Está en la página 1de 7

CONSECUENCIAS DEL CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO.

Las estadísticas de la sobrepoblación nos muestran que este fenómeno está


estrechamente relacionado con los niveles de pobreza que tengan las sociedades
y al estar en grupos más densos, éstos se vuelven más vulnerables a problemas
de salud que incluso pueden tener un mayor impacto en el mundo.

Es del interés de todos reducir la pobreza pero en sociedades donde el número de


habitantes es muy grande, las oportunidades de trabajo y educación se reducen y
en algunos casos es más complicado repartir adecuadamente los recursos.
Cuando esto continua de la misma forma se crea un ciclo difícil de romper donde
la pobreza aumenta al mismo ritmo que lo hace la población y se empiezan a ver
otros problemas como una diferencia más marcada entre clases sociales.

Con más personas consumiendo cosas es normal que los recursos con los que
cuenta el planeta se acaben más rápido. Los humanos tienen necesidades
básicas que no pueden ignorar pero en un mundo con tantas personas temas
como la escasez del agua, de los alimentos o incluso hasta del espacio empiezan
a preocupar más a todos.

Las ciudades y los pueblos crecen de igual forma que lo hace el número de
personas ya que cada quien necesita un techo para vivir. El problema se presenta
cuando se afecta a la naturaleza y los ecosistemas porque las zonas urbanas se
expanden por encima de todo y la mayoría de las veces, sin cuidar el hábitat de
los animales o las plantas que estaban ahí desde el principio.

La contaminación crece a la misma proporción que la población ya que al no tener


conciencia de esto, hay más basura en las calles, se producen más emisiones de
dióxido de carbono y esto deriva en problemas igual de graves como el
calentamiento global y el daño a la capa de ozono.

Referencia e- gráfica: https://elmundoinfinito.com/causas-consecuencias-


crecimiento-poblacional/
Hay varias consecuencias del crecimiento demográfico:

 Agotamiento de los recursos naturales: el principal efecto de la


superpoblación es el consumo desigual y desmedido de recursos. El
planeta tiene una capacidad limitada de generación de materia prima y
cada año el déficit de recursos naturales – consumo de estos recursos a un
ritmo más rápido del que el planeta es capaz de generarlos- llega más
temprano. Como consecuencia, en los países en desarrollo, la
sobrepoblación ejerce una presión desmedida por el control de los
recursos. Los conflictos territoriales por el abastecimiento de agua están
derivando en muchos casos en tensiones geopolíticas que podrían dar
lugar a guerras.

 Degradación del medioambiente: el consumo desmedido de los recursos


naturales así como el crecimiento de la producción de energía procedente
del carbón, el petróleo y el gas natural (combustibles fósiles) está teniendo
un impacto negativo sobre el plantea. Por un lado, consecuencias como la
deforestación y desertización, desaparición de especies animales y
vegetales, cambios en el ciclo de agua… a lo que se une la consecuencia
más directa de la emisión de grandes cantidades de gases de efecto
invernadero, el calentamiento global.

 Aumento del desempleo: por otro lado, una alta oferta de trabajadores para
una demanda limitada de puestos de trabajo parece destinada a
desembocar en una alta tasa de desempleo. Esto, a su vez, puede provocar
un aumento de la criminalidad y revueltas sociales.

 Aumento del coste de la vida: todo lo anterior en conjunto supondría, en


último lugar, un aumento del coste de la vida en la mayoría de países:
pocos recursos, escasez de agua, acumulación de mucha gente en un
espacio limitado y falta de dinero provoca una aumento en el coste de la
vida donde sólo un porcentaje de la población podrá cubrir todas sus
necesidades.
 Avances tecnológicos: en el aspecto positivo, la alta concentración de gente
en entornos urbanos trae también consigo la investigación y el desarrollo
que busca soluciones a las demandas de las personas, como por ejemplo
la popularización de las tecnologías de la comunicación, la generación,
recolección y aprovechamiento de datos a gran escala –Big Data- con fines
sostenibles, la aparición de las ciudades inteligentes o Smart Cities
adaptadas para garantizar unas buenas condiciones de vida para su
creciente número de habitantes.

 La superpoblación es, por lo tanto, uno de los mayores desafíos a los que
ya se enfrenta la humanidad y que amenaza el futuro más próximo de todo
el planeta en términos económicos, ambientales y sociales.

Referencia e- gráfica: https://www.sostenibilidad.com/desarrollo-sostenible/causas-


consecuencias-sobrepoblacion/

El concepto de “excedente de población” parte del supuesto de que existe una


relación negativa entre el crecimiento económico y el crecimiento demográfico; en
otras palabras, consideran a la población como un freno para el desarrollo.
Durante la década de los sesenta esa relación entre población y desarrollo toma
auge a raíz de las acciones del control natal liderado por los Estados Unidos. La
idea más difundida es que los problemas de pobreza de un país se resuelven con
la disminución del crecimiento demográfico. El embate ideológico que surge de
ese enfoque se resume en la famosa frase del entonces presidente de los Estados
Unidos que decía que “cinco dólares en control de la natalidad rinden más que
cien en desarrollo” (Fucaraccio, 1994: 73). Fucaraccio realiza un excelente trabajo
en el cual examina los autores clásicos y los distintos enfoques que han dado al
tema y su relación con el entorno económico-social y político donde producían su
conocimiento. El señala que, en los últimos veinte años, en el continuo desarrollo
de la polémica, se han enfatizado aspectos parciales de ese pensamiento,
olvidándose la realidad concreta para la que se formuló (Fucaraccio, 1994:73). Es
allí que interesa detenerse el presente artículo, ya que la postura de Peter Singer
está impregnada de esa polémica. La relación entre la población y el desarrollo se
ha enfocado tradicionalmente como “determinantes y consecuencias” (un ejemplo
de este enfoque, que tuvo amplia repercusión, fue el trabajo de Naciones Unidas,
1978). Los determinantes se consideran los factores que “explican” el
comportamiento de la fecundidad, mortalidad y migración; y, en las consecuente
POBREZA, CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO Y CONTROL DE LA NATALIDAD,
se estudia cómo afectan a las variables económicas y sociales el tamaño y el
crecimiento demográfico, la estructura por edad, entre otros. Algunas de esas
preguntas tienen que ver en con la influencia del crecimiento de la población en el
ahorro, la inversión, la ocupación. Sin embargo, como señala Fucaraccio, hasta
hoy no se han logrado conclusiones firmes y por el contrario, se han realizado
sólidas críticas a ese argumento sobre el efecto negativo del crecimiento de la
población sobre el ahorro y la inversión.

Referencia Bibliográfica: La pobreza, el crecimiento demográfico y el control de la natalidad.


Una crítica a la perspectiva ética de Peter Singer sobre la relación entre ricos y pobres (Dalia Elena
Romero)

CRECIMIENTO DEMOGRAFICO EN GUATEMALA

Los nuevos nacidos, nuestros hijos, requieren, además de una familia que los
acoja con amor, una serie de bienes y servicios, tanto privados como públicos, que
cada día serán más difíciles y caros de obtener por parte de sus progenitores. En
economía hay un principio fundamental, que hay que entender aquí: los recursos
son limitados. Cuestiones preocupantes como la sobrepoblación, la invasión de
territorios, el deterioro y agotamiento de los suelos y del agua, el aumento de la
delincuencia, el colapso de las carreteras y caminos, etc. tiene su origen, entre
otros factores, en un elevadísimo crecimiento demográfico y una excesiva tasa de
natalidad. Este es un asunto que cada día se complica más y más.

Pero bien, de nada sirve hablar de los problemas, si no pensamos en alguna


solución o mitigación del mismo. Y solamente veo un camino para cambiar de
rumbo: Una política pública educativa inmediata, fuertísima y a gran escala (para
padres e hijos y todos los sectores) que tenga por objetivo de que “consciente y
voluntariamente” los ciudadanos planifiquemos de manera racional nuestras
familias.

Insisto en que debe ser una política pública educativa (desde luego con
participación del sector privado, demás ciudadanos y dentro del seno de la familia,
base de la sociedad) que promueva la planificación familiar como una prioridad en
su agenda. Un plan de nación. Desechado cualquier intento por controlar la
población a través de la ley, como sabemos lo hace China. Descartando
totalmente el aborto y la esterilización programada y obligatoria. Estamos
hablando aquí de un proyecto integral de información, educación y convencimiento
a la población de que no podemos seguir llenándonos de hijos, como si fueran
mascotas. Porque no los son, son nuestros hijos, que requieren mucho amor,
mucha atención y mucha formación. Debe ser una política educativa para
adolescentes, jóvenes y adultos, que los empodere y les abra la conciencia. Que
no se pueden ir dejando hijos tirados por la vida, que hay que asumir
responsabilidades, que si no tenemos los suficientes recursos económicos, no
podemos pretender tener una marimbilla de críos, ¡que sufrirán en la vida y
mucho! Vamos, en el balance está la paz.

Sé muy bien que una política pública como ésta puede encontrar una férrea
oposición de sectores religiosos fanáticos y de organizaciones que lucran con la
pobreza, del comerciante de servicios para infantes y de hasta alguna rama de la
industria que fabrique bienes para bebés. Pero el beneficio obtenido si se logran
los objetivos, ayudaría inmensamente a la población en tener un mucho mejor
nivel de vida y de bienestar. El mismo Estado podría tener la magnífica
oportunidad de reencausar su presupuesto en acciones preventivas (educación y
evitar embarazos no deseados por ejemplo) y no tener luego que gastar
exagerados recursos en salud curativa para muchas más personas y también
gastar millones de quetzales en cuestiones de seguridad, cuando en un pueblo o
ciudad, se desborde la delincuencia. Todo eso se puede evitar. Un balanceado
crecimiento demográfico es una formidable herramienta para el desarrollo de una
nación.
REFERNCIA E- GRÁFICA: TAGS:crecimiento, demográfico, familiar, guatemala, hijos, planificación

Noticia

Guatemala tiene de las tasas más altas de


crecimiento poblacional de A.Latina
Guatemala, 18 jun.- La tasa de crecimiento poblacional de Guatemala es de un 2,4
% anual, una de las más altas de América Latina, según el informe nacional de la
Encuesta Mundial de Avances del Programa de Acción de la Conferencia
Internacional de Población y Desarrollo, divulgado este martes.

Mientras que en el 2000 Guatemala tenía 11 millones de habitantes, en el 2013


aumentó a 15 millones y para el 2050 se estima que habrán 27 millones, señala el
documento presentado en el Palacio Nacional de la Cultura, por una funcionaria
del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y la titular de la Secretaría
de Planificación y Programación de la Presidencia, Ekaterina Parilla.
Detalla que el 69 % de la población es menor de 30 años y que del total de
habitantes, 6 millones son indígenas.

La encuesta también indica que Guatemala tiene un 3,4 % de su población con


capacidades diferentes y que la pobreza afecta al 53,7 %.

Añade que el 55 % de los habitantes está en edad de trabajar y la cifra aumentará


al 68 % para el 2050.

Sin embargo, destaca que la calidad del empleo al que acceden los jóvenes es
"precaria" y que 4 de cada 10 no cubren sus necesidades básicas con lo que
gana, menos de la mitad tiene estabilidad laboral y solo 1 de cada 4 tiene un
trabajo formal.

En el país centroamericano 3,9 millones de mujeres están en edad reproductiva y


de ellas el 54,1 % utiliza algún método de planificación familiar.

Aunque la tasa de fecundidad a nivel general es del 3,6 %, continúa siendo una de
las más alta de América Latina, sostiene.

La cifra aumenta al 4,5 % en mujeres indígenas y a 5,2 % en las féminas que no


tienen educación, anota.

Según el informe, Guatemala logró reducir de 153 a 140 las defunciones por cada
100.000 niños nacidos vivos, pero esa tasa también es una de las más altas del
continente americano.

La encuesta apunta que la ciudad de Guatemala concentra los servicios públicos y


privados, así como las actividades económicas mejor remuneradas y que de más
de 1,2 millones de inmigrantes internos, el 52 % son mujeres.

Además, señala que 1,6 millones de guatemaltecos viven fuera del país, la
mayoría de ellos en Estados Unidos, y que de ellos 1,4 millones envían remesas
con las que beneficiar a 4,5 millones de personas.
El informe resalta que Guatemala es uno de los países que reflejan mayores
casos de muertes violentas en la región, con 708 casos en 2012, mientras que en
2011 la violencia intrafamiliar afecto a 30.578 féminas.

Agrega que el derecho a la educación de niñas, adolescentes y mujeres es


todavía un desafío en el país, ya que en 2011, 3 de cada 10 mayores de 14 años y
1 de cada 10 de entre 15 y 24 años no sabía leer ni escribir.

Durante la presentación del informe en el Palacio Nacional de la Cultura, la titular


de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia, Ekaterina
Parilla, explicó que para la encuesta fueron consultadas 35 instituciones de
gobierno y 72 de la sociedad civil.

La funcionaria destacó que desde que en 1994 un total de 179 países se


comprometieron a la equidad, el acceso universal a la salud y derechos
reproductivos, en Guatemala ha habido avances.

Las mujeres, manifestó, ejercen en el país su derecho a una maternidad libre y


voluntaria.

Por su parte, Leonor Calderón, del Fondo de Población de las Naciones Unidas,
dijo que Guatemala es un país que tiene una ruta establecida para mejorar los
derechos de su población y que ha realizado avances sustantivos con los
compromisos adquiridos en la Conferencia de El Cairo en 1994.

Entre ellos mencionó el pacto de Hambre Cero que impulsa el Gobierno con el fin
de reducir en un 10 por ciento la desnutrición que afecta al 49 por ciento de los
niños menores de 5 años.