución. Las universidades estatales u oficiales
recibirán anualmente aportes de los presupuestos nacional y de las entidades territoriales, que

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
signifiquen siempre un incremento en pesos constantes, tomando como base los presupuestos
de rentas y gastos, vigentes a partir de 1993”.

Además, se dispusieron (artículo 87 de Ley 30 de 1992) recursos adicionales, sujetos al


crecimiento de la economía (un aumento del 30% de la tasa de crecimiento del PIB), otorgados
a las universidades en razón al mejoramiento de su calidad y según sus resultados en materia
de formación, investigación, bienestar y extensión.

En virtud de lo anterior, y de acuerdo con lo establecido en los artículos 86 y 87 de la Ley 30 de


1992, el Gobierno nacional concurre con recursos del Presupuesto General de la Nación para el
financiamiento de gastos de funcionamiento e inversión de todas las universidades públicas.

Entonces, en la medida en la que Unitrópico sería ahora una universidad oficial, debemos
señalar que la misma sería beneficiaria de los recursos que se asignan del Presupuesto General
de la Nación en los términos definidos en los precitados artículos 86 y 87. No obstante, como la
iniciativa no define una fuente de financiación adicional esto nos lleva a afirmar que el
Presupuesto General de la Nación tendría que asumir un gasto adicional para apoyar la
financiación de Unitrópico sin que se hayan realizado los estudios fiscales correspondientes.

De otra parte, hay que recordar que a partir de la vigencia 2015, las universidades públicas
reciben recursos provenientes de la Ley 1697 de 2013, “por la cual se crea la estampilla Pro
Universidad Nacional de Colombia y demás Universidades Estatales de Colombia”.

Así las cosas, dado que la distribución de los recursos depende del monto que logre ser
recaudado, según lo dispuesto en el artículo 2° de la citada norma, el proyecto de ley analizado
tampoco hace una valoración del impacto fiscal que genera para las demás universidades del
país que verán reducidas sus expectativas de recursos en razón a que existiría un nuevo ente
autónomo que entraría a participar dentro de dicha distribución.

El proyecto de ley tampoco valora el impacto fiscal que supondría que los estudiantes de
Unitrópico reciban el descuento al valor de la matrícula, por el hecho de ejercer su derecho al
voto en los términos que prevén las Leyes 403 de 1997 (artículo 2° numeral 7) y 815 de 2003.

Por otra parte, el artículo 4° establece: “Una vez la Asamblea Departamental de Casanare expida
la Ordenanza de incorporación a la estructura administrativa de la institución, autorícese al
Ministerio de Educación Nacional para que se incluya en la lista de instituciones de educación
superior oficialmente reconocidas a la Universidad Internacional del Trópico Americano
(Unitrópico), en un plazo máximo de seis (6) meses”. Al respecto, el Gobierno nacional reitera
el desconocimiento de la Ley 30 de 1992 y las competencias del Ministerio de Educación
Nacional, al establecer un procedimiento especial respecto del reconocimiento de la Unitrópico,
sin el lleno de los requisitos exigidos para la constitución de instituciones de educación superior
oficiales, particularmente la necesidad de que el Ministerio de Educación Nacional les reconozca
personería jurídica.

Asimismo, la iniciativa quebranta el artículo 13 de la Constitución Política al desconocer el


principio de igualdad por establecer un trato diferente para la Unitrópico. En materia de
igualdad, la Corte Constitucional ha establecido que una medida que implique un trato
diferente será constitucional siempre que: (i) la medida sea adecuada, es decir, constituya un
medio idóneo para alcanzar un fin constitucionalmente válido; (ii) sea necesaria o indispensable;
y (iii) no sacrifique valores y principios constitucionales que tengan mayor relevancia que los
alcanzados con la medida diferencial [1]. Así las cosas, en el proyecto no se esgrimen razones
suficientes que justifiquen racional o proporcionadamente establecer un procedimiento especial
y único para crear una nueva institución de educación superior y, por el contrario, pone en
riesgo el servicio público de educación de la población que se inscriba a la pretendida
institución, en el caso de que esta no sea viable técnica, financiera y jurídicamente.

CONSIDERACIONES ACERCA DE LAS OBJECIONES PLANTEADAS POR EL EJECUTIVO


NACIONAL

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
1. En cuanto a la objeción exótica de falta de consonancia entre el epígrafe de la iniciativa
legislativa y su contenido.

Frente a este punto es de resaltar que se comparte los argumentos expuestos por
integrantes de la Comisión Accidental, aquí es de denotar que el epígrafe y el articulado
del proyecto de ley guarda completa armonía y coherencia, dado que lo planteado en el
texto de la iniciativa legislativa solo versa sobre el caso sui generis de la naturaleza y
régimen jurídico de Unitrópico, institución atípica en el marco jurídico dado que esta
cuenta con participación pública y privada en su conformación patrimonial. (Hecho
evidenciable en Concepto Vinculante No. 20096-130594 del 25 de junio de 2009, emitido
por la Contaduría General de la Nación.)

Aquí es de precisar que el proyecto de ley es similar en su espíritu y contenido con el de


la Ley 67 de 1968, norma que en su interpretación nunca ha generado inseguridad jurídica,
demostrando que existe unidad y correspondencia entre su texto y epígrafe.

Al tenor de lo anterior, es de manifestar a la Corporación Constitucional que la Ley 67 de


1968, que tiene como título; “Por la cual se establece la situación jurídica de la Universidad
Francisco de Paula Santander de la Ciudad de Cúcuta y se concede un auxilio”, no es otra cosa
que, un instrumento jurídico por el cual se transformó, definió y cambió la naturaleza y
régimen jurídico de la Universidad Francisco de Paula Santander, institución que antes de
la ley ya mencionada también era una fundación universitaria 100% privada, tal como se
puede evidenciar en la exposición de motivos de dicha ley anexa al presente escrito.

En concordancia con lo anterior encontramos que, el título y texto del proyecto de ley
objetado tiene similitud con la Ley 67 de 1968, norma que como ya se mencionó párrafos
arriba no es oscura en su interpretación y tampoco lo fue en su práctica.

Al libelo de lo expuesto, se puede extraer que el proyecto de ley al enunciar en su título


que dicha iniciativa establece la naturaleza y régimen jurídico de Unitrópico, es en razón
a que esta muta y pasa a ser de naturaleza privada a pública en cuanto se transformaría
tal como lo establece el articulado del Proyecto de Ley 122 de 2016 Senado – 211 de 2016
Cámara de Representantes, guardando coherencia y armonía entre el epígrafe y el texto
de la iniciativa legislativa.

En concordancia con todo lo expuesto, es de manifestar que la Sentencia C-752/15,


igualmente citada por el Ejecutivo Nacional en los apartes siguientes a lo esgrimido por el
ejecutivo, concluyó lo siguiente:

“En relación con este asunto, la Corte ha señalado que “los principios de unidad de
materia y de correspondencia entre el título de la ley y su contenido resultan dos
parámetros de enjuiciamiento constitucional diferentes, aplicables cada uno de ellos a
partes de la ley igualmente diversas. La unidad de materia, en estricto sentido, es una
exigencia que se hace frente a las disposiciones incluidas en una ley, con el fin de que en el
conjunto de preceptos no sean introducidos temas completamente ajenos a la materia que
se pretende regular y que inspiró su promulgación.”

En consonancia con lo anterior se puede concluir que entre el texto y el título del proyecto
de ley no existe vicio que contraríe el ordenamiento colombiano, por lo que se solicita al
alto tribunal y guarda de la supremacía constitucional declare infundadas las objeciones
presentadas por el Presidente de la República y la Ministra de Educación.

2. En cuanto a la objeción de las condiciones que deben cumplirse para el surgimiento de


la nueva universidad oficial.

Es de precisar que se comparte en su totalidad con los argumentos presentados en el informe


de la comisión accidental publicados en Gacetas 772 y 773 de 2017, en el sentido que el
artículo 2 del proyecto de ley objetado establece que los efectos de dicha iniciativa son “sui
generis y su ámbito de aplicación sólo se direcciona a la transformación de la fundación
Unitrópico sin necesidad de disolución o liquidación.

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
Igualmente, se opina y sostiene que los estatutos de las fundaciones bien sean universidades
o no, cuentan con fuerza vinculante, dicha prerrogativa es de origen legal y por ello las
entidades sin ánimo de lucro como fundaciones y corporaciones pueden darse sus directivas
y regirse por sus propias normas, tal como lo establece la Ley 57 de 1887, en los artículos 650,
6511 y demás que los complementan en su interpretación por contexto, aunado a lo anterior,
dicho privilegio de fuerza vinculante de las disposiciones estatutarias cobran más peso en el
sentido que el artículo 69 2 de la Constitución inviste a los entes universitarios con la facultad
de organizarse y regirse de conformidad con sus estatutos.

Expuesto lo anterior se considera ingenioso que, en el artículo 2 del proyecto de ley fuese
concebido la posibilidad de la renuncia o la donación de los derechos de administración sobre
los aportes, cuotas sociales o bienes a nombre de entidades públicas y particulares dentro del
patrimonio de la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano si así lo
establecen sus ESTATUTOS INTERNOS, aquí es de denotar que el legislador previó el valor
o fuerza vinculante que tienen los estatutos sobre sus bienes y colección de individuos que
la administran. Lo anterior nos permite afirmar que el espíritu de la iniciativa es que los
demás miembros fundadores de Unitrópico renuncien de forma voluntaria a sus derechos
de administración sobre la fundación, dejando como único miembro al departamento en su
calidad de fundador mas no como ente territorial, dado que la fundación no se disuelve, y
así proseguir a su eventual oficialización y establecimiento como una nueva entidad de
derecho público bajo los parámetros que establece la eventual ley.

En el mismo sentido es de indicar que la prerrogativa legal de que ciertas empresas se


transformen, establezcan o cambien de naturaleza sin necesidad de su liquidación existe en
nuestro marco legal, como ejemplo de ello encontramos el artículo 1013 de la Ley 489 de 1998.
La anterior normativa referenciada prevé y autoriza que ciertas sociedades muten o se
transformen, por ello, sería inadmisible que no se permitiera la transformación de una
fundación sin necesidad de disolución en virtud de la fuerza vinculante de sus estatutos y de
una ley.

Señalado lo anterior, se concluye que, la renuncia de los derechos de administración sobre


una fundación es viable y en el caso de Unitrópico ya se encuentra contemplada en sus
estatutos internos, normativa institucional avalada por el Ministerio de Educación Nacional,
mediante Acto Administrativo y/o Resolución 6538 de 2011, donde en el artículo Décimo
Quinto de dicho estatuto, reza lo siguiente: “PÉRDIDA DE LA CONDICIÓN DE MIEMBRO.
Los miembros perderán esa condición, por muerte o por extinción de la personería jurídica; Así mismo,
dicha condición se pierde también cuando presenten renuncia formal ante la sala general de
miembros...”. por otra parte, es de resaltar que en este tipo de personas jurídicas prima la
voluntad de sus fundadores y las previsiones que estos establecieron en sus estatutos
internos, por ello se solicita muy respetuosamente a la Honorable Corte Constitucional que
declare infundadas las objeciones del Ejecutivo Nacional, dado que lo establecido en el
articulado de la ley no conculca la Constitución.

3. En cuanto a la supuesta carencia de Análisis del impacto fiscal de la iniciativa.

Como primera medida es de precisar que, el Congreso carece de las instancias de evaluación
técnica para determinar el impacto fiscal de cada proyecto 4 de ley, y por otra parte, es de
destacar que el Gobierno Nacional por conducto del Ministerio de Hacienda emitió una serie
de conceptos no vinculantes sobre el proyecto de ley, pero en estos nunca se estableció o
emitió concepto negativo, o solicitó el archivo de la iniciativa, en ellos simplemente el
ejecutivo se abstenía de emitir concepto favorable, en dichos conceptos el Gobierno solo

1 Cf. Ley 57 de 1887, ARTÍCULO 651. Lo que en los artículos 637 hasta 649 se dispone acerca de las corporaciones y de los miembros que las
componen, se aplicará a las fundaciones de beneficencia y a los individuos que las administran.
2 Cf. Constitución Política, Artículo 69 “Se garantiza la autonomía universitaria. Las universidades podrán darse sus directivas y regirse por sus propios

estatutos, de acuerdo con la ley.” (Subrayado fuera de texto).


3 “Artículo 101º.- Transformación de las sociedades en empresas. Cuando las acciones o cuotas sociales en poder de particulares sean transferidas a

una o varias entidades públicas, la sociedad se convertirá, sin necesidad de liquidación previa, en empresa industrial y comercial o Sociedad entre
entidades públicas. Los correspondiente órganos directivos de la entidad procederán a modificar los estatutos internos en la forma a que hubiere lugar.”
4 Cf. Sentencia C-625 de 2010.

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
realizó una serie de observaciones sobre el sistema general de regalías, y finalmente
manifestaban: ”Por todo lo anterior, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público de manera
respetuosa se abstiene de emitir concepto favorable del proyecto de ley del asunto, no sin antes reiterar
la voluntad de colaborar con la actividad legislativa en términos de responsabilidad fiscal vigente.”
(Subrayado fuera de texto).

Expuesto lo anterior, y observando todo el trámite legislativo, encontramos que ni el


Gobierno, ni el Ministerio de Hacienda o el de Educación en ningún momento realizaron las
cuantificaciones o demostraron en cifras el impacto fiscal de la iniciativa, ya que ellos son lo
que cuentan con el personal operativo, técnico y logístico para ello, aunado a esto, la objeción
Presidencial se encuentra suscrita por el Presidente de la Republica y la Ministra de
Educación, pero esta no fue suscrita por el Ministro de Hacienda, cartera que como ya se dijo
cuenta con el personal idóneo y la competencia para establecer si la iniciativa afecta o genera
impacto fiscal alguno.

Al igual que en las otras objeciones se manifiesta a la Honorable Corte que se comparte en
este punto de impacto fiscal las consideraciones esgrimidas por el Legislativo, en el sentido
que “si la iniciativa legislativa eventualmente se llegase aprobar como ley de la república, su desarrollo
quedaría sujeta a la iniciativa del Gobernador de Casanare, ante lo cual el Ejecutivo Departamental
debe hacer las correspondientes gestiones con el Gobierno Nacional y los estudios correspondientes
para analizar la viabilidad de la mutación de Unitrópico como quiera que está haría parte de la
estructura administrativa del ente territorial.

Finalmente, y en segundo lugar, la materialización de la eventual ley quedaría sujeta a la voluntad


política de la Asamblea Departamental de Casanare a quien el Gobernador por mandato legal debe
presentar los correspondientes estudios que demuestren su sostenibilidad, viabilidad, económica,
técnica, financiera, social entre los demás aspectos que exija la normativa de impacto fiscal.”5

Nótese que el texto del proyecto de ley no converge un gasto público de inmediato trámite,
este se centra en el establecimiento o la transformación de Unitrópico en una universidad
oficial.

Como quiera que no hay un gasto público inmediato como bien ya se dijo, y dado que la
materialización de la ley quedaría sujeta a una serie de pasos o procedimientos se deberán
realizar en determinado momento no especificado la correspondiente cuantificación del
impacto fiscal, situación que consideramos se realizaría cuando el Gobernador de Casanare
convocase a la Asamblea Departamental para el correspondiente estudio y aprobación de la
ordenanza que crearía el claustro universitario, previos entendimientos establecidos en el
proyecto de ley y la ley 30 de 1992, a la cual queda sujeta la institución en virtud del artículo
2 del objetado proyecto, en razón a lo anterior, rogamos a la Corporación Constitucional
declare infundadas las objeciones del Gobierno Nacional.

4. Consideraciones finales.

Es de manifestar a la Corporación Constitucional que, el proyecto de ley objeto de estudio en


sus cuatro (4) debates reglamentarios en Cámara y Senado, dos (2) discusiones de
conciliación y dos (2) discusiones donde se negaron las objeciones en plenarias de Senado y
Cámara, sus votaciones fueron unánimes sin un solo voto en contra, es decir, que dicha
iniciativa contó con un respaldo absoluto de los diferentes partidos y movimientos políticos
que conforman el Congreso de la Republica, institución que considero que el departamento
de Casanare y la Orinoquia merecen una universidad pública con identidad llanera o
regional.

Por otra parte, Honorables Magistrados es importante decirles que el departamento de


Casanare es uno de los más grandes del país en extensión con un promedio de 350 mil
habitantes y gran riqueza hídrica, agrícola, petrolera, ganadera, entre otras, pero al mismo

5Informe Objeción Presidencial al Proyecto de Ley 122 de 2016 Senado – 211 de 2016 Cámara de Representantes, publicados en Gacetas del
Congreso de la Republica con Números Gacetas 772 y 773 de 2017.
© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S
Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
tiempo es uno de los pocos que no cuenta con una institución universitaria pública propia y
con su identidad, lo que hace tan relevante e importante este proyecto para la comunidad del
Casanare y sus departamentos circunvecinos. Aquí es transcendental decir que, desde 1986,
la Intendencia hoy Departamento de Casanare es uno de los que más le ha aportado al PIB
nacional por explotación de hidrocarburos, y una universidad pública sería una gran
compensación o contraprestación del impacto ambiental y socioeconómico que ha dejado la
renta petrolera.

Como egresados de Unitrópico, respetuosamente nos asiste ilustrar a la Corte que la


iniciativa de que el departamento y la región cuente con un claustro académico de educación
superior público obedece a la lucha de muchos movimientos estudiantiles y comunidad civil,
organizados y la carencia notoria de un ente universitario que agrupe en su autonomía
nuestro, arraigo, idiosincrasia, historia (Políticamente olvidada), costumbres y cultura desde
una perspectiva académica y científica.

Dicha iniciativa de estudiantes y comunidad civil fue vista con buenos ojos por el Honorable
Representante a la Cámara, John Eduardo Molina Figueredo, autor del proyecto de ley hoy
objeto de revisión constitucional por parte de sus señorías, es de destacar que este proyecto
como ya se dijo atrás conto con un apoyo unánime por parte de las diferentes bancadas de
los miembros que conforma el ágora de la democracia colombiana, quienes consideraron
justo normalizar la situación jurídica que afronta hoy día la institución atípica, y decimos
atípica dado que es el único claustro académico en el país que cuenta con una participación
pública superior al 90% y aun así se rige por la disposiciones del Código Civil en ciertos y en
otros, por el derecho público como es el tema Contable y Control Fiscal.

Por lo anterior no es aceptable que el Gobierno Nacional, sin mayor fundamento objete el
proyecto de Ley 122 de 2016 Senado – 211 de 2016 Cámara, solo por formalismos olvidando
la realidad sustancial desconociendo lo preceptuado en el artículo 2286 de la Constitución,
que actualmente vive el Departamento de Casanare y demás circunvecinos, cuando no existe
muchas ofertas educativas en la prestación del servicio de la educación superior de orden
público en la región.

Igualmente, es de nuestro conocimiento el Concepto no vinculante sobre el Expediente OG-


154, que emitió el Procurador General de la Nación, de conformidad con el artículo 242-2, y
278-5 de la Constitución, documento radicado el día 23 de octubre de 2017, ante la Honorable
Corte Constitucional, dicho texto es de conocimiento de la Corte Constitucional y por ello no
lo transcribimos, pero sí compartimos lo allí expresado por el Doctor Fernando Carrillo
Flórez, frente a las consideraciones donde se manifiesta que la incorporación de la
universidad en la estructura departamental restaría autonomía 7 de la institución, atributo de
orden constitucional inherente a estos entes autónomos que por desarrollo jurisprudencial
se ha señalado que no pertenecen a ninguna de las ramas del poder público, por ello, estamos
de acuerdo en el sentido de declarar inexequibles las expresiones “e incorporar en la estructura
administrativa del departamento” y “al departamento” del artículo 2 del proyecto de ley objetado
por las razones expuestas por el Ministerio Público.

En el mismo sentido y bajo la premisa de los mismos argumentos arriba descritos solicitamos
a la Honorable Corte Constitucional declarar inexequible las expresiones “de incorporación a
la estructura administrativa de la institución” del artículo 4 del proyecto de ley objetado por las
razones expuestas por el Ministerio Público.

5. Solicitud y/o petición.

Primero. Muy respetuosamente solicitamos a la Honorable Corte Constitucional que declare


infundadas las objeciones Presidenciales formuladas por el presidente de la Republica al
Proyecto de Ley 122 de 2016 Senado – 211 de 2016 Cámara de Representantes.

6
Cf. Constitución Política Artículo 228. La Administración de Justicia es función pública. Sus decisiones son independientes. Las actuaciones serán
públicas y permanentes con las excepciones que establezca la ley y en ellas prevalecerá el derecho sustancial. Los términos procesales se observarán
con diligencia y su incumplimiento será sancionado. Su funcionamiento será desconcentrado y autónomo.
7 Concepto Procurador General de la Nación, Expediente Objeción Gubernamental OG-154, página 17 y 18, desde párrafo tercero.

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus
Segundo. Con fundamento en las razones expuestas por el Procurador General de la Nación
mas no por el Gobierno en Concepto del Expediente OG-154 y tal como lo manifestamos en
las consideraciones finales, solicitamos se declare inexequibles las expresiones “e incorporar
en la estructura administrativa del departamento” y “al departamento” del artículo 2 del proyecto
de ley objetado.

Tercero. Con fundamento en las razones expuestas por el Procurador General de la Nación
mas no por el Gobierno en Concepto del Expediente OG-154 y tal como lo manifestamos en
las consideraciones finales, solicitamos se declare inexequibles las expresiones “de
incorporación a la estructura administrativa de la institución” del artículo 4 del proyecto de ley
objetado.

Notificaciones.
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
Cel. 3142771020
Email: advocatus.sas@hotmail.com

Anexos.
Antecedentes Ley 67 de 1968, en 11 folios.

De los Honorables Magistrados, con señal de admiración y respeto

ALEXIS FERLEY BOHORQUEZ NEYDI LILIANA BERNAL


C de C. 1.118.529.938 C de C. 33.646.127
294633 Consejo Superior de la Judicatura 294522 Consejo Superior de la Judicatura

© Bufete Jurídico Advocatus & Asociados S.A.S


Cel. 3127455188 Email: advocatus.sas@hotmail.com
Calle 13 No.16 - 21 Yopal - Casanare – Colombia - Barrio la Corocora
http://advocatusco.wixsite.com/advocatus

También podría gustarte