Está en la página 1de 2

Los Cinco Sentidos

El Gusto

Nuestro sentido del gusto viene de las papilas gustativas


de la lengua. Estos brotes son también llamados papilas.
Sin embargo, el sentido del olfato también afecta a
nuestro gusto. La lengua sólo es capaz de probar cuatro
sabores distintos: salado, dulce, ácido y amargo. Sin
embargo, usted puede preguntar, ¿cómo es que los
diferentes alimentos dulces sabor diferente si sólo hay
cuatro sabores? Esto se debe a una combinación de dulce y salado podría ser su dulce
favorito. Y la combinación de dulce y amargo podría ser las fichas en su galleta de
chocolate.

La Vista

Nuestro sentido de la vista depende de nuestros ojos.


Una lente en la parte frontal del globo ocular ayuda a
enfocar las imágenes sobre la retina en la parte
posterior del ojo. La retina está cubierta con dos tipos
de células sensibles a la luz – los conos y las varillas.
Los conos nos permiten ver el color y las barras nos
permiten ver mejor en la noche y también nos ayuda
en nuestra visión periférica. Toda esta información se envía al cerebro a través del
nervio óptico. Las imágenes enviadas son en realidad al revés y nuestro cerebro tiene
sentido de lo que recibe, girando a la derecha hasta la visión

El Tacto

El sentido del tacto se extiende por todo el cuerpo. Las


terminaciones nerviosas en la piel y en otras partes del
cuerpo envían información al cerebro. Hay cuatro tipos de
sensaciones táctiles que se pueden identificar: frío, calor,
contacto y dolor. El pelo en la piel aumenta la sensibilidad
y puede actuar como un sistema de alerta temprana para
el cuerpo. Las yemas de los dedos tienen una mayor
concentración de terminaciones nerviosas. Las personas ciegas pueden usar su sentido
del tacto para leer Braille – un tipo de escritura que utiliza una serie de golpes para
representar diferentes letras de los alfabetos.

El Olfato

La nariz es el órgano que usamos para oler. El interior de la


nariz se llena de algo que se llama de las membranas mucosas.
Estas membranas tienen receptores olfativos conectar un nervio
especial llamado el nervio olfativo. Los olores se hacen de
humos de diversas sustancias. Los receptores del olor
reaccionan con las moléculas de estos gases y a continuación,
enviar estos mensajes al cerebro. Nuestro sentido del olfato es
capaz de identificar siete tipos de sensaciones. Estos se colocan
en estas categorías: alcanfor, almizcle, flores, menta, éter, acre,
o pútrido. El sentido del olfato a veces se pierde por un corto tiempo cuando una
persona tiene un resfriado.

El Oido

Nuestros oídos, que nos ayudan a oír, están formados por dos
partes separadas, el oído externo y el oído interno. El oído
externo es la parte que ven los demás. Funciona como una taza
para tomar el sonido a medida que viaja más allá de nuestras
cabezas. Esta parte está hecho de cartílago y la piel. A partir de
aquí, el sonido viaja a la membrana timpánica y luego en el oído
interno de los tres huesos más pequeños del cuerpo. El oído
interno también se llama la cóclea y es un tubo en forma de
espiral que se traduce en vibraciones de sonido y envía el mensaje al cerebro a través
del nervio auditivo. El cerebro utiliza los sonidos de la izquierda y la oreja derecha
para determinar la distancia y la dirección de los sonidos.