Está en la página 1de 4

Taller de sociedad y cultura para la paz

Tema la sociedad y la paz en las T IC

Presentado a: Raúl Martínez

Presentado por: maría porto


Aldair García
Jorge olivero
Arnaldo Benjumea
Mauricio reyes
Jhosser jojoa

Universidad autónoma del caribe


Periodo 2018 01

Barranquilla –Colombia
El pasado 7 de abril le propuse al país unirse en torno a un gran
propósito nacional. Propuse que trabajaremos juntos todos los
colombianos por un país que nunca nos habíamos imaginado
Colombia que en una época en el año 2025 sea un país en paz total
un país con equidad y el país más educado de toda américa latina
esta visión Colombia en paz con equidad y educada es sencilla de
recordar es difícil de lograr pero es profunda en su esplendor.
Existen tres pilares fundamentales:
1. La tecnología
2. La ciencia
3. La comunicación
En la equidad vemos como la tecnología está nivelando y mejorando
la calidad de vida de todas las personas, y como facilita el acceso de
transacciones en línea para aquellas familias.

La ciencia y la innovación (CTI) son importantes para una


recuperación económica rápida y sostenible en las zonas más
afectadas por el conflicto, al promover nuevas actividades
productivas, fomentar mejoras en capacidades y fomentar procesos
que promuevan nuevos ingresos, lo que permitirá garantizar
ingresos, fortalecer actividades rentables, evitar actos violentos y
que se regrese al conflicto, al garantizar una inclusión social efectiva,
mayor igualdad en la sociedad y transformación efectiva de los
ciudadanos al valorar la paz como una estrategia de desarrollo y
crecimiento económico.
La CTI busca soluciones para resolver los problemas de la
humanidad donde las mismas deben fortalecer sociedades pacíficas
y sustentables. En una palabra: la ciencia trabaja por el desarrollo y
bienestar de las sociedades donde la formulación de una política de
CTI no debe estar desconectada de una estrategia para mantener la
paz y su aporte a la reinserción a través de soluciones técnico-
científicas para la innovación y el emprendimiento que requieren
desarrollo socio-económico; la formulación de una gobernanza
adecuada; transparencia en el desempeño de las instituciones que
gestionan la justicia y la seguridad; cultura de la verdad, la justicia y
la reconciliación y educación para la paz que desarrolladas en
conjunto aseguran que las causas del conflicto son solucionados y la
CTI contribuye a los avances socioeconómicos del país.

Los indicadores sobre formación de alto nivel que es fundamental


para la resolución de los problemas de Colombia que son calculados
por el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología que
consulta a las principales agencias del país en cuanto al
otorgamiento de becas, créditos y becas crédito para formación
doctoral indican que en el país se otorgan alrededor de 1000 ayudas
para formación doctoral por año y en los últimos diez años se han
otorgado 7967, donde prima la formación (por área de
conocimiento de acuerdo a la clasificación de la OECD) en ciencias
sociales y humanidades (26.4%), Ingeniería y tecnología (24.7%) y
ciencias naturales y exactas (22.9%) indicando el fortalecimiento de
competencias en estas áreas que son vitales para construir la paz,
fortalecer el crecimiento económico y fomentar el desarrollo
sustentable del país. Sin embargo, en este contexto es importante
promover la formación en otras áreas que son claves para el país
como son las ciencias agrícolas donde sólo se otorgan alrededor del
6% de la ayudas para formación doctoral y que es fundamental en
las mejoras de las cadenas productivas y la competitividad de las
zonas rurales del país que son fundamentales para lograr y
consolidar una paz duradera con oportunidades, mayor igualdad y
cohesión social.