Está en la página 1de 151

1.

- INTRODUCCIÓN A LOS PAVIMENTOS DE ADOQUINES PREFABRICADOS


DE HORMIGÓN.

1.1.- REFERENCIA HISTÓRICA.

La historia de los adoquines ha estado estrechamente ligada a la evolución de las


vías urbanas.

En la época medieval, las calles servían tanto para permitir el acceso de peatones,
carros o animales, como lugar de vertido de aguas negras. Estos vertidos
obligaban a pavimentarlas con elementos que facilitaran un rápido drenaje y
permitiera el movimiento de personas y vehículos de tracción animal.

Para realizar las obras de pavimentación se crearon gremios de especialistas,


estableciéndose escuelas de oficios con una clara jerarquía de maestros, oficiales
y aprendices.

En esta época, la mayoría de estos gremios se preocupaba solamente de las


características superficiales de la vía, cuando se incrementó el número de
vehículos y su peso, empezó a considerarse el comportamiento de la
subestructura del firme (base, subbase y explanada).

1.1.1.- Los Adoquines.

Históricamente, los cuatro tipos de adoquines que se han utilizado para


pavimentar áreas urbanas son los adoquines de piedra, los de madera, los
cerámicos y los de hormigón.
Los primeros adoquines de piedra que se utilizaron fueron guijarros de río
colocados sobre una capa de arena sellándose las juntas con una argamasa de
cal y arena.

Los adoquines de madera se usaron en la primera mitad del siglo XIX, como una
alternativa a los adoquines de piedra, para intentar reducir así, el nivel de ruido
que provocaban las ruedas de acero y las herraduras de los animales.
Normalmente, tenían una longitud comprendida entre los 12 y los 25 cm y entre
los 7 y los 10 cm de anchura, con una separación entre ellos de 3 mm, que se
rellenaba con residuos bituminosos. De todos modos, aunque el nivel sonoro era
inferior a los de piedra, se degradaban.

Rápidamente a la intemperie y tras la aparición de los neumáticos se


abandonaron. Los ladrillos cerámicos utilizados como material de pavimentación
se han estado utilizando durante los últimos 5.000 años, desde Mesopotamia,
habiéndose demostrado su aptitud para usos peatonales o de bajos
Los ladrillos cerámicos en pavimentación se colocaban sobre una capa de arena
que también servía para rellenar las juntas, siendo su principal problema el rápido
desgaste de su superficie, con la consiguiente reducción de su vida útil y de su
resistencia al deslizamiento.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Por último, llegamos a los adoquines de hormigón, que comenzaron a fabricarse
por primera vez, a finales del siglo XIX. Rápidamente se comprobó que
proporcionaban una mayor uniformidad y unos costos más reducidos que los
adoquines de piedra y los cerámicos.

Fue en Holanda y Alemania donde mayoritariamente se usaron durante la primera


mitad del siglo XX, y donde primeramente se empezó a investigar sobre diferentes
formas y modelos de colocación.

Al principio, los adoquines de hormigón simplemente imitaban a los de piedra, con


las consiguientes limitaciones estéticas, resultando más fácil tanto su fabricación
como su colocación.

Más tarde, conforme los procesos de fabricación fueron mejorando, se empezaron


a introducir formas dentadas o curvas, donde las tolerancias dimensionales eran
ya muy pequeñas. Esto permitió que las cuadrillas de colocación no fuesen tan
especializadas como antiguamente, y que los adoquines se adaptasen mejor a
cualquier alineación.

La evolución técnica se disparó en la década de los 70, provocando la aparición


de numerosos sistemas de fabricación, modelos de adoquines y principalmente,
el abaratamiento de los costes de fabricación y colocación.

1.- INTRODUCCIÓN A LOS PAVIMENTOS DE ADOQUINES


PREFABRICADOS DE HORMIGÓN.

1.1.2.- La Subestructura; Base, Subbase y Explanada.


Desde principios de siglo ya existían detalles específicos sobre pavimentos de
adoquines, y salvo casos muy puntuales se prestaba muy poca atención a las
distintas capas de la subestructura.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Tradicionalmente, los adoquines se han colocado sobre una capa de arena y ésta
apoyada directamente sobre la explanada, siendo su finalidad corregir las
irregularidades de la capa inmediatamente inferior, y las posibles variaciones en
los espesores de los adoquines.
Esta capa solía tener unos 5 cm de espesor tras la compactación de los adoquines
y desde un principio, se especificó que la arena no tuviera más de un 8% de finos.

Normalmente, esta arena era la misma que se usaba para sellar las juntas entre
los adoquines, aunque actualmente se usa otro tipo de arena para el sellado

Por otro lado, aunque en la India se han encontrado bases y subbases de grava
y piedra machacada realizadas 500 años A.C., no ha sido hasta el siglo XIX,
cuando se han usado más repetidamente. En estos casos, se usaba también
greda mezclada con grava, para estabilizar el terreno cuando éste era malo.

De todos modos, pocos progresos se han hecho en el uso de bases y subbases


hasta la década de los 70, donde con la ayuda de estudios específicos, se pudo
analizar fielmente su importancia, así como los espesores recomendados para las
distintas situaciones de carga y tipos de explanada.

1.- INTRODUCCIÓN A LOS PAVIMENTOS DE ADOQUINES PREFABRICADOS


DE HORMIGÓN.

1.2.- ¿QUÉ ES UN EUROADOQUÍN?

Los Euro adoquines Prefabricados de Hormigón son un material de pavimentación


de superficies, que satisface los requisitos dimensionales establecidos en el
proyecto de norma Europea prEN 1338.

Los Euroadoquines están constituidos por dos capas (Euroadoquines de doble


capa o bicapa).

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
o Capa vista. -Superficie que queda a la vista una vez colocado el
Euroadoquín.
o Capa de base o apoyo. -Superficie paralela a la capa vista, que está en
contacto con el suelo una vez colocado el Euroadoquín.
Los Euroadoquines presentan una amplia variedad de formas, dimensiones y
colores, siendo los espesores nominales de 6 a 12 cm.

Los Euroadoquines se colocan sobre una capa de arena de 3 a 5 cm de espesor


final, es decir, después del proceso de compactación.

Los pavimentos con Euroadoquines se distinguen de los pavimentos flexibles


convencionales en la existencia de varias capas, constituidas además de los
Euroadoquines por una base de materia granular (zahorra artificial) sobre
explanada compactada

En ocasiones, los Euroadoquines están separados entre sí mediante


distanciadores o separadores, cuya misión consiste en facilitar la penetración de
la arena de sellado en las juntas, que tienen un espesor comprendido entre los 2
La arena de sellado es un elemento crucial para que el comportamiento de los
Euroadoquines bajo tráfico sea satisfactorio. Su presencia facilita la transmisión
de esfuerzos horizontales entre los Euroadoquines, permitiendo que estos
trabajen solidariamente unos con otros y soporten bien las cargas de tráfico, sea
cual sea su naturaleza.

En conjunto, los Euroadoquines presentan una significativa capacidad resistente


inmediatamente después de ser instalados, siendo muy adecuados cuando los
valores de carga se incrementan, ofreciendo más beneficios operativos y ventajas
económicas que otros pavimentos.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
1.- INTRODUCCIÓN A LOS PAVIMENTOS DE ADOQUINES
PREFABRICADOS DE HORMIGÓN.

1.3.- VENTAJAS DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES


PREFABRICADOS DE HORMIGÓN.

1.3.1.- Fabricación.

Al contrario de lo que ocurre en la fabricación de la mayoría de los pavimentos


flexibles, en el caso de los pavimentos de Euroadoquines no es necesario el uso
de derivados del petróleo como los productos bituminosos, que además de caros,
son bastante contaminantes. Por esto, los Euroadoquines tienen la ventaja de
poder ser fabricados donde los áridos y cementos locales reúnen las
características necesarias. Además, la energía que se requiere en su proceso de
fabricación es menor que la necesaria para los pavimentos asfálticos y cerámicos.

Por otro lado, para asegurar la adecuada resistencia y durabilidad de los


Euroadoquines, estos se fabrican sometiéndoles a presión y a una vibración
perfectamente regulada, lo que requiere el uso de maquinaria específica para su
producción en masa. Esto se traduce en un excelente control de fabricación en
las distintas fases que componen dicho proceso productivo.

Consecuentemente, los Euroadoquines son considerados como un producto


mucho más consistente y fiable que la mayoría de los restantes pavimentos.

1.3.2.- Ejecución.

Los Euroadoquines están diseñados para poder ser colocados en obra


manualmente, de manera sencilla y con pocas herramientas, aunque también se
han desarrollado equipos para su colocación mecanizada. Todo esto se traduce
en que para la colocación de los Euroadoquines se necesita un equipo preciso
para la ejecución de pavimentos asfálticos o pavimentos rígidos.

Independientemente del método de colocación, la ejecución en obra se puede


realizar dentro de área confinada o de difícil acceso, pudiéndose resolver
complicadas alineaciones o aplicarse en zonas de altas pendientes, cargas muy
pesadas, muelles o aeropuertos.

Los pavimentos realizados con Euroadoquines pueden abrirse al tráfico


inmediatamente después de su ejecución, lo que se traduce en la desaparición de
los tiempos de espera.

También en este sentido, la colocación de los Euroadoquines no depende de la


temperatura ambiente como ocurre con el asfalto o con pavimentos continuos, lo
que implica una reducción del tiempo global de ejecución en obra.

1.3.3.- Comportamiento.

Los Euroadoquines ofrecen numerosas ventajas de comportamiento con respecto


a otros pavimentos flexibles. En particular, pueden ser fabricados para ser

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
altamente resistentes tanto a cargas verticales repartidas o puntuales, como a
esfuerzos horizontales derivados de acciones tales como las frenadas,
aceleraciones o giros de vehículos pesados.

Por otro lado, la resistencia de los Euroadoquines al vertido de combustibles,


aceites, grasas y lubricantes en general, es muy elevada, mientras que los
pavimentos bituminosos experimentan una rápida degradación ante estos
vertidos.

Los niveles sonoros asociados a los pavimentos de Euroadoquines son muy


similares o incluso inferiores a los asociados a otros tipos de pavimentos en el
caso de superficie seca y sensiblemente inferiores cuando está húmeda. Esto
resulta particularmente evidente cuando la velocidad de tráfico es inferior a los 60
Km/h siendo, por tanto, una opción magnífica para vías urbanas.

Por último citar que, la resistencia al deslizamiento de los Euroadoquines se


mantiene siempre por encima de otros pavimentos.

1.3.4.- Mantenimiento.

Los pavimentos de Euroadoquines tienen un largo periodo de vida útil, la cual viene
determinada más por el comportamiento de la base, subbase y explanada, que por
los cambios o deterioros del propio Euroadoquín. Concretamente, y como veremos en
el Capítulo 5, la vida útil de cálculo que se toma para un pavimento de Euroadoquines
es de 30 años, aunque la experiencia demuestra que se superan los 50 años.

Durante los procesos de renovación, normalmente se prevé que entre un 90 y un 95%


de los Euroadoquines originales podrán ser reutilizados. Por este motivo, estos
pavimentos se reparan de forma mucho más económica que los pavimentos rígidos
de cualquier naturaleza.

El hecho de que los Euroadoquines puedan ser levantados fácilmente para llevar a
cabo tareas de reparación en el subsuelo, hace que este tipo de pavimento se
posicione como la mejor opción en zonas que aún no poseen todos los servicios
públicos instalados (sobre todo en ciudades) o en aquellas donde se prevean asientos
locales debido a la existencia de rellenos inestables, o a otras causas.

Las tareas de conservación se reducen a rellenar las juntas con arena de sellado cada
cierto tiempo debido a la acción erosiva del medio ambiente.

1.3.5.- Costes.

Globalmente, los costes iniciales por m2 suelen ser un poco superiores a los
pavimentos asfálticos, si bien, gracias a sus menores costes de mantenimiento y
conservación y, sobre todo, a su facilidad de reutilización, le confieren un valor real a
largo plazo excelente, resultando mucho más barato que otros pavimentos

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Esto es así porque en cualquier reparación del subsuelo o del pavimento, los gastos
que se derivan de estas operaciones en pavimentos asfálticos y hormigones impresos
resultan ser muy elevados.

En resumen, se puede afirmar que los pavimentos de Euroadoquines son una opción
con una relación costerendimiento excelente a largo plazo.

1.3.6.- Posibilidades expresivas.

Son muy amplias, dada la variada gama de colores, diversidad de formas y texturas,
así como las múltiples disposiciones en planta que admiten los Euroadoquines,
adaptándose a cualquier necesidad y consiguiéndose variados efectos estéticos.

1.- INTRODUCCIÓN A LOS PAVIMENTOS DE ADOQUINES PREFABRICADOS


DE HORMIGÓN.

1.4.- COMPARACIÓN DE LOS EUROADOQUINES PREFABRICADOS DE


HORMIGÓN CON OTRAS FORMAS DE PAVIMENTACIÓN.

De las ventajas comentadas en el apartado anterior, se deduce rápidamente que los


Euroadoquines Prefabricados de Hormigón son el pavimento idóneo para usarse en
múltiples circunstancias.

En este sentido, hay zonas específicas de aplicación en las cuales, los


Euroadoquines serán elegidos por encima de otros tipos de pavimentos gracias a su
relación costo-rendimiento, cualidades estéticas, facilidad de construcción y
mantenimiento. La comparación de los Euroadoquines con otros pavimentos se
muestra en la tabla.

A grandes rasgos, podríamos decir que los Euroadoquines sobresalen en términos de


costes o comportamiento cuando los requerimientos sean cualquiera de los
siguientes:

● Se han de soportar cargas pesadas o muy concentradas, tanto en zonas de giros de


maquinaria pesada como en zonas donde se prevean grandes cargas puntuales.
● Las intensidades de tráfico sean elevadas.
● Las condiciones de la explanada sean pobres.
● El pavimento deba soportar condiciones de trabajo duras, tales como
variaciones sustanciales de temperatura, vertidos de combustibles o aceites o donde
se prevean asientos locales del terreno.
● Se necesite un acceso rápido a los servicios urbanos situados bajo tierra.
● El aspecto y características estéticas del pavimento sean las consideraciones
principales del proyecto.
● Por exigencias de planificación se requiera cambios en las capas inferiores del
pavimento en un plazo breve de tiempo.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
La justificación de otras condiciones, junto con ejemplos de las ventajas del uso de
Euroadoquines en distintas aplicaciones se muestra en capítulos posteriores.

1.- INTRODUCCIÓN A LOS PAVIMENTOS DE ADOQUINES PREFABRICADOS


DE HORMIGÓN.

TABLA RESUMEN

TIPO DE PAVIMENTO
CARACTERÍSTICAS
EUROADOQUINES ASFALTO
PREFABRICADOS
DE HORMIGÓN

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL

MUY BAJO (producto ALTO


Fácilmente reciclable) (gran cantidad de
-Impacto
residuos de muy
difícil reciclado)

-Consumo de energía MUY BAJO ALTO

-Emisión de CQ2 MUY BAJA ALTA


-Vida media
EXCELENTE BAJA
(30 - 50 años) (4-7 años)
CONSTRUCCIÓN Y
MANTENIMIENTO
-Facilidad Necesita Necesita
constructiva equipamiento equipos
mínimo mecánicos

-Velocidad de MODERADA RÁPIDA


ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
ejecución

-Levantamiento Rápidamente Requiere el uso


para realización realizable por de martillos
de zanjas medios normales neumáticos

-Rehabilitación Fácilmente Se necesita


adaptables sin fabricar de
fabricar nuevas nuevo el asfalto
unidades
RENDIMIENTO

-Durabilidad BUENA MODERADA


-Resistencia a:
-Cargas pesadas
por eje (repartida) MUY BUENA BUENA
-Cargas pesadas por rueda
(puntual) MUY BUENA BAJO

-Combustibles y MUY BUENA BAJO


aceites

-Deslizamiento MUY BUENA SATISFACTORIA


ASPECTOS
ESTÉTICOS
MUY BUENO
-Aspecto (colores, texturas BAJO
y modelos
pueden ser
Seleccionados).
COSTES

-costes:
-Inicial MODERNO BAJO

-Mantenimiento BAJO ALTO

-Coste global a largo plazo BAJO ALTO

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
2. - ÁMBITO DE APLICACIÓN.

El tipo de aplicaciones en las que se pueden utilizar Euroadoquines comprende un


amplio abanico de posibilidades.

Cuando los adoquines se utilizan por primera vez, son las Aplicaciones
Arquitectónicas las que predominan, pero posteriormente, conforme crece el
conocimiento que se tiene sobre los mismos, son empleados en áreas sometidas a
tráfico rodado, ya sea ligero o pesado.

2.1.- APLICACIONES ARQUITECTÓNICAS.

a.- Edificios.

Se usa principalmente sobre forjados y cubiertas planas.

Frecuencia, los Euroadoquines se utilizan para armonizar o unificar zonas interiores


del edificio con jardines privados o patios. Como se muestra en la, los Euroadoquines
deben ir colocados sobre una capa de arena de 3 a 5 cm de espesor o bien sobre una
capa adhesiva (cemento cola).Las juntas serán menores de 3 mm de anchura estando
cuidadosamente rellenas con una arena seca y fina.
Los Euroadoquines también pueden usarse en pavimentos de cubiertas planas de
edificios, aumentanto el espacio útil aprovechable.

En estos casos y como se muestra en los Euroadoquines. Deben colocarse sobre una
capa de arena entre 3 y 5 cm de espesor con granulometría de 2 a 6 mm, debajo de
la cual se sitúa el aislante rígido (opcional) y la membrana impermeabilizante. También
es posible colocar una capa de zahorra natural bien graduada usada como capa
drenante.
ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Generalmente las juntas se rellenan con arena seca fina, aunque también es posible
dejar las juntas abiertas, sin rellenar, de manera que se facilite un drenaje más rápido
hacia la capa granular inferior. Esto último tiene la ventaja de permitir un levantamiento
más fácil de los Euroadoquines al realizar labores de limpieza o reparaciones.

2. - ÁMBITO DE APLICACIÓN.

b.- Áreas Peatonales.

Los Euroadoquines Prefabricados de Hormigón han sido ampliamente utilizados en


estas zonas, constatándose siempre sus buenas cualidades de comportamiento y
requerimientos estéticos. Las principales ventajas del uso de los Euroadoquines en
zonas peatonales pueden resumirse en:

● Seguridad. Los Euroadoquines tienen una superficie exterior antideslizante, incluso


en situaciones de lluvia.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
● Proporcionalidad. Gracias a sus dimensiones, los Euroadoquines proporcionan a
las zonas donde se utilizan una escala humana, resultando esos espacios mucho
más agradables.

● Luminosidad. Los valores de factor lumínico que poseen los Euroadoquines les
proporcionan una atractiva apariencia tanto con luz natural

● como artificial.

● Impermeabilidad. Gracias a su densidad y naturaleza impermeable, los


Euroadoquines son resistentes a manchas y vertidos de substancias agresivas.

En estas áreas, se debe contemplar la posibilidad de acceso de vehículos de


emergencia y vehículos de servicios municipales.

Además, se pueden producir cambios en las alineaciones de las calles o introducción


de zonas verdes, por lo que el Euroadoquin es el material más adecuado en estos
casos dadas sus enormes facilidades de sustitución y reciclaje.

En áreas peatonales es muy frecuente la delimitación de distintas zonas (recreo,


aparcamientos, accesos), que pueden ser fácilmente realizadas con Euroadoquines
gracias a su gran variedad de modelos, colores y texturas.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
A nivel práctico, los Euroadoquines facilitan la realización de las tareas del
personal de mantenimiento de las áreas peatonales. En primer lugar, los
Euroadoquines de distinto color pueden ayudar a marcar la posición de servicios
enterrados (alcantarillado, registros de conducciones eléctricas, entre otros.).
Segundo, los Euroadoquines facilitan el levantamiento y posterior trabajo con los
elementos enterrados. Finalmente, el mantenimiento de todos esos elementos se
puede realizar sin la alteración del aspecto exterior del pavimento.

Otro uso importante de los Euroadoquines es la Peatonalización de calles o el


revestimiento de zonas peatonales que no estaban pavimentadas con adoquines. En
estos casos, la elección de Euroadoquines permite el mantenimiento de los servicios
urbanos sin ninguna modificación, porque la subestructura existente normalmente
puede aceptarlos como otra capa más del firme sin presentar ningún tipo de
problemas. Además, los Euroadoquines se pueden instalar rápidamente con una
interrupción mínima del tráfico, pues inmediatamente después de su colocación y
confinamiento permiten el paso tanto de vehículos como de peatones.

2.- ÁMBITO DE APLICACIÓN.

c.- Decoración y Paisajismo.

Gracias a sus cualidades estéticas y a su versatilidad, los


Euroadoquines han encontrado un amplio campo de utilización en
jardines domésticos y aplicaciones civile

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Aunque de una forma general, cualquier modelo de Euroadoquín
puede ser utilizado satisfactoriamente en zonas ajardinadas, la
experiencia nos muestra que los modelos rectangulares son los
que mejores resultados ofrecen. Estos, además de permitir una
fácil colocación cuando hay cambios de alineación, se pueden
Colocar en vertical. Por otro lado, el rango de colores y texturas
le permiten integrarse con otros tipos de materiales como la
piedra o la madera.

La gran cantidad de pavimentos continuos en áreas urbanas está


provocando problemas debidos al exceso de caudal de agua que
va por su superficie cuando llueve o a la formación de charcos.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Una solución a este problema es el uso de Euroadoquines
Jardinería que permiten entre otras cosas:

● Proporcionar un pavimento resistente, de alta durabilidad, apto


para cualquier condición climatológica tanto en zonas peatonales
como de tráfico ligero.
● Albergar zonas verdes en áreas pavimentadas.

● Controlar la erosión.

● Eliminar la formación de charcos y disminuir la posibilidad de


inundaciones, permitiendo que el agua drene por las capas
inferiores.

● Ventajas estéticas.

● Bajos costes de mantenimiento.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
2. - ÁMBITO DE APLICACIÓN.

2.2.- APLICACIONES EN ÁREAS SOMETIDAS A TRÁFICO RODADO.

2.2.1.- Pavimentos sujetos a Tráfico Rodado.

a.- Vías Urbanas.

La facilidad con que se pueden instalar los servicios urbanos, la posibilidad de


soportar cargas muy pesadas y tráfico de movimiento lento, los bajos costos de
mantenimiento y las virtudes estéticas de los Euroadoquines, han colocado a este
pavimento como la mejor alternativa para Vías urbanas.

● a.1.- Pasos Peatonales. En muchas ciudades, los proyectistas han usado


adoquines coloreados para señalar, permanentemente, los pasos de peatones sin
necesidad de pintarlos periódicamente.

● a.2.- Intersecciones. Los pavimentos de Euroadoquines Prefabricados de


Hormigón, han sido usados satisfactoriamente en intersecciones como un
elemento de mejora en su señalización.

Además, se suele aprovechar este material para colocar debajo detectores de


vehículos en la realización de aforos y poder calcular el número de vehículos
pesados por día en una zona o vía. Estos detectores se colocan en la capa de
arena, teniendo la ventaja de estar protegidos de golpes y pudiéndose acceder
fácilmente a ellos para su mantenimiento.

Por otro lado, los cambios en el color y la textura de la superficie de los


Euroadoquines, avisan a los conductores de la existencia de un punto conflictivo
en la vía tanto de día como de noche.

● a.3.- Proyectos de Renovación Urbana. Los Euroadoquines han sido usados con
mucha frecuencia en calles donde se precisa una mejor integración del pavimento
con edificios de interés histórico o arquitectónico.

● a.4.- Calles Comerciales. Gracias a su facilidad de colocación y mantenimiento y


a la posibilidad de soportar tráfico pesado, los Euroadoquines se colocan con gran
asiduidad en estas calles. Hemos de destacar que dadas las enormes
posibilidades estéticas que ofrecen los Euroadoquines con su gran variedad de
colores y dibujos, su uso en calles comerciales está cada vez más extendido.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
2. - ÁMBITO DE APLICACIÓN.

b.- Áreas Residenciales.

Se pueden adaptar a los cambios en las condiciones de carga y el bajo coste de


mantenimiento, sumado a su alto valor como
Elemento decorativo confirman a los Euroadoquines como una fórmula de
pavimentación muy aconsejable en zonas residenciales.

Una de sus principales ventajas radica en que como el acceso de tráfico rodado
puede producirse inmediatamente después de la colocación de los Euroadoquines
sin necesidad de tiempos de curado, es factible realizar la vía o calle que de
acceso a la edificación antes de que ésta sea
Construida. Esto significa que está garantizado el acceso de vehículos pesados
con materiales y equipos bajo cualquier condición climatológica.
Por otro lado, la facilidad para levantar y recolocar los Euroadoquines en la
instalación o realización de cambios en los servicios urbanos enterrados, permite
una enorme flexibilidad en la planificación de las obras.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
c.- Aparcamientos.

Estas áreas están normalmente expuestas a la acción del sol, lluvia, hielo y
nieve. Contrariamente a lo que les ocurre a los pavimentos asfálticos, los
Euroadoquines presentan un deterioro mínimo por efectos climáticos, lo que
se traduce en unos bajísimos costes de mantenimiento. Además, y
paralelamente a lo anterior, el proyectista puede eliminar la monotonía de
una superficie continua por otra en la que se explote la variedad cromática y
formal de los Euroadoquines. Esta última propiedad, puede ser
Aprovechada para llevar a cabo la señalización horizontal que separa unas plazas
de aparcamiento de otras, con la ventaja frente a la pintura vial de su durabilidad
y resistencia al deslizamiento.

Las cargas de tráfico son, por regla general, ligeras. Por tanto, todos los tipos de
Euroadoquines son válidos para estas zonas incluyendo los Euroadoquines
Jardinería. Sin embargo, puede ocurrir que haya previsiones de que pasen
vehículos de emergencia o que se realicen tareas de carga y descarga, en cuyo
caso no se recomienda usar estos últimos.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
2. - ÁMBITO DE APLICACIÓN.

d.- Mercados.

En la mayoría de los países europeos, estas zonas son


pavimentadas con Adoquines, teniéndose en cuenta que el firme
debe ser diseñado para poder soportar vehículos pesados,
aunque su número por
Día sea menor que en la mayoría de calles o carreteras.

Hay que tener especial atención con el modo de limpieza de estas


zonas. La operación se realiza usando agua a presión.
Por esta razón se debe asegurar una adecuada fórmula de
drenaje y protección de la subestructura del firme frente a las
filtraciones.
Por último, conviene recordar que en estas zonas se vierten gran
cantidad de productos, por lo que es recomendable usar
Euroadoquines de color oscuro.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
e.- Terminales de Autobuses.

Estas zonas son de las más complejas en cuanto a cálculo y


diseño. Normalmente aquí aparecen algunos de los vehículos
más pesados que circulan por carreteras y calles. Si además le
sumamos, que estos vehículos están continuamente arrancando
y frenando en los mismos lugares, rápidamente se pueden
producir rodadas o deformaciones locales si la zona no posee un
pavimento de las características de los Euroadoquines. Por esta
razón, los pavimentos de adoquines están siendo utilizados
mayoritariamente en Europa, puesto que además de tener un
comportamiento excelente en estas circunstancias, son muy
resistentes al vertido de combustibles y aceites.

f.- Estaciones de servicio.

La necesidad de resistir continuos vertidos de combustibles y


lubricantes hace que los
Euroadoquines sean la mejor opción para pavimentar las
estaciones de servicio, siempre que para cumplir la
Norma se realice un adecuado
Sellado de las juntas. Otra ventaja de usar este material es su
facilidad de reparación y mantenimiento que permite el acceso del
tráfico inmediatamente después de la finalización de las obras.
Hay que destacar también la facilidad de acceso a los tanques
enterrados siempre que sea necesario.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
g.- Vías Rurales.

Los adoquines se han usado asiduamente en vías rurales


fundamentalmente en Holanda y Alemania. Los terrenos pueden
encontrarse en zonas llanas o inclinadas, pero también se han
usado en áreas montañosas donde las superficies
convencionales son propensas al deslizamiento bajo tráfico,
debido a las pronunciadas pendientes.

2. - ÁMBITO DE APLICACIÓN.

2.2.2.- Pavimentos para Tareas Pesadas.

La propiedad que tienen los pavimentos de Euroadoquines Prefabricados de


Hormigón de resistir cargas concentradas o cargas por ruedas muy pesadas de
vehículos especiales como grúas, carretillas elevadoras, cargadores, tractores o
camiones con remolques, hace que se sitúen como una opción muy interesante
en pavimentos destinados a tareas pesadas, dentro de las cuales se contemplan:

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
a.- Polígonos Industriales.

El potencial de uso de los Euroadoquines en estas zonas ha sido comprobado


ampliamente. Aquí, salvo en aquellos casos donde existan restricciones de polvo
o áreas de procesamiento de comida, donde las juntas selladas con arena se
prohíben por problemas de normativa sanitaria, la solución está en sellarlas con
siliconas especiales, si bien en este caso los Euroadoquines tienen un factor
costo-rendimiento aceptable. Los Euroadoquines ofrecen notables ventajas en
aquellas superficies donde los procesos de producción Industrial pueden
ocasionar grandes daños. Además, en el caso de que algunos adoquines se
rompan por acción de cargas puntuales no previstas, pueden ser restituidos
inmediatamente sin que afecte al normal funcionamiento de la fábrica.

b.- Áreas de Carga y Descarga.

Las razones de la elección de Euroadoquines incluyen, la prevención de


contaminación por pérdida de carga, la posibilidad de soportar cargas pesadas, el
buen comportamiento frente a asientos locales y la posibilidad de realizar labores
de reparación y limpieza de camiones y remolques entre otras.

c.- Zonas Portuarias.

Normalmente, las zonas portuarias están situadas sobre explanadas de baja


capacidad portante, donde los asientos a largo plazo son importantes y las cargas
por rueda son especialmente elevadas. Es precisamente esta combinación de
factores la que hace que sea muy recomendable el uso de
Euroadoquines, pues ofrecen obvias ventajas operativas y económicas si
los comparamos con otros tipos de pavimentos. A pesar de que los costes iniciales
de los Euroadoquines son mayores que los que tendríamos con pavimentos
rígidos, los costes de mantenimiento y reparación de estratos inferiores son
mucho menores, compensando y amortizando la inversión a medio y largo plazo.
Por todas estas razones, el uso de Euroadoquines se ha consolidado como la
eficaz alternativa en zonas de Cargas Pesadas.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
d.- Aeropuertos.

Aunque en un principio, el uso de adoquines se limitaba a las zonas de Tráfico


Ligero, poco a poco se han ido introduciendo en el resto de las zonas. Ejemplos
representativos los tenemos en el aeropuerto de Luton (Gran Bretaña). Los
Euroadoquines son adecuados para esta misión dada su alta resistencia a
cargas muy pesadas por rueda, su resistencia a la torsión (giro de los aviones),
su alta resistencia a las temperaturas de los motores, su resistencia al vertido de
aceites y combustibles y su alta resistencia al deslizamiento.

2. - ÁMBITO DE APLICACIÓN.

2.2.3.- Aplicaciones Especiales.

a.- Estructuras Hidráulicas.

En Europa, Australia y USA, los adoquines prefabricados de hormigón se han


usado en variedad de estructuras hidráulicas que incluyen diques, muros de
contención, canales aliviaderos de crecidas, revestimiento de canales y
protecciones de zonas costeras.

Un ejemplo de estas estructuras es el canal de recogida de agua de lluvia.


Normalmente, los Euroadoquines se colocan sobre una capa de material
granular filtrante, con un tamaño de árido grande.

En los casos de revestimientos, la base del dique se suele proteger frente a


deslizamientos mediante tablestacas de madera colocadas muy cerca unas de
otras y unidas mediante tablas de arrostramiento o tablestacas transversales.

La velocidad de desplazamiento del agua en los canales y su movimiento


ondulatorio se puede controlar mediante adoquines que sobresalgan un poco en
los extremos. Por último, y de manera genérica, en este caso se recomienda el
uso de Euroadoquines de 12 cm de espesor por razones de estabilidad.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
b.- Protección de Taludes.

En estos casos, cualquier tipo de Euroadoquin tanto macizo como el modelo


Jardinería es válido.

En los taludes, los Euroadoquines se colocan de abajo a arriba sobre una capa
de arena de entre 3 y 5 cm de espesor y todo ello sobre un relleno debidamente
compactado. La parte superior del talud deberá ser protegida contra socavones
mediante la continuación de la superficie de Euroadoquines más allá del propio
talud o si no es posible, mediante una hilada de hormigón realizado in situ que
actúe como borde de confinamiento o Zuncho superior que ate a los
Euroadoquines.

Como recomendación, cuando se usen Euroadoquines normales o de Jardinería,


es aconsejable emplear unidades dentadas colocadas según la disposición en
Espina de Pez a 45º o 90º, con el objetivo de obtener una superficie estable.
También hay que tener cuidado en asegurar convenientemente los
Euroadoquines-Jardinería cuando la pendiente del talud supere los 45º.

Por último, cuando los taludes a pavimentar no presenten cambios bruscos de


perfil, se recomiendan los Euroadoquines Jardinería como solución, mientras que
si hay grandes cambios, los Euroadoquines convencionales son los más
apropiados.

c.- Aplicación en Granjas.

En el norte de Alemania y Holanda los adoquines se están usando mucho en


estas zonas, sobre todo en los accesos de maquinaria a las granjas y en industrias
agrícolas como centrales lecheras entre otras.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Una ventaja añadida del uso de Euroadoquines en estas zonas, es que tienen una
mayor resistencia al desgaste, ante el continuo paso de maquinaria de limpieza,
que las superficies de hormigón impreso.

d.- Zonas Mineras.

Gracias a su naturaleza modular, los Euroadoquines se han mostrado de gran


utilidad en zonas mineras. Aquí, el hecho de que se puedan colocar en espacios
confinados y que pueda abrirse al tráfico inmediatamente, da ventaja a los
Euroadoquines frente a otros tipos de pavimentos. Como conclusión, diremos que
los Euroadoquines proporcionan al proyectista y constructor un excepcional
abanico de opciones (texturas, colores y modelos), lo que permite su aplicación
desde temas estéticos hasta pavimentos industriales para tareas pesadas. Esta
versatilidad se basa en su naturaleza modular y un amplio espectro de tipos,
formas, espesores y modelos de colocación. La influencia de estas combinaciones
en el comportamiento y cálculo de los firmes de Euroadoquines serán
considerados en capítulos posteriores.

Por último, cabe destacar la economía de mantenimiento de las superficies


pavimentadas con Euroadoquines, aspecto ampliamente desarrollado en los
Capítulos 7 y 8 del presente Manual.

3.- LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.1.- MATERIAS PRIMAS.

Las características que las materias primas deben cumplir, se contemplan en la


futura norma Europea prEN 1338 (que Euroadoquín adopta), y son las siguientes:

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
- Cemento.
Cumplirá los requisitos establecidos en la norma UNE 80 301, los establecidos en
la norma UNE 80 303 cuando se empleen cementos con características
especiales y los establecidos en la norma UNE 80 305 cuando se empleen
cementos blancos.

- Áridos.
Se emplearán procedentes de río, de mina o piedras trituradas. La granulometría
de los áridos que se utilicen será estudiada por el fabricante de manera que el
producto terminado cumpla las características señaladas en la norma prEN 1338
(norma Europea).

- Agua.
Serán utilizadas, tanto para el amasado como para el curado, todas las aguas que
no perjudiquen el fraguado y endurecimiento de los hormigones.

- Adiciones y Aditivos.
Se podrán utilizar adicciones y aditivos siempre que la sustancia
agregada en las proporciones previstas, produzca el efecto
Deseado, sin perturbar las demás características del hormigón o
mortero.

- Pigmentos.
Inorgánicos.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
3.- LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.2.- FORMA Y DIMENSIONES.

3.2.1.- Dimensiones Nominales.


Las dimensiones nominales que se definen serán fijadas por el fabricante,
debiendo cumplir (salvo los accesorios complementarios) los requisitos expuestos
a continuación.

3.2.2.- Tolerancias Dimensionales.


Los adoquines que sean ensayados de acuerdo con la norma prEN 1338 (norma
Europea), deberán satisfacer las dimensiones nominales declaradas por el
fabricante, dentro de las tolerancias que se indican en la Tabla 3.1. (Longitud,
anchura y espesor) y el apartado de "ortogonaldad de la cara vista".

Los adoquines cumplirán los requisitos dimensionales si, para cada dimensión
nominal ensayada, el valor medio de la muestra satisface la dimensión nominal
declarada por el fabricante, dentro de las tolerancias establecidas.

Tabla 3.1

NOTA: Tanto la longitud, como la anchura y el espesor del adoquín se


comprobarán según los métodos de ensayo descritos en la norma prEN
1338 (Norma Europea)

No serán admisibles diferencias superiores a 3 mm entre dos medidas de longitud,


anchura y espesor efectuadas sobre un adoquín individual.

Por otro lado, para otras dimensiones planas de adoquines no cuadrados o


rectangulares, las tolerancias deberán ser declaradas por el fabricante.

- Espesor de la doble capa.


El espesor de la doble capa, medido entre el plano de la cara vista y el límite
inferior de la doble capa, será prácticamente uniforme en toda la superficie de
corte y rotura, y no será inferior a 4 mm. Su comprobación se realizará según el
método de ensayo descrito en la norma prEN 1338.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
- Ortogonalidad de la cara vista en adoquines rectangulares o cuadrados.
La máxima diferencia entre las medidas de las dos diagonales de un adoquín
rectangular será de 5 mm para los adoquines de la Clase 1 y de 3 mm para los
adoquines de la Clase 2. Esto no se aplicará cuando la longitud de las diagonales
no exceda de 300 mm. Su comprobación se realizará según el método de ensayo
descrito en la norma prEN 1338.

3.2.3.- Clasificación de las formas de los Adoquines. Los Adoquines


Prefabricados de Hormigón se pueden clasificar por su forma, en tres categorías.
Así, podemos distinguir:

● Adoquines machihembrados multidireccionalmente.

● Adoquines machihembrados unidireccionalmente.

● Adoquines clásicos.

● Adoquines machihembrados multidireccionalmente. Bajo este nombre se incluyen


todas las formas de adoquines caracterizados por tener entrantes y salientes
(dientes) en sus cuatro caras laterales, de modo que encajan unas con otras de
forma parecida a las piezas de un puzles. Este tipo de adoquines son adecuados
para una disposición en planta, tipo espina de pez.

● Adoquines machihembrados unidireccionalmente. Incluyen unidades con


entrantes y salientes en sólo dos de sus cuatro caras laterales. Generalmente,
este tipo de adoquines se suele colocar en una disposición en planta tipo parquet.

● Adoquines clásicos.
Comprende unidades sin entrantes ni salientes (no dentadas) en ninguna de sus
caras laterales, de modo que no existe encaje entre las distintas piezas. Para
desarrollar el entrelazado entre las distintas piezas, el factor fundamental es la
precisión en su colocación.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
3.- LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.3.- ASPECTO, TEXTURA Y COLOR.

3.3.1.- Aspecto.
Su comprobación se realizará de acuerdo con el método de ensayo descrito en la
norma prEN 1338 (norma Europea).

- Defectos superficiales.

Las superficies de los adoquines no presentarán defectos superficiales, en


número superior a los indicados en dicha Tabla. Su comprobación se realizará
sobre una muestra compuesta por 20 adoquines, estando éstos secos.

En caso de que los resultados de esta comprobación no sean satisfactorios, se


repetirá la inspección, tomando 3 nuevas muestras de 20 adoquines cada una,
hasta comprobar un total de 80 adoquines.

TABLA 3.2. Defectos superficiales

3.3.2.- Textura y color.


En el caso de adoquines fabricados con texturas superficiales especiales, la
textura será descrita por el fabricante.

Los colores pueden estar contenidos en la doble capa o en todo el adoquín, a


elección del fabricante.

Los adoquines descritos como de color natural no contendrán pigmentos ni


cementos pigmentados. Ocasionalmente se pueden producir eflorescencias
superficiales y no son perjudiciales, ya que al poco tiempo de su utilización
desaparecen.

La textura, tonalidad y color de los adoquines será prácticamente uniforme en


cada lote, salvo que, por razones estéticas, se haya pretendido lo contrario.

Las variaciones en la consistencia del color de los adoquines pueden ser


causadas por variaciones inevitables en la tonalidad y propiedades del cemento y
los áridos, siendo, por tanto, admisibles.
ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
La facilidad con que los adoquines pueden cambiarse de color, al realizarse
mediante un proceso informático, permite al prescriptor volver a utilizar el mismo
color años más tarde como un elemento específico de diseño. Esto tiene
importantes implicaciones en la visibilidad de la superficie de la vía tanto de día
como de noche, estando caracterizada en términos de un factor lumínico. Éste
último se refiere a una medida de la cantidad de luz reflejada por el adoquín.

Estudios específicos han demostrado que los adoquines prefabricados de


hormigón ofrecen una visibilidad mejor que la de los pavimentos asfálticos, tanto
de día como de noche.

3.- LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.4.- PROPIEDADES FÍSICAS Y MECÁNICAS.

Cuando se ensayen de acuerdo con los métodos descritos en la norma prEN


1338 (norma europea), los adoquines
Deberán satisfacer los siguientes requisitos en el momento de la entrega o bien
ser declarados adecuados para su uso por el fabricante.

3.4.1.- Absorción de agua.

La norma Europea prEN 1338 establece dos clases de adoquines, en


función de que estas características sean o no exigidas. Los adoquines que
cumplan este requisito son resistentes a las heladas. Euroadoquín ha adoptado el
requisito más exigente, esto es, el coeficiente de absorción de agua
correspondiente a la clase 2.

TABLA 3.3. Clases de adoquines según su absorción de agua.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
3.4.2.- Esfuerzo de rotura.
La resistencia a este esfuerzo, Tn, no será inferior a 3,6 MPa, y ninguno de los
resultados individuales será inferior a 2,9 MPa. Los adoquines cumplirán este
requisito si el valor medio de la resistencia a este esfuerzo de la muestra,
determinado mediante el método descrito en la norma prEN 1338, no es inferior a
3,6 MPa y no se han obtenido valores inferiores a 2,9 MPa.

3.4.3.- Resistencia al desgaste por abrasión.


Cuando por su clase, véase Tabla 3.4, sea necesario, definir el desgaste D,
determinado por el método descrito en la norma prEN 1338, éste no será
superior a 25 mm en ninguno de los adoquines de la muestra.

TABLA 3.4. Clases de Abrasión


Clase Requerimiento Uso
recomendado

Sin Zonas no
requerimiento sometidas a
1 fuerte
abrasión
D ≤ 23mm medido Zonas sometidas
de acuerdo con la
2 norma por EN 1338 a fuerte
abrasión

3.- LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.5.- MÉTODOS DE ENSAYO.

3.5.1.- Absorción de agua.

- FUNDAMENTO.
La absorción de agua se determina mediante la diferencia de masa en seco y
embebida en agua.

- EQUIPO.
Una estufa ventilada cuya relación capacidad (expresada en litros)/área de los
canales de ventilación (expresada en mm2) sea inferior a 20, en la cual la
temperatura pueda alcanzar 105ºC ± 5ºC. Estará provista de un termostato que
permita controlar la temperatura de la estufa con una aproximación de 5ºC, y un
indicador de temperatura con una precisión de ± 2ºC. El volumen de la estufa será
al menos 2,5 veces mayor que el volumen de las muestras a ser secadas en
cualquier ensayo.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
Un recipiente plano y estanco, que tenga una capacidad no inferior a dos veces y
media el volumen de las muestras que serán sometidas a absorción y a una
profundidad que supere en, al menos, 50 mm a la longitud de la muestra que será
sometida a absorción.

Un instrumento de pesaje, con lectura en gramos y una precisión de 0,1 % de la


lectura.

- PREPARACION DE LAS MUESTRAS.

La muestra estará compuesta por 3 piezas enteras, a las cuales previamente se


les habrá quitado el polvo, posibles rebabas, etc. con un cepillo de púas metálicas
adecuado.

Si el peso del adoquín es superior a 5 kg. Se podrá cortar en dos partes,


prácticamente iguales, manteniendo el espesor total del adoquín.

Asegurarse que cada pieza de la muestra está a una temperatura de 20ºC ± 3ºC.

- PROCEDIMIENTO.

Situar los adoquines a ser ensayados en un recipiente con agua a 20ºC ± 5ºC, de
forma que quedan totalmente inmersos en ella, manteniéndolos en posición
vertical, separados unos de otros a una distancia mínima de 15 mm y de forma
que la superficie libre de agua esté a un mínimo de 20 mm por encima de ellos.
El agua se mantendrá a una temperatura de 20ºC ± 5 ºC hasta conseguir masa
constante (M1).

Se habrá conseguido una masa constante M1, cuando dos procesos de pesada
realizados sobre un mismo adoquín, con un intervalo de 24 horas difieran en
menos de un 0,1 % de la masa del adoquín. El periodo mínimo de inmersión será
de 3 días.

Antes de cada pesada, cada adoquín será secado con una gamuza o esponja,
que previamente habrá sido humedecida y escurrida para extraerle el exceso de
agua. El secado será correcto cuando la superficie del adoquín esté mate.
Cada muestra se situación entonces en el interior de la estufa de manera que su
mayor dimensión esté en posición vertical, y la distancia entre adoquines sea al
menos de 15 mm. La muestra es secada a una temperatura de 105ºC ± 5ºC hasta
alcanzar una masa constante (M2).

La masa M2, se determina después de cada operación de enfriado a 20ºC ± 3ºC.

La masa constante M2, se considerará alcanzada cuando dos pesadas realizadas


sobre un mismo adoquín con un intervalo de al menos 24 horas, den una
diferencia de masa de la pieza seca de menos de 0,1 %. El periodo de secado no
será inferior a tres días.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
- RESULTADO.
El coeficiente de absorción de agua de cada probeta, Ca, será calculado como un
porcentaje para cada pieza del ensayo como sigue:

Donde:
M1 es la masa embebida de la probeta, en gramos.
M2 es la masa de la probeta desecada, en gramos.
El coeficiente de absorción de agua de la muestra CA, viene dado por la media de
los valores obtenidos por tres probetas. Como resultado del ensayo se darán los
siguientes valores expresados con una cifra decimal:
El coeficiente de absorción de agua de la muestra

3.- LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.5.2.- Resistencia a la rotura.

- EQUIPO.
Se empleará una máquina de ensayo provista de dos soportes rígidos de acero
indeformable, cuya superficie de contacto tenga un radio de 75 mm ± 5 mm, y una
longitud superior a la de la sección a comprobar. El soporte superior será capaz
de girar alrededor de su eje transversal de forma que ambos se mantengan en el
mismo plano vertical con una tolerancia de ± 1 mm en el extremo de dichos
soportes.

La máquina de ensayo tendrá una escala con precisión de ± 3% sobre el rango


previsto y será capaz de incrementar la carga a la velocidad posteriormente
indicada.

- , CA, en %.

ING. JHONNY
ROGGER BERAUN
CARNERO
- PREPARACIÓN DE LA MUESTRA.

La muestra estará compuesta por tres adoquines enteros de los que se habrá
eliminado cualquier posible incrustación o rebaba.

Si la cara vista es rugosa, tiene textura o está curvada, se la preparará mediante


rectificado mecánico, eliminando la menor cantidad de material para dejar esta
cara lisa.

En el caso de que, debido al sistema de fabricación el dorso no sea liso, por ej.
Presente rebajes, también se rectificará de igual forma.

- PROCEDIMIENTO.
Los adoquines a ensayar habrán sido previamente sumergidos en agua a 20 ºC ±
5ºC durante 24h ± 3h.
La carga se aplicará a través de dos piezas de compresión, cuya anchura (b) sea
15 mm ± 1 mm, espesor (a) 4 mm ± 1 mm y una longitud que supere en
aproximadamente 10 mm la longitud del plano de rotura previsto.

Estas piezas de compresión serán de neopreno o aglomerado de madera.

La sección de corte se escogerá atendiendo a los siguientes criterios.

- Adoquines rectangulares: eje de simetría longitudinal.

- Adoquines cuadrados, hexagonales o similar: menor eje de simetría


- Otras formas: sección de corte más larga de forma que diste al menos 0,5 veces
el espesor del adoquín de cualquier cara lateral en, al menos, el 75% del área de
dicha sección.

La carga se aplicará de forma suave y progresiva, a la velocidad que corresponda


a un incremento de resistencia de 0,05 MPA ± 0,01 MPA por segundo, hasta la
rotura del adoquín.

- RESULTADOS.

La resistencia a la rotura, Tn, del adoquín ensayado se calculará aplicando la


siguiente formula:

Donde:
P: Carga de rotura (N).
S: Área del plano de rotura del adoquín (mm2).S = L·t
L: Longitud de rotura (mm) y es el promedio de dos mediciones, una por la parte
superior y otra por la parte inferior del adoquín.
K: Factor de corrección según el espesor calculado mediante la fórmula K = 1,3
- 30·(0,18 - T/1.000)2 o mediante la siguiente tabla.
Se darán los tres valores individuales correspondientes a
cada probeta y su media, expresados en MPa y con una
cifra decimal.

3.-LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.5.3.- Resistencia al desgaste por abrasión.


- FUNDAMIENTO.
La resistencia a la abrasión se determina midiendo el desgaste producido en la
cara vista del adoquín, al ser sometido a desgaste por rozamiento de un disco de
acero y material abrasivo.

- EQUIPO.
La máquina de desgaste se compone, esencialmente, de los elementos que
figuran en el esquema indicado en la Figura 3.3.

El disco será de acero, de dureza comprendida entre 203 HB y 245 HB. El


diámetro será de 200 mm ± 1 mm, su anchura será de 70 mm ± 1 mm y deberá
girar 75 revoluciones en 60 s ± 1 s.

El carro porta probetas dispondrá de unos rodamientos que faciliten su


desplazamiento por la acción del contrapeso.

Como abrasivo, se empleará corindón blanco de grano 80, según FEPA 42F 1984.

La distancia de caída del abrasivo, entre el fondo del conducto de salida y el eje
del disco será 100 mm ± 5 mm y caerá a una distancia comprendida entre 1 y 5
mm por detrás de la cara de desgaste del adoquín.

- PREPARACIÓN DE LA MUESTRA.
La muestra estará compuesta por tres adoquines enteros, o una pieza cortada de
cada uno de ellos, de dimensiones mínimas 100 mm x 70 mm, y que tengan la
cara vista.

La superficie a ensayar, cara vista del adoquín será plana, por lo que, si se precisa,
se refrentará mecánicamente la cara vista del adoquín. No obstante, también se
permite ensayar los adoquines directamente, sin refrentar, siempre y cuando se
haya establecido una correlación de resultados con adoquines referentados.
La probeta estará limpia y seca. Antes de someterla a abrasión se deberá cubrir
la superficie a ensayar con, por ejemplo, tiza coloreada para facilitar la lectura de
la huella.

- CALIBRACIÓN DEL EQUIPO.


El equipo se calibrará empleando una probeta de referencia de
"Mármol de Boulonnaise", ajustando el contrapeso de forma que
se consiga una huella DC de 20,0 mm ± 0,5 mm (véase Medida
de la Huella). Podrá utilizarse un material alternativo a éste,
siempre que se establezca una buena correlación con el "Mármol
de Boulonnaise".

Se calculará el factor de calibración, Fc: Fc = 20,0 - Dc (mm). La


calibración se realizará, como mínimo, cada 2 meses o 400
desgastes, según lo que ocurra antes.

- PROCEDIMIENTO.
Se llenará la tolva con abrasivo seco. Se situará la muestra a
ensayar, sobre el carro portaprobetas, de forma que cualquier
borde de la huella que se produzca, esté, por lo menos a 15 mm
de cualquier extremo de la probeta.

Una vez situado el adoquín en contacto con el disco de abrasión,


se procederá de manera simultánea a la apertura de la válvula de
control del flujo de abrasivo y al arranque del motor, de forma que
el disco gire a 75 revoluciones en 60s ± 3s. Transcurridas 75
vueltas del disco se cierra el flujo de corindón y se para el motor.
Durante el ensayo el flujo de abrasivo deberá ser regular. Se
aconseja realizar dos desgastes en la cara vista de cada adoquín.

- MEDIDA DE LA HUELLA.
Con un lápiz y una regla, se dibujan los límites longitudinales
exteriores de la huella (L1 y L2). Se dibuja la línea AB, en el centro
de la huella y perpendicular a su línea central. Se mide la distancia
entre A y B desde los bordes interiores de los límites
longitudinales (L1 y L2) con un calibre digital de precisión ± 0,1
mm (ver Figura 3.4).

De igual forma, se dibujarán las líneas CD situadas a 10 mm ± 1


mm de los bordes, midiendo en ellas la huella. El ensayo será
válido si la diferencia entre las dos medidas CD no es superior a
0,5 mm.

Si esto sucede, se deberá ajustar el equipo, corrigiendo la


ortogonalidad entre disco y probeta, hasta conseguir una huella
que cumpla este requisito.

En ocasiones, la caída del abrasivo arrastra parte de la tiza con


que se cubrió la probeta, lo que origina que el límite superior L1,
sea una línea curva. Este hecho se debe ignorar cuando se trace
dicho límite superior, que debe ser siempre una línea recta.

- RESULTADO.
Como resultado del ensayo se dan los siguientes valores,
expresados en mm con una cifra decimal:

- El desgaste de cada probeta, Di = AB + FC.


- El desgaste de la muestra, D = S Di/n
Si se realizan dos desgastes en una probeta, se tomará como AB
el mayor valor obtenido.
3.- LOS ADOQUINES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

3.6.- OTRAS CARACTERÍSTICAS.

3.6.1.- Resistencia al deslizamiento.

El método que
se utiliza para medir la resistencia al deslizamiento es el llamado "Péndulo de
Fricción". Según dicho método, y como se muestra en la los valores de la
Resistencia al deslizamiento en pavimentos de adoquines, se mueven en unos
márgenes muy buenos incluso bajo tráfico rápido, comparándose favorablemente
con las superficies asfálticas.
También podemos observar que se produce una bajada en la resistencia al
deslizamiento durante la construcción, presumiblemente debido al pulido de la
capa superficial producido por las compactadoras. Por otro lado, durante los
primeros meses de puesta en funcionamiento, los valores suelen disminuir un
poco, para mantenerse después constantes a unos niveles ligeramente superiores
a los pavimentos asfálticos.

Aunque estos valores se han obtenido para un período de 2 años posteriores a la


construcción del pavimento de adoquines, estudios específicos han demostrado
que los valores de resistencia al deslizamiento se mantienen muy bien durante la
vida útil del pavimento.
4.- PROCESO DE FABRICACIÓN, SUMINISTRO Y RECEPCIÓN.

4.1.- RECEPCIÓN, ALMACENAJE Y CONTROL DE LAS MATERIAS PRIMAS.

En el ámbito de la producción de Adoquines Prefabricados de Hormigón, dada la


complejidad tecnológica del producto, la fase de recepción y almacenaje de las
materias primas resulta muy importante para el proceso de fabricación. Se
requiere la máxima precisión en la definición de los pedidos de aprovisionamiento
y en el control de la aceptación de los suministros.

4.2.- DOSIFICACIÓN Y AMASADO.

4.2.1.- Dosificación.

La composición granulométrica es diferente para las dos capas del adoquín. No


obstante, ambas capas tienen en común estar constituidas con material
previamente seleccionado, buscando una mezcla bien graduada con distintos
tamaños de árido.

4.2.2.- Amasado.

● Generalidades.
La mezcla tiene una influencia muy importante en la obtención de niveles de
calidad óptimos del producto terminado.

● Equipo e instalaciones necesarias.

La mezcla de los componentes debe ser efectuada a través de una mezcladora


que permita garantizar la máxima homogeneidad de la amasada.
● Procedimiento. El tiempo de mezcla, medido a partir del final de la carga de todos
los componentes previstos, debe ser suficiente para garantizar la homogeneidad
de la amasada.

4.3.- VIBROCOMPRESIÓN.

Es un proceso automatizado consistente en la superposición de las dos amasadas


en los moldes metálicos de los adoquines, para posteriormente, comprimir a una
determinada presión, produciéndose la vibración del conjunto al mismo tiempo
que la compresión. Esta operación se realiza dos veces, una para cada capa del
adoquín, asegurándose así, la perfecta cohesión entre ambas.
4.4.- CURADO.

Tras el moldeado, se procede al curado de los adoquines.

4.5.- EMBALAJE Y ALMACENAMIENTO.

El proceso de embalaje y almacenamiento de los Euroadoquines Prefabricados


de Hormigón se realiza una vez que los adoquines han sido curados. Es necesario
aclarar que cada fabricante tiene su propio sistema de embalaje, función del
sistema de fabricación y del tipo de maquinaria utilizada. En líneas generales
podemos decir que los adoquines se disponen en palés que comprenden un
número variable de adoquines, según sea su forma, pero que suponen de unos 7
a 10 m2 de pavimento en los modelos más usuales. El almacenamiento de los
adoquines se realiza en las fábricas, debiendo permanecer en las mismas un
tiempo variable, función del proceso de fabricación, de forma que se garantice la
resistencia del adoquín al ser entregado.

4.6.- SUMINISTRO.

Los adoquines deben ir identificados según lo especificado en la norma prEN


1338. Los datos suministrados serán los siguientes: - Identificación del fabricante
y fábrica.

● Identificación de la norma por referencia a su número prEN 1338.

● Identificación de sus dimensiones nominales.


● Identificación del producto mediante la palabra "EUROADOQUIN".

● Identificación de la fecha de prensado.

Esta identificación quedará reflejada, según decida el fabricante en, al menos, uno
de los siguientes elementos:

● El albarán.

● El paquete o, al menos, en el 0,5% de las piezas, con un mínimo de dos piezas


por paquete.
4.- PROCESO DE FABRICACIÓN, SUMINISTRO Y RECEPCIÓN

4.7.- RECEPCIÓN DE CADA PARTIDA EN OBRA.

En el momento de la entrega se dará conformidad a la cantidad, marcado y


aspecto (defectos superficiales, textura y color).

De entre los adoquines entregados durante una jornada, se tomarán al azar los
necesarios para la comprobación de "aspecto", tomando una muestra de 20
adoquines por cada 2000 m2 o fracción, suministrados de un mismo modelo y
color.

Esta comprobación se realizará de acuerdo con lo establecido en la norma prEN


1338, y teniendo en cuenta lo establecido en el Capítulo 3 (3.3.- Aspecto, Textura
y Color.) de este Manual.

El lote será aceptado cuando los adoquines sean sensiblemente similares a los
aportados como muestra, en su caso, y no aparezca más de uno que presente
defectos tales como los recogidos en el Capítulo 3 (3.3.- Aspecto, Textura y
Color.), con sus indicaciones complementarias.

En el caso de que los resultados de esta comprobación no sean satisfactorios, se


repetirá esta inspección, tomando tres nuevas muestras de 20 adoquines cada
una por cada 2000 m2 de adoquines suministrados en el día de un mismo modelo
y color.

El lote será aceptado si no aparecen más de cuatro adoquines que presenten


defectos tales como los recogidos en el apartado 3.3 con sus indicaciones
complementarias. No siendo aceptables reclamaciones referentes a este
concepto, con posterioridad a los cuatro días de la recepción.

4.7.1.- Comprobación de las restantes características.

- Tamaño del lote.


Estará formado por los adoquines que componen una superficie de hasta 2000
m2 de un mismo modelo y color y procedentes de una misma partida, entendiendo
por partida el total de piezas fabricadas en un lanzamiento.

- Tamaño de la muestra.
Estará formada por los adoquines necesarios para la realización por triplicado de
los ensayos contemplados en la norma prEN 1338.

- Toma de muestras.
Se tomarán al azar, entre las piezas que componen el lote y hayan superado el
control de aspecto para una misma operación, hasta 6 unidades por cada lote de
2000 m2 o fracción, para cada serie de ensayos (hasta 18 unidades en total para
poder realizar por triplicado la totalidad de los mismos). Estas piezas serán
debidamente identificadas y conservadas. En su identificación se indicará la fecha
de fabricación.
- Realización de los ensayos. Condiciones de aceptación o rechazo.
El receptor realizará, si así lo desea, total o parcialmente, los ensayos establecidos
en la norma prEN 1338 referidos a la comprobación de las características
geométricas, absorción de agua, resistencia a la rotura, resistencia a la abrasión
(si por su clase procede), empleando 3 piezas para cada ensayo (las piezas
empleadas para el control dimensional podrán ser utilizadas para los ensayos
destructivos).

Los ensayos podrán realizarse a cualquier edad, reflejando ésta en el resultado


de los mismos, pero se deberá tener en cuenta que es a partir de los 28 días de
la fecha de su prensado cuando los adoquines deben cumplir lo especificado para
sus características físicas.

Los ensayos que vayan a realizarse deberán comenzar tan pronto como sea
posible, y nunca más tarde de veinte días a partir de la fecha de entrega.

La designación del laboratorio se efectuará por mutuo acuerdo entre el comprador


y el fabricante. También se fijarán de mutuo acuerdo la fecha de la toma de
muestras y de la realización de los ensayos. En ambas operaciones, el fabricante
podrá estar siempre presente o representado.

Las comprobaciones y ensayos así como la recepción podrán ser también


realizadas en las instalaciones del fabricante, con consentimiento del comprador.

El receptor deberá comunicar al fabricante su disconformidad o reparo,


inmediatamente después de conocer el resultado de los ensayos.

Si se procediese a la colocación de los adoquines antes de realizar los ensayos,


se entiende que el receptor presta su total conformidad a los materiales ya
colocados.

Si los resultados de los ensayos realizados sobre cada lote son satisfactorios, el
suministro es aceptado.

Si uno o varios ensayos no presentan resultados satisfactorios, se procederá a


realizar, para las características en duda, dos series de ensayos de contraste,
salvo que el fabricante decida retirar el lote. Estos ensayos también se realizarán
en un laboratorio de común acuerdo entre el comprador y el fabricante, debiendo
haber transcurrido un mínimo de 28 días desde la fecha de prensado.

Si estos controles complementarios son satisfactorios, el lote es aceptado, y si no


lo son, se podrá proceder a la reclasificación del lote, si esto es posible y el
comprador lo acepta, o al rechazo del mismo.
- Coste de los ensayos.
El coste de los ensayos y muestras será asumido por quien lo solicite. En caso de
que los resultados finales sean desfavorables, estos serán por cuenta del
fabricante.

5.- PROYECTO

5.1. GENERALIDADES

5.1.1. Descripción General de un Firme.

Tipos Un firme es una estructura constituida por un conjunto de capas


superpuestas, relativamente horizontales y de varios centímetros de espesor, de
diferentes materiales, adecuadamente compactados. Estas estructuras
estratificadas se apoyan en la explanada obtenida por el movimiento de tierras y
han de soportar las cargas de tráfico que se aplican en la superficie
trasmitiéndolas hasta el terreno en magnitud tal que éste los soportes. Esto han
de cumplirlo durante un periodo de varios años sin que los deterioros y
deformaciones producidas afecten a la seguridad o a la comodidad de los usuarios
ni a la propia integridad del firme.

Por todo ello, las funciones de un firme son básicamente tres:

a) Dar lugar a una superficie de rodadura segura, confortable y de


características fijas bajo las cargas periódicas del tráfico a lo largo de un periodo
de tiempo lo suficientemente largo (periodo de proyecto) durante el cual solo sería
precisa alguna que otra actuación esporádica de mantenimiento.

b) Soportar las cargas del tráfico previsto a lo largo del período de proyecto y
trasmitir las presiones verticales producidas por las citadas cargas, de manera
que a la explanada sólo lleguen una pequeña fracción de las mismas, compatible
con la capacidad de soporte de dicha explanada. Las deformaciones temporales
o permanentes que se produzcan tanto en la explanada como en las diferentes
capas del firme deberán ser admisibles, considerando la periodicidad de las
cargas así como la resistencia a la fatiga de los materiales que la integran.

c) Servir de protección a la explanada de las incidencias climatológicas, y más


concretamente de las precipitaciones, con los efectos que éstas tienen sobre la
resistencia al esfuerzo cortante de los suelos.

Por otro lado los firmes deben poseer unas determinadas características
superficiales que afectan fundamentalmente a los usuarios, y unas características
estructurales que interesan de forma más específica a los técnicos responsables
del mantenimiento de los firmes.
Entre las características superficiales destacan:

● La resistencia al deslizamiento obtenida a través de una adecuada textura


superficial, y que tiene una gran influencia en la seguridad vial.

● La regularidad superficial del pavimento, tanto transversal como longitudinal que


afecta fundamentalmente a la comodidad de los usuarios.

● Las propiedades de reflexión de la luz, vitales para el diseño de las instalaciones


luminosas y para la conducción nocturna.

● El desagüe superficial rápido y efectivo que sirve de freno al espesor de la película


de agua y a las salpicaduras.

● El ruido de rodadura, tanto en el interior de los vehículos como en el exterior.

● El aspecto estético, que afecta básicamente al usuario y al entorno.

Tipos de Firmes.
La técnica actual cuenta con una gran variedad de firmes que suelen clasificarse
en dos grandes grupos

● Firmes flexibles.

● Firmes rígidos.

Los llamados firmes flexibles formados por una serie de capas constituidas por
material granular transmiten al suelo las cargas aplicadas en la superficie a través
de las citadas capas. El reparto de tensiones que se consigue, es menor que en
el caso de los firmes rígidos, por lo que las deformaciones localizadas tienen una
magnitud mayor, si bien se recuperan en su mayor parte al cesar la aplicación de
la carga.

El aumento de las intensidades y cargas de tráfico llevó a partir de 1960 al uso de


los denominados firmes semirrígidos los cuales se consiguen dando rigidez a
alguna capa del firme flexible mediante tratamientos tales como las
estabilizaciones. Generalmente, suelen ser bases estabilizadas con cemento.

Los firmes rígidos tienen un pavimento de hormigón y poseen elementos


estructurales de gran rigidez, por lo que distribuyen las cargas verticales sobre un
área grande y con presiones muy reducidas.
Los pavimentos de Euroadoquín, por su comportamiento estructural se asemejan
a los flexibles. Sin embargo, según la mayor o menor rigidez de las capas
inferiores se puede conseguir que el comportamiento global del firme se asemeje
más a los firmes rígidos o los flexibles, es decir una base de hormigón magro hará
que el pavimento de Euroadoquín se asemeje a un firme rígido, mientras que una
base granular hará que éste se asemeje a uno más flexible. Aunque los adoquines
son elementos de gran rigidez, el hecho de la ausencia de ligantes entre ellos
hace que las cargas aplicadas afecten a un número limitado de piezas, por lo que
las deformaciones pueden considerarse localizadas. La transmisión de las cargas
verticales entre los bloques se realiza por rozamiento a través de una arena fina
situada entre las juntas (arena de sellado). Debido a esto, determinados aspectos
constructivos, como la separación entre los adoquines o el grado de colmatación
de las juntas, afectarán al comportamiento del pavimento.

5.- PROYECTO

5.1.2.- Capas que integran un Firme. Definiciones.


Para poder cumplir las funciones indicadas en la definición, un firme está formado
por una serie de capas. Debido al progresivo reparto de las cargas del tráfico en
las sucesivas capas del firme, la calidad de los materiales utilizados en cada capa,
es generalmente mayor. En el caso más general, se pueden distinguir cuatro
capas

a.- Explanada
b.- Subbase.
c.- Base.
d.- Pavimento.

A continuación especificaremos las funciones que han de cumplir cada una de


estas capas para que el comportamiento del firme en su conjunto sea el adecuado.

A.- EXPLANADA.
Es la parte superior de terreno natural obtenida al llevar a cabo las obras de
explanación en la cota de la coronación de terraplenes y fondos de desmonte.
Sobre ella se apoya el firme y para su obtención es preciso realizar una serie de
operaciones previas cuyo objetivo es despejar de obstáculos la futura actuación
de los equipos de movimientos de tierras. Dichas operaciones incluyen:

● Despeje y desbroce de la cobertura vegetal.

● Aportación o retirada del material necesario hasta alcanzar la cota de proyecto.

La explanada tiene como función principal la absorción de las cargas que le


transmite el firme y por tanto, su capacidad portante es uno de los factores que
determina las características de éste, así como los espesores de sus capas
inferiores. De hecho el comportamiento del firme está absolutamente ligado a las
características resistentes de los suelos de la explanada, así como el módulo de
deformación, el índice CBR, el ángulo de rozamiento interno y coeficiente de
Poisson entre otros.

Todo esto, justifica que los suelos de la explanada hayan de seleccionarse con
criterios más estrictos que para el resto del terraplén. Es necesario un grado de
compactación más elevado, así como prestar especial atención a las medidas de
drenaje. Esto se justifica por el hecho de que la mayoría de las explanadas,
especialmente aquellas formadas por arcillas y limos se vuelven más débiles
cuando su contenido de humedad aumenta.

Los pavimentos de adoquines han sido colocados de manera satisfactoria sobre


un amplio rango de tipos de explanadas y resistencias. Generalmente, el
tratamiento apropiado para la explanada de un pavimento de adoquines es un
poco diferente del que se necesita en un pavimento flexible convencional.
Invariablemente, la explanada sería compactada antes de la construcción de la
base y la subbase. Además, en explanadas que muestren valores del CBR
menores que el 5%, aspectos tales como la instalación de drenes subterráneos
y/o la mejora de la explanada tanto por estabilización con cementos o limos como
por el uso de adecuados geotextiles, deberían ser considerados.

B.- SUBBASE.

La subbase es la capa de firme situada sobre la explanada y debajo de la base.


Esta capa puede no ser necesaria en el caso de explanadas granulares con
elevada capacidad portante. Su función es proporcionar a la base un cimiento
uniforme y constituir una plataforma de trabajo adecuada para su puesta en obra
y posterior compactación. En muchos casos, sería deseable que cumpliese
además una función drenante, en particular cuando las capas inferiores son poco
permeables. En cualquier caso, suele ser una capa de transición necesaria.

La decisión de emplear subbase o no, depende de consideraciones de calidad y


por consiguiente, del coste del material del pavimento. Una vez que los esfuerzos
inducidos por el tráfico han sido atenuados por la base, podría entonces ser
adecuado el uso de una subbase de material de más baja calidad. Además, se
podría obtener un ahorro en el coste, si el material de la explanada por si mismo
pudiese ser mejorado por estabilización.

Como una amplia generalización, dos condiciones actuando bien aisladas o en


combinación justificarán el uso de la subbase. La primera, una subbase puede ser
justificada donde la explanada sea débil (teniendo un CBR menor del 5%). En
segundo lugar, el uso de una subbase se justifica donde las intensidades del
tráfico o las cargas por rueda sean elevadas.

La elección de los materiales de la subbase está forzada por consideraciones


económicas. Normalmente por consiguiente, estos materiales son de inferior
calidad a los usados en la capa de base. Los materiales adecuados podrían ser:
● Áridos naturales o procedentes del machaqueo.

● Gravas naturales o machacadas.


● Suelos seleccionados o estabilizados con cemento.
● Material de la explanada convenientemente estabilizado.
En cualquier caso, los materiales a utilizar deben estar exentos de arcilla, marga
u otras materias extrañas y deben cumplir las condiciones especificadas en el
Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Obras de Carreteras y
Puentes.

C.- BASE
La base es la capa del firme situada debajo del pavimento y encima de la subbase.
Su función es eminentemente resistente constituyendo el principal elemento
portante de la estructura del firme, absorbiendo la mayor parte de los esfuerzos
verticales y su rigidez o su resistencia a la deformación bajo las solicitaciones
repetidas del tráfico suelen corresponder a la intensidad del tráfico pesado.

Un amplio rango de materiales es adecuado para su uso como bases de los


pavimentos de adoquines. Estos incluyen materiales granulares tratados con un
ligante conglomerante (bases de mezcla bituminosa y bases de gravacemento)
utilizados fundamentalmente para tráficos pesados y bases granulares de
macadam o de zahorra artificial para tráficos medios y ligeros. Las bases de
gravacemento tienden a ser sustituidas por las de hormigón magro que presenta,
en general, una mayor uniformidad en sus características mecánicas.

La selección del tipo de base se hace normalmente en la fase de diseño.


Generalmente, esta elección es función de la economía. La elección del material
de la base tiene una gran influencia en el espesor de la misma y por consiguiente,
en el coste de la infraestructura del pavimento. Habitualmente, el uso de
materiales ligados como la roca triturada estabilizada con cemento permitirá
pavimentos más delgados y económicos que el uso de bases granulares
dispersas donde el CBR de la explanada es bajo.

Otros factores influyen en la elección de la base, de manera que dicha elección


será a menudo un compromiso entre las necesidades de economía, los factores
climáticos y los procedimientos constructivos.

Concluyendo, podemos decir que la mayoría de los materiales usados como base
y subbase en los pavimentos flexibles, han sido usados con éxito en los
pavimentos de adoquines. Así, en áreas de climas húmedos, donde el nivel
freático suele estar cerca de la superficie y donde la resistencia de la explanada
suele ser baja, es práctica común usar bases de rodadura cohesionadas. A este
respecto la elección de estratos asfálticos es demasiado costoso para usarla en
pavimentos de Euroadoquín. No obstante el uso de hormigón magro se ha
probado satisfactoriamente en muchos pavimentos de Euroadoquín. Se ha
encontrado como una alternativa económica a este última, la estabilización de la
base.
A su vez, las bases de cemento estabilizado proporcionan un excelente
rendimiento en la ejecución de los niveles en los pavimentos que nos ocupan.

En contraposición, el uso de roca triturada estabilizada con betunes y gravas


produce resultados que suelen ser inferiores no sólo a las bases de cementos
consolidadas sino también a las de rocas y gravas machacadas consolidadas.

Esto no quiere decir que los materiales bituminosos sean inadecuados para los
pavimentos de Euroadoquín. Efectivamente, pueden resultar interesantes como
barreras contra la humedad y como estratos estructurantes. Así, los hormigones
asfálticos se han mostrado muy efectivos impidiendo la entrada del agua y
evitando migraciones en el lecho de arena. Como alternativa al uso de barreras
asfálticas, se propone el empleo de geotextiles.

El uso de materiales granulares sueltos es una práctica común en zonas de clima


seco asociadas con niveles freáticos profundos.

No siempre es necesario importar los materiales de la base y la subbase. En


muchos casos, como donde existen materiales arenosos, es factible y económico
constituir la base y la subbase con dichos materiales realizando eso sí, la
pertinente estabilización.

D.- PAVIMENTO.
El pavimento es la parte superior del firme y la que soporta directamente las
solicitaciones del tráfico, transmitiéndolas suficientemente amortiguadas, al resto
de las capas, resistiendo además la acción de los agentes atmosféricos.

Desde el punto de vista estructural, absorbe los esfuerzos horizontales y parte de


los verticales. Debido al hecho de estar en contacto directo con el tráfico, debe
poseer condiciones de funcionalidad (rodadura cómoda y segura) y de estética,
puesto que es la parte visible del firme.

5.- PROYECTO

5.2. ELEMENTOS DE UN PAVIMENTO DE EUROADOQUIN.

Un pavimento de Euroadoquín está formado por los


Euroadoquines propiamente dichos, situados sobre una capa de arena con
espesor comprendido entre los 3 y los 5 cm. y cuya nivelación haya sido realizada
cuidadosamente.
Como bien es sabido el tráfico genera una serie de acciones horizontales y
verticales, que deben ser absorbidas por el pavimento y distribuidas
convenientemente. Para conseguirlo, en este tipo de pavimento la forma de
transmisión de los esfuerzos entre los Euroadoquines desempeña un papel
fundamental que será la garantía de que el conjunto del pavimento trabaja de
manera solidaria.

En un pavimento de Euroadoquín la transmisión de los esfuerzos verticales se


realiza por rozamiento a través de una fina arena, denominada arena de sellado
que se coloca en las juntas entre adoquines. Por otro lado, si se quiere asegurar
la respuesta del pavimento a las acciones horizontales, éste debe estar confinado
lateralmente, mediante una serie de elementos rígidos, como los bordillos o las
rigolas de hormigón, elementos tales que por su misión son llamados bordes de
confinamiento. Pueden apreciarse las distintas capas del firme, así como un tipo
particular de borde de confinamiento. Existen otra serie de factores que influyen
en la transmisión de los esfuerzos horizontales que son:

● La disposición en planta del Euroadoquín y

● La forma (grado de trabazón) del mismo.

Como última recomendación, antes de analizar detenidamente cada uno de los


elementos que configuran un pavimento de Euroadoquín, se desaconseja el uso
de mortero para sellar las juntas entre los adoquines, puesto que elimina algunas
de las principales ventajas de este tipo de pavimento, que no son otras que su
rapidez de colocación y puesta en servicio y la facilidad de ser levantado.

5.- PROYECTO

5.2.1. Capa de Arena.


El objetivo fundamental de esta capa es servir como base de apoyo del
Euroadoquín, permitiendo su correcta compactación y nivelación. También es
frecuente, que desempeñe una función drenante, especialmente en el caso de
que el firme esté constituido por una base de hormigón magro.

Por otro lado actúa como una fuente de arena para rellenar la parte inferior de las
juntas. Se ha demostrado que tanto el espesor de esta capa, así como la
granulometría y angulosidad de la arena tienen una gran influencia en el
comportamiento de los pavimentos de Euroadoquín bajo tráfico.

Es importante aclarar que si bien la granulometría de esta capa (2 mm - 6 mm) no


corresponde a una arena propiamente dicha, en este manual la nombraremos de
esta manera.

La práctica europea aconseja un espesor de la capa de arena, tras la


compactación, de 5 cm. Estudios llevados a cabo en Australia, Sudáfrica y Japón
han mostrado que, si el espesor del lecho de arena es reducido, las deformaciones
por rodadas también decrecen. Esto queda reflejado en la Figura 5.2. Por esta
razón, es una buena práctica especificar un espesor de la capa de arena de menos
de 5 cm., tras la compactación. La validez de esta propuesta ha sido confirmada
en campos de prueba. No obstante, otros dos factores condicionan el espesor de
la capa que nos ocupa. Uno de ellos, es la rigidez del plano de acabado de la
base, y el otro es la necesidad de colocar, a trabajo finalizado, el adoquín al nivel
del proyecto del plano de acabado. En ningún caso, la colocación de la capa de
arena debe ser usada como medio para corregir una mala terminación superficial
de la base.

Una vez tratado, el primer gran condicionante del lecho de arena (su espesor),
vamos a analizar los otros dos restantes: la granulometría y angulosidad de las
partículas de arena.

Los efectos de la granulometría de la arena son mostrados en la De esta figura se


deduce que en aquellos casos en que la arena cumple con la granulometría
recomendada las deformaciones asociadas con esta capa son menores de 3 mm.
Sin embargo, el uso de una arena inadecuada podría provocar el fallo completo
del pavimento bajo tráfico. Así, el uso de arenas conteniendo finos de carácter
plástico más pequeño de 75 micras, debería ser estrictamente evitado,
pudiéndose establecer como limitación:

- El contenido máximo de materia orgánica y arcilla debe ser inferior al 3%

Ejemplos de deformaciones excesivas, que resultarían del uso de arenas con


contenidos de arcillas mayores se muestran en las curvas B y C de la Figura 5.3.
La granulometría dada en la Tabla 5.1. Es similar a aquellas comúnmente
especificadas para arenas de hormigón. Como método práctico, se puede decir
que si una arena es adecuada para la fabricación de hormigón, entonces es
adecuada para usarla como lecho de arena.

Las arenas que cumplan con los requisitos resumidos en la Tabla


5.1., rendirán satisfactoriamente bajo tráfico, tanto si está
húmedas como si están secas. Esto no quiere decir que las
arenas que no cumplan con estas especificaciones sean
catalogadas como no válidas. Sin embargo, es prudente
reconocer que, a menos que existan adecuados precedentes,
podrían existir riesgos en la elección de los lechos de arena que
no cumplan estrictamente con la Tabla 5.1.
Tabla 5.1
Propiedades según Capa de Arena Arena de Sellado
norma UNE 7050
10 100 100
5,00 50-85 100
2,50 10-50 100
1,25 0-5 90-100
0,630 -- 60-90
0,315 -- 30-60
0,160 -- 15-30
0,080 -- 5-10
Además de la granulometría, la realización de pavimentos de Euroadoquín está
también afectada por la angulosidad de partículas de la capa de arena. Así, se ha
visto que para granulometrías similares, los pavimentos de Euroadoquín
colocados sobre arenas angulosas tienen un comportamiento mejor que los
pavimentos colocados sobre arenas redondeadas. Por otra parte, las arenas
deberían ser elegidas de modo que no se degradasen bajo tráfico, para ello se
debe tener en cuenta lo especificado en las normas UNE 83-115 y UNE
83116 sobre la friabilidad de la arena y el desgaste de Los Angeles del árido
propiamente dicho. Por este motivo el uso de arenas calizas debería evitarse.

5.- PROYECTO
5.2.2. Arena de sellado.

Cuando un pavimento de Euroadoquín, es compactado, la capa de arena tiende


a subir por la parte inferior de las juntas de 2 a 3 cm. El resto de las juntas necesita
ser rellenado por arenas barridas desde la superficie, a las que se les conoce
como arenas de sellado.

Genéricamente, se trata de una arena fina, que ocupa el espacio existente entre
los adoquines, ayuda a confirmar los bloques lateralmente y transmite las cargas
verticales entre ellos. Su papel en la resistencia y comportamiento del conjunto es
pues, fundamental.

Los ensayos han demostrado que si se permite el paso del tráfico sobre el
pavimento antes de que las juntas sean completamente rellenadas, se producirían
grandes deformaciones. En general, la
Granulometría de la arena de sellado no es decisiva para la realización de este
tipo de pavimentos. Sin embargo, bajo tráfico, estudios realizados han mostrado
que es deseable especificar la granulometría de estas arenas, si se quiere
alcanzar una óptima realización.
La mayoría de las especificaciones solamente requieren que la arena de sellado
tenga un tamaño máximo de 1,25 mm. y con un máximo de un 10% en peso de
material fino que pase por el tamiz de 0,075 mm. Sin embargo, diversos ensayos
sugieren que los límites de granulometría mostrados en la Tabla 5.1. Son más
apropiados.

Como última recomendación, las arenas tanto del lecho como las de relleno deben
estar libres de sales solubles dañinas u otros contaminantes, que provocarían la
aparición de halo-eflorescencias. Se recomienda por este motivo, el empleo de
arenas lavadas.

5.2.3. Bordes de Confinamiento.

Según se ha visto anteriormente, tanto en la construcción como bajo tráfico, un


empuje horizontal tiene lugar entre los adoquines, lo cual hace posible el reparto
de las cargas entre las unidades de pavimentación vecinas. Por lo tanto es
importante que todo pavimento de Euroadoquín tenga un confinamiento lateral en
todo su perímetro para evitar el desplazamiento de las piezas, la apertura de las
juntas y la pérdida de trabazón entre los Euroadoquines.

Los tipos de bordes de confinamiento usados comúnmente se ilustran en la Figura


5.4. Como se puede ver, éstos incluyen bordillos, rigolas de hormigón y piezas
prefabricadas.
Idealmente estos elementos de confinamiento deberían presentar a los
Euroadoquines una cara vertical y recta. Esta es la razón por la que el uso de
bordes de confinamiento prefabricados es preferible frente a los bordes realizados
in situ. Genéricamente, los elementos prefabricados se realizarán conforme a la
Norma prEN 1338 sobre Bordillos y
Rígolas Prefabricadas de Hormigón. Las condiciones que deben cumplir
los bordes de confinamiento son:

● Tener una profundidad de al menos 15 cm. por


Debajo de los Euroadoquines.

● Es indispensable que este elemento esté colocado antes de la


puesta en servicio del pavimento.
5.- PROYECTO

5.3. PROCEDIMIENTO DE PROYECTO.


A la hora de estudiar el comportamiento y ejecución de un pavimento debemos de
tener en cuenta dos maneras diferentes de analizarlo, bien mediante los Métodos
de Análisis Teóricos o por los Modelos o Criterios de Diseño Práctico.

5.3.1.- Análisis teórico de los pavimentos de adoquines de hormigón.

Para el análisis de las características de este tipo de pavimentos se han


desarrollado varios métodos:

● Análisis por placa.

● Análisis elástico.

● Análisis por elementos finitos.

5.3.1.1.- Análisis por placa.

Trabajos realizados por el Instituto del Cemento Portland en Johannesburgo y del


CERIB en Francia han estudiado las características de un pavimento de
adoquines de hormigón modificando el análisis por placas y determinando las
propiedades de las piezas mediante el test de carga con placa.
El principal inconveniente de este tipo de análisis es que no se pueden deducir
fácilmente el comportamiento de la base y la sub-base sobre la explanada.

Despreciando esta limitación, los trabajos de dicho Instituto, han mostrado que es
posible obtener una información provechosa de la modificación de la teoría de
placas.

5.3.1.2.- Análisis elástico.

La teoría del análisis elástico es el procedimiento más ampliamente utilizado para


el estudio de pavimentos flexibles.

El pavimento es representado como una sucesión de capas con unas propiedades


elásticas y la distribución de esfuerzos a través del pavimento son calculadas en
función de las magnitudes de la carga y su colocación, y el espesor de las capas
y sus propiedades.

Antes de la llegada de las computadoras de alta velocidad en los años 60 se


habían hecho pequeños progresos en el análisis de los sistemas de capas. No
obstante desde hace tiempo una variedad de soluciones elásticas han sido
publicadas incluyendo un amplio número de programas conocidos como
CHEVRON, ELSYM, BISTRO y CIRCLY. Tales programas son sólo
meros
Instrumentos que sirven únicamente para analizar la distribución de los esfuerzos
en un pavimento, no calculan su espesor ni explican un procedimiento de diseño.

Debido a la lentitud del método se usan simplificaciones, si bien, estas son


aproximadas.
Entre estas simplificaciones destaca el método de espesores equivalentes (MET)
originalmente desarrollado por Odemark y que ha sido gradualmente mejorado en
Europa y utilizado en variedad de análisis de pavimentos flexibles.

Esencialmente el método MET reemplaza los espesores de cada capa por un


espesor equivalente, de forma que el pavimento pueda ser posteriormente
diseñado como un medio elástico.

Dado que el método es aproximado es necesario incorporar factores de corrección


en el cálculo de los espesores equivalentes, factores que han sido determinados
obteniendo una excelente correspondencia entre el MET y otro tipo de métodos.

El MET ha sido aplicado con éxito en el análisis de pavimentos de adoquines de


hormigón.
5.3.1.3.- Análisis por elementos finitos.

El uso de las teorías de placas y capas elásticas ignora la naturaleza discontinua


de los pavimentos de adoquines pero asume que pueden ser modelados en
términos de una capa elástica continua equivalente cuyas propiedades pueden
ser determinados por el test de carga con placa, estudio del tráfico acelerado o
por los fallos de peso en el deflector.

Una alternativa es utilizar las técnicas de los elementos finitos para los pavimentos
de adoquines, definiéndolos como una superficie articulada, sabiendo las cargas
o la incidencia de los desplazamientos en las juntas entre unidades vecinas.

Este tipo de estudios han sido realizados en Japón y Países Bajos, demostrando
que el análisis por elementos finitos es capaz de expresar el comportamiento
observado en los pavimentos de adoquines según la relación carga/flecha con
más precisión que la teoría de las capas elásticas.

Estas técnicas de análisis han sido introducidas para el estudio de pavimentos de


adoquines de hormigón en zonas industriales y puertos por Knapton & Meletiou
en el libro "The Structural Design of Heavy Duty Pavimentos for Ports and Other
Industries". En él se utiliza el Programa de Elementos Finitos Lusas, obteniendo
gráficos en los que se muestra la incidencia de diversas cargas sobre el pavimento
y la distribución de esfuerzos según el tipo de explanada.

A continuación se pueden observar los resultados obtenidos en el caso de la


aplicación de una carga equivalente por rueda de 300 kN sobre una explanada
con un índice CBR del 3%.
5.- PROYECTO

5.3.2.- Criterios de diseño práctico.

5.3.2.1.- Consideraciones previas.

A.- COMPORTAMIENTO.

1.- Flecha.
Para evitar la rotura del pavimento realizado con hormigón impreso o asfalto
debido a las cargas aplicadas, la flecha se limita a valores menores de 0,5 mm.

Sin embargo, al ser el pavimento de adoquines asimilable a una malla con juntas
articuladas, permite sin peligro flechas de hasta 2 mm o más, siendo además el
espesor de la base y la sub-base normalmente menor que otras formas
alternativas de construcción, por lo que no es aconsejable adoptar métodos de
diseño desarrollados para el asfalto.

Esto no quiere decir que la predicción de flecha en un pavimento de adoquines no


sea una consideración de diseño allí donde se incorporan bases o sub-bases
estabilizadas con cemento necesitando limitar la distribución de tensiones en
estas capas para evitar su rotura. Para el resto de bases y sub-bases con
materiales granulares, la limitación de flecha no es un criterio relevante.
2.- Deformación.

Tanto los pavimentos de adoquines como los de asfalto presentan una


deformación bajo tráfico no reversible, que debería ser controlada para asegurar
que el pavimento mantiene unas características aceptables.

Para pavimentos de adoquines de hormigón se tienen en cuenta diferentes


consideraciones según el país de origen. Así por ejemplo en los Países Bajos la
profundidad máxima de rodadura recomendada como límite de utilidad es de 25
mm y su límite estructural de 35 mm, aunque, estas especificaciones son difíciles
de aceptar en otros lugares.

En general es recomendable que la deformación final no sea mayor de 15 mm en


vías urbanas y de 15 a 20 mm en
Aplicaciones industriales o rurales. En conjunto el
Control de la deformación representa uno de los criterios principales de diseño
para los pavimentos de adoquines.

B.- FACTORES AMBIENTALES.

Los pavimentos más convencionales son sensibles a los diversos factores


ambientales, siendo las variaciones de temperatura las que más les afectan.

En los pavimentos rígidos variaciones en la temperatura causan dilatación,


contracción y deformaciones. Para prevenir que puedan tener efectos sobre el
pavimento se requiere la previsión de refuerzos adecuados y/o sistemas de juntas.

Por el contrario no existe evidencia de que las propiedades estructurales de los


pavimentos de adoquines de hormigón se vean afectados con la temperatura
pareciendo estar libres de problemas de deformaciones o dilataciones.

En particular la experiencia demuestra que incluso donde existen grandes áreas


de pavimentos no es necesario disponer juntas de dilatación. Esto puede ser
explicado por el hecho de que generalmente las juntas de los pavimentos de
adoquines tienen el potencial de acomodarse a la dilatación.

C.- SOBRECARGAS Y FACTORES DE SEGURIDAD.

Las tolerancias de un pavimento a las sobrecargas, ya sean continuas u


ocasionales depende del tipo de construcción.

Por ejemplo un pavimento rígido de hormigón es altamente susceptible de ser


dañado bajo sobrecarga, un simple movimiento de un vehículo puede conducir a
su rotura si se sobrepasa la resistencia del material. Lo mismo ocurre aunque en
menor grado con el pavimento de asfalto. A causa del desproporcionado efecto
que los cambios en las cargas por rueda tienen en este tipo de pavimentos, se
suelen aplicar factores de seguridad sustanciales para asegurar que la
distribución de esfuerzos se sitúe bajo niveles aceptables.

Por el contrario al ser los pavimentos de adoquines menos sensibles a las cargas
bajo tráfico los coeficientes de seguridad aplicados tienden a incrementarse con
el tiempo. Por esta razón este tipo de pavimentos sufren menos daños por
sobrecarga que otros. Esto es de particular importancia en el caso de los
pavimentos industriales, donde los inesperados cambios de carga son constantes.

5.- PROYECTO
5.3.2.2 Datos para el Cálculo.
El dimensionamiento de un firme tiene como objetivo una definición de los
materiales y espesores de las capas que lo integran, así como una optimización
resistente de la sección estructural, teniendo un coste global mínimo, lo cual
engloba los costes de construcción, conservación y rehabilitación en el
denominado periodo de proyecto (30-50 años).

A.- CARACTERIZACIÓN DEL PAVIMENTO.


Antes de realizar un análisis pormenorizado de los Pavimentos de Euroadoquín,
es necesario proceder a la caracterización de cada uno de los materiales del
pavimento.

1.- El Adoquín.
El "Ensayo de Tráfico Acelerado" de la Universidad de Nueva Gales del Sur
indica que, en los primeros años de vida del pavimento, la capa de Adoquines
tiene un Módulo Elástico de 3200 MPa
Aproximadamente. No obstante, los valores más representativos se dan en la
Tabla 5.2.
Tabla 5.2. Valores del Módulo Elástico y del Coeficiente de Poisson para
pavimentos de adoquín.

Material Módulo E
Coef. Poisson
(Mpa)
Intervalo Recomendado Intervalo Recomendado
ADOQUÍN:
Rectangular 500- 2500 0.150.3 0.3
7000
Dentado 900- 3200 0.15- 0.3
7500 0.3
BASE:

Gravilla 200800 350 0.1-0.5 0.3

Estabilizada 1000- 2300 0.1-0.5 0.3


30000
SUBBASE:

Grava 150450 225 0.1-0.5 0.35

Estabilizada 50007000 1500 0.1-0.5 0.35

2.- Base y Subbase.


Genéricamente se van a considerar dos tipos de bases y subbases:

● Materiales granulares sueltos (grava, gravilla o roca), donde los valores tipos del
módulo elástico oscilan entre 150 - 700 MPa.

● Materiales tratados con cemento, donde los valores del módulo elástico son:
3.- Explanada.
Un parámetro fundamental para llevar a cabo el dimensionamiento de un firme es
determinar la capacidad de soporte o resistencia a la deformación por esfuerzo
cortante bajo cargas de tráfico de la explanada.

Para determinar este parámetro se pueden utilizar varios procedimientos. Dos de


los más usuales son: el ensayo de Placa de Carga y el ensayo CBR. Ambos están
totalmente normalizados, resultando relativamente económicos.

Este Manual contempla como variable de cálculo el Índice CBR (California


Bearing Ratio), cuyo valor se determina mediante el ya mencionado ensayo
CBR. Para llevarlo a cabo se seleccionan unas muestras de terreno a las que se
somete a diferentes ensayos de laboratorio (tanto en seco como sumergidas en
agua).

Según la Instrucción 6.1 y 2 IC sobre secciones de firmes (1989),


se definen tres Categorías de Explanadas establecidas principalmente por su
índice CBR mínimo, aunque no sólo por él, sino por la clasificación del suelo.
Los límites de CBR son los siguientes:

E1....... 5< Camión eje 13 Tn = Explanada


CBR <10. marca las deformable
roderas

E2....... 10< Camión eje 13 Tn = Explanada


CBR <20. no marca las poco
roderas deformable

E3....... 20< Camión eje 13 Tn = Explanada


CBR no marca las muy poco
roderas deformable
Si el terreno natural no posee las condiciones resistentes mínimas exigibles, es
decir, un índice CBR inferior a 5, es preciso efectuar un tratamiento especial de
mejora del mismo, que puede ser entre otros: sustitución de suelos o
estabilización con cemento.

De no realizarse un estudio preciso de las condiciones del terreno, pueden


seguirse las siguientes orientaciones:

● Para suelos granulares (arenas o gravas) resulta óptimo un tratamiento con


cemento, con una dosificación comprendida entre un 5% y un 8% en peso de
suelo seco.

● Para suelos arcilloso-limosos o saturados, resulta más indicada una estabilización


previa con cal (1% al 2%), seguida (tras 24 a 48 horas), de una estabilización con
cemento con dosificación entre un 4% y un 6%.

Este tipo de tratamientos son también aplicables con el fin de mejorar la calidad
de la explanada en la Categoría E1, resultando muy pequeño el sobre coste
relativo que supone, pues es ampliamente compensado por la mejora que se
consigue en el comportamiento estructural del firme.

Ha de tenerse en cuenta que la cota superior del nivel freático ha de estar 60-100
cm por debajo de la superficie de la explanada. Si esto no fuera así, sería preciso
adoptar medidas tales como la elevación de la rasante de la explanada, la
colocación de drenes subterráneos, la interposición de geotextiles o de una capa
drenante.

4.- Respuesta del pavimento.

Una vez que se han definido las características de los materiales del pavimento
es necesario examinar su respuesta bajo tráfico. En la práctica esto requiere que
se valoren los efectos acumulados que producen una serie de cargas.

Para llevar esto a cabo se ha propuesto considerar la hipótesis de Miner de daños


acumulados, para la que que cada repetición de un esfuerzo es responsable de
un daño por fatiga. Se asume que existe una proporción lineal de daño por fatiga
prescindiendo del orden de aplicación de la carga y que el fallo ocurre cuando la
suma de daños incrementa cada nivel de esfuerzos acumulados sobre unidad. La
ley se puede expresar del siguiente modo.
Donde:
NI: Número de ciclos para el fallo en el nivel de esfuerzos i nI : Número de
ciclos actualmente aplicados al niveles de esfuerzos i.

Una vez decidido aplicar las hipótesis de Miner resta sólo explicar el mecanismo
del fallo, es decir, predecir Nj en la ecuación anterior, para estimar la vida de
servicio de un pavimento.

En general se aplican dos tipos de criterio según se utilicen materiales granulares


o estabilizados con cemento.

Donde se utilizan materiales sueltos el pavimento falla por la acumulación gradual


de permanentes deformaciones por rodadura. En el diseño de pavimentos
flexibles se acepta que la deformación por rodadura puede relacionarse con la
distribución de compresiones verticales en la parte superior de la explanada.

Para el diseño de pavimentos de adoquines se pueden tomar diferentes criterios


en relación a esto, uno de los cuales se refiere al caso en el que se utilicen bases
de hormigón pobre y que puede enunciarse como:

Donde:
St: Tensión en el fondo de la capa granular.
f´c: Constante característica de los esfuerzos de compresión del material de la
base.
Eb: Módulo de la base.
Nb: Número de repeticiones de carga.
Para bases estabilizadas con cemento se puede usar la siguiente ley desarrollada
con éxito por Lassen para la Asociación del Cemento Portland en USA y que se
expresa de la siguiente manera:

Donde:
R: Radio de curvatura permitido.
H: Espesor de la capa. N: Número de repeticiones.
K: Constante del medio.

B.- CARACTERIZACIÓN DEL TRÁFICO.

Para realizar la caracterización del tráfico, segundo dato necesario en el


dimensionamiento de un firme de Euroadoquines, es necesario realizar
previsiones o conteos directos del mismo. Antes de proceder con la definición de
los niveles de tráfico, es preciso aclarar que siempre que hablamos de tal
definición nos estamos refiriendo a los vehículos pesados que circularán, por
nuestra calzada, en el momento de la puesta en servicio.

Partiendo de esta premisa y como veremos más adelante en los Métodos de


Cálculo, en este Manual se diferencian dos datos que es preciso valorar:

En primer lugar, el número de vehículos pesados por día, así: -En zonas
urbanas, se tendrá en cuenta el número de vehículos pesa dos por día
entendiendo como tales los siguientes vehículos:

● Camiones con uno o más remolques.

● Vehículos Articulados y Especiales.

● Vehículos destinados al transporte de personas con más de 9 plazas.

El resto de vehículos que puedan circular, con un peso inferior, provocan un efecto
mínimo sobre el Pavimento de Euroadoquines, y por lo tanto, no se tienen en
cuenta a la hora del cálculo dimensional.

- En zonas industriales, aeropuertos y muelles,


Interesan las cargas más pesadas por eje durante un día medio. Sin embargo,
como se verá en el apartado de Métodos de Cálculo, siempre que se realiza un
cálculo éste se hace con la carga por rueda, con lo que bastará por tanto, dividir
la carga por eje entre el número de ruedas que tenga el eje en cuestión.

Para saber las Cargas por Eje de los Vehículos Pesados hay que remitirse al Real
Decreto 1317/1991 del 2 de agosto, modificado en el Real Decreto
1467/1995 del 1 de septiembre, donde se adecuan los pesos y dimensiones de
los vehículos a la Normativa Comunitaria.

En segundo lugar, es necesario prefijar la vida útil del pavimento. A efectos de


este Manual se ha considerado un período de 30 años.
Es importante reseñar que, al efectuar los aforos, se debe estimar un tráfico diario
representativo de todo el año. Hay que evitar, por tanto, conteos en épocas
singulares como períodos vacacionales o días festivos. En el caso de que haya
grandes variaciones entre una época y otra, se tendrá como dato de partida una
media de todo el año.

Una vez determinados el conjunto de los datos requeridos para caracterizar el


tráfico, se distinguen cinco Niveles de Tráfico. Para determinar la asignación de
tráfico al carril de proyecto (el más cargado) se admite lo siguiente, salvo que se
disponga de datos concretos:

● En calzadas de dos carriles y doble sentido de circulación, incide sobre cada carril
la mitad de vehículos pesados.

● En calzadas de dos carriles por sentido de circulación, inciden sobre el exterior


todos los vehículos pesados que circulen en el sentido considerado.

● En calzadas de tres o más carriles por sentido de circulación, incide sobre el


exterior el 85% de los vehículos pesados que circulen en el sentido considerado.

En zonas urbanas, basta con aplicar este coeficiente corrector al Número Medio
Diario de Vehículos Pesados, obteniéndose el Tráfico de Proyecto (Tabla 5.3.).

Tabla 5.3. Categorías del Tráfico

En zonas industriales, aeropuertos y muelles, no es necesario aplicar estos


coeficientes, pues sólo influye la carga por rueda.

En el caso de que no se tengan datos suficientes sobre aforos, se pueden estimar


los Niveles de Tráfico asociando cada uno de ellos a un tipo de vía o uso al que
van a ser destinados. Así:
C4: Áreas peatonales sin acceso de vehículos pesados. Calles con anchura
menor de 6 m, sin tráfico comercial. Calles exclusivamente residenciales.
Aparcamientos de vehículos ligeros.
C3: Calles Comerciales. Calles con anchura superior a 6 m, sin servicio regular
de autobuses urbanos.
C2: Calles de gran actividad comercial. Calles con anchura mayor o igual de 6 m
y con servicio regular de autobuses.
C1: Arterias principales (que no se correspondan con travesías de carreteras con
tráfico superior a 49 vehículos pesados por día).
C0: Calles o arterias principales de elevada afluencia de tráfico. Paradas de
Autobuses. Estaciones de Servicio. Terminales para camiones y áreas de
almacenamiento, que no superen los 150 vehículos pesados por día.

5.- PROYECTO

5.3.2.3. Métodos de Cálculo.

A.-ZONAS URBANAS.

1.- Método Empírico.

Los denominados métodos empíricos para la caracterización de pavimentos de


Euroadoquines, proponen secciones estructurales cuyo comportamiento ha sido
contrastado experimentalmente, y en numerosas ocasiones han sido comprobados
analíticamente. Básicamente, la forma de proceder es la siguiente:

- Adopción de un período de vida para el pavimento de Euroadoquines. En éste caso


se estima en 30 años.
- Determinación de los datos necesarios para el dimensionamiento del firme:

● Caracterización del pavimento a través del índice CBR de la explanada y definición


de los materiales de la base y la subbase.

● Caracterización del tráfico a través del número de vehículos pesados por día,
estimando así, el nivel de tráfico de proyecto.

● Caracterización de las condiciones externas tales como la temperatura, pluviometría


y drenaje, las cuales se suelen considerar de manera muy simplificada.

● Presentación de las soluciones para cada combinación de factores básicos (gráficos,


tablas...).
Una ventaja de esta forma de determinar las secciones del pavimento, es que al estar
basados en modelos experimentales, se ha observado que hay mayor compatibilidad
de tolerancias y especificaciones entre lo calculado teóricamente y el comportamiento
real del pavimento, tanto en su manejo como en su colocación. En esto influye el
hecho de que, en un pavimento de Euroadoquines, sus propiedades son más o menos
constantes de un trabajo a otro.

Los Modelos Experimentales se basan en los llamados "Pavimentos


Prototipo", los cuales se han usado como referencia para el estudio del
comportamiento de los pavimentos de Euroadoquines bajo diferentes "ensayos de
tráfico". Las conclusiones a las que se ha llegado, muestran que los pavimentos
prototipo no presentan un comportamiento superior a los pavimentos usados
actualmente en la construcción.

Dentro de este método, se ha estudiado un rango de valores (entre 6 y 55 cm) dentro


del cual se incluyen todos los espesores de bases granulares que pueden ser
aplicados a las construcciones de pavimentos de Euroadoquines. De igual forma, se
han analizado los espesores de los Euroadoquines (6, 8 y 10 cm) destinados a tráfico
rodado.

En este sentido hay que destacar que la postura adoptada en este Manual distingue
dos modelos de trabajo:
- El que está basado en Criterios de Deformación del
Pavimento (Figura 5.5.). - El que está basado en Niveles de
Tráfico (Figura 5.6.).Ambos modelos son compatibles y
complementarios según las necesidades o datos de partida del
proyectista, dando como resultado valores similares.

Criterios de Deformación del Pavimento.


El objetivo de este criterio empírico es determinar de forma experimental los efectos
que, sobre las deformaciones permanentes del pavimento, tienen los cambios
realizados en los espesores de los Euroadoquines, de las bases y subbases (material
granular).

Combinando un estudio completo de "Ensayos de Tráfico" sobre los "pavimentos


prototipo", con un simple método analítico, la Universidad de Nueva Gales del Sur
publicó en 1978 un procedimiento comprobado y revisado en Sudáfrica en 1979.

Es importante reseñar que este criterio está restringido a pavimentos que


incorporan bases granulares, mostrándose los resultados en la Figura 5.5.

Para el uso de estas curvas, es necesario que el proyectista especifique el espesor


del Euroadoquín y el nivel tolerable de deformación en servicio de la capa de
rodadura. Esto último depende del tipo de vía que se va a pavimentar,
estableciéndose una relación aproximada entre esta deformación y el uso de la
vía. En este sentido, hay que resaltar que este criterio de diseño no incluye una
valoración de volúmenes del tráfico.
Criterio de Niveles de Tráfico.

El objetivo de este criterio empírico es determinar de forma experimental,


independientemente del espesor del Euroadoquín, los espesores que han de tener
la base y la subbase en función de los datos relativos a la Caracterización de la
Explanada (índice CBR) y al Nivel de Tráfico tal y como se ha explicado en el
apartado 5.3.2.2. (Datos para el Cálculo).

Este criterio está basado en las Tablas de la "American Blocks pavimentos" (Figura
5.6.), permitiendo la utilización de distintos materiales tanto en la base como en la
subbase:

● granulares (gravilla, zahorra.)


● l tratadas con cemento.

Antes de continuar, es preciso aclarar cuando es necesario emplear bases y subbases


granulares conjuntamente y cuando no es necesario la utilización de la subbase
(Tabla 5.4).
Tabla 5.4. Especificación del número de capas necesarias

E1 E2 E3
C0 BASE + SUBBASE BASE + SUBBASE BASE
C1 BASE + SUBBASE BASE + SUBBASE BASE
C2 BASE BASE + SUBBASE BASE
C3 BASE BASE + SUBBASE BASE
C4 BASE BASE + SUBBASE BASE

La forma de calcular los espesores de la base más la subbase es sencilla. Basta con
entrar en las curvas de material granular de la Figura 5.6 y asignar el espesor
resultante tanto a la base como a la subbase:

Ejemplo:
Hay que destacar que estas curvas de la "American Block Pavimentos" establecen
espesores mínimos experimentales, sin embargo, no se deben usar bases y subbases
granulares inferiores a los 15 cm de espesor por motivos constructivos.

Como se puede observar, estas curvas incluyen una clasificación de niveles de tráfico
más extensa que la planteada en el apartado 5.3.1. "Datos para el Cálculo".
Concretamente, las categorías D y E son aptas para zonas especialmente sometidas
a tráfico pesado, como maquinaria pesada en zonas industriales, que si bien no son
específicos de este apartado, sirven como pauta para el cálculo de pavimentos de
Euroadoquines en zonas industriales (anexo c).

5.- PROYECTO
2.- Método Abreviado.
El objetivo de este método es facilitar al proyectista la labor de establecer un Catálogo
de Secciones Tipo para los casos más frecuentes de utilización de pavimentos de
Euroadoquines.

Los datos de partida son los mismos que los establecidos en el apartado 5.3.2.2.
(Datos para el Cálculo), y que de forma resumida se podría actuar de la siguiente
manera:

● Determinar la clasificación de la explanada mediante el índice CBR (5.3.2.2.).

● Determinar el nivel de tráfico de proyecto en función del número de vehículos pesados


por día o del uso al que va destinada la vía a pavimentar, aplicando los coeficientes
correctores correspondientes (Tabla 5.3.).

Con estas dos clasificaciones fundamentales, se entra en la Tabla 5.5 y se obtiene


una sección tipo para esa combinación.

Para mayor facilidad, a continuación se exponen unos ejemplos orientativos de


utilización del Método Abreviado, donde se suponen los valores que caracterizan al
tráfico y a la explanada.

Ejemplos Orientativos.
1.- Áreas peatonales.
Se trata, en general, de dimensionar el firme de una calzada pública peatonal,
basándonos en el Método Abreviado anteriormente expuesto.

Así, dado el carácter peatonal de la zona, podemos asegurar, sin género de dudas
que el nivel de tráfico de proyecto se corresponde con la Categoría C4. El único punto
que debe matizarse antes de considerar el resto de los datos, es si el área en cuestión
permitirá el acceso de ciertos tipos de vehículos (servicios municipales y/o servicios
de urgencia). En caso de que esto no sea así, la sección de firme propuesta será:
Sin embargo, el caso más frecuente, es que en el área peatonal puedan circular algún
que otro vehículo (ambulancias, policía y/o servicios de recogida de basuras), en cuyo
caso habría que operar del siguiente modo.

a.- Caracterización del Tráfico.


Al tratarse de un área peatonal con acceso restringido de vehículos (menos de 4
vehículos pesados/día), se corresponde con la Categoría C4 (Tabla 5.3.).

b.- Caracterización de la Explanada.

Simplemente conociendo estos datos, y entrando en la Tabla 5.5. "Secciones Tipo",


obtenemos:

Euroadoquín 6 cm.
Capa de Arena 3-5 cm.
Base Granular 20 cm.
Base de Hormigón Magro 15 cm.

En cualquier caso, siempre que se prevea el paso de tráfico rodado se recomienda el


uso de adoquines de 8 cm de espesor o bien el refuerzo adecuado de la base.
Como bordes de confinamiento, podrán utilizarse entre otros bordillos o rigolas de
hormigón.

2.- Calle Comercial.


Consideremos una vía urbana con actividad

comercial moderada. a.- Caracterización


del Tráfico.

La vía a dimensionar, no ha de soportar servicio de autobuses y los vehículos pesados


se corresponden con los servicios municipales, los servicios de urgencia y los
camiones de reparto, con lo que el número de vehículos pesados por sentido de
circulación no supera los 14 vehículos/día, por lo tanto la Categoría de Tráfico
asociada es C3.

b.- Caracterización de la Explanada.


La capacidad portante de la explanada viene definida por un índice CBR igual a 21.
El resultado del ensayo CBR, indica que la explanada corresponde al tipo E3.

A partir de los datos anteriores, se obtiene la siguiente sección del firme

(Tabla 5.5.).

Capa Espesor (cm)


Euroadoquines 6
Capa de Arena 3-5
Base Granular 15
Base de Hormigón Magro 12

En el caso de que la base no se haya reforzado se recomienda que el espesor del


adoquín pase a ser de 8 cm.
Los bordes de confinamiento podrán ser indistintamente: bordillos o las aceras
situadas a ambos lados de la vía.

Para asegurar las condiciones de desagüe, deberá darse una pendiente transversal
de un 2% al perfil de la calzada, mientras que la pendiente longitudinal será, por la
misma razón, de un 1,5%.

3.- Arteria Principal.


Puede ser una calle urbana de gran afluencia de tráfico, pero que no se corresponda
con una travesía de carretera con tráfico superior a 49 vehículos pesados al día por
sentido de circulación.

La calle tiene un total de cuatro carriles, dos para cada sentido


de circulación.

a.- Caracterización del Tráfico.


El tráfico aproximado es de 80 vehículos pesados por día en ambos sentidos de
circulación. En este caso, para calzadas de dos carriles por sentido de circulación, es
el carril exterior sobre el que inciden los vehículos pesados que circulen en el sentido
considerado. En nuestro caso el tráfico de proyecto (TP) será:

TP = 80 x 0.5 = 40 vehículos pesados/día para cada sentido de circulación. Lo que


se corresponde con una Categoría de Tráfico C1 (Tabla 5.3.). b.-
Caracterización de la Explanada. La capacidad portante de la explanada,
definida por el índice CBR indica que:
CBR = 14.
Con lo que la explanada asociada se corresponde con el tipo E2.
Entrando con C1 y E2 en la Tabla 5.5. Se obtienen las siguientes secciones del firme.

Capa Espesor (cm)


Euroadoquines 8
Capa de Arena 3-5
Base de Hormigón Magro 15
Subbase Granular 15
Capa Espesor (cm)
Euroadoquines 8
Capa de Arena 3-5
Base de Zahorra Artificial 15
Subbase Granular 15

La explanada en ambos casos estará compactada. La disposición en planta de los


Euroadoquines será tal que no se formen líneas de juntas continuas en la dirección
del tráfico predominante.

Como bordes de confinamiento podrán utilizarse bordillos, cauces, las aceras


situadas a ambos lados de la vía, las medianas divisorias o cualquier otro
contemplado en la norma prEN 1338.

Para asegurar un correcto desagüe, se darán unas pendientes transversal y


longitudinal de un 2% y un 1,5%, respectivamente.

4.- Terminal de Autobuses.


Con este último ejemplo práctico, vamos a considerar el caso más desfavorable que
se puede presentar, que se corresponde con una explanada de baja capacidad
portante y un tráfico de proyecto elevado, siempre que no se superen los 150
vehículos pesados al día.
a.- Caracterización del Tráfico.
Al tratarse de una terminal de autobuses, el tráfico previsto será casi íntegramente de
vehículos pesados (autobuses). Su número es de 140 vehículos pesados /día, por lo
que la Categoría de Tráfico asociado será, según la Tabla 5.3., C0.

b.- Caracterización de la Explanada.

La capacidad portante de la explanada, viene definida por el índice CBR = 5, que es


el mínimo aceptado y por lo tanto, la explanada se corresponde con el tipo E1. A
partir de los datos anteriores (C0, E1), se obtienen las siguientes secciones del firme

(Tabla 5.5.).
Capa Espesor (cm)
Euroadoquines 8
Capa de Arena 3-5
Base de Zahorra Artificial 25
Subbase Granular 25
Capa Espesor (cm)
Euroadoquines 8
Capa de Arena 3-5
Base de Hormigón Magrol 15
Subbase Granular 15
5.-PROYECTO

5.- PROYECTO
5.4.- ELECCION DE EUROADOQUINES Y DISPOSICIÓN EN
PLANTA
La respuesta presentada por un pavimento de Euroadoquín frente a las acciones
generadas por el tráfico, depende básicamente de dos factores:

1.- Del sellado de las juntas entre


adoquines y 2.- De la rigidez de los bordes
de confinamiento.

Aparte de estos dos factores fundamentales, la forma de los Euroadoquines y su


disposición en planta, participan de manera decisiva en la transmisión de los
esfuerzos horizontales.

5.4.1.- Criterios de Elección.


Para la mayoría de las aplicaciones, se puede elegir entre un amplio abanico de
unidades. En la elección de un tipo de Euroadoquín, han de ser considerados tres
factores:
a.- Requisitos estéticos.
b.- Comportamiento estructural.
c.- Facilidad de construcción.
a.- Requisitos estéticos.
Cuando los requisitos estéticos son el principal condicionante en la elección de los
Euroadoquines, pocos principios objetivos pueden ser enunciados. En cualquier
caso, es necesario hacer hincapié en las enormes posibilidades expresivas que
ofrecen los pavimentos de Euroadoquines, sólo limitadas por la propia creatividad
del proyectista, al permitir combinar de múltiples maneras tanto su color, como su
forma y disposición en planta. Si bien es cierto, que en áreas sometidas a tráfico
rodado, puede ser necesario sacrificar algunos de los requisitos estéticos para
lograr un buen comportamiento a largo plazo. Así, por ejemplo, es posible algunas
veces compensar el uso de formas de Euroadoquines estructuralmente menos
eficaces frente al tráfico rodado con la colocación en la base de materiales rígidos
como el cemento estabilizado, la gravilla o el hormigón magro. Sin embargo, esta
propuesta puede suponer una desventaja cuando priman las consideraciones
económicas.
b.- Comportamiento estructural.
En relación con la clasificación de los Euroadoquines presentada en el Capítulo 3,
un estudio cuidadoso sugiere que para conseguir el mejor comportamiento posible
bajo tráfico, los Euroadoquines machihembrados multidireccionales, colocados en
enlace espina de pez son los adecuados. Podemos decir, que donde los requisitos
estructurales del pavimento son la primera consideración en el diseño, es
prudente elegir las formas machihembradas multidireccionalmente
preferentemente a las formas machihembradas unidireccionalmente, las cuales a
su vez, son preferibles frente a las unidades no machihembradas. Se aconseja
también, colocar los Euroadoquines en la disposición en espina de pez. A este
respecto, conviene recalcar que la forma de Euroadoquines y el modelo de
colocación están a menudo interrelacionados.

Una vez que la elección de la forma del Euroadoquín y su disposición en planta


ha finalizado, sólo queda seleccionar su espesor adecuado. Donde se elijan
unidades machihembradas multidireccionalmente colocadas en espina de pez,
raramente es necesario emplear espesores de Euroadoquines superiores a 8 cm.
Sin embargo, en el caso de unidades machihembradas unidireccionalmente o no
machihembradas empleadas en áreas de tráfico pesado se seleccionan
espesores de hasta 12 cm. c.- Facilidad de construcción.
La forma del Euroadoquín, influye en la facilidad de construcción en dos aspectos:

1.- Porque condiciona la disposición en planta, lo que podría incrementar el


número de juntas necesarias.
2.- Podría influir en la facilidad de manejo de las unidades durante su
colocación.
Analicemos cada uno de estos aspectos con más detalle. Como se reflejó
anteriormente, la forma del Euroadoquín dicta la disposición en planta. Así, las
unidades machihembradas unidireccionalmente han de disponerse en
"matajunta". Esto supone que las juntas quedan situadas a lo largo de la dirección
del tráfico, lo que significa que en las intersecciones y cambios de alineación
podría ser necesario instalar enlaces constructivos. En ocasiones, los cambios de
alineación se consiguen mediante adoquines de formas especiales. Sin embargo,
es más conveniente superarlo por la elección de Euroadoquines que puedan ser
dispuestos en espina de pez. Como se muestra en la Figura 5.6., es posible
extender una disposición en espina de pez a través de cualquier tipo de alineación
de calles sin la necesidad de romper el modelo con juntas constructivas. Donde la
calle tiene una disposición curvilínea será necesario, cortar los bordes de las
unidades para ajustarlos a los bordillos.

La forma de los Euroadoquines también influye en la cantidad de mano de obra


requerida durante la colocación. Así, donde las unidades no sean simétricas, se
precisará que de manera alternativa dichas unidades sean giradas 180º en el
plano horizontal durante la colocación. Todos estos requisitos extras bajan los
rendimientos de la mano de obra. Por último, destacar que no todas las formas y
espesores de unidades son aptas para colocación mecanizada. Algunas formas
pueden requerir equipos especiales para elevarlas y colocarlas. En cualquier caso
todos estos factores deberán ser analizados con detalle cuando se proceda a la
elección de una determinada unidad para pavimentar.
5.- PROYECTO

5. 4.- ELECCION DE EUROADOQUINES Y DISPOSICIÓN EN PLANTA

5.4.2.- Disposición en planta.


Los modelos más usuales de disposición en planta son mostrados en la Figura
5.7.

Los ensayos realizados sobre pavimentos con diferentes disposiciones en planta


han sido utilizados para comparar el comportamiento de pavimentos de
Euroadoquín colocados en espina de pez, matajunta y parquet. Como se muestra
en la Figura 5.8., las deformaciones más pequeñas asociadas al tráfico se
encuentran en los pavimentos dispuestos en espina de pez, mientras que las
mayores deformaciones están asociadas con el modelo matajunta,
particularmente cuando las líneas de enlace son paralelas a la dirección del
tráfico. Las ventajas de la disposición en espina de pez son más pronunciadas
donde el pavimento tiene que resistir cargas de giro (al girar los vehículos).

Donde los Euroadoquines son instalados en espina de pez, se ha comprobado


que la orientación del modelo de colocación con respecto a la dirección del tráfico,
tiene una pequeña influencia en la ejecución. Los ensayos han sido dirigidos para
los tres modelos de enlace en espina de pez, mostrados en la Figura 5.7. La
consecuencia práctica de estos estudios es que la disposición en espina de
pez será elegida como el modelo de colocación ideal para áreas sometidas
a tráfico rodado.
ING. JHONNY
BERAUN CARNERO
CARNEEROCARNERO
6.- EJECUCIÓN DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES.

6.1.- INTRODUCCIÓN.
Una vez que el pavimento de Euroadoquines ha sido dimensionado y los
materiales que constituyen el firme han sido correctamente especificados, es el
momento de proceder a la ejecución del mismo. Se describen en este capítulo los
pasos a seguir en la ejecución de un Pavimento de Euroadoquines Prefabricados
de Hormigón, centrándonos en los aspectos más significativos de este tipo de
obras.

La construcción de un pavimento de Euroadoquines puede subdividirse en las


siguientes operaciones:

A - Planificación del Trabajo.


B - Preparación de la Explanada.
C - Extensión y Compactación de la Subbase.
D - Extensión y Compactación de la Base.
E - Ejecución de los Bordes de Confinamiento.
F - Extensión y Nivelación de la Capa de Arena.
G - Colocación de los Euroadoquines.
H - Vibrado del Pavimento. I - Sellado con Arena.

Las cuatro primeras operaciones son generales para cualquier firme flexible,
mientras que las restantes son específicas para los pavimentos de adoquines.

6.2.- PLANIFICACIÓN DEL TRABAJO.


Antes de proceder a la ejecución del firme propiamente dicho, es preciso analizar
cuidadosamente la localización de los diferentes servicios urbanos, para asegurar
así que las diferentes operaciones constructivas no dañarán las conducciones
existentes bajo tierra.

Debe comprobarse también que la maquinaria a utilizar no interferirá con los


tendidos existentes (red telefónica y tendido eléctrico entre otros).

Por último, será necesario preparar convenientemente las vías de acceso de los
vehículos y maquinaria para evitar demoras en la realización del trabajo.

6.3.- PREPARACIÓN DE LA EXPLANADA.


La preparación de la explanada comienza asegurando, en primer lugar, que ésta
se mantiene seca y bien drenada. Así, en áreas donde el nivel freático es elevado,
es preciso realizar un drenaje que permita mantenerlo al menos 30 cm por debajo
del terreno.

El siguiente paso en la preparación de la explanada supone retirar todas las raíces


y materia orgánica y/o añadir el material necesario hasta obtener la cota de
proyecto definida en los estudios preliminares.

A continuación, se debe proceder a la compactación adecuada de la explanada


(al menos de 40 cm de profundidad), de forma que se garantice la capacidad
portante exigida en proyecto. La compactación vendrá definida por alguna de las
siguientes condiciones:

- Índice de Huecos (e) menor o igual al 5%.


- Densidad mayor o igual de la que corresponde al 95% de la máxima obtenida en
el ensayo Proctor normal.
- Densidad seca mayor o igual de la que corresponde al 90% de la máxima obtenida
en el ensayo Proctor modificado.

El comportamiento del terreno natural deberá ser lo más uniforme posible, por lo
que es conveniente retirar las zonas blandas y sustituirlas por terreno adecuado.

Si la explanada original no posee las características portantes necesarias, se


deberá proceder al tratamiento de la misma. Así, para explanadas con un Índice
CBR < 5% es conveniente colocar en la parte superior una capa de explanada
seleccionada, cuya misión es proporcionar una plataforma de trabajo firme sobre
la cual la subbase y/o la base puedan ser adecuadamente compactadas. Además,
esta capa sirve para proteger a los suelos de ser debilitados por el paso de los
vehículos necesarios para la ejecución del firme. Genéricamente, la capa de
explanada seleccionada contendrá material cuyo CBR > 15% y cuya máxima
densidad seca modificada no sea inferior al 93%. El espesor de esta capa
dependerá de la capacidad portante de la explanada (Tabla 6.1).

Tabla 6.1. Espesor mínimo de la explanada seleccionada


Espesor mínimo de
Indice CBR de la
la explanada
explanada seleccionada
5% 15 cm
2% 30 cm
Un camino efectivo para proporcionar una adecuada plataforma de trabajo es
estabilizar los 15-20 cm superiores de la explanada de arcilla con limos o limo-
cemento, en un porcentaje adecuado, en función de los resultados de los ensayos
de laboratorio, de forma que el porcentaje de limo o limo-cemento a añadir sea el
adecuado para que la explanada resultante tenga un CBR 10%. Así, en
explanadas arcillosas esto se puede conseguir añadiendo de un 3 a un 5% de cal
apagada por peso de suelo seco.
Como alternativa a la realización de estabilizaciones en explanadas débiles, es
posible la colocación de geotextiles. Estos sirven para evitar la intrusión de
material de la explanada dentro de la subbase, además de fortalecer la explanada.
El fortalecimiento anterior, generalmente sólo es efectivo para explanadas muy
débiles (CBR < 2%) y conduce a un incremento equivalente en CBR de no más
de dos puntos porcentuales.

La principal desventaja de esta última alternativa (uso de geotextiles) es el aspecto


económico, que hace que los otros procedimientos de mejora de la explanada
sean mucho más utilizados, salvo en los casos en que la explanada sea
excepcionalmente débil o existan severas obligaciones en el plazo permitido para
la construcción.

Más detalles sobre esta fase de la ejecución, pueden consultarse en el Pliego de


Prescripciones Técnicas Generales para Obras de Carreteras y Puentes del
MOPTMA. (PG3).

6.- EJECUCION DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES.

6.4.- EXTENSIÓN Y COMPACTACIÓN DE LA SUBBASE.

Una vez compactada la explanada, se procederá a la extensión de la subbase en


tongadas con un espesor suficientemente reducido para que se obtenga, en todo
el espesor, el grado de compactación exigido.

En el caso, que en la construcción de la subbase se utilicen materiales sueltos


como la roca machacada o la grava, aparecerán pocos problemas en dicha
ejecución, siempre que los materiales hayan sido correctamente especificados.
Simplemente, será preciso tomar unas precauciones rutinarias para evitar la
segregación de estos materiales durante su transporte, vertido y extensión.

Si los materiales utilizados en la subbase son materiales sueltos


convenientemente estabilizados, existen un número de factores que han de ser
considerados. El primero de ellos hace referencia al método de estabilización.
Para grandes superficies de trabajo, donde existe espacio suficiente para que los
equipos de estabilización puedan operar y donde las diferentes etapas
constructivas pueden llevarse a cabo en procesos continuos, serán los procesos
de estabilización de "mezcla in situ" los más apropiados y rentables en cuanto a
coste. Por el contrario, cuando el espacio resulta insuficiente para que opere un
tren de estabilización, es preferible que los materiales utilizados sean
estabilizados en una planta central de mezclado-hormigonado.

En cualquier caso, es el tiempo transcurrido desde que se realiza la mezcla hasta


que la extensión y compactación ha finalizado, la clave de la realización de una
estabilización en el pavimento. Tiempo que en ningún caso excederá de 60
minutos.
Cuando la mezcla se ha efectuado en una planta central lejana al lugar de trabajo,
será preciso añadir a la mezcla agentes retardantes que incrementan el tiempo
durante el cual la mezcla permanece en buenas condiciones.

La subbase, como ya se indicó al iniciar este apartado, se extiende en tongadas


cuyo espesor compactado esté comprendido entre los 10 y los 15 cm.

La compactación representa uno de los aspectos cruciales para cualquier


pavimento flexible y en el caso de pavimentos de adoquines prefabricados de
hormigón, una compactación inadecuada es causa del fallo del pavimento. Por
esta razón, la compactación se continuará hasta que la densidad sea como
mínimo mayor o igual a la que corresponda al 95% de la máxima obtenida en el
ensayo Proctor modificado.

La superficie acabada no deberá rebasar a la establecida teóricamente en ningún


punto, ni diferir de ella en más de 1/5 del espesor previsto en los planos, para la
subbase granular.

Por último, recalcar que no es conveniente extender subbases granulares cuando


la temperatura ambiente sea inferior a dos grados centígrados.
Si se precisa un conocimiento más detallado de esta fase constructiva, se
recomienda remitirse al ya mencionado Pliego de Condiciones Técnicas
Generales para Obras de Carreteras y Puentes (PG3).

6.5.- EXTENSIÓN Y COMPACTACIÓN DE LA BASE.

Una vez extendida y compactada la subbase, se procederá a la extensión de la


base. En líneas generales, la extensión y compactación de las bases granulares
de zahorra artificial se realiza de forma análoga a la subbase granular, pero con
un grado de compactación mayor, que debe alcanzar como mínimo el 98% del
ensayo Proctor modificado, en el caso de que el tráfico previsto sea ligero
(categorías C1,C2,C3 y C4) y el 100% para tráfico pesado (categoría C0).

Las tolerancias en la superficie acabada quedan reflejadas tanto para la


explanada, la subbase y la base en la Tabla 6.2. Como método práctico, el
acabado de la base debería ser similar al exigido en una superficie de carreteras
con un riego de imprimación bituminoso. A este respecto conviene señalar que,
tras el paso de vehículos, la superficie final del pavimento reflejará el perfil de la
base. De ahí la necesidad de imponer tolerancias estrictas en el acabado de la
base (Tabla 6.2).

Si no existieran especificaciones, se recomienda que la base no debería desviarse


de los niveles de diseño establecidos, más de 10 mm. En ningún caso, la capa de
arena se podrá sustituir por material de la base cuando las compensaciones en
los niveles de la base estén fuera de las tolerancias especificadas.

Tras la compactación y ajuste, es prudente proceder al sellado de la base, con


una ligera aplicación de un betún de curado rápido o una emulsión bituminosa. El
objetivo de este sellado es evitar que durante los dos o tres primeros meses tras
la ejecución del pavimento, las filtraciones de agua a través de las juntas del
pavimento puedan dañar a la base de material suelto.

En el caso de bases de hormigón magro, su puesta en obra es análoga a la del


hormigón vibrado en pavimentos rígidos. El curado se realizará con productos
filmógenos que eviten la pérdida de agua en el primer período de endurecimiento
del hormigón.

Las únicas juntas que se realizarán, serán juntas longitudinales y transversales de


hormigonado. Las juntas transversales se dispondrán perpendicularmente al eje
del vial. No se sellará ninguna junta.

En cualquier caso, la preparación de la base deberá extenderse hasta los bordes


de confinamiento. El espesor de la base compactada bajo los bordes de
confinamiento no debe ser menor de 10 cm.

Tabla 6.2. Tolerancias Superficiales


CAPA TOLERANCIA
Explanada -50 mm; + 15 mm
Explanada
-50 mm; + 10 mm
seleccionada Subbase
Base -30 mm; + 10 mm
Concluyendo diremos que, dado que en muchos proyectos la preparación de la
explanada y la construcción de la subbase y la base van a ser llevadas a cabo por
diferentes subcontratistas que van a realizar el extendido del lecho de arena y la
colocación de los Euroadoquines, es imprescindible asegurar antes de esparcir la
arena, que la base cumple con las especificaciones establecidas, tanto en el
acabado de la superficie como en lo que respecta a su densidad (Figura 6.1.).

Conviene añadir que la integridad de los bordes de confinamiento depende en


gran medida de que éstos sean colocados sobre una base adecuadamente

compactada.
6.- EJECUCIÓN DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES.

6.6.- EJECUCIÓN DE LOS BORDES DE CONFINAMIENTO.

Como ya se ha indicado anteriormente, los pavimentos de Euroadoquines


Prefabricados de Hormigón requieren un elemento que los confine y cuya función
es contener el empuje hacia el exterior que produce el pavimento. De este modo
se evitan los desplazamientos de las piezas, aperturas de las juntas y pérdidas de
trabazón entre los Euroadoquines.

Este elemento debe constituirse antes de proceder a la colocación de los


Euroadoquines y otra de sus funciones es evitar que la arena que constituye el
lecho pueda dispersarse.

El borde de confinamiento debe apoyarse, como mínimo, 15 cm por debajo del


nivel inferior de los Euroadoquines, para poder garantizar la fijación deseada
(figura 6.2.).

Generalmente, los bordes de confinamiento están situados sobre hormigón, con


la precaución de sellar las juntas verticales entre los elementos contiguos. Esto
evita la salida de la arena (capa de arena y arena de sellado).

Normalmente, basta disponer los bordes de confinamiento a lo largo del perímetro


exterior del pavimento. No obstante, en grandes superficies, ocasionalmente se
han instalado vigas de confinamiento interiores. Esto hace que surjan caras
adicionales de colocación, con lo que se incrementa la velocidad de ejecución. Sin
embargo, es conveniente evitar el uso de estas vigas porque, bajo tráfico, es
frecuente que se produzcan movimientos diferenciales entre las vigas y los
adoquines, pudiéndose llegar incluso a la rotura de las vigas.

6.7.- EXTENSIÓN Y NIVELACIÓN DE LA CAPA DE ARENA.

Constituye el elemento fundamental que va a influir sobre el comportamiento


futuro del pavimento.
Una vez que la arena ha sido adecuadamente seleccionada, debe tenerse
especial cuidado, tanto en su extensión como en el control del contenido de
humedad. Conviene recordar que por su granulometría no es una arena
propiamente dicha, sino un árido un poco más grueso.

El extendido y nivelación de la capa de arena tiene como objetivo conseguir una


capa uniforme en cuanto a comportamiento y en consecuencia, en cuanto a
espesor, ya que no se compacta hasta que los Euroadoquines han sido colocados.
Para realizar dicha nivelación puede utilizarse un listón de nivelación con guías
longitudinales (Figura 6.3.).

Idealmente, para finalizar la compactación, la arena debe tener un contenido de


humedad entre un 6% y un 8%, es decir, la arena no estará seca ni saturada.

La extensión de la capa de arena debe hacerse de modo que, la cantidad de arena


colocada diariamente permita precisamente que los adoquines colocados cada
día sean completados. Una vez que se ha extendido la arena, ésta no debe
permanecer a la intemperie esperando la colocación de los adoquines, ni siquiera
una noche, ya que la arena es propensa a cambios en el contenido de humedad
debido a factores tales como la lluvia, el rocío y la evaporación, entre otros.

Una vez que la arena ha sido nivelada, no debe pisarse, por lo que la colocación
de los Euroadoquines se realiza desde el pavimento terminado. No es
recomendable echar la arena en tramos muy grandes a la vez, ya que se
desperdicia material, y el trabajo se organiza mejor en tramos de 3 ó 4 metros.
El espesor final de la capa de arena ha de ser uniforme, ya que como se explicó
en el Capítulo 5, los ensayos han mostrado que las deformaciones asociadas al
tráfico en los pavimentos de adoquines se deben en parte, al espesor de la capa
de arena. De acuerdo con esto, el espesor de esta capa nunca debería variar para
acomodarse a las irregularidades existentes en la superficie de acabado de la
base.

El espesor final de la capa de arena, una vez colocados los Euroadoquines y


vibrado el pavimento, debe estar comprendido entre 3 y 5 cm.

6.- EJECUCIÓN DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES.

6.8.- COLOCACIÓN DE LOS EUROADOQUINES.

La primera decisión a tomar en la construcción de cualquier pavimento de


Euroadoquines es por dónde comenzar la colocación. Así, en un lugar con
pendiente, es conveniente comenzar por el punto más bajo y continuar pendiente
arriba.
Antes de proceder a la colocación de los adoquines, estos deberían ser
controlados para que cumplan las especificaciones establecidas en capítulos
anteriores.

La secuencia de operaciones constructivas, queda reflejada en la Figura 6.5.,


teniendo en cuenta que los Euroadoquines deben situarse lo más cerca posible
de la superficie de colocación para minimizar así, la mano de obra adicional
necesaria. Para transportar los adoquines desde las pilas de almacenamiento
hasta la superficie de trabajo pueden usarse diferentes tipos de carretilla, y donde
las distancias a cubrir sean menores de 6 m, pueden usarse también cintas
transportadoras continuas.

El hecho de que los Euroadoquines se coloquen manual o mecánicamente


dependerá de factores económicos, del tiempo disponible para completar el
trabajo y del tamaño y disposición del lugar de trabajo. En general, una colocación
mecanizada consigue doblar la productividad de cada hombre, si lo comparamos
con los rendimientos obtenidos cuando la colocación es manual. Existen, por otro
lado, significativas ventajas al emplear colocación mecanizada frente a colocación
manual. Si bien, aquella sólo es posible donde el trabajo es lo suficientemente
grande como para permitir la maniobrabilidad de las máquinas de colocación.

Como conclusión, podemos decir que la colocación mecanizada es más efectiva


para grandes pavimentos en zonas industriales y para calles anchas y rectas. Por
el contrario, la colocación mecanizada resulta poco eficaz en la pavimentación de
caminos peatonales, carreteras estrechas o en pavimentos decorativos, donde
existen muchas intrusiones, o cuando la alineación es curvilínea.
La colocación de los primeros adoquines requiere un cuidado especial, puesto que
esto se reflejará en la disposición de los sucesivos elementos. Para obtener el
modelo de colocación buscado es necesario disponer los primeros
Euroadoquines, en el ángulo exacto, contra un borde fijo de salida. Si éste no
existiera, una buena norma es reproducir el borde fijo de salida a través del
tendido de un cordel ( Figura 6.6. y 6.7.).

Además del cordel inicial, se irán tendiendo cordeles de referencia hasta


completar la operación de colocación. Analicemos ahora con más detalle la
colocación de los Euroadoquines manual y mecánicamente.
6.- EJECUCIÓN DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES.

6.8.1.- Colocación Manual.

Los Euroadoquines, si carecen de muesca distanciadora (espaciador o


separador), deberán ser colocados con un interespaciado aproximado de 2 a 3
mm. Cada adoquín debe ser colocado con cuidado, para no molestar al adoquín
contiguo y hasta que no se hayan puesto tres o cuatro hileras no se puede trabajar
a ritmo normal. Debe recalcarse que los adoquines no deben ser martilleados, ya
que se pueden provocar astillamientos o desgajamientos de los mismos. El orden
de colocación debe garantizar que los Euroadoquines puedan ser colocados con
facilidad, de forma que no se fuerce nunca la colocación de un adoquín entre los
ya instalados.

El rendimiento de la colocación manual oscila entre los 30 m2 / día / hombre y 50


m2 / día / hombre según la organización de la obra, la disposición en planta, la
forma y tamaño de los Euroadoquines. Los rendimientos de colocación que se
consiguen dependen más de la complejidad del trabajo, en términos de corte y
ajuste de los adoquines a los bordes de confinamiento o intrusiones, que al
modelo en sí mismo.

Los pavimentos de Euroadoquines, deben iniciarse por una línea recta, y los
espacios existentes entre esta línea inicial y el borde de confinamiento deben ser
rellenados con Euroadoquines serrados o guillotinados. Si la distancia entre el
Euroadoquín y dicho borde es inferior a 4 cm, los Euroadoquines no deben ser
cortados, rellenándose el espacio con una mezcla compuesta de 4 partes de
arena y 1 parte de cemento. En el caso de existir elementos en el interior del área
a pavimentar, como pozos de registro o imbornales, los ajustes de los
Euroadoquines se hacen de igual forma que con los bordes de confinamiento.
Cuando las líneas definidas por el modelo de colocación empiezan a desviarse,
las uniones entre adoquines deben ser ajustadas usando palancas que restauran
el modelo de colocación deseado. Esto debe realizarse antes de que las juntas
sean selladas con arena.

Durante todo el proceso de colocación debe comprobarse que la anchura de las


juntas sea de 3 mm ± 1 mm, garantizando que todos los Euroadoquines queden
nivelados.

Para colocar un Euroadoquín, el operario deberá deslizarlo dentro de su posición,


manteniendo con un dedo una presión suave para así sujetarlo contra los
adoquines que ya ocupan su lugar. Esto asegura que el adoquín no se inclina y
aterriza en la capa de arena justo en una esquina o borde.

Por último destacar que, hasta que el pavimento no haya sido compactado con el
vibrador, no debe estar sujeto a cargas , que no sean el peso de quien lo coloca
y de sus herramientas. Bajo ninguna circunstancia durante la colocación debe ser
pisado el lecho de arena (Figura 6.8.). La obra debe organizarse de manera que,
los obreros y el material pasen por encima del pavimento colocado. Someter a
cargas el pavimento antes de su compactación y sellado completo de las juntas,
puede ocasionar roces entre los Euroadoquines con el riesgo de que éstos se
astillen.

6.8.2.- Colocación Mecanizada.

Cuando la situación de la obra lo permita (grandes superficies, espacios para


maniobrar la maquinaria y homogeneización del color pedido), los Euroadoquines
podrán ser colocados mecánicamente, utilizando máquinas que permitan retirar el
material embalado por capas y su adecuada disposición en planta. En este caso,
los Euroadoquines deben ser preparados, en el momento de su manufactura, para
obtener el modelo de disposición en planta solicitado. Cada grupo de
Euroadoquines son elevados por abrazaderas operadas hidraúlicamente y
sometidos a compresión para asegurar que no se caerán de la abrazadera
mientras están siendo transportados a la superficie de trabajo. Por esta razón,
cada Euroadoquín es fabricado con salientes (espaciadores o separadores) en
cada una de sus caras laterales, para asegurar que durante la colocación
mecánica del pavimento es posible mantener un espesor de juntas adecuado (3
mm ± 1 mm).

Los rendimientos obtenidos utilizando medios mecánicos ascienden hasta los 100
/ 120 m2 / día / hombre. Generalmente, en grandes superficies de pavimentación
donde la maquinaria es completamente operativa en cada parte del trabajo de
pavimentación, los costes de la pavimentación mecanizada son menores que los
de la colocación manual.

6.- EJECUCIÓN DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES.

6.9.- VIBRADO DEL PAVIMENTO.


Después de que los Euroadoquines han sido colocados en una zona que debe ser
utilizada (cargas de obra), o cuando se vaya a suspender el trabajo, es necesario
llevar a cabo la compactación de la superficie construida (Figura 6.9).

Por compactación se entiende la acción de ajustar los adoquines en el lecho de


colocación, teniendo en cuenta que esta compactación debe ser realizada antes
del final de cada turno de trabajo, resultando desaconsejable dejar grandes áreas
de pavimento sin compactar, ya que tales áreas pueden deformarse por el paso
de carretillas de adoquines, elevadores de carga y camiones.

Antes de efectuar la compactación hay que asegurarse que la superficie del


pavimento y la placa del vibrador estén bien limpios y secos. Esta operación se
realiza con placa vibratoria o con rodillos mecánicos estáticos o dinámicos. En
Gran Bretaña se recomienda que la placa tenga un área de 0,35 a 0,5 m2, una
fuerza centrífuga de 16-20 KN y una frecuencia de vibración de 75 a 100 Hz. En
general, podemos decir que las fuerzas vibratorias y el paso de los rodillos
mecánicos serán proporcionales al espesor y a la forma de los adoquines y a las
características del lecho de arena y de la subbase.

Normalmente, se aplican dos ciclos de compactación. El primer ciclo compacta los


Euroadoquines en la capa de arena con las juntas medio rellenas. Posteriormente
cuando las juntas son selladas completamente con arena, se aplica un nuevo ciclo
de compactación hasta llevar el pavimento a su estado final. En general es
aconsejable la utilización de rodillos recubiertos de goma o bien de placas
vibratorias recubiertas de una capa protectora. De esta forma se garantiza una
mayor uniformidad en las vibraciones y se evitan daños estéticos en los
adoquines.

http://www.euroadoquin.org/6/43.htm (1 de 2) [08/01/2004 9:18:20]


En la compactación de superficies con inclinación se recomienda que ésta se
realice en sentido transversal de la pendiente y en sentido ascendente.

6.10.- SELLADO CON ARENA.


Una vez que el pavimento ha sido compactado por primera vez, sobre la capa de
Euroadoquines y las juntas medio rellenas, se extiende una ligera capa de arena
para completar el sellado de juntas, cumpliendo con las características
especificadas en el Capítulo 5 (5.2.1. y 5.2.2.). Esta operación es especialmente
importante para garantizar un buen comportamiento del pavimento de
Euroadoquines. Así, el completo sellado de las juntas es indispensable y requiere
extender sobre la superficie del pavimento una arena fina y seca en el momento
de la colocación. Idealmente, esta arena debe ser barrida dentro de las juntas
usando escobas manuales o mecánicas, para que de este modo la arena penetre
en los espacios dejados entre los Euroadoquines, a la vez que se hace un vibrado
final que asegure el mejor llenado de las juntas. La arena sobrante sobre el
pavimento debe retirarse mediante un barrido, no por lavado con agua (Figura
6.10.).
Puesto que la adaptación de las juntas es gradual y requiere más fases de vertido
de arena, es aconsejable no efectuar inmediatamente la limpieza final.

7.- MANTENIMIENTO.

Cuando la ejecución de los pavimentos de Euroadoquines ha sido la adecuada,


su mantenimiento es muy bajo y proporcionan durante décadas una muy buena
superficie.

Los pavimentos de Euroadoquines sometidos tanto a tráfico peatonal, como a


tráfico rodado están expuestos a la suciedad, las manchas y el desgaste. Esto es
común para todos los pavimentos.

Este capítulo contempla los pasos a seguir para mantener y restaurar la apariencia
original de los pavimentos de adoquines, lo que incluye la limpieza del pavimento
y su posterior sellado. Para conseguir los mejores resultados se recomienda el
uso de limpiadores y selladores específicos para pavimentos de hormigón.

7.1.- LIMPIEZA DEL PAVIMENTO.

El primer paso para proceder a la limpieza del pavimento es identificar las


manchas que existen sobre el mismo y así aplicar el limpiador adecuado. Además,
debe tenerse especial cuidado en la selección y aplicación de los productos de
limpieza, como los ácidos, que pueden dañar la vegetación y la hierba.
El proceso de limpieza de las manchas más comunes es el siguiente:

● Asfalto y emulsiones asfálticas.


Enfriar con hielo (si
está caliente),
raspar y frotar la
superficie con
polvos abrasivos.
Finalmente, aclarar
con agua.

● Goma de mascar.
Raspar el exceso y frotar
con un emplasto de
alcohol
desnaturalizado.
Aclarar con agua
caliente y
detergente.

● Manchas de arcilla.
Raspar el material seco,
frotar y aclarar con agua
caliente y
detergente.

● Creosota.
Aplicar un emplasto con
disolvente y talco. Frotar
y dejar secar.
Raspar, frotar con
polvos
quitamanchas y aclarar con agua.

● Hojas, madera podrida o manchas de tabaco.


Aplicar blanqueadores caseros y frotar con cepillos rígidos de cerdas.

● Mortero.
Las manchas endurecidas se quitan cuidadosamente con una paleta, espátula o
escoplo.

● Humo.
Frotar con una mezcla de talco y blanqueador diluido con agua en una relación
1:5. Aclarar con agua.

● Aceite o grasa que ha penetrado.


Secar el exceso de grasa con trapos. Cubrir el área con aceite absorbente. Se
pueden usar talco, tierra de batán o diatomita. Dejarlo sobre la mancha por un día
y después barrer.
● Pintura.
La pintura fresca debrá ser secada inmediatamente con trapos o toallas de papel
secante. De no proceder así, podría esparcerse la pintura aumentando el trabajo
de limpieza. Si la pintura es látex y al agua, es preciso remojar y entonces frotar
el área con agua caliente, polvos quitamanchas y cepillo de cerdas hasta que no
se vean más progresos. El resto de la pintura se dejará secar y se limpiará como
se indica a continuación.

● Pintura seca.
Raspar cualquier exceso de pintura de la superficie.
Aplicar un disolvente comercial y dejar actuar durante 2030 minutos. Ablandar con
un frotado suave. Repetir cuanto sea necesario.

● Rodadas de neumáticos.
Frotar el área manchada con agua, detergente y polvos quitamanchas.

● Sangre, caramelo, ketchup, mostaza, manchas


de grasa de comida.
Para manchas firmes, aplicar detergente líquido
con fuerza y dejar actuar durante 20-30 minutos.
Frotar y aclarar con agua caliente. La limpieza es
más fácil si estas manchas son tratadas
inmediatamente.

Una vez que las manchas existentes han sido


eliminadas, se procederá a realizar una limpieza
total. Para ello, se protege la vegetación adyacente
al pavimento, y se inspecciona el área en busca de
cualquier unidad rota, la cual será remplazada.

El objetivo de la limpieza total es quitar la suciedad acumulada. Para llevarla a


cabo es recomendable la contratación de compañías profesionales de limpieza,
experimentadas en el uso de los
limpiadores y de los equipos de limpieza necesarios. Ellas son las que consiguen
los más altos niveles de resultados en la menor cantidad de tiempo
7.- MANTENIMIENTO.

7.2.- SELLADO DEL PAVIMENTO.


La aplicación de un sellador sigue a la limpieza de las manchas y a la limpieza
total.

Los selladores son usados por razones estéticas y funcionales, ya que


proporcionan una considerable mejora al intensificar los colores del pavimento.
Algunos selladores proporcionarán al pavimento una apariencia brillante, otros
darán lugar
a que el pavimento presente un aspecto 'húmedo', otros proporcionarán algún
aumento de color. Los selladores ofrecen muchas ventajas funcionales. Así,
protegen al pavimento de la penetración de las manchas, lo cual resulta muy útil
en los alrededores de contenedores de basura y restaurantes de comida rápida,
entre otros. También, ayudan a mantener la arena en las juntas en el caso de que
existan flujos de agua a alta velocidad.
Donde algunos tipos de disolventes, pueden ser derramados, se han usado
uretanos elastómeros y ciertos selladores al agua, lo que previene su penetración.
Así mismo, los selladores especiales de uretano han sido utilizados para
estabilizar la arena de las juntas en áreas sometidas a gases de propulsión como
son los aeropuertos comerciales y militares.

Los diferentes tipos de selladores vienen reflejados en la Tabla 7.1. En cualquier


caso, se debe consultar con el fabricante o suministrador del producto, para
garantizar unos buenos resultados. Los selladores no recomendados para usarlos
en pavimentos de adoquines de hormigón son los álcalis, ésteres y acetatos de
polivinilos.
Siloxane * Si Si D ++
Acrílico Si Si Si Si D +
Uretano Si Si Varía No M.D. ++

http://www.euroadoquin.org/7/45.htm (1 de 2) [08/01/2004 9:18:55]


*Inicialmente, después disminuye. D=Difícil M.D.=Muy difícil
M=Moderado +=Precio Moderado +++=Precio Alto

Los selladores normalmente requieren ser reaplicados tras un periodo de uso. El


periodo tras el cual es preciso volver a aplicar el sellador dependerá del uso, del
clima y de la calidad del sellador.

8.- REUTILIZACIÓN DE LOS EUROADOQUINES EN REPARACIONES EN EL


SUBSUELO.

8.1.- INTRODUCCIÓN.
Una de las principales ventajas, consecuencia de pavimentar la superficie con
Euroadoquines Prefabricados de Hormigón es que el acceso a los servicios
urbanos situados bajo tierra para las operaciones de mantenimiento y reparación
se simplifica notablemente, disminuyéndose también los tiempos durante los
cuales el tráfico queda cortado. Es de destacar que una vez efectuada la
reparación, ésta es completamente invisible y no un antiestético parche, como
sería el caso de otros materiales usados en la pavimentación de zonas urbanas.

El procedimiento para quitar y remplazar los adoquines de la superficie es descrito


en el apartado siguiente.
8.2.- REPARACIONES EN EL SUBSUELO. REUTILIZACIÓN
DE LOS EUROADOQUINES.
8.2.1.-
Procedimiento.
a.- Apertura del
Pavimento.
Los adoquines de hormigón que han
sido colocados, y sometidos por
algún tiempo al tráfico rodado, están
estrechamente ligados unos con
otros, y podría resultar difícil quitar los
primeros adoquines sin romperlos.

El sistema habitual de apertura de un


área, para acceder a las capas
inferiores del firme, ha sido romper
dos o tres adoquines para conseguir
una
hendidura inicial (Figura 8.1.), y
entonces cuidadosamente retirar el
resto de los adoquines del área a descubrir. Esto tiene el inconveniente de
precisar la substitución de los adoquines rotos, por otros nuevos.

El otro método de apertura del pavimento, que se expone a continuación permite


salvar la totalidad de los adoquines sin roturas.

b.- Quitar el primer Euroadoquín.

● Quitar tanta cantidad de arena como sea posible usando la pequeña paleta de un
albañil u otra herramienta adecuada.

● Levantar el citado adoquín, usando palancas adecuadas o un "extractor de


adoquines" apropiado.

c.- Quitar los Euroadoquines siguientes.


● Una vez que el primer adoquín ha sido retirado (Figura 8.2.), se sacan los
siguientes adoquines usando una pata de cabra o herramienta adecuada.

Para levantar los adoquines


adyacentes a la zona abierta, puede
resultar aconsejable pasar sobre su
superficie un plato vibrador que
ayudaría a romper la trabazón
existente entre los mismos.
Posteriormente se extraen los
Euroadoquines (sin trabazón), con
una herramienta adecuada. Este
modo de operar se prolonga hasta
que un área de adoquines ha sido
quitada, al menos dos filas más allá
de la zona a excavar.

Los adoquines extraídos deberían,


en este momento, ser limpiados con
un cepillo de alambres (Figura 8.3.) y
apilados a un lado de la zanja en una
posición adecuada para su posterior
recolocación. Finalmente, la capa de
arena se quita y se continúa con la
excavación en el modo normal
(Figura 8.4.). d.- Rehabilitación
de las capas inferiores del firme.
Una vez realizada la excavación, y efectuada
la reparación de los servicios urbanos enterrados, comienza la rehabilitación de
las capas inferiores del firme. Así, se llevará a cabo una compactación en capas
de no más de 15 cm de espesor, siendo cada capa completamente compactada
con un plato o vibrador neumático (Figura 8.5.). Los materiales existentes en el
pavimento deberían ser remplazados con profundidades equivalentes del nuevo
material. Si fuese necesario los materiales de la base deberían ser repuestos para
remplazar las capas perdidas.

En el caso de que alguna de las capas inferiores del firme sea de hormigón magro,
para efectuar su rehabilitación, el hormigón es depositado con un camión
hormigonera ó produciéndolo in situ. Una vez vertido, se procede a su nivelación,
precisando un período de curación de 12 a 18 horas antes de que las arenas y los
adoquines puedan ser recolocados.

e.- Rehabilitación de la superficie de Euroadoquines.


Para proceder a la rehabilitación de la superficie del pavimento, se quita cualquier
arena contaminada y se añade material fresco aproximadamente en las dos
terceras partes del espesor completo, para posteriormente compactar totalmente
con un plato vibrador al nivel que está por
debajo de la arena adyacente compactada.
A continuación se esparce sobre el área,
arena adicional que se nivelará
convenientemente, finalizando con la
recolocación de los adoquines originales
tan ajustadamente como sea posible
(Figura 8.6.).

Para colocar los adoquines dentro de su


lugar se puede utilizar un martillo de goma
(Figura 8.7.), que no causará ningún daño
sobre los Euroadoquines.

Una vez que los Euroadoquines han sido


recolocados y enlazados con el pavimento
existente a cada lado de
la zanja, la compactación y relleno de las
juntas de la superficie debería ser llevada a
cabo según el método descrito en el
Capítulo 6 "Ejecución de los Pavimentos de Euroadoquines" (6.9.- Vibrado del
Pavimento; 6.10.- Sellado con Arena.). Genéricamente, esto requiere una pasada
de la placa vibradora antes de echar la arena de sellado y dos o tres más con la
arena de las juntas ya aplicada, lo cual asegura el completo entrelazado.
9.- PRESUPUESTO.
9.1.-
RENDIMIENTOS DE PUESTA EN OBRA.
Para poder especificar los rendimientos de puesta en obra de los pavimentos de
Euroadoquines, no basta con diferenciar entre ejecución manual y ejecución
mecanizada ya que esto supondría grandes oscilaciones dependiendo
fundamentalmente del tipo de obra y de los medios empleados. Así, se ha creído
más conveniente distinguir unas puestas en obra de otras a través de los
denominados "Grados de Dificultad", lo que permite es clasificar las obras de
pavimentación con Euroadoquines según sus características. Así, distinguiremos
siete grados de dificultad:

● Grado 1.
Explanada monocolor, sin pendientes pronunciadas donde es viable la colocación
mecanizada.

● Grado 2.
Calles de nueva apertura.

● Grado 3.
Explanada monocolor, con pendientes pronunciadas.

● Grado 4.
Calles situadas en centros o núcleos urbanos, donde existen problemas para
llevar a cabo la vibración del pavimento.

● Grado 5.
Acera y/o calzada multicolor.

● Grado 6.
Acera y/o calzada con intrusiones (alcorques, tapas de registros de servicios
urbanos, etc.) en el pavimento.

● Grado 7.
Acera y/o calzada con intrusiones en el pavimento y cambios de color.

La clasificación dada es tal, que conforme aumenta el grado de dificultad


disminuyen los rendimientos.

El otro factor que influye en los rendimientos de ejecución del pavimento son los
medios utilizados, tanto los que se refieren a mano de obra como a maquinaria.
Así, en lo referente a mano de obra determinaremos la composición de la cuadrilla.

· Cuadrilla 1. Constituida por:

● 1 Oficial.

● 1 Ayudante.

● 2 Peones .

· Cuadrilla 2. Constituida por:

● 1 Oficial.

● 1 Ayudante.

● 1 Peón.

En función de estos dos factores establecemos los rendimientos de puesta en


obra, expresados en m2 / día.

9. 2.- PRESUPUESTO.

El presupuesto de cualquier proyecto es el resultado de multiplicar los precios


unitarios por las mediciones. En nuestro caso vamos a limitarnos a incluir una
descripción detallada de las diferentes partidas que componen el precio de la
unidad de pavimento de Euroadoquín colocado, teniendo en cuenta que este
precio incluye:

● a.- Transporte de la arena de la "capa de arena" desde el lugar de acopio hasta


el lugar de puesta en obra.

● b.- Extensión y nivelación de la capa de arena.

● c.- Transporte de los Euroadoquines desde la zona de descarga hasta el lugar de


puesta en obra.

● d.- Colocación de los Euroadoquines, incluyendo los cortes a realizar en ellos


para ajustarlos a los bordes de confinamiento o a las intrusiones existentes en el
pavimento.
● e.- Vibrado del pavimento.
● f.- Transporte de la arena de sellado desde el lugar de acopio hasta el lugar de
puesta en obra.

● g.- Sellado con arena.

● h.- Limpieza final.

El precio unitario de cada partida, está compuesto por la parte correspondiente a:

● Mano de obra

● Materiales

● Maquinaria

● Costes indirectos (6% s/total). siendo estos cuatro elementos los que componen
el precio final.

9.2.1.- Cuadro de Precios.

Se especificarán las unidades de obra necesarias en la ejecución de un pavimento


de Euroadoquines, partiendo de que todos los trabajos de explanada, subbase y
base han sido previamente considerados por el prescriptor.

● M3 de Arena, cuya granulometría cumpla lo especificado en la Tabla 5.1., para la


Capa de Arena, incluyendo su transporte hasta el lugar de acopio de la obra.

● M2 de Euroadoquín del modelo elegido, incluyendo su transporte hasta la obra.

● M3 de Arena de Sellado cuya granulometría verifique lo establecido en la Tabla


5.1., incluyendo su transporte hasta el lugar de acopio de la obra.

El resultado final será, el precio del m2 de pavimento de Euroadoquín colocado


que incluye, el precio de:

- Materiales:
- 3-5 cm de arena para la Capa de Arena.
- 1 m2 de Euroadoquines del modelo elegido.
- Arena de sellado en cantidad suficiente, según modelo, espesor y disposición en
planta de los Euroadoquines.
- Mano de Obra:
- dependiendo del grado de dificultad y del tipo de cuadrilla empleada.
- Maquinaria:
- en función de los medios mecánicos utilizados.
- Costes Indirectos.

ANEXO A. ENSAYOS DE SUELOS

En el proyecto de ejecución de una carretera, un edificio, o cualquier otra obra


relacionada con la construcción, tiene gran importancia el conocimiento del
terreno sobre el que vamos a cimentar.

En primer lugar debemos identificar el tipo de suelo. Aunque un simple examen


visual nos permita determinarlo con cierta aproximación, se debe completar la
descripción con un examen granulométrico y una determinación de los límites de
Atterberg.

El suelo está compuesto de partículas de dimensiones variables. El análisis


granulométrico nos permite estudiar el tamaño de estas partículas y medir la
importancia que tendrán según la fracción de suelo que representen.

Este tipo de análisis se realiza por tamizado, o por sedimentación cuando el


tamaño de las partículas es muy pequeño (por debajo de los 0.08 mm, tamiz N
200 según la serie A.S.T.M.), según esto nos podemos encontrar con elementos
gruesos, gravas, arenas, limos y arcillas tal y como se indica en la Figura
1.

Si bien un análisis granulométrico es suficiente para gravas y arenas, cuando se


trata de arcillas y limos, turbas y margas se debe completar el estudio con ensayos
que definan la plasticidad del material.
Los límites de Atterberg definen los contenidos de agua característicos para los
que una arcilla determinada, triturada, alcanza diferentes estados de consistencia
relativa (Figura 2) y se expresan de la siguiente manera:

- Límite líquido, L.L: es el contenido de agua de una pasta arcillosa por encima
del cual pasa del estado plástico al estado líquido.

- Límite plástico, L.P.: es el contenido de agua de una pasta amasada por


debajo del cual pasa del estado plástico al estado semisólido.

- Límite de retracción, L.R.: representa el contenido de agua de una pasta


amasada por debajo del cual pasa del estado semisólido al sólido.Es poco
utilizado.

El contenido de agua se expresa como el contenido de agua natural de la muestra


inalterada en % del peso seco (w (%)).

- Indice plástico, Ip: Es la diferencia entre los límites líquido y plástico.


Ip = wl - wp

Según una primera aproximación a los límites de Atterberg nos encontramos con
la siguiente clasificación (Tabla 1).
Tabla1. Clasificación de tipos de suelos según
límites de Atterberg
wl Ip

Arenas wl < 35 Ip > 15


Limos 20 < wl <60 5 < Ip < 25
Arcillas wl > 30 Ip > 15

Asimismo, Casagrande confeccionó un ábaco de plasticidad (Figura 3) donde


clasifica los suelos coherentes en ocho grandes grupos que si bien es interesante,
resulta insuficiente en la mayoría de los casos, porque los suelos naturales son
mezclas, de forma que en los límites de Atterberg influyen diversos factores como
la presencia de materia orgánica o cales que puedan hacerlos variar.

De la misma manera, en la ejecución de estas de obras se requieren ensayos


que indiquen la densidad del suelo o el grado de compactación necesario
para obtener la combinación óptima de propiedades deseables para el problema.
Existen muchos y variados ensayos de laboratorio que determinan la densidad
máxima (o peso específico) y la influencia del contenido de la muestra en la
obtención de los resultados, cada uno de los cuales tiene la finalidad de reproducir
algún tipo de compactación "in situ". Por lo general en los ensayos de laboratorio
se suelen obtener humedades óptimas algo inferiores a las obtenidas "in situ" pero
variando el método de laboratorio se pueden conseguir una mejor correlación
entre ambos.

ANEXO A. ENSAYOS DE SUELOS

El apisonado Próctor es uno de ellos y consiste en apisonar el suelo en un


molde, extendiéndolo en dos capas o tongadas y compactando cada una con una
maza metálica. Si el ensayo se realiza varias veces y se trasladan los resultados
calculados de la densidad seca y la humedad a un gráfico, se aprecia en la curva
obtenida que al aumentar la humedad de moldeo de la muestra, el peso específico
seco aumenta hasta un máximo disminuyendo después. El peso específico y el
contenido de humedad para el máximo de la curva se denominan respectivamente
peso específico seco máximo y humedad óptima, para este tipo particular de
compactación y la energía correspondiente.

Cuando la energía de compactación que se utiliza es mayor el ensayo se conoce


como ensayo de apisonado Próctor Modificado.

La relación humedad-peso específico para un suelo determinado depende del


grado y tipo de compactación como se aprecia en la Figura 4, cuanto mayor es la
energía de compactación (curva 1), mayor es el peso específico y menor la
humedad óptima.
Tras numerosos ensayos con diferentes clases de materiales, se ha podido
observar lo siguiente:

- Los suelos granulares no responden a las variaciones en la humedad y en


la energía de compactación en la forma que lo hacen los suelos de grano fin. En
los suelos sin cohesión para humedades bajas se obtienen pesos específicos muy
bajos, debido a que las fuerzas capilares se oponen a la reorganización de los
granos de arena.

- Aumentando la energía de compactación y con una humedad dada se


consigue que las partículas que forman la estructura de un suelo se reorganicen
de una forma más ordenada y con una distribución apróximadamente paralela.

http://www.euroadoquin.org/a/49.htm (1 de 2) [08/01/2004 9:19:27]


- Los esfuerzos totales y las presiones intersticiales de un suelo pueden
variar considerablemente por efecto de la compactación.

- Según pruebas realizadas por Lambe, el aumento de la energía de


compactación en un suelo de grano fino reduce la permeabilidad, al aumentar el
peso específico seco y disminuyendo así los vacíos disponibles para el flujo del
agua.

- Cuando se ejecute un pavimento o estructura cualquiera se debería tener


en cuenta no sólo el comportamiento del suelo compactado, sino el
comportamiento del suelo bajo el pavimento terminado.

ANEXO A. ENSAYOS DE SUELOS

Otro factor importante, indicativo de la respuesta que puede dar un determinado


tipo de suelo ante la colocación de un pavimento de Euroadoquines y que nos va
a permitir diseñarlo de acuerdo con los resultados que se obtengan, es el índice
CBR.

El Indice CBR (California Bearing Ratio) se utiliza para evaluar la capacidad


portante de los suelos de explanaciones aunque, también es aplicable a capas de
base y subbases de firmes y se define como: el tanto por ciento de la presión
ejercida por un pistón sobre el suelo, para una penetración determinada, con
relación a la presión correspondiente a la misma penetración en una muestra
tipo (NLT-111/87).

Por otro lado se puede llegar a relacionar módulos característicos del suelo, que
nos permiten conocer sus propiedades de una manera más concreta, como el
módulo elástico, E, o el módulo de deformación del suelo, K (Figura 5), con el
índice CBR.
En la Figura 5 se puede observar el el valor del módulo K aumenta
considerablemente cuando el valor del índice CBR es mayor de 20, es decir
cuando la explanada tiende a ser poco deformable.

De acuerdo con lo comentado se pueden relacionar el tipo de explanada, el índice


CBR, el ensayo Proctor y los límites de Atterberg con los tipos de suelo, que según
el PG 3 (1975) se clasifican en: suelos inadecuados (SI), tolerables (ST),
adecuados (SA) y seleccionados (SS), de la siguiente manera:

E1.............
5 < CBR < Explanada deformable 10

http://www.euroadoquin.org/a/50.htm (1 de 2) [08/01/2004 9:19:32]


E2............10
< CBR < 20 Explanada poco deformable
E3............20
< CBR Explanada muy poco deformable

En la Figura 6 se observa que las explanadas consideradas para el cálculo de


secciones (E1, E2, E3), se relacionan con los suelos aceptables y seleccionados.
Cuando el índice CBR correspondiente se encuentra por debajo del 5 se debe
proceder un tratamiento de mejora del mismo.

De acuerdo con los resultados de estos ensayos y como ya se ha indicado a lo


largo de este Manual y en especial en los capítulos 5 y 6, se obtienen unas
determinadas características que deben cumplir las explanadas, bases y
subbases que conforman un pavimento de Euroadoquines para que su
comportamiento bajo un tráfico determinado, según el proyecto a realizar, sea
correcto.

ANEXO B. CALCULO ABREVIADO DE SECCIONES DE PAVIMENTOS DE


EUROADOQUINES

UTILIZACIÓN DE LAS TABLAS DE SECCIONES TIPO.


Para determinar el tipo de sección necesaria en pavimentos de Euroadoquines,
de forma abreviada, se utiliza una tabla de doble entrada, con los siguientes datos:

1. En primer lugar debemos conocer el tipo de explanada sobre la que se


colocará el resto del pavimento (base, subbase, capa de arena y Euroadoquines).

Según la Instrucción 6.1 y 2 IC sobre secciones de firmes (1989) se definen tres


Categorías de Explanadas establecidas principalmente por su índice CBR
mínimo, aunque no sólo por él, sino por la clasificación del suelo. Los límites CBR
son los Siguientes:

E1..........5 £ CBR <


10
E2..........10 £ CBR
< 20
E3..........20 £ CBR

Si el terreno natural no posee las condiciones resistentes mínimas exigibles, es


decir, un índice CBR inferior a 5, es preciso efectuar un tratamiento especial de
mejora del mismo, que puede ser entre otros: sustitución de suelos o
estabilización con cemento.

2. En segundo lugar debemos conocer el uso de la vía, que de acuerdo con la


tabla siguiente pertenecerá a una determinada clase: C0, C1, C2, C3, C4, (para
tráfico pesado en vías urbanas se toman clases C0 y C1).

CÓDIGO CÓDIGODESCRIPCIÓN DE
AMERICANO
ESPAÑOL USO
Áreas
peatonales,
calles
H C4 residenciales,
aparcamientos
de vehículos
ligeros...
Calles
comerciales de
C3
poca actividad
(15 v.p.d.).
A
Calles
comerciales de
C2
gran actividad
(15 a 24 v.p.d.).
Arterias
B C1 principales (25 a
49 v.p.d.).
Arterias
principales de
gran afluencia de
tráfico, paradas
C C0
de autobuses,
estaciones de
servicio, (50 a
149 v.p.d.).

Arterias
principales con
afluencia entre
150 y 499 v.p.d.
forjados de
D zonas
industriales con
cargas medias,
terminales de
camiones
pesados...
Zonas
industriales muy
E
pesadas (500 a
1500 v.p.d).
Donde: v.p.d.: Vehículos pesados por
día
El desarrollo de este método se puede encontrar en el capítulo 5 de este Manual,
en el apartado 5.3. Con los mismos datos entramos en la tabla Secciones Tipo
para calzadas rígidas en el caso de que se justifique el empleo de bases rígidas
de hormigón H-175, o en el supuesto en que tengamos que colocar los
Euroadoquines sobre una base preexistente de este material.
ANEXO C. CÁLCULO DE SECCIONES EN ZONAS PORTUARIAS, INDUSTRIALES Y
AEROPUERTOS.

A. ZONAS PORTUARIAS
1.- ÁMBITO DE APLICACIÓN.
Las presentes recomendaciones tienen como ámbito de aplicación
el Proyecto y Construcción de Firmes y Pavimentos Portuarios
cualquiera que sea su tipo o destino. Dentro de ellos se incluyen
todas las superficies que han de soportar tráfico de rodadura no
restringida, ya sean públicas o privadas, o instalaciones industriales
específicas. En cualquier caso, debemos señalar que estas
recomendaciones genéricas sobre el Cálculo de Pavimentos de
Euroadoquines en Zonas Portuarias pueden ser ampliadas en
"ROM 4.1.-94. Proyecto y Construcción de Pavimentos Portuarios."
Puertos del Estado. Ministerio de Obras Públicas, Transportes y
Medio Ambiente.

2.- METODOLOGÍA.
El procedimiento a seguir para dimensionar el firme consta de las siguientes etapas:
- Determinació
n de uso de la zona
en la que se está
proyectando el firme
y tipo de actividad. -
Caracterización de
las cargas e
intensidades de uso.
- Establecimie
nto de las categorías
de tráfico. -
Caracterización de la
explanada.

3.- DETERMINACIÓN DE USOS DE LAS SUPERFICIES TERRESTRES


PORTUARIAS.
A efectos de su pavimentación, las diferentes zonas que se pueden distinguir en un puerto se
pueden clasificar atendiendo al uso que se vaya a hacer de las mismas y/o al tipo de actividad al
que vayan a ser destinadas.

Así, atendiendo al uso podemos distinguir cinco zonas:

- Uso Comercial.
Incluye todas las áreas destinadas a
efectuar intercambios entre los modos de
transporte marítimo y terrestre,
manipulación y almacenamiento de
mercancías y cuyo fin primordial es el
comercio ya sea nacional o internacional.

- Uso Militar.
Relacionado directamente con buques de
uso militar, donde es de destacar la
existencia de algunas acciones
especialmente agresivas.

- Uso Pesquero.
Relacionado directamente con la actividad pesquera, incluyendo las zonas de paso de pesca, de
abastecimiento y atraque de embarcaciones.

- Uso Deportivo.
Comprende todas aquellas instalaciones en las que se realizan actividades específicas de deporte
y recreo, incluyendo los complejos naútico-residenciales, embarcaderos deportivos, puertos e
islas.

- Uso Industrial.
Aquel que es característico de una industria o zona industrial (refinerías, astilleros, siderugias.)

4.- CARACTERIZACIÓN DE LAS CARGAS E INTENSIDADES DE USO.


Una vez establecidos los distintos usos para cada zona portuaria, en primer lugar se han de
clasificar las cargas por sus efectos sobre los firmes, estableciéndose, en cada caso, una Carga
de Cálculo. En segundo lugar, se analizan las Intensidades de Uso que van a desarrollarse en
cada superficie durante la vida útil del pavimento.

El objetivo de esto es establecer un parámetro de dimensionamiento, que son las Categorías de


Tráfico, combinando la Caracterización de las cargas y las Intensidades de uso.

4.1.- CARACTERIZACIÓN DE LAS CARGAS.


Las cargas de cálculo se clasifican como Bajas, Medias o Altas para las distintas situaciones
posibles (Tabla a 1.). En este apartado se dan unas recomendaciones generales de cargas para
cada tipo de actividad incluida dentro de los diferentes usos.
No obstante, para un cálculo detallado de los valores de cargas de
cálculo recomendamos remitirse al "ROM 4.1.-94. Proyecto y
Construcción de Pavimentos Portuarios." Puertos del Estado.
Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente.

4.2.- INTENSIDADES DE USO.


Las intensidades de uso se clasifican como Reducidas,
Medias o Elevadas para las distintas situaciones posibles.
Salvo que se dispongan de datos concretos y específicos, (en cuyo
caso se recomienda remitirse a "ROM 4.1.-94.
Proyecto y Construcción de Pavimentos Portuarios." Puertos del
Estado. Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente), en aquellos casos más
generales en que no se dispone de todos los datos, se aconseja efectuar el dimensionamiento con
una intensidad de uso Media, para cualquier situación, excepto cuando el proyectista prevea la
existencia de una gran afluencia de tráfico en la zona, en cuyo caso los cálculos se efectuarán con
una intensidad de uso Elevada. Como se podrá observar con posterioridad (ver apartado 5), este
matiz diferenciador de intensidades de uso sólo afectará en el caso de cargas bajas.

Intensidades de uso Reducidas no son recomendables, salvo en el caso de disponer de datos


específicos que lo aconsejen.
ANEXO C. CÁLCULO DE SECCIONES EN ZONAS PORTUARIAS,
INDUSTRIALES Y AEROPUERTOS.

5.- CATEGORÍAS DE TRÁFICO.


En este apartado, se definen unas Categorías de Tráfico en función de la carga
de cálculo y de las intensidades de uso de las superficie considerada.

Las Categorías de Tráfico serán:

TIPO DE CATEGORÍA
DE
TRÁFICO TRÁFICO
Muy A
pesado
Pesado B
Ligero C
Medio D
Debemos aclarar que estas Categorías de Tráfico son válidas exclusivamente
para la zonas portuarias y no son extrapolables a otras zonas como las urbanas
ya planteadas con anterioridad.

En la Tabla A.2., se especifican las Categorías de Tráfico para zonas portuarias,


exceptuando los viales de acceso y las zonas complementarias de circulación.

Tabla 2. Categorías de tráfico


Carga de
Intensidad de
Baja Cálculo Alta
uso
Media
Reducida D C B
Media D B A
Elevada C B A
6.- CARACTERIZACIÓN DE LA EXPLANADA.

Al igual que en el apartado 5.3.2.2. "Datos para el Cálculo", se definen


tres categorías de explanadas establecidas en función del índice
CBR. Así, tenemos:

TIPO DE INDICE
EXPLANADA CBR
5<
E1 CBR
<10
10 <
E2 CBR <
20
E3 20CBR <
7.- CATÁLOGO DE "SECCIONES TIPO".
En este apartado, se definen unas Secciones Tipo en función de los Usos y/o
Actividades que el proyectista contemple y de las Categorías de Tráfico.

Por otro lado, en este catálogo se han distinguido entre varios materiales para la
Base y se adopta un material granular para la Subbase (zahorra natural). Es
importante señalar que la
Caracterización de la Explanada influye sólo en los casos de Tráfico C y D,
mientras que los casos A y B las secciones tipo son independientes de ella.

-USO COMERCIAL:
a) "Zonas de operación"
b) "Almacenamiento de Mercancía General"
c) "Estacionamiento de Semirremolques"

-USO MILITAR:
a) "Zonas de operación"
b) "Almacenamiento de Mercancía General"

-USO PESQUERO:
a) "Zonas de operación, clasificación, preparación y venta "
b) "Zonas complementarias, estacionamiento"
-USO DEPORTIVO:
a) "Zonas de operación o varada"
b) "Zonas complementarias, estacionamiento"

-USO INDUSTRIAL:
a) "Zonas de operación"
b) "Zonas de almacenamiento"
ANEXO C. CÁLCULO DE SECCIONES EN ZONAS PORTUARIAS,
INDUSTRIALES Y AEROPUERTOS.

B.- ZONAS INDUSTRIALES.

Para proceder al dimensionamiento de los firmes de


Euroadoquines ubicados en áreas destinadas al uso
industrial, basta seguir el procedimiento indicado en el
apartado D (Zonas Portuarias) para el caso de Uso
Industrial. Procedimiento que esquemáticamente podría
resumirse así:

- Determinación del tipo de actividad en la zona ( zonas de


operación o zonas de almacenamiento ).

- Caracterización de las cargas e intensidades de uso.

- Establecimiento de las categorías de tráfico.

- Caracterización de la explanada. Realizado esto,


bastaría entrar en el Catálogo de Secciones Tipo y
obtendríamos los espesores recomendados para cada
estrato del firme. C.- AEROPUERTOS.

La aplicación de pavimentos de Euroadoquines en aeropuertos, está


especialmente indicada para las áreas de estacionamiento de aviones delante de
los hangares, para las áreas de aprovisionamiento y para las pistas de rodadura
en las que el avión se encamina a descargar pasajeros y/o equipaje, tras aterrizar,
o donde se incorpora a la pista de despegue. En estas áreas, se han de destacar
las enormes cargas a resistir, los vertidos contínuos de lubricantes y combustibles
y/o los grandes esfuerzos que se producirán debido al giro de los aviones, por
todo ello son como ya señalamos, los lugares idóneos para la instalación de
pavimentos de Euroadoquines.

Así, cuando el estado de la superficie del pavimento existente es inaceptable,


y es preciso proceder a su rehabilitación tenemos tres alternativas: 1.-
Aplicar una capa de hormigón sobre la superficie existente, convenientemente
preparada.

2.- La aplicación de lechada bituminosa, lechada de cemento y base epoxi.

3.- Colocación de Euroadoquines Prefabricados de Hormigón (Figura 4.).


Decantarse por esta última alternativa tiene considerables ventajas.como son:
1.- Gran durabilidad y resistencia mecánica elevada.
Los Euroadoquines están fabricados respondiendo a altos requerimientos en
cuanto a calidad, con resistencias características a los 28 días que superan los 50
N/mm2.
2.- Estabilidad Superficial.
Los Euroadoquines proporcionan una
superficie fuerte y duradera capaz de
resistir las presiones de las llantas y las
fuerzas de torsión de las ruedas. Los
Euroadoquines están achaflanados en
todos sus bordes y, consecuentemente la
incidencia del desgajamiento es
reducida.

3. Buenas características de
RetracciónDilatación por variación de
Temperatura.

4.- Buen comportamiento ante la


fricción.
Propiedad muy importante en las áreas
de abastecimiento.

5.- Resistencia a los vertidos de lubricantes y combustibles.

6.- Inalterabilidad a la exposición de temperaturas altas, como las del chorro de


los motores.

7.- Facilidad de reutilización.

Los Euroadoquines pueden ser fácilmente levantados para introducir nuevas


conducciones, y rápidamente pueden ser de nuevo aptos para su uso,
inmediatamente después de su colocación.

Como ejemplo práctico, en la rehabilitación del área de estacionamiento del


Aeropuerto de Caymans se ha procedido a realizar un corte de 20 cm de
profundidad en el pavimento existente, se ha colocado un borde de confinamiento
a lo largo de todo el perímetro, para posteriormente esparcir una arena fina en un
espesor de 4 cm y colocar sobre ella adoquines de 8 cm de espesor. Finalmente
se ha vibrado, se ha esparcido la arena de sellado volviendo a compactar y una
vez eliminado el exceso de arena se ha pasado un rodillo metálico que garantiza
el trabajo solidario de las piezas.

La renovación del pavimento en la forma descrita consigue ahorros importantes


del orden de un 70 % del coste de un nuevo pavimento.

La sección propuesta (caso de rehabilitación de un pavimento), es el caso más


común en las zonas aeroportuarias. Así, sobre la base de hormigón magro y el
pavimento de hormigón ya existentes, se procede a esparcir una arena
convenientemente graduada en un espesor de 3-5 cm, se colocan los adoquines
(8-10 cm de espesor), para finalmente esparcir la arena de sellado en el espacio
libre entre juntas.
ANEXO D. EJECUCIÓN DE LOS PAVIMENTOS DE EUROADOQUINES
(RESUMEN)

Tal y como se ha explicado en el este Manual, la construcción de un pavimento


de Euroadoquines puede subdividirse en las siguientes operaciones:

A.- Planificación del trabajo.


B.- Preparación de la explanada.
C.- Extensión y compactación de la subbase.
D.- Extensión y compactación de la base.
E.- Ejecución de los bordes de confinamiento.
F.- Extensión y nivelación de la capa de arena.
G.- Colocación de los Euroadoquines.
H.- Vibrado del pavimento.
I.- Sellado de la capa de arena.
Las cuatro primeras operaciones son generales para cualquier tipo de firme
flexible, mientras que las restantes son específicas para los pavimentos de
adoquines tal y como se explica, brevemente, a continuación.

A.-PLANIFICACIÓN DEL TRABAJO.


Antes de proceder a la ejecución del firme propiamente dicho, se deben localizar
los servicios urbanos de la zona para que no resulten afectados por las obras.

B.- PREPARACION DE LA EXPLANADA.


Asegurar que se mantiene seca y bien drenada, compactándola de forma que
garantice la capacidad portante exigida en el proyecto (véase capítulo 6, apartado
6.3).

C.-EXTENSIÓN Y COMPACTACIÓN DE LA SUBBASE.


Una vez compactada la explanada, se procederá a la extensión de la subbase en
tongadas de espesor lo
suficientemente reducido
para que se obtenga el
grado de compactación
exigido (que se alcanza
cuando la densidad sea
como mínimo mayor o
igual a la que corresponda
al 95% de la máxima
obtenida en el ensayo
Proctor modificado).

D.- EXTENSIÓN Y
COMPACTACIÓN
DE LA BASE.
La extensión y
compactación de las bases
granulares de zahorra
artificial se realiza, en términos generales, de forma análoga a la subbase
granular, pero con un grado de compactación mayor, que debe alcanzar como
mínimo el 98% del ensayo Proctor modificado, en el caso de que el tráfico previsto
sea ligero (categorías C1,C2,C3 y C4), y el 100% para tráfico pesado (Categoría
C0).

Tras la compactación y ajuste es prudente proceder al sellado de la base, con una


ligera aplicación de betún curado rápido o una emulsión bituminosa.

En el caso de bases de hormigón magro, su puesta en obra es análoga a la del


hormigón vibrado en pavimentos rígidos.

La preparación de la base deberá extenderse hasta los bordes de confinamiento.

El espesor de la base compactada bajo los bordes de confinamiento no debe ser


menor de 10 cm.

Las tolerancias en la superficie acabada quedan reflejadas tanto para la


explanada, la base y la subbase en el capítulo 6, Tabla 6.2. En cualquier caso es
imprescindible asegurar antes de esparcir la arena, que la base cumple con las
especificaciones establecidas tanto en el acabado de la superficie como en lo que
respecta a su superficie (tal y como se detalla más ampliamente en este Manual).

E.- LA EJECUCIÓN DE LOS BORDES DE CONFINAMIENTO.


Debe realizarse antes de proceder a la colocación de los Euroadoquines y tiene
como función, contener el empuje hacia el exterior que produce el pavimento
además de evitar que la arena que constituye el lecho pueda dispersarse.

El borde de confinamiento debe apoyarse como mínimo 15 cm por debajo del nivel
inferior de los Euroadoquines, para poder garantizar la fijación deseada (Figura
6.2).
F.- LA EXTENSIÓN Y NIVELACIÓN DE LA CAPA DE ARENA.
Tiene como objetivo conseguir una capa uniforme en cuanto a
comportamiento y espesor (entre 3 y 5 cm) que nunca debería de
variar para acomodarse a las irregularidades existentes en la
superficie de acabado de la base.

Tal y como se ha comentado en este Manual, aún cuando se este


hablando de arena, su granulometría corresponde realmente a un
árido más grueso.

Idealmente para finalizar la compactación, la arena debe tener un


contenido de humedad entre un 6% y un 8%.

G.- LA COLOCACIÓN DE LOS EUROADOQUINES.


Puede realizarse mecánica o manualmente y dependerá de
factores económicos, del tiempo disponible para completar el
trabajo y del tamaño y disposición del lugar de trabajo (Figura 6.5).

En la colocación manual y si los Euroadoquines carecen de


muescas distanciadoras (espaciador o distanciador), éstos
deberán ser colocados con un orden y con un interespacio
aproximado de 2 a 3 mm, no forzando nunca la colocación de un
adoquín entre los colocados.
No se debe someter a carga el pavimento antes de su
compactación y del sellado completo de las juntas. Si la
colocación es mecanizada los Euroadoquines deben ser
preparados, en el momento de su manufactura, para obtener el
modelo de disposición en planta solicitado.Cada Euroadoquín es
fabricado con salientes (espaciadores o separadores) en cada
una de sus caras laterales, para asegurar que durante la
colocación mecánica del pavimento es posible mantener un
espesor de juntas adecuado (3 mm ± 1 mm ).

H. I.- VIBRADO DEL PAVIMENTO Y SELLADO CON ARENA.


Después de que los Euroadoquines han sido colocados en una
zona que debe ser utilizada, o cuando se vaya a suspender el
trabajo, es necesario llevar a cabo la compactación de la
superficie construida, que normalmente se desarrolla en dos
ciclos. El primer ciclo compacta los Euroadoquines en la capa de
arena con las juntas entre ellos medio rellenas. Posteriormente
cuando las juntas son selladas completamente con arena se
aplica un nuevo ciclo de compactación hasta llevar el pavimento
a su estado final
(Figura 6.9).

En la compactación de superficies con inclinación se recomienda


que ésta se realice en sentido transversal de la pendiente y en
sentido ascendente.

El completo sellado de las juntas (Figura 6.10) es indispensable y


requiere extender sobre la superficie una arena fina y seca en el
momento de la colocación. Idealmente esta arena debe ser
barrida dentro de las juntas, para que de este modo la arena se
introduzca en los espacios dejados entre los Euroadoquines, a la
vez que se hace un vibrado final que asegure el mejor llenado de
las juntas. La arena sobrante sobre el pavimento debe retirarse
mediante un barrido, no por lavado por agua.
ANEXO C. CÁLCULO DE SECCIONES EN ZONAS PORTUARIAS,
INDUSTRIALES Y AEROPUERTOS.

7.- CATÁLOGO DE "SECCIONES TIPO".

d) USO DEPORTIVO
TABLA 3. "ZONAS DE OPERACIÓN O VARADA/ ZONAS
COMPLEMENTARIAS, ESTACIONAMIENTO"
d) USO INDUSTRIAL

TABLA 3. "ZONAS DE OPERACIÓN/ ZONAS DE


ALMACENAMIENTO"

También podría gustarte