Está en la página 1de 4

Monólogo

Monólogo es un discurso que genera una sola persona, dirigido tanto hacia un solo
receptor como hacia varios receptores (lectores, auditorio, a una cosa, a un personaje o a
un narrador). El monólogo es un recurso utilizado en todos los géneros literarios que puede
encontrarse tanto en poesía, cuento, periodismo, revistas, guiones, discusión, teatro, como
en novelas.

El monólogo dramático
En dramaturgia, el monólogo, soliloquio, o escena unipersonal es el género dramático en el
que un personaje reflexiona en voz alta expresando sus pensamientos, ideas y emociones
al público. El monólogo dramático consiste en percibir encima del escenario por parte del
actor más de un personaje, imprecisa las diferencias que puedan existir dentro de lo
narrativo, lo dramático y lo poético, manipulando el tiempo y el espacio al valerse la
comunicación intelectual o afectiva que se pueda tener entre dos o más sujetos.3 Sirve para
caracterizar a los personajes y por tanto posee un gran valor psicológico, al ser una
herramienta de introspección

Características
"El monólogo se diferencia del diálogo porque resalta el papel del interlocutor
implementando interrogativas y referencias, las exclamaciones son frecuentes y atiende
de manera limitada al discurso mismo. El personaje no se dirige a un interlocutor
material sino que habla o piensa para sí mismo con autenticidad y desinhibición."1

El personaje se caracteriza por expresarse a través de dos medios: la voz y el


pensamiento. Ambos procedimientos admiten dos modos de expresión:
Enunciados de voz citada y diálogo: se refiere a cuando la voz está aislada o en réplica
con otros personajes.
Enunciación de pensamiento: comprende el monólogo citado, monólogo autocitado,
monólogo autónomo y pensamiento referido. «Pero puede suceder que la voz y el
pensamiento aparezcan de modo cerrado, es decir, se ofrezcan en la narración desde
posicionamientos más o menos solapados, produciéndose, por consiguiente, una cierta
gradación según permanezcan o no el enunciador o el sujeto cognitivo del personaje».2
Disfraces y maquillaje

Un disfraces es una vestimenta u ornamenta diseñada con el propósito de distraer o llamar


la atención con fines artísticos, religiosos, promocionales o de otro género; una persona
puede disfrazarse para representar un personaje real o ficticio en un evento o circunstancia
especial tal como un carnaval,1 una fiesta de disfraces o una obra teatral. Esta forma de
vestimenta es efímera; se utiliza de manera transitoria, en situaciones ajenas a la vida
cotidiana2 en las que se aceptan ciertas transgresiones, como en los carnavales.3 La función
del disfraz también puede ser la de ocultar la identidad o evitar que una persona sea
reconocida.4

Maquillaje

El maquillaje en el teatro es importante porque es una forma de sentir y poder


realizar un personaje, le da vida.
El maquillaje es el modo de combinar la pintura dentro del cuerpo. La pintura de la cara y
del cuerpo es un modo de comunicación, remplaza la palabra: las imágenes de la pintura en
el cuerpo pueden decir: soy jaguar, soy gato o tengo 80 años.
Se hace una escritura en el cuerpo, un conjunto de las formas, un lenguaje que expresa algo
en particular. Cuando el maquillaje es algo dentro de lo cultural tiene un significado y
valores.
El maquillaje ritual es un lenguaje simbólico esto es que depende de los valores y significados
sociales que les da determinada cultura.
El maquillaje en el teatro tiene como función dramatizar las facciones del rostro
acentuándolas, exagerándolas, deformándolas o difuminándolas, volviéndolas levemente
sutiles, un ejemplo seria el jorobado de notredam . El maquillaje es una máscara donde el
rostro conserva su movilidad. Las expresiones faciales y especialmente los ojos, actúan en el
maquillaje, se dice que es una máscara con ojos.
Teatro vivencial
Esta forma de interpretar con la Técnica Vivencial es sin duda una de la más completas para
cualquiera de los medios de desarrollo actoral (Teatro y Cine), adaptándose a dichos medios
y a las necesidades del actor. Aporta las herramientas necesarias para un óptimo resultado
interpretativo.
Mediante la Técnica vivencial, el actor vuelca su atención en imágenes internas que lo llevan
a la emoción buscada, permitiendo que éste libere su talento y desarrolle sus posibilidades
creativas desde una interpretación auténtica. Esta corriente interna de imágenes,
alimentadas por supuesto de invenciones, confiere la vida del personaje y para ello
debemos disponer de una verdad aunque sólo sea la verdad de la imaginación.
El teatro vivencial de la vida cotidiana es la confluencia del teatro experimental, las vivencias
de la vida cotidiana del actor llevadas a la escena y luego de dramatizadas en el escenario,
debatirlas con el público, este es el objetivo.
El público es el familiar al que se le presenta el conflicto y la relación vincular.
Metodología: es un grupo operativo dedicado a trabajar las vivencias y luego
representarlas, cuando ya se estableció el texto ya sea drama, comedia, canto o cualquier
forma artística que ha decidido el grupo es el momento de representarla ante el público.
Luego de la actuación el público debatirá el contenido de lo expuesto, en este momento es
la mirada multifamiliar cuando se comienza con el debate.
La Técnica Vivencial
Qué es un taller de lectura?
Un taller de lectura es un espacio de producción en el que se construye a partir de la
lectura de textos de diferentes tipologías.
La lectura es, según las concepciones de la cátedra Redacción Uno, una actividad de
pensamiento en la que se ponen en juego las capacidades de compresión de los sujetos
lectores. La comprensión en sí misma es una acción, por lo tanto se considera al lector
como un sujeto activo que resignifica todo lo que lee. Comprender un texto es
trascenderlo, integrando las ideas del autor con las nuestras.

Por otro lado, la lectura de textos es una herramienta para el aprendizaje de la


producción de textos propios. Existe un tipo de lectura, que llamaremos “lectura de
escritor”, que es aquella que se realiza, no sólo poniendo el énfasis en la comprensión
del contenido de los textos a leer, sino además, en las estructuras de los textos. Es
decir, que es un tipo de lectura en el que el lector se preocupa por comprender y
abstraer cómo está escrito ese texto para luego poder aplicar lo aprendido en el
proceso de lectura a textos propios.
De este modo, la cátedra entiende la lectura en dos sentidos:
1. Como una actividad de pensamiento, de comprensión y otorgamiento de sentido, y
2. como una herramienta para la producción de textos propios.
En esta línea el taller de lectura funciona como un espacio de vital importancia en la
clase, ya que en él se trabaja sobre la lectura en su doble modo de entenderla.
Si bien ya se expuso qué entiende la cátedra por lectura, aún no se ha hablado de qué
es un taller. El taller es un espacio pedagógico que funciona sobre la base que propone
“aprender a aprender”. Esto implica pensar la educación como un aprendizaje
permanente, en el que el alumno juega un papel activo y protagonista y en le que los
docentes promuevan la autonomía de los alumnos y s brinden elementos de análisis
intelectual y social más allá de la puntualidad de los temas abordados en el programa.