Está en la página 1de 9

El Paisaje

______________________________________________________

Todos los artistas, en algún momento de su vida, han realizado un paisaje.

Todo paisaje está compuesto por los siguientes elementos: tipos de terreno, forma de los árboles, ríos, lagos flores,
carreteras, edificios, etc.

Existen dos tipos de paisaje: el natural y el cultural. El paisaje natural es aquel que apreciamos en la naturaleza con
todos sus fenómenos. El paisaje cultural es aquel que ha sido creado por el hombre, al transformar la naturaleza. En
arte, cualquier elemento adicional al paisaje natural constituye un paisaje cultural.

Los paisajes que realizamos serán el producto de la observación y de las formas, volúmenes, luces, colores y demás
elementos del entorno.

Distribución de las áreas


PASO 1

-Escoge el paisaje a dibujar.

-Toma notas de él, con lápiz (sus elementos más destacados, tales como: la majestuosidad del relieve, la forma de los
árboles, los tipos de terreno, ríos, lagos. Caídas de agua, la belleza de las flores, las olas del mar, el plumaje de las aves,
inclusive luz y sombra.

-Estudia el cielo, las nubes.

-Recuerda destacar las carreteras y edificaciones si es el caso.

-Recuerda que al estar en el lugar que dibujarás, ubicarás formas no muy terminadas, te apoyarás en figuras geométricas
y formas sin mucho detalle que ahora en el paso 2 terminarás y definirás.

-Si lo quieres, regresa al aula y termina detalles del dibujo. Corrige trazos, líneas. Limpia la superficie y define
finalmente el dibujo

-Recuerda que al estar en el lugar que dibujarás, ubicarás formas no muy terminadas, te apoyarás en figuras geométricas
y formas sin mucho detalle al inicio, pero una vez listo esto, lo siguiente es terminar el dibujo.

-Evita que el exceso de detalles te confunda. Recuerda que al pintar detallarás con colores, luces y sombras lo que viste
en el paisaje.

EN POCAS PALABRAS REALIZA A LÁPIZ EL DIBUJO QUE LUEGO PINTARÁS… ahora a pintar!

PASO 2

-Al iniciar la pintura, recuerda hacerlo de forma que tu brazo y mano no manche tu trabajo, es conveniente de arriba
hacia abajo al usar las tizas.

-Señala los efectos de luz con toques de amarillo o naranja.

-Observa que con el movimiento del sol, los valores de tono y las cualidades del color y de las sombras cambian, por
lo que es necesario que tomes nota de lo que ves sobre luz, sombra y el color para al pintar tomarlo en cuenta. Como
pintaremos en la mañana, no será tan pronunciado los cambios…

***Actividades: Dibujar un paisaje natural y uno cultural. Píntalos. Dibuja un paisaje al aire libre, el cual
terminarás en el aula y casa, a partir de un boceto realizado por la observación directa del modelo. Esto te
ayudará a mejorar la calidad de tus trabajos. Recuerda traer lo que necesites para hacer tu labor más cómoda
y correcta.

El Paisaje en el Arte
Pintura
de wikipedia.com
Artículo principal: Pintura del paisaje

Isaak Levitán (1879) Día de otoño en Sokolniki.


Desde las pinturas rupestres hasta el siglo XVIII, la naturaleza aparecía muy pocas veces en las obras pictóricas
como paisaje valorable por sí mismo.
Se atribuye a los artistas chinos, a partir del siglo V, el mérito de ‘descubrir’ el paisaje como elemento pictórico, por
influencia del budismoy su concepción de la naturaleza. En Europa el paisaje no aparece hasta el Renacimiento,
aumentando progresivamente su presencia en las obras de arte y convirtiéndose en objeto de interés por sí mismo y no
como fondo de una composición religiosa o de un retrato. Pero no ganó categoría de género pictórico hasta el siglo
XVII en Holanda, país que desarrolló una importante escuela paisajística, representada por artistas como Jacob van
Ruysdael.17
En el siglo XIX, el ejemplo holandés se universaliza, convertido en uno de los objetivos del realismo pictórico, y en
especial en Francia a través de la Escuela de Barbizon y el plenairismo (los pintores pintan al aire libre y no en sus
gabinetes). Este nuevo interés por plasmar un instante fugaz de luz o una anécdota, en plena naturaleza, impulsó el uso
de técnicas como la acuarela, con una mayor rapidez de ejecución, y la pincelada suelta en busca de conseguir una
impresión más que un dibujo, una de las claves del impresionismo.18
En momentos cronológicamente diferentes de oriente y occidente, la geografía y naturaleza dejaron de ser objeto de
temor o espacio simbólico de los poderes míticos o de los espíritus de la región para convertirse en objeto estético, y
por tanto objetivo de la obra de
arte de
wikipedia.com

Dibuja el paisaje
Un buen dibujo, como una buena base, es importante para lograr un buen paisaje. Usa un lápiz o un carboncillo para
dibujar en el lienzo. Un truco es usar un pedazo de cartón rectangular con las dimensiones a escala de la superficie que
vas a pintar, utiliza este truco para ayudarte a visualizar el paisaje, decidir qué vas a colocar en la pintura y los puntos
del paisaje que irán en los bordes. Comienza con las áreas grandes como por ejemplo el cielo, el horizonte, un campo
o un grupo de árboles y trabaja en las formas más pequeñas. El dibujo es la base no el trabajo final, así que guarda los
detalles para la pintura.

Estos principios sirven para crear unidad y coherencia en los cuadros, logrando que el observador entienda naturalmente
el propósito y punto principal de la obra.

Centro de Interés o Punto Focal


Si a todos los objetos que componen nuestro cuadro le damos la misma importancia, nuestros paisajes se verían
demasiado recargados y confusos. Hay que elegir un área determinada o elemento de la pintura que dominará al resto
capturando la atención del espectador, y podrán haber por ejemplo otros dos elementos secundarios que apoyen al
primero.
Reglas de Composición
Todo en la naturaleza obedece a ciertos patrones geométricos – matemáticos, de allí han surgido las diferentes reglas
de composición. Existen varias, utilizadas desde la antigüedad: Sección áurea (divina proporción o proporción áurea),
espiral dorada, rabatment, etc. Y se usan no sólo para la pintura sino también en la arquitectura y otras artes, pero para
aplicarlas se requieren de algunas operaciones matemáticas, algunas muy sencillas, otras más complejas. Así que para
efectos prácticos, se han sintetizado en la Regla de los tercios, la cual ha tenido además gran uso en fotografía.

Regla de los tercios


Consiste en dividir la escena en tres filas de iguales proporciones y tres columnas también iguales, trazando las líneas
que las separan. Así se forman cuatro puntos de intersección en donde situaremos nuestro centro focal, logrando una
pintura más interesante que si lo establecemos en medio de la pintura. Mientras tanto el segundo objeto de interés si lo
hay se ubica en el punto opuesto diagonalmente. Estos puntos nos marcan zonas, es decir que los objetos no tienen que
estar exactamente encima de ellos sino alrededor de ellos.

El horizonte del cuadro se situará en la línea superior o en la línea inferior, pero no atravesando el lienzo exactamente
por la mitad, ya que crea una escena aburrida.
Ayudarse a componer paisajes con la tecnología
Actualmente algunas cámaras fotográficas y de celulares ofrecen la posibilidad de visualizar la cuadrícula de la regla
de los tercios, brindándonos una mayor facilidad de tomar interesantes imágenes para pintar paisajes. De igual forma,
algunos programas gráficos como photoshop también permiten recortar una imagen aplicando la regla de los tercios
entre otras.

Hay muchas más recomendaciones, principios y reglas de composición que nos ayudarán a pintar hermosos paisajes,
esperamos poderlas explicar en futuros artículos. Al ir avanzando en este arte, podremos aventurarnos en algo más
complejo y podremos romper estas reglas sin remordimientos, según lo que deseemos expresar o utilizando otras
técnicas como iluminación, contrastes, perspectiva, valores tonales, etc., que nos ayuden a darle un punto focal a
nuestra obra.

A tizas…
a lápices
con acuarela
Acrílicos

También podría gustarte